Está en la página 1de 2

TEXTO: La Escasez de Criminólogos Científicos

Pr Omar Alejandro De León Palomo


Publicado en 14 septiembre, 2016
Por Criminociencia en Columnas Criminológicas, Criminológicamente, Número 10 // 1
Comentario
Desde que estudiaba la carrera de Criminología me inmiscuí en la Investigación
Científica, gracias a la Maestra Hermila Durán Rivas y al Maestro José Ariel Retana
Cantú, quienes me apoyaron en todo momento en mi formación como Criminólogo
investigador.
Desde entonces supe lo que es una Investigación Científica, término que se utiliza muy a
menudo por otros colegas Criminólogos y no Criminólogos. El problema que se vive en
México en educación es que no hay parámetros establecidos para el ámbito público y
privado, y muchas veces quienes crean un plan de estudio son académicos de escritorio,
que no investigan y no están actualizados en los avances de la ciencia. Y qué decir de las
planeaciones de la materia, que muchas veces no se enfocan en despertar al investigador
científico que algún Criminólogo lleve dentro. Esto porque los profesores no son
científicos o no han tenido un acercamiento a la forma de hacer ciencia.
En el ámbito de publicaciones en revistas o libros, muchos le llaman investigación
científica a hacer paráfrasis de otros autores, a escribir hipótesis desde la subjetividad,
desde un escritorio. Y así dan conferencias y publican sus escritos como científicos.
Hacer ciencia en Criminología es reconocer patrones, situaciones, experiencias y hechos
de forma objetiva y con base en métodos; ir a Campo, entrevistar personas, sentir las
emociones y respuestas de los testigos, las víctimas y los victimarios, verlos a los ojos,
transitar los lugares donde ha habido más homicidios, inmiscuirse con la gente en las
zonas criminógenas, escuchar el caló, preguntar a desconocidos y a conocidos, tomar
muestras, analizar estadísticas, ver la vida y la muerte, así como medirla, leer las noticias
y avances científicos, ser muy curioso a la hora de investigar, por citar algunas actividades
que deben volverse costumbre en el profesionista investigador.
Es claro que la Investigación en Criminología puede ser también documental y de
escritorio, pero la Investigación Científica exige mayor rigor humano.
En mi experiencia como editor de una revista, me he dado cuenta que a la gran mayoría
de estudiantes, profesionistas y público en general sólo le interesa leer lo procesado o
resumido; en un inicio publicamos investigaciones científicas y pocos se tomaban el
tiempo en leerlas, prefieren ir al grano, no les interesa ver todo el proceso de la
metodología y el análisis de los resultados. Les interesa saber sólo cuanto porcentaje
contestó que está de acuerdo con la despenalización de la marihuana, por citar un ejemplo.
Y no quiere decir que está mal, sólo que a pesar del tremendo esfuerzo que es investigar
lo que se aprecia regularmente es el resultado final, que muchas veces se reduce a una o
dos líneas. Pero no es motivo para que no hagamos ciencia, ya que esas líneas poseen
veracidad, que confrontándolas con ideas y supuestos, de quinientas o mil páginas, salen
vencedoras.
La Criminología de hoy en día necesita Criminólogos científicos ¿Qué vas a aplicar si
hay tan poco descubierto? Pero año con año salen generaciones queriendo encontrar un
trabajo en prisiones, policía, empresas privadas u ONG´s donde se aplique la
Criminología; y no es que estén mal, sino que falta mucho que descubrir y demostrar al
mundo para posicionar a ésta ciencia y sólo hay pocos que se atreven a hacerlo.
La Criminología científica es un campo de oportunidad tan basto que debería ser
aprovechado por muchos Criminólogos y fomentado por quienes la imparten en las
escuelas, no esperes a que algún profesor te motive o te exija hacer ciencia en la
Criminología, toma la iniciativa y lee constantemente los métodos y técnicas para poder
descubrir o probar hipótesis. Como actividad mínima aprende a distinguir lo que es
científico y lo que no lo es, para que no te vendan conocimiento sin sustento científico.
http://criminociencia.com/la-escases-de-criminologos-cientificos/