Está en la página 1de 4

CIUDADANO

JUEZ PRIMERO DE PRIMERA INSTANCIA EN LO CIVIL,


MERCANTIL Y DEL TRANSITO DE LA CIRCUNSCRIPCIÓN
JUDICIAL DEL ESTADO MÉRIDA
SU DESPACHO.-
Yo, JOSÉ ÁNGEL ZAMBRANO LOBO, venezolano, titular de la
cédula de identidad Nº V-8.088.808, Abogado en ejercicio, inscrito en el
Inpreabogado bajo el Nº 48.133, domiciliado en la ciudad de Mérida, Estado
Mérida y jurídicamente hábil; actuando en mi carácter de apoderado judicial
del ciudadano, HEBERTO ENRIQUE SALOM, venezolano, soltero, mayor
de edad, comerciante, titular de la cédula de identidad Nº V-4.327.962,
domiciliado en esta ciudad de Mérida y civilmente hábil; representación que
consta mediante Poder APUD ACTA y que se encuentra inserto en el presente
expediente, con el debido acatamiento y respeto ocurro ante Usted a fin de
exponer:
Siendo la oportunidad procesal para formalmente presentar informes en
el presente juicio, que contra el ciudadano ALEXIS JOSÉ LANDAETA
MONSALVE, venezolano, soltero, mecánico automotriz, titular de la cédula
de identidad Nº V-8.148.630, domiciliado en esta ciudad de Mérida y
civilmente hábil; intentara por ante el Juzgado Tercero de los Municipios
Libertador y Santos Marquina de la Circunscripción Judicial del Estado
Mérida, el ciudadano GERMAN ANTONIO MORA CONTRERAS, ya
identificado en el presente expediente, procedo a presentarlos en los siguientes
términos:
CAPITULO I
El presente juicio se inició por demanda que por motivo de desalojo y
cobro de Bolívares incoara el ciudadano GERMAN ANTONIO MORA
CONTRERAS, ya identificado en autos, actuando en nombre y
representación de los ciudadanos JULIO OMAR MORA CONTRERAS,
YOHANNA MARIANELLA MORA RANGEL y TATIANA
CAROLINA MORA RANGEL, igualmente ya identificadas en autos,
mediante esta pretensión, la parte actora solicitó el DESALOJO y respectiva
condenatoria al pago de la cantidad de TRES MILLONES DOSCIENTOS
MIL BOLIVARES (Bs. 3.200.000) y un pago accesorio de TRECE
TRESCIENTOS TREINTA Y TRES BOLIVARES CON TRECE
CENTIMOS (Bs. 13.333,33 cts) diarios mientras dure el presente juicio,
solicitando además, la medida de secuestro del inmueble arrendado.
Posteriormente, el ciudadano ALEXIS JOSÉ LANDAETA
MONSALVE, anteriormente identificado, otorga poder apud acta a abogado
en ejercicio, opone cuestiones previas y contesta la demanda sin haber
promovido pruebas que lo beneficiara en el presente juicio.
Estando el juicio para sentenciar, mí representado, introduce una
demanda de tercería, acompañado de Documento de arrendamiento realizado
entre mi representado y el demandado, plenamente identificado, que aún
cuando fue agregada al expediente, no hubo pronunciamiento expreso con
respecto a la admisión de la misma y procediendo el a quo a dictar sentencia,
dejando a mi representado en total estado de indefensión, procediendo
entonces este a otorgarme poder apud acta para realizar la correspondiente
apelación.
CAPITULO II
Del examen del presente expediente, se observa que existe ilegitimidad
en quien se presenta como apoderado accionante, por cuanto este se presenta
en juicio actuando en nombre y representación de otra persona, y sin ser
abogado en ejercicio.
En segundo lugar, en vista de que el demandado, ya identificado, me
arrendó hace más de un año parte del inmueble en cual trabajo como
mecánico, consistente en un lote de terreno sin casa ni construcción alguna, y
que por lo tanto me asiste el derecho de intervenir en la causa, a fin de
demostrar el interés jurídico actual en cualquier estado y grado del proceso, de
conformidad con los artículos 16, 370 ordinal 3º y 379 del Código de
Procedimiento Civil, procedí a introducir demanda de tercería en contra de los
ciudadanos ALEXIS JOSÉ LANDAETA MONSALVE, y GERMAN
ANTONIO MORA CONTRERAS, ambos identificados en autos, parte
demandada y actor, respectivamente, ya que es muy extraño que el
demandado conviniera en el acto de la medida de Desalojo llevada a cabo por
el Tribunal 2º Ejecutor de los Municipios Libertador y Santos Marquina de la
Circunscripción Judicial del Estado Mérida, perjudicándome así, con esta
actitud, tanto el demandado como el actor, razón por la cual presumo una
componenda entre ambos para sacarme del inmueble en donde poseo
herramientas y vehículos sobre los cuales estoy trabajando.
En tercer lugar, me opongo a dicha demanda y lamentablemente tengo
que apoyar el planteamiento del demandado, por cuanto es evidente que tengo
razones para apoyar los alegatos de la demandada, así como alegar también
que dicho procedimiento de desalojo en mi contra sería totalmente inaplicable,
por disposición expresa del artículo 3º, literal a, de la Ley de Arrendamientos
Inmobiliarios, puesto que el sitio que me fue arrendado es un lote de terreno
sin ninguna mejora ni construcción alguna.
CAPITULO III
En la sentencia dictada por el a quo, emitió decisión favorable a la parte
actora y declarando con lugar la demanda intentada, así como la condenatoria
del pago solicitado, y resolviendo en forma negativa a las cuestiones de forma
a los alegatos del demandado.
En todo caso, de la sentencia pronunciada por el a quo, me perjudica
enormemente dado que se me están vulnerando derechos procesales y
constitucionales, por cuanto ni una parte ni la otra me han manifestado, ni
verbalmente ni por escrito la situación existente entre ambos, configurando
quizás, entre ambos una acción judicial con la única intención de sacarme de
dicho terreno, en la cual se encuentran vehículos a los que les estoy haciendo
servicio de latonería y mecánica, y de la cual, sólo yo soy responsable hasta la
entrega de los vehículos a sus propios dueños, ya que lo contrario, me
colocaría en una situación peor en la que tendría que responder por daños y
perjuicios a dichos propietarios de los vehículos que allí se encuentran.
Adicionalmente, no pueden pretender las partes actora y demandada,
suficientemente identificadas, desalojarme de esta porción de terreno, dado
que la misma no se encuentra edificada ni con mejoras de ninguna especie,
según lo establece la Ley de Arrendamientos Inmobiliarios, además de que he
venido pagando puntualmente mis cánones de arrendamiento a mi arrendador,
quien posee un depósito en garantía por la cantidad de UN MILLON
DOSCIENTOS MIL BOLÍVARES (Bs.1.200.000,oo).
En vista de los hechos alegados y apoyado en el derecho que me asiste
según lo establecido en los artículos 15, 370 ordinal 3º y 379 del Código de
Procedimiento Civil, pido a este Tribunal, apreciar el presente informe en el
momento de sentenciar en virtud de los fundamentos de hecho y de derecho
expuestos en el presente escrito y en consecuencia, se sirva declarar SIN
LUGAR la demanda incoada contra mi representado por el ciudadano
GERMAN ANTONIO MORA CONTRERAS, ya identificado en autos, con
la correspondiente condenatoria en costas.

EL APODERADO JUDICIAL