Está en la página 1de 4

SALUD CON MEDICINA TRADICIONAL CHINA ­ TERÀPIES NATURALS ­ Acupuntura y moxibustión para la apoplejía

Por HE SHUHUAI y ZHU WENHONG

En la medicina tradicional china, la palabra “apoplejía” es un término general que comprende las hemorragias y trombosis cerebrales, así como la consiguiente falta temporal de riego sanguíneo en el cerebro.

La apoplejía, enfermedad muy extendida y con un porcentaje de recidiva del uno por mil, figura entre las primeras causas de mortalidad. Dado que se declara de forma súbita y evoluciona rápidamente, es necesario atender a las personas afectadas con la máxima prontitud. Quienes sobreviven a un ataque de apoplejía pueden arrastrar diversas secuelas, entre ellas hemiplejia, trastornos del habla, incontinencia y estreñimiento. Por lo general, estas personas, deben guardar cama y necesitan de alguien que las cuide.

La causa directa de la apoplejía es una falta temporal de riego cerebral, entre cuyos principales factores figuran los siguientes:

  • 1. Hemorragias cerebrales. Por lo general, afectan a hipertensos y arterioescleróticos que viven

períodos de ansiedad y fatiga excesivas.

  • 2. Trombosis. Suelen tener mayor incidencia en los ancianos diabéticos o arterioescleróticos, ya que

sus vasos cerebrales son más propensos a quedar obstruidos por coágulos de sangre (trombos).

  • 3. Coágulos cerebrales. Se producen cuando en la sangre penetran cuerpos extraños o gases que

terminan por obstruir los vasos cerebrales. En la mayoría de los casos, se producen en jóvenes que padecen enfermedades cardio­reumáticas, así como en ancianos que sufren enfermedades cardiocoronarias y fibrilación.

  • 4. Falta temporal de riego cerebral. La falta de riego sanguíneo cerebral provocada por los

espasmos de la coronaria se manifiesta en trastornos del habla y dificultades sensoriales y motoras.

Un diagnóstico equivocado agrava los síntomas y conduce a la apoplejía.

Los estudios clínicos y las investigaciones de laboratorio han demostrado que la acupuntura y la moxibustión son muy eficaces, no sólo para bajar la presión sanguínea, dilatar los vasos sanguíneos y regular el espesor de la sangre, sino también para tratar la arritmia y la diabetes. Por lo tanto, ambas coadyuvan a prevenir la recidiva de la apoplejía.

Los hipertensos deben ser prudentes y evitar el consumo de alimentos ricos en sal, grasas y colesterol. Asimismo, es aconsejable que recurran a la acupuntura y la moxibustión.

1. La moxibustión se aplica en los puntos clave zusanli (fig.1) y juegu (fig.2). En la
  • 1. La moxibustión se aplica en los puntos clave zusanli (fig.1) y juegu (fig.2).

En la moxibustión se utiliza una planta medicinal, la artemisa, preparada en forma de rollo. Luego de encenderla, se sitúa a un cun (3 cm) de los puntos clave zusanli y juegu , en este orden. El enrojecimiento de la piel es señal de que se ha alcanzado el calor necesario. Este tratamiento dura entre cinco y diez minutos y se aplica cada dos días.

  • 2. La depresión, la ansiedad y el amargor de boca pueden aliviarse con masajes digitales en el

punto clave Neiguan (fig.3). Este tratamiento dura tres minutos y se aplica dos veces al día, una por

la mañana y otra por la noche.

1. La moxibustión se aplica en los puntos clave zusanli (fig.1) y juegu (fig.2). En la
  • 3. Masajes en el punto clave yonquan , situado en el centro de la planta del pie (fig.4). Después de

lavar los pies, se masajea dicho punto 500 veces.

  • 4. Los pacientes que recurran a la auriculocupuntura deberán aplicarla en los puntos clave

jiangyagou, sin, shenshangxian y gaoxueyadian (fig.5) y presionar dichos puntos tres veces al día

hasta percibir en ellos cierto dolor y calor. Los diabéticos pueden prevenir la apoplejía con el siguiente tratamiento.

Se presionan los puntos clave feishu, pishu, shenshu, zusanli y sanyinjiao . Los tres primeros están

Se presionan los puntos clave feishu, pishu, shenshu, zusanli y sanyinjiao . Los tres primeros están 1,5 cun hacia el borde inferior de la apófisis espinosa de las vértebras lumbares décimotercera, undécima y segunda, respectivamente (fig.6).

La ubicación de los puntos clave zusanli y sanyinjiao se señala en la fig.1.

Dichos puntos se masajean con la palma de la mano o el pulgar, aplicando una fuerza suave y equilibrada, tratamiento que se repite una o dos veces al día.

Si la taquicardia o la sensación de opresión en el pecho son frecuentes, los jóvenes que sufren enfermedades cardiorreumáticas y los ancianos que padecen enfermedades cardiocoronarias pueden ser tratados con acupuntura en el punto neiguan (fig.3). Con un movimiento giratorio, se introduce en él una aguja de un cun hasta 0,5 cun de profundidad y se mantiene insertada entre 20 y 30 minutos. Esta tratamiento acupuntural aplica una vez al día.

También es recomendable presionar el punto neiguan con el pulgar entre tres a cinco minutos, dos veces al día.

Por otro lado, la práctica clínica ha demostrado que la estimulación de los puntos clave fengchi, wangu y tianzhu favorece la circulación de la sangre y mitiga la insuficiencia de riego sanguíneo cerebral. Este tratamiento dura de tres a cinco minutos y se aplica dos veces al día.

La ubicación de los puntos fengchi, wangu y tianzhu es la señalada en la figura respectiva (fig.7). Localización de algunos de los puntos clave mencionados.

  • 1. Zusanli . Está 3 cun por debajo del dubi (en la cara anteroexterna de la articulación de la

rodilla, en la depresión externa de ligamento rotuliano) y a un dedo transversal hacia el exterior del

borde anterior de la tibia.

  • 2. Juegu . Está tres cun (10 cm) por encima del extremo del maléolo externo, en la depresión

formada entre el borde posterior del peroné y los tendones de los músculos peroneal largo y

peroneal corto.

  • 3. Neiguan . Está 2 cun por encima del pliegue transversal de la muñeca, entre los tendones del

músculo palmar y del flexor radial del carpo.

4.

Quchi . Con el brazo flexionado, se halla en la depresión del pliegue del codo, en medio de la

línea que une el punto chize (en el pliegue del codo hacia el lado radial del tendón del músculo

bíceps braquial) y el epicóndilo del húmero.

  • 5. Sanyinjiao . Está 3 cun por encima de la punta del maléolo interno, sobre el borde posterior de

la tibia, en la misma línea que une el maléolo interno con el punto clave yinlingquan (en el borde

posterior del cóndilo interno de la tibia).