Introducción a un Curso de milagros

Nada real puede ser amenazado.

Nada irreal existe.

En esto radica la paz de Dios.





El conocimiento es la verdad y está regido por una sola ley: la ley del amor o Dios. La verdad
es inalterable, eterna e inequívoca. Es posible no reconocerla, pero es imposible cambiarla.
Esto es así con respecto a todo lo que Dios creó, y sólo lo que l creó es real.

El mundo de la percepción es el mundo del tiempo, de los cambios, de los comien!os y de los
"inales. #e basa en interpretaciones, no en $ec$os. Es un mundo de nacimientos y muertes,
basado en nuestra creencia en la escase!, en la p%rdida, en la separación y en la muerte.

&na ve! que alguien queda atrapado en el mundo de la percepción, queda atrapado en un
sue'o. El ob(etivo del Espíritu #anto )la *o! de Dios+ es ayudarnos a escapar del mundo de los
sue'os, ense'ándonos cómo cambiar nuestra manera de pensar y cómo corregir nuestros
errores.

El perdón es el recurso de aprendi!a(e e,celso que el Espíritu #anto utili!a para llevar a cabo
ese cambio en nuestra manera de pensar.

El mundo que vemos re"le(a simplemente nuestro marco de re"erencia interno: las ideas
predominantes, los deseos y las emociones que albergan nuestras mentes. La proyección da
lugar a la percepción. -emos distorsionado el mundo con nuestras absurdas de"ensas y, por lo
tanto, estamos viendo lo que no está a$í.

. medida que aprendemos a reconocer nuestros errores de percepción, aprendemos tambi%n
a pasarlos por alto, es decir, a perdonarlos. .l mismo tiempo nos perdonaremos al mirar más
allá de los conceptos distorsionados que tenemos de nosotros mismos, y ver el #er que Dios
creó en nosotros, como nosotros.

El #er que Dios creó no necesita nada. Está eternamente a salvo y es eternamente íntegro,
amado y amoroso. /usca compartir en ve! de obtener0 e,tender en ve! de proyectar. 1o tiene
necesidades de ninguna clase y sólo busca unirse a otros que, como %l, son conscientes de su
propia abundancia.

1uestra sensación de ser inadecuados, d%biles y de estar incompletos procede del gran valor
que le $emos otorgado al 2principio de la escase!3 el cual rige al mundo de las ilusiones.
Desde este punto de vista, buscamos en otros lo que consideramos que nos "alta a nosotros.
2.mamos3 a otro con el ob(eto de ver que podemos sacar de %l. De $ec$o, a esto es a lo que
en el mundo de los sue'os se le llama amor. 1o puede $aber mayor error que %se, pues el
amor es incapa! de e,igir nada.

Las relaciones especiales que se establecen en el mundo son destructivas, egoístas e
2in"antilmente3 egoc%ntricas. 4ás si se le entregan al Espíritu #anto, pueden convertirse en lo
más sagrado de la tierra: en los milagros que se'alan el camino de retorno al Cielo.

El Espíritu #anto trans"orma las relaciones especiales en per"ectas lecciones de perdón y las
utili!a como un medio para despertarnos del sue'o. Cada una representa una oportunidad de
sanar nuestras percepciones y de corregir nuestros errores. Cada una es una nueva
oportunidad de perdonarnos a nosotros mismos, perdonando a otros. 5 cada una viene a ser
una invitación más al Espíritu #anto y al recuerdo de Dios.

La percepción ve a trav%s de los o(os del cuerpo y oye a trav%s de sus oídos. 6roduce las
limitadas reacciones que %ste tiene. El cuerpo aparenta ser, en gran medida, auto7motivado e
independiente, más en realidad sólo responde a las intenciones de la mente. #i la mente lo
utili!a para atacar, sea de la "orma que sea, el cuerpo se convierte en la víctima de la
en"ermedad, la ve(e! y la decrepitud. #i la mente, en cambio, acepta el propósito del Espíritu
#anto, el cuerpo se convierte en un medio e"ica! de comunicación con otros 8invulnerable
mientras se le necesite8 que luego sencillamente se descarta cuando de(a de ser necesario.

Lo opuesto a ver con los o(os del cuerpo es la visión de Cristo, la cual re"le(a "ortale!a en ve!
de debilidad, unidad en ve! de separación y amor en ve! de miedo. Lo opuesto a oír con los
oídos del cuerpo es la comunicación a trav%s de la *o! que $abla a "avor de Dios, el Espíritu
#anto, el cual mora en cada uno de nosotros. El Espíritu #anto $abla con una claridad
inequívoca y e(erce una atracción irresistible. 1adie puede ser sordo a #us mensa(es de
liberación y esperan!a, a no ser que eli(a identi"icarse con el cuerpo, ni nadie puede de(ar de
aceptar (ubilosamente la visión de Cristo a cambio de la miserable imagen que tiene de sí
mismo.

La visión de Cristo es el don del Espíritu #anto, la alternativa que Dios nos $a dado contra la
ilusión de la separación y la creencia en la realidad del pecado, la culpabilidad y la muerte. Es
la 9nica corrección para todos los errores de percepción: la reconciliación de los aparentes
opuestos en los que se basa este mundo. #u ben%vola lu! muestra todas las cosas desde otro
punto de vista, re"le(ando el sistema de pensamiento que resulta del conocimiento y $aciendo
que el retorno a Dios no sólo sea posible, sino inevitable.

Lo que antes se consideraba una in(usticia que alguien cometió contra otro, se convierte a$ora
en una petición de ayuda y de unión. El pecado, la en"ermedad y el ataque se consideran
a$ora percepciones "alsas que claman por el remedio que procede de la ternura y del amor.
Las de"ensas se abandonan porque donde no $ay ataque no $ay necesidad de ellas. Las
necesidades de nuestros $ermanos se vuelven las nuestras, porque son nuestros compa'eros
en la (ornada de regreso a Dios. #in nosotros, ellos perderían el rumbo. #in ellos, nosotros
(amás podríamos encontrar el nuestro.

6erdonar a otros es la 9nica manera en que nosotros mismos podemos ser perdonados, ya
que re"le(a la ley celestial seg9n la cual dar es lo mismo que recibir. .l no mantener a nadie
prisionero de la culpabilidad, nos liberamos. .l reconocer a Cristo en todos nuestros
$ermanos, reconocemos #u 6resencia en nosotros mismos. .l olvidar todas nuestras
percepciones erróneas, y al no permitir que nada del pasado nos detenga, podemos recordar
a Dios. El aprendi!a(e no nos puede llevar más allá. Cuando estemos listos, Dios 4ismo dará el
9ltimo paso que nos conducirá de regreso a l.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful