Está en la página 1de 4

Nancy Yetlanezi Espindola Castillo

Hace unos días me encontré con un artículo que hablaba de la felicidad de los
habitantes de ciertos países, y México se encontraba dentro de los países más
felices, sin embargo, yo me cuestiono si esto es cierto. Afortunadamente nuestro
estilo de vida difiere de un estilo de vida cargado de responsabilidades y presiones,
pues es diferente el entorno en donde se vive en Japón, ya que ese país incluso
cuenta con

una tasa de suicidos elevada, yo lo atribuyo principalmente a las

presiones que deben cargar sobre sus hombros para poder sobresalir dentro de esa
sociedad que les exige cada vez más y más a todos sus habitantes.
Sin embargo, aunque el pueblo mexicano se considere feliz, parece ser que se
contenta con muy poco.
Las calles están sucias, hay delincuencia, la gente a veces es amable, otras no
tanto, los trabajos que algunas personas deben de desempeñar son laboriosos y
mal remunerados, el tráfico, el mal sistema de transporte, los problemas familiares,
los divorcios, etc...
Un factor que me parece importante es que a pesar de que puedan haber familias
con problemas, la mayoría de los mexicanos apreciamos la vida en familia y pocas
son las personas en este país que viven de manera solitaria, la familia, me parece
que es un pilar para que una sociedad pueda sentirse feliz, pues en otros países
donde se lleva un estilo de vida más solitario, llega un punto en que las familias se
disuelven, donde los hijos se mudan y viven muy lejos y es normal ver a gente joven
y gente adulta viviendo solos.
Dentro de los diferentes problemas que nos aquejan el más preocupante para mi, es
el de la violencia. Al pasar por las escuelas primarias y secundarias, puedo escuchar
a los niños hablar con palabras altisonantes entre ellos, y puedo ver como entre
ellos mismos surgen conflictos que no encuentran otra manera más que
solucionarlos usando la violencia. Eso es preocupante, pues son niños,
adolescentes y adultos los que no se salvan al ejercer o al ser victimas de ella. Y yo

podría no ser tan buena idea. sino que están dotadas de contenido cognitivo y forman un componente esencial en la vida de las personas . Uno de los objetivos del curso fue el de revalorizar a las emociones mostrando que estas no son meramente irracionales o animalescas. Está bien saberse seres individuales. Y yo personalmente tenía conflicto con el amor como una solución. creo que una educación en donde se exalten los valores de una comunidad. en donde tristemente hubo un fallecido y por el entorno público en donde me encontraba escuché a una mujer decir: “ya ves. Sin poder dejar de pensar en ello. ya no viste el cuerpo”. encontré que muchas veces el problema es la falta de compasión entre las personas. en donde todos y cada uno forman parte de ella y dar a entender que las acciones que cada uno comete afectan la vida de los demás y viceversa. el pensar que el entregarse a sentimientos como los del amor. sin embargo. y podemos vernos como un NOSOTROS. Desafortunamente vivimos en una sociedad donde se exaltan los valores del individualismo. llegué a la conclusión de que el amor sí podría ser la respuesta. la compasión. que la dulzura. donde las emociones son vistas muchas veces como algo irracional y en donde muchas veces se ha perdido el respeto y la compasión hacia los demás. pues es en ese momento en donde nos despojamos de un YO que sólo vela por los intereses de uno. para mi es importante. en donde podemos compartir y ver y respetar a los demás. pues seguramente son personas que no lograron educar su sensibilidad hacia las otras personas o incluso hacia otros seres vivos. para la felicidad. en donde hasta cierto punto había optado por un “justo medio”. la empatia y la sensibilidad podrían ser el camino y la meta para una vida buena. Esta falta de compasión hacia los demás podría ser también uno de los motivos por los cuales vivimos inmersos en la violencia. Hace unos días tuve el infortunio de presenciar la escena de un accidente. pensé que ese podría ser justo el problema.me pregunto ¿qué es necesario para acabar con esa violencia? ¿qué podemos hacer para llevar una vida feliz? Después de pensar en mi respuesta inicial de la clase pasada. Su comentario me enfureció mucho y me llenó de tristesa. pero después de reflexionar un poco más. pues la muerte trágica de una persona no debería de ser espectáculo para otras.

Así es como nos podemos conectar como sociedad y no sólo entre humanos. pues eso nos hace merecedores de ser llamados irracionales. Tenemos la capacidad de ser empáticos. viéndonos forzados a oprimir toda emoción. dejando de lado la importancia que las emociones podrían tener en nuestra vida individual. pues nos constituyen. a querer controlarla. en nuestros vínculos afectivos y en nuestra sociedad. pues las emociones son una piedra angular que une lo que sucede entre nuestra mente y nuestro cuerpo. esclavos de nuestra sensibilidad. Si la racionalidad no es suficiente para vernos como seres humanos completos. En nuestros días se puede ver una supremacía o preferencia hacia todo lo racional y hacia tener un dominio sobre las emociones de manera tal que no nos veamos afectados por ellas. de entregarnos al amor. pues ellos pueden demostrar sin usar las . sino también como sociedad. son una fuente de sabiduría y una vía alterna que no debemos hacer de lado simplemente por no ser el partido ganador entre la batalla de la racionalidad y las emociones. pero no un amor sólo de nosotros mismos. tal vez es hora de abogar por un cultivo de las emociones. pueden mostrarnos alternativas que tal vez con una mente racional no habríamos podido contemplar. sino un amor que podamos compartir con los seres que nos rodean. Así es como el amor y la compasión podrían ser la respuesta ante los problemas que nos aquejan no sólo como individuos. es decir. Tal vez debamos mirar más en el interior de nuestra sensibilidad. la mente puede cambiar de opinión. son un claro ejemplo del poder de las emociones. sino con todo aquello que se encuentre cerca de nosotros. pero el corazón no es tan voluble y afortunadamente sus deseos y su voluntad persevera y una vez que la mente y el corazón se hayan en sintonía. Al ser capaces de ser empáticos. que muchas veces han querido reducirlos a mera bestialidad. emociones de las cuales no podemos deshacernos. de notar las emociones de las personas y también de los seres que nos rodean. y debemos aprender también a escuchar a nuestro corazón. pues no debemos nunca olvidar que estamos dotados de ella por alguna razón. pues entre la mente y el corazón. así es.tanto a nivel individual como a un nivel ético. Los animales.

Tal vez el estilo de vida y las exigencias mismas de la sociedad no nos permiten entregarnos al amor. una vida amorosa. sin embargo. .palabras y dar el ejemplo al mostrar y compartir sus emociones no sólo con los humanos. liberar nuestros espíritus y permanecer en una armonía. cada quien puede generar un esfuerzo para llevar una vida buena. el respeto y la intuición formen parte de los pilares y que estos sean sólidos para poder ver el poder del amor como una fuerza transformadora en donde el arte y el desarrollo de una sensibilidad y una verdadera espiritualidad lleven a la sociedad a elevarse creando un nuevo modo de vida que no mantenga a los hombres atados solamente a sus preocupaciones y los mantenga más conectados consigo mismos y con los otros. en donde el cuidado. sino con las distintas especies y también ser más perceptivos y estar en armonía con la naturaleza.