Está en la página 1de 3

Sola Fide

Sola Fide (latín. Solo Fe – Solo por la Fe)

Es la tercera de las cinco solas: Es la enseñanza que la salvación


(absolutamente Gracia Divina) se recibe por medio de la Fe en el interior del
hombre, es decir, vino a la humanidad por gracia, y el individuo la recibe
personalmente a través de la fe en la salvación.

Entendemos La Fe en la salvación, como el creer y aceptar el sacrificio de


Cristo, siendo este único y suficiente medio por el cual somos redimidos.

Puesto que la biblia declara al ser humano como destituido de la gloria de


Dios y que ha recibido salvación por medio solo de la Gracia manifestada en
la cruz. Entonces no puede el hombre ser partícipe de esta gracia intentando
cumplir vanamente la Ley de Dios, sino solamente depositando su confianza
en el sacrificio realizado.

Sola Fide también declara que toda intención del hombre por agradar a Dios
que no tenga relación con Cristo es vana, puesto que el hombre sin Cristo se
encuentra desagradando a Dios por naturaleza.

Nace de las siguientes preguntas:

¿Por qué hacer Dios un sacrificio, si el hombre supuestamente puede


alcanzar su salvación a través de las buenas obras?

¿Considerando Sola Scriptura, que dice la Biblia?

Sola Fide Excluye cualquier enseñanza que niegue que el hombre recibe la
salvación solo por la Fe, y que declare que el cielo puede obtenerse también
por la realización de obras de caridad o cumplimiento de los sacramentos.
La visión de la Iglesia Católica Romana: La Iglesia Romana, enseña que la fe
no es suficiente para salvar al hombre, sino que son necesarias en igual
manera las obras para ir al cielo. Un hombre con fe que no obra no puede ser
salvo.

La visión de la Iglesia Evangélica o protestante: La Iglesia Evangélica enseña


que la Fe sola, es el único medio por el cual el hombre recibe su salvación,
solo por creer en lo profundo de su ser en el sacrificio de Cristo puede ir al
cielo. Las obras vienen a ser los frutos de la nueva vida, de la nueva
naturaleza, y aunque tienen galardones, no presentan ninguna justificación
para el pecado. Aunque las obras no nos salvan, el cristiano se ocupa de las
obras para vivir y predicar su salvación. Un hombre con fe que no obra no es
salvo.

La identidad de la Iglesia Evangélica es


predicar que solo la Fe es el medio por el
cual el hombre recibe su salvación, sin la
necesidad del cumplimiento de ritos,
ceremonias o buenas obras.

Versículos Bíblicos:
Habacuc 2:4
Génesis 15:6 Juan 7:38-39
Romanos 4:9-16 Gálatas 3:2
Hebreos 11:4 Efesios 1:13
Hebreos 11:5 Efesios 3:17
Hebreos 11:7 1 Pedro 1:5
Romanos 1:16-17 Efesios 3:12
1 Corintios 1:21 Hebreos 10:22
Filipenses 3:8-9 Hechos 26:17-18
Efesios 2:8-9 Gálatas 2:20
Romanos 3:27-28 Juan 3:16
Romanos 4:1-8 Juan 5:24
Salmos 32:1-2 Juan 6:40
Romanos 9:30-32 Juan 11:25-27
Gálatas 3:10-14
Deuteronomio 27:26
Juan 3:14-16
Romanos 10:9-10
Juan 8:24
Hechos 8:37
Hechos 13:38-39
Romanos 3:21-26
Romanos 4:24
2 Corintios 4:13-14
Gálatas 3:22
Romanos 10:4
Hechos 15:7-9
Romanos 3:29-30
Colosenses 1:21-23
Hebreos 3:14
Hebreos 6:11-12
Santiago 2:14
Romanos 5:1-2
Gálatas 2:15-16
Gálatas 5:5
Lucas 7:48-50
Hechos 10:43
Juan 1:12
Gálatas 3:26