Está en la página 1de 4

LO QUE DIOS PUEDE HACER

CUANDO TODO PARECE


PERDIDO
Por: María Consuelo de Villavicencio

MISION CARISMATICA AL MUNDO

www.mcmcolombia.org
Cali: Colombia
LO QUE DIOS PUEDE HACER
CUANDO TODO PARECE PERDIDO
Por: María Consuelo de Villavicencio

TEXTO BIBLICO: Habacuc 3: 17-19 “Aunque la higuera no florezca, ni en las


vides haya frutos, aunque falte el producto del olivo, y los labrados no den
mantenimiento, y las ovejas sean quitadas de la majada, y no haya vacas en los
corrales; con todo, yo me alegraré en el Señor, y e gozaré en el Dios de mi
salvación. El Señor omnipotente es mi fortaleza, el cual hace mis pies como de
ciervas, y en mis alturas me hace andar”
LO QUE DIOS PUEDE HACER CUANDO TODO PARECE PERDIDO | www.mcmcolombia.org

INTRODUCCION

¿Alguna vez ha tenido un sueño que ha estado esperando que se cumpla, pero
nada sucede? ¿Ha tenido en su corazón algún anhelo muy profundo, pero no se
ha materializado? ¿Ha tenido grandes expectativas en que Dios se mueva en su
favor, pero las circunstancias son opuestas y usted siente como si la promesa
nunca se fuera a cumplir, o peor aún, como si la promesa hubiera muerto?

Pero hoy tengo buenas noticias: ¡Hay esperanza para ti!

Habacuc describe a los caldeos con 3 características principales: Habacuc 1:7-11


CRUELES, RAPIDOS, DE GRAN CAPACIDAD PARA MANIOBRAR

En otras palabras imponían un horrible terror y por donde iban imponían su ley y
autoridad. Se lanzaban al ataque como bestias y como veloces aves de rapiña.

De alguna manera a veces nos sentimos así: Desolados, ya no hay nada que
hacer! Pero es allí donde vemos lo que Dios sí puede hacer:

I.- DIOS DA UNA PROMESA:

Habacuc había clamado a Dios y éste le dio una promesa.

Habacuc 1: 5 “La respuesta del Señor ¡Mirad a las naciones! ¡Contempladlas y


quedaos asombrados! Voy a hacer en estos días cosas tan sorprendentes que no
las creeréis aunque alguien os las explique”.

Era la promesa de que ese pueblo destructor también sería destruido.

II.- DIOS ES FIEL EN CUMPLIR LA PROMESA

Deuteronomio 7: 9 “Conoce pues, que Jehová tu Dios, es Dios, Dios fiel, que
guarda el pacto y la misericordia a los que le aman y guardan sus
mandamientos, hasta mil generaciones”.

1
La Palabra de Dios nos enseña acerca de muchos personajes que teniendo una
promesa de Dios vieron pasar mucho tiempo sin que se cumpliera.

Por ejemplo: Abraham, José, quien teniendo un sueño de parte de Dios de que
llegaría a ser muy grande, veía como era tratado injustamente; David quien
habiendo sido ungido como futuro rey estaba siendo perseguido a muerte por
Saúl; Daniel siendo obediente a Dios en todo, fue echado a los leones por orar;
Ana la madre de Samuel, por muchos años sufriendo afrenta de su rival por no
tener un hijo.

Pero todos ellos guardaron su obediencia a Dios hasta el final y así pudieron ver
el cumplimiento de las promesas.

Santiago 4: 7 “Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo y huirá de vosotros”.

El diablo es ese ser que vino para “hurtar, matar y destruir” y quiere acabar con
nosotros y que no se cumplan las promesas de Dios, pero entre mas pronto nos
sometamos al Señor y sus mandamientos, aún en medio de las dificultades, más

LO QUE DIOS PUEDE HACER CUANDO TODO PARECE PERDIDO | www.mcmcolombia.org


pronto podremos resistirlo y sacarlo de nuestras circunstancias, porque en la
cruz Cristo ya lo venció!

A.- La obediencia nos beneficia:

1.- La obediencia abre las puertas de la prosperidad.

Job 36: 11 “Si oyeren, y le sirvieren, acabarán sus días en bienestar, y sus años
en dicha”.

2.-Los que obedecen se convierten en especial tesoro para Dios (como los
consentidos de Dios)

Éxodo 19: 5 “Ahora, pues, si diereis oído a mi voz, y guardareis mi pacto,


vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos”.

3.- Cuando le obedecemos tenemos Su protección.

Éxodo 23: 22 “Pero si en verdad oyeres su voz e hiciereis todo lo que yo te


dijere, seré enemigo de tus enemigos, y afligiré a los que te afligieren”.

4.- Obediencia produce libertad de la preocupación.

Cuando mantenemos obediencia en guardar la fe en esa promesa, nos libera de


la preocupación sobre los problemas o los faltantes. Caminamos con fe y
confianza en que Dios manejará la situación.

Habacuc 2: 4 “más el justo por su fe vivirá”

IV.- DIOS DA UNA VISION DE LO QUE HARA PARA QUE LA HABLEMOS

Habacuc 2: 2 “El Señor me respondió: Escribe la visión, y haz que resalte


claramente en las tablillas, para que pueda leerse de corrido. Pues la visión se
realizará en el tiempo señalado; marcha hacia su cumplimiento, y no dejará de
cumplirse. Aunque parezca tardar, espérala; porque sin falta vendrá”.

2
V.- DIOS NO SE HA IDO

Dios no falta.

Romanos 15: 13 “Y el Dios de esperanza os llene de todo gozo y paz en el creer,


para que abundéis en esperanza por el poder del Espíritu Santo”.

VI.- DIOS ES NUESTRA FORTALEZA

Aunque Habacuc temblaba de miedo por el panorama que vivía, él sabía que
vería la victoria.

Habacuc 3: 16, 19 “A oírlo, se estremecieron mis entrañas; a su voz me


temblaron los labios; la carcoma me caló los huesos, y se me aflojaron las
piernas. Pero yo espero con paciencia el día en que la calamidad vendrá sobre la
nación que nos invade Jehová el Señor es mi fortaleza, el cual hace mis pies
como de ciervas y en mis alturas me hace andar”.

El mismo Dios que fortaleció a Habacuc está en ti.


LO QUE DIOS PUEDE HACER CUANDO TODO PARECE PERDIDO | www.mcmcolombia.org

VII.- ESFUÉRZATE, DIOS TE DARÁ LO QUE PROMETIÓ

No interesa cuáles sean las circunstancias, es mediante la fe en el Señor que


podemos encontrar esperanza.

Zacarías 8: 12-13 “Porque habrá simiente de paz, la vid dará su fruto, y dará su
producto la tierra, y los cielos darán su rocío; y haré que el remanente de este
pueblo posea todo esto. Y sucederá que como fuisteis maldición entre las
naciones, oh casa de Judá y casa de Israel, así os salvaré y seréis bendición. No
temáis y esfuércense vuestras manos”.

Debes tomar el alivio que dan las promesas de Dios y tendrás el beneficio de
ellas. Los caldeos fueron finalmente destruidos, por eso nosotros, como Habacuc,
debemos esperar con fe y obediencia.

La promesa de Dios para tu vida está dada: “La vid dará su fruto y dará su
producto la tierra”

Las promesas que Dios le ha dado se cumplirán!