Está en la página 1de 1

Los conectores textuales, también llamados marcadores o conectores discursivos, sirven para

y guiar y cohesionar los fragmentos del discurso. Son como unas señales que orientan la
información ya que estos elementos ponen en conexión las unidades del texto (enunciados,
párrafos) ordenándolas y estableciendo diversas relaciones significativas entre ellas (aditivas,
de causa-efecto, ejemplificadotes, de síntesis, etc.).
Los marcadores o conectores discursivos no pertenecen a una categoría morfológica
determinada, pueden ser conjunciones, adverbios, locuciones conjuntivas o adverbiales e
incluso oraciones.
Los conectores son muchos y diversos, por eso es difícil establecer una clara clasificación.
Optamos por clasificarlos según las diversas funciones y en función de su contenido:
- Estructuradores u organizadores de la información (sirven para señalar la organización del
texto o del discurso): pues bien, en primer lugar… en segundo lugar…, por una parte… por
otra…, hasta entonces, más tarde, por último, a propósito, por cierto, hasta aquí, en el punto
anterior, con respecto a…, en relación con…, acerca de…
- Conectores argumentativos (relacionan una parte del texto con el texto anterior): además,
incluso…; en consecuencia, por lo tanto…; en cambio, sin embargo…; después, entonces,
luego, más tarde, en ese momento…; enfrente, delante, detrás…
- Reformuladotes (presentan lo que se quiere expresar como más adecuado de lo que se
pretendió decir anteriormente): es decir, en otras palabras, o sea…; mejor dicho, más bien…;
en cualquier caso, de todos modos…; en fin, en conclusión, en definitiva…
- Operadores (muestran un ejemplo o refuerzan un argumento): por ejemplo, en concreto…; en
realidad, en el fondo…
- Conversacionales (aparecen en la conversación y señalan el grado de certeza, las diversas
actitudes del hablante respecto a lo que se está diciendo, etc.): desde luego, por lo visto…;
bueno, vale…; oye, mira…

En Lingüística, se denomina conector a una palabra o un conjunto de palabras que une


partes de un mensaje y establece una relación lógica entre ellas. Permite la adecuada unión
de los enunciados en un texto lo cual facilita la comprensión del mismo.

Los conectores indican la relación lógica entre oraciones y párrafos.

Los conectores unen el texto. Sirven para explicar, ejemplificar, justificar, contrastar, modificar,
distribuir o resumir la oración anterior. Los conectores pueden ser palabras, oraciones o
conjuntos de oraciones, por lo tanto unen desde lo más breve hasta lo más extenso. Aparecen
más frecuentemente en los textos escritos que en el lenguaje hablado, debido a que el
contexto es completamente distinto, y un desarrollo lógico de las ideas hace necesario que los
conectores estén explícitos.

El adjetivo es la palabra que acompaña al sustantivo y concierta con él en género y número. La


función del adjetivo es caracterizar al sustantivo o limitar su significado. El adjetivo se coloca
normalmente detrás del sustantivo, pero pueden colocarse antes de éste para reforzar su valor.
Algunos adjetivos cambian su significado al estar delante del sustantivo, y otros se apocopan.
Por ejemplo:

una pobre mujer (mujer infeliz o insignificante) una mujer pobre (mujer sin dinero)
primer piso (forma apocopada de “primero”)

También podría gustarte