Está en la página 1de 2

Sistema de producción esclavista

Posterior al sistema de producción primitiva, las fuerzas productivas crean las


condiciones para que se modifiquen las antiguas relaciones sociales de producción,
lo que da como resultado el origen de una nueva organización social con rasgos
propios conocido como “esclavismo”. Es el primer modo de producción basado en
la explotación que aparece en la historia. Es aquí donde comienzan las grandes
desigualdades económicas y sociales entre los seres humanos.

Este modo de producción surgido entre el cuarto y tercer milenio a.n.e. duró en los
países más desarrollados de Asia, Europa y África hasta los Siglos III y V de n.e.,
alcanzando su máximo esplendor en la antigua Grecia y luego en Roma.

Muchas culturas se desarrollaron bajo el modo de producción esclavista como la


egipcia, babilónica, fenicia. Aunque sin lugar a dudas las más importantes fueron la
griega y la romana por todos sus aportes culturales a la humanidad.

En el esclavismo surge y se desarrolla la propiedad privada de los medios de


producción. La propiedad se da sobre el producto total y sobre el propio productor
(esclavo).

Aparecen dos clases sociales fundamentales y antagónicas: los esclavistas que son
los dueños de los medios de producción y los esclavos que no son propietarios de
los medios de producción. Pero ¿A qué se debe la aparición de estas dos clases
sociales? Se debe a la producción y desarrollo del excedente económico del cual
se apropia una clase social, convirtiéndose en poseedora de los medios de
producción. Esta apropiación de los medios de producción permite la explotación
del hombre por el hombre y el aumento de la producción y productividad.

Cabe destacar que las fuerzas productivas se desarrollan ampliamente durante el


modo de producción esclavista ejemplo de esto es: El desarrollo de la agricultura en
Egipto alcanzó niveles muy altos, estableciéndose nuevos cultivos como el trigo y
la avena. La construcción alcanzó grandes niveles: prueba de ello son las pirámides
y tumbas egipcias. Los sistemas de riego fueron muy importantes en la época,
abarcando la captación, conducción y distribución del agua para la agricultura y la
ganadería.

El comercio se desarrolla ampliamente, apareciendo un grupo de personas que se


dedicaba a esta actividad: los mercaderes. Asimismo, aparece y se desarrolla la
moneda que facilita el intercambio de productos.

El trabajo de los esclavos no era altamente productivo debido a su escaso interés


por el trabajo y porque nada les pertenecía. Se requería, pues, una gran cantidad
de esclavos (los cuales escaseaban) para que fuera rentable su explotación. Todo
esto originó rebeliones de esclavos que no estaban de acuerdo con su posición y
querían cambiar para mejorar. En esta etapa se da el periodo de transición de
esclavismo a feudalismo.

Méndez J. Modos de producción. Fundamentos de Economía. 2005; 2(2) 41-


42.