Está en la página 1de 18

MANUAL DE PRIMEROS AUXILIOS 1

« ESTACION DE SERVICIO SIEMPRE GAS S.R.L. »

MANUAL DE PRIMEROS AUXILIOS

TABLA DE CONTENIDO

Pág.

1. PROCEDIMIENTO DE PRIMEROS AUXILIOS. ...................................................................... 2


1.1. DIAGNOSTICO. ................................................................................................................. 2
2. RESPIRACIÓN ARTIFICIAL. .................................................................................................. 2
2.1. RESPIRACIÓN BOCA A BOCA. ......................................................................................... 2
2.2. MÉTODO SCHAEFER. ....................................................................................................... 3
3. ATORAMIENTOS. .................................................................................................................. 5
4. RESUCITACIÓN CARDIO-PULMONAR. ................................................................................ 5
5. HEMORRAGIAS. .................................................................................................................... 7
5.1. HEMORRAGIA ARTERIAL. ................................................................................................ 7
5.2. HEMORRAGIA VENENOSA. .............................................................................................. 7
5.3. NORMAS PARA LA COHIBICIÓN DE LAS HEMORRAGIAS. ............................................ 7
6. HERIDAS...............................................................................................................................10
6.1. NORMAS GENERALES. ...................................................................................................10
6.2. PRINCIPALES TIPOS DE HERIDAS..................................................................................10
7. QUEMADURAS. ....................................................................................................................11
7.1. NORMAS. ..........................................................................................................................11
8. SHOCK. .............................................................................................................................12
9. FRACTURAS. ....................................................................................................................13
9.1. FRACTURAS DEL CRÁNEO. ............................................................................................13
9.2. FRACTURAS DE TÓRAX. .................................................................................................13
9.3. FRACTURAS DE PELVIS. .................................................................................................13
9.4. FRACTURAS DE COLUMNA VERTEBRAL. .....................................................................14
9.5. FRACTURAS DE LOS MIEMBROS. ..................................................................................14
MANUAL DE PRIMEROS AUXILIOS 2
« ESTACION DE SERVICIO SIEMPRE GAS S.R.L. »

MANUAL DE PRIMEROS AUXILIOS

1. PROCEDIMIENTO DE PRIMEROS AUXILIOS.

Los principios de emergencia de primeros auxilios, cuando son aplicados correctamente


pueden ayudar a salvar vidas.

1.1. Diagnostico.

Para un inmediato diagnóstico de la naturaleza de los daños o daño personal o


enfermedad:

a. Mire
b. Escuche
c. Sienta
d. Pregunte
- A la víctima
- A otros.

2. RESPIRACIÓN ARTIFICIAL.

En caso de síncope respiratorio (detención de los movimientos respiratorios), lo que


importa ante todo, es la rapidez con que se atiende al accidentado.

Puesto que no hay tiempo que perder, no debe esperarse a que venga una persona
especializada en este tipo de salvamento, por tanto, todos los trabajadores deberán saber
aplicar cualquiera de los siguientes métodos de respiración artificial. (Antes de aplicación
de cualquiera de estos métodos, deben soltarse el cinturón, cuello, corbata, etc. De la
víctima).

2.1. Respiración Boca a Boca.

La víctima puede colocarse de espaldas, sobre una superficie plana y firme. Es preferible
el suelo. Arrodíllese al lado de la víctima, cerca de su cabeza.

2.1.1 Ábrale la boca y límpiela de cuerpos extraños, volviendo la cabeza de la


víctima a un lado.

2.1.2 Asegúrese de que la cabeza de la víctima esté en posición apropiada, con


el cuello extendido y la cabeza inclinada hacia atrás para abrir las vías de
aire.
MANUAL DE PRIMEROS AUXILIOS 3
« ESTACION DE SERVICIO SIEMPRE GAS S.R.L. »

2.1.3 Apriete, cerrando la nariz de la víctima, utilizando la mano sobre la frente


para mantener extendido el cuello.

2.1.4 Inspire profundamente; haga sello con su boca alrededor de la boca de la


víctima.

2.1.5 Pase el aire a través de la boca hasta que usted vea que su pecho se
expande.

2.1.6 Despeguen su boca para permitir que el aire de sus pulmones salga por las
vías respiratorias, y mueva su cabeza otra vez mientras Ud. inspira
nuevamente. Recuerde que cuando usted vea que el pecho de la víctima
se levanta normalmente, pare la inyección de aire, levante la boca y
permita a la víctima exhalar el aire. Repita este ciclo (12) a quince (15)
veces por minuto.

2.1.7 El ritmo no es tan importante como el volumen de la víctima.

2.2. Método Schaefer.

2.2.1. Abrir la boca de la víctima y mantenerla abierta, en caso necesario


colocando un corcho o un objeto similar (lo bastante grande como para que
no puede ser tragado).

2.2.2. Tumbar a la víctima sobre e vientre contra el suelo o contra un plano


horizontal duro. Colocar bajo el vientre (al nivel del ombligo) un cojín o, a
falta de ésta, una prenda de vestir plegada.

2.2.3. Ladearle la cabeza, que ha de permanecer en esta posición.

2.2.4. Extenderle los brazos hacia delante o apoyar su cabeza contra uno de sus
antebrazos plegado.

2.2.5. La persona que realiza el salvamento se pone de rodillas, por encima de los
muslos de la víctima, dando frente a su cabeza, y pliega las rodillas hasta
llegar a sentarse, en cierto modo, sobre los talones.

Aplica las dos palmas de las manos abiertas en la región lumbar de la víctima, es decir en
la parte baja de la espalda justo encima de los riñones (no en las costillas sino más
abajo), con las muñecas casi tocándose una a otra, los dedos pulgares alargados a cada
lado de la columna vertebral y tocándose casi; y los demás dedos hacia los lados (Fig. 3).
Los brazos de la persona que hace el salvamento deben estar mantenidos en extensión
(Fig. 1 y 2).
MANUAL DE PRIMEROS AUXILIOS 4
« ESTACION DE SERVICIO SIEMPRE GAS S.R.L. »

La maniobra es la siguiente:

La persona que hace el salvamento, se incorpora progresivamente de manera que sus


muslos lleguen a quedar perpendiculares al plano del suelo (Fig. 1).

Conserva los brazos extendidos, de manera que apoya todo el peso de su cuerpo sobre
los riñones de la víctima, de lo que resulta una comprensión que se efectúa sin fatiga para
él, que debe durar aproximadamente dos segundos.

Entonces, la persona que efectúa el salvamento pliega las rodillas y pasa a sentarse
sobre los talones (Fig. 2); debe conservar las manos siempre apoyadas en el mismo sitio,
pero no esta fase del movimiento no debe ejercer comprensión.

La maniobra se realiza al ritmo de la respiración normal, es decir aproximadamente 14


veces por minuto.

Observaciones:

Este método, constituye el tratamiento de extrema urgencia, y debe ser practicado por la
primera persona que se halle en presencia de una víctima que lo necesita, y debe
proseguirse hasta que llegue el médico, o las personas experimentadas y los aparatos
mecánicos de respiración artificial.
MANUAL DE PRIMEROS AUXILIOS 5
« ESTACION DE SERVICIO SIEMPRE GAS S.R.L. »

3. ATORAMIENTOS.

3.1 Colóquese detrás de la víctima.

3.2 Envuelva sus brazos alrededor de la cintura de la víctima y cierre sus


manos en un puño.

3.3 Ubique el pulgar de su puño contra el abdomen de la víctima, ligeramente


encima del ombligo y debajo de la caja de las costillas.

3.4 Presione su puño sobre el abdomen de la víctima con un rápido empuje


hacia arriba. Continúe este empuje hasta que sea expelida la sustancia
extraña.

Si está sola la víctima, debería realizar esto sobre sí misma, presionando su puño hacia
arriba sobre el abdomen, reclinándose sobre un pasamanos o el espaldar de un silla.

4. RESUCITACIÓN CARDIO-PULMONAR.

Si su examen de la víctima indica un paro respiratorio, y ausencia de pulso, comience


inmediatamente esta rutina. Coloque a la víctima de espaldas, sobre una superficie plana
y firme. Es preferible el piso.
MANUAL DE PRIMEROS AUXILIOS 6
« ESTACION DE SERVICIO SIEMPRE GAS S.R.L. »

4.1. Coloque la cabeza de la víctima con el cuello extendido e inclinada hacia


atrás para abrir las vías respiratorias.
4.2. Mire y escuche para determinar si la víctima está respirando. Si no
estuviera respirando, comience la respiración boca a boca, con cuatro (4)
rápidas inflaciones.

4.3. Chequee el pulso en la carótida (en el cuello).

4.4. Si no hubiera pulso, coloque las manos aproximadamente a un tercio de la


parte inferior del esternón y presione el esternón durante 1 ½ a 2
segundos. Ver Fig. No. 4.

Fig. 4

4.5. Comprima el esternón 15 veces (a un régimen de 1 por segundo). Luego


Fig . 4
mueva la cabeza de la víctima y haga dos (2) veces inflaciones boca a
boca. Continúe el ciclo de 15 compresiones y dos inflaciones hasta que la
víctima reviva o pueda ser trasladada aun servicio médico.

4.6. Cuando se dispone de dos personas que presten auxilio, uno de ellos hará
la respiración boca a boca mientras el otro hace las compresiones al pecho.
Debe haber una relación de cinco (5) compresiones de pecho por una (1)
inflación.

4.7. Recuerde lo siguiente, para realizar este auxilio:


MANUAL DE PRIMEROS AUXILIOS 7
« ESTACION DE SERVICIO SIEMPRE GAS S.R.L. »

UN SOLO AUXILIO DOS AUXILIOS

15 compresiones 5 compresiones
2 inflaciones 1 inflación

5. HEMORRAGIAS.

5.1. HEMORRAGIA ARTERIAL.

Sangra de color rojo vivo, que sale, en forma pulsátil.

5.2. HEMORRAGIA VENENOSA.

La sangre fluye continuamente, adoptando una coloración rojo oscuro.


La hemorragia puede producirse hacia adentro (tórax, abdomen) o hacia fuera, pero en
ambos casos se produce disminución de la cantidad de sangre circulante.

5.3. NORMAS PARA LA COHIBICIÓN DE LAS HEMORRAGIAS.

5.3.1 La mayoría de las veces se consigue con elevar la extremidad sangrante y


con aplicación de vendaje compresivo. (Fig. No. 5 y 6).
MANUAL DE PRIMEROS AUXILIOS 8
« ESTACION DE SERVICIO SIEMPRE GAS S.R.L. »

5.3.2. Si se trata de una arteria superficial, simplemente comprimido la misma con


el dedo es suficiente.

5.3.3. Los puntos indicados en la Fig. No.7 fijan los lugares donde se puede
efectuar presión directamente sobre la arteria. La Fig. No. 8 muestra las
zonas adecuadas de compresión para hacer eficiente la operación de
cohibir las hemorragias de cuello y sienes.

Fig. 7

5.3.4 Se evitará colocar un torniquete si no se tiene la experiencia


necesaria y el exacto conocimiento de su empleo.

5.3.5 Las pérdidas de más de un litro de sangre, pueden traer muy serias
consecuencias, siendo especialmente peligrosas las hemorragias
arteriales en el cuello, axila y parte superior del muslo.

5.3.6 Sólo en caso de que a pesar de la elevación de la extremidad,


vendaje compresión y presión digital no se obtuvieren el cese de la
hemorragia, se utilizará un torniquete con una cuerda o cinturón. El
torniquete no se aplicará a nivel de codo, rodilla o tercio superior de
la pierna.
MANUAL DE PRIMEROS AUXILIOS 9
« ESTACION DE SERVICIO SIEMPRE GAS S.R.L. »

5.3.7 El tiempo de aplicación del torniquete no deberá sobrepasar una


hora y media, teniendo en cuenta que cada media hora a de ser
aflojado durante aproximadamente un minuto.

5.3.8 El torniquete más aconsejable será una venda ancha de goma,


pudiendo utilizar en caso de necesidad, un pañuelo triangular, en la
forma indicada en la Fig. 9.
MANUAL DE PRIMEROS AUXILIOS 10
« ESTACION DE SERVICIO SIEMPRE GAS S.R.L. »

6. HERIDAS.

6.1. NORMAS GENERALES.

Lo fundamental, en la asistencia a toda es evitar todo cuanto pudiera dar origen a la


infección de la misma. Antes de proceder al tratamiento de las mismas, deberá
procederse al lavado de manos con agua y jabón y en caso de tenerse a mano, se
efectuará una desinfección más a fondo con alcohol o cualquier otro antiséptico. Los
apósitos a emplear para cubrir las heridas deberán ser estériles o en su defecto se
utilizará pañuelo, tela o trozos de ropa lo más limpio posible.

Si la herida contuviera tierra u otros elementos extraños, con el objeto de luchar contra las
infecciones se lavará la misma con agua corriente y jabón, utilizando posteriormente una
compresa estéril. Si se dispusiera de un desinfectante, se aplicará después de lavada la
herida en la forma descrita.

El agua oxigenada aparte de ser un excelente desinfectante, tiene la ventaja de que, por
la espuma que produce, lleva una limpieza mecánica de la herida al arrastrar consigo las
partículas de polvo y suciedad.

Finalizada la limpieza de la herida, se procederá a la aplicación de un apósito, de ser


posible estéril (Fig. 10) y un vendaje compresión en caso de hemorragia.

6.2. PRINCIPALES TIPOS DE HERIDAS.

6.2.1. Heridas de cuero cabelludo, limpieza de la misma, colocación de


apósito y vendas compresivas.

6.2.2. Heridas en los ojos, si existiera un cuerpo extraño superficial no


enclavado en la córnea, se deberá procurar su extracción suavemente
mediante, una compresa estéril o el pico de un pañuelo verificando
previamente que se encuentre perfectamente limpio. Si no consiguiera su
extracción, se aplicará un apósito y se procederá al traslado al médico.

6.2.3. Heridas de oidos, deberá abstenerse de cualquier manipulación.


Limitándose a la colocación de un apósito y trasladando al médico.

6.2.4. Heridas en la nariz, apósito para hemorragia y taponamiento de urgencia,


mediante gasa estéril.

6.2.5. Heridas de cuello, se hará compresión digital hasta la llegada médica.

6.2.6. Heridas en el pecho, si al respirar se observa salida de aire por la herida,


existen desgarro de pulmón, siendo necesario tapar la herida con papel de
MANUAL DE PRIMEROS AUXILIOS 11
« ESTACION DE SERVICIO SIEMPRE GAS S.R.L. »

goma o plástico sujeto a la piel con esparadrapo en toda su periferia.


Traslado inmediato a una clínica.

6.2.7. Heridas en el vientre, si la herida es profunda, no dar líquidos a beber. En


todos los casos se trasladará inmediatamente, para su atención facultativa.

6.2.8. Empalamientos, no intentar jamás extraer un objeto clavado, y que puede


afectar órganos internos. Traslado urgente a un hospital.

7. QUEMADURAS.

Las quemaduras extensas o profundas, constituyen una de las lesiones más graves, ya
que aparte de la lesión local suelen acompañarse de shock y pueden complicarse si se
infectan.

En toda quemadura, debe considerarse su extensión profundidad y gravedad.


Para la determinación de la superficie afectada, se deberá tener en cuenta que cada
palma de nuestra mano corresponde al 1% de superficie del cuerpo. Toda quemadura que
exceda del 10% es peligrosa y requiere el ingreso en un centro asistencial.

7.1. NORMAS.

7.1.1. Cuando la quemadura fuera producida por fuego, se deberá apagar los
vestidos que aún ardieran cubriéndolos con paños o mantas húmedas.

7.1.2. Abandonar lo antes posible el lugar del fuego, ya que los gases y humo
son nocivos tanto para el accidentado como para quien lo rescate.

7.1.3. Colocar al accidentado acostado, cuidado hacerlo sobre las partes no


quemadas.

7.1.4. No se tratará de despegar los trozos de vestidos adheridos a la


quemadura, puesto que ello sólo aumentará los dolores dando lugar a
cicatrices deformantes.

7.1.5. Cubrir las quemaduras con compresas estériles, secas y en caso de no


disponer, con pañuelos, sábanas o toallas limpias.

7.1.6. No se aplicarán sobre la quemadura, pomadas pulverizaciones, harina,


sal ni ninguna otra sustancia, ya que ello determina la infección de la
herida.

7.1.7. Avisar al médico o transportar urgentemente al accidentado al hospital.


MANUAL DE PRIMEROS AUXILIOS 12
« ESTACION DE SERVICIO SIEMPRE GAS S.R.L. »

7.1.8. La administración de preparados contra el dolor será determinada


exclusivamente por el médico, debido a que serán administrados por vía
intravenosa.

7.1.9. En caso de no existir ninguna lesión concomitante del aparato digestivo,


se administrarán inmediatamente líquidos por vía oral en forma de agua
con sal. No se recomienda al agua corriente, café o té.

7.1.10. Si el pulso es rápido y el accidentado presenta palidez y sudoración,


habrá de pensarse en la posibilidad del “shock”.

7.1.11. Las quemaduras leves, producidas por agua hirviendo u otros productos,
el dolor puede calmarse dejando correr agua de grifo sobre ellas. Sólo
en estos casos está permitido aplicar vaselina, aceite de parafina o
alguna pomada.

7.1.12. En las quemaduras leves, los ojos se levarán con agua, de ser posible
estéril y cubrirlos con una venda. Avisar inmediatamente al oculista.

7.1.13. Las quemaduras en cuello, cara, manos y genitales son muy peligrosas.

7.1.14. En las quemaduras por el sol, si no se han formado ampollas, se


aplicará aceite de parafina, evitando las pomadas grasas. Si por el
contrario hay ampollas, se cubrirán con compresas mojadas en solución
de bicarbonato sódico.

8. SHOCK.

8.1. Por definición, “shock” es un colapso del sistema circulatorio.

Esta condición puede causarle una deficiencia en la provisión de sangre (un derrame en
el sistema), o retardación de las arterias que alimentan el sistema. El shock es reconocido
por los siguientes signos:

8.1.1. Color anormal alrededor de la cara y labios


8.1.2. Piel fría y húmeda.
8.1.3. Sudor abundante.
8.1.4. Inquietud y ansiedad.
8.1.5. Respiración débil, dificultosa e irregular.
8.1.6. Ojos empañados, sin brillo.
8.1.7. Náuseas.
MANUAL DE PRIMEROS AUXILIOS 13
« ESTACION DE SERVICIO SIEMPRE GAS S.R.L. »

8.2. El tratamiento del shock debe iniciarse tan pronto como sea detectado.

Es de prioridad determinar la causa del shock y eliminarla. El tratamiento básico es:

8.2.1. Mantener ventilación en el lugar, dar oxígeno si hubiera disponible.


8.2.2. Control de hemorragias internas por presión directa.
8.2.3. Levantar las extremidades inferiores.
8.2.4. Mantener abrigada a la víctima.

9. FRACTURAS.

Las llamadas fracturas abiertas, es decir, las que se acompañan de heridas de la piel y de
tejidos blando, se pueden apreciar a simple vista. En muchas ocasiones asomar los
fragmentos óseos por la herida. En tales casos no debe intentarse colocar el hueso en su
sitio u otra maniobra, como lavar y/o tratar la herida, limitándose a colocar un apósito
estéril y a inmovilizar el miembro.

Una somera exploración de la movilidad (que realiza el mismo paciente) activa, o pasiva,
efectuada por el que asiste puede hacer notar la existencia de fracturas, sobre todo en los
miembros. Dos signos orientadores son la movilidad anormal y la deformación anatómica.

9.1. FRACTURAS DEL CRÁNEO.

Se sospecharán por pérdida total o parcial del conocimiento, el pulso rápido y débil,
pupilas dilatadas o desiguales, así como la salida de sangre por oídos boca o nariz. La
asistencia en estos casos, deberá reducirse a mantener al paciente acostado y bien
arropado hasta la llegada del médico. Se lo moverá lo menos posible y, si está sin
conocimiento, se lo volverá suavemente la cabeza hacia un lado a efectos de que la
sangre o mucosidades puedan salir por el ángulo de la boca.

9.2. FRACTURAS DE TÓRAX.

Suelen detectarse por el dolor al respirar profundamente, el toser y cuando se comprime


el tórax con la mano.
No se intentará maniobras de ninguna naturaleza, solamente, el transporte cuidadoso.

9.3. FRACTURAS DE PELVIS.

Se detectarán por la emisión de la orina y sangre, además de los dolores del paciente al
moverse.
MANUAL DE PRIMEROS AUXILIOS 14
« ESTACION DE SERVICIO SIEMPRE GAS S.R.L. »

No es prudente intervenir.

9.4. FRACTURAS DE COLUMNA VERTEBRAL.

Es dificultoso movimiento de los dedos de la mano, hombros o espalda, así como dolor
del cuello localizado, son indicios de dicha lesión.
Los pacientes no deben moverse hasta que sea posible un adecuado manipuleo. En caso
extremo, se colocará al herido sobre una tabla o superficie dura y lisa, no olvidando que la
médula espinal atraviesa las vértebras del cuello y que la compresión de ésta será causa
de parálisis.

9.5. FRACTURAS DE LOS MIEMBROS.

Se deberá evitar que los fragmentos por su movilidad o desviación, lesionen las partes
blandas, como vasos, nervios, etc. Al movilizar la extremidad para su atención deberá
hacerse sujetando por arriba y debajo de la herida y ejercitando una ligera y firme tracción
longitudinal. (Fig. 11).

Fig. 11

Cualquiera sea el método empleado, se tendrá presente que es fundamental mantener


fijas las articulaciones contiguas a la fractura.
MANUAL DE PRIMEROS AUXILIOS 15
« ESTACION DE SERVICIO SIEMPRE GAS S.R.L. »

Las fracturas del brazo, pueden inmovilizarse colgando simplemente un pañuelo o


echarpe al cuello. También puede sujetarse firmemente al tórax, mediante un vendaje o
pañuelo (Fig. 12).

Las fracturas del antebrazo, manos, etc. Se inmovilizaran mediante el empleo de una
férula o cualquier otra improvisada con cartones o periódicos doblados, palos, etc.
debidamente acolchadas y procediendo posteriormente a su fijación mediante el empleo
de una venda colocada sin presionar, (floja), tal como se ilustra en le Fig. 13.
MANUAL DE PRIMEROS AUXILIOS 16
« ESTACION DE SERVICIO SIEMPRE GAS S.R.L. »

Las fracturas de los miembros inferiores, piernas o pie, deberán como las anteriores, ser
inmovilizadas, mediante el empleo de férulas o implementos similares a los ya descritos,
Fig. 14.

A los efectos de calmar el dolor, uno de los síntomas más notables de estas lesiones,
pueden colocarse sobre la misma bolsa de hielo o paños de agua fría, siempre que se
trate de fractura cerrada, hasta el suministro de algún calmante. En estos casos deberá
informarse al médico a su llegada, verbalmente o bien mediante nota escrita, de los
medicamentos administrados, así como de la cantidad de los mismos.

Si el accidentado se encuentra en “shock” habrá de combatirse éste.

Las hemorragias en las fracturas abiertas ceden generalmente con apósitos y vendajes
compresivos. En caso necesario, realice la compresión manual de la arteria
correspondiente o aplíquese un torniquete, medida no siempre aconsejable en profanos.

10. SUMARIO.

Los procedimientos enumerados arriba, de primeros auxilios, son solamente una parte de
los procedimientos para afrontar algunas posibles emergencias. Instrucciones más
detalladas sobre esta materia, se pueden encontrar en el Manual de Primeros Auxilios de
la Cruz Roja Internacional.

Todos deben leer y aprender estos procedimientos, ya que puede ayudarle a salvar la
vida de un compañero de trabajo, un familiar o un amigo en alguna oportunidad.
MANUAL DE PRIMEROS AUXILIOS 17
« ESTACION DE SERVICIO SIEMPRE GAS S.R.L. »

COLOCACION DE VENDAJES
MANUAL DE PRIMEROS AUXILIOS 18
« ESTACION DE SERVICIO SIEMPRE GAS S.R.L. »

TRANSPORTE DE LESIONADOS