Está en la página 1de 14

1.

Albahaca
Sabemos que las enfermedades no pueden sobrevivir en un ambiente
alcalino, ya que comienzan usualmente como una inflamación en un
ambiente ácido. La albahaca comúnmente referida como la reina de las
hierbas es altamente anti-inflamatoria gracias a sus componentes como
aceites, cítricos y compuestos naturales. Estos aceites y componentes
también tienen propiedades anti-bacterianas que previenen infecciones y
el desarrollo de otras enfermedades asociadas con las bacterias. Otros
estudios recientes han demostrado que la albahaca previene el daño de
oxidación del hígado a largo plazo.

2. Cardamomo
El cardamomo es frecuentemente encontrado en muchos platos de origen
asiático e hindú. Sus propiedades ayudan a estimular la digestión. Otras
propiedades efectivas del cardamomo son su habilidad de asegurar que los
intestinos digieran la comida a una velocidad óptima. El cardamomo
asegura también que los nutrientes en la digestión sean efectivamente
digeridos con el propósito de mantener un nivel de peso corporal
adecuado. En casos donde el ácido estomacal se mantiene a niveles
excesivos, es recomendable consumir cardamomo en bebidas como café o
té para reducir los niveles excesivos de acidez en las mismas.

3. Cilantro
Añadir un poco de cilantro a tus comidas es una manera efectiva de
saborear mejor tu comida y perder peso al mismo tiempo. Aparte de esto,
el cilantro es rico en nutrientes esenciales para mejorar tus procesos
metabólicos y mantenerte nutrido. El cilantro también contiene altas
cantidades de vitaminas y posee propiedades anti-inflamatorias y anti-
oxidantes. Puedes añadir cilantro a cualquier receta de salsa que desees
preparar, como también para vinagretas, aderezos o para simplemente
añadir un toque de sabor a un plato.
Además es usado por la medicina natural como quelador de metales
pesados en conjunto con el Ajo Salvaje y el alga Chlorella. Puedes ver
nuestra fórmula alcalinizante con Chlorella en TERRA&MARE.

4. Canela
Una especia favorita en el mundo de los postres, la canela ha demostrado
propiedades curativas a largo plazo en los pacientes diabéticos
potenciando la acción de la insulina.
La Canela también conocido como rou gui en la medicina china, ayuda a
inhibir el crecimiento de bacterias y hongos, debido a sus propiedades
anti-microbianas. También tiene propiedades anticoagulantes que pueden
ayudar con el dolor de artritis y reducir la proliferación de las células cancerosas. Los estudios también
han demostrado que puede reducir el colesterol LDL y regular el azúcar en sangre. La canela contiene
manganeso, fibra, calcio y hierro que puede ayudar a regular la función intestinal. Otro estudio ha
mostrado también que el aroma de la canela puede mejorar la función cerebral y la memoria.

5. Jengibre

El jengibre es conocido mundialmente por ser un digestivo poderoso y una


hierba anti-microbiana. La raíz de jengibre es excelente y muy potente
para ayudar a la digestión y mantener un tono metabólico correcto y
equilibrado. Tradicionalmente, el jengibre siempre ha sido utilizado para
darle tratamiento a la artritis, dolores musculares crónicos, como también
para las complicaciones alérgicas. Es recomendable consumir jengibre
cocinado en agua hirviendo con un toque de limón en forma de té para
adquirir sus propiedades curativas y efectivamente obtener todos los
beneficios de la salud que ofrece. También se puede utilizar crudo cortado
muy fino.
En Medicina China se usa para activar la circulación de la sangre, promueve la diuresis, elimina el calor y
la humedad (Síndromes de Calor y Humedad en términos de la de Medicina China), refuerza las defensas
etc. Es de Sabor picante y Naturaleza tibia si es fresco y caliente si es jengibre seco.

6. Menta
La menta en 10 plantas medicinales y para que sirven
Las propiedades de la menta van más allá de lo que es simplemente
mejorar el sabor de una comida o bebida. La menta es utilizada como un
“aliviador” en la digestión, remedio para cólicos como también para otros
síndromes asociados con la mala digestión. Un estudio hecho por
científicos en Alemania en el año 2003 demostró que la menta ayuda a
reducir el tiempo de transito de la comida al intestino delgado, donde la
mayor absorción de nutrientes toma lugar. Ello reduce de manera
importante la cantidad de residuos ácidos de una digestión que fermenta y
pudre los alimentos. Es recomendable añadir unas cuantas hojas de menta
a una ensalada, té o tentempié para adquirir sus propiedades curativas de manera directa y efectiva.

7. Orégano
El orégano es rico en hierro, magnesio, calcio y potasio (sabemos que los
minerales alcalinizan)– componentes que ayudan a apoyar la salud
cardiovascular como también promover un metabolismo saludable al largo
plazo. El orégano también está lleno de una variedad de antioxidantes que
tienden a mejorar un sistema gastrointestinal a largo plazo. Por estas
razones, te recomiendo consumir orégano habitualmente en tus platos ya
que sus propiedades curativas y benéficas siempre estarán presentes aunque lo consumas en pequeñas
cantidades.

8. Romero
Comúnmente conocido también como Rosmarinus,  esta hierba ayuda a prevenir el aumento de peso
debido a su rica fuente de vitaminas B, las cuales toman un rol importante
en la metabolización de carbohidratos, grasas y proteínas. La especie
de Rosemary también posee características antioxidantes que ayudan a
equilibrar las defensas del cuerpo y a llevarnos a un nivel de peso
adecuado. Es recomendable consumir esta especie con todo tipo de
ensaladas, vegetales o con carnes ya que es altamente alcalinizante. Para
aprender a usarla correctamente y saber exactamente con qué alimentos
alcalinos o ácidos combina especialmente bien, te sugiero descargarte El
secreto mejor guardado de los Chefs.

9. Azafrán

Un poquito de azafrán puede traernos muchos beneficios y un excelente


sabor a la comida ya que no es parecida a ninguna otra especie. Muchos
estudios han determinado que el azafrán es una especie que ayuda a
prevenir la degeneración de la piel por la edad o envejecimiento
prematuro y la depresión. Otros estudios han demostrado que pequeñas
cantidades de azafrán logran suprimir el apetito, causando un efecto
positivo ya que el simple consumo de la especie ayuda a sentirse más
lleno y ayuda a no comer de más. El azafrán es ideal para consumir en té,
platos de comida que contengan arroz o vegetales como también en
algunos postres.
En la Medicina Oriental se usa para la amenorrea, edemas post-traumáticos, hematomas. Es de Sabor
dulce y Naturaleza neutra. Influye sobre todo en Hígado y Corazón.

10. Tomillo
El tomillo es conocido mundialmente por tener propiedades antisépticas
que ayudan a combatir un diverso número de infecciones como también a
aumentar las defensas a niveles óptimos. Se puede consumir el tomillo en
sopas o en recetas donde se cocinen a fuego lento. El  diverso número de
componentes activos presentes en el tomillo son los responsables de todos
los beneficios de la especie como también un rico sabor en todas las
comidas y recetas que se puedan preparar.
Para la Medicina China es de sabor picante, naturaleza tibia y actúa sobre
el Bazo y Pulmón. Es útil para los parásitos intestinales, la tos, bronquitis,
laringitis, estrés, irritabilidad etc.
11. El Aloe vera: regenera la piel

Además de facilitar la regeneración de la piel, el Aloe Vera es una de las


plantas con más propiedades beneficiosas para la salud. Ejerce una
función facilitadora del tracto intestinal, ayuda a lidiar con digestiones
pesadas y fortalece el sistema inmunológico, entre otras cosas.
De todos modos el uso principal del Aloe Vera está orientado a proteger
la piel ante quemaduras, a cicatrizar estrías o heridas o a mejorar el
aspecto de arrugas o pequeñas manchas cutáneas.

12. La manzanilla: facilita la digestión


La parte más utilizada de esta planta son sus flores, siendo estas
comercializadas popularmente de manera disecada. La manzanilla tiene
propiedades tan diversas como el efecto antiinflamatorio, que ayuda a
aliviar los dolores menstruales, la sedación o la capacidad de ayudar
a reducir el colesterol.
Aún así, la propiedad principal y más utilizada de la manzanilla se asocia
a su capacidad para mejorar el malestar asociado al aparato
digestivo. Leves dolores estomacales, cólicos o gases intestinales son
susceptibles de ser aliviados con esta flor medicinal.

13. La valeriana: ayuda a dormir mejor

Gracias a su actuación sedante, la valeriana ayuda a disminuir la


actividad del sistema nervioso central y del cerebro, ejerciendo un efecto
relajante ideal para quienes padecen insomnio.  Estos efectos
tranquilizantes también parecen ser efectivos en la reducción de la
ansiedad y del estrés.

14. La cola de caballo: un diurético natural


La parte de esta planta que contiene propiedades curativas son sus tallos,
que una vez desecados se utilizan en infusiones o en cápsulas. Su función
diurética actúa de manera eficaz en el tratamiento de leves infecciones de
orina.
También se ha popularizado su uso en dietas para bajar de peso,
fomentando la eliminación de líquidos. Su uso debería ser limitado en
personas con hipertensión y afecciones cardíacas.
15. El ginseng: fomenta el rendimiento mental
La raíz de gingseng, procedente de china, es una de las plantas
medicinales con más propiedades. Contribuye a aumentar el rendimiento
físico y mental, favorece la memoria y reduce la sensación de cansancio,
lo que hace que sea comúnmente utilizado entre estudiantes.
Además ayuda a la activación del sistema inmunológico; por ello se suele
utilizar con frecuencia en la prevención de gripes y catarros y contribuye a
la reducción de la presión arterial.

16. El lino: eficaz contra el estreñimiento


Las semillas de lino son una fuente de ácidos grasos esenciales omega-3 y
vitamina E. El Omega 3 no puede ser creado por nuestro organismo, por
lo que resulta importante añadirlo a la dieta para asegurar una correcta
estructura de nuestras células, en especial las neuronas.
El lino se utiliza de manera habitual para luchar contra el estreñimiento
por su alto contenido en fibra; así, una cucharadita de lino al día ayuda a
un correcto funcionamiento del  tracto intestinal.

17. Arándano rojo: previene las infecciones de orina

El zumo de arándano rojo es rico en proantocianidinas y contribuye a la


acidificación de la orina. De este modo se impide la adherencia de bacterias a
las paredes del tracto urinario, lo cual permite prevenir las infecciones de
orina.

18. La melisa: reduce el nerviosismo y el estrés


La flor de la melisa contiene una serie de aceites esenciales que ayudan al
buen funcionamiento del organismo. También contiene flavonoides que
aportan propiedades antioxidantes, neutralizando los radicales libres que
desgastan nuestras células.
Es popularmente utilizada para reducir la ansiedad ya que parece tener
efectos tranquilizantes. Además ayuda a conciliar el sueño pero puede
producir interacciones si estás tomando algún fármaco contra el insomnio.
En este caso es necesario consultar a un médico.
19. El ajo: estimula el sistema inmunológico
Gran parte de los efectos terapéuticos del ajo se deben a su contenido en
sulfuros como la alicina, un elemento que hace que el ajo tenga efectos
antiinflamatorios, estimule las funciones inmunológicas y ayude a
eliminar las bacterias resistentes a algunos medicamentos.
Además, el ajo genera ácido sulfénico en el organismo, sustancia que
actúa contra los radicales libres. Este hecho otorga al ajo la función
antienvejecimiento tan popularizada entre la población.

20. Lavanda:
El aceite de lavanda tiene una estructura químicamente compleja con más
de 150 elementos activos.  Este aceite es rico en ésteres, que son
9

moléculas aromáticas con propiedades antiespasmódicas (reprime


espasmos y dolor), tranquilizantes y estimulantes. Los elementos
botánicos principales del aceite de lavanda son el acetato linalilo, linalool
(un alcohol terpénico no tóxico que tiene propiedades germicidas
naturales), terpineno-4-ol y alcanfor.
El aceite de lavanda es conocido por sus propiedades tranquilizantes y
relajantes, y ha sido usado para aliviar el insomnio, la preocupación, la
depresión, la inquietud, la ansiedad dental y el estrés. También ha
mostrado ser efectivo para casi cualquier tipo de males, desde el dolor
hasta las infecciones.
 Aliviar el dolor. Puede aliviar músculos adoloridos o tensos, dolor de las articulaciones y
reumatismo, torceduras, dolor de espalda y lumbago. Simplemente use una pequeña cantidad de
aceite de lavanda para masajear el área afectada. El aceite de lavanda también puede ayudar a
disminuir el dolor después de la inserción de una aguja.
 Tratar varios desórdenes de la piel, como acné, psoriasis, eczema, y arrugas. También ayuda a
cicatrizar, lo que es esencial al curar heridas, cortadas y quemaduras. La lavanda también puede
ayudar a calmar las mordeduras de insectos y la picazón (el aceite puede ayudar a repeler mosquitos
y palomillas. De hecho, es uno de los ingredientes activos en algunos repelentes de mosquito).

21. Mate
La planta con la que está hecha la conocida bebida argentina
es también muy positiva para la salud. Estamos ante un
potente antioxidante que mejora asimismo el sistema inmune.
También tiene efectos estimulantes, como el té o el café., y
contribuye a disminuir el colesterol.. Favorece la actividad
física y mental, y además es diurética.
22. Yuca
Este arbusto perenne originario de ciertas regiones centrales de
Sudamérica, en partes tropicales. Lo que la hace especial es
que sus raíces son muy ricas en almidones y ayudan a
aumentar el ritmo metabólico y a perder peso, aunque es muy
importante combinarla con alimentos ricos en macronutrientes,
ya que este ingrediente no los aporta.
Hay que tener en cuenta que el consumo constante de grandes
cantidades de yuca teniendo déficit de vitaminas y minerales
puede provocar enfermedades, por lo que es mejor racionarla
de manera sensata.

23. Pasiflora
Se trata de una planta que posee propiedades calmantes. Disminuye
la tensión arterial y reduce el ritmo cardíaco. Además de problemas
cardiovasculares, es útil en el tratameinto de los problemas de
sueño. Tiene leves propiedades broncodilatadoras y
antiespasmódicas.
Es analgésico y también ayuda a calmar problemas
gastrointestinales. En otros usos se puede emplear para tratar
quemaduras e inflamaciones.

24. Corteza de sauce


No solo especias, flores y raíces tienen propiedades medicinales,
sino que elementos como la corteza de sauce también pueden servir
para paliar determinados males. El extracto de esta corteza es útil
como antiinflamatorio. También se ha visto útil para la pérdida de
peso, el tratamiento de la cefalea (de hecho, su principio activo es el
ácido salicílico, como la aspirina), la artritis y el dolor de huesos.
Al igual que ocurre con la aspirina, sin embargo, esta planta puede
tener contraindicaciones (no está recomendada para niños,
adolescentes o madres lactantes, ni para quienes consumen
anticoagulantes). Además se usa para curar problemas de piel, callos
y verrugas.

25. Agave
El agave posee también propiedades medicinales. Concretamente
destaca su uso en la curación de heridas y llagas, pudiendo emplearse
como desinfectante (si bien mal utilizada podría llegar a ser venenosa).
Su savia, además de un posible antiséptico, es útil para estimular la flora
intestinal y disminuir colesterol y triglicéridos.
Algunas investigaciones dejan ver que favorece la calcificación ósea y la
regulación de la producción de insulina (con lo que diabéticos y
personas con problemas óseos podrían beneficiarse de esta planta). En
su tiempo se utilizó para intentar tratar la sífilis, ictericia o tuberculosis.
Sin embargo, esta planta también tiene contraindicaciones y puede generar dermatitis.
Acetaminofén: El paracetamol, también conocido
como acetaminofén o acetaminofeno, es un fármaco con
propiedades analgésicas y antipiréticas utilizado principalmente para tratar
la fiebre y el dolor leve y moderado.
Vías de administración: oral, rectal, intravenosa.

Ácido acetilsalicílico: Como de buen seguro sabrás, nos encontramos ante


un fármaco conocido popularmente con el nombre de aspirina, aunque
abreviado también es conocido médicamente con el nombre de AAS, cuya
estructura química es C9H8O4.

Consiste en un antiinflamatorio no esteroideo (AINE), funcionando de


manera bastante similar a otros antiinflamatorios AINE, con la diferencia
de ser capaz de bloquear el normal funcionamiento de las plaquetas,
actuando como veremos como antiagregante plaquetario.

Vías de administración: oral

Ácido fólico: conocido también como vitamina B92 es

una vitamina hidrosoluble del complejo de vitaminas B, necesaria para la


formación de proteínas estructurales y hemoglobina (y por esto,
transitivamente, de los glóbulos rojos); su insuficiencia en los humanos es
muy rara. Los términos "fólico" y "folato" derivan su nombre de la
palabra latina folium, que significa hoja vegetal.
Vías de administración: oral, intravenosa.
Ampicilina: es un antibiótico betalactámico que ha sido extensamente utilizado para
tratar infecciones bacterianas.
Vías de administración: oral, intravenosa.

Ampicilina sódica: es un antibiótico penicilínico. Se utiliza en el


tratamiento de ciertos tipos de infecciones bacterianas. No es efectivo para
resfríos, gripe u otras infecciones de origen viral.
Vías de administración: IM, IV directa.

Ampicilina + sulbactam: está conformada por el antibiótico ampicilina,


derivado de la penicilina, y sulbactam, un inhibidor de
la enzima bacteriana betalactamasa.
La ampicilina/sulbactam se indica en medicina para el tratamiento de
infecciones causadas por bacterias resistentes a los antibióticos
betalactámicos. El sulbactam, por su parte, bloquea la enzima que
desnaturaliza a la ampicilina, permitiendo que la bacteria quede indefensa
ante el ataque del antibiótico.
Vías de administración: intravenosa, oral.

Antihistamínico: Un antihistamínico es un fármaco que sirve para reducir


o eliminar los efectos de las alergias, que actúa bloqueando la acción de
la histamina en las reacciones alérgicas, a través del bloqueo de sus
receptores. La histamina es una sustancia química que se libera en el
cuerpo durante las reacciones alérgicas.
Vías de administración: tópica, sistemática.
Ceftriaxona: La ceftriaxona es un antibiótico de la
clase cefalosporinas de tercera generación. La ceftriaxona se usa con
frecuencia en combinación con
antibióticos macrólidos y/o aminoglucósidos para el tratamiento
de neumonía comunitaria y nosocomial leve o moderada. 
Vías de administración: IM, IV

Clindamicina: es
un antibiótico semisintético. Se utiliza
sobre todo para tratar las infecciones causadas por las bacterias
anaerobias susceptibles. 

Vías de administración: parental, oral.

Complejo b: El grupo de vitaminas B o Complejo B, lo forman 8


vitaminas: B1, B2, B3, B5, B6, B7, B9 y 12; prestan un papel muy
importante para el correcto funcionamiento del organismo. Entre sus
labores, podemos destacar: intervienen en el metabolismo energético, ya
que permiten obtener la energía de los alimentos, ayudan a mantener la
salud del cabello, piel y uñas, e incluso previenen problemas de memoria.
Vías de administración: oral, IM.