Está en la página 1de 2

2.

4 propiedades antigénicas e inmunogénicas

Vacunas

La inmunogenicidad es la capacidad de una vacuna de inducir una respuesta inmunitaria específica
generada. La respuesta depende de los linfocitos B, y T . Los linfocitos, B al replicarse y
diferenciarse después de la estimulación antigénica, producen anticuerpos de diferentes isotipos.
Los linfocitos T , a su vez crean la respuesta inmunológica mediada por células. Para que una
vacuna sea eficaz debe inducir: el tipo adecuado de resistencia inmunitaria; una respuesta
inmunitaria en el lugar adecuado; una respuesta inmunitaria frente al antígeno o los antígenos
adecuados, inmunidad protectora perdurable.

Evidencia que el sistema inmunitario ha:

 reconocido los antígenos de la vacuna
 procesado los antígenos
 respondido por el desarrollo de respuestas inmunes

Pero, no significa que la respuesta inmune es protectora

•Sin embargo, unas respuestas inmunitarias correlacionan con protección

•Medir inmunogenicidad es importante para:

 el desarrollo clínico de la vacuna (comparar formulaciones, calendarios de inmunización)
 evaluación del funcionamiento de los servicios del PAI

Vivas atenuadas.

Inducen una respuesta inmune superior a las vacunas inactivadas o muertas. En el caso de los virus
esto se debe a que al infectar a las células hospedadoras y replicarse en las mismas (al estar
simplemente atenuadas, pero no muertas) se inducen todos los mecanismos inmunitarios, tanto
de presentación antigénica ligados a linfocitos T CD4+ y al CMHII, como de activación citotóxica
ligados a linfocitos T CD8+ y al CMHI, así como la liberación de citoquinas.

2.5 Intensidad, duración y tipo de inmunidad

Intensidad y duración: Las citoquinas funcionan como mensajeros del sistema inmune: regulan la
intensidad y duración de la respuesta inmune, estimulando o inhibiendo la proliferación de varias
células, la secreción de anticuerpos o de otras citoquinas.

Vacunas inactivadas: Inducen respuesta inmunitaria de menor intensidad y duración que las
vacunas vivas. En general, la respuesta inmunitaria es menos intensa y duradera y
fundamentalmente, de tipo humoral.

Vacunas atenuadas: La inmunidad provocada por estas vacunas es de larga duración y muy intensa,
parecida a la debida a la enfermedad natural. Las vacunas vivas atenuadas contienen una versión
de microbios vivos que han sido debilitados en el laboratorio para que no puedan causar la
enfermedad. Dado que la vacuna viva atenuada es lo más parecido a una infección natural, estas
vacunas son buenas "maestras" para el sistema inmunitario. Provocan respuestas celulares y de
anticuerpos fuertes y a menudo ofrecen inmunidad de por vida con solo una o dos dosis.

cuando las vacunas son administradas en las condiciones reales o habituales de la práctica diaria asistencial o de desarrollo de los programas. en los estudios de cohortes (estimación del riesgo relativo RR) o en los diseños de casos y controles (estimación del Odds Ratio OR) puede utilizarse la siguiente expresión para calcular la efectividad vacunal (EV): EV=Inv . La eficacia de una vacuna está en función de su inmunogenicidad: capacidad de generar el tipo apropiado de respuesta inmunitaria (humoral. en el lugar adecuado (torrente sanguíneo. mucosas) y frente al antígeno adecuado (antígenos inmunizantes). la conservación y manipulación adecuadas. lugar. etc.6 Eficacia y efectividad protectora Eficacia: Se conoce como eficacia de una vacuna a los resultados o beneficios de salud proporcionados a los individuos cuando esa vacuna es aplicada en condiciones ideales. Una vez registrada. tiene sentido la evaluación de la efectividad de una vacuna mediante un ensayo comunitario aleatorizado (o no aleatorizado. celular o ambas). en Sanidad.Tipo de inmunidad: a) Microorganismos extracelulares con una fase en sangre crucial para la patogénesis (viremia o bacteriemia): Respuesta Humoral b) Microorganismos que ingresan por mucosas: Producción de IgA secretoria neutralizante c) Microorganismo intracelular: Respuesta celular y humoral 2. técnica). La evaluación de la eficacia protectora debe realizarse mediante ensayos clínicos aleatorizados. Si Inv es la incidencia de casos de la enfermedad en los no vacunados e Iv la incidencia en los vacunados. Una buena eficacia no siempre implica una buena efectividad. vía. se evalúa la efectividad de la vacuna mediante estudios observacionales (cohortes. la pauta correcta de administración (dosis. Efectividad: Se considera efectividad de una vacuna a los resultados o beneficios de salud proporcionados por un programa de vacunaciones en la población objeto. del período de duración de la protección conferida. autorizada y comercializada. la evaluación experimental de la efectividad de la vacunación en la población rara vez se realiza. La efectividad depende de factores como la aceptación y accesibilidad de la población a la vacuna. como alternativa). Solamente cuando se ha demostrado la eficacia. estudio de las tasas de ataque en brotes epidémicos y comparaciones de tasas de ataque secundario en el ámbito familiar.Iv=1 – Iv__=1 – RR (uOR) . La realidad es que por motivos éticos y prácticos. caso-control).