Está en la página 1de 1

EQUIDAD TERRITORIAL DEL SISTEMA DE EDUCACION VENEZOLANO

Aunque el sistema de educación sea el ictus de base de la civilización, que depende del
derecho canónico dado, que la iglesia edificada concentró todo el conocimiento científico,
y la jurisdicción militar, por ser naturalmente materia de seguridad y defensa de la nación,
hasta el grado de bachiller con sede industrial al conocimiento tecnológico. Las Zonas
Educativas regionales, funcionan como agentes dobles, o ministerios regionales de
naturaleza castrense administrativa, es decir un sistema especial del contencioso
administrativo, que conoce en última instancia Sala Plena del Tribunal Supremo de
Justicia, como así de todo expediente de la jurisdicción militar. La exención a la
jurisdicción, no resulta por razones de órgano constitucional que dicte actos de gobierno,
es por la brecha que bifurca totalmente la jurisdicción, quedando en la superestructura las
universidades y en la infraestructura de la jurisdicción militar la enseñanza, hasta el grado
de bachiller. Por otra parte si bien el libertador en su doctrina dividió el gobierno en
político y civil, yerro declarando el tribunal areópago como sucedáneo de un Concejo
Superior de Estado o como una Magistratura legislativa Municipal, dado que a mi juicio,
los avisos no los pueden dictar los aludidos areópagos (seudo cuerpo moral de derecho
público) no existe la corporación de Unidades Educativas, en este sentido, los institutos
experimentales de pedagogía (llamados pedagógicos) no son, ni conducen a entidades
gremiales, ni forman parte de la corporación administrativa, son a mi juicios institutos
autónomos de manos muertas, dado que por costumbre dictaminan la legitimidad por
axiología que es materia de sociología. En este sentido los tribunales areópagos o
magisterios, deben ser la última instancia de la jurisdicción de paz, que no puede producir
la cosa juzgada, dado que no son tribunales de la tierra, la paz juzgada es presuntamente
la justicia pre espiritual y en muchos casos es solapada por muchos sectores dado que el
título de bachiller es la igualdad profesional de Venezuela. Los títulos profesionales y
consecuentes actos administrativos de efectos civiles, son la igualdad de los profesionales
científicos.

ABOGADO

JOHNNY FITTIPALDI

I.P.S.A. 90.282