Está en la página 1de 5

Franco Alva Diego Ulises

2701

interacciones fármaco, nutrientes

 Antecedentes históricos:

En 1927 Burrows y Farr formulan la primera sospecha de una interacción fármaco -


nutriente: los aceites minerales (que se utilizaban como laxante) reducen la absorción de
las vitaminas liposolubles.

Más tarde en 1939 Curtis y Balmer confirman que el aceite mineral disminuye la absorción
del β-caroteno. Aunque se citan no tuvieron gran relevancia.

En 1963 Blackwell y colaboradores describen crisis hipertensivas graves debidas a la


interacción entre medicamentos IMAO (Inhibidores de la Mono Amino Oxidasa) y aminas
biógenas. La enzima MAO metaboliza aminas como la tiramina, al ingerir IMAO se inhibe la
enzima, que al no metabolizarse las aminas aumentan su concentración en el organismo
desencadenando las crisis convulsivas.

Sobre los años 60 la preocupación era conocer cómo la dieta puede influir sobre la
biodisponibilidad de los fármacos (absorción). ¿Deben los medicamentos tomarse antes o
después de las comidas?, problema que deberían resolver los farmacólogos que estudiaban
sobre todo las interacciones de los alimentos sobre los medicamentos.

En algunos países, como los EEUU, existe una conciencia clara de la importancia de las
interacciones alimento-medicamento: la Joint Commission on Accreditation of Healthcare
Organizations (JCAHO) incluye, desde 1985, en sus estándares de calidad y criterios de
acreditación docente la presencia, en las instituciones sanitarias, de programas específicos
de detección de interacciones e información al paciente.

Durante 1998, tanto en la Unión Europea como en EE.UU., se publicaron guías para
investigar las interacciones de los medicamentos entre sí y con alimentos, tabaco y alcohol,
durante las fases previas a la comercialización. Incluso se dan recomendaciones de cómo
incluir esta información en las fichas técnicas de las especialidades farmacéuticas cuando
se autorice su comercialización, tanto en los epígrafes de Interacciones, como en los de
Contraindicaciones y de Advertencias y precauciones.

 Procesos de digestión y absorción de los alimentos y nutrientes

Digestión:
Proceso por el cual el organismo, mediante recursos mecánicos y químicos, transforma los
alimentos que se ingieren para que puedan ser absorbidos. Ingresados a la boca, los
alimentos son cortados y masticados por los dientes, humedecidos por la saliva, y
transformados por la acción conjunta de los componentes de la cavidad bucal en un bolo
alimenticio, que es deglutido voluntariamente. El estómago mediante un continuo batido a
través de movimientos enérgicos y ondulatorios, macera y mezcla los bolos alimenticios con
la ayuda de sus secreciones, transformándolos en una masa que tiene la consistencia de
una sopa cremosa (50% agua), muy ácida (pH 2 – 4), que recibe el nombre de quimo, el cual
pasará con posterioridad al duodeno, 1a porción del intestino delgado. El duodeno es la
porción más activa del tubo digestivo. Allí llegan las secreciones hépato-biliares y
pancreáticas, más las propias de la mucosa intestinal. Es donde se produce el grueso del
proceso de absorción, que consiste en el paso de nutrientes desde la luz del intestino
(cavidad cilíndrica) al interior de la pared intestinal, donde ingresan a los vasos sanguíneos
y linfáticos. A lo largo del intestino delgado, el quimo, merced a los movimientos
peristálticos y la mezcla con todas las secreciones, se alcaliniza y se va transformando en un
líquido blanco lechoso llamado quilo. Luego de un tiempo que puede oscilar entre las 4 y 9
hs. (según los mismos condicionantes antes citados) el quilo impulsado por el peristaltismo
intestinal, pasará al intestino grueso. Lo que no a sido absorbido por el intestino delgado,
como las fibras, algunos minerales y vitaminas, el agua, etc., son absorbidas en el intestino
grueso. Partes de sustancias digeribles que no han sido absorbidas, y las indigeribles, se van
transformando de quilo en una masa semisólida llamada bolo fecal.

Absorción:

Es el proceso por el cual, moléculas, productos de la digestión o no, pasan a través del
epitelio desde la luz del intestino a la circulación porta o linfática. La pared estomacal es
permeable al paso de muy pocas sustancias en dirección a la sangre, de modo que gran
parte de la absorción ocurre solo en el intestino delgado. Sin embargo, el estomago
participa en la absorción de agua, electrolitos, ciertos fármacos y bebidas alcohólicas.
La absorción en el intestino delgado tiene lugar de manera específica a través de las
vellosidades y depende de difusión, difusión facilitada, osmosis y transporte activo. Los
carbohidratos y proteínas se absorben por transporte activo y van a sangre portal. Las
grasas se absorben por difusión simple y van a la linfa.

 Factores que influyen en la interacción fármaco-alimento

Dependientes del medicamento:

 Características físico-químicas.
 Margen terapéutico: las interacciones con medicamento de estrecho margen
terapéutico suelen tener mayor significación clínica.
Dependientes de la forma farmacéutica:

 Las soluciones y suspensiones son menos susceptibles de interaccionar con los


alimentos debido a su naturaleza difusa y su mayor movilidad en el tracto
gastrointestinal.
 Los comprimidos de cubierta entérica y formas retard son los más susceptibles de
interaccionar debido a que permanezcan más tiempo en el organismo.

Dependientes del alimento:

La composición de la dieta (contenido en lípidos, carbohidratos y proteínas) y el contenido


de fluido ingerido son factores muy influyentes en la interacción fármaconutriente. Una
dieta rica en proteínas aumenta el contenido en citocromo P-450 aumentando con ello el
metabolismo oxidativo de los fármacos, por el contrario, una dieta rica en hidratos de
carbono reduce el contenido del citocromo P-450, y en consecuencia, el metabolismo
oxidativo de los fármacos. También influye mucho el vehículo utilizado para la
administración de los medicamentos (zumos, leche...). Así el zumo de pomelo es un potente
inhibidor del CYP3A4 a nivel intestinal, interaccionando por este mecanismo con muchos
fármacos.

Dependientes del paciente:

Población anciana:
- Consumen frecuentemente más de un fármaco al día.
- Posible alteración de mecanismos de absorción.
- Capacidad metabólica disminuida.

• Población infantil:
- Menor desarrollo de los mecanismos de detoxificación.

• Población con cambios en hábitos alimentarios:


- Dietas de adelgazamiento.
- Dietas vegetarianas.

• Patologías:
- Alteración de la función renal y hepática: pueden influir directamente en la variación sérica
de proteínas, p. ej.: una hipoalbuminemia o en la biotransformación de los medicamentos.
- Malnutrición proteico-calórica: tanto en niños como en adultos, puede alterar la
oxidación, conjugación y unión a proteínas de los medicamentos. La tasa de oxidación de
los fármacos parece alterarse más en la desnutrición severa que en la desnutrición media a
moderada.
- Obesidad: el volumen de distribución de los fármacos es el parámetro
que más se afecta al variar la proporción de los distintos compartimentos
 Tipos de interacciones entre alimentos y medicamentos

1. Cuando el medicamento puede alterar el estado nutricional del paciente, se habla de una
interacción medicamento-alimento (IMA):

v Modificación de la utilización normal de los nutrientes debida a la administración de


fármacos.

2. Cuando el alimento es el responsable de la disminuida o aumentada biodisponibilidad de


un fármaco se habla de interacción alimento-medicamento (IAM):

v Modificación de la respuesta farmacológica debida a la ingesta conjunta de alimentos y


medicamentos.

v Modificación de la respuesta farmacológica debida a un estado de desnutrición o


malnutrición por parte del paciente. La interacción puede ser recíproca, viéndose afectado
tanto los medicamentos como los alimentos. Los posibles efectos de los alimentos en la
actividad de fármacos:

v Cuantitativos:

v Potenciación de lo actividad farmacológica, por tanto, existirá un riesgo de toxicidad.

v Disminución de la actividad farmacológica, por tanto, existirá un riesgo de ineficacia del


tratamiento.

v Cualitativos:

v Retraso en la aparición de los efectos farmacológicos: el fármaco tarda más tiempo en


ejercer su efecto. Esto será importante sobre todo cuando se precisa un efecto inmediato.

v Respuesta farmacológica distinta (inesperada) a la propia del medicamento.

Los posibles efectos de los fármacos en la utilización de los nutrientes:

v Inducción de deficiencias nutricionales generalizadas.

v Inducción de deficiencias nutricionales específicas (vitaminas, en una determinado


nutriente...). Cuando hablamos de los efectos de los alimentos sobre los fármacos(IAM),
estas interacciones a su vez pueden clasificarse en:

A. Físico-Químicas.
B. Farmacocinéticas.
C. Farmacodinámicas.
Las IAM de tipo farmacocinética son las más frecuentes y pueden afectar a las diferentes
fases del proceso LADME de los medicamentos