Está en la página 1de 31

Relaciones Humanas Empáticas

Lo que pasa en el mundo de la ingeniería, lo enseñamos en Mineria® 1


Relaciones Humanas Empáticas

Temario
Objetivo...........................................................................................................3

Introducción.....................................................................................................3

1. Conceptos básicos de las relaciones humanas empáticas.........................5

1.1 La empatía.......................................................................................5

1.2 La congruencia o coherencia personal............................................12

1.3 El respeto incondicional.................................................................13

1.4 La tendencia actualizante...............................................................14

2. El ser humano y sus relaciones...............................................................16

2.1 Formas de relacionarse..................................................................18

2.2 Empatía y compasión.....................................................................21

3. La comunicación....................................................................................22

3.1 Elementos y niveles del proceso de comunicación..........................25

3.2 La comunicación no verbal.............................................................27

Conclusiones..................................................................................................29

Fuentes de consulta........................................................................................30

2 Lo que pasa en el mundo de la ingeniería, lo enseñamos en Mineria®


Relaciones Humanas Empáticas

Objetivo
Al finalizar el tema el participante será capaz de:

Adquirir los conceptos básicos de las relaciones humanas empáticas, reflexionar


sobre sus características y condiciones, a fin de identificar su modelo personal
relacional actual y la posibilidad de plantearse modelos alternativos de
relacionarse.

Introducción
“E n mis primeros años de vida profesional, yo

siempre me hacía la pregunta de ¿Cómo puedo yo

curar o cambiar a esta persona? Ahora, la pregunta

que me hago es: ¿Cómo puedo entablar una relación,

de tal manera que la persona la pueda utilizar para

su propio crecimiento personal? . ”


Carl Rogers

Lo que pasa en el mundo de la ingeniería, lo enseñamos en Mineria® 3


Relaciones Humanas Empáticas

Actualmente se tiende a hacer un análisis sombrío sobre la actualidad, sobre la


naturaleza humana, parece que la narrativa social se alimenta solamente de
crisis y calamidades, sin embargo, el mundo cotidiano puede ser diferente. Sí, la
vida diaria puede estar rasgada de tensiones, miedos, sufrimientos, injusticias y
de delitos; pero, dentro de todo ello, también encontramos actos de empatía,
generosidad y de bondad.

Los actos que nos proveen de empatía, de consuelo y de compasión generan


buena voluntad, forman vínculos sociales fuertes y traen felicidad a la vida de
las personas con las que nos relacionamos y a la de uno mismo. En una gran
parte de las interrelaciones cotidianas que se tienen subyace la empatía.

En el curso se abordan los conceptos básicos de las relaciones humanas


empáticas, la empatía y sus características, además de las condiciones
necesarias adicionales para entablar relaciones humanas significativas, para
promover el conocimiento del cómo nos relacionamos con los demás y las
posibles alternativas de cambio personal, dentro del concepto de la tendencia
actualizante. 

4 Lo que pasa en el mundo de la ingeniería, lo enseñamos en Mineria®


Relaciones Humanas Empáticas

Conceptos básicos de las


1. relaciones humanas empáticas
Dentro del tema “relaciones humanas empáticas” subyacen varios conceptos
importantes, como son la empatía, la congruencia y el respeto positivo
incondicional, como condiciones necesarias para entablar relaciones
significativas, así como, la manifestación de la tendencia actualizante. Además
de la apertura y expresión emocional, que implica una mayor conciencia de
las propias emociones y sentimientos, con el reconocimiento reflexivo de las
experiencias y acontecimientos de la vida, en toda su riqueza y amplitud.

1.1. La empatía

Se puede mencionar la frase repetida de “ponerse en los zapatos del otro”, que
continuamente se escucha. Esa frase implica una forma tradicional de entender
la empatía como un modo de comprender cognoscitivamente a otra persona,
mediante el cual nos esforzamos por capturar intelectualmente el mundo de la
experiencia del otro tan preciso como es posible y sin perder la conciencia de
la frontera entre él y uno mismo.

Esto implica tres nociones interesantes:

Lo que pasa en el mundo de la ingeniería, lo enseñamos en Mineria® 5


Relaciones Humanas Empáticas

La definición de Carl Rogers menciona que la empatía es la percepción del


marco de referencia de la otra persona, incluyendo los elementos emocionales y
los significados que la conforman, de tal manera como si uno fuera esa persona,
pero sin perder jamás la condicionante del “como si uno fuera”. De esa forma,
significa sentir la tristeza o el placer de la otra persona, en el modo en que ésta
lo siente y percibir sus causas como ella las percibe, sin perder de vista el hecho
de que siempre es “como si” uno sintiera esa tristeza o ese placer.

La empatía se pude dividir en dos grandes tipos (Shamay-Tsoory et al., 2009):

• La empatía emocional o afectiva, vista como la capacidad de


resonar (como sistema de contagio básico) con el estado emocional de
otra persona.

• La empatía cognoscitiva, vista como la capacidad de entender la


perspectiva o estado emocional de otra persona, que es una toma de
perspectiva cognitiva del otro.

No hay consenso acerca de si estos dos sistemas son parte de un único sistema
empático de interrelación o si son independientes. Sin embargo, para efectos de
manejar el concepto de persona empática, podemos definir que una persona
empática es aquella que tiene la capacidad desarrollada de resonar con las
emociones de otra persona (empatía emocional) y de tomar una perspectiva
cognoscitiva del estado emocional de dicha persona. Se puede extender
el concepto de la comprensión empática a estar abierto a experimentar, a
también estar dispuesto a ser recibido por el otro en una frontera de contacto
donde se puede dar o no ese encuentro del mundo del otro. (Buber, 2002). Esa
empatía transciende el plano cognitivo, es decir, se trata de un encuentro de
significados, sentidos y emociones. Es una empatía co-construida y es necesaria
para crear nuestras relaciones interpersonales.

6 Lo que pasa en el mundo de la ingeniería, lo enseñamos en Mineria®


Relaciones Humanas Empáticas

Lo que pasa en el mundo de la ingeniería, lo enseñamos en Mineria® 7


Relaciones Humanas Empáticas

La empatía, no se trata entonces Cuando se menciona empatía,


solamente de ponerse en los zapatos se habla de la capacidad del ser
del otro, sino de estar abierto a recibir humano de mostrar solidaridad, y no
al otro a darme al otro en una frontera sólo con los humanos, sino con los
de encuentro donde la diferencia demás seres vivos del planeta: todos
entre el yo y el tú por momentos viajamos juntos en esta balsa.
se desvanece. Lo anterior no es un
ejercicio intelectual, de la mente, es La empatía es un avance en el camino
una experiencia donde uno como ser de la evolución de la conciencia
bio-psico-socio-espiritual se involucra. integral humana; nuestra empatía es
Se está biológicamente “alambrado diferente a la de nuestros antepasados.
neuronalmente”, no para la agresión, El cambio de conciencia lo provocan
la violencia, el egoísmo y el utilitarismo, los cambios en la historia. Un cambio
sino para la sensibilidad, el vínculo de paradigma del ser humano, de
afectivo, el sentido de pertenencia, y concebirlo como un ser malo y egoísta
el compañerismo, así se es una unidad a uno que tiende a la empatía. Al
empática. Y, más aún, cuando se negar o reprimir este rasgo, entonces
aprende que se es frágil y vulnerable, sí salen a flote el miedo, el rechazo y
que la muerte existe y solo se tiene la agresión.
una vida, entonces se aprende
que cada momento es precioso La empatía es la mano invisible que
e importante. Así mismo vemos permite extender nuestra sensibilidad
que para el otro es igual: es frágil, con el otro y recibir la sensibilidad del
vulnerable y algún día habrá de morir. otro y dejarla en nuestros corazones.
Se ve entonces su lucha y la propia Pasamos de las pequeñas tribus
lucha y nos sentimos SOLIDARIOS, nómadas con una empatía que se
en la empatía contactamos al dolor basaba en los vínculos de sangre;
de la muerte y la celebración de la a las sociedades teológicas, cuyos
vida, y mostrando nuestra solidaridad vínculos eran religiosos; y más tarde a
en la compasión. De esta forma, la las sociedades-naciones que fueron
empatía es lo opuesto a la UTOPIA, construidas centradas en la empatía
porque la empatía tiene como base de la “identificación nacional”, que
la existencia del dolor, sufrimiento, es una construcción ideológica.
fragilidad y de la mortalidad.

8 Lo que pasa en el mundo de la ingeniería, lo enseñamos en Mineria®


Relaciones Humanas Empáticas

¿Por qué detenerse en este nivel? ¿Por Cuando nos damos cuenta de que
qué no continuar hacia una empatía nunca hay un solo pensamiento, una
con la Biosfera? Con la tecnología sola historia sobre una persona, se
de redes sociales e infraestructura se recupera una suerte de paraíso: la
tiene ya un “sistema nervioso central” riqueza de la vida.
en muchas partes del planeta. Y sí, en ese encuentro pueden
suscitarse riesgos para uno mismo,
Hay que empezar a pensar por lo riesgo de cambiar, de crecer y
pronto en los más de 7000 millones de de transformarse en el proceso.
seres humanos como una gran familia Mostrando tal cual somos, tal como nos
extendida y luego incluir a los colegas sentimos y experimentamos al mundo,
vivientes y al planeta en sí. Se tiene comprendiéndonos empáticamente,
que repasar la narrativa humana si se es que se puede promover que uno y
quiere ser verdaderamente empático, la otra persona encontremos nuestro
hay que sacar la esencia natural, que propio ser y sentir.
es empática.
Para desarrollar la empatía hay que
Porque si no es así y se continúa tener en cuenta las habilidades que
siendo represor y siendo reprimido por se tienen y ponerlas en práctica. Estos
los padres, el sistema educativo, las son algunos ejemplos.
prácticas de negocio, las empresas
e instituciones y el gobierno, surgen el
narcisismo, el materialismo, la violencia
y la agresión.

Tal vez el primer paso para ir hacia el


otro y recibirlo no sea pensar al otro
como si fuera solo una historia, como
si fuera el hipertenso, la desempleada,
la osteoartrítrica, el viudo, sino una
persona con muchas historias en
ella: como madre, esposo, jardinero,
costurera, cocinero, artista, alguien
que en la noche sube a ver las estrellas,
otro alguien que en las mañanas
cuida sus flores y sus mascotas.
Lo que pasa en el mundo de la ingeniería, lo enseñamos en Mineria® 9
Relaciones Humanas Empáticas

http://1drv.ms/1Q68Zq7

La empatía es un camino de dos vías y es posible experimentarla con intensidades


variables, sin cuidados intelectuales, sin pensamientos conscientes al respecto,
sin aprensión ni temor acerca de a dónde nos llevará, sin ningún tipo de
especulaciones diagnósticas y analíticas y sin interponer barreras cognoscitivas
o emocionales que impidan “abandonarme” por completo a la empatía.

Se tiene entonces un esfuerzo activo de comprender, de abarcar, de aprehender


a la otra persona dentro de uno mismo y dejarse comprender, abarcar y
aprehender de forma recíproca: una voluntad de estar en interrelación.

Cuando la empatía se logra experimentar de una manera integrada, es decir, de


gran intensidad e intersubjetiva, se logra vivir en la experiencia atemporal entre
la otra persona y uno. Llegamos al kairós, el tiempo de la gracia, el momento
oportuno que produce bien, el tiempo existencial.

En la experiencia empática, no se debe poner en la vida del otro la carga de


nuestras expectativas sobre su propia existencia. El hecho de estar abiertos
a recibir y ser recibido es un camino que se transita tocando nuestra historia,
nuestras alegrías, miedos y tristezas. Al momento de que uno no se muestra
abierto a la manera como la otra persona siente su vida, cuando llevo su mundo
dentro del mío, entonces se está en el riesgo de ver, de sentir la vida al modo de
la otra persona, lo cual tiene la consecuencia posible de que no se pueda ser
cambiado por la experiencia de la otra persona y entonces surja en uno mismo
una resistencia al cambio.

10 Lo que pasa en el mundo de la ingeniería, lo enseñamos en Mineria®


Relaciones Humanas Empáticas

Actualmente existen investigaciones que muestran que la empatía va más allá


de ese “ponerse en los zapatos de otro”, que tiene también que ver incluso con
cambios estructurales en nuestra corteza cerebral y que puede ser un factor de
salud para los individuos, en este sentido tiene que ver más con una conciencia
comprensiva de la conexión con el mundo, no solo con las personas sino con
todos los seres animados e incluso con el mundo material. La comprensión
empática y el afecto no condicionado, responden en tal forma a la necesidad
psicológica de primer orden del ser humano de ser amado y estimado, que de
inmediato elevan el nivel de autoestima. Si todo lo que la persona es, piensa,
siente y hace es recibido con el mismo grado de estimación y afecto y con una
actitud comprensiva, la persona pierde el miedo al conocimiento de sí misma
(Lafarga, 2006).

La verdadera comprensión empática puede ser rara, porque generalmente


se está más acostumbrado a dar otro tipo de comprensión, más cognoscitiva,
del tipo “entiendo lo que te está pasando” o “entiendo lo que te hace actuar
de x manera”. Esas son maneras de expresar una comprensión evaluativa,
conceptual, que proviene del exterior analítico. En la cotidianidad de las
relaciones, el sentido empático puede ser muy variable y estar modulado de
acuerdo a las finalidades de dichas relaciones.

Lo que pasa en el mundo de la ingeniería, lo enseñamos en Mineria® 11


Relaciones Humanas Empáticas

La congruencia o coherencia
1.2. personal

Un punto importante para las relaciones humanas significativas indica que se


debe ser exactamente lo que somos, y no mostrar máscaras, disfraces, roles o
simulaciones. La persona congruente es íntegra y genuina en sus relaciones.
La congruencia va más allá de la sinceridad, puesto que la sinceridad se
refiere a actuar de acuerdo con la representación consciente de uno mismo
y no necesariamente tal y como se experimenta, lo cual corresponde a la
congruencia.

Dentro del ejercicio de la congruencia se puede dar


el conflicto entre la dimensión emotiva y la cognitiva,
entre lo que se manifiesta y lo que es “permitido”
manifestar, sobre todo en profesiones de ambiente
muy competitivo, como la ingeniería. En ese sentido,
podemos ver la incongruencia como la discrepancia
que existe entre lo que la persona experiencia y la
representación que hace de esa experiencia en su
consciencia o en su comunicación.

Un componente importante es el reconocimiento del derecho a sentir emociones,


el entender que lo que pasa y se siente es de uno y es la experiencia vital; que
la satisfacción y el bienestar dependen en buena parte de valorar y sentir el
estar en el mundo. La persona congruente acepta sus sentimientos, basados en
su experiencia e historia de vida, y los utiliza para confiar en aquellos basados
en la intuición. A menor congruencia, existe una significación o simbolización
incompleta de la experiencia, por lo que la persona no tiene claros sus
sentimientos o los rechaza, le son vergonzosos. En el proceso de congruencia,
existe entonces la apropiación de la experiencia y de sus sentimientos, para
darles sentido, pertenencia y significado.

12 Lo que pasa en el mundo de la ingeniería, lo enseñamos en Mineria®


Relaciones Humanas Empáticas

El respeto positivo e
1.3. incondicional
Siguiendo con las relaciones humanas el respeto es el interés que se experimenta
por los otros, por un cuidado no posesivo, que no exige una gratificación
personal. Consiste en demostrar a las demás personas que estamos allí, sin
incluir condiciones de valor. Muchas veces se cita la palabra de “aceptación”
en lugar de “respeto”, o también “interés”; “aceptación” o “interés” pueden
llevarnos a debates interesantes sobre los límites de los mismos y de su adjetivo
“incondicional”, muy similares a los que se pueden suscitar con la palabra
“respeto”. Sin embargo, utilizamos esta última por tener un manejo conceptual
más cercano.
El respeto hace posible la libre
manifestación por parte de la
otra persona de su realidad
experimentada, de sus sentimientos
dolorosos, temerosos, anormales, de
odio, de maldad; así como la de las
posibles contrapartes, como pueden
ser sus sentimientos buenos, maduros,
optimistas, seguros y de sociabilidad.

Es a partir del respeto positivo e incondicional como se puede tomar una decisión
sobre la relación significativa con la persona, sobre su continuación, modulación
o terminación; pero la condición trata de, en un primer momento acercarnos
sin prejuicios y con respeto al mundo de la otra persona, tratando de diferenciar
entre los sentimientos y actos mostrados y de su condición como persona.

La actitud activa del respeto positivo incondicional no es sencilla de ser vivida,


también implica que la otra persona no necesita ganar esa consideración
positiva, que no hay un juicio a su persona por lo que debiera ser o por cómo
debería actuar.

Lo que pasa en el mundo de la ingeniería, lo enseñamos en Mineria® 13


Relaciones Humanas Empáticas

1.4. La tendencia actualizante

Además de la empatía, la congruencia y el respeto, existe una condición


del desarrollo humano, implica la aceptación de una tendencia integral del
organismo vivo que lo lleva a moverse de manera progresiva hacia la realización
del potencial personal inherente. El ser humano tiene una tendencia innata a la
satisfacción de sus necesidades en forma armónica e integral y de esta manera
alcanzar la salud, el bienestar y el desarrollo. Esta tendencia innata a proteger
e impulsar el crecimiento, compartida con todos los vivientes, es la motivación
básica de su conducta. Este es un proceso organísmico (que involucra a todo
su organismo) y unitario.

El motivo principal de
la vida humana es la
autorrealización.
De esta manera, el ser humano puesto en condiciones adecuadas para su propio
desarrollo, tiende a crecer en direcciones insospechadas y su comportamiento
es constructivo y armónico. Sin embargo, puesto en condiciones adversas, su
conducta puede hacerse violenta y destructiva en contra de los demás o en
contra de sí mismo.

Carl Rogers en 1997 considera que “la tendencia actualizante en el organismo


humano es la motivación básica”. Por dicha tendencia, el organismo se
controla a sí mismo. En su estado normal, el organismo “se mueve hacia su propio
mejoramiento y hacia una independencia del control externo”. También apunta
que “el sustrato de toda motivación humana es la tendencia organísmica hacia
la realización y crecimiento”.

14 Lo que pasa en el mundo de la ingeniería, lo enseñamos en Mineria®


Relaciones Humanas Empáticas

La tendencia actualizante es un constructo bio-psico-social anclado en la noción


del organismo. Habla de la tendencia inherente de crecer en los organismos
vivos. En particular, la noción de que en los humanos esta tendencia promueve
el bienestar en las relaciones con los otros.

Así mismo, como persona se está involucrada en un proceso continuo de


construcción de significados nuevos de nuestra experiencia, para encontrar
nuevas alternativas para vivir. Esto sólo puede ocurrir con una apertura a la
experiencia vital y a una escucha reflexiva de la misma, de los momentos vitales.
Por otro lado, Goud (1995) define que los “momentos vitales” son experiencias
de absorción breves y totales que mejoran la vida. Estos momentos repentinos y
a menudo impredecibles tienen un gran potencial para la validación de la vida,
y su sentido. Los momentos vitales pueden ser vistos como una expresión de la
tendencia actualizante entre los seres humanos. Ellos tienen un gran potencial
para la validación de la misma, su visión y sentido, todo esto en el lapso de
un momento. Este momento, sin embargo, no aparece con un comando
automático y tratando de que suceda. Un aspecto significativo y paradójico
de momentos vitales es la aparición de la tendencia actualizante en tiempos
de desolación, pérdida, y otras ocasiones dolorosas, como pueden ser las
actividades de cuidado. Un momento vital puede causar una reformulación y
adaptación saludable a estas experiencias negativas. Viktor Frankl, el fundador
de la logoterapia, describió elocuentemente sus experiencias cumbre durante
sus momentos más desesperados en un campo de concentración. Sus imágenes
vívidas y conversaciones imaginarias con su esposa le dieron fuerza emocional y
un sentido de propósito (Goud, 1995).

Así el aprendizaje de vida se da en función de la satisfacción o el bloqueo


de las necesidades biológicas, psicológicas, sociales y trascendentes que se
manifiestan en los intereses de cada persona, de cada grupo y de la comunidad
humana en general.

Lo que pasa en el mundo de la ingeniería, lo enseñamos en Mineria® 15


Relaciones Humanas Empáticas

2. El ser humano y sus relaciones

C ada nuevo amigo es una parte de mí que reconquisto.

Friedrich HebbeL

Hay que considerar que el ser humano está creado para vivir entre los demás,
nadie es una isla. Vive para enriquecer y enriquecerse, para dar y recibir, para
entender y para ser entendido, para beneficiar y para beneficiarse, para amar
y para ser amado, para compartir su vida en relación con otras personas. El
hombre es en su misma esencia un ser sociable. Desde que se nace, se requiere y
necesita estar con alguien, tener una pertenencia, un ser con alguien. Basta ver
a un recién nacido humano, en comparación con otros recién nacidos del reino
animal, podemos ver cómo es incapaz de moverse, de proveer movimientos
para la sobrevivencia.
16 Lo que pasa en el mundo de la ingeniería, lo enseñamos en Mineria®
Relaciones Humanas Empáticas

Si no se tiene alguien en relación con uno, se está destinado a la muerte. El


ser humano es un ser en relación y sólo desde ahí se le puede comprender.
Tiene una necesidad intrínseca de relación y afecto. Está en proceso de auto
creación y requiere de un medio propicio para crecer.

En este sentido, el vínculo de relación más importante del ser humano se


manifiesta a través de la comprensión amorosa del otro. El amor es lo que da
sentido a la vida, el reconocimiento amoroso de la otra persona y viceversa.

Esto se ilustra en una pequeña narración:  

Preguntó un maestro a sus discípulos si sabrían decir cuándo acababa


la noche y empezaba el día:

Uno de ellos dijo: “Cuando ves un animal a distancia y puedes


distinguir si es una vaca o un caballo”

“No’; dijo el gurú.

Otro dijo: “Cuando miras un árbol a distancia y puedes distinguir si es


un mango o un naranjo”.

“Tampoco’; dijo el gurú.

“Está bien’; dijeron los discípulos, “dinos cuándo es”.

Respondió el maestro: “Cuando miras a un hombre al rostro y puedes


reconocer en él a un hermano; cuando miras a la cara de una mujer
y puedes reconocer en ella a una hermana. Mientras

Lo que pasa en el mundo de la ingeniería, lo enseñamos en Mineria® 17


Relaciones Humanas Empáticas

El poder de la persona no es un concepto de individualismo, es una manera


de entender la integración y el equilibrio entre las necesidades individuales
y las sociales. Requiere del desarrollo de aspectos como la autoestima, la
responsabilidad de existir, el respeto propio y a los demás, la conciencia personal
y la comunitaria, la integración personal y social y el reconocimiento franco
de la capacidad individual para influir y contribuir al proceso de cambio. En
este contexto, la tendencia actualizante y el crecimiento van más allá del mero
individuo y no se puede entender sino en un contexto de valores y significados
compartidos en comunidad, que trascienden la existencia individual aislada y
que le dan sentido a las relaciones entre las personas, en los diversos grados de
significado, intimidad y compromiso hacia los individuos o grupos y comunidades
más grandes. Aprender acerca de uno mismo supone no pensarse como una
persona-isla, sino experimentarse, sentirse, como una persona siendo en lo
interpersonal.

2.1. Formas de relacionarse

Como se menciona anteriormente existen varias formas de relacionarse con las


demás personas un ejemplo son las siguientes:

Manipulación: Yo pongo las condiciones para


controlar tu comportamiento, sin tu conocimiento
y sin tu consentimiento.

18 Lo que pasa en el mundo de la ingeniería, lo enseñamos en Mineria®


Relaciones Humanas Empáticas

Influencia: Tú aceptas de modo


libre e inconsciente que yo
controle ciertos aspectos de tu
comportamiento.

Modelaje e imitación: Lo aceptemos


o no, somos un modelo para nuestras
personas cercanas y para otros. Ellos van
a aprender de lo que hacemos e imitarán
muchas veces nuestro comportamiento.

Poder compartido: Ambos


establecemos las condiciones de
nuestra relación. Aprendemos a
enfrentar el conflicto negociando.

Lo que pasa en el mundo de la ingeniería, lo enseñamos en Mineria® 19


Relaciones Humanas Empáticas

Autocontrol: Tú estableces las


condiciones que consideres válidas
y necesarias para regular tu propio
comportamiento.

Acompañamiento y facilitación: Yo
te acompaño siendo congruente,
con un respeto positivo incondicional,
y con empatía, sin juzgarte, sin quitarte
poder y sin darte soluciones.

Derivadas de estas formas de relación, puede haber modalidades con


características particulares, algunas de ellas promueven las relaciones
interpersonales, la comunicación y el crecimiento, otras los dificultan.

20 Lo que pasa en el mundo de la ingeniería, lo enseñamos en Mineria®


Relaciones Humanas Empáticas

2.2. Empatía y compasión

Hay que tomar en cuenta un concepto importante, la compasión. No


referenciando al concepto que le proporciona “mala prensa” a la compasión,
a ese tener lástima del otro, a ese “ponerse en la sufridera”, a la frase recurrente
de “¡Ay, pobrecito de tí! ¡Ay, pobrecito de mí! ¡Ay, pobrecitos de todos nosotros!
¡En este mundo tan ingrato!”. No. Aquí se hace referencia a la compasión como
esa capacidad de ver con claridad la naturaleza del sufrimiento y el querer
transformar ese sufrimiento. En primera instancia, al propio. Empatía y compasión
no son lo mismo, aunque tienen puntos comunes.

La compasión es esa habilidad de mantenerse firme y de reconocer también


que no se es ajeno al sufrimiento. Pero eso no es suficiente, porque la compasión
significa que, de hecho, se aspira a transformar el sufrimiento del otro, con
respeto y congruencia con uno mismo, en sus propias condiciones y voluntad. Al
mismo tiempo tiene un componente esencial que consiste en que no aferrarse
al desenlace, pues cualquier apego al desenlace distorsionaría profundamente
la capacidad de estar bien, presente en toda la experiencia. No es un proceso
fácil de llevar. La compasión es una cualidad humana inherente. Está presente
en todo ser humano. Pero las condiciones para que se active la compasión,
para que se suscite, son muy particulares. Y lo fascinante es que la compasión
tiene enemigos, y esos enemigos son cosas como tener lástima, la indignación
moral y los miedos. Bien sabemos que tenemos una sociedad, un mundo,
paralizado por el miedo. Y en esa parálisis, por supuesto, nuestra capacidad de
ser compasivos también está paralizada. Para ser compasivo “se requiere una
espalda fuerte y un frente suave”.

Lo que pasa en el mundo de la ingeniería, lo enseñamos en Mineria® 21


Relaciones Humanas Empáticas

Se necesita de una gran fortaleza en la espalda para sostenerse en medio de


la adversidad. Pero también es necesario un frente suave; la capacidad para
estar abiertos al mundo tal y como es, de tener un corazón desguarnecido.

3. La comunicación

Con respecto a la comunicación esta se puede dar entre las personas


(interpersonal) y con uno mismo (intrapersonal) es el elemento que permite
promover la convivencia armónica, las relaciones humanas empáticas y
significativas, que promocionan el desarrollo humano y comunitario, social
de los participantes. Los seres humanos tienen la capacidad inherente para
comunicarse, de hacer saber sus necesidades y deseos, sus logros y su estar en
el mundo. Siempre se está en comunicación, ya sea de manera voluntaria o
involuntaria y espontánea, utilizando diversos lenguajes y códigos.

Es a través de la comunicación como recibimos la influencia social y cultural


del entorno, gracias a lo cual se puede participar en él. Por medio de la
comunicación se conocen los estándares y reglas en los cuales se mueve y
se ha movido la sociedad, podemos compartir esos parámetros con el propio
entorno microsocial. Todos los grupos de personas tienen sus códigos específicos
de comunicación, inventan sus lenguajes, sus signos y sus señales.

Una de las cosas que modulan la comunicación interpersonal es que no hay una
realidad, sino que cada persona percibe su realidad. La forma en que se percibe
la realidad tiene que ver con la personalidad y con la propia historia de vida.
Expresar con honestidad los puntos de vista, escuchar y aceptar las de los otros,
proporciona el soporte para ampliar nuestra visión de la vida y la oportunidad
de comunicarse significativamente y enriquecer la propia experiencia.

La comunicación es esencial para el autoconocimiento y para el conocimiento


del otro, gracias a ella se puede relacionar el pasado con el presente y así
poder convivir.

22 Lo que pasa en el mundo de la ingeniería, lo enseñamos en Mineria®


Relaciones Humanas Empáticas

La comunicación es el medio por el cual una persona influye sobre otra y, a


su vez, es influido por esta. La socialización se da a través de la comunicación
entre las personas y es lo que las hace seres sociales. Es uno de los procesos
más importantes de la existencia humana y el principal para su interacción
social y pasa a ser una faceta de la actitud ante la vida, más allá de un simple
intercambio de información.

Desarrollar la habilidad para identificar y nombrar las necesidades es de


fundamental importancia en el proceso de desarrollo, reconocerlas nos prepara
para poder identificar y nombrar las emociones y sentimientos, como parte
de uno mismo. Independientemente de que nos guste o no reconocerlos, las
emociones y los sentimientos se despliegan en la realidad de nuestra vida.

Con algunas personas nos sentimos tranquilos, a gusto y con otras lo contrario,
incómodos y a disgusto. No se puede evitar sentirse así, lo que si se puede es
reconocer y explorar los propios sentimientos, dado que nos indican algo. Hay
que recordar que las emociones y los sentimientos no son ni “buenos” ni “malos”;
simplemente son el testimonio de que se está en el mundo. La responsabilidad
es el qué hacer con los sentimientos, también el cómo (la forma de expresión,
puede ir desde positiva, constructiva hasta destructiva), cuándo, dónde y con
quién expresarlos.

A través de la comunicación se es en los demás y los demás son en nosotros, nos


reconocemos y nos diferenciamos, nos sabemos en nuestro prójimo. Comunicar
la percepción de la realidad, nuestras necesidades, nuestras emociones y
sentimientos.

Se es diferente a los demás, nos distinguimos en las esferas biológica-física,


psicológica-emocional, social, espiritual. Se es único e irrepetible y en cada uno
habita la propia realidad y la forma de expresar también es única. Se vive con
uno mismo, pero no se puede dejar de vivir también en relación con los otros.
Nos comunicamos con nosotros mismos y con los demás, a veces se hace bien,
a veces no se logra del todo. La comunicación con las otras personas forma
una red que favorece el crecimiento de la misma en la medida que esta red
esté construida con cimientos de una relación humana empática, congruente
y de respeto.
Lo que pasa en el mundo de la ingeniería, lo enseñamos en Mineria® 23
Relaciones Humanas Empáticas

De aquí la importancia total en buscar la calidad de la comunicación intra e


interpersonal, y de favorecer las actitudes de empatía, congruencia, respeto
positivo incondicional; para que esta comunicación propicie la expresión
sincera, profunda y significativa hacia un crecimiento sano y armónico.

Uno mismo continuamente se comunica con uno mismo, nos preguntamos por
qué actuamos de alguna forma, por qué nos sentimos de cierta manera, por
qué dijimos algo. Algunas veces nos reprochamos, nos reprendemos y hasta nos
ofendemos e insultamos. Otras nos felicitamos y otras tantas nos engañamos
a nosotros mismos. La comunicación intrapersonal está relacionada con la
autoestima. Cuando se está bien con uno mismo, nos decimos mensajes
positivos, en el caso contrario, nos llegamos a lastimar y nos decimos cosas
autodestructivas. La clave es una valoración positiva a través de conocernos y
aceptarnos. Los mensajes que recibimos desde la infancia, la manera en que se
aprende a comunicarse, la autoestima, van a ser decisivos en la comunicación
con uno mismo. De esta manera, si se ha sido rechazado, juzgado, criticado,
muy probablemente uno mismo se rechace, juzgue y critique acérrimamente.
Muchas veces se utiliza hacia sí mismo el vocabulario y las actitudes con que
nos han tratado en la historia de nuestra vida. Si la persona se siente bien, si se
respeta y valora, los mensajes serán de afecto y comprensión.

Una vez detectado y al darse cuenta del tipo de mensaje que nos dirigimos
e identificar las situaciones que favorecen dichos mensajes se podrá buscar
alternativas y mejores formas de comunicación intrapersonal, que es una de las
fases del autoconocimiento.

24 Lo que pasa en el mundo de la ingeniería, lo enseñamos en Mineria®


Relaciones Humanas Empáticas

Elementos y niveles del


3.1. proceso de comunicación
Continuando con el tema de la comunicación y para que este exista debe
existir:

EMISOR: el que envía el mensaje, comunica algo.

RECEPTOR: el que recibe el mensaje.

MENSAJE: contenido de lo que se comunica.

CANAL: la forma en que se comunica, el cómo se emite el mensaje, el instrumento


para comunicarse.

La manera en que nos comunicamos tiene relación con:

• Nuestro aprendizaje del núcleo familiar en nuestra niñez, de otros


adultos y autoridades

• La persona con la que nos comunicamos

• Nuestra autoestima

• Nuestra habilidad personal de comunicación

• Las experiencias de vida y comunicación

Lo que pasa en el mundo de la ingeniería, lo enseñamos en Mineria® 25


Relaciones Humanas Empáticas

Los niveles de comunicación varían dependiendo del momento, de la persona


y situación con la que se esté en comunicación.

26 Lo que pasa en el mundo de la ingeniería, lo enseñamos en Mineria®


Relaciones Humanas Empáticas

3.2. La comunicación no verbal

Además de la comunicación lingüística las personas comunicamos sin desearlo a


través del cuerpo, de los gestos, de los silencios y las poses físicas. La comunicación
es en más de un 80% lenguaje no verbal (gestos, posturas y tono de voz). Nos
podemos percatar cuándo un “es un placer atenderle” es cierto o no.

Lo que pasa en el mundo de la ingeniería, lo enseñamos en Mineria® 27


Relaciones Humanas Empáticas

Nos comunicamos a través de:

28 Lo que pasa en el mundo de la ingeniería, lo enseñamos en Mineria®


Relaciones Humanas Empáticas

Conclusiones
Las relaciones humanas empáticas se propician a través de las actitudes de
la congruencia, el respeto positivo incondicional y la empatía; basadas en el
principio de que el ser humano tiende a desarrollar sus potencialidades cuando
las condiciones del entorno lo permiten. Las relaciones humanas empáticas
promocionan el crecimiento personal de los que participan en ellas.

El elemento básico para construir las relaciones humanas es la comunicación


entre las personas (interpersonal) y con uno mismo (intrapersonal). Siempre se
está en comunicación, en relación con los demás y con uno mismo. La forma
de relacionarse y comunicarse tiene diferentes tipos y niveles, de acuerdo al
contexto, al momento y a la persona con la que se esté en relación.

La comunicación es el elemento que permite promover la convivencia


armónica, las relaciones humanas empáticas y significativas, que promocionan
el desarrollo humano personal, comunitario, social y laboral de los participantes.

Lo que pasa en el mundo de la ingeniería, lo enseñamos en Mineria® 29


Relaciones Humanas Empáticas

Fuentes de
consulta
Buber, M. Yo y tú. Nueva Visión. Argentina. (2002)

García-Muriel, L. La Comunicación. Una Experiencia de la Vida:


Manual Del Trabajo en Grupos. UIA-Plaza y Valdés. México. (1998).

Goud, N. Vital moments. Journal of Humanistic Education &


Development. (34, 1), 24-35. (1995).

Halifax, Joan. Compassion and the true meaning of empathy.


Conferencia de la organización TedGlobal. (2011) Consultada en
septiembre del 2012. http://www.ted.com/talks/joan_halifax.html

Lafarga, J. La dimensión espiritual de la persona. Congreso


Internacional de Espiritualidad. Monterrey, N.L.(2006).

Rifkin, Jeremy. La civilización empática. La carrera hacia una


conciencia global en un mundo en crisis. Paidós. Barcelona. (2010)

Rogers, C. (1996). La persona que funciona completamente. En


J. Lafarga C. y E.J.F. Gómez del Campo (Eds.): Desarrollo del potencial
humano: aportaciones de una psicología humanista. Trillas. México.
1996. pp. 105-108..

Rogers, C. El poder de la persona. El Manual Moderno. México.


(1997) (Original de 1961).

30 Lo que pasa en el mundo de la ingeniería, lo enseñamos en Mineria®


Relaciones Humanas Empáticas

Rogers, C. El proceso de convertirse en persona. Paidós. México.


(2001)

Shamay-Tsoory, S.G.; Aharon-Peretz, J. and Perry, D. (2009). Two


systems for empathy. Brain 132 (3): 617–627.

Lo que pasa en el mundo de la ingeniería, lo enseñamos en Mineria® 31