Está en la página 1de 18

MINISTERIO PÚBLICO.

ASIGNATURA:

DERECHO ADMINISTRATIVO II

CATEDRATICA:

Abogada. XIOMARA OSORIO

ESTUDIANTE:

DAYAM DARCELY TORRES

2016-10060-073

MODALIDAD:

PRESENCIAL

CAMPUS TEGUCIGALPA
INTRODUCCION

El Ministerio Público (Fiscalía General o Procuraduría) es un organismo Público


generalmente estatal, al que se atribuye, dentro de un estado de Derecho democrático
la representación de los intereses de la sociedad mediante el ejercicio de las
facultades de dirección de la investigación.
El Ministerio Público de Honduras es el organismo constitucional del estado
hondureño y su sede se encuentra en la capital de la república, ciudad
de Tegucigalpa M.D.C. El Ministerio Público promueve la persecución penal, tiene la
función acusatoria en los tribunales penales y dirige la investigación de los delitos de
acción pública, actuando con objetividad, imparcialidad legal en los términos que la
ley establece.

Siglas MPH

Nivel de Nacional
Gobierno

Tipo de Procuraduría de Estado


Organismo

Fundación reorganización a partir de 1994

Sede Tegucigalpa, M.D.C.

Pertenece al gobierno

En el cargo Abogado Óscar Fernando


Chinchilla
MISION:
Ser un organismo constitucional independiente, que representa, defiende y
protege los intereses generales de la sociedad hondureña, dirigiendo en forma
técnico jurídica la investigación de los delitos, ejerciendo la acción penal y sus
demás funciones, sobre la base de la unidad de actuaciones y la dependencia
jerárquica, con profesionalismo, objetividad, legalidad, autonomía funcional y
administrativa, con absoluto respeto a la constitución, convenciones
internacionales y las leyes nacionales, fortaleciendo el estado de derecho.

VISION:
Ser una institución pública consolidada, moderna y tecnificada, de reconocido
prestigio, confianza y liderazgo en el ejercicio de la acción penal publica, con
credibilidad, transparencia y libre de toda injerencia político-sectaria; logrando de
esta manera el cumplimiento de sus fines, con personal altamente formado,
comprometido con la institución y la sociedad, de solidos valores morales y éticos.
Antecedentes históricós
 Etapa empírica de la Medicina Legal en Honduras de 1896-1971. Dr. Manuel
Carrasco Flores primer médico forense de Honduras.
 29 de enero de 1975, la Corte Suprema de Justicia emite acuerdo N° 26
estableciendo el servicio de Medicina Forense.
 El Dr. Luis Vidal Ramos Reina es nombrado primer jefe del Departamento Médico
Legal de Honduras, fungiendo en este cargo desde 1962 hasta 1984.
 Las primeras oficinas se situaron en un anexo del cementerio general de
Tegucigalpa, contaba con una mesa de disección. A través de la donación de la
Embajada de Japón se instaló un frigorífico con capacidad para tres cuerpos y el
laboratorio de análisis toxicológico.
 El 14 de junio de 1979 la Corte Suprema de Justicia emitió Auto Acordado No. 164
que literalmente dice lo siguiente: “…Ordenar a los jueces de letra y de paz del
Distrito Central, competente ordenen al titular de dicho departamento la práctica
de las autopsias en los cadáveres de personas cuya muerte se produjo en forma
violenta o maliciosa y consignar en el sumario el informe de quien la practique”.
 En 1987 ocupa la jefatura el Dr. Dennis Castro Bobadilla, en febrero de este
año se traslada el Departamento y la Morgue Judicial contiguo al edificio de los
tribunales en el centro de la ciudad capital.
 1992-1994. Dr. Miguel Humberto Pon Zelaya jefe interino de los laboratorios.
 En junio de 1994 el Departamento de Medicina Legal hasta ese momento
dependiente de la Corte Suprema de Justicia pasa a ser parte del recién
creado Ministerio Público como la Dirección Nacional de Medicina Forense, Se
constituía de los laboratorios de toxicología e inmuno micro-biología.
 1994-1995 Coordinadora nacional Dr. Patricia Villaseñor Rivera.
 1995-2007. Director nacional Dr. Amílcar Rodas Aguilar.
 Se inaugura el edificio de Medicina Forense en San Pedro Sula, también se
crean los laboratorios de Biología, Documento logia y Balística de la Dirección
Nacional de Investigación Criminal al Ministerio Publico y se crean los
laboratorios de Fotografía y Departamento de Control y Registro de
Evidencias.
 Se obtiene terreno ubicado en colonia Quezada detrás del complejo
hospitalario.
 2007-2009 Dr. Arturo Alvares director interino.
 Se coloca la primera piedra del centro de ciencias forenses.
 2009-2013 Dra. Lucy Marder directora de Medicina Forense.
 2013 a la fecha Dra. Julissa Villanueva directora de Medicina Forense.
Previo a al año de 1994 la entidad pública que representa al estado, era parte de
la Corte Suprema de Justicia de Honduras, los agentes fiscales eran personas
letradas o civiles que salían con nombramiento puramente político y dispuestos a
representarse ante los casos competentes al aparato judicial, es así que se
mantuvo a la personería fiscal en los juicios de procedimientos escritos desde el
siglo XIX.
Durante el gobierno del Licenciado Rafael Leonardo Callejas, fue emitida la “Ley
del Ministerio Público” por el Congreso Nacional de Honduras, así también como
los nuevos agentes fiscales, apareció una nueva policía de investigación
la DIC (Dirección de Investigación Criminal) que sustituyo a la polémica DNI
(Dirección Nacional de Investigación en 1994 y con la rama científica como lo es
la Medicina Forense, modernizarían y sustituirían para mejor el obsoleto sistema
de investigación que se realizaba en Honduras y así la investigación y justicia se
harían más efectivas.
Dirección del Ministerió Públicó
El Ministerio Público es la fiscalía u órgano acusador del estado, el ministerio público,
como representante sociedad, monopoliza el ejercicio de la acción penal, en
nombre del estado. Suele ser considerado como la parte acusadora, de carácter
público, encargada por el estado, de exigir la actuación de la pretensión punitiva y
de su resarcimiento, en el proceso penal. Como representante de la sociedad, el
ministerio público no persigue ningún interés propio, ni ajeno, sino que realiza
llanamente la voluntad de la ley.
Como la parte publica dentro del proceso, el ministerio público es indispensable
para que exista proceso penal, agregando a sus peculiaridades un carácter
forzoso, imparcial, de buena fe y privilegiado. Es un órgano jerárquico o único, con
poder de mando, radicando en el procurador, por lo que los agentes constituyen
solamente una prolongación del titular. Es considerado indivisible, puesto que los
funcionarios actúan exclusivamente a nombre de la institución. Es un órgano
independiente frente al poder judicial y al poder ejecutivo. Se le considera
irrecusable, con la potestad de conocer de cualquier tipo de asunto sometido a su
consideración, amen que en su actuar está exento de responsabilidad.
Organizado jerárquicamente, el ministerio público, federal o local, se encuentra
encabezado por el procurador general correspondiente, el cual será designado y
reconocido libremente, por el presidente de la republica si se trata de los
procuradores de la república y del distrito federal, o por los gobernadores
estatales, en el resto de los casos.
Tiene como atribuciones la persecución de los delitos, tanto en la averiguación
previa, como durante el proceso; la representación judicial de la federación; la
vigilancia de la legalidad; la promoción de una sana administración de la justicia y
la denuncia inmediata de las leyes contrarias a la constitución, entre una rica
gama de actividades que se desparrama entre los ministerios públicos
de competencia común y federal.
Dentro de este orden de cosas, alguna corriente de opinión sostiene que el
ofendido por el delito carece de la calidad de parte, inclusive de manera
subsidiaria, admitiéndose excepcionalmente su participación directa, en tratándose
de reparación del daño o responsabilidad civil que proviene del delito.
Dentro de las reformas de 31 de diciembre de 1994, el ministerio público se vio
afectado en sus funciones de abogado del estado, al privarse al procurador
general de la republica del carácter de consejero jurídico del gobierno,
confirmándole el de representante en los juicios en que la federación sea parte. No
ha de pasarse por alto que, pese a su denominación formal de policía judicial, este
cuerpo depende y actúa con sujeción a las órdenes del Ministerio Público.
Con intervención definitiva en el proceso penal, la actuación del Ministerio Público
también es muy necesaria en el enjuiciamiento civil. Por ello puede afirmarse que
además de su función esencialmente penal, el Ministerio Público tiene tares
importantes en los procesos restantes y principalmente en el civil, el mercantil y el
de amparo, cuando llega a controvertirse normas de orden público o intereses de
personas ausentes, menores o incapaces.
2) Primero para conceptualizar al Ministerio Público citaremos a Liebman quien
nos dice al respecto que es el órgano del estado instituido para promover la
actuación jurisdiccional de las normas del orden Público, asimismo consideramos
que es difícil proporcionar un concepto del Ministerio Público porque los
ordenamientos de la actualidad atribuyen a este órgano otras funciones en
diversas materias, otros autores como Vescovi afirma que en una acepción
estricta y ajustada por Ministerio Público cabe entender solo el representante de la
causa pública en el proceso.
Fix Zamudio prefiere hacer una descripción del Ministerio Público como el
organismo estatal que realiza funciones judiciales como parte o sujeto auxiliar de
las diversas ramas procesales, como consejero jurídico de las autoridades
gubernamentales y que además defiende los intereses patrimoniales del estado. A
nuestro juicio la institución del Ministerio Público es principalmente judicial aunque
a veces se le atribuyan actividades que merecen ser calificadas como
administrativas.
Hubo un tiempo en que pareció confundirse a la Procuraduría de Justicia con el
Ministerio Público dando a ambas instituciones iguales alcances, la aclaración y
precisión de conceptos se inició con el ordenamiento de esta materia en el Distrito
Federal en 1971.
Respondiendo a su remota etimología latina, Ministerio Público es "Manus", una
mano popular, para promover y auspiciar que se administre justicia al pueblo.
Del derecho francés ha pasado a todas las legislaciones el principio que ha
llegado a aceptarlo como indivisible.
Esto es lo que se acepta actualmente como que el Ministerio Público sea único e
indivisible.
El Ministerio Público es una institución dependiente del estado, el cual actúa en
representación de la sociedad en el ejercicio de la acción penal y la tutela social
en todos aquellos casos que le asignan las leyes, es un órgano sin género, de
naturaleza muy singular, ya que adopta un sin número de fases en su funcionar.
Al Ministerio Público también se le considera como fiscal, que viene de "Fiscus" y
que significa: "Canasta de mimbre" ya que los romanos la usaban para recolectar
los impuestos cobrados a los pueblos conquistados. Al Ministerio Público también
se le llama Representante Social, porque representa a la sociedad en el ejercicio
de la acción penal, sin embargo, el término de Ministerio Público se reviste de
ambigüedad ya que se considera doctrinariamente como órgano administrador de
justicia, también se le considera como órgano judicial, dicha imprecisión al tratar
de conceptual izarlo impresionó a Carnelutti quien cuestionaba si acaso podía ser
el Ministerio Público tan sólo una parte del todo, por lo que tiene las siguientes
características:
I. Constituye un cuerpo orgánico: La Institución del Ministerio Público constituye
una entidad colectiva, carácter que principia a apuntarse en
un Código de Procedimientos Penales de 1880 y se señala con precisión en la Ley
Orgánica del Ministerio Público de 1903.
II. Actúa bajo una dirección: A partir de la Ley Orgánica en 1903, el Ministerio
Público actúa bajo la dirección de un Procurador de Justicia.
III. Depende del Ejecutivo: El Ministerio Público depende del poder ejecutivo,
siendo el Presidente de la República el encargado de hacer el nombramiento de
Procurador General de Justicia.
IV. Representa a la sociedad: A partir de la Ley Orgánica de 1903 el Ministerio
Público se estima como representante de los intereses sociales y es el encargado
de defenderlos ante los Tribunales. Así pues, actúa independientemente de la
parte ofendida.
El Ministerio Público aunque tiene pluralidad de miembros, posee indivisibilidad en
sus funciones, en cuanto que todas ellas emanan de una sola parte: La sociedad.
Uno de sus miembros puede sustituirse en cualquier momento por otro, sin que tal
hecho exija cumplimiento de formalidades.
Es parte de los procesos: Desde 1903 el Ministerio Público dejó de ser un simple
auxiliar de la administración de la justicia para convertirse en parte.
Tiene a sus órdenes a la Policía Investigadora Ministerial: A partir de la
Constitución de 1917 deja de ser miembro de la Policía Judicial y desde ese
momento es la Institución a cuyas órdenes se encuentra la propia Policía
Investigadora.
Tiene el monopolio de la acción procesal penal: Correspondiendo exclusivamente
al Ministerio Público la persecución de los delitos es lógico que dicha Institución
tenga el monopolio de la acción procesal penal, por lo que la intervención del
Ministerio Público es imprescindible para la existencia de los procesos.
Es una Institución Federal: Por estar prevista la Institución del Ministerio Público
en la Constitución de 1917 están obligados todos los estados de la Federación a
establecer dicha Institución.
3) De acuerdo con Colín Sánchez, el Ministerio Público es una institución
dependiente del Estado, específicamente del Poder Ejecutivo, que actúa en
representación del interés social en el ejercicio de la acción penal y la tutela social,
en todos aquellos casos que le asignen las leyes.
Por su parte, Leopoldo de la Cruz Agüero, da un concepto más detallado del
Ministerio Público al definirlo como la "Institución u organismo de carácter
administrativo, perteneciente al Poder Ejecutivo Federal o Estatal, en su caso,
cuyas funciones, entre otras son las de representar a la Federación o al Estado y a
la sociedad en sus intereses públicos; investigar la comisión de los delitos y
perseguir a los delincuentes, en cuya actividad tendrá como subordinada a la
Policía administrativa; ejercitar la acción penal ante los Tribunales Judiciales
competentes y solicitar la reparación del daño, cuando proceda; como
Representante de la sociedad procurar la defensa de sus intereses privados
cuando se trate de ausentes, menores o incapacitados, etc."
En la Constitución de 1823, en el Capítulo pertinente al Poder Judicial, articulos 95
al 137, no hay referencia del Ministerio Público. La Constitución de 1826 solo
regulaba la existencia de un Fiscal a nivel de la Corte Suprema.
En el Estatuto político de 1828 se precisaba que la Corte Suprema estaba
constituida por 7 vocales y un Fiscal; las Cortes Superiores también deberían
tener un Fiscal, luego hace mención a los Agentes Fiscales, deduciéndose que su
competencia era a nivel de primera instancia.
La Constitución de 1834 hacía mención al Fiscal de la Corte Suprema y los
mismos requisitos se exigían tanto para ser Vocal y Fiscal. Igual hace referencia a
los Fiscales de las Cortes Superiores y Agentes Fiscales.
En la Constitución de 1839, se regula a los Fiscales de la Corte Suprema, de la
Corte Superior y Agentes Fiscales a nivel de los Juzgados de Primer Instancia;
tampoco hay precisión de atribuciones.
La Convención de 1855 aprobó la Ley sobre organización del Ministerio Público,
cuyas funciones son resumidas por nuestro historiador Jorge Basadre: "aparte de
la súper vigilancia del Poder Judicial y, en especial (se refería al Fiscal de
la Nación) sobre los Fiscales de las Cortes y Agentes Fiscales, le correspondía
dictaminar en lo asuntos y casos que le competían según la Ley de ministros;
cuidar que todo funcionario público cumpliera la Constitución y las leyes; dar parte
al Congreso sobre las infracciones de cualquier funcionario de la República,
inspeccionar las oficinas del Estado y todo establecimiento público o corporación
legal sin excepción alguna, dando parte de los abusos y de las transgresiones de
las normas legales y reglamentarias; cautelar que las elecciones populares se
verificaran con plena libertad y en los tiempos designados". Aparte de ello, durante
mucho tiempo, al Ministerio Público se le mantuvo como defensor del Estado en
juicios.
La Era de los Procuradores
En 1936, durante la gestión del Presidente Óscar R. Benavides, se organizaron los
Procuradores Generales de la República para la defensa de los intereses del
Estado, por lo que esta función fue separada del Ministerio Publico. Ello se
formalizó con la Ley Nro. 17537 del 25 de marzo de 1969.
En ese contexto jurídico político, en 1940 entró en vigencia el Código de
Procedimientos Penales, vigente a la fecha. Se establecieron como etapas del
proceso penal: la instrucción y el juzgamiento; los Fiscales en todos sus niveles
formaban parte del Poder Judicial. En las Leyes Orgánicas del Poder Judicial, de
1912 y 1963, el Ministerio Público fue regulado como institución autónoma, pero
formando parte del Poder Judicial, con el nombre de Ministerio Público o Ministerio
Fiscal.
El 28 de julio de 1979 terminó una larga etapa del desarrollo del Ministerio Público,
ligada al Poder Judicial.
Institución autónoma.
Al llegar a la mitad del año de 1979, la historia del Ministerio Público cambia
radicalmente. La Constitución aprobada por la Asamblea Constituyente de 1978, le
da una regulación en la Ley Suprema, atribuyéndole personería propia, con
independencia, autonomía, organización, composición, funciones, atribuciones,
prohibiciones; conforme a sus artículos 250 y 251 del Capítulo XI.
Después la institución fue desarrollada en su Ley Orgánica, mediante el Decreto
Legislativo 052 del 19 de marzo de 1981, vigente, funcionando conforme a ella
hasta la fecha, con las modificaciones propias de la Constitución Política de 1993
y suspensiones por las disposiciones legales que dispusieron su reorganización,
desde el 18 de junio de 1996 hasta el 6 de noviembre del 2000, día en que se
promulgó la Ley Nro. 27367, que desactivó la Comisión Ejecutiva del Ministerio
Público.
LA MISION DEL REPRESENTANTE DEL MINISTERIO PÚBLICO
A pesar de ser una de las más recientes Instituciones políticas contemporáneas,
del Ministerio Público se puede decir que es ya toda una familia con apariencia de
muy antigua, que viene dando a la colectividad todo de sí, con el objeto de honrar
el cargo que se les ha confiado, y demostrar que se encuentran en constante
preparación al participar coordinadamente con diversas Instituciones, toda vez que
quien os dirige este mensaje, fue invitado a un curso, de la FBI-USA y organizado
por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, denominado
"Programa Internacional para el Adiestramiento en la Investigación
Criminal (ICITAP)", concretamente referido a "Crímenes Violentos"; oportunidad en
la que aprendimos, conjuntamente con los otros colegas Fiscales, que la
ciencia no se estanca, que ésta se proyecta y se supera constantemente en los
siguientes campos: Del Informe de Fallecimiento; determinación de la hora de la
muerte; el Oficial de la Policía; casos de cadáveres enterrados;
la odontología forense, hoy una nueva ciencia; heridas de arma de fuego; examen
de fluidos biológicos; recuperación de cadáveres de incendio; etc. Temas que nos
ponen al día con otras ciudades del mundo. Los temas referidos son de mucha
importancia y ojalá que se me permita en el futuro expresar, mediante la escritura,
lo que he aprendido; a lo que por ahora le pondremos un punto aparte, con el fin
de que conozcan en algo la función del Fiscal.
Al inicio de este artículo referí que el Ministerio Público es una Institución reciente,
por lo cual es explicable que aun no haya logrado su completa madurez; tanto
más cuanto que el Ministerio Público se insertó constitucionalmente a la luz de
nuestra Norma Fundamental en el año 1979, que se reconoce también como el
día del Fiscal, a pesar de que con fecha 16 de Marzo de 1981, se reglamenta a
través del decreto Legislativo N° 52, se establece mediante Junta de Fiscales
Supremos, con fecha 01 de Marzo de 1993, acordar que el 12 de Mayo de cada
año sea considerado como el día del Ministerio Público, en razón de que con
fecha 12 de Mayo de 1981, juramentó el Primer Fiscal de la Nación, representante
del Ministerio Público, ante el Presidente Constitucional de la República.
Por otra parte, ya es momento que se supere el clásico concepto que se ha tenido
sobre esta Institución, de considerarla sólo como un ente acusador. Al respecto,
tenemos que ser claros y contundentes en el sentido de que el Ministerio Público
no es una máquina de acusar, no es un instrumento de venganza, sino de orden,
de equilibrio y si denuncia las acciones cuando éstas constituyen delito, debe ser
prudente para no ser sorprendido; si existen odios no pueden tomar partido; si
existen pasiones tienen que mantener el justo equilibrio del hombre de honor; si se
presenta la pasión política, debe ser el hombre prudente y sabio que cumpla con
su deber, sin servir de instrumento, solamente actuando y poniendo fe en la
justicia, ciñendo su labor al servicio de la sociedad, comprendiendo que ese orden
social lo conforman los hombres en particular y que uno de ellos puede ser
lesionado, causándole un daño irreparable. Es más, su función debe cumplirse sin
aspavientos, debiendo ser por el contrario un hombre bueno y comprensivo, que
pueda sentir el dolor y la angustia ajena, sin que por ello pueda perder sus
principios de autoridad, sin olvidar la función que le toca desempeñar.
Debo agregar que para que el proceso pueda llegar a esclarecerse debidamente,
debe intervenirse en forma activa y enérgica, pero sin que ello signifique
esconderse ante la verdad de los hechos, ni manifestar interés respecto a una
condena o absolución, pues ante todo, debe ser el hombre sabio y prudente que
sabe que sobre sus hombros pesa una tremenda responsabilidad y por ello debe
de realizar su labor con temple y seguridad, a la par que tiene que ser exigente
para la sanción, acotándose que su labor no sólo es la de acusar o pedir contra
quien haya cometido un acto ilícito, la sanción a que se haya hecho acreedor, sino
interpretarse por el esclarecimiento de la verdad y la imposición de la justicia, pues
si el Ministerio Público representa a la sociedad en juicio, a nadie más que a él le
interesa que el fallo sea justo, en otras palabras, que se sancione obligatoriamente
a quien se debe y necesariamente se absuelva a quien se merezca.
"Cuanto más grande somos en humildad tanto más cerca estamos a la grandeza"

El pasado 22 de junio en el marco de la ejecución de la Planificación Estratégica


2015 –2020, el Ministerio Público lanzó el Reglamento Especial de Organización y
Funcionamiento de la Dirección General de Fiscalía con el Apoyo del Programa
Euro justicia, “¨Promoviendo una justicia rápida y accesible en Honduras”.
El pasado 22 de junio en el marco de la ejecución de la Planificación Estratégica
2015 –2020, el Ministerio Público lanzó el Reglamento Especial de Organización y
Funcionamiento de la Dirección General de Fiscalía con el Apoyo del Programa
Euro justicia, “¨Promoviendo una justicia rápida y accesible en Honduras”.
La realización y puesta en vigencia de este instrumento marca un hito histórico
para la investigación de los delitos y el ejercicio de la acción penal pública, por
cuanto
supone una amplia reorganización de aspectos claves del trabajo del Ministerio
Público, tales como su organización interna, aspectos de gestión fiscal, prioridades
de persecución criminal, carrera fiscal y/o régimen disciplinario. El mismo tiene un
carácter trascendental para establecer lineamientos generales de actuación para
el Ministerio Público, a partir de los que podrán desarrollarse normativas
específicas para el funcionamiento de otras dependencias de la institución.
La nueva reglamentación permitirá que los trámites, investigaciones y el
juzgamiento de casos con relevancia jurídico penal cuenten con protocolos,
procedimientos y métodos que permitan medir objetivamente el desempeño de los
fiscales. La aprobación y entrada en vigor del Reglamento representará un cambio
substancial en diferentes aspectos de trabajo de la institución, lo que se espera
sirva para ampliar las capacidades para dar una respuesta oportuna y eficaz a las
demandas ciudadanas, en la línea de los objetivos establecidos por el Plan
Estratégico del Ministerio Público.
El Programa Euro Justicia apoyó al Ministerio Público en las primeras fases de
elaboración del Reglamento por medio de la colaboración de dos Asistencias
Técnicas de España llevadas a cabo dos expertos fiscales del Ministerio Fiscal de
España. Igualmente, en el marco del programa se prestará apoyo a los procesos
internos de socialización del reglamento, incluyendo diferentes talleres de
formación para el personal y la publicación del reglamento.

El Fiscal General de la República tiene la dirección, orientación, administración y


supervisión del Ministerio Público, y ejercerá sus atribuciones directamente o por
medio de otros funcionarios o empleados.
La autoridad del Fiscal General de la República se extiende a todos los
funcionarios del Ministerio Público, sea cual fuere la jurisdicción a que
pertenezcan.
El Despacho del Fiscal General tendrá su sede en la Capital de la República.
Corresponde al Fiscal General de la República:

1. Velar porque la función jurisdiccional penal se ejerza eficazmente, de


conformidad con las leyes procurando que se observen estrictamente los
plazos señalados en las mismas, debiendo a tal efecto interponer los
recursos que procedan e instar todas las actuaciones pertinentes, incluso a
favor del imputado;
2. Ejercitar las acciones, interponer los recursos, promover, los incidentes,
oponer las excepciones e instar las actuaciones y diligencias que la ley
atribuya al Ministerio Público;
3. Interponer acción o excepción de inconstitucionalidad, en representación de
personas de pobreza manifiesta que se consideren lesionadas en su interés
directo, personal y legítimo;
4. Nombrar el Secretario General del Ministerio Público cuyas funciones serán
determinadas en el Reglamento;
5. Participar personalmente o por medio del funcionario que designe, en la
elaboración de las políticas, planes y programas que establezca el Consejo
Nacional de la Lucha Contra el Narcotráfico, para reprimir la producción, el
comercio y el uso ilegal de drogas que produzcan dependencia. El dictamen
negativo, que por razones de legalidad emita el Fiscal General de la
República, será vinculante para ese Consejo;
6. Dirigir, orientar y supervisar las Policías de Investigación Criminal y la
especial contra el Narcotráfico;
7. Dirigir, orientar y supervisar las actividades de medicina forense;
8. Emitir los reglamentos de la presente Ley, así como las órdenes,
instrucciones y circulares que sean necesarias para la buena marcha de las
dependencias del órgano;
9. Solicitar al Congreso Nacional mediante el procedimiento de ley, que
declare si ha lugar o no, a formación de causa contra los funcionarios a que
se refiere la Constitución de la República;
10. Presentar para aprobación del Congreso Nacional, un informe anual sobre
las labores realizadas por el Ministerio Público;
11. Asumir, cuando lo estime conveniente, las funciones que desempeñe
cualquiera de los demás funcionarios de Ministerio Público, en el caso, o
casos que determine o coadyuvar con ellos en esas funciones;
12. Preparar el proyecto de presupuesto del Ministerio Público, el que deberá
ser enviado al Congreso Nacional, por conducto de la Secretaría de Estado
en los Despachos de Hacienda y Crédito Público, para su inclusión en el
Presupuesto General de Ingresos y Egresos de la República;
13. Nombrar, contratar, trasladar, permutar, cancelar, sancionar y remover al
personal del Ministerio Público;
14. Acordar los traslados y permutas entre puestos de igual clase y
remuneración, que le sean solicitados por los servidores del Ministerio
Público;
15. Impartir a los Agentes del Ministerio Público, las instrucciones conducentes
al mejor cumplimiento de sus labores;
16. Vigilar que los subordinados cumplan con las instrucciones que les hayan
dado para un mejor servicio público;
17. Conceder licencias a los funcionarios y empleados del Ministerio Público,
de acuerdo con el reglamento;
18. Ejercer la potestad disciplinaria sobre los funcionarios, fiscales y empleados
del Ministerio Público, sin perjuicio del poder disciplinario de los jefes de
cada oficina;
19. Abstenerse de conocer personalmente de los asuntos cuando estuviere
comprendido en alguna causa de excusa; y separarse de aquellos en que
ha sido recusado una vez que haya quedado firme la resolución
correspondiente; y,
20. Las demás que las leyes y los Reglamentos le atribuyan.
Abogado Oscar Fernando Chinchilla
Fiscal General de la República

FISCALÍA GENERAL ADJUNTA

Abogado Daniel Arturo Sibrián Bueso


Fiscal General Adjunto de la República
DIRECCIONES BAJO LA DEPENDENCIA DEL MINISTERIO PÚBLICO

1. Dirección de Fiscalía.
2. Dirección de Lucha Contra el Narcotráfico (DLCN).
3. Agencia Técnica de Investigación (ATIC).
4. Dirección de Medicina Forense.
CONCLUSIONES

1.-En Efecto, el Ministerio Público tiene profundas raíces históricas en el mundo,


ya que en otras épocas existía el mismo, quizás sin tener propiamente este
nombre, pero en fin existían órganos encargados de la acusación, y fue hasta la
época de la Revolución francesa cuando nace el Ministerio Público como
institución. Así mismo, en Nuestro país ya desde la época de los aztecas se
contaba con autoridades encargadas de castigar a los delincuentes, finalmente
pudimos ver como la formulación de la actual Carta Magna en 1917, se le logró
dar forma autónoma a la institución del Ministerio Público encomendándole a éste,
exclusivamente la persecución de los delitos, dejando así de ser una figura
meramente decorativa que tenía años atrás.

2.- No podíamos dejar pasar desapercibidas la jurisprudencia y ejecutorias tanto


de la Corte como de los Colegiados, ello con el fin de quitar el velo a cierto tipo de
situaciones procesales que son algo oscuras y con ello, dar la luz necesaria a
través del criterio de estas autoridades judiciales para la interpretación legal
necesaria.
REFERENCIAS:

 Ley de creación del ministerio público.


 Portal virtual
 https://www.mp.hn/