Está en la página 1de 65

Museum

Internacional
No 201 (Vol LI, n° 1, 1999)

Conservación preventiva
No 1,1999 Í N D I C E

Editorial 3
-

Documetzto especial-
Conservaciónpreventiva
4 La conservación preventiva: ¿simple moda pasajera o cambio
trascendental? Gaë1de Guichen

7 Una estrategia de formación para la conservación preventiva


Magdalena fi-ehs

11 El Plan Delta: una operación de salvamento a escala nacional


M. Kirby Elley JE

16 ~aconservación preventiva cotidana: el Museo Antoine Vivenel


de Compiègne Eric Blaizchego rge

22 ¿Quién vela por el patrimonio cultural? La conservación en el contexto


contemporineo Carole Milner

28 La documentación al servicio de la conservación: una experiencia


de formación en África AlaiZi3.z Godo!o?Zou

33 La hnción del restaurador en la conservación preventiva


Eléonore Kissel

40 El guía profesional: establecer puentes entre la conservación y el turismo


Felicitas VZ-essiztg

44 Implicar al público: un nuevo enfoque de la educación para la conservación


Robem Naïdi

Evento 51 Un conquistador en el mundo del arte: Thomas k e n s del Guggenheim


Michael Kimmelmaa

Perfil 56 El museo del verdugo Jacpes Lzicchesi

Secciones 62 Foro
OBTETOS ROBADOS
I
J
I
Pintura de técpiica niixta sobre un panel de madera, de Lucas Cranach elkfayor, que representrr la cmcijîxión de Cristo entre los dos
ladrones. Fechado en 1515yjnnado con k z irnagen de una serpiente en h parte i7Zferior izquierda, el cuadro mide 55 x 33 crn.
Fue robado en 1345de un museo en Gotha, Alemania. Niinzero 3011 en el inventario del ?nuseo. (Refermcia OA 32-218-U31136/37
Interpol Wiesbadeu)
Foto cortesía de ln ICPO-Secretmiado General de la Interpol, Lyon, Francia. Si bien el Secretariado GeneraLprejiere no publicar avisos
acerca de obras de izrte cuyo derecho de posesión es disnitidopor uno o rnhpaúes (por ejemplo: obras de arte desaparecida durante la ,
Segunda Guerra klundial), ha decidido publicar esta nota porque el organismo solicitante (NCB) ha dedarad0 que ignora la simación
de la propiehd

2
Editorial

De modo lento pero seguro, la expresión conservación preventiva))se ha ido incorpo-


rando desde el decenio de 1970 al vocabulario cotidiano de los profesionales del museo.
Nadie discute hoy este concepto, acufiado para responder a la convicción cada vez más
clara de que la restauración de los objetos deteriorados no sirve para nada si no se modi-
fican las condiciones causantes de ese deterioro, pero todavía debe integrarse como
planteamiento general y fundamental en la práctica museística diaria. Esta expresión,
que implica las ideas básicas de anticipación y trabajo en equipo y la capacidad de consi-
derar el museo como una entidad holística, ha invalidado muchos métodos tradicio-
nales de administración de los museos y de la formación profesional correspondiente.
Como se pone claramente de manifiesto en este número, esta tendencia ha cobrado
un impulso considerable y no hay posibilidad de vuelta atrás, ya que si en medicina es
mejor prevenir que curar, lo mismo cabe decir de nuestro patrimonio cultural, cada día
mk amenazado. La conservación preventiva, que requiere una participación cada vez
mayor - comprendida la del público - no es simplemente un método, una técnica o
una orientación, sino que muchos la consideran hoy como un principio ético hnda-
mental que sustenta la institución misma del museo. Para numerosos profesionales es
el reflejo de un criterio de cwuelta a lo esencial., ya que dirige una atención renovada
hacia la auténtica razón de ser del museo: sus colecciones.
El progreso, sin embargo, ha sido muy desigual. La falta de medios, una formación
insuficiente y la necesidad de resolver problemas urgentes a medida que se van plan-
teando son factores que han entorpecido la aplicación universal de un principio que
muchas veces implica un cambio radical de mentalidad y de actitud por parte de todo
el personal que trabaja en un museo. Como señala Stephen L. Williams en su ensayo
.Preventive conservation - the evolution of a museum ethics' [La conservación pre-
ventiva- evolución de una &ica museística],(da conservaciónpreventiva no es una acti-
tud o actividad espontáneas. Como ética de los profesionales del museo, requiere la
aplicación constante de principios y prácticas de conservación preventiva y una for-
mación permanente.. Por esta razón, Museimi Intenmcioiznl ha creído necesario pre-
sentar un balance de la situación actual y de todo lo que queda por hacer.
Para que nos ayudara a preparar este tema especial, hemos recurrido una vez m k a
la inestimable experiencia de Gaë1 de Guichen, Subdirector General del Centro Inter-
nacional de Estudios de Conservación y Restauración de los Bienes Culturales
(ICCROM) de Roma y esforzado paladín de la campafia para instaurar la conserva-
ción preventiva))en todos los museos del mundo. El objetivo buscado no era estudiar
toda la serie de tCcnicas y materiales que hoy existen, sino más bien indicar cómo todos
los fãctores que integran la ecuación museo-patrimonio pueden ponerse al servicio de
esta idea de indiscutible actualidad y proyección, ya que, en palabras del director de un
museo, d a mayoría de los visitantes de un museo no han nacido aún,).2La conserva-
ción preventiva, que nutre un proceso sistemático y constantemente reactivo de man-
tenimiento y mejora, es el Único medio de garantizar que las colecciones se preserven
intactas para las generaciones futuras.
M.L.

Notas
1. En: hízbseirm Ethics, Gary Edson (comp.), Routledge, Londres y Nueva York, 1997.
2. Wilson, D. M. (Director del British Museum), The Brirish Museum, pmposr andpolitics,
British Muscum Publications, Londres, 1989. Citado en (J'reventive conservation: a holistic
approachn por M.E.A. McCord, en: Ln cotiservatinn prhmztive, actas del simposio sobre la
conservación preventiva, A.R.A.A.F.U. (Asociación de Restauradores de Arte y Arqueología de
Formación Universitaria), París, 1992.

Mzfirzrnr btrmitzciuizd (Paris, UNESCO), no301 (vol. 51, n" 1, 1999) Q UNESCO 1999 3
T 0 ) o O 1 1

La conservación preventiva: pimple moda


Pasajera o cambio trascendental?
Guël dc Guichen

En Los tres iiltinios decenios, Los Pocas veces las colecciones museísticas La conservación y la restauración pueden
profesionales ban incorporado a su nos han sido legadas por un milagro de la ser comparadas con la medicina y la ci-
Lenguaje el término de monservación naturaleza y si hoy podemos admirarlas, rugia estética respectivamente.
preventiva),, que ha venido a sumarse a Los estudiarlasy comprender sus mensajes, se No obstante, para complicar una si-
de ccconservación>)y ccrestnuración>). lo debemos en la mayoría de los casos a tuación bastante confusa de por sí (he re-
Gad de Guicben, deL ICROM (Centro sus sucesivos propietarios, que por estar cibido personalmente más de mil defini-
Internacional de Estudios de Conservación convencidos de su valor no escatimaron ciones por escrito de numerosos profesio-
y Restauración de Los Bienes CirhraLes), esfuerzos para transmitirlas en el estado nales de más de setenta países), en los
uno de Los inds conocidos y respetados mds intacto posible a las generaciones últimos veintitantos aiíos ha aumentado
especialistas de esta materia, nos explica posteriores, realizando a veces una labor insidiosamente el grado de complicación
cómo se ha producido estefenómeno y qué de conservación y restauración. terminológica con la introducción de una
reperczsionesproJ1nah va a tener en el Conservación y restatiración son dos sutil distinción entre conservación pre-
j’ïrtzrro delpatrimonio mLturaL. palabras que designan dos tipos distintos ventiva y curativa. Así como la medicina
de actividad con finalidades bastante di- curativa se ocupa de las personas que pa-
ferentes, y que nunca han sido definidas decen enfermedades, la conservación cu-
claramente por el conjunto de la profe- rativa se ocupa de los objetos del patri-
sión. El resultado de ello es que cada aso- monio cultural que pueden perderse por
ciación nacional e internacional da su la presencia de un elemento destructor
propia interpretación individual de ellas, activo, por ejemplo: los insectos en la
y por consiguiente sus definiciones varían madera, el moho en el papel y las sales en
de un país a otro, e incluso dentro de un la cerámica, o simplemente un objeto que
mismo país. no puede soportar su propio peso. En
Para mayor claridad, desearía propo- cambio, la conservación preventiva, al
ner las definiciones siguientes: igual que la medicina del mismo nombre,
La conservación es toda actividad humana se ocupa de todos los objetos del patri-
directa o indirecta encaminada a au- monio, independientemente de que es-
mentar la esperanza de vida de las co- tén en buen estado o de que sean víctimas
lecciones intactas y de las deterioradas. de un deterioro progresivo. Su finalidad
Ejemplos: quitar la sal a una colección es protegerlos de toda clase de agresiones
de cerámica; quitar los ácidos a unos naturales o humanas.
documentos gráfìcos; desinfectar una La conservación preventiva ha nacido
colección etnográíka; quitar la hume- como una reacción de nuestra profesión
dad a colecciones almacenadas de ob- ante los cambios espectaculares que se
jetos metálicos; reducir la luminosi- han producido en el medio ambiente y en
dad en una exposición de tapices. el patrimonio cultural desde el siglo pasa-
La restnzrración es toda actividad humana do. Lo que anteriormente era un patri-
directa encaminada a lograr que un monio privado protegido por su propie-
objeto deteriorado de una colección tario contra formas de agresión no muy
recobre su estttica o su estado históri- violentas, se ha convertido en un patri-
co (o incluso el primitivo, en algunos monio público que los ciudadanos tienen
casos). Ejemplos: esculpir el dedo que que proteger contra nuevas formas de
le falta a una estatua; quitar la capa agresión mucho más violentas.
que se ha superpuesto a una pintura; Si tenemos en cuenta este cambio ra-
avivar la intensidad de una escritura dical, hoy en día la salvaguardia del patri-
demaída; pegar los fragmentos de una monio requiere sobre todo que el público
cerámica rota. y los profesionales sean conscientes de las

4 &fuseum Imertiacional(Paris,UNESCO), no 201 (vol. 51, no 1, 1999) O UNESCO 1999


La conservación preventiva: pimple moda pasajera o cambio trascendental?

cuestiones que están en juego, y exige nuación se deben identificar, luego hay
también una estrategia apropiada. Des- que tomar medidas con los objetos que
afortunadamente, la conciencia de la corran peligro de perderse (conservación
nueva situación se va forjando muy len- curativa), y por último se debe adoptar
tamente, como lo demuestran los tres ca- un plan exhaustivo de conservación pre-
sos siguientes: cuando ningún profano ni ventiva. Posteriormente se deberían efec-
especialista discute el innegable efecto tuar las labores de interpretación (la esti-
destructivo que los agentes contami- tica por parte del laboratorio de restaura-
nantes tienen sobre el mlirmol y la piedra ción y la histórica y técnica por el
caliza, todavía hay demasiados profesio- laboratorio de investigacibn) y difusión
nales que no protegen contra la luz artifi- (exposiciones permanentes y temporales,
cial los tejidos y tapices a su cargo. catálogos, productos derivados y confe-
Aunque algunos museos se jacten - como rencias). La etapa final es la del placer de
si eso hera un gran mirito - de contar haber culminado la tarea. Pero a esta eta-
con locales de almacenamiento que ga- pa tan largo tiempo esperada se llega rarí-
rantizan una protección completa de las sinlas veces, porque siempre habrá una
colecciones, hay muchos miles mA que serie de problemas ticnicos, administrati-
amontonan en condiciones deplorables vos o jurídicos (o incluso algo más trivial,
las colecciones que no exponen; hay al- por ejemplo uiia huelga del personal),
gunos paises que tratan por todos los me- que impedirán a los directores de museos
dios de hacer un inventario de sus colec- dormirse en los laureles que pensaban ha-
ciones a fin de localizarlas y conservar ber merecido con creces.
algún indicio de ellas o documentadas Al contrario de lo que algunos miem-
realmente, pero muchos otros ni siquiera bros de nuestra profesión puedan pensar,
saben cuántos objetos tienen en sus mu- la conservación preventiva va mucho ni&
seos nacionales, y en todo caso ninguno lejos del mero mantenimiento y la super-
ha seguido hasta ahora el ejemplo de los visión de las condiciones climáticas. Es
Países Bajos, que iniciaron en 1990 su algo más que una simple moda pasajera y
Plan Delta para lograr una plena protec- se está convirtiendo paulatinamente en
ción de su patrimonio cultural. parte integrante de la profesión. en la que
no cabe duda de que va a introducir cam-
La conservación preventiva implica bios importantes. Entre lo que va a cam-
cambiar la antigua mentalidad para biar, tendremos:
que el <<objeto))de ayer se convierta Ln fonimciórz: todos los miembros del
en la ccolecciónn de hoy, la mla. en
personal del museo, desde el adminis-
el (<edificion,el .individuo)> en el
trador al arquitecto, desde el técnico al
equipo., el ((presente)>en &turou,
los c(profesiona1esnen el públicou ou en conservador jefe, y desde el vigilante al
el mis amplio sentido de la palabra, el guia, deberán seguir una formación en
asecreto)) en comunicación)>,y el materia de conservación preventiva o
cómo, en el apor qué,, intruirse en sus principios básicos.
Orgclriiurciópz:en los museos más impor-
La estrategia consiste en adoptar la tantes deberán crearse puestos especí-
conscrvacih preventiva y hacer que sea ficos, y en otros habrá que añadir res-
un elemento esencial del hncionamiento ponsabilidades complementarias a las
de los museos. Primero se ha de poner or- calificaciones exigidas para los em-
den en las colecciones de reserva, a conti- pleos.

5
Gaë1de Guiehzn

Plm$cmión: se deberán efectuar previ- precisión y están encaminadas a pre-


siones presupuestarias y realizar una venir las causas naturales y humanas
nueva asignación de los fondos, a fin del deterioro de las colecciones, a fin
de emprender las acciones necesarias de aumentar su esperanza de vida y
garantizar la difusión del mensaje que
antes de que se produzca daiío alguno.
contienen.
Elpúblico: se deben adoptar medidas sis-
temáticas para asegurarse de que el pú-
Los profanos pueden preguntarse, con
blico esté informado del valor y de la
razón, por qué ha habido que esperar has-
fragilidad de los objetos expuestos. La
ta finales del siglo a que los profesionales
información debe mostrarse en todos
de los museos hayan empezado a estable-
los sistemas de anuncios, así como en
cer una política de conservación preven-
las publicacionesy catálogos,y debe ser
tiva de las colecciones. No cabe duda de
difundida por guías y medios sonoros.
que es un misterio, pero ((másvale tarde
En cada museo se establecerá paulatina-
que nunca)),como dice el refrán.
mente un plan exhaustivo de conserva-
Debemos decir, finalmente, que en de-
ción preventiva que podria definirse así:
terminados contextos en los que existe un
Un proyecto que engloba a todos los
patrimonio cultural formado por bienes
que están implicados en el patrimo- muebles e inmuebles (ciudades históricas,
nio de un establecimiento público o monumentos, sitios arqueológicos, bi-
privado, y que prevé la aplicaci6n bliotecas y archivos), podríamos razonar
concertada de medidas directas e in- de la misma manera y llegar, indudable-
directas que han sido definidas con mente, a conclusiones similares.

G
Una estrategia de formación -

para la conservación preventiva


Mugdulena Krebs

AbordAr elproble?za de la coiuerz~aciÓr2a Al inicio de la dtcada de 1980 se realizó uno o dos profesionales p algunos a m i -
nivel nacional contLziido con un escaso en Chile, con ayuda del Programa de las liares y guardias.
niinzero de profesionales capaitados, tal Naciones Unidas para el Desarrollo Como respuesta a la situación detec-
f i e el desaflo que eiq$entaron los niuseos (PNUD), la primera evaluación de todos tada en el diagnóstico y ante la imposibi-
de Chile. Magdalena ki.ebs explica cóino los museos del pais, que recogió sistemá- lidad de dotar de equipos, recursos y per-
la plarz$caciórz estmtégica y el énfdcis ticamente información sobre las institu- sonal a todos los museos de su dependen-
dado a lir formación h m mod@cado la ciones, su infraestructura, sus colecciones, cia en un plazo corto, la Dirección de
som bría sitimcióri ariterioi: La autora es el número de personas que en ellas traba- Bibliotecas, Archivos y Museos creó en
nrquitecta Ir desde 1988, directora del jaban, el público y el financiamiento. octubre de 1982 el Centro Nacional de
Centro Nacional de Com”ióii y Dicho estudio señaló que, de todas las si- Conservación y Restauración (CNCR).
Restauración de Chile (CNCR). tuaciones detectadas, la de mayor preocu- Se le encomendó la tarea de dar un im-
pación radicaba en el estado de conserva- pulso al trabajo profesional en las mate-
ción de las colecciones,atribuyendo dicha rias relacionadas con la conservación y
situación a la carencia de personal espe- restauración. Debia orientar su trabajo a
cializado, al desconocimiento generaliza- las entidades que formaban parte de la
do de mttodos p ttcnicas de conserva- Dirección de Bibliotecas, hchivos y Mu-
ción, y a la escasa infraestructura. seos, pero también asesorar a cualquier
En ese momento existían en Chile entidad orientada al público que estuvie-
132 museos, 26 de ellos dependientes de ra a cargo del patrimonio cultural. El pri-
la Dirección de Bibliotecas, Archivos y mer director de este Centro &e Guiller-
Museos, una institución con representa- in0 Joiko, quien había recibido su forma-
ción a lo largo de todo el país que tiene a ción en el Istituto Centrale del Restauro
su cargo los museos nacionales y regio- en Roma y había trabajado posterior-
nales, la Biblioteca y el Archivo Nacional, mente en el Centro Nacional de Restau-
y las bibliotecas públicas. El resto son de ración de Colombia en Bogotá.
dependencia municipal, universitaria, La mayor dificultad consistió en en-
privada o bien forman parte de parro- contrar profesionales calificados para ini-
quias o congregaciones. La mayoria de los ciar el trabajo, por lo que se contrataron
museos son pequeños, poseen colec- algunos restauradores con formación en
ciones que no superan las cinco mil pie- Europa principalmente y por lo demás se
zas y tienen escaso personal: el director, buscaron personas con profesiones afines,
dispuestas a ser formadas a travis de cur-
sos, pasantias y el estudio. La gran difi-
cultad para formar un equipo llevó a Joi-
ko a otorgar a la labor de capacitación
o
una prioridad muy alta en la labor de esta
u
t naciente organización.
ô
El desconocimiento de la materia era
prácticamente generalizado en Chile,
pues si bien simultheamente a la crea-
ción del CNCR se formaron laboratorios
Cokzboradores del de restauración en tres museos y en el Ar-
Museo de chivo Nacional, el resto del pais carecía
Concepcióiz por completo de personal calificado y de
empaquetando las infraestructura. Estos restauradores esta-
colecciones. ban trabajando evidentemente con algu-

il.llnetrn1 Iitreniacioizd (Paris, UNESCO). n” 201 (vol. 51. no 1, 1993) O UNESCO 1999 7
Magdalena Krebs

mes de duración a un grupo de 1O moni-


tores. Éstos provenían en su mayor parte
del CNCR, pero se incorporaron tam-
bién profesionalesy técnicos de otros mu-
seos. El curso h e intenso y los partici-
pantes aprendieron causas y motivos del
deterioro de objetos, conceptos de hume-
dad y temperatura y las características de
la luz y sus efectos sobre los objetos.
Czirso re@onnl sobre Como tema adicional, se impartieron y
la conseruación delpapel discutieron métodos y técnicas de en-
en los nrchivos, oJFecido nos objetos individualesque requerían un sefianza con el objetivo de que estos mo-
en colnboración con tratamiento urgente para ser exhibidos al nitores pudiesen transmitir posterior-
el1CCROM (Centro público. mente sus conocimientos a terceros. Un
Intemacionnl de Estimdios Se optó por iniciar el trabajo con una beneficio importante adicional de este
de Consewncióny Restnuración sensibilización en torno al tema de la curso fueron los vínculos que se estable-
de los Bienes Culturales). conservación. Para ello, se invitó en 1984 cieron entre profesionales de diferentes
Lospartic+arztes nprendieroii a Gaël de Guichen, del ICCROM, a dar instituciones y ciudades, lo que permitió
nfibricar cq'a y carpeta. un curso básico de cuatro días a un gru- el inicio de una red de relaciones entre
PO de 40 directores de museos de todo el profesionales de una misma generación.
país. EI tema fue la conservación preven- El segundo aíí0 del programa se des-
tiva, cuestión que cautivó a los jóvenes tinó aponer en práctica los conocimientos
profesionales del CNCR, pues vieron en adquiridosy a preparar material con ejem-
esto una alternativa para iniciar un traba- plos y situaciones propias de la realidad
jo que pudiese abarcar los museos del pais chilena. Los participantes hicieron estu-
globalmente, en base a una estrategia que dios de clima y de luz en las instituciones
privilegiara las colecciones sobre los obje- en que cada uno de ellos trabajaba. Di-
tos individualmente. chos estudios fueron presentados a los dí-
En 1988 se decidió dar un salto cuali- rectores de cada institucióny se comenza-
tativo y formar en esta materia a un im- ron a buscar soluciones a los problemas.
portante grupo del personal que trabaja Por otro lado, el CNCR realizó un traba-
en los museos. Para ello, se ideó como sis- jo de documentación fotográficadel esta-
tema capacitar en conservación preventi- do de las colecciones y de las situaciones
va, primero en profundidad, a un grupo tanto positivas como negativas, en que és-
de restauradores que se comprometieron tas se encontraban almacenadas en depó-
a continuar posteriormente transmitien- sitos y en exhibición, con el fin de tener
do sus conocimientos a personal de mu- material gráfico y didáctico disponible
seos. En un proyecto conjunto con el para exponer frente a autoridades y a fù-
ICCROM y con el apoyo de la Funda- turos participantes de cursos el estado de
ción Andes, una entidad chilena que las coleccionesy las causas de su deterioro.
concede recursos para proyectos de apoyo Se dio gran importancia a la necesidad de
a la conservación del patrimonio, el disponer de información sobre situaciones
CNCR organizó un programa de capaci- de instituciones chilenas para enseñar,
tación para tres afios. Durante el primero pues se pensó que el impacto sería mayor.
de ellos Gaël de Guichen, junto con Be- El tercer afio del programa se destinó
noît de Tapol, dictaron un curso de un a una serie de cinco cursos dictados por

8
Una estrategia de formación para la conservación preventiva

los monitores en grupos de a dos a lo lar- sido extremadamente importantes para


go de Chile. Los cursos, de dos semanas introducir la conservación preventiva,
de duración, fueron impartidos en mu- concepto que es hoy plenamente conoci-
seos de diferentes áreas geográfkas y por do en el ámbito inuseológico chileno, a
tanto de condiciones climácicas muy di- diferencia de lo que sucedía hace 15 años,
versas. Se optó por esta alternativa (en vez cuando se dictó el primer curso introduc-
de invitar a todos los participantes del torio a los directores de museos. A ello se
país a acudir al CNCR), pues se estimó akade que ha contribuido a dar a conocer
que si bien ello requería un mayor esher- en todo el país el trabajo que realiza el
zo de organización y de recursos, era im- CNCR, creando lazos entre profesores,
portante tanto para fortalecer las rela- participantes e instituciones.
ciones del CNCR con las entidades re- Sin embargo, desde que iniciamos este
gionales, como para producir vinculos programa pensamos que no era suficien-
entre los museos de una misma región. te para garantizar la preservación de las
Ademlis, se pensó que era m b fructífero colecciones en el tiempo, pues si bien las
que los participantes realizaran inspec- personas que han participado en ellos tie-
ciones en las colecciones que les eran más nen experiencia en el trabajo museológi-
cercanas. Ente 1988 y 1992 se capacita- CO,provienen de otras disciplinas y no tie-
ron así 10 inonitores potras 50 personas. nen por única responsabilidad la conser-
A partir de 1994, se inició una segun- vación de las colecciones. De ahí que los
da h e en la capacitación para personal de cursos se han orientado a llamar la aten- Un estudiaritevoluntnrìo de In
museos. La evaluación del primer proyec- ción sobre las situaciones de riesgo para Sociedad de Awii2igo.r del Miseo
to nos llevó a la conclusión de que debía las colecciones, a explicar las medidas de de Arnuco npsendìezdo II
continuarse el programa, pues para tener primeros auxilios que se pueden llevar etiquetar writeriaíarqaeológico.
el impacto deseado no era suficiente que adelante y a enseñar a manipular objetos.
hubiese una persona en cada institución Tambitn explican que para problemas
que tuviese conocimientos en la materia: mayores deben recurrir a especialistas. ral en conservación y restauración a
no lograba constituir un equipo ni inenos Debimos constatar que mientras los mu- alumnos que provienen de un ciclo in-
influir en las decisiones. Para facilitar la seos no puedan contar con profesionales icial de arte. Desde un principio se inte-
organización y disminuir los costos se de la conservación en sus propios equipos gró el concepto de conservación preven-
organizaron paquetes de cursos, diferen- o al menos cerca de ellos, será difícil ga- tiva y se incluyeron dos cátedras específi-
ciando cursos para profesionales y técni- rantizar el control de las colecciones en cas de ese tema. Con ello se pretendía que
cos, como ((Introducción a la conserva- forma integral y permanente. Por ello, se los futuros restauradores tuviesen una vi-
ción preventiva. y ((Manejo de colec- han desarrollado paralelamente a este sión amplia sobre las colecciones y cono-
ciones museológicas en depósitos) de programa de capacitación otras líneas de cimiento de los procesos de deterioro y de
otros destinados al personal auxiliar, acción simultáneas. las condiciones ambientales que los obje-
como ((Manipulación y aseo de objetos En 1984, en colaboración con la Pon- tos requieren para su conservación. Estos
museológicos), y (cT6ciiicas de embalaje tificia Universidad Católica de Chile, se profesionales se han integrado lentamen-
de colecciones,). Estos cursos se organi- inició un programa para la formación te en las instituciones y han sido capaces
zan desde entonces en forma relativa- universitaria de conservadora y restaura- de impulsar proyectos globales de mejoría
mente periódica y se mantiene el sistema dores, programa que hasta 1992 se realizó para las colecciones.
de dictarlos en diferentes zonas del país. en cooperación entre la Escuela de Arte Por otro lado, el CNCR organiza cur-
La evaluación que el CNCR ha reali- de esa Universidad y el CNCR, y a partir sos de especialización para profesionales
zado de estos cursos, que generalmente de entonces es de responsabilidad exclu- jóvenes, muchos de ellos provenientes del
son muy bien calificados por los partici- siva de ese plantel de educación superior. programa universitario antes descrito en
pantes, nos ha llevado a pensar que han Es un programa que da formación gene- diferentes materias. Dichos cursos son

9
Magdalena Krebs

Un curso sobre Irzprotección de


sitiospara los vigilnntes del
Parque Nmionnl de ConguiIlio.

necesarios, pues el programa ofrece una como en su traslado y posterior depósito prioridad a la organización de los depósi-
formación muy general que no logra que en el museo. tos, lo que incluye en algunos casos ase-
los alumnos tengan una especialización Para brindar apoyo a quienes han asis- soría para instalar un laboratorio, coordi-
que garantice las intervenciones sobre los tido a cursos y que en muchos casos de- nación con los equipos de documenta-
objetos. Estos cursos son de mayor dura- ben trabajar en forma bastante solitaria, el ción y habilitación de los recintos y
ción que los descritos al inicio de este art- CNCR ha organizado una biblioteca y mejoría de las salas de exhibición.
ículo y están dirigidos a profesionales con realiza una labor de difusión selectiva de En otras ocasiones, el CNCRpropone
alguna experiencia en el trabajo con las información por correo a todos quienes directamente a algunas entidades, sobre
colecciones. Muchos de estos cursos se solicitan material. Este programa, que tie- todo de la Dirección de Bibliotecas, Ar-
dictan con la participación de profesores ne sólo dos aiios desde su puesta en mar- chivos y Museos, abordar en colaboración
extranjerosy en algunos casos han tenido cha, recibe aún pocos requerimientos, un programa de mejoría de las condiciones
un alcance regional. Sistemáticamente se pero su demanda ha ido en aumento y es- de las colecciones. En estos casos se traba-
da importancia a la conservación preven- peramos que sea una forma efectiva de ja con los equipos de investigación, de do-
tiva en cada uno de ellos. mantener el contacto con personas e ins- cumentación y de montaje. A pesar de
A petición de algunas instituciones, y tituciones. que aún es necesario afinar la coordinación
en muchos casos como parte de un Por otro lado, estamos trabajando en de estos proyectos, hemos logrado realizar
proyecto global de esas instituciones, se la producción de material de consulta a algunosprogramas bastante exitosos, sobre
han desarrollado también instancias de través de traducciones de material exis- todo en museos de menor envergadura
capacitación en el ámbito del patrimonio tente en otras lenguas y en la formulación que no tienen personal suficiente.
bibliográfico y arqueológico. Ésas han de recomendaciones adaptadas a nuestra Si bien pensamos que aún queda un
respondido a las necesidades de las insti- realidad específica. largo camino por recorrer, sobre todo en lo
tuciones solicitantesy se han diseiiado es- Saliéndose del ámbito de la capacita- que ataiíe a mejorar las condicionesde ex-
pecíficamente para dar solución a los pro- ción, el CNCR ha fijado como política hibición de nuestros museos, creemos que
blemas que la entidad está intentando general que cada vez que alguna institu- la estrategia de integrar la conservación
resolver. Se han desarrollado cursos, ción solicita un trabajo de restauración de preventiva en cada actividad del CNCR
siempre de conservación preventiva, o un objeto específico o bien ayuda para el comienza a dar frutos lentamente. Aún
bien se han planificado pasantías para que montaje de una exposición temporal, se son muchas las colecciones del país que se
un especialistatrabaje durante un tiempo ofrece a realizar una evaluación de las encuentran en condiciones inferiores a la
en el CNCR. En el ámbito arqueológico condiciones en que los objetos se en- norma, pero existe hasta la fecha una serie
se ha dado especial importancia a la pro- cuentran exhibidos o almacenados. Mu- de ejemplos exitosos que esperamos sean
tección de sitios y de material recién ex- chos de estos trabajos que se inician a par- adoptados por nuevas instituciones. Para
cavado, introduciendo una metodología tir de la restauración han terminado sien- nosotros lo más importante es que se haya
para organizar y proteger las colecciones do proyectos orientados a resolver en formado un grupo de profesionales con la
que se obtienen de las excavaciones, tan- primera instancia la conservación de la experiencia necesaria para abordar traba-
to en el momento de la excavación misma colección en términos generales, dando jos de mayor envergadura.

10
El Plan Delta: una operación
de salvamento a escala nacional

El Phi2 Deltapmz h Psotección del Tan sólo en los últimos treinta años, los moda. La conciencia cada vez mayor de
Patrinionio Cultural, nr~pliamente miembros de la profesión museistica en- que nuestros recursos natuides y la pure-
conocido e22 la coinuizìdad nzzrsefitica cargados de la adopción de decisiones za del medio ambiente están dismi-
interiuzcionnl, ha colocado a los Países - miembros de consejos de administra- nuyendo en proporciones alarmantes, y
Bajos en cabeza de fa psotección ción, directores y conservadores - fueron de que es necesario adoptar medidas sin
preuentim delpatsimonio culniral. tomando en serio de forma lenta pero se- esperar a maííana, ha tenido un efecto in-
Además, ha deniostzado hata qué punto gura la cuestión de la consemación. An- directo positivo en el reconocimiento de
una visión likida zm conproniiso chso teriormente se solia considerar que era nuestra labor profesional, porque a nues-
en elplano políticopueden s&oszas los una necesidad molesta y una carga finan- tro patrimonio cultural e histórico le
esjdeszos desplegadospor fox psofesionales ciera. Los recursos financieros dedicados ocurre lo mismo que a la naturaleza en
delpapinzonio cultusal enpso del a contratar conservadores, equipar labo- materia de protección.
corzjutzto de la comuzidad Ad Kishy ratorios de conservación, instalar sistemas En 1989, el Ministerio de Bienestar
Tdlley es especialista eu historia del aste, de aire acondicionado adecuados y reno- Social, Salud Pública y Asuntos Cultu-
escritol; educzdory aesospri?2cipalde var o construir depósitos que cumplieran rales, que se encargaba por aquel entonces
politica in tesnacioizid delpatsimonio normas estrictas de almacenamiento, se del patrimonio cultural, decidió que era
cuftusal en el Ministesio de Educación, consideraban dinero sustraido a exposi- necesario establecer un plan para tratar el
Cultusay Ciencia de los Países Bajos. Ha ciones, adquisiciones, investigación problema del atraso en la conservación en
sido@n&dor y directos de lu Esczmb científica, viajes de estudios y departa- los museos. Durante las elecciones de
fitatul de Formacidtipasa Restausadoses mentos de educación. No cabe duda de 1990 que llevaron al poder a un nuevo
de los Países Bajos, disector del h h e o de que todas estas dtimas actividades son vi- gobierno, uno de los temas mtis debatidos
Aste cdllen Memorial de Obesliz (Ohio, tales para todo museo que desee mante- fue precisamente el de la conservación en
fitados Uízidos de Amésicd.),y ner su condición de institución cultural su sentido mA lato. En los programas
conservador de las colecciorzes estatales viable. Sin embargo, no se puede negar electorales se llegó a mencionar incluso la
holandesa de pi~itusmde viejo rizaes~os. que en el pasado se les dio una clara pre- expresión <<patrimonio cultural),, y cuan-
En 1383, pepasbpara el Mimiterio de ferencia en detrimento de la conservación do el nuevo gobierno asumió el poder se
Asuntos Cultusides el Plun Delta para la propiamente dicha, aunque estos últimos asignaron fondos suplementarios para la
Protección del Puwìmonio Cultusal aííos da la impresión de que las priori- conservación de nuestro patrimonio cul-
Hohndh. El doctor Tdlley colaboru en la dades están cambiando paulatinamente y tural e histórico. Sin embargo, esos fon-
sedacción de Art New, es imtor de de que los museos están dedicando bas- dos no cayeron de las arcas de la hacien-
nimerosos librosy ha pronunciado tante más reflexión, energía y dinero a lo da pública como el mmá del cielo. Los
múltiplej co~2ferencia.En 1396, participó que es su razón de ser fundamental: el funcionarios del ministerio y los profe-
como coautorji coirpihzdor eiì h obra inantenimiento de sus colecciones en sionales de los museos y de la conserva-
tituhh Historical and Philosophical condiciones óptimas. ción tuvieron que hacer ímprobos esfuer-
Issues in the Conservation of Cultural Aunque los conservadores profesio- zos para defender convincentemente la
Heritage, qziejde edìtadz por ef Instituto nales hayan desempefiado un papel ines- causa de la conservación.
de Conservizció~iG e q En L actualidad timable en a t e cambio de actitud tan ne- Aunque se tenía conciencia de que
es directos iiitesino del Centro cesario, no podemos negar que este fenó- había inmensos problemas de retraso en
I~iteriincioimlpus~~ L Preservlrcióii, meno es casual en gran parte. La rápida la conservación, de control del clima y de
instfiladoen Savi Petesshurgo d iìiiciiztiva difusión de la información ha hecho que la luz en los edificios, y de locales de al-
del Instituto de Comervación Geq, de la las cuestiones relacionadas con el medio macenamiento apropiados y seguros, na-
Acdeinia RusLzde Ciencia y del ambiente y su protección se hayan die sabia exactamente hasta qui punto
ilfzmicipio de San Petershiisgo. EH1936, convertido en temas debatidos pública- era grave la situación en su conjunto. Los
el Ministerio de Edtlcacib?i, Culturizy mente en el mundo entero. La conserva- Países Bajos poseen más de setecientos
Ciencia de los Pa fies Bajos se xzmd n los ción, en su sentido niis lato, es de una ac- museos. El Ministerio de Educación,
F ~ i i e ~ ? ~ ~ s o s ~ i ~de
i deste
a ~ opsojecto
r e s para tualidad candente, e incluso se puede de- Cultura y Ciencia, al que fueron transfe-
apoyarlo. cir que en cierta medida se ha puesto de ridos los &untos Culturales. en 1994,

11
M.Kirby TnlltyJr.

Bajos contra su tradicional enemigo y


amigo: el mar. El Parlamento lo aprobó a
condición de que solamente se concedie-
ra la autonomía a los museos estatales que
ofreciesen - o pudiesen ofrecer en el h-
turo - garantías de que la administración
y conservación de sus colecciones descan-
Voluntarioslimpiaiido elpolvo saban sobre bases sólidas. Por consiguien-
de zaptos diirunte un te, la aplicación del Plan Delta se convir-
progranza detefomiacióiz del asume la responsabilidad directa de 17 de tió en una condición previa indispensable
Phn Delta. ellos y subvenciona completamente otros del éxito del proceso de autonomía de los
cuatro más. También se encarga de la museos.
política cultural en general, y su política
museística concierne a todos los museos y Un plan en tres etapas
servicios museísticos nacionales, regio-
nales y locales, que reúnen, conservan, es- Tras haber conseguido los fondos para
tudian y exponen obras relacionadas con iniciar la aplicación del plan, la Sra. Hedy
el patrimonio cultural e histórico holan- d’hcona, que desempeiiaba entonces las
dés. La tarea de determinar el retraso efec- funciones de Ministra de Asuntos Cultu-
tivo de la conservación fue ardua. Veamos rales, declaró al Parlamento que su admi-
cómo se llevó a cabo. nistración deseaba determinar dónde se
En un informe de 1997 sobre los mu- habían producido retrasos y establecer
seos estatales, el Tribunal de Cuentas ya criterios de seleccióny orientaciones polí-
había visto la punta del iceberg del ‘pro- ticas en relación con la gestión de las co-
blema. Por su parte, los museos efectua- lecciones. El Plan se dividió en tres eta-
ron y presentaron estimaciones, pre- pas: localización y especificación de los
parándose para su próxima autonomía retrasos; establecimiento de planes es-
con respecto al Ministerio de Asuntos pecíficos para tratar de resolverlos; resca-
Culturales. De acuerdo con la declaración te de los bienes culturales en peligro.
política que formuló en su toma de pose- El Plan Delta partía del supuesto de
sión, el nuevo Gobierno anunció que se que la responsabilidad esencial de la ges-
concederían fondos suplementarios para tión adecuada de las colecciones in-
los asuntos culturales. Considerando el cumbía a los que las administraban. Si el
retraso acumulado, se acordó dar la prio- Gobierno tenía una especial responsabili-
ridad al sector del patrimonio cultural. dad con respecto a las colecciones conser-
Se pusieron fondos a disposición del vadas en los museos estatales, era eviden-
Departamento de Política del Patrimonio te que otros museos también prestaban
Cultural del entonces existente Ministe- una contribución importante a la salva-
rio de Bienestar Social, Salud Pública y guardia del patrimonio nacional y, por
Asuntos Culturales, a fin de efectuar un consiguiente, también podían ser benefi-
estudio más concienzudo de la situación. ciarios del Plan Delta.
De ese estudio salió un proyecto que se Cuando se autorizó el comienzo la
bautizó con el nombre de Plan Delta para aplicación del Plan, los museos estatalesy
la Protección del Patrimonio Cultural, las demás instituciones museísticas dis-
por su semejanza con el plan de obras del ponían tan sólo de seis meses para hacer
Delta de Zelanda que protege a los Países el balance del retraso acumulado. Era de

12
El Plan Delta: una operación de salvamento a escaka nacional

suma importancia que actuásemos con


prontitud. A pesar de la indudable noble-
za de nuestros objetivos y de que dis-
frutábamos de una gran prioridad, no
éramos los únicos en el pais que reclmá-
banios fondos al Parlamento. Las priori-
dades suelen cambiar rápidamente con
los políticos; por eso era menester obtener
resultados buenos y rápidos. Se tardaron
tres meses en hacer los primeros prepwa-
tivos y en redactar un informe definitivo,
por lo que apenas quedaban otros tres
para realizar el inventario propiamente
dicho. A primera vista parecía una tarea
imposible. Sin embargo, todos éramos
perfectamente conscientes de la impor-
tancia de llevarla a cabo y sabfamos que la
oportunidad ofrecida por el Parlamento
era única. Aunque fuese a regañadientes a
veces, se trabajó con ahínco pata acabar
dentro del plazo. Deltu.
En primer lugar, se examinaron los re-
trasos en el inventario y documentación
de las colecciones de los museos estatales. 9 millones de libras esterlinas; edificios y La cuantificación de los retrasos en
A continuacibn, se efectuaron balances climatización:30 millones de libras ester- materia conservación y restauración fue
de las carencias de los edificios (alma- linas; conservación y restauración: hatina de otro costal. No sólo era impor-
cenes, espacio para exposiciones, aire 125 millones de libras esterlinas. La can- tante saber dónde habia retrasos, sino
acondicionado, calefacción, iluminación, tidad total ascendia por lo tanto a también qub bienes culturales corrian pe-
etc.). Por último, se hicieron inventarios 164 millones de libras esterlinas, y las ligro. 2Habia riesgo para nuestras colec-
del retraso acumulado en materia de demás instituciones museisticas necesita- ciones más preciadas?;Los objetos alma-
conservación y restauración en los mu- ban una cantidad semejante. cenados peligraban en extremo? ;Los re-
seos estatales y dem& instituciones mu- Para determinar la amplitud de los re- trasos eran mayores en las colecciones de
seísticas. Cuando fue posible, se contra- trasos, era necesario un formulario de in- pinturas? ;En las de textiles? ;En otras?
taron los servicios de sociedades exte- ventario normalizado. Ese tipo de formu- Para elaborar un plan práctico realmente
riores, pero la evaluación de la cantidad lario no existía y el Ministerio tuvo que eficaz se necesitaban respuestas claras a
de trabajo necesario para recuperar los re- dar orientaciones para efectuar inventa- todas esas preguntas.
trasos acumulados en materia de conser- rios elementales. Las orientaciones heron Las colecciones se dividieron primero
vación y restauración tuvo que efectuarla mínimas, pues sólo se pedía precisar el en partes homogénea, es decir, en sub-
el personal de los museos, ademris de rea- tipo de objeto, su procedencia y el lugar colecciones de textiles, impresos, crista-
lizar sus tareas cotidianas. en que se hallaba. Se recurrió a una socie- leria, etc. Este tipo de clasificación resultó
El 12 de diciembre de 1990, la Minis- dad exterior para que determinase los Gcil, pero los problemas surgieron cuan-
tra presentó al Parlamento los resultados promedios de tiempo y dinero necesarios do se empezó a considerar la importancia
de los balances. El problema resultó ser para catalogar distintas clases de objetos. relativa de cada colección y objeto. Los
mayor de lo previsto. Tan sólo en el caso De esta forma, el inventario del trabajo profesionales de los museos elaboraron
de los 21 museos estatales, los fondos ne- atrasado pudo cuantificarse r5pida e in- un sistema de normas culturales e histó-
cesarios eran los siguientes: inventarios: equivocamente. ricas para determinar claramente la cali-

13
A h m i p ipura un tmjt hecho nl
t

iniciurse el Plun Delta

dad de una colección. Eke sistema resultó jeto de un almacenamiento a largo debían adoptar y las prioridades que era
ser suficientementeabstracto, e inequívo- plazo. menester establecer.
co a la vez, como para que pudiera apli- C'tegoríu D: Comprendía los objetos res- Ante.todo, se dió prioridad a la supre-
carse con algunos retoques a todas las co- tantes que nunca llegarían a constituir sión de los retrasos en la catalogación de
lecciones museísticas. una colección importante. Se atribuyó las colecciones, por el simple motivo de
Se establecieron las cuatro categorías esta categoría a los objetos que no que no se podía preparar razonablemen-
siguientes: completaban una colección ni se te la gestión y conservación de todos los
CategoduA: Comprendía los objetos más adaptaban a ella, y también a los que objetos sin realizar un inventario exacto
prestigiosos por su carácter único. Se estaban tan deteriorados que resultaba de ellos. En segundo lugar, se dio priori-
dividieron en holotipos y prototipos. inútil restaurarlos. dad a la conservación preventiva, es decir,
También podían servir como ejemplos Sin la definición de estas categorías cuali- a la realización de mejoras tanto en los
singulares de la evolución de un artis- tativas, no se habría podido establecer edificios donde estaban expuestos o al-
ta, una escuela, un movimiento o un prioridades en las colecciones para tratar macenados los objetos como en el entor-
estilo. de recuperar los retrasos. no inmediato de éstos.
Categoría B: La integraban los objetos im- Una vez definida la naturaleza e im- La conservación activa se limitó a las
portantes por el valor de su presenta- portancia de una colección, se podía eva- categoríasde objetos más importantes, te-
ción, es decir, por su atractivo. Su pro- luar el retraso en materia de conservación niendo en cuenta que los recursos finan-
cedencia podía ser también un criterio y restauración. Tres meses bastaron para cieros eran pura y simplemente insufi-
para incluirlos en esta categoría. Los obtener una visión muy detallada de la cientes para ocuparse de todos. No obs-
conjuntos de objetos también entra- magnitud de esos retrasos. También se tante, se decidió que los objetos
ban en esta categoría, asi como los que prepararon informes breves por museo, almacenados o de menor valor histórico y
presentaban un importante valor do- tipo de colección e importancia cultural e cultural fuesen objeto de protección con
cumental. Estos objetos solían estar histórica de ésta. medidas de conservación preventiva. Su
expuestos, aunque no permanente- restauración efectiva no se incluyó en los
mente. Decisiones difíciles objetivos del Plan Delta, porque éste era
Catego& C* Comprendía los objetos que y prioridades claras ante todo -y sigue siendolo - una opera-
no poseían las cualidades necesarias ción de salvamento del patrimonio cultu-
para ser clasificados en las dos cate- Habida cuenta de que no se podía espe- ral. Ni que decir tiene que los museos go-
gorías anteriores, pero que eran lo su- rar que el Parlamento otorgase una finan- zan de plena libertad para asignar sus pro-
ficientemente importantes en una co- ciación ilimitada entre 1992 y el año pios recursos presupuestarios a tareas de
lección, en la medida en que la com- 2001 para resolver los problemas que los restauración.
pletaban o en que aiiadían relevancia a inventarios efectuados pusieron de mani- Una vez acabada la primera etapa del
su contexto general. Estos objetos no fiesto, la ministra presentó también a los Plan Delta, se pidió a los museos que pre-
se solfan colocar en los museos ni ex- diputados una serie de criterios que sentasen proyectos indicando cómo pen-
ponerse, sino que en general eran ob- ponían de relieve las decisiones que se saban recuperar su retraso y cuánto tiem-

14
EI Plan Delta: una operación de saliramento a Scala nacional

PO les iba a toinar suprimirlo. Todos los


museos estatales han franqueado ya esta
segunda etapa, y a los deniis se les ha
dado la oportunidad de beneficiarse del
Plan Delta y de presentar solicitudes de
subvenciones para proyectos de conserva-
ción.
Se ha empleado - y se va a seguir em-
pleando - a personal suplementario para
suprimir los retrasos en materia de h e n -
tarios y conservación. Asimismo, ha au-
mentado el número de estudiantes matri-
culados en la Escuela Estatal de Forma-
ción de Restauradores de Amsterdam, y
los planes de estudio se han ampliado
para poder hacer frente a la evolución de
las necesidades. Gracias al Plan Delta, el
personal de los museos ha adquirido una
visión más profesional en materia de ges-
tión y conservación de las colecciones. Se
han elaborado reglas, orientaciones y nor-
mas de calidad para las colecciones que se
revisarán y ajustarán periódicamente.
En un lapso de tiempo muy breve se la importancia que revestía invertir el di- didas de conservación preventiva que yo
ha creado una atmósfera de reconoci- nero del Estado en la protección del pa- he podido ver se aplican en los países
miento de la importancia de la protec- trimonio cultural de la nación. La Sra. ccpobreo).He podido comprobar que esas
ción de nuestro patrimonio cultural e D'Ancona - que ya no ocupa funciones medidas se debían a la inventiva de pro-
histórico. Uno de los resultados del Plan ministeriales hoy en día - merece grandes fesionales totalmente dedicados a asegu-
Delta es el manifiesto entusiasmo del per- elogios por haber logrado que el Parla- rar el buen estado de las colecciones que
sonal de los museos por las tareas de mento prestase su apoyo al Plan Delta, 17 tienen a su cargo: y que ademlis se niegan
conservación, y hasta ahora esto ha puede decirse que los políticos son los a amilanarse ante la falta de financiación
contribuido considerablemente al éxito verdaderos artífices de este plan y de su y la indiferencia de los responsables de la
de su aplicación. Esa atmósfera que reina éxito. Los profesionales del patrimonio adopción de decisiones, ya sean los de las
entre el personal debe inantenerse cuida- cultural del mundo entero deben apren- propias instituciones museísticas o los
dosamente - igual que si se tratara del ni- der a hacer presiones eficaces sobre los que ocupan posiciones de poder mlis im-
vel de humedad en los museos -, pero la políticos, que por regla general no se sien- portantes.
ventaja que presenta es que así se puede ten muy afectados por los problemas de la
lograr que resulte impensable que toda conservación del patrimonio cultural.
persona implicada en las actividades mu- Cada céntimo cuenta en la protección del
seísticas en 10s Países Bajos desdeñe la im- patrimonio cultural, pero incluso en los Arottz del tziituc Este artículo se basa en gran
portancia de la conservacibn. C ~ S Q Sen que no haya dinero disponible, o parte en mi informe sobre el Plan Delta que fue
Aunque los Países Bajos tienen el pri- escasee, los conservadores innovadores publicado con el titulo ~~Viewpoints: A Nation
vilegio de ser uno de los países m& prós- pueden aplicar medidas eficaces de hhbilizes for Conservation>, en ICCKOrll
Nezusltcrtrr (Boletfn del Centro Internacional de
peros del mundo, no se debe subestimar Conservación preventiva. Nada se puede Estudios de Consenraci6n y Restauración de
la importancia del trabajo discretamente conseguir diciendo que nada se puede ha- los Biencs Culturala) el 19 de junio de 1993,
realizado para convencer a los políticos de cer sin dinero. Algunas de las mejores me- págs. 6-8.

15
La conservación preventiva cotidiana:
el Museo Antohe Vivenel de Compiègne
Eric Bhnchegorge

Un museo modesto con una colección El Museo Antoine Vivenel de la ciudad te o temporal de obras de arte ocupa unos
ecLéctica,personalpoco numeroso y de Compiègne, situada al norte de París, 600 m2. A los almacenes se han destina-
preszlpuesto~uctzinnte,que estd instahdo es un museo municipal tradicional de do 760 m2, que comprenden 250 m2 de
en un ed$cio histórico czyo destiri0 no era bellas artes y arqueología con abundantes desvanes que no se han acondicionado
nirtplir esa jmción. Todo esto podría colecciones de todas las épocas, de todos nunca. La administración y el espacio de
haber ocasionado que la conservación se los estilos, y de muy variada naturaleza fí- recepción del público ocupan 115 m2 y
convirtiese en una pesadiLa. Sin embargo, sica. Su existenciase debe a la generosidad 130 m2 respectivamente. Fue en 1952
ha onirrido Lo contrario: la ccconservación de un mecenas local, Antoine Vivenel. cuando se arregló este edificio para que
preventiva),hapasado a fonnar parte de Este contratista de obras y arquitecto hizo sirviera de museo, y de esa época data una
La vida cotidiana del museo gracias a un fortuna en París en el reinado de Luis Fe- parte de las instalaciones que se siguen
trabajo en equ$o y una inventiva lipe de Orleans, y la dedicó a crear este utilizando todavía. Las últimas obras de
ejenpLares. Eric Blanchegorge es museo entre 1839 y 1848. Pretendía ha- reforma se llevaron a cabo entre 1977 y
conservador del Patrinionio Nacional de cer de él una institución modelo, un Mu- 1978, y en lo esencial el museo presenta
Francia y desde 1333 tiene a su cargo el seo de Estudios que agrupase obras de hoy el aspecto que cobró entonces. Sólo
Museo Antoine KveneLy eLMzweo de arte antiguas y modernas, colecciones de una parte de los sistemas de alarma data
Estatuillas Históricas de la ciudad de historia natural, vaciados en escayola de de una época posterior. Estos espacios
Cowpièpe. Ha Llevado a cabo una estatuas de la antigüedad clásica, y aulas adolecen de tres defectos: envejecimiento,
reorgal-2i.zacióncompleta de Los museos de destinadas a la ensefianza del dibujo y la dispersión y falta de especialización. Los
esta ciziahd y se interesa en particuhr por música. Una institución pedagógica, en almacenes se han extendido por distintos
Los pro blemas que plantean la suma. Hoy en día, el museo es testigo de lugares del edificio y obligan al personal a
conservacióri y La restauración. ZmbiéTz la pasión de Vivenel por la cerámica grie- continuas idas y venidas; algunos arma-
preside La sección de Picardia de h ga, las artes del Renacimiento y el dibujo rios utilizados para el almacenamiento
Asociación Francesa de Conservadores de arquitectónico. Con el transcurso del están situados debajo de las vitrinas de las
lm Colecciones Pli blìcas. tiempo, a estas obras de arte se han veni- salas de exposición; en el almacén de tex-
do a añadir otras, así como objetos histó- riles se depositan también libros de los
ricos locales e importantes restos extraí- preciosos fondos de la biblioteca o tarje-
dos de las excavaciones arqueológicas tas postales antiguas; no se dispone de lo-
efectuadas en Compiègne desde el Se- cales técnicos y muchas manipulaciones
gundo Imperio. En 1952, el museo se se efectúan en las oficinas y salas de expo-
instaló en el Hôtel de Songeons, una sición, a veces en presencia del público; y
noble mansión de finales del siglo XVIII el lugar de exposición de las obras está
característica de los gustos arquitectóni- condicionado por su tamaíío y peso. Esta
cos de la aristocracia de la época, que fue situación es muy común en muchos mu-
legada a la ciudad de Compiègne por su seos del mundo.
último propietario, el conde de Son- Las colecciones comprenden entre
geons. Esta historia, que no es excepcio- 30.000 y 35.000 piezas, de las cuales so-
nal en este tipo de instituciones, implica lamente unas 2.100 se hallan expuestas,
que el legado sea de lo más diverso. es decir, entre un 6% y un 7% del total.
La parte edificada del museo tiene una Están formadas por numerosos subcon-
superficie de unos 1.800 m' y está ocu- juntos: arqueología regional, arqueología
pada por tres edificios: un edificio resi- mediterránea, pinturas, artes gráficas, fo-
dencial principal de cuatro plantas con tografías, esculturas y vaciados en escayo-
1.200 m2, y dos alas laterales de dos pisos la, objetos de arte, textiles, monedas, et-
con 300 m2 cada una. Un cuarto de la su- nografía regional, artes de fuera de Euro-
perficie del edificio es insalubre y no se pa, archivos, etc. Además, esos objetos
utiliza en parte. La exposición permanen- van acompaiiados de una abundante do-

16 hfzuunz Internucionul(Paris, vr\rESCO), no 201 (vol. 51, no 1, 1999) O UNESCO 1999


La conservación preventiva cotidiana: el Museo Antoine Vivenel de Compiègne

Irism gent.r.aL delMa.wo Amoirre


cumentación. Hoy en dia, esa docunien- ralmente como interinas, y un docente del I4z~ellt.l
tación está distribuida entre la biblioteca Ministerio de Educación Nacional en mi-
de historia del arte y arqueología- con un sidn durante dos horas semanales. ,4 a t e
fondo de 3.000 obras, comprendidas respecto hay que decir que, desde octubre
1.500 publicaciones periódicas, que está de 1997, los museos municipales dispo-
instalado en 46 metros lineales y se enri- nen de un importante departamento pe-
quece cada año con 1O0 títulos m& -, los dagógico, la Oficina de Animación, que
voluminosos archivos del museo y los de ofrece sus servicios a unos 22.000 niños
los antiguos propietarios del Hôtel de cada aiio. Al personal mencionado vienen
Songeons, una serie de in& de 1.O00 ex- a añadirse algunos voluntarios y personas
pedientes elaborados desde 1993, una fo- que realizan prácticas de formación.
toteca y un fondo administrativo en ple- En 1937, la ciudad de Compikgne
na expmsidn. gastó en sus museos más de dos millones
La plantilla est; constituida por fun- de francos, de los cuales el 75% estaba
cionarios regionales y municipales y per- destinado a sufiagar los gastos de perso-
sonal interino. Comprende un conserva- nal. Los museos cuentan con un presu-
dor, una secretaria, dos funcionarios del puesto propio administrado por el
Patrimonio Nacional de Francia encarga- conservador. En 1995, ese presupuesto
dos de la recepción y vigilancia, una per- ascendió a 880.000 francos; en 1996 bajó
sona encargada de la limpieza, cuatro mu- a 580.000 francos, lo cual implicó una
jeres Conferenciantes empleadas tempo- reducción de 300.000 francos en la parti-

17
Eric Bldnchegorge

puesto de inversiones ha bajado conti-


nuamente desde 1994. No obstante, el
museo sigue viviendo al ritmo de una me-
tamorfosis lenta pero tenaz, y el conser-
vador dispone de un amplio margen de
libertad para la aplicación del proyecto
cultural del establecimiento.

¿Quésoluciones?
¿Quéacciones?
En mayo de 1993, cuando se nombró un
nuevo conservador, el museo estaba en
un estado crítico. Reinaba un gran desor-
den general, incluso con los objetos, y
esto impedía explotar debidamente las
colecciones y asegurar su mera supervi-
vencia física. A pesar de que las ilusiones
cifradas en el museo eran grandes, no se
lograba hacer nada porque se partía de
una visión excesivamente quimérica. El
desaliento que esto causaba sólo podía
Esta del dqÓsìtoprinc$aL desembocar en una abdicación, a Mta de
da de inversiones técnicas y restaura- un compromiso. Se imponía una solu-
ciones. En 1997, subió y alcanzó la suma ción: reorganizar completamente el mu-
de 723.000 francos, y en 1998 se conce- seo en el marco de una labor cotidiana del
dió una cantidad casi igual. Más de la mi- conjunto del personal, realizada con el
tad de este presupuesto está destinado a presupuesto anual, y renunciar a una re-
gastos incompresibles: pago de contratos novación general acompañada de obras
temporales y fimcionamiento en sentido muy costosas. Por lo tanto, convenía ha-
estricto. Además, la Asociación de Ami- cer un inventario de las colecciones y del
gos del Museo, que cuenta con 150 edificio para aplicar una política de
miembros, proporciona un modesto conservación preventiva que partiese de la
complemento al presupuesto y adminis- situación existente y que respetase la his-
tra las tiendas del museo. toria del lugar y de las obras.
Dentro de los servicios municipales, La primera etapa consistió en contar
el museo representa por consiguiente una las obras, colocarlas y clasificarlas, es de-
pequeña entidad un tanto aislada con cir, comenzar a efectuar y actualizar el in-
medios relativamente limitados, en com- ventario. Aunque el museo, al igual que
paración con otras estructuras similares. muchos otros establecimientos de los
En la actualidad recibe 15.000 visitantes paises de habla francesa, se halla equipa-
por año, las dos terceras partes de los do actualmente con el programa in-
cuales son grupos de escolares. No ha formátíco ((Micromusée)),no estará en
quedado a salvo de la reducción general condiciones de realizar un inventario
de medios financieros que afecta a mu- completo de sus colecciones hasta dentro
chos municipios franceses, y su presu- de ocho años. Para una tarea tan colosal

18
La conservación preventiva cotidiana: el Museo Antoine Vivenel de Compiègne

Mtan tiempo y personal calificado. Hoy a los consejos del I W , que es un orga-
en día se hallan registradas unas nismo asociado ~7 no un mero proveedor
11.500 obras. Esta reorganización general de servicios, a fin de encontrar la mejor
permite utilizar una metodología más ra- solución técnica para ese objeto - despla-
cional con las colecciones y, por consi- zamiento, embalaje, fijación sobre sopor-
guiente, establecer un calendario de in- te, limpieza, etc. - y protegerlo. Al mismo
tervenciones. Además, la numerización tiempo que los análisis climatológicos, los
de las imágenes de una parte de las obras estudiantes de posgrado del Departa-
registradas informáticamente permite mento de Conservación Preventiva de la
evitar las manipulaciones demasiado fre- Universidad de París I efectuaron en fe-
cuentes. En determinados aspectos, el in- brero de 1995 un estudio sobre el estado
ventario es al fin y al cabo un medio de global de las obras depositadas en el al-
preservar la memoria y la integridad ffsi- macenamiento principal de los desvanes,
ca de las colecciones, y por consiguiente a fin de poder establecer las posibilidades
forma parte de la politica de conservación de mejora a medio y corto plazo.
preventiva. Algunas colecciones exigían concreta-
El equipo del museo y el Conservador mente una atención especial, y se im-
no pueden atender todas las tareas. Por ponia un diagnóstico de su estado de
eso se ha recurrido a especialistas exte- conservación. Se siguió el mismo proce-
riores en conservación y restauración, y dimiento de recurrir a la Universidad de
más concretamente a los del Instituto de París I. Los alumnos matriculados en el
. Investigación y Restauración Arqueológi- curso de restauración de artes gráficas
ca y Paleometalúrgica (IRRAP) de Com- (MST - Diploma de segundo ciclo en
pikgne. Mediante un contrato que se re- Ciencia y Tecnologia) visitaron el museo
nueva anualmente, este Instituto se en- con su profesor para un ejercicio práctico
carga del estudio climatológico del de conservación general de una colección,
edificio y, en hnción de los resultados de y a continuación formularon propuestas
sus análisis, propone soluciones realistas que permitieron a los servicios técnicos
aplicables rápida y &ilniente. En el ala municipales de Compiègne acondicionar
principal del edificio se han podido esta- un gabinete de dibujos digno de ese
blecer tres zonas climáticas correspon- nombre en una de las oficinas del depar-
dientes a los sótanos (almacenes para ob- tamento de conservación. Las propuestas
jetos en piedra), a la primera y segunda se refirieron a la elección de un local, la
plantas (exposición permanente y ofici- elaboración de los planes necesarios para
nas), y a los desvanes (depósitos para pin- acondicionarlo, la selección de un mobi-
tura y objetos de arte). Los análisis han liario adecuado al tipo de clasificación
conducido a mejorar la situación de las previsto para los dibujos y estampas, la
obras en cada una de esas tres zonas. Esta determinación del tamaño de ese mobi-
mejora se ha logrado con acondiciona- liario con arreglo a la magnitud de la co-
mientos técnicos como juntas de venta- lección, y el desempolvado de una parte
nas, cortinas, aparatos de deshumidifica- de esta. De esta manera, la colección se ha
ción, o bien con el simple d e s p l m i e n - podido ir restaurando paulatinamente en
to de obras de arte cuyo entorno no podía función de la belleza de las obras, de su
niodificarse. Al menor problema que sur- importancia histórica, de su estado o de
ja y afecte de cerca o de lejos a un objeto las necesidades cotidianas. Las piezas res-
de las colecciones, el conservador recurre tauradas se archivan en cajas {(definitivas),

19
Eric Blrznchegorge

; I B3

tela metálica, este embalaje evita que los


marcos de los cuadros se rocen con las pa-
redes de los cajones de madera utilizados
para almacenar las pinturas e impide que
los lienzos estén en contacto entre si. Con
esta solución intermedia, poco costosa y
fácil de realizar, se compensó como bue-
namente se pudo la Mta de un material
mejor. Al fin y al cabo, la conservación
preventiva consiste en adaptarse ante
todo a las realidades del presente.
Desde 1997, la colección de vaciados
de escayola está siendo objeto de un estu-
dio general llevado a cabo por los alum-
nos del curso de restauración de escultu-
ras (MST) bajo la dirección de sus profe-
sores. Se están examinando 370 estatuas,
bustos y bajorrelieves, que después de un
informe sobre su estado se limpian y pro-
tegen con una pelicula de plástico. Tam-
bién forma parte del trabajo el traslado
desde los sótanos no acondicionados y
La sala de exposicion de artes húmedos del vecino Palacio de Com-
gr&ca tal comofile eqiiipddn y las demás se meten en sobres de papel piègne hasta los depósitos del Hôtel de
en I994 sin ácido y se colocan en cajas ((tempo- Songeons. En el transcurso de 1998 se
rales)),en cajones de muebles para planos van a diseñar los muebles necesarios para
o en armarios. almacenar esta colección, que la salvarán
Se estimó preferible efectuar el trara- definitivamente de su lenta destrucción.
miento de las colecciones por grupos ho- La conservación preventiva no puede ser
mogéneos. Así se hizo con las artes gráfi- desde luego una práctica aislada, y en ca-
cas, dando prioridad a los dibujos; y tam- sos como éste va unida a una forma limi-
bién con los textiles, limpiando y tada de restauración de las obras.
colocando todos los tejidos coptos y mo-
dernos en un mueble fabricado a medida ¿Qué medios?
con las indicaciones de los restauradores.
Las pinturas se trataron también, confec- Estas soluciones pragmáticas, por no de-
cionando fundas plásticas individuales de cir empíricas, tienen repercusiones presu-
propileno alveolado para las de formato puestarias. En 1995, se dedicaron a la
pequeño y mediano, que son unas dos- conservación y a la restauración unos
cientas. El IRRAP proporcionó indi- 370.000 francos, de los cuales casi una
caciones para que el equipo del museo tercera parte se destinó exclusivamente a
efectuara la preparación y el recorte de la primera. En 1996, este presupuesto se
240 m2 de plástico en láminas de redujo a 88.000 francos. Y en 1997, au-
240 cm x 160 cm. Como el presupuesto mentó hasta alcanzar 227.000 francos.
y la Mta de espacio no permiten la insta- Con respecto a los medios de que dispo-
lación de paneles deslizantes provistos de ne el museo, se ve claramente hasta qué

20
La conservación preventiva cotidiana: el Museo Antoine Vivenel de Compihgne

punto la prioridad dada a los problemas tiva provoca la reacción fivorable de los
de conservación exige renunciar por aho- restauradores, lo que facilita el estableci-
ra a muchas otras actividades. No se or- miento de la cooperación que hemos
ganizan exposiciones de prestigio ni se mencionado anteriormente.
editan publicaciones, y las actividades de Todo esto no impide la existencia de
comunicación no se han desarrollado algunos fallos, ni tampoco la necesidad
mucho. A pesar de la fluctuación de los de adaptar la política iniciada a las
presupuestos de un año a otro, se ha po- contingencias imprevistas. Por ejemplo,
dido mantener la misma política y perpe- el acondicionamiento de uno de los sóta-
tuar las opciones que supone. nos para almacenar objetos de madera h e
Para aplicar esta polftica de conserva- un fracaso. El conocimiento de la varia-
ción preventiva, no sólo hay que disponer ción de las condiciones cliniáticas no im-
de medios financieros, sino principal- pide que éstas sean perniciosas para de-
mente de la competencia de hombres y terminadas obras que necesitan una vigi-
mujeres con formación adecuada y buena lancia y cuidados permanentes. El museo
voluntad. EI personal del museo se ha carece de un plan de seguridad digno de
adaptado sin dificultades. Gracias a una ese nombre, y además queda mucho por
práctica cotidiana establecida en la insti- hacer porque la conservación preventiva
tución, se ha contribuido a poner orden exige esherzos constantes.
en el establecimiento y a perfeccionar las En el Museo Antoine Vivenel se ha dio eficaz para hacer frente a situaciones
mejoras previstas. Dos hncionarios del hecho mucho hincapit en la conserva- difíciles excepcionales y a tareas cotidia-
patrimonio de los museos municipales ción, y una gran parte de la actividad des- nas que no se pueden resolver en condi-
han podido beneficiarse de un curso de plegada está en función de ella. Esto se ciones de aislamiento. La conservación
formación profesional. EI saber no es explica por la situaci6n de las obras y los preventiva pone de relieve el carlicter
transmitido por una sola persona. EI per- peligros que corrían hasta hace poco, complementario de la formación teórica
sonal no ha permanecido como un es- aunque es verdad que esa prioridad de la y las competencias prácticas de estos pro-
pectador pasivo, sino que ha dado mues- conservacih depende también de las op- fesionales con miras a la realizacihn de su
tras de interés entusiasta ~7 ha participado ciones del conservador encargado de las objetivo común: la salvaguardiade las co-
directamente en la mayoría de las ac- colecciones, así como de las posibilidades lecciones. m
ciones mencionadas. La conservación de cooperación interdisciplinariaque se le
preventiva es una forma ideal de valorizar presenten. La ciudad de Compiègne tie-
la labor cotidiana del personal, al que con ne la suerte de estar cerca de París, de
demasiada frecuencia se suele limitar al contar con la presencia del IRRAP y de A,rtdcciiizimt: pernmitasemc mencionar aquí
cumplimiento de tareas sin verdaderas tener unos métodos de gestión flexibles. - aunque muy brevemente - a todos aquellos
responsabilidades. La cooperación con el Por eso, en vez de yuxtaponer simple- que tuvieron a bien contribuir a la rehabilita-
ción del Museo Antoine Vivenel: cl equipo
IRRAP supone para el conservador mente una serie de realizaciones- aunque
completo del IRRAP, particularmente Floren-
contar con la presencia de un organismo sean pertinentes -, se tiene la posibilidad ce Bertin J’ FrCdéric L/lasse, Claude Laroque,
independiente al que pide consejos de preparar un autintico plan que contri- Florence Hcrrrnschmidt e Isabelle Lambert,
Constantemente, lo cual evita errores de buya al establecimiento de una política Patricia del Pra y Marie-Flore Levoir; la pro-
moción 1394-95 de los estudiantes del Diplo-
apreciación de la situación porque cuatro general del museo, teniendo en cuenta la nia de Estudios Superiores Especializados
pares de ojos ven siempre mejor que dos. complejidad de sus obras y su conserva- (DESS)en Conservación Preventiva, dirigidos
De esta forma se evita el tomar decisiones ción material. por Margaret h.lac-Cord p Denis Guillemard,
aisladamente, lo cual es u m práctica muy A la luz de la experiencia de los últi- en Compiègne; y los estudiantes de la universi-
mos cinco años, se puede considerar que dad Paris-I matriculados en el curso de MST,
frecuente en nuestras instituciones pro- en Compiègne, supervisados primero por
vinciales. Además, la atencih prestada a la estrecha colaboración entre restaura- Claude Laroque y, posteriormente, por Anne
las cuestiones de la conservación preven- dores y conservadors representa un me- Courcelle p Vbronique Lcgoux.

21
<*Quiénvela por el patrimonio cultural?
La conservación en el contexto
contemporáneo I
Cdrole Miher
Carole Milner hace hincapié en que Iu El Reino Unido de Inglaterra, Irlanda del tico de la vida cotidiana y la identidad
conserzm-ión cino es en si nzisnin u n j n , Norte, Escociay Gales cuenta con unapo- cultural de toda una región, ciudad o ca-
sino un medio para unj n u . Si se entiende blación de casi 60 millones de habitantes. lle. Y otros son más bien centros cultu-
adecuadamente,estapuse sigrz$ca que la A lo largo y a lo ancho de todo el territo- rales con participación activa del público
conservación de lus coleccionesy el acceso a rio se hallan diseminados sus 2.500 mu- y aparatos interactivos. Todos ellos tienen
ellus no pueden contenphrse coni0 dos seos. Entre ellos se cuentan 19 grandes en común dos objetivos esenciales: velar
objetivos distintos y contrudictorios, sino museos nacionales como la National Gal- por sus colecciones y hacerlas accesibles al
que deben considerarse inh bien los dos lery de Londres o el Victoria and Albert público para su placer y educación, y para
pilaresgemelos en los que descansan toda Museum (con un presupuesto de 29 mil- que le sirvan de inspiración. La conserva-
h j m c i o n e s de los mzweos. Desde 1994, lones de libras y 800 empleados), museos ción en el Reino Unido funciona hoy en
la autora ocipa en Londres el cargo de/+ municipales como los de Glasgow o Bris- día en este contexto.
de lrl Conservación y Protección de tol, y pequefios museos locales que a
Colecciones de ln Comisión de Mzrseosy veces no tienen personal permanente y Conservación y acceso -
Galeria (Museions & Galleries cuyos presupuestos apenas alcanzan unos Prioridades equilibradas
Commission-MGC). En el desenpego de centenares de libras. Las colecciones tie-
nufinciones se encarga de usuntos nen de todo, desde obras de arte magní- Ese contexto implica por definición un
relacionados con la politica de ficas hasta escarabajos y barcos de guerra. equilibrio. Por un lado, todos los objetos
conservación, la búsqueh de apoyoy h Los objetos van desde los más pequefios - sufren de un proceso de envejecimiento y
gestión para los 2.500 inuseos del Reino fauna de la era troglodítica que sólo pue- deterioro propios de su naturaleza, del
Unido.Anteriormente trabajó en de verse con microscopio, por ejemplo - entorno en que se hallan, del trato que re-
numerosospaíses extranjeros como hasta los más grandes, que son los edifi- ciben y del uso que se hace de ellos. En el
conservadora,profisorn e instructora en h cios que albergan las colecciones. plano material, necesitan cuidados y un
formación de adultos. Es delegada del El primer museo nacional del mundo, tratamiento adecuado. Pertenecen a la
Reino Unido en el ICCROM (Centro el Museo Bridnico, fue fundado en nación y todos tenemos la obligación co-
Internacional de Estudios de Conservación 1753, pero hasta el siglo XXI no hubo en lectiva de velar por ellos a fin de preser-
y Restauración de los Bienes Cultirrales) Inglaterra museos de bellas artes abiertos varlos para la posteridad.
desde 1995. al público. La Ley de Museos de 1845 au- Por otro lado, nuestros museos de
torizó a los municipios a crear museos ciencias y bellas artes forman parte de una
públicos de artes y ciencias, y en 1850 pujante industria del ocio. En el Reino
otra ley estableció que esos museos tenían Unido, sobre todo después de que en
que ser gratuitos. Todos esos museos de 1995 se decidió su apertura durante todo
ciencias y bellas artes nutrieron el sentido el fin de semana, tienen que competir con
de la identidad y se convirtieron en sim- centros recreativos, parques temáticos,
bolos del gran orgullo que inspiraban a centros comerciales y complejos deporti-
los ciudadanos. Estaban destinados a de- vos. Tienen que competir por sus merca-
leitar y enriquecer el espíritu del visitante dos y la competencia es encarnizada. Las
curioso y de los que acudían a ellos mo- palabras que en estos tiempos se oyen más
vidos por el deseo de autoperfeccionarse, a todos los niveles en el Reino Unido son:
tras haber recorrido a veces distancias acceso, tecnología de la información, dis-
muy largas. tracción, educación y placer. En el
Actualmente desempeiian múltiples contexto actual de restricciones financie-
funciones. Algunos son templos del arte y ras, es fácil olvidar que se ha de mantener .
la cultura. Otros conservan todo lo que un cierto equilibrio entre los recursos in-
queda de nuestro legado industrial - ma- vertidos en las actividades de promoción
nufacturas textiles, y minas de carbón y cara al público para atraerle a los museos,
estaií0 - y lo que en su día fue caracterís- y los fondos que se necesitan para la

22 &Iztrmm Intemacional (París, UNESCO), no 201 (vol. 51, no 1, 1999) Q UNESCO 1999
;Quien vela por el patrimonio cultural? La conservación en el contexto contemporáneo

conservación, que es una actividad poco


notoria pero que permite presenrar las co-
lecciones para su utilización a largo plazo.
No se debe considerar que la conser-
vación es un elemento prioritario que ri-
valiza con las demás actividades museísti-
cas, sino una función que sustenta mu-
chas de esas actividades. No es un fin en
si misma, sino un medio para un fin. Ese
fin consiste en asegurar la perdurabilidad
de la utilización y el disfrute de nuestro
patrimonio cultural, en la actualidad y
para las generaciones venideras. Los mu-
seos del Reino LJnido atraen a unos
75 millones de visitantes por aiío; y el
GO% de los turistas extranjeros vienen
precisamente al Reino Unido atraídos por
el aliciente que representan sus museos de
ciencias y bellas artes. La importancia La práctica de comenwcióu y
económica del turismo cultural va en au- restimracióii en el Reino U?iidoes
mento, pero nuestro patrimonio es un re- cesidades generales, entre las cuales figu- reconocida en todo el inioidopor
curso no renovable y peligra cada vez ra la previsión. Se establecen las priori- su excelencirl. Una trrtclición de
más. Un refrh popular resume todo esto: dades, se toman las decisiones y se asig- proteccióny cuidado de los
((Siquieres que dure, icuídalo!u. El acceso nan los fondos correspondientes. Sólo en- objetos delpzn-imonio cidtiiral,
a las colecciones y su conservación son tonces puede iniciarse el resto del trabajo. twpiddadnpor h foniiación de
prioridades que corren parejas: en los mu- La obligación de velar por las colecciones alta calidad, la iiivestigaciórzJI el
seos, en los monumentos históricos y si- es colectiva, pero la responsabilidad re- eqnipaniieiito, ha producido
tios culturales, tanto en el plano nacional glamentaria incumbe en última instancia algunos de los inris reputados
como en el internacional. Éste es el cami- a los que son legalmente responsables de expertos eii este campo.
no para asegurar su perdurabilidad. las colecciones, o sea, directores, presi-
dentes, consejeros o dirigentes de hnda-
Derechos y responsabilidades ciones, que pueden tomar parte activa en
las decisiones o no. El nivel de responsa-
;Quién tiene la responsabilidad de asegu- bilidad siguiente lo integran los planifica-
rar eso? ;Quiin asume la labor de velar dores y los que toman las decisiones: di-
por las colecciones y hacerse cargo de rectores, administradora, conservadores
ellas?En un extremo de la cadena tenemos jefes, conservadoresy administradores de
al conservador que está trabajando sobre las colecciones.
el objeto en su laboratorio, estatal o priva- Una vez que se toman las decisiones y
do. Y al otro extremo tenemos a la perso- se asignan los fondos, la responsabilidad
na que pulsa el b o t h es decir, la que pone del cuidado y tratamiento efectivo de las
en marcha el proceso y lo hace posible. colecciones pasa a los expertos: profesio-
Todo empieza con el proceso de pla- nales de la conservación, especialistas de
nificación. En función de la misión asig- la salvaguardia de colecciones, profesores
nada al museo, así como de sus objetivos y científicos especializados en la conser-
y plan de previsiones, se e.valúan sus ne- vación. $tos efectúan una parte del tra-

23
Cmok Milner

Imertir et2 elpersonid empleados de hz Comisión de Milseosy Galerirzs (MGC)


pefecrionan sils r0nZpetencid.cy amplian SM experie?icia.

bajo y luego suelen controlar el de otras Por supuesto, esas políticas son las que la cadena? Generalmente porque no se
personas a las que se encomiendan tareas van establecer las etapas de adopción de han establecido conexiones correctas. EI
bajo supervisión: técnicos de conserva- todas las demás decisiones, reforzándolas hecho de que la conservación integrada
ción, estudiantes y voluntarios. Cuando o atenuándolas a través de medidas de re- sea una responsabilidad colectiva pone de
los objetos están expuestos o se utilizan, la ducción de subvencionesy presupuestos, relieve la necesidad de que haya una co-
vigilancia cotidiana para localizar posibles de promoción del patrimonio cultural, de municación eficaz a todos los niveles. Eso
peligros y asegurarse de que los timbres cierre o apertura de más museos, y de es- significa un buen trabajo de equipo en el
de alarma están listos para sonar la asu- tablecimiento de planes de conservación interior de las instituciones, una mejor
men los vigilantes, celadores,voluntarios, regionales o nacionales, como el Plan conexión con el exterior, y un trabajo
personal de limpieza y guardias de segu- Delta de los Países Bajos. concertado para promover un mejor co-
ridad; también los propios visitantes de Cuando esas responsabilidades fun- nocimiento y estima de la labor de
los museos pueden contribuir a esa vigi- cionan en sinergia, se unen y forman una conservación por parte del público en ge-
lancia. Al mismo nivel que los demás pro- cadena eficaz. Sin embargo, la cadena neral y de todas las partes interesadas.
tagonistas de la conservación, tenemos puede romperse en cualquier punto: un En el Reino Unido tenemos la suerte
todas las personas implicadas en la techo con goteras, una plaga de insectos de contar con redes y estructuras instala-
construcción, renovación y manteni- desconocidos, conservadores con forma- das que facilitan unas comunicaciones
miento de los edificios que albergan las ción inadecuada, aprendices mal supervi- convenientes en dos sentidos: de abajo
colecciones: ingenieros, arquitectos, equi- sados, una falta de visión a largo plazo de arriba, y de arriba abajo. Los departamen-
pos de mantenimiento, etc. la dirección, o un plan de previsiones in- tos gubernamentales financian el trabajo
Por último, íûera de los edificios de correcto. Entonces es cuando, más tarde de los organismos nacionales de asesora-
los museos y aparte de todo su personal o más temprano, los objetos y colecciones miento y establecimiento de normas,
administrativo, profesional y técnico, serán víctimas del fallo que alguno tuvo como la Comisión de Museos y Galerías
están los responsables nacionales, regio- un día en el cumplimiento del deber. (MGC). A su vez, esta comisión apoya las
nales y locales de la adopción de políticas. ;Por qué se producen esas rupturas en actividades de una red de 10 organiza-

24
¿Quién veia por el patrimonio cultural? La conservaci6n en el contexto contemporáneo

ciones regionales (Consejos Zonales de


Museos) y sus 2.500 museos miembros y
organizaciones asociadas. Se mantienen
vínculos estrechos con centros de forma-
ción e importantes organismos represen-
tativos, como la Asociación de Museos y el
Foro de Conservación (un organismo fe-
derador que representa a las l 1 entidades
profesionales de conservación mA impor-
tantes). La implicación activa en el traba-
jo que llevan a cabo determinadas organi-
zaciones internacionalesha permitido es-
tablecer relaciones constructivas con ellas,
por ejemplo el Centro Internacional de
Estudios de Conservación y Restauración
de los Bienes Culturales (ICCROM) y el
Instituto de Conservación Getty.

Cuestiones e implicaciones
Teniendo todo esto presente, ahora tene-
mos que preguntarnos cuáles son las ne-
cesidades de conservación actualmente, y
qui implicaciones tienen en la forma de
asumir nuestras responsabilidades y de
tratar de organizar los cuidados que dis-
pensamos a nuestras colecciones museís-
ticas a nivel institucional, nacional, euro-
peo e internacional.
Para velar por las colecciones y llevar a
cabo esta tarea con eficacia, los museos
necesitan en primer lugar saber lo que tie-
Edi~acióizy ocio: comei-vadoi.es
nen y dónde lo tienen. Necesitan saber en
de los MilseosJi Gde?*ias
qué condiciones se hallan sus colecciones argumentos convincentes para defen-
Nacioriules de Gules (NMGlV,
y qui prioridades se van a establecer para der las peticiones de financiación);
~ im g w p de
c o i z u e i w ~coil
su utilización, porque eso determinad el información y asesoramiento perti-
colegiales. Estepoyecto obtuuo
nivel de los cuidados p el tratamiento que n e n t s sobre la manera de velar por
erz 1997elpremò (d%ittnicur
se les dispensen. En la práctica, los mu- sus colecciones;
k idea de conseFelvacióm,
seos necesitan lo siguiente: acceso a profesionales de la consrrva-
OtotKadopoi.la Fundación
apoyo proporcionado por la planifica- ción competentes y calificados, que
/erwoody k MGC.
ción y gestión de la conservación (es- cumplan las norma exigidas tanto en
quemas e instrumentos para evaluar el plano ttcnico p profesional como
las necesidades y medir los progresos en el deontológico;
en la elevación de las normas; infor- orientaciones sobre el establecimiento
mación sobre las necesidades,precisa y de relaciones contractuales constructi-
situada ei1 su contexto; preparación de vas, y consenso sobre el criterio de ren-

25
Carole hfìlner

tabilidad y las normas que se han de da, y tanto el sector público como el pri- los parques temáticos, de Disneylandia y
cumplir; vado funcionan dentro de un mercado de las experiencias de ((retorno))al pasado,
acceso a la formación para todos los competitivo. Se ha vuelto evidente que se el ((objetoreal))va a seguir teniendo im-
que estén relacionados, de una u otra necesitan normas, así como sistemas para portancia dentro de 50 d o s , o bien va a
forma, con la salvaguardia de las co- establecerlas y supervisar su funciona- predominar un ((museo virtual)) que
lecciones; miento. El Sistema de Registro de Mu- reemplazará al contacto directo con las
* apoyo para incrementar la sensibiliza- seos a cargo de la MGC establece normas colecciones, y qué implicaciones tendrá
ción del público y llevar a cabo la pro- institucionales para todos los sectores de esto pata la conservación.
moción del trabajo efectuado por los la actividad museística, comprendida la Actualmente, en los paises de Europa
que velan por las colecciones. conservación, y la base de datos Com- está aumentando perceptiblemente la
Para apoyar todo esto, los museos necesi- pendio de Estadísticas Museísticas (DO- preocupación recíproca por los peligros
tan que en todos los niveles se apoye el MUS) proporciona información general que se ciernen sobre la protección de
principio de que, dentro de ellos, la sobre los adelantos registrados en el cum- nuestro patrimonio cultural común. Esto
conservación de las colecciones y el acce- plimiento de esas normas. El Registro de se ha traducido en una tendencia al cam-
so a ellas son dos prioridades equilibradas Conservación de la MGC, que es una bio que se ha confirmado desde princi-
corren parejas; y también necesitan que se base de datos sobre conservación, pro- pios de 1997. Parece ser que las princi-
reconozca que ese principio es el camino porciona información sobre las 700 prác- pales preocupaciones de los profesionales
pata lograr la permanencia de nuestro pa- ticas que se ajustan a las normas acorda- de la conservación y los responsables de la
trimonio cultural. das y la difunde entre los museos del Rei- adopción de políticas están relacionadas
La red estructurada de servicios de no Unido, las asociaciones relacionadas con las normas de educación y forma-
apoyo e información del Reino Unido ha con el patrimonio cultural y el público en ción, las condiciones de investigación, las
progresado satisíãctoriamenteen muchos general. Por último, los profesionales de calificaciones, la competencia y las res-
de esos ámbitos. No obstante, debido a la la conservación están controlando cada ponsabilidades de los conservadores y res-
gran cantidad de museos y a la disminu- vez más sus normas y, a través del Foro de tauradores, es decir, de las personas que
ción de los fondos públicos, existe el pe- la Conservación, están adoptando un pueden hacer peligrar más directamente
ligro de que se produzcan graves retrasos método más unificado para reglamentar- los objetos y las colecciones si no han re-
en las tareas de conservación. Por ejem- las mediante sistemas de homologación. cibido una formación adecuada.
plo, las estadísticas nos dicen: que sola- Si echamos una ojeada a la bola de Estas cuestiones han sido debatidas en
mente un 3% de los museos consideran cristal, veremos que en el Reino Unido se una serie de reuniones celebradas el aiio
que disponen del espacio de almacena- plantearán cuestiones que tendrán inevi- pasado. Los seminarios sobre (Centros de
miento suficiente para incrementar sus tables repercusiones en la evolución de la Excelencia)),celebrados en Amsterdam en
colecciones; que sólo el 12% dispone de conservación en el siglo XXI. Debemos mayo de 1997, fueron los primeros en
aire acondicionado; y que más del 50% preguntarnos si podemos seguir inaugu- tratarlas. Posteriormente, fueron aborda-
de ellos ni siquiera evalúan una vez al aií0 rando más instituciones museísticas y das en la Conferencia que celebró en Flo-
las condiciones de su medio ambiente, si reunir más colecciones cuando ya no po- rencia la Confederación Europea de
es que llegan a hacerlo. demos ocuparnos de las que poseemos; si Conservadoresy Restauradores (ECCO).
En el Reino Unido, las repercusiones debemos subordinar la adquisición de un Por último, en octubre de 1997se celebró
de la práctica cada vez más sistemática de nuevo objeto a la disponibilidad de re- en Pavia (Italia) una cumbre europea que
la contratación de servicios exteriores se cursos para asegurar su conservación a adoptó una serie de recomendaciones
han notado en todos los sectores. Se han largo plazo; si es menester dar prioridad a para la acción futura. Esas recomenda-
alterado los esquemas de las necesidadesy la conservación a largo plazo de las colec- ciones se están transmitiendo actualmen-
del suministro de servicios en materia de ciones y de los objetos que las componen; te a la Unión Europea y a otros impor-
conservación, y se han difuminado los lí- si debemos revisar nuestra política de ex- tantes organismos de decisión nacionales
mites entre el sector público y el privado. plotación de los objetos y aceptar que al- e internacionales.’
Quedan ya muy pocas torres de marfil, la gunos se utilicen a pesar de que se vayan En estos eventos, la comunicación
financiación sigue siendo muy restringi- a perder en definitiva;y si en el mundo de siempre suele ser difícil por razones lingüís-

26
;Qui&nvela por el patrimonio cultural? La conservación en el contexto contemporineo

ticas, y además no se ve fàvorecida por el


hecho de que los conceptos básicos de la
labor emprendida en cada país pueden no
existir en otros paises, o simplemente no
ser equivalentes. Pero en última instancia,
lo importante no es que todos nos tenga-
mos que poner de acuerdo en todo, sino
que prosigamos nuestro diálogo construc-
tivo. El aiio pasado, a pesar de las dificul-
tades y de la circunstancia de que se traba
de un sector con tantos cambios como el
patrimonio cultural, los profesionales eu- Proteger h. coleccioiirs: uiili
sesión prdctic,t d ~ í r m t el
e ciií'so
ropeos de la conservación consiguieron namente en el progranxa de actividades del
unirse para presentar a las autoridades sus ICCROM y, en la Asanlblea General ce- de control de phgizs, orgrriizado
preocupacionesy los medios posibles para lebrada en 1994 por los Estados Miem- coiljl*nt'~~ieiiteporlit Comisió~i
seguir adelante. Esta cohesión ha dado sus bros de este organismo, se acordó que for- de Musros p Galeriay el
frutos, demostrando que: ((Unidosnego- maran parte de las áreas de desarrollo prin- liistitiito de Cor2jersaciÓii Geq,
ciamos, divididos mendigamos)). cipales del nuevo programa para el bienio. pam profesiotuzles de hi
Por último, el contexto general en el nncioiiirles e
coi~serz~ación
iritermcio ti files.
que nos desenvolvemos todos nosotros es
el que se deriva de la gran preocupación
Destacar lo positivo ...
internacional por la salvaguardia a largo En el Reino Unido, al igual que en otras
plazo del patrimonio cultural, mueble e partes del mundo, todo lo relacionado
inmueble. Esa preocupación se centra en con la conservación ha evolucionado: las
las cuestiones de la perdurabilidad, de las competencias, los oficios artesanales, la
repercusiones del turismo cultural y de la reparación y la construcción, la restaura-
función de la conservación como fiactor de ción y la conservación, los cuidados el JJ

estabilización y medio para el desarrollo mantenimiento, la protección y el salva-


económico y social. En algunos países se mento de obras en peligro. También
está llevando a cabo una labor para reunir están evolucionandocon rapidez las prio-
datos estadísticossobre las necesidades en ridades, los planteamientos y los esque-
materia de conservacióny la maiera de sa- mas de empleo y financiación. Tenemos
tisfacerlas, así como para cuantificar las re- que estar a la altura de los nuevos retos
percusiones económicas de la conserva- que se plantean y convertirnos en defen-
ción y la relación entre costes y beneficios sores de la conservación cada vez in& efi-
de las estrategias a plazo largo para la pro- caces, tanto en el plano público como en
tección del patrimonio cultural. Muchos el profesional y en el politico.
paises desean tener acceso a más instru- ;Quién vela por el patrimonio cultu-
mentos de gestión y planificación de la ral? Todos nosotros, por supuesto. Pero
consenlacibn a fin de adquirir mayor au- solamente podremos garmtizar un pome-
tonomía en los procesos de adopción de nir seguro a nuestro pasado colectivo si
decisiones, mientras que a otros les sigue nos unimos, si reunimos nuestros recursos Nota
preocupando primordialmente su necesi- y competencias, si nos abrimos hacia el
1 \'&se el articulo de Gaë1 de Guichen en el
dad de obtener más asistencia técnica y exterior en vez de cerrarnos, p si realiza-
no 1Y Y de MIIst.ltj>/I ; ~ t ~ ~ ~ ;$$DOCU-
~~~~.ìoj~
formación. Algunas de estas cuestiones mos una labor constructiva sobre la base mento de Pavia: hacia el perfil europeo del
han ido cobrando importancia paulati- de todo cuanto tenemos en común. H conservador-rstaurado~.

27
La documentación al servicio
de la conservación: una experiencia I

de formación en &rica
Alain Godonozt
Si la colección representa el cormón de un Todo museo tiene el deber hndamental nales de 15 museos de ocho países de
museo, espreciso reconocer que la de documentar sus colecciones, exigencia África Central, representaba una respues-
documentación epivale a la cabem; que se deriva directamente de su misión ta concreta a la necesidad, manifestada
anabas constituyen los órganos vitales de la de conservación. La conservación pre- por los museos de la subregión, de mejo-
instititción y su ifiteracción constante es ventiva supone conocer el conjunto de rar e incluso crear su sistema de docu-
esencialpara su supervivencia. Alain los objetos que pertenecen a las colec- mentación.
Godonou, especialista beninés, nos explica ciones y al museo. Un objeto que no está En efecto, como conclusión del semi-
cómo esta prenzisu, bhica para una sólida apoyado por información transmite poco nario-taller de responsables de museos de
politica de conservación, ha sido o nada y necesita de ese complemento in- Africa Central (Libreville, 17 a 21 de ju-
transmitidaa una generación de dispensable, la información que le dé un lio de 1975) se había determinado que la
profesionales afiicanos de museos. Alain sentido, lo sustraiga de su calidad de ar- primera prioridad para la región era or-
Godonou es titidm de 1111 d$lonza de tefacto ordinario e indiferenciado y justi- ganizar un curso sobre documentación;
estudios szlperiores especialimdos (DES) fique su presencia en el museo y el interés de los 23 proyectos nacionales elabora-
en Conservación Preventiva por l a y los cuidados que se le conceden. Para dos, 12 se referían a la actualización de la
UniversidadParís-I (Paritb~o~on-Sorbo~i?ie)nosotros, documentar las colecciones sig- documentación. Un estudio llevado a
y trrtbajó corno investigador en la nifica simplemente organizar esa infor- cabo con anterioridad en los 10 museos
Dirección de Museos, Monzinaentosy Sitios mación. representados había puesto de manifiesto
de Benin. PosteriormenteJiie conservador Una documentación museográfica que, si bien todos ellos disponían de los
del Palacio Real de Porto-Novo. Desde bien concebida facilita el acceso a las co- principales componentes de la documen-
1336ha participado activamente en el lecciones, permite administrarlas correc- tación (registro de inventario, fichas, fi-
programa P R E M (Prevención en los tamente, saber lo que existe y no existe o cheros), tales elementos no se considera-
Museos de Áfiica) del Centro ha dejado de existir, propiciar el inter- ban parte integrante de un sistema, es de-
Internacional de fitzidios de Consewación cambio con los investigadoresy alimentar cir, un conjunto cuyas diferentes partes se
y Restauración de los Bienes Cztlturales las exposiciones. En síntesis, es un instru- vinculan entre sí y se organizan en fun-
(ICCROM). En el marco de este mento profesional de cuya utilización ción de un objetivo. En realidad, se trata-
propama, es responsable de la Casa correcta depende el desarrollo del museo. ba de elementos dispersos y parciales per-
P E 3 4 4 en Porto-Novo, donde se Desde sus inicios en 1990, el Progra- tenecientes a diferentes sistemas puestos
organizan diferentes cursos deformación ma PREMA del ICCROM asigna a esta en práctica en el pasado y luego abando-
para profesionales de los museos afiicauos, cuestión un lugar preponderante en sus nados; los sucesivos conservadores habían
actividades de formación. Dada la im- tenido que abordar el problema de la do-
portancia del PREMA y las deficiencias cumentación y, a veces, habían tratado de
observadas ya desde el comienzo en los responder a su manera. Siete de estos mu-
museos africanos, se decidió organizar a seos reconocían no haber adoptado
partir de 1996 una serie de seminarios ningiin modo de clasificación de sus co-
temáticos sobre la base de un nuevo mé- lecciones. Los tres que afirmaban haber-
todo pedagógico. lo hecho no pudieron describir su siste-
En este contexto, del 25 de marzo al ma. Visiblemente, en los museos estudia-
10 de abril de 1996 se impartió en Braz- dos el personal tenía una visión imprecisa
zaville (Congo), el Primer Curso Regio- de la documentación, los términos em-
nal de Documentación para los Museos pleados variaban de una persona a otra,
de Africa Central, organizado conjunta- incluso dentro del mismo museo, y de-
mente por el Programa Cultural Regional notaban muchas veces conceptos muy di-
Bantii de la Unión Europea, el Programa ferentes.
PREMA y el Ministerio de Cultura y La utilización simultánea de modelos
Arte del Congo. Esta actividad de forma- diferentes de fichas, todos para los mis-
ción, en la que participaron 21 profesio- mos fines, y la dificultad de los encarga-

28 Mzaezwz Internacional (París, UNESCO), no 201 (vol. 51, no 1, 1999) O UNESCO 1999
La documentación al servicio de la conservación: una experiencia de formación en África

dos para explicar su propio sistema de do- ciente de museos de todo el mundo han
cumentación, son dos indicadores de la emprendido desde hace algunos años la
Mta de dominio del tema. Por otra parte, modernización de su sistema de docu-
de la observación de las prácticas actuales mentación.
en muchos museos se deduce fácilmente
que por documentación de las colec- El ccminimuseos P R E M
ciones se entiende sobre todo llenar fi-
chas, más que preparar un instrumento Para dar más dinamismo al curso de do-
b&ico de gestión y estudio; además, se cumentación se elaboró un método basa-
considera que la informática seria la solu- do en ejercicios de simulación. Las dos
ción ideal y definitiva. En realidad se está terceras partes de las 90 horas de curso se
formando actualmente una nueva gene- dedicaron a trabajos prácticos dirigidos.
racidn de funcionarios de museo que he- P m ello se requería un museo en minia-
redan sistemas de documentación defec- tura, que presentara todas las característi-
tuosos, inadaptados o incompletos y que cas de un museo administrado correcta-
no han recibido las indicaciones bkicas mente. Esto dio lugar a la creación del
para aprovecharlos ni los instrumentos minimuseo.
para analizarlos, desarrollarlos o transfor- Este museo, creado con fines didácti-
marlos. cos, se concibió como un apoyo pedagó-
Esta situación evidentemente no es tí- gico a la enseñanza de la gestión de colec-
pica sÓ10 del kdricd Central, y con algunas ciones y particularmente de la documen-
variantes se reproduce en otras regiones tación museográfica. El minimuseo es un
del continente y en otros lugares del museo de (<recuerdos*.Sus colecciones,
mundo, a veccs con características más integradas por casi cien especímenes has-
graves. Gracias a las ricas posibilidades ta la fecha, se constituyeron a partir de re-
que ofrece la informática, un número cre- cuerdos traídos de diferentes países de

29
Áf'rica por miembros del equipo P E -
MA, así como de donativos de objetos ar-
tesanales fabricados por antiguos partici-
pantes.
El sistema de documentación comple-
to creado para esta pequeña colección
está integrado por: un registro de inven-
tario, un fichero numérico o fichero prin-
cipal, tres ficheros de indice (categoría,
materia, procedencia geográfica), un re-
gistro de movimientos y un archivo in-
formatizado sencillo en DBase3. El siste-
ma está acompaiíado por un tesauro de
categorías, tipos y nombres de objetos.
Los objetos del minimuseo, numerados
con tinta china, se identifican por un nú-
mero de inventario basado en el método
de numeración tripartita.
Para guardar la colección se diseñ6 un
minidepósito, constituido por nueve
muebles con estanterías de madera y un
mueble de plhtico con cajones en los que
se ordenan los objetos. Cada mueble y
cada estante están numerados a fin de dis-
poner de un código de localización preci-
so para cada objeto.
Si se excluyen todos los demás aspec-
tos de la preparación, la elaboración de
este material didáctico exigió un mes y
medio de trabajo minucioso.
El minimuseo se transporta en su to-
talidad (coleccionesy documentación) al
lugar de la actividad de formación.
Este sistema de minimuseo permite
adoptar un enfoque dinámico, lúdico y
práctico, que estimula a los participantes
y facilita el dominio y la comprensión
({directa))de los diferentes elementos que
Uno de los weve estantes drl
minirnziseo utilizadopara constituyen un sistema de documenta-
ensegar teinas relativos a k ción. Para comprender cabalmente y do-
documentación coni0 el minar la documentación museográflca es
elenzento clave de un progrania indispensable, según la experiencia ad-
global de co?isewizción quirida en el PREMA, comprender y do-
preventiva. minar cada uno de los elementos que aca-
ban de enumerarse, considerados indivi-
dualmente y en su interacción.

30
La documentación al servicio de la conservación: una experiencia de formación en Africa

Uilu seccilin del nziizirlzuseo


El minimuseo está acompaiíado de cada vez el tiempo que le llevó la bús- qire mttes~usisterizas de
1O fichas técnicas relativas a: el concepto queda. docariizeratacióri t a m mamaIes
de un sistema de documentación: el re- Un investigador que trabaja sobre los como iz$iviatimdos.
gistro de inventario; las fichas y los fiche- atributos del poder en África tradicio-
ros: el control del inventario: una pe- nal viene a consultarle. Haga una lista
queña guía para la marcación manual de de los objetos que desea transmitirle:
los objetos; algunas recomendaciones (a) buscando directamente en las co-
para la descripción de los objetos; notas lecciones; (b) utilizando el registro de
sobre las mediciones; la descripción del inventario; (c) consultando las fichas.
puesto de encargado de la documenta- Anote cada vez el tiempo que le llevó
ción: la descripción del puesto de encar- la búsqueda.
gado de las adquisiciones; el memorando Se ha percatado de que la reserva del
para la preparación y ejecución de las minimuseo está infestada de dermes-
operaciones de acopio. Cada una de estas tos. Haga una lista de los objetos que
fichas técnicas resume y expone una in- debed inspeccionar y vigilar priorita-
formación práctica y, si dan buenos resul- riamente: (a) buscando directamente
tados, se ha previsto mejorar su presenta- en las colecciones; (b) utilizando el re-
ción y difundirlas. gistro de inventario; (c) consultando
El curso de formación comienza con las fichas. Anote cada vez el tiempo
trabajos prácticos de grupo sobre el mini- que le llevó la búsqueda.
museo, a fin de iniciar en el tema inme- Estos primeros ejercicios tienen por obje-
diatamente a los participantes. Se presen- to sefialar a la atención de los partici-
tan a continuación algunos de los ejerci- pantes los diferentes medios disponibles
cios propuestos. para tener acceso a una información y
* Se proyecta preparar una exposición mostrarles cuáles son los más rápidos y
sobre Ghana. Haga una lista de los fiables. De esta manera, se podrán fami-
objetos de que dispone: (a) buscando liarizar con los distintos elementos del sis-
directamente en las colecciones; tema de documentaci6n, su utilidad, uti-
(b) utilizando el registro de inventa- lización y relaciones mutuas.
rio; (c) consultando las fichas. Anote Tras la experiencia, los participantes

31
Ahin Godonoir

llegan fácilmente a la conclusión de que minimuseo, para la enseñanza en la Uni- preguntarse si los países africanos pueden
es sumamente difícil buscar algo concre- versidad Senghor de Alejandria (Egipto). seguir postergando el manejo de un ins-
to si no se dispone de indicaciones h n - Gracias a la utilización del método del trumento que se ha vuelto fundamental.
damentales: no es fácil encontrar objetos minimuseo, el nivel de consecución de Si la respuesta es negativa, hay que deter-
en la reserva del museo si antes no se ha los objetivos de formación, en términos minar cómo podrán hacer frente a la
elaborado un sistema para localizar cada de consolidación de aptitudes, es muy cuestión de los costos (inversión, mante-
objeto de las colecciones y un sistema de elevado, a veces superior al 90%. Sin em- nimiento, formación, etc.). Éste es un
acceso fiable. bargo, los participantes han manifestado planteamiento que, como todos conven-
Se prevén asimismo otros tipos de de forma reiterada su decepción por el drán, supera el ámbito del museo.
ejercicios en otras cuestiones relativas a la poco tiempo que se dedica a la informá- La solución de impartir a una persona
gestión de las colecciones, por ejemplo: tica. En el módulo básico completo del del museo una capacitación sobre infor-
Se le pide que escriba un artículo curso de formación, de las 90 horas pre- matización de colecciones, en tanto que
sobre el minimuseo haciendo una des- vistas, solamente se dedican cuatro a este el público de usuarios y los demás miem-
cripción detallada de su colección. Re- tema. Esta decisión ha sido deliberada, ya bros del personal ignoran todo sobre el
dacte este artículo, de una página que no es posible impartir un curso sobre tema, debe considerarse con prudencia;
como máximo, a partir de los datos si- informatización de las colecciones en tan tal solución no está muy lejos de las prác-
guientes: la colección se constituyó del poco tiempo, y se trata en cambio de dar ticas antiguas causantes de la situación ac-
año ... al año ...; el número total de nociones sobre las posibilidades que ofre- tual de falta de documentación de las co-
objetos (se puede también dar sólo ce la informática en la gestión de la do- lecciones: el funcionario ccantiguo)) del
una estimación); el número de países cumentación; además, los datos que de- museo recopilaba toda la información en
representados; la cantidad de objetos berían informatizarse deben resultar de la su memoria o en sus notas y cuando se
de materiales orgánicos; la categoría práctica de una documentación manual ausentaba, o se jubilaba, era imposible, o
mejor representada. correctamente utilizada. por lo menos muy difícil, trabajar con
Si se le pidiera completar la colección La utilización concreta de los instru- esas colecciones.
del minimuseo P R E M , ¿qué objetos mentos informáticos exige un tiempo de La experiencia adquirida en el marco
adquiriría? Fundamente su respuesta aprendizaje relativamente largo y una del P R E M enseña que nunca conviene
con la documentación existente. práctica habitual, elementos que no pue- sustituir totalmente una documentación
Estos dos ejercicios están concebidos para den adquirirse en un lapso tan breve. De por otra. Como ilustración, basta com-
que los participantes utilicen todos los los participantes en este curso de forma- probar que los museos africanos están lle-
documentos que están a su disposición y ción, procedentes todos de museos afri- nos de ficheros comenzados y nunca ter-
comprendan la forma en que se articulan canos, en general apenas el 10% están fa- minados, y que los registros de inventario
entre sí. Ello les permite también fmilia- miliarizados con una computadora. no suelen estar actualizados. Se reco-
rizarse con el análisis de una colección y, La importancia que se asigna a este mienda en cambio analizar la documen-
a partir de ese análisis, determinar los as- tema es sintomática. Hay, seguramente, tación existente, detectar las deficiencias,
pectos positivos y negativos y proponer, cierto esnobismo cuando se manifiestan adoptar eventualmente una decisión en
por ejemplo, una política de adquisiciones. estas expectativas, pero sería un error li- caso de que se hayan heredado varios sis-
Tras la experienciacon los profesionales de mitarse a ese aspecto. Conviene admitir temas del pasado, y mantener la opción
Africa Central en Brazzaville, el método que existe un problema con la informáti- elegida tratando de mejorarla progresiva-
del minimuseo se utilizó en Conaluy, en ca en África al sur del Sáhara. En efecto, mente. Indudablemente no hay una so-
el curso de formación de técnicos de mu- mientras que en otros lugares del mundo lución ideal, y lo fundamental es disponer
seo guineanos en Porto-Novo (Benin), la computadora forma parte de la vida de un sistema que el equipo del museo
como parte del plan de estudios del octa- profesional e incluso privada, en este comprenda, que pueda explicarsey trans-
vo curso universitario P R E M ; se diseiíó continente está a6n en fase de introduc- mitirse fácilmente y que se actualice pe-
un museo pedagógico, inspirado en el ción, y a un ritmo todavía lento. Cabe riódicamente. u

32
La fùnción del restaurador
1 * * B

en la conservación preventiva I
Elebriore Kissel

Ei1 este crrticulo, Irl iiiitoln watn de Ante todo, vamos a definir los diferentes llevada a cabo con un objeto. Teniendo
ehponerr ehzrzjÇcnr lu nociorles de h b i t o s que comprenden las disciplinas esto presente, y para evitar confusiones,
protecciópi, corzservneiórz preventiva, que tienen el objetivo común de salva- en este articulo utilizaremos el término
consei-i~~zción cunztiua y sestmmción. En guardar los bienes culturales.A continua- (conservación-restauración))junto con el
tanto que profisioizal de In corasesvnciórz- ción, puntualizaremos brevemente la dis- de <(restaurador>), con la esperanza de que
sestnzrrnción, expone slipcinto de uistn tribución de las distintas funciones den- los lectores acepten esta negativa a some-
persotznl sobse ikposibilidady el ìrites& de tro de los museos. Y por último, terse a la terminología oficial.2
itztegmr un sestiiurdor eii los projiectos de abordaremos el tema principal de este La restauración y la conservación cu-
conserz~nciónpreueiitiua de los iiiuseos artículo: las posibilidades de incorpora- rativa se efectúan con un objeto único, ge-
fi’dii~aes.Eléoonore Kbsel es coriserundosa- ción de los restauradores a los proyectos neralmente deteriorado, mientras que la
restnzmdom de docimieritos grdjcos y de conservación preventiva. Antes que (anservación preventiva))es una discipli-
corisztltosa ep2 conservacidupreueutiun. nada, he de decir que este artículo se re- na de otro tipo cuya finalidad es disminuir
Posee los titulos conlepondierites a l primes fiere exclusivamente a la situación de los los riesgos de deterioro. De este objetivo
y segírndo nilo del ciclo de ensetLiiiw sobre museos franceses. Otros tipos de institu- se desprenden inniediataniente dos conse-
corservncih preiwtivn pmn posgmdiudos ciones del patrimonio cultural como ar- cuencias. La primera es que las actividades
de Lz UTziversidadde Paris I - Pnritlléori chivos, bibliotecas, sitios históricos y mo- de conservación preventiva se centran por
Sosbome (Tisimy Diploinn de Estudios nunientos, así como la situación en otros regla general en el entorno del objeto más
Superiosa EjpeciXmdos). Está paises, deberían ser objeto de andisis es- que en el objeto en sí, aunque se dé por
especirtlimdn en nzisioriesde consesvaciópz pecíficos en otros artículos. supuesto que la materialidad de éste de-
pr.euentivrz, que llevtl n Lzbo esencial~rzente En primer lugar, exaninaremos el sig- termina la indole de la acciGn emprendi-
et7 los servicios de nrchivosy iizuseos de nificado de los términos ((restauración)), da. La segunda es que, habida cuenta de
Fsatzcia y Ca”,& (conservación curativa>)y (conservación que toda acción llevada a cabo sobre el en-
preventiva),,y quiCnes son los que cum- torno suele beneficiar a varios objetos a la
plen cada una de estas tarea en las insti- vez, la legitimidad de una acción se evalúa
tuciones del patrimonio cultural. en función de los efectos que vaya a tener
En fi-anc&,la acepción común de la sobre el conjunto de una colección, y no
palabra ((restauración))difiere de la acep- sobre un objeto exclusivamente.
ción científica, lo que es causa de equivo- La adopción de una noción aniplia de
cos en los debates públicos sobre esta dis- la conservación material, es decir, el hecho
ciplina. En efecto, los países de habla in- de definirla en función de la estabilización
glesa definieron en 1992 la restauración del objeto en su estado actual y no de la
como el conjunto de intervenciones efec- posible mejora de su estado, exige que el
tuadas sobre un bien cultural para mejo- restaurador modifique considerablemen-
rar su comprensión.’ De acuerdo con te su perspectiva. En efecto, con esta nue-
esto, la conservación es una actividad fa- va visión de las cosas, el restaurador ha de
cultativa efectuada sobre un objeto sin to- aceptar que su labor de consewacibn pre-
mar en cuenta su perdurabilidad. En ventiw no va a tener como resultado la re-
cambio, la ((conservacióncurativa. coni- cuperación del pasado esplendor de los
prende todo el trabajo efectuado sobre un objetos, sino a lo sumo la perpetuación de
objeto deteriorado para salvarlo del peli- su existencia para la iniciación y el placer
gro que corre. No obstante, las simplifi- de las generaciones venideras. En el plano
caciones orales y escritas explican que hoy psicológico y en el práctico, el trabajo del
en día se siga utilizando a menudo el tér- restaurador quizás se restrinja a limitar las
mino de ((restauraci6na- y el de <(restau- repercusiones de los factores de deterioro
rador., por extensión - en un sentido mediante una protección cotidiana - y a
mis amplio, que comprende toda la labor veces mínima - de las colecciones.

33
Eléonore Kìssel

efecto, la conservación-restauración es
con mucho la disciplina más vinculada a
la materialidad del objeto, del que se deri-
van su razón de ser y su sustancia. En se-
gundo lugar, por el motivo coyuntural
que explicamos a continuación. Los pro-
fesionales de los museos, y más concreta-
mente los de América del Norte, se han
visto enfrentados al doble problema del
aumento cuantitativo de las colecciones y
de la presión creciente para conservar las
EL bncinmniento de objetos
obras. Paulatinamente, los restauradores
dizizrersos en Los depósitos sin tener
Esta mutación de la función no es ano- de los museos se han visto obligados a jus-
en merita siafirma o
dina, habida cuenta de la magnitud de los tificar la utilización de los fondos asigna-
mnterinles, crea problema de
efectos de toda acción a gran escala sobre dos a su sector de actividad. La disminu-
ncceso y concewación,
un conjunto de objetos o sobre su entor- ción de los fondos públicos y el aumento
d$ciiltatido enomzemnte In
no. En materia de prevención y protec- de la financiación privada ha tenido como
creacióiz de iin inventario.
ción contra los daños, las acciones y los re- consecuenciaque los ((nuevosinversionis-
sultados suelen ser poco espectaculares, tas))exijan resultados, tal y como se piden
pero la responsabilidad sigue siendo enor- en el mundo de la empresa privada. Por
me. Todo error cometido puede entrañar eso, hoy en día no se acepta que los fondos
riesgos para miles o millones de objetos. procedentes de fundaciones privadas se
destinen a financiar una operación de
La distribución de las funciones. conservación-restauración, por ejemplo,
En teoría ... si las condiciones de almacenamiento de
la obra restaurada no van a ser satisfacto-
Estas observaciones preliminares nos rias. Independientemente de que la finan-
conducen a meditar sobre la cuesti6n de ciación sea pública o privada, este princi-
saber si los restauradores son los profesio- pio elemental dista mucho de ser aplicado
nales más indicados para realizar la sistemáticamente hoy en día en la esfera
conservación preventiva. A este respecto, cultural. Para resumir, lo dicho anterior-
cabe preguntarse si están en condiciones mente nos indica los orígenes geográíìcos
de efectuar este tipo de conservación, de la conservación preventiva y la existen-
dado que su formación y práctica profe- cia de una bibliografía producida específi-
sionales están centradas en el tratamiento camente por restauradores, muchos de los
de objetos individuales, y si pueden aspi- cuales se han convertido oficial u oficiosa-
rar justificadamente a convertirse en es- mente en verdaderos ((administradoresde
pecialistas de la conservación preventiva. la preservación)),al mismo tiempo que
Para responder a estas preguntas, trabajan directamente con los objetos.
conviene examinar los orígenes de la
conservacih preventiva como disciplina ...y en la práctica
aparte. A este respecto, la bibliografia es
muy reveladora: los autores de las obras ¿Quiénes se encargan de la realización de
básicas de referencia son en su mayoría la labor de conservación preventiva coti-
restauradores. ¿Por qué? Primero, por un diana en los museos franceses?¿Con qué
motivo que calificaría de ((fisiológico)).
En modalidades?

34
La hncidn del restaurador en la conservacidn preventiva

Hasta ahora, los iínicos que podían


hacer esa labor eran los conservadores.
Una vez más, los motivos de esto son
estructurales, porque históricamente la
gestión de las colecciones museísticas ha
venido descansando en la presencia y po-
der de decisión de los Conservadores ex-
clusivamente. Muy pocos museos cuen-
tan en su jerarquía con administradores:
Otso ejemplo de có~izoel
sólo unos pocos regidores de museo han
alinaceiinmìerito itztzdeczmado
sido incorporados a la estructura admi- bar que en los museos franceses sólo hay
puede csearprohha de
nistrativa y los conservadores asalariados una categoría profesional con poder de
corlsewación: primero se ~igwpó
son muy escasos. Sin embargo, hay que decisión que forme parte del personal sis-
ciiiclrzdosanzerite en l a
señalar que los restauradores desempeiian temáticamente y pueda establecer planes
estrtriteria I I N cieyto iaúmeso de
una función destacada en los museos por de conservación preventiva a largo plazo.
pequeGos objetos de madera.
haber mantenido siempre con ellos una En cambio, los restauradores se hallan ex-
Posteriormente, durante 12s
relación de colaboración, y porque se les cluidos de las estructuras de los museos,
obsa de renovución de ziti
suele llamar en cuanto el estado de dete- salvo contadas excepciones, a pesar de ser
depósito, OROS ohetos disiides
rioro de un objeto lo exige. En efecto, en los que garantizan con sus servicios oca-
jùeroii alrnacenadosjiíiito coi2
la mayoría de los casos se reclaman los sionales la perennidad de las colecciones.
losprimeros, o coloc~zdosen el
servicios de los restauradores para prepa- No obstante, hoy en dia se les recibe a
suelo, pues niin no se ~ L ~ o J z ~
rar las obras de arte antes de una exposi- veces en las instituciones museísticas
de iizctrzlrlciorzesde
ción, y no en el marco de una acción de como especialistasexteriores que vienen a
abmcenamiento izdeai~da.
protección general de la perennidad del realizar una misión precisa de peritaje y
conjunto de una colección. asesoría, una especie de .auditoria cultu-
La formación inicial de los conserva- raln por asi decir, ya que recuerda la prác-
dores se ha modificado recientementey se tica eficiente y agresiva de las auditorías
han incorporado a ella cursos sobre la financieras en el mundo empresarial.
conservación material de bienes cultu- En este tipo de trabajo, el restaurador
rales. No obstante, esa formación solia analiza distintos aspectos de la institución
centrarse anteriormente en la historia del y de su funcionamiento en relación con la
arte, la presentación y exposición de ob- preservación de las colecciones, a saber: el
jetos, y el ulterior enriquecimiento de las estado de conservación, presentación y
colecciones. Por eso, es en el contexto exposición de las obras; la formaci6n del
profesional donde los conservadores - de personal; y la gestión del presupuesto.
forma más o menos brusca, en fùnción de Conviene señalar que este trabajo se
la situación existente - se percatan plena- efectúa en una zona indefinida, en la que
mente del estado de gran precariedad de se superponen las esferas de competencia
los objetos que, <<en realidad), y no como de conservadores y restauradores. Cuan-
meras imágenes inmateriales, constituyen do esta situación se pone al descubierto
el verdadero soporte de su labor cientifi- durante las misiones de asesoría, se puede
ca. A partir de ese momento, los conser- crear un conflicto devastador que es
vadores pueden emprender operaciones común en nuestro imbito profesional,
de conservación preventiva e incorporar- aun cuando ambas partes hayan llegado
se plenamente a ellas. al acuerdo de que las propuestas efecrua-
Por consiguiente, podemos compro- das por el restaurador no van a ser forzo-

35
Eléonore Kissel

samente sancionadas por una decisión del de emergencia en casos de siniestros, la


conservador, que en definitiva es el Único creación de puestos de trabajo para
responsable legal de las colecciones.¿Qué consultores en el plano nacional o en el
hacer en esos casos? regional, etc.
Para mi, la respuesta inequívoca a esta
compleja pregunta es la siguiente: en un Perfil profesional del restaurador
contexto en el que las colecciones se han
desarrollado sin cesar durante siglos sin En espera de que las instituciones cultu-
que los créditos aumenten en la misma rales evolucionen de esa forma ideal, po-
proporción, y en el que los museos suelen demos preguntarnos cuáles son los pun-
tener cada vez menos personal, tenemos tos fuertes y los débiles de los restaura-
que hacer hincapié en la riqueza y no en dores en materia de conservación
la indigencia. De acuerdo con este princi- preventiva. En primer lugar, es innegable
pio rector, se pueden esbozar tres etapas que se benefician de su contacto directo
principales de cooperación. En primer con las obras y de su gran sensibilidad a la
lugar, la labor de preservación no debe materialidad de éstas. Por su formación
contemplarse en términos de rivalidad inicial y su práctica profesional, los res-
sino de complementariedad, con la única tauradores están especialmente capacita-
finalidad de salvaguardarlos bienes cultu- dos para examinar un objeto desde todos
rales. En segundo lugar, todos los que par- sus ángulos, sin limitarse a dar simple-
ticipan en las actividades del museo de- mente vueltas a su alrededor. Esta capaci-
ben sensibilizarse a la conservación pre- dad les permite apreciar el estado de
ventiva mediante una formación conservación y su potencial de deterioro
adecuada, que a ser posible ha de ser dis- del objeto, ver las mejoras que podria
pensada dentro de la institución por el aportar la modificación de su entorno, es-
restaurador y el conservador. En una ter- tablecer los procedimientos aplicables
cera etapa, los profesionales de cada tipo para reducir al mínimo los riesgos de al-
de actividad (conservadores, restaura- teración estáticos (clima, mobiliario o
dores especializados en la conservación acondicionamiento inapropiados) y diná-
preventiva y el trabajo con objetos especí- micos (modos de transporte y exposición,
ficos, regidores de museo, montadores de consultoría arriesgada, etc.).
marcos y pedestales, etc.) tendrían que ser La otra cara de la moneda es que la fa-
integrados en las estructuras institucio- miliaridad con el objeto puede conducir
nales para que su funcionamiento fuese al restaurador a descuidar su labor de pre-
más dinámico. En efecto, cabe esperar ra- vención de las alteraciones. En efecto, el
zonablemente que el nacimiento de nue- hecho de que el restaurador esté tan cer-
vos oficios en los museos contribuirá a la cano al material, unido a su frecuente
adaptación de las estructuras administra- desconocimiento de la maquinaria admi-
tivas a las necesidades de la salvaguardia, nistrativa y de la ((culturade empresa) im-
mediante la concesión de asignaciones perante en las instituciones, puede indu-
presupuestarias específicas a la conserva- cirle a desdefiar la dificultad práctica que
ción preventiva, la autorización de pro- para el personal del museo puede impli-
gramas de compras colectivas de suminis- car la aplicación de sus recomendaciones.
tros de conservación y restauración para Pongamos por caso que, después de haber
las instituciones con presupuestos modes- evaluado las condiciones de conservación
tos, la posibilidad de disponer de fondos de una colección, el restaurador determi-

36
La función del restaurador en la conservación preventiva

na que se ha de colocar cada uno de sus


objetos en un contenedor de protección.
Tendría que preguntarse primero si el do-
nante de los fondos va a aceptar que los
suministros de acondicionamiento figu-
ren en el presupuesto como una partida
de inversión y no como gastos de hncio-
namiento, dado que el crédito para estos
últimos ya se habría agotado para cubrir
los gastos de la secretaría. Después tendría
que averiguar si el personal de la plantilla
va a estimar que ese tipo de trabajo entra
dentro de sus funciones, porque si no es
así quizás se vea obligado a contratar
como interino a un estudiante que venga
a trabajar durante sus vacaciones. Pero si
se toma a un estudiante, ;quién va a for-
marlo para su cometido?;Quién va a ce-
derle la mitad de sus despacho para que
pueda trabajar? No cabe duda de que
comprar cartón y goma-espuma para fa-
bricar contenedores baratos a medida es
una idea excelente, pero antes hay que ventiva es esconder los objetos a cawa de bubiese irzsertndo relleno de
preguntarse dónde se van a almacenar los su fragilidad. Todo el mundo tiene que espima s i d t i c a e m w LQS mmcos
suministros durante el año acadgmico, cooperar. dt. madera d o r d a de estos appLrios
cuando el estudiante esté ausente. Todo El restaurador especializado en conser- ei2 vez de apoylzrlos simplenierite
esto demuestra que si el restaurador no vación preventiva puede ofrecer sus servi- ziiios c o m a OPOS, se hztbieseiz
quiere perder su credibilidad profesional, cios de consultor en dos clases de situa- evitado LOS &ños considerables
tendrá que asentar sus proyectos en el ciones: los estudios específicos y las mi- que sujieron.
limbito real del espacio, la administración siones a largo plazo. A los conservadores
y las finanzas de la institución a la que se les reclaman estudios específicos con
asesore. Ademlis, tendrá que cuidarse de uno de estos dos objetivos: efectuar una
no herir las susceptibilidadesdel personal evaluación global o responder a preguntas
del museo, lo cual no es nada fácil cuan- específicas.
do se está de paso y se carece de tiempo En el marco de una evaluación global,
sobrado para convencer de que los cam- el consultor analiza el funcionamiento del
bios propuestos son necesarios. museo en su conjunto, a saber: el estado
A veces, el restaurador tambien es víc- de sus colecciones; las condiciones de
tima de su apego a los objetos, y se le pue- conservación; la protección contra sinies-
de acusar de fruncir el entrecejo sistemá- tros y actos de malevolencia; los trata-
ticamente cada vez que se suscita la cues- mientos efectuados en materia de repro-
tión de exponer o prestar una obra. La ducción y conservación-restauración;las
razón de ser del conservador de museo modalidades de presentación y exposi-
descansa en la presentación y exposición ción de las obras: las actividades del
de las colecciones, p seria estúpido pensar conjunto del personal y su función en la
que la finalidad de la conservación pre- protección de las colecciones; las asigna-

37
Eltonore Kissel

timaciones financieras, que suelen ser


mucho más precisas que las contenidas
en una evaluaci6n global.
Con mucha frecuencia, los conflictos
entre el restaurador y el personal del mu-
seo se producen en el contexto de las eva-
luaciones globales. Esto es inevitable, y
conviene tener en cuenta que los audi-
tores financieros de las empresas suelen
Est0.s +dos de gai2 formato decir que ((todocambio impuesto será un
j m o n ci~idndosamnzte ciones presupuestarias destinadas a la pre- cambio rechazadon. La corta estancia que
enrolhdosy protegidos coiz servación, etc. Después del estudio se en- por regla general efectúa el consultor, así
fitizdas de lino contra elpolvo. trega a la persona que lo encargó un in- como su imprescindible acceso a docu-
Colocados, sin embargo, sobre el forme completo, con una parte analítica mentos como el organigrama de funcio-
piso de ilna habitación sin nire y otra de recomendaciones. Por regla ge- namiento y el presupuesto, lo convierten
acoiidicionndoy e ~ p e s t o s neral, esas recomendaciones se refieren a a veces en un personaje amenazador a
directamente u kz lm sohr que los ejes esenciales del trabajo escalonados ojos del personal. &on qué derecho vie-
penetra por iinn ventann, corre?i en el tiempo, presupuestados y clasifica- ne un intruso a enseñarnos a trabajar a los
el riesgo de deteriorurse. El dos en función de las prioridades estable- que venimos aquí a diario desde hace diez
conservador-restaí~rador ha cidas por el restaurador, y son respuestas d o s ? ¿Qué va a poder ver que no haya
decidido que este depdsito sen a las siguientes preguntas: ¿por dónde visto ya el conservador jefe?))
aisladoy provisto del empezar?, ien qué orden programar las En la práctica, parece ser que la Ile-
equipu?nie?ito necesario para actividades de preservación con un pre- gada de una persona del exterior puede
conservar este tipo de niateriales. supuesto limitado! También responden a poner de manifiesto, si no problemas in-
más preguntas, por ejemplo: ;qué es más sospechados, por lo menos soluciones
útil para proteger las colecciones, la com- viables para situacionesque parecían estar
pra de aparatos de medición del clima o bloqueadas. Nunca conviene pasar por
la de humificadores m6viles?, peria pre- alto el pasado de un museo porque pue-
ferible empezar por el desempolvado de de explicar la existencia de situaciones ab-
las colecciones o por su nuevo acondicio- surdas, aunque no por ello dejen de ser,..
namiento? Si las colecciones se deterio- ;históricas!Ahora bien, así como el polvo
ran en los almacenes, ¿espreferible encar- no protege las colecciones - destruyamos
gar un análisis estructural del edificio en de paso uno de los mitos más extendidos
que se encuentran o buscar un depósito en el mundo de la conservación -, tam-
de almacenamiento fuera del museo que poco el hecho de que un contexto parti-
sirva de nuevo punto de partida? cular se desarrolle y estabilice en una ins-
' Cuando un conservador se 17e ante un titución con el correr del tiempo implica
problema de tipo técnico, como el necesariamente que sea ventajoso, y que
control fisico de las colecciones durante haya de ser mantenido por consiguiente.
una mudanza o el acondicionamiento de Sin querer ofender o apenar a los profe-
almacenes, suele ocurrir que contrate a sionales veteranos, es importante que el
un restaurador para tratar una cuestión personal del museo comprenda que si se
concreta. En ese caso, el consultor exami- ha pedido la asesoría del restaurador es
na los parámetros del problema y en- para permitir que se creen nuevos hábitos
cuentra las soluciones más apropiadas. con miras a una mayor protección del pa-
Luego presenta cada una de ellas con es- trimonio cultural, en función del princi-

38
La funci6n del restaurador en la conservación preventiva

pi0 de que cualquier situación puede nie- cerca la evolución de esta posibilidad de
jorar si se movilizan para ello voluntad y efectuar actividades de conservación por
medios financieros, independientemente parte de un especialista exterior al que el
de su magnitud. Se debe señalar que la ar- museo abre una ccuenta de horasn.
monía y la transparencia en las relaciones
entre el consultor y el personal pueden De la conservación
ser fiacilitadas considerablemente por el a la preservación
director del museo, por ejemplo si Este
convoca una reunión del conjunto del El término ~~preservacións,
que ya liemos
personal para presentar a la persona re- empleado a veces en este artículo, coin-
cién llegada y explicar el objetivo del prende el conjunto de las actividades rea-
proyecto para el que ha sido contratada. lizadas con las colecciones y en torno a
Por último, hemos de señalar que se pro- ellas para asegurar su existencia material y
ducen menos problemas en las relaciones documental. Se trata de una vasta disci-
profesionales cuando se contrata a un res- plina cuyas ramificaciones nos conducen
taurador para solucionar un problema a la gestión, la logîstica, la estadistica, la
concreto. En este contexto, se le suele informática, y también - ;por qué no? -
considerar un experto en la materia - ien a la psicología humaia.
el sentido m h estricto de la palabra! - y La evaluación de las colecciones, la re-
su visita no suele desembocar en el recha- comendación de las operaciones necesa-
zo por parte del personal. rias para limitar los daños, y el estableci-
Las misiones a largo plazo son proyec- miento de presupuestos para programar la
tos experimentales en curso sobre los que conservación y la restauración, son tareas
todavía no podemos sacar conclusiones. que están al alcance de los restauradores
Se trata de un sistema en virtud del cual cuando se integran en proyectos de
un museo contrata a restauradores inde- conservación preventiva. Cuando los res-
pendientes por un determinado número tauradores están integrados en una polîti- Notas
de horas mensuales o anuales durante un ca d i n h i c a de preservación, pueden tam-
1. D. Guillemard. CtEditorial.. Ln corzsu”
periodo bastante largo - de dos o tres bién sensibilizar al personal de las institu- tion prhmn’ztr (Actas del tercer simposio
años, por ejemplo -, sin proporcionarles ciones culturalesy al público a la inevitable de l’Association des Restaurateurs d’Art et
un puesto de trabajo permanente. Este fragilidad de las obras, agrupar energías dArchCologie de Formation Universitaire
sistema se practica desde hace mucho plira proteger las colecciones contra los -ARtlAFU), pigs. 13-18, París 193%.
2. EI término oficial para designar a los pro-
tiempo en la conservación-restauración, factores de deterioro, inducir a las autori- fesionales que trabajan directamente con
y a algunos restauradora se les encarga dades p entidades privadas a invertir en los bienes culturales es el de <%conservador-
cada año que realicen trabajos con una este trabajo oculto pero imprescindible. restaurador.. Significa simplemente que
esos profesionales toman medidas de
parte de la colección de un museo en su En resumen, podrán desempeñar plena-
conscruaci6n preventivas o curativas y
taller privado. En cambio, este sistema es mente su papel en un panorama cultural efectúan un trabajo de restauración. No
nuevo en materia de conservación pre- en el que cada uno debe hacer lo máximo implica en modo alguno que esos profesio-
ventiva y exige arreglos especificos del que esté a su alcance para contribuir a la ta- nales deseen invadir el rimbito de compe-
tencia de los conservadores. El tirmino
tiempo de trabajo, cuyas modalidades de- rea colectiva de garantizar la perennidad
conservador-restaurador ha sido aprobado
ben examinarse porque exige sobre todo del patrimonio cultural. en el documento La projssion c h restaim-
una presencia frecuente del restaurador en t m r - Code d ë t h i p ctfonnstion (La pro-
el museo. Tanto desde el punto de vista de Agmde~-imiri/to: deseo agradecer a la Srta. Fr6- -
fesión de restaurador Código de deonto-
derique Onras, conservadora y restauradora de logía y formacicin), aprobado el 13 de ju-
la eficacia de la labor efectuada como del
pinturas de caballete, por haber releído este tex- nio de 1993 por la Asamblra General de la
reconocimiento profesional del restaura- to con uila sabiduria y precisión compuablw: a Confederaci6n Europea de Organizaciones
dor-consultor, será interesante seguir de la amistad que le profeso. de Conservador~-Restauradores(ECCO).

33
El guía profesional: establecer puentes
entre la conservación v el turismo d
Felicitas Wressnig

Los guías de turismo son un vínczdo Soy guía profesional de turismo, y perte- los turistas no es suficiente; y todos los
esencial entre elpatrimonio cultural de zm nezco al grupo de 800 guías diplomados que trabajamos con ellos debemos tener
pais y los turistas qzie vieneiz il conocedo. que se dedican en Austria a ((interpretar)) siempre presente que, con el pago de su
Son ./go nzh que menaj:lentesde el patrimonio nacional a los cinco visita, están contribuyendo en la práctica
infonnación, y pueden desenpegar umz millones de turistas que nos visitan cada al mantenimiento de las colecciones mu-
imnportantejmción a La hora de año. Aunque sólo somos una parte ínfima seísticas, a los salarios de los guías y
sensibilizar alpiiblico a los temas de la de nuestros ocho millones de conciuda- conductores de autobuses, y a la financia-
conservación y de ejercer una in@encia en danos, tenemos que hacernos cargo del ción de las agencias de viajes y de la eco-
las co?~&+~s cuestiones suscitadas por el I O% de los turistas que vienen a nuestro nomía del país que visitan. Se suele olvi-
turismo masivo. Felicitas Wessnig es gida país. Tenemos que mostrar los recursos dar esta importante función del turista,
de tziriswzo en Kena. En I9G9, al nzismo naturales, todas las colecciones de arte aunque todos nosotros lo necesitemos. El
tiempo que cursaba estudios de historiL2 nacionales y una gran parte de las regio- visitante que forma parte de un grupo
del artey de periodimzo, obtuzio SIL nales, y también las exposiciones tempo- masivo de turistas tiene derecho a ser tta-
licenciapara eercer la profisión en cuatro rales. La profesión de guía diplomado tado como el que hace turismo en solita-
idionzas. Es titular del diploma expedido existe en Austria desde finales del rio; y no tiene sentido deshacerse en elo-
por la Federación Mundial de Guias de siglo XE, y si por aquel entonces la capa- gios con el viajero individual, permitién-
Eirimo y está encargad&de la citación exigida se impartía en unas pocas dole que visite los palacios y colecciones
actualimción de laforniaciónprofesional semanas, hoy en día, en Viena, los guías que desee por ser un ((turistaculto))y al
de los guías en la Cáviam de Conzercio de tienen que cursar 980 horas de formación mismo tiempo echar pestes contra los
??ena. En su calidad de representante de obligatoria. Los cursos comprenden, grupos de turistas que echan a perder el
Austria en h Federación Europea de entre otras muchas materias, las si- patrimonio cultural y considerarlos como
Giías de Eirismo, lleva a cabo una labor guientes: geografía y estudio de los recur- wándaloss indeseables que destruyen
relacionada con diversos tenzas especzjjcosy sos naturales, historia de Austria y de los obras de arte preciosas.
con la coordinación de Iafornzación entre países vecinos, arte en general y estudio Todo el que visite sitios turísticos o co-
lospaíses miembros de esta organizació~z. concreto de determinadas colecciones, lecciones museísticas está contribuyendo
ttcnicas oratorias y respiratorias para las a financiar sus gastos de mantenimiento.
presentaciones, y psicología y estudio del Antes que un deber elemental de los visi-
comportamiento de grupo. Uno de los tantes, la conservación del patrimonio
aprendizajes más importantes es el de la cultural es una obligación que incumbe a
transmisión de la mayor cantidad de in- las entidades nacionales encargadas de fi-
formación posible, sin aburrir o apabullar nanciarla, y son ellas las que tienen que
a los turistas. Cuando estos consideran crear las condiciones óptimas de perdura-
que se les está abrumando con un exceso bilidad de los bienes culturales. Somos los
de datos, se conseguirá todo lo contrario profesionales responsables de cada país
del objetivo perseguido. En efecto, si for- los que tenemos que decidir de qué forma
man parte de un grupo amplio, exacer-- se va a presentar nuestro patrimonio c d -
barán su individualismo; si se sienten ais- tural a los turistas, y tstos quedarán satis-
lados, empezarán a buscar personas con fechos si sabemos comprender la función
gustos afines; si no se puede efectuar al- de mecenas que desempeñan y estimula-
guna visita, insistirán en lo importante mos su interés y sentido de la responsabi-
que hubiera sido el hacerla; y si se les pide lidad. Aunque es evidente que las vitrinas
pura y simplemente, sin más explica- de seguridad, las lámparas de baja inten-
ciones, que no toquen los objetos, es casi sidad, los controles con videocámaras y
seguro que van a encontrar la ocasión de los vigilantes pueden proteger las colec-
tocar alguno paraver qué pasa si lo hacen. ciones contra el vandalismo, también es
Limitarse a proporcionar información a cierto que los guías profesionales pueden

40 Musewn Znternacional(Paris, UNESCO), no 201 (vol. 51, no 1, 1999) O UNESCO 1999


LR p i a Felicita
Wmsipig
iy$wma s los
visitantes de In
Jiidevphtz, en
?ïena, acerca de
los wabsjos de
crucnvación.

contribuir a su protección por el gran in- ce de la mano. EI placer que la contem- uno de nosotros, independientemente de
terés que tienen en mostrar y explicar su plación de esos objetos pueda proporcio- nuestro interés, de los conocimientos que
patrimonio nacional a los turistas, que narles dependerá de que lleguen a apre- poseamos, y de lo que pueda inspirarnos
son sus clientes, y porque sus medios de ciar su singularidad, belleza y valor. Si los su grandeza.
existencia dependen de la actividad de en- guías o acompañantes locales pueden ex- ((Nos estamos quitando el pan de la
secar las colecciones. EI guía es una espe- plicar a los visitantes la importancia que bocan. Así se expresó con gran acierto,
cie de puente de unión entre éstas y los vi- tiene el turista en la consei-vación de las hace ya bastantes años, un guía turístico
sitantes. colecciones, éstos se sentirán orgullosos de Viena cuando se discutió la cuestibn
La misión del guía da comienzo in- de su contribución. A partir de ese mo- de abrir al público el palacio de Schön-
cluso antes de que desempeñe su conieti- mento se considerarán implicados en la brunn, antigua residencia de verano de
do de explicar los monumentos y obras protección de los objetos, y sus impre- los Habsburgo, durante los siete días de la
de arte. Empieza cuando da amablemen- siones de la visita quedarán bien grabadas semana y con horarios de visita más lar-
te instrucciones a los visitantes sobre la en su memoria. Ningún folleto puede gos. Le parecia una gran equivocación
conducta a seguir, invitándoles a ir a un reemplazar el singular puente de unibn que nosotros, los guías, y nuestros clientes
ritmo pausado o rápido (pensemos en la que un guía bien formado puede tender tuviésemos que estar de pie haciendo casi
Torre de Londres, por ejemplo), a colo- entre el visitante y las colecciones. dos horas de cola para poder entrar en el
carse en un sitio preciso (lejos de los lien- Al otro lado de ese puente están los palacio, porque después de una espera tan
zos en las pinacotecas), a no tocar los ob- conservadores de las colecciones, que re- larga resulta imposible disfrutar de lo que
jetos (los dedos siempre dejan manchas ciben los fondos imprescindibles para se va a ver y el público está furioso o pura
en los objetos), a quitarse los sombreros o proteger, restaurar y exponer las obras de y simplemente agotado. Por eso, la Fede-
cubrirse la cabeza y los hombros (en igle- arte. Hay que preguntarse si al fin y al ración de Guías de Viena decidió partici-
sias y centros religiosos),a dejar los bolsos cabo los artistas no realizaron sus obras par en el establecimiento de criterios para
voluminosos en los guardarropas (para para que fueran contempladas por una el concurso de propuestas y la licitación
evitar los golpes en las vitrinas), y a hacer clientela de visitantes. En efecto, da la im- pública de las obras de renovación de los
fotografias con flash o sin él, o bien a abs- presión de que los tesoros escondidos espacios de Schönbrunn. Entre las pro-
tenerse por completo de fotografiar. Éstas pierden valor y de que sólo el ojo del es- puestas presentadas por los gufas a los
son algunas de las innumerables instruc- pectador puede hacer que las obras de cinco ministerios encargados del mante-
ciones que un guía puede formular, y que arte revivan, dado que a todas luces está nimiento del palacio figuraban: la crea-
varían naturalmente en función de cada excluido que muchas de ellas puedan te- ción de un sistema de reserva de horarios
país o lugar visitado. Debemos hacer ner un uso práctico. Hoy en día, para que de entrada exactos para los grupos de tu-
comprender bien todas estas recomenda- revivan esas obras de arte que durante si- ristas, que fue establecido a partir de
ciones a los turistas, que por el mero he- glos estuvieron reservadas exclusivamente 1989; el acristalamiento del centro de la
cho de haber pagado sus entradas se han a una minoría selecta y fueron ocultadas Glorieta - un arco triunfal con vistas al
convertido en mecenas de todos los obje- a los ojos de una mayoria ((ignorante)),es parque - para que recobrara el estado que
tos que parecen estar colocados al alcan- menester exponerlas ante todos y cada tenía en el siglo mm; y la apertura de la

41
Felicitas Wressnig

y ampliar las habitaciones del palacio,


pero atestarlas de objetos y de turistas no
tiene sentido.

Encontrar un equilibrio

Todos los profesionales relacionados con


el turismo se han preguntado desde
siempre algo elemental a propósito de
este palacio y de otros más, es decir, si re-
sulta conveniente traer más visitantes. En
efecto, se sabe que toda una serie de serie
de objetos y elementos están perdiendo
su belleza y valor. Algunos días de invier-
no el agua producida por la condensación
chorrea ventanas abajo, la atmósfera se
vuelve demasiado húmeda para los cua-
dros y los paneles, la marquetería del sue-
lo se está desajustando, los paneles de laca
de China se están cuarteando por los
constantes cambios de temperatura, etc.
Pero, ¿cómo podríamos definir la cultura
si dejamos de lado al espectador?¿Contri-
buiría a la supervivencia de los objetos el
cierre del palacio al público? ¿Qué otras
posibilidades existen para que el patrimo-
nio cultural perdure? ¿Cuáles son los as-
Visitantesciegos son piados por Gabriele Burlmr pard p e puedan manipzibr pectos importantes? Hay mucha gente
esperímenes del&fiiseo deL Crimen,en Vienn. que en una u otra medida vive del turis-
mo de masas, y que por consiguiente tie-
Orangerie - el invernadero que sólo se das, el espacio para la circulación de los ne que admitir su dependencia de estos
utiliza en la estación fría del aiio - para la visitantes se ha reducido a un metro y factores: el papel de los ciudadanos como
celebración de conciertos estivales. Mu- medio aproximadamente y antes de que anfitriones de los turistas y como contri-
chas de las ideas presentadas por los guías haya empezado la temporada turística ya buyentes fiscales, que hace de ellos los
pudieron ser realizadas por la empresa hay que hacer cola a la entrada durante principales mecenas del patrimonio na-
que obtuvo la contrata de las obras de re- media hora como mínimo. Además, en cional; la necesidad de que el legado cul-
habilitación, y contribuyeron tanto a la las habitaciones reina ya una confusi6n tural de la nación se conserve en condi-
adopción de medidas apropiadas en ma- espantosa de tanto gentío como hay, lo ciones óptimas, sin limitarse a garantizar
teria de infraestructuras como a la restau- cual está causando alarma entre muchos simplemente su supervivencia; y la nece-
ración del sitio, que pudo abrirse al pú- de los que se interesan por este importan- sidad de asegurar el agrado y la satisfac-
blico durante más tiempo y en mejores te patrimonio cultural. Organizar otra ex- ción de los visitantes.
condiciones. posición complementaria que venga a Un guía experimentado tiene que ser
En 1998, con la exposición sobre la aiiadirse a esta no parece nada aconse- capaz de colocar correctamente al grupo
Emperatriz Isabel se va a duplicar proba- jable, ya que el número de turistas se mul- que conduce con respecto al objeto
blemente el número de visitantes. En al- tiplicaría por dos y eso podría resultar pe- contemplado, de suministrarle explica-
gunas salas, a causa de las vitrinas instala- ligroso. Está muy bien restaurar, adaptar ciones que no sean excesivas ni aburridas

42
El guía profesional: establecer puentes entre la conservación ?’ el turismo

y que correspondan a su bagaje intelec- guías profesionales, mediante la presenta- torización especial para que los autobuses
tual e interés, y de proporcionarle infor- ción de diversos proyectos. pudieran dejar a los turistas solamente en
mación pertinente sobre el pds al que vie- En la celebración de esa jornada en algunos lugares del centro de la ciudad,
ne cuando se presente la ocasión apropia- 1997, la Federación de Guías de Viena pero para ello fue necesario contabilizar
da. Esto quiere decir que en su labor con la ayuda del conservador del Museo los autocares (i350 en tres horas!) que un
preparatoria el guia local debe: adquirir del Crimen organizó una visita especial- domingo de Pentecostés por la mañana
conocimientos pertinentes sobre otros mente preparada para ciegos, en la que se estaban dando vueltas en torno a la Ópera
países y regiones, actualizar constante- permitió a los visitantes tocar y manipular y la BibliotecaAlbertina- que contiene la
mente su información para adaptarse a una serie de objetos escogidos, lo que les colección de artes gráficas. Después de
las mutaciones del sector turístico, y ad- permitió comprender mejor las explica- esto, el número de autobuses bajó en pro-
quirir nuevas competencias para efectuar ciones. Otro grupo de guías presentó las porciones impresionantes (150 al año), y
sus presentaciones. También necesita asis- nuevas excavaciones llevadas a cabo en la no cabe duda de que esa mejora va a
tir regularmente a cursos y conferencias Judenplaa - que habían sido un tema im- contribuir a la supervivencia de la colec-
de información sobre las nuevas técnicas portante en la prensa, a causa de los ci6n de la Albertina y a la de los residentes
de restauración y los costos efectivos de la hallazgos efectuados - y proporcionó in- del barrio. Anteriormente, &tos estaban
conservación, y debe participar en de- formación sobre el Monumento al Holo- crispados por el ruido y los olores de tan-
bates sobre proyectos nacionales e inter- causto que se tiene proyectado erigir en tos vehículos y reaccionaban con agresivi-
nacionales relacionados con problemas de ese lugar. Un tercer grupo de guías enseñó dad contra los autobuses de turismo. Los
conservación y medio ambiente. Cuanto un monumento cultural en peligro: la guías austríacos tratamos también de res-
más informado esté el guía, y cuantos Cripta Imperial de la Iglesia de los Capu- petar los deseos y necesidades de la pobla-
más servicios pueda prestar a los visi- chinos. Los visitantes pudieron percatarse ción local, porque sabemos que necesita-
tantes, mis posibilidades tendrá de de los daños provocados por la humedad mos que acojan cordialmente a los turistas
convertirse él mismo en un excelente tu- en la cripta y el deterioro causado por el para que &tos puedan disfrutar de su es-
rista a su vez. Acido estánnico en los féretros de peltre: tancia. Hace 15 aiios que se inició el pro-
En Austria, los guías turísticos acaban también supieron los motivos de la falta grama de visitas denominado ((Losvie-
convirtihdose en recaudadores de fondos de apoyo financiero p se les pidió que hi- neses aprenden a conocer su ciudad)),y
para el patrimonio cultural, a fuerza de cieran donativos en efectivo para la res- desde entonces se ha convertido en toda
presentarlo a los turistas y de participar en tauración. Otro equipo de guías llevó a las una atracción para los turistas localesy ex-
debates sobre él. Por ejemplo, la Federa- autoridades municipales a efectuar un de- tranjeros. Hay que reconocer que este
ción Vienesa de Guias Profesionales bate durante una excursión turística en programa nos trae una nueva clientela,
(230 miembros) efectuó colectas y re- autobús por el centro de la ciudad, a fin de pero lo más importante es que ha contri-
caudó 10.000 dólares para contribuir a mostrarles las repercusiones de los t o r m buido a que todos los que participan en las
diversos proyectos como la restauración en grandes autocares. Aunque pueda pa- visitas presten mayor atención a la ciudad.
de la Catedral de San Esteban, la rehabili- recer cómico invitar a la propia adminis- Los que han efectuado numerosas visitas
tación de los salones del Hofburg después tración municipal a subir a un autobús y guiadas de Viena se preocupan ahora de
del incendio de 1992, y la renovación de llevarla a hacer un tour por el centro de la mirar a su alrededor, captar detalles, hacer
la Cripta Imperial. Los guías de Salzbur- ciudad, lo cierto es que cuando se 1Jieron
’ descubrimientos cautivadores y encontrar
go iniciaron su actividad de recaudacihn asfixiados de calor dentro de un autocar sitios que necesitan cuidados. Tambiin
de fondos en 1997, y pudieron donar paralizado por los vehículos que circula- los guías se han abierto nuevas perspecti-
unos 4.000 dólares al convento de Nonn- ban o estaban estacionados, los respon- vas con este programa: buscan lugares
tal para financiar la iluminación de sus sables de la circulación se percataron de insólitos para las visitas y tratan de re-
frescos medievales. Las realizaciones de que era necesario cerrar al trdìco de auto- constituir su historia. En cierta medida se
este tipo se suelen publicar el Día del Guía buses las calles pequeñas, o bien crear un puede decir que, al presentar el patrimo-
de Turismo, que se celebra anualmente el carril especial para autocares suficiente- nio cultural de sus países a los turistas, los
2 1 de febrero y permite a todos los países mente ancho. Asimismo, los guías pudi- guías han contribuido a importantes cam-
contribuir a la diíúsión de la imagen de los mos obtener el establecimientode una au- bios culturales en el mundo entero. W

43
Implicar al público: un nuevo enfoque
de la educación para la conservacion
Roberto Nardì
I

Llevar a cabo proyectos de conservación Desde hace algunos dos, el Centro de público tres mensajes distintos por lo me-
con transparencia, ante los ojos del Conservación Arqueológica (CCA) de nos: primero, la importancia del conteni-
público, es un fenómeuo reciente que se Roma está realizando un experimento de do histórico que el patrimonio cultural
está prodz~iendoen nzimero creciente apertura al público de los sitios en que puede transmitir; segundo, la fragilidad
de naziseos y sitios delpatrimonio cultural. realiza trabajos de conservación. Esta de- de ese patrimonio; tercero, la dificultad
Elprograma descritopor el nrqueólogo cisión es un corolario de la noción que te- de mantener su integridad y de conser-
Roberto Nardì es uno de los mh nemos de la finalidad de nuestro trabajo varlo en buenas condiciones.
am biciosos que se hn proyectado hasta de conservadores y restauradores: preser- Las iniciativas organizadas para infor-
ahora, y vizrestrapor qué un var el patrimonio cultural y contribuir a mar al público nos permiten intentar
planteamiento de este tipo va m h alhi de la transmisión de su mensaje histórico. Al apuntar hacia dos tipos de objetivos: uno
una mera explicación del trabajo técnico y mismo tiempo, el hecho de que nuestra a corto plazo y otro a largo plazo. El ob-
tiene un impacto resonante sobre Irz vhión labor se desarrolle in situ nos coloca en jetivo a corto plazo lo representa la labor
y apreciación qrie elpziblico tiene acerca una posición privilegiada para la realiza- realizada directamente con los monu-
de Irz vasta te~náticndel patrimonio ción de ese objetivo por varios motivos. mentos, y se cumple preservando el pa-
czdtzwal. El autor dirige desde 1382 el El primero es que estamos en ccprime- trimonio y admistrándolo inteligente-
Centro di ConservuzioneArcheologica ra línea)),es decir, en contacto directo con mente. Por ejemplo, se puede promover
( C U ) de Roma, una enpresaprivada los que gozan del patrimonio cultural y un acontecimiento cultural extraordina-
que realiza contrataspziblicas de tienen por lo tanto el deseo y la capacidad rio que puede consistir en permitir al pú-
'
conservación de monumentos y sitios de recibir su mensaje. Por eso trabajamos blico la visita de las obras de conservación
arqueológicos, y ha szpervistldoproyectos en los museos, sitios históricos y monu- realizadas en un sitio o en un monumen-
de conservucióny a m o s deformación en mentos. El segundo estriba en la posición to. También tenemos que buscar resulta-
Itrzlia y en el extranjero. Bajo su dirección, estratégica en que nos hallámos. En efec- dos a largo plazo, por ejemplo, facilitar la
el C U ha convertido la il-zformación al to, el público suele asociar las palabras transmisión y comprensión del mensaje
público y a los medios de d @ d n en una ((restauración)) y conservación)) a salas y histórico. Si educamos a las generaciones
actividad esencial de todos sus proyectos de monumentos cerrados a los visitantes, venideras, podemos esperar limitar las
conservación; asirnismo, ha abierto al que se ven imposibilitados de ver lo que agresiones potenciales, previniendo los
público los sitios en los que se están deseaban. Si en vez de cerrar nuestros si- abusos del patrimonio cultural y el van-
realizando trabajos de restauración tios ofrecemos al público la posibilidad dalismo, o simplemente estimulando la
siempre que las circzinstancias lo han de visitarlos, el efecto de sorpresa que así participación del público mediante un
permitido. Nardi es profesor asociado en el creamos contribuye a fomentar una acti- consenso.
Centro Internacional de Estudios de tud positiva tanto hacia nuestra profesión ;Hacia quiénes debemos enfocar
Conservacióny Restauración de los Bienes como hacia los sitios y las iniciativas or- nuestra acción? Debemos enfocarla hacia
Culturales (ICCROM)y actualmente se ganizadas en favor de los visitantes. El ter- personas que ya están interesadas por el
ocupa de la apertura de un nuevo ce~itro cer motivo es una mera cuestión de ima- patrimonio cultural, por ejemplo, a los
deformación creado por el CCA en ut2 gen e impacto. Nuestro trabajo puede pa- visitantes y a los colegas. Y al mismo
convento reciéti restaurado del siglo m, recerle al público delicado y difícil. tiempo debemos tratar de atraer también
sitziudo en las cercanias de Roma. Muchas veces oímos decir a la gente: a los que no se han interesado anterior-
cciCuánta paciencia tienen ustedes!)) Esta mente por él; para ello tenemos que im-
apreciación se debe indudablemente al plicar a los medios de comunicación, in-
hecho de que nuestro trabajo les parece vertir en actividades para los jóvenes y
insólito a los visitantes, y al mismo tiem- sensibilizar a los funcionarios, adminis-
po las tareas que llevamos a cabo pueden tradores y políticos. ¿Cómo se puede con-
ser impresionantes por determinados seguir todo esto? La respuesta es: abrien-
motivos: los resultados obtenidos, el pol- do los trabajos de conservación al públi-
vo, los colores, las luces, etc. Estos moti- co, permitiéndole el acceso fisico a ellos,
vos se pueden explotar para comunicar al y desarrollando iniciativas cuidadosa-

44 Murmm ~zterizacioiznl(Parfs,UNESCO), no 201 (vol. 51, no 1, 1999) O UNESCO 1999


Implicar al público: un nuevo enfoque de la educación para la conservación

mente planificadas y controladas para


complementar las visitas p evitar que és-
tas se transformen en invasiones.
En el plano técnico, esto significa pre-
parar los lugares donde se realizan las
obras de restauración para atraer la curio-
sidad del público mediante la organiza-
ción de itinerarios de visita inteligentes,
acondicionados, protegidos y seguros
para los visitantes, el monumento y los
conservadores. También es posible prever
sistemas de comunicación entre el públi-
co y el conservador, organizar conferen- La Tenim de los C A " en
cias y visitas guiadas, mantener un Ostiu Antica. Se instuhi.on
contacto continuo con los medios de di- del Coliseo de Roma, prevista para la se- puneles inforrnutiuos diirunte Ln
fusirin, y tener informados a los guías gunda mitad del año 1998. A pesar de obras de comemzcióii pard que
turisticos, los docentes y las autoridades que se trata de una propuesta y no de un los turistaspudiesen
locales. Estos proyectos suponen costos proyecto definitivo, que no sabemos si conteinphhs c e v i directo)).
de tiempo, de planificación y de aplica- llegará a realizarse, consideranios que es
ción, pero sus resultados positivos son útil describirlo porque agrupa y sintetiza
numerosos: la dedicación del conserva- todas nuestras ideas y experiencias sobre
dor al proyecto será intensa y no decaerá, la cuesti6n de la información al público.
la rutina cotidiana se interrumpirá, y el Aparte de sus aspectos puramente técni-
lugar de las obras se mantendrá siempre cos y administrativos, el proyecto de
en un perfecto orden. conservación del Coliseo prev6 una serie
Fue a mediados de los aiíos ochenta de iniciativaso subproyectos destinados a
cuando se hizo un primer experimento crear una interacción con el público local
con la apertura al público de las obras de y los turistas que presencien el aconteci-
restauración del Arco de Septimio Severo miento preparado.
en el Foro Romano. En Italia, se volvió a
repetir la experiencia entre 1990 y 1993 El proyecto cultural (<ColosseoMo),
con las obras de conservación del Atrio (Coliseo mío)
del Museo Capitolino, también en Roma,
y los trabajos en las Termas de los Césares LA situación del Coliseo es muy represen-
de Ostia Antica. En ese mismo periodo, tativa de los males que afligen a nuestro
en Israel también se abrieron al público la patrimonio. Durante años h e morada de
ciudad de los mosaicos del Nilo, Zippori, gatos y visitantes clandestinos, y llegó a
y las Grandes Termas de Massada. Tan convertirse en una masa ennegrecida de
sólo en este último sitio se ha calculado materiales irreconocibles que servia de
que los visitantes de las obras de restaura- fondo a la circulación de la ciudad, en
ción alcanzaron el medio millón. medio de la indiferencia de los que pasa-
Pero éste no es el tema de nuestro arti- ban delante de él. El proyecto cultural
culo, ya que todas esas experiencias han propuesto se ha denominado (Colosseo
sido mencionadas en ocasiones ante- Mion, con el áninio de que los ciudada-
riores.' Vamos a examinar la propuesta nos de Roma ante todo, y los visitantes
de un nuevo proyecto de conservacirin potenciales o reales en general, vuelvan a

45
Roberto Nnrdi

mente un contacto directo con el proyec-


to, aunque Cste les interese. La denomi-
nación quiere poner de relieve la pérdida
de la memoria histórica del monumento
y llamar la atención del público sobre la
imagen original de éste y su estado actual.
El proyecto se realizará y dihndirá ha-
cia el exterior del monumento con la fi-
nalidad de estimular la curiosidad del pú-
blico. En el sitio mismo, se instalará sobre
Colosseo Mio, come eri bello los andamios una gran lona impermeabi-
(Coliseo naio, &.i - bello eras.!). lizada con una ilustración del estado ori-
Progmna I . Está destinado a apropiarse del significado y dignidad de ginal del monumento, y además se esta-
todos los quepaan ante el este monumento. Esta apropiación es la blecerá una red de museos e institutos del
monuniento. condición indispensable de la creación de extranjero que estarán conectados con un
(Dibujo de Andreina Co?istaiizi una sensibilidad del público, que estará sitio Internet dedicado al monumento y
Cobau) más atento a la Conservación y salvaguar- al proyecto.
dia del patrimonio cultural al tener La lona medirá 40 m x 20 m y repro-
conciencia de su pertenencia a una co- ducirá en tamaiío natural y a todo color el
munidad, una cultura y una historia. aspecto original del anfiteatro, completa-
El proyecto aColosseo Mia)) com- do con elementos decorativos como los
prende seis programas culturales dife- que reconstituyeron los becarios de la Es-
rentes, que corresponden a otros tantos cuela Francesa de Roma en el siglo XIX. La
niveles y etapas para profùndizar el cono- lona setá un módulo normalizado que po-
cimiento del monumento y de la labor de drá utilizarse de nuevo cuando los anda-
conservación. Estos niveles pueden repre- mios se trasladen a otras partes del monu-
sentarse visualmente como una pirámide, mento. Será en sí misma un elemento de
en cuyo vértice encontramos el grado más interés y a la función técnica de proteger
completo de información, de contacto las Breas del trabajo se unirá la de servir de
con el monumento y de apropiación del información y reclamo para el público.
significado. Los programas se diferencian El segundo elemento se basa en la
entre sí en b c i ó n del público al que van creación de una red de museos de arte ro-
destinados, y también del tiempo que los mano, institutos culturales, instituciones
visitantes estén dispuestos a dedicar al lu- universitarias y centros de formación pro-
gar fisico y a las modalidades de aplica- fesional, dispuestos a reservar un espacio
ci6n del proyecto. al Coliseo en el enlace directo de Internet
El primer programa se denomina con el sitio de las obras de restauración
((Coliseomío, ¡qué bello eras!))y está des- efectuadas en Roma. Se ficilitará la crea-
tinado al público más amplio posible, es ci6n de una sala dedicada al Coliseo
decir, a todos los que entran en contacto mediante el acondicionamiento de una
con el monumento desde lejos. Sus desti- exposición temporal con material de in-
natarios son tanto los habitantes de la ciu- formación o materiales originales proce-
dad que pasan junto al monumento, dentes del propio museo. En el centro de
ignorándolo o no mostrando interés por esta sala habrá un terminal que estará co-
conocerlo, como los que están fisicamen- nectado por medio de Internet con la ofi-
te lejos y no pueden tener momentánea- cina de supervisión y el sitio mismo de las

46
Implicar al público: un nuevo enfoque de la educación para la conseivaci6n

obras de conservación. La página de In-


ternet se actualizará cada semana, e in-
cluso podrá establecerseuna conexión di- I

recta entre ella y el lugar de las obras. Esa 'I


página naturalmente será accesible en el I . - -
- .---
conjunto de la red Internet. En el sitio
Internet se utilizarán todos los idiomas de
las instituciones extranjeras directamente ,,TI

7I 1.
implicadas en el proyecto, entre los que
figurarán los siguientes: alemán, árabe,
espaiiol, francés, griego, hebreo, inglés,
latin y turco. Con esto se reivindicará el
I
carácter internacional, europeo y medí-
terráneo del Coliseo y se pondrá de relie-
ve la importancia de esta realización cul-
tural vinculada con el mundo romano.
Gracias al sitio Internet, los usuarios
podrán tener acceso a toda información
proporcionada en los elementos didácti-
cos e informativos expuestos en el interior
del monumento. La pdgina se irá enri-
queciendo de vez en cuando con datos
históricos y arqueológicos, así como con
detalles técnicos sobre el proyecto de
conservación. En el sitio Internet, los
usuarios podrán obtener imágenes trans-
mitidas en directo por las c h a r a s de te-
levisión instaladas en los andamios.
La página de Internet crearci una rela-
ción interactiva con el público y permitirá
Colosseo Mio, Che ti stiamo
a los directores del proyecto conseguir in-
facendo (Coliseo mio, ,gué te
formación reciente, a fin de poder cctomar ibre las obras de conservación y los pro-
estamos hzciendo?).
el pulso de los usuarios. sobre los progre- gramas e iniciativas culturales en curso. Psopizrna 3. Se desmollu eu
sos de las iniciativas culturales en curso. EI segundo programa se denominará
cinco galeria, iiiedimzte
También será posible obtener comenta- Coliseo mio, ¡qué bajo has caído!),. Es-
pnztallzs p e psopoxionnn
rios, propuestas y críticas, mediante cues- tará destinado a todos los que se acercan iizfoniiución en cimo idionmsy
tionarios. De esta fornia se podrán cono- al monumento y que, sin penetrar en él,
ertriiz conectndzs II sideocdniarm
cer nuevas ideas, modificar los programas, pueden dedicarle unos minutos de aten- iiióvilrs situada eii LT zoiza de
perfeccionar continuamente las iniciati- ción. Se establecerá un pabellón informa-
lzs obria dt. conserimión.
vas que se están desarrollando y optimizar tivo en el primer nivel del deambulatorio, (DibIIjo de Andseiniz Constami
sus resultados. Se tomará nota a diario de en la base del monumento. Ese pabellón
Cabnid
los resultados del didogo, que servirán estará orientado hacia el exterior del ino-
para animar y hacer progresar el debate numento y permanecer6 abierto dia y
cultural. EI diario del sitio proporcionará noche. En 61 se proporcionará informa-
la información más reciente sobre el esta- ción global sobre la historia del nionu-
do de adelanto del proyecto, así como mento y sobre las técnicas y los materiales

47
Roberto Nardì

utilizados en su construcción. También de restauración y conocer la iniciativa de el interior de las obras de restauración, o
se suministrarán datos generales sobre las información que les está destinada. Se de- sea, cinco pantallas y cinco cámaras en
obras de conservación e información ((di- sarrollará en cinco idiomas, a lo largo de total; también harán falta cinco aparatos
recta))sobre su estado de adelanto. El pa- cinco galerías gemelas del segundo nivel de televisión conectados con una sola cá-
bellón contará con dos paneles didácti- del deambulatorio que estarán dotadas de mara fija instalada en la zona de las obras,
cos, un punto de distribución de folletos elementos de exposición. Cada galería y cinco pantallas conectadas con un solo
en varios idiomas y tres pantallas infor- contará con dos paneles de información y ordenador.
mativas. tres pantallas.
La primera pantalla estará conectada La primera pantalla estará conectada A necesidades distintas,
con una cámara de televisión fija instala- con una cámara de televisión fija instala- servicios distintos
da dentro del lugar de las obras y unida a da en la zona de las obras de conserva-
un magnetoscopio. Esa cámara filmará el ción. La segunda estará conectada con un El cuarto programa se denominará (Co-
sitioy será desplazada semanalmente para ordenador y dará información sobre los liseo mío, quiero conocerten, y estará de-
seguir el avance de las obras. Las personas motivos del proyecto, los métodos adop- dicado a los pequeños grupos de turistas
interesadas podrán contemplar en ella tados para su ejecución y el estado de ade- y visitantes aislados que deseen dedicar
imágenes sobre las obras de conservación lanto de las obras. La tercera estará co- unos minutos a obtener la información
en curso. Esas mismas imágenes se trans- nectada con una cámara de televisión especialmente prevista para ellos. La fina-
mitirán a la página de Internet y se podrán móvil instalada en el sitio y equipada con lidad del programa es proporcionarles un
montar para realizar una videocinta sobre un sistema de control remoto a fin de que conocimiento más detallado del monu-
la restauración. La segunda pantalla estará los visitantes, acompañados por un guía, mento, así como un mejor entendimien-
conectada con un ordenadory transmitirá puedan utilizar las imágenes en directo de to de los acontecimientos y mecanismos
continuamente información sobre la his- las obras de conservación para efectuar que han provocado su deterioro gradual y
toria del monumento y sus sucesivas una visita personalizada, en función de su aspecto actual. Gracias a un itinerario
transformaciones, con dibujos animados sus intereses y de su curiosidad del mo- por el interior del monumento, que
y textos. La idea básica es hacer que se mento. La cámara de televisión estará ins- contará con cinco puntos de observación,
capte la dimensión tiempo como factor talada sobre un soporte móvil y en una los visitantes podrán efectuar a m a lectu-
determinante de la transformación de los posición que le permita cubrir gran parte ras in situ de esos acontecimientos, de las
materiales y principio activo del cambio. de las obras de restauración. También es- fases de deterioro y del actual estado de
Una animación mostrará el adesmorona- tará provista de un teleobjetivo y de un conservación, y al mismo tiempo podrán
mienton y el adesmantelamientondel Co- dispositivo de barrido y oscilación que le observar los adelantos del proyecto de res-
liseo, un calendario histórico y un plano permitirán enfocar cualquier porción de tauración.
de la ciudad en el que figura& los mo- las obras comprendida entre 150" en pla- Cada punto de observación estará de-
numentos construidos con los materiales no vertical y 360" en plano horizontal. dicado a un tema específico y tendrá un
procedentes del anfiteatro. En la tercera Un objetivo de enfoque variable permi- pupitre provisto de un tablero de control
pantalla se dará información actualizada tirá resaltar algunas particularidades de las con textos y un mando para poner en
sobre el adelanto de las obras, así como es- imágenes televisadas. El mando para ma- funcionamiento un indicador láser, que
tadísticas y datos sobre la restauración, nejar la cámara estará en un tablero con permitirá a los visitantes localizar en la
por ejemplo, previsiones sobre el tiempo palancas similares a las utilizadas en mu- superficie del monumento los aconteci-
de ejecución, las etapas, los costos, etc. chos videojuegos. Los guías turísticos po- mientos descritos en el texto correspon-
El tercer programa se llamará ((Coliseo drán ilustrar así determinados detalles del diente. Este láser es de baja energía y alta
mío, ¿qué te están haciendo?)),y estará proyecto de restauración y mostrar las velocidad, y permite explotar la persis-
dedicado a los que visitan el monumento partes del monumento que no sean acce- tencia de las imágenes en la retina huma-
pagando el billete de entrada. Estará sibles a los visitantes. na para crear una impresión de estabili-
orientado principalmente hacia los gru- En cada galería se necesitará una tele- dad en la zona marcada. Por ejemplo, el
pos de turistas dispuestos a dedicar cinco visión en color conectada con su corres- visitante podrá destacar las áreas en don-
minutos para informarse sobre las obras pondiente cámara móvil enfocada sobre de se robaron bloques y partes metálicas,

48
Implicar al público: un nuevo enfoque de la educación para la conservación

los desinoronamientos que-seprodujeron


en el pasado, los trabajos de restauración
llevados a cabo en el siglo xo<, etc.
Como complemento de este progra-
ma, se podrá proporcionar a los visitantes
audiotransistoresde memoria instantánea
para la descripción del itinerario. En esos
aparatos se pueden seleccionar en un ins-
tante textos grabados en cualquier idio-
ma, lo cual permite no depender del nú-
mero de visitantes p de las lenguas que
hablan. Un buen medio de iinplicar más varse a casa una grabacidn personal en di-
directamente en el proyecto a organismos recto de la restauración del Coliseo.
internacionales e instituciones culturales EI quinto programa se llamará {(Coli-
extranjeras podría consistir en encomen- seo mío, te queremos muchos y estará
darles la tarea de elaborar y grabar textos destinado a las escuelas y a grupos, previa
en sus propios idiomas, permitiéndoles cita, así como a las personas que estén dis-
introducir al final de ellos un breve men- puestas a dedicar media hora a visitar
saje informativo en el que se indique que nuestro proyecto. Su finalidad cs ilustrar
son patrocinadores del proyecto y crea- y explicar con deinostraciones prácticas
dores de la grabación. las bases metodológicas y la ejecución
Al final del itinerario se montará una técnica del trabajo de conservación.
plataforma fotogrfica, a fin de propor- Los visitantes tendrrin acceso a un pa-
cionar a los turistas una posición excep- bellón equipado con un minilaboratorio,
cional para que puedan documentarse, en donde algunos especialistas efectuarán
fotografiando y filmando en vídeo el mo- demostraciones de las tknicas de restau-
numento y los trabajos de restauración. ración utilizadas. Tambih tendrán la po-
La plataforma contará con un balcón sibilidad de efectuar directamente algu-
para efectuar las toinas de vistas y tendrá nas operaciones de restauración sobre
asimismo una televisión, conectada con modelos y observar de cerca fragmentos
una cámara móvil instalada en el recinto representativos de las alteracionesmA co-
de las obras de restauración, y una pan- munes de la piedra, producidas artificial-
talla de ordenador como las del Progra- mente. Al final de la visita, recibirán pe-
ma 3. También habrá un magnetoscopio queños cubos de mármol travertin0
para casetes VHS conectado con la cá- como recuerdo.
mara de televisión. Los visitantes podrán En el pabellón habrá un área dedicada
penetrar virtualmente en las obras de res- a los nifios más pequeños bajo el tema
tauración, manipulando la cámara de te- Koliseo mío, juego contigo),.Ese espacio
levisión desde la plataforma, y tendrAn la estará delimitado por un modelo a escala
posibilidad de grabar en una casete las del Coliseo hecho con material blando,
imágenes de las operaciones de conserva- donde los padres encontrarán un servicio
ción que mis les interesen. De esta forma de guardería en el que los niños pod&
tendrán la impresión de poder acceder li- jugar o dedicarse a actividades especial-
bremente a la zona de las obras. Por Últi- mente previstas para ellos. En Pl se distri-
mo, podrán imprimir los titulos que de- buirán juegos temáticos: un puzzle en dos
seen con el teclado del ordenador y Ilc- dimensiones, con el antiguo Coliseo en

49
Roberto Nardi

Las T e m m de Masah, Israel.


Medio 7nillón de turistas
uisitaron estas obras de
restauración. En hi zona de h
obras se había acondicionado
un itinerario ywotegido))con
paneles depLex@?h y pkmchas
de madera pintah, en ka que
se reproducím los motivos de los
Jiescos origilzalesdel
monumento. La información
presenta& en lospaneles de
madera explicaba b obras que
se estaban realizdndo. Durante
Los seis meses que duraron h
obras sólo durunte wi día se
cerró alprrblico este sitio.

una mitad y el actual en la otra, y una ma- brir el Coliseo y hacer que ((sucarácter de otros que ya están preparando, podremos
queta desmontable para reconstruir el monumento resultante de la suma de for- ir elevando paulatinamente el nivel de
monumento en tres dimensiones con los ma, materia, espacio y vicisitudes históri- conciencia de los ((consumidores))
de hoy,
elementos decorativosperdidos. La finali- cas, vuelva a cobrar actualidad en la para que mañana se conviertan en ((bene-
dad de esta parte del programa es suscitar, conciencia de quienes lo contemplan)). ficiarios))sensatos y maduros del patri-
mediante actividadeslúdicas, el interés de Esta frase de Cesare Brandi resume los monio común. =
los niños más pequeños por temas como motivos de este proyecto cultural y sus
la salvaguardia del patrimonio cultural. objetivos, y hace suya la idea de implicar
El sexto programa será el vértice de la al público en los programas de conserva-
pirámide de nuestro proyecto y se llamará ción. Partiendo de estas bases teóricas,
aColiseo, eres mío)).Prev&visitas guiadas estimamos que el trabajo técnico de
en varios idiomas a las obras de restaura- conservación debe convertirse en un
ción durante su ejecución. Por razones acontecimiento que permita valorizar el
obvias de logística y seguridad, este pro- monumento y ofrezca la oportunidad de
grama estará reservado a personas impor- conocer y transmitir su simbolismo cul-
tantes y especialistasa los que la dirección tural, histórico y espiritual. Al mismo
considere oportuno permitir el acceso a tiempo, la apertura hacia el exterior, la
las obras. Consistirá en la realización de transmisión de informaciones y la impli-
visitas guiadas, en las que un restaurador cación del público permitirán crear una
mostrará las actividades técnicas en curso mayor conciencia de la necesidad de pro-
y explicará las premisa metodológicas de teger nuestro patrimonio monumental, y
la restauración, así como las opciones contribuirán a que el público establezca
efectuadas. El objetivo de este último una relación más estrecha con los bienes Nota
programa es permitir un conocimiento culturales cuya existencia había olvidado. 1. R. Nardi, (Accrescimentodella consapevo-
real de la labor de la dirección del proyec- Durante muchos años, el turismo ha pa- lezza a livello pubblico, professionale e po-
to en las obras de restauración encamina- sado por alto la cuestión de la perdurabi- litico: strumenti e casistican, Actas de la
das a la salvaguardia del Coliseo. lidad y conservación de los monumentos Cumbre de Pavia, 18-22 de octubre de
y ha dado prioridad a un peligroso consu- 1997, en prensa.
En conclusión, se puede decir que las R. Nardi, <(Open-heartrestoration: raising
obras de restauración representan una mo masivo de los bienes culturales. Con the awareness of the public)), ICR0II.I
ocasión excepcional para volver a descu- iniciativas como las de este proyecto, y Newsletter (Boletín del ICCROM), 1995.

50
Un conquistador en el mundo del arte:

Pese a los ntaqzíesy desdenes de que ha El otro día, yendo por la Calle 89 en di- en Berlín. El Guggenheim está organi-
sido objeto, Thoinas f i e m , director del rección de la Madison Avenue, el director zando exposiciones en ese museo, en su
Mztseo Gztgenheim, ha rsdqçriido el del Museo Guggenheim, Thomas Krens, mayor parte con obras de encargo adqui-
papel que sepsesentcl el museo de bella señaló con el indice un edificio de apar- ridas conjuntamente con el banco
nrtes en los ulboses delsiglo XU. &te es el tamentos situado detrás del Museo. En alemán. Fundamentalmente, las obras
tenin delpseseke nstículo de Mh4ael 1974, mucho antes de su llegada al Gug- pasan a ser parte de la colección del Gug-
Kìnamelmnr?,periodista no~teamesì~imo genheim y en el momento de mayor de- genheim y pueden ser expuestas en cual-
que cohbosn segihrviente con el diurio presión del mercado inmobiliario quier momento en Bilbao o Nueva York,
The New York Times.' neoyorquino, el Museo había vendido el en vez de en Berlín. Algunos de los varios
edificio por 1.8OO.OOO dólares. miles de dibujos que el banco había com-
Gens dijo que a \reces se preguntaba prado anteriormente también pueden ve-
cómo se habrían desarrollado los aconte- nir al museo con el tiempo. En otras pa-
cimientos si eso no hubiera ocurrido. Por labras, a cambio de sus servicios de
ejemplo, si el edificio se hubiera vendido conservacióny del préstanio ocasional de
en un momento más propicio, o si se hu- obras de arte, el Guggenheim adquiere
biera podido contar con él cuando el Mu- otras obras y un nuevo emplazamiento.
seo se amplió. Sonrió veladamente y pro- Este trato tenía enfurecido al director
siguió su camino. del museo alemán, que decía que los mu-
Quizás hoy no existiría el museo Gug- seos de su país necesitaban ayuda de las
genheim del barrio de SOHO,ni tampoco empresas privadas. Le pregunté si él había
los de Bilbao o Berlín. A lo mejor, si el ido al banco para tratar de ganárselo. Me
rumbo de los acontecimientos hubiera dijo que no. La sola idea de hacer eso
sido otro, el Museo no habría emprendi- debía parecerle muy vulgar - léase: ((típi-
do grandes proyectos como el de la expo- camente americana))- a un europeo acos-
sición sobre la China, que a lo mejor tumbrado a las subvenciones públicas.
- ;quién sabe?- algún día puede abrir el $%un imperialista Krens? ¿Un opor-
camino a un nuevo Museo Guggenheim tunista? ;Un megalómano? Él se define a
en el extranjero. sí mismo como pragmático por naturale-
El 1" de julio de 1998 fiens cumplió za. Sea lo que sea, lo cierto es que ha en-
sus 10 años de director del estableci- sanchado las normas imperantes. y a par-
miento que se ha convertido en el museo tir de ahora los museos pueden actuar en
más original, según algunos, o en el más un mercado mundial competitivo. En
insidioso, según otros; en todo caso, en el otras palabras, al haber introducido brus-
más desconcertante de todos. Ahora es un camente la empresa privada de estilo
verdadero imperio con colonias en Es- americano en un continente como el eu-
paña, Alemania e Italia - el museo Peggy ropeo, donde los museos son realmente
Guggenheim de Venecia fue el primero instituciones públicas, está obligando a
que se instaló en el extranjero, antes de la todo el mundo a formularse preguntas
llegada de Krens. peliagudas sobre el negocio de la cultura
La metáfora de la colonia es algo que mundial hoy en dia.
se suele escuchar a menudo. Reciente- ¿A quién pertenecen en definitiva los
mente, en una reunión en Viena, coincidí museos y sus colecciones?¿A una ciudad
con el director de un museo alem& que o a un pais? ;A todos? ;A alguien en par-
se quejaba amargamente del patrocinio ticular? ¿Les conviene a los museos ser
que el Deutsche Bank había ofrecido al cada vez más grandes?Y algo más impor-
nuevo Guggenheim de bolsillo instalado tante todavía: ¿hay que proteger las obras

(vol. 51, nu 1, 1999) Q UNESCO 1999 51


Michael Kimmehian

El Deutscbe Guggenheim, Berlitz.


de arte o exponerlas?Concretamente, lo ocurrir a otras personas de gran estatura,
que cabe preguntarse es si las pinturas del desde su infancia se había sentido un
Guggenheim deben quedarse a buen re- tanto intimidado en público a causa de su
caudo en su almacen de Nueva York, o si físico. Quizás sea su timidez la que
es preferible enviarlas a España y Alema- le dé ese aspecto arrogante que tiene.
nia con los riesgos habituales que corren No sé si la gente pensaría de otra ma-
las obras de arte cuando viajan a cualquier nera o si se expresaría con menor cautela
parte. sobre el museo Guggenheim si Krens h e -
Es evidente que nadie ha hecho más se más afable. Podrá parecer una nimie-
que Krens para zarandear el mundo de dad que diga esto, pero la gente del mun-
los museos desde hace treinta años, es de- do del arte es exclusivistay está siempre a
cir. desde los tiempos en que el parlan- la defensiva como cualquier otro grupo
chín y teatral Tom Hovings dirigía el Me- cerrado, y Gens por gusto o tempera-
tropolitan Museum de Nueva York. Sin mento, o por ambos a la vez, es una ex-
duda, en materia de conversación, la antí- cepción a esa regla. Se rumorea que algu-
tesis del ex director del Metropolitan es nos piensan que es forastero en Nueva
Krens, y a algunos no les falta completa- York, aunque lo cierto es que nació en
mente razón cuando dicen que es el peor esta ciudad.
enemigo de sí mismo. Aunque puede ser Con el prestigio que le ha valido el éxi-
encantador, suele tener tendencia a ha- to de la arquitectura del museo construi-
blar como los hombres de negocios y a no do en Bilbao por Frank Gehry, sus cole-
captar los sutiles cambios de matiz de una gas han atenuado un poco las críticas.
conversación cuando está en sociedad. Pero no sigue siendo nada fácil encontrar
Una vez me dijo que, como le suele a muchos que hablen a su favor.

52
Un conquistador en el mundo del arte: Thomas k e n s del Guggenheim

Pero yo voy a hacerlo, si me lo permi- reció imprudente, y lo sigue pareciendo de pinturas, porque todo el mundo pen-
ten. El Museo Guggenheim y Nueva hoy, pero si dejamos a un lado los vatici- saba - y Gens lo niega - que se había
York han obtenido beneficios con su la- nios agoreros, lo cierto es que h e n s no ha tomado la colección como garantía de
bor de dirección; en cuanto a Berlín y Bil- vuelto a vender ni una sola obra de arte esa operación. Algunos no supieron en
bao, ya veremos. mh. esse momento, y yo tampoco, si el Gug-
La gente suele olvidar que Gens he- Entretanto, se ha restaurado el edificio genheim se habia convertido en un cas-
redó un inuseo con un legado mh bien de Wright. Su ampliación ha sido útil, y tillo de naipes financiero. Pero la rrali-
modesto, una historia quijotesca en ma- esto CS lo más que se podía esperar habi- dad es que hace ya ocho años que el Mu-
teria de exposiciones, un edificio h o s o da cuenta de las restricciones que la co- seo viene abonando sus pagares. Y la
necesitado de reparaciones y una Mta de misión de planificación urbana impuso al última semana ,anunci6 que, para rcsti-
espacio manifiesta para las obras de arte. proyecto. El Museo Guggenheim del tuir la deuda, uno de los miembros del
Además del edificio de apartamentos si- barrio de SOHOes una empresa un tanto consejo de administración, Peter Lewis,
tuado en su trasera, antes de que llegara oscura hasta la fecha - no se ha acabado le había donado 60 millones de dólares,
k e n s el museo había vendido muchas todavía - y el hecho de que se entre en él es decir, una cantidad superior al doble
obras de Kandinsb- cuando este pintor por una tienda de artículos de regalo será de lo debido.
era un elemento clave de la colección des- siempre una molestia menor de no muy Hago hincapié en el valor especial que
de sus inicios - y orras pinturas más. Na- buen augurio. Pero con dos Guggen- representan las actividades del Guggen-
die protestó. heim, Nueva York va a conseguir que se heim para los neoyorquinos, porque la
Luego llegó hens. Se vendieron por celebren más exposiciones. gente suele decir que Krens está hipote-
47 millones de dólares tres cuadros de Krens pagó parte de las obras de re- cando el arte de 1 ~ciudad
. para hvorecer
Chagall, Kandinsky J’ Modigliani, lo cual novación y ampliación con un emprésti- el logro de sus objetivos en el extranjero,
suscitó el temor de que el nuevo director to público de 54 millones de dólares, por ejemplo, ofreciendo el préstamo de
hubiese tomado el museo por una mer- que en su momento pareció una opera- parte de su colección a Bilbao, a cambio
cancía en venta. Aquella transacción pa- ción más discutible todavía que la venta de la instalación del museo en esa ciudad.

53
Michael Kimnzelman

Bilbuo.
Elllfuseo Gaiggenhei?~,

Otros museos pretenden que no pres- miento, entre otros. En otras palabras, beneficia a Bilbao o a Berlín - o incluso
tan sus obras de arte sin buenas razones son los vascos los que asumen el riesgo fi- al Peggy Guggenheim, al que Krens cita
profesionales para hacerlo, pero en reali- nanciero. como precedente por su alcance universal
dad se pasan la vida prestándolas. La di- Las obras de arte adquiridas - en - beneficia a Nueva York.
ferencia que existe entre la reciente prác- Berlin, por ejemplo - van a engrosar el A cambio de ello, los vascos cuentan
tica del Museo de Arte Moderno de fondo general del Guggenheim. Otro ahora con un nuevo elemento de atrac-
Nueva York de arrendar exposiciones de ejemplo: la ((Gabarra))de Rauschenberg ción, con turistas, con la promesa de fu-
sus cuadros de Picasso y Matisse, y la ex- fue comprada conjuntamente por Nueva turas exposiciones, y con una institución
posición de la colección del Guggen- York y Bilbao; y antes de ser mostrada en que al menos está haciendo que los
heim en Bilbao, es que Krens habla sin esta ciudad con motivo de la inaugura- extranjeros piensen que en esa región hay
tapujos del desgaste natural del arte, lo ción del museo se expuso en Manhattan algo más que terrorismo. Puede que los
cual se justifica en determinadas circuns- el pasado otoño con motivo de la exposi- vascos ya le hayan sacado jugo al dinero
tancias según él. En el caso de Bilbao, ción retrospectiva dedicada a este artista. que han gastado. Pero lo que no va a es-
además de exponer obras de arte que en De la misma manera, la obra de Rosen- tar claro todavía durante un cierto tiem-
su mayor parte están almacenadas, el quists encargada recientemente para po es si, cuando se acabe todo el alboro-
Guggenheim de Nueva York sale clara- Berlín vendrá un día a Nueva York. Y la to, van a llegar a considerar que el Gug-
mente ganando. exposición de Delaunay, que se está cele- genheim es un despilfarro.
¿De qué manera? El acuerdo con las brando en el Guggenheim de SOHOcon ¿Tienen motivos para preocuparse los
autoridades del País Vasco consistió en cuadros de la colección del museo, fue neoyorquinos? Los estadounidenses so-
que éstas invertirían 150 millones de dó- presentada primero en Berlín, y además mos hipócritas en estos asuntos. Por un
lares (100 para el edificio y 50 para la está financiada por el Deutsche Bank. To- lado proclamamos que la cultura es un
compra de obras de arte), y además pro- dos los acuerdos concluidos en el extran- vínculo internacional, pero luego insisti-
porcionarían al Museo Guggenheim una jero por Krens suponen dinero para el mos en que nuestras instituciones cultu-
financiación anual para cubrir una parte Guggenheim, pero en modo alguno gas- rales deben administrarse como empresas
de los gastos de personal y funciona- tos. La idea básica de todo esto es: lo que privadas. No es justo que nuestros mu-

54
Un conquistador en el mundo del arte: Thomas Krens del Guggenheim

seos basen su existencia en el principio zado und exposición para complacer a un mente por el tainaño de las nuevas obras
del botín y que saqueen los tesoros artis- mecenas o hacerle la corte a un gobierno? de la colección - y proclama equivocada-
ticos del extranjero. Los museos america- Tampoco, si los resultados merecen la mente que las obras de arte actuales son
nos, a diferencia de muchos de sus congé- pena. Cualesquiera que hubieran sido los mayores que las de antes -, como si el ta-
neres europeos, tienen sus raíces en un móviles para organizar la exposición de niaiio justificase la necesidad de la expan-
tipo de filosofía política deciinonónica arte chino, lo cierto es que resultó ser un sión del museo. Tamaño no quiere decir
que trataba específicamente de aliar el co- acontecimiento sensacional en el marco calidad, por supuesto. Pero es injusto po-
mercio con el espectáculo para lograr una del Guggenheim, donde la arquitectura nerle simplemente la etiqueta de fabri-
forma de promoción social, educando a de LVright y las esculturas antiguas enta- cante de contratos o de tecnócrata sin afì-
las clases medias. Nuestros museos blaron un diálogo asombroso y recípro- ción por el arte, porque él tiene su propio
siempre han vivido en una atmósfera ca- camente revelador. gusto, aunque sea el de preferir las re-
pitalista de vencedores y perdedores. En este momento, Krens puede ser cientes esculturas de Jim Dine.
Cuando el Guggenheim aprovechó el considerado de hecho como un entendi- Han pasado diez años desde que
descontento del Gobierno chino con el do en arquitectura. También tiene un k e n s llegó al Guggenheim. A diferencia
Metropolitan Museum por haber pre- sentido escultural del espacio que explica de los demás, ha articulado una visión del
sentado la gran exposición de arte proce- su afición por la obra de artistas como Ri- museo de arte en el siglo XXI que trascien-
dente de Taiwan, y organizó su propia chard Serra. No sólo ha dado muestras de de el viejo modelo provinciano y se adap-
exposición con obras de arte procedentes gran audacia al dar su refrendo al edificio ta a un mundo en el que las distancias se
de los museos chinos del continente, al- de Bilbao, sino que ha encontrado cada reducen. Otros museos cooperan en la
gunos funcionarios del Metropolitan se vez más formas de explotar creativamen- organización de exposiciones itinerantes.
quejaron de que el Guggenheim estaba te el difícil edificio de \%rig
' ht. =ens prevé un Guggenheim multinacio-
metiéndose en su terreno. Puedo com- Si algunas de las primeras exposi- nal con su propia red mundial - un mu-
prender que el Metropolitan, a causa de ciones organizadas en este edificio resul- seo quizás equivalente a Internet - que
toda la dedicación que de antiguo viene taron catastróficas, como por ejemplo la hace circular las exposiciones en sus pues-
teniendo en este ámbito, se disgustase panordmica del arte alemán, despub vi- tos avanzados de otras partes del mundo,
por esta intrusión oportunista. Pero nieron las dedicadas a Kelly, Lichtenstein permitiendo que todos ellos se beneficien
Krens lo que hizo en realidad fue sola- y Rauschenberger, o la de 4?icasso y la mutuamente.
mente aprovechar una oportunidad, y Edad de Hierro,). No cabe duda de que Y para sorpresa - o quizás disgusto -
esto es lo que caracteriza un mercado k e n s planea las cosas a lo grande. Re- de muchos agoreros, está tratando de Ile-
libre. Quizás Krens moleste a algunos cuerdo también otras exposiciones en el var a cabo su proyecto. ;Podria ser que la
porque precisamente está llevando el sis- Guggenheim de SOHO:una pequeña de- idea de la autosuficiencia de los museos
tema cultural americano a su inevitable dicada a Chagall, la primera de Rau- Guggenheim sea el producto de una cier-
conclusión. schenberg, otra también pequeña pero ta misantropía de Krens? Puede que así
Como muchas otras instituciones, los muy densa de Beck", la denominada sea, pero lo que importa realmente es el
museos en última instancia son relativis- &lediascapea, etc. resultado, que tal vez logre, de extender el
tas en moral, y a este respecto Krens se pa- En última instancia, el balance de la alcance del museo de bellas artes con mo-
rece mucho a los demás directores de mu- actividad del Guggenhein es heterogé- dalidades que otros museos no imaginan
seo, pero lo Único que hace es ir m& lejos neo, como el de todos los grandes mu- hoy y para las que, al menos actualmente,
que ellos. Lo que al público de los museos seos. A fiens se le ha criticado porque a sólo el Guggenheim está preparado.
le interesa al fin y al cabo es el arte y su en- veces da prioridad al espectdculo y no a lo
torno, pero no la politica museística; lo esencial, y también porque It. interesa
Único que cuenta para él es lo que ve. ¿Le sobre todo acumular obras de arte. No
va a preocupar al público que k e n s pue- resulta fácil rechazar estas criticas. La co- Nota
da mostrarse ocasionalmente distante con lección del Guggenhein es el capital de Este artículo fue publicado por primera vez en
otros conservadores y colegas?No. ;Tiene h e n s , lo que el Museo tiene que ofrecer. el diario Thr New Yod T k s , el domingo 19
mucha importancia que se haya organi- Él parece estar obsesionado personal- de abril de 1998. - Ed.

55
El museo del verdugo
Jacques Lucchesi
u

En Fontaine de T/ducliwe,cerca de AviZófz, En la actualidad, mucha gente sigue aso- categoría. La mayoría de las piezas que en
se encueatra un peque60 museo único en ciando la visita de los museos a una acti- él se exponen constituyen auténticos hi-
Francia, el Museo de IaJusticia y el vidad de esparcimiento. Tratan de encon- tos que permiten entender la evolución
Castigo, en el que se ehpo7zen ur2as trar en ellos, desde luego, elementos que de las costumbres y las penas en el mun-
5OOpiem (docunieatose instruînentos de satisfagan su sed de cultura, pero todos do occidental. No falta el factor emocio-
justicia) sobre unn siperjcie de 4”OO d. buscan tambiCn un placer estético en el nal, pero no proviene de una sensación de
Fernand Meyssonnie~sztfifitrzddoi;lm que predomina una determinada idea de encanto sino, por el contrario, de un efec-
trajo de toda Europny con La quda de la belleza. to de catarsis, esa purga de las pasiones
jean-Louis Bessette, eseritory criininalista, La voluntad de reunir una colección que Aristóteles atribuía al teatro. Aun a
constituyó esta colección, de cLara de cualquier tipo al margen de los circui- riesgo de experimentar un trauma espiri-
orientación históricn y pedngógica. EL tos institucionales tradicionales siempre tual, deberíamos visitar este museo,
museo puede ser visitadopor todos, pero La tiene en cuenta de algún modo este crite- aunque sólo fuese para ver - y rechazar -
aduertezcia W O es reconzendnblepnra rio. Puede entrañar tambiCn una dimen- más claramente el sufrimiento que el ser
personas sensibles~,jamh estuvo mtjor sión pedagógi’ca e histórica que relega a humano ha infligido a sus semejantes en
enzpleada. /arques Lucchesi es un un segundo plano el interés propiamente el pasado, y el que continúa infligiendo
periodista independiente residente en estético, como ocurre, claro está, en los en algunas regiones del mundo.
MarselLa, Francia. Ha sido cobborador de numerosos museos científicos y etnológi- Rodeada de montañas y atravesada
diversm paibLicaciones LocaLesy nacionales, cos que han surgido por todas partes du- por el río Sorgue, la encantadora locali-
s~uiendoigzmlLmente una cnrrera literaria, rante los dtimos decenios. EI público que dad de Fontaine de Vaucluse posee no
que acredita înediante La publicación de los visita acude principalmente en busca pocos museos y sitios turísticos, pero el
poemas, reLntos cortosy ensqos. de información sobre el entorno natural, más insólito de ellos es el que inauguró en
tecnológico o social, o sobre costumbres 1994 Fernand Meyssonnier, que de 1949
ya desaparecidas consideradas ((exóticas)) a 1962 h e el verdugo del Estado en la Ar-
con respecto a las normas modernas. gelia francesa. Al condenarle las circuns-
El Museo de la Justicia y el Castigo tancias históricas a una jubilación antici-
pertenece indudablemente a esta segunda pada, se convirtió en un perspicaz colec-

SiLla de interrogatorio con miento


lleno de clavos (sigos xwy .n.jrr)
iitilimdnpor Lz Inquisición. En la
vitrina de la derecha se observa
otro instrumento de La +oca, un
aparatopara nplnrtar las manos,
con U M reproducción
de un par de manospara mostrar
nijtncionnmiento.

56 I ~ . ~ ~ C S Wliztrrtiacional
JZ (París, UNEX O ) , no 201 (vol. 51, no 1, 1999) O UNESCO 1999
El museo del verdugo

-.

cionista de objetos y documentos de jus-


ticia. Durante unos 30 aiïos, recorrió dis-
tintos paises a fin de reunir poco a poco
el fondo que expone en el Museo de ma-
nera permanente. Para concluir su
proyecto recurrió a Jean-Louis Bessette,
criminalista y profesor de sociología de la
Universidad de BesanG0n.l Con la ayuda
del historiador Jacques Miquel, han tra-
zado minuciosamente el itinerario de la
visita, aportando la explicación científica
que justifica semejante colección y hace
que ésta se convierta en un auténtico lu-
gar de cultura y no en un pretexto para
fantasías sádicas de todo tipo, como
creyeron algunos. Sólo pueden pensar
esto los que no hayan entrado en este es-
pacio longitudinal de 400 m2 ni hayan A4áscara de madera en jòmia
leido los carteles realizados por el Sr. Bes- de calavera (Nurer?zberg,
sette. Entre ellos cabe destacar el siguien- confundir con el punto extremo de la fu- siglo m.11).Los cotidemdos a
te: ((Laspiezas, los instrumentos y los tes- ria desenfrenada),.2 muerte ciyu sentencia se había
timonios que se exponen en este Museo En una vitrina situada en la entrada, la conmutudopoi La cadena
brindan a la memoria auténticas claves Virgen de Nuremberg ((<doncellade hie- pepemu Ilevzlaii estg " k a
que incitan a reflexionar sobre la justicia rro)),siglo XIII) constituye el emblema de durmite un paseo piiblico que se
y los castigos a lo largo de la historia,). aquellas épocas en que la justicia escenifi- reaIimba ailtes de emmcelarlos
Una vez hecha esta aclaración,hay que caba la violencia del poder. El interior de dejzitiiumente.
reconocer que a veces esta faceta de nues- una ((doncellade hierror está recubierto
tra civilización provoca escalofríos. Bien de puntas aceradasy resulta fácil imaginar
es verdad que, como nos lo recuerdan al- la muerte horrible del condenado encerr-
gunas fotos u objetos (por ejemplo, el ado en ella cuando se juntaban los brazos
minúsculo zapato chino), la costumbre de esta máquina terrorífica. En compara-
de oprimir y marcar el cuerpo humano se ción con ella, el cinturón de castidad
ha impuesto con frecuencia por motivos (comprado al escritor Roger Peyrefitte) y
rituales y estéticos. Todos hemos visto la trampa para ladrones que se exponen a
pieles escarificadas o cuellos y labios de escasa distancia pueden parecer anecdóti-
mujeres africanas estirados voluntaria- cos e irrisorios. Se basan, sin embargo, en
mente mediante múltiples anillos. El el mismo principio de oprimir la carne
cuerpo torturado, sin embargo, es algo con el hierro.
totalmente distinto. En él pueden ver to-
dos los ciudadanos la marca, fatal o irre- La Inquisición
mediable, de la íáIta cometida. Separado y al antiguo régimen
de la sociedad, significa una expiación, y
no una iniciación. Y ello con arreglo a un La Inquisición surgió en el seno de la
(carten gradual del sufrimiento, puesto Iglesia a partir del siglo XIII. Su objetivo
que, como escribe Michel Foucault, <cel era luchar contra las herejias. Su instru-
suplicio es una técnica y no se debe mento, la tortura para obtener confe-

57
.-M
e
Y
d

caba una pirámide de piedra sobre un trí-


pode y se subía al desgraciado sobre su
punta colgando pesas de unos 20 kilos de
sus mufiecas y tobillos. Se empalaba así
progresivamente,y podía observar el pro-
ceso gracias a un juego de espejos que re-
flejaban su imagen. ;Qué valor podía te-
ner una confesión obtenida en semejantes
condiciones?
Un grabado reproducido y ampliado
Cajay umym de muderu de
de Jacques Callot nos informa sobre los
coco biglo m)manilf cturadrts
siones de los sospechosos que, en general, distintos tipos de ejecuciones del antiguo
por presidiarios desterrados
no sabían de quC se les acusaba. Se sabe régimen, que reflejaban la gravedad del
jîiera de In metrópolis. La
que alcanzó su punto culminante en Es- crimen y el origen social de los condena-
Jiliiira de losgrabados que ka
paña, donde permaneció hasta el dos: descuartizamiento para los regicidas
decorm es dipi. de admirariópi,
siglo m. (Ravaillac, Damiens), hoguera para los
en partimlar teniendo en
Vemos aquí un instrumento denomi- parricidas y sacrilegos, horca para los cri-
nienta l adzJÇcilesco?uficioiies
nado ((decontención))(España, siglo AV), minales plebeyos, escaldado para los fal-
de uidu que debían soportar
de forma oblonga y hueca, que mide sarios y decapitación con hacha o espada
estos bodres.
unos 60 cm y consta de tres aberturas cir- para los nobles. La masa se apiña en tor-
culares de distintos diámetros para apre- no a estos altares ensangrentados que de-
tar el cuello, las mufiecas y los tobillos. EI ben inculcar el respeto a los valores co-
torturado no tenía más remedio que en- munes, aunque a veces se produzcan re-
cogerse y permanecer en actitud de oran- vue1tas.
te durante un tiempo (indefinido), que En una vitrina se exponen un hacha y
era lo más doloroso de la pena. Aquí se seis espadas de justicia (de origen alemán)
exponen dos sillas de interrogatorio: el que llevan grabadas sentencias con adver-
asiento de una de ellas está lleno de clavos tencias como ((Sino haces el mal?no irás
enormes, mientras que en la otra se ha al Tribunaln. Una de ellas lleva una ale-
sustituido el asiento por una vigueta y los goría: una virgen desnuda con los ojos
clavos se encuentran en el respaldo y los vendados tiene una espada en la mano
brazos. ;Cómo permanecer sentado? derecha y una balanza en la izquierda; en
Entre las tenazas, las pinzas y demás láti- la hoja, algo más lejos, aparece un cuchi-
gos metálicos aparece un hierro para mar- llo saliendo de un pozo. Se trata, claro
car a los condenados cuya contera lleva está, de la justicia y la verdad. Sin embar-
las letras IHS. Son las iniciales de la fór- go, rara vez otorgaban una muerte rápida.
mula latina lesus Homimi?z Salvator Una capucha de verdugo de tela tosca con
(Jesús, Salvador de los Hombres). A unos una máscara de latón en la que están di-
metros se pueden observar dos aparatos bujados los rasgos completa la vitrina, la
para aplastar las manos, compuestos por cual alberga en su parte inferior un sable
pesas y tornillos que se aplican paulatina- de las Indias (utilizado con el mismo ob-
mente sobre los pulgares y las íálanges. jetivo) y un cortamanos para los ladrones,
En materia de suplicios, el más asombro- testigo siniestro de una época que no per-
so es sin duda el disefiado por un francis- tenece todavía al pasado.
cano italiano que recibió el nombre de En el drama infernal organizado por el
í(torturacon espejos de Venecias. Se colo- poder a través de la justicia, las penas de-

58
El museo del verdugo

nominadas de infamia también revisten den verse t a m b i h aquí las siniestras


importancia, puesto que presentan al lettres de cachet,las cartas precintadas con
condenado como el ejemplo de lo que no el sello real, que eran el fruto de la arbi-
han de hacer los demás miembros de la trariedad total, pues eran firmadas direc-
sociedad. Entre ellas figura el collar de tamente por el rey y exigían el encarcela-
hierro fijado al rollo, que puede ser doble, miento de un particular (con frecuencia a
simple o en forma de violín. En él se in- petición de su propia familia) cuya activi-
troducen e inmovilizan el cuello y las ma- dad o conducta se consideraba repro-
nos del culpable, expuesto así en un lugar chable, sin juicio previo y durante un pe-
público a la vindicta y al escarnio de to- riodo indefinido. Se enviaron mis de cien
dos. Las máscaras infamantes simbolizan, mil cartas de este tipo y en el museo se ex-
mediante un detalle fisonómico, el delito pone un modelo ampliado rubricado por
que justifica la obligación de llevarlas: con Luis Xv.
la lengua colgando, castigan la calumnia; Célebre por sus evasiones, Henri de
en forma de cabeza de cerdo, condenan la Maser, alias Latude (1725- 1803, lo vivió
embriaguez; en forma de cabeza de gallo, en carne propia. Médico del ejército, la
sancionan el orgullo. Todas ellas llevaban primera vez fue encarcelado por haber
campanillas que anunciaban el paso de querido obtener los favores de la marque-
esta lamentable comitiva. Otro modo de sa de Pompadour mediante una estrata-
exposición era la picota, de la que se pre- gema. Fue conociendo sucesivamentelas
sentan dos modelos de asperón, con su chceles de Vincennes, la Bastilla y Cha-
collar y sus cadenas. En cuanto a la m b - renton y de evasión en detención pasó
cara de madera en forma de calavera, de- 35 años entre rejas. Liberado en 1784, se
signaba a los condenados a la pena capi- convirtió en uno de los héroes de la lucha
tal cuando tsta se había sustituido por la contra el despotismo. En el museo apare-
cadena perpetua. Se les paseaba ataviados ce con algunas de sus cartas y un ejemplar
de este modo antes de encarcelarlos defi- de la primera edición de sus Meworh.
nitivamente. En esta misma época el jurista italiano
Cesare Beccaria publicó (1764) su gran
Las cárceles y los campos tratado ((Delos delitos y las penas. en el
de trabajos forzados que propone un enfoque mb humanita-
rio de la justicia. En el Museo puede ver-
A semejanza de lo que establece para los se un ejemplar de la primera edici6n fran-
suplicios, la justicia real prevé (y no es ésta cesa (1766).
la peor de sus facetas) cárceles específicas El confinamiento de los condenados a
en función de la edad, el sexo y el rango los campos de trabajos forzados, o presi-
de los distintos condenados. Asi pues, la dios, constituye la última etapa de la ex-
Conserjerfa se reservaba a los prisioneros clluión social, puesto que a éstos se des-
de derecho común, La Force a los conde- tierra a los individuos acuya integración
nados por deudas, Sainte Pélagie a los que en la sociedad - asf lo escribe el Sr. Bes-
trabajaban en la prensa, Fort l'Ex re%q ue a sette - se considera imposible, raz6n por
los actores, la Petite Roquette a las mu- la que ésta los excluye de su círculo..
jeres y Saint Lazare a los niños. Por lo que Aunque la República suprimió la esclavi-
se refiere a la Bastilla (se expone una ma- tud en 1848, siguió manteniendo duran-
queta muy detallada) ccacogía))sobre todo te un siglo más estas ctantiutopiasn here-
a los presos políticos y a los nobles. Pue- dadas del antiguo régimen, donde las

59
/negues Lircchesi

Toulón, Brest, Rochefort o Lorient. Tras


ver algunos antiguos recortes de prensa
relativos a la historia de presidiarios cé-
lebres, especialmente (d?apillon))y Seznec,
descubrimos también la existencia de pre-
sidios para niños. En la foto, parece que
están jugando al corro o a otro juego pro-
pio de su edad, pero tienen cadenas en los
tobillos. AI mismo tiempo, se exponen
varios modelos de cadenas y basta con
mirarlas para imaginar la opresión que
suponían para aquellos que las llevaban
durante meses (e incluso años) día y
noche. En efecto, pesan entre 4,2 kg y
G,5 kg cada una. En la misma vitrina se
expone un aparato, un escarificador, que
de 1790 a 1804 se utilizó para imprimir
la letra ((T))
en la espalda de los condena-
dos a trabajos forzados. Ello nos hace
pensar en Kafka y en su famosa ((colonia
penitenciaria)).La realidad precedió a la
ficción, puesto que la ley ya se escribía
con letras de sangre.

La guillotina
o la máquina igualitaria

Aunque no existe una delimitación es-


tricta, la segunda sala del Museo a la que
llega el visitante corresponde a la época
moderna de la justicia. La pena capital
Una gdlotina con S I L equipo (por lo menos en Francia) está represen-
completo. Vsta de pe@ del condiciones de vida y trabajo eran muy tada por una máquina que ha dejado una
arca de mimbre en el que se duras. Descubrimos pues con sorpresa huella duradera en la memoria colectiva:
colocaba el ca&iw del una serie de objetos tallados por los pre- la guillotina. Conviene recordar que al
condenLido decapitado. 'En sidiarios. La delicadeza y belleza de estos principio se creó por motivos humanita-
primerphno a In derecha, pebeteros de madera de coco o de corozo rios. Antes de la Revolución, ((el buen
maqueta de ilna nuiquina de nos fascinan y nos hacen reflexionar. En doctor Guillotin)), que entonces era di-
decapitación ronzana utilimda este infierno los excluidos conservaban la putado de París, propuso la idea de un
apartir delsiglo II a. de C. Al energia y el ánimo para crear, afirmando medio de ejecución que evitara el sufri-
findo, en Insparedes se exponen así su humanidad. miento excesivo de los condenados. Se
retratos de algunospersonajes Sin embargo, no todos los presidiarios trata de un sencillo mecanismo que ac-
finiosos decapitados durante In eran desterrados fuera de la metrôpolis ciona la caída de una cuchilla oblicua
Revolzición Frmcesa. (como en el caso de Cayena o Argelia), que, a diferencia del hacha y la espada,
sino que muchos de ellos permanecían en corta el cuello de manera instantánea.
territorio francés, por ejemplo, en Este proyecto tiene precedentes, pues

GO
EI museo del verdugo

en Roina, hacia el año 200 a. de C., se En esta sala se presenta la guillotina con la violencia legítima? La pregunta si-
había diseiíado un sistema de decapita- (modelo de 1868) que, como es lógico, guió planteándose de modo cada vez mb
ción compuesto por una piedra y un ha- constituye la pieza fundamental del fon- insistente.
cha que se colocaban sobre un aparato de do del Sr. Meyssonnier. Domina la sala, Además de numerosos documentos
madera (en el museo se expone una ma- bajo una iluminación diurna vertical, gi- (en particular, sobre la insólita profesión
queta del mismo). Asimismo, la ((Man- gantesca (4,50 in de altura), enorme de verdugo), esta parte del museo alberga
naia), italiana, el ((Diele))alemán y la (580 kg), con todos sus componentes: la otras tantas sorpresas para el visitante. Es
((Maiden. escocesa, aparatos empleados a cesta de mimbre donde se colocaba el evidente que este viaje al pais de los su-
partir del siglo xv, se pueden considerar cadiver del ajusticiado, el cubo de hierro plicios (de izueJ&os suplicios) le permitirá
los antepasados de la guillotina, aunque hacia donde rodaba la cabeza cortada y, observar la evolución de nuestras acti-
en aquella época no eran los únicos mo- sobre todo, la cuchilla fijada en una pieza tudes frente al sufrimiento y los castigos y
dos de ejecución. de decapitación de un peso de 40 kg. Esta preguntarse en qué época de la justicia
Luis XXI tuvo en cuenta estos argu- cuchilla, que cala desde una altura de hemos entrado. Entre las reflexiones de
mentos humanitarios y el 25 de marzo de 2,25 metros a una velocidad de 6,50 me- Pascal que aparecen a lo largo de este iti-
1792 concedió su autorización (cosas del tros por segundo y cortaba el cuello en nerario, conviene especialmente meditar
destino) para que la miquina del doctor dos centésimas de segundo constituyó sin sobre la siguiente: ((Nada,según la razón,
Guillotin se fibricara en serie. El decreto duda un progreso innegable con respecto es justo de por si; todo cambia con el
de Ley, ampliado en la medida necesaria, a los medios de ejecución anteriores. tiempo. La costumbre determina la equi-
ocupa varios carteles. A razón de una por Ademlis, era totalmente igualitaria, pues dad, y la única razón de ello, es que se la
provincia, equipó), a todo el país. El 35 desde entonces las penas dejaron de cal- acepta. Si se la reduce a su principio, se la
de abril de 1792 un tal Pelletier (conde- cularse en función de la categoría del destruye)). 4
nado a muerte por robo con violencia) condenado o del crimen cometido. El
inauguró una lista larga y sangrienta. Artículo 3 del Código Penal de 1791 es
Entre el 21 de agosto de 1792 y el 28 de muy explícito al respecto, al disponer que
julio de 1794, unas 18.000 personas h e - ((Se cortara la cabeza a toda persona
ron decapitadas, 2.795 de ellas en la ciu- condenada a muerte)).
dad de París. La Revolución veía las cosas Sin embargo, ;cómo contemplar esta
en grande, puesto que se pensó incluso en siniestra máquina sin sentir escalofríos en
crear guillotinas con cuatro y nueve cu- algún momento? Resulta imposible que
chillas, aunque al find no se fiabricaron. el visitante no se imagine durante un ins-
Por lo demb, se ((casaroncon la viuda), tante que ocupa el lugar del que va a ser
(uno de los múltiples apodos de la guillo- colocado en la báscula con los pies y los
tina) tres veces m6s sans-culottes que puños atados y entonces, la guillotina
nobles y eclesiásticos, aunque original- aparece corno el d a r maléfico. de que
mente estaba principalmente destinada a hablaba Robert Badinter.j Aunque ahora Notas
estos últinios. haya pawdo definitivamente al mundo de 1. Jean-Louis Bessette es autor de distintas
En las paredes de esta sala hay retratos los significados, la época a la que perte- publicaciones, como Sociologie du minie
de guillotinados famosos: Luis XVI, por nece es todavía reciente, ya que la guillo- (PUF, 1982) y IlPtnit rmefozs... Lzgtdoti-
supuesto, María Antonieta, Charlotte tina se utilizó por última vez en Francia el ne (Editions Alternatives, 1982). Actual-
mente prepara una biografia del Sr. Fer-
Corday, Danton, Lavoisier, Saint-Just y 10 de septiembre de 1977 para ejecutar a nand Meyssonnier.
Robespierre (del que también se expone Djandoubi Hamida en Marsella. Un año 3. Michel Foucault, Surzwil/et.et p m i r ( v h e
un texto autógrafo). Se trata del triste pre- antes, la ejecución de Christian Ranucci especialmente el capítulo C'L'kclat des sup-
cio de la gloria. No debemos olvidar a los reavivó la polémica, pues surgió la duda plices.), Editorial Gallimard, 1975. [Trad.
esp., Icgiilrtry rttsripiti-, Siglo X X de España
demás decapitados anónimos cuya prin- de si era realmente el asesino. ;Debía se-
Editores, 1982.1
cipal culpa fue la de vivir en tiempos tur- guir respondiendo el Estado moderno a 3. liobert Badinter, L iw!c-Ution, Editorial
bulentos. la violencia ilegitiina de los individuos Grasset, 1973.

61
Foro
Museum Internacional coiztinzia cceducacióm no define nada preciso ni
presentando sufDro acerca de lus ideus mucho menos. No se está ((educando))
actziales sobre lus cuestiones mziseisticus necesariamente a los nifios en la escuela y
importantes en u?2fonndtoligeruinente desgraciadamente muchísimos estu-
mod;Jcado. Se invita a los lectores n diantes salen de la universidad sin estar
responder a luspregunta plmteadm al educados. De querer decir algo, ((educa-
final del articulo con elfin de poder ción)) significa una ampliación gradual
publicar suspzintos de vista ncercu de Ins del horizonte intelectual y emocional, un
niestiones mh signifcativm - y qziizn' aumento paulatino de la curiosidad y la
también más coiitrovertidm- de la tolerancia y un afán constante de incre-
nctlmlidnd. Keiietb HudTon, que es mentar el acervo de conocimientos. Afr-
director del Foro Museistico Europeo, mar que todo proceso de educación esco-
institzición p e concede el Premio Museo lar logra o fomenta esos objetivos sería
Eziropeo del Año, y autor de 53 libros caer en un burdo narcisismo. El comen-
sobre museos, historia social e ìndustriuly tario inevitable de todo observador obje-
sociolingììistica, incluyendo el bien tivo del panorama de la educación es en
coiiocido Museums of influence (Matxos la mayoría de los casos: CqOjalá fuera así!)).
de injuencin), continziard siendo nuestro La verdadera educación es esencial-
agent provocateur. ÉLplcLlnteará mente algo muy personal y, en gran par-
cziestiones importantes tal como la te, accidental. Se la puede fomentar con
percibe, provocando usí discusionesy la misma facilidad y seguridad caminan-
comentarios que, esperamos, constituirdn do solo por los museos y descubriendo
ilna copiosufiente de idea nueuuspara lu piezas interesantes e incitativas, o por lo
coinunidud internacional de museos. que es en realidad el aula trasladada al
iParticipe en el debate! museo. Lo mismo que la instrucción reli-
giosa obligatoria en la escuela no suscita
necesariamente la convicción ni la prácti-
¿Es desaconsejable establecer ca religiosas en la vida adulta, no se pue-
departamentos de educación de asegurar que la visita obligatoria de los
en los museos? museos va a producir una nueva genera-
ción de jóvenes adultos deseosos de fre-
Vivimos en una época en la que llama- cuentarlos. Es muy probable que todo in-
mos ((funcionariosencargados de elimi- tento de ccreclutars a seres humanos sea
nar roedores))a las personas que cazan ra- contraproducente.
tas o ratones y en la que los jefes de per- Entonces, ia qué tanto af3n de los mu-
sonal se han convertido en ((directoresde seos por establecer departamentos de
recursos humanos)). Así pues, no tiene educación?Se podrían aducir tres razones
nada de sorprendente que haya que hon- principales. En primer lugar, los museos
rar a las personas que se ocupan de las se sienten apremiados a justificar su exis-
bandadas de escolares que visitan un mu- tencia, y presentar la educación como su
seo con el título de c(funcionariosencar- objetivo principal impresiona, aunque no
gados de programas educativos)).Esto no se les pida definir ese término. En segun-
tiene nada de malo, y si estas nuevas de- do lugar, los museos entran cada vez más
nominaciones mejoran el ánimo de las en la danza de los números, por lo que
personas, habrá que alegrarnos, por más desean o se ven obligados a incrementar a
que en privado nos burlemos de esa ten- toda costa el número de visitantes. Los
dencia. adultos son voluntarios que desean o no
Sin embargo, el caso de lo que prácti- visitar un museo, pero los escolares son
camente en todo el mundo se empieza a ((reclutas)),a quienes se obliga a ir al mu-
conocer como ((funcionariosencargados seo de buen o mal grado (en la mayoría
de programas educativos)),ofrece algunos de los casos, se alegran de salir de la es-
verdaderos riesgos, sobre todo cuando un cuela por unas cuantas horas) y su asis-
hncionario se convierte en un departa- tencia, predecible y garantizada, es bien-
mento. Para empezar, la propia palabra venida porque multiplica las cifras de vi-

62 (París, UNESCO), no 201 (vol. 51, no 1, 1999) O UNESCO 1999


Museum Intem~zcion~zf
Foro

sitantes. La tercera razón, que nada tiene de educación))es como si una escuela di-
de despreciable, es que con frecuencia, jera que incumbe al personal del departa-
probablemente en la inayoria de los casos, mento de lengua y a nadie más mejorar
un {(departamentode educación))aporta los conocimientos graniaticales y la orto-
a un museo fondos extrapresupuestarios grafía de los alumnos.
de fuentes oficiales. Obtener dinero para Es justo seiíalar que muchos ((departa-
un museo es una cosa, pero para educa- mentos de educación))prestan servicios
ción es otra totalmente diferente. tanto a adultos como a niños, pues orga-
En realidad, o el museo en conjunto es nizan conferencias, visitas guiadas, de-
(educativo)),o bien no lo es. Para quienes bates y conciertos, cuyo éxito o fracaso
tienen ojos para ver y oídos para escuchar, dependerá de sus méritos y de la eficacia
todo es (educativo,,. La contemplación de la publicidad. Algunas actividades son
tanto de la sala de espera de un médico excelentes, otras no. Tal vez valga la pena
como de un supermercado o un partido destacar que, desgraciadamente, en la ac-
de fútbol, puede ser muy {ceducativan, tualidad pocos museos, cualesquiera que
aunque su objetivo explicito no sea edu- sean sus dimensiones o indole, logran
cativo en absoluto. Por consiguiente, si atraer al museo mismo o a sus actividades
un museo delega su función educativa en educativas a los jóvenes de 14 a 20 años
un departamento, estará abdicando de su de edad. Se presta atención a los niños, p
hnción principal, a saber, utilizar sus co- en menor niedida a los adultos, pero se
lecciones y exposiciones para cambiar las deja discretamente de lado a este grupo
actitudes humanas e incrementar la sen- intermedio de edad.
sibilidad y el discernimiento. Declarar
que ésa es la función del ((departamento

Preguntas a los lectores

Por favor, dirija sus respuestas al


Jefe de redacción de Museuriz htenzncionttl,
UNESCO,
7 place de Fontenoy 75352 París 07 SP (Francia).
e incluya la referencia ((Forum-EducationDepartments.

1. ;Hay en su museo un (cdepartamentode educaciÓnn? $Óm0 se denomina? En


caso afirmativo, ;cuáles son sus actividades?
2. ;Qué tipo de persona está encargada del ndepartamento de educación))?;Qué
formación y experiencia posee?
3. Suponiendo que en su museo haya un departaniento de educación, ;cuándo y
por qué lo estableció?
4. ;Cómo determinar si un ({departamentode educación),tiene o no éxito?
5. ;Diría usted que usted es una persona instruida? ;Cómo justificaría esa afir-
mación?
6. ;Estima usted que el objetivo principal de su museo es {educativo))?

63
&fnseu?nInternacional es una revista
publicada por la Organización de las
Naciones Unidas para la Educación, la
Ciencia y la Cultura. Esta publicación
trimestral constituye una tribuna
internacional de información y opinión
sobre todo tipo de museos, destinada a
impulsar los museos en todas partes.
Las ediciones en espaiiol y francés se
publican en París, la edición en inglés se
publica en Oxford, la edición en babe
se publica en El Cairo y la edición en
ruso en Moscú.

N" 201 (vol. 51, no 1, 1999)

Portada:
Trabajo de conservación ejecutado bajo
la @da de la Unidad de Consemación
de la Comisión de Museos y Galerías
de Londres. Esta Unidad es el centro
nacional que establece las elevadas normas
de conservación en los museos p el sector
privado.
O MGC, Londres

Directora de la publicación: Ninguna parte de a t a publicación puede ser SUSCRIPCIONES


Milagros Del Corral Beltrán reproducida, almacenada o transmitida de
Jefe de redacción: Marcia Lord manera alguna ni por ningún medio, ya sea JFAN DE LANNOY
Asistente de redacción: Christine Wilkinson eléctrico, químico, mecánico, óptico, de Servicio de suscripciones
Iconografía: Carole Pajot-Font grabación o de fotocopia, sin el previo 202, avenue du Roi
Redactor de la edición árabe: permiso del editor. B-1060 Bruxelles, Bélgica
Fawzy Abd El-Zaher
Redactora de la edición rusa: Tarifirs de s2rscripciÓitpara I999
Tatiana Telegina CORRESPONDENCIA Instituciones: 480 francos franceses
Individuos: 280 francos franceses
COMITÉ CONSULTATIVO Sobre cuestiones rehivas cl los artículos:
DE R E D A C C I d N Jefe de redacción, Museum Internacional, Nzhneros sueltos
UNESCO, 7, place de Fontenoy Instituciones: 130 francos franceses
Amareswar Galla, Australia 75700 Paris, Francia Individuos: 85 francos franceses
. Gaë1 de Guichen, ICCROM Tel: [33] [ 11 45-68-43-39
Yani Herreman, México Fax: [33] [l] 45-68-55-91 Países en desarrollo
v Nancy Hushion, Canadá
Jean-Pierre Mohen, Francia Tarifas de siiscrz$cidnpara 1999
Stelios Papadopoulos, Grecia Instituciones: 360 FF
Manus Brinkman, secretario general del Individuos: 180 FF
ICOM, ex oficio
Roland de Silva, presidente del ICOMOS, Números sueltos
ex oficjo Instituciones: 130 FF
Tomislav Sola, República de Croacia Individuos: 85 FF
Shaje Tshiluila, República Democrática del
Congo

Composición: Gditions du Mouflon, Para adquirir separatas de los artículos,


Le Kremlin-Bicêtre (Francia) los interesados pueden dirigirse a:
Impresión: Jouve, Mayenne, Francia Institute for Scientific Information
Att. Publication Processing
O UNESCO 1999 3501 Market Street
Philadelphia, PA 19104
CPPAP n.' 74565 Estados Unidos de América

64