Está en la página 1de 31

I.

INTRODUCCION

Los genes son los ladrillos de la herencia. Se pasan de padres a hijos. Los genes contienen el ADN, las instrucciones para fabricar proteínas. Estas son las que realizan la mayor parte de las funciones dentro de las células. Las proteínas mueven moléculas de un lugar a otro, construyen estructuras, descomponen toxinas y realizan otros tipos de tareas de mantenimiento.

A veces, se produce una mutación, un cambio en un gen o en varios genes. Esta mutación cambia las instrucciones para fabricar las proteínas y esto hace que las proteínas no funcionen correctamente o falten. Esto puede causar una enfermedad genética.

II.

OBJETIVOS:

 

Conocer las causas de las enfermedades genéticas.

Conocer los mecanismos de formación de las anomalías

cromosómicas en los seres humanos Reconocer cuales son los signos de retraso mental

III.

ENFERMEDADES GENETICAS:

  • 1. ¿QUE ES LA GENETICA?

La genética es el área de estudio de la biología que busca comprender y explicar cómo se transmite la herencia biológica de generación en generación. Se trata de una de las áreas fundamentales de la biología moderna, abarcando en su interior un gran número de disciplinas propias e interdisciplinarias que se relacionan directamente con la bioquímica y la biología celular.

El

principal objeto de estudio de la genética son los genes, formados por

segmentos de ADN y ARN, tras la transcripción de ARN mensajero, ARN ribosómico y ARN de transferencia, los cuales se sintetizan a partir de ADN. El ADN controla la estructura y el funcionamiento de cada célula, tiene la capacidad de crear copias exactas de sí mismo tras un proceso llamado replicación.

La ciencia de la genética

Aunque la genética juega un papel muy significativo en la apariencia y el comportamiento de los organismos, es la combinación de la genética replicación, transcripción, procesamiento (maduración del ARN) con las experiencias del organismo la que determina el resultado final.

Los genes corresponden a regiones del ADN o ARN, dos moléculas compuestas de una cadena de cuatro tipos diferentes de bases nitrogenadas (adenina, timina, citosina y guanina en ADN), en las cuales tras la transcripción (síntesis de ARN) se cambia la timina por uracilo —la secuencia de estos nucleótidos es la información genética que heredan los organismos. El ADN existe naturalmente en forma bicatenaria, es decir, en dos cadenas en que los nucleótidos de una cadena complementan los de la otra.

La secuencia de nucleótidos de un gen es traducida por las células para producir una cadena de aminoácidos, creando proteínas —el orden de los aminoácidos en una proteína corresponde con el orden de los nucleótidos del gen. Esto recibe el nombre de código genético. Los aminoácidos de una proteína determinan cómo se pliega en una forma tridimensional y responsable del funcionamiento de la proteína. Las proteínas ejecutan casi todas las funciones que las células necesitan para vivir.

El genoma es la totalidad de la información genética que posee un organismo en particular. Por lo general, al hablar de genoma en los seres eucarióticos se refiere solo al ADN contenido en el núcleo, organizado en cromosomas pero también la mitocondria contiene genes y llamada genoma mitocondrial.

GEN

Se conoce como gen a la cadena de ácido desoxirribonucleico (ADN), una estructura que se constituye como una unidad funcional a cargo del traspaso de rasgos hereditarios. Un gen, según los expertos, es una serie de nucleóticos que almacena la información que se requiere para sintetizar a una macromolécula que posee un rol celular específico.

El gen, como unidad que conserva datos genéticos, se encarga de transmitir la herencia a los descendientes. El conjunto de genes pertenecientes a una misma especie se define como genoma, mientras que la ciencia que lo analiza recibe el nombre de genética.

Ácidos nucleicos.

Son biopolímeros, de elevado peso molécular, formados por subunidades denominadas nucleótidos.

El descubrimiento de los ácidos nucleicos se debe a Meischer (1869), el cual trabajando con leucocitos y espermatozoides de salmón, obtuvo una sustancia rica en carbono, hidrógeno, oxígeno, nitrógeno y un porcentaje elevado de fósforo. A esta sustancia se le llamó en un principio nucleina, por encontrarse en el núcleo. Años más tarde, se fragmentó esta nucleina, y se separó un

componente proteico y un grupo prostético, este último, por ser ácido, se le llamó ácido nucleico.

Tipos de ácidos nucleicos.

Los ácidos nucleicos están formados, por la polimerización de muchos nucleótidos, los cuales se unen de la siguiente manera: 3´- pentosa - 5´-fosfato - 3´-pentosa - 5´fosfato.

De

acuerdo a su estructura

y composición

existen

dos

tipos de

ácidos

nucleicos:

a) Ácido desoxirribonucleico o ADN o DNA

b) Ácido ribonucleico o ARN o RNA

ADN

Es una estructura en doble hélice que almacena la información genética y el mecanismo de duplicación del ADN. Fue postulada por Watson y Crick.

ARN

Formado por la unión de muchos ribonucleótidos, los cuales se unen entre ellos mediante enlaces fosfodiester en sentido 5´-3´ (igual que en el ADN ).

Están formados por una sola cadena, a excepción del ARN.

Qué es un nucleótido

Los nucleótidos son moléculas orgánicas formadas por la unión covalente de un monosacárido de cinco carbonos (pentosa), una base nitrogenada y un grupo fosfato. El nucleósido es la parte del nucleótido formada únicamente por la base nitrogenada y la pentosa.

Subdivisiones de la genética

La genética se subdivide en varias ramas, como:

Citogenética: El eje central de esta disciplina es el estudio del cromosoma y

su dinámica, así como el

estudio del ciclo celular y su repercusión en la

herencia. Está muy vinculada a la biología de la reproducción y a la biología celular.

Clásica o Mendeliana: Se basa en las leyes de Mendel para predecir la herencia de ciertos caracteres o enfermedades. La genética clásica también analiza como el fenómeno de la recombinación o el ligamento altera los resultados esperados según las leyes de Mendel.

Cuantitativa: Analiza el impacto de múltiples genes sobre el fenotipo, muy especialmente cuando estos tienen efectos de pequeña escala.

Evolutiva y de poblaciones: Se preocupa del comportamiento de los genes en una población y de cómo esto determina la evolución de los organismos.

Genética del desarrollo: Estudia como los genes son regulados para formar un organismo completo a partir de una célula inicial.

Molecular: Estudia el ADN, su composición y la manera en que se duplica. Así mismo, estudia la función de los genes desde el punto de vista molecular:

Como transmiten su información hasta llegar a sintetizar proteínas.

Mutagénesis: Estudia el origen y las repercusiones de las mutaciones en los diferentes niveles del material genético.

LOS CROMOSOMAS Y EL CARIOTIPO

Los cromosomas son las estructuras en que se organiza la cromatina nuclear que permiten el ordenamiento, distribución y pasaje del material genético de una generación a la otra. Por lo tanto estos tienen una expresión dinámica en las distintas fases del ciclo celular. En la mitosis estas estructuras comienzan un proceso de compactación que alcanza su máximo nivel en la metafase. Los cromosomas se tiñen fácilmente cuando están condensados y pueden ser individualizados con el microscopio óptico. Cada cromosoma contiene una molécula de ADN lineal asociado a distintas proteínas y el contenido de genes es variable aunque está en relación con su tamaño. Por eso, cualquier alteración en el número o en la estructura de los cromosomas puede ser causa de enfermedades. Para la detección de estas alteraciones se desarrollaron numerosas técnicas y todas ellas requieren de un observador entrenado que

las interprete. La citogenética es la rama de la biología que se encarga del estudio de los cromosomas y sus anomalías.

Los humanos tenemos un número total de 46 cromosomas pero este número varía según las especies. Los 46 cromosomas están constituidos por 23 pares y cada miembro del par proviene de un progenitor. El cariotipo representa la constitución cromosómica de un individuo y es un estudio de rutina en genética médica. Los cariotipos pueden informarse presentando todos los pares cromosómicos ordenados de acuerdo a su forma y tamaño, que en un principio eran recortados de la fotografía de una metafase. Actualmente aunque existen analizadores automáticos que abrevian en trabajo, los ojos expertos del citogenetista resultan irremplazables. De los 23 pares, el par de cromosomas sexuales es señalado por separado para indicar el sexo del individuo. Entonces, para citar el cariotipo de un individuo se indica primero el número total de cromosomas y seguidamente los componentes del par sexual, precedidos de una coma. Así, el cariotipo normal de un varón se escribe 46,XY y el de una mujer 46,XX. Las anomalías cromosómicas son una causa importante de abortos espontáneos, retardo mental y malformaciones.

EL CROMOSOMA METAFÁSICO

Todos los cromosomas alcanzan en la metafase su máximo grado de condensación y ordenamiento. Cada cromosoma metafásico está constituido por dos cromátides unidas por el centrómero. Este centrómero, o constricción primaria, divide al cromosoma en dos brazos que se designan p (petit) para el brazo corto y q para el brazo largo. De esa manera, por ejemplo, 7p es el brazo corto del cromosoma 7 e Yq es el brazo largo del cromosoma Y. La posición del centrómero permite clasificar a los cromosomas en tres tipos principales:

Metacéntricos: cuando el centrómero es más o menos central y los brazos son de aproximadamente igual longitud.

Submetacéntricos: cuando el centrómero está alejado del centro y los brazos son desiguales.

Acrocéntricos: cuando el centrómero está cerca de uno de los extremos y uno de los brazos es muy corto.

Los cromosomas acrocéntricos humanos tienen satélites unidos por un tallo, excepto el Y. Ellos son los cromosomas 13, 14, 15, 21 y 22 y dichos satélites están constituidos por heterocromatina.

LA DIVISIÓN CELULAR Y SUS CONSECUENCIAS GENÉTICAS

El estado normal de una célula es con su cromatina descondensada, activa genéticamente y con los cromosomas en estado de un sólo cromatidio, este estado cambia cuando una célula va a entrar en división. En tejidos proliferantes o en la línea germinal las células van a dividirse bien sea para formar más células genéticamente iguales (mitosis), o bien para formar los gametos que intervendrán en la reproducción sexual (meiosis).

En tejidos en continuo crecimiento o en regeneración una célula puede sufrir la mitosis dividiéndose en dos células hijas, genéticamente idénticas, una de las cuales puede diferenciarse y la otra puede empezar a dividirse de nuevo completando así el ciclo celular.

Al final de la mitosis, la célula entra en interfase, si esa célula ya no se va a dividir más, entra en lo que se denomina período G0, si por el contrario esa célula va a volver a dividirse entra en período G1, en el cual hay gran actividad de transcripción y traducción del ADN. Después de G1, la célula empieza a duplicar todo el material hereditario entrado en la fase S que es en la que se sintetiza todo el ADN, pasando los cromosomas a tener dos cromatidios cada uno. La Fase o período G2 se caracteriza por una actividad de síntesis de proteínas y de preparación de toda la maquinaria celular necesaria para la mitosis.

MITOSIS

La mitosis es la división celular donde las dos células hijas son iguales en cantidad y calidad de información.

Para ello pasan por diversas etapas, PROFASE, METAFASE, ANAFASE, TELOFASE y CITOCINESIS. De esta forma si una célula bovina posee (2n: 60 cromsomas) ambas células hijas también tendrán 60 cromosomas (sólo que con uan sóla cromátide). Para que esto pueda suceder antes de entrar en la

PROFASE debe duplicarse el ADN en la fase S pasando de tener una cromátide cada cromosoma, a dos cromátides. Por lo tanto en la ANAFASE migran las cromátides hermanas a cada polo celular, pero siguen conservando la misma calidad y cantidad de ADN.

Profase

•La cromatina se condensa. •la membrana nuclear se disuelve, los centríolos (si se encuentran presentes) se dividen y los pares migran a los polos. •Se forma el cinetocoro así, se forma el huso mitótico

Metafase

Los cromosomas (con dos cromátides mantenidas juntas por el centrómero) migran al ecuador de la célula, donde las fibras del huso se “pegan” a las fibras del cinetocoro.

Anafase

•se separan los centrómeros y se opuestos

arrastran a los cromosomas a los polos

Telofase

En la telofase los cromosomas llegan a los polos de sus respectivos husos, la membrana nuclear se reconstituye, los cromosomas se desenrrollan y pasan a formar la cromatina y el nucléolo.

Citocinesis:

Se divide el citoplasma para completar la formación de 2 células hijas

PRIMERA DIVISIÓN MEIÓTICA:

Interfase o fase de reposo. En una célula en la que hay una masa de ADN

procendente del padre y otra meiosis.

procedente

de

la madre

se

va

a

iniciar una

Final de la interfase. Duplicación del ADN.

Profase I A. Formación de los cromosomas.

Profase I B. Entrecruzamiento. Los cromosomas homólogos intercambian sectores. El núcleo se rompe.

Metafase I. Aparece el huso acromático. Los cromosomas se fijan por el centrómero a las fibras del huso.

Anafase I. Las fibras del huso se contraen separando los cromosomas y arrastrándolos hacia los polos celulares.

Telofase I. Se forman los núcleos y se originan dos células hijas. Los cromosomas liberan la cromatina.

SEGUNDA DIVISIÓN MEIÓTICA

Profase II. Se forman los cromosomas y se rompe el núcleo.

Metafase II. Los cromosomas se colocan en el centro celular y se fijan al huso acromático.

Anafase II. Los cromosomas se separan y son llevados a los polos de la célula.

Telofase II. Se forman los núcleos. Los cromosomas se convierten en cromatina y se forman las células hijas, cada una con una información genética distinta.

En los individuos machos, la gametogénesis recibe el nombre de espermatogénesis y tiene lugar en los órganos reproductores masculinos. En los individuos hembras, la gametogénesis recibe el nombre de ovogénesis y se realiza en los órganos reproductores femeninos.

Cariotipo

El cariotipo es el patrón cromosómico de una especie expresado a través de un código, establecido por convenio, que describe las características de sus cromosomas. Debido a que en el ámbito de la clínica suelen ir ligados, el concepto de cariotipo se usa con frecuencia para referirse a un cariograma, el cual es un esquema, foto o dibujo de los cromosomas de una célula metafásica ordenados de acuerdo a su morfología (metacéntricos, submetacéntricos, telocéntricos, subtelocéntricos y acrocéntricos) y tamaño, que están

caracterizados y representan a todos los individuos de una especie. El cariotipo es característico de cada especie, al igual que el número de cromosomas; el ser humano tiene 46 cromosomas (23 pares porque somos diploides o 2n) en el núcleo de cada célula,1 organizados en 22 pares autosómicos y 1 par sexual (hombre XY y mujer XX). Cada brazo ha sido dividido en zonas y cada zona, a su vez, en bandas e incluso las bandas en sub-bandas, gracias a las técnicas de marcado. No obstante puede darse el caso, en humanos, de que existan otros patrones en los cariotipos, a lo cual se le conoce como aberración cromosómica.

Los cromosomas se clasifican en 7 grupos, de la A a la G, atendiendo a su longitud relativa y a la posición del centrómero, que define su morfología. De esta manera, el cariotipo humano queda formado así:

Grupo A: Se encuentran los pares cromosómicos 1, 2 y 3. Se caracterizan por ser cromosomas muy grandes, casi metacéntricos. En concreto, 1 y 3 metacéntricos; 2 submetacéntrico.

Grupo

B:

Se

encuentran

los

pares

cromosómicos

4

y

5.

Se

trata de

cromosomas grandes y submetacéntricos (con dos brazos muy diferentes en

tamaño).

Grupo C: Se encuentran los pares cromosómicos 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12, X. Son cromosomas medianos submetacéntricos.

Grupo D: Se encuentran los pares cromosómicos 13, 14 y 15. Se caracterizan por ser cromosomas medianos acrocéntricos con satélites.

Grupo

E:

Se

encuentran

los

pares

cromosómicos

16,

17

y

18.

Son

cromosomas pequeños, metacéntrico el 16 y submetacéntricos 17 y 18.

Grupo F: Se encuentran los pares cromosómicos 19 y 20. Se trata de cromosomas pequeños y metacéntricos.

Grupo G: Se encuentran los pares cromosómicos 21, 22. Se caracterizan por ser cromosomas pequeños y acrocéntricos (21 y 22 con satélites).

Mediante

el

cariotipado

se

pueden

analizar

anomalías numéricas y

estructurales, cosa que sería muy difícil de observar mediante genética mendeliana.

¿Cómo se hereda el sexo?

Cuando se forman los gametos, los dos cromosomas sexuales se separan, de tal forma que sólo irá un cromosoma sexual a cada gameto. En el caso de los espermatozoides, la mitad tendrá el cromosoma X y la otra mitad el cromosoma Y. Todos los óvulos tendrán un cromosoma X.

Al producirse la fecundación, si es el espermatozoide que lleva el cromosoma X el que se une al óvulo, dará origen a una niña. Si el espermatozoide que interviene en la fecundación es el que lleva el cromosoma Y, será un niño el que se origine.

La herencia ligada al sexo:

El cromosoma X es portador de una serie de genes responsables de otros caracteres además de los que determinan el sexo.

La

herencia

de

estos caracteres decimos que

está

ligada

al sexo.

Dos

ejemplos bien conocidos son: el daltonismo y la hemofilia.

  • 2. ¿QUE ES UNA ENFERMEDAD GENETICA?

Una enfermedad o trastorno genético es una afección patológica causada por una alteración del genoma. Esta puede ser hereditaria o no, si el gen alterado está presente en los gametos (óvulos y espermatozoides) de la línea germinal, esta será hereditaria (pasará de generación en generación), por el contrario, si sólo afecta a las células somáticas, no será heredada.

Los 46 cromosomas humanos (22 pares de autosomas y 1 par de cromosomas sexuales) entre los que albergan casi 3.000 millones de pares de bases de ADN que contienen alrededor de 80.000 genes que codifican proteínas. Las regiones que codifican ocupan menos del 5 % del genoma (la función del resto del ADN permanece desconocida), teniendo algunos cromosomas mayor densidad de genes que otros.

Uno de los mayores problemas es encontrar cómo los genes contribuyen en el complejo patrón de la herencia de una enfermedad, como ejemplo el caso de la diabetes, asma, cáncer y enfermedades mentales. En todos estos casos, ningún gen tiene el potencial para determinar si una persona padecerá o no la enfermedad.

Poco a poco se van conociendo algunas enfermedades cuya causa es la alteración o mutación de todo o alguna región de un gen. Estas enfermedades afectan generalmente a todas las células del cuerpo.

Unas de las enfermedades genéticas más común es el Síndrome Down. Esta enfermedad se produce cuando hay error en la división de las células provoca que haya 47 cromosomas, en lugar de 46.

CAUSAS:

Hay varias causas posibles:

  • - Mutación, como por ejemplo muchos cánceres.

  • - Trisomía de los cromosomas, como en el síndrome de Down, o duplicación repetida de una parte del cromosoma, como en el síndrome de cromosoma X frágil.

  • - Deleción de una región de un cromosoma, como en el síndrome deleción 22q13, en que el extremo del brazo largo del cromosoma 22 está ausente, o de un cromosoma completo, como el síndrome de Turner en el que falta un cromosoma sexual.

  • - Uno o más genes heredados de los padres; en este caso el trastorno se llama enfermedad hereditaria. A menudo los padres están sanos, si son portadores de un defecto recesivo, como la fibrosis quística aunque también ocurren casos con defectos genéticos dominantes, como la acondroplasia.

Enfermedades hereditarias

Clasificación y tipos:

De las enfermedades hereditarias, unas son puramente genéticas porque dependen de un solo gen, como hemofilia y otras influidas por diferentes genes

que hacen que las personas sean más o menos susceptibles de padecerlas como la mayoría de los cánceres.

  • - Autosómicas, cuando el gen causante se encuentra en los autosomas y dominantes o recesivas según tipo de gen que la produce.

  • - Ligadas al sexo, cuando cromosomas sexuales.

el

gen

causante

se

encuentra

en

los

Las mutaciones:

  • - Concepto de mutación:

Una mutación es un cambio en la información contenida en el ADN de las células. Para que sea heredable tiene que ocurrir en las células sexuales:

óvulos y espermatozoides.

En la naturaleza las mutaciones se producen al azar, pero pueden ser estimuladas mediante agentes mutagénicos, como las radiaciones y sustancias químicas.

Las mutaciones son el origen de la diversidad genética.

La existencia de varios alelos para un mismo gen se debe a la existencia de mutaciones.

En la parte
En
la
parte

La imagen, representa una mutación génica.

superior está

representado un trozo de la cadena de ADN normal, que lleva la información

para que se fabrique

una proteína, en este caso una proteína llamada

hemoglobina que se encuentra en los glóbulos rojos y que sirve para transportar el oxígeno. Vemos que se sintetiza la proteína buena y los glóbulos rojos son normales.

En la parte inferior del dibujo está representada una mutación génica. Observa que hay un pequeño cambio en los nucleótidos del ADN, hay una TIMINA en lugar de ADENINA. Esta simple variación hace que la molécula de ARNm será distinto y cuando se traduzca el mensaje se incorpore un aminoácido distinto, y en lugar de GLUTÁMICO se une un aminoácido que es la VALINA. Este pequeño cambio hace que sea una proteína distinta y en este caso además da origen a una proteína defectuosa que transporta mal el oxígeno.

Las personas que llevan este alelo mutado padecen una enfermedad conocida como anemia falciforme.

- Tipos de mutaciones:

  • 1. Mutación génica: Son las verdaderas mutaciones, porque se produce un cambio en la estructura del ADN.

  • 2. Mutación cromosómica: Se produce un cambio en la estructura del cromosoma.

  • 3. Mutación genómica: Alteración en el número de cromosomas.

ANOMALIAS EN EL CARIOTIPO

Estas anomalías pueden ser numéricas (presencia de cromosomas adicionales) o estructurales (translocaciones, inversiones a gran escala, supresiones o duplicaciones). Las anomalías numéricas, también conocidas como aneuploidía, hacen referencia a cambios en el número de cromosomas, que pueden dar lugar a enfermedades genéticas. La aneuploidía se puede observar frecuentemente en células cancerosas. En los animales sólo son viables las monosomías y las trisomías, ya que las nulisomías son letales en individuos diploides.

ALTERACIONES CROMOSOMICAS NUMERICAS:

Son la pérdida o la ganancia de uno o varios cromosomas. Pueden afectar tanto a autosomas (cualquier cromosoma que no sea sexual) como a cromosomas sexuales. Existen diferentes tipos:

  • - Monosomía: pérdida de un cromosoma. Por tanto, solamente quedará una copia del cromosoma cuando en una situación de normalidad habría dos.

  • - Trisomía: Existencia de tres copias de un cromosoma específico, en lugar de dos (en una situación de normalidad). El síndrome de Down es un ejemplo de trisomía. Las personas con síndrome de Down tienen tres copias del cromosoma 21.

  • - Otros.

¿Qué ocurre si un embrión presenta alguna anomalía cromosómica numérica?

La gran mayoría de los embriones con anomalías cromosómicas (con cromosomas de más o de menos) o no concluyen en embarazo o dan lugar a un aborto. En algunos casos, los embriones pueden dar lugar a un niño afectado de alguna patología.

¿Cuáles son las anomalías cromosómicas numéricas viables más comunes?

Síndrome de Turner, donde solo hay un cromosoma X (45, X o 45 X0)

Síndrome de Klinefelter, se da en el sexo masculino, también conocido como 47 XXY. Es causada por la adición de un cromosoma X.

de

causado

por

una

trisomía

(tres

copias)

 

Síndrome de Down, causado por la trisomía del cromosoma 21.

 

Síndrome de Patau, causado por la trisomía del cromosoma 13.

También se detectó la existencia de la trisomía 8, 9 y 16, aunque por lo general no sobreviven después de nacer. No se han registrado casos en humanos de trisomías en el cromosoma 1, ya que todas acaban en aborto natural y no llegan a nacer.

¿Cómo se producen las anomalías cromosómicas numéricas?

Normalmente, las anomalías cromosómicas son resultado de un error producido durante la formación del ovocito o del espermatozoide (proceso llamado meiosis), dando lugar a una célula con un cromosoma adicional o con un cromosoma de menos.

Esto proporciona al ovocito fecundado una cantidad excesiva, insuficiente o errónea de información genética. Si éste error se perpetúa a medida que el embrión crece, la información genética alterada puede traducirse en estructuras y funciones alteradas, dando lugar a diferentes enfermedades y, con frecuencia, a retraso mental.

Las probabilidades de que se produzca un error de este tipo y, por tanto, de tener un hijo con algún síndrome cromosómico aumentan de forma exponencial con la edad de la mujer.

¿Qué riesgo de anomalía cromosómica aparece con la edad de la mujer?

El riesgo de anomalías cromosómicas va creciendo a medida que avanza la edad materna. Esto es debido a un envejecimiento de la reserva ovárica que se traduce en un mayor riesgo de que los ovocitos realicen el reparto de los cromosomas (proceso llamado meiosis) a las células hijas de forma incorrecta dando lugar a embriones con más o menos cromosomas.

La gran mayoría de los embriones con un número incorrecto de cromosomas finaliza su desarrollo antes de la implantación o dentro del primer trimestre de embarazo. En definitiva, gran parte de estos embriones o no dan lugar a un embarazo o bien dan lugar a un aborto espontáneo. Así pues, la posibilidad de un embarazo evolutivo y sano disminuye a partir de los 36 años y a medida que avanza la edad de la madre.

¿Por qué

a medida que

avanza la

edad de

la

mujer aumenta el riesgo de

alteraciones cromosómicas?

 

La

mujer

nace

con

una

dotación

ya

establecida de ovocitos que

progresivamente van desapareciendo por un fenómeno que se llama atresia, de forma que al llegar a la pubertad quedan aproximadamente unos 300.000

ovocitos en los ovarios. En cada ciclo menstrual se desarrollará un ovocito hasta la ovulación y unos 1.000 se perderán. De esta forma, a los 35 años quedan aproximadamente el 10% de los ovocitos. Cuantos menos ovocitos quedan peor es su calidad.

Es frecuente que una mujer de 38-40 años ya haya agotado la reserva de ovocitos capaces de dar lugar a un niño sano.

Los ovocitos son las únicas células de la mujer que tienen 23 cromosomas, o sea la mitad que el resto de las células. Para ello es necesario que durante la formación del ovocito los 46 cromosomas se coloquen frente a frente unidos por unos filamentos específicos. Posteriormente los cromosomas se irán separado a medida que se desprendan los filamentos que los unen hasta que finalmente resten 23 cromosomas (este proceso se llama meiosis). Con el paso del tiempo este proceso se vuelve más ineficaz y a veces puede producirse la ganancia o pérdida de cromosomas debido a errores en el proceso de meiosis (por ejemplo, si se produjese la ganancia de un cromosoma 21 este ovocito podría llegar a dar un individuo afecto de un Síndrome de Down.

EL SÍNDROME DE DOWN (TRISOMÍA 21)

¿Qué es el síndrome de Down?

El síndrome de Down es un trastorno genético que implica una combinación de defectos congénitos, entre los que se incluyen cierto grado de retardo mental, rasgos faciales característicos y, a menudo, defectos cardíacos, deficiencia visual y auditiva y otros problemas de salud. La gravedad de todos estos problemas varía en gran medida entre los individuos afectados. Este síndrome es uno de los defectos genéticos congénitos más comunes y afecta aproximadamente a uno cada 800 a 1000 niños. Según el Instituto Nacional de Síndrome de Down (National Down Syndrome Society), existen más de 350.000 individuos que padecen este síndrome en Estados Unidos. La expectativa de vida de adultos con síndrome de Down es de 55 años aproximadamente, aunque el período de vida promedio varía.

El nombre "síndrome de Down" proviene del médico Dr. Langdon Down, quien fue el primero en describir el conjunto de descubrimientos en 1866. No fue sino

hasta 1959 que se identificó la causa del síndrome de Down (la presencia de un cromosoma 21 adicional).

¿Cuáles son las causas del síndrome de Down?

Normalmente en la reproducción, el óvulo de la madre y el espermatozoide empiezan teniendo el número usual de 46 cromosomas. El óvulo y el espermatozoide sufren una división celular en donde los 46 cromosomas se dividen en dos partes iguales y el óvulo y el espermatozoide finalmente poseen 23 cromosomas cada uno. Cuando un espermatozoide con 23 cromosomas fertiliza un óvulo con 23 cromosomas, el bebé tiene finalmente un grupo completo de 46 cromosomas, una mitad obtenida del padre y la otra mitad de la madre.

A veces, ocurre un error mientras los 46 cromosomas se dividen a la mitad y el óvulo o el espermatozoide, en lugar de reservar tan solo una copia del cromosoma 21, sigue teniendo ambas. Si este óvulo o espermatozoide se fertiliza, el bebé acabará teniendo tres copias del cromosoma 21 y esto es lo que se llama "trisomía 21" o síndrome de Down. Las características del síndrome de Down se originan porque cada célula del cuerpo posee una copia adicional del cromosoma 21.

El noventa y cinco por ciento de los casos de síndrome de Down se produce por la Trisomía 21. En algunas ocasiones, el cromosoma 21 adicional se adhiere a otro cromosoma del óvulo o el espermatozoide; esto puede conducir a lo que se denomina síndrome de Down por "translocación" (el 3 a 4 por ciento de los casos). Éste es el único tipo de síndrome de Down que puede, a veces, heredarse de alguno de los padres. Algunos padres tienen un reordenamiento que no afecta su salud denominado translocación balanceada, donde el cromosoma 21 se adhiere a otro cromosoma. Con poca frecuencia, tiene lugar un tipo de síndrome de Down llamado el síndrome de Down con alteración cromosómica en "mosaico", cuando ocurre un error en la división celular después de la fertilización (1 a 2 por ciento de los casos). Estas personas tienen algunas células con un cromosoma 21 adicional y otras con el número normal.

CLÍNICA

Los niños con

SD

se

caracterizan

por

presentar

una

gran

hipotonía

e

hiperlaxitud ligamentosa. Fenotípicamente

presentan

unos

rasgos

muy

característicos:

CABEZA y CUELLO: leve microcefalia con braquicefalia y occipital aplanado. El cuello es corto.

CARA: los ojos son “almendrados”, y si el iris es azul suele observarse una pigmentación moteada, son las manchas de B r u s h f i e l d. Las hendiduras palpebrales siguen una dirección oblicua hacia arriba y afuera y presentan un pliegue de piel que cubre el ángulo interno y la carúncula del ojo (epicanto). La nariz es pequeña con la raíz nasal aplanada. La boca también es pequeña y la protusión lingual característica. Las orejas son pequeñas con un helix muy plegado y habitualmente con ausencia del lóbulo. El conducto auditivo puede ser muy estrecho.

MANOS Y PIES: manos pequeñas y cuadradas con metacarpianos y falanges cortas (braquidactilia) y clinodactilia por hipoplasia de la falange media del 5º dedo. Puede observarse un surco palmar único. En el pie existe una hendidura entre el primer y segundo dedo con un aumento de la distancia entre los mismos (signo de la sandalia).

GENITALES: el tamaño del pene es algo pequeño y el volumen testicular es menor que el de los niños de su edad, una criptorquídia es relativamente frecuente en estos individuos.

PIEL y FANERAS: la piel es redundante en la región cervical sobretodo en el perí- odo fetál y neonatal. Puede observarse SÍNDROME de DOWN (Trisomia 21) Mercé Artigas López 6 38 livedo reticularis (cutis marmorata) de predominio en extremidades inferiores. Con el tiempo la piel se vuelve seca e hiperqueratósica. El retraso mental es constante en mayor o menor grado.

Hay algunos trastornos que se derivan de la pérdida de un solo trozo de cromosoma o a alguna alteración en su estructura, como son:

ISOCROMOSOMA

El isocromosoma es un cromosoma en el cual los brazos sobre uno u otro lado del centrómero son morfológicamente idénticos, dando lugar a que las dos copias del brazo corto o del brazo largo porten por ende los mismos loci genéticos. En esta anomalía se presentan fenotipos asociados con la trisomía del brazo duplicado y la monosomía del brazo faltante.

Existen diferentes explicaciones que sustentan el origen de los isocromosomas, la más común es que se origina al presentarse una división transversal del centrómero, separando los dos brazos en lugar de las dos cromátides. Esta división anormal podría conducir a la formación de uno o dos isocromosomas, cuando en la subsecuente mitosis se duplicarán las dos cromátides del brazo, quedando organizadas como dos brazos idénticos unidos por la porción remanente y funcional del centrómero. Sin embargo, la elucidación del mecanismo de origen del isocromosoma aún no es definitiva.

La formación del isocromosoma de brazo largo de cromosoma X ha sido reportada como una variante del Síndrome de Turner, el isocromosoma de brazo largo de cromosoma 17 es observado en pacientes con cierto tipo de leucemias, también se han visto involucrados en esta anomalía los cromosomas 13, 21.

ANILLO

El anillo es un cromosoma circular originado por la deleción de los dos extremos de ambos brazos del cromosoma y posterior reunión de los extremos rotos de la porción que porta el centrómero. Sin embargo, el cromosoma en anillo también puede conformarse por un solo brazo e incluso estar compuesto por uno o varios cromosomas. Un individuo con un cromosoma en anillo puede tener muchas poblaciones celulares con diferentes constituciones con respecto al anillo. Los efectos fenotípicos varían extensamente de acuerdo con el o los cromosomas involucrados y la cantidad de material genético perdido. Los anillos frecuentemente tienen inestabilidad mitótica puesto que las dos cromátides pueden entrecruzarse y romperse, encontrándose células con anillo, células sin anillo, células con dos anillos, dobles anillos o fragmentos resultantes de rompimientos. La replicación puede también producir un doble tamaño del anillo con dos centrómeros más que dos copias separadas del

anillo. Los efectos fenotípicos entonces, pueden asociarse con la perdida de material de los dos brazos que conduce a una monosomía de estas regiones; como pueden perderse en algunas células, conducen a una monosomía, mientras que en otras células las cromátides hermanas se intercambian dentro del anillo, resultando un doble tamaño del anillo y consecuente trisomía (12,14).

TRANSLOCACIÓN ROBERTSONIANA

Cruce entre un portador de traslocación con sano y su descendencia.

En Genética se denomina translocación robertsoniana, cambio robertsoniano o polimorfismo robertsoniano a las fusiones o fisiones cromosómicas, es decir, a las variaciones en el número de cromosomas que surgen por unión de dos cromosomas acrocéntricos (aquellos que tienen el centrómero más cercano a un extremo, similar a un brazo corto muy pequeño1 ) en un solo cromosoma metacéntrico (aquellos en los que el centrómero está en el punto medio, como dos brazos cortos y largos1 ), lo que determina una disminución del número haploide. O, por el contrario, a las que surgen por fisión o rotura de un cromosoma metacéntrico en dos cromosomas acrocéntricos, en este caso aumentando el número haploide. También se denominan translocaciones no recíprocas.

En este tipo de translocación, se pierden los brazos cortos de dos cromosomas no homólogos y los largos se unen por el centrómero, formando un cromosoma único. Afecta mayoritariamente a los cromosomas 13, 14, 15, 21 y 22, pues los brazos cortos de estos cromosomas acrocéntricos son muy pequeños y contienen material genético no esencial. Cuando existe una translocación de este tipo, los brazos cortos se suelen perder en divisiones celulares posteriores. Como los portadores de estas translocaciones pierden material genético no esencial, son fenotípicamente normales, pero sólo tienen 45 cromosomas en cada célula. A pesar de ello, su descendencia, puede heredar un brazo largo de un cromosoma acrocéntrico de más o de menos.

Una translocación robertsoniana frecuente implica la unión del brazo largo de los cromosomas 14 y 21. El individuo afecto carecería de un cromosoma 14 normal y de un cromosoma 21 normal; por tanto, en su lugar, tendría un

cromosoma derivado de una translocación de los brazos largos completos de los cromosomas 14 y 21. En el transcurso de la meiosis, en dicho individuo, el cromosoma translocado aún podría emparejarse con sus homólogos. Puede darse segregación alterna o bien segregación adyacente; si se diese la primera, la descendencia puede ser cromosómicamente normal o tener una translocación balanceada con fenotipo normal; en cualquiera de los patrones de la adyacente, los gametos son no balanceados y la descendencia puede resultar con una trisomía 14, una monosomía 14, una monosomía 21 o una trisomía 21. En los tres primeros casos mencionados, los fetos no llegan a término, mientras que la última translocación origina un niño con tres copias del brazo largo del cromosoma 21 y un fenotipo de síndrome de Down. De hecho, las translocaciones robertsonianas son responsables de alrededor del 5% de los casos de síndrome de Down.

La mayoría de las personas que sufren este tipo de translocación tienen 45 cromosomas, sin embargo, todo el material genético esencial está presente y no sufren de anomalías fenotípicas. Su descendencia, sin embargo, puede presentar un fenotipo normal y ser portador de la anomalía o bien heredar la pérdida o ganancia del brazo largo del cromosoma acrocéntrico, dependiendo del gameto. En estos casos el consejo genético y los test genéticos se hacen necesarios en las familias que pueden ser portadoras de estas anomalías De una forma mucho menos frecuente puede presentarse la anomalía en homozigosis, si ambos progenitores tienen la misma translocación Robertosinana. La descendencia será, en este caso, viable o no, dependiendo de los cromosomas que se encuentren afectados.

Entre otras anomalías estructurales tenemos:

Cri

du

Chat

(maullido

del gato)

donde

hay

un

brazo

corto

en

el

cromosoma 5. El nombre viene por el grito que causan los recién nacidos parecido al maullido de un gato debido a una malformación de la laringe.

Síndrome de supresión que se da por la pérdida de una parte del brazo corto del cromosoma 1.

Síndrome de Angelman; Un 50% de los casos falta un segmento del brazo largo del cromosoma 15.

Estas anomalías cromosómicas también pueden ocurrir en células cancerosas de un individuo genéticamente normales. Un ejemplo bien documentado es el de Cromosoma Filadelfia o la llamada translocación Filadelfia que es una anormalidad genética asociada a la leucemia mieloide crónica (LMC).

Esta anormalidad afecta a los cromosomas 9 y 22. El 95 por ciento de los enfermos de leucemia mieloide crónica presenta esta anormalidad, mientras el resto de los enfermos padecen translocaciones crípticas invisibles a las preparaciones mediante el método de banda G u otras translocaciones que afectan a otro u otros cromosomas de la misma forma que sucede con los cromosomas 9 y 22. Partes de dos cromosomas, el 9 y el 22, intercambian sus posiciones. El resultado es que parte del gen de región de fractura (BCR, Breakpoint Cluster Region, en inglés) del cromosoma 22 (región q11) se fusiona con parte del gen ABL del cromosoma 9 (región q34). El gen ABL toma su nombre de «Abelson», el nombre de un virus causante de leucemias precursor de una proteína similar a la que produce este gen.

EL COEFICIENTE INTELECTUAL Y EL RETRASO MENTAL

¿Qué es el Coeficiente Intelectual?

El coeficiente intelectual, también conocido como cociente intelectual, es un número que resulta de la realización de una evaluación estandarizada que permite medir las habilidades cognitivas de una persona en relación con su grupo de edad. Este resultado se abrevia como CI o IQ, por el concepto inglés de intelligence quotient.

Como estándar, se considera que el CI medio en un grupo de edad es 100. Esto quiere decir que una persona con un CI de 110 está por sobre la media entre las personas de su edad. Lo más normal es que la desviación típica de los resultados sea de 15 o 16 puntos, ya que las pruebas se diseñan de tal forma que la distribución de los resultados sea aproximadamente una distribución normal. Se considera como superdotados a aquellos que se sitúan por encima del 98% de la gente.

Serviría mucho definir previamente qué es la inteligencia. Para el término inteligencia existen muchas definiciones. La que estableció la American Psychological Association asegura que consiste en la habilidad a través de la cual los individuos son capaces de comprender cosas complejas y de enfrentar y resolver ciertas complicaciones a través del razonamiento; de acuerdo a la capacidad de cada persona se dice que es más o menos inteligente que otra.

Cabe aclarar que según esta definición las capacidades intelectuales de cada individuo varían al tiempo que lo hacen los problemas a los que debe enfrentarse.

El Mainstream Science on Intelligence propuso una segunda definición, corroborada por más de 50 investigadores. En ella se postula que la inteligencia incluye las habilidades de razonar, resolver problemas, pensar de forma abstracta, planear.

La inteligencia no se trata

de

la

facultad para aprender de los libros,

únicamente, sino también de la destreza para resolver conflictos y saber qué es

lo que hay que hacer a cada momento.

Para poder establecer las facultades intelectuales de una persona se deben realizar varios tipos de pruebas. En estas pruebas se incluyen problemas con palabras o números, formas y diseños, a fin de poder definir la capacidad individual del CI del individuo.

Por otro lado, es necesario definir la inteligencia emocional para comprender las diferencias entre CI de diferentes individuos. La IE incluye habilidades como percepción de los sentimientos (propios y de las emociones del entorno), utilización de las emociones(dominar los sentimientos con el fin de facilitar una actividad cognitiva), entendimiento de las emociones(comprender el lenguaje de los sentimientos y reconocer cómo evolucionan en el tiempo) y control de las emociones (habilidad para manejar los sentimientos propios en función de las necesidades, para alcanzar las metas que se ha propuesto).

¿Qué es Retraso Mental?

El retraso mental es un término que se usa cuando una persona tiene ciertas limitaciones en su funcionamiento mental y en destrezas tales como aquéllas de la comunicación, cuidado personal, y destrezas sociales. Estas limitaciones causan que el niño aprenda y se desarrolle más lentamente que un niño típico. Los niños con retraso mental pueden tomar más tiempo para aprender a hablar, caminar, y aprender las destrezas para su cuidado personal tales como vestirse o comer. Están propensos a tener problemas en la escuela. Ellos sí aprenderán, pero necesitarán más tiempo. Es posible que no puedan aprender algunas cosas.

¿Cuáles Son las Causas del Retraso Mental?

• Condiciones genéticas. A veces el retraso mental es causado por genes anormales heredados de los padres, errores cuando los genes se combinan, u otras razones. Algunos ejemplos de condiciones genéticas incluyen síndrome de Down, síndrome frágil X, y phenylketonuria (PKU).

• Problemas durante el embarazo. Retraso mental puede resultar cuando el bebé no se desarrolla apropiadamente dentro de su madre. Por ejemplo, puede haber un problema con la manera en la cual se dividen sus células durante su crecimiento. Una mujer que bebe alcohol o que contrae una infección como rubéola durante su embarazo puede también tener un bebé con retraso mental.

Problemas al nacer. Si el bebé tiene problemas durante el parto, como,

por ejemplo, si no está recibiendo suficiente oxígeno, él o ella podría tener

retraso mental.

• Problemas de la salud. Algunas enfermedades tales como tos convulsiva, varicela, o meningitis pueden causar retraso mental. El retraso mental puede también ser causado por malnutrición extrema (por no comer bien), no recibir suficiente cuidado médico, o por ser expuesto a venenos como plomo o mercurio.

El retraso mental no es una enfermedad. No se lo puede contraer de otras personas. El retraso mental no es un tipo de enfermedad mental, como la depresión. No hay cura para el retraso mental. Sin embargo, la mayoría de los

niños con retraso mental pueden aprender a hacer muchas cosas. Sólo les toma más tiempo y esfuerzo que a los otros niños.

¿Cómo Se Diagnostica el Retraso Mental?

El retraso mental se diagnostica observando dos cosas. Estas son:

La habilidad del cerebro de la persona para aprender, pensar, resolver problemas, y hacer sentido del mundo (ésto se llama funcionamiento

intelectual); y

• Si acaso la persona tiene las detrezas que él o ella necesita para vivir independientemente (ésto se conoce como conducta adaptiva o funcionamiento adaptivo).

El funcionamiento intelectual (también conocido como el coeficiente de inteligencia, es generalmente medido por medio de una prueba llamada prueba de coeficiente de inteligencia. La medida promedio es 100. Se cree que las personas que sacan menos de 70 a 75 tienen retraso mental.

Para medir la conducta adaptiva, los profesionales estudian lo que el niño puede hacer en comparación a otros niños de su edad. Ciertas destrezas son importantes para la conducta adaptiva. Estas son:

Las destrezas de la vida diaria, tales como vestirse, ir al baño, y comer;

• Las destrezas para la comunicación, tales como comprender lo que se dice y poder responder;

Destrezas sociales con los compañeros, miembros de la familia, adultos, y otras personas.

Para diagnosticar el retraso mental, los profesionales estudian las habilidades mentales de la persona (inteligencia) y sus destrezas adaptivas. Ambos son destacados en la definición de retraso mental en el cuadro de más abajo. Esta definición viene del Acta para la Educación de Individuos con Discapacidades ("Individuals with Disabilities Education Act," o IDEA). IDEA es una ley federal que sirve para guiar las escuelas en la manera de proporcionar servicios de

intervención temprana y de educación especial y servicios relacionados a los niños con discapacidades.

Los servicios para ayudar a individuos con retraso mental han resultado en una nueva comprensión de cómo definimos el retraso mental. Después del diagnóstico inicial, estudiamos las potencialidades y debilidades de la persona. Estudiamos también la cantidad de apoyo o ayuda que la persona necesita para llevarse bien en la casa, en la escuela, y en la comunidad. Este enfoque nos da una visión realística de cada individuo. También sirve para reconocer que la "visión" puede cambiar. En tanto crece y aprende la persona, su habilidad para llevarse bien en el mundo también aumenta.

Criterios Diagnósticos

Retraso Mental Leve CI 50-55 a 70

Son sujetos “educables”, corresponde al 85% de los tipos de retraso, estos desarrollan habilidades sociales y de comunicación (0-5 años), Insuficiencias mínimas en el área sensoriomotora y adquieren conocimiento similar al de un niño de 6º básico. En la adultez adquieren habilidades sociales y laborales adecuadas para una autonomía mínima, pero pueden necesitar supervisión.

Retraso Mental Moderado CI 35-40 y 50-55

Corresponde a las personas “adiestrables” lo cal representan alrededor del 10 % y adquieren habilidades comunicativas durante la niñez con supervisión moderada pueden aprender el cuidado personal, además aprenden a trasladarse a lugares que le son conocidos o familiares. Durante la adolescencia, sus habilidades sociales (escasas), les dificulta la relación con pares.

Retraso Mental Grave CI 20-25 y 35-40

Corresponde al 3-4 % de la población con retraso y adquieren un lenguaje muy escaso o nulo. Pueden aprender a hablar y ser adiestrados en habilidades elementales de cuidado personal. Dominan ciertas habilidades de aprendizaje de lectura global fundamentales para la supervivencia. Como adultos pueden desarrollar tareas simples, pero con supervisión.

Retraso Mental Profundo CI – 20-25

Corresponde al 1-2 % de la población con RM. Generalmente está asociado a un problema neurológico, que explica su retraso. En los primeros años, hay considerables alteraciones del funcionamiento sensoriomotor. Para un desarrollo óptimo, es aconsejable un ambiente muy estructurado

Retraso Mental de Gravedad No Especificada: se utiliza cuando existe claridad sobre el retraso mental, pero no es posible verificar mediante los test (niños, excesivo déficit)

¿Con Qué Frecuencia Ocurre el Retraso Mental?

Unas 3 de cada 100 personas en los Estados Unidos tienen retraso mental (The Arc, 2001). Más de 614,000 niños de 6 a 21 años tienen algún nivel de retraso mental y necesitan educación especial en la escuela (Reporte Anual al Congreso, Departamento de Educación de los Estados Unidos, 2001). De hecho, 1 de cada 10 niños que necesita educación especial tiene alguna forma de retraso mental.

¿Cuáles Son Los Signos del Retraso Mental?

Hay muchos signos del retraso mental. Por ejemplo, los niños con retraso mental pueden:

Sentarse, gatear, o caminar más tarde que los otros niños;

Aprender a hablar más tarde, o tener dificultades al hablar;

Tener dificultades en recordar cosas;

No comprender cómo pagar por las cosas;

Tener dificultades en comprender las reglas sociales;

Tener dificultades en ver las consecuencias de sus acciones;

Tener dificultades al resolver problemas; y/o

• Tener dificultades al pensar lógicamente.

Como el 87 por ciento de las personas con retraso mental sólo serán un poco más lentas que el promedio al aprender información y destrezas nuevas. Es posible que sus limitaciones no sean aparentes durante la niñez. También es posible que no sean diagnosticadas como personas con retraso mental hasta que comiencen a ir a la escuela. Como adultos, muchas personas con retraso mental leve pueden vivir independientemente. Es posible que otras personas no las consideren como personas con retraso mental.

El otro 13 por ciento de personas con retraso mental marca menos de 50 en las pruebas de inteligencia. Estas personas tendrán más dificultades en la escuela, en casa, y en la comunidad. Una persona con retraso más severo necesitará apoyo más intensivo durante toda su vida.

Cada niño con retraso mental es capaz de aprender, desarrollarse, y crecer. Con ayuda, todos estos niños pueden vivir una vida satisfactoria.

IV.

CONCLUSIONES:

  • - Las causas más frecuentes de enfermedades genéticas, se debe a alteraciones cromosómicas que pueden ser espontáneas, producidas por sustancias químicas o radiaciones.

  • - Los signos por cual se caracteriza es que en niños suelen sentarse, gatear o caminar más tarde que los otros niños, además aprenden hablar más tarde o tienen dificultades para hablar, para resolver problemas, reconocer cosas.

V.

BIBLIOGRAFÍA:

  • 1. Nussbaum R.L., McInnes R. R. & Willard H. F. 2008. Thompson & Thompson Genética Médica.7ª edición. Elsevier Masson. Barcelona.
    584

  • 2. Sack G. H. Jr. 2002. Genética médica. Mc Graw Hill. México. 272

  • 3. Champagny, B. 1986. Síntomas, signos y síndromes: definición y descripción. Doyma. Barcelona

  • 4. Castro del pozo, S. 1996. Manual de patología general: Etiología- fisiopatología - semiología - síndromes. Masson. Barcelona

  • 5. Klung, W. S.; Cummings, M. R. & Spencer, C. A. 2006. Conceptos de genética. 8ª edición. Pearson - Prentice Hall. Madrid. 884

  • 6. http://www.stancoe.org/cfs/handouts/SpecialNds/pdf/mentalretardatio nsp.pdf

  • 8. BARCH, M.J., KNUTSEN, T., SPURBECK,

J.

1997. The AGT

Cytogenetics. Laboratory Manual. Lippincott-Raven publishers.

Philadelphia.