Está en la página 1de 8

ESPECIALIDAD DE PSICOLOGIA CLINICA

NOMBRE: ROSSANA MARGARITA HINOJOS LEYVA

MATRICULA 933086

CATEDRATICO: MTRA. NORA CECILIA MACHUCA SOTELO


Caso:

Se describe un caso del adolecente Alejandro de 14 años de edad, hijo único,


vive con su abuela, su madre y padrastro viven en otro domicilio hace como 3
años y el joven no quiso irse a vivir con ellos, es expulsado de dos secundarias
por problemas conductuales en dichas instituciones que se fueron agudizando
empezando el nivel de estudios de secundaria y también cuenta con bajo
rendimiento académico, prefiere no estar en casa y estar con los amigos, sale
muy seguido a fiestas en las que ya empieza a tomar bebidas alcohólicas, y se
ha ido a las fiestas sin autorización, la abuela muy preocupada lo busca y no lo
encuentra, no respeta ni obedece a su madre por eso prefiere vivir con su abuela
aparte que la madre es raro poder verla ya que trabaja en turno vespertino casi
no se comparten los mismos horarios, nunca ha conocido a su padre biológico
ya que el no quiso hacerse cargo de dicha responsabilidad y desapareció, en
varias ocasiones se ha peleado a golpes con compañeros de sus escuelas y de
su colonia, el cual lo toma con mucha diversión y le gusta mucho quedar como
el ganador de dichas peleas, la abuela comenta que le dice que eso está mal y
puede ocurrir una tragedia el joven responde que no pasa nada, que cuando le
vaya a tocar le va a tocar.

Lo trae a consulta la abuela materna ya que está preocupada por dicha situación
y no sabe que ya qué hacer con el joven.

Los modelos a utilizar se basaron en el modelo cognitivo- conductual, y a su vez


también el modelo sistémico.

Hipótesis

 El joven está tratando de llamar la atención de su madre ya que nunca la


ve y el siente mucho coraje que se haya ido a vivir con su esposo, está
encontrando en sus amigos la atención y cariño que falta de papas y
aunque consuman bebidas alcohólicas eso los mantiene unidos en
amistad y él lo ve como que está bien. Y en si las pelas son una forma de
sentirse importante en una situación y parte de algo y ser el centro de
atención al ganar dichas peleas.
 El niño se siente muy solo y no le importa si le puede llegar a pasar algo,
y piensa que no va a pasar nada sin él.
 Baja autoestima, se siente rechazado.

Entrevista

Terapeuta: Hola Alejandro te estaba esperando pásale que alegría conocerte

Paciente: (no responde y le pasa)

Terapeuta: Mira vamos a ponernos cómodos te parece

Paciente: Si

Terapeuta: ¿Oye cómo te gusta que te digan Alex, Alejandro?

Paciente: Alex todos me dicen así

Terapeuta: ¿Bueno Alex Platícame que tal estuvo tu día? ¿Qué hiciste hoy?

Paciente: Pues fui a la escuela y nomas

Terapeuta: ¿Y cómo te fue en la escuela tienes muchos amigos?

Paciente: Si, si tengo

Terapeuta: Mira que padre, a mí también me gusta tener muchos amigos, y a tu


edad me gustaba mucho salir con ellos a divertirme ¿a ti no te gusta?

Paciente: Si me gusta

Terapeuta: Que padre verdad, ¿ustedes cómo se divierten?

Paciente: Pues salimos a fiestas y así

Terapeuta: Que bien Alex tan divertidas las fiestas verdad, cuando yo tenía tu
edad a mí también me gustaba mucho ir a fiestas

Paciente: Enserio
Terapeuta: ¿Si tú crees de echo te cuento un secreto? Todos los sábados me
iba a una fiesta y se enojaban mis papas

Paciente: Si pues así se enojan mi mama y mi abuela por todo

Terapeuta: ¿Cómo se enojan tu mama y tu abuela?

Paciente: Pues dicen que me mantengo en la calle, y que como voy a salir si
estoy mal en la escuela y que mis amigos son muy malas amistades, son bien
exageradas

Terapeuta: ¿Oye Alex para ti que es ser exagerado?

Paciente: Pues que todo les parece mal

Terapeuta: ¿Y ese todo para ti que es?

Paciente: Es que ellas no les gusta que salga con mis amigos, y desde la primera
vez que tome con mis amigos me tienen prohibido salir, pero si me salgo a
escondidas, mi abuela es la que pobre se preocupa, pero pues mi mama le valgo
si estoy o no o más bien ni cuenta se da. Y es que como se enteró la otra vez mi
mama que me peleo en la escuela bueno van dos veces pues se mantiene toda
loca que todo me quiere castigar, pero pues nunca está mi abuela no me dice
nada

Terapeuta: ¿Cómo es eso que te peleas?

Paciente: Pues organizan las peleas ahí mis amigos y ya a la hora de salida nos
vamos todos en bola a un parque que esta por ahí y ya el que gane, siempre he
ganado, es que mis amigos me dicen que soy muy bueno para los trancazos

Terapeuta: Mira que interesante todo esto que me estas contando Alex, ¿oye
haber explicarme cómo te sientes cuando estas en esas peleas?

Paciente: Bien padre, siento, así como algo en mi cuerpo que sale y me a hace
sentir relajado. Y también pues todos están ahí echándote porras y pues todos
se quieren juntar conmigo cuando gano.
Terapeuta: ¿Que sientes cuando todos se quieran juntar contigo?

Paciente: Pues es que para mis amigos si soy importante, en la casa a nadie le
importa si estoy o no, por eso mejor me salgo con ellos y aparte pues mi mama
ni esta.

Terapeuta: ¿Oye Alex y a ti te gusta ver las peleas de box en la televisión?

Paciente: Si si me gustan mucho.

Terapeuta: ¿Enserio a mi también me encantan, de echo la última pelea de


canelo la viste?

Paciente: Si de echo estuvo buena esa pelea

Terapeuta: ¿Oye y tú nunca te has imaginado ser tú el que está ahí


compitiendo?

Paciente: No pues si no soy tan bueno como ellos

Terapeuta: ¿Y no te gustaría entrar a una escuela para aprender a ser un


boxeador más profesional y que tus amigos pudieran verte?

Paciente: Si no sabía que había escuelas aquí

Terapeuta: Si, yo sé de una que te parece, si tú quieres, la próxima sesión te


traigo información sobre esa escuela que te comento.

Paciente: Si si me gustaría.

Terapeuta: Muy bien Alex, oye regresando a lo que me estabas comentando


¿En varias ocasiones me has comentado que tu mama no está en casa como te
hace sentir esta situación?

Paciente: Pues si la verdad mi mama nunca esta porque trabaja en la tarde y yo


voy a la escuela en la mañana antes si la veía porque vivían con mi abuela, pero
desde que se cambiaron de casa pues ya nomás me habla para ver si llegue
bien de la escuela, los días que no trabaja pues se está con su esposo en la casa
y pues ya ni la veo. A mí me da hueva estar con ella ahí en la casa y pues a
veces si viene a verme un rato, pero pues es para estarme diciendo que estoy
haciendo las cosas mal, que no debo salirme sin permiso, o que no debo de
estarme peleando en la escuela que ya me corrieron de 2 que ya no me van
aceptar en otra y esas cosas, pero pues la verdad no le preocupo a mi mama.

Terapeuta: ¿Oye Alex que te gustaría que pasara o que tendría que pasar para
que tú te sintieras más tranquilo?

Paciente: Nunca me eh puesto a pensar en eso

Terapeuta: Te invito a que esta tarde juntos, si tu gustas pensemos los dos en
una solución para que tu estés mejor porque a mí me interesas mucho y quiero
que estés bien. (re encuadre)

Paciente: Yo no sé, pero tú me puedes ayudar

Terapeuta: Por supuesto de echo lo que más quiero es eso ayudarte, me


encanta que me puedas dar la oportunidad de poder ayudarte, oye Alex ahorita
hace unos minutos me mencionaste a tu abuelita que ella se quedaba muy
preocupada por ti cuando tú te ibas.

Paciente: Si

Terapeuta: ¿Oye tu alguna vez tú te has sentido preocupado por alguien o algo?

Paciente: Uy si muchas veces

Terapeuta: Haber platícame como te hace sentir el estar preocupado por algo o
alguien

Paciente: Pues intranquilo, mal, triste, desesperado.

Terapeuta: ¿Te gusta sentir esto?

Paciente: No, se siente bien gacho

Terapeuta: ¿Has pensado cuantas veces tu abuela ha sentido eso que tu


sientes? (Puntuación)

Paciente: Si pues varias veces

Terapeuta: ¿Tu sabes cuánto te ama tu abuela?


Paciente: Si mucho, pues siempre me ha cuidado

Terapeuta: ¿Oye te cuento otro secreto? Tu abuelita vino aquí muy preocupada
por ti porque quiere que tu estés tranquilo y que seas muy feliz, me ha comentado
que eres muy importante para ella y que te ama muchísimo y que maravilloso es
poder escuchar que tú te das cuenta de ese amor tan grande de ella hacia ti,
pero me da mucho gusto que tu hayas aceptado venir porque juntos vamos a
realizar muchos cambios en tu vida para que tú te sientas mejor y también para
que tu abuela se sienta más contenta y orgullosa de ti. (encuadre)

Paciente: Si mi abuelita se preocupa mucho por mi

Terapeuta: Muy bien Alex mira ya casi vamos a terminar, primero quiero
recordarte algo muy importante de este proceso es que aquí lo más importante
es que sepas que mereces estar bien y tranquilo, que maravilloso seria eso no
crees ¿te gustaría sentirte más feliz?

Paciente: Si

Terapeuta: ¿Te gustaría que las situaciones complicadas en tu vida mejoraran?

Paciente: Si

Terapeuta: ¿Te gustaría tu familia y tu mejoraran su convivencia?

Paciente: Si

(truismo)

Terapeuta: Que pensarías tu si yo te digo que la próxima cita vamos a trabajar


juntos para que tu veas la maravillosa persona que eres y puedas ver cuánto
amor tienes a tu alrededor

Paciente: ¿Enserio?

Terapeuta: Claro que si lo que más me interesa es tu bienestar y quiero que te


vayas de aquí pensando que eres muy importante para mí y no nomas para mí
eh, entre tú y yo vamos a ser un gran equipo y vas a ver cambios que te harán
sentir más tranquilo y podrás disfrutar de la compañía de tus seres queridos.
Paciente: Si pues si quiero

Terapeuta: Mira que extraordinario enserio Alex que te parece si la próxima cita
seguimos platicando trabajemos juntos para poder encontrar soluciones para
que veas la maravillosa persona y lo importante que eres para muchas personas,
pues te vuelvo a repetir tu para mi eres muy importante y no nomas para mi e
sino también para la gente que te ama, entre tú y yo vamos a ser un gran equipo
y vas a ver cambios que te harán sentir más tranquilo y tu familia vera esos
cambios.

Paciente: Si está bien

Terapeuta: Muy bien Alex ¿entonces coméntame como te ha parecido este


primer encuentro que hemos tenido?

Paciente: Pues me sentí más tranquilo platicar contigo y pues pensé que era
venir a que me regañaran más o que me castigaran

Terapeuta: Me encanta escuchar eso de tu parte Alex pues recuerda que venir
a terapia no solo es para personas que están locas, si no también para que
juntos, tu y yo encontremos soluciones para que tu estés mejor y te sientas
tranquilo y amado. Me gustaría comentarte antes de que te vayas que la próxima
sesión voy a traer un juego no te lo enseño porque lo deje en la casa, pero está
muy divertido, yo sé que te va a gustar mucho ¿te gustaría conocerlo?

(anclaje)

Paciente: A sí que padre entonces el otro lunes vuelvo.

Terapeuta: Si aquí te voy a estar esperando.

Paciente: Muy bien

Terapeuta: Gracias te espero.