Está en la página 1de 105

De una de las autoridades en Motivación Personal y Empresarial más reconocidas de nuestro tiempo

Dr. Shad Helmstetter

Autor de Bestsellers:

QUE DECIR CUANDO DIÁLOGA CONSIGO MISMO, OPCIONES Y EL DIÁLOGO INTERNO COMO SOLUCIÓN

Red

de

Campeones

-------------------

El Increíble Mundo De la Libre Empresa ¡Y Cómo Participar en Él!

-------------------

Introducción

Esta obra fue escrita para los empresarios y familiares que ya son Distribuidores Amway en cualquiera de sus niveles y sin importar sus actividades a la fecha. También va dirigida a aquellos que están considerando ingresar a la organización de Distribuidores Independiente Amway, pero que todavía no son miembros. El libro persigue cuatro objetivos; El primero es reconocer la importancia del papel que ustedes desempeñan en la organización de Distribuidores Independiente Amway, así como la importancia del papel de esta organización en su ida y su futuro.

El segundo es proporcionarles información acerca de las causas sicológicas reales que

contribuyen a su éxito personal en la empresa.

El tercero, dotarles de herramientas de motivación más eficaces que he podido encontrar, para ayudarles a llegar a las metas que se han fijado.

Mi cuarto objetivo fue en el sentido de que el libro fuese fácil de leer, práctico en extremo,

realista y por supuesto genuinamente útil.

He optado por escribirlo específicamente acerca de la organización Amway, y no sobre el

mercado empresarial en red en general, con el fin de hacer de éste, el libro de mayor provecho

posible para ustedes y su organización. De esa manera, en cada tema que vayamos cubriendo ustedes sabrán que tiene relevancia especifica para ustedes.

El libro es la continuación de un estudio de siete años acerca de la organización de

mercadotecnia empresarial en red, y particularmente de las personas que las integran. Este no es un libro sobre la estructura de su organización, de su plan o su presentación. No duplica ni tampoco sustituye ninguna de las herramientas que ustedes ya tienen a su alcance. Más bien, este es un libro acerca del lado personal de su éxito; es decir, aquellas cualidades y características que o les están ayudando o están deteniéndoles. Aunque a menudo he deseado ser parte de sus filas, he optado por permanecer fuera de toda

organización, a fin de conservar de esta manera mi status profesional como observador externo y como investigador de la materia. Gracias a dicha postura profesional, puedo asegurarles la candidez y objetividad de mis observaciones. Comparto con ustedes lo que me consta que es exacto y verdadero acerca de ustedes mismos y su organización.

Lo más importante para mí es lograr que este libro se convierta en su compañero para los años

venideros. He llegado a conocer a muchos de ustedes durante los pasados años. Espero que a

través de las páginas siguientes también nos convirtamos en firmes amigos. Por su éxito en Amway. Ustedes lo merecen

Dr. Shad Helmstetter.

Primer Parte La Gente Que Está Cambiando El Mundo

“Con demasiada frecuencia, dejamos de levantar la mirada hacia las estrellas. Olvidamos que hay diamantes En los cielos --- y que uno de ellos es nuestro”.

Capítulo Uno Diamantes En Su Firmamento.

“Tú eres todo lo que es, tus pensamientos, tu vida, tus sueños hechos realidad. Tú eres todo lo que escojas ser. Tan ilimitado eres como el Universo sin fin”.

Con estas palabras inicié mi primer libro hace más de una década. Lo que ellas nos dicen sigue siendo verdadero el día de hoy, y constituye uno de los mensajes más importantes de nuestra vida: su futuro es ilimitado y depende de usted. ¿Alguna vez ha levantado la vista a las estrellas, en una noche fresca y despejada, imaginando que el firmamento está lleno de diamantes? Recuerdo haberlo hecho cuando era joven. Yo creía que lo único que tenía que hacer era voltear ese universo fabuloso, encontrar mi estrella, formular un deseo, y éste, sin más, se haría realidad. El problema es que estamos demasiado ocupados. Dejamos de mirar hacia las estrellas. O se nos olvida que hay diamantes en nuestro firmamento y que uno de ellos nos pertenece. También, el problema está en que nunca nos convencemos del todo de que ese diamante puede ser nuestro. Por eso dejamos de erguirnos a lo alto, lo suficiente para alcanzarlo. El problema parece radicar en cómo conectar el sueño que vemos en los cielos iluminados de estrellas con la realidad del intenso vivir cotidiano. Quizás usted diga: Intentar alcanzar las estrellas está muy bien y no tiene nada de malo. Pero yo tengo abonos de la casa que pagar, hijos que alimentar y trabajo que hacer; no tengo tiempo para contemplar las estrellas ¡estoy demasiado ocupado en vivir mi vida!”. Creo que si usted está interesado en hacer de Amway una parte de esa vida, es porque probablemente quiere algo más que sus posesiones actuales: más tiempo con su familia, más

lo menos, así es como comienza normalmente la participación

libertad de viajar, más dinero

en esta organización. Tomemos como ejemplo el dinero. Yo he hablado con mucha gente que empezó ingresando a Amway con la finalidad de ganarse unos cuantos cientos de dólares extra al mes. Y esa no es mala idea. Si usted quiere alcanzar el desahogo financiero: si en los próximos diez años le gustaría estar incluido entre 10 a 15 por ciento superior de las familias que gozan de mayor

Por

independencia financiera en su país, tal vez no exista hoy una organización o una oportunidad más importante que la organización Amway. A pesar de ello, es evidente que no se trata solamente de esto.

ES MAS QUE EL DINERO, LA LIBERTAD, O EL TIEMPO: ES UN MODO DE VIDA

La libertad económica es importante por supuesto. Una vez aliviado el peso de las preocupaciones cotidianas de dinero, uno puede enfocar otras metas y objetivos, propios de una vida bien vivida. Disponiendo de tiempo con la familia es uno de los objetivos más vitales que uno se pueda proponer. Viajar es importante también, para ensanchar nuestros horizontes y permitirnos superar las limitaciones que observamos todos los días. Sin embargo, yo no requerí de muchas conversaciones con distribuidores que ya habían estado con la organización durante algún tiempo para confirmar lo que de antemano sabía que era verdad: Amway es mucho más que una mera oportunidad económica o viajes o incluso tiempo libre. Y entre más observé, estudié y evalué su organización, más convencido llegué a estar de que, aun cuando usted haya ingresado a ella por alguna de las razones que acabo de mencionar, pronto se convirtió en parte de algo más grande y más importante. Quizá usted comenzó con una necesidad económica; pero gracias a su ingreso a Amway acabó por añadir a su vida y la de quienes le rodean algo de mayor riqueza.

LO QUE USTED REALMENTE ESTA HACIENDO CON AMWAY

Casi ninguna de las personas a su alrededor tiene la menor idea de lo que usted realmente está haciendo; de lo que eso puede significar para ellas ni de qué tan importante es usted, a menos que ellas también pertenezcan a la empresa. Sea que ellas o ustedlo sepan o no, usted en verdad está en medio de una “revolución”muy positiva. Al mismo tiempo que pone a trabajar el plan, mejora su vida y alcanza sus metas financieras básicas, usted también está cambiando estilos de vida, y ayudando a que toda una sociedad regrese a los valores básicos; está reafirmando creencias espirituales y está reasignando de nuevo “el éxito”a la gente que trabaja por alcanzarlo. Esta es una gran tarea y es más importante de lo que usted se haya dado cuenta. Es un cometido que merece lo mejor que usted tiene para darles y merece también el apoyo de todos, dentro y fuera de su organización.

AYUDA PARA QUE USTED LOGRE RESULTADOS.

De poder sentarme a platicar con usted día con día, motivándole personalmente, enseñándole a triunfar, le hablaría como amigo y como a alguien en quien yo tengo depositada mi fe. Trataría de hacer que usted viera todo lo bueno que es en realidad, no de una manera inmodesta o inapropiada sino de un modo práctico y realista. Intentaría mostrarle la verdad de lo que realmente está haciendo como miembro de esta increíble organización; una verdad que yo puedo percibir con claridad desde mi estratégica perspectiva externa.

Le daría toda herramienta, verdad y técnica que yo pudiera, con el fin de ayudarle, como quien

quiere que usted viva a la altura de sus mejores cualidades. Es desde tal punto de vista que he escrito para usted este libro.

UN “MANUAL”DE CAPACITACIÓN MOTIVANTE PARA DISTRIBUIDORES INDEPENDIENTE AMWAY

Si usted ya está en Amway, le voy a compartir algunas herramientas importantes que puede usar para alcanzar sus metas en el mercado en red. (si todavía no es miembro, espero que para cuando termine el libro, esté convencido de ingresar.) Con el propósito de compartir con usted las técnicas de motivación más efectivas que hemos descubierto, he reunido y actualizado para usted en el presente libro los conceptos medulares de esta materia. Asimismo, he organizado y enfocado esta información y esta investigación para aplicarlas directamente a su negocio. Así pues, este “manual”de capacitación motivante es un concentrado de los mejores y más actualizados conceptos y herramientas de motivación, y está escrito específicamente para usted, en su calidad de Distribuidor Amway.

Mi meta al final del libro es ayudarle para que usted se dé cuenta de qué tan importante es en

realidad, lo mismo que su trabajo en Amway, y proporcionarle toda la munición y el soporte que necesita, desde el punto de vista personal y de motivación, para llegar a donde se dirige. Usted tiene ante sí una oportunidad increíble. Sé que en su interior posee todo lo necesario para aprovecharla al máximo. Sé que puede alcanzar la estrella más alta en la que ponga su mira, y que es capaz de crear para usted y su familia el futuro que ve en sus sueños no sólo a modo de “ver astros”, sino de manera más realista y práctica--: de tal suerte que la próxima vez que contemple un cielo nocturno iluminado de estrellas, usted sepa que su lugar está en medio de esos “diamantes”, junto a esos luceros fulgurantes. Tengo la esperanza y la convicción que usted se convertirá un día en uno de esos diamantes de su firmamento. Haré todo cuanto pueda por ayudarle a conseguirlo.

“Quizá no exista un mayor servicio que puedas prestar para el mejoramiento de tu vida, de tu familia, tu comunidad, tu país y de la humanidad entera Que ser miembro Activo, positivo, De la organización Amway”

Capítulo Dos Tenemos Más Que Una Esperanza, Contamos con Amway.

¿Por qué algunos triunfan en la vida y otros no? Habiendo tanta oportunidad delante de la gente, ¿por qué sólo unos cuantos llegan a alcanzarla y vivirla en beneficio propio?

He pasado muchos años en busca de las respuestas a estas preguntas. He visto crecer y alcanzar logros a mucha gente, mientras otros caían a la orilla del camino, dispuestos a conformarse con menos, pensando “así es la vida” o contentándose con hacer excusas por haber abandonado la carrera. Con el tiempo encontré las respuestas que buscaba. De hecho, en mi búsqueda constante de las verdaderas soluciones al éxito habría de descubrir un campo de investigación y una solución que hasta el día de hoy siguen revolucionando la ciencia de la motivación personal de manera definitiva. Este campo de investigación y esa solución se llaman “Diálogo Interno”. Descubrimos que, mediante el uso de las técnicas de Diálogo Interno, la gente puede trocar literalmente sus vidas de fracaso por vidas de crecimiento y éxito. Fue un avance importante que está ayudando a cambiar positivamente millones de vidas. Pero durante mi investigación descubrí otro fenómeno estrechamente ligado al éxito, que también está cambiando el mundo. Mientras estudiaba y daba conferencias acerca de los cambios valiosos que puede ocurrir mediante el Diálogo Interno, me vi ante diversos públicos de casi todas las principales ciudades de los Estados Unidos. Fue ahí, frente a esos públicos, donde encontré la mitad restante de la respuesta que buscaba.

¿QUÉ HACIA QUE ESTA GENTE FUERA DIFERENTE?

Como investigador de la conducta humana mi trabajo consiste en estudiar a la gente. Por tanto, no es de sorprender que cuando me dirigía a distintos públicos y me reunía con bastantes miles de gentes, empezara a notar que algunos de ellos eran diferentes de alguna manera: estaba más despiertos, más interesados, más vivos. Me di cuenta, con el tiempo, que podía ser presentado a un público compuesto de cientos de personas desconocidas, y antes de que transcurrieran los primeros tres minutos de mi seminario ya podía ubicar entre el público a “éstas gentes”. Hasta se veían diferentes sólo con estar sentados entre la multitud. Lo podía ver en sus caras. Lo podía notar en sus posturas---la manera como se comportaban, su modo de sentarse; como se inclinaban en sus asientos hacia delante, tratando de absorber enteramente hasta la última palabra. Aunque casi todos parecían haberse graduado en grupo de la misma “escuela de éxito”, muchos de ellos no se conocían y nunca se habían visto. Al final de cada una de mis exposiciones, yo dedicaba un tiempo a conversar con los asistentes. Siempre que tenía la oportunidad, platicaba con estos silentes notables y les preguntaba acerca de ellos mismos. Por lo que decían, parecían hacer todas las cosas de costumbre, como tener hijos en la escuela, ir a la iglesia, pagar hipotecas, trabajar y hacer planes para el futuro. Pero al hablar con esta gente “especial”, comencé a descubrir la respuesta a aquello que los hacía tan similares uno al otro y sin embargo tan diferentes a los demás. Al ir conversando con mayor número de ellos, más claro fui comprendiendo que característica singular que casi todos estos individuos positivos tenían en común era que se dedicaban a la comercialización en red, en Amway por lo general.

¿POR QUÉ SON TAN IMPORTANTES USTED Y LA MERCADOTECNIA EN RED?

Durante los años siguientes, comencé a investigar las creencias, actitudes y motivaciones de quienes trabajan las redes empresariales de mercadotecnia, en toda clase de compañías y organizaciones reticulares. Opté por hacer mi propia revisión independiente de las organizaciones más importantes. Con el tiempo, me convencí de que, tal como está la vida la mayoría de nosotros estamos viviendo en la actualidad, el único y más importante acceso que tenemos el día de hoy al éxito es con la organización Amway. Si tal es el casoy yo creo que lo es--, entonces el éxito mismo de la comercialización en red adquiere de pronto gran importancia. ¿Por qué? Porque el éxito de una comunidad o de una nación depende en última instancia del éxito y del bienestar de sus ciudadanos. Tiene bastante sentido que entre más exitosa es la gente en lo individual, más exitosa será una comunidad o nación. Se deduce que si una de las fuerzas más poderosas que conducen en la actualidad al éxito del individuo es el mercadeo de las redes empresariales; y si Amway es la potencia más fuerte en ese ámbito, luego entonces Amway es la organización capaz de ayudar a determinar el nivel mismo del éxito que nuestra nación y nuestro mundohabrán de alcanzar.

TRANSFORMAR SU VIDA Y CAMBIAR EL MUNDO

Cuando se convierte en Distribuidor Amway, usted es capaz de transformar literalmente su propia vida en una infinidad de maneras positivas. Pero allí no termina todo; de hecho, allí es precisamente donde los beneficios comienzan. Lo que hace tan importante a Amway es lo que usted está haciendo al transformar su vida. Usted está cambiando su propia vida cada vez que ayuda a otra gente a cambiar la de ellos. Y esa gente ayuda a otra gente a cambiar su vida. Y ellos, a su vez, ayudan a otra gente a cambiar la

así comienza. ¿Cuántas personas hay en todo el mundo que se podrían beneficiar

suya

y

haciéndose Distribuidores Amway?. Por supuesto, todas estas son nociones básicas hasta para el distribuidor recién iniciado. Y sin embargo, en plena rutina diaria de educar a los hijos, pagar la renta y llegar a tiempo al trabajo, es una verdad esencial que a veces se nos olvida muy fácilmente. ¿Cuántas profesiones conoce usted en las que usted pueda producir cambios de vida positivos en

varios cientos de miles de personas, nada más con hablare influenciara docenas o centenares de ellas?

¿Y LOS QUE DEBIAN TRIUNFAR PERO NO LO LOGRAN?

Cuando inicié el estudio de las organizaciones de mercadotecnia empresarial reticular, no me interesaron sus ganancias corporativas, ni siquiera los productos que comercializaban. Las líneas de productos de calidad y las ganancias comerciales ciertamente son importantes para toda buena organización de mercadeo. Pero yo estaba interesado específicamente en el aspecto “gente”del negocio; o dicho con mayor exactitud, yo quería saber qué era lo que ocurría en la mente de los mercadotecnistas de las redes empresariales que los hacía ser exitosos.

También quería saber lo que sucedía con aquellos mercadotecnistas en red que no tenían éxito. Razoné que si muchos de ellos pueden lograrlo y otros en la misma organización no, entonces ¿qué es lo que está frenando a quienes no logran hacer que funcione? Muchos de los miembros de las organizaciones tenían perceptiblemente más oportunidad y mayor potencial dentro de su organización de lo que estaban aprovechando. Con las herramientas que se les estaban allegando, casi quienquiera que alguna vez hubiese considerado seriamente ser exitoso lo hubiera podido lograr. Sin embargo, estos mismos individuos con frecuencia ni siquiera implementaban el plan o dejaban de aplicar la capacitación que habían recibido. Era como si algunos hubiesen estado dispuestos a soñar durante uno o dos días otra vez durante una semana o hasta unos meses, y después recaían en una añeja disposición mental de incredulidad. El resultado fue que hacían poco o nada para aprovechar la gran oportunidad que se les estaba presentando. A fin de cuentas, ni siquiera llegaron a estar cerca de alcanzar las recompensas que hubieran podido ganar si hubiesen implementado el plan que se les había proporcionado. Fue obvio que la culpa no fue de Amway no de la organización. El plan sí funcionaba; hubo gente que tuvo éxito todos los días gracias al plan. Era otra cosa la que estaba deteniendo a quienes todavía no lo hacían funcionar. Cuanto más observé, tanto más alcancé a reconocer que de los individuos que pueden alcanzar algún nivel superior, pocos de ellos parten de la convicción de que pueden lograrlo. Fue a causa de esta conclusión que decidí analizar muy de cerca lo que impide alcanzar el éxito a ciertos miembros de las organizaciones de mercadeo empresarial reticular más positivas y poderosas del orbe, una vez que se les ha brindado todo lo que necesitan para triunfar. Veamos ahora cada uno de los pasos positivos que he develado y que pueden ayudarle a usted a hacer funcionar este negocio. Vamos a comenzar con los nueve ingredientes claves que son absolutamente esenciales para su éxito personal.

“Esta no es la ocasión para ocuparte de tus limitaciones. Es hora de Echar a volar tu imaginación, Ensanchar tus horizontes Y hacerte cargo de la empresa De vivir el resto de tu vida”.

Capítulo Tres Las Nueve Virtudes Claves En El Mercadeo En Red.

Iniciamos con algo que pueda ayudar inmediatamente a su negocio. Para ello, vamos a comenzar por repasar algunos descubrimientos recientes que le van auxiliar en el aspecto personal de su empresa de mercadeo en red. He tenido la oportunidad de observar el lado de la conducta motivante en este negocio, más de cerca que cualquier otro escritor o investigador que yo haya conocido. Así como un doctor examina a una persona para asegurarse de que ésta se encuentra físicamente sana y vigorosa, yo en cambio escudriño el poder de las actitudes, de las motivaciones y la autoestima de la gente.

A través de los años, he estudiado muchos caminos que conducen al “éxito”. La mayoría de ellos son a corto plazo, como las pláticas motivantes que inspiran durante una hora o dos, para luego desvanecerse cuando uno despierta al día siguiente. Lo único que queda es la incómoda sensación de que uno debería estar haciendo algo distinto a lo que está haciendo para cambiar su vida, pero uno no sabe con certeza en que consista tal cosa. Si usted quiere seguir un camino perdurable hacia el éxito y es actualmente Distribuidor Independiente Amway, ha escogido usted bien. Como investigador externo y objetivo, considero que usted no va a encontrar un camino mejor que seguir el plan Amway. No obstante, en algunos de los distribuidores que he conocido parece haber un sentido subyacente de duda. Esta duda se presenta a manera de un vago malestar o desasosiego por la probabilidad de éxito. Aun con todos los datos delante de usted, y habiendo escuchado incluso todos los testimonios de éxito, esa inquietud interna regresa y dice: “¿Podré realmente hacer que esto funcione?”.

UN DESCUBRIMIENTO IMPORTANTE

En mis investigaciones he descubierto por qué la mercadotecnia del empresario reticular, y ser Distribuidor Independiente Amway, son concretamente diferentes a cualquier otra carrera, negocio o trabajo que existan en lugar alguno. También descubrí las razones específicas de por qué la gente triunfa o fracasa en este negocio, y tales razones son, de diversas e importantes maneras, distintas a las razones por las que la gente triunfa o fracasa en otros negocios. Comprendí que los distribuidores exitosos han adoptado una actitud y un estilo de hacer negocios que son claramente diferentesy sospecho que superioresa los de otras empresas. Y no me estoy refiriendo a los pasos necesarios para implementar el plan ni a la estructura por niveles del concepto comercial en sí; sino al conjunto de normas básicas, subyacentes, que los distribuidores exitosos aplican y los distribuidores que no triunfan dejan de aplicar. Puede identificar los nueve requisitos específicos, virtudes claves, que usted tiene que practicar para que su negocio funcione. Con toda probabilidad, sus patrocinadores le enseñaron a usted cada una de estas “virtudes”, con mayor o menor grado de énfasis, como parte normal de su iniciación y capacitación, cuando se convirtió en distribuidor. Probablemente usted esté utilizando ya algunos de estos principioso quizás todos---, aunque no sepa que son virtudes claves. Ninguna de ellas es difícil. De hecho, constituyen los “tornillos y tuercas”esenciales y prácticos de un negocio de distribución próspero. Así pues, cuando aquí usamos el término “virtud”, no estamos hablando de alguna cualidad en lo alto, inalcanzable para el distribuidor normal. Las virtudes de la clase que aquí estamos analizando son esa suerte de cualidades que desde un principio debieron permanecer como guías en nuestras vidas.

NUEVE “VIRTUDES CLAVES “PARA CONSTRUIR SU NEGOCIO.

No es nada sorprendente que su negocio sea el único que he conocido en el que el éxito del individuo se finca en el empleo de una combinación de todos y cada uno de estos nueve principios. Muchos negocios utilizan unos cuantos. Pero ningún otro negocio parece abarcar y usar los nueve principios en su totalidad como le hacen los distribuidores exitosos. Aunque su meta como distribuidor sea no hacer otra cosa que pagar los abonos de su casa o liberarse de toda deuda o alguna otra meta inicial parecida, estos requisitos son indispensables.

Claro que si sus planes incluyen mayores triunfos que esos--- como espero que así sea---, adoptar estos principios va a jugar un papel principalísimo en ayudarle a hacerlos realidad.

Virtud Clave #1: VISION

La visión no consiste en alguna idea etérea. Es básica para su negocio. Y es imperativo que usted la posea.

sencillamente no lo veo funcionando”,

Si alguien le dice: “No creo que yo pueda hacer esto

esto es falta de visión. Si alguien le dice: “Mira, yo tengo un empleo, ya estoy haciendo todo lo que puedo para salir

adelante

Cuando usted escucha a alguien decir: “Tal vez en otra ocasión.”, se trata de alguien cuya vida se limita a poco más que los escasos metros cuadrados sobre los que deambula cada día. Esa es una persona que no tiene visión. Esa es una persona que esta abrumada con “salir del paso”en un mundo en miniatura de su propia hechura. Nunca se toma el tiempo para detenerse a ver hacia fuera de sí y reconocer la verdad: que esta vida nunca será más grandiosa que los sueños que visualice en su mente. Nunca olvidaré una de las ocasiones en que se me ha hecho comprender, en mi propia vida, la importancia de tener “visión”. Gregory---el menor de mis hijos---tenía seis años cuando él y yo estábamos considerando su futuro. Hablábamos de la vida increíble que le esperaba. Yo estaba buscando la forma de mostrarle su ilimitado futuro, cuando él mismo me dio la clave. Al estar platicando, me hizo una pregunta desacostumbrada para un niño de su edad. “¿Hasta dónde puedo llegar?”—me preguntó. Pensé en la profundidad de esa pregunta durante un minuto o dos antes de que se me ocurriera una idea. En vez de darle una respuesta inmediata con unas cuantas palabras sencillas, tomé las llaves de mi auto y le pregunte a Gregory si quería salir a dar un paseo.

no

hay nada más que yo pueda hacer”, esto es falta de visión.

¿HASTA DONDE ALCANZA A VER?

Nos dirigimos al punto más alto de una cordillera cercana a nuestra casa. El sol se estaba ocultando y era un atardecer portentoso. Las nubes que salpicaban el lejano horizonte parecía extenderse sin limites hasta el mismo infinito. Después de que descendimos del vehículo y al estar viendo aquel panorama tan inmenso le pregunté: “¿Qué tan lejos puedes ver?”. Siempre recordaré lo que me dijo mi pequeño hijo, mientras estábamos ahí frente a aquel cielo crepuscular sin límites. No dijo “Oh, fantástico” o “¿Ya nos vamos a casa?” Lo que dijo fue: “Puedo ver para siempre”. El estaba viendo lo que yo tenía la esperanza que viera. Y eso me dio la oportunidad de responder entonces a la pregunta que me había hecho antes. Le dije: “Si puedes ver tan lejos, entonces hasta allá es hasta donde puedes llegar”. No creo que ese pequeño niño, en la actualidad un joven triunfador, haya olvidado nunca esa importante lección en su vida. Le conozco bien. Hasta el día de hoy, él sigue teniendo fe en la mayor promesa de sus horizontes más lejanos; jamás ha perdido la visión de su futuro personal. Hasta una criatura de seis años puede entender el mensaje elemental. Y una vez que usted lo comprenda, le podrá durar para toda su vida.

¿CÓMO ES SU VISIÓN AHORA? ¿HASTA DONDE VA A LLEGAR USTED? ¿QUÉ TAN LEJOS PUEDE VER?

Uno puede llegar únicamente hasta donde uno contemple llegar. si su imaginación se limita a la oficina donde trabaja o algún nivel de progreso a escasos pasos del lugar donde se encuentra el día de hoy, ahí, exactamente, es hasta donde usted llegará. Si, por otra parte, su imaginación no conoce fronteras, tampoco su futuro habrá de conocerlas. Si usted no se concede a sí mismo tener una visión, no puede triunfar; no puede llegar hasta donde le es posible. Si se regala a sí mismo el don de la visión, podrá ver “para siempre”. Si alguna vez usted decide ver para siempre, y si toma la decisión de llegar hasta donde pueda llegar, yo le diría ¡cuidado! A toda persona o problema que intente interponerse en su camino. La virtud de poseer una “visión” es una de las fuerzas más poderosas de energía positiva que usted pueda añadir a su vida. Sin visión, la mayoría de vidas son poco más que mediocres. Con visión, cualquier vida puede ser grande.

Si usted quiere tener visión, ¿qué puede hacer?

Más adelante le proporcionaré algunas herramientas específicas que le ayudarán a deshacerse de toda limitación que usted se haya impuesto en el pasado; pero por ahora empiece por practicar ésta por sí mismo: practique hacer, ser y lograr todo lo que usted solía considerar imposible. Si usted no puede verse a sí mismo llegando a sus metas de negocios, jamás lo logrará. Por tanto, créese el hábito--- déle el tiempo necesariode ver en su mente su éxito, del modo que más le gustaría que fuera. No le digo a la manera en que un animador de eventos trataría de “lavarle el cerebro”para que cambie la forma de pensar en su futuro sólo durante unos cuantos minutos. Y estoy hablando de la práctica diaria, realista, de crear en beneficio propio ese futuro. Si usted ya está en Amway, su patrocinador y sus líderes recomiendan leer ciertos libros, escuchar audio cintas y asistir a eventos colectivos. ¡Siga su consejo! Ellos ya han estado en el lugar hacia el cual usted está a punto de dirigirse y, por lo mismo, pueden ayudarle. Parte de lo que ellos están haciendo consiste en ayudarle a extender sus horizontes un poco más allá. Le están ayudando a ensayar que ya tiene visión. Salga con su esposa o esposo o siéntese a conversar con su patrocinado. Reserve una tarde exclusivamente para hablar de su futuro. No espere la llegada de un cumpleaños o aniversario; ni del año nuevo u otro evento especial. Hágalo ahora. Planifique sobre su potencial, sus sueños; sobre sus anhelos y objetivos. Tómelo en serio. Lleve consigo papel y lápiz y tome apuntes. Lo que usted habla y lo que usted anota es increíblemente importante. Puede hacer que cambie el resto de su vida. Tal vez no encuentre una tarea más importante a realizar en su vida que visualizar su futuro personal, como debe ser, como puede ser. Grábese esa imagen en la mente y decídase a alcanzar esa meta.

Virtud Clave #2

EMPLEO POSITIVO DE SU TIEMPO

¿Cuántas veces ha oído usted a alguien decir: “Definitivamente ahora no tengo tiempo” o “Estoy demasiado ocupado”? (¿Cuántas veces lo ha dicho usted mismo?) Lea de nuevo estas dos excusas para no triunfar, pero esta vez hágalo como si las estuviera diciendo en voz alta. Enseguida escribiré esos pensamientos como son en realidad Cuando usted los expresa, lo que en verdad está diciendo es:

“Ahora no tengo tiempo

“Estoy demasiado ocupado

para triunfar”.

para

alcanzar el éxito”.

Eso es exactamente lo que en verdad está diciendo la gente que le dice a usted “no” acerca de Amway. Y es también lo que usted está diciendo a sí mismo, si es distribuidor pero no puede encontrar cabalmente el tiempo para triunfar. Usted ya tiene a su disposición las herramientas de administración del tiempo, a través del Planificador Franklin y la capacitación e ideas que recibe de su patrocinador y su organización. Sin embargo, este problema de hecho tiene muy poco que ver con el tiempo en sí: más bien tiene que ver con asumir un compromiso. Si usted tiene una meta importante, un enfoque continuo y una dedicación inquebrantable, encontrará sin falta el tiempo para triunfar. Establezca el compromiso de la dedicación y casi de manera automática se dará el tiempo necesario para cumplir su cometido. Es por causa de esta verdad sobre la naturaleza humana que la siguiente virtud clave, asumir un compromiso, es una de las virtudes más importantes. Y como todas las virtudes, emplear positivamente el tiempo y asumir un compromiso están íntimamente relacionados.

Virtud Clave #3: ASUMIR UN COMPROMISO

¿Tiene usted un negocio propio ahora mismo? Si usted es distribuidor independiente o empresario en red de mercadeo, usted es dueño de un negocio. Es más, es dueño de un verdadero negocio. A causa de la gran facilidad con que se puede participar en la oportunidad Amway, algunas personas no reconocen que se trata, ante todo, de un negocio. El resultado es que dichas personas nunca se sientan con su banquero, su contable o su abogado, a celebrar un compromiso real para asumir la responsabilidad de ejercer su negocio a cabalidad; ni siquiera lo hacen con sus mismos colegas. No existe una declaración de compromiso, un contrato, real o de otra clase, consigo mismo o con otra persona. Según me dijeron varios Diamantes muy exitosos, el problema está en que el negocio puede

más echarse a andar, sin que sus dueños reconozcan nunca que este negocio

es tan importante como abrir una franquicia de comida rápida o de imprenta. Para mi modo de

pensar, este negocio es más importante todavía.

algo así como

nada

SI USTED NO ASUME UN COMPROMISO, NO PUEDE TRIUNFAR

Como su patrocinador probablemente se lo habrá señalado, si usted tuviera que acudir al banco a conseguir un préstamo digamos de US $100.000.00, puede estar seguro que tomaría muy en serio su negocio de distribución. Su promotor tiene razón, usted asumiría un compromiso.

Y de asumir esa clase de compromiso, usted programaría su tiempo y sus actividades en

consecuencia. (Es por ello que la Virtud Clave #2 Tiempo, que recién mencionamos, sólo es posible en función de un nivel adecuado de compromiso.)

Si usted fuera dueño de cualquier negocio con ganancias de cincuenta o cien mil o más dólares

al

año. Seguramente ese sería para usted un negocio muy importante. Sin embargo, si usted acata

el

plan, estará orientando su empresa de comercialización en red a ganar justamente lo mismo.

Usted necesita asumir ahora el compromiso de un negocio exitoso--- aunque apenas esté comenzando o todavía no haya logrado progresar. Menciono esto aquí, por los distribuidores que he conocido que todavía no lo han hecho. Aún no han asumido realmente el compromiso. Y por eso no están triunfando.

HAGA UN CONTRATO DE ASUMIR EL COMPROMISO

Si usted todavía no ha asumido el nivel de compromiso que garantice realmente su éxito, no

se trata entonces de un problema comercial o de capacitación. Se trata de algo distinto. Son sus viejos “programas” mentales que le impiden dar el paso más importante que tiene que dar para triunfar. Y no estamos hablando de documentos corporativos ni de la licencia comercial, del membrete

o la cita con el banquero; tampoco nos referimos a un contrato mercantil. Este es un contrato distinto: un contrato de usted consigo mismo y de usted con su esposa. Quizá no conste por

escrito en un papel, mas no por ello deja de ser contrato. Es un convenio psicológico que estipula:

“Yo opto por asumir un compromiso. Nosotros optamos por asumir un compromiso”.

Al celebrar este contrato, ambos están optando por el triunfo.

Virtud Clave #4: FE

Existe otra razón por la que la gente fracasa. Esa razón importantísima se llama “fe”. Hay muchas clases de fe, pero ésta se refiere a tener de en usted en Amwayy en su futuro. Para empezar, es sencillamente un hecho que quizás usted no crea realmente en sí mismo. No sería nada inusitado. La mayoría de la gente se cuestiona a sí misma en la vida, muchas situaciones que enfrenta día tras día. (Aquí no estamos hablando de su fe religiosa, estamos hablando de su habilidad para aceptarse a sí mismo como un triunfador.) O puede ser que usted realmente no crea en el “el plan”o en Amway o en el “sueño”; o en el futuro que abarca todo el concepto Amway. Si usted no tiene toda la fe que necesita, eso también se puede entender. Es natural que usted cuestione o dude de algo que se ve tan excesivamente bueno. Después de todo, usted ha visto muchas buenas ideas antes, ¿Por qué ésta habría de ser diferente?

¿PUEDE USTED REALMENTE CREER EN SU FUTURO, CUANDO TODAVÍA NO LO HA VISTO?

Hay una clase de fe que es una especie de hábito. Usted solamente “cree”. Sin embargo, la clase de fe de la que aquí estamos hablando es en realidad una destreza o habilidad; es algo que usted aprende a hacer, es una virtud que usted practica. Me sorprende el número de Diamantes súper pulidos que, entre otras personas, me comentaron que de todos los miembros de Amway que conocían, la mayoría de esos Distribuidores se enteraron de lo importante que son, y de los logros que en verdad estaban alcanzando, sólo hasta después de haber estado ahí. Es decir, casi nadie de los que yo entrevisté tuvo alguna noción de la verdadera importancia de su papel en el éxito de literalmente miles de otras gentes, sino hasta mucho después de haber alcanzado su propio éxito. Por años, al estudiar la organización y su gente, yo quedaba impresionado hasta con la actitudes de los entusiastas principiantes Amway de primer año. Casi todas las personas que conocí, que pertenecieran a Amway, parecían haber atrapado al menos un pedazo de sueño maravilloso. Cuando más estudié e investigué y entrevisté, tanto más llegué a la convicción de que estas personas se habían unido a un fenómeno muy especial. Lo que yo no sabía era que muchas de las gentes a quienes yo admiraba y respetaba, no tenían ni idea de ser especiales de alguna manera.

¿Qué puede hacer usted para crear más fe?

Si a usted le gustaría creer en sí mismo, más que nunca antes, y si le gustaría creer en lo que está haciendo, tanto que de ningún modo pudiera fallar, yo le aliento a que tome la opción de practicar la virtud de la fe. Entre más practique esta virtud, más natural se va hacer su fe.

USTED PUEDE TOMAR LA DECISIÓN DE CREER

Si usted quiere ser exitoso pero se encuentra inseguro de Amway o de usted mismo, ¡decídase a creer! Por lo pronto, haga a un lado cualquier falta de fe en usted. No trate de analizar, no trate de diferir; no critique, no condene y no defienda razón alguna para detenerse o para posponerlo. Lo que estamos tratando de hacer aquí es evitar que algo o alguno, particularmente usted mismo, interfiera con su éxito. El concepto y el plan Amway han funcionado para docenas de miles de gentes que tenían mucho menos que ofrecer que usted. Ellos se han construido nuevos hogares, han enviado a sus hijos a la universidad; han depositado más dinero en el banco del que alguna vez vaya a necesitar, han aumentado su fe y han creado literalmente toda una nueva vida para sí, gracias únicamente a que tomaron la decisión de creer, de seguir el plan y dejar que el Señor provea. No necesitaron haber sido criados en la clase adecuada de familia, asistir a alguna universidad apropiada u obtener un título especial; no necesitaron de asistencia gubernamental ni de alguna especie de suerte. Lo único que les fue necesario fue formar la opción de creer. Si usted todavía no cree del todo, haga un contrato consigo mismo para tener fe durante un año solamente. O por seis meses. Si usted aporta a su vida y a su negocio la virtud de la fe y sigue el plan, en poco tiempo será

uno de los que ya lo lograron. Y estará diciéndole a otro: “Por ahora

sólo

Toma la decisión de

creer

y

no dejes de implementar el plan”.

Virtud Clave #5: AUTOACEPTACIÓN

Debemos aclarar esto de una vez:

Para Amway no existe personalidad equivocada. Por supuesto, le ayuda mucho ser positivo, tener confianza en usted mismo y estar muy motivado. Esta clase de habilidad le ayudan a triunfar en todo lo que usted haga. Pero esas son habilidades. Tener una actitud positiva, tener confianza y estar motivado, no son atributos de la personalidad con los que usted haya nacido; usted los aprende. Si usted pensara por un momento que no posee la personalidad adecuada para Amway, yo le mostraría una cantidad ilimitada de gente exactamente como usted que ya triunfó. Existe un gran mito según el cual creemos que se necesita un cierto “tipo”de persona para presentar con éxito las ideas (lo que se llama “vender”). No es cierto. Algunas de las gentes más persuasivas que yo he conocido son las más tranquilas o las más analíticas; algunas de ellas hasta se mortifican de ser penosas. Pero son profesionales de primera porque creen en lo que están ofreciendo y se toman el tiempo para perfeccionar sus presentaciones.

NADIE “NACIO” DIAMANTE

Analizando a los numerosos Diamantes que he entrevistado, tan impresionantes como son en la actualidad, dudo que haya uno sólo de ellos que diga que “nació”con todas las cualidades necesarias para triunfar. A cualquiera de ellos tal vez alguien le haya dicho: “No creo que sirvas para esto”.(Sé con certeza que muchos de ellos alguna vez lo creyeron.)

¿Cómo se adquiere la personalidad adecuada?

No se preocupe de tener la personalidad correcta. Jamás piense que usted no es un triunfador sólo porque no cuenta con todas la habilidades que a usted le gustaría tener; o porque usted cree no tener la suerte necesaria o porque no posee la experiencia previa requerida o ha fracasado en el pasado o no ha triunfado lo suficientemente pronto. No estoy sugiriendo que usted no debe mejorar a sí mismo. Yo creo que debemos luchar por mejorarnos a nosotros mismos hasta nuestro último hábito de vida. Mejorarse a sí, es parte de toda vida que tenga propósito. Sin embargo, ahora mismo, usted es alguien perfectamente capaz de actuar bien. Claro que puede mejorar. Pero, si usted quiere hacer que este negocio funcione, debe saber lo siguiente:

Lo que más cuenta no es su “personalidad”. No es su pasado. Tampoco se trata de su educación. No es su experiencia previa. Ni su familia.

Es usted. Usted es lo que cuenta. Usted

personalidad que lleva consigo por doquier---lo que ven los demás. (Eso es sólo una parte de su

mismo, tal y como es. Usted es mucho más que la

ahora

identidad y no por fuerza la más precisa.) Con lo que usted ya tiene dentro de usted---con el usted verdadero---puede adquirir lo demás que necesita. Usted ya tiene todas las “herramientas de trabajo”que necesita. Si tiene viejos programas mentales que necesita cambiar, usted puede cambiarlos. Pero por ahora, debe saber que nunca ha habido una personalidad “más adecuada”que la que usted tiene. Las habilidades usted las puede mejorar. Los programas los puede cambiar. Pero usted esta bien.

Virtud Clave #6: HACERSE RESPONSABLE DE USTED MISMO

A través de las épocas, la gente que ha querido elevarse por encima de la norma se ha visto asaltada por la misma clase de dudas que ahora están tratando de detenerle. Quizás a su esposa o esposo no le agrade la idea de ingresar a Amway. Tal vez su jefe piense que usted está loco, o algún pariente considere que es una pérdida de tiempo, o tal vez su mejor amigo le diga que él sabe “todo lo de Amway” y trate de convencerle de que la idea realmente no puede funcionar.

NADIE TIENE EL DERECHO DE INTERPONERSE EN SU CAMINO

Nunca he conocido a una persona que realmente supiera algo sobre Amway y dijera que no funciona. Si alguien le dice: “No lo hagas”, usted puede estar seguro que esa persona no sabe lo que está tratando de convencerle que sabe. Se trata solamente de alguien que está tratando de aparentar un conocimiento que, de hecho, no posee ni remotamente. Son gentes que tratan de ocultar su ignorancia con una falsa fachada de importancia personal. Son también las mismas personas que tratan de decirle que no haga aquello que pude permitirle a usted ganar US $200.000 al mes, siendo que ellas están bregando para ganar US $20.000 al año. El problema es que todas esas gentes están equivocadas, pero están en una posición tal, que tratan de influenciarle. De permitírselos usted, hasta puede llegar a convencerle para que abandone sus sueños. ¡Si tan sólo supieran! ¡Si tan sólo tuvieran alguna idea de lo que se están perdiendo! Mucha gente que podría convertirse en Diamante o Esmeralda o Rubí se detiene aun antes de llegar a ser Distribuidor Platino. No se detiene porque no lo pueda lograr, fracasa porque cede ante las creencias negativas de otros. Cuando, aun antes de empezar, tiene que vencer la oposición de otra persona, esto puede robarle tanta energía que quizá se pregunte si valga la pena intentarlo siquiera. Pero la respuesta a este problema no tiene en verdad nada que ver con otra persona. La solución tiene que ver con usted. Yo señalé alguna vez que la única persona que tal vez tendría el derecho a pensar por usted, sería la misma que estuviera dispuesta a ser sepultada, el mismo día, con usted. (Poquísimas---si acasode las personas que usted va a llegar a conocer estarán dispuestas a hacerlo.) En última instancia, usted es responsable de usted mismo, todos los días. Eso es parte del contrato con su futuro personal. Esta vez, usted tiene que estar dispuesto a ejercer su derecho a la independencia. Los cual no significa que usted no ame a la gente que lo rodea o no se preocupe por ellos. Simplemente quiere decir que nadie más le puede a hacerse responsable de sí mismo.

Si a usted le gustaría vivir y crecer, y alcanzar logros y tener éxito, especialmente ahora por medio de Amway, entonces nadie tiene el derecho de detenerle ni de tomar esa decisión por usted.

SI USTED TUVIERA LOS PRÓXIMOS CINCO AÑOS PARA VIVIRLOS DE NUEVO

En lugar de prestar oídos a la negatividad ajena, escucha la voz de su futuro. Si un usted distintoun usted con más años y mayor sabiduría---llegara de visita para aconsejarle qué hacer, ¿qué sería según usted lo que ese otro le diría que hiciera? Estamos tan acostumbrados a estar pensando en los pasados cinco años o más, y a decir “si pudiera vivirlo de nuevo ¡esta vez lo haría de otra manera!” Pero hay una pregunta mucha más importante para que se haga a sí mismo. Esa pregunta es:

“Si pudiera vivir de nuevo los próximos cinco años, ¿qué cosa haría diferente esta vez?” ¿Qué sería lo siguiente que usted haría? ¿Qué haría todos los días durante ese tiempo, de tal suerte que cuando arribara a su meta no tuviese que decir “si yo pudiera vivir de nuevo ese tiempo , esta vez sería diferente”? si usted quiere superar las negativas, dudas y cuestionamientos, así como la oposición preveniente de los demás, tendrá que hacerlo dentro de sí mismo. Tendrá que hacer un convenio consigo mismo a fin de pasar por alto las negativas y seguir adelante con su vida. Nadie más puede hacerlo por usted. Usted puede decidirse a escuchar a los demás y a preocuparse por ellos. ¡Usted puede decidirse a persuadirles que participen en su éxito! Pero Ese éxito, si es que usted realmente lo ha de alcanzar, tiene que ser una opción que usted decida tomar. Es posible que exista algunas personas que traten de persuadirle para que deje de crear un negocio Amway verdadero. Tal vez no crean que usted sea capaz de ascender a alturas que ella no pueden siquiera imaginar para sí. No las escuche. Están equivocadas. Puede haber otras personas bastante importantes a quienes usted haya escogido para formar parte de su vida: su esposa o esposo u otro familia. Sin embargo, llegado el momento, su futuro, y lo que usted haga con él, dependen de usted. Puede compartir su vida con otras personas, pero tendrá que votar a favor de usted. Esa es la base de la responsabilidad personal. Y ese es el principio del éxito con Amway.

Virtud Clave #7 : PREOCUPACIÓN POR LOS DEMÁS

Este es un negocio fundado en el deseo de ver que a la demás gente le vaya mejor, y en genuina disposición para coadyuvar en el éxito de los demás. Como sabemos, aquí no le va bien a la gente que está en este negocio solamente para cuidar de sí misma, a cambio de una recompensa personal repentina. Sin embargo, el negocio afortunadamente de suyo atrae a gente que se preocupa por la gente. Así que la mayoría de las personas que usted conoce en su organización (aquellos que permanecen y prosperan), casi siempre serán los mismos que no necesitan de convencimiento para preocuparse de los demás. Es algo que les viene de manera natural. Pero además, si usted se cerciora de que la preocupación sea una virtud que usted practique conscientemente, tal preocupación llegará más lejos y será más fuerte. Es la diferencia entre “algo así como preocuparse” pasivamente y “preocuparse de preocuparse” activamente.

Por años, cada vez que he estado preparándome para hablar ante el público, he tomado sin falta una pausa para traer a mi mente el pensamiento que un viejo amigo me dio hace muchos años. “Antes de comenzar a hablar” ---me dijo mi amigo--- “observa al público e imagínate que cada una de esas personas está asistiendo a una de tus reuniones familiares, y que todos los ahí sentados son tus familiares y amigos. Luego, imagina que esta es la última vez que podrás dirigirte a ellos. ¿Qué les dirías entonces?” quizá mi viejo amigo nunca supo cuánto contribuyó a mi vida con su consejo. A través de todos los años, aunque he estado frente a miles de personas y diferentes públicos por doquier, jamás he sentido todavía, no siquiera una vez, el miedo o la más ligera duda. ¿Y cómo a sentirlos? Si he estado charlando con mis amigos. Yo creo que existe la misma preocupación, así esté usted hablando con miles de personas, con una docena de ellas o con la pareja sentada frente a usted en la sala de su casa. Si usted se preocupa por los demás, ellos lo van a sentir. Puede ser que usted ya se preocupe por los demás. Sin embargo, dado que se trata de una virtud, esto es algo que se puede practicar y hasta mejorar. Practique esta virtud a cada oportunidad. (Hoy sería un buen día para practicar.) cuando lo haga, observe cuánto mejor puede adentrarse en la vida de la persona que está con usted. Ahí es donde usted encontrará los anhelos. Los sueños, miedos y esperanzas---así como las carencias---que usted ha venido a satisfacer. La gente que no se preocupa genuinamente por los demás se pierde esta experiencia. La gente que se preocupa, siempre encontrara más oportunidad de compartir. Y de eso se trata su negocio.

Virtud Clave #8: VALORES ESPIRITUALES

Para mucha gente exitosa, esta es la primera y la más importante de todas las virtudes claves. Y yo estoy de acuerdo en que el acto de plasmar su fuerza y valores espirituales personales en todas las áreas de su vida, incluyendo su negocio, puede tener efecto profundo en el modo en que usted progrese y alcance su ideal como triunfador. Muchas personas me han inspirado a lo largo de los años. Pero he observado que nunca me ha inspirado alguien que careciera de espíritu en sus adentros o alguien para quien Dios no ocupa algún lugar en su vida. ¿Por qué? La palabra “inspirar”significa introducir el espíritu. Si usted no tiene espíritu dentro de sí, ¿cómo va a poder inspirar---dar espíritu---a otro ser humano? Cuando doy conferencias o dirijo una hora o dos de capacitación en Diálogo Interno en alguno de los grandes eventos de fin de semana de Amway, mi esposa y yo pernoctamos en el lugar siempre que nos es posible, con el fin de asistir a otro evento especial que tiene lugar el domingo por la mañana. ¿Por qué a nosotros, al igual que a tantos otros, nos parece tan satisfactorio asistir a dicho evento? Porque ¡reabastece nuestro espíritu! El mundo en el que usted y yo estamos viviendo actualmente, en especial los medios de comunicación---la radio, los periódicos y la televisión en particular----, trabaja en contra de nuestros mejores esfuerzos por llevar una vida espiritual. ¡Tanto de lo que vemos y oímos a nuestro alrededor trata de robarnos nuestras energías espirituales! El acto de incluir valores espirituales en su vida cotidiana vuelve a cargar su alma, restituyendo lo que el resto del mundo intenta quitarle.

Es buena idea asegurarse de estar presente el domingo en la mañana, durante el próximo evento al que usted asista. Pero no solamente aguarde la llegada del siguiente evento o reunión. No olvide los otros domingos---ni los lunes y martes, los miércoles y demás días de la semana. La gente que posee y practica en su vida sólidos valores espirituales es siempre la gente que disfruta de un mayor significado y de más valor en todos los aspectos de la vida. Subyacente en todo lo que hacen, existe un propósito, una razón de ser que trasciende el diario vivir del mundo material a su alrededor. Sin ese sentido de propósito superior, la gente termina poco más que viviendo una vida dedicada a ocultar un presagio inconsciente de desesperanza: esa sensación de vacío interior que nos dice que las cosas no marchan bien, sin llegar a estar completamente seguros de qué es lo que está faltando. La persona que se empreña conscientemente en añadir firmes valores espirituales a todo lo que hace, incluyendo su negocio, es una persona que cuenta equilibrio y fuerza interior. La persona que es rica en espíritu siempre encontrará riquezas mayores que la abundancia material. Es la persona que encuentra un significado mayor a todo lo que hace, la que descubre la felicidad verdadera en las recompensas que logra alcanzar. De ninguna manera le estoy sugiriendo las creencias espirituales o religiosas que usted debe tener. Nunca haría tal cosa. Lo que usted escoja creer es algo personal y debe depender enteramente de usted. Sin embargo, estoy sugiriendo que haga de sus valores espirituales una parte importante de cada momento, de cada día.

o Virtud Clave #9: REPROGRAMACIÓN POSITIVA

Contar con una programación mental errónea es la razón principal de todos los fracasos en la vida. Y es ciertamente una razón clave por la que la gente fracasa en el mercado en red. He decidido dejar esta virtud para lo último, porque constituye la base de todos los demás elementos que usted necesita para triunfar. Sin la programación correcta, ninguno de los otros ingredientes de la mercadotecnia empresarial reticular exitosa pueden funcionar para usted a largo plazo. Si usted tiene los programas equivocados, va a seguir saboteándose usted mismo, sin siquiera saber del todo por qué le está haciendo. En los capítulos siguientes proporcionaremos un análisis más profundo de este problema, así como solución. Para ayudarle a cambiar añejos programas mentales, también le voy a hacer ciertas sugerencias, palabra por palabra, para que construya nuevos programas, con algunos de los mensajes de programación que necesita para ayudarse a sobresalir como Distribuidor Amway.

¿ESTA USTED DISPUESTO A HACER QUE FUNCIONE?

Si usted edifica las anteriores nueve virtudes principales, tanto en su negocio como en su vida, usted aumentará considerablemente sus oportunidades de éxito. Ninguna de esas virtudes es imposible, ni siquiera difícil de adoptar. Pero todas ellas, practicadas en conjunto, son esenciales para el éxito genuino. Por supuesto, usted puede solamente aplicar el plan. Y de continuar haciendo justamente eso, puede alcanzar cierto nivel de éxito. Quizás usted sea capaz de hacer lo anterior por un tiempo, sin construir su negocio sobre la clave de virtudes que hemos estado analizando. Seguramente

usted podría obtener ingresos adicionales, pagar probablemente los abonos de la casa y el auto, y tal vez hasta avanzar un paso o dos del lugar en que ahora se encuentra. Pero el éxito real, duradero, es mucho más que eso. Le va a resultar de mucha utilidad conservar a la mano la siguiente lista de preguntas, a manera de recordatorio personal, acerca de la importancia de los principios claves que hemos estudiado en este capítulo.

1. ¿Estás dispuesto a ver tu futuro sin limitaciones?

2. ¿Estás dispuesto a dedicar tu tiempo a ser exitoso?

3. ¿Estás dispuesto a asumir el compromiso de ser dueño de un negocio de verdad?

4. Estás dispuesto a tomar la decisión de creer?

5. Estás dispuesto a reconocer que tu personalidad está bien?

6. Estás dispuesto a hacerte responsable de ti mismo?

7. Estás dispuesto a preocuparte genuinamente por los demás?

8. Estás dispuesto a plasmar los valores espirituales que son importantes para ti, en todos los aspectos de tu vida?

9. Estás dispuesto a cambiar los programas que han obstaculizado tu camino?

Si a usted le gustaría disfrutar de su éxito a la vez que lo alcanza, y aferrarse a ese éxito durante toda su vida, convierta estas nueve virtudes esenciales---y otras similares---en una parte de todo lo que usted hace. Memorícelas Anótelas. Léalas de nuevo con regularidad. Tráigalas a colación a la hora del desayuno, discútalas con su cónyuge y hágalas una parte consciente de cada día. Le van a ayudar a alcanzar toda meta valiosa que usted se proponga y se contará entre sus mejores compañeros a lo largo del camino.

ES HORA DE SUPERAR LOS VIEJOS PROGRAMAS

Veamos más de cerca la virtud Clave #9, Reprogramación Positiva, el elemento que está detrás del éxito de toda persona, en todo lo que haga. Nuestro objetivo es averiguar cómo podemos superar la barrera de viejos programas que se han estado interponiendo entre usted y su éxito personal. Para lograr lo anterior, haremos un fascinante examen de cómo funciona realmente su programación.

Segunda Parte Superación De Lo Que Le Detiene

“La diferencia entre aquellos que lo logran y aquellos que no lo logran estriba en que los que lo logran, lo logran; y los que no lo logran no lo logran”.

Capítulo Cuarto La Diferencia Entre Los Que Triunfan Y Los Que No Triunfan

Para alcanzar sus sueños (o arribar a un lugar que valga la pena), es buena idea deshacerse primero de toda piedra o lastre que pueda estar obstruyéndole. Sin duda, el peso más importante que llevamos cargando es el de nuestros viejos programas. En alguna ocasión escribí una parábola acerca de la importancia que tiene en nuestras vidas “la programación”. El relato cuenta la historia de una anciano y un niño. Es parábola sencilla que de alguna manera puede referirse a cualquiera de nosotros.

LA HISTORIA DE SARTEBUS Y KIM

Existe la historia de un anciano y un pequeño niño que vivieron en tiempos muy remotos. El viejo se llamaba Sártebus, e el niño se llamaba Kim. Kim era un huérfano que vivía solo en el mundo, caminando de villa en villa en busca de comida y de techo dónde guarecerse. Pero más importante que todo, aun más que ir en pos de un estómago satisfecho y un lugar confortable y seco para dormir, era que Kim anhelaba algo más: él buscaba una razón. Kim se preguntaba: “¿Por qué caminamos toda nuestra vida en busca de algo que no podemos encontrar? ¿Será que nosotros las hacemos difíciles? O ¿Será que así tiene que ser y debemos batallar como lo hacemos?” Estos eran pensamientos bastante sabios para un niño tan pequeño como Kim, pero gracias a este modo de pensar. Kim encontró en su camino a un anciano que iba en la misma dirección y quien---Kim pensó---podría ayudarle a encontrar una respuesta o dos. Cubierta sobre la espalda, el viejo llevaba una gran canasta tejida, que parecía estar demasiado pesada, sobre todo para alguien tan cansado y tan entrado en años como Sártebus. Cuando se detuvieron a descansar en el camino a la orilla de un arroyuelo, el viejo bajo con trabajos su canasta y puso en el suelo. A Kim le parecía que el viejo llevaba cargado todos sus bienes terrenales en esa canasta, la que parecía ser demasiado pesada para ser llevada hasta por un hombre más joven y fuerte. “¿Qué cargas en tu canasta que está tan pesada?”---preguntó Kim a Sártebus---“Yo podría llevarla por ti; después de todo estoy joven y fuerte y tú estás viejo y fatigado”. “No es algo que tú puedas llevar por mí”, contestó el anciano, “esto es algo que debo cargar por mí mismo”. Y añadió: ”Algún día, tu habrás de andar tu propio camino y cargarás una canasta tan pesada como la mía”. Durante muchos días y a lo largo de muchos caminos. Kim y el anciano recorrieron juntos enormes distancias. Y aunque Kim preguntaba a menudo al viejo Sártebus por qué los hombres tienen que trabajar tanto, no recibió respuesta alguna; Ni se pudo enterar, por más que trató, de qué tesoro tan pesado cargaba Sártebus en la canasta. Algunas veces, ya avanzada la noche, al final de todo un día de camino, Kim se acostaba y se quedaba quieto, fingiendo dormir y escuchaba a Sártebus, que hablaba solo mientras se ponía a revisar el contenido de su canasta, a la luz titilante de una pequeña hoguera. Como siempre, al siguiente día el viejo no hacía ningún comentario. Fue sólo hasta que Sártebus ya no pudo caminar más y se sentó a descansar por última vez, cuando confío su secreto al pequeño Kim. Durante sus últimas horas juntos, Sártebus le dio no solamente la respuesta al enigma de la canasta que acarreaba, sino también a la pregunta de qué se afanan tanto los hombres.

“En esta canasta”---dijo Sártebus---“están todas las cosas que creí acerca de mí mismo y que no resultaron ser ciertas. Son piedras que lastraron mi jornada. He llevado sobre mi espalda el peso de todo guijarro de duda, todo grano de arena de incertidumbre y toda piedra de molino de desvío que he coleccionado a lo largo de mi camino. Sin estos, yo hubiera podido llegar muy lejos. Hubiera vivido una vida llena de los sueños que acaricié en mi mente. Pero con ellos, he terminado aquí, al final de mi camino”. Y sin siquiera desatar las cuerdas trenzadas con que asegure su canasta, el anciano cerró los ojos y se quedó tranquilamente dormido para siempre. Antes de dormirse aquella noche, Kim desató las cuerdas que sujetaban la canasta al cuerpo del anciano y, quitándole las amarras, la colocó cuidadosamente en el suelo. Cuando hubo hecho esto, desató con el mismo cuidado las tiras de piel que mantenían en su lugar la tapa tejida de la canasta y alzo ésta por los aires. Tal vez por haber buscado tan afanosamente la respuesta a la pregunta que tanto le preocupaba, cuando Kim vio dentro de la canasta no se sorprendió en lo más mínimo. La canasta que tanto había pesado sobre el viejo Sártebus estaba completamente vacía.

LOS PROGRAMAS QUE LE ESTAN FRENANDO

¿Cuántos de nosotros fracasamos porque andamos por la vida cargando nuestros miedos y limitaciones en una canasta que llevamos a cuestas? Ya sabemos que la mayoría de nuestros temores son de nuestra propia hechura, pero nos parecen tan reales que hasta podríamos extender la mano a casi alcanzar a tocarlos. Incluso llegamos a admitir que la mayoría de nuestra limitaciones son “imaginarias’; al menos eso es lo que decimos cuando estamos hablando de las limitaciones del prójimo. Sin embargo, nuestros miedos y las limitaciones que nosotros mismos nos hemos impuesto pueden ser tan poderosos que literalmente nos detienen en seco, e impiden que nos acerquemos a los logros que podríamos conseguir, si tan sólo encontráramos la manera de no llevar la canasta a cuestas por dondequiera que andamos. Como ahora sabemos, esos miedos y esas limitaciones son reales---al menos lo son para nuestro cerebro. También sabemos ahora el nombre correcto de esos miedos y limitaciones mentales: se laman “programas” . Precisamente esos programas van a determinar qué tan exitoso logra ser usted como empresario de la red de distribución. Lea la lista siguiente, compuesta de sólo unas pocas de las preguntas que a veces llegan a frustrar hasta a los distribuidores más entusiastas:

¿Qué le detiene para levantar el teléfono y hacer esta llamada?

¿Por qué es tan fácil posponer y dejar de hacer lo que usted sabe que necesita hacer?

¿Por qué dice la gente que se va a poner en marcha, que va a emprender la acción y a establecer contactos, para luego dejar de hacerlo?

¿Por qué usted se puede sentir motivado después de un excitante evento de fin de semana o de una alentadora conferencia de motivación, para luego volver a sentirse otra vez falto de motivación, unos días o apenas una horas después?

¿Por qué tantos distribuidores desean triunfar pero nunca creen realmente que lo habrán de conseguir?

¿Por qué en una misma familia una persona considera que hacerse distribuidor es una idea, y luego el esposo o la esposa tratan de atacar la idea y afirman que nunca va a funcionar? ¿Por qué algunas personas son negativas, críticas y siempre están en contra del mundo?

¿Qué ocasiona el miedo? ¿Qué hace que la gente deje de hacer aquello que sabe que necesita hacer?

¿Por qué las gentes piensan que otros pueden ser capaces de triunfar pero no ellas mismas?

¿Por qué algunas personas nunca llegan a ser Rubíes, Esmeraldas o Diamantes verdad quieren triunfar y cuantas con todo lo necesario para lograrlo?

cuando de

EL ÉXITO DE TODO LO QUE USTED HACE LO DETERMINA SUS PROGRAMAS

Las preguntas anteriores son similares a la clase de cuestiones que durante años han mortificado por igual a líderes que a gerentes. Y hay una sola respuesta para todas ellas: En todo lo que hacemos, nuestro éxito está siempre determinado por los programas que llevamos con nosotros. A la manera de Sártebus, el anciano del relato, todos llevamos nuestros programas. Y pocos de nosotros nos detenemos alguna vez lo suficiente para examinar eso que llevamos en la canasta, mucho menos para quitarnos la canasta de limitaciones, ponerla en el suelo y deshacernos de ella para siempre. Así pues, ¿qué son estos programas que están siempre presentes y son tan poderosos que pueden paralizarle por completo o hacer que usted dude de su propia fuerza? Que pueden motivar que se quede rezagado o hasta impedir quizá para siempre que alcance el éxito? ¿Cuál es el origen de estos programas? ¿Hay algo que podamos hacer respecto a ellos? Averigüémoslo.

Los ‘programas’ que en estos momentos llevas contigo, determinarán siempre lo exitoso que llegues a ser en todo lo que emprendas. Tus programas marcan la diferencia entre ser un éxito y ser otra cosa menos que eso”

Capitulo Cinco Una Imagen Sencilla De Cómo funciona

Si usted ya está participando en el mundo de Amway---y de su poder para transformar vidas--- o aun si está pensando cambiar su futuro ingresando al equipo, tenga la certeza de que ya cuenta con algunos programas que están trabajando en su beneficio. Tengo por experiencia que una organización positiva como Amway automáticamente atrae a personas que ya tienen ciertos programas muy positivos. En materia de programas “los polos iguales se atraen”.

Pero su éxito en todo lo que haga va a depender de que usted posea mayor número de programas buenos que pueda conseguir. Usted ya cuenta con un buen punto de partida y esto es una buena noticia, pero imagínese todo lo que usted podría hacer si ahora mismo tuviera todos los programas apropiados trabajando para usted. Una de sus metas más importantes debe ser la de cerciorarse de poder reemplazar los programas erróneos justamente con los programas adecuados. Ayudarle a hacer esto es uno de los objetivos de este libro. Como inicio, le será útil saber, aunque sea brevemente, cómo funciona el proceso de programación. Con este fin, voy a tomar un campo de investigación muy complejo y lo voy a simplificar en extremo. Resumiré diez o quince años de investigación intensa y revolucionaria en los campos de la Neurología y la Biología Molecular y, en pocos y breves párrafos, haré mi mejor esfuerzo por enseñarle lo que los investigadores han descubierto. Si me acompaña una cuantas páginas más, durante un fácil capítulo o dos de este libro, usted sabrá más acerca de lo que le detiene y cómo superarlo, que lo que la mayoría de la gente a su alrededor jamás llegará a descubrir. Recientemente, los profesionales dedicados al estudio del cerebro humano han aprendido mucho más acerca de por qué hacemos lo que hacemos, que todo lo conocido con anterioridad a través de la historia. Sus descubrimientos han dado a conocer algunos secretos muy importantes, que tienen que ver con su éxito como Distribuidor Amway. Como usted verá, estos descubrimientos recientes están beneficiando directamente a la gente que quiere ser altamente motivada y altamente exitosa. Brevemente dicho, se trata de algo estupendo para los mercadotecnistas en red. Y porque le ayudará a comprender lo que estos profesionales llegaron a saber, voy a darle un somero repaso de los descubrimientos que ellos hicieron. En su forma más sencilla, he aquí lo que hemos aprendido:

“SU COMPUTADORA MENTAL” CONTROLA SU ÉXITO EN EL MERCADEO EMPRESARIAL EN RED.

La mayoría de los avances recientes en la investigación del cerebro y la mente han sido posibles gracias a la nueva tecnología en materia de computación. La novedosa “tecnología clínica de imágenes”permite a los investigadores observar por primera vez el cerebro humano mientras está funcionando. Ahora pueden vernos pensar, justo cuando estamos pensando---y muchas otras maravillas por el estilo. Estos investigadores descubrieron que su cerebro opera, de numerosas maneras, muy similares a como lo hace una potente computadora personal. Existen diferencias, por supuesto, pero en muchos aspectos hasta las computadoras de mayor potencia con que contamos en la actualidad están diseñadas tal como computadoras humanas que las crearon. Muchas funciones cerebrales se pueden comparar con las funciones y las partes específicas de una computadora. La mayoría de las computadoras tienen teclado, pantalla de video y discos blandos. Hemos aprendido que usted y yo tenemos partes que se asemejan a éstas. Veamos a continuación algunas de las partes de usted que son parecidas a las de una computadora y que pueden ayudarle en su vida cotidiana.

EL TECLADO DE SU “COMPUTADORA”:

SUS CINCO SENTIDOS

Usted nació con su propio teclado. En una computadora, el teclado es lo que usamos para escribir nuevos mensajes o comandos---o lo que sea que queramos “programar”en ella. En nosotros, nuestros cinco sentidos son el teclado de la computadora. Todos los mensajes

programados en nosotros los hemos recibido por medio de nuestros cinco sentidos. Imagínese que usted nació sosteniendo su teclado delante de usted, a la vista de todos el mundo. Si usted hubiera podido decir algo, quizás hubiera dicho algo como lo siguiente:

“Toma, Mamita; toma, Papito; toma Mundo. Todavía no sé como hacerlo, así que necesito un poco de ayuda para digitar mis programas. ¿Me ayudan por favor a ingresar quién soy y en que dirección debo caminar? He de seguir ese rumbo. Además, necesito que durante mi camino me escriban algunos valores, algo de fortaleza y coraje y una cierta integridad, para poder mantenerme en el camino que me han fijado. “Pero sobre todo, además de la vida que me han dado y del amor que compartirán conmigo

durante la jornada, necesito que me indiquen qué tan lejos he de llegar

es hasta donde habré de llegar, y tal es lo que haré con esta vida que tengo para delante. Por

favor, ¿podrían programarme para que yo pueda vivir a la altura de mi potencial total

y hasta allí exactamente

? ¿Me

enseñan en quién me voy a poder convertir?” Pero nuestros padres, nuestros maestros, nuestros hermanos y hermanas y toda la demás gente a nuestro alrededor no sabían que en la parte superior de nuestro teclado se encuentra un letrero

amarillo luminoso, en forma de diamante, que decía: “!Cuidado! Todo lo que usted digite en el teclado de la computadora de este niño quedará almacenado para toda la vida, y se ejecutara como si fuera la verdad más grande”. No lo supieron, porque de haberlo sabido nunca nos hubieran dado la mayoría de programas que nos dieron. Vea usted lo que hemos descubierto sobre nuestras propias “computadoras mentales”, y los programas que usted ha estado recibiendo:

Desde el momento de su nacimiento, todo mensaje que usted haya recibido ha quedado programado en su computadora personal, y ha quedado almacenado permanentemente en su cerebro. Esto significa que todo mensaje que usted ha jamás recibido, todo lo que se le ha dicho; todo lo que usted ha visto o experimentado; todo cuanto ha hecho; todo lo que ha dicho; todo cuanto ha pensado conscientemente, aun aquellos pensamientos que ni se enteró de haber tenido, absolutamente todos y cada uno de los mensajes que usted ha recibido, provenientes de la fuente que haya sido, han quedado programados y guardados en su cerebro para siempre.

EL CENTRO DE ALMACENAJE DE SU COMPUTADORA: SU MENTE SOBCONSCIENTE

También descubrieron los investigadores que usted recibió al nacer un “disco blando”, parecido a los discos magnéticos que se utilizan para grabar información o programas nuevos en las computadoras. En su cerebro-computadora ese disco de almacenaje se llama “mente subconsciente”. Descubrieron además que la mente subconsciente está sujeta a ciertas reglas específicas. Estas reglas son importantes para los programas que afectan en estos momentos su éxito personal en mercadotecnia empresarial reticular:

Regla 1. Todo programa que usted ha recibido---de la fuente que haya sido---ha quedado guardado permanentemente en su subconsciente.

Regla 2.

El subconsciente, esa parte del cerebro que almacena los programas, no conoce

diferencia entre lo FALSO y lo VERDADERO.

¿Puede usted acercarse al teclado de su computadora, en su casa o oficina, para digitar algo que no sea verdadero? Sí, claro que puedo hacerlo. ¿Le importaría a su computadora? ¡Por supuesto que no! (De lo contrario no podríamos escribir novelas.)

su computadora se limita a aceptar y almacenar cualquier cosa que usted le programe---y su subconsciente hace lo mismo, porque esa es su función.

Regla 3. El subconsciente siempre actúa sobre la base de los programas más potentes de que disponga.

Los programas más potentes que usted tiene en estos momentos son los programas que tienen el control. Usted ni siquiera necesita saber de qué programa se trata o cuál es su origen.

Regla 4. El subconsciente está diseñado para obtener (o duplicar) más de aquellos programas que ya tiene, y que sean los más fuertes.

Cualquiera que sean los programas que usted ya tiene, usted buscara o atrae consciente o inconscientemente otros programas que se les parezcan. Es decir que en lugar de trabajar para deshacernos de los programas que están trabajando en nuestra contra, los estamos copiando.

¿QUÉ TAN A MENUDO LE DIJERON LO QUE NO PODIA HACER?

En mi primer libro sobre Diálogo Interno me referí al cálculo que se ha hecho en el sentido de que, durante los primeros 18 años de vida, a las personas se le dice “no”, o que no puede hacer algo, más de 148.000 veces.

Y no estoy muy convencido de que este sea un cálculo moderado. Muchos de los mensajes

que recibimos cuando estábamos creciendo nunca se nos dijeron ¡en voz alta siquiera! ¿Qué tal “aquella mirada”que recibimos a la hora de comer? O ¿qué tal los exámenes escolares que nos regresaban nuestros maestros, con el conteo de errores en vez de aciertos en las partes superiores? O ¿el padre que no se presentó a algún evento al que debió haber asistido? Captamos cientos de miles de mensajes, tanto hablados como no hablados. No importa cuántos programas hayamos recibidos, no tenemos que indagar con demasiado cuidado para convencernos de que muchos de esos programas estaban malos.

El asunto aquí no es de que si usted o yo hayamos recibido cien mil programas o medio millón

de programas como los anteriores. La verdad es que todos los programas que capturó, independientemente de su naturaleza, permanecen todavía con usted el día de hoy, con los programas más potentes ejerciendo todo el control.

PUEDE SER FALSO EL 77% DE TODOS SUS PROGRAMAS

De acuerdo con investigaciones de la conducta, hasta el 77% de todos nuestros programas son falsos. Esto quiere decir que hasta tres cuartas partes de todos nuestros programas pueden ser erróneos, contra productivos, o pueden estar trabajando en contra de nosotros. ¡Y esto, si es que hemos crecido en un hogar razonablemente positivo! ¿Qué pasa si dicha estimación es correcta? Para ciertas personas que he conocido, parece que hasta un noventa o noventa y cinco por ciento de sus programas trabajan ¡en contra de ellas! Lo único que uno tiene que hacer es verles bregando en sus interminables cuitas: abriéndose camino en medio de una vida llena de problemas y siguiendo una senda tan deficientemente trazada que ni idea tienen de adónde se dirigen. Esa es una vida que no funciona. Tal es la persona con programas que no sirven. Afortunadamente, casi todos nosotros hemos tenido la bendición de contar con mejores programas que esos. Sin embargo, ¿qué pasa con nuestros programas que efectivamente están malos? Alguna vez sugerí a mis lectores que comparasen esos programas con los programas que aparecen en las computadoras de vuelos de los aviones. Digamos que yo le invito a usted a que me acompañe a tomar una vacaciones tropicales con todos los gastos pagados, durante dos semanas en Sto. Tomás. Llega al gran día y nos reunimos en el aeropuerto, llenos de ilusión y listos para partir. Se anuncia nuestro vuelo, juntamos nuestras maletas con todo y loción bronceadora y los tubos de buceo y las ediciones de bolsillo, y nos disponemos a abordar la aeronave. Pero, al momento de subirnos al avión, escuchamos cuando el oficial navegador se acerca al capitán y le susurra al oído “Capitán, ¡tenemos un problema!” El capitán pregunta: “¿Qué ha dicho?”, y el navegador responde: “Capitán, acabamos de descubrir que el 77% de los programas de la computadora de a bordo---los que dirigen el vuelo del avión---¡son los programas equivocados!” Si por casualidad escucháramos una novedad de esas, ¿qué haríamos de inmediato? ¡Descenderíamos corriendo del avión tan pronto como nos fuera posible! Si el 77% de los programas de la computadora de a bordo son los programas equivocados, ese avión se va a desplomar o va a aterrizar en algún lugar diferente. Se trata de los programas que determinan el curso, la altitud, la velocidad y el destino del avión, es decir, todo lo relativo al vuelo que estamos a punto de tomar.

LOS PROGRAMAS QUE AHORA MISMO DETERMINAN SU CURSO Y SU DESTINO

Quizá usted diga: “Bueno, pero mis programas son mejores. El 77% de los programas de mi vida no es malo”. Yo espero que usted tenga razón. Pero, ¿abordaría un aeroplano después de escuchar que el 50% de su programación es inadecuada? No, no lo haría. ¿Qué tal si sólo se tratara del 25%? Yo no me subiría a ese avión ni usted se subiría conmigo, si escucháramos que alguno de sus programas estuviera equivocado. Sin embargo, ¡esto es lo hacemos todos los días! Nos levantamos por la mañana, introducimos el disco a nuestras computadoras y salimos a enfrentar el día. Imagine que usted es capaz de tener en sus manos un disco blando que contenga absolutamente todos los programas que usted lleva consigo ahora mismo. Imagine, ahora, que a

cada mañana usted coloca ese disco bajo el brazo y hace que empiece a programar y a fijar el día para usted.

¿Debo implementar el plan realmente

el día de hoy?

más tarde

¿Gozar de un buen día?

Tal vez un poco

Los programas comienzan a correr instantáneamente

No,

voy a dejar eso para la próxima semana

¿Organizarme?

Quizá

¿Asistir al próximo fin de semana de Libre Empresa?

No,

es otro maldito lunes

la próxima ocasión

¿Terminar mi lista de tareas el día de hoy?

¿Hacerme cargo y tomar el control?

!No estoy para eso

!

No he querido decir que sus programas son como los anteriores. Usted puede comenzar su día siempre con el pie derecho, y mantenerlo positivo. Sea como sea, haga lo que usted haga este y todos los días, puede estar seguro de que los programas que usted lleva consigo son los que determinan su curso, altitud, velocidad y destino. En todo momento, sus programas determinan lo que usted piensa y lo que hace acerca de cualquiera y todas las cosas. Al igual que con el aeroplano, sus programas marcan la diferencia entre una vida que no está funcionando del todo bien y otra que podría estar funcionando

muchísimo mejor---la diferencia esencial entre un diamante y un “desertor”.

EL REGRESO DE “LAS 100 CANDENTES”

Frecuentemente comparto con mis oyentes mi lista de 100 de las frases de Diálogo Interno más típicamente “negativas”que he coleccionado a través de los años directamente de labios de la gente. Llamamos dicha lista mis “100 Candentes”. Fíjese cuántas de estas frases de Diálogo Interno, aparentemente “inofensivas”, nos muestran programas más profundos que reflejan hábitos y actitudes que a su vez denotan la falta de un control cabal sobre nuestras vidas. En realidad, ninguna de estas frases de Dialogo Interno es inofensiva. Si usted ha tenido la oportunidad de leer esta lista con anterioridad, léala ahora como quien quiere triunfar en Amway y no desea que algo se le atraviese en el camino. Al estarlas leyendo, recuerde si conoce a alguna persona que diga cosas similares o si usted mismo ha dicho alguna de ellas:

Yo no puedo recordar nombres. ¡Va a ser otro de esos días! ¡No tiene caso! ¡Estoy seguro que no va a funcionar! Nada me sale bien. Así es mi suerte. Soy tan torpe. No tengo talento. Es que no soy creativo. Todo lo que como se me va a la cintura. Es que no puedo organizarme. ¡Hoy, no más, no es mi día! Nunca me alcanza el dinero para comprar las cosas que quiero. Ya sé que no me va a gustar. No importa lo que haga, nunca puedo bajar de peso. Nunca tengo el tiempo suficiente. No tengo paciencia para eso. ¡Eso sí que me hace enojar! ¡Otro triste lunes!

¿Cuándo aprenderé? Me enfermo nada más de pensar en eso.

A veces hasta yo mismo me detesto.

¡No sirvo para nada! Soy muy penoso. Nunca sé qué decir.

¡Con la suerte que tengo, no cuento con la más mínima probabilidad! Quisiera dejar de fumar pero no puedo hacerlo. Las cosas sencillamente no están marchando bien para mí. Ya no tengo la energía de antes. Realmente estoy fuera de condición. Siempre me quedo sin dinero a fin de mes. ¿Para qué lo intento? ¡De todas maneras no va a funcionar! Yo nunca he servido para eso. ¡Mi escritorio es un desastre toda la vida! ¡La única suerte que tengo es la peor! ¡Nunca me gano nada! Siento que ya voy cuesta abajo. ¡Alguien siempre se me adelanta! Nadie me quiere. ¡Nunca tengo un chance! ¡Pareciera que siempre estoy en la ruina! Todo lo que toco se convierte en “censurado”. Nadie me paga lo que valgo. ¡A veces desearía no haber nacido nunca! Yo no sirvo para las matemáticas. Yo pierdo peso, pero inmediatamente lo recupero. ¡Me deprimo tanto! ¡Nunca termino lo que empiezo! ¡Nada me sale bien! Es que yo no sé vender. ¡Eso es imposible! ¡No hay manera de hacerlo! Siempre que me paro ante un público me engarroto. Simplemente no funciono sin mi taza de café por la mañana. Es que ahora no me siento a la altura. ¡Nunca me va a salir bien! ¡Ya no puedo seguir haciéndolo! Detesto mi trabajo. Siempre me resfrío en esta época del año De verdad estoy en las últimas. ¡Ya no puede uno confiar en nadie! ¡No puedo con esto! Nunca puedo llegar a tiempo. Nunca he sabido expresarme.

Si yo fuera más inteligente.

Si tan sólo yo estuviera más alto.

Si tan sólo yo dispusiera de más tiempo

Si yo tuviera más dinero.

Si yo fuera más delgado

etc, etc, etc.

¡Y esta categoría de programas es sólo un ligero vislumbre de los programas más profundos que están bajo de la superficie! Imagine que se sienta frente al teclado de su computadora personal y se pone a digitar alguna de estas instrucciones, con pleno conocimiento de que nuestro Diálogo Interno ¡queda programado físicamente es nuestro cerebro! Imagine ahora que su computadora va a hacer cualquier cosa que usted le programe hacer--- porque de hecho lo hará. No es ninguna sorpresa entonces que fracasemos y no podamos llegar a las metas que estamos tratando de alcanzar en nuestras vidas. ¡Basta con ver algunos de los programas tan potentes con los que hemos estado viviendo! La regla es la siguiente:

El programa más fuerte siempre domina.

Esto significa que cuando surge alguna duda o cuestionamiento que tiene que ver con su éxito, como: “¿Hago esta llamada o la dejo para mañana?”, su decisión siempre es el resultado de los programas más fuertes en usted. Examinamos ahora dónde “residen”sus programas y cómo le ayudan a determinar lo que hará.

“Imagínate lo que podrías hacer si todos tus programas fueran exactamente los adecuados ‘El éxito sería bastante más fácil de alcanzar. Y muy probablemente Tardaría mucho menos En conseguirlo.”

Capítulo Seis ¿Quién Está Volando A Favor De Su Éxito?

Imagínese que todos los programas de desarrollo mental que hemos estado estudiando ha quedado clasificados en los archivos de un inmenso centro de almacenaje en su cerebro. Por supuesto, no es precisamente así como veríamos el interior de su cabeza, pero la imagen sirve para darnos una idea de cómo funciona. Ahora imagine que en estos momentos estamos parados justo en medio de su centro de control de computación, con sus paredes cubiertas de piso a techo con esos archivos en los que residen sus programas. Visualícese a usted mismo caminando hacia uno de estos archiveros y abriendo uno de los cajones de registro. Contiene secciones de anuales acerca de literalmente todas las etapas imaginables de su vida; absolutamente todo lo relativo a su familia, su educación, pasando por su autoestima, su carrera y todos los sucesos intermedios. Si pudiera echar ojeada, ¿qué cree usted que encontraría en sus expedientes personales?

En esos archivos encontraría sus sueños, sus esperanzas, sus defectos y temores. Ahí estaría además sus fuerzas y vacilaciones, sus metas e incertidumbres, así como el cuadro más completo jamás visto de usted tal como es hoy, y también de la persona que puede llegar a ser el día de mañana. En esos expedientes usted encontraría cada una de sus creencias---junto con el guión que hasta el día de hoy se sigue escribiendo para ese futuro que tiene todavía por delante. Y cada pensamiento que usted tenga, cada acción que usted emprenda, se sujetarán al voto de todos y cada uno de los expedientes programáticos que están en su cerebro, que tengan algo que ver con su próximo pensamiento o acción. Para mostrarle cómo funciona este proceso de votación, examinemos un ejemplo tomado de la vida real.

NINGUN DIAMANTE PARA JORGE

Un hombre que conocí, llamado Jorge, me relató un incidente que le sucedió y que, en pocos segundos, cambió su vida por completo. Le conocí en un seminario que di en la ciudad donde él vivía. Al encontrarme conversando con un grupo de empresarios de redes de mercadotecnia, durante la sesión informal posterior al seminario, Jorge se unió a la discusión diciendo: “Yo solía trabajar en las redes de mercadeo”. Jorge procedió a contarme que él había estado implementando el plan con éxito, y que su nuevo negocio comenzaba a despegar. Su familia estaba empezando a creer que él realmente podría esta vez; el y su esposa hasta habían comenzado a hacer planes acerca de todo cuanto harían el día que Jorge pudiera dejar para siempre su trabajo en la compañía de seguros. Luego llegó la mañana en que Jorge tenía concertada una cita para presentar el plan, en un desayuno de trabajo con Luis Ernesto, uno de sus colegas. Jorge estaba enterado de que otro mercadotecnista de la red también buscaba reclutar activamente a Luis Ernesto, y sabía que su amigo se hallaba en el momento apropiado de su vida para cambio de aires. Era la ocasión exactamente oportuna proponerle. Jorge tenía la cita para el desayuno con Luis Ernesto y la esposa de éste. Alicia, a las 7:30 de la mañana de un sábado, así que la noche del viernes anterior fijó su alarma para que sonara a las 5:30 de la mañana. Quería levantarse temprano, no sólo para llegar a tiempo a la reunión, sino también para poder dar el último repaso a los puntos de su presentación. La alarma sonó a las 5:30 de la mañana, tal y como estaba previsto. Medio dormido, Jorge dio una vuelta en la cama y alcanzó con la mano el reloj despertador que estaba sobre la mesa. Su mano vaciló por unos instantes entre los dos botones del despertador: el botón de la izquierda, que encendería la radio e iniciaría a tiempo su día, e el botón de la derecha que decía:

“Dormitar”.

OBSERVE LO QUE REALMENTE ESTA SUCEDIENDO

En este preciso momento ¡”congele”la imagen de Jorge! Deténgalo justo allí, con la mano en el aire lista para desconectar la alarma y descarrilar el éxito, o encender la radio y lanzarse hacia su futuro. Ahora, suba corriendo al piso superior y diríjase al centro de control de computación de Jorge, para que vea lo que realmente está sucediendo en ese momento. En ese preciso instante, los archivos de la computadora de Jorge abren sus cajones ¡a la velocidad del rayo! Al mismo tiempo, cada programa en todo el interior de su centro de almacenamiento, que tenga algo que ver con la próxima acción que Jorge tome, emitirá su voto. Todos esos programas salen volando

al instante y cada uno de ellos vota. Los programas más fuertes derrotan siempre a los más débiles. Los programas de Jorge sobre motivación personal, dejar las cosas para mañana y hacer que las cosas se realicen; los programas sobre lo bien que se ha comportado en el pasado; los programas que le informan si cree o no realmente se encuentran a la altura de su nuevo éxito, y si por principio de cuentas lo merece o no; los programas que crean su seguridad e inseguridad; sus programas sobre estabilidad, su trabajo y su responsabilidad de ganar un ingreso fijo; los programas que le dicen qué tan bueno es para fijarse metas y alcanzarlas; los programas de tiempos remotos y los de su pasado reciente; todos los programas acerca de las respuestas que él ha recibido cuando ha presentado el plan en el pasado; sus programas de aceptación y rechazo; todos sus programas de autoestima---sobre quién es en realidad, todo lo que él cree acerca de sí--, en ese mismo momento todos estos programas, y miles de programas como ellos, ¡salen a votar! El recuerdo de la votación también culmina en ese preciso instante, y los resultados aparecen por su cuenta en la pantalla gigante dentro del centro de control de computación de Jorge. Las palabras que aparezcan escritas en esa pantalla determinarán la próxima acción de Jorge. Todos los programas han votado, química y electrónicamente, biológicamente, neurológicamente, dentro de su cerebro, todo esto ¡en un solo instante! En ese momento, sobre la pantalla de control de computación en el centro de control interno de Jorge, aparecen las palabras:

“SE VALE DORMITAR”.

Ahora, descongele el recuadro de Jorge. La decisión que alterará por completo su futuro---y el de su familia---ha sido tomada en una mínima fracción de segundo: la mano de Jorge oprime el botón de dormitar y se vuelve a quedar dormido. Está claro que Jorge acaba de escoger una mala opción, la que le va a perjudicar. Faltó a la cita de Luis Ernesto y Alicia, por supuesto. Aunque el lunes siguiente Luis Ernesto no se mostraba molesto por ello cuando se encontraron en su trabajo, Jorge sabía que había perdido la oportunidad. No mucho tiempo después, Luis Ernesto y Alicia encontraron otro patrocinador. Cuando conocí a Jorge, me dijo que Luis Ernesto había dejado la compañía de seguros y ahora estaba dedicando, de tiempo completo, su energía y considerable talento a convertir en Diamante a su patrocinador, y a convertirse él mismo en Diamante. Jorge pudo haber sido el patrocinador de Luis Ernesto. Había estado tan cerca de serlo. El éxito había estado más cerca de Jorge de lo que él se pudo imaginar. Sin embargo, a las pocas semanas de haber perdido aquella oportunidad, Jorge abandonó de plano la comercialización en red. Hubo otros factores que también contribuyeron, por supuesto; quedarse en la cama a dormitar había sido sólo el primer paso. Y a pesar de que Jorge era lo suficientemente responsable como para tomar una decisión correcta, algo más estaba sucediendo en aquel momento crítico.

¿QUIÉN ESCOGIO REALMENTE LA OPCIÓN DE JORGE?

La verdad es que ¡Jorge no ejerció realmente ninguna opción consciente! Al tiempo en que se tomaba la decisión de apagar la alarma ¡Jorge ni siquiera estaba despierto! El no se detuvo a

pensarlo y ni siquiera se enteró de que se estaba celebrando una votación. Él, de suyo nunca tomó una decisión consciente. Ni tuvo que hacerlo: sus programas internos decidieron por él. Cuando él se encontraba medio despierto, sus programas votaron, decidieron y determinaron que él tomara la acción indebida. Fueron esos programas los que quisieron que Jorge se rindiera. Sus viejos programas quisieron que Jorge dejara de intentarlo, regresara a seguir siendo “el mismo de siempre” y se conformara acatando las viejas normas de lo que se supone debe ser la vida. No se trata de lo que Jorge, quería, sino de lo que sus programas fueron diseñados a obligarle hacer. Por más que haya deseado y querido triunfar en esa ocasión, Jorge estaba programado para fracasar.

¿Y SI JORGE CONTARA CON PROGRAMAS DIFERENTES?

¿Y SI Jorge tuviera programas diferentes? ¿Mejores programas de una sólida autoestima positiva; programas que le hicieran estar orgulloso de pertenecer a Amway y de manifestar así; programas que le consideraran merecedor de su éxito recién encontrado; programas de automotivación poderosa y programas de confianza que le afirmasen que él cuenta con todo lo necesario para mantener su nuevo curso de acción, durante el tiempo requerido para construir la vida que él y su familia han soñado? Con esa clase de programas, el resultado de la votación de Jorge hubiera sido completamente distinto, y, en lugar de desesperanza, habría un Diamante todavía en su futuro. ¿Y si alguien hubiese podido contribuir a que Jorge cambiara sus viejos programas? ¿Qué tal si él mismo los hubiera superado, cambiándolos por nuevos programas que le ayudaran a crear la vida que en verdad desea? Ahora póngase usted en el lugar de Jorge y piense en la acción que sus programas le hubieran obligado a tomar en esa misma situación. ¿Qué botón hubiera oprimido usted? ¿Qué botón está usted oprimiendo en este momento, en cada pequeña decisión circunstancia de su vida? Esa es una cuestión muy importante, porque funciona exactamente de la misma manera para nosotros que como funcionó con Jorge: en casi todos cuanto hacemos, nuestros programas se encargan de votar por nosotros. Nuestros programas dirigen y controlan nuestras vidas, en toda acción que emprendemos o dejamos de emprender. Y a menos que hagamos algo por cambiar esos viejos programas, seguiremos fracasando. Los viejos programas seguirán votando en contra de nosotras.

¿QUÉ SIGNIFICA ESTO PARA USTED, AHORA MISMO?

¿Tiene alguna relación esta reciente investigación del cerebro-computador humano con su

vida o su negocio, ahora mismo

Sí la tiene, más de lo que usted se pueda imaginar. Esos aplicados científicos encontraron la clave de por qué algunas personas lo logran y el resto de la gente no. El mensaje es claro: Sus actividades, sus creencias, sus temores, sus sueños, las opciones que usted escoge, sus acciones y su éxito definitivo se encuentran ligados directamente a los programas almacenados dentro de los archivos de su cerebro.

este día?

No importa que lo creamos o no. Ni importa que lo aceptemos o le rechacemos. Sencillamente es un hecho clínico biológico. Los programas son reales, y nada que hagamos para tratar de ignorar u olvidar ese hecho lo va a cambiar. Tiene bastante sentido entonces que si usted ahora tiene programas grabados en su cerebro, y si esos programas están interponiéndose en su camino, de poderlos usted cambiar, alteraría los resultados. En pocas palabras, cambiaría probablemente todo su futuro. Piense en lo que este conocimiento y la acción resultante pueden lograr para su futuro como Empresario Amway: modifique las rutas marcadas en el cerebro por los viejos programas y modificará el camino que tiene por delante. Piense en lo que usted podría hacer si todos y cada uno de sus programas fueran precisamente benéficos; si toda instrucción mental que usted recibiera de hoy en adelante estuviera diseñada a edificarle; a mostrarle lo que usted puede hacer en lugar de lo que no puede, ¡impulsándole a cada paso hacia delante en la vida! El éxito sería mucho más fácil de obtener. Usted alcanzaría con toda certeza el nivel que persigue dentro de la organización, y hacerlo le tomaría muy probablemente un tiempo mucho más corto. El acto de deshacerse de algunos de esos programas obsoletos podría cambiar literalmente el camino para llegar a ser Diamante, haciéndolo por ejemplo más fácil, más directo y más accesible. Imagínese lo que sería tener las metas que tiene ahora, sin tener que preocuparse de que sus viejos programas interfieran con su progreso. Si usted tiene algún amigo al que le va mejor que a alguno otro de sus amigos, analice sus respectivos programas y pregúntese por qué a uno le va mejor que a otro. Casi tan pronto como se haga la pregunta, usted tendrá la respuesta.

LA DIFERENCIA INCREÍBLE QUE PUEDE MARCAR SUS PROGRAMAS

Piense en alguien que conozca que sea “exitoso”, no sólo en lo económico sino en otros sentidos. Piense en una persona a la que le va bien de manera general. Alcanza sus logros y es evidente que está destinada a mayores cosas venideras. Después de que haya decidido quién es la persona que escogería como la imagen misma del “éxito”, plasme una fotografía nítida de esa persona en su mente. Enseguida hágase un retrato de dicha persona cuando está hablando, emprendiendo acciones, ubicándose en pleno control de su vida. Ahora pregúntese: ¿Qué clase de programa tiene esta persona? Piense ahora en alguien que conozca cuya vida sea lo opuesto de feliz y exitoso; alguien a quien no le va bien, no necesariamente en cuanto a la salud o físicamente sino en cuanto a su pobreza de espíritu. Alguien que no es feliz, que no triunfa y que no parece tener control sobre su vida. ¿Cuáles son las metas de esta persona? ¿Cómo anda su autoestima? ¿Cómo habla con los demás? ¿Cómo está su confianza? ¿Qué denota cuando habla? ¿Qué clase de palabras y frases utiliza para expresarse? ¿Cómo piensa? ¿Cómo toma asiento, se pone de pie y camina? ¿Qué mirada tienen sus ojos? ¿Qué clase de programas tiene esa persona? Lo primero que observa con obviedad es que hay una diferencia notable, vitalmente directriz, entre estas dos personas. Y resulta claro que la diferencia no es solamente por algún accidente de la naturaleza. Es algo más contundente que eso. Y es más sencillo. Es la diferencia de sus programas. Le ha pedido que observe a estas dos personas por una razón.

(Es posible que usted se ponga a observar a todas las personas que conoce y comience a clasificar a cada una de ellas, de acuerdo con su “gráfica de programas”personal, ¡aunque yo no necesariamente se lo recomendaría!) Toda la gente que usted conoce termina pensando, creyendo, escogiendo sus opciones; Caminando, viendo y hasta con la apariencia que tiene, a causa de los programas que lleva consigo. Igualmente es verdad que usted también, junto con todo lo que piensa y hace, es un cuadro viviente de los programas que están en su interior.

TRANSFORMAR SUEÑOS EN DIAMANTES

Haga una pausa por un momento y contéstese esta pregunta: ¿Está satisfecho con los programas que tiene ahora mismo? ¿Tiene programas de los cuales quisiera deshacerse? ¿O tiene programas que le gustaría cambiar, de serle posible? Hemos aprendido que virtualmente todo lo que usted piensa y hace por llegar a sus metas se ve afectado, influenciado o controlado por los programas que lleva cargando. Lo que usted haga para lograr sus metas como Empresario Amway el día de hoy, mañana, y todos los días de aquí en adelante, lo determinarán esos mismos programas. Pero también hemos aprendido que existe la manera de trascender esos programas viejos que han funcionado contra nosotros, y que nuestro cerebro está diseñado para ayudarnos a hacerlo. Y finalmente, hemos aprendido también cómo hacerlo. Veamos a continuación lo que los investigadores han descubierto acerca de la transformación de esos viejos programas en programas nuevos---y el cambio de sueños en diamantes.

Mucha gente utiliza él Diálogo Interno para lograr Cambios excepcionales En la calidad de sus vidas. Esta es la gente a observar. Esta es la gente que Encuentra El éxito real y duradero, Gracias a que tomó La decisión de cambiar En definitiva sus programas”.

Capítulo Siete Un Avance Mayúsculo En Reprogramación.

Imaginemos a un equipo dedicado de neurocientíficos haciendo una investigación exhaustiva de los procesos químicos cerebrales---y obteniendo como resultado una solución máxima, capaz de ayudar a que Amway crezca al doble de su capacidad en unos cuantos años. No creo que dichos investigadores hayan sabido, cuando estaban en medio de sus investigaciones, ¡todo lo que estaban haciendo para cambiar el mundo!

UNA MANERA DE SUPERAR LOS VIEJOS PROGRAMAS

Hemos aprendido que nuestros programas controlan nuestras vidas, mucho más de lo que hubiéramos podido imaginar, y que es importante modificar nuestros viejos programas, mejorándolos. Hasta hace poco, no sabíamos que podemos cambiar nuestros viejos programas, y lo más importante, tampoco sabíamos cómo hacerlo. Pero al estar estudiando las causas de la enfermedad de Alzheimer y su tratamiento, los neurocientíficos se toparon con un descubrimiento que resulta ser crucial para la superación de viejos programas mentales. Encontraron la esperanza. Lo que los investigadores descubrieron no sólo confirmó que nuestros programas son rutas o conductos físicos en el cerebro; también probaron que podemos hacer algo al respecto. Se dieron cuenta que si una persona deja de usar de alguna manera un viejo programa, durante el tiempo suficiente, este viejo programa se descompone químicamente ¡por sí solo! Y el cambio producido en el cerebro es físico y se puede medir por medio de sofisticadas computadoras clínicas de imágenes.

ALTERACIÓN DE CONDUCTOS CEREBRALES

Todos hemos escuchado la expresión: “Se necesita 21 días para cambiar un hábito”. No es ninguna coincidencia que esos mismos investigadores descubrieran que se requiere exactamente el mismo tiempo, unas tres semanas, para que dé inicio la descomposición de conductos químicos, es decir, ¡los viejos programas en el cerebro! Para nuestras computadoras mentales, lo que conocemos como hábitos es lo mismo que programas. Pero, ¿cómo dejamos de usar un viejo programa el tiempo suficiente para que se descomponga? Si usted extrae el disco de la computadora, ésta simplemente se detendrá y ya no podrá funcionar. Si usted quiere que esa computadora trabaje sin usar alguno de los viejos programas, usted tendrá que sustituir los programas viejos con algo distinto. Y el cerebro funciona de esta misma manera. Si queremos salirnos de los viejos programas, primero tenemos que reemplazarlos con alguna otra cosa. Y aquí es donde entra el Diálogo Interno.

EL AVANCE LLAMADO DIÁLOGO INTERNO

Lo que llamamos “Dialogo Interno”es un avance importante, un modo de reemplazar programas mentales viejos con nuevos programas positivos. Actualmente es está empleando una variedad de técnica de Diálogo Interno en escuelas, hospitales, iglesias, clínicas de control de peso, negocios, así por miles de vendedores y empresarios de redes comerciales en todo el país. El Diálogo Interno es útil para todo el mundo, desde los escolares hasta los profesionales de la medicina, ayudándoles a manejar materias tales como la autoestima, la orientación, las relaciones y el éxito personal y profesional. Cientos de miles de personas ya están utilizando métodos populares de Diálogo Interno para hacer cambios excepcionales en la calidad de sus vidas. Una de las primeras agrupaciones en reconocer los méritos del Diálogo Interno fue el grupo de mercadotecnistas en red, compuesto por los miembros de Amway en todo el país. Estas son las gentes a observar, las que encontraron el verdadero éxito perdurable porque decidieron cambiar para siempre sus programas. Los resultados son evidentes: El Diálogo Interno funciona en la vida de la gente, porque el Diálogo Interno modifica los programas.

Para que usted ponga en práctica las técnicas de Diálogo Interno en su propia vida e inicie el proceso de “entregar”sus viejos programas “a cambio de”programas nuevos que trabajen en su favor y no en su contra, le será de ayuda comenzar por averiguar el estado en que se encuentra sus programas actuales.

MONITOREAR SU DIALOGO INTERNO:

PRIMER PASO PARA CAMBIAR

Este primer paso se llama “Monitorear”y significa justamente eso. He aquí como funciona:

*Durante los próximos días, escuche conscientemente todo lo que diga en voz alta.

Escuche toda palabra que salga de su boca. No trate de cambiar o mejorar nada de lo que diga, sólo escuche. Si alguien anduviera siguiéndole a todos lados con una grabadora, ¿qué cree usted que contendría la trascripción de lo que usted dice en tres días?

*Escuche las afirmaciones de Diálogo Interno que usted hace acerca de usted mismo.

Ponga especial atención a los comentarios que usted hace sobre sí mismo, para describirse o describir sus sentimientos. Hasta el examen más breve de sus afirmaciones monitoreadas revelaría que la mayoría de sus comentarios son hechos sin que usted realmente piense en ello. Eso es verdad para todos nosotros. Y el Diálogo Interno inconsciente que usamos todos los días es apenas “la punta de iceberg”. Es una vislumbre hacia las decenas de miles de programas más extensos que viven y operan en las profundidades de todos nosotros. Afortunadamente, usted no tiene que saber en qué consisten todos sus programas para poderlos cambiar. Pero el monitoreo de lo que usted está diciendo---y pensando---, comenzará a decirle cómo se escuchan algunos de sus programas en el presente.

*Monitoree el Diálogo Interno de otras personas a su alrededor.

Mientras escuchas su Dialogo Interno, también ponga mucha atención al Diálogo Interno de otros a su alrededor. No hay mejor manera de reconocer la fuerza del Diálogo Interno de una persona, que escucha a los demás y luego medir su Diálogo Interno, bueno o malo, en contraste con las vidas que llevan o lo felices y “exitosos”que son. Al observar esto, no se sienta obligado a mencionar a las personas el Diálogo Interno de ellas; limítese a ser un buen observador. Le bastará con descubrir lo fascinante que es poder conocer los programas que dirigen a la gente que le rodea, al tiempo que usted empieza a conocer los propios.

VERIFIQUE Y ANOTE SU DIÁLOGO INTERNO DURANTE LOS TRES PRÓXIMOS DÍAS.

Uno de los pasos más importantes que usted puede dar para descubrir cómo son sus programas actuales consiste en anotar lo que oye decir a usted mismo. Durante los tres próximos días, le recomiendo que cargue consigo un cuaderno de bolsillo. (La sección de notas de su Planificador Frankin funciona muy bien para esto.) Tenga siempre a la mano su cuaderno y apunte lo que afirma en su Diálogo Interno cuando se dedica a sus actividades normales.

Esta bitácora monitora del Diálogo Interno le ayudará a escuchar conscientemente todo lo que diga en los tres próximos días. Haga una lista, aunque incluya solamente algunas muestras de su Diálogo Interno cotidiano. Su bitácora de verificación del Diálogo Interno puede contener sólo una o dos docenas de muestras. No son muchas, si considera que usted es capaz de hacer cientos de afirmaciones de Diálogo Interno en dos o tres días. Pero incluso una lista no muy extensa comenzará a darle la idea.

* Pida a su familia o a sus amigos que le ayuden con su lista.

Pida ayuda a las personas cercanas para hacer esta tarea. Frecuentemente, ellas le oirán decir cosas que usted no está consciente de haber dicho. Si usted tiene programado acometer en privado su nuevo proyecto de Diálogo Interno, puede saltarse esta recomendación. De otro modo, considere la posibilidad de solicitar la ayuda de otra persona.

* Lea cuidadosamente su lista y pregúntese qué es lo que ella le está diciendo.

A los tres días de llevar su bitácora monitora, repásela varias veces. Los resultados de su lista no serán difíciles de analizar. Las siguientes preguntas le serán de utilidad:

1. ¿Qué le dice su lista de afirmaciones de Diálogo Interno?

2. ¿Es normalmente su Diálogo Interno autorealzante o autoeclipsante? Esto es, ¿su Diálogo Interno tiende a edificarle, a hacerle menos, o le permite quedarse en un término medio?

3. ¿Es la clase de Diálogo Interno que a usted le gustaría programar como actividades en su computadora? ¿Digitaría usted esas misma afirmaciones en su teclado de computadora interna, como directrices para toda su vida?

4. ¿Cuáles son los programas más fuertes que aparecieron en su lista?

5. ¿Cuáles fueron sus programas sobre el mercadeo en red en general y sobre Amway en particular?

6. ¿Tuvo programas que aparecieron más de una vez?

7. ¿Encontró programas que le gustaría cambiar?

Aquí no se trata de buscar un análisis exhaustivo---tampoco lo necesitamos. Este ejercicio es un punto de partida; se diseñó para aumentar rápidamente su conocimiento de sus propios programas de Diálogo Interno, así como los programas de quienes le rodean.

Esta primera técnica no esta diseñada para crear cambios duraderos en sus programas. Es, sin embargo, un primer paso importante en la dirección adecuada. Y el siguiente paso es todavía más importante.

EL PRÓXIMO PASO:

EDITAR SU DIÁLOGO INTERNO

La siguiente técnica le ayudará a hacer que su Diálogo Interno empiece a dar un giro completo. Parece sencillo, pero hacerlo puede comenzar a marcar diferencia importante en los programas que están controlando su dirección.

*Cuando esté hablando, empiece inmediatamente a EDITAR su Diálogo Interno

Cada vez que observe que está a punto de decir algo a la vieja manera, cambie lo que va a decir para hacer que refleje los nuevos programas que usted desea crear. No tiene que ser un experto en traducción de Diálogo Interno para empezar a editar lo que dice, aun al estarlo diciendo. Con un poco de práctica, se dará cuenta que el ejercicio no sólo se va haciendo más fácil sino que en poco tiempo verá como usted comienza a editar automáticamente su Diálogo Interno, y de una manera muy natural. Por ejemplo, si su vieja afirmación de Diálogo Interno “Hoy no quiero ni pensar en ir al trabajo. Cómo quisiera seguir durmiendo”. Al momento de decirla---o aun al empezar a pensarla---. Cámbiela por un Diálogo Interno nuevo que exprese esto:

“Estoy despierto, estoy vivo; estoy lleno de energía y lleno de vida. ¡Y hoy es un gran día para demostrarlo!”

Cuando usted hace esto, no tan sólo obtiene un programa mucho más saludable en ese momento, sino que también está proporcionando un mensaje vigoroso a su subconsciente. Literalmente se está diciendo a sí mismo: “Así es como escojo ser de aquí para siempre; esta es la clase de programa que quiero que me ayudes a crear”. Si esto le parece ser usted dándose órdenes a sí mismo, lo es. Por extraño que le parezca a primera vista, un mensaje así de claro, fuerte y sin rodeos a su propio ser interior es uno de los pasos más importantes que usted pueda dar para comenzar a cambiar los programas que están obstaculizando su camino. Editar su Diálogo Interno al momento de hablar es fácil de hacer. No requiere casi nada de tiempo. Y una vez que usted adquiere práctica en editar su Diálogo Interno hacerlo se convierte en hábito y usted termina creando programas que refuerzan el hábito positivo, de tal suerte que entre más lo haga, más lo va logrando.

OTRO BENEFICIO IMPORTANTE

Editar su Diálogo Interno mientras está hablando o pensando es un paso importante para proceder a cambiar los viejos programas. Pero la edición también tiene otro beneficio más inmediato. El efecto de hablarlo, de declararlo, de escucharlo y de poner en acción las nuevas órdenes que usted mismo se da en el acto, acaba por cambiar las opciones que de otra manera hubieran sido escogidas inconscientemente por sus viejos programas en lugar de usted. Cuando practique la edición de su Diálogo Interno se verá a usted mismo escogiendo mejores acciones casi de inmediato. Comenzará desde entonces a ejercitar un mayor control. Para más ejemplos de cómo debe ser su nuevo Diálogo Interno, consulte los guiones que aparecen en los Capítulos 8, 13, y 16. cuando más lea los guiones o los escuche en audio cinta, mejor idea tendrá de cómo dar un giro completo a sus palabras, antes de que ellas desvíen de curso su día.

¿QUÉ PASA SI LE PARECE DEMASIADO PERFECTO?

El problema con cambiar el viejo y negativo Diálogo Interno por el nuevo, más “positivo”,

perfecta, como si usted

tratara de hablar o pensar de una manera demasiado elevada para el común de la gente. Al oír por

está en que la nueva versión puede parecer a primera vista

demasiado

primera vez las nuevas afirmaciones, usted quizá mueva la cabeza con escepticismo y piense que se está “tomando el pelo”. Imagínese leyendo las siguientes afirmaciones de Diálogo Interno; o escuchándolas en cinta a cada mañana:

“Hago todo lo que tengo que hacer para que mi negocio funcione, ¡especialmente este día!”

“Hoy es un gran día para presentar el plan, y eso es lo que voy a hacer el día de hoy”.

“!Estoy orgulloso de pertenecer a Amway, y se nota!”

Muchos de sus antiguos programas, esos que usted quiere eliminar, van a provocar que usted lea una oración de la nueva categoría de Diálogo Interno y casi se burle de lo absurdo que le podrá parecer. “Tú mismo te estás tomando el pelo”, le dirá el viejo programa.”Nadie habla de esa manera, menos tú”. Pero esa es una prueba inmediata de que el nuevo Diálogo Interno debe tomarse muy en serio. Después de todo, si sus programas negativos del pasado tratan de conseguir que usted no crea en el nuevo Diálogo Interno, ¿qué le dice a usted? Le dice que si de ellos dependiera, a los viejos programas les gustaría detenerle de inmediato, antes de que usted permita que los nuevos programas positivos entren a su vida. Cuanto más desacostumbrado---diferente a vivo---le parezca su nuevo Diálogo Interno, más en serio debe tomarlo.

CUANDO USTED CAMBIA LO QUE DICE, USTED CAMBIA TODO SU DÍA

¿Qué pasaría si alguien le dijera que usted puede tomar el control de su día en tan sólo diez segundos? ¿Lo creería? Es completamente cierto que el proceso de editar “en marcha”su Diálogo Interno se lleva diez

segundos. Pero los efectos de ese cambio pueden transformar todo su día y a menudo el de todos

a su alrededor. Resulta que el Diálogo Interno ¡es contagioso!

*Utilice el acto de dar un nuevo giro a su Diálogo Interno como herramienta de motivación que le ayude a controlar día con día su actitud.

Una de las razones más importantes para aprender esta técnica es que acaba por ser altamente motivante y usted termina convirtiéndose en un mejor äutomotivador”. Cada vez que modifica su Diálogo Interno, usted adquiere una mayor destreza para hacerlo. Otra ventaja de esta técnica es que usted obtiene resultados inmediatos. Usted recibe toda la atención de los demás. Se siente mejor, cada vez que manifiesta claramente y con toda convicción una afirmación de Diálogo Interno. Eso se debe a que, al crear un entusiasmo positivo con esta nueva manera de hablarse y hablar

a los demás, también altera los compuestos químicos dentro de su cerebro que hacen que usted se

sienta mejor. Y eso no sólo es benéfico para su estado de ánimo, también es bueno para su nivel de éxito. Dé un nuevo giro a su Diálogo Interno. Cámbielo. Dígalo con otras palabras, transfórmelo y vea las imágenes que comienza a producir---la aceptación, incluso, de que esto es real en su vida.

La aplicación de esta técnica de editar el Diálogo Interno rara vez requiere más de unos segundos. Como mucha gente que ya ha puesto en práctica, usted pronto va a reconocer que llevar a cabo el trabajo de Empresario exitoso no es la gran batalla que pudiera parecer. Consiste de muchos “momentitos”, de ínfimas escaramuzas de voluntad y autocontrol. Si usted quiere éxito, lo tendrá. El monitoreo de su Diálogo Interno hará que aumente considerablemente su conocimiento de los programas de que dispone, y la edición puede ayudarle a iniciar el cambio de los programas que quiera suprimir. Si usted quiere construirse un éxito propio en Amway y en todo lo demás en su vida, comience al momento a cambiar sus programas en toda oportunidad que se le presente--- tantas veces al día como sean necesarias para tener éxito. En el próximo capítulo, veremos ejemplos específicos de Diálogo Interno, que le ayudarán a formar sus nuevos programas---y su negocio---como Empresario Amway.

Si pones a trabajar en tu beneficio los programas correctos, tienes una buena oportunidad de permanecer motivado y seguir persistiendo. Después de todo, ¡el éxito es un motivante grandioso!”

Capítulo Ocho Ser Motivado Y Permanecer Motivado

Si usted ya ha estado algún tiempo en Amway, probablemente ha experimentado los maravillosos fines de semana Amway. En esos eventos, usted vuelve a motivarse, se revitaliza, asume de nuevo el compromiso, recibe un recordatorio y se renueva. Pero tarde o temprano, y más pronto de lo esperado, el fin de semana se acerca a su conclusión y llega la hora de regresar al mundo de la vida diaria. ¿Qué pasa cuando ese fin de semana---que real e increíblemente vale la pena---termina, una vez que cesan las palabras de motivación y de inspiración, y usted está de nuevo en su casa arreglándoselas por sí sólo? ¿Cuánto dura su propia motivación interna? ¿dos semanas? ¿dos días? ¿unas horas? No podemos decir que fue su motivación. Fue una motivación prestada por otro, alguien que tenía hasta para regalar y fue tan acomedido como para compartir con usted su motivación durante una horas. Y luego usted regresa a su vida, a su trabajo, a su rutina y a sus viejos programas. Eso no quiere decir que dichos increíbles fines de semana no sean una de las mejores experiencias en las que usted jamás pueda participar. Esos fines de semana son esenciales si usted realmente quiere tener éxito en el negocio Amway. Y lo que yo voy a confiarle ahora son algunas herramientas para ayudarle a construir nuevos programas que hagan que esa motivación perdure, y que usted ponga en marcha una motivación constante, que no funcione sólo de vez en cuando sino todos los días.

HACER DE CADA DÍA UN DÍA AMWAY

La motivación es un estado de ánimo, de tal suerte que si procede de otra persona, es entonces un estado de ánimo temporal. Se siente muy bien mientras dura, pero se va a esfumar poco a poco. Esto se debe a que esa estupenda sensación de alborozo que usted siente es inducida por los cambios químicos naturales que tienen lugar en el cerebro sólo mientras usted está siendo motivado. Con el tiempo, esos cambios químicos se revierten a su estado natural y la sensación de inspiración desaparece. Es un proceso químico, automático y natural. Es por ello que la motivación externa, ajena, momentánea, nunca perdura. No puede durar. Sabiendo esto, mi meta ha sido siempre enseñar a la gente cómo crear esa misma motivación dentro de sí misma. Asista a todos los eventos, reunión, función y actividad que pueda. No se pierda una sola oportunidad de aprender más, de convivir con personas que valgan la pena y ser motivado. Pero al mismo tiempo, si usted sabe cómo ser su mejor motivador, nunca tiene que preocuparse de que el motivador se vaya a casa, pues el motivador ¡es usted! Usted puede crear de nuevo el entusiasmo y regocijo a la hora y con el motivo que sea. Imagínese ser capaz de asistir a su próxima emocionante celebración Amway de fin de semana, para conocer nuevas ideas, recomprometerse con sus metas, cargarse de entusiasmo y determinación incesante y llevarse todo consigo al momento de marcharse, y permanecer motivado ¡después de haber llegado a casa! Las personas que aprenden a crear auto motivación se cuentan entre las personas más exitosas que usted va a conocer:

Arremeten más positivamente sus problemas. Son capaces de salvar obstáculos en menos tiempo y con mayor facilidad.

Poseen más energía y llevan a feliz término más cosas, así que disponen de más tiempo.

Son mejores para buscar prospectos y presentar el plan, ya que la motivación positiva que los impulsa inspira a la gente que ve el plan.

Atraen a otras personas positivamente, de mentalidad similar, por lo que se encuentran rodeadas de la clase de gente que puede ayudarle a alcanzar niveles todavía más elevados de éxito.

Su auto estima es fuerte y saludable porque constantemente están alcanzando sus metas.

Y sobresalen en todo esto, porque han aprendido a auto motivarse.

DIALOGO INTERNO ESPECIAL PARA EMPRESARIOS AMWAY

En el curso de los años he escrito, publicado y grabado varios cientos de guiones detallados de diálogo Interno. Esos guiones incluyen Diálogo Interno adaptado para niños, padres de familia, motivación, autoestima, fortaleza espiritual y una gama de diversos programas importantes de Diálogo Interno que mucha gente deseaba incorporar a sus vidas. Con el tiempo, numerosos de esos programas de diálogo Interno---esos mensajes internos---se convirtieron en un elemento funcional y positivo del éxito de infinidad de personas.

Pero hasta recientemente, yo no había escrito o grabado guiones de Diálogo Interno que hubiera desarrollado específicamente para Empresarios Amway. Sin embargo ahora, como usted es miembro de dicha organización (o lo será pronto) y dado que yo tengo gran fe en lo que usted está haciendo, voy a presentar por primera vez una serie especial de guiones “Amway”de Diálogo Interno, sólo para usted. Esto es el Diálogo Interno en su forma más clara y directa. Es como una de lista de opciones--- de usted y para usted---, con la esperanza de señalarle exactamente el próximo paso que usted necesita dar y, al mismo tiempo, que usted se porte a la altura de su mejor potencial. Debo hacerle una advertencia para cuando vaya leyendo estos guiones. Lo que va a leer en ellos le podrá parecer candorosamente simple. Las palabras por sí solas no parecerán capaces de transformar su vida. Pero escuche los nuevos “programas”y observe las nuevas imágenes que van a producir en su mente esas palabras. Enseguida, piense en hacer estos mismos programas nuevos de Diálogo Interno una parte de su vida durante las siguientes semanas, meses o años. Por lo pronto, al estar leyendo las palabras, solamente imagine que estos programas se están convirtiendo en parte de usted y de lo que hace, para todos sus futuros días en Amway.

DIÁLOGO INTERNO PARA PERMANECER MOTIVADO

¿Qué Diálogo Interno tendría el poder de ayudarle durante esos días en que nada parece salir bien? ¿O en aquellas ocasiones en que usted no parece “concretar”las cosas, cuando éstas no siempre salen bien o la gente una tras otra le va diciendo que no (o que lo van a pensar)? Sé que si yo estuviera en persona con usted cuando esto le sucede, comenzaría por tener una charla muy directa y cordial con usted, para enfatizar lo buenísimo que usted es en realidad; lo que usted puede hacer y lo exitoso que llegará a ser. Le convencería de la verdad acerca de usted. Pero si yo no puedo estar ahí en persona, este primer guión de diálogo Interno le será de ayuda. Se llama “Ser Motivado y Permanecer Motivado”y está escrito especialmente para usted, para esas ocasiones en que usted quiere tener el mundo a sus pies, pero se siente, por el contrario, como si el mundo le estuviera aplastando.

GUION #1 DE DIÁLOGO INTERNO ESPECIAL PARA EMPRESARIOS EN AMWAY “SER MOTIVADO Y PERMANECER MOTIVADO”

¡Yo estoy motivado! ¡Yo escojo estar EN MARCHA, ahora mismo!

Yo tengo metas. Yo poseo sueños. Yo cuento con planes. Yo tengo un trabajo por hacer. ¡Y nada me va a impedir a mí, alcanzar mi objetivo, vivir mi sueño, seguir mi plan y hacer mi trabajo!

Yo hago todo lo que debo hacer, cuando debo hacerlo. Yo llevo mi trabajo a su fin.

¡Especialmente el día de hoy!

Yo me siento formidable. Yo pienso con claridad y agudeza. Yo tengo la imagen precisa

de lo que yo tengo que hacer y estoy determinado a entrar en acción, hacer el trabajo y

disfrutar las recompensas que yo mismo hago realidad.

Yo me pongo en movimiento. Yo tengo entusiasmo. ¡Me siento estupendamente bien! Mi

actitud es de lo mejor. Mi coraje es contagioso. Todo mundo a mí alrededor sabe que “hoy es definitivamente mi día”.

Yo me motivo a mí, y motivo a los demás. Yo creo en mí y creo en la gente que integro a

mi equipo Amway.

¡Este es mi momento! Hoy es mi día. Yo emprendo la acción. ¡Yo llevo las cosas a su fin!

Yo disfruto realmente la emoción que evoca en mí el trabajo que estoy haciendo en

Amway. A mí me encanta en especial esa energía positiva que produce en mi vida.

Yo me mantengo motivado, motivando a otros. ¡Entre más energía yo les ayudo a

producir, más motivación encuentro para mí!

¡Una descripción atinada de mí tendría que hacerse en estos términos: Rebozante de energía, positivo, emocionado de vivir, lleno de entusiasmo, determinado a triunfa, feliz y sumamente motivado!

Mi actitud es formidable en verdad. Yo me siento bien acerca de mí mismo; me gusta

implementar el plan; realmente disfruto ser exitoso. ¡Mi motivación nunca ha sido mejor!

Yo comienzo cada día cerciorándome de que estoy motivado. Yo reviso mi lista. ¡Yo saco una fotografía nítida de mi sueño y me lanzo a perseguirlo!

¡Yo escojo sentirme de lo mejor, en la cima del mundo y siempre en plena lucha!

Ahora mismo, en este momento, yo escojo la opción de creer en mí mismo y disfrutar cada momento de la creación de mi éxito!

¡Yo estoy MOTIVADO! ¡Imagínese lo que sería si escucha este guión de Diálogo Interno al despertar cada mañana o incluso si lo leyera al iniciar su día! Cuando uno se siente orgulloso de lo que es y de lo que está haciendo, su entusiasmo se da a notar. Imagínese tener esa clase de fe en Amway la próxima vez que usted esté ante un nuevo cliente o la próxima vez que usted haga una presentación. Si quiere que otra gente crea, ¡tiene que estar animado por esa misma fe! Al integrar en forma permanente esta clase de Diálogo Interno a su vida, usted está prácticamente creando esa fe dentro de usted. Se dará cuenta que todo guión de diálogo Interno correctamente formulado siempre se manifiesta en tiempo presente. Es un diálogo Interno que le dice a su computadora interior:

“Así es como yo escojo ser

fotografía completa de cómo escoge ser en el futuro.

¡a trabajar!” De esta manera usted se proporciona una

ahora,

El Diálogo Interno, cuando uno lo emplea del modo correcto, es mucho más que meras palabras. Se convierte en parte de lo que uno es. Con este siguiente guión de Diálogo Interno Amway como ejemplo, usted puede proporcionarse los programas que mejoran su comportamiento al hacer sus presentaciones.

DIÁLOGO INTERNO PARA PRESENTAR EL PLAN

¿Titubea usted a veces? ¿Es siempre tan efectivo como le gustaría ser? ¿Se percibe su fe y su entusiasmo con la fuerza que debería? ¿Está deseando con apasionada anticipación toda oportunidad de presentar su plan? Empiece a incluir el siguiente guión de programas de Diálogo Interno en su propia programación interna y observe lo que comienza a sucederle con cada presentación que haga en lo sucesivo.

GUIÓN #2 DE DIÁLOGO INTERNO ESPECIAL PARA EMPRESARIOSES AMWAY:

“LA PRESENTACIÓN DEL PLAN”

A mí me gusta de verdad dar a conocer la oportunidad Amway cada vez que puedo

hacerlo. Yo creo en Amway y yo creo en este plan.

Yo estoy ayudando a la gente a cambiar su vida. Yo les estoy enseñando un camino mejor. Yo estoy abriendo las puertas de su ilimitado futuro.

Yo me preocupo del bienestar de las personas con quienes hablo, y esto se percibe.

A mí me gusta estar ante la gente. Yo me expreso bien. Y a la gente le gusta lo que yo

tengo para decirle.

Yo practico mi mejoramiento con cada presentación que doy. Cada vez que muestro el plan es una oportunidad para mejorarme.

Yo tengo confianza en mí mismo. Yo tengo fe en mis sueños. Yo creo en la oportunidad increíble que estoy compartiendo. Y mi fe se percibe en cada una de mis palabras.

Yo acometo toda presentación Amway que doy con el entusiasmo de mi fe, la apreciación de la oportunidad para compartir y la certeza de mi éxito.

A mí me gusta la gente. Yo veo a toda persona ante la que yo me presento como alguien

cuya vida será mejor porque yo estuve ahí.

Yo agradezco la oportunidad de ayudar a la gente de un modo bueno, auténtico y valioso. El plan que yo presento está lleno de verdaderas oportunidades para sus vidas.

Cada vez que presento el plan, estoy dando a la gente una forma de añadir aun más valor y significado para sus vidas.

Yo nunca pospongo la demostración del plan. Yo me fijo mi objetivo, sigo los pasos necesarios, programo la reunión y yo mismo produzco mi éxito.

Mostrar el plan y compartir el sueño son una forma de vida para mí.

Cada mañana cuando despierto, yo pienso en la gente cuyas vidas voy a ayudar durante el día. Por Amway y porque yo muestro el plan, yo tengo mucho de que estar agradecido.

¡Yo estoy apasionado con mi vida! Yo ansío volver a mostrar el plan. Yo presento el

plan

!y

yo tengo éxito!

Basta con hacer estos poderosos programas parte de su vida para que ellos marquen una verdadera diferencia en lo bien que usted presenta el plan---¡y en que tan a menudo lo haga! Si usted mismo sigue el plan. Usted va a triunfar. Y si pone a trabajar para usted los programas apropiados, tiene una excelente oportunidad de permanecer motivado, perseverar e implementar el plan. Cuando usted hace lo anterior, su motivación se eleva. Después de todo, el éxito es un excelente motivador.

DIÁLOGO INTERNO PARA ENTRAR EN ACCIÓN AHORA MISMO

Debe leer o escribir este próximo guión cada vez que quiera sentirse bien acerca de usted mismo y de las acciones que está emprendiendo para ir hacia delante en su vida. Ya desde que lo esté leyendo imagínese a su entrenador interior hablándole, estimulando su coraje, edificando su entusiasmo; empujándole, adelantándole, motivándole para que se ponga en movimiento. Estar “en movimiento”con el plan adecuado es de todo lo que se trata la motivación genuina. Toda vez que usted está trabajando con Amway, ya cuenta con el plan adecuado. Ahora veamos si podemos añadir algo más de esa fuerza increíble para marchar adelante---y observemos lo que sucede a dicho plan. Si usted practica el siguiente Diálogo Interno y trabaja activamente para afinar sus programas, su día---y sus resultados---están a punto de cambiar.

GUIÓN #3 DE DIALOGO INTERNO ESPECIAL PARA EMPRESARIOS AMWAY

“!YO EMPRENDO LA ACCIÓN, AHORA MISMO!”

¡Yo emprendo la acción AHORA!

Yo escojo ganar con Amway. Por eso yo fijo metas, yo administro mi tiempo y llevo las cosas a su término.

Yo tengo un claro retrato de lo que quiero alcanzar. Yo fijo prioridades, yo programo mi día y yo sigo mi plan.

Yo visualizo mi éxito todos los días. Ahora, en este momento, yo me veo haciendo aquellas cosas que mejoran mi negocio y determinan mi éxito.

Yo hago que las cosas se hagan a tiempo y del modo correcto.

Yo nunca permito que las actitudes negativas de ninguna clase se pongan en mi camino. Yo soy positivo y entusiasta, y yo implemento activamente el plan.

Yo veo los problemas ni más ni menos que como los escalones que conducen a mi éxito.

Cuando yo veo un problema, yo lo estudio, yo determino la solución, yo veo una imagen clara de mi meta ¡y me pongo en acción!

Sé que yo puedo llegar a cualquier meta que me proponga. Yo soy fuerte; yo estoy determinado, motivado y seguro de mi éxito.

Yo siempre consigo la ayuda que yo necesito para hacer correctamente el trabajo.

¡Yo asisto a todo evento y reunión Amway que estén a mi alcance! ¡Yo herramientas, las ideas y el soporte que se me ofrecen y yo aseguro mi éxito!

uso las

¡Yo me mejoro en algo todos los días de mi vida! ¡Yo leo, yo escucho, yo aprendo y yo gano!

Yo me asocio con otras personas que saben cómo lograr que las cosas se hagan. ¡Yo me paso el tiempo con gente exitosa, motivada y positiva----¡exactamente como yo!

Cada día, yo establezco el hábito triunfador de emprender la acción. Yo escojo ganar por ello me pongo en acción ¡AHORA!

y

Yo

funcionen!

sé que hacer y

sé cómo hacerlo.

¡Hoy

es

el

día en que

yo hago que las

cosas

Yo asumo la responsabilidad personal y positiva de toda acción que yo tome el día de hoy. ¡Yo decido hacer que el día de hoy cuente!

Yo soy triunfador con Amway. Yo decido hacer de este día un día AMWAY, Y YO EMPRENDO LA ACCIÓN ¡AHORA MISMO!

El sólo acto de leer las palabras anteriores comienza a crear verdaderos cambios químicos en el cerebro. Uno casi puede sentir cuando está sucediendo. Imagínese vivir esas palabras día tras día. ¡Hacer que uno de hecho se ponga de pie y se lance al triunfo! Ahora imagínese hacer permanentes estos nuevos programas. Tener de por vida los nuevos programas de Diálogo Interno es exactamente como aprender otro idioma. Pero en este caso, se trata de un idioma capaz de construir un negocio y cambiar su vida.

“Cualquier herramienta que trates de usar, siempre va a dejar de funcionar si es difícil en exceso. Lo que no es sencillo, No funciona”

Capítulo Nueve Prestar Oídos al diálogo Interno

La siguiente técnica es importante si usted está interesado en lograr un cambio a largo plazo; es decir, si usted ahora quiere algo que le ayude en el presente, pero que también le ayude a cambiar de manera permanente sus viejos programas. Esta técnica es además una de las mejores que hemos encontrado para mejorar significativamente tanto la motivación como las actitudes y acciones.

CAMBIANDO SUS PROGRAMAS

Como ya lo mencionamos, los investigadores en el campo de la medicina han descubierto que para cambiar los viejos programas o deshacerse de ellos---esas viejas rutas neuronales en el cerebro---, uno tiene que remplazarlos con algo más. Cuando usted sustituye las veces suficientes un viejo programa con el nuevo programa puede entrar a tomar las riendas. Sus programas añejos son como carreteras en el cerebro. Cuando usted deja de usar los viejos programas el tiempo suficiente, sucede lo mismo que con una autopista que no ha sido transitada durante mucho tiempo: se agrieta, se llena de hierbas y acaba deshaciéndose por no haber recibido mantenimiento. Así imagínese que usted se sale de esas viejas autopistas---los trillados conductos para los programas---en forma definitiva. Con el tiempo, los conductos neuronales comienzan a descomponerse. El secreto está en que usted tiene que crear nuevas autopistas, nuevos programas que tomen el lugar de los anteriores. Escuchar el Diálogo Interno hace exactamente eso. Su uso repetido crea en el cerebro rutas neuronales---autopistas para programas---flamantemente nuevas. Y esta vez, sus programas son los adecuados.

UNA SOLUCIÓN PRÁCTICA QUE PUEDE SER ÚTIL

La gente ha estado utilizando la técnica de escuchar cintas casete para aprender Diálogo Interno desde hace mucho tiempo. Después de más de una década de escuchar cintas de Diálogo Interno resulta difícil para algunos de nosotros recordar los tiempos en que no existía esta herramienta. Esta técnica de Diálogo Interno comenzó casi por accidente, pero ha jugado un papel significativo en mi vida desde hace más de quince años. Aunque en estos días las cintas de Diálogo Interno se emplean en todas las áreas concebibles de autoayuda, yo primero comencé a usar esta técnica para perder peso, porque había vivido muchos años con un difícil problema de peso. Yo bajaba de peso, pero luego volvía a subir. Intenté todo lo habido y por haber y nada me funcionó.

En aquel tiempo, el diálogo Interno estaba apenas en su infancia. Yo me dedicaba a los trabajos iniciales, que fueron pioneros en este campo, algunos años antes de escribir mi primer libro sobre el tema, y ya desde entonces estaba impresionado con lo que estaba descubriendo. En aquellos días, el Diálogo Interno sólo era utilizado por tres grupos: atletas olímpicos, pilotos de aerolíneas comerciales y astronautas de la NASA. Decidí probar el Diálogo Interno para bajar de peso. Pensé que si el Diálogo Interno funcionaba para ayudar a la gente a perder peso, también era lo suficientemente fuerte para ayudarles a hacer cualquier otra cosa. Nadie entonces había siquiera sugerido que un día la gente iba a usar el Diálogo Interno para mejorar sus matrimonios, ganar mayores ingresos, forjar autoestima, o en alguno de los numerosos campos en los que el Diálogo Interno se está usando en la actualidad. En aquel tiempo no sabíamos que algún día, miles de Empresarios Amway en todos los rincones del mundo iban a estar usando cintas de Diálogo Interno para ayudarse a cambiar sus programas mentales y mejorar en todos aspectos su negocio y su vida personal. Pero al ir profundizando cada vez más mis estudios de la temática del diálogo Interno y el campo creciente de la sicología motivacional, fui comprendiendo con mayor claridad que el Diálogo Interno estaba destinado a hacer mucho más que ayudarnos a enviar astronautas a la luna

o ganar medallas de oro en las Olimpiadas. “Bueno, ¿y el resto de nosotros?”----pensé---“Si nos tomáramos el tiempo para aprender a usarlo debidamente, ¿qué cosas podría hacer pro nosotros?” Ya había dedicado algunos años al estudio del proceso de programación natural del diálogo Interno, investigando particularmente las palabras con que debían integrarse sus “libretos” especiales. Yo sabía que si los nuevos programas eran lo bastante claros y fuertes, si se ligaban a un objetivo y se repetían las veces necesarias sin dejar de practicarse durante un tiempo suficientemente largo, ellos se harán permanentes: el Diálogo Interno quedaría programado en definitiva. Sabía además que si un nuevo programa se introducía como Diálogo Interno en términos equivocados o sin poner cuidado en las palabras, este nuevo programa “incorrecto” también quedaría grabado.

PONER EN PRACTICA EL DIÁLOGO INTERNO

Así que se me ocurrió una idea. Aunque con el tiempo resultó ser equivocada, en aquel entonces me pareció bastante brillante. Decidí escribir programas de Diálogo Interno correctos y adecuados en infinidad de tarjetas de 3

x 5 pulgadas, con el fin de pegarlas en hileras uniformes en todo el rededor del espacio frente al cual me rasuraba todas las mañanas, dejando un espacio muy reducido, apenas suficiente para poder rasurarme. Mi espejo del vestidor era de los grandes y tenía dos lavabos. Lo tapicé todo con cientos de tarjetas de Diálogo Interno. Después de años de estudio, yo sabía cómo escribir las nuevas frases de Diálogo Interno exactamente bien y sabía que todas las mañanas iba tener frente a mí en el espejo precisamente los programas que necesitaba para lograr mi objetivo. En la mañana del primer día, salí de la cama, me paré ante el espejo y, al tiempo que rasuraba, comencé mi lectura en voz alta de los famosos nuevos programas de diálogo Interno, declarando

y repitiendo cada una de aquellas frases---tan meticulosamente compuesta---exactamente de la

manera en que debía hacerlo. Visualicé cada pensamiento en mi mente mientras fui pronunciando

las palabras. Yo proyectaba las frases con énfasis poético y saturaba cada pensamiento con determinación y sentimiento.

Y ciertamente algo sucedió: llegué tarde a mi trabajo. Pero yo me había propuesto una meta, así que a la mañana siguiente me levanté y volví a intentarlo. Seguí mi plan, recorrí con cierto ritmo cada una de las frases especialmente escritas del diálogo Interno. Las repetí correctamente una y otra vez, y otra vez ¡llegué tarde al trabajo!

SI ES DEMASIADO DIFÍCIL, NO VA A FUNCIONAR

Yo traté de continuar con aquella mi primera meta de diálogo Interno: sin embargo, como usted podrá adivinar, mis viejos programas pusieron el alto. Lo que yo hacía era demasiado difícil, demasiado tardado y bastante fuera de lo común como para durar funcionando. Cualquier cosa que sea demasiado difícil de hacer, sencillamente da la oportunidad a nuestros programas para que regresen a detenernos. Esta es una de las razones por las cuales lo que hagamos para cambiar perdurablemente nuestros programas tiene que ser lo suficientemente fácil, de tal suerte que los programas anteriores no nos paren en seco aun antes de comenzar. Toda herramienta que usted trate de utilizar para cambiar programas dejará sin falta de funcionar si es demasiado difícil. Si no es sencilla, no va a funcionar. Por eso no funcionó mi “brillante idea”. Yo me desilusioné, por supuesto, pero estaba determinado a no rendirme. Yo estaba convencido de que tenía que haber una manera de programar mi Diálogo Interno sin tener que sujetarme a un duro régimen matutino que fuera imposible de seguir. Consideré la posibilidad de que otra persona me leyera el Diálogo Interno, a manera de entrenador particular que ayudara a motivarme todas las mañanas. Pero mi esposa estaba igual de ocupada que yo y no tenía el tiempo para ponerse a leer en voz alta el Diálogo Interno para mí, durante diez o quince minutos cada mañana. Después intenté memorizar el diálogo Interno, pensando que, una vez que tuviera bien memorizadas las frases y las palabras, iba a poder expresar un soliloquio matutino de Diálogo Interno que de seguro penetraría hasta mi mente subconsciente y me liberaría para siempre de mis tribulaciones. Pero esto no resultó mejor que el ritual de lectura, porque tratar de memorizar el diálogo Interno era todavía más difícil.

TENIA QUE HABER UNA MANERA MÁS FÁCIL

A causa de todas las dificultades que tuve, finalmente decidí que tenía que haber un camino más fácil. Si no lo había---pensé---tal vez nunca iba a encontrar la solución que yo andaba buscando. Y fue al buscar un camino más fácil cuando al fin se me ocurrió la idea de grabar en una cinta el Diálogo Interno. “Ya he intentado todas las maneras difíciles de alcanzar mi objetivo y ninguna de ellas funcionó”, pensé. “Quizá lo que necesito---lo que necesitamos todos---es una salida fácil”. Mis razonamientos acerca de las cintas fueron muy directos y al grano: ya sabíamos que el Diálogo Interno funcionaba. Tenía que funcionar porque trabajaba del mismo modo en que el cerebro fue diseñado para ser programado desde el principio: escuchando la repetición de programas una y otra vez. Pero el proceso tendría que ser tan sencillo que prácticamente cualquiera pudiera hacerlo. Seguí razonando en el sentido de que el nuevo Diálogo Interno tendría que aprenderse de manera natural, sin requerir tanto trabajo; tal y como habíamos recibido nuestros primeros programas.

Aunque esto sucedió hace años cuando no había nadie que usara los casetes para algo como el Diálogo Interno, comprendí claramente que grabar en cinta el Diálogo Interno adecuado sería una solución perfecta para el problema. Y resultó que estaba en lo cierto. Primero traté de grabar yo mismo el Diálogo Interno con mi propia voz, pero llegó el momento en que llevé todo el material de Diálogo Interno a un estudio de grabación profesional, para hacerlo grabar con una voz profesional y no con mi voz. Ya entonces sospechaba lo que después supe que era verdad. Antes de saberlo a ciencia cierta había tratado de enseñar a los demás a grabar ellos mismos el Diálogo Interno y hasta había escrito directrices sobre cómo hacerlo. Con el tiempo nos dimos cuenta que ese proceso rara vez producía resultados. De hecho, durante los años siguientes, mientras yo seguía trabajando con el Diálogo Interno y lo enseñaba a los demás, aprendimos una nueva regla importante:

Nunca jamás, escuches el Diálogo Interno---en cinta---con su propia voz.

Existen dos razones importantes para esto:

La primera es que todos crecemos oyendo voces de autoridad---junto con opiniones ajenas---que nos llegan del exterior antes de tener las nuestras.

La segunda razón es todavía más importante. Cada vez que usted escucha en cinta el Diálogo Interno con su voz, usted está abriendo literalmente los mismos archivos de programas viejos ¡que está tratando de clausurar y eliminar para siempre!

Cuando usted escucha su propia voz en una cinta, automáticamente se inclina a criticar la manera como se escucha. (¿Qué le indica esto acerca de sus viejos programas?) En cinta no escuchamos nuestra voz como creemos que debería escucharse. En lugar de poner atención a los nuevos mensajes de diálogo Interno correctos, usted comienza a enfocar las imperfecciones de sus palabras grabadas. Y oírse a usted mismo cuando está hablando es distinto a oír su voz grabada. Por lo general lo que decimos es: “!Esa no se parece a mi voz!”. Y es precisamente ese sonido mecánico, “exterior”, de su propia voz grabada en cinta, lo que funciona en su contra.

FIJARSE UNA NUEVA CLASE DE META

En mi caso, conseguí finalmente las cintas profesionales grabadas y señalé un día para comenzar. Esta vez fijé una nueva meta. Simplemente convine conmigo mismo en tocar todos los días la cinta y escucharlas. Todo lo demás quedaría a cargo de las cintas mismas. Así que de nuevo me levanté la primera mañana con la meta de iniciar el día con el Diálogo Interno. Pero esta ves en lugar de tratar de seguir un régimen difícil, introduje la primera cinta en un pequeño tocacintas, coloqué éste sobre el estante de mi baño y oprimí el botón. No llegué tarde a mi trabajo esa mañana o ninguna de las siguientes. Me rasuraba, me alistaba y me dirigía a mis labores diarias. No gastaba más tiempo ni convertía el acto de escuchar en un trance difícil. Lo único que hacía era escuchar. Ponía las nuevas cintas de Diálogo Interno todas las mañanas. Las escuchaba por la noche, antes de ir a dormir, y siempre que podía durante el día. Dejaba tocando las cintas casi siempre en el trasfondo y después de un tiempo incluso llegué a olvidarme de ponerles atención hasta dejé de reparar en su presencia. Solamente estaban ahí, hablando tranquilamente, en tanto que yo me preparaba para el día o me ocupaba de los quehaceres de mi vida. Mientras todo eso sucedía, el Diálogo Interno que contenían las cintas comenzó a integrarse a mi vida. Al principio se hizo una parte de mi pensamiento; luego de las cosas que yo decía;

después, casi sin que yo notara, el nuevo Diálogo Interno se convirtió en una parte de mis acciones. Me di cuenta que lo que sucedía era exactamente lo que sucede durante nuestros primeros años, cuando por primera vez estamos aprendiendo a hablar. Aprendimos nuestro idioma escuchándolo primero, sin pensarlo siquiera; hablándolo después, hasta que con el tiempo y sin tratar de aprender las palabras que escuchamos éstas se hicieron una parte permanente de nuestra vida. Con mi nuevo Diálogo Interno obtuve los resultados que buscaba, y ¡en qué forma! En un término de diez semanas y media baje cincuenta y ocho libras de peso, ¡rasurándome y escuchando el diálogo Interno en las cintas! Todo un mundo nuevo se abrió ante mí con escuchar el diálogo Interno. Al fin había cambiado mis programas. ¡Me dio resultado! Obviamente, quedé sumamente impresionado. Pero lo que más provoco mi admiración fue que durante esas diez semanas y media en que yo escuchaba las cintas, mi esposa se había estado maquillando a mi lado todas las mañanas, frente al mismo espejo, y durante ese mismo lapso ella bajó veinticinco libras de peso escuchando sin querer mis casetes. ¡Sus viejos programas “perdieron todo su peso”a la par que los míos! Por experiencia propia, descubrí que usando el Diálogo Interno adecuado y de la manera correcta había logrado efectivamente cambiar mis programas---para siempre. Eso fue hace quince años. Hoy peso menos de lo que pesaba en aquel tiempo. Y nunca he vuelto a estar a dieta desde entonces. Todo comenzó con mi objetivo de cambiar mis programas en cuanto a mi peso. ¡Y hoy, en todas partes la gente está obteniendo los mismos resultados positivos en los demás aspectos de su vida!

ESCUCHAR EL DIÁLOGO INTERNO ES ALGO QUE DEBE INTERNTAR POR USTED MISMO

No todos van a escoger escuchar el diálogo Interno en cintas. Esto es algo para lo cual algunas gentes nunca se toman el tiempo. A otros les parece difícil creer que exista algo que pueda vencer los viejos programas. Lo comprendo. Yo mismo he sido un escéptico y también fui cauteloso hasta no ver los resultados en mi propia vida. También sabemos que durante los años recientes el concepto mismo de escuchar cintas de mejoramiento personal se ha convertido en un pasatiempo popular. Y se nos han hecho demasiadas promesas al respecto. Además, tantas cintas son tan similares unas a otras que hasta nos parece que con escuchar una de ellas, ya las escuchamos todas. ¿En qué puede ser diferente entonces el Diálogo Interno grabado en una cinta? Pero sí es diferente. Lo que usted oye en una cinta de Diálogo Interno no es nada parecido a lo que estamos acostumbrados a oír en los típicos programas grabados de motivación. Por el contrario, las cintas de diálogo Interno son frases de un idioma nuevo palabra por palabra, excepto que este “nuevo”idioma consiste en realidad de los nuevos programas de Diálogo Interno. De tal manera que lo que usted escucha son la clase precisa de programas que usted debió haber estado recibiendo desde un principio. Es como comenzar de nuevo, pero haciéndolo esta vez del modo correcto. Si hoy mismo usted pudiera imprimir programas completamente nuevos en su subconsciente, pero creando esta vez aquello programas que erijan su autoestima y le pongan a usted firmemente en control, estos nuevos programas serían exactamente iguales al Diálogo Interno grabado en cinta. Esta vez, ¡a usted le toca escoger el guión que se escriba!

De hecho, no sólo es una buena idea aprender el nuevo diálogo Interno nada más con escucharlo, sino que es la mejor de las herramientas que hemos encontrado, para poner en práctica el Diálogo Interno de manera fácil y rápida. Y en esto radica también el problema.

YO QUERIA QUE EL DIÁLOGO INTERNO ESTUVIERA AL ALCANCE DE TODOS

Durante mucho tiempo, no me parecía justo que la única solución que descubrimos era la mejor, fuera escuchar cintas de Diálogo Interno. En ese tiempo, escuchar audio cintas era algo que no estaba al alcance de cualquiera. Así pues, esta técnica tan efectiva para cambiar nuestros programas escuchando el Diálogo Interno, a la vez que tenía un gran sentido, me mantuvo en un predicamento durante algún tiempo. Yo sabía que había encontrado la respuesta que había andado buscando, pero ¿cómo podía ponerla en manos de otros como yo, que más la necesitaran? Quería que la solución fuese algo que estuviera al alcance de todos. Y no quería que recomendar técnicas de Diálogo Interno por las que se hubiera que pagar un precio---aun si fuera una módica cantidad---, porque sabía que eso sería una excusa para que algunas personas se quedaran sin obtener provecho de la idea, independientemente de lo estupenda que ésta era. Y sentí una gran preocupación de que la gente fuera a considerar el Diálogo Interno sólo como una idea comercial. Ya existían demasiadas ideas en el ambiente que parecían estar más ocupadas en su llamativo comercial que en sus resultados. No estaba en contra de la prosperidad. Por el contrario, tenía fe en ella. Pero yo siempre había sentido que el Diálogo Interno de alguna manera estaba por encima de todo eso. Según mi modo de pensar, el diálogo Interno poseía el potencial de ayudar a una enorme cantidad de gente---si tan sólo yo pudiera presentárselo.

LLEVAR EL DIÁLOGO INTERNO A LA GENTE QUE QUIERE UTILIZARLO

Finalmente llegué a la conclusión de que simplemente presentaría a un editor de audio casetes las soluciones que había encontrado. De esta manera, la gente que quisiera escuchar cintas de Diálogo Interno, podría hacerlo. Si el editor aceptaba publicar las cintas, éstas por lo menos estarían al alcance de quienes las necesitaran. El editor dijo que sí y los primeros casetes profesionales grabados de Diálogo Interno---por fin---salieron al público. Ahora, años después y ya con cerca de un millón de oyentes de cintas de Diálogo Interno, yo sigo escuchando todavía el Diálogo Interno en cintas. Ya no tengo que escucharlo para bajar de peso, por supuesto. Mi problema de peso desapareció hace mucho tiempo. Ahora lo escucho para alcanzar otras metas, como disponer de más tiempo durante el día y escribir mis libros a tiempo.

ALGUNOS CONSEJOS IMPORTANTES

1.

Sus programas van a ser muy importantes para su éxito. Cerciórese de que estén bien.

Si usted decide escuchar el Diálogo Interno en cinta, evite el esfuerzo de intentar grabarlo usted mismo y no cometa el error de pedir que un amigo se lo grabe para oírlo con otra voz. Escuchar el Diálogo Interno es fácil, pero integrar los nuevos programas de la manera exactamente correcta es cosa seria. Las variaciones caseras con frecuencia funcionan en su contra y no en su beneficio.

Casi nadie cuenta con la experiencia necesaria para programas el diálogo Interno correcto. Sería como tratar de grabar sus propias cintas para el aprendizaje de la lengua inglesa, sin saber hablarla todavía. Si va a escuchar, escuche casetes profesionales grabados. Cualquier cosa menos que eso sería como negarse los resultados que usted merece. Las cintas profesionales grabadas son fáciles de obtener en la actualidad. Su costo es mínimo en comparación con el beneficio que se obtiene de ellas. Si efectivamente decide usar cintas, tengo para usted algunos consejos que le ayudará de inmediato. Hemos aprendido mucho acerca del uso de casetes durante los últimos diez años, con tantísimos oyentes de cintas de Diálogo Interno como hay en la actualidad. Aunque el editor de casetes proporciona adjunta una guía de escucha muy conocida, las siguientes instrucciones le ayudarán a iniciarse:

2. Disponga siempre que las cintas estén tocando en el trasfondo, apaciblemente, mientras usted se dedica a hacer otra cosa.

El Diálogo Interno no es como los mensajes subliminales, que en realidad no pueden ser escuchados o captados por el cerebro. (El diálogo Interno tampoco es nada que se parezca a la hipnosis o el “New Age”---de hecho es lo opuesto) Las palabras que usted escucha en una cinta de Diálogo Interno se basan en sólidas investigaciones médicas y neurológicas y usted escucha cada palabra en voz alta, de tal forma que siempre sabe exactamente lo que está escribiendo en su computadora mental. No enfoque las cintas ni se concentre en ellas. El Diálogo Interno debe tocarse apenas con el volumen necesario para escucharse, sino apaciblemente mientras usted se dedica a sus actividades normales. Escuchar las cintas de Diálogo Interno nunca debe quitar un solo minuto a su día; De hecho, la mayoría de la gente descubre que les da más tiempo, ya que aumenta su motivación y su efectividad. Recuerde: entre más fácil lo haga, mejor funciona.

3. Existen tres “grupos” especiales de cintas de diálogo Interno: cintas “Matutinas”y “Nocturnas”.

Escuche las cintas matutinas al despertar, tan pronto como le sea posible. Son capaces de transformar literalmente su día, cada día. Le ayudan a crear nuevos programas, pero también afectan diariamente su “química” mental. Escuche las cintas nocturnas justo antes de disponerse a dormir e incluso al estar a punto de quedarse dormido. Muchas personas duermen mejor y se despiertan más relajadas. Ese no es el propósito primordial del Diálogo Interno. Pero es un beneficio colateral agradable. Las cintas diurnas se pueden escuchar a cualquier hora del día, pero mucha gente ha descubierto que una ocasión especialmente buena para escucharlas es mientras conducen su automóvil.

4. No deje de escuchar sus cintas Amway sólo porque ha comenzado a utilizar el Diálogo Interno.

El Diálogo Interno que usted recibe de las cintas debe encajar, no competir con lo que le dicen sus cintas Amway. Solamente continúe escuchando las cintas que le proporciona su organización y añada el Diálogo Interno. Descubrirá que las otras cintas van a empezar a

funcionar para usted aún mejor, al tiempo que sus viejos programas negativos se comiencen a desvanecer.

5. El propósito de escuchar el Diálogo Interno en cinta es cambiar sus programas.

Tal vez usted decida escuchar cintas de Diálogo Interno únicamente porque le motivan y le hacen sentir mejor consigo mismo, aunque no esté interesado en cambiar sus viejos programas. Recuerde, sin embargo, que el objetivo es crear un cambio permanente. Le recomiendo que, si decide escuchar, se sujete a un plan bastante sencillo pero consistente, pues es la repetición de sus nuevos programas lo que con el tiempo va a permitir que éstos obtengan más votos que sus viejos programas negativos y le pongan a usted nuevamente en el mando. Y cuanto más escuche, tanto mejor funciona. Cuando usted esté trabajando para cambiar sus viejos programas, los guiones especiales de Diálogo Interno que le he proporcionado aquí en este libro ayudarán tremendamente, sea que decida leerlos o escucharlos en cintas diariamente. (Si usted desea obtener grabaciones profesionales en casetes de los seis guiones Amway que leyó en este libro, en la parte final del mismo he incluido para su conveniencia el nombre y dirección de la casa editorial de casetes.) Así pues, si de hecho decide escuchar, asegúrese de seguir las guías que he delineado para usted en este capítulo, para que obtenga el máximo beneficio de sus cintas y de la programación que contienen. Las cintas de Diálogo Interno no son mágicas ni están diseñadas para producir milagros de la noche a la mañana. Nada que sea “real”y perdurable lo es. Pero si usted usa las cintas acatando las instrucciones que se le han dado, ellas pueden ayudarle a concretar cambios muy importantes en su éxito con Amway y en los demás aspectos de su vida. Si usted desea tomar el control permanente de sus propios programas, la manera más fácil y eficaz de practicar su nuevo Diálogo Interno es escuchándolo.

Tercera Parte En Pos Del Éxito

“Sí en estos momentos viajaras al Futuro y

te sentaras a

ver tu álbum de

fotografías ¿Cuáles serían las fotos de tus futuros mañanas que en él verías?

Capitulo Diez 10 Fotos Instantáneas De Mercadotecnista En Red

Nuestro principal objetivo es dar con los programas que funcionan contra la corriente en usted y cambiarlos. O bien, identificar los programas que trabajan para usted y crear más de ellos para que usted pueda llegar al nivel de éxito que desea alcanzar en Amway.

Para conseguir lo anterior usted necesita hacerse un retrato más claro del lugar donde se encuentra ahora. ¿Adónde lo han llevado sus viejos programas hasta este momento? Si usted sabe eso, tiene una idea mucho mejor del próximo paso que debe dar. La persona que pospone las cosas puede empezar a cambiar los programas que le llevaron a posponerlas. La persona que trabaja duro, pero anda siempre corriendo en todas direcciones, puede lograr un enfoque mucho más claro de una sola dirección a seguir. La persona que alberga dudas sobre su futuro con Amway en vez de tener fe, puede ahora cambiar los programas que ocasionaron las dudas.

UN RETRATO DE SU FUTURO

Si ahora mismo usted viajara en el tiempo hacia el futuro y allá en algún lugar del futuro se pudiera sentar a recorrer las páginas de su álbum de fotografías, ¿qué clase de fotografías vería entonces de lo que hoy son para usted sus futuros mañanas?

¿Estaría pasándose el tiempo del modo que gustaría pasar su tiempo en el futuro?

¿ Estaría ayudando a otros y viéndoles llegar a sus metas, mientras usted está arribando a las propias?

¿Estaría controlando su propio destino, trabajando para usted mismo y decidiendo qué hacer y cuándo hacerlo?

¿Tendría más dinero en el banco del que alguna vez fuera a necesitar? ¿Vivirían con bienestar y seguridad económica sus seres queridos?

¿Se vería a usted mismo despertando y saludando cada nuevo día como el más importante de su vida, rodeado de la gente que usted ama?

¿Se vería a sí mismo con la facultad de aumentar su tiempo libre, para dedicarlo a ese proyecto especial para el que siempre ha querido disponer de tiempo?

¿Podría dedicarse a conocer a sus hijos, mientras ellos todavía puedan reconocerle como uno de sus progenitores?

¿Se vería a usted mismo de viaje, conociendo nuevos lugares y enriqueciendo su vida con nuevos conocimientos y experiencias?

¿Estaría usted viviendo la vida que realmente quisiera vivir?

Si usted pudiera verse ahora mismo en el futuro, ¿qué escogería ver?

10 FOTOS INSTANTÁNEAS DE MERCADOTECNISTA EN RED

Para sacar una fotografía del lugar en que usted se encuentra hoy, veamos unas instantáneas--- fotos precisas de la gente que le rodea y que actualmente está dedicada al empresariado de las redes de comercialización. Es probable que usted reconozca a casi toda la gente que pondremos bajo los reflectores. Algunos de sus conocidos encajan en más de una categoría. Y en dos o tres lugares de esta lista usted va a encontrar algunos retratos de usted. Veamos solamente diez fotos rápidas sencillas, diez retratos de gente que está dentro de las redes de mercadotecnia, y ponderemos sus posibilidades de éxito, sus programas y lo que esta gente puede hacer para llegar a donde quiere ir.

FOTOIMAGEN #1:

“EL EMPRESARIO SUBREPTICIO”

Estilo operativo básico: Invisible

Si usted conociera a un Empresario Subrepticio, probablemente usted no se daría por enterado. Estas gentes son los empresarios de redes de comercio que se pueden caracterizar de esta manera:

“Soy miembro, pero realmente no lo voy a reconocer”. No es raro que alguien empiece desde este nivel. El problema está en que uno se quede ahí. Me encontraba recientemente como invitado en unos programas de radio, de esos que reciben llamadas de auditorio, cuando llamó un hombre que por su voz me pareció ser una persona muy “motivada”. Durante la conversación, le pregunté mientras estábamos al aire si él estaba en

mercadotecnia reticular. Su respuesta fue: “Bueno, más o menos

nombre y dijo que prefería no darlo al aire. ¡Qué oportunidad tan increíble se perdió este hombre! Había más de veinticinco mil gentes escuchado esa transmisión, todos ellos viviendo en la misma ciudad que él. Yo hubiera dado el número telefónico al aire y todos esos radio escuchas se hubieran enterado de su existencia como recurso de mercadotecnia en red para esa región, si tan sólo él me hubiera seguido la corriente. Si él no hubiera pertenecido a ese clan silencioso de Empresarios Subrepticios, él hubiera podido dar un impulso considerable a su negocio, ¡sólo mediante una llamada al programa de radio! Los Empresarios Subrepticios viven en las sombras de sus sueños, nunca dispuestos del todo a asumir realmente el compromiso, nunca dispuestos a dar la última batalla a favor de su futuro personal. Hay un tiempo para hablar con orgullo de su asociación con Amway. Y hay tiempo para guardar silencio y esperar la ocasión apropiada para buscar prospectos o presentar el plan. Pero muchas personas todo el tiempo se quedan calladas, esperando cortésmente una mejor oportunidad que nunca llega.

Le pregunté después su

Posibilidades de éxito:

Si la timidez o la incertidumbre ocasionan que usted se mantenga reservado, esa incertidumbre o timidez no le va a permitir alcanzar en el futuro las metas exactas que usted tan ansiosamente quiere alcanzar.

No existe ninguna persona que sea Rubí, Esmeralda o Diamante el día de hoy y que permita que le detengan sus viejos programas de silencio autoinducido. Si usted tiene miedo de ponerse de pie y sentirse orgulloso de sus creencias, no puede triunfar.

Recomendaciones:

Empiece a deshacerse de todo viejo programa que tenga, que cuestione su éxito. Comience a practicar los nuevos programas ahora, cada vez que llegue una oportunidad. Y juéguesela. Es un riesgo seguro. Siga el plan al pie de la letra. Hable con la gente y aprenda a compartir el sueño. Siga todos los pasos. Tenga confianza y hágalo. Usted no tiene que ser vendedor de muchas palabras, un presentador experimentado o una estrella de cine. Muy por el contrario. Usted sólo tiene que seguir el plan. Y en cada oportunidad que se le presente, con su nuevo Diálogo Interno, comience a crear programas internos nuevos dentro de usted, que edifiquen su fe en sí mismo. El plan no le va a decepcionar. Con más programas de los adecuados, usted tampoco se decepcionará a sí mismo.

FOTOIMAGEN #2:

“EL INCRÉDULO COMO SANTO TOMÁS”

Estilo operativo básico: Yo quisiera creer esto, pero

La palabra “duda”no significa otra cosa que una mezcolanza de incertidumbre y temor. Si usted es un Empresarios Amway, solamente hay dos clases de duda que puede estarle deteniendo. La primera duda nos dice: “¿Puede funcionar?” La respuesta para ésta es clara: “Si, sí puede”. Está funcionando todos los días. Y está funcionando para mucha gente que está mucho menos equipada que usted. La segunda duda nos pregunta: “¿Podré hacerlo?” La respuesta a esta pregunta depende de sus viejos programas y de que usted decida hacer hoy. La respuesta verdadera es: “Sí, sin la menor duda" ¡usted puede hacerlo!” Los Incrédulos Como Santo Tomás son la gente que quiere hacerlo funcionar, pero dejan que sus inseguridades se atraviesen en el camino. Es la gente que quisiera llegar al otro lado del barranco, pero que teme tener que ir saltando más de la mitad del camino para cruzarlo.

Posibilidades de éxito:

No he conocido un solo Diamante que sea un Incrédulo Como Santo Tomás. Ni he conocido un solo Rubí o un Esmeralda que permita que la duda intervenga en su éxito. Una regla sencilla a seguir es: Las Diamantes no dudan.

Recomendaciones:

Escoja la opción de tener fe. Si duda del programa, escuche a su patrocinador y a toda persona que esté por encima o alrededor de usted. La verdad es que entre más conozca de Amway y entre más practique el plan, más fe va a tener. Si duda de usted mismo, dedíquese a transformar los programas que tiene que son los que para empezar están ocasionando sus dudas. Si yo pudiera cambiar sus programas, yo le quitaría todas

aquellas dudas que le han frenado desde siempre, dándole a enfocar el nuevo Diálogo Interno correcto. Usted lo puede hacer.

FOTOIMAGEN #3: “EL MOROSO”

Estilo operativo básico: Me pondré en acción más tarde.

Todos nosotros les hemos conocido. A todos nos ha pasado. Como dijo hace poco un mercadotecnista reticular, “Realmente quiero hacer esto. Luego voy a comenzar”. ¿Alguna vez ha pensado en cuántas cosas se había propuesto hacer este año---o los últimos cinco años---y no hizo? Cada vez que conozco a un mercadotecnista en red ---y me toca conocer a muchos de ellos---, le pregunto: “¿Lo estás logrando?” Todavía me sorprende el vasto número de esas gentes cuya

respuesta es casi la misma: “Todavía no he comenzado realmente pronto”.

pero lo voy a hacer

le gusta la idea de ser exitoso, pero tiene un problema para

serlo. Se debe, por lo general, a que en su interior no tiene la fe suficiente para ponerse en marcha. Más allá de esto, casi siempre no es otra cosa que sus viejos programas de incredulidad o indiferencia que lo arrastran hacia abajo, de tal manera que no da los pasos cotidianos propios del negocio que lo lleven al triunfo.

La morosidad siempre es una de las señales más claras de la programación negativa. Esos son programas que conducen a alguna forma de desistimiento, de rendición. Si usted está posponiendo las cosas, si no está haciendo lo que sabe que puede hacer, ¿cuáles son los programas que tiene, ahora mismo, que le están deteniendo?

El moroso es el que “Va a

”.

Posibilidades de éxito:

El moroso

jamás

puede triunfar.

posponiendo para entonces su éxito.

Recomendaciones:

Si

usted

deja las cosas

para

después, también está

Identifique los programas que lo hacen posponer las cosas y cámbielos. Las causas de la morosidad son comúnmente el temor, la duda o la falta de fe en sí mismo. No se aflija por la morosidad. Trabaje en los programas. Ponga atención especialmente al guión de Diálogo Interno en el capitulo ocho, titulado “!Yo Emprendo La Acción Ahora Mismo!” Y Hágalo.

FOTOIMAGEN #4: “EL DINAMO SIN RUMBO”

Estilo operativo básico: Mucha ambición, poco enfoque.

Estos empresarios no necesariamente van raudos como cohetes espaciales hacia su éxito.

Bueno

ahora sí van. Pero mañana ya no. Y al día siguiente

!otra vez sí!

Este es el retrato de los empresarios de la red que no están muy seguros a dónde van. Un día

están dentro. Al día siguiente no lo están. Y mañana o la próxima semana

pues ¡quién sabe!

Tienen un gran potencial, pero no están del todo seguros hacia dónde se dirigen. Sus intenciones son muy buenas. Pero sus programas están funcionando contra ellos. Son los empresarios que siempre parecen tener muchas energías y entusiasmo, pero con frecuencia realmente no llegan a ningún lado. La mayoría de ellos con el tiempo se queda en el camino, aunque no por falta de coraje; nunca aprendieron a fijar el curso que les lleve a conseguir una meta grandiosa. No tienen el enfoque suficiente para poner en la mira una de las estrellas de su firmamento. Las quieren todas y terminan sin alcanzar ninguna. Si usted conoce a gente como esa, no sea demasiado duro con ella. Ninguno de nosotros es inseguro o carente de enfoque porque trate de serlo. Se trata solamente de nuestros programas viejos que nos predisponen y nos lanzan y nos apuntan en todas direcciones, de una meta a otra. Los Dinamos Sin Rumbo no son gente carente de poder personal a la que le falta el valor necesario para sustentar sus convicciones. Poseen toda la fuerza personal que necesitan, pero no están seguros de cuáles son sus convicciones. Sus vidas tienen toda la promesa de un amanecer deslumbrante, pero sin sol. De momento, sienten entusiasmo con Amway, pero se ven igualmente compelidos a seguir la siguiente nueva idea que les viene. Primero van en un sentido y luego en otro, porque les falta auto dirección que necesitan para dar una definición nítida a sus vidas. Son mísiles busca objetivos, inteligentes. Potencialmente son poderosos y eficaces. Pero apuntan indiscriminadamente sus vidas al futuro, hacia un mapa invisible de objetivos desconocidos y se preguntan por qué están errando el blanco.

Posibilidades de éxito:

Si usted no encuentra su enfoque, usted pierde. Sin embargo, usted posee toda la energía necesaria para triunfar. Si encuentra el enfoque preciso, usted gana.

Recomendaciones:

Enfoque. Utilice el Diálogo Interno---en cantidades---para enfocar y reenfocar diariamente. Apéguese al plan. Obtenga una fotografía del sueño. Después vuelva a enfocar. Hable de esto con su patrocinador y no se contenga. Escriba en un papel sus metas y manténgalas sencillas, alcanzables y directas. Y luego enfoque de nuevo. Las Fuerzas Armadas y la marina hacen esto. Los buenos colegios y universidades hacen eso. Las compañías que llegan a figurar en Fortune 500 lo hacen. Las iglesias lo hacen también. Los Diamantes lo hacen. Toda la gente verdaderamente exitosa lo hace. En Amway no hay éxitos accidentales. Si usted quiere arribar, tiene que tener enfoque

FOTOIMAGEN #5:

“EL ÉXITO DE LA NOCHE A LA MAÑANA”

Estilo operativo básico: yo no necesito seguir el plan.

Tenemos Diamantes en Amway que llegaron rápidamente a la cima. Pero ninguno de ellos lo hizo de un día para otro. Cuando uno se dedica a algo tan importante como esto y sigue las reglas, se requiere para hacerlo tiempo para hacerlo correctamente. Por eso perdura.

Quizá usted de vez en cuando convierta años en meses. No obstante, todo Diamante le dirá:

“No esperes hacerte rico en un santiamén”. Hacerse rico---y conservarse rico---se lleva un poco más de tiempo. No hace mucho, un entrevistador de radio me preguntó cuánto tiempo me llevó escribir mi último libro. Mi respuesta fue: “Cincuenta y dos años, tres meses y medio”. Usted no tiene que esperar cincuenta y tantos años para tener su siguiente éxito importante en Amway. Sin embargo, la paciencia incorpora más que una virtud. Simplemente requiere la inteligencia de estar dispuesto a seguir el plan el tiempo que sea necesario y hacer que dé resultados. La moraleja es: no hay tal cosa como hacerse rico en un santiamén. No existe el éxito mágico de la noche a la mañana. Así no es como funciona la vida. Todos los sabemos. Si usted eventualmente conoce a alguien que un día tiene problemas para pagar los abonos de su automóvil y piensa hacerse millonario al día siguiente, está bien. Él tiene derecho a vivir con sus problemas. Usted solamente ocúpese de los suyos. Si usted quiere ser millonario o hacer algo igual de increíble, un día---y quizás no muy lejano- --, usted recordará el momento en que decidió tomarlo en serio, seguir el plan y sacarle resultados. Cuando usted llegue a ese momento, tal vez le parezca que lo hizo de la noche a la mañana. Por ahora, apéguese al plan.

Posibilidades de éxito:

La magia no existe. Amway no es, ni ha sido nunca un camino para hacerse rico en el acto. Es, sin embargo, una manera estable y confiable de enriquecerse como es debido. (Y esto significa mucho más que únicamente el éxito económico.)

Recomendaciones:

Si usted confía en convertirse en un éxito de la noche a la mañana, consiga y use programas de Diálogo Interno que edifiquen su autoestima, produzcan enfoque y le ayuden a fijar metas. La riqueza es el resultado de un estado de ánimo. Crear ese estado de ánimo le va a ayudar a alcanzar el éxito genuino y a aferrarse a él para el resto de su vida.

FOTOIMAGEN #6 “EL SOCIO SILENCIOSO”

Estilo operativo básico: La “persona callada”del equipo.

Yo creo que la mayoría de “socios silenciosos” nos ayudan. Ese socio puede ser la esposa, el esposo o alguien más, muy cercano a nosotros. Algunas de estas personas quizás traten de alejarlo de su interés en Amway, pero el silencioso se pondrá a la espera para ver lo que usted va hacer. La gente que es callada es normalmente más analítica que los demás. Son más inclinados a la lógica, los valores prácticos y el sentido común. Tenemos muchas de estas personas más calladas que son exitosos Empresarios Amway. Hay mucha gente entre nosotros que está ahí---fuertes, callados, inteligentes y observadores---, pero son más la presencia tras el trono que los portavoces de nuestros sueños.

Posibilidades de éxito:

Excelentes oportunidades de éxito. Los que sin falta son los que más hablan no son siempre los más exitosos. Escuche a los callados. Ellos escuchan mientras el resto del mundo habla.

Recomendaciones:

Si usted es el callado y le gustaría ser más extrovertido, aprender el Diálogo Externo apropiado puede ayudarle. Entre tanto, haga lo mejor por hacer saber a su esposa, esposo o socio lo que usted piensa y siente. Si no lo expresa, los demás no se van a enterar. Como siguiente paso, vea los detalles de la información que recibe de los miembros de su organización. Vea la lógica del plan. Está bien ser cauteloso, pero no viva conteniéndose toda su vida. Usted es inteligente. Si usted fuera a invertir en una oferta de acciones bursátiles, usted investigaría las condiciones de la inversión, obtendría todos los datos posibles, calcularía las probabilidades y después haría su inversión. Tome tan seriamente a Amway como a una inversión mayor. Pero una vez que haya decidido hacerlo, no retire su apuesta. Respáldela y hágala trabajar.

FOTOIMAGEN #7: “EL JUGADOR EN EQUIPOS”

Estilo operativo básico: Aquel Empresario con que todo patrocinador sueña.

Busque jugadores que sepan jugar en equipo. Rodéese de gente que sobresalga en desempeñar el trabajo en equipo. Patrocine la entrada de esta gente a Amway. Ellos se lo van a agradecer y usted también se los agradecerá. Los jugadores en equipo respetan las reglas, implementan el plan, se unen a equipos y los conjuntan; motivan, apoyan y alientan a los demás miembros del equipo y quieren llevarse los premios mejores y más grandes. El perfil sicológico de los jugadores en equipo es perfecto para construir su éxito. Añada el plan Amway a esta lista de atributos y ya tiene “amarrado” el triunfo.

Posibilidades de éxito:

Trabaje con esta persona. Usted no puede perder. Esta persona estará presente cuando usted le necesite; escuchará, seguirá uno a uno los pasos, producirá resultados y será su amigo de por vida. Si usted es por su parte un auténtico jugador en equipo, entonces ya sabe qué hacer. Pero no olvide que usted integra el mejor equipo que está en el campo de juego. Permanezca en él constrúyalo. Y dispóngase a ganar.

Recomendaciones:

El Diálogo Interno que más necesita un jugador en equipo es el de reconocimiento y premiación. Si usted también es uno de estos magníficos jugadores, tiene que hacer dos cosas. Primero, premie a los demás miembros del equipo. Ellos han trabajado junto con usted para hacer que las cosas funcionen. Ellos son el equipo con el que usted cuenta y debe hacérselos saber. Segundo, dése un premio usted mismo.

FOTO IMAGEN #8: “EL QUE SE APEGA AL PLAN”

Estilo operativo básico: Lo hace bien; no puede perder

Este es el Empresario Amway por excelencia. Este es el que consigue resultados. Usted se puede identificar en alguna de las otras fotos instantáneas de los mercadotecnistas en red, pero a menos que se encuentre en ésta, tal vez nunca llegue a ubicarse en las alturas---en el firmamento o sobre el escenario---rodeado de esos Diamantes.

Entiendo que en su calidad de Empresario Amway a usted se le ha indicado que implemente el plan. Es sencillo. Funciona. Y cualquiera que esté dispuesto a seguir el plan puede triunfar. Este es un mensaje que usted ha oído muchas veces. Incluso desde mi punto de vista externo de la sicología de la motivación, el concepto de Amway y el plan que le ha proporcionado tiene sentido. Pero resultó muy interesante descubrir lo verdadero que es el concepto en la práctica. Todos los Diamantes que entrevisté, sin excepción, dijeron de algún modo exactamente la misma cosa. Por encima de todo lo que hicieron para lograrlo, llegaron a ser Diamantes apegándose al plan.

Posibilidades de éxito:

Esta es sencilla. Si usted no lo hace, no va a “arribar”. Si usted se sujeta al plan y persiste con él, sí va a llegar a la meta.

Recomendaciones:

Ponga a trabajar el plan. Si usted recibiera ese mensaje cien veces al día, no sería en exceso. Si usted no tuviera madera para ser el auténtico triunfador que es, ni siquiera estaría leyendo estas palabras. Este mensaje es para usted. Implemente el plan. Hoy por la noche, que su último pensamiento del día sea su decisión de poner en práctica el plan. Vívalo, suéñelo, crea en él y hágalo realidad. Adelante. Ahora mismo. A usted nada más dígase: “Yo implemento el plan”. Si lo repite tanto que no tenga más remedio que creerlo, entonces lo hará que suceda.

FOTOIMAGEN #9: “EL SOÑADOR POSITIVO”

Estilo operativo básico: El increíble Empresario “claro que puedo”.

Algunos de nosotros tenemos la inspiración para destacar. Nunca olvidaré un domingo en la mañana, cuando mi esposa Bonnie y yo viajábamos en nuestra vagoneta por un hermoso camino. Como no pudimos acudir a la iglesia, ella puso un disco compacto del grupo “Dreamer”. Yo había hablado hacía poco en un evento Amway en otra ciudad. Mientras estábamos ahí, por primera vez habíamos adquirido nuestros discos compactos de Dreamer. Escucharlos aquel domingo hizo mucho más que “inspirarnos”. La música y el mensaje nos afectaron a ambos de una manera excepcional, al grado que me propuse unos días después a llamar por teléfono a una de las personas que habían ayudado a producir esa música. Quería darle las gracias. Mark Smith comenzó a hacer música, cantando con un grupo. Con el tiempo, el grupo en el que cantaba adoptó el nombre de “Soñador”, y casi al mismo tiempo Dreamer se convirtió en el grupo de mayor demanda en los eventos Amway más importantes de todo el país. Habiendo conocido en persona a los integrantes del grupo resulta evidente que cada uno de ellos, a su manera, compartieron el sueño---y ahora lo comparten a cada oportunidad con otros miembros de Amway en todas partes. Como el nombre de este grupo inspirador lo dice, para hacerlo funcionar uno tiene que soñar el sueño. Y ese es el punto. Para mover montañas, usted tiene que tener el sueño. El Soñador Positivo es el empresario que ve la imagen con tanta claridad que nunca desiste. Este es el mercadotecnista en red que se niega a escuchar los viejos programas que tratan de detenerle; está demasiado ocupado construyendo y escuchando los nuevos programas que le ayudan a triunfar.

Posibilidades de éxito. Si usted quiere verlo plasmado en su vida, tendrá que visualizarlo en su mente. Esto es soñar y es esencial para hacer bien cualquier cosa. Si usted a aprende a soñar y día con día emprende acciones positivas, sus posibilidades de éxito son enormes.

Recomendaciones:

Siga adelante. Crea en sus sueños. ¿Por qué querría conformarse con menos? Claro, tiene que poner en práctica su plan. Pero a todos los que sueñan intencionalmente su futuro, siempre les va mejor que a quienes dejan de plano de soñar.

Su sueño crea la convicción necesaria para inspirar todas sus acciones.

Su sueño crea fertilidad de la tierra en que se plantan todas sus semillas. Lo que ella produzca será el resultado de su sueño.

Su sueño hace posible el enfoque y le da la proyección de su ilimitado futuro personal.

Su sueño crea el sendero que usted recorre y le brinda la razón para andar ese camino.

Su sueño le da una razón para despertar a cada mañana y para vivir una vida que la mayoría de la gente apenas ilusiona.

Su sueño es el futuro que usted se está forjando ahora mismo.

Las personas que poseen una imagen nítida de su sueño, tienen mejores posibilidades de alcanzarlo. Si usted quiere triunfar, tiene que soñar. Si quiere soñar, tiene que creer en usted mismo. Si quiere aumentar su fe en sí mismo, cambie sus programas. Aquí la clave radica en cultivar diariamente la fe uno mismo. Los sueños vendrán enseguida.

FOTOIAMGEN #10:

EL EMPRESARIO “EN VIA A LAS ESTRELLAS”

Estilo operativo básico: Aquella persona que hace que todo funcione.

¡Qué gran regalo es esta persona en la vida de todos nosotros! El Empresario que tiene las estrellas por rumbo es aquel a quien más quisiéramos parecernos. Este Empresario Amway es el diamante en formación. Sea que usted apenas ha comenzado o que casi lo logró, he aquí la Zafiro, el Rubí, la Esmeralda, la gema. Se trata de la persona por descubrir; a la que hay que apoyar, duplicar y emular. Este es el ser que debemos reproducir. Si usted ya se encuentra en la Ruta Estelar, si usted ya está encaminado, le aplaudo y le aliento. Lo que usted está haciendo ahora es más importante que cualquier otra cosa que pueda llegar a hacer en su vida.

Posibilidades de éxito:

¡En esto consiste el éxito para la mayoría de las personas! Aprenda a imitar a uno de estos triunfadores y el futuro que usted está construyendo jamás le decepcionará.

Recomendaciones:

Si usted ya es una de estas personas excepcionales, eso que usted está haciendo, sígalo haciendo. Si usted no es todavía un Empresario “En Vía a Las Estrellas”, encuentre a uno, sígale la pista y aprenda todo lo que pueda. Si usted aún no está siguiendo un plan de objetivos por escrito y claramente definido para hacerse Diamante, piense en hacerlo ya. Su objetivo final debe consistir en sobresalir en todo lo que haga. Eso es lo que hace una persona que tiene por rumbo las estrellas. Eso es lo que produce gente exitosa y Empresarios Platinos y Zafiros y Rubí y Esmeraldas y Diamantes. Y si usted sigue unos cuantos pasos sencillos, eso es exactamente lo que usted puede hacer.

“La cosa número uno que siempre Intentará detenerte es el miedo. Imagínate un futuro Sin miedo. Si puede superar el miedo, Lo único que quedará Frente a ti Será tu brillante futuro”.

Capítulo Once Superación Del Problema #1

Al investigar las actitudes de los empresarios de mercadotecnia en red exitosos. Había una pregunta que más que ninguna otra reclamaba una respuesta: ¿Cuál es el problema más grande que enfrenta la gente cuando está luchando por conseguir el éxito? ¿Cuál es problema singular que más que cualquier otro problema rezaga a la gente o le detiene por completo? No me sorprende haber recibido la misma respuesta una y otra vez. La respuesta es una verdad universal. El problema que evita que la gente sobresalga en cualquier campo, es exactamente el mismo que encabeza la lista de cosas que le impiden tener éxito en la red de mercadotecnia. La cosa #1 que tratará de detener toda la vida es el miedo. Es el miedo el que pudo detenerle al inicio, cuando usted aceptó la oportunidad de la comercialización en red. Es el miedo el que puede impedir que usted haga la siguiente llamada o

concerte la próxima cita. Es el miedo el que puede llevarle a posponer su presentación del plan, incluso al nuevo prospecto más promisorio que tenga. Es el miedo el que puede impedir que la próxima persona a la que usted haga una presentación le acepte y diga “que sí”, perdiendo con ello la oportunidad de su vida. Es el miedo el que puede ocasionar que usted piense que sus

esfuerzos nunca le van a redituar beneficios

y así sucesivamente.

SI LOGRA AVANZAR MAS ALLA DEL TEMOR, USTED PUEDE LOGRAR LO QUE QUIERA

Como un Diamante me dijo: “Si tan sólo pudiésemos enseñar a los empresarios a superar el miedo, nada en el mundo nos impediría alcanzar todas las metas que nos propusiésemos” Imagine un futuro sin miedos. Si usted logra superar el miedo, lo único que quedará ante usted su resplandeciente futuro.

El miedo hace que vacilemos; que dejemos de persistir con el seguimiento necesario; que veamos el problema en lugar de la solución, o que creamos lo peor en vez de esperar lo mejor. El consejo acostumbrado que todos hemos recibido es el que nos repitieron con el viejo adagio que dice: “No hay nada qué temer, sino al miedo mismo”. Eso podrá ser muy cierto, pero en nada nos ayuda cuando hemos recibido al octavo “no”consecutivo; cuando nuestro mejor amigo piensa que estamos chiflados por andar perdiendo el tiempo; cuando ha sido una larga semana y estamos cansados; cuando el teléfono nada más está allí, inmóvil, y hasta nos parece que nos ve como retándonos a hacer otra llamada para que volvamos a ser rechazados. En esos momentos no nos detenemos a pensar conscientemente:

“Creo que le voy a parar porque tengo miedo de continuar”. No obstante, es el miedo, en uno de sus disfraces más astutos, el que va a causar que sacudamos la cabeza, apaguemos la luz y nos digamos a nosotros mismos que en alguna otra ocasión terminaremos nuestro cometido. Se nos ha dicho a menudo que el atributo más importante para el éxito es la determinación perruna---rehusarse a cesar la acción, pase lo que pase. ¿De qué manera entonces hemos de acoplar estas dos fuerzas opositoras? La determinación y la vacilación ¡no marchan juntas! Existe una especie de miedo que es saludable, que evita que nos metamos en problemas, que nos protege y nos mantiene vivos. Pero aquí no estamos hablando de esa clase de miedo.

EL MODO EN QUE SE OYEN NUESTROS PROGRAMAS DE MIEDO

La clase de miedo que impide nuestro éxito e incluso el inicio mismo de nuestras acciones es la suerte de miedo que causan nuestros viejos programas mentales. Esos programas nos repiten:

Lo que no podemos hacer.

Qué tan duro va a ser.

Que no somos lo suficientemente buenos.

Que no sabemos qué decir ni cómo actuar.

Que “si tenemos suerte” y triunfamos, algo malo va a suceder y todas maneras saldremos perdiendo.

Que no merecemos ser tan exitosos.

¿Qué van a pensar los demás?

Otros tienen mejores posibilidades que yo

etc. , etc.

O bien, mil otros programas inconscientes que hacer que nos pasemos más tiempo dudando de nosotros mismos que creyendo en nosotros. Yo sé que ha habido ocasiones en que usted no ha estado seguro de sí mismo. Y sé que puede haber toda clase de razones para que piense que usted nunca tendrá todas las riquezas y las alegrías y toda la libertad que otros tienen. Pero, ¿qué pasa si ninguna de esas razones es

verdadera? ¿Y si la verdad acerca de usted es mucho mejor de lo que usted jamás se haya imaginado? Deje que le diga la verdad real acerca de usted.

LA REAL VERDAD ACERCA DE USTED

Si usted alguna vez ha tenido miedo en el pasado, hoy es un buen día para dejarlos atrás. Usted no está obligado a permitir que algo le detenga. ¡Usted es mejor que para tolerar eso! Y merece cosas mejores.

La única diferencia entre usted y alguien que ya arribó es el tiempo que se necesita para conseguirlo. Así que ¿por qué no se toma el tiempo para hacerlo? ¡Adelante! No existe nada que le detenga. Lo único que tiene que hacer es creer en usted, ahora mismo, el día

de hoy

y nunca jamás deje de creer en usted mismo.

Cuando una antiguo miedo trate de regresar, dígale que ya es hora de que se vaya para siempre. Usted tiene el control ahora. Usted manda. Usted está escogiendo su propio futuro y se está encaminando hacia él con sus acciones.

Usted sabe que la vacilación y el miedo no son más que el olvido de sí, de quien realmente es y de lo que en verdad es capaz de hacer. Así que ¡adelante! Puede rebasar el miedo si se recuerda a usted mismo la verdad.

Si usted quiere tener libertad en su vida, puede tenerla.

Si quiere estar financieramente libre y asegurado, usted lo va a estar.

Si usted quiere ser independiente, tomar sus propias decisiones y estar en libertad de escoger por sí mismo, lo logrará.

Si quiere ser con su esposa o esposo el mejor cónyuge que jamás haya existido, el más noble, servicial y amantísimo, usted puede serlo.

Si usted quiere ser un padre nutricio, que enseña, que inspira y dirige, y quiere tener tiempo para serlo de verdad con su familia, usted puede.

Si usted quiere fortalecer su fe, vivir de acuerdo a sus valores y compartir esa fe y esos valores con los demás, así lo hará.

Si usted desea aprender, crecer, ensanchar sus horizontes, aumentar sus conocimientos y mejorar su mentalidad, su vida y su futuro, lo único que tiene que hacer es escoger.

Si usted quiere vivir una vida digna, de merecimientos y valía, muy ciertamente que la puede vivir.

Todo lo que tiene que hacer es ser usted mismo. Usted tiene todo lo necesario.

Usted tiene el deseo, el empuje, la ambición y el sueño.

Usted tiene la inteligencia para aprender todo lo que necesita saber y para poner en acción todo lo que ya sabe.

Usted ni por un momento permite jamás que el miedo o la vacilación se interpongan en su camino. ¿Por qué? ¡Porque usted es un triunfador!

Usted nació para alcanzar el éxito. Usted tiene la habilidad, la actitud, la resistencia y la convicción.

Aporte lo que usted ya tiene a un grupo de personas a su alrededor---una increíble Red de Campeones---que están allí para ver que usted triunfe, ¡y usted será un día uno de esos diamantes en el firmamento!

AHORA DESE A USTED MISMO ESE MENSAJE

Si yo pudiera hablar con usted todos los días, aunque sea por unos minutos; o si pudiera sentarme durante un momento con usted cuando las cosas no marchan del todo bien o cuando alguno de sus antiguos miedos o dudas trate de deslizarse nuevamente en su pensamiento, estoy seguro que yo le convencería en su pensamiento, estoy seguro que yo le convencería en términos llanos de qué tan bueno exactamente es usted. Pero por lo pronto, a continuación verá lo que se siente hacerlo usted mismo. Lea de nuevo estas mismas palabras. Pero esta vez, si puede, léalas en voz alta o al menos con mucha fuerza. Ponga atención conscientemente a lo que dicen esas palabras. Esta vez, la verdad acerca de usted se la va a decir Usted mismo. ¡Lea para sí el siguiente mensaje! Disfrute la verdad. He aquí usted:

Yo puedo hacerlo, yo no tengo que esperar. Yo no tengo por qué andar con titubeos. Yo no tengo que posponer nada. No hay mejor ocasión para que yo entre en acción y emprenda el camino.

Si yo alguna vez he tenido miedos en el pasado, hoy es un buen día para dejarlos atrás. Yo no estoy obligado a permitir que algo me detenga. ¡Yo soy mejor que para tolerar eso! Y merezco cosas mejores

La única diferencia entre alguien que ya arribó y yo, es el tiempo que se necesita para conseguirlo. Así que vale más que tome el tiempo para hacerlo. ¡Voy en marcha! No existe

nada que me esté deteniendo. Lo único que tengo que hacer es creer en mí, ahora mismo, el

día de hoy

y nunca, jamás dejar de creer en mí mismo.

Y cuando un antiguo miedo trate de regresar, le diré que ya es hora de que se vaya para siempre. Yo tengo el control ahora. Yo mando. Yo estoy escogiendo mi propio futuro y me estoy encaminando hacia él con mis acciones.

Yo sé que la vacilación y el miedo no son más que el olvido de mí mismo, de quien realmente soy y de lo que en verdad soy capaz de hacer. Así que ¡voy hacia delante! Me recuerdo a mí mismo la verdad y rebaso el miedo.

Si yo quiero tener libertad en mi vida, puedo tenerla.

Si yo quiero estar financieramente libre y asegurado lo voy a estar.

Si yo quiero ser independiente, tomar mis propias decisiones y estar en libertad de escoger por mí mismo, lo lograré.

Si quiero ser con mi esposa o esposo el mejor cónyuge que jamás haya existido, el más noble, servicial y amantísimo, yo puedo serlo.

Si yo quiero ser un padre nutricio que enseña, inspira y dirige, y si quiero tener tiempo para serlo de verdad con mi familia, yo puedo serlo.

Si yo quiero fortalecer mi fe, vivir de acuerdo a mis valores y compartir esta fe y esos valores con lo demás, así lo haré.

Si yo deseo aprender, crecer, ensanchar mis horizontes, aumentar mis conocimientos y mejorar mi mentalidad, mi vida y mi futuro, lo único que tengo que hacer es escoger.

Porque quiero vivir una vida digna, de merecimientos y valía, muy ciertamente que puedo vivirla.

Todo lo que tengo que hacer es ser yo mismo. Yo tengo todo lo necesario. Yo tengo el deseo, tengo el empuje, tengo la ambición y tengo el sueño.

Yo tengo la oportunidad, las herramientas y me tomo el tiempo para hacer que suceda.

Yo tengo la inteligencia para aprender todo lo que necesito saber y para poner en acción todo lo que ya sé.

Yo ni por un momento permito jamás que el miedo o la vacilación se interpongan en mi camino. ¿Por qué? Porque ¡soy un triunfador!

Yo nací para alcanzar el éxito. Tengo la habilidad, la actitud, el aguante y la convicción.

Aporto lo que tengo a un grupo de personas a mí alrededor---una increíble Red de Campeones---que están allí para ver que yo triunfe, y yo un día ¡seré uno de esos diamantes en el firmamento!

¿Le parece muy conocida esta declaración que hace de su negativa rotunda a permitir que el miedo forme parte de su vida? Debe parecerle. Es una forma de Diálogo Interno del más alto nivel. El Diálogo Interno correcto, cuando se combina con una meta positiva que le impulsa hacia delante, ¡sustituye al miedo! Con el tiempo, una cantidad suficiente del Diálogo Interno adecuada desechará los programas que ocasionaron el miedo para empezar. Siga adelante. Fije su meta, decida a dónde quiere ir y empiece a reemplazar sus viejos programas de miedo que le han estado deteniendo. Haga a un lado su miedo; niéguele la entrada. Tenga fe; diga sus oraciones; implemente el plan y nunca se dé por vencido. El miedo casi

desaparecerá por completo sólo conque usted enfoque su meta y se concentre en marchar adelante.

“Cuando enfrentes la oposición de alguien que no debiera oponerse, recuerde la frase que dice:

‘Ya no vivo mi vida siguiendo las opiniones negativas de otros’”.

Capítulo Doce Cuando Su Familia No Comprende

Supongamos que a esta altura usted ya está convencido de que la mercadotecnia en red puede funcionar para usted y que Amway es el lugar donde usted quiere estar. Pero ¿qué puede hacer si

el equipo de casa no está funcionando como es debido?

Es muy fácil ver que las redes de mercadotecnia distributiva están diseñadas para producir el éxito de equipo---especialmente en casa. Los equipos Amway de familia y de esposos predominan en las listas de mercadotecnia reticular exitosa. Pero los esposos o los integrantes de

la pareja no siempre ven las cosas de la misma manera, y los sacrificios que cada uno de ellos

tiene que hacer no siempre son aceptados con igual entusiasmo. Tal vez al esposo no le importe demasiado dedicar sus tardes o fines de semana al nuevo “negocio familiar”; pero, ¿y si su esposa no está de acuerdo? O puede ser la esposa la que ve su

pero su esposo

continúa pasando más tiempo sentado frente al televisor que haciendo llamadas o dando a conocer el plan. Cuando conozco parejas y hablo con ellas después de algunos de mis compromisos para hablar

nuevo negocio como el gran progreso familiar que ha estado pidiendo al cielo

en público, siempre puedo identificar a las “parejas Amway”. Estas parejas poseen esa mirada especial. Sin embargo, he notado con frecuencia que su entusiasmo no es el mismo aun entre ellas.

A veces es el esposo el que se abre paso entre la gente para acercarse a saludarme de mano o

pedirme que le autografíe un libro, mientras la esposa se mantiene a distancia, más con la apariencia de que está ahí para llevar a su esposo a tiempo a casa que para ser motivada de nuevo.

O puede ser la esposa la que está resplandeciente de electricidad positiva y el esposo no tiene

todavía “el brillo del éxito que se avecina”.

COMO HACERLO FUNCIONAR JUNTOS

Si el trabajo de equipo funciona mejor que cada cual por su lado. ¿Cómo pueden asegurarse

ambos, especialmente en un matrimonio o relación íntima o cercana, que sus esfuerzos van aunados y no en sentidos opuestos? Un diamante me contó recientemente cómo su esposa en un principio no creía que ellos pudiesen hacer funcionar el trabajo en Amway. Ella había aceptado acompañarle, escuchó toda la presentación y estuvo de acuerdo en que no perderían nada con intentarlo. Pero ella permaneció

escéptica, aun cuando su esposo comenzó a implementar el plan. No estaba completamente en contra, pero tampoco daba plenamente su apoyo. “¿Qué hiciste para convencerle?”, le pregunté. Porque ambos son ahora Diamantes. Algo había cambiado. “Sólo seguí persistiendo”, replicó el esposo. “Y luego, al poco tiempo comenzó a funcionar. ¡No hay nada como el éxito para convencer a alguien de que sí funciona!” Quizás este Diamante haya tenido más suerte que otros. Conozco a otros empresarios que siempre que están luchando una dura batalla, a contra corriente. Y que la están luchando a solas. Para ellos, la cosa más difícil que tienen que superar es la actitud negativa de la persona con la que están viviendo. ¿Qué hace usted si su cónyuge es negativo o no simpatiza con la actividad a la que usted dedica sus esfuerzos? Su vida en la mercadotecnia en red debe hacer que su matrimonio se fortalezca, no que se divida. Si usted actúa correctamente, su vida debe mejorar, no empeorar.

LOS PROGRAMAS DE LA OTRA PERSONA.

Primeramente, le será útil que sus opiniones, sus pensamientos, su actitud y sus acciones-- -hasta lo que usted dice---se basan en los programas que usted ya tiene. Eso también es verdad para la persona con la que está casado. Y usted no puede hacer que cambien los programas de otra persona, sólo porque usted así lo quiera. Si alguien cercano a usted es negativo, lo que usted está viendo en realidad son los programas de esa persona haciendo lo que fueron diseñados a hacer, así se trate de ser negativo o tímido o incrédulo, o cualquier otra actitud que pueda afectarle a usted. Si la computadora de su oficina no está programada para tareas de contabilidad, ¿va usted a enojarse con ella cada vez que se niegue a cerrar el balance de su chequera? Sin embargo, no es raro enojarse con alguien cuya computadora mental no está programada para hacer lo que usted quiere que haga, como estar de acuerdo con usted y ser un supersocio en mercadotecnia en red, por ejemplo. La próxima vez usted comience a tener una discusión con su “socia”o “socio”, pregúntese mentalmente: “¿Cómo persona?”. El hecho de aprender a estar consciente de los programas de la otra persona no va a cambiar esos programas, por supuesto. Pero sí puede ayudarle a evitar desacuerdos acalorados. Y lo que es todavía más importante, saber que su socio tiene diferentes programas que usted, le ayudará a entender por que él o ella tal vez no tenga la misma pasión por alcanzar el éxito en Amway que usted. No se trata de la culpa de esa persona. Son los programas de esa persona.

¿Y SI USTED QUIERE AYUDAR A CAMBIAR LOS PROGRAMAS DE LA OTRA PERSONA?

Si su socio quiere hacer algunos cambios (y esto tiene que ser enteramente su propia decisión), hay ciertas cosas que usted puede hacer para ayudarle. Usted no puede cambiar los programas de la otra persona por ella; lo que sí puede hacer es ayudarle. La primera providencia que usted puede tomar es cambiar el Diálogo Interno en su casa. Recuerde que todo lo que usted hace, piensa, dice o escucha es un programa. Así que todo lo que oye su socio, aun en casa, se está añadiendo a sus programas. Eso quiere decir que cuenta bastante todo lo que usted dice a todas horas. Las palabras que usted utiliza, ¿edifican o hacen menos a la otra persona?

¿Crean por lo general sus comentarios un camino común que los dos puedan seguir? ¿Se comunica usted realmente, o únicamente expresa sus opiniones? (Sus opiniones son importantes, pero no son más que aquello que imprimieron sus pasados programas.)

EMPIECE CON ESCUCHAR PERO NO SE DETENGA AHÍ

Si usted está cambiando algunos de sus propios programas escuchando cintas de Diálogo Interno, asegúrese entonces de escucharlas en su casa cuando la otra persona esté cerca. El Diálogo Interno funciona cuando las cintas se tocan a bajo volumen, en el transfundo, casi como si usted las estuviera escuchando casualmente. En tanto se puede oír claramente, su cerebro estará escuchando, lo mismo que el de su socio. De este modo, mientras usted esté mejorando sus programas de éxito, su socio estará recibiendo la misma nueva serie de programas, sólo con tocarlos usted en casa en el trasfondo. Sin embargo, aunque he visto que escuchar frecuentemente las cintas de Diálogo Interno ha producido algunas recuperaciones casi milagrosas de la negatividad, yo no me detendría ahí. Iniciar un programa comprensivo del uso de técnicas de Diálogo Interno puede ser la base de una buena y sólida reprogramación, pero debe apoyarse con toda actitud positiva y con toda herramienta de motivación que usted tenga a su disposición en el arsenal Amway. ¡Tenga constancia para escuchar sus casetes Amway! Si se tocan estando los dos juntos, ellos también les van a capacitar y a motivar; además van a reforzar un ambiente positivo de éxito en su casa y en su vida. Lea los libros; asista a toda reunión que pueda y asegúrese de mantenerse rodeado de la gente más positiva y más emprendedora que usted conozca. Y luego, persista y rehúse detenerse.

SU PASO MÁS IMPORTANTE:

ESCRIBAN JUNTOS SUS METAS.

Tan pronto como ustedes comiencen a usar el diálogo interno y a cerciorarse de que cuentan exactamente con los programas correctos que ustedes necesitan para triunfar, lo más importante que pueden hacer como pareja es escribir juntos su plan de metas personales y profesionales. Esto puede ser muy ilustrativo para ustedes. El secreto está en seguir juntos uno a uno los pasos para identificar sus respectivas metas. Lo que ustedes van a descubrir cuando terminen de hacer su plan conjunto de metas les indicará claramente los tipos de programas sobre los que necesitan trabajar---si quieren alcanzar juntos sus metas. Cuando instruyo a los mercadotecnistas reticulares sobre el uso de las cintas, insisto siempre en que las parejas casadas las escuchen juntos. ¿Por qué? Porque si ustedes van a definir sus metas y van a apoyarse con un buen diálogo Interno, deben estar seguros de que sus metas pueden funcionar juntas. Como dice el refrán: “Ten cuidado con lo que desees, porque se te puede conceder”. Si ustedes quieren llegar juntos al final del camino, tienen que comenzar por fijar metas que pongan a ambos en el mismo camino. Si sus objetivos---incluyen sus objetivos inconscientes---y programas no son consistentes unos con otros, sus posibilidades de arribar a la meta no valen el esfuerzo inicial. Pero aunque convengan en trabajar juntos, la responsabilidad de su éxito seguirá recayendo en usted.

LA RESPUESTA FINAL ES:

SU ÉXITO DEPENDERA DE USTED

Usted puede ayudar a que su socio mejore. Pero no puede cambiar usted solo los programas de su socio. Estimule a su socio. Usted está tratando de hacer que la vida mejore para los dos en común. Pinte el cuadro del lugar al que se dirige y vuélvalo a pintar; hable de todo lo que está dispuesto a hacer para llegar a él y de lo que el viaje puede llegar a significar para ambos. Conviértase en el mejor motivador y en el más grande administrador de su socio. Demuéstrele toda la fe que usted tiene. Fijen sus metas juntos, practiquen el Diálogo Interno y cerciórense de que ambos tengan los programas adecuados. Hagan todo cuanto puedan por fortalecer su “equipo de dos” y hagan que funcione juntos. Después vaya a verse otra vez en el espejo. Todavía seguirá dependiendo de usted. Si usted ya tiene la bendición de contar con alguien en su vida que siempre está de su lado y le apoya tanto que su éxito está más que asegurado, entonces tiene mucho de que estar agradecido. Rece sus oraciones de gratitud todas las noches y trabaje todos los días para consolidar aún más su relación. Si existe alguien en su vida que usted quisiera que fuese más del equipo, la oración también puede ayudar en este caso. Pero usted tendrá que negarse a ceder o rendirse si es que quiere triunfar. Lo importante es que usted esté plenamente consciente de la importancia que tiene para usted su meta. La negatividad ajena nunca es buena razón para desistir. Cuando usted enfrenta la oposición de alguien que no debería oponerse, recuerde la siguiente frase de Diálogo Interno: “Yo no vivo más mi vida sujeto a las opiniones negativas de los demás”. Quizás no cambie con esto la opinión de los demás, pero ellos a su vez tampoco podrán cambiar las acciones de usted. Una vez que usted haya hecho todo lo que pueda hacer por alentar a la otra persona o a la gente de sus propios futuros resplandecientes, tendrá usted que seguir apoyándose en usted mismo, para poder arribar a la meta. Mientras tanto, la siguiente sección le ayudará para darles una imagen de lo que usted está intentando lograr.

UN MENSAJE IMPORTANTE PARA ESE “SOCIO” TAN ESPECIAL EN SU VIDA

Si hay alguien en su vida por quien usted se preocupa, pero que no comparte del todo su sueño, ¿qué puede usted---o cualquier otra persona---decir para que esa persona perciba la visión que usted tiene o sienta la emoción que usted siente? Sé que usted no puede transferir automáticamente sus más grandes anhelos a la otra persona. Sin embargo, si usted ha escogido hacer de Amway una parte clave de su éxito y desarrollo personal, tengo entonces un mensaje que me gustaría compartir con esas gentes que son importantes para usted. Tal vez no quieran leer todo el libro. De hecho, nos estamos refiriendo a aquellas gentes que quizás no compartan su fe en Amway. Es probable que ellos hasta piensen que usted es un tonto o que está soñando o perdiendo el tiempo. Así que en vez de pedirles que lean todo el libro, quizá usted solamente quiera compartir estas páginas importantes que siguen. La persona en quien usted está pensando puede ser su esposa o su esposo. O bien alguna otra persona de su familia. No importa quién sea esa persona o quiénes sean esas personas especiales, el siguiente mensaje está escrito justamente para ellos:

CARTA ABIERTA DEL Dr. SHAD HELMSTETTER A LAS FAMILIAS AMWAY

Si alguien cercano a usted le ha pedido que lea esta carta, quiero que sepa que yo se lo sugerí, porque pensé que podría ser de ayuda.

Para empezar, usted es una persona muy importante. Lo que usted piensa es relevante. Lo que usted hace importa. Lo que usted quiere, tiene mucho que ver.

Si usted es esposa, su esposo obviamente se preocupa por usted y por lo que usted piensa. Y porque usted es importante, usted debe saber que sus sentimientos acerca de las metas de su esposo también son importantes.

Si usted es esposo, lo que usted piense sobre las ideas y la dirección que tome su esposa puede tener una fuerte influencia en lo bien que ella le vaya, especialmente si ella quiere encontrar su éxito---y desea que usted encuentre el suyo propio ---en Amway.

Si usted es algún miembro de la familia o alguien cercano a una persona que quiere que usted crea en lo que él o ella quiere lograr en Amway, hay ciertas cosas que usted debe saber.

Le voy a decir algunas cosas en las que usted puede creer, porque---como usted---yo soy alguien que ve la situación desde afuera. Como yo me dedico al estudio e investigación de la gente que aprende a ser exitosa, así como a escribir libros sobre ella, puedo hablar con honestidad acerca de dicha gente.

He estado estudiando e investigando a la gente durante muchos años. Hace mucho tiempo aprendí a reconocer la diferencia entre la gente y las ideas que son “reales”y confiables, y aquella gente cuyas ideas no son de confiar.

Esta es una de esas ocasiones en que yo le pediría a usted que tenga fe. Que crea en su esposa o su esposo, o en ese pariente o amigo especial que quiere que usted comparta el Sueño muy real de Amway. Él---o ella---no le está pidiendo a usted que crea en milagros o imposibles. Sólo le

está pidiendo que tenga fe en su futuro

y en el de usted.

Como usted y como yo, esta persona únicamente quiere tener la oportunidad de ser alguien especial; de hacer bien las cosas, de alcanzar un éxito verdadero y perdurable. Quiere tener un hogar, una familia y un futuro asegurado. ¿Por qué alguien habría de querer sugerir que él o ella se conforme con menos?

Pero esta persona, la que tiene el Sueño, necesita de su ayuda. Y lo próximo que usted haga puede cambiar lo que suceda a continuación.

Usted podría cuestionar el Sueño y podría decir que no puede funcionar. Pero hay muchísimas otras gentes que ya lo han hacho funcionar antes, como para ponerse a cuestionarlo.

Usted podría decir que esta persona que ahora necesita de su ayuda no ayuda no tiene los talentos necesarios para ser capaz de triunfar. Pero existe un gran número de gente que ya lo ha logrado, aunque cuente con fortalezas mucho menores y aun con mucho menos determinación.

Usted podría decir que Amway es sólo un sueño, una idea, un retrato imposible del éxito dentro del cual usted de ninguna manera podrá contemplarse. Pero ese Sueño ha cambiado miles de vidas, llevándolas de una mediocridad sin esperanzas a infinitas oportunidades de cambio. Y puede incluirle a usted. Si usted apoya el Sueño, se podrá dar cuenta que en realidad no es un sueño. Se trata de usted, de su familia y su futuro.

Hay una persona muy importante en su vida que quisiera que usted participara en un equipo que ayuda a mejorar su vida más de lo que la mayoría de la gente se puede imaginar. Esta imagen de usted y los suyos viviendo una vida mejor es real. Ahora mismo la están viviendo muchas gentes como usted. Lo único que hicieron fue estar de acuerdo en triunfar. En lugar de decir “No”a ese increíble futuro que está ante ellos, simplemente lo aceptaron.

Eso no quiere decir que una vez usted dé su “Sí”, de ahí en adelante todo vaya a ser gratis. Nadie querría o esperaría tal cosa. Pero a partir del momento en que usted asuma el compromiso de trabajar por ese futuro---llamémoslo “El Futuro Amway”---, cambiará todo su futuro.

Habiendo analizado a Amway y a su gente excepcional, yo tengo la convicción de que, si usted sigue los pasos sencillos que otros ya han puesto a prueba antes que usted, con sólo esto que haga---y persista haciendo---, su propio futuro se va a transformar. Su vida puede llegar a tener más seguridad y más estabilidad financiera; puede estar menos a la deriva y ser más alentado y emocionante, y más llena de todo género de satisfacciones que lo que usted haya podido imaginar.

Ahora, voy a suplicarle que por un momento considere lo opuesto.

¿Qué sucedería si ninguno de esos sueños que acabo de describirle pudiera hacerse realidad? Porque, en última instancia, de usted es el derecho de escoger la dirección que va a dar a su vida. Usted puede estar de acuerdo o en desacuerdo; puede apoyar y dar vida a ese futuro o negar su apoyo y hacerlo imposible.

Imagine un mundo sin la fe en que una persona o dos personas juntas puedan realizar todo su potencial hasta el limite. Considere sólo por un momento el esposo que ansía destacar y sobresalir en la vida. Pero en lugar de contemplarle fijando sus metas, tratando de alcanzar su verdadero éxito y dedicándole sus días, sus tardes y hasta fines de semana al mejoramiento de su vida, vemos la situación contraria.

Digamos que él permanece en Amway. Se desalentó y usted u otra persona le ha convencido de que él no es capaz de alcanzar el sueño que Amway le ofrece para un futuro mejor.

Con hacer esto, usted---o alguien más---está reduciendo su futuro a nada más que la repetición constante de un pasado lleno de frustraciones. Con el tiempo, ese futuro increíble que pudo haber sido suyo, es decir de él y de usted, desaparece. Con el tiempo, aquel sueño, aquel potencial, aquel futuro se extinguen como aerolito en llamas en un cielo nocturno. Hasta que finalmente el destello de luz que fue esa llama de convicción, se apaga porque nadie ayudó, porque nadie tuvo fe.

Sin el sueño, sin la meta, el gran soñador---el triunfador---colosal y maravilloso se transforma. Sin la fe de usted, sin su confianza, vuelve de nuevo a ser la persona que era antes de que el sueño animara su existencia.

El hombre o la mujer que no forjan un sueño son como la persona que pasa días interminables en casa, sentado frente a la televisión del mismo modo que va por la vida: cambiando de canal a canal, con la esperanza de que venga algo mejor, pero sabiendo de algún modo que ese algo mejor nunca vendrá.

Este es un cuadro que usted jamás desearía para los suyos. Pero no tiene por qué ser así. Usted puede ayudar a mantener vivo el sueño.

Si a usted le importa esa persona querida que está intentando mejorar sus vidas, hay tres cosas que usted puede hacer, que usted debe hacer, y que serán de mayor provecho de lo que usted se imagina.

Las tres cosas que usted puede hacer ahora mismo son:

Dé fuerzas al ser amado que quiere triunfar. Dé fe al ser amado que da vida a sus sueños. Dé aliento al ser amado que se atreve a ser diferente.

Lo que usted haga hoy será determinante.

ALGUNAS PROVIDENCIAS ÚTILES QUE USTED PUEDE TOMAR HOY MISMO

En una ocasión, hace muchos años, mis dos hijos adolescentes conversaban con su madre y conmigo acerca de lo que debían hacer con sus vidas. Creo que sorprendí a su madre y deleité probablemente a mis hijos, cuando di a esos dos chicos este consejo: “Tomen un día el siguiente barco que salga de la bahía, naveguen los mares inmensos y hagan de sus vidas ¡la más grande aventura!” Hoy, muchos años después, esos dos chicos se han convertido en jóvenes. Uno de ellos ya escaló los picos mas altos de Machu Pichu en los Andes y el otro ha alcanzado alturas antes inexploradas en tecnología de la computación. A ninguno de ellos les hizo daño el desgaste o la expectación. Ambos son seres humanos excepcionales. Y yo detestaría pensar en lo que hoy sería de ellos, de haberse solamente quedado en casa para ver televisión. Si en su vida hay alguien que quiere ser mejor---tener logros y ser más exitoso---yo le exhorto para que haga todo lo que esté de su parte para ayudarle a conseguirlo. Por otra parte, si es usted a quien le gustaría contar con alguien que le ayude a alcanzar las estrellas de su cielo, le recomiendo que pida el apoyo de esa persona tan especial para usted. Usted no puede cambiar los programas de la otra persona exigiéndole, deseándole o suplicándole. Pero por un tiempo, si lo hace cuidadosamente, sí puede obtener el apoyo que necesita para demostrar lo bien que Amway puede funcionar para ambos. Ahora le voy a proporcionar los objetivos que debe establecer---y las medidas correspondientes que debe tomar---para lograrlo.

Objetivo #1: formar un “equipo”.

Debe comenzar con esto, no importa que el equipo consista sólo de dos personas---de usted y su esposa o esposo, o la persona que goza de su aprecio y confianza.

Objetivo #2: Cerciorarse de que ambos (o todos los que integran) tengan los programas adecuados con qué trabajan.

Inicie hoy mismo una campaña exhaustiva para deshacerse de los programas que le mantienen a la zaga y comience a integrar los programas que han de producir su nuevo éxito.

Paso Activo #1:

Si hay alguna persona que usted quiere que se una a usted en su camino al éxito, pídale que lea, a manera de nota personal, la carta abierta que he incluido en párrafo anterior.

Paso Activo #2:

Una vez que esa persona haya leído los conceptos y sopesado las ideas ahí expresadas, ambos deben considerar juntos lo siguiente:

A. La posibilidad de integrar un equipo entre ambos para emprender el trabajo juntos.

B. Los fines que cada uno persigue.

C. Lo que cada cual está dispuesto a hacer para llegar a la meta.

D. La necesidad de ponerse a trabajar inmediatamente para crear los programas que les ayudarán a tener éxito juntos.

USTED TIENE DERECHO A LOS LOGROS PERSONALES

Si en el pasado usted no ha contado con el apoyo que le hubiera gustado para asegurar que el negocio Amway funcionara para usted, con toda mi convicción le digo que no pierda sus esperanzas. Apenas está comenzando. Tenga valor. Tenga fe. Crea en sus convicciones. Demuéstrele al mundo que le rodea--- especialmente a los seres que más quiere---que usted está ejerciendo el control sobre su futuro. No se detenga. No se rinda. No se deje convencer por nadie de que usted sea incapaz de alcanzar sus metas. Recuerde que usted es especial. Usted merece triunfar. Nadie más que usted puede ser usted mismo. Nadie podrá jamás pensar o soñar por usted. Usted tiene el derecho inalienable de lograr triunfos en su vida. Usted va en pos del verdadero éxito y nadie le puede quitar esa meta que usted se ha propuesto. Si usted quiere que se le una su esposa o esposo o pariente o mejor amigo, pero ella o él todavía no ven con claridad la imagen viva de lo que usted se a propuesto lograr, no se aflija demasiado por eso.

Presente el plan, muestre el vivo retrato de lo que usted y ella---o él---pueden hacer y nunca desista. Con el tiempo, todos van a estar de acuerdo en que usted hizo lo correcto cuando se unió a Amway.

Y un día cercano, cuando usted sea portentosamente exitoso y se encuentre pasando el

invierno relajándose bajo el sol en alguna isla tropical, hasta sus asociados y conocidos que

menos le han alentado se pondrán felices de que usted comparta con ellos su éxito.

Es muy difícil que una persona que tenga usted que llamarle desde alguna isla del Caribe para

desearle una feliz Navidad, le diga que su sueño no funcionó.

“La Autoestima no significa ‘amor propio’, falso orgullo o un ego arrogante. Autoestima quiere decir Tu imagen consciente, A cabalidad, de ti mismo Y de todo lo que sabes a Ciencia cierta que es verdadero Acerca de tu persona”.

Capítulo Trece La forja De Una autoestima Más Sólida

¿Cuál es su opinión acerca de usted mismo? Si usted va a tener éxito en el negocio Amway (o en cualquier actividad que valga la pena), usted va a necesitar contar con una buena y saludable autoestima. Y ya sabemos ahora que si usted no la tiene, la puede conseguir.

En verdad, ¿qué piensa acerca de la persona que es y de lo que está haciendo? Si usted pudiera

plasmar la mejor imagen y la más apegada a la realidad de usted mismo, ¿cómo se vería? ¿Cómo anda su fe? ¿Cómo es su convicción? ¿Está usted todo preparado para triunfar? Esta idea de tener mejor “autoestima”se ha malinterpretado con frecuencia. La autoestima, en su forma más pura, no quiere decir amor propio, falso orgullo o ego arrogante. De hecho, se refiere en realidad a lo opuesto de todo eso. La palabra “autoestima”significa el cuadro

compuesto y completo de usted mismo y de su ser. Su autoestima es la imagen de quien usted cree que es. Esta “imagen”que usted tiene de sí es importante por dos razones:

1. Su autoestima es siempre el resultado de los programas que usted tenga en todo momento acerca de su ser. 2. Su autoestima programada determina siempre lo que usted termine por creer acerca de sí mismo. Lo que usted crea, inconscientemente, acerca de usted, determina siempre lo que usted haga.

Así pues, si sus programas de autoestima personal y para los negocios no le están dando lo mejor imagen de quien en realidad es usted y de lo que verdaderamente puede lograr esos programas le van a mantener inmóvil. Nos comportamos, casi siempre, a la altura de nuestra

autoestima. Si ese límite es inferior, es decir, si su imagen de usted mismo está por debajo de su mejor nivel, tal es entonces lo que usted va a lograr con toda probabilidad. De igual modo, sus programas de autoestima interior que configuran lo que usted piensa y

, parte de las opciones que usted escoja al estar operando su negocio. Usted tiene los programas correspondientes a todo esto y son programas muy reales. El resultado es que usted posee una autoestima para su sentido personal y también posee una para los negocios o sea, para la mercadotecnia en red.

siente por cuanto a la red de mercadotecnia---y Amway en particular

determinan la mayor

OBSERVE LA AUTOESTIMA DE LA GENTE A SU ALREDEDOR PARA LA “MERCADOTECNIA EN RED”

Vea a su alrededor; observe a los asociados que operan en su red empresarial y verá que lo anterior es cierto. Algunos de sus amigos tienen ese increíble sentido interno de autoaceptación y confianza propia. Son los que parecen estar siempre motivados. Trabajan duro, tienen una meta, se apegan al plan. Casi siempre son optimistas: ayudan y alientan a los demás y se niegan a detenerse. Ese tipo de actitud no nace de una aceptación ciega. Esa confianza propia, tan positiva, proviene de ciertos programas de autoestima muy poderosos---tanto de autoestima personal como de autoestima para la comercialización reticular. Vea enseguida a las demás gentes que conoce. Quizás hasta pertenezcan a su organización, pero son de la otra clase de gente---la que no está triunfando. Son los que están “en contra”de casi todo. Son negativos, no tienen entusiasmo y no creen en su propio éxito. Realmente no es culpa de ellos---es su autoestima la que no anda bien. No tienen ninguna fe en este negocio porque no tienen fe en ellos mismos. Su propia autoestima deficiente está creando un mundo de fracaso y ellos no entienden siquiera lo que les está sucediendo. Hemos aprendido que toda autoestima “es adquirida”o impresa, es decir, se aprende. Su autoestima se va grabando en una serie infinita de impresiones o “grabaciones” neurológicas cerebrales. Capa por capa, grabación a grabación, se van construyendo sus creencias acerca de sí mismo. Este proceso químico tiene lugar en el cerebro y es complicado. Pero para simplificar este proceso, como dijimos anteriormente, basta con recordar que todo mensaje que usted recibe queda grabado en los conductos químicos o vías neuronales del cerebro.

SI USTED CREA NUEVOS PROGRAMAS CONSTRUYE NUEVA AUTOESTIMA

Lo que eso significa para usted es que todo lo que usted ha escuchado, pensado, dicho o reído acerca de usted mismo, todo lo que usted haya creído acerca de la comercialización en red---y Amway---ha sido grabado en los conductos neuronales de su cerebro. No importa en qué consistan dichas grabaciones---o mensajes---, a menos que usted haya hecho algo para cambiarlos, esas “grabaciones”programadas todavía están ahí. Así que cuando yo recomiendo usar nuevos diálogos Internos para crear un equipo de nuevos mensajes---nuevos programas---que le ayuden, espero que usted sepa que lo que usted está haciendo es mucho más científico que estar solamente diciéndose a sí mismo que va a pensar de

una manera algo diferente. Esto no es únicamente “pensar de modo positivo”o algo tan sencillo y pasajero. De lo que estamos hablando realmente es de que usted asuma la responsabilidad de todo el proceso de su propia programación. Eso significa que usted está a cargo de los próximos programas que obtenga. En el pasado, este “proceso de programación” ha estado a cargo del mundo a su alrededor. De ahora en adelante, su programación depende de usted.

ALGUNOS NUEVOS PROGRAMAS EXCEPCIONALES QUE LE AYUDARAN A GANAR

Los siguientes guiones de diálogo Interno han sido escritos específicamente para usted, al igual que los demás guiones que aparecen en este libro. Además, están hechos de acuerdo a ciertas reglas muy importantes. Un buen diálogo Interno---el Diálogo Interno correcto---tiene que ser sencillo. Tiene que ser directo y fácil de emplear. Y tiene que cumplir con reglas específicas de programación que rigen su imaginería, su contenido, su formato y su fraseología. A la manera de todo guión de Diálogo Interno exitoso y cuidadosamente compilado, el resultado final es cautivadoramente sencillo. Un buen Diálogo Interno combina el valor de la verdad intemporal con el pentámetro casi rítmico del verso poético. Pero el Diálogo Interno apropiado, como en los siguientes ejemplos, es mucho más que palabras correctas escritas exactamente del modo correcto. Este es el orden de Diálogo Interno que hará más que motivarle. Está diseñado para ayudarle a reemplazar los viejos programas con otra cosa mejor.

AUTOESTIMA AMWAY POSITIVA

Usted podría leer y releer el siguiente guión de Diálogo Interno sólo ocasionalmente. O usted podría aprenderse de memoria el Diálogo Interno palabra por palabra. O bien, puede escucharlo en casete y recibir los mismos programas con mayor frecuencia, que es lo que yo hago cuando quiero mejorar algún aspecto de mi vida.

y seguirse

adelante. Pero le recomiendo que tome más en serio este Diálogo Interno y estos programas. Las palabras utilizadas en los siguientes guiones son bastante sencillas. Pero su significado así como los nuevos programas que producen estas palabras mediante su empleo repetido ¡son especialmente importantes! Me consta por experiencia propia que una vez que los programas de este orden se convierten

en parte automática y natural de su vida, ésta mejora natural y automáticamente. Como sea que usted se sienta acerca de usted mismo y de su papel en la mercadotecnia en red, imagine desde hora mismo que usted está escuchando estas palabras---y recibiendo estos mismos programas---a cada mañana durante las próximas semanas o durante los próximos meses:

Por supuesto, usted podría escoger leer este Diálogo Interno sólo una vez

GUIÓN #4 DE DIÁLOGO INTERNO ESPECIAL PARA EMPRESARIOS AMWAY:

“ESTOY ORGULLOSO DE ESTAR EN AMWAY”

Yo estoy orgulloso de estar en Amway. A mí me gusta ser exitoso. Y estar con Amway es estar a las puertas del éxito.

A mí me gusta lo que estoy haciendo con mi vida, y yo estoy a gusto conmigo mismo.

A la par que yo estoy cambiando mi vida y mejorándola, estoy cambiando y mejorando las

vidas de los demás.

A causa de mi trabajo con Amway, yo estoy transformando mi vida, ayudando a otros a

transformar sus vidas.

Ahora mismo, en este preciso momento y para todos los tiempos venideros, yo asumo la responsabilidad personal y completa por el éxito de mis sueños.

Amway está creciendo más fuerte cada día, y con Amway yo también estoy creciendo más fuerte. Yo creo en Amway y Amway cree en mí.

Si alguna vez dudé de mí mismo en el pasado, yo escojo deshacerme para siempre de esas dudas.

Yo he decidido ser uno de los mejores. Yo he escogido la opción de hacer que Amway

funcione en mi vida. Me gusta lo que estoy haciendo

y

yo escojo triunfar.

Yo estoy orgulloso de lo que Amway significa para mí, para mi familia y para mi vida. Estoy

orgulloso de haber escogido esta opción.

Yo

creo en mí mismo

y

creo en Amway.

Yo

tengo fe en que seré exitoso en todas las maneras positivas. Yo lo creo, yo trabajo para

ello y hago que suceda.

Yo me rodeo de la gente más positiva sobre la tierra. Para mí, Amway es una familia

increíble de amigos positivos.

Mi hogar, mi familia, mi trabajo y mi fe se ven realzados todos ellos por el enriquecimiento

positivo que Amway trae a mi vida.

Yo

estoy orgulloso de contribuir a transformar el mundo de una manera positiva.

Yo

estoy perfeccionando mi propia vida al estar ayudando a otros a perfeccionar sus vidas.

Yo

estoy orgulloso, increíblemente orgulloso, de formar parte del equipo Amway. Es el

equipo más emocionante, más valioso y más triunfador del mundo.

¡Yo estoy orgulloso de estar en Amway!

¡Imagínese a usted mismo escuchando este guión de Diálogo Interno al despertar cada mañana o leyéndolo en voz alta al iniciar su día! Cuando usted está orgulloso de lo que es y de lo que está haciendo, su entusiasmo se percibe. Su cociente de autoestima se eleva. Y usted comienza a pensar en desarrollarse.

¡Imagínese contar con esa fe en Amway la próxima vez que usted conozca a alguien o la próxima vez que presente el plan! Si usted quiere que la demás gente crea, su convicción tiene que venir de adentro. Cuando usted da cabida a esa clase de Diálogo Interno como parte permanente de lo que es, está creando esa fe en usted mismo.

OTRO PROGRAMA DE DIÁLOGO INTERNO QUE DICE LAS COSAS COMO SON

Cuando usted quiera dar un nuevo “formato”a algunos de sus viejos programas, debe saber que no estamos tratando de darle todo el crédito por cambiar su vida sólo a usted. “Creer en

usted

Al igual que mucha gente, yo fui educado en una familia muy religiosa. Siempre se esperó de mí que al crecer trabajaría para la iglesia. (Tengo la esperanza de que el trabajo al que ahora me dedico, aunque no sea hablar desde el púlpito, alcance a ser suficiente.) Si usted confía en su fe, querrá ser muy cuidadoso con los programas que estamos tratando aquí, está diseñado para trabajar en armonía con sus creencias religiosas. Al darnos a nosotros mismos los nuevos mensajes de Diálogo Interno correctos y más positivos, de ninguna manera estamos tratando de privilegiar lo meramente humano; ni tampoco estamos tratando de negarle crédito a la fuente de nuestra fe. Así pues, cuando usted escucha una cinta de Diálogo Interno, por ejemplo, no está diciendo

“Yo soy increíble

Por el contrario, usted puede escoger incluso iniciar cada programa de Diálogo Interno con las

y enseguida continuar

palabras: “Por medio de mi fe

”no

significa que usted no crea en nada más.

y

estoy haciendo esto yo solo”.

yo

escojo, hacer lo siguiente

”,

escuchando la cinta o usando el guión. Si usted quiere leer alguna de nuestras formas de Diálogo Interno más tempranas, lea de nuevo los Salmos, que son tal vez el más grande Diálogo Interno que jamás se haya escrito. O lea otra vez los Proverbios.

El Diálogo Interno correcto nunca se destina para competir con su fe. El Diálogo Interno adecuado puede edificar su fe, como lo ha hecho para muchas personas. Está diseñado para funcionar conjuntamente con la oración, la fe y las creencias positivas. Teniendo en mente lo anterior, le presentamos otro guión de Diálogo Interno que le va a proporcionar más programas apropiados, que día con día le ayudarán a alcanzar sus metas como Empresario Amway. ¡Imagínese iniciando a diario su día, impulsado por un Diálogo Interno de este rango!

CUIÓN #5 DE DIÁLOGO INTERNO ESPECIAL PARA EMPRESARIOS AMWAY:

“YO PUEDO HACER ESTO, ¡Y SE QUE YO PUEDO!”

Yo puedo hacerlo, y yo sé que puedo. Tengo lo que se requiere y lo demuestro todos los días.

Yo decido ser único y especial, y escojo estar lleno de fe.

Yo tengo fe. Yo sé que puedo hacerlo. ¡Yo sé que puedo ganar!

Yo he tomado la decisión de crear mi éxito. Yo lo planeo, yo trabajo para ello y yo TENGO

FE en lograrlo.

Yo

escojo ser exitoso, ¡como individuo, como socio y como miembro de mi equipo!

Yo

he tomado la decisión de ganar y ahora ¡nada podrá detenerme a mí!

Yo me niego a permitir que algo me abata a mí. Yo mantengo mi actitud “en alto”y ¡yo persisto en todas mis acciones!

Yo

opto por tener una actitud sana y positiva acerca de mi negocio y mis éxitos.

Mi

actitud es el resultado de mi propia decisión. ¡Yo escojo sentirme de lo mejor, creer en

mí, seguir el plan, y perseguir mis metas!

¡Yo tengo fe! Yo creo en mí mismo, yo creo en el trabajo que estoy desempeñando y creo en ese futuro que estoy creando para mi familia y para mí. ¡Yo tengo fe!

Yo he tomado la decisión de hacer que mi negocio ¡marche bien!

negocio es exitoso.

Yo soy exitoso y mi

A mí me gusta de verdad el futuro que estoy creando para mí y para mis seres queridos.

Yo cuido mi negocio y esto se percibe. Mi negocio cuida de mí porque yo cuido de mi

negocio.

Yo

hago todo lo que yo necesito hacer para lograr que mi negocio Amway sea un éxito.

Yo

disfruto trabajar en mi negocio todos los días, y yo disfruto todas las auténticas

bendiciones que mi negocio trae a mi vida.

Yo he escogido ganar hoy mismo y todos los días. Yo tengo fe. Yo creo, y yo ¡triunfo!

¡Yo soy un triunfador y estoy ganando ahora mismo!

¡YO PUEDO HACERLO

Y

YO SE QUE PUEDO!

Esta es la clase de Diálogo Interno que no solamente le ayuda a cambiar sus programas y crear su éxito, sino que también forja la fe, la convicción y la autoestima. Cuando más lo escuche y practique, más saludable y triunfadora se hará su autoestima.

SU AUTOESTIMA ES SU FUTURO

Sus programas de autoestima (todo cuanto cree de usted mismo) determina todo lo que haga. Todo lo que piensa, todo lo que dice y toda acción que emprende, hasta el más mínimo detalle, todo esto está gobernado por los programas de autoestima que lleva consigo. Nada va a afectar más su éxito como Empresario Amway que su autoestima. ¡Esta es una buena noticia! Porque su autoestima también es algo que usted puede cambiar. Siempre recuerde: Usted puede hacerlo, ¡y sabe que puede!

Cuarta Parte Rumbo A Las Estrellas

“Tú eres, como Empresario Amway Uno de los profesionales Más importantes. Si quieres estar seguro de que Te mantendrás en el camino, Date a ti mismo Un chequeo de programas. Después, mañana, Hazlo otra vez. Tú y tu negocio Amway lo valen!.

Capítulo Catorce Su Lista Programática De Chequeo Diario

Uno de los beneficios de trabajar en el campo de la conducta humana es que usted descubre con el tiempo, ciertas verdades maravillosas acerca de lo que hace que una vida buena marche bien. Usted llega a descubrir, como a mí me ha pasado, que algunas ideas de motivación parecen formidables, pero son poco eficaces; mientras que otras tienen efectivamente el poder de transformar vidas en múltiples e increíbles maneras. La herramienta que ahora voy a compartir con usted es fácil de utilizar, incluso a diario, pero puede ser vitalmente transformadora en sus resultados. Tal parece que siempre son las ideas más sencillas las que funcionan mejor. A pesar de ello, son las primeras que pasamos por alto. No parecen tan simples, ¿cómo es posible que puedan transformar su vida? Si usted pone en práctica este ejercicio durante los próximos tres o cuatro años---diariamente para empezar, después una vez a la semana o incluso ocasionalmente de ahí en adelante---, estoy seguro que superará a todos los que hoy están en Amway al mismo nivel que usted. Tengo la convicción que si usted sigue este consejo, alcanzará también toda meta personal y de Amway que se proponga.

¿CUÁL ES EL SECRETO QUE HAN DESCUBIERTO LOS PROFESIONALES?

Después de años de entrenamiento intensivo y antes de ser lanzado al espacio en su viaje al cosmos, un astronauta aprende a hacer mejor una sola cosa que cualquier otra. Y es una cosa tan sencilla que uno casi se pregunta por qué se requirieron tantos años y tanta práctica para perfeccionarla. Si usted aprendiera esta destreza, usted trabajaría más eficazmente y por lo tanto, tendría aun más éxito. Sin embargo, esta habilidad no se enseña en la escuela ni se sugiere siquiera en la mayoría de las carreras profesionales. Es una destreza que se enseña, se comprende y se usa únicamente en los trabajos más serios y vitales.

Los astronautas lo hacen antes de pensar en salir de la tierra. Los pilotos lo hacen antes de todo vuelo. Los cirujanos lo hacen antes y después de cada intervención. Los constructores lo hacen antes de colocar el primer ladrillo. Y los buzos lo hacen antes de lanzarse al agua. En cada uno de los casos mencionados, se entrena a la gente para hacer una cosa que es vital para su éxito. Y en cada uno de estos casos, la gente involucrada se ha estado preparando para tener éxito. ¿En qué consiste eso que toda esta gente altamente exitosa hace? Ellos realizan una operación excepcionalmente importante y sencilla: llenan una lista de chequeo.

SU ÉXITO ES IGUAL DE IMPORTANTE

¿Cuándo ha tenido más importancia el viaje espacial de una persona que el vuelo de usted hacia su futuro? ¿Cuándo ha sido más importante el examen físico de un doctor que su propia examinación del lugar donde usted se encuentra y de lo que está haciendo en el presente? ¿Cuándo ha tenido el juego de planos de un constructor más importancia que los planes que usted ha delineado para su propia vida? ¿Cuándo la lista de chequeo previa al sumergimiento de un buzo ha sido más importante que su propia revisión de su preparación personal para lanzarse a lo desconocido, encontrar el tesoro y salir a flote con el triunfo en las manos? Imagínese tener su propia lista de verificación para llenar a diario o siempre que va a dar un paso que pueda afectar todo su futuro (que es exactamente lo que usted hace todos los días).

Lo que está haciendo por usted y por todas las personas que va conociendo y patrocinando es tan importante como lo que hace cualquiera de los profesionales entrenados a emplear la lista de chequeo que acabo de mencionar. En realidad usted es más importante que ellos. Ellos quizá vayan a lo desconocido, mientras que usted está transformando el mundo

. LA LISTA DIARIA DE CHEQUEO MARCA EL ESQUEMA QUE DEBEN SEGUIR SUS NUEVOS PROGRAMAS

La siguiente lista de chequeo está diseñada para ayudarle a evaluar los programas más importantes que ahora tiene, y para trabajar con usted en la construcción y reforzamiento de sus nuevos programas positivos. Lea ahora toda la lista, sólo para familiarizarse con los puntos que cubre. Después, tiene usted mi autorización para sacar todas las copias de la lista que quiera. Entre más veces revise las preguntas que aparecen en ella, más programas de acción, determinación, energía y enfoque va usted a construir. Junto a cada pregunta de la lista aparece un breve ejemplo de programa de Diálogo Interno adecuados que le ayudarán a crear el esquema que deben seguir sus nuevos programas, cada vez que utilice la lista de chequeo

Mi Lista diaria de Chequeo de Programas

Marque esta lista de chequeo una vez al día, durante las próximas tres o cuatro semanas. Transcurrido este período, lea nuevamente toda la lista por lo menos una vez a la semana. Cada vez que usted repase la lista de preguntas, practique contestarlas empleando su nuevo Diálogo Interno. Cuanto más a menudo lo haga, más se fortalecerán sus nuevos programas.

* Lista de Chequeo, Pregunta #1:

¿Creo en mí mismo? (Ejemplo) ¡Yo escojo creer realmente en mí mismo! Yo tengo una fe incontenible en mi sueño y estoy completamente convencido de su realización. Mi sueño es importante. Mi sueño es valioso, positivo y bueno, y yo merezco alcanzarlo. Así que yo escojo la opción definida de creer

totalmente en mí, sin ninguna duda o vacilación. Yo tengo fe total y absoluta en mi mismo y en

mi sueño.

* Lista de Chequeo, Pregunta #2:

¿Cómo es mi Energía?

Yo me aseguro de sentirme increíble, energético, apto y con el mundo a mis pies. Yo sé que

mi

sueño requiere energía activa, por lo tanto escojo mantenerme en buen estado físico y mental.

Yo

me cercioro de tener toda la energía que necesito para realizar el trabajo.

* Lista de Chequeo, Pregunta #3:

¿Cómo son mi actitud y mi entusiasmo?

Yo sé que, junto con el plan, mi actitud personal es la parte más importante de mi éxito en Amway. Así que me aseguro de que mi actitud es tan optimista que mi éxito está garantizado. Mediante mi actitud, yo hago de cada día un día increíble.

* Lista de Chequeo, Pregunta #4:

¿Qué tan bien estoy comunicando este día, a mi familia y los demás, mi fe en Amway?

Yo escojo ser un gran esposo (o esposa), padre de familia, consejero, motivador, maestro y amigo. Como Empresario Amway, yo estoy ayudando a mucha gente, en muchos aspectos de su

vida. Y así, yo digo “mi verdad” con mis palabras, con mis acciones y poniendo positivamente el ejemplo. Yo disfruto compartir con mis seres queridos las numerosas recompensas logradas en

mi exitoso negocio Amway---y gracias a Amway, estoy más cerca de mi familia cada día.

* Lista de Chequeo, Pregunta #5:

¿Qué tan bien estoy implementando el plan?

Yo escojo seguir el plan al pie de la letra. El plan funciona, y yo lo sigo con exactitud. Sin excepciones.

* Lista de Chequeo, Pregunta #6:

¿Qué tan buenos resultados estoy obteniendo cuando voy en busca de prospectos?

Yo hago de la búsqueda de prospectos una de las actividades más positivas de mi vida. Estoy a la expectativa de poder compartir el sueño con todas las personas ante las cuales me presento. Eso es precisamente lo que he decidido hacer y actúo todos los días en base a esta decisión.

* Lista de Chequeo, Pregunta #7:

¿Qué tan bien me están resultando las presentaciones del plan?

A mí de verdad me gusta mostrar el plan y mi entusiasmo sale a relucir. Yo me esfuerzo porque mis habilidades para hacer las presentaciones sean fuertes, lo mismo que mi convicción. Porque yo mismo trabajo el plan, lo muestro con frecuencia.

* Lista de Chequeo, Pregunta #8:

¿Estoy utilizando el Diálogo Interno adecuado que me ayude a tener éxito?

Yo me aseguro de contar con los programas mentales correctos y rehuso permitir que cualquier programa viejo o negativo obstaculice mi camino. Así que integro el Diálogo Interno como parte importante de mi vida. Yo estoy aprendiendo todo un vocabulario nuevo del tipo de Diálogo Interno que crea potentes programas nuevos de éxito en todos los aspectos de mi vida. Y cada vez que leo esta lista de chequeo, mi nuevo diálogo Interno se fortalece aun más.

* Lista de Chequeo, Pregunta #9:

¿Estoy haciendo todo lo que puedo por alcanzar mis metas?

Yo he tomado la decisión de hacer de mi éxito como Empresario Amway una ocupación de tiempo completo---a la que brindo toda la atención que merece. Mi carrera Amway cuidará bien de mí, así que yo cuido bien de ella. Yo aprovecho toda herramienta y habilidad que Amway me ofrece y hago todo lo que necesito hacer, justamente cuando necesito hacerlo. Esto quiere decir ahora. Hoy mismo.

* Lista de Chequeo, Pregunta #10:

¿Cómo es mi fe?

Mi fe espiritual puede hacer milagros en mi vida. Yo escojo tener esa clase de fe para que me guíe, me fortalezca y me inspire a cada paso que doy en mi camino. Yo vivo por mi fe, y mi fe siempre conmigo. Yo escojo pasar mi tiempo con otros que poseen fuertes valores espirituales y juntos nos hacemos más fuertes que nunca.

* Lista de Chequeo, Pregunta #11 ¿He programado asistir a mi próximo seminario o evento de fin de semana Amway?

Yo me doy el tiempo necesario para asistir a toda oportunidad de enseñanza y de compartir con los demás que Amway me proporciona. Yo hago los eventos y reuniones Amway mi prioridad principal. Asistir a toda actividad Amway no me quita tiempo, sino que enriquece sin medida mi negocio y mi vida.

* Lista de Chequeo, Pregunta #12:

¿Qué acción puedo emprender ahora, este día, que me ayude a impulsar mi negocio y mi vida?

Yo trabajo el plan, lo vivo, lo hago mío. Yo sueño, yo lo visualizo, yo camino en él, lo toco, le doy vida. Yo escojo ser exitoso, por lo tanto emprendo ahora mismo la acción, este día, para ayudarme a alcanzar mis metas personales y profesionales. Hoy y todos los días ¡yo implemento el plan!

¡Qué impacto tan profundo puede tener en su vida ese sencillo pero poderoso proceso de lista de chequeo! Usted casi puede sentir como sus nuevos programas comienzan a tomar el mando, al ir usted leyendo y practicando sus nuevas respuestas de Diálogo Interno. La lista de chequeo es sencilla, pero construye sus nuevos programas de dos maneras muy efectivas: cambiando de inmediato sus acciones---y sus resultados---y ayudándole a edificar día a día programas exitosos de largo plazo.

He incluido nuevamente la misma lista de chequeo en la página siguiente, en forma abreviada, para que usted la copie y la lleve consigo. Al leer esta lista de chequeo, responda cada pregunta otra vez, con la respuesta de Diálogo Interno que más le gustaría programas en su computadora mental personal.

Mi Lista Diaria de Chequeo de Programas

1. ¿Creo en mí mismo?

2. ¿Cómo es mi energía?

3. ¿Cómo son mi actitudes y mi entusiasmo?

4. ¿Qué tan bien estoy comunicando este día, a mi familia y a los demás, mi fe en Amway?

5. ¿Qué tan bien estoy implementando el plan?

6. ¿Qué tan buenos resultados estoy obteniendo cuando voy en busca de prospectos?

7. ¿Qué tan bien me están resultando las presentaciones del plan?

8. ¿Estoy utilizando el Diálogo Interno adecuado que me ayude a tener éxito?

9. ¿Estoy haciendo todo lo que puedo por alcanzar mis metas?

10. ¿Cómo es mi fe?

11. ¿He programado asistir a mi próximo seminario o evento de fin de semana Amway?

12. ¿Qué acción puedo emprender ahora, este día, que me ayude a impulsar mi negocio y mi vida?

USTED Y SU NEGOCIO LO VALEN

¿Cómo es su fe en usted mismo? ¿Tiene usted la energía y el entusiasmo que necesitan para hacer el trabajo? ¿Es siempre positiva su actitud? ¿Atrae usted gente de calidad? ¿Sigue usted el plan hasta el último detalle? ¿Dedica usted el tiempo que debe dedicar a buscar nuevos prospectos y a mostrar el plan? ¿Ha hecho ya sus planes para asistir al próximo evento Amway de fin de semana? ¿Está haciendo todo lo que puede hacer para implementar el plan y alcanzar sus metas, tanto en su negocio como en los demás aspectos de su vida?

Cuando usted se haga estas preguntas, sus respuestas deben reflejar las opciones que usted escoge tomar. Cada vez que usted pregunta y cada vez que responde, está programando dentro de usted los resultados que quiere crear. Repase esta lista de chequeo tan frecuentemente como pueda; piense en ella, discútala con su familia y su patrocinador, e invierta el tiempo requerido para construir estos nuevos y potentes programas de éxito. Usted y su negocio Amway lo valen.

“Si tú fueras dos, y un tú escogiese practicar y reforzar las buenas ideas que has aprendido, mas no así el otro “tú”, ¿por cual de los dos votarías para triunfar?”

Capítulo Quince Revise, Repita y Refuerce

¿Cuál es la respuesta? ¿Cuál es el secreto para triunfar en este mundo increíble del mercadeo en red? Usted puede estar seguro de una cosa. La respuesta para el éxito en este negocio no está por allá en alguna parte, está aquí cerca. Justamente aquí, dentro de usted, en esa parte de usted que en estos momentos está leyendo estas palabras. Se ha escrito tanto acerca de la motivación personal, de la autoayuda y de cómo conseguir el triunfo en la vida. Usted podría pensar que a estas alturas el mundo entero ya tiene la respuesta. No obstante, es fácil errar en la percepción de la verdad. En lugar de encontrar respuestas, casi todo el mundo continúa únicamente subsistiendo, consiguiendo poco, y pensando que así es como tiene que ser, cuando en realidad ¡no tiene por qué ser así! Pero usted es diferente. Usted sabe más que eso; usted al menos ya conoce algunas de las respuestas. Y usted, siempre y cuando siga esforzándose, habrá de alcanzar toda suerte de éxitos que el resto del mundo ilusiona solamente. ¿Cómo saberlo? Usted ya pasó la prueba. Usted ya ha dado muestras que dicen: “Yo, en lo que a mí respecta, quisiera vivir con lo mejor de mí mismo”. Si esto no fuera cierto, usted no estuviera leyendo estas palabras ahora, ni se hubiera interesado por este negocio desde un principio. Después de todo, este negocio es para aquellas personas que quieren sobresalir en sus logros. Eso significa que usted está en el lugar que le corresponde. Usted ha escogido la organización correcta: usted dispone de todas las herramientas adecuadas; usted tiene la oportunidad en frente y está listo para ir adelante.

¿AHORA QUE VA USTED A HACER REALMENTE?

Ponga mucho cuidado en lo que va a suceder ahora. Véase a usted mismo, pero también observe a la gente a su alrededor---esas personas que están con usted en la mercadotecnia en red o pronto lo estarán. Este es el lugar donde se separan en dos grupos distintos los ganadores y lo que están a punto de ganar pero pierden. Este es el momento cuando los que van por el triunfo harán una cosa diferente a todos los demás.

Es ahora cuando los ganadores se preparan para ganar. Hasta este punto, casi todas las cosas han sido equitativas. Esto es, todos en el negocio quieren ganar, por lo menos hasta cierto grado. También todos en el negocio tienen las misma herramientas y la misma oportunidad. Pero aquí es cuando algunos de ellos---no todos---entrarán al círculo de los triunfadores, esto es, al grupo de aquellos que están a punto de armarse para el éxito absoluto e incondicional. Ellos cuentan con todo el apoyo externo que necesitan para hacerse exitosos---pero no se están deteniendo ahí. En esta etapa, los que realmente van a ganar se aseguran de contar con todo el apoyo interno que van a necesitar para ganar---preparan sus mentes