Está en la página 1de 2

Propiedades de la Herramienta de Corte de una Limadora Hidráulica

En las operaciones de laminado las herramientas de corte están sometidas a fricción y a


importantes fuerzas. Por lo que es de esperar que la herramienta sea tenaz, que mantenga la dureza
en un rango amplio de temperatura, que resista al desgaste que impone la fricción y que no
reaccione con el material de la pieza incluso a altas temperaturas.

Para una buena herramienta de corte, los materiales que la forman deben tener las
siguientes propiedades:

1. Dureza: la dureza de un material se define como aquella propiedad de la capa


superficial del material de poder resistir toda deformación elástica, plástica o
destrucción debido a la acción de esfuerzos de contacto locales originados por otro
cuerpo (llamado indentador o penetrador), más duro, de determinada forma y
dimensiones, el cual no sufre deformaciones residuales durante el contacto.
La herramienta de corte debe poseer mucha dureza para aguantar la elevada
temperatura y fuerza de fricción cuando está en contacto con la pieza.

2. Tenacidad: La tenacidad de los materiales se refiere a la capacidad que tienen los


materiales de absorber cantidades de energía sin romperse. Es decir, en esencia, la
tenacidad se refiere a una fuerza aplicada súbitamente (un impacto) a un volumen
determinado del material y que este material pueda absorber dicha energía sin
romperse. Típicamente, los materiales que exhiben una mayor tenacidad son
aquellos que también son materiales dúctiles.
La herramienta de corte de una limadora debe poseer mucha tenacidad para absorber
grandes cantidades de energía sin romperse.

3. Resistencia: es la capacidad que tiene un material para resistir esfuerzos y fuerzas


aplicadas sin romperse, adquirir deformaciones permanentes o deteriorarse de
algún modo.
Un modelo de resistencia de materiales establece una relación entre las fuerzas
aplicadas, también llamadas cargas o acciones, y los esfuerzos y desplazamientos inducidos
por ellas. Generalmente las simplificaciones geométricas y las restricciones impuestas sobre
el modo de aplicación de las cargas hacen que el campo de deformaciones y tensiones sean
sencillos de calcular.
4. Estabilidad Química: Tendencia de un material para resistir el cambio o la
composición debido a la reacción interna, o debido a la acción del aire, el calor, la
luz, la presión, entre otros. Se refiere a la estabilidad termodinámica de un sistema
químico. De manera más sencilla la estabilidad química es la capacidad de ciertos
materiales de oponerse a los agentes exteriores que quieran alterar sus
propiedades.