Está en la página 1de 10

SEPTIEMBRE

DOM LUN MAR MIE JUEV VIE SAB

1 2 3
SECRETARIADO NACIONAL DE PASTORAL SOCIAL

4 5
2 10
SEMANA
11 12
POR LA 13 14

15 16

PAZ 21

2016
22 23 28

29 30 31
Taller 4. Artesanos de la Paz
SEMANA 20
POR LA PAZ 16

SECRETARIADO NACIONAL DE PASTORAL SOCIAL

Taller 4.
Artesanos de la Paz

Objetivo
Reflexionar sobre el compromiso que corresponde a cada cristiano de construir
la paz desde lo cotidiano con la certeza de que la naturaleza humana no es violenta
por lo que toda violencia puede ser transformada.

Materiales

Hojas en blanco con bolígrafos para los participantes


Hojas de papel periódico para construir el tren de la paz
Marcadores de diversos colores, témperas y pinceles
Impresos con las lecturas para trabajo en grupo
Fotocopias del comunicado del Episcopado Colombiano de la 101 Asamblea
plenaria.
Oración por la paz de Colombia

2
SEMANA 20
POR LA PAZ 16

VER Después de ir dejando espacios en


silencio entre cada pregunta, el (la) facilita-
I. EVOCAR LA VIDA dor(a) invita a un diálogo sereno, invitando
a la escucha respetuosa de las diferentes
El facilitador deberá hacer una breve opiniones y respuestas.
reflexión y contextualización del momento
histórico que vive Colombia, donde la es- Al finalizar la ronda grupal de parti-
peranza de una oportunidad de cambiar cipaciones, el (la) facilitador(a) cierra con
el curso de la historia de la violencia y de otras preguntas problematizadoras, con
guerra fratricida, nos enfrentamos a una el propósito de llevar al grupo a profun-
de las peores polarizaciones políticas e dizar más sobre lo cotidiano que son las
ideológicas en torno a las formas como los diferencias y la importancia de reconocer
sectores quieren que se llegue a la paz. Esto que el problema no es la diferencia sino las
nos pone ante una serie de interrogantes: maneras en que las tramitamos:

Aunque todos los que estamos aquí


¿Cuál es la paz perfecta? nos reconocemos cristianos, ¿todos y
todas tenemos una única manera de
¿La firma de un acuerdo es pensar y de actuar?
verdaderamente la paz? ¿Qué nos hace pensar o pretender que
quien piensa o actúa distinto a mí es mi
enemigo?
¿La paz es la meta? O el camino!
¿La diferencia es problema? O, por el
contrario es un signo de riqueza que me
A partir de estos dilemas que la realidad
permite crecer con el aporte de otros
colombiana nos plantea, es pertinente que
u otras y aportar al crecimiento de los
cada uno y cada una evoque los sentimiento
demás?
que afronta cuando piensa lo que estamos
viviendo y le pueda poner nombre: Por
ejemplo: miedo, incertidumbre, rabia, II. COMPRENDER LA VIDA
frustración, escepticismo, desconfianza, etc.
El (la) facilitador(a) distribuye al grupo
¿Qué motiva cada uno de esos de participantes en 5 grupos. Cada grupo se
sentimientos? ¿Qué experiencias mías o va a organizar como un vagón del tren de
de otros cercanos a mí están detrás de esos la paz. En una pared se habrá ubicado una
sentimientos? cartelera con el dibujo de una locomotora
cuyo conductor es Jesús – El príncipe de la
Efectivamente las decisiones que otros Paz. A cada grupo se le entrega un pliego de
han tomado en el proceso de diálogos me papel periódico para que dibuje un vagón
afectan, nos afectan. ¿Por qué? ¿En qué me y, después de reflexionar sobre su trozo de
afectan? ¿Cuál es mi responsabilidad en lectura, registra en el vagón sus principales
este momento de la historia? reflexiones para armar el tren de la paz.

3
SEMANA 20
POR LA PAZ 16

Vagón 1: La paz es un derecho y un la paz interna, y es deber de los estados


deber: Declaración del derecho a la promover y estimular la justicia social,
paz, aprobada en 1997 por la asamblea tanto en su territorio como a nivel in-
general de la ONU ternacional, particularmente por medio
de una política apropiada tendiente al
“Artículo 1º. La Paz como un desarrollo humano sostenible.
Derecho Humano.
Artículo 3º. La cultura de la paz.
a) Todo ser humano tiene derecho a la
paz, que es inherente a su dignidad a) La cultura de la paz que está destinada a
de persona humana. La guerra y todo ser construida todos los días por medio
conflicto armado, la violencia en todas de la educación, la ciencia y la comuni-
sus formas, sea cual sea su origen, así cación, debe constituir el camino que
como la inseguridad de las personas, conduzca hacia la puesta en marcha,
son intrínsecamente incompatibles con de manera global, el derecho del ser
el derecho humano a la paz. humano a la paz.
b) El derecho humano a la paz debe estar b) La cultura de la paz comporta el re-
garantizado, respetado y puesto en prác- conocimiento, el respeto y la práctica
tica sin ninguna discriminación, tanto cotidiana de un conjunto de valores
a nivel interno como internacional, por éticos e ideales democráticos que están
todos los Estados y todos los miembros basados en la solidaridad intelectual y
de la comunidad internacional. moral de la humanidad.”

Artículo 2º. La Paz como un deber. Vagón 2: Construcción de la cultura


de paz
a) Todos los seres humanos, todos los
Estados, todos los otros miembros de El fenómeno de la violencia y la guerra
la comunidad internacional y todos lo ha estado presente en casi todas las socieda-
pueblos, tienen el deber de contribuir des humanas a lo largo de milenios, lo que
al mantenimiento y a la construcción de ha llevado a afirmar a muchos estudiosos del
la paz, así como a la prevención de los comportamiento humano, especialmente
conflictos armados y de la violencia en en el siglo XIX y en la primera mitad del siglo
todas sus formas. Es de su incumbencia pasado, que nuestra especie es violenta por
favorecer el desarme y oponerse con naturaleza. Ese debate continúa abierto,
todos los medios legítimos a los actos de pero cada vez tenemos más argumentos
agresión y a las violaciones sistemáticas, para precisar que una de las características
masivas y flagrantes de los derechos fundamentales de los seres humanos es su
humanos que constituyen una amenaza educabilidad, y que estamos abiertos, según
para la paz. los aprendizajes sociales que tengamos,
b) Las desigualdades, la exclusión y la a cualquier forma de vida, desde la más
pobreza son susceptibles de comportar agresiva hasta la más tierna y protectora de
la violación de la paz internacional y de los congéneres. De hecho, no existe nada en

4
SEMANA 20
POR LA PAZ 16

la fisiología del cerebro que nos obligue a ser mil o siete mil años no muestran ninguna
violentos, ni los genes producen individuos evidencia de guerras ni de tratos violentos,
necesariamente predispuestos a la violencia. lo que lleva a deducir que en sus orígenes,
La personalidad no es sólo resultante de la los humanos no éramos una especie que
herencia genética, sino que está modelada guerreara contra sus congéneres.
por la educación recibida y, por ende, por las
características del entorno social y ecológico La cultura de la violencia no ha esta-
en los que el individuo se desenvuelva. Para do presente a lo largo de la existencia de
la Iglesia, en particular, es un principio la la humanidad, pero ha sido forjada desde
declaración de nuestra naturaleza fraternal, tiempos remotos. Los cambios culturales
solidaria y amorosa, en congruencia con la que se dieron desde hace varios milenios,
condición que tenemos como hijos de Dios, y que se han venido trasmitiendo de
hechos a su imagen y semejanza. generación en generación, fueron cons-
tituyendo una manera de vivir en la que
Estas posiciones resultan un tanto los varones adquirieron preeminencia
contradichas por el mundo que vivimos. Lo y dominio sobre las mujeres, la fuerza
cierto es que hoy la civilización de la ciencia y la agresividad se volvieron mitos que
y la tecnología nos permite vivir en cualquier otorgaban poder, se convirtió en un
situación geográfica por inhóspita que sea, objetivo de la vida la adquisición de
hemos llegado a la luna y estamos conociendo dominio sobre los otros y la apropiación
los secretos insondables del cosmos, el mar ya de bienes, las diferencias se empezaron a
casi no tiene secretos y podemos movernos ver como amenazas, y se desarrolló una
tranquilamente en sus profundidades, hemos incapacidad para resolver pacíficamente
derrotado a casi todas las enfermedades que los conflictos.
otrora conducían rápidamente a la tumba, y
hemos dominado diversas formas de energía Esto, que es lo que aprendemos a
que nos potencian para el bienestar. Pero vivir hoy día, nos lleva a organizar nuestra
a pesar de tan enormes progresos, aún no existencia dentro de la idea de que la
hemos aprendido a convivir en armonía con felicidad consiste en tener poder, ser ricos
los otros, seguimos haciendo guerras tan y ganarle a los demás, sin que importen
sanguinarias como las de la época de los los métodos usados para conseguir esos
bárbaros, y a pesar de que nunca en el mundo fines. Los medios de comunicación, que
se había producido tanta riqueza, tenemos ahora son los principales agentes para
más pobres que en cualquier otro momento el aprendizaje de la cultura, eso es lo
histórico. Incluso, hemos construido armas que nos muestran constantemente.
cuyo uso pone a la especie en peligro de Resulta apenas lógico, entonces, que
extinción. ¿Por qué somos así? nos cueste tanto trabajo actuar dentro
de los valores y los principios cristianos
Vagón 3: La cultura de la violencia y democráticos, por cuanto la cultura
que portamos está ahí, con su fuerza
Las excavaciones arqueológicas de los invisible, induciéndonos a actuar según
pueblos que existieron hace más de cinco los gustos que nos dicta.

5
SEMANA 20
POR LA PAZ 16

Vagón 4: La cultura de paz La cultura de paz, entonces, hace


referencia al modo de vida caracterizado
Hablar de violencia y de paz requiere por el respeto a la diferencia, la aceptación
definir qué estamos entendiendo por ello. de los conflictos y su transformación sin
Según uno de los principales estudiosos antagonismos destructores, sino mediante
de estos temas, Johan Galtung, se habla de el diálogo y los acuerdos; por la equidad en
violencia cuando alguien actúa de tal manera la distribución de los bienes materiales que
que otros seres humanos no pueden realizar permiten el acceso al bienestar físico y de las
sus potencialidades, es decir, cuando se oportunidades que viabilizan el desarrollo
ponen impedimentos para que las personas personal y social; por la solidaridad y la
no sean lo que podrían ser o no tengan lo apertura de espacios para que las personas
que deberían tener, lo que en términos de participen activamente en las decisiones
Derechos Humanos significa que la violencia públicas que afectarán sus vidas. La cultura
es el impedimento para ejercer o tener acceso de paz, como puede verse, está en la base
a esos derechos. En este sentido, la violencia de la democracia plena, es su fundamento
no es solamente activa, como cuando se y soporte en cuanto manera de vivir.
aplica la fuerza para impedir el ejercicio de
un derecho o para causar un daño a alguien, Vagón 5: Construcción de la cultura
sino también pasiva, como cuando se deja de paz
de hacer algo que quita posibilidades de
desarrollo a los otros. La acumulación de La cultura de paz se puede convertir
riquezas a costa de la pobreza de muchos en una realidad viva y perdurable mediante
es un claro ejemplo. La guerra es la forma una labor infatigable de sensibilización,
más extrema de la violencia, pero la injusticia movilización, educación, prevención e
social no se le queda atrás: la pobreza causa información en todos los planos de la so-
en todo el mundo más muertes que los ciedad, con la participación masiva de sus
conflictos armados. integrantes. Así es como podría quebrarse
la cultura de la violencia que nos impide
La paz, por su parte, se entiende no avanzar hacia la convivencia pacífica y
meramente como la ausencia de la guerra, la democracia efectiva. Pero ciertamente
sino como las condiciones de vida que esta invocación a la expectativa de que el
posibilitan la armonía, la satisfacción de cambio requiere de la participación de toda
las necesidades básicas de supervivencia, la sociedad, nos llevaría a la desesperanza y
de libertad, de bienestar y de identidad, a la inmovilización, pues ¿Cuándo llegará el
así como la autonomía, el diálogo, y el día en que todos los habitantes de Colombia
respeto a la diferencia dentro de un marco decidan ahora sí construir la paz?
de justicia social. La paz también puede ser
vista como la conjunción de las cuatro “D”: El llamado debe ser menos ambicioso
Desarrollo, Derechos Humanos, Democracia pero más efectivo. Igual que la cultura de la
y Desarme. La ausencia de cualquiera de violencia, la cultura de la paz se construye
estos componentes se convierte en factor y se aprende en la cotidianidad, en los
generador de violencia. múltiples espacios en donde transcurre la

6
SEMANA 20
POR LA PAZ 16

vida de la gente: la familia, el trabajo, los nueva cultura, que abarque las diversas
amigos, el vecindario y los espacios públicos, dimensiones del ser social, esto es, su
pero también en las actividades que en dimensión política, económica, ecológica
ellos se realizan: trabajar, jugar, comprar, y cultural, dentro de un sólido respeto por
conversar, acariciar, regañar, planear, dis- los derechos humanos.
cutir, comer, descansar, etc. Cada persona
vive su propia cotidianidad en interacción Al finalizar la reflexión, en plenario cada
con otras, ya sea dentro de la cultura de la grupo pasa y se engancha al tren hasta con-
violencia o dentro de la cultura de la paz. formar el tren completo de la paz.
La invitación consiste, entonces, en que en
esos espacios y actividades mantengamos, El (la) facilitador(a) recoge llamando la
atención de que la construcción de una cultura
en las interacciones con los otros, actitudes
de paz, cuando la violencia se ha instalado en
y comportamientos propios de la cultura nuestras formas de pensar, de actuar, de rela-
de paz y no de la cultura de la violencia. Así cionarnos, será un proceso de muy largo plazo
cada uno podrá aportar su grano de arena
a la construcción de la cultura de la paz,
“no habrá quién
pero la consigna es:
mediante la transformación de nuestros recoja mañana si no existe quién
pequeños espacios cotidianos. siembre hoy”.
¿Qué deberíamos tener en cuenta para
adoptar esas actitudes y comportamientos? JUZGAR
Muchas cosas, pero principalmente las
siguientes, según indicación que nos hacen III. LUMINAR LA VIDA
algunos obispos y sacerdotes del sur de
Colombia: “El que trabaja por educar a las nuevas
generaciones en la convicción de que cada
El respeto por lo diferente hombre es nuestro hermano, construye
Valoración del pluralismo el edificio de la paz desde sus cimientos.
Creer en el diálogo El que introduce en la opinión pública el
Valoración de la libertad sentimiento de la hermandad humana sin
La solidaridad límites, prepara al mundo para tiempos
La participación mejores. El que concibe la tutela de los in-
El respeto a la verdad tereses políticos como necesidad dialéctica
La confianza y orgánica del vivir social sin el estímulo
del odio y de la lucha entre los hombres,
Los anteriores presupuestos son el abre a la convivencia humana el progreso
fundamento para la construcción de una siempre activo del bien común. El que
nueva cultura, basada en la reconciliación ayuda a descubrir en cada hombre, por
de las personas y la sociedad fracturada por encima de los caracteres somáticos, étnicos
el conflicto y las diferencias ideológicas. y raciales, la existencia de un ser igual al
Pero una sociedad reconciliada sólo es propio, transforma la tierra de un epicentro
posible a partir de la construcción de una de divisiones, de antagonismos, de insidias

7
SEMANA 20
POR LA PAZ 16

y de venganzas en un campo de trabajo cumpla un papel positivo y proactivo en


orgánico de colaboración civil. Porque la la construcción de la nueva sociedad2
paz está radicalmente arruinada donde se
ignora radicalmente la hermandad entre los 2. “los cambios en la forma como re-
hombres. En cambio, la paz es el espejo de la solvemos nuestras diferencias”. Se
humanidad verdadera, auténtica, moderna y trata de crear una mentalidad y una
victoriosa de toda autolesión anacrónica. Es cultura del diálogo, del encuentro y de la
la paz la gran idea que celebra el amor entre palabra capaz de restaurar las relaciones,
los hombres que se descubren hermanos de esta manera nos convertimos en
y deciden vivir como tales.1” “embajadores” de la reconciliación (2
Cor. 5, 18b) 3.
“Bienaventurados los que trabajan
por la paz, porque ellos serán llamados 3. En el proyecto de la reconciliación se
hijos de Dios (Mt. 5,9) requieren “cambios en las relaciones
familiares y comunitarias” desde
En el evangelio vemos que la paz no las cuales se reconstruya el tejido de
es “ausencia de conflictos”. La paz no es una relaciones en la verdad, el respeto y el
ausencia sino una presencia: la presencia amor. La reconciliación se construye
de Jesús resucitado. “Él es nuestra paz” “desde abajo”, desde las transforma-
como les dice Pablo a los Efesios (2, 14). ciones cotidianas, desde el encuentro
Jesús resucitado es nuestra paz y lo es personal con quienes son cercanos pero
de manera activa: haciéndose presente sobre todo con quienes consideramos
y dándonos la paz. Y la reiteración del lejanos. La familia está llamada a ser
don de la paz que hace Jesús resucitado “escuela de paz”y la comunidad cercana
cada vez que sale al encuentro de los a ser el terreno en el cual se ejerce
suyos creó en la Iglesia la confianza en la participación y se transforman los
que, cuando hay paz, es que Él se está conflictos. ) 4.
haciendo presente de alguna manera. La
paz es el reino de los cielos, un reino en el 4. La transformación a la que llama la
que se vive dichosamente, justamente, con reconciliación es fundamentalmente
alegría, amor y…paz. La paz es el mismo “transformación de los conflictos”,
Espíritu Santo actuando e influyendo, es para que no degeneren en violencia
su modo de obrar. sino que sean la ocasión para ejercer el
dialogo, el reconocimiento y la acción
Ser Artesanos de la Paz nos implica: colectiva que construye sociedad. Esta
perspectiva anima la construcción de
1. “purificar la memoria”, descargar de la “casa común”, a asumir una forma de
odio y deseo de venganza el recuerdo de
la historia para hacer que esa memoria
2
Artesanos del perdón la Reconciliación y la paz
pág. 39
1
Mensaje Pontificio para la Jornada de oración 3
Ibid pág. 40
mundial por la paz 1971 4
Ibid

8
SEMANA 20
POR LA PAZ 16

ver nuestra relación con la creación que Ser artesanos del perdón, la reconci-
no sea destructiva, una relación con liación y la paz es proclamar que “solamente
los demás grupos y comunidades en el respeto por la vida puede ser la base y la
términos) 5.. garantía de los bienes esenciales y más pre-
ciados de la sociedad, como la democracia y
5. Quinta forma de transformación que la paz. No puede haber democracia verdadera
es fundamental, se trata de la “restau- sin el reconocimiento de la dignidad de cada
ración de los derechos humanos, el persona y sin el respeto de sus derechos.
fortalecimiento de la participación Tampoco puede haber paz verdadera a menos
en la vida de la democracia, la cons- que la vida sea promovida y defendida. (Juan
trucción de un modelo de sociedad Pablo II, Carta Encíclica Evangelium vitae,
mayormente fundamentado en la 101). 7..
justicia y en el reconocimiento de la
dignidad humana”. En este contexto la IV. DISCERNIR LA VIDA
justicia juega un papel muy importante
cuando se enfoca en la restitución de A la luz de los textos bíblicos y del
la dignidad de quienes han sufrido las Magisterio considerados en el punto
atrocidades, una justicia en función anterior:
de la creación de un nuevo tipo de ser
humano. La reparación es un paso muy 1. ¿Qué cambios de actitud y de compor-
importante para garantizar que se dan tamientos personales me pide Dios para
las condiciones, para que pueda surgir ser un verdadero Artesano de Paz?
un nuevo ser humano después de los
conflictos y al lado de esto hay un factor 2. ¿Cómo puedo aportar en la transfor-
cultural muy significativo que es el mación de las relaciones familiares
propiciar el que haya otras formas de y comunitarias para contribuir a la
narrar la historia, los acontecimientos, construcción de la paz?
en la que se reconozca el sufrimiento y
el proceso que ha dado origen a estas 3. ¿Qué cambios estructurales debemos
transformaciones) 6. alcanzar para que en Colombia la paz
estable y duradera sea posible?
Ser Artesanos del perdón, la reconci-
liación y la Paz tiene un profundo sentido ACTUAR
transformador, es colaboración en la obra
de Dios que crea una nueva humanidad
reconciliada y en paz; y permite construir V. CELEBRAR LA VIDA
una paz sostenible en un marco de garantía
y respeto por los derechos de todos. El (la) facilitador(a) invita a que esta
vez la parte celebrativa se traslade a la vida
concreta de cada participante, asumiendo

Ibid
5

Ibid 41
6
Ibid 41
7

9
SEMANA 20
POR LA PAZ 16

su compromiso de acuerdo a la invitación de nación en la que todos nos veamos


que nos hacen los señores obispos a través identificados y comprometidos, para no
del comunicado de la 101 Asamblea Plenaria perdernos en la dispersión de esfuerzos.
del episcopado del pasado 8 de Julio de
2016 en el cual nos dicen: Invitamos a nuestros sacerdotes, a
los religiosos y religiosas, a los agentes de
“Seamos artesanos de paz: pastoral, a los demás fieles, y a todos los
hombres y mujeres de buena voluntad
La Iglesia continúa en su tarea al a sumarse a todos los propósitos para
servicio del país. Acogemos la invitación erradicar la violencia y caminar hacia una
del Papa Francisco, de modo que la Iglesia Colombia nueva, reconciliada y en paz.
en Colombia, se convierta en un “hospital
de campaña” que, después de una guerra,
Convocamos al pueblo colom-
se dedica con pasión, a curar, a sanar las
biano a participar en la consulta
heridas de tantas víctimas y a devolverles
sobre los Acuerdos de La Habana, de
la confianza en el futuro.
manera responsable, con un voto
informado y a conciencia, que ex-
A todos nos corresponde asumir
prese libremente su opinión, como
el reto de la construcción de la paz. Esta
ejercicio efectivo de la democracia
oportunidad que se nos presenta exige un
y con el debido respeto de lo que
ideal común para el país, una visión clara
la mayoría finalmente determine.

ORACIÓN POR LA PAZ DE COLOMBIA


Padre, Tú eres un océano de paz y nos regalas por medio de tu Hijo Jesucristo y por la
acción del Espíritu Santo este don, y lo siembras en nuestro corazón por medio de la
conversión y la reconciliación.
Tú nos confías la paz a nuestra responsabilidad, convirtiéndonos en artesanos de la paz, para
construirla con “pasión, paciencia, experiencia y tesón”.
Tú quieres que nuestras familias sean escuelas de paz donde te escuchemos, acojamos y te
sigamos mejor y, así germinen palabras y gestos de perdón, escucha, diálogo, ternura, amor y
reconciliación. Que los niños y jóvenes se conviertan en protagonistas de un futuro de paz.
Acompáñanos en las responsabilidades que tenemos en nuestra vida social, política, econó-
mica, cultural y eclesial. Haz que difundamos el respeto por la vida, las personas y la creación;
que seamos solidarios, fraternos, justos y trabajadores del bien común.
Acoge en tu casa a quienes murieron víctimas de la guerra fratricida, mueve el corazón de los
actores violentos para que vuelvan a Ti y sean también ellos constructores comprometidos de
la paz. Fortalece a las víctimas en su dignidad y otórgales valentía para ofrecer el perdón.
Que María Reina de la paz, nos ayude a desarmar el corazón, a vivir la justicia, el perdón, la
reconciliación y la paz, para que nazca en Colombia la civilización del amor.

Amén

10