Está en la página 1de 26

P

El concepto de justicia en marco de la E
N
Filosofía de Paul Ricoeur. S
A
The Concept of Justice in the framework of Paul M
I
Ricoeur´s Philosophy. E
N
Juan Camilo Salas Cardona * T
O

Fecha de recepción: 3 de junio de 2014 J
U
Fecha de aceptación: 25 de agosto de 2014
R
í
D
I
RESUMEN ABSTRACT C
O
A pesar de no existir en Paul Ricoeur Inside Paul Ricoeur’s work doesn’t
un desarrollo sistemático del exist a systematic development of
concepto “justicia”, lo justo, como the subject of justice, “the just” like Nº
categoría ética, legal y política, es category ethical, legal and political, 40
una preocupación que atraviesa it is a concern that runs its entire
todo su recorrido filosófico. Esta philosophical route. This reflection
reflexión sobre lo justo en Ricoeur, about “the just” at Ricoeur’s, is
se ubica dentro de una ética aplicada placed inside of applied ethics
de carácter público y ciudadano, que of public nature and civic, that
fundamentada antropológicamente, anthropologically based, proposes the
propone la sabiduría práctica como practical wisdom like a category that
una categoría que articula todas las articulates all the spheres of human
esferas del obrar humano en orden behave. In order to achievement a
a la consecución de una vida buena, good life, along with the rest, in the
junto con los demás, en medio de middle of right institutions. In this
instituciones justas. En esta tarea, task, the feelings play a decisive role.
los sentimientos juegan un papel Keywords: justice, right, ethics,
decisivo. hermeneutics, feelings, anthropology 85
Palabras Clave: justicia, derecho, and person.
ética, hermenéutica, sentimientos,
antropología y persona.

RÉSUMÉ:
Malgré le fait de ne pouvoir pas rencontrer dans la pensée de Paul Ricoeur un
développement systématique du concept justice, c’est le juste une préoccupation
qui traverse tout son parcours philosophique. Cette réflexion sur le juste en Ricoeur,
se trouve au-dedans d’une éthique appliqué au caractère publique et citoyen, qui
enracinée anthropologiquement, propose la sagesse pratique comme une catégorie
qui rejoint tous les niveaux de l’agir humain pour aboutir à une vie bonne, avec les
autres, au milieu des institutions justes. Dans cette tâche, les sentiments jouent
un rôle décisif.

Mots clé : justice, droit, éthique, herméneutique, sentiments, anthropologie et personne.
*
Doctor en Derecho, Universidad de Estrasburgo, Francia. Máster en Ética y Democracia, y candidato a Doctor en Filoso-
fía, Universidad de Valencia, España. Abogado, Universidad Militar Nueva Granada, Profesional y Magíster en Teología,
Universidad Javeriana, Especialista y Magister en Filosofía Latinoamericana, Universidad Santo Tomás. Especialista en
Bioética, Universidad El Bosque. Es Profesor de Filosofía del Derecho y Teorías de la Justicia en la Universidad de Estras-
burgo, miembro del Comité Nacional de ética de la Investigación de Panamá, y colabora, en calidad de Profesor invitado
con los Postgrados en Derecho de las Universidades Nacional de Colombia y Santo Tomás. salascardona@gmail.com

PENSAMIENTO JURÍDICO, No. 40, ISSN 0122 - 1108, JULIO - DICIEMBRE, BOGOTÁ, 2015, PP. 85 - 110

P
E
N “Es como ciudadanos que llegamos a ser humanos.El deseo
S de vivir en medio de unas instituciones justas, no significa otra cosa”.
A Paul Ricoeur
M
I
E
N
T
O
Introducción
J
Con el concepto “justicia” sucede algo semejante a lo que pasa con un
U
R significativo número de términos que empleamos familiar y cotidianamente,
í pero de los cuales difícilmente podemos dar una definición precisa; en este
D sentido, con naturalidad y espontaneidad, en la vida diaria decimos que esto
I o aquello es justo o no lo es, pero pocas veces reflexionamos acerca de las
C
condiciones que determinan este tipo de jucios. Esta situación, que puede
O
generar muy profundos análisis acerca de su contenido e implicaciones,
Nº se vuelve problemática cuando “los especialistas” en la justicia, es decir
40 los profesionales del derecho, tampoco solemos dar razones y argumentos
acerca de lo que constituye y determina “lo justo”, apelando frecuentemente
a su identificación con el fin de las normas, en particular, y del derecho, en
general.

Más problemática aún se vuelve la cuestión de la justicia, cuando los mismos
operadores y administradores de justicia resuelven el asunto, entendiendo por
ella la simple subsunción aplicativa de las normas vigentes, encontrándose,
no pocas veces, con el hecho de que aquello que ellos dictaminan como
“justo”, está muy lejos de la idea y del sentimiento de justicia de los afectados,
86 y mucho más aún de la idea de justicia de los ciudadanos. En este contexto, “lo
justo” se convierte en el producto de un mero ejercicio de autoridad.

En medio de ese maremágnum de sentires respecto de la justicia, propio
del pluralismo moral de nuestras sociedades, las discusiones teóricas, de
naturaleza político – jurídica, la mayoría de las veces, se encuentran muy
distantes de esclarecer, orientar o promover el componente ético de esta
categoría, o de generar debates ciudadanos constructivos en torno de la
justicia, resultando, por decir lo menos, poco atractivas para el ciudadano de
a pie.

Es en este contexto de profunda complejidad en el que se origina la propuesta
de justicia de Paul Ricoeur, la cual, contemporánea de todas las convulsiones
económicas, sociales y políticas de la segunda mitad del siglo XX, intenta
desligarse de las nociones méramente formales y procedimentales de justicia,
tan en boga en esta época, así como de aquellas metafísicas o méramente

EL CONCEPTO DE JUSTICIA EN MARCO DE LA FILOSOFÍA DE PAUL RICOEUR.

abriendo a un panorama extra jurídico. descansa fundamentalmente sobre dos ejes. Traducción y notas de Agustín Domingo Moratalla. interpretativa e intemporal de la justicia. la cual. en un U vocabulario contemporáneo preciso. a propósito de “lo E justo”. No. o no es tampoco.110 . P descriptivas de “aquello que ya está allí”. evidencia las insuficiencias del derecho. BOGOTÁ. de su perspectiva filosófica (2). de derecho y de política en la que aparece lo justo. es el de una ética pública. consideramos que allana el camino una descripción general de la particular concepción hermenéutica en Ricoeur (1). 2001. narrativa y responsable. procediendo luego a una aproximación a su perspectiva antropológica (3). Madrid. PENSAMIENTO JURÍDICO. en la que se presenta a una persona hablante. ISSN 0122 . Traducción y notas de Tomás Domingo Moratalla. y particularmente realizó un significativo D número de estudios sobre problemas inherentes al ejercicio del derecho y de I C la administración de justicia1. Caparrós. partiendo M de la persona histórica. actuante. todo ello desde el marco de una filosofía hermenéutica. Caparrós. 2015. como disciplina y como práctica. 85 . que ponga de manifiesto la necesidad de integrar horizontes a la hora de propiciar una vida buena. y “Amor y Justicia”. dicha perspectiva antropológica. para que el individuo. el de los sentimientos (5). En dicha noción. 1999. la que articula su noción de ética. Ricoeur propone un proyecto pedagógico de I configuración de una ciudadanía. 87 En lo relativo a su aporte a la justicia (4). en el presente ensayo. junto con los demás en medio de instituciones justas. no es R menos cierto que este filósofo francés dedicó buena parte de sus esfuerzos de í reflexión a la cuestión de “lo justo”. en el que se constata la necesidad de un enfoque interdisciplinario del saber jurídico. extra político y extra judicial. En orden al logro de este fin. 40.DICIEMBRE. El marco general del pensamiento moral de Ricoeur. ubicado entre lo legal y lo bueno. para entrar a proponer una E N perspectiva dialógica. que al estar referida al campo judicial. también generales. para luego hacer algunas precisiones. para desmarcarse de los tintes metafísicos que A pudiera tener el seguir hablando de “la justicia”. PP.1108. es S mejor denominar “lo justo”. JULIO . la política y una ética aplicada de índole antropológica. N T O Si bien es cierto que Ricoeur no engrosa las filas de aquellos que solemos J denominar tradicionalmente “filósofos del derecho”. es precisamente la noción de sabiduría práctica. un pensador “jurídico – político”. llegue a considerarse como un sí mismo en tanto que otro. la identidad narrativa de la persona y su noción de sabiduría práctica. se intenta una aproximación a su concepción Nº de lo justo tratando de dilucidar en ella los estrechos vínculos entre el 40 derecho. O Así pues. la cual constituye la columna vertebral de todo su pensamiento. 1 En lengua castellana un buen número de estos estudios han sido publicados bajo los títulos “Lo Justo”. Madrid. aplicada y ciudadana.

6 Domingo. Cit. la obra de Paul Ricoeur. J Dentro de la tradición hermenéutica. en consonancia con los dos grandes maestros O que configuraron su pensamiento. teniendo “el tiempo”. EL CONCEPTO DE JUSTICIA EN MARCO DE LA FILOSOFÍA DE PAUL RICOEUR. una preeminencia respecto del lugar I que le otorgó Heidegger. A. constituye el problema fundamental de la filosofía. en conceptualizar el tiempo de manera unitaria. a nuestro juicio razonable. Vrin. de Agustín a Heidegger. I la cual sirve de piso teórico a todas sus reflexiones. sería la consecuencia de este fracaso. Paris. y una A dilucidación del papel que en ella juega la dimensión emocional. como si hubiera que esperar a que estas disciplinas. Ricoeur parte del tiempo O mismo y reconoce que ese tiempo. 13. la de Heidegger ontológica y la de Gadamer dialógica. (= LJ). coherente y totalizante”4. 1999. En este sentido. de ahí la cercanía entre los títulos de ambas í D obras. “Tiempo y Narración. sonora y arriesgada”. Si la hermenéutica nietzscheana es genealógica y corporal. en ese recorrido. y con el que se realiza históricamente el bien6.P 1. 4 Ibíd. Ob. 186. 1993. primero 2 La expresión “hermenéutica narrativa”. Edmund Husserl y Gabriel Marcel. Caparrós. . Introducción de A. 5 Ibíd. resultaría del fracaso de la filosofía o de la fenomenología. en cuanto que su concepto de sabiduría práctica. la hermenéutica ricoeuriana podría denominarse como 88 narrativa y ética. que somos nosotros. con el mundo o con un texto. entra en la dinámica que Agustín Domingo propone cuando dice: “Desde ahora. que no son otra cosa que los N T problemas “del mundo de la vida”. 183. p. asimismo desde su propia E manera de entender los problemas filosóficos. la ética tendrá que abordar en profundidad los problemas que hasta entonces habían sido dejados en manos de una reduccionista manera de entender la metafísica o la antropología. Una hermenéutica narrativa2. dimensión ética de la hermenéutica de Ricoeur. L’horizon herméneutique de la pensée contemporaine. p. C Ricoeur lo lleva hasta la narración3. y ética.. que sería también el fracaso de todo el pensamiento filosófico que busca comprender el tiempo”5. P. ya que el recorrido heideggeriano del ser al tiempo. p. Domingo. entendidas descarnada y ahistóricamente. 3 Grondin. Madrid. del sentido con el que Agustín Domingo Moratalla califica la ética de Ricoeur cuando afirma: “La ética de Paul Ricoeur bien puede ser llamada Ética narrativa porque hunde sus raíces en una realidad personalmente apalabrada.. sería en este caso una prolongación. Jean. el análisis de Jean Grondin resulta Nº 40 esclarecedor cuando dice: “La toma en cuenta del principio narrativo inherente al tiempo. retoma el tema de la temporalidad en el estado en que lo R dejó Heidegger en Ser y tiempo. le sirve para desarrollar ese espacio ético del que se nutre la ley. Ricoeur. E N S Una adecuada aproximación a la concepción de justicia de Paul Ricoeur. Lo Justo. especialmente U Tiempo y Narración. narrativa en cuanto que la narratividad es el “mecanismo” que comunica el sentido que emerge de las relaciones con el otro. sólo pueden M ser posibles desde una clarificación de su “particular concepción hermenéutica”. Cf. en este sentido. en Ricoeur.

o abordajes de problemas desde una perspectiva interdisciplinar como su tratamiento de la voluntad o de la interpretación. Seuil Paris. JULIO . p. con el mundo o con un texto. hacia un Tú. Cit. 8 Ricoeur P. Heidegger y otros. 85 . pudiéramos arriesgar que en Ricoeur la hermenéutica I es un humanismo. Esperanzas de libertad: Ética y política en la hermenéutica de Gadamer y de Rorty. Agustín. a partir de la cual surge un compromiso con un sentido que define un modo de vida o una forma de obrar en el mundo. 3.es/gadamer/Rorty/. 7 Domingo. 40. en tanto que su intención no es la de desarrollar una E conceptualización sino la de propiciar le “vivre bien”. Cit. uma. solucionasen los problemas epistemológicos y. Ob. de la cual se sirve para precisar el carácter de la persona en tanto que Sí mismo como otro. J. http://www. A partir de la afirmación del carácter hermenéutico del pensamiento de Ricoeur. ISSN 0122 . Teoría General de la interpretación. J. Temps et récit II. 1960. Ob. sus reflexiones son diálogos con autores como Freud. la “vie bonne” 8. al compromiso. sino de compelerle hacia un exterior. Es una hermenéutica dialógica de la persona. 150. es el de no encerrar al intérprete sobre sí mismo. http://www. y que por ello. 2004) (= SP). Es así como uno de los T O caracteres “ético – humanísticos” de la narración. I C O En la propuesta hermenéutica ricoeuriana.DICIEMBRE. No. La filosofía de Ricoeur. como lo dice el mismo Ricoeur: R í “…esta apertura consiste en la proposición de un mundo susceptible de ser D habitado” 10. puesto N que el tiempo no se deja conceptualizar sino sólo narrar. Conferencia dictada con ocasión de la recepción del Balzan Prize 1999 for Philosophy. que Ricoeur no aspira a la sistematicidad. Roma. PENSAMIENTO JURÍDICO. Citado por Grondin. Nº sino que es. Husserl. 187. p. PP. 12 Grondin. p. E N Como intento de precisión más profunda de esta ética hermenéutica de Ricoeur. 2. 11 Betti. (= EDL). Cit. J. después. 10 Ricoeur. 180 – 181. es necesario subrayar. S A y parafraseando el conocido título de la obra de Sartre El existencialismo M es un humanismo. de la confianza y también de la sospecha12.110 .it/Premiati_eng. Nov. nos indicaran qué P debemos hacer” 7. Synthèse Panoramique. P.aspx?Codice=0000000475&cod=0000000489 (22. BOGOTÁ.1108. espontánea. es una apertura que invita U a la habitabilidad del mundo9. también son debates en torno de problemáticas disciplinares como la exégesis bíblica o el psicoanálisis. 1984. J la narración es un despertar a la acción. tal como podría serlo en la versión hermenéutica de Emilio Betti11. es también una hermenéutica de la escucha.htm (26 de enero de 2005). en Ob. es 89 conveniente resaltar algunos de los rasgos de su filosofía que van a permitir una mejor comprensión de su manera de abordar los tópicos que interesan a nuestro estudio. 9 Grodin.balzan. hacia un otro. 187. Emilio. 2015. pp. p. en ese sentido. la hermenéutica no es un asunto de profesionales. una hermenéutica natural. aquella que 40 realiza todo ser humano en sus relaciones con el otro. de cierta manera.

15 El término Generación del 98 fue acuñado por Azorín. en el cual tiende un puente í D entre estas dos maneras de comprender el filosofar. su E pensamiento reflexiona sobre problemáticas clave de la experiencia humana como N la alteridad. 3-4. que impelía hacia un cierto «irracionalismo». p. a propósito de la cual afirma: “…las innovaciones literarias de la Generación del 98 enriquecieron la sensibilidad para captar la realidad en el contexto del pensamiento europeo de fines del siglo XIX. Pío Baroja.. pp. que puede ser un extranjero. A. Este significativo aporte a la filosofía se R evidencia con total claridad en Sí mismo como otro. El sí mismo. no va sin una proyección objetiva. presente a lo largo de toda la obra. SP. El conjunto de estos dos sistemas. acompaña también la coordinación entre la reflexividad y la objetividad de la analítica. podría servir de modelo para una correlación semejante en otros dominios… La coordinación entre reflexividad y dialogicidad. lo J constituye su articulación de las tradiciones analítica (de corte anglosajón) U y reflexiva (de corte continental). que le impulsa a salir fuera. y eventualmente un adversario”. entre los que se destacan Miguel de Unamuno. la fe. de la mano de Jaspers. Antonio Machado y Juan Ramón Jiménez. la mismidad. como tampoco sin una implicación dialógica.14 Cabe anotar que el abordaje de los problemas humanos. entre las aproximaciones analítica y 40 reflexiva. asegura el entramado de “Sí mismo como otro”. tal como lo testimonia su consideración como el más insigne N exponente del pensamiento hermenéutico del siglo XX en Francia. lo justo13.P La filosofía de Ricoeur es periantrópica. el inconsciente. EL CONCEPTO DE JUSTICIA EN MARCO DE LA FILOSOFÍA DE PAUL RICOEUR. de ahí que las reflexiones I de Ricoeur.Ramón del Valle Inclán. este texto a O propósito de la obra en mención resulta revelador: Nº “Esta correlación. en este sentido. 10. hacia la exterioridad. domingo. abran un auténtico horizonte para un pensar hermenéutico C comprometido. debido a la incapacidad de la razón para afrontar los temas que en su tiempo emergían como los más auténticos problemas 13 “Lo Justo es un hilo conductor y un eje de toda la actividad filosófica de Ricoeur”. Introducción a lo Justo de Paul Ricoeur. el psicoanálisis y la semiótica. y a la vez con vocación universal. lo que fue la Generación del 9815 para el pensamiento español. y personalistas junto a Gabriel Marcel y I Mounier. no se hace al estilo de la antigua metafísica pre-nietzscheana ni pre-heideggeriana. S A etc. experiencial y siempre racional. T O Uno de los ejemplos más remarcables de dichos aportes a la filosofía. a nivel del lenguaje. marcado por el estructuralismo. en este sentido su obra mantiene una cierta “fidelidad” a sus orígenes M existencialistas. ya que en torno del ser humano. Se produjo así un giro innovador en la filosofía: de la razón a la vida… En este contexto se comprende que. la existencia concreta. Ricoeur sería para el pensamiento francés del siglo XX. en este sentido. marcado por una crisis del positivismo. como salida desesperada del estrechamiento («angostamiento») de la razón. . 14 Ricoeur. José Ortega y Gasset . sino que se 90 realiza en perspectiva histórica. más sin embargo su originalidad y aportes a la filosofía contemporánea E son evidentes. que impone una referencia al otro. P. temática ésta tratada por Jesús Conill. el mismo Azorín. vital. para designar a un grupo de destacados literatos y pensadores.

Decir sí mismo no es C decir yo” 18. Madrid. pp. la ética de Ricoeur. del Cogito cartesiano” 17. Domingo denomina una ética de la felicidad cuando afirma: 91 “…una ética de la felicidad que se precie de ser tal debe ser. dialogal. [entendida como] la posibilidad real de una vida humana digna para todos” 20. 40. Directora Adela Cortina. JULIO . capaz de mantener una promesa. Felicidad. Seuil. en la que se ponen de manifiesto las implicaciones 40 comunitarias y dialógicas de esa “vida buena” dentro un marco institucional justo. ofrece una primera idea del espacio que separa la I hermeneutica del sí mismo de los filósofos de Cogito. a la vez. que las aproximaciones que 16 Conill. 2015. Nietzsche y la política de la transvaloración. 1990. justicia y responsabilidad comunitaria. Desde estas breves notas que pretenden aclarar el horizonte en el que se mueve la filosofía hermenéutica de Ricoeur. desplegando sus componentes dialógico y comunitario en esta aproximación a la “vida buena”. Desde esta perspectiva. E N Desde esta perspectiva. Verbo Divino. respecto de los estudios que D componen esta obra. PP. dentro del horizonte de la felicidad. la filosofía de Ricoeur constituye una ruptura con un S A racionalismo individualista de tipo cartesiano.. 4. En el presente ensayo utilizaremos el texto en su versión original en francés. en Diez palabras clave en ética. p. P. con y para los demás. Yo me oponía así a la interpretación U monológica. “Yo enriquezco el concepto de ética. Yo propongo la definición siguiente de ética : vivir bien.DICIEMBRE. Estella. R í “El sobrevuelo que venimos de proponer. en medio de instituciones justas” 19. tal como lo dice el propio E Ricoeur cuando afirma: N T “La noción misma de sí mismo. 85 . queda claro pues. 20 Domingo A. BOGOTÁ. subrayado en cada etapa por la mediación J del lenguaje. ISSN 0122 . SP. 17 Ricoeur. 19 Ricoeur. el encuentro con el otro. Paris. entraría dentro de lo que A. 2001. No. Jesús.110 . El poder de la mentira. que sale de su individualismo para reconocerse con un I sí mismo como otro. 18 Ricoeur. p. Soi-même comme un autre.1108. (= SMCA). no solamente O por su carácter reflexivo indirecto. 4. filosóficos (la vida y la historia). una ética de la responsabilidad…Ya no es posible pensar con seriedad las condiciones de la felicidad sin las condiciones de la justicia. por no decir solipsista. me parecía distinta de la del yo. si se M quiere orteguiana. SP. P. 30. para optar por una razón vital. las páginas citadas corresponden a la misma edición. O En este sentido. Tecnos. p. 1998. al integrar en un mismo plano felicidad. forma parte de una misma dinámica ética Nº orientada hacia la felicidad. 106–107 PENSAMIENTO JURÍDICO. P. sino por su carácter dialógico. la razón entre en crisis de confianza y P necesite ser rebasada por la vía del sentimiento y de la vida” 16.

La antropología ricoeuriana. obrar. en razón de la diversidad de los temas abordados… Fue entonces que. En este contexto. el poder se traduce en un “poder transvalorar”. a contracorriente de mis preferencias.3. constituyen algunas de E las riquezas de su pensamiento. 23 La capacidad en Ricoeur como clave antropológica. la cual él mismo califica como de cierta “dispersión” cuando dice: J U “De cierta forma. yendo un poco en “contravía” de su forma de hacer filosofía. sería la de evidenciar un ser humano con capacidad23. 3. en Ricoeur. Jesús. pero también a la vez. M temporalidad. . SP. Amartya Desarrollo y Libertad. 22 Ibíd. debí proponer una clave de lectura a mis lectores. una lectura de su obra en clave antropológica es perfectamente válida. a la cual el mismo Ricoeur califica de síntesis y de Nº clave de lectura de su pensamiento al afirmar: 40 “El interrogante que me planteé fue sobre una cierta unidad de mi obra – si no sistemática. Horizontes de Economía Ética. resultando de ella una antropología articulada en torno del “yo puedo”. ayuda significativamente su obra Sí mismo como otro. dentro I del marco de una hermenéutica humanista y ética. 2004. a su E antropología y al papel que juega la dimensión emocional en estas categorías. nos remite en cierto sentido a la propuesta del desarrollo de capaci dades en la propuesta de Amartya Sen. N deben ser consecuentes con su particular manera de abordar dichas “temáticas” S A dentro del marco general de su filosofía. y yo puedo ser responsable de mis actos y ser tenido como su autor. existenciariedad y experiencialidad de su pensamiento. I C O Para ubicarse en este contexto de “dispersión”. dialogicidad. mientras que para Nietzsche. yo creo en una dispersión en el campo de la reflexión R filosófica para abordar una pluralidad de cuestiones determinadas. desde este punto de vista. una de las notas más características de la antropología ricoeuriana. yo puedo narrar. y me sentía golpeado por ella. P. véase Sen. 2000 y Conill. EL CONCEPTO DE JUSTICIA EN MARCO DE LA FILOSOFÍA DE PAUL RICOEUR. el “yo puedo” se desglosa en yo puedo hablar. De esta coyuntura nace Sí mismo como otro (1988)” 22. Planeta. Tecnos. en función de conclusiones D limitadas más sin embargo precisas”21. 92 Es claro el hecho de no haber un tratado antropológico sistemático en Ricoeur. Madrid. p. í apelando cada vez a un tratamiento distinto. yo puedo. La narratividad. expresión que a primera vista nos recuerda la voluntad de poder en Nietzsche. 21 Ricoeur. puede que un poco más que mis lectores.P intentaremos hacer a continuación a su concepción de justicia. sin embargo. cuarenta años después de mis primeras publicaciones. se proponen como N desafíos de gran dificultad cuando se trata de hacer una presentación “clara T O y distinta” de su filosofía. La cuestión me resultaba embarazosa. no sometido al destino (en el sentido popular del término) o al azar. Para una profundización en Sen. sí al menos temática -.

sería una labor de grandes magnitudes. que el marco general de su antropología es la concepción del ser humano como persona. acción. en razón de lo cual podríamos afirmar provisionalmente. tratando de descubrir el contenido y desarrollo antropológico de dicha visión de conjunto.. situación ante la cual optamos por una “análisis de sobre vuelo”. pero de diferente nivel de profundidad. y Amor y Justicia. Como fundamentos de esta aproximación general tenemos por un lado. obedece al hecho de que un estudio de todas las obras de Ricoeur 40 en perspectiva antropológica. SP. 2015. PP. y por otro. Por su parte. la cual desborda las posibilidades y las intenciones del presente ensayo. Lo justo y Amor y Justicia. con respecto a dicha utilización precisa Tomás Domingo. como la P determinación de un ser humano “capaz”. P. retomo la expresisón « M yo puedo ». p. E La problemática del hombre que actúa y sufre.. Ricoeur utiliza el término persona de manera reiterada. relato. y en diálogo I con sus obras Lo Justo. “Ricoeur no tiene reparos en hablar de persona en sus investigaciones sobre el ¿quién? (el sí mismo en expresión de su último libro). El primero es R un camino que pretende una aproximación panorámica. 40.DICIEMBRE. caracterizado por un í acercamiento provisional a sus visiones antropológicas. para complementar esta visión 93 antropológica. intentamos finalmente entrar en diálogo con sus obras jurídicas. un poco D más específico. T O En la tarea de darle contenido a esa. 3. En ese contexto.110 . 5. que Ricoeur denomina perspectiva antropológica de sus trabajos. Ricoeur las expresa cuando dice: E N S “Se me permitirá terminar por una tentativa de puesta en perspectiva de mis A trabajos de antropología filosófica. tomados de comentarios del mismo Ricoeur y del trabajo de especialistas en la materia.1. una lectura y un conocimiento panorámico de las obras de Ricoeur. 85 . Tanto la posibilidad de una lectura antropológica de sus obras. unos datos referenciales sobre las mismas. Aproximación panorámica a la antropología de Ricoeur. JULIO . ISSN 0122 . el camino más específico. Tal vez en razón de sus orígenes filosóficos en parte cercanos al personalismo. imputabilidad moral. en J U cierta medida paralelos. basado fundamentalmente en Sí mismo como otro. la cual me ha servido de guía en la exploración de las grandes I regiones de la experiencia: lenguaje. PENSAMIENTO JURÍDICO. No. C O La calificación como camino panorámico en la aproximación a la antropología Nº de Ricoeur. tomaremos a continuación por dos caminos. rasgo que marca ya una cierta tipología de la forma como percibe “lo humano”. BOGOTÁ. esto es lo que hace básicamente el artículo “Muere el 24 Ricoeur. en el que “la intuición” juega un significativo rol. la cual me permito sintetizar N hoy con la expresión hombre capaz…” 24. Prefiere la noción de “persona” a otras. viene dado por intentar seguir el mapa de sus obras que Ricoeur presenta en Sí mismo como otro. y el segundo.1108. en pro de una configuración de su concepto de lo justo.

a partir de la cual inicia sus reflexiones sobre las expresiones simbólicas. míticas y poéticas. S A Desde este comentario. Emmanuel.P personalismo. él no se queda E aquí. 1972. 29 Ibíd. 10. 28 Ricoeur. Madrid. P. aunque el “método” que queremos emplear en el caso pertenece a “nuestra cosecha”. y el inconsciente (l’involontaireabsolu)28. Caparrós. que nos habla de un ser humano con una voluntad que se mueve en dos niveles. Taurus. en la perspectiva panorámica que hemos aclarado. Ricoeur se encuentra con la experiencia de la mala voluntad (volontémauvaise).. 26 Ibíd. y tratando de percibir la noción de ser humano que se encuentra implícita en sus reflexiones. Manifiesto al servicio del personalismo. En sus reflexiones sobre la voluntad. pero tiene en Ricoeur un contenido diferente al que le otorgaba E Mounier. 27 Mounier. 2001. del lenguaje y de T la narración26.” pero esto es insuficiente. vuelve la persona. ante la cual se 25 Domingo Moratalla. de ahí sus posibles limitaciones. Tomás. algunos rasgos de J esta noción de persona en Mounier se perciben en el siguiente texto: U R “La libertad de la persona es adhesión. que han servido a la humanidad para expresar su experiencia del mal moral29. es en este contexto en el que surge su obra Finitud y culpabilidad. Introducción a Amor y justicia de Paul Ricoeur. a través de la mediación del obrar. EL CONCEPTO DE JUSTICIA EN MARCO DE LA FILOSOFÍA DE PAUL RICOEUR. es idéntico al utilizado por M I el personalismo. 1.” 25. .. pp. SP. Desde esta opción. en el caso presente. C O El método de intelección de la antropología ricoeuriana que utilizamos a Nº continuación. 94 el consciente (lucidité de la conscience) en el que se encuentra una esfera práctica de la experiencia. Madrid. Hay que construir metódicamente el concepto “persona”: audaz desafío N que encuentra su respuesta en la hermenéutica del sí mismo.. Pero esta adhesión no es propiamente í personal más que si es un compromiso consentido y renovado en una vida D espiritual liberadora. ya que para Ricoeur la persona se entiende en perspectiva histórica. estando “motivados” para hacerlo en virtud del texto citado anteriormente. en tanto que en Mounier. encontramos que en su primer gran obra Lo voluntario y lo involuntario (1950).. se aclara que el término persona. Tomado de Textos del Diccionario Herder de filosofía. de la que podemos colegir una antropología de la finitud. 89-92. P. (= AJ) p. a través de fenómenos como el proyectar. N fenomenológica y hermenéutica. en el cual él mismo confiesa la posibilidad de una tarea tal. el acostumbrarse y el emocionarse. encontramos una antropología de la voluntad. esta sería una antropología “no autorizada”. es básicamente 40 el de la inferencia de la base antropológica que se deduce de los temas abordados por Ricoeur. la persona tiene más bien una perspectiva O de lo “dado” en estrecha relación con lo espiritual y comunitario. que nos habla de un ser humano enfrentado a la experiencia límite del mal. no la simple adherencia obtenida por la fuerza o por el I entusiasmo a un conformismo público” 27.

la formación del lenguaje poético. Cit. O con el universo de la interpretación. 2. Ensayo sobre Freud (1965). una oportunidad excepcional para avanzar en esa “integración” entre las estas dos grandes tradiciones a propósito del problema del lenguaje. conservando. quien en sus críticas a la modernidad afirma la imposibilidad de conocer la realidad como un “en sí”. teniendo que apelar a expresiones míticas. como lo dirá posteriormente en Sí mismo como Nº otro. es decir. p. 32 Ricoeur. 10. J En su obra De la interpretación.DICIEMBRE. Ricoeur afronta U el problema del conflicto de interpretaciones. Ricoeur quiere vincular la aproximación del universo N T explicativo. De esta época datan “La metáfora viva” (1975). sino que sólo interpreta30. en este espacio. 30 En esta faceta aparecería con claridad una relación de Ricoeur con el aporte hermenéutico de Nietzsche. 85 .31 El “giro lingüístico” que se opera en Ricoeur. emerge su perspectiva hermenéutica. la formación del lenguaje narrativo. propio de las ciencias de la naturaleza (Naturwissenschaft). JULIO . con los cuales tuvo directo contacto por sus experiencias como docente en universidades británicas y norteamericanas. como él mismo lo confiesa. 40. 2015. a través del cual realiza la R í integración de las aproximaciones “naturalista” y hermenéutica. en sus versiones poética y 95 narrativa. En relación con este “giro”. pudiéndose sólo elaborar “inter pretaciones”. p. Ob. PENSAMIENTO JURÍDICO. de otra parte. sobre la base de expresiones metafóricas. que no da M razón de un en sí de la realidad. II y III. P. PP. Ricoeur comenta: “Es en este vasto campo del imaginario semántico. BOGOTÁ. encuentra perplejo. de una parte. 31 Domingo. T. E N S Del estudio de la mala voluntad y del mal.110 . Ricoeur encuentra en su acercamiento a la analítica. su “pertenencia al movimiento fenomenológico y hermenéutico”. que corresponde a sus investigaciones sobre el lenguaje poético. sobre la base de la lingüística estructural aplicada al relato” 32. coincide con la “renovación” del énfasis analítico en los ambientes filosóficos anglosajones. y que comienza a manifestarse claramente a partir de sus obras de la década de los 70s. y. y cuyo conocimiento sólo es posible desde O una fenomenología hermenéutica. simbólicas y P narrativas para intentar “explicar” y comunicar dichas experiencias. un C hombre cuyo conocer es interpretativo. que corresponden a sus reflexiones sobre el lenguaje narrativo en términos temporales. la I fenomenología da paso a la hermenéutica. propio de las ciencias del espíritu (Geisteswissenschaft). para dar 40 fundamento a la constitución ética de la persona. obra de la cual hemos hecho algunas observaciones más arriba. los cuales se han tenido como contrarios y excluyentes. nos muestra a una antropología hermenéutica. el lenguaje y la narración. No. bien conocida en la gran tradición de la retórica antigua y moderna . A ante la constatación de un universo simbólico. D I Esta perspectiva. y Tiempo y narración I.1108. SP. A través de su fórmula “explicar más E para comprender mejor”. ISSN 0122 . que articulo dos dominios bien delimitados . mítico y narrativo. a través de las mediaciones de la acción.

De otra parte. Nº y un ser enfrentado a la finitud y al mal. Con base en esta estructura organizativa.P Siguiendo con este intento de búsqueda antropológica. 96 A propósito de la estructura de Sí mismo como otro. Aproximación específica a la antropología de Ricoeur. de esta aproximación panorámica a la antropología de Ricoeur. Seuil. a partir de las inferencias E temáticas. 1990 pp. la palabra. y Yo puedo ser responsable de mis actos]. teniendo como complementos de esta búsqueda sus textos jurídicos Lo justo y Amor y justicia. a base í D de inferencias antropológicas de sus desarrollos temáticos. La importancia I antropológica radical de esta dimensión lingüística del ser humano. un ser histórico hermenéutico. P. se funda la que Ricoeur N denomina “identidad narrativa de los individuos y de las comunidades33”. y que hipotéticamente califica Ricoeur como el vínculo necesario entre la historia y la ficción para la J comprensión de “lo humano” del hombre. el calificativo de “específica” de esta aproximación. Yo puedo narrar. una analítica y la otra reflexiva”34. en la cual N descubrimos a un hombre que verbaliza su experiencia vital. a la teoría narrativa. la frase y el texto. podríamos descubrir una antropología de la comunicación. las cuestiones relativas a la filosofía del lenguaje. que se constituyen a su vez en el camino para su propio conocimiento. poesías y narraciones. y en su temporalidad. se manifiesta E en el hecho de que en ella. p. podemos concluir la I manifestación de un ser humano personal. partimos del hecho de que toda la obra podría considerarse como una antropología que se elabora en torno de las 33 La temática de la identidad narrativa es presentada. que T O él mismo señala como distinta de la identidad biológica. U R En síntesis. cada una de estas grandes cuestiones. y a la filosofía moral. a la filosofía de la acción. obedece al hecho de intentar un acercamiento antropológico al mapa . y al S A cual no se le puede conocer sino a través de esa verbalización. EL CONCEPTO DE JUSTICIA EN MARCO DE LA FILOSOFÍA DE PAUL RICOEUR. 137 – 198 34 Ricoeur. sin confundirlas. Paris. 3. que se expresa en las M tres unidades de base del lenguaje. me permitieron encadenar. intentaremos a continuación comentar las dimensiones antropológicas que emergen de ella. SP. Ricoeur precisa: “Estas cuatro cuestiones [Yo puedo hablar. 3. Yo puedo obrar. creando sentido.síntesis que Ricoeur elabora de su pensamiento en Sí mismo como otro.2. . se dejaba subdividir en dos aproximaciones. entre otras partes en Sí mismo como otro. teniendo como marco general la voluntad y capacidad humana de las cuales ya hemos dicho una palabra más arriba. en esta aproximación antropológica a Si mismo como otro. O que comprende y comunica su vida y su mundo a través de símbolos. experiencias que sólo puede intentar 40 comprender – explicar – comunicar. a través de formas mitológicas y simbólicas. Como se ha explicado más arriba. con una voluntad y una capacidad de C construcción de sentidos vitales y de su (la) historia. en su versión original fran cesa Soi même comme un autre.

a este respecto precisa Ricoeur: “Este nuevo tipo de investigación se revela más prometedor. La reflexión sobre el ámbito lingüístico. en la cual se encuentran la promesa o la orden. PP. centrada en su faceta objetiva. p.2. el cual permite identificarla físicamente entre otros seres.1108. Ricoeur. simbolizar y poetizar. PENSAMIENTO JURÍDICO. en este campo se ubica la enunciación. éste señala: “Es seguro esta faceta de la referencia identificativa la que nos permite encontrar. 40. La pragmática coloca así directamente en escena. a título de implicación necesaria del acto de enunciación. y una aproximación reflexiva. 35 Cf. el acto de decir. sino identificar « algo »” 36. 37 Ricoeur. SMCA. Su intención antropológica queda evidente desde el prefacio. apunta a continuar en la búsqueda de una teoría integrativa del sí mismo. sino la enunciación. se presenta como R í una de sus dimensiones fundamentales. Nº 40 Con relación a dicha aproximación analítica. 2) disociar I las dos significaciones mayores de la identidad agrupadas bajo el término mismo.38. N T O 3. P. 11. se ubica dentro del marco general C de la búsqueda de una teoría integrada del sí mismo. por primera vez. ISSN 0122 . 36 Ricoeur. ciertamente en un sentido pobre de la expresión. BOGOTÁ. de una forma solamente “física”.1. como el punto de convergencia entre A las tres intenciones filosóficas sobre las que se articulan los estudios: 1) marcar el M primado de la mediación reflexiva sobre la posición inmediata del sujeto. teniendo dicho lenguaje una estructura D “objetiva” y una faceta “subjetiva” que se correlacionan en la palabra. del narrar y de la ética. p. y 3) E reflexionar sobre la dialéctica del sí mismo y del otro en tanto que sí mismo35. por lo que coloca al centro de la problemática no lo enunciado. cuando S Ricoeur coloca el título Sí mismo como otro. el « yo » y el « tú ». Identificar. JULIO .110 . SMCA. de la situación de interlocución”37. SMCA. a la persona. tratamiento temático que P permite ir justificando la elaboración antropológica de la fórmula que el mismo E N título designa. para la cual es necesaria una O aproximación analítica. P. en la cual se encuentra a la persona “por primera vez”. referida a la dimensión subjetiva. su locutor y su interlocutor. 39. es decir el acto mismo de decir. (Primer estudio: “La « personne » et la référence identifiant”).DICIEMBRE. J U La capacidad del ser humano para narrar. 97 La aproximación reflexiva referida a la dimensión subjetiva – interpretativa del lenguaje (del discurso) (Segundo estudio: L’énonciation et le sujet parlant). P. 2015. 85 . Prefacio pp. el cual designa reflexivamente a quien habla. del obrar. y que es objeto del primer capítulo de Ricoeur en Sí mismo como otro. El hombre como ser de lenguaje y la filosofía del lenguaje como mecanismo de acceso a la problemática del sí mismo. cuestiones del hablar. 55. en la frase y en I el texto. no es identificar un sí-mismo. aquí aparece el sujeto en relación con el que habla o a quien se le habla. No. en este estadio elemental. referida a la dimensión objetiva.

98 3. Ricoeur introduce.2. en este sentido este texto es revelador: 38 Ricoeur.2. una aproximación objetiva de corte estructuralista. abriendo las perspectivas a una M reflexión sobre la corporeidad y al siguiente estudio sobre la acción humana. P. Ricoeur propone la integración de las dos E vías de la filosofía del lenguaje. concluyendo en una doble identificación del individuo: como S A persona objetiva y como sujeto reflexivo. Ricoeur dice que la fenomenología del “yo puedo” de la cual ha avanzado hasta el momento el “yo puedo hablar” y el “yo puedo obrar”. en este caso tomando en J primer plano la acción en sí misma. . y resaltan la acción como una de las dimensiones constitutivas de la persona en tanto que sí Nº misma. í siguiendo el trayecto de interiorización que de la acción conduce al proyecto. D I y de la causalidad observable a la motivación vivida. P. N T O La reflexión sobre la acción continúa el trabajo de Ricoeur tendiente a la configuración de la persona como sí mismo. O analítico y reflexivo. Como conclusión de los estudios precedentes. desembocan en una ontología del sí mismo. SMCA. a través de estos estudios. Con respecto a estos estudios. una estructura. que evidencian a un sujeto que actúa. como hecho objetivo (Tercer estudio: U “Une sémantique de l’action sans agent”). EL CONCEPTO DE JUSTICIA EN MARCO DE LA FILOSOFÍA DE PAUL RICOEUR. como sujeto actuante y sufriente. Ricoeur dice: 40 “El concepto “capacidad de actuar” viene así a dar al “yo puedo” practico. y en un segundo lugar. La capacidad de acción en la persona. que desemboca en la expresión de la identidad narrativa de la persona. la analítica (referencia identificativa) y la N reflexiva. 39 Ricoeur. En estos dos estudios sobre el “yo puedo narrar” (Quinto de la obra: “L’identité personnelle et l’identité narrative” y Sexto: Le soi et l’identité narrative). SP. avanzando así en la construcción de su fórmula antropológica Sí mismo como otro. en este sentido. con el ámbito de las capacidades humanas. para llegar al sujeto que C obra (Cuarto estudio: “De l’action à l’agent”). La capacidad de narrar de la persona y su identidad narrativa. reúne. I E 3. opción cuyos resultados en pro R del objetivo propuesto resultan “decepcionantes”38. 109. a la vez. Ricoeur integra los resultados de sus reflexiones en Tiempo y narración I. un factor fundamental de todo su pensamiento. 3. objetiva y reflexiva”39.2. y una aproximación reflexiva. la temporalidad e historicidad. II y III.3. p. siguiendo el mismo método de toda la obra. unida a una ontología del cuerpo.P En la conclusión de este estudio. p. a propósito de la persona.

M tienen una historia. es una interpretación. SMCA. de la cual se habla. 42 Ricoeur. “Mi tesis es que una concepción procedimental de la justicia. SMCA. 85 . BOGOTÁ. P. son su propia historia”40. y que el agente. entre otros signos y Nº símbolos. 40 Según Ricoeur. 99 Esta faceta de Ricoeur. constituyendo no sólo un aporte a la teoría narrativa de la constitución del sí mismo. 45 Ricoeur.110 . Ni la definición N de la persona. P en una perspectiva retrospectiva. ni la del S agente. Ricoeur resalta la narratividad no sólo como una dimensión humana. por tanto. I E N Siguiendo en un cierto sentido la línea nietzscheana de la imposibilidad de T conocer un en sí del hombre y de la realidad. JULIO . brinda en el mejor caso una racionalización de un sentido de la justicia que está siempre presupuesto” 45.1108. y de. tal como se ha expuesto. 137. 40. “La laguna más considerable que presentan nuestros estudios anteriores. 90. tanto del sí mismo. hace referencia a la historicidad y temporalidad de la experiencia humana.DICIEMBRE. 2015. dicha interpretación de sí. p. 193. colocando la interpretación dentro ciertos márgenes fijados por elementos objetivos. la vemos reflejada en su crítica a la Teoría de la Justicia de Rawls. p. P. nota p. del cual depende la acción. encuentra en el relato. P. 41 Es claro que el carácter interpretativo en Nietzsche no tiene límites. ISSN 0122 . 43 Ricoeur. SMCA. el carácter interpretativo en Ricoeur. por su parte. 138. enfatizando con esto una concepción antropológica en clave histórica que se resiste a todo intento de racionalización o formalismo. articulación que evita toda sombra de relativismo. abriendo la puerta a cierto relavismo largamente criticado. una mediación privilegiada”43. 44 Ricoeur. P. p. movernos sólo en O el terreno de las interpretaciones41. La narratividad en Ricoeur. ya que la identidad personal. sino como medio privilegiado para la comprensión J – interpretación del sí mismo. a su turno. 40 Ricoeur. p. sin í esta mediación se pierde en dificultades y paradojas paralizantes42. tema este de la ética que será el corolario de su reflexión antropológica. viene dada evidentemente por la E dimension temporal. P. desde este punto de vista la identidad del sí U R mismo necesita de la mediación narrativa. PP. en el cuadro de la semántica de la acción. tuvieron en cuenta que A la persona. como de la acción. en la perspectiva de la referencia identificativa. PENSAMIENTO JURÍDICO. 150. LJ. Para una D comprensión intuitiva del problema de la identidad narrativa Ricoeur señala: I C “Parece entonces plausible el tener por válida la siguiente cadena O de afirmaciones: la comprensión de sí. SMCA. No. tiene una dimensión objetiva y una subjetiva. la verdadera naturaleza de la identidad narrativa se manifiesta en la dialéctica entre la ipsidad (ipséité) y la mismidad (mêmeté). sino colaborando en la explicitación en las relaciones entre narratividad y ética44.

p. proponiendo. T O La concepción de un sujeto como ser responsable de sus actos emerge de J estos estudios (Séptimo: Le Soi et la visée éthique. que él denomina estructura dialogal de la persona en relación con otro. cuando queremos la libertad del otro. Verdad y Método I. con y por 46 Ricoeur. a la que podríamos comprender en castellano como co-responsabilidad. a los que Ricoeur denomina “mi R pequeña ética”. E rechazándose así las posturas formalistas y méramente procedimentales típicas N de la modernidad. y Noveno: Le soi et la sagesse pratique). Ricoeur propone que las estructuras profundas del deseo razonado apuntan a una ética fundamental que tiene por horizonte “el vivir bien”. EL CONCEPTO DE JUSTICIA EN MARCO DE LA FILOSOFÍA DE PAUL RICOEUR. 378 ss. P. es acción con. un asunto ético fundamental. Desde esta perspectiva. capaz de asumir la N responsabilidad de sus actos. SP. C O En el conjunto de investigaciones que constituyen Sí mismo como otro.2. del tú. en un contexto de interacción. siendo en Ricoeur la cuestión del otro. la cual se concretiza en el concepto de imputabilidad. en un carácter dialogal. la responsabilidad es a la vez co-responsabilidad. . labor que Ricoeur denomina hermenéutica del sí mismo. en este sentido. 48 Ricoeur. P. insistiendo. I E 3. 1984. “Se entra verdaderamente en un problema de moralidad cuando se plantea la libertad en segunda persona. P. Octavo: Le soi et la norme U morale. acción contra. a través del sí mismo. entra en el mismo horizonte de la aplicación gadameriana47. a este respecto conviene el siguiente remarque de Ricoeur: “Una misma estructura se evidencia en el plano de la acción : la acción. 4. dramatizado por el conflicto y por la violencia”46. sobre todo cuando se toman en cuenta la complejidad y el pluralismo M moral de nuestras sociedadedes contemporáneas. Iniciando por una ética teleológica. añadiendo a esta búsqueda los componentes dialógico y comunitario en una perspectiva de felicidad. de corte aristotélico.4. de la cual surge una categoría fundamental. tal como lo afirma en el siguiente texto. 100 entendida como experiencia moral. éste ha mostrado un sujeto Nº hablante y actuante. la dimensión ética de la hermenéutica del sí mismo. presente en todos sus 40 estudios. pp. el querer que tu libertad sea”48. las cuales no dejan de tener claras justificaciones y evidentes S A aportes. El hombre como ser imputable. AJ. Sígueme. con el í cual pretende vincular la esfera moral a la esfera práctica de las capacidades D I humanas.P Narratividad es entonces identidad histórica y temporalidad que se comunica. 65. “un vivir bien. 47 Gadamer. Salamanca. como lo hemos mencionado más arriba. Hg. “la vida buena”.

1108. Este título. O Sin afrontar los conflictos que afectan la práctica desde la perspectiva de los principios de la moralidad. Ricoeur Nº termina sus estudios de la hermenéutica del sí mismo. Ricoeur nos habla de “lo justo” reconociendo con este tratamiento de la justicia. 85 . D I C Así pues. a mi juicio. ya que. p. a lo mejor es poco acertado para referirse a las reflexiones y puntualizaciones que Ricoeur hace en torno de la justicia. pasando R por la criba racional de la norma. 40. p. como ya lo hemos señalado más arriba en la cita de A. perspectiva en la cual se 40 inscriben las reflexiones sobre su noción de justicia que estudiaremos a continuación. p. tal como lo proponen otros pensadores. SP. Desde esta perspectiva. respecto de lo cual afirma: E N “…son los conflictos mismos suscitados por el rigor del formalismo. o como una problemática al lado de otras. Es en este contexto. BOGOTÁ. Tratándose de una aproximación hermenéutica y no de una lectura metafísica de la justicia. 4.110 . ISSN 0122 . 28. en el que distinguiendo P entre ética y moral. Ricoeur propone su noción de sabiduría práctica. formando parte de la aspiración a una vida buena. 51 Ricoeur. que desemboca I en su reflexión sobre las éticas aplicadas. su radical enraizamiento en el suelo de una antropología filosófica51 y en la vida misma52.DICIEMBRE. o como podría esperarse de un título tal. 2015. JULIO . constituye la dinámica de la vida í moral” 50. los otros. No. PENSAMIENTO JURÍDICO. propone una transición entre ética teleológica y moral E N deontológica. P. 50 Ricoeur. 5. U “Esta negociación entre la ética fundamental y las éticas aplicadas. En este sentido. que se concretiza en tomas de decisión en situaciones concretas dentro del marco de la sabiduría práctica. P. no es 101 el de un tema aislado con relación a todo el conjunto de su pensamiento. 52 Ibíd. 280. con la incorporación del otro y del nosotros dentro del sí mismo. SMCA. S A Tratando de mediar entre el formalismo y universalismo kantiano. T aquellos que confieren al juicio moral en situación su verdadera gravedad. en unas instituciones justas”. como tampoco podemos encontrar un “concepto” de justicia. muchos de los elementos que Ricoeur propone como fundamentación antropológica de 49 Ricoeur. y una moral M de situación. PP. Domingo. LJ. sino que lo justo. La concepción de justicia en Paul Ricoeur. en él no se encuentra desarrollada sistemáticamente “una teoría de la justicia” al estilo de Rawls por ejemplo. ha sido una motivación presente en toda la obra de Ricoeur. en primer lugar. conviene recordar que su abordaje de la justicia. sucumbiríamos ante las seducciones de un J situacionismo moral que nos entregaría sin defensas a la arbitrariedad”49. para responder a las situaciones de conflicto y de violencia. P. en una O esfera de responsabilidad y co-responsabilidad.

es el punto de partida que Ricoeur señala para la pregunta por lo justo. Ricoeur se Nº empeña en el trabajo de “hacer derecho al derecho y justicia a la justicia”56. U R “Estas reflexiones sobre “Lo justo” sólo pueden tener cabida dentro de una í Filosofía de “lo público”o una especial Ética de “lo justo” a modo de puente entre D la filosofía moral y la Filosofía política” 54. y al que la propuesta de Ricoeur pudiera aportar criterios de iluminación. 56 Ibíd. tiene una nota fundamental en la dimensión relacional . Introducción a Lo Justo. la cual ubica la cuestión de lo justo J en la esfera de lo público. Domingo remarca. fenomenológica y pública. aparece como instancia intermedia entre la moral y la política. por darle prelación a las cuestiones éticas o políticas55. para 40 lo cual parte de la constatación de la imposibilidad del derecho de trascender la injusticia y la violencia. 12. Ibíd. como mundo de la vida. […] bajo la consideración de una aproximación teleológica M de la idea de lo justo. siendo estas instancias la moral y la política. P. . no es tarea fácil. a pesar de esto. Describir en unas pocas líneas el problema jurídico – político latinoamericano. 29. y de manera muy general. N T O Lo justo. P. 54 Domingo. A. 57 Domingo. Resituadas sobre el trayecto del deseo de una vida buena. La indignación por lo injusto. I C O Tratando de superar la “negligencia” del ejercicio filosófico con respecto al plano jurídico. LJ.dialógica del sí mismo. El contexto jurídico latinoamericano como marco de comprensión de la justicia en Ricoeur. 19. dentro del marco de la antropología ricoeuriana. p. dinámica en la que se abre a una reflexión vital. a propósito de lo cual A. p. de la ciudadanía. 55 Ricoeur. ya han sido expuestos en su antropología esquematizada E anteriormente. p. caminos de solución. A.1. podríamos señalar dos grandes horizontes problemáticos. desde el cual intentamos una comprensión del aporte de Ricoeur a la problemática de la justicia. la cual es una forma de intelección orientada a movilizar la dinámica del desear y a evitar 102 que la razón moral. EL CONCEPTO DE JUSTICIA EN MARCO DE LA FILOSOFÍA DE PAUL RICOEUR. sea entendida como una razón vengativa57. la cual exige una formalización ética. lo justo entonces. menos aún si se trata de ver esta realidad como el escenario que quisiéramos transformar. y que el mismo Ricoeur expresa sintéticamente cuando dice: N S “Estas dos ideas de capacidad y de imputabilidad.P su tratamiento de lo justo. 21. a través de él. p. debiéndose reconocer la necesidad de otras instancias que permitan dicha superación mediante un trabajo articulado. 53 Ricoeur. 4. LJ. I parecen constituir los dos presupuestos antropológicos complementarios de E una ética de lo justo” 53.. en relación con los cuales intentaremos comprender a Ricoeur y vislumbrar. […] toman un relieve nuevo A al ser aproximadas.

pero que dista mucho de la realidad. Reflexión. Hans. 40.DICIEMBRE. tiene un carácter objetivista O y universalista. la impunidad. generó una tendencia a un universalismo a ultranza. en el que todo lo legal en un contexto cualquiera. el legalismo sin justicia. Estudia el derecho en su totalidad y sólo se interesa por los fenómenos particulares para establecer una relación sistemática entre Nº cada uno de ellos y para volver a encontrar en ella la función general del 40 derecho” 58. No. y la articulación sin coherencia interna de disposiciones y normas. el positivismo kelseniano A irrumpió con gran fuerza en los escenarios jurídicos del subcontinente desde M inicios de los años cincuenta del siglo pasado. pasando por alto toda U instancia de diálogo con la realidad y todo tipo de hermenéutica. PP. JULIO . ISSN 0122 . Buenos Aires. florecen los más deplorables síntomas antidemocráticos y anticiudadanos.1. Derecho. Legitimidad y Democracia Deliberativa. J debería serlo en iguales términos en cualquier otro.social. 59 Para una profundización en este tema véase Mejía Oscar. apareciendo legislaciones enormes. 58 Kelsen. En este contexto. Temis. produciéndose una extraña. se hizo pan de cada día en los ambientes legislativos. E N T El divorcio del positivismo jurídico con respecto a los correlatos experienciales. cayendo en la deplorable situación de identificar lo justo con lo procedimentalmente correcto. 2015. Bogotá. la única salida ha sido la de atenerse a los rituales y formalismos legales. idiosincrásicos y sociales. que pone en entredicho el carácter de verdaderos Estados de derecho que nos “enorgullecemos” en confesar59. una salida se ha encontrado en una hipertrofia del derecho procesal. articulación entre estas dos visiones del derecho. 85 . 4. tomado de la Teoría pura del D derecho. inconexas interiormente. Las consecuencias de esta situación no se hicieron esperar. fracturadas teleológicamente. códigos y normas. Ante este complejo escenario jurídico . ya que ante el vacío de un derecho sustancial articulado y dialogante con la realidad. El formalismo jurídico kelseniano P E N Teniendo el derecho latinoamericano desde sus orígenes una profunda entraña S iusnaturalista. BOGOTÁ. Teoría pura del Derecho. tradicionales. 1998.1108. 1955. pero I real y consistente. 103 ineficaces a ultranza y generadoras de una enorme inseguridad jurídica. Como consecuencia de esta tendencia. la mezcla de instituciones jurídicas de diversa orden.110 . I C “La teoría pura del derecho. y por lo tanto metafísica y ahistórica. como la corrupción generalizada en la administración pública. por el contrario.1. un texto que R í ejemplifica esta concepción jurídica el siguiente. jurídicos y judiciales de nuestro continente. PENSAMIENTO JURÍDICO. la importación acrítica y sin hermenéutica de leyes reglamentos. y una injusticia generalizada de parte de un Estado que se muestra incapaz de propiciar unos mínimos de justicia para los ciudadanos. O morales.

Pero sí es un giro ético porque la hermenéutica no es una “teoría de la acción” sino una “teoría de la libertad”. desde aquí que se reconocen las limitaciones de lo legal N y de lo situacionalmente bueno60. 13. que articulen. Pero sí es un giro personalizante porque nos sitúa no sólo ante la facticidad de la existencia. y a través de ella. nuestra realidad total. de tal manera que lo jurídico reconozca sus posibilidades. el enraizamiento hermenéutico de la ética aplicada. A. Domingo reflexiona Nº acerca del giro ontológico de la hermenéutica gadameriana. .P Como criterios de iluminación a esta situación de parte del pensamiento E jurídico . . í D I En este sentido. S A M En primera instancia. Pero sí es un giro hacia la realidad moral. puede iluminar nuestra C realidad jurídico – política. Pero sí es un giro filosófico contra la fragmentación del conocimiento que se desentiende de la unidad y comunidad de saberes sobre la vida humana. jurídicos o filológicos 104 a los ámbitos de la “razón lógica”. si por tal se entiende una vuelta a las categorías propias de una moral realista. sino un comprender que hace valioso y significativo no sólo el hacer. no puede haber eficacia legal al margen de una fundamentación y U de una pedagogía ética-ciudadana. . sino ante una existencia “afectada” y “efectiva”. .judicial de Ricoeur. permite reconocer la necesaria dimensión ética de la E esfera de la justicia. y que sirve para 40 expresar lo que creemos constituye parte de la iluminación ricoeuriana a nuestra problemática en cuestión. podemos precisar tres aspectos que responden al N formalismo ahistórico y al caos legal que venimos de describir. Pero sí es un giro comunicativo porque el modelo de comunicación que se produce en un verdadero diálogo se convierte en modelo de participación del individuo en la comunidad (VM. p. el decidir o el padecer. más complejo del que a veces se le asigna: . “Por eso el “giro ontológico” de la hermenéutica tiene un significado noérgico. si por tal se entiende el ensanchamiento de la hermenéutica desde los ámbitos teológicos.no es un giro lingüístico si por tal se entiende una “logificación” de las cuestiones filosóficas. Salvando las O distancias entre Gadamer y Ricoeur. 61 Domingo. desde esta J perspectiva. . lo que A. este reconocimiento permite abrir la esfera T O de la justicia a un diálogo ético con la realidad. no es una reflexión sobre el “hacer” o “decidir”. el aporte hermenéutico de Ricoeur.no es un giro pragmático si por tal se entiende una transformación pragmática de los problemas morales. EL CONCEPTO DE JUSTICIA EN MARCO DE LA FILOSOFÍA DE PAUL RICOEUR. 316). sino el acontecimiento de la libertad”61.no es un giro existencial si por tal se entiende una transformación “existencialista” o “vitalista” de la filosofía. 60 Domingo.no es un giro realista. p. EDL. otorguen coherencia y motiven R el cumplimiento de las normas. en I el que se ubica “lo justo”. II. porque las tradiciones. consideramos que el vínculo hermenéutico que los une. su identidad y también sus limitaciones. las instituciones y el “mundo de la vida” es un mundo real (VM. 5. 313). A. II. bien sea en clave tomista o marxista. puede hacer válido para Ricoeur. Introducción a Lo Justo.no es un giro racionalista.

argumental.2. situación a la que la Nº sabiduría práctica de Ricoeur propone una digna y lúcida salida. No.1108. En un segundo momento. Hobbes. The natural condition of mankind as concerning their felicity and misery. 40. sino í trascendiéndolo y dándole sentido. 68 Sobre este punto.110 . Bogotá. sea la de Adela Cortina con la que titula uno de sus artículos: “Filósofos kantianos. El Búho. 62 Ricoeur. Nov. AyJ. Año 1 Número 2. Ibid. http:// oregonstate.35. JULIO . “brutalidad” y “vida corta”66. permite I comprender que en gran medida el callejón sin salida al que ha conducido C O el positivismo al derecho en América Latina. pp. en términos de una relación lógico A . El tradicional aforisma de Horacio D “Quid leges sine moribus?65” “Para qué las leyes sin las costumbres”. PENSAMIENTO JURÍDICO. El Leviatán de 1651. XIII. Eticidades y Constitución en Colombia. BOGOTÁ. constituciones rawlsianas.html#CHAPTERXIII. a un nomos sin un éthos. 65 Horacio. en la cual nuestras constituciones elaboradas a partir de la década de los años noventa del siglo pasado con criterios rawlsianos. Una falta de coherencia político – jurídica como reflejo de sociedades hobbesianas.24. Educación en valores y responsabilidad cívica. al emplear expresiones como “muerte violenta”. con capacidad de dar coherencia a la I aplicación judicial del derecho. entre la política y la ética62. tal vez. en una valoración de la N S calidad argumentativa de la deliberación. se debe a una legalidad sin costumbridad y sin ética. P. p. 14. y coinciden. casi de forma calcada. que consistiría en una lectura T jurídica de la realidad con una función coadyuvante de la interpretación63. 67 Cortina Adela. 5. que se mueve dentro del N sistema jurídico. 36 ss. a la hora de fallar. resulta de una enorme actualidad. puede constituirse en un criterio que ilumine el ámbito de la E decisión judicial. Leviathan. PP. “miedo”. véase La convergencia de tres proyectos de Sociedad. Chap. Es por esto que. esta realidad que constatamos diariamente.DICIEMBRE. 64 Domingo. pueblo hobesiano”67. 66 Cf. 1997.edu/instruct/phl302/texts/hobbes/leviathan-c. 2004. O J En tercera instancia. p. ya que las mismas sirven perfectamente para describir muchas situaciones cotidianas que vivimos en la región latinoamericana. Cuadernos de Ciencia Política. En este punto resulta fundamental la propuesta E de Ricoeur de articular “la interpretación jurídica”. con los titulares de nuestros diarios. y “la argumentación jurídica”. 85 . “soledad”.1. 2015. pp. T. ni a las necesidades de la vida jurídico – política de nuestras sociedades en proceso de reconfiguración. una de las frases que mejor refleja nuestra situación 105 local latinoamericana en el ámbito moral. 40 4. se puede constituir como M un criterio teleológico en clave histórica. sin que R dicha sabiduría práctica nos aprisione en las jaulas de “lo legal”64. Carmina 3. el cual se traduce. “pobreza”. la propuesta de Ricoeur de ubicar lo justo entre lo P legal y lo bueno. su concepto de sabiduría práctica permite vincular U la dimensión histórica y vital de la moral con la esfera legal. 157 ss. A. no responden a las expectativas de justicia de los ciudadanos. ISSN 0122 .68 tal vez porque como señala Ricoeur. La misma. 63 Sobre este punto véase el texto de Ricoeur ¿Interpretación o argumentación? en Lo Justo. jurídico y político. en Élites. 52. Cap.

los dos aspectos del acto de juzgar: por un lado zanjar. la encontramos expresada en A. P. en virtud de lo cual podría estimarse que el ganador y el perdedor del proceso han obtenido cada uno su justa parte en este esquema de cooperación que es la sociedad” 71.P “…cómo puede ser posible sostener a la vez el reconocimiento de un E presupuesto ético y el intento de liberar la concepción procedimental de la N justicia de todo presupuesto que concierna al bien e incluso a lo justo. í D La alusión de Adela Cortina a los “filósofos kantianos”. a diferencia de la misma Adela Cortina o de Habermas. LJ. como miembros de una misma realidad social. p. LJ. para ser breve. 94. “Esta justa distancia entre los copartícipes enfrentados. EL CONCEPTO DE JUSTICIA EN MARCO DE LA FILOSOFÍA DE PAUL RICOEUR. ¿Existe S alguna mediación entre lo que llamaría. comprometido y antropológico como Nº el que propone Ricoeur. el odio o el desprecio. Introducción a LJ. En síntesis. las convicciones y la conciencia moral”70. hace evidente relación I C con una filosofía que se detuvo en el siglo de las luces. como respuesta a ese ambiente problemático que describe Adela Cortina en su frase. 182. Un derecho. en el que el sujeto se identifica dialógicamente como 40 Sí mismo sólo en relación con el otro. políticos y jurídicos. la conciencia hermenéutica. p. resume bien creo. el aporte de Ricoeur en su propuesta de justicia se articularía sobre tres ejes. P. establecer las partes. 14. la tendencia ética y la A tendencia puramente procedimental de la teoría rawlsiana de la justicia?”69. . A los individuos de ese pueblo hobesiano. pero que no llegó a la madurez de un pensamiento hermenéutico. demasiado cerca en el conflicto y demasiado alejados por la ignorancia. en la que la ciudadanía está llamada a ser condición de posibilidad de la vida y de la felicidad. nos hace falta en términos éticos. ético. la incorporación del otro y el reconocimiento de la común ciudadanía con miras a la consecución 69 Ricoeur. pero destrozado en la realidad. conciencia de Sí mismo como otro. alimentadas desde una matriz kantiana no actualizada. 70 Domingo A. como desafortunadamente lo constatamos en nuestra dura cotidianidad. conducen indefectiblemente a un mundo ideal sobre el papel. como si los equilibrios U reflexivos del liberalismo político precisaran la desconexión de las R tradiciones. en la mayoría de edad de O que nos habla Kant en ¿Qué es la ilustración?. esta perspectiva de dialogo con el otro. una política y una ética. poner fin a la incertidumbre. M I E Una posible explicación del por qué de los limitados resultados de esta opción N técnico-constitucional por Rawls. Domingo T cuando dice a propósito de Ricoeur: O “Su deontologismo no encaja con un procedimentalismo como el de Rawls J donde aparece que la justicia está desvitalizada. por otro lograr que cada cual reconozca el grado en que el otro participa en la misma sociedad. y 106 de conciencia de compartir un mismo destino – realidad se evidencia en lo que Ricoeur dice a propósito del acto de fallar en derecho. 71 Ricoeur. p.

76 Ricoeur.1108. evidencia su intención de 72 Ricoeur. 40. salvando así las fragmentaciones que tan funestos resultados han tenido en nuestras historias nacionales del subcontinente. lo justo y lo político. se evidencia una íntima e indisoluble relación O con la ética. En este sentido. PENSAMIENTO JURÍDICO. Es a esta empresa a C la cual. No. BOGOTÁ. P. pp. 27 – 28. 75 Cortina. sí mismo como otro. 2004). 2015. El papel de los sentimientos en Ricoeur a propósito de sus 107 reflexiones sobre lo justo. ya que pensar al ser humano concreto. a saber. ya que sólo desde el bien A concreto. pp. en Sí mismo como otro. la falta de una ética ciudadana sería E N causa y a la vez consecuencia de lo injusto. definida por Ricoeur como “la aspiración a una vida buena. recogería de cierta manera la relación que Adela Cortina propone entre los mínimos de justicia y los máximos de felicidad75. narración y vida ética76. entre ellas lógicamente la sentiente. 73 Ricoeur. pp. 85 . JULIO . pdf(10. como de su concepción de lo justo. marca ya una pauta para precisar el lugar que Ricoeur otorga a los sentimientos en sus reflexiones. A. y de que enuncie las cuatro capas o estratos de lo que él considera una fenomenología hermenéutica de la persona. O De cara a afrontar lo trágico de la acción.. de “una vida buena”. Ob. P. 10.el único medio de darle visibilidad al fondo primordial de la ética.110 . es menester aclarar que la J ética de la cual se trata. es necesariamente asumirlo en todas sus dimensiones. al perdón. que le doy el nombre de sabiduría práctica”74.umontreal. de la cual la justicia forma una parte integrante73. es el de I proyectarlo al plano post-moral de las éticas aplicadas. lo legal y lo bueno. tal como se describe en este texto. sin embargo. 183ss.ca/textes/Ricoeur_MORALE. de las instituciones y del Estado. estando con esta perspectiva vinculadas las esferas de los individuos. Esta perspectiva de relación entre lo justo. no ciertamente en el mismo sentido del personalismo de Mounier. 98ss. así como desde correlatos experienciales y vivenciales. se muestra como necesaria la Nº vinculación entre las esferas personal-relacional. De la morale à l'éthique et aux éthiques. P como la vida institucional. lenguaje. acción. en la que tiene tanta importancia la relación con el otro. 41ss. pp. P. E N T Es esta “concepción de justicia”. LJ. 74 Ricoeur. 5. LJ. que se expresaría asimismo en la relación entre lo moral.. El hecho de que abierta y decididamente Ricoeur utilice el término persona. es posible M acceder a la economía del don. PP. es de la (s) ética (s) aplicada (s). Ay J. ISSN 0122 .philo. comunitaria-ciudadana y 40 político-institucional. plano al que Ricoeur U denomina de la sabiduría práctica. P. lo cual no puede ser superado por S concepciones de justicia puramente procedimentales.DICIEMBRE. 7http://www. a la reconciliación y a la rehabilitación I de la persona que ha fallado72. El enraizamiento antropológico y vital de la filosofía de Ricoeur. Cit. R í D “.

P. EL CONCEPTO DE JUSTICIA EN MARCO DE LA FILOSOFÍA DE PAUL RICOEUR. 1998. Ay J. sino que a través de su hermenéutica del sí mismo. A. Ay J. emerge el reclamo por lo justo78. que queda patentizado N cuando Ricoeur afirma que la ética misma se inscribe en la profundidad del deseo77. p. una exclusión de todo fundamento racional C – universal en la determinación de lo moral y lo legal en el individuo. en el plano individual. Nº perspectiva típica de su opción epistemológica de articulación entre la analítica 40 y la reflexividad. el afectivo y el jurídico. E nos muestra de entrada el papel del sentimiento en su concepción de justicia. artículo en el que en un diálogo con Scheller y con otros autores. 98. en la que la justicia es el medio necesario del amor. 143. P.P incorporar el todo de la persona. 23. p. P. en tanto que O en Ricoeur el sentimiento no excluye lo racional – universal. Una muestra de esta articulación. p. 79 Ricoeur. Felicidad. de un grado cada vez mayor de compasión y de generosidad en todos nuestros códigos – código penal y código de justicia social – constituye una tarea perfectamente razonable. sólo es posible desde una perspectiva sintiente. abriendo así la posibilidad para dos órdenes difícilmente articulables. Domingo llama una “ética de la responsabilidad histórica”. J U Ciertamente no podríamos afirmar que existe una identificación entre el papel R que Ricoeur le otorga a los sentimientos en el plano ética y del derecho. jurídico. se da una articulación entre sentimiento y razón. L J. Si ubicamos la filosofía – ética de Ricoeur dentro de lo que A. que se da en un ser humano conmocionado por lo injusto. la encontramos en Amor y justicia. N cual es el de ser “fuente” de una toma de conciencia que se formaliza. y a propósito de la desproporción entre amor y justicia. que nos ubica ya en un plano sentiente. 108 “Entonces podemos afirmar con buena fe y con buena conciencia que la empresa de expresar este equilibrio en la vida cotidiana. S A M En ese emerger que podríamos denominar “espontáneo” de la pregunta y de la I exigencia de lo justo. de dicho sentimiento de conmoción. es menester reconocer que dicha articulación en Ricoeur. p. Ricoeur afirma que es posible expresar un equilibrio entre la lógica de la sobreabundancia (propia del amor) y la lógica de la equivalencia (típica de la justicia). social y político. Estella. 78 Ricoeur. en Diez palabras clave en ética. es perfectamente realizable. enmarcado por un deseo o una aspiración a E una vida realizada. de cierta manera. paso a paso. en la que se pretende conciliar una ética de la felicidad universal orientada por la justicia con una ética de la vida lograda orientada por la eudaimonía80. puesto T O que. . 31. indignación e inconformidad ante lo injusto. 77 Ricoeur. I ya que en estos hay. 80 Domingo. aunque difícil e interminable” 79. Directora Adela Cortina. Verbo Divino. y la í D manera como lo hacen Adam Smith y David Hume en sus respectivas propuestas. Diría incluso que la incorporación tenaz.

S social y ciudadano. los sentimientos ocupan un lugar central en el C O pensamiento de Ricoeur en varios sentidos complementarios. como 40 dinámica que articula el bien. 85 . A este respecto precisa Ricoeur. la vida y la experiencia permitiendo superar una teoría puramente procedimental de la justicia. P. 23. y como apertura a la economía del don y de la sobreabundancia.110 . 83 Ibíd. PP. por ejemplo después de A un proceso penal. p. 195. por otro lado. es necesario eliminar el obstáculo del sentimiento de la venganza E mediante el perdón que no pertenece a la economía ni del derecho ni de la ética. ya que para ganar la justa distancia entre los I combatientes. PENSAMIENTO JURÍDICO. exige un mutuo reconocimiento81. en virtud de la lógica de la superabundancia R que lo articula y que es preciso oponer a la lógica de la equivalencia que preside í la justicia” 83. D I Desde estos supuestos. pp. en efecto.DICIEMBRE. LJ. P. ISSN 0122 . U pertenece a una economía del don. 193 –196.1108. LJ. como fuente del reclamo por lo justo (indignación) Nº como dinámica de reconocimiento del Sí mismo como otro (amor). como estructura de la persona (narratividad). ya que por un lado. Desde un punto de vista que se puede llamar epistemológico. condición necesaria para una vida buena y feliz con los otros ciudadanos en instituciones justas. 109 81 Ricoeur. para que una razón moral no sea vengativa sino justa. BOGOTÁ. N T sino del don82. No. la reconciliación. el cual no es posible sólo M desde una perspectiva lógica. 40. O “El perdón escapa. es P necesario el cultivo de sentimientos humanizantes que conduzcan a un E N reconocimiento de que el otro es parte del sí mismo en un contexto dialógico. 2015. 82 Ricoeur. JULIO . p. al derecho tanto por su lógica como por su J finalidad.

http://www. 1972. El Búho. Conferencia dictada con ocasión de la recepción 110 del Balzan Prize 1999 for Philosophy. Emmanuel. Barcelona. Paris. 1989. Seuil. 2001. Madrid. 1993.htm (26 de enero de 2005). Essai sur Freud. Seuil. Taurus. Temis. Ricoeur P. Agustín.http://www. Agustín. C O Domingo Moratalla. Paris. S A Tecnos. Buenos Aires. ca/textes/Ricoeur_MORALE. Felicidad. Nov. Verbo Divino. 1965. Amor y justicia. 1997. 2001. Ricoeur P. El poder de la mentira. Hans. Ariel. 1990. Estella. 1998. Directora I Adela Cortina. J Domingo Moratalla.pdf (10. I E Cortina Adela. Jean. Ronald. Synthèse Panoramique. EL CONCEPTO DE JUSTICIA EN MARCO DE LA FILOSOFÍA DE PAUL RICOEUR.balzan. Kelsen. 1998 Mounier.it/Premiati_eng. Sígueme. M Conill. en Diez palabras clave en ética. Ricoeur P. O Madrid. Paris. Madrid. Temps et récit II.P E Bibliografía N Conill. Verdad y Método I. Lo justo. L’horizon herméneutique de la pensée contemporaine. 1984. De la morale à l'éthique et aux éthiques. Bogotá. http://www. Madrid. HG. Manifiesto al servicio del personalismo. Tomás. 2000. Madrid. Teoría pura del Derecho. Introducción a Amor y justicia de Paul Ricoeur. Soi-même comme un autre. Jesús. Madrid. . Caparrós. Agustín. í D Domingo Moratalla. Vrin. Grondin. Planeta. Seuil Paris. Salamanca. 1999. Horizontes de Economía Ética. 2004) Ricoeur P. Tecnos. 1984. 2004). Caparrós. Reflexión. Introducción a Lo Justo de Paul Ricoeur. De l’interprétation. Educación en valores y responsabilidad cívica.philo. 10. Nº 40 Dworkin. 2004.uma.es/gadamer/ R Rorty/. 2001. Ricoeur P. Caparrós. Madrid. N T Domingo Moratalla. 1955. aspx?Codice=0000000475&cod=0000000489 (22. Caparrós. Mejía Oscar. Nietzsche y la política de la transvaloración. Legitimidad y Democracia Deliberativa. Gadamer. Jesús. Los derechos en serio. Amartya Desarrollo y Libertad. Ricoeur P. Derecho. Ricoeur P. Bogotá. Esperanzas de libertad: Ética y política en la U hermenéutica de Gadamer y de Rorty. 1999.umontreal. Sen.