Está en la página 1de 3

1960 La Ley de la Reforma Agraria fue

promulgada el 5 de Marzo durante la


presidencia de Rómulo Betancourt. Este
documento fue producto de un consenso
nacional, en donde participaron sectores
como la Iglesia y el Partido Comunista de
Venezuela, entre otros. Se perseguía una
meta en común: la equitativa distribución
de las tierras.
1960 Estableció normas para que el
campesino se le otorgara créditos, asistencia
técnica y una buena organización del
mercado de los productos agrícolas. No tolera
la ocupación violenta de la tierra sino por
métodos pacíficos ajustados a normas
jurídicas. El estado es obligado a estimular,
apoyar y respaldar a quienes se hayan
dedicado al trabajo del campo.

1960 Venezuela tenía el mayor


ingreso per cápita de la América
Latina, pero también la tercera parte
de la población viviendo en ranchos,
con un ingreso familiar bajísimo y
produciendo apenas lo necesario
para una precaria subsistencia. La
Ley se puso en ejecución con una
partida de dos mil quinientos millones
de bolívares destinada a la dotación
de tierras, escuelas rurales, sanidad
rural, caminos vecinales,
electrificación del campo y formación
de técnicos agrarios, durante los
primeros cuatro años.
1982 Ley Orgánica de Tribunales y
Procedimientos Agrarios, publicada en la
Gaceta Oficial de la República de Venezuela
N 3.015 Extraordinaria.

1999 se reforzaron todas las leyes con la


nueva Constitución.

2000 el uso de la tierra abarcaba unas


31.238.155 Hectáreas, es decir, el 34,1% de
la superficie del territorio nacional.

2001 se publica la ley de Tierras y Desarrollo


agrario, establecía las bases del desarrollo
rural integral y sustentable, se distribuyo 2
millones de hectáreas de propiedad del
Estado que han beneficiado a 100.000
familias campesinas.
2004 el gobernador del estado de Monagas,
José Gregorio Briseño, decretó la intervención
de todas las tierras ociosas en su territorio,
afectando a unas 50.000 hectáreas, de las
cuales, 45.000 están en manos privadas.
2006 Se derogó y se actualizo todo el
contexto con la Ley Orgánica del Ambiente.

2010 Reforma a la ley de tierras y


desarrollo agrario.
2016 El IAN adquirió 600 fincas con una
superficie de 1.891.391 hectáreas, lo
que representa, apenas, el 8% de la
tierra monopolizada. Sobre estas tierras
han sido asentadas 100.000 familias
campesinas, lo que significa que aún
faltan más de 250.000 familiares por
asentar. Pero si tenemos en cuenta el
crecimiento de la población campesina
en los últimos 20 años, resulta que para
esa época había más de 400.000
familias campesinas sin tierra. El ritmo
de asentamiento no ha estado de
acuerdo a las necesidades y los
propósitos de la Reforma Agraria, y en
consecuencia, hoy tenemos más
campesinos sin tierra de los que había
cuando se promulgó la ley.

2019 La Sub Comisión


Agroalimentaria de la Asamblea
Nacional, conjuntamente con los
gremios y representantes agrarios de
los partidos políticos están
trabajando en la reforma y creación
de varias leyes, como la de Tierras,
Costos y Precios y la Ómnibus para
que una vez cese la usurpación y se
cuente con un nuevo gobierno
democrático, emprender la
reconstrucción del sector
agroalimentario del país.