Está en la página 1de 6

EL IMPERIO PERSA

El imperio persa.

El Imperio persa fue fundado por Ciro II el Grande, después de vencer a Media, Lidia y

Babilonia. Sus dominios englobaban, en su época de máximo esplendor, Grecia, Mesopotamia,

Canaán, Asia Menor, Egipto, Armenia y las riberas de los ríos Indo y Oxus. Este imperio fue

bastante tolerante con los pueblos vencidos, permitiendo a los judíos volver a su país después de

la esclavitud bajo el dominio babilonio, y restableciendo el culto a Marduk en Babilonia después

de que hubiera sido abolido, llegando incluso a tratar a algunos reyes derrotados como huéspedes

de honor, como el caso de Creso de Lidia. Establecieron una eficaz administración basada en la

división en provincias llamadas satrapías, durante el reinado de Darío I.

persas eran descendientes de los arios, los cuales, al establecerse en Irán, dieron origen a dos

grupos principales, los medos y los persas propiamente dichos, vasallos de Asiria. Los medos se

liberaron en 624-612 AC de los asirios (Reino de Chazar) y reforzaron su predominio sobre los

persas, que sin embargo alrededor del 550 AC los derrotaron, asegurándose una posición en el

imperio, este fue conocido por sus majestuosas estructuras en el desierto, riquezas y destreza

militar; gobernado por reyes de gran poder y ambición, lograron conquistar desde el norte de

África hasta Asia.

Para construir un imperio de gran legado en la historia de la humanidad como el persa,

necesitaron de extraordinarios avances en ingeniería, no sólo en la construcción de sus palacios

sino en la creación de carreteras, puentes y canales.


EL IMPERIO PERSA

Alrededor de 4.000 años A.C., dos tribus nómadas se asentaron en la meseta iraní, un territorio

fértil, pero con unas altas temperaturas, al norte se encontraban los medos y al sur los persas;

tribus que se interesaron más por sobrevivir que por conquistar. A medida que fueron dejando

estas costumbres nómadas se vieron en la obligación de establecer una fuente de agua, que no

descubrirían en lugares comunes como ríos, sino en los sitios menos explorados (debajo de la

tierra entre las rocas), hazañas realizadas por los hechiceros de la tribu, los cuales eran mitad

médicos y mitad ingenieros, logros importantes para establecer las bases de su imperio.

Al tener una fuente hídrica ya instaurada para el desarrollo de sus ciudades, sólo faltaba

encontrar una forma de transportarla a las distintas zonas donde se requería creando así, túneles

de irrigación de gran ingeniería, lo cual permitió llevar el agua a grandes distancias por terrenos

escarpados y calurosos sin pérdida por evaporación.

Luego de la muerte de Ciro, Persia se encontraba en el caos con la disputa del trono entre

opositores y aspirantes, pero fue Darío general de las tropas persas y primo de Ciro, quien se

quedó al mando del imperio, instaurando el orden.

Darío sin perder tiempo empezó con la reconstrucción de una de las capitales de Persia, Susa,

volviendo a dar importancia a esta ciudad. Pero no se conformó con devolver la belleza de esta,

sino que fundó la nueva capital persa, de su autoría. Por esta razón comenzó la construcción de

Persépolis, un reto arquitectónico colosal con estructuras nunca antes vistas por el hombre. Para
EL IMPERIO PERSA

la construcción de Persépolis, Darío utilizó miles de obreros que habitaron las ciudades

conquistadas, pero al igual que Ciro prefirió otórgales una paga por su trabajo.

La arquitectura persa.

Los persas utilizan como material principal de construcción: piedra, mármol, ladrillo y madera.

Ya hemos dicho que utilizan el arco y la bóveda, combinándolas con formas arquitrabadas. En

general, presenta unas características y procedimientos constructivos muy semejantes y

derivados del mundo mesopotámico y no aporta novedades de importancia. La decoración,

escultura y arquitectura es el resultado de la fusión de distintas influencias: Babilonia y Siria, uso

de la arcilla para la construcción de los muros, animales a la entrada del palacio, remate en

almenas escalonadas, decorado con bajorrelieves en el interior y también en el exterior del

palacio, remate en gola especialmente de los vanos, el papel importante de la columna y el tipo

de tumba

También el arte y arquitectura persa se ve influida por el arte de Grecia (especialmente en la

escultura, como en los relieves donde hay un cuidado en la proporción y en los plegados).

Pero también el arte persa aporta algunas novedades, como la decoración con finalidad de

exaltación del imperio, pero con un carácter pacífico.

De igual manera, es destacable el uso de la columna tauriforme, que llega a tener gran altura,

hasta 20 metros de altura y el capital hasta cinco metros. A veces se construían en piedra y a

veces en madera estucada. Podía ser completa o incompleta si el capitel no estaba desarrollado.
EL IMPERIO PERSA

Esta era utilizada como influencia hitita en un principio, realizada en madera y con basa de

piedra, la colocaban principalmente en las fachadas creando una especie de pórtico, como vemos

en los Edificios de Elani. La columna en la época clásica del arte persa se forma de:

- Basa de forma campaniforme.

- Fuste estriado según el modelo griego.

- Capitel con tres partes:

1º motivos vegetales al estilo egipcio,

2º paralelepípedo con volutas tomadas del jónico griego,

3º Representación de animales como toros, sobre cuyos lomos se asientan las vigas de la

cubierta.
EL IMPERIO PERSA

Las fachadas abiertas con numerosas ventanas son también típicas del arte hitita, que también

van decoradas con golas egipcias.

La arquitectura es principalmente palaciega, siendo casi inexistentes los templos, ya que en esta

cultura el poder real es más fuerte que el religioso, es la primera vez que lo vemos. El palacio

será el centro de la vida en la cultura persa, destacando también los enterramientos de estos

grandes reyes.
EL IMPERIO PERSA

EL IMPERIO PERSA

ARQUITECTURA

2 SEMESTRE

UNISINU

UNIVERSIDAD DEL SINU ELIASBECHARA ZAINUM

MONTERIA-CORDOBA 2019

JHON JAIRO GONZALEZ RUIZ