Está en la página 1de 4

ANALISIS DEL DECRETO Nº 36.

298 “NORMAS PARA LA UBICACIÓN,


CONTRUCCION, PROTECCION, OPERACIÓN Y MATENIMIENTO DE POZOS
PERFORADOS DESTINADOS AL ABASTECIMIENTO DE AGUA POTABLE”

Edgar Sánchez CI: 21.459.183

El presente decreto se divide en 12 capítulos en los cuales establece una serie de normas
sanitarias para la perforación y uso de pozos subterráneos. A continuación se nombrara
cada capítulo y se explicara su contenido de forma breve.

Capítulo I: Disposiciones generales

En este capítulo se establece que todas las actividades relacionadas a un pozo perforado
quedan sujetas a la vigilancia del ministerio de sanidad y asistencia social.

Por otra parte se definen los términos que se utilizaran en el desarrollo de las normas.

Capitulo II: De la conformidad sanitaria de perforación de pozos

El presente capitulo habla sobre los pasos a seguir para la solicitud del permiso de
perforación de un pozo, esta solicitud debe realizarse de forma escrita y debe contener la
ubicación donde se proyecta perforar el pozo, autorización del ministerio del ambiente para
la perforación, constancia expedida por la empresa responsable del abastecimiento público
de agua potable de que no se encuentra en condiciones de prestar dicho servicio y un plano
topográfico a escala conveniente donde se marque el sitio escogido para la perforación.

También se establece que una vez realizada la solicitud, el órgano competente realizara una
inspección al sitio propuesto para la perforación y de cumplir los requerimientos se le
asignara un código al pozo para su posterior monitoreo, es importante resaltar que la
autoridad sanitaria inspeccionara cuantas veces crea conveniente las obras de perforación
con la finalidad de verificar que su construcción se ejecute siguiendo las normas.

Capitulo III: Del control y funcionamiento de los pozos perforados

Esta sección establece que el dueño del pozo o el encargado de su explotación tienen la
responsabilidad de garantizar que el agua que suministra cumpla permanentemente con las
normas sanitarias de calidad de agua potable y deberá realizar periódicamente pruebas
bacteriológicas y análisis físico-químicos y enviar copia de los resultados a la autoridad
competente.
Capitulo IV: De los sitios para la ubicación de pozos perforados destinados al
abastecimiento de agua potable

Este capítulo habla sobre las condiciones que debe tener el terreno donde se planea perforar
el pozo, este debe estar libre de toda fuente de contaminación real o potencial y debe estar
ubicado en zonas no inundables.

El terreno debe estar a una distancia mínima de 30 metros de una planta industrial, 10
metros de linderos de propiedad de terreno, 50 metros de otros pozos y a 100 metros de
granjas avícolas, porcinas u otras destinadas a la cría de animales.

Adicionalmente habla sobre la protección que debe tener el terreno que rodea el pozo, esta
debe ser con tela metálica de una altura mínima de 1,8 metros, dotada de una puerta de 4
metros de ancho con la debida protección para evitar el libre acceso de personas y animales.

Capítulo V: De la perforación, acondicionamiento, protección y limpieza de los pozos


perforados destinados al abastecimiento de agua

El presente capitulo habla sobre las especificaciones de la tubería de revestimiento, la cual


será seleccionada en función de la productividad y demás características del acuífero y del
equipo de bombeo.

Sobre la longitud ciega de la tubería de revestimiento establece que en ningún caso debe ser
menor a 10 metros medidos a partir de la superficie del terreno. El espacio anular entre esta
tubería y la perforación comprendido entre la superficie del terreno hasta una profundidad
de 6 metros debe sellarse en un anillo de protección de mortero de cemento en la
proporción de 50 kilos de cemento por 20 litros de agua.

Para evitar la entrada de aguas superficiales a los pozos deberán tomarse las siguientes
precauciones:

 Construir una placa de cemento alrededor del pozo, 80 x 80 centímetros como


mínimo. Esta placa tendrá un espesor mínimo de 40 cm de los cuales 20 deben
sobresalir del terreno y 20 centímetros deben estar por debajo de la superficie.
 La superficie de la placa tendrá una inclinación del 2% hacia la periferia de la placa.
 El terreno circundante a la placa de concreto debe condicionarse compactándolo
debidamente y dándole pendiente hacia afuera para protegerla de la acumulación de
aguas superficiales y otros residuos líquidos.

Capítulo VI: Del aforo y pruebas de bombeo

Para determinar la producción del pozo, se bombeara previamente a caudal constante por
un tiempo no menor de 72 horas, pasado este tiempo deberá bombearse a caudal variable
determinándose para cada roto de bombeo, el nivel que mantenga el acuífero.
La producción del pozo se tomara igual o menor que al 70% de la máxima producción
determinada de acuerdo a lo expresado anteriormente.

Capitulo VII: Del equipo de bombeo para los pozos profundos

Este capítulo establece la eficiencia de la bomba no debe ser menor al 65% excepto en
casos justificados y esta debe instalarse a una profundidad que asegure la sumergencia total
de la bota de succión para el máximo descenso del nivel de bombeo.

Por otra parte indica que cuando el suministro de energía eléctrica presente fallas
frecuentes, el propietario o responsable del pozo debe instalar una planta eléctrica de
emergencia o un motor de combustión interna de capacidad y características adecuadas.

Capitulo VIII: de las instalaciones adicionales requeridas en los pozos

 Manómetro en la tubería de descarga.


 Tubería para limpieza y aforo con su correspondiente llave de paso.
 Válvula de retención y llave de paso en la línea de descarga y válvula de retención
en el extremo de la tubería de succión en caso de bombas centrífugas.
 Dispositivo adecuado para aliviar el exceso de presión del golpe de ariete, cuando
ello esté justificado.
 Junta flexible en la línea de descarga, instalada antes de la tubería de limpieza.
 Llave de ½” de diámetro para la captación de muestras, instalada sobre la tubería de
descarga de la bomba.
 Dos (2) tuberías de 2” de diámetro, como mínimo c/u, para la recarga de grava,
dotadas con tapón.
 Tubería de ¼” de diámetro y manómetro con accesorios para la determinación de
los niveles de bombeo durante el aforo del pozo, o en su defecto un orificio de ½”
de diámetro como mínimo dotado de tapón enroscado, ubicado en la boca del fondo
del pozo para introducir sonda eléctrica.
 Tubería de ½” de diámetro para ventilación de la tubería de revestimiento, protegida
con malla metálica de 16 hilos por pulgada cuadrada.
 Tablero de control manual y automático para arranque y paradas del motor de la
bomba en el caso de bombas con accionamiento de motor eléctrico.
 Instalación eléctrica completa para iluminación interior y exterior de la caseta del
pozo.

Capítulo IX: De la desinfección de los pozos perforados

Este capítulo establece que los pozos serán sometidos a desinfección una vez terminada la
construcción y antes de utilizar el agua proveniente del mismo, cuando se hayan efectuado
reparaciones o modificaciones en la perforación o equipo del pozo y cuando los resultados
de los exámenes bacteriológicos practicados a la muestras de agua indiquen contaminación
por organismos coliformes.