Está en la página 1de 4

M24

INTERVENCIÓN OLCAR EN LAS GUERRAS ANNUNAKI


por
Amitakh Stanford
Los Vulturitas y los reptiles están lanzando "rayos" invisibles sobre todo el mundo y causando muchos desastres no
naturales.
Una de las razones que los Reptiles lanzó el tsunami del Océano Índico fue dañar una resistencia Vulturita arraigada.
Esto ha fortalecido a los Reptilianos en Indonesia. A nivel superficial, parece que los lazos entre Australia e
Indonesia se están fortaleciendo, pero esto es sólo una apariencia. Ninguna de las partes confía en el otro, porque sus
alianzas extraterrestres están en oposición en las guerras alienígenas.
Muchos de los futuros desastres "naturales" ocurrirán donde hay grandes concentraciones de extranjeros entre las
poblaciones humanas. Estos son los principales objetivos tanto de los Vulturitas y los reptiles en esta guerra
alienígena subrepticia.
La Antártida y en los glaciares existen muchas bases bajo el hielo, donde los extranjeros residen en sus formas
(cuerpos) alienígenas. Por cierto, los extranjeros también, como los seres humanos, disponen de conciencias clase 4
y 5, así como conciencias superiores. Algunos alienígenas son seres Verdaderos de Luz viables y otros no lo son,
independientemente de su raza alienígena. Es a causa de las actividades alienígenas en el continente antártico que
muchas lecturas anormales de temperatura han ocurrido recientemente. Muchos lugares han informado de cambios
bruscos de temperatura en cuestión de minutos.
El 26 de marzo de 2005 en la Base de Clean Air, que está muy cerca del Polo Sur, informaron de MENOS 47 °
Fahrenheit y una hora más tarde informó MAS 54 °F - una oscilación de 101 ° en una hora! A partir de entonces, la
base dejó de reportar temperaturas.
Cuando se empezaron a comunicar las temperaturas de nuevo, la base informó el 4 de abril de 2005 de MAS 69 ° F
(20 ° C). Poco después, la base dejó de informar la temperatura del aire. El caso más dramático fue el 3 de abril de
2005 en Amundsen-Scott, que está justo en el Polo Sur. Esta base fue de MENOS 84 ° F (-65 ° C) para MAS 177 ° F
(81 ° C) en cuestión de minutos - una oscilación de 261 °!
Amundsen-Scott está a 9.285 pies de altura (2.830 metros). Imagínese cuánto glaciar se derritió mientras estuvo a
177 º F en esa montaña! Estas anomalías fueron causadas por la actividad extraterrestre. Las Bases de Domo /
McMurdo se vieron afectadas por las explosiones de Lemuria encendidas bajo la plataforma de hielo Ross dirigido a
tratar de liberar a sus dos naves nodriza que estaban bloqueadas en el hielo. Los incidentes de Clean Air y
Amundsen-Scott se hicieron por otras razones. Estos tres ejemplos no son los únicos fenómenos de calor que los
alienígenas han impulsado en el continente antártico.
Los ejemplos anteriores confirman las actividades que están sucediendo en el continente antártico. Se han realizado
pruebas pequeñas y grandes en el hielo de los glaciares en el continente antártico. El propósito de estas pruebas ha
sido aprender cuánta fuerza de calor/energía es necesaria para aniquilar a un glaciar. Estas pruebas se llevan a cabo
por muy poderosos alienígenas, los Olcars, una especie de extraterrestres avanzados.
En última instancia, debido a que los Olcars eran asesores de la élite Anunnaki, incluso en un pequeño número
tienen poder más allá de los Reptiles / Grises, Vulturitas y otros pequeños grupos de extranjeros. Sin embargo, los
Olcars raramente se revelan a sí mismos, con excepción de aquéllos que consideran peligrosos, o para aquellos que
persistentemente se interpongan en su camino.
Los Olcars raramente se involucran, permanecen al margen del conflicto alienígena
entre los reptiles y los Vulturitas. Pero parece que los Olcars ahora han tomado un interés y quieren la autoridad
sobre los vencedores, así los vencedores respetarían a los Olcars como el máximo poder y autoridad en la Tierra. Sin
embargo, los Olcars parecen tener poco o ningún interés en el gobierno de la Tierra en este momento. Si ellos
decidieran participar plenamente, los otros reptiles no son rival para ellos.
Los extranjeros en su forma alienígena tienen más poderes que los extranjeros en los cuerpos humanos. En un cuerpo
alienígena se pueden usar poderes para reaccionar a los demás extranjeros. En los cuerpos humanos los extranjeros
están en desventaja, porque la mayoría de ellos carecen de estas habilidades para defenderse de otros extranjeros.
Debido a esto, un acuerdo por todas las partes se celebró tal que ningún extranjero podría atacar a otros extranjeros,
mientras estaban en cuerpos humanos. Este acuerdo no se ha cumplido.
Ahora que los Olcars están haciendo sentir su presencia, tal vez podamos esperar algunos giros interesantes en las
guerras ajenas. Muchos desastres son procedentes de las guerras alienígenas.
Entre las decenas de países que son miembros de la Mancomunidad Británica, Australia ha sido seleccionada como
el motor fundamental para mostrar su apoyo al Sistema de Comercio del Carbono (ETS). Mientras que el país de
Australia ha sido elegido para ser la plataforma de lanzamiento del Nuevo Orden Mundial, el Estado de Queensland
es su principal base de poder para el lanzamiento. Esto siempre ha sido planeado.
Hace casi un siglo, el Consejo Legislativo de Queensland, que entonces era su cámara alta del parlamento, soportó
incesantes ataques del Partido Laborista hasta que finalmente fue eliminado en 1922, dejando a la Asamblea
Legislativa como el único sobreviviente del parlamento en Queensland. El Partido del Trabajo inició sus ataques
contra el Consejo Legislativo en 1915, y nuevamente en 1916. Ambos intentos no lograron abolir la Cámara Alta del
Estado. Entonces, el gobierno presentó un referéndum sobre dicha cuestión en 1917, que fue rotundamente
rechazado por más del 60% de las personas. El Partido del Trabajo consiguió finalmente la abolición de la Cámara
Alta por enmienda constitucional en 1922.
Tener un solo parlamento permite a un foro democrático convertirse en un ser
despótico. Otros estados en Australia están considerando seguir el modelo de un solo parlamento de Queensland. A
nivel mundial, otros gobiernos han seguido el ejemplo de Queensland. El país de la Commonwealth británica de
Nueva Zelanda hizo lo mismo en 1950, seguido por Dinamarca en 1953 y Suecia en 1970.
Este es un sistema muy peligroso. Las personas piensan que tienen protecciones democráticas, cuando en realidad
esos derechos son absolutamente ilusorios. En Queensland, el parlamento puede obligar a cualquier asunto. Ha
ejercido sus poderes despóticos con respecto a la fluoración, el reciclaje y la desalinización del agua potable, la
fusión de comarcas, la venta al exterior de una gran cantidad de activos estatales a los sectores privados, y ha
incurrido en déficits atroces, entre otras cosas. En resumen, una tiranía parlamentaria está funcionando en absoluto
desafío a la mayoría de la gente.
En lo que respecta a la fluoración del agua y la fusión de los condados, más del 80% de las personas estaban en
contra de estas cuestiones, sin embargo, el parlamento de Queensland desafió los deseos del pueblo. En otras
palabras, Queensland ha abandonado el régimen democrático en muchos asuntos importantes y el parlamento se ha
convertido en un tirano.
Australia es una isla muy grande que ha sido clasificada como un continente. A pesar de su gran área geográfica,
Australia está escasamente poblada, con menos de 30 millones de habitantes. Tal aislado país pequeño, normalmente
no sería capaz de jugar un papel importante en el lanzamiento del Nuevo Orden Mundial. Sin embargo, ha sido
seleccionado para ello por la élite gobernante.
Queensland se ha convertido en el estado con mayor crecimiento en Australia. Según informes de prensa, la gente de
un estado a otro y extranjeros están migrando a Queensland en gran número cada mes. Hay una fuerza motriz detrás
de las escenas.
Los planes de dónde lanzar el Gobierno Mundial no se originaron en Queensland, ni fueron incubados en Australia.
Ellos han estado fraguándose durante muchas décadas. Para entender mejor a la élite gobernante y a su jerarquía,
tenga en cuenta que los reptiles tienen en sus muy primeros puestos ocupados por los Anunnaki Olcars. No hay
muchos Olcars en cuerpos humanos. Hoy en día, hay uno en Gran Bretaña, otro en Australia, con uno cada uno en
los siguientes lugares: Rusia, Finlandia, China, Estados Unidos, Europa Occidental y África. Es decir, sólo hay ocho
Olcars en la tierra en cuerpos humanos en este momento.
Los Olcars son la parte más alta de la jerarquía Anunnaki en la Tierra. Ellos están por encima de la élite gobernante.
Los Olcars por lo general aparecen como figuras periféricas. Permanecen ocultos en la medida de lo posible.
Mientras que los Olcars pueden tomar posiciones como líderes del mundo, por lo general no lo hacen.
Algunos de los Olcars están en posiciones muy insignificantes de apariencia. A pesar de sus apariencias, todos ellos
son muy poderosos. Ellos permanecen de incógnito cuando sea posible, pero van a exponerse a sí mismos en
situaciones extremas o en tiempos de desesperación.
Sólo había un OLCAR en Gran Bretaña en la primera mitad del siglo XX. Este OLCAR fue responsable de muchas
atrocidades a los derechos humanos y el Estado democrático, y jugó en los dos lados antes y durante la Segunda
Guerra Mundial, a veces apoyaba a la alianza anglo, y en otras ocasiones su energía apoyó el eje nazi del poder. El
OLCAR estaba activo en el Parlamento y entre bambalinas en 1911, cuando la Cámara de los Lores fue despojada de
su poder de veto, que dio la supremacía a la Cámara de los Comunes en Gran Bretaña. El OLCAR preparaba a Gran
Bretaña para el despotismo parlamentario, a sabiendas de que, dando la apariencia de que el poder estaba en manos
de la gente, una legislatura despótica podía gobernar y ser aceptada por el pueblo.
El OLCAR británico no se limitó a Gran Bretaña. Él simultáneamente se entrometía con la política estadounidense, y
fue muy influyente en la alteración de la Constitución de ese país para tener enmiendas que adoptaron en 1913 para
permitir un impuesto sobre los ingresos, así como en una importante revisión del método de selección de los
miembros de la Cámara Alta de los Estados, el Senado. Antes de 1913, los senadores estadounidenses fueron
nombrados por las varias legislaturas estatales. En 1913, la Constitución de los EE.UU. fue modificada para que los
senadores fueran elegidos por voto popular del pueblo. Esto le dió al pueblo una mayor ilusión de poder, dejando
que piensen que ahora eran capaces de elegir democráticamente a los senadores. A día de hoy, la ilusión del poder
popular se refuerza cada vez que se efectúa el plan de la elite gobernante.
La caída del muro de Berlín es un ejemplo de que las personas han sido engañadas. No fue el poder del pueblo, sino
lo que un OLCAR dictó, lo que causó la construcción del muro en primer lugar, y otra orden OLCAR permitió al
muro ser derribado!
Ni por un momento piense que las personas que firmaron las órdenes para erigir y
derribar el muro de Berlín eran Olcars. Los Olcars se esconden siempre que sea posible. El patrón de la intervención
OLCAR en los parlamentos democráticos se hace evidente cuando se consideran estos tres eventos. En primer lugar,
el OLCAR británico comenzó quitando el poder de veto de la Cámara Alta de Gran Bretaña con una ley de enmienda
constitucional conocida entonces como la Ley Parlamentaria de 1911.
La enmienda de 1949 limitó aún más los poderes de la Cámara de los Lores al acortar el tiempo por el cual ese
organismo podría retrasar la legislación. En segundo lugar, y casi simultáneamente, el OLCAR interfirió con la
cámara alta de Estados Unidos. En tercer lugar, comenzó el empuje que ha causado el Partido Laborista de
Queensland a abolir la Cámara Alta.
Contrariamente a la creencia común, Gran Bretaña y los Estados Unidos no han sido aliados armoniosos en los
últimos siglos. América se separó de Gran Bretaña en 1776. Desde entonces, Gran Bretaña ha utilizado la fuerza,
subterfugios y otros medios sutiles para tratar de traer a su antigua colonia de nuevo en el Imperio Británico. Gran
Bretaña entró en guerra con los Estados Unidos en 1812, jugó un papel decisivo durante la Guerra Civil Americana y
el OLCAR británico de la primera mitad del siglo XX ha sido el responsable de impulsar a Estados Unidos en la
Primera Guerra Mundial y la Segunda Guerra Mundial.
Los OLCAR han estado dispuestos a hacer que Estados Unidos se vea como la primera potencia mundial, al mismo
tiempo convertir al país en la nación más
odiada en el mundo.
Esto es una muestra más del Gran Tablero de Ajedrez Annunaki.