Está en la página 1de 3

Explique con ejemplos el por qué para Adolfo Sánchez existe una estrecha relación entre la ética

y la política

Se entiende que para Adolfo la ética es una regulación normativa de los individuos consigo mismo
y con la comunidad, y el rechazo de esta ha de tener un carácter libre por parte de los sujetos. Y la
política es o son un conjunto de individuos que se agrupan para mantener, reformar o transformar
el poder vigente y obtener determinados fines u objetivos o conservar, reformar o cambiar la
relación existente entre gobernantes y gobernados.

En pocas palabras podemos expresar que para Adolfo la ética y la política van de la mano ya que
están conformadas por individuos que regulan la normatividad.

1. Revisar el vídeo de Adela Cortina y responder con argumentos:

¿Por qué es válida la reflexión ética en nuestros días y en especial en nuestro país. ?

“La ética se dirige fundamentalmente a unir dos valores humanos que son imprescindibles para
vivir: la justicia y la felicidad. A fin de cuentas, la justicia es el tipo de relaciones que entablamos
unos con otros

Todos nos debemos cosas unos a otros y tenemos una relación recíproca, por lo que los vínculos
que mantenemos entre nosotros tienen que ser justos, porque si el vínculo es injusto,
evidentemente hay una parte que se siente dañada o lesionada, que quiere tomar venganza.

Uno de los grandes fallos de nuestra época y de muchas otras es el individualismo, que es el creer
que hay seres aislados, que viven a su aire y que un buen día deciden juntarse y formar una
comunidad o una familia. Yo me reconozco como persona porque otros me han reconocido como
tal. Entender que somos seres relacionales, vinculados, que no somos individuos aislados, sino que
siempre somos seres en familia, en comunidad, incluso, en un universo global, es fundamental
para entendernos a nosotros mismos

La ética se ocupa de la justicia, en muy buena parte, que es el valor que une a los ciudadanos, que
une a las personas entre sí, y si las sociedades no lo son, después viene una gran cantidad de
desastres”.

¿Qué significa ser sujeto individual y como se entiende ser libre y responsable en un contexto
moral y político?

en el sentido estrictamente moderno, se refieren a realidades distintas: «la ética es el estudio


filosófico de la moral y ésta es el conjunto de normas, aceptadas libre y conscientemente, que
regulan la conducta individual y social de los hombres. Pero, además, señala que la moral está
constituida por dos dimensiones:

a) la normativa, que implica las normas o reglas de acción e imperativos que enuncian algo que
debe ser
b) la fáctica o la moralidad, plano de los hechos morales, constituido por aquellos actos humanos
sujetos a la aprobación o reprobación en el sentido moral, una vez que, por sus resultados y
consecuencias, afectan, a otros"

surge la primera diferencia entre la moral y la política.

En tanto que la moral se ocupa de regular las relaciones mutuas entre los individuos y entre éstos
y la comunidad, la política tiene como marco teórico y práctico las relaciones entre los grupos. Los
grupos son los sujetos específicos de la política. Grupos sociales que conforman organizaciones
cuyos objetivos son, en síntesis, “consolidar, desarrollar, quebrantar o transformar el régimen
político-social existente”, esto es, que desarrollan prácticas efectivas tendentes a la conquista,
mantenimiento o ejercicio del poder.

En el desarrollo de esta labor, la actividad de los grupos es práctica, organizada y consciente. En la


base de su actuación están los individuos, pero en tanto que pertenecientes a un grupo social
determinado que tiene como objetivo la defensa de sus intereses comunes. Ahora bien, aunque el
individuo actúe, en política, con una función colectiva, no deja de ser él mismo el sujeto de la
acción y, por tanto, los aspectos morales, personales e íntimos, se hacen presentes en la actuación
política.

Por qué conceptos como derecha o izquierda son aplicables a la reflexión ética desde el punto
de vista de la lectura. Puede estar en acuerdo o desacuerdo.

consideramos pertinente hacer algunas precisiones sobre la naturaleza de la política; más


exactamente, de toda política. Ciertamente, trátese de una política autoritaria o democrática;
conservadora, reformista o revolucionaria; de la ejercida por partidos políticos o por
organizaciones y movimientos sociales, toda política, insistimos, tiene dos aspectos: uno, el que
podemos llamar ideológico en un sentido amplio, general, constituido por los fines que
se tienen por valiosos; incluso, como ya vimos, los tiene una política tan ‘realista’ como la
maquiavélica. Y en ese aspecto, entre sus fines valiosos, se inscriben con su contenido moral,
cuando se trata de una verdadera política de izquierda, emancipatoria,
los fines ya mencionados de la igualdad y justicia social, democracia efectiva, libertades
individuales y colectivas, dignidad humana y defensa incondicional, no selectiva,
de los derechos humanos.

¿Por qué es importante la justicia social y la libertad en la construcción y entendimiento de la


Ética? ¿Cuál es su Ética? Explicar de forma coherente.

De nada sirven las leyes que validan el orden y la justicia si la sociedad como un todo no las acepta
ni las apoya; es decir, no las sienten como suyas, y por tanto, no las practican. De nada sirve la
libertad como derecho constitucional si los ciudadanos de una nación son incapaces de verse a sí
mismos como seres sintientes e iguales, y, aún menos, si no saben cómo simpatizar con lo que es
debido, correcto o socialmente bueno.

Una sociedad donde los valores políticos, económicos y sociales no son fruto de la mutua simpatía
(confianza, acompañamiento, respeto, tolerancia, prudencia, benevolencia y solidaridad) que
incitan a la reflexión de todos en comunidad, simplemente no sobrevive. Entre más débil es la
relación simpatética entre los miembros de una sociedad, más débiles son los lazos que los unen
para entretejer juntos el bien común.

De allí que otra de las razones para escribir una investigación de ética de la responsabilidad
ciudadana es la de coadyuvar a la instrucción moral en instituciones sociales como la familia y los
centros de educación.