Está en la página 1de 8

UNIVERSIDAD PEDAGOGICA NACIONAL

CIUDAD GUZMAN JALISCO UNIDAD 144

LICENCIATURA EN PEDAGOGIA.

(REPORTE DE LECTURA LA TEORIA DEL CURRICULUM)

MATERIA: TEORIA CURRICULAR

NOMBRE DEL ALUMNO (A): JOSE ALFREDO OLVERA ROSALES

NOMBRE DEL MAESTRO (A): BERTHA ANGELITA MAGAÑA BARRAGAN

CIUDAD GUZMAN, MUNICIPIO DE ZAPOTLAN EL GRANDE JALISCO,


DICIEMBRE DEL 2019
LA TEORIA CURRICULAR

La teoría pineana trata sobre la concepción original, el desarrollo y actualidad


de la teoría del curriculum. En él se pueden apreciar la profundidad, originalidad y
complejidad con que es tratado este tema en una serie de artículos y ensayos
escritos en diferentes momentos, traducidos al español y que conforman lo medular
del texto. William Pinar es profesor e investigador en el Departamento de Curriculum
y Pedagogía de la Universidad British Columbia, en Canadá, y también fue profesor
de teoría del curriculum en la Universidad de Luisiana, en Estados Unidos. Tiene
innumerables publicaciones sobre el tema y una serie de artículos en revistas
especializadas en el análisis de la teoría curricular. Es uno de los teóricos más
importantes de la actualidad sobre la teoría del curriculum, y, como se señala en la
contratapa, ha encabezado los movimientos teóricos más importantes sobre la
reconceptualización, la posreconceptualización y la internacionalización del
curriculum. Contiene un prefacio del propio Pinar que hace referencia precisamente
a las transformaciones que han sufrido los estudios sobre el origen y desarrollo del
curriculum en Estados Unidos. Estos surgieron como una cuestión administrativa y
la responsabilidad recaía en un administrador. Este hecho es crucial para entender
el curso histórico del campo en los Estados Unidos y la relación particular entre
teoría y práctica que lo estructura. Esta relación fue jerárquica y redujo la enseñanza
a la implementación de objetivos. El grado de cumplimiento de estas directrices por
parte de los estudiantes se establecía por medio de la evaluación.

En uno de los ensayos incluidos en este texto, Pinar divide a los


curricularcitas en tres grupos: 1) los tradicionalistas como Tyler y Taba y sus
seguidores; 2) los empiristas-conceptuales, cuyos trabajos se inspiran en la
psicología y en las ciencias sociales y plantean la cientificidad del curriculum tal
como se observa en la obra de Posner y Beauchamp, y 3) los reconceptualizas, que
tenían como propósito preocuparse de las experiencias internas y externas y del
mundo público. No buscan estudiar el cambio de la conducta, sino aspectos de la
temporalidad, trascendencia, conciencia y política. Los Re conceptualistas «intentan
la comprensión de la naturaleza de la experiencia educativa. Se distinguen dos

1
El evento culminante del primer momento paradigmático fue la aparición en
1949, En la Biblia para la elaboración del currículum. En su presentación del manual
de investigación sobre curriculum en 1992 afirma que es difícil citar un texto con
mayor influencia dentro del campo del curriculum sin embargo dentro del campo
académico las críticas a la filosofía de Tyler fueron curiosas y finalmente decisivas.

No obstante, su destino Cuál, las versiones del protocolo de Tyler han


permanecido en circulación para las escuelas publicas en estados unidos. En la
década de los cincuentas fue un momento de intensas críticas a las escuelas de los
Estados Unidos pero este fue un evento específico que los explotaron para movilizar
la opinión pública en contra de lo que los de derecha luego estigmatizaron como la
educación del Gobierno ambientó del satélite soviético sputnik en 1957 generó
muchas dudas la calidad del sistema educativo de los Estados Unidos a pesar de
no obtener la tonalidad de ésta acusación los políticos se plegaron a ella pero una
obsesión curricular persistente por la ciencia y la tecnología qué tal está
estandarización curricular significó arrebatar las posibilidades del currículum olas a
los maestros YA los especialistas de las universidades agenda política se hizo
evidente en las conferencias de 1959 llevada a cabo en el en el en el hotel en cape
cod Massachusetts a la que asistieron psicólogos científicos matemáticos tanto
educadores como especialistas en el desarrollo del currículum pero llegaron por su
ausencia la conferencia de Woods Hole fue organizada por la Academia nacional
de Ciencias y apoyada por La Fuerza Aérea por la Fundación naviera, la ciencia la
Fuerza Aérea, la corporación Rand, la oficina de los Estados Unidos para la
educación la asociación americana para el desarrollo De Ciencias y la corporación
Carnegie.

En el conjunto de ensayos que constituyen la centralidad de la teoría de Pinar sobre


el curriculum, valoramos su particular estilo en la exposición de sus concepciones
filosóficas, pedagógicas y epistemológicas, que constituye un verdadero desafío
intelectual a los lectores interesados en la problemática curricular. En este sentido
y dadas las limitaciones que se imponen en este trabajo, daremos a continuación
una somera idea de sus principales planteos y sintetizaremos al final los aportes a

2
la teoría del curriculum que el mismo autor describe. Los temas abordados en los
diversos capítulos son: La teoría del curriculum en los Estados Unidos desde 1950.
Aquí expone el tema de la crisis, la reconceptualización y la internacionalización de
los estudios del curriculum, destacando los momentos históricos de estos procesos,
así como la historia del curriculum, las teorías políticas, multiculturales, de género,
fenomenológicas, autobiográficas, estéticas y teológicas y el posmodernismo y
posestructuralismo.

El desarrollo del currículum controlado por los físicos y sus aliados


académicos de las artes y Ciencias entró en crisis dado a un cambio de paradigma
y que desarrollo del currículum burocratizado asociado con el protocolo de Tyler fue
reemplazado académicos multidiscursivo para comprender el currículum histórico,
racial, autobiográfica, biográfica, ética, biología, institucional y ocasionalmente, así
como también en términos de género fenomenología y posestructuralismo.

La historia es cardinal en el campo contemporáneo no solo en sí misma sino


como una oportunidad curricular para trabajar a través del trauma histórico, así
como también del campo político de batalla y su rol en la definición del presente la
misma concepción de la historia del currículum ha sido debatida.

Los nuevos discursos tales como la teoría de la complejidad y del caos se


ubica cuidadosamente dentro del campo de la historia distinguidos académicos del
siglo 20 han sido recordados en este entorno más específicamente sean compilado
ensayos de figuras claves en la generación de la pre re conceptualización y han
surgido compilaciones de ensayos enfocadas en la importancia de sus trabajos
también se han recopilado en sellos importantes para la re conceptualización se han
revisado y reeditado un registro un registro bibliográfico Y se ha publicado una
compilación de documentos clave del currículum se han recolectado ensayos que
aparecieron en jct la revista científica clave de la red conceptualización de los años
70 me ha surgido una serie de textos sinópticos importantes incluso se han
organizado compilación de ensayos por lo menos en parte históricamente

3
El historiador del campo tradicional ha impedido que los profesores
comprendan el curriculum desde una perspectiva política, el curriculum oculto a
echo que aquellos involuntarios pero reales de la enseñanza. Él ha sido
ampliamente citado por aquellos que argumentan que el curriculum reprodujo la
estratificación social.

Esta acción conservadora del curriculum escolar se denominó teoría de la


reproducción correspondencia.

La pedagogía critica surgió como un término amplio para enfrentar la teoría


política del curriculum. El grupo curriculum y pedagogía promueve una conferencia
anual con sus memorias y una revista científica proporcionando apoyo institucional
para la expresión contemporánea de la teoría política del currículum que en la
actualidad ya no se considera marxista.

El estudio del curriculum como lugar. El curriculum representa un lugar y se


transforma en un lugar. Es un estudio regional del curriculum vivido de las
diferencias regionales desde un punto de vista fenomenológico. Se trata de
recuperar la experiencia subjetiva del curriculum que tiene que ver con el lugar
donde se implementa.

Mientras la teoría en este sector se centra ampliamente en la experiencia


educativa de los indios americanos, asiático americanos, latinos, latinas y los
chicano americanos.

En esta corte introducción enfocaré en la raza dada su importancia en la lucha


relacionada con el currículum escolar se podrá dar el esfuerzo por corresponder el
currículum políticamente durante la recopilación dominada por el marxismo cómo
se nota en el epígrafe de arriba la raza subsumida inicialmente se convirtió en el
centro de la teoría curricular durante los años 90 entre los índices de ésta
centralidad se complementaron revisiones de raza asuntos relacionados que se
incluyen en el manual de investigación sobre curriculum así como numerosos libros
y compilaciones de ensayo la teoría multicultural del currículum ha intentado en
ocasiones el discurso sobre clase género y sexualidad en la perspectiva sintética.

4
Grumment Empleo el psicoanálisis la fenomenología y la autobiografía para
articular las relaciones entre las mujeres y la enseñanza grumete postuló la
perspectiva para enfatizar la intersubjetividad un corredor directo entre las personas
Gourmet explico que la transferencia en concepto psicoanalítico que se refiere a la
reproducción de patrones emocionales basados en relación presentes indica el
desplazamiento los sentimientos originales con frecuencia traumáticos que son
transferidos de aquellos asociados En 1ª instancia en ellos mismos hay sicoanalista
grumete se basa en la afirmación de la conforme a ella el lenguaje siempre es el
otro y en la base de la autoformación se encuentra el aislamiento.

Junto a la teoría feminista del curriculum se proporcionó atención


homosexualismo y el lesbianismo de forma relevante en el trabajo de James la
teoría que se unió a los estudios sobre homosexualismo y lesbianismo.

Recordemos que es precisamente Pinar quien, en los años setenta,


adelantándose a su tiempo, introduce el tema de la autobiografía como forma de
crear espacios de libertad subjetiva, de consolidar la autonomía profesional de los
docentes y de los estudiantes de magisterio, de hablar de las experiencias vividas
en torno al currículo. Hoy en día el tema de los actores del currículo es uno de los
que despierta más interés, pero fue precisamente Pinar quien animó a la
construcción narrativa, en primera persona, de composiciones escritas por los
actores del currículo, dando importancia al discurso en y sobre el aula.

La conexión de la subjetividad con la reconstrucción social a través de las


disciplinas académicas requiere una rigurosa disciplina intelectual del estudio
curricular que se comprometa con el mejoramiento de la escuela mediante la
comprensión. La labor intelectual de la comprensión –interpretación, crítica,
reconceptualización –constituye la disciplina de la disciplinariedad. A través de la
disciplina de la disciplinariedad uno contribuye al avance del campo intelectual. La
apreciación simultánea de estos trabajos requiere que nosotros sustituyamos las
estructuras sintácticas y sustantivas de las disciplinas planteadas por Schwab (ver
Pinar et al. 1995, 161). Centrándonos en la metodología y en los conceptos que
genera la investigación metodológica, el esquema de Schwab es más apropiado

5
para las ciencias naturales y de comportamiento social que para las humanidades
y las artes, las tradiciones que estructuran la teoría norteamericana del currículo.

La primera de estas estructuras disciplinarias es la verticalidad, por la cual


me refiero a la historia intelectual de la disciplina. Los conceptos tienen historias,
historias que requieren reconocimiento y elaboración si el uso presente de los
conceptos tiene una resonancia disciplinaria. Como disciplina de historia intelectual
(ver Pinar 2006 b, 1-14), la verticalidad documenta las ideas que constituyen la
complicada conversación que es el estudio curricular. No hay, por supuesto, ni una
sola conversación disciplinar, ni una historia colectiva Más aún, la conversación
disciplinar está apenas sostenida por un cuarto a prueba de sonidos. Los
acontecimientos fuera del campo –la historia nacional, los cambios culturales, los
eventos políticos, incluso los establecimientos institucionales específicos-
influencian lo que nos decimos los unos a los otros y a los profesores. Así, en la
medida que defino la verticalidad como la historia intelectual del campo, tal historia
requiere poner atención en las circunstancias externas en que estas ideas son
generadas.

Luego de revisar las contribuciones de Bobbit, Dewey, Tyler y Schwab,


Jackson (1992) se centra –en su introducción al Manual de Investigación Curricular
- en dos de los principales pasos dados por los especialistas curriculares
contemporáneos. El primero fue de “asesor” (Jackson 1992, 32), trabajo que él ligó
con la historia de vida, narrativa o autobiografía (Ver capítulo 10, Pinar, et al. 1995).
Para ilustrar esto, Jackson citó a Connelly y Clandinin (1988), Elbaz (1983), Barrow
(1984), y Oberg (1987).

El segundo paso fue caracterizado por Jackson como un “movimiento hacia


la academia” en que el especialista curricular fue interpretado como un “generalista”
(1992, 34). Schwab (1983) imaginó que el generalista curricular estudiaría el
gobierno y sociedad americana, incluyendo el carácter de la vida cotidiana en
América. La audiencia de estos ensayos serían colegas, antiguos estudiantes y el
público en general. Jackson (1992, 34) Observa:

6
A finales de la década de 1960 y a principios de 1970 emerge un grupo de
profesores de currículum cuya escritura sonaba como si se tomaran muy a pecho el
consejo de Schwab, incluso aunque su cuarto ensayo [1983; del cual se tomó la
frase anterior] no estaba por aparecer por lo menos en una década y el mismo
Schwab estaba entre aquellos que el grupo en su integridad decía diferir. Algunos
miembros de este grupo hablaron de lo que ellos estaban haciendo como una
reconceptualización de la tarea de los especialistas curriculares, particularmente
con respecto al rol de la teoría en los asuntos curriculares.