Está en la página 1de 20

La idea de progreso

indefinido

1° Medio
Reconocen las principales
características de la idea de progreso
indefinido durante el siglo XIX,
problematizando
su vigencia en la actualidad.
OBJETIVO
Generaron la sensación de que el ser humano
había ingresado a una era de continuas mejoras
que encaminarían a la civilización hacia la
superación de sus problemas.

El liberalismo político y económico. Asociaron la


idea de progreso a valores como la libertad y la
Antecedentes iniciativa individual.
de la idea del
progreso
La Revolución Industrial introdujo nuevas
indefinido tecnologías que incrementaron progresivamente
la capacidad productiva del ser humano.

La idea de progreso alcanzó gran difusión gracias


a la imprenta y al ferrocarril.
“La idea de progreso humano es, pues, una teoría que
contiene una síntesis del pasado y una previsión del futuro.
Se basa en una interpretación de la historia que considera
al hombre caminando lentamente en una dirección definida
y deseable e infiere que este progreso continuará
indefinidamente.
La teoría del Pero hay una implicación más. Ese proceso debe ser el
progreso resultado necesario de la naturaleza psíquica y social del
hombre, no debe hallarse a merced de ninguna voluntad
externa, ya que, de no ser así, no existiría la garantía de
su continuidad y de su final feliz, y la idea de progreso se
convertiría paulatinamente en la de Providencia”.
(Bury, 1920)
Idea del progreso indefinido

Idea de
progreso

Camino lineal, Acumulación de


Conocimiento racional Permite alcanzar el
continuo, ascendente y Carácter conocimientos
perfeccionamiento
con objetivos y científico antropocéntrico desarrollados por el
humano
ilimitados hombre
Político
• El progreso está asociado a las estructuras políticas que seguían
las ideas liberales e ilustradas.

Económico
• El progreso era exclusivo de las sociedades industriales y que
¿Qué estimulaban la iniciativa individual como motor de la economía.

sociedad Religioso
es la que • Las sociedades que progresaban excluían la fe del conocimiento
científico, relegando a la religión a un plano personal.
progresa? • La civilización está asociada a los valores cristianos. Las demás
creencias eran consideradas bárbaras.

Racial
• El progreso se vinculó a una presumida superioridad blanca,
atribuyéndose características biológicas que supuestamente les
hacían más aptos para la civilización.
La reacción al
progreso
• La Iglesia católica se opuso a la idea de progreso, ya que
excluía a la providencia del devenir humano, amenazaba la
posición de la fe y estaba íntimamente ligada a movimientos
opositores al Vaticano.
• En 1864, el papa Pío IX publica el Syllabus, documento que
cuestionaba conceptos modernos como el progreso y se
reconocía como un error haber planteado que “el romano
pontífice puede y debe reconciliarse y aceptar el progreso,
el liberalismo y la civilización moderna” (Iamdudum
Cernimus, 1861).
• Además, diversos intelectuales criticaron la noción de
progreso debido a que era utilizada como fundamento para
someter a las sociedades consideradas bárbaras o salvajes.
Además, escondía falencias como la desigualdad social, el
individualismo y la acumulación de tensiones políticas en los
ámbitos interno e internacional.
El progreso indefinido
para los intelectuales
Darwinismo
Charles Darwin (1809-1882), naturalista inglés,
formula en 1859 su Teoría de la Evolución de las
Especies. Según esta, las distintas especies de seres
vivos han evolucionado a partir de ancestros comunes
mediante un proceso denominado “selección natural”
o la sobrevivencia de especies con características más
adaptadas a su medioambiente. Con el tiempo, los
principios de Darwin se aplican también al análisis
social, dando lugar al darwinismo social, o idea de que
el progreso conlleva a una selección natural de los
pueblos.
Darwinismo
Podemos estar seguros de que jamás se ha interrumpido la sucesión
ordinaria por generación y de que ningún cataclismo ha desolado el
mundo entero; por tanto, podemos contar, con alguna confianza,
con un porvenir seguro de gran duración. Y como la selección
natural obra solamente mediante el bien y para el bien de cada ser,
todos los dones intelectuales y corporales tenderán a progresar hacia
la perfección”.
Darwin, El Origen de las Especies (1859).
Positivismo
El positivismo como corriente filosófica surgió en el
siglo XIX y postulaba que la humanidad solo podía
acceder al conocimiento mediante la ciencia.
Rechazaba cualquier utilización de métodos
abstractos, enfatizando que el conocimiento debía
adquirirse mediante experimentos tangibles y reales.
En el plano social, el positivismo promovía la idea de
sociedades que avanzaban en distintos estados de
progreso. Así, el progreso se alcanzaba en el estado
científico o positive, en el que una sociedad explicaba
todo fenómeno a partir de causas comprobadas por el
método científico.
Positivismo
“No es posible establecer ninguna clase de orden, y menos conseguir
que dure, si no se trata de un orden plenamente identificado con el
progreso; y no se puede conseguir progreso que no tienda a la
consolidación del orden […] en consecuencia, en la ciencia social
positiva no hay ninguna característica tan importante como la
unión de estas dos condiciones que serán dos aspectos constantes e
inseparables del mismo principio […] las ideas de orden y progreso
son tan rigurosamente inseparables para la física social como las de
vida y organización para la biología”.
Comte, Curso de Filosofía Positiva (1830-1842).
Marxismo
Karl Marx (1818-1883), filósofo y
economista prusiano, cuestionó las
relaciones productivas del liberalismo
económico y planteó la necesidad de
superarlas. Planteaba que el progreso
significaba avanzar mediante distintas
fases revolucionarias hacia la meta final de
la sociedad sin clases.
Marxismo
“El advenimiento del proletariado los hará desaparecer más
deprisa todavía. La acción común de los diferentes proletariados,
al menos en los países civilizados, es una de las primeras
condiciones de su emancipación.
Abolid la explotación del hombre por el hombre y habréis abolido
la explotación de una nación por otra”.
Marx y Engels, El Manifiesto Comunista (1848)
Anarquismo
Los pensadores anarquistas plantearon que
la razón y la ciencia habían liberado al ser
humano de las ataduras de la fe, pero
cuestionaron el orden existente y
plantearon la necesidad de abolir el Estado.
Para ellos, el progreso significaba acabar
con los cimientos de la sociedad capitalista
y sus formas de opresión por medio de una
revolución social.
Anarquismo
“[El progreso] es el mejor triunfo de la humanidad, es la
conquista y la realización de la plena libertad y del pleno
desarrollo material, intelectual y moral de cada uno, por la
organización absolutamente libre y espontánea de la
solidaridad económica y social tan completa como posible
entre todos los seres humanos vivos sobre la tierra”.
Bakunin, Escrito dirigido contra Karl Marx (1872)
La idea del progreso
indefinido