Está en la página 1de 5

Concepto.

Para explicar las características de los gases, los científicos propusieron, durante el siglo
XIX, la denominada "teoría cinética de los gases". Su ampliación a líquidos y sólidos dio
lugar al modelo cinético molecular de la materia. Este modelo se basa en dos postulados
fundamentales:

 La materia es discontinua, es decir, está formada por un gran nº de partículas


separadas entre sí.
 Estas partículas materiales se encuentran en constante movimiento debido a dos
clases de fuerzas: de cohesión y de repulsión.
Las fuerzas de cohesión tienden a mantener las partículas materiales unidas entre
sí.
Las fuerzas de repulsión tienden a dispersar las partículas y a alejarlas unas de
otras.

Según que predominen unas u otras fuerzas, la materia se presenta en estado sólido,
líquido o gaseoso.

Sólidos.

 Las partículas de los sólidos se encuentran muy próximas, y las fuerzas de atracción
entre ellas son muy intensas, su único movimiento es el de vibración.
 Las partículas sólo pueden vibrar alrededor de su posición de equilibrio

Líquidos.

 Las partículas de los líquidos pueden desplazarse con cierta libertad pero sin
alejarse unas de otras.
 Por esa razón tienen volumen constante y se adaptan a la forma del recipiente.

Gaseosos.

 Las partículas de los gases se mueven con total libertad y están muy alejadas unas
de otras.
 Por eso tienen forma variable y tienden a ocupar todo el volumen disponible.
Aplicación del modelo cinético molecular al estado gaseoso.

En el estado gaseoso, las fuerzas de cohesión son prácticamente nulas adquiriendo las
partículas su máxima movilidad. La distancia entre estas partículas es variable tendiendo a
ocupar todo el volumen disponible, por eso los gases tienen forma y volumen variables.

Las partículas de los gases se mueven con total libertad y están muy alejadas unas de
otras.

Por eso tienen forma variable y tienden a ocupar todo el volumen disponible.

Dada su capacidad de fluir los líquidos y los gases reciben el nombre de fluidos al contrario
que los sólidos que son rígidos.

Un gas es un fluido que tiende a expandirse hasta ocupar completamente el volumen del
recipiente que lo contiene. Las propiedades generales de los gases son las siguientes:

Teoría cinético-molecular de los gases.

La teoría cinético-molecular ha resultado muy útil para explicar el comportamiento de los


gases, los cambios de estado y otros fenómenos importantes. Las ideas principales de esta
teoría son las siguientes:

Los gases están formados por un número muy grande de partículas extremadamente
pequeñas llamadas moléculas.

Las distancias entre las moléculas son muy grandes comparadas con el tamaño de las
moléculas en sí y con las dimensiones del recipiente que las contiene.

Las moléculas están en movimiento continuo rectilíneo en todas las direcciones y


sentidos.

Las fuerzas de atracción o repulsión que ejercen las moléculas entre si son despreciables.

Durante su movimiento al azar las moléculas chocan entre sí y con las paredes del
recipiente, este continuo bombardeo de las paredes se conoce como presión del gas.

Los choques de las moléculas entre sí y con las paredes del recipiente que los contiene son
perfectamente elásticos, es decir, sin pérdida alguna de energía.
Características de los gases.

El gas no tiene volumen Propio: Presenta volumen igual al del recipiente donde se
contiene.

No posee forma propia: Asume la forma del recipiente donde lo coloquemos.

Tiene gran compresibilidad: Capacidad de reducción de volumen, como también de


expansión

Los gases se difunden muy rápidamente, por lo que cuando dos gases entran en contacto,
sus moléculas quedan mezcladas uniformemente.

La energía cinética de sus moléculas es muy alta por lo que están en constante
movimiento, chocando entre ellas.

Ejemplos de las características de los gases.

En un cilindro de gas, el gas está comprimido en un recipiente y no puede escapar, ya que


las moléculas rebotan, al abrirse la válvula el gas sale a presión. Adopta la forma del
cilindro.

Dentro de una botella de airosol (dependiendo del producto) se encuentran varios gases
que al agitar la botella se mezclan uniformemente.

Leyes de los Gases.

La determinación de una ecuación de estado de los gases implica inevitablemente la


medición de la presión, o fuerza por unidad de área, que un gas ejerce sobre las paredes
del recipiente que lo contiene. La presión de los gases comúnmente se expresa en
atmósferas o milímetros de mercurio.

El estudio sistemático del comportamiento de los gases le interesó a los científicos


durante siglos. Destacan los nombres de varios investigadores que establecieron las
propiedades de los gases.

Ley de Boyle:
“El volumen de un gas, a temperatura constante, es inversamente proporcional a la
presión”

Ley de Charles:

“El volumen de un gas a presión constante es directamente proporcional a la temperatura


Kelvin”.

Ley de las Presiones Parciales de Dalton:

La presión que ejerce un componente determinado de la mezcla de gases si éste ocupara


por sí solo el recipiente, se llama presión parcial del componente. Las presiones parciales
se calculan aplicando la ley de los gases ideales a cada componente. Así la presión parcial,
Pc, para una componente consistente en nc moles está dada por la expresión:

Ley de Gay-Lussac:

V = V0(1 + "t)

Donde V0 es el volumen que a la temperatura de 0 ºC, " es una constante que tiene
aproximadamente el valor 1/273 para todos los gases y t es la temperatura en la escala
Celsius. Esta ecuación establece que el volumen de un gas aumenta linealmente al
aumentar su temperatura.