Está en la página 1de 6

LEGALIZACIÓN DE LAS DROGAS

I. INTRODUCCIÓN

Se define como droga aquella sustancia que actúa sobre el sistema nervioso central y
produce una serie de cambios de carácter físico o psíquico, o una percepción diferente de
la realidad.

Desde un punto de vista de la ley, la droga es la sustancia que si no tiene un uso medicinal
es ilegal, es decir, las drogas ilegales son aquella que no forman parte de alguna
prescripción médica. Sin embargo, son pocos los defensores o detractores que llegan a
diferenciar cuales fenómenos (producción, distribución o consumo) serán objeto de
legalización o incluso no distinguen los diferentes estados de este tipo de medidas
(regulación, descriminalización, despenalización). Ante la ausencia de estudios y la
confusión de opiniones, se ha considerado conveniente analizar los impactos que causaría
la legalización total de la producción, comercialización y drogas tendría el país, esto tiene
como fin exponer ventajas y desventajas de esta alternativa y establecer que
consecuencias habrá en la parte social, económica y política.

II. CONCEPTOS Y DEFINICION DE LA LEGALIZACION DE LAS DROGAS

¿Qué significa legalizar?

Es común que el tema esté relacionado con varios conceptos:

REGULACIÓN: Se puede definir como un conjunto de leyes que determinan


circunstancias bajo las cuales un agente puede ejercer ciertos actos. En este sentido,
busca proteger al público de prácticas que atenten contra el bienestar económico.

DESCRIMINALIZACIÓN: Consiste en la no aplicación o el empleo menos severo de la ley,


sin necesidad de que exista una modificación jurídica en el país.

DESPENALIZACIÓN: Implica una modificación legislativa, aunque el derecho penal


continúe regulando ciertas conductas.

LEGALIZACIÓN: implica una total libertad, va atada a una total modificación jurídica y en
todos los casos es necesario adicionar la regulación por parte del Estado de la
producción, comercialización y distribución de ésta.

III. ACERCA DE LA LEGALIZACION

Si se legalizan las drogas, el precio tan alto que tienen, se reduciría, pero liberar
totalmente el mercado de drogas e incluso la reducción de su precio, son dos factores que
van a impulsar a miles de jóvenes a consumirla. Además al despenalizar el consumo de
drogas, los niños las percibirían como algo permitido y se acercarían a ellas fácilmente, lo
cual sería inquietante para todos nosotros.

La lucha contra el narcotráfico y ayuda pacientes con problemas de drogadicción pueden


ser una mejor alternativa, que aunque no solucionen totalmente los problemas con los
que vivimos, ayudaran a reducir las consecuencias que causen las drogas consumidas y no
empeoraran más la situación.

Si se realizan campañas de prevención y tratamiento de drogas se lograra reducir la


demanda que tiene.

IV. POSICIÓN Y ACCIONES DE LOS PAISES INTERNACIONALES FRENTE A LA LEGALIZACIÓN

El problema de las drogas es un tema que no reconoce fronteras y como tal afecta a todos
los pises sean estos productores o consumidores. En este sentido, las decisiones políticas
sobre el tema que tome alguna nación, tiene mayor o menor, medida de repercusión
sobre las demás y estas a su vez reaccionan positiva o negativamente. Es por este motivo
que es necesario identificar la posición de los países internacionales frente al tema, para
determinar si se legaliza la producción, comercialización y consumo de drogas, cuál sería
su respuesta y que consecuencias habría tanto en lo económico como en lo político del
país.

V. VENTAJAS DE LA LEGALIZACIÓN DE LAS DROGAS

1. Regulación del comercio para garantizar calidad.


2. Puso medicinal y terapéutico.
3. Su regulación induciría la disminución de tasas de narcotráfico.
4. Disminución de recursos financieros y logísticos policiales destinados a la lucha del
narcotráfico.
5. Disminución de tasas de muerte violentas reportados a causa del narcotráfico.
6. Permitiría investigar con mayor certidumbre la adicción en la sociedad.

VI. DESVENTAJAS DE LA LEGALIZACIÓN DE LA DROGA


1. Todo negocio ilícito genera un mercado negro.
2. Aumentaría el consumo por la facilidad que se tiene para obtenerla.
3. La legalización transmitiría a la gente un mensaje de menor riesgo ante el
consumo lo cual es lo contrario.
4. Se necesita definir qué drogas se quiere legalizar.
5. La legalización es una medida que no puede llevarse a cabo en un solo país.
6. Se necesita saber para quienes se legaliza ¿Mayores de edad? ¿Los que ya son
drogadictos?
7. Se tiene que tener en cuenta las consecuencias que habría si se legaliza para los
mayores de edad, como evitar el mercado negro para menores.
VII. ÁMBITO ECONOMICO

El ámbito económico puede argumentarse en la necesidad que algunos destacan en


evaluar costos y beneficios a partir del estado actual de la prohibición del consumo de
drogas. Destacan que el Estado debe asumir que los consumidores tomaran una elección
económica racional con respecto a los bienes y productos de consumo asumiendo
individualmente sus costos y beneficios.

La perspectiva prohibicionista, por otro lado, indica que deberíamos confiar en el


paternalismo del gobierno de eliminar del mercado aquellos productos que dañen la salud
y bienestar del consumidor, esto se ve en contradicción debido a que en el mercado se
encuentra el tabaco.

En este tema destacan estrategias como impuestos especiales y control del mercado que
evitarían el comercio clandestino y se regularía el control de calidad de la sustancia a
comercializarse, igualmente su legalización permitiría crear reglamentos estrictos para
consumo socialmente responsable.

VIII. IMPACTOS DE LA LEGALIZACIÓN

Sólo se tendrán en cuenta los impactos generados sobre Colombia, por las acciones que
agentes externos, tales como otras naciones u organizaciones internacionales que
reprueben la legalización, lleven a cabo en contra de los intereses nacionales.

1. IMPACTOS NEGATIVOS

 Imposición de bloqueos comerciales, terminación unilateral de convenios y


tratados comerciales o pérdida de preferencias arancelarias, por parte de países
que no estén de acuerdo con la legalización de la producción y comercialización de
drogas.

 Disminución en los ingresos por exportaciones para varios sectores de la economía


y la consecuente pérdida de puestos de trabajo.

 Pérdida del respeto a la ley, incremento en los índices de corrupción y conflictos


morales.

 Las finanzas del Estado también se ven afectadas, pues se dejan de percibir
ingresos por concepto de pago de impuestos sobre la renta.

 Disminución de los flujos de crédito hacia el país.

 Disminución de los flujos de inversión extranjera directa.


 Aumento en la percepción de riesgo de no pago de deuda externa por parte de los
mercados financieros.

 Adopción de mecanismos regulatorios costosos por parte del Estado para la


supervisión de la producción y comercialización de las sustancias.

 Entre más regulaciones disponga el Estado y más se restrinjan las libertades civiles
y comerciales (de manera que tácitamente se tiende a la prohibición), es de
esperar el descontento de algunos sectores que empiezan a ejercer presión para
eliminar la regulación y cambiar las normas.

 Incumplimiento debido al exceso de regulación.

2. IMPACTOS POSITIVOS

 Dado que en una economía real no existe una decisión que cuente con el apoyo
unánime de todos los agentes, se espera que en el agregado, al menos sean más
los ganadores que los perdedores, producto de la regulación.

 Aumento de los ingresos tributarios para el Estado por cuenta del gravamen a la
producción y comercialización de drogas.

 El consumidor no tendría que acudir a delincuentes para adquirir la droga.

 Liberación de funcionarios (policías, jueces, aduaneros, etc.) que venían


desempeñando tareas para controlar la producción, trafico y/o consumo de drogas
ilícitas, para que realicen otro tipo de labores, o bien liberar parte de esta carga
salarial.

 Control de precios de las sustancias por parte del Estado, lo cual minimiza los
grandes excedentes que hacen rentable el negocio ilegal.

 eliminación de una de las principales fuentes de financiación de las mafias y


grupos armados que se lucran de esta actividad.

 Aumento del excedente del consumidor, dado que sería posible conseguir la droga
de mejor calidad a un menor precio respecto del que estaba dispuesto a pagar.

 Reasignación de recursos del Estado, las entidades que destinan parte de su


presupuesto a la lucha contra la producción y tráfico de drogas, dedicarían estos
recursos a otro propósito, tal como financiar los mecanismos regulatorios
estatales.

 Control y vigilancia sobre los agentes: la existencia de mecanismos de control


estatal sobre la producción y comercialización de cierto bien puede verse reflejada
en una mejora en la calidad del mismo.
 Se pueden unificar métodos de producción en los cuales la fórmula y los
componentes sean plenamente conocidos y aceptados por expertos en el tema (es
el caso de la producción de medicamentos, bebidas alcohólicas y tabaco).

IX. ACEPTACIÓN Y CUMPLIMIENTO

La cantidad de regulación, asegura que los insumos que se utilicen sean los correctos y las
dosis adecuadas.

 Se pueden controlar las condiciones de expendio: si un bien es ilegal, alguien que


quiera adquirirlo debe acudir a quienes infringen la ley para ofrecerlo, casi siempre
personas relacionadas con el medio criminal. Esto hace que los consumidores
pongan en peligro su integridad para conseguir la sustancia. Si existe regulación
para la distribución del bien en cuestión, mediante la expedición de licencias y
permisos a expendedores legales, seguramente los consumidores no tendrán que
acudir a maleantes, poniendo en riesgo su vida.

 Se puede controlar a quién se vende y quién no: es posible restringir el acceso a


cierto tipo de bienes, a determinados sectores de la población que se consideren
vulnerables, como menores de edad, mujeres embarazadas, algunos profesionales
como conductores, pilotos de avión, etc. Obviamente para que este tipo de control
resulte efectivo, requiere de un monitoreo que resulta muy costoso.

 El Estado puede manipular los precios de manera que se minimice la posibilidad de


surgimiento de mercados negros y de posibles excesos por parte de productores y
comercializadores que conduzcan a que los consumidores busquen productos más
baratos no regulados.

 Se reduce el incentivo a la introducción de contrabando. Por otra parte, el manejo


de precios también puede ser implementado para ejecutar políticas de salud
pública, de manera que se estimule el cambio de hábitos de los consumidores
hacia bebidas menos perjudiciales, entre más regulaciones disponga el Estado y
más se restrinjan las libertades civiles y comerciales de bebidas alcohólicas y
sustancias dañinas (de manera que tácitamente se tiende a la prohibición), es de
esperar el descontento de algunos sectores que empiezan a ejercer presión para
eliminar la regulación y cambiar las normas.

X. CONCLUSIONES

En conclusión, es importante profundizar el conocimiento existente sobre supuestos y


verdades que existe alrededor de las drogas para así contar como sociedad con
argumentos sólidos que obliguen al gobierno a darle atención al tema de adicciones y la
discusión que se merece.

Estar informados implicaría a su vez impedir entorno a la legalización una serie de


irregularidades que desde ahora afectan a la sociedad.
Mientras tanto la población consumidora tiene que ser informada sobre la ubicación de
centros de rehabilitación e invitarlos a incorporarse a algún tratamiento sin ningún otro
proceder legal de por medio.

En este aspecto legalizar implicaría regular de manera adecuada incorporando elementos


como los que brindan países con mayor experiencia, no simplemente asumiendo e
incorporando intactas las estrategias tomadas por estos países sino adecuándolas a la
cultura y necesidades de la sociedad.

Para finalizar, el tema de la legalización sobre producción y comercialización de las drogas


no es sencillo; es un fenómeno complejo que merece ser abordado de forma
multidisciplinaria, con la mejor calidad de información posible y sin prejuicios que
obstaculicen en los consumidores y en la sociedad la toma de decisiones adecuadas y
responsables.

Quizá el tema más importante, sea el surgimiento de medidas preventivas y soluciones


novedosas que realmente ataquen el problema de manera satisfactoria y eficiente; sin
simplemente enmascararlo.

En resumen, ante la ausencia de medidas efectivas hay que reflexionar seriamente y sin
prejuicios sobre ideas radicalmente diferentes, pero bien sustentadas en argumentos
convincentes provenientes de diversas disciplinas como sociología, economía, psicología,
medicina, etc. Tales objetivos difícilmente se alcanzarán sin la modificación del actual
paradigma prohibicionista presente en nuestro Estado paternalista a uno donde existan
aportes científicos multidisciplinario, racional, flexible y jurídicamente implementado para
el abordaje de estos temas tan complejos que no sólo va dirigido al consumidor sino a la
sociedad entera.

Es algo en lo que debemos reflexionar y por lo que vale la pena cambiar de pensamiento si
es necesario, todo si queremos que nuestra nación prospere y se convierta en un lugar
agradable a la vista del mundo.