Está en la página 1de 23

La Inquisición portuguesa: intento de periodización

Joaquim ROMERO MÁGÁr.nÁEs
Universidad de Coimbra

En los últimos años, fueron publicados en Portugal muchos estudios sobre la Inquisición. Pero, la saludable curiosidad que se traduce en muchos brotes nos aporta también no pocas dificultades. Hay gran confusión cuando uno se dispone a introducir el orden en el hogar. Creo que debemos empezar buscando una periodización aceptable. Y esto partiendo del estudio de la institución a se.
Porque hubo «tiempos» en su largo vivir. En sus casi tres siglos de duración no fue un monolito, bien al contrario, sufrió cambios. Si, mantuvo muchas de las

formas iniciales., y, por tanto, no convengo en adoptar un polimorfismo que sólo
en sus finales se puede apuntar’. La Inquisición cambió en su actuación de un modo evidente en su largo recorrido, sobre todo en sus relaciones con las otras instituciones. Por eso, propongo considerarla polícrona y no poliniórfica.

Para bien apreciar los cambios y sus significados, debemos escoger criterios de evaluación y calificación. Especialmente para no quedarnos sólo con lo que
atañe alo más visible, osca, a los ritmos de la actuación persecutoria. Hay ritmos y actuaciones distintos, que podemos considerarcomo los movimientos musicales de una misma pieza.

Propuesto por JeanPiege DEDIEU, que. sin embargo, llama tiempos a los períodos que propone: «Les quatre temps de linquisition», in Bartolomé BANNASSAR (dir.), Linquisiton espagnole. X V-XIXe siécle, Paris, lIachetie, 1979, p. 16.
Revista dc la Inquisición, 2,71-93, Ediiorial Complutense, Madrid, 1992

72

Joaquim Romero Magaiháes

Los cuatro criterios que me parecen decisivos son:
1.

2.
3. 4.

la organización institucional; los agentes y los espacios ocupados;
los ritmos de la actividad persecutoria y los tipos de crímenes; las relaciones con los otros poderes2.

Ninguno de los criterios, por si solo, es suficiente, y no podemos ignorar las
coyunturas económicas y los supuestos sociales que están subyacentes a los cambios. Mi propuesta es, pues, la siguiente: 1536-1547: estahlecim~ento. 1448-1572: organización. 1573-1604: expansión.

1605-1615: reorganización. 1616-1673: autonomía. 1674-1681: paralización.
1682-1765: estabilidad-subordinación. 1766-1821: subordinación-declive-fin.

Visión todavía provisional. Pero, avanzemos algunas notas sumarias sobre lo que puede resultar de la aplicación de los criterios adoptados, aunque provisionalmente.

1.

LA ORGANIZACION INSTITUCIONAL Durante elperíodo de establecimiento, el Tribunal no tenía regias exclusivas.

Una instrucción enviada a Coimbra en 1541 no es más que un esbozo muy

rudimentario para el procedimiento. El derecho canónico, acaso también las instrucciones españolas, serían suficiente en ese momento. Publicada en definitivo la Bula papal de 1547, se necesitaba un reglamento propio3. Lo aprobó, y lo hizo firmar por el rey, el cardenal-infante-inquisidor general D. Henrique, en

Francisco BETHENCOURT: «Campo religioso e tnquis~áo em Portugal no século XVfr, in Studium Generale. Estudos Contemporáneos; nY 6, Relígio.sidade Popular, Porto, Centro de Estudos Humanísticos, 1984, p. 44, n. 2; Joaquim ROMERO MAGALHÁES: «Em busca dos “tempos” da Inquisi~áo (1573-16i.5)», en Revista de Histó ría das ldeía,x, Coimbra, Faculdade de Letras, vol. 9, 1987, p. ¡92. I.-S. REVAIl: «Linstalation de línquisition á Coimbra en 1541 et le premier réglement du Saint-Olfice portugais», in Eludes poi-lugofres, Paris, Funda~Ao C,ulbenkian, 1975.
2

José LOUREN4DO D. secretarios. Liniversidade de Coimbra. El último regimiento. DE MENDONQA e António Joaquim MOREIRA: Ilistória dosprincipais actos eprocedimentos da Inquis~áo em Portugal. Edi§oes Excelsior. y el del Fisco. vol. Alrededor de estos textos fundadores. Colectórios. Lisboa.La Inquisición portuguesa: intento de periodización 73 1552. Es un documento formidable4. La práctica y el estilo anteriores de proceder contra los reos por testigos singulares son considerados contrarios a las leyes Divinas Aniónio I3AIÁO: A Inquisigáo em Portugal e no BrasiL Subsidios para a sua história. Con una gran novedad: los testigos serán. No menos importante. traduciendo la autonomía y la libertad de actuación que el Santo Oficio mientras tanto había conquistado. va a girar todo el comportamiento de los consejeros. Imprensa Nacional-Casa da Moeda. incorporando nada más que pequeños pormenores impuestos por el cambio de los tiempos. no aportarán novedades. Miguel JIMENEZ MONTSERIN: Introducción a la Inquisición española. 82-240. de 1613 y 16406. la esencia del aparato persecutorio es el proceso inquisitorial. ed. No hay verdaderas innovaciones ni en la forma ni en el contenido del procedimiento. Las alteraciones y perfeccionamientos posteriores. reimp. de I56l)~ resulta clara la superioridad de una pieza jurídica casi perfecta para sus fines. y se impone el principio del contraditorio. Referencias bibliográficas completas en Maria Isabel RIBEIRO DE FARíA e Maria da Grasa PERICÁO DE FARíA: Inquisi~ño. Al cardenal se debe también en 1570 el regimiento del Consejo general (la Suprema. 10-II. 1980:0 último regimento da Inquis~ño portuguesa. preanuncia su fin. . abiertos y publicados. con el marqués de Pombal (nuestro déspota de las Luces). 1977. Joaquím ROMERO MAGALlAAES: «E assim se abriujudaismo no Algarves>. en España). 1983. Editora Nacional. no la sustancia jurídica. promotores ficales. cd. Raul Régo. empieza la censura inquisitorial en 1547 y la publicación de los Indices librorum prohibitorum8. A Lisboa. en Revista da Inquisiqao no sg/culo XVI. Sólo en 1774. pp. 1921. Archivo Ilistorico Portuguez. Lo que importa de verdad son las normas del procedimiento7. Porque lo que debe ser tenido en cuenta. Los regimientos de 1613 y 1640 no han sido siquiera aprobados por el rey. sermoes e listas deAutos-de-Fé existentes da Livraría Visco/Ide da Trindade (Inventário).. 1983.como no habían sido nunca. el de 1774. Biblioteca Geral da Universidade. aprobados por el rey. notarios y demás personal de la Casa. inquisidores. Artur MOREIRA DE SA: Indisces dos licrosproibidos em Portugal no sg/culo XV!. Y un retorno total a sus orígenes de creatura regia. De su confronto con las instrucciones españolas (mismo las del Valdés. 1971. INIC. se hará la reforma institucional’>. XXIX. pp. Madrid. en 1572. 1980. Coimbra. Lisboa. Lisboa.

Joaquim Romero Magalhñes y Humanas. A quienes no actúan con el respeto debido hay que tomarlos y prenderlos. al olor del peligro. . decretar prisiones por testigos singulares. en Revista de Hi. estabilidad. 197. y alt al Santo Oficio”. La estabilidad comulga de la reverencia a lo inmutable. !Sonómníca e Social. Así.stória Lisboa. se hacen frecuentes visitas a Las sedes de distrito’’. el inquisidor general o el Consejo general ordenaban que todas las decisiones de distrito dc prisión con testigo singular sólo se podrían efectuar después de remitidas al Consejo general para su apreciación. lo que ocurre en el día a día. pp. 1949. Aniónio BAIAO: A Inqui. en ciertos casos. En este como en otros casos el aparato burocrático. J. vol.sigño de Goa. Exito de institución que sabe mostrar fuerza. el caso que se desvía de la normalidad debe de ser de inmediato comunicado al inquisidor general y al Consejogeneral paraque provean las mejores soluciones. 1. Una posibilidad de que no raramente usaron. La imagen que de eso resulta es la del miedo y del terror —miedo y terror son sustantivos utilizados sin vergúenza o pudor por los ínquisidores’2—porque todosestán sometidos al castigo en la tierra y no sólo ante la Divinidad. deben estar fijados. J.74 . La arbitrariedad de la actuación ínstitueional no podía caer en la arbitrariedad individual. 2t5-221. Pero al menor indicio deque el rey o el papa estaban siendo presionados con quejas contra esa cláusula. 264-265. Los inquisidores podían. R. cerraba sus filas. las prácticas. Sá da Costa. Lisboa. 198~. en Ilrstória & (hitita. El rigorprocesal es tan sólo una parte del rigor impuesto al todo. y por ahí en la anarquía destructora del aparato y de la organización. pues alimentan sentimientos coníra el Santo Oticio. ~> Maria do Carmo JASMINS DíAS FARINHAS: «A primeira visila do Cunselho Ceral lnquisi~ño de Lisboa”. Unas décadas más. El imprevisto o no reglamentado. La cen- tralización y la disciplina interna han permitido el inmenso éxito logrado por el Tribunal. pues la inmovilidad es ¡oque más se aprecia. Por tanto.. pasó de 1600 a 1608. Academia das Ciéncias. LI cvolt«ño e extinyio. dudas o interpretaciones.. R. establecimento. Las ideas. y eso implicaba una centralización sin fallos. 1987. que como Dios todo poderoso no sufre cambios. pp. Se puede decir que parte de la forma ahora también cambió. » Francisco BETHENCOURT: « Declínio e extinQáo do Sanio Oficio”. El tribunal de la Fe ha funcionado siempre como una unidad. MA(IALHAES: «Em busca . en el entorno de la crisis que condujo al perdón general y a la apertura de los calabozos de 1605’~. p. Lisboa. autoridad absoluta e intocable.tatiía de Ibstória da sua origeií.». MA(IALHALS: “Em busca. jen. Centralización y cumplimiento de órdenes de arriba a abajo sin discusión.

14. Joáo y D. Pedro de Castilho 1616-1628: D. JoAo III D.. Felipe IV D. Felipe III D. 11. Felipe 111 D. Felipe 11 D. José 1 D. Alberto de Austria 1596-1600: D. 1967. más o menos la mitad de los que fueron nombrados en España en el mismo tiempo (42 ó 46)’~. Maria 1 D. Veamos quienes fueron y quienes los nombraron: Inquisidores generales Reyes 2. Universidad dc Navarra. LOS AGENTES Y LOS ESPACIOS OCUPADOS A diferencia de Castilla y Aragón. Jorge de Ataide 16t)2-1604: O. 17. Y con una difeJulio CARO BAROJA: El señor inquísidory Editorial. 2. Pamplona. Francisco MARIl G1LABERT: La abolición de la Inquisición en España. 9. Fr. Felipe III D.1 788: 1790-1818: 1818-1821: 0. Antonio de Matos de Noronha 1601: D. Marial 0. 1975. Veríssimo de Lencastre 1693-1705: 0. ganando en eldecurso de los años objetivos e intereses propios. José de Lencastre 1707-1750: 0. 1536-1539: D. Sebastiáo D. 4. Aparato burocrático: es esta una característica de aceptación general’4. 8. Inácio de Sáo Caetano José Maria de Melo José da Cunha de Azevedo Coutinho D. 13. Madrid. pp. 16. 12. Felipe 11 D. José 1 0. 0. Felipe III D. Diogo da Silva 1539-1578: D.La Inquisición portuguesa: intento de periodización 75 criatura huyó del intento del creador.’ cd. 15. lO. 2=cd. 3. Pedro de Lencastre D. Joáo VI Diecinueve (o 20) inquisidores generales. fueron muy pocos los inquisidores generales portugueses. Jorge deAlmeida 1586-1593: D. Tiene una jerarquía creada por sí y para si. D. . D. Fernáo Martins Mascarenhas 1630-1653: D. Henrique 1578: D. 5. Fedro II D. 18-45. Pr. 1970. 7. 18. 6. Editorial Ciencia Nueva. D. otras vidasporoficio. Madrid. 19. Francisco de Castro i671-1673: D. lAenrique D. Pedro 11 i676-1692: D. Alexandre de Braganr~a 1604-1615: D. La 2. Alianza Juan Anionio LLORENTE: La Inquisición y los Españoles. ioáo III D.. Manuel de Meneses 1579-1585: D. José de Bragan§a Joáo Cosme da Cunha Fr. Nuno da Cunha e Ataide 1758-1760: 1770-1783: 1787. Pedro II D.

1953. no podía retomar. la situación vivida J. Sigue don Alexandre de Braganga que en 1602 a 1604 será inquisidor ‘~. ed. no sin escoger su sucesor. don Henrique (2). es cl primero con un cursus honorum inquisitorial apreciable para regir la institución. por la fuerza de las cosas. Hermano bastardo del rey don José. Don Pedro de Castilho. en 1601 Sabemos que en ese año el papa nombró para el puesto al capellán-mayor don Jorge de Almeida. que había pertenecido a la Suprema de España y dice él)’6. Diogo da Silva (1).que muestra larelativamente mayor autonomía de laInquisición portuguesa: frente a los 14 inquisidores generales de España que renunciaron a sus cargos. que no vino a ocuparlo. es el propio virrey.76 ioaquim Romero Magalbaes rencia a señalar. y don Henrique ahora rey hace sentar a otro hombre suyo en el sillón que. R. decepcionado por los rumbos de la política de su sobrino-nieto don Sebastiáo se va. Acta Universitatis Conimbrigrensis. general. hasta 1599. MAOALHÁES: ‘> «Em busca Memorial. ya que venia para publicarlo. pp. pues. Dejó en la presidencia del Consejo general a don António de Matos de Noronha. En 1600 va a ocuparsu cátedra en la diócesis de Elvas. . que se sepa. que Felipe II nombra para el puesto (digo que nombra. hasta que el rey se lo prohíbe. para imponerse mejor. Pero ROIZ SOARES: vol. porque el Papa. La salida de don José de Bragan~a en 1760 no se mezcla con la Inquisición. Pero sólo quedará en había sido incluso sondeado por dos veces para inquisidor general de España (lo la cumbre. . Después nombrado inquisidor general. 1. Saldrá cuando fue promovido a gobernador-soberano de Flandes y a yerno de Su Majestad católica. El cardenal don Henrique. Manuel Lopes de Aln. no rehusaba las propuestas de nombramiento hechas por los reyes). Todo tiene complicaciones con el perdón general que los cristianos nuevos por entonces negociaban con el rey y con el papa. Pero éste luego mucre en AlcácerQuibir. 392. viejo. Hay. es también nombrado virrey’5. Coimbra. por desacuerdos o dificultades en la relación con los monarcas: don Pr. acaso nada mal en lacarretera de Madrid. Por fin se da la estabilización con la llegada de don Pedro de Castilho en 1605. don António de Matos de Noronha (6) y don Alexandre de BranganQa (7). sólo podemos decir que en Portugal cuatro de ellos hayan salido por su voluntad. síntomas de graves dificultades.eida. 199-200. pero que sale sin ruido para la pingúe archidiócesis de Evora. el cardenal-archiduque don Alberto. donde todavía firma papeles. en ejercicio pleno. pues. p. casi cuarenta años después de nombrado. ¿Repitese. cansado. Muerto don Jorge de Almeida. fue sacrificado en la lucha de lapareja rey-marqués de Pombal contra lavieja aristocracia.

poco después de su muerte. Y sale de la escena dejando todo listo para que empiece la gran época de conflicto con los cristisnos nuevos. Julio CARO BAROJA: Los judías en España Moderna y Contemporánea. Inquisición. y se dedica a las tareas de la organiza- ción: revisa el regimiento. Lo que dificultó lavida a las dos partes.. la reina regente va a ceder. Por eso estuvo en prisión. Istmo. 363-367. 1. cuyos accionistas no podían tener los bienes confiscados. cd. António Alvaro Dória. sobre todo Felipe IV. 1975. 1978. Barcelona. Lisboa. Pero. El inquisidor general don Francisco de Castro conspiró contra el nuevo rey don Joáo IV. sobre todo por lo que toca a las tareas de reorganización y de aprovechamiento de las flaquezas de un poder regio lejano y venal. 1945. 152-164. Lerma y la camarilla de la Corte estaban implicados en tratos económicos con los cristianos nuevos.> cd. 2= cd. Conde DA ERtCEIRA: História de PortugalRestaurado. 503-505: el inquisidor general se defiende ante el rey como los reos de la tuquisición ante los inquisidores. con Olivares de valido. 2. don Pedro prefiere no reñir. Livraria Civiliza§áo. vol.. pp. en 1641.’ ed. Porto. Don Joáo IV no tendrá medios eficaces para combatir al inquisidor general y al Consejo general.La Inquisición portuguesa: intento de periodización 77 con el cardenal don Alberto? Apariencia. Brujeria y Criptojudaismo. Publica el perdón sin incomodarse con el furor del pueblo. Don Pedro de Castilho es un hombre de la Inquisición. que. Madrid. p. pp. es la época de total autonomía. no estaba interesado en espantar la caza y sus millones. Con don António de Matos de Noronha y con don Pedro de Castilbo son los intereses mismos de la Inquisición que se ponen de relieve. Al contrario de don António. que se mostró eficaz. Deformación profesional. PP. Esta se refuerza con la independencia política de 1640. con la ayuda de los jesuitas. 1972. refuerza las precauciones. Don Joño IV también perdió en la lucha cuando hubo de oír leer las sentencias que llevaban al quemadero a amigos suyos “ Joáo Lúcio DEACEVEDO: História dos Crista asNovosPortugueses. pero retornó a su puesto altiempo que los otros regicidas subían al patíbulo y que el arzobispo de Braga perecía en un pozo2<’. vol. recibiendo no poco por sus intervenciones en favor de los perdonadosít. Embarazó lo que pudo larecuperación de la independencia política del Reino. Es el periodo del paroxismo en la lucha. Luvraría Clássica Editora. sin castigo. 1. En un momento. Contra los cristianos nuevos y contra la voluntad del rey. 2. id.. . consiguió crear la «Companhia Geral para o comércio do Brasil».. que a veces sirve el Estado. nolas. 48. El rey. reestruetura las cosas de manera que la Inquisición pueda presentarse menos vulnerable en las luchas del porvenir. Ariel. pero que no es un hombre de Estado.

Isaías DA ROSA PEREIRA: Considera gúcs en> torno da Carta de l. intentan resolver las graves crisis en que el país y la colonia brasileña se sumergen. masones. DE AZE VEDO: Hi<tória. política en un cierto sentido ilustrada. el duque de Aveiro don Pedro de Lencastre. pierde poder. Los aristócratas llamados «puritanos» se ven mezclados por fuerza con los no tan puros. Mientras tanto.stño-Novo». sino al servicio del Estado. El único figurón que se puede apuntar es el hermano del ministro. Tuvo dudas sobre el procedimiento y su justicia. Ibid. No hay tiempo para observarlas ahora. los ingleses explotaban el vacío de mercaderes portugueses en Portugal. 269-27t. La Inquisición debe ser reformada23. En 1821 las Cortes constituyentes le dan el golpe de gracia. el marqués de Pombal.. en 1663. don Veríssimo de Lencastre. Y el que sigue vuelve a ser un hombre de la Casa.3.. a quien va a suceder su hermano don Fr. pp. y vemos perseguir a libertinos. 283. empujar una industrialización y.. Lisboa. Después de 1750. para desarrollar el comercio. cl rey don José y su ministro. Y entramos en la rampa donde no hay retorno.. Servidores dedicados y sin problemas de conciencia. amenaza Lisboa. Por aquí los inquisidores generales se esfuman entre los áulicos. por supuesto. en general. 346-358. la limpieza de sangre no será más un obstáculo a la promoción social de las gentes. No habrá más impedimentos de ascensión de los grandes mercaderes a la hidalguía. Vemos el absurdo de atacar a los jesuitas corno grandes responsables de la Inquisición. sin que la organización pierda su prestigio. pp. La Inquisición de Evora se pondrá en fiesta con un Auto de Fe para recibir a don Juan José de Austria cuando éste. que presidió al Consejo general. su ligazón con el rey era grande.. J.78 .Ioaquim Romero Magalhaes que le habían sentado en el trono2i. de 177. José de Lencastre. 1. cubierta con la dulzura del oro del Brasil que llega para satisfacción de los grandes de Portugal. No en un sentido liberal. 1988. José 1. Ibid. Altos funcionarios.. Pero Dios lo llevó muy pronto. Y la Inquisición va a quedarse como servidora más respetuosa de los monarcas. un gran señor. Pero. conquista la ciudad. p.ei 22 23 de d. Después de firmada la paz habrá nuevo inquisidor general. .rela¡iva & aboliqáo das designacóes de «Crisido Vctlío« e «Cri. y Portugal se encuentra a un paso de terminar como Cataluña22. mientras el hermano del rey se iba al exilio. ya que el Papa no reconocía la independencia del Reino. deístas y hombres de malas palabras o baja moral. Por muerte de don Francisco de Castro la Inquisición se queda sede vacante. una intervención de cirugía social se impone. reformar el Estado y la educación. Sí.

pp. otros para los tribunales superiores del Reyno. En tales ocasiones se hacía necesaria una autoridad más sabia y más empeñada. En uno de los casos que estudié. los comisarios eran eclesiásticos comunes. acaso sirvieran los comisarios y familiares. nombrados nada más que para registrar denuncias. 206-208. en tiempos de don Henrique. pp. más afortunados. Los había desde 1570. La carrera. ¿Con real eficacia’? Para los expedientes de limpieza de sangre. MAGALHAES: «Em busca.. Después de 1606 (en el periodo que llamo de reorganización) el inquisidor general emprende el nombramiento de comisarios y familiares para todo el Reyno. no más de 28 fueron los teólogos. MAGALIIAES: «E assim . empezaba por el puesto de promotor (fiscal) en uno de los distritos. El que llegaba al Consejo general tenía una experiencia y un conocimiento de todos. 1989.». El significado de esto lo sabemos bien: es la supremacía del procedimiento sobre las cuestiones doctrinales. . para las acciones de rutina. el cursus honoruin de los hombres de la Inquisición. en los largos períodos de sede vacante. Recreado sobre nuevas bases y con nuevas gentes en 1569 por el cardenal don Henrique. J~ R. y seis más merecerán esa promoción al órgano mayor del tribunal24. R. Hechas las cuentas . raramente pagando tributos. Además de no disponer de medios de actuación. hubo que mezclar astucia y energía. incluso con el dominico que después dc 1614 era nombrado ex officio.de 125 nombramientos. la gran caza en el Algarve de 1631-1633. señor de experimentados talentos inquisitoriales. J. acentuando el sometimiento anterior. Oficio». escribir las deposiciones de las habilitaciones de limpieza de sangre. en 2” Lisboa. Y se garantizó eí éxito de la empresa2’. con buenos salarios. que no pocas veces retiene la dirección del tribunal. En 1718 un doctor en leyes hace su entrada.La Inquisición portuguesa: intento de periodización -79 El Consejo general es el órgano más importante. El segundo vendrá en 1752. 1-73. y con mucho poder. para las prisiones sueltas. seguían para obispos. No puede decirse lo mismo por lo que concierne a las grandes actuaciones. Unos. Para eso se pasó comisión al obispo. El Estado se afirma. en él tendrán asiento sobre todo los canonistas. seguía la promoción a diputado y después a inquisidor. con fre- cuencia. Revista anual do Arquivo Nacional da Torre do Tombo. visitar librerías y embarca24 Maria do Carmo JASMINS DíAS FARINHA: «Ministros do Conselho Cera! do Santo Memória. muchas veces en acumulación de cargos.. Esto implicaba cambios de distrito. Pero sólo con don Pedro de Castilho se crea la red de ocupación de todo el territorio como manera de responder a las necesidades de informes y representación que supone25. cuando el Santo Oficio quería «entrar tierra nueva» o «abrir judaísmo». Algunos se quedaban en elConsejo muchos años.

Año 1?. es la disposición de 159227. Cincinnati. Coimbra. ~‘ Francisco EETUENCOURT: Linquisition moderne. Aún sabemos poco lo que pasó. 28 p. Y difundían las posiciones doctrinales que interesaba manifestar. . salvo en Lisboa. “ . entrando los poderosos de familiares. 65. ~“ Cartas de Felipe II a sus hijas. para oponerlos a los de la hidalguía y a los caballeros en instancias de incorporar cristianos nuevos en sus familias (redorando sus blasones). lejanas de Lisboa. 1956. nY 4. Sólo por 1619 tengo noticiade impresión de listas de penitenciados en Autos de Fé29. El Auto de Fe es el núcleo central y organizador de la Inquisición. 31-32. vol. Los familiares. con poquisimos penitentes además.. Incluso en pueblos que se dicen estar llenos de cristianos nuevos. cuando lo hay. No para desencadenar persecuciones. Es un refuerzo al espectáculo. Evora o Goa. El temor y lavergúenza se difunden aún por los sambenitos colgados en las iglesias parroquiales y por lo que se dice y cuenta al ver y al observar a los condenados que los usaban por algún tiempo después de cumplida la penitencia. «Em busca pp. Esto habría cambiado más tarde. Turner. Alfonso CASSUTO: «flibliografia dos sermóes de Autos-daTé impressos (Descri9áo bibliográfica da colecqáo do autor)». al que asitió en Lisboa3’. de buenos recursos.. BOUZA ALVAREZ. Mi sospecha es que la Inquisición prefería por entonces los hombres sin privilegios. o ya tachados de impureza. 1988. Su efecto directo en Lisboa. in !Iebrew Unio. 207-208. lo más que podemos avanzar es que hubo una red de presencia por todo el territorio. Coimbra. no sabemos aún.80 Joaquim Romero Magallides ciones y asegurar un oído en las tierras principales. pero. CollegeAnual. Coimbra. A study of portuguese serrnuns preached atAuto-da-Fé”. 293-345: Edward CLASER: «Invitation to intolerance.. Que sean pocos. de preferencia hombres XVII de oficio mecánico. OuiubroDezembro. pp. Fernando J. en Arquivo de Bibliografía Portuguesa. 1955. cd. raramente vemos más de uno. 29 J R.>’. y a fines del siglo principios del siglo XVIII. muy poco después de esta fecha. que de un modo solemnisimo en él se manifiesta2’. suministrarían argumentos de los que seguramente carecerían. MAGALHÁES: «E assim. XXVII. no parece que fueran muchos. íd. pp. difundiendo tropos retóricos a los simples curas de almas de las parroquias También 1612 es la fecha del comienzo de la impresión de los sermones28.. Estos. que en tiempos anteriores corría manuscrito: Felipe II envía a sus hijas una lista de los herejes salidos en el Auto da Fé del 1 de abril de 1582. Evora y Goa serian inmenso. Por el momento. con dinero. Madrid. que se completó ya después de 1612. Hasta 1765 con una cierta regularidad. tesis de doctorado presentada en el tnstituto Universitario Europeo de Florencia en octubre de 1992.

. Lisboa. 32 Francisco BFTHENCOURT: «lnquisi§áo e controle social». vol.. 1989.. pp. fig. Maria Paula MARCAL LOURENCO: «lima visita da lnquisi§áo de Lisboa: Santarém.Livro da visira~&odoSantoOfíciodaInquisí~ñoaoEstadodoCrdo-Pará. Figura It. 1978. en Inquisicáo. pp. en ibid. Universitária Editora.». 11.. Lisboa. AMARAL LAPA. 567-595. enlltstória& Crítica. 1987.La Inquisición portuguesa: intento de períodízación St El control del espacio utiliza. 1. 71. cd. Célia Maria FERREIRA REIS: «A visitagán de Marcos Teixeira aos Agores em 1575». J. completado por IR. Figura 1. pp. 6-11. R. Editora Vozes. en el siglo XVI (período de expansión. fig. 277-289.. U) 32«on una -4. MAGAUHAES: «Em busca. Petrópolis. 205. ni’ 14. 1763-1769. p. 1624-1625». vol. 1) y un poco todavía en el siglo XVII (período de autonomía. u.

Una nota más. Pero. Sospecho aún que las visitas pastorales. Es de increíble minuciosidad la encuesta de 1613: nombres. pp. [. Empieza con la protección del conde-duque y del inquisidor general Antonio Sotomayor y se mantiene mientras dura la guerra. > Ibid. Empezó esto por 1585-6. en la católica Francia y en los aún más católicos Estados de Italia.. y no pocas persecuciones. señales fisionómicas. en Goa. que se hacen frecuentes después del Concilio de Trento. J. p. Lisboa. que no teme la comparación con actos policíacos mucho más modernos. 1989. No olvidemos que a finales del siglo XVI los inquisidores de Coimbra sufrieron una oleada de cristianos nuevos de Braganqa que se autodenunciaban para bloquear las accio- nes en curso34. profesiones. Soímpiden el secreto. Y tales desbordes impidieron cualquier ínovimiento dc 1636 a 1640~~.. No pocas veces también en España. Incluso se temió por la prosperidaddel Brasil. por tanto. As Lutas enire o Santo Oficio e os Cristáos-Novos»..82 Joaquim Romero MagoHiñes sola excepción en el XVIII para el Brasil—. Como también tenía límites el número de actores en los espectáculos de los Autos de Fe. vol. 1. eficacia. en Inquisiyao. En el Oriente. Acto primitivo en los medios..». 210-211. Eran posibles por las leyes las extradiciones. Las islas del Atlántico y el Brasil dependían de la Inquisición de Lisboa. It MAGALHÁES: «Em busca. R. las persecuciones no llegarán a ser tan desastrosas como en Portugal. busca. Pomposa gira de un inquisidor y de su comitiva. DE ACEVEDO: Ilistória p.». y muy incómodas para tan reverentes señores. Muy caras. Lo quede todo escapó fue la posibilidad de prisiones en el Norte protestante. Nivel que no podía ser brepasarlo haría perder solemnidad y. destruyen el efecto que se pretende. y saber los que habían salido con «casa movida»35.. proveerían también los archivos con los informes necesarios para mantener las cosas en el nivel de denuncias deseado y adecuado33. Universitária Editora. Fueron objeto de visitas. ~ Elvira MEA: «Século XVI-Coimbra. a pesar de ser sede de distrito. Cárceles desbordadas demasiado elevado: lacapacidad de las cárceles no era ilimitada. 216-217. familias. la visita inquisitorial. J. MAGALHAES: «En. 333.pp. para provocar las denuncias y hacer aprovechar a los pecadores del Edicto de la gracia. y el rey tuvo que frenar los entusiasmos azucareros de los inquisidores37. 208-209. Un medio de controlar los cristianos nuevos consistió en registrar sus vivíendas. con un ritual muy complicado. por tanto. > J. El espacio portugués queda controlado en el periodo de reorganización. pp. los ínquisidores de Castilla y Aragón no apreciaban mucho los excesos de los portugueses. 208. .

Pero hubo que esperar a que las cárceles estuvieran llenas y entonces entramos en la expansión. Sigue después. Los que aguardan los ataques tampoco lo desconocen y preparan sus tácticas de defensa. Novas perspectivas para o estudo da lnquisiqño portuguesa”. libre-pensadores. sobre todo los decretos de prisión. y de ésta contra los cristianos nuevos intentando demostrar a la sociedad que era imprescindible. Agradezco al autor la amabilidad de la autorización para reproducir et gráfico. Lo que por ellos vemos respeta a los penitenciados presentados en los Autos de Fe. 3. Lo que los lleva a concebir y ejecutar estrategias de ataque. Pero no tienen lamisma capacidad organizativa ni la misma cohesión. 56 da Costa. y las fechas de su ejecución. como ya ha sido hecho para Coimbra3>. pero ya más tranquila. en especial el de confiscación de los bienes de los condenados. de donde no volvió. Lisboa. hasta esta fecha el Santo Oficio no tenía aún todos sus poderes.ís. Hay que seguir con la tipificación de los crímenes. masones. pero la hoguera se apagó tras el Auto de Fe de 1761. La primera interrupción es provocada por el perdón comprado con un préstamo avanzado por los cristianos nuevos al rey don Sebastián. íd. 8.. ni’ 1. cuando un jesuita demente fue penitenciado y relajado al brazo secular. hasta que declina definitivamente por 1765. interrumpida por el perdón general de 1604. Libertinos. El crecimiento de 1616 en adelante es cl del paroxismo de la lucha de los criatianos nuevos contra la Inquisición. Sin embargo. en Revista de Ht9tória das Idelas. que serán posibles con el cruce de otros datos. Coimbra. jacobinos penan. cuando los jesuitas se interponen en Roma contra el tribunal. que lo necesitaba para pagar la guerra en Marruecos. t978. vol. cuando el último cristiano nuevo sale en un Auto de Fe. pp. 1986. José VEIGA lORRES: «Lima longa guerra social: os ritmos da repressáo inquisitorial cm dehistória económica e social. Su tío y sucesor rehusó pagar la deuda y mantener el perdón. “tJma longa guerra social. Faculdade (le Letr. LOS R[TMOS DE LA ACTIVIDAD PERSECUTORIA Y LOS TIPOS DE CRíMENES Apenas se ha iniciado un trabajo estadístico para decirnos algo de la actuación del Santo Oficio. [11<.56-68. hay que aguardar análisis más finos. Desde 1773 no habrá más cristianos nuevos para perseguir. Además. y no tiene fiabilidad antes dc 1568.La Inquisición portuguesa: intento de periodización 83 Los inquisidores saben por experiencia que no tienen facilidades de actua- ción fuera de las capitales de los distritos. La suspensión de 1674-1681 se debe a una decisión papal. Trabajando sobre las cifras de penitenciados se tiene ya un gráfico que nos sirve de ayuda (fig. en Revista . -“ Portugal».

— - 1 - a ‘o ea —4 2 —it cL o. ~ LS ¡2. 4’ a .2 a a ‘Co o2 ido.—. -- ..84 loaquim Romero Magalhñes « < .~ 2 -. . 4I~> ~ la 4.

reed. que intentan estorbar la concretización de la voluntad del monarca. 4.4% de judaizantes. La brujería sólo figura con 3. 1987. Los poseedores de libros prohibidos o los que en general no respetan a la Iglesia pueden también ser sentenciados. lo importante es el empeño del poder real en alcanzar dcl papa la Inquisición plena a la manera de Castilla. Lisboa. Universitária Editora. 215. La investigación respecto a los años finales está todavía lejos de suministrar resultados concluyentes. t975. desde fines del siglo XVI. 1241-1336. ‘~ Datos trabajados a partir de Aniceto ALFONSO y Marília GIJERREIRO: «Subsidios para o estudo da tnquisi~áo Portuguesa no século XIX». lo que iba contra la independencia y contra los reglamentos del Tribunal. Creo que esta ha sido una de las razones que explican por qué el Santo Oficio se ocupó tan poco de brujas y hechiceras. 3. R. Apenas voy a indicar algunos puntos.. voL. pp.1. La Inquisición se había reducido a ser mantenedora de las buenas costumbres.La Inquisición portuguesa: intento de periodización 85 La estadística de los tipos de crímenes se conoce para eldistrito de Coimbra: 83. Para éste había que controlar la creciente importancia e » . 3. Lisboa. R. p. saludadores e nigromantes no século XVI. Feiticciray. cuando estabilizó sus alvos4>. En el periodo de establecimiento.5% de acciones contra el Santo Oficio. 199<). Siguen llegando muchas denuncias y se organizan procesos: 1674 desde 1801 a 182042. MAGALIIAES: O imaginário da magia. Quitar esa posibilidad a los reos no les parecía bien a los inquisidores. Pero la venalidad y codicia de los familiares de las clientelas de los papas y el mismo papado acabaron haciendo la voluntad del rey4>..1%. Livraria Bertrand. Ponía una tremenda dificultad a los legalistas del Santo Oficio: el derecho canónico permitía la apelación al obispo. J. en Inquisi~ño. [ti. Triste decrepitud: un promedio de menos de seis penitentes al año. Universidade Aberta. sodomitas.. aunque también herejes y libertinos. Este último crimen poco interesa a la Inquisición. ~‘ Alexandre HERCULANO: Ilistória da origemeestabelecimenro dalnquisicáo. . Lisboa.2% por acciones contra laortodoxia. Pero sólo 117 se concluyen con una sen- tencia. persiguiendo bígamos. solicitantes. 4. cuyo respeto al derecho canónico era irreprochable4<’. MAGALIIAES: «Em busca . LAS RELACIONES CON LOS OTROS PODERES Doscientos ochenta y cinco años es demasiado para ser resumidos en unos cuantos folios. Se opone el poder social y financiero de los cristianos nuevos.5% de acciones contra la ortopraxis.

pp. José Sebastiho DA Slt. es que mientras que don Henrique vivió (y mandó.Ioaquim Romero Magalháes influencia mercantil de los cristianos nuevos. luchó por ingresos fijos en los obispados. » Es lo que resulta muy evidente de la documentación. Coimbra. una vez bien instalada y reproducida. Pero la burocracia. se sintieron tentados a ello. 1982-l9S6.VA DIAS: A política cultural de D. en dificultades financieras. Lisboa. por supuesto) Estado e Iglesia e Inquisición actuaron de manera sinérgica. por elcontrario. ni les ayudé a expoliaría de tantos bienes como ellos quisieron47. 1990.« Em busca ‘PP. No parece que don Henrique quisiera al Santo Oficio en dependencia del Fisco. No permitió privilegios gravosos para los pueblos y rehusó propuestas de extensión de ventajas al personal y a los familiares4~’. 1987. Mi conclusión. 17-66 e 177-188. Por ordem da Universidade. 14<1-141. Con algunas discrepancias. 1969. sustituyendo la política de integración que estuvo en la base de la conversión forzada de 1497. Editorial Presenca. hay ay’. que se puede leer en la colección As Gavetas da Torre do Tombo.86 . los iesiin>onios dc los enviados papales. doña Catalina de Austria o su sobrino-nieto don Sebastián. . no les dio la Universidad. ~ Mário BRANDAO: U. en 1539. para él. MAGALHAES. La unión y convergencia del Estadoy de la Iglesia en la Inquisición empieza con el nombramiento dc don Henrique como inquisidor general. Jodo 111. Lisboa. pp. Coimbra. Aunque se creó la Universidad de Evora y se contribuyó para que los hijos de San Ignacio sc instalaran en el Colegio (menor) de las Artes de Coimbra. La tenacidad y la capacidad organizativa y diplomática del infante son datos fundamentales para el éxito de la obtención de la Bula de 1547. Academia Portuguesada llistória. por cierto. in Charles-Martial DF WITTE: La correspondance despremiersao. Es tudos. por una nueva segregación44. pp. R. Lopo de Almeida a a Universidade. 765-786: Maria José PIMENTA FERRO TAVARES: ladatuno Inquisi<ao. 198-199. el inicio del monopolio de la enseñanza pre-uníversitana por los jesuitas. Centro de estudos históricos ultramarinos. Faculdade de Letras. Al cardenalinfante se debe la organización y la constancia en impedir todas las propuestas de suavizar la actuación del tribunal. Es cierto que don Joáo III no había pensado en la creación de un tribunal sin su regio control45. siempre que don Joáo III. Eso no quita que para él el Estado estuviera al servicio de los intereses de la Contra-Reforma. entre muchas otras cosas. lisboa. provisional. introduciendo una nueva y muy viva segregación. 1960-1973. A él se debe. lo controló todo. ~‘ J.>ccsperníanentaa PortugaL 1532-1533. La independencia del tribunal. tomo II. es relativa y deben de converger sus intereses con los del Estado.

vemos que se piden nuevos privilegios. 5. cuando Felipe II empieza su gobierno en Portugal. 1988. Pp. Los ignacianos no han formado nunca una unidad de acción. los salarios del personal suben. EI. ~‘ . l99i. Joaquín ROMERO MAGALHAES: OAlgarve economico: 1600-1 773. las cofradías. R. la mayor parte de la Compañía. Nada más. Pp. Cuando. las universidades. J. 344-346.pp 569-581. La monarquía hispánica quedará como una pesadilla para los Austrias. que no apreciaba a Olivares. contradictoriamente combate contra la independenJ. Por 1618-1620 se cristalizará la peor de las segregaciones: la limpieza de sangre.. a prepararse internamente para bien regir su propio rumbo. Pero en seguida con el cardenal-archiduque las veleidades de la Inquisición no tuvieron todavía posibilidades de progresar. La salida de éste del puesto de inquisidor general y de virrey marca el verdadero comienzo de la autonomía. Los agobios de la Hacienda real y la rapacidad de los aristócratas de la Corte de Felipe III introducen una inestabilidad en las relaciones con la Inquisición que ésta aprovecha. ya no poseerá la fuerza ni el dinero para hacerlo. MAGALtIAES: «Em busca. o la ironía suprema de arrendarse el fisco a cristianos nuevos45..LlOfl: El conde-duque de Olivares. los gobiernos municipales. Estampa. don Gaspar de Guzmán intentó domesticar la In- quisición. como parte de la reestructuración del todo Peninsular que se proponía. No ocurrió la temida unión a la Inquisición española (de la que se ha hablado y de la que se sabe muy poco). 213-214. Esta va a contaminar los beneficios eclesiásticos. La Compañía de Jesús tampoco perdonara. En este caso. desde 1621. La Inquisición intenta su primera autonomía.La Inquisición portuguesa: intento deperiodización 87 Se sigue un pequeño entreacto. Hay.. unos incrementos en sus rentas. se pasa a los partidarios de los Braganzas.. 342. Barcelona. i. por entonces. DE AZEVEDO: IIistória p. El Valido pierde en todos los frentes5>’. El revés del perdón general de 1604 va a conducir a una prudencia creciente.> cd. esta locura racista va a culminar en 1663 con la cofradía de los Puritanos. tras servir a la Inquisición con empeño considerable de mantenerse cerca del poder de los reyes de la Casa de Austria. Grandes y Títulos que no permiten matrimonios fuera de un muy restringido grupo4>. Editorial Crítica. Lisboa.». Es siempre difícil y osado hablar de la Compañía como una totalidad. trad. Empezada en 1577 por la hermandad de la Misericordia de Lisboa. H.. Hay jesuitas en todos los campos. 1. Al tiempo la Inquisición. El gobierno del Estado se queda más precario con los virreyes y los gobernadores de corta duración. a su manera y según sus intereses.

e o Tribunal do Santo Oficio. Y es entre los jesuitas donde la Inquisición encuentra sus más peligrosos y tenaces enemigos. Vieira ha visto un problema fundamental. cl proceso inquisitorial se publicó con el título Defensa perant. Lisboa. cambio consolidado por la ley de indiscriminación del marqués de Pombal. La lucha sin tregua tuvo el liderazgo del gran escritor Padre António Vieira5’. 1989. en 1642. n Obras escoihidas. IV. 1951. sin peligro de confiscación de bienes por razones de religión. 52 António VIEIRA: «Noticias recónditas do modo de proceder da InquisiQáo com os seus presoss=. Carcanet Prcss. Eso le incitará a ir más adelante. Hernani Cidade. L. F~iro. abría la puerta a la instalación de los ingleses en Portugal5>. 1957. Apoyado en una buena parte de la Compañía. en 1681. cd. necesitado de apoyo internacional para la lucha contra Castilla (1640-1668). Pero hirió definitivamente la fama de la Inquisiciónt>. por fin. Apunta los maléficos efectos del laberíntico procedimiento que puede conducir ala condenación de inocentes. Porque. ME. en el esoterismo de una História do Futuro. vol. no se percibe por qué Portugal. Obras vórias (II>. persigue a [os mercaderes. e “ Joaquim ROMERO MAGALBAES: «Os Ingleses no Algarve nos séculos XVtI e XVIII». utilizando como carta de triunfo en la Corte papal el prestigio que le distinguía como extraordinario orador sagrado. SHAW: TraJe. va a pasar por las cárceles de la Inquisición de Coimbra. es que de aquí ha resultado una de las razones explicativas del retraso económico portugués. vol. Livraria Clássica Editora. y a retomar sus tareas de misionero y de visionario en el remoto Amazonas. y no lo perdonó. Joáo Lócio DE AZEVEDO: História de António Vieira. ataca y. Lisboa. Como ha escrito muy temprano. comisarios y agentes de las casas comerciales británicas. sale vencedor. al menos por un momento. 1650-1690. enAnais do Municipio de Faro. 1918-1921. 199(1. país todo basado en el comercio. como visionario y mesiánico autor. Sintió en su orgullo y en su carne la injusticia y los prejuicios de la Inquisición. el Estado. Y la verdad. jugando con las debilidades de un poder real enflaquecido e inseguro. Va a perder. . Inquisition and tlíe Engflsh Nation in Portugal. Salvador da Bahia. al tiempo que la Inquisición incrementaba las persecuciones. Manchester. Hace la prueba de la inicuidad estructural del tribunal. Sá da Costa. en su fuite en avant. El político y diplomático empeñado en la restauración dinástica y en la liberación del Brasil de los flamencos del Norte. Esto se ha traducido en la venida de mercaderes. indudable. después del 1640. XIX. de 1773. hasta 1765. Y asípasó mientras fueron perseguidos los cristianos nuevos. Los ingleses estaban por allá unos años y regresaban a su patria con las ganancias que no reinvertían en Portugal. A él y a los suyos se debe la interrupción de la actividad decidida por el papa en 1674.88 Joaquim Romero Magaihaes cia de Portugal.

». si llegaba la hora54. Arquivo Coimbrño. El pueblo se revolvía con los perdones. y se quejaban. Pero no se puede decir que Roma viera con buenos ojos la Inquisición. 1580-1640». Los cabildos perdían. «Acordos do Cabido de Coimbra. Lo que marca las no muy buenas relaciones de la Inquisición con las diócesis es la concesión de beneficios cuyas rentas drenaban los inquisidores. R. 88. p. 137. . Luís da Cunha a MarcoAntónio deAzevedo Coutinho.. por buscar los favores del rey. a final del siglo XVII. Y a final del siglo XVII y en la primera mitad del siglo XVIII. Coimbra. el pueblo se airaba contra los presos en las carreteras cuando iban a las prisiones. Manuel LOPES DE ALMEIDA. A la baja de ingresos en el siglo XVII se suman las pérdidas provocadas por prisiones y confiscaciones de los bienes de quienes cobraban las rentas. 214. Los cabildos de las catedrales se mantuvieron siempre distantes. para el pueblo menudo que sufría todas las opresiones. en la adjudicación de rentas y en la administración de propiedades pasaban muchas veces por cristianos nuevos (o sospechosos de serlo). 1973. cd. Lo dijero los hombres de las Luces. siempre había algo por debajo de su nivel. Con esta dependencia del poder real se enflaquece el Santo Oficio. y no creo poder desdecirlos55. Lo que no iba en favor de la Inquisición. A ésos no había posibilidad de perseguir sin destruir el orden de la sociedad. el pueblo se divertía con los Autos de Fe5<’. Es que él tenía una hidalguía que los cristianos nuevos no poseían: la sangre sin tacha. quienes pagaban con la misma moneda. CONCLUSION El gran apoyo de la Inquisición. Los intereses en los diezmos. Es que ya no había grandes fortunas para confiscar. sólo el rey y los grandes del Reino eran muy ricos. Pero hay más. se ha hecho firme con las clases populares. Los inquisidores recibían honores y reverencias públicas muy desagradables para los canónigos. ~ fntrucóes inéditas de D. tn-¡prensa da Universidade. E] apoyo o no de la Inquisición en Roma es una cuestión dejuego en las relaciones del papa con el rey. 1930. Cámara Municipal. que se subordinará del todo con las reformas de Pombal. p. Pero no serían tachados de la sospecha dejudaizar. Así. MAGALH ES: «Em busca. >~ ~‘ 1. y los gastos de la Inquisición eran cuantiosos. e interponían pleitos..La inquisición portuguesa: intento de periodización 89 El enflaquecimiento numérico y de capitales de los mercaderes portugueses a lo largo de los siglos XVI y XVII nos podrá explicar la razón de la Inquisición. p. en Coimbra.

2. ~‘ Graqa y J.3. p. junto a la pérdida de intervención en el nivel social con la indiscriminación de los cristianos nuevos y viejos. en fnqaisi~-óo. Lisboa.2. 1989. Lisboa.stória econom. . JASMINS DíAS FARINHA. III. estaba lejos de representar un poder verdadero y actuante.1. bibliografía y guía de documentación Inqukicño. Inventario muy bien presentadode una magnífica colección de impresos existente en la Universidad de Coimbra.2. en História & Crítica. 1977. sin que nadie intervenga para defender su permanencias7. en Revista dehi. en el período final. 1990. Pero. td. >~ Francisco BETHENCOURT: “Declínio e extin~áo do Santo Oficio”.!. «A primeira visita do Conselho Geral á inquis~áo de Lisboa». Maria da GraQa: Nota: 1. ni los absolutistas intentaron su recreación. a principios del siglo XIX se había agotado su misión.2.ca e sociaL Lisboa. 34.4. 1. Os arquivos da Inqaisi~do.. Acaso la pérdida de poderes sobre la censura de libros. Maria do Carmo: «A Madeira nos Arquivos da Inquisi~áo». Maria Isabel. 1980.1. Biblioteca (letal da Universidade de Coimbra. RIBEtRO DE FARíA.s da Fé existentes tía Livraria Visconde da irindade <lnt’enúírio). Ya no goteaban vida. vol. Nacido para perseguir a los cristianos nuevos y Zas eventuales disidencias del momento crucial de la Reforma religiosa del siglo XVU.. lo que demostró la inutilidad de la institución. Ni el inquisidor diputado a las Cortes liberales ha sabido o intentado defenderla. 1988. Tampoco sufrieron sus papeles. El Santo Oficio ya no tenía medios para difundir terror y miedo. y PERICAO DE FARíA. Archivística. 1986. Es que el tribunal. 1987. Durante las suspensiones del régimen liberal (1823-1826 y 18281834). BIBLIOGRAFíA 1. 1527-1537.. haya sido. Sá da Costa. tomo 1. Universitária Editora. Funchal. Lisboa. en ¡ Colóqulo internacional de bistória da Madeira.2. 1. 1. S. pp. Colectórios. INIC. ya no era el mismo. Regimentos e Lisias de Auto. ayudará a explicar cómo desaparece en 1821. íd. 1. Lisboa. DA SILVA DíAS: Os primórdios da Ma<~onaria cm PortugaL vol.1. en 1768. Arquivo Nacional da Torre do Tombo.90 Joaquim Romero Magalbaes Esto no basta para comprender por qué duró tanto y tanto acínó el Santo Oficio. Coimbra. íd. «Os arquivos da lnquisi~ao existentes na Torre do Tombo».

1987. Nota: 1. Además de su cátedra en la Facultad de Letras de Lisboa. por supuesto. Además de lo que va publicando.5. «Les Marranesss.2. pero que tiene una buena cronología organizada por Francisco Bethencourt. Isaías: Documentos para a Iuisrória da lnquisi(do cm Portugal.. Id. BAIAO. en Memória. suscita interesantes estios. Pero.2.3. Lisboa. ed. vol.. Biblioteca Nacional. 1991. 1975. Mouton.1. t. Colección de cómoda utilización de los documentos principales concernientes a la censura inquisitorial. Artur: Indice dos livrosproibidos cm Portugal no século XVI. Nadie domina cl cartulario del Santo Oficio como la conservadora que en la Torre do Tombo lo tiene a su cargo. 1959-1960. «Estudios sobre a Inquisiqáo Portuguesa». 2. 1921. Imprensa da Universidade. Archivo 1-listorico Portuguez. 2. Joáo Lúcio de: História dos Cristños Nasos Portugueses. Coimbra. 2) ed. El canónigo Isaías da Rosa Pereira publica muchas migajas documentales. td. 1983.1. no deja de informar lo que va descubriendo.3. Catálogo da cvp así (00 organizada por ocasiúo do Y Congrcsso Luso-fi rasileiro sobre Inquisi ~ño. Nota: 1. CX VIII. Lástima que no todos le reconozcan sus deudas.5. 1. 2. 1920. XIII. Lisboa. Estudios generales AZEVEDO.2. ¡987. Documentos para a história da Jnquis~áo cm Portugal (século XVI). MOREIRA DE SA. Funda~áo Calouste Cuíbenkian. en Reme des Etudes mimes.2. Lisboa. Porto. Israel-Salvator: Etudes Portugaises. 1.1.. en este caso su modestia y su gentileza inagotables hacen obligatorio referirlo.La Inquisición portuguesa: intento de periodización 91 . A Jnquísí<do enl Portugal (1536-1821). 2.1. Nota: Id. REVAH. Paris. vol. Nota: 1. Lisboa. 1975. Revista anual do Arquivo Nacional da Torre do Tambo. Livraria Clássica Editora. «Ministros do Conseiho Geral do Santo Oficio». 2.2.2.4. A Inquisi(áo no século XVI.3.. António: A Jnquisí(do cm Portugal e no Brasil.. INJC. 2.1. 1984. Paris. Todos los investigadores aprovechan sus conocimIentos en el «gurgite vasto» de los papeles inquisitoriales.4. DA ROSA PEREIRA.1. Lisboa. . Lisboa. Catálogo no muy bien sistematizado. íd. Subsidios para a sua história.1. in Boletim da Classe de Letras da Academia das Ciéncias de Lisboa.

con las necesarias indicaciones bibliográficas y documentales. Estanipa. . sin conocerbien la materia. Coimbra. 5. Id. con una esclarecedora introducción de Jorge Borges de Macebo. Nota: Todos metodológicamenteviejos. Alexandre: História da origem e establecimento da Inquis~do 3. asimismo resulta mas estimulante. Los orígenes HERCULANO. Lisboa. 1969. PIMENTA FERRO TAVARES. Nota: Colección de artículos eruditos que precisa muchos aspectos de los antecedentes del tribunal. Coimbra.2. reed.. DA SILVA DíAS..’ ed. 3.. Factíltade de Letras. José Sebastiáo: Correntes do sentimento religioso cm Portugal (séculosXvl a XVIII). 4.1. Jodo III. lndispensable. Id. en Revista de história económica e social. La extinción BETHENCOURT.3. 4.4. 5. 1975. Cultura e ideología 5. 5. Id.1. Lisboa.1.1. Lisboa. Lisboa. Sá da Costa. Francisco: «Declínio e cxtin~áo do Santo Oficio». INIC. 1987. Los más estimulantes y completos estudios sobre las implicaciones culiurales de la Inquisición. Lisboa. Nota: 5. 1975.]. Révah y Saraiva polemizaron con ardor.. 4.1. Faculdade de Letras. 1960. Editorial Presen9a. em colabora~áo com SILVA DíAS. Maria José: Judaísmo e Inquis~do. 1987. Faculdade de Letras. António José: InquisiQáo e Cristños-Nomos. 1985. A política cultural de D.2..1. Révah era judío y en todo veía señales de la perennidad de la creencia de su pueblo. Estudos. Saraiva es tan sólo un romanista. en esta edición. 1980. Livraria Bertrand.4± SAR4IVA. Nota: cm Portugal. además. Pero la gran calidad de Azevedo y la erudición de Baiáo mantienen sus obras en el rango de imprescindibles. Gra9a: Os primórdios da Inquisi~áo cm Nota: Portugal. O erasmismo e a Inquisi~áo cm Portugal Oprocesso de Frei Valentim da Luz. pero su inteligencia le permitió descubrirmuchas cosas. 3.1.92 Joaquim Romero Magalháes 2. Coimbra.1. Presentación de problemas de un modo no tradicional.

VEIGA TORRES. en Revista dehistória económica e social. Centro de Estudios Humanísticos. A inquisiqáo de Coimbra».2. Coimbra. Un sociólogo. «Em busca dos “tempos” da lnquisi9áo (1573-1615). Joaquim: «E assim se abriujudaísmo no Algarve». presenta su tesis en el Instituto Universitario Europeo de Florencia. Muchas serán las novedades..1. a la ventana de la historia. Religiosidade Popular.3. Id. Lisboa. 6. Nota: El autor. Lleva el título deL’Inquisition moderne. 1987. Feiticeiras. vol. «lnquisig~o e controle social». 9. OAlgarve económico. integrado en las corrientes de investigación sociológicas y antropológicas.2. Coimbra. con una investigación paralela sobre el funcionamiento de la institución.2.2.1. vol. Faro. 6.2.1. enAnais do Municipio de Faro. Id.. 6. O imaginário da magia. sigue investigando los comisarios y los 6. Porto.1. Novas perspectivas para o estudo da Inquisigáo portuguesa.1... . 6. José: «Urna longa guerra social: os ritmos da repressáo inquisitorial em Portugal». 1978.3. Id. 6. Lisboa. Francisco: «Campo religioso e Inquisi9áo em Portugal no século XVI».2.La Inquisicion portuguesa: intento de periodización 6. Coimbra. 1984. td.. 6. en octubre de 1992.2. 1986. 1600-1 773. 1987. Nota: familiares. en Studium Generale. en História & Crítica. 6. 1983. en Revista de Ilistória das Ideias. Id. Lisboa. Universidade Alberta. Lisboa.4. en Revista da Unimersidade de Coimbra. XXIX.. 8. vol.3. en Revista de 1-Jistória das Ideias. 1988. Id. saludadores e nigromantes no século XVI.1. Estudios centrados sobre el impacto regional del Santo Oficio. Nota: 6. «Os Ingleses no Algarve nos séculos XVII e XVIII». 1987.3. Estudios parcelarios 93 BETHENCOURT. 1990. ROMERO MAGALHÁES. Estampa. «Uma longa guerra social.