Está en la página 1de 5

La biodiversidad o diversidad biológica es la variedad de la vida.

Este reciente concepto incluye


varios niveles de la organización biológica. Abarca a la diversidad de especies de plantas,
animales, hongos y microorganismos que viven en un espacio determinado, a su variabilidad
genética, a los ecosistemas de los cuales forman parte estas especies y a los paisajes o regiones
en donde se ubican los ecosistemas. También incluye los procesos ecológicos y evolutivos que se
dan a nivel de genes, especies, ecosistemas y paisajes.

Según el Instituto Colombiano de investigaciones biológicas Alexander Von Humboldt (1998),


la biodiversidad o diversidad biológica se define como la variación de las formas de vida que
ocupan un lugar determinado abarcando la diversidad de especies de plantas, animales, hongos y
microorganismos, su variabilidad genética, los ecosistemas de los que hacen parte, los paisajes o
las regiones en donde se ubican los ecosistemas e incluyen los procesos ecológicos y evolutivos
que se dan a nivel de genes, especies, ecosistemas y paisajes.

Del mismo modo, el Convenio de Diversidad Biológica de 1992, define la “Diversidad Biológica”
como la variabilidad de organismos vivos de cualquier fuente, incluidos los ecosistemas terrestres
y marinos y otros ecosistemas acuáticos y los complejos ecológicos de los que forman parte. Del
mismo modo, el Convenio de Diversidad Biológica de 1992, define la “Diversidad Biológica”
como la variabilidad de organismos vivos de cualquier fuente, incluidos los ecosistemas terrestres
y marinos y otros ecosistemas acuáticos y los complejos ecológicos de los que forman parte.
El Aspecto Ecológico

Hace referencia al papel de la diversidad biológica desde el


punto de vista sistémico y funcional (ecosistemas). Al ser
indispensables a nuestra propia supervivencia, muchas de estas
funciones suelen ser llamadas “servicios”:

Los elementos que constituyen la diversidad biológica de un


área son los reguladores naturales de los flujos de energía y de
materia. Cumplen una función importante en la regulación y
estabilización de las tierras y zonas litorales. Por ejemplo, en las laderas montañosas, la diversidad
de especies en la capa vegetal conforma verdaderos tejidos que protegen las capas inertes
subyacentes de la acción mecánica de los elementos como el viento y las aguas de escorrentía. La
biodiversidad juega un papel determinante en procesos atmosféricos y climáticos. Muchos
intercambios y efectos de las masas continentales y los océanos con la atmósfera son producto de
los elementos vivos (efecto albedo, evapotranspiración, ciclo del carbono, etc.). La diversidad
biótica de un sistema natural es uno de los factores determinantes en los procesos de recuperación
y reconversión de desechos y nutrientes. Además algunos ecosistemas presentan organismos o
comunidades capaces de degradar toxinas, o de fijar y estabilizar compuestos peligrosos de
manera natural.

Aun con el desarrollo de la agricultura y la domesticación de animales, la diversidad biológica es


indispensable para mantener un buen funcionamiento de los agros ecosistemas. La regulación
trofo-dinámica de las poblaciones biológicas solo es posible respetando las delicadas redes que
se establecen en la naturaleza. El desequilibrio en estas relaciones ya ha demostrado tener
consecuencias negativas importantes. Esto es aún más evidente con los recursos marinos, donde
la mayoría de las fuentes alimenticias consumidas en el mundo son capturadas directamente en el
medio. La respuesta a las perturbaciones (naturales o entrópicas) tiene lugar a nivel sistémico,
mediante vías de respuesta que tienden a volver a la situación de equilibrio inicial.

El Aspecto Económico

Para todos los humanos, la biodiversidad es el primer


recurso para la vida diaria. Un aspecto importante es
la diversidad de la cosecha que también se llama la
agrobiodiversidad.

La mayoría de las personas ve la biodiversidad como


un depósito de recursos útil para la fabricación de
alimentos, productos farmacéuticos y cosméticos. Este
concepto sobre los recursos biológicos explica la mayoría de los temores de desaparición de los
recursos. Sin embargo, también es el origen de nuevos conflictos que tratan con las reglas de
división y apropiación de recursos naturales.

Algunos de los artículos económicos importantes que la biodiversidad proporciona a la


humanidad son:

Alimentos: cosechas, ganado, silvicultura, piscicultura, medicinas. Se han usado las especies de
plantas silvestres subsecuentemente para propósitos medicinales en la prehistoria. Por ejemplo,
la quinina viene del árbol de la quina (trata la malaria), el digital de la planta Digitalia (problemas
de arritmias crónicas), y la morfina de la planta de amapola (anestesia). Los animales también
pueden jugar un papel, en particular en la investigación. Se estima que de las 250.000 especies de
plantas conocidas, se han investigado sólo 5.000 para posibles aplicaciones médicas.

Industria: por ejemplo, fibras textiles, madera para coberturas y calor. La biodiversidad puede
ser una fuente de energía (como la biomasa). La diversidad biológica encierra además la mayor
reserva de compuestos bioquímicos imaginable, debido a la variedad de adaptaciones metabólicas
de los organismos. Otros productos industriales que obtenemos actualmente son los aceites,
lubricantes, perfumes, tintes, papel, ceras, caucho, látex, resinas, venenos, corcho.

Los suministros de origen animal incluyen lana, seda, piel, carne, cuero, lubricante y ceras.
También pueden usarse los animales como transporte.

Turismo y recreación: la biodiversidad es una fuente de riqueza barata para muchas áreas, como
parques y bosques donde la naturaleza salvaje y los animales son una fuente de belleza y alegría
para muchas personas. El ecoturismo, en particular, está en crecimiento en la actividad recreativa
al aire libre. Así mismo, una gran parte de nuestra herencia cultural en diversos ámbitos
(gastronómico, educativo, espiritual) está íntimamente ligada a la diversidad local o regional y
seguramente lo seguirá estando.

Aspecto Ético

Se fundamentan en el derecho que tienen todos los seres vivos


a existir. Inspirado por convicciones religiosas, filosóficas o
culturales, el ser humano ha ido descubriendo el valor de la
vida. Si bien la perspectiva occidental ha sido más antrópica y
ha considerado las otras formas de vida, casi de forma
exclusiva, como fuente de sustento, explotación o diversión,
las culturas orientales han sido más respetuosas y han valorado la expresión de la vida a través de
cualquiera de sus seres. Uno de sus fundadores, Buda, se cuestionaba si los seres humanos tienen
derecho a matar o infringir daño a los animales.

Podemos entender por ética del medio ambiente a la rama de la ética que analiza las relaciones
que se establecen entre nosotros y el mundo natural que nos rodea. De hecho, entre los productos
culturales más importantes de la evolución humana están determinadas preocupaciones éticas,
incluyendo la preocupación por el medio ambiente en general y los seres vivos en particular.
Algunos ejemplos ayudarán a concretar la idea. En los momentos álgidos de la caza ilegal del
rinoceronte blanco, especie en peligro de extinción y oficialmente protegida en Zimbabwe, los
cazadores furtivos podían ser legalmente abatidos a tiros por los guardas de caza de las reservas
de ese país.

Aspecto Sociocultural

La biodiversidad cultural, entendida esta como la


diversidad de saberes que los seres humanos han
desarrollado a través de la historia en su relación con la
biodiversidad.

En este conjunto de saberes se encuentran las creencias,


mitos, sueños, leyendas, lenguaje, prácticas agropecuarias,
arte, música, estructuras sociales, dietas, conocimientos
científicos, actitudes psicológicas en el sentido más amplio
posible, manejos, aprovechamientos, disfrute y compresión de entorno natural.

Este nuevo concepto de biodiversidad, trata de comprender la evolución biológica teniendo en


cuenta todos los aspectos de la intervención humana y al igual que la diversidad genética o de
especies, algunos atributos de las culturas humanas (por ejemplo, el nomadismo o la rotación de
los cultivos) representan "soluciones" a los problemas de las supervivencia en determinados
ambientes, del mismo modo que ayuda a las personas a adaptarse a la variación del entorno.

El término de biodiversidad cultural, es incluido como parte fundamental de la biodiversidad a


finales de siglo XX, tras comprender que el mundo es prácticamente en su totalidad el hogar del
hombre que las que denominamos regiones denominadas "naturales" son en buena medida
territorios modificados con mayor o menor intensidad por las sociedades humanas que los habitan
o han ocupado.
Aspecto Legal

El Art. 86 de la Constitución Política de la República


declara de interés público a la conservación de los
ecosistemas, la biodiversidad y el patrimonio genético
del país, a la recuperación de espacios naturales
degradados, al establecimiento de un Sistema Nacional
de Áreas Naturales Protegidas que garanticen la
conservación de la biodiversidad y el mantenimiento de
los servicios ecológicos.

Los Arts. 89, 242 y 248 de la Constitución Política de la


República declaran respectivamente que el Estado tomará medidas orientadas a regular, bajo
estrictas normas de bioseguridad, la propagación en el medio ambiente, la experimentación, el
uso, la comercialización y la importación de organismos genéticamente modificados; que la
organización y funcionamiento de la economía responderá, entre otros principios, al de
sustentabilidad; y ratifica el derecho soberano del Estado sobre la biodiversidad, promoviendo su
conservación y utilización sustentable con la participación de las poblaciones involucradas, y de
conformidad con los convenios y tratados internacionales