Está en la página 1de 10

¿Qué debe decir cuando le preguntan

por sus 3 defectos en la entrevista


laboral?
Una búsqueda laboral tarda entre 4 y 6 meses, dependiendo de los estudios, la
experiencia y la posición que está aplicando. Por eso, si llega a la etapa de la entrevista,
no vaya a contestar lo que no se debe.

sectores no está como para esperar una recuperación. De hecho, en enero de 2019
se reportó una tasa de desempleo de 12,8%, el más alto para ese mismo mes desde
2011 y de inmediato se dispararon las alertas.

Dicen que la búsqueda laboral en la capital del país está tardando entre 4 o 6
meses, pero eso puede ser muchísimo más, porque dependiendo del nivel de
estudios logrado, o del conocimiento de otros idiomas, hay más apetito por los
posibles candidatos.

Por eso es muy importante prestar atención a la entrevista de trabajo, donde las
posibilidades de quedarse con el puesto están todas en sus manos. No es que
después comiencen las excusas de un mal perdedor ¿cuáles son esas? Las que
usted dice como por ejemplo ‘es que ya tenían elegido a alguien y se pusieron a
hacer todo ese proceso’, ‘es que finalmente ese cargo, como que no era para mi’,
‘al cabo ni quería ser elegido’.

Le tenemos: ¿Un robot será su próximo reclutador en su proceso de


selección laboral?

Porque si no quería ser el elegido ¿para qué perdió su tiempo y desperdició el


tiempo valioso de sus seleccionadores? Finalmente, cuando llega la entrevista
de selección usted tiene la oportunidad de hacer todas las preguntas y decir
‘ese trabajo es mío’. Pero, no cometa las equivocaciones típicas de los que no
llegan a buen término en esta fase.

De acuerdo con Performia Colombia, firma que selecciona el talento más


productivo para las empresas y reducir los indicadores de rotación, la entrevista
es quizá la forma más tradicional y usada en la selección de personal, la
herramienta más común de conocer y saber de primera fuente, teniendo al
candidato cara a cara, cuáles son sus virtudes y defectos.

“Es el paso a seguir tras un proceso de gestión, reclutamiento de hojas de vida y


selección de candidatos, y por irónico que parezca, es el paso en donde muchos
contratistas, gerentes y reclutadores pueden equivocarse y cometer un error de
contratación, de esos que pueden costar más que el proceso de selección en sí”,
señala Jairo Pinilla, director de Performia Colombia.

Se pueden estudiar desde el lenguaje corporal hasta el discurso de la


persona, pasando incluso por su forma de sentarse o su disposición frente al
entrevistador. Pero la realidad es que una persona que necesite ser contratada,
ya sea por dinero o por el simple hecho de entrar en la compañía, puede encontrar
mil y una formas de hacer lo necesario para ingresar. Desde una personalidad
avasallante hasta un despliegue de conocimiento y profundidad en el discurso
super interesante.

Incluso con toda la tecnología que pudo gestionar el proceso para llegar a este
punto, a veces a estas alturas pueden cometerse errores, consecuencia de estos
anzuelos que dejan a los entrevistadores confundidos y al terminar contratando a
este personaje, basta solo un par de meses para darse cuenta que fue una
mala decisión.

Le puede interesar: 7 errores inocentes que la gente comete en la entrevista


de trabajo

El paso clave, los defectos

Los expertos en selección de talento señalan que llegada las últimas preguntas
por parte del entrevistador se hace una que es definitiva

-¿Cuáles considera usted que son sus tres defectos?-

El candidato no sabe qué responder y empieza a dudar porque si dice que es malgeniado, no
lo contratarán por conflictivo; si señala que es perezoso, no le darán responsabilidades; si
dice que impuntual, será descartado. Y así con todos los defectos.

Pero lo que no puede usted responder JAMÁS es que usted no tiene defectos. “Uno
nunca debe responder que no tiene ninguno porque eso sí demuestra un poquito de ego
innecesario y que trata de esconder en la entrevista”, explica Juliana Bustamante, Team
Manager de Hays, firma de selección de personal.

En el momento en que un candidato es requerido sobre este tema, el entrevistador está


intentando es detectar qué oportunidades de mejora tiene el candidato, pero lo más
importante, quiere conocer el plan de acción que tiene para subsanar la falla.

Frases que son claves en este punto pueden ser:

-Se me dificulta organizarme pero intento tener una lista diaria de cosas pendientes
para mantener el orden-

-A veces soy un poquito acelerado, pero intento aprovechar eso para ser más competitivo-
Ese tipo de oportunidades de mejora que menciona, hace al entrevistado una persona que
reconoce las fallas y que trabaja para subsanarlas.

Bustamante también señala que en esa pregunta, los entrevistadores ‘juegan’ en el buen
sentido, con la personalidad del candidato porque quieren ver cómo reaccionan a esas
preguntas. “Normalmente cuando buscamos un defecto o una oportunidad de mejora para
este caso podemos utilizar cualidades como digamos ‘soy un poco acelerado’ pero eso al
final te convierte en ser mucho más competitivo y lo más importante, más que qué palabras
se deben usar al ser preguntado es mostrar un plan de acción, es decir, la persona qué ha
hecho para mejorarlo”, manifiesta.

En resumen, si le preguntan por sus defectos usted debe pensar cómo volverlos aspectos
positivos. Por ejemplo:

-Se me dificulta un poco relacionarme, pero intento primero entender a las personas y luego
entro en confianza-

-A veces ante una falla me fustro y puede que me tome a pecho el error pero es que no
quiero que por una falta, el trabajo de todo el equipo se vea opacado-

Pruebe con esas recomendaciones y le deseamos que el próximo empleo sea suyo.

Siga leyendo: ¿Cómo responder las 10 preguntas más populares de las entrevistas
laborales?

CONTENIDO PATROCINADO
7 errores inocentes que la gente
comete en la entrevista de trabajo
Obtener entrevistas de trabajo es difícil. Peor aún, cuando el desempleo sube año
tras año y todos buscan un nuevo trabajo, lo que hace que la competencia sea
aún más complicada. Por lo que, si tiene la suerte de conseguir una entrevista de
trabajo, es muy importante que se prepare.

A todos nos ha pasado. Nos llaman a la hora menos esperada para citarnos en
la empresa a la que aplicamos a una entrevista con el reclutador.

El primer sentimiento de muchos será la ansiedad, seguida de los nervios. Luego


de pensar que sus últimas entrevistas no tuvieron el resultado deseado, tal vez el
miedo incremente.

Y ver la hoja de vida y repasarla como si fuera su examen final no necesariamente


llena los sentimientos de inseguridad. Los errores a la hora de la entrevista
laboral son fáciles de hacer y muy difíciles de deshacer. Por eso, para que el
nerviosismo no le pase una mala jugada, es importante que tenga en cuenta
cuáles son los errores más comunes que hacen los solicitantes de empleo
hoy en día.

Le puede interesar: Cómo ir vestido a su primera entrevista laboral

#1. Ser incapaz de responder eficazmente a las preguntas de


comportamiento

Esta técnica de cuestionamiento se usa para saber usted qué piensa


exactamente. Por lo general nunca son de respuesta afirmativa o negativa, sino
que debe entablar una conversación para dar una respuesta. Como por ejemplo,
hábleme de la vez en que… o expliqueme cuando tuvo que hacer esto o aquello.

Si no sabe cómo responder correctamente, corre el riesgo de ser eliminado. Así


que lo mejor es que aplique las experiencias que ha tenido en el pasado y las
use para demostrar que puede resolver problemas y que puede aplicar las
soluciones en un nuevo cargo.

#2. No preparar de antemano las preguntas más difíciles de la entrevista

Preguntas como ¿qué pasó con su pasado/actual empleador?, ¿cuál es el peor


trabajo que ha tenido?¿por qué es mejor que nadie para este trabajo? ¿cuáles son
sus debilidades? son muy habituales y al mismo tiempo, primordiales a la hora de
ser seleccionado.

Por lo que si llega en frío a la entrevista y no ha preparado algunas respuestas, lo


más probable es que lo cojan fuera de base y su falta de preparación hablará muy
mal de usted.

#3. No poder articular adecuadamente por qué es único

Ofrecer las razones equivocadas por las que es especial puede ser un factor
decisivo. Decir algo como por "mis múltiples personalidades", "no creo que sea
único" o "mi colección de figuras de acción de Star Wars", son un no definitivo.

Afírmese en sus habilidades, experiencia y antecedentes. De un paso más allá y


considere cómo esas tres cosas lo convierten en la persona a quien acudir
para resolver un problema en particular.

#4. No explicar por qué quiere el trabajo

Saber qué decir (y no decir) acerca de su deseo de ser contratado es vital para
seguir adelante. La respuesta correcta es explicar cómo el trabajo le permitirá
aprovechar mejor sus habilidades, experiencia e intereses existentes para
que pueda ahorrar o hacer que la empresa gane más dinero. Si desea obtener
el trabajo, deje de pensar como un empleado y empiece a pensar como su propio
negocio.

Siga leyendo: El truco mental que le puede ayudar a salir exitoso de una
negociación

#5. Preguntar sobre ciertos beneficios demasiado pronto en el proceso

Cuando pregunta sobre el pago demasiado temprano en el ciclo de la entrevista,


esto lo hace ver como codicioso ya que queda claro de inmediato que el dinero es
su principal motivador. El momento para discutir el pago y los beneficios es
cuando el empleador ha dejado en claro que usted es alguien con quien
desea avanzar en el proceso.

#6. No ser bien hablado

Si bien no desea sonar demasiado informal o formal, es imprescindible poder


articular respuestas de una manera clara y convincente.

#7. Extenderse demasiado


Las respuestas largas que llevan al oyente a desviarse del punto central son la
forma más rápida de ser rechazado. Si es asi de detallado en la entrevista,
asumirán que será 10 veces peor en el trabajo.

3 consejos para que logre destacarse

Hay algunas cosas que puede hacer de manera proactiva en una entrevista para
mejorar las posibilidades de pasar a la siguiente ronda.

A) Preguntar. Ciertas preguntas no solo lo ayudan a comprender mejor cómo


sería trabajar allí, sino que también lo hacen ver interesado.

B) Saber cómo hacer que la entrevista se sienta menos incómoda. Conocer a


alguien por primera vez, especialmente en el teléfono, puede ser desconcertante.
Saber cómo desarmar al entrevistador para que ambos puedan relajarse puede
ayudarlo a sentirse mejor.

C) Demostrando que es un jugador de equipo. Hacerle saber al entrevistador


que juega bien con otros y que es alguien con el que es divertido trabajar es una
excelente manera de que quieran presentarlo a otros personas, es decir, de que
sea contratado.

Cuanto mejor lo haga en una entrevista, es más probable que lo contraten.


Además, potencialmente puede negociar un salario más alto. Una vez que es el
candidato elegido, la mayoría de los empleadores no querrán perderlo,
poniéndolo al mando de las negociaciones. No pierda su oportunidad por falta
de preparación. Mejore sus habilidades para que pueda aprovechar al máximo
cada entrevista de trabajo que realice.

*Con información de INC.

FP recomienda: Streaming: ¿En qué sectores habrá más oportunidades de


empleo en 2019?
Cómo responder las 10 preguntas
más populares de las entrevistas
laborales?
Tarde o temprano será su turno de ser entrevistado para su próximo trabajo.
Cuando eso pase, es mejor estar preparado para que nada lo coja por sorpresa. Y
como sabemos muchas de las preguntas más populares que hacen los
entrevistadores, aquí le decimos cómo responderlas.

Aunque algunas empresas optan por entrevistas excéntricas, la verdad es que a la


hora del té casi todos los procesos de admisión de nuevos trabajadores pasan
por etapas similares.

Y sin duda una de ellas, la más importante de todas, es la entrevista.


Probablemente se entrevistará con múltiples profesionales, compartirá su trabajo y
sus experiencias educativas, discutirá otros aspectos de su vida laboral y
aprenderá más sobre el posible trabajo y el empleador.

Pero este espacio es más que nada para que la empresa tenga claro cuál es su
perfil, sus habilidades y su valor agregado. Por eso, no importa si su entrevista es
con Google o con una empresa pequeña, aquí están las 10 preguntas más
populares que debe esperar:

Le puede interesar: 7 errores inocentes que la gente comete en la entrevista de


trabajo

#1. ¿Puede decirme más sobre usted?

Parece una pregunta fácil, pero esta no es otra razón para recitar su perfil de
LinkedIn. En lugar de enumerar qué, céntrese en el por qué: por qué eligió ciertos
trabajos, por qué tiene un hueco en su currículum, por qué fue de intercambio un
año después de la universidad.

Los entrevistadores ya leyeron su currículum. Ahora, ayúdeles a entender cómo


todo encaja. Esta es su oportunidad de darle a entender a su empleador la
razón por la que tomó ciertas decisiones.

#2. ¿Cuáles son sus mayores fortalezas?

Puede que usted sepa que es increíble, que sabe esto y aquello, que es una
superestrella y probablemente lo tenga muy claro en su hoja de vida. Pero lo más
importante es que demuestre en qué ocasiones o situaciones puso a prueba
esas habilidades.

Esta debería ser una pregunta fácil. Centrarse en el por qué detrás del qué. En
lugar de enumerar sus logros, brinde ejemplos en una respuesta clara y concisa.

#3. ¿Cuáles son sus mayores debilidades?

Esta es una de las preguntas más espinosas, y por lo tanto, la menos favorita de
muchos. Como su entrevistador y todos los demás, tiene debilidades. La parte
importante no es necesariamente cuáles son esas debilidades, sino qué tan
consciente y genuino es.

Sea transparente y recuerde no exagerar mucho, queremos que parezca una


persona real con ganas de aprender, pero no insegura y poco apreciable para una
compañía.

#4. ¿Por qué quiere trabajar aquí?

Muestre su entusiasmo por el trabajo y la empresa. Si ha hecho su tarea,


compártala. Demuestre cómo se ajusta perfectamente y conéctese con sus
experiencias.

#5. ¿Por qué deberíamos contratarlo?

Esta parte de la entrevista es básicamente el entrevistador pidiéndole que los


convenza. Imagine que está en un episodio de Shark Tank. Se trata de unir todo:
sus antecedentes, experiencias, habilidades y más, y cómo mejorará y creará
valor para la empresa, los clientes, los accionistas y los empleados, todo eso en
un “discurso de ascensor”, es decir, que no dure media hora.

Siga leyendo: ¿Cómo vestirse para causar una impresión exitosa?

#6. ¿Qué desafío enfrentó en su trabajo y cómo lo manejó?

No importa en lo que se haya desempeñado antes, todos enfrentan desafíos en el


trabajo. Podrían ser compañeros de trabajo difíciles, un mal ambiente de trabajo,
un mal jefe, un cliente desafiante o un proyecto casi imposible.

De todos los desafíos, y es posible que haya experimentado todo lo anterior, dé


un ejemplo de cómo superó la adversidad en el trabajo. Los entrevistadores
desean ver cómo ha lidiado con la fricción y las situaciones incómodas, y si puede
manejarlas adecuadamente.

#7. ¿Cuál es su estilo de liderazgo?


Esta es una de las preguntas más importantes que un entrevistador puede hacer.
Las compañías que están enfocadas en contratar y retener líderes siempre hacen
esta pregunta.

Es fundamental porque su estilo de liderazgo, destrezas y habilidades tendrán


un gran impacto en el futuro de la empresa. El liderazgo importa, y muchas
compañías pasan por alto esta habilidad esencial.

Comparta el qué, pero también explica el por qué. ¿Qué lo impulsa como
líder? ¿Cómo lo han guiado sus jefes en el pasado? ¿Cómo ha guiado a otros?
¿Qué papel juega en los equipos? Piense en sus mejores y peores jefes cuando
responda a esta pregunta.

#8. ¿Dónde se ve en 10 años?

Si planea permanecer en la empresa y ascender de rango, dígalo. Si planea irse


dentro de unos años después de adquirir experiencia y lanzar su propio negocio,
entonces dígalo. Es importante ser transparente para que se establezcan las
expectativas. Es posible que no sepa lo que quiere, lo cual está bien decir
también.

Demasiadas personas responden rápidamente que desean pasar los próximos 30


años trabajando en la empresa. Si eso es verdad, maravilloso. De lo contrario, sea
directo y abierto con su entrevistador. Deben apreciar su franqueza.

#9. ¿Puede compartir una experiencia de liderazgo que tuvo y lo que


aprendió de ella?

Esta pregunta es similar a la pregunta de habilidades de liderazgo. Para esta


pregunta, concéntrese no solo en la experiencia de liderazgo, sino también en lo
que aprendió de la experiencia que lo hizo un mejor líder.

El resultado de la experiencia de liderazgo no tiene que ser positivo. Es posible


que haya llevado a un equipo por el camino equivocado. Si es así, comparta la
experiencia. El punto de la pregunta no es qué tan asombroso líder es. Es lo que
aprendió de la experiencia para ser mejor. Su entrevistador se preocupa por el
líder que es hoy y el líder que puede llegar a ser, no el líder que era hace tres
años.

#10. ¿Qué preguntas tiene para mí?

Después de ser interrogado repetidamente, ahora es su turno. Esta es su


oportunidad de aprender más sobre la compañía, su entrevistador, el rol, el
equipo, su gerente y la trayectoria de crecimiento y estrategia de la
compañía.

Y recuerde, probablemente esté más preparado para esa entrevista de lo que


cree, solo es cuestión de analizar el pasado y demostrar que tiene metas para el
futuro.

FP recomienda: 4 tipos de hoja de vida para sobresalir del resto

Vestuario
Como vestirse para causar una
impresión exitosa? Video