Está en la página 1de 2

Expulsa a una mujer de su pueblo por ser pariente de un adultero

Ante la indiferencia de las autoridades municipales, Santa Sita Nicasio Marcelina, de 45


años; su sobrina, Alma Bella de la Cruz Nicasio, y la niña Rosa Isela de la Cruz, de 4 años
de edad, se vieron obligadas a dejar su vivienda en la comunidad de Las Pilas, del
municipio de Huautla, Hidalgo, horas después de ser expulsadas por la Asamblea Ejidal
de esa localidad.

El “delito” que cometió Santa Sita Nicasio es ser hermana de Ricardo Nicasio Marcelina,
quien hace algunos días se fugó con Agustina Reyes Vite, mujer que estaba casada con
Justino Ortega, quien a modo de “reparación” del daño pidió a las autoridades ejidales de
Las Pilas su expulsión.

Ante las amenazas de los familiares de Justino Ortega de “lincharlas” en caso de que no
salieran de la comunidad, las tres mujeres dejaron su casa el pasado 24 de diciembre
custodiadas por elementos de seguridad pública del municipio de Huautla.

Sus pertenencias fueron sacadas de su viejo jacal y almacenadas en la galera de la


presidencia municipal de Huautla, informó el alcalde Noel Medécigo Sánchez.

El edil, tras lavarse las manos en el asunto, afirmó que hicieron todo lo pertinente para
que la mujer saliera de Las Pilas con “toda la seguridad posible”.

Medécigo señaló que desde el pasado 23 de diciembre, a través de Néstor Jerónimo


Reyes, juez conciliador, y de Ricardo Miguel Hernández, director de Seguridad Pública, se
trató de convencer a los ejidatarios de que se abstuvieran de llevar a cabo la expulsión,
“haciéndoles ver que ella no podía ser responsabilizada de algo que su consanguíneo
había hecho; sin embargo, nada se pudo hacer para que se evitara dicha acción”.

El presidente municipal reveló que durante el conflicto se le pidió a él su presencia, pero


no acudió “porque se me quería involucrar en el problema”. Agregó que “lo importante de
todo esto es que se informó de inmediato a la Subsecretaría de Gobierno en la Huasteca,
con sede en Huejutla. De hecho hay una demanda en la Agencia del Ministerio Público”.

El pasado 23 de diciembre, con base en el régimen de Usos y Costumbres, autoridades


ejidales de Las Pilas decidieron expulsar a una mujer por el “delito” de ser familiar de un
hombre que cometió adulterio.

En reunión “solemne” de las autoridades ejidales, realizada en punto de las 15:00 horas,
se determinó la expulsión de las tres mujeres. Aunque Néstor Gerónimo, titular del
Juzgado Conciliador de Las Pilas, trató de persuadir a las autoridades ejidales que no
decretaran la expulsión, las presiones de Justino Ortega, esposo de Agustina (la mujer
con la que se fugó), pesaron más a la hora de tomar la determinación.

Fernando Hidalgo, vocero de la Comisión de Derechos Humanos de Hidalgo dijo en


entrevista para La Razón que hasta el momento dicha instancia no tiene conocimiento
sobre estos hechos.
Comentó que en las próximas horas Hugo Rubén Hernández, visitador regional de la CDH
de Hidalgo de la región de Huejutla, se trasladará a Las Pilas para averiguar que fue lo
que ocurrió y en su caso emitir una postura al respecto.

Intereses relacionados