Está en la página 1de 14
Educación Primaria Teatro segundo ciclo
Educación
Primaria
Teatro
segundo ciclo
TEATRO DISEÑO CURRICULAR Segundo Ciclo AUTOR Licenciada Laura Beatriz Alonso ASESOR Maestro, Actor y Director

TEATRO DISEÑO CURRICULAR

Segundo Ciclo

AUTOR Licenciada Laura Beatriz Alonso

ASESOR Maestro, Actor y Director Teatral, Dagoberto Merino

FUNDAMENTACIÓN:

El teatro es un fenómeno cultural, social y comunicacional inherente a todas las épo- cas y culturas por su origen ritual y lúdico. Como lenguaje artístico especializado, po- see su propia gramática y código específico de comunicación para posibilitar la construc- ción de significados situados en el contexto cultural en el que se producen y en la pro- ducción y recepción de los hechos teatrales. Esta visión supera concepciones fuertemen- te arraigadas en la educación que entienden el teatro como un complemento y apoyo de las áreas curriculares consideradas centra- les, o como espacio para la libre expresión del alumno o para el desarrollo de ciertas competencias que exige la escuela.

El Lenguaje Teatral se incorpora a la edu- cación primaria para ofrecer a todos y a cada uno de los estudiantes, un espacio que esti- mule la creatividad, la imaginación, la expre- sión y la comunicación de sus sentimientos, pensamientos, ideas, emociones, sensacio- nes y valores mediante prácticas vinculadas con el juego, la producción, la recepción -percepción, análisis, crítica- y la contextuali- zación sociocultural del hecho teatral.

Su enseñanza supone el desarrollo de un proceso de alfabetización teatral que se ini- cia a partir del juego dramático, entendido como una práctica colectiva que admite la

simulación de roles y la representación de situaciones ficcionales mediante la acción compartida con otros, y avanza progresiva- mente hacia formas de organización y de representación dramática más estructura- das, complejas e intencionadas. En esa pro- gresión y complejización que se produce a lo largo del ciclo, el lenguaje teatral puede articularse de manera estética y reflexiva con otros lenguajes —artísticos, de los me- dios de comunicación y de las nuevas tec- nologías—, espacios y áreas curriculares, y proyectarse hacia la comunidad. Esta articu- lación debe nutrir a la actividad teatral sin perder su fuerza como lenguaje íntegro.

En el Segundo Ciclo, el proceso de ense- ñanza aprendizaje se vincula con el desarro- llo de saberes relacionados con el lenguaje teatral, sus modos y medios de representa- ción mediante la exploración, el descubri- miento, el reconocimiento y el disfrute de las múltiples posibilidades imaginativas, ex- presivas y comunicacionales del cuerpo, del gesto, de la voz y del juego dramático como instrumentos del lenguaje teatral. El objeto de conocimiento del teatro es la acción dra- mática, a la que se accede mediante su prác- tica organizada y sistemática, sin perder de vista su carácter lúdico y vivencial. En este ciclo es importante sistematizar, profundizar y complejizar las prácticas relacionadas con la producción, la recepción, la contextuali- zación y la progresiva conceptualización del

relacionadas con la producción, la recepción, la contextuali - zación y la progresiva conceptualización del 3

3

lenguaje teatral para que los alumnos parti - cipen de manera colaborativa y con niveles

lenguaje teatral para que los alumnos parti- cipen de manera colaborativa y con niveles crecientes de autonomía.

La construcción de estos saberes forma parte de la formación general de los alum- nos, por lo tanto la escuela tiene la respon- sabilidad de brindarles una amplia variedad de propuestas pedagógico-didácticas que articulen en su hacer, procesos sensitivos, perceptivos, motores, afectivos, cognitivos, sociales y culturales para contribuir con la construcción de nuevas formas de socializa- ción, participación y modos no discursivos de conocimiento. Asimismo, estas propues- tas deben garantizar el acceso democráti- co a los bienes simbólicos de la comunidad para favorecer el desarrollo de capacidades vinculadas al análisis, la interpretación, la comprensión, la valoración y el disfrute del universo cultural del que forman parte y a la producción cultural identitaria en el con- texto argentino y latinoamericano. La ad- quisición de estas capacidades se considera prioritaria para la formación de ciudadanos situados en su cultura y su historia, críticos e interpretantes de la realidad de su tiempo y comprometidos con el desarrollo cultural de su comunidad

tro del lenguaje teatral -pantomima, clown, teatro de títeres y objetos, teatro de máscaras, teatro de som- bras, circo, murga entre otras- recur- sos y procedimientos técnicos y com- positivos para ampliar su campo de experiencias estético-expresivas.

• Generar un entorno de aprendizaje donde prime la participación, la soli- daridad, la tolerancia, la responsabili- dad, el cuidado de sí mismo y de los demás para propiciar la diversidad de pensamiento y de acción.

• Facilitar la reflexión crítica y estética de las realizaciones propias, de los pares y de los artistas del ámbito lo- cal y regional para estimular la cons- trucción de significados contextuali- zados.

• Promover experiencias de acerca- miento a las manifestaciones teatra- les del entorno local, regional, nacio- nal, latinoamericano y del mundo, cercano y/o lejano, dentro y fuera de la escuela, en forma directa y/o a tra- vés de soportes tecnológicos para fa- vorecer el conocimiento, la compren- sión y el disfrute del universo cultural del que forman parte.

PROPÓSITOS:

Con respecto a la enseñanza y el aprendi-

zaje del Lenguaje Teatral, es responsabilidad de la escuela y el equipo docente:

• Crear situaciones de enseñanza y aprendizaje para que todos y cada uno de los alumnos puedan utilizar el lenguaje teatral como medio de ex- presión, comunicación y juego.

• Incentivar el interés por conocer e in- dagar las posibilidades expresivas del cuerpo, de la voz y del juego dramá- tico para favorecer la construcción de nuevas formas de socialización, par- ticipación, comunicación y modos no discursivos de conocimiento.

Ofrecer la posibilidad de conocer y explorar diferentes lenguajes den-

ORGANIZACIÓN DE LOS CONTENIDOS:

Los contenidos se seleccionaron y orga- nizaron considerando la propuesta de los Núcleos de Aprendizaje Prioritario (NAP) elaborados a nivel nacional para el primer ci- clo de la educación primaria. Se enuncian en términos de saberes que involucran concep- tos, habilidades y contextos. Estos saberes se organizan en cuatro ejes temáticos para permitir diversos recorridos y secuenciacio- nes didácticas.

Los contenidos se abordarán de manera simultánea desde los cuatro ejes que se pro- ponen para que los alumnos puedan acceder a un saber hacer más profundo y completo del lenguaje teatral. Su progresión a lo largo

que los alumnos puedan acceder a un saber hacer más profundo y completo del lenguaje teatral.

4

del ciclo implica un tratamiento recursivo de los mismos, esto quiere decir que en cada

del ciclo implica un tratamiento recursivo de los mismos, esto quiere decir que en cada año se retomarán y profundizarán con nive- les crecientes de complejización.

Es importante aclarar que la forma de presentación no indica un orden consecutivo de aplicación, ni constituye una secuencia de enseñanza. La selección y tratamiento de los contenidos se realizará de manera flexible y de acuerdo con los proyectos e intenciona- lidades educativas de cada docente, las ca- racterísticas de cada grupo de alumnos y la realidad de cada contexto escolar. Estos ejes son:

Eje: El lenguaje teatral en relación con las prácticas de contextualización Este eje refiere al desarrollo de saberes vinculados con la situacionalidad geográfica, histórica, social y cultural de las produccio- nes teatrales locales, regionales, nacionales, latinoamericanas y del mundo, al igual que la teatralidad presente en diversas manifes- taciones populares y rituales o ceremonia- les como el carnaval, la murga, el circo y las fiestas populares, (Eisteddfod, Nguillatún o danzas, rituales y ceremonias de distintas comunidades) tanto del presente como del pasado haciendo hincapié en la acción in- terpretativa. Estos saberes permiten el re- conocimiento y valoración del teatro como fenómeno cultural determinado por el con- texto histórico-social en el que está inserto y de los hacedores del quehacer teatral que componen el patrimonio artístico y cultural,

Eje: El lenguaje teatral en relación con los elementos que lo constituyen y su forma de organización Este eje refiere a saberes relacionados con los elementos que componen el len- guaje teatral, sus procedimientos técnicos y compositivos. Estos saberes posibilitan la adquisición progresiva de conceptos en re- lación con los elementos y las prácticas del lenguaje teatral.

dos con el hacer teatral. Este “hacer” impli- ca la selección, organización y combinación de los elementos, procedimientos técnicos y compositivos del lenguaje teatral, emplean- do los recursos del cuerpo, de la voz y del juego dramático como medios de expresión, comunicación, socialización y conocimiento cultural. Estos saberes posibilitan la produc- ción teatral relacionando el lenguaje teatral con otros lenguajes —artísticos, de los me- dios de comunicación, de las nuevas tecno- logías—, áreas y espacios curriculares, pro- yectándose hacia la comunidad.

Eje: El lenguaje teatral en relación con la re- cepción Este eje refiere a saberes relacionados con percepción, análisis, interpretación, comprensión, valoración y respeto por las producciones propias, ajenas y de las mani- festaciones teatrales del ámbito cultural lo- cal, regional, nacional, latinoamericano y del mundo en todas sus formas. Estos saberes permiten el desarrollo de la capacidad de apreciación, la construcción de conceptos y la formación de juicios valorativos acerca de lo visto o representado.

Eje: El lenguaje teatral en relación con las prácticas de producción Este eje se vincula con saberes relaciona-

Eje: El lenguaje teatral en relación con las prácticas de producción Este eje se vincula con

5

Diseño Curricular Primaria / Teatro Segundo Ciclo 2014 6
Diseño Curricular Primaria / Teatro Segundo Ciclo 2014
Diseño Curricular Primaria / Teatro Segundo Ciclo 2014
Diseño Curricular Primaria / Teatro Segundo Ciclo 2014 6

6

7
7
7

7

Diseño Curricular Primaria / Teatro Segundo Ciclo 2014 8
Diseño Curricular Primaria / Teatro Segundo Ciclo 2014
Diseño Curricular Primaria / Teatro Segundo Ciclo 2014
Diseño Curricular Primaria / Teatro Segundo Ciclo 2014 8

8

9
9
9

9

ORIENTACIONES DIDÁCTICAS: Las propuestas didácticas se organizarán a través de secuencias de actividades y/o proyectos

ORIENTACIONES DIDÁCTICAS:

Las propuestas didácticas se organizarán a través de secuencias de actividades y/o proyectos que permitan ampliar las expe- riencias expresivas, comunicativas y cultu- rales de los alumnos, considerando que el teatro, es ante todo, juego y representación. Esto significa que la enseñanza y el aprendi- zaje teatral se centrará en el hacer estético- reflexivo a través de prácticas articuladas de producción, recepción y contextualización para que los alumnos exploren, conozcan, comprendan y utilicen sus recursos corpora- les y vocales, los elementos compositivos y procedimientos técnicos del lenguaje teatral como medios de expresión y comunicación dramática. Este abordaje requiere, en primera ins- tancia, la indagación y el reconocimiento de sus saberes previos y la contextualización de la actividad que se va a realizar para que puedan relacionar de manera significativa lo que ya saben con lo que van a aprender. Para esto, es necesario adecuar las prácticas de producción, recepción y contextualización del lenguaje teatral a sus intereses, estilos y ritmos de aprendizaje, biografías y trayecto- rias escolares. En el segundo ciclo se profundizan las experiencias de enseñanza-aprendizaje del ciclo anterior y se agregan otras de mayor complejidad, sin perder de vista su carácter lúdico y vivencial. Desde esta perspectiva, se sugiere abordar las prácticas teatrales con juegos de exploración y autoexploración multisensorial del cuerpo y de la voz para que cada uno de los alumnos tome conciencia de sus posibilidades imaginativas, expresivas y comunicativas como instrumentos del len- guaje teatral. Estos juegos de descubrimien- to del propio cuerpo implican la investiga- ción reflexiva y placentera del espacio en sus distintos niveles, de las calidades de movi- miento, del gesto, del ritmo, de las actitudes corporales, de la voz, de los sonidos y de la palabra con variadas intenciones expresivo- dramáticas para la construcción de ficciona- lidades y la producción de múltiples sentidos con creciente niveles de autonomía. A estas propuestas se sumarán juegos

corporales de contacto visual, sonoro, ges- tual y corporal; de imitación directa y diferi- da de posturas, gestos, movimientos y accio- nes de compañeros (juego del espejo, juego de la sombra, máscara gestual); diálogo cor- poral (preguntas y respuestas dentro de una misma situación), juegos verbales y no ver- bales de comunicación con el otro y juegos dramáticos en los que se pueden incluir ele- mentos reales, transformados e imaginarios para ampliar el conocimiento y valoración de los recursos expresivos y comunicativos del propio cuerpo y el de los demás. Todas estas prácticas permiten el desarrollo de la atención, la observación, la concentración, la imaginación, la percepción y la comunica- ción con uno mismo, con los otros y con el entorno. El juego teatral se propone como una práctica de producción colectiva que reúne a un grupo de jugadores (y no de actores) que improvisan simultáneamente en el espacio total a partir de una consigna propuesta por el docente o elegida libremente por el grupo. Este juego, en principio se realiza sin progresión dramática ni espectadores por lo tanto, todos participan al mismo tiempo sin importar la delimitación espacial ni la superposición de diálogos y acciones; pero, a medida que los alumnos incorporan las convenciones teatrales, se diferencian roles dentro del juego teatral (actor y espectador), se identifica el espacio y el tiempo real del de la ficción, se proponen personajes, se in- corporan conflictos, se organizan secuencias de acciones respetando la estructura dramá- tica. La improvisación se plantea como otra práctica de producción colectiva y/o grupal para la representación de una situación fic- cional sin previo acuerdo de los participan- tes. Como la improvisación constituye la base del juego teatral, es importante afian- zar, sistematizar y profundizar su práctica a través del planteo de situaciones ficcionales variadas que permitan la interacción creati- va y flexible de los alumnos desde el conoci- miento del mundo y del lenguaje teatral que cada uno dispone en ese momento, pero con alguna consigna que los ayude a ubicarse en el terreno de la ficción. En este ciclo, la im-

en ese momento, pero con alguna consigna que los ayude a ubicarse en el terreno de

10

provisación se propondrá con diferentes gra- dos de dificultad para que puedan emplear, organizar y

provisación se propondrá con diferentes gra- dos de dificultad para que puedan emplear, organizar y combinar los elementos del códi- go dramático con mayores niveles de auto- nomía e intencionalidad estética. Las creaciones colectivas refieren a un modo colaborativo de producción teatral en cuya elaboración intervienen creativamente todos los integrantes de un grupo. Supone la elaboración de proyectos concretos (un texto dramático o escénico) tomando deci- siones consensuadas para diseñar un plan de trabajo conjunto, realizarlo probando dis- tintas alternativas estéticas y técnicas, eva- luarlo y reformularlo desde el aporte crea- tivo y reflexivo de cada uno. En el proceso de realización, se privilegiará la participación grupal, el intercambio de saberes, la búsque- da de soluciones originales y la autonomía del grupo. En este ciclo se recomienda la frecuenta- ción y exploración asidua de textos dramáti- cos de autores variados en distintos escena- rios y circuitos de lectura(bibliotecas de aula, escolares y populares), la participación asi- dua en situaciones de lectura y escucha pla- centera interpretando diferentes personajes, el análisis de textos, el intercambio de opi- niones sobre los textos leídos, recomendan- do lecturas, textos y autores como medio de conocimiento cultural y familiarización con el discurso teatral. Estas lecturas pueden dar inicio a la representación de textos dramáti- cos breves o su lectura en voz alta, a modo de radioteatro, y/o puesta en escena con elementos esceno-plásticos, revisándolos y reformulándolos mediante el ensayo para llevarlos a la escena. Asimismo, estas prácti- cas pueden dar lugar al inicio de la escritura teatral mediante la adaptación de cuentos, poesías, leyendas u otros géneros literarios y no literarios, o crear textos originales a partir de temas de la vida cotidiana, temas litera- rios o de interés del grupo.

La puesta en escena de las produccio- nes de los alumnos con elementos esceno- plásticos (vestuario y escenografía), música y otros recursos teatrales constituye una ins- tancia de producción colaborativa en la que cada uno interviene como protagonista acti-

vo de su propio hacer y explorando distintos roles técnico-teatrales. Estas producciones articulan de manera creativa los contenidos del lenguaje teatral con los de otros lengua- jes artísticos y de otras áreas curriculares, por lo que pueden proponerse como síntesis de un trayecto formativo y proyectarse hacia la comunidad.

Para enriquecer estas prácticas se su- giere la inclusión de diferentes lenguajes dentro de lo teatral como el circo, la mur- ga, teatro de títeres y objetos, el teatro de máscaras, la pantomima, el clown, el teatro de sombras, la expresión corporal, la danza- teatro, la comedia musical, para que puedan conocerlos, explorarlos y emplearlos como recursos expresivo-dramáticos en sus pro-

yectos teatrales. Así mismo se sugiere que la escuela garantice cuando sea posible un es- pacio pensado especialmente para el juego teatral, donde se disponga de equipamiento,

y herramientas para el quehacer específico

del lenguaje. Si no contamos con un teatro o sala fija, transformar el aula en un teatro nos puede ayudar a la construcción y al manejo de los distintos elementos del espacio tea- tral. Ubicación del escenario, (teatro circular, teatro a la italiana, etc.) patas, espacio para los espectadores, iluminación, equipo de so- nido, lugar de los técnicos, herramientas au- diovisuales para el registro y la interacción, etc.

Por otro lado, las prácticas de producción se amplían, profundizan y complejizan cuan- do se articulan con prácticas de recepción, es decir, mediante la apreciación, análisis crítico e interpretación de las producciones propias y de los pares, acordando criterios de apreciación para que cada uno compren-

da qué hizo, cómo lo hizo, para qué lo hizo y,

a partir de ese conocimiento, tomar decisio-

nes fundadas para reformular sus estrategias de producción, considerando sus progresos, cambios y dificultades. Estas prácticas permi- ten reconstruir, revisar, reformular y valorar, con la orientación del docente, el trayecto recorrido durante el aprendizaje, desarrollar el juicio crítico y la valoración estética so- bre lo percibido y representado. Así, desde

desarrollar el juicio crítico y la valoración estética so - bre lo percibido y representado. Así,

11

la acción y la reflexión sobre la acción, los alumnos adquieren, de manera progresiva, los

la acción y la reflexión sobre la acción, los alumnos adquieren, de manera progresiva, los conceptos que utiliza la disciplina teatral para referirse a sus propios objetos y a los procedimientos por medio de los cuales los construye, y a la construcción de categorías conceptuales para producir, analizar e inter- pretar las producciones teatrales propias, de los pares y del contexto sociocultural de ma- nera fundada. Las prácticas de producción y recepción se enriquecen cuando se relacionan con prácticas de contextualización, es decir, con la recepción —apreciación, análisis crítico e interpretación— de las producciones del contexto cultural local, regional, nacional, latinoamericano y del mundo, en forma di- recta y/o mediatizada por recursos tecnoló- gicos ya que amplían de manera significativa su campo perceptivo, su universo de expe- riencias estético-comunicativas, su com- prensión, valoración y disfrute de los bienes simbólicos de su cultura. Para el desarrollo de estas prácticas se recomienda la organización de salidas didác- ticas a distintos espacios de representación teatral del contexto local/regional en donde se realiza el hecho teatral (teatro, audito- rio, sala, espacios no convencionales, entre otros) para que los alumnos conozcan sus ámbitos de producción y circulación social, y valoren a sus artistas/trabajadores (actores, directores, asistentes, dramaturgos, dise- ñadores, escenógrafos, bailarines, músicos, cantantes, técnicos, iluminadores, sonidis- tas, maquilladores, vestuaristas y otros) . Estas salidas implican la participación y dis- frute de espectáculos teatrales en todas sus formas (teatro, pantomima, danza-teatro, teatro de títeres, teatro de máscaras, teatro de sombras, teatro negro, teatro de objetos, teatro callejero, entre otras, además de la teatralidad presente en diversas expresio- nes populares como el circo, la murga y el carnaval o rituales y ceremoniales como el Eisteddfod y el Nguillatún), tanto en forma directa como en diversos soportes tecnológi- cos. Para esto es necesario lo siguiente:

Antes del espectáculo y /o hecho teatral:

brindar información sobre las convenciones teatrales y datos que se consideran relevan-

tes de la obra /hecho teatral, del autor y de los artistas/hacedores y circunstancias que

participan en su realización para contextuali- zar la propuesta en su marco social, histórico

y cultural. Durante el espectáculo /hecho teatral:

asumir el rol de espectadores para percibir y disfrutar de la propuesta. Después del espectáculo / hecho teatral:

promover comentarios críticos individuales

y grupales e intercambio de opiniones so-

bre la propuesta teatral a partir de criterios acordados previamente para que los alum- nos puedan apreciar y comprender la especi- ficidad del hecho teatral, su intencionalidad estética, su relación con otros lenguajes –ar- tísticos, de los medios, de las nuevas tecno- logías- y campos de conocimiento.

La sistematización de las prácticas de producción, recepción y contextualización

del lenguaje teatral favorecen, entre otras cosas, el desarrollo de la capacidad de aná- lisis, la resolución de problemas, el aprendi- zaje cooperativo, la construcción progresiva de conceptos específicos, el acceso y disfru- te de los bienes simbólicos de la comunidad

y la ampliación del universo cultural de los alumnos y alumnas.

CRITERIOS PARA LA ACREDITACIÓN:

Para la acreditación de este espacio se sugieren los siguientes criterios:

• Utilización de las posibilidades ima- ginativas, expresivas y comunicativas del cuerpo, la voz y el juego dramá- tico como medios de expresión y co- municación dramática.

• Selección, organización y combina- ción de los elementos, procedimien- tos y técnicas del lenguaje teatral, recursos expresivo-dramáticos y ele- mentos de la construcción escénica en producciones colaborativas varia- das.

• Participación activa en prácticas de producción, recepción, contextualiza-

colaborativas varia - das. • Participación activa en prácticas de producción, recepción, contextualiza - 12

12

ción y conceptualización del lenguaje teatral, manifestando sus puntos de vista y respetando la diversidad

ción y conceptualización del lenguaje teatral, manifestando sus puntos de vista y respetando la diversidad de gustos y opiniones. Análisis, comprensión e interpreta- ción de las producciones propias, de los pares y del contexto cultural lo- cal, regional, latinoamericano y del mundo considerando los contenidos aprendidos.

pares y del contexto cultural lo - cal, regional, latinoamericano y del mundo considerando los contenidos

13

BIBLIOGRAFÍA: AKOSCHKY, Judith y otros. Arte y Escue- la. Aspectos curriculares y didácticos de la

BIBLIOGRAFÍA:

AKOSCHKY, Judith y otros. Arte y Escue-

la. Aspectos curriculares y didácticos de la educación artística. Buenos. Aires, Paidos,

1998.

ALONSO, Laura. Los títeres de las valijas viajeras. Cuadernillo de divulgación. Proyec- to de biblioteca ambulante “Javier Villafañe”. Puerto Madryn, ISFD Nº 803 y Plan Provincial de Lectura de la Provincia de Chubut, 2006. ALONSO, Laura y otros. Educación Artísti- ca y nuevos contextos. Serie “Publicaciones de Formación Docente”. Puerto Madryn, ISFD Nº 803, 2004. ALONSO, Laura y otros. Con Arte. Pro- puestas didácticas con Arte. Serie “Publica- ciones de Formación Docente”. Puerto Ma-

dryn, ISFD Nº 803, 2005. ANGULO F. y BLANCO N. Teoría y Desa- rrollo del currículum. España, Ediciones Al- jibe, 1994. ARAUJO, Sonia. “Docencia y enseñanza.

Una introducción a la didáctica”. Capítulo II. Buenos Aires, Universidad Nacional de Quil- mes, 2007. BIANCHI, Ariel. Del aprendizaje a la crea- tividad. Buenos Aires, Braga, 1991. BOURDIEU, Pierre. Creencia artística y bienes simbólicos. Elementos para una so- ciología de la cultura. Buenos Aires, Aurelia Rivera Grupo Editorial, 2003. CABANCHIL, Samuel y Damián. Antro- pología filosófica y Estética. Buenos Aires, Longseller, 2003. CALABRESE, Omar. El lenguaje del arte. Buenos Aires, Paidós, 1997. CAMILLONI A. y otros. La evaluación de los aprendizajes en el debate didáctico con- temporáneo. Buenos Aires, Paidos Educador,

1997.

CAMPBELL, Linda y otros. Inteligencias Múltiples: usos prácticos de la enseñanza y

aprendizaje. Editorial Troquel, Buenos Aires,

2000.

CASTILLO, Carles Mimo. El grito del ges- to. España, Ñaque editora, 2004. CHAPATO, Elsa. “El lenguaje teatral en la escuela” en Artes y escuela. Buenos Aires, Paidó, 1998. CUDDON, J. A. Diccionario de teoría y crí-

tica literaria. Buenos Aires, Editorial Docen- cia, 2001. EISNER, Elliot. Educar la visión. Buenos Aires, Amorrortu, 1998. EISNER, Elliot. Cognición y currículum. Una visión nueva. Buenos Aires, Amorrortu,

2007.

ELOLA, Hilda. Teatro para maestros. Bue- nos Aires, Marymar, 1989. ELOLA, Hilda. Diario de encuentros con maestros Buenos Aires, Marymar, 1991. ESCALADA SALVO, Rosita. Taller de Títe- res. Buenos Aires, Aique, 1993. FALCOFF, Laura. …Bailamos? Buenos Ai- res. Ricordi, 1994. FAURE, Gerard y LASCAR, Serge. El juego

dramático en la escuela. Cincel. Kapelusz,

1981.

FINCHELMAN, María R. La expresión

teatral infantil. Buenos Aires, Comunicarte,

2008.

FLACSO. Currículum y Prácticas escolares en contexto. Material del postgrado. Bue- nos Aires, 2002. FREGA, Ana. Lucía Movimiento expresivo

y rítmica corporal. Chiesa. Buenos Aires, 1975. GARDNER, Howard. Educación Artística y desarrollo humano. Buenos Aires. Paidós Educador, 1994. GARDNER, Howard. La Mente no escola- rizada. Barcelona, Paidós, 1996. GARDNER, Howard. Arte, mente y cere- bro. Buenos Aires, Paidós, 1997. GARDNER, Howard. Inteligencias Múlti- ples: la teoría en la práctica. Paidós Transi- ciones, Buenos Aires, 2004. GARDNER, Howard y otros. Inteligencia. Múltiples perspectivas. Aique. Buenos Aires,

2000.

GIROUX, Henry. Los profesores como in- telectuales. Hacia una pedagogía crítica del aprendizaje. Paidós Mec. Barcelona, 1990. GONZALEZ DE DÍAZ ARAUJO, Graciela y

otros. Teatro, adolescencia y escuela. Aique. Buenos Aires, 1998. GONZALEZ DE DIAZ ARAUJO, Graciela y otros. El Teatro en la escuela. Aique. Buenos Airess, 2000. GONZÁLEZ, Héctor. Juegos, aprendizaje y creación. El Quirquincho. Buenos Aires,

1988.

Aique. Buenos Airess, 2000. GONZÁLEZ, Héctor. Juegos, aprendizaje y creación. El Quirquincho. Buenos Aires, 1988. 14

14

HARGREAVES, D.J. Infancia y educación artística. España, Morata, 1991. HOLOVATUCK, Jorge. Una fábrica de jue-

HARGREAVES, D.J. Infancia y educación artística. España, Morata, 1991. HOLOVATUCK, Jorge. Una fábrica de jue- gos y ejercicios teatrales. Atuel, Buenos Ai- res, 2013 IVERN, Alberto. El Arte del Mimo. Edicial, Buenos Aires, 1990. JARA, Jesús. Los juegos del clawn. Nove- dades Educativas. Buenos Aires, 2000. LAFERRIERE, Georges y otros. Los esce- narios de fin de siglo: Teatro, Tecnología y Educación Plural. Edición G.L. Canadá, 1995. LAZARO CANTARÍN, Julio. Taller de Tea- tro. Madrid, Editorial CCS, 1998. MALAMUD, Isabel. Criterios para la se- lección y diseño de las actividades de ense- ñanza. Programa UNESCO para el diseño de materiales educativos. Buenos Aires: MCyE de la Nación, 1995. MANTOVANI, Alfredo. El teatro: un juego más. Buenos Aires, Novedades Educativas,

2004.

MARTELLI Gastón. Hacia el teatro Bue-

nos Aires, El Hacedor: Arte y Comunicación,

1999.

MINISTERIO DE CULTURA Y EDUCACIÓN:

Acuerdo marco para la Educación Artísti- ca. Programa de Transformación Curricular. Buenos Aires, 2010. MINISTERIO DE EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA Núcleos de Aprendizaje Prio- ritarios. Primer ciclo de Educación Primaria. Buenos Aires: MECyT. Presidencia de la Na- ción, 2007. MINISTERIO DE EDUCACIÓN, CIENCIA Y

TECNOLOGÍA. Núcleos de Aprendizaje Prio- ritarios 2º ciclo de Educación Primaria y Sép- timo año de Educación Primaria/Primer año de Educación Secundaria. Documento Apro- bado para la discusión por Resolución CFE Nº 97/10. Buenos Aires, MECyT. Presidencia de la Nación, 2010. MUNICIPALIDAD DE LA CIUDAD DE BUE- NOS AIRES, Secretaría de Educación, Direc- ción General de Planeamiento. Dirección de Currículum Artes. Documento de trabajo Nº 1. Actualización Curricular. Buenos Aires,

1995.

PACE A. e IÑIGUEZ M. Unidad didáctica

y proyecto. Buenos Aires, Ediciones Colihue,

2004.

PANERO, Norma y otros. Educación Artís- tica y CBC I. Rosario, Homo Sapiens, 1996. PANERO, Norma y otros. Educación Artís- tica II. Rosario, Homo Sapiens, 1997. PARDO BELGRANO, Ruth y otros. Teatro:

arte y comunicación. Buenos Aires, Plus Ul- tra, 1981. PATRICE, Pavis. Diccionario del teatro. Dramaturgia, estética, semiología. Paidos,

2008.

PENCHANSKY, Mónica. Andar. Buenos Ai- res, Ricordi, 1994. ROGOZINSKI, Viviana. Títeres en la es-

cuela. Buenos. Aires, Novedades Educativas,

2001.

ROSENZVAIG, Marcos. Las artes que atra- viesan el teatro. Capital Intelectual. Buenos Aires 2012

SORMANI, Nora. Lía El teatro para niños. Buenos Aires, Homo Sapiens, 2004. STARICO DE ACCOMO, Mabel. Los pro- yectos en el aula. Buenos Aires, Magisterio del Río de la Plata, 1999. STOKOE, Patricia. La expresión corporal. Buenos Aires, Paidós, 1993. STOKOE, Patricia. Expresión Corporal:

guía didáctica para el docente. Buenos Aires, Ricordi, 1978. URSI, María Eugenia y GONZALEZ, Héc- tor. Manual de teatro para niños y docentes. Buenos Aires, Novedades Educativas, 2000. VEGA, Roberto. Escuela, teatro y cons- trucción del conocimiento. Buenos Aires, Santillana, 1996. VIGOTSKY, Lev. La imaginación y el arte en la infancia. México, Fontamara, 1997. VILLA, Jaime. Manual de teatro. Colom- bia: Panamericana, 1998. WINNICOTT, Donald. Realidad y juego. Buenos Aires, Gedisa, 1985.

Manual de teatro. Colom- bia: Panamericana, 1998. WINNICOTT, Donald. Realidad y juego. Buenos Aires, Gedisa, 1985.

15