P. 1
Acerca de La Fragmentacion Del Alma

Acerca de La Fragmentacion Del Alma

|Views: 96|Likes:
Publicado portfertil
Teologia Cristiana: Critica al uso de tecnicas chamanistas y la creencia en la fragmentacion del alma como técnica de liberacion.
Teologia Cristiana: Critica al uso de tecnicas chamanistas y la creencia en la fragmentacion del alma como técnica de liberacion.

More info:

Published by: tfertil on Jul 01, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/01/2012

pdf

text

original

CRÍTICA DE LA “FRAGMENTACIÓN DEL ALMA”.

Introduccion
Dentro del siempre dinámico mundo de la doctrina cristiana, surgen cada cierto tiempo “nuevas” estrategias, tácticas y métodos para enfrentar al enemigo. Algunos, genuinamente inspirados por Dios, y otros acerca de los cuales dudamos. Con el derecho que la palabra nos da de juzgar la profecía (1 Cor 14.29), de probar los espíritus (1ª Juan 4.1) y de examinarlo todo (1 Tes 5.21), y con un profundo respeto por todos los hermanos que buscan el rostro de Dios en oración y reciben de nuestro Señor instrucción, me he dado a la tarea de examinar el tema de la fragmentación del alma, y el uso que se le da dentro del ámbito cristiano evangélico, como un mecanismo para la liberación y sanidad interior. La principal expositora, no sé si la original, de esta creencia en el ámbito cristiano evangélico, es la Sra. Ana Méndez Ferrell. Ella, como su propio sitio en internet indica, era una sacerdotisa vudú y recibió al Señor estando internada en un hospital siquiátrico (1). Antes de iniciar mi análisis, quisiera, sin embargo, que definamos algunas palabras que utilizaré con frecuencia, para que estemos de acuerdo acerca de lo que se intenta decir cuando se usan dichas palabras. Creyente: cuando hablemos de un “creyente”, lo haremos desde la perspectiva común del cristianismo evangélico, o sea, que estamos hablando de una persona que ha recibido al Señor Jesucristo en su corazón, y lo ha confesado con su boca como único y suficiente Salvador de su vida, creyendo que Dios lo levantó de los muertos, y que no existe ningún otro camino u obra que lo pueda salvar y brindarle vida eterna. Alma: En lo personal creo en un hombre tri-partita, creado por Dios a su imagen y semejanza con tres componentes que son a la vez diferentes pero un solo ser: espíritu, alma y cuerpo. Otras líneas doctrinales cristianas identifican el espíritu con el alma, como una sola entidad. Para los fines de este análisis esto no es de mayor importancia y no vamos a discutir sobre ello. Lo que sí quiero que quede claro es que en la mayoría de las religiones no cristianas -como las orientales- y en otros sistemas de creencias -como los chamanes, religiones animistas, etc.-, el alma es la parte inmaterial e inmortal del hombre. Teoría: Trataremos la fragmentación del alma como una teoría, debido a que representa suposiciones que están respaldos por la observación, pero que no pueden considerarse hechos comprobados, pues existen otras posibles explicaciones para lo observado.
1

http://vozdelaluz.com/AboutUs-es.html al 2 de mayo 2005.

Esto no significa que solo por esa razón la consideremos inválida: usted seguramente ha oído hablar de la teoría de la relatividad. Esta teoría sigue siendo teoría porque todavía hay partes de ella que no se han podido comprobar, pero eso no la desmerece en absoluto, ni significa que sea falsa. Lo que quiero decir con esto es cuando escribo “la teoría de la fragmentación del alma”, no lo hago en forma despectiva, ni por ello estoy diciendo que sea falsa: solo pretendo decir que es una teoría, y por lo tanto requiere una demostración o comprobación. Un análisis riguroso, basado en pruebas y documentos, y a la luz de la Palabra de Dios, nos debe decir si la teoría corresponde a la realidad, o no.

¿Qué significa la fragmentación del alma?
Puestos de acuerdo sobre esas tres palabras, entremos ahora en materia. Básicamente, esta teoría propone que el alma de la persona puede “fraccionarse”, o sea, separarse en porciones independientes, desprendidas unas de las otras, y dichos fragmentos pueden estar en lugares diferentes, ya sea en un mundo material o en un mundo espiritual. Esta no es una creencia nueva, descubierta o revelada por la Sra. Méndez. Pero es ella la principal promotora de usar esta teoría como base para estrategias de liberación y sanidad interior en el ámbito de las iglesias cristianas evangélicas. Desde la perspectiva de la Sra. Méndez, algunos fragmentos del alma de un creyente, pueden encontrarse prisioneros en regiones espirituales de cautividad. Esto explicaría el por qué un creyente aun no es completamente libre; y parece ser prisionero en ciertas áreas particulares. Por ejemplo, un creyente que no logra prosperar en lo económico, puede tener un fragmento de su alma, asociado a su prosperidad, prisionero en una región de cautividad. Otro, cuya salud parece nunca encontrarse bien, puede tener otro fragmento de su alma prisionero, en otra región de cautividad. De acuerdo con la Sra. Méndez, la fragmentación del alma de dicha persona se dio en algún momento traumático del pasado. También puede ocurrir debido a pecados ocurridos en generaciones anteriores (maldiciones generacionales); o a pactos establecidos con o sin el consentimiento de la persona (como cuando hay dedicaciones a demonios). El punto es que la Sra. Méndez nos dice que, sin importar la causa, el alma de la persona se ha fragmentado y es necesario liberar las porciones del alma que se encuentran prisioneras, y reintegrarlas a la unidad original para que haya una completa libertad y sanidad para esta alma.

¿Revelación o no?
Ahora bien, la Sra. Méndez nos habla en su libro “Regiones de Cautividad” acerca de la revelación que recibió de Dios y de cómo fue encargada de liberar a las almas y sus fragmentos cautivos, mediante una ministración que consiste básicamente de que la persona “baje” a las regiones de

cautividad donde hay fragmentos de su alma cautivos, los encuentre, y los libere para que “suban” con ella, y de esta forma se reintegren a su ser completo, brindado así plena libertad a la persona. También es posible que la persona que “baja”, encuentre fragmentos de otras almas, a los cuales, dependiendo de las circunstancias, podrá traer consigo cuando “ascienda” de nuevo, como una especie de “rescatador”. La base con que argumenta esta estrategia está en Efesios 4.8-10, que habla de cómo Cristo descendió y luego ascendió llevando consigo a la cautividad. Ahora bien, aquí es donde empiezan los problemas. Aunque todo lo que se ha dicho hasta ahora parece tener una buena apariencia y propósito, el problema, desde mi punto de vista, surge del hecho de que la teoría de la fragmentación del alma no es una revelación de Dios, sino una creencia que existe en todo tipo de religiones animistas, orientales, chamanismo, etc.

¿Dónde están las pruebas de esa acusación?
Como es frecuente oír a muchos decir acusaciones y no presentar pruebas, pues como dice el dicho, “a las pruebas me remito”. La filosofía oriental llamada Ro-Hun usa una “terapia transformacional” que pretende lograr la sanidad de antiguas heridas emocionales en las personas, con técnicas hipnóticas y de regresión, que llevan a la persona, supuestamente, a experiencias olvidadas o a experiencias de vidas anteriores. En algunos sitios en internet explican cómo el objetivo fundamental de la terapia es encontrar ese “bloqueo emocional” en el pasado de la persona y liberarla así de aquella “atadura”2 Autores como la suiza Karene Le Drian hablan de la exploración individual y la sanidad de las almas fragmentadas usando las técnicas del Ro-hun. En su libro “El corazón tiene razones que la razón ignora”, se nos explica que el fin último de esta re-integración del alma es poder pasar a un nivel aun mayor de re-integración de nuestro ser al “todo” (o sea, que nuestra alma, aunque pueda estar fragmentada, es a su vez parte de un todo mayor), una típica terminología y visión de la nueva era 3 En su artículo “Recuperación del alma, un cuerpo antiguo de prácticas de restaurar bienestar y curativo”, el chamanista Howard G. Sharing, que se ha formado en contacto con chamanes de los Andes y de Filipinas, explica: El concepto de la (sic) Alma-pérdida, y la recuperación ceremonial de almas se encuentra en muchas culturas. Por ejemplo en la tradición tibetana de Shamanistic del bon, una de las prácticas más importantes realizadas por los shamans de tibetan de la trayectoria de Sichen es recuperación del alma - Lalu (que redime literalmente, o comprando detrás el alma), y chilu, (redimiendo la vida-energía). Estas prácticas son
2 3

http://www.localaccess.com/healinghands/RoHun.htm al 2 de mayo 2009. http://www.ka-ren.ch/index.php?Itemid=61&id=108&option=com_content&task=view

extensas en la tradición del bon y también en todas las escuelas budistas tibetanas. (4) Más adelante este mismo autor nos dice: La respuesta inmediata más común después de una recuperación del alma, es que el recipiente se siente que son más ` por completo ', que hay más de ellas. Pueden incluso experimentar la densidad del cuerpo para haber cambiado. Otros autores, como la Lic. Gabriela Edith Cabona, nos hablan de cómo muchas culturas aceptan la fragmentación del alma. Explica, por ejemplo, que los nativos Tai de Indonesia creen que el alma está compuesta de 32 partes, y que es posible que una o más partes del alma se “desconecten” y se pierdan o extravíen, y entonces la vida de la persona continúa, pero con la consiguiente pérdida de habilidades, atributos o aspectos esenciales, que la limitan y la condenan a no llevar una vida plena. El origen de esa transformación, según ella misma lo explica, se encuentra en un evento traumático: Cada vez que atravesamos una situación estresante, shockeante (sic), traumática, ya sea que esta dure unos minutos o, se prolongue en el tiempo como algo recurrente, nuestra Alma según cuentan los chamanes, se retira por unos instantes de nuestro cuerpo, de la escena, por no poder soportarla y como método de autoprotección. Luego, regresa, pero puede haberse producido la perdida de alguna de sus partes, ya no está completa. (5) Como vemos la explicación del origen de la fragmentación del alma es prácticamente idéntico al que la Sra. Méndez argumenta. Ahora, conociendo la forma de ministración que la Sra. Méndez propone para efectuar la sanidad de esta fragmentación, veamos: ¿Cuál solución propone la Lic. Cabona para una persona supuestamente afectada por una fragmentación del alma? En sus propias palabras: La pregunta que surge es, ¿a dónde va el Alma cuando realiza esa retirada? Puede refugiarse en cualquiera de los diversos mundos, a saber: el Mundo Inferior, el Mundo Medio, el Mundo Superior, el Mundo de la Fantasía, el Mundo del Pasado... La función de esta técnica es la de buscar esos otros Mundos para encontrar los fragmentos, puede existir más de una parte perdida, y

4 5

http://www.content4reprint.com/view/spanish-17673.htm http://www.taripaypacha.com.ar/Recuperacion%20Alma.htm

reunirlos con la persona que los ha perdido, así se restaura la totalidad del Ser. Esta búsqueda la realiza el facilitador mediante un viaje chamánico con tambores, una vez que ha logrado el retorno de las partes extraviadas, el cliente experimenta un sentimiento de totalidad y completitud ya que ha sido re-unido (sic) con su yo. (6) Así como éstas, podemos encontrar cientos de referencias en Internet a prácticas semejantes de parte de chamanes, brujos, sanadores espirituales, etc. Tan solo algunas referencias: http://www.ismet.es/dir_formacion/popups_monograf/win_vidaspasadas.html http://www.sunhealer.com/spanishclasses.html http://www.kondor.de/shaman/soulloss.html Algunas de estas creencias no solo defienden la fragmentación del alma, sino temas aun más espinosos: por ejemplo, para algunos, los fragmentos del alma pueden llevar vidas separadas, y reunirse luego. Hay quienes creen que pueden permanecer fragmentadas a lo largo de varias vidas (pues creen en la rencarnación) y pueden ser reunidas mediante invocaciones, manipulación de centros de energía, chacras y todo ese bagaje oriental de creencias ocultistas. Estas creencias están tan extendidas, que aun los autores de ficción las utilizan en sus publicaciones. Para muestra un botón: el autor Roger Stern, escritor de historietas para Marvel Comics y de DC Comics, es el creador de historias de personajes muy conocidos, como el Hombre Araña, Hulk, Los 4 Fantásticos, etc. Pero el Sr. Stern tiene un lado más oscuro: ha escrito sobre personajes surgidos del infierno, como HellBoy, o con poderes sobrenaturales como el Dr. Strange, personajes que son menos conocidos, pero para nuestros análisis, mucho más interesantes. El Dr. Strange, por ejemplo, en una historieta surgida en 1981. El personaje con ese nombre debe recorrer el pasado, incluyendo el imperio Maya y la época de los faraones, tratando de rescatar fragmentos del alma de la mujer a la cual ama, Morgana. Otro personaje de la serie, Topaz (7), sufre debido a que su alma está fragmentada. En uno de los capítulos, una prisión en el infierno se quiebra, liberando a un demonio que a su vez tenía en su poder un fragmento del alma de Topaz, y dicho demonio escapa “al infinito” con ese trozo de alma (8). En capítulos posteriores, durante un viaje tratando de recuperar ese trozo de alma -usando una cámara mágica de “extropeccion”9 que llevaba a los personas a través de las dimensiones-, Topaz y otro personaje son más bien atrapados por el personaje maligno, que se burlaba de ellos mostrándoles el fragmento de alma que tenía en su poder.
http://www.taripaypacha.com.ar/Recuperacion%20Alma.htm http://www.marvunapp.com/Appendix2/urthonagevaltu.htm 8 http://www.marvunapp.com/Appendix/topazwitch.htm 9 Esta es una palabra inventada por el autor. Supuestamente la cámara “extrae” a la persona en una forma mágica y “espiritual” y la lleva a la dimensión que desea visitar.
7 6

Todo esto, por supuesto, surge de la imaginación de un autor que es bien conocido por crear una mitología inconsistente, basada en creencias ocultistas y demonismo, magia y hechicería. J.K. Rowling es la muy famosa autora de la serie de libros de Harry Potter. En el desarrollo de sus historias y las respectivas películas, se describe un tipo de objeto llamado Horrocrux. El término está ampliamente documentos, inclusive en Wikipedia. Veamos su descripción: Un Horrocrux es un objeto o persona, donde se guarda una parte del alma. Una de las formas de crear un Horrocrux puede ser asesinar a alguien mediante el maleficio asesino Avada Kedavra y luego formular un hechizo Estos objetos pertenecen a la rama de la magia más oscura y secreta, ya que logran que, aunque se destruya el cuerpo de la persona, ésta no muera, puesto que una parte de su alma sigue intacta. Lord Voldemort descubrió esto a la edad de dieciséis años, y desde entonces, estuvo decidido a crear no sólo uno, sino seis Horrocruxes, dividiendo su alma en siete partes (el número mágico más poderoso) para asegurarse la inmortalidad (10) Cuando escribí originalmente esta crítica, aun no habíamos visto las dos últimas películas de Harry Potter. En estas películas se revela que aun una persona puede ser un Horrocrux, es decir, el “recipiente” en que se deposita una parte de otra alma fragmentada. Otros autores como Aniel Lia Love, en su sitio en internet www.spiritremediation.com , nos hablan de cómo hay diversos tipos de entidades espirituales en el mundo, y entre ellas incluye a los fragmentos de las almas. Por la módica suma de cien dólares la hora (por adelantado), ella puede tratar su dolencia y hacer que recupere los fragmentos perdidos de su alma. Pero lo verdaderamente importante aquí es notar las similitudes de las creencias, pero sobre todo en las estrategias usadas tanto por chamanes, como por los personajes ficticios de estos comics, con las creencias y las estrategias propuestas de la Sra. Méndez para “sanar” las almas. Igualmente importante es notar que muchas de estas referencias a la fragmentación de las almas son anteriores en décadas a los libros de la Sra. Méndez.

Conclusión: En defensa del evangelio.
Ahora bien: conociendo el pasado que la misma Sra. Méndez admite tener, habiendo sido ella una sacerdotisa vudú –véase la referencia a su sitio web-, me parece muy difícil creer que ella no tuviera conocimiento de estas prácticas previamente.

10

http://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Objetos_m%C3%A1gicos_en_Harry_Potter#Horrocruxes, al 30 de setiembre de 2010.

Mi duda y mi sospecha (debo confesarlo), es que la Sra. Mendez en realidad no ha recibido de Dios esta supuestamente nueva revelación, sino que está aplicando dentro de la iglesia cristiana evangélica, creencias y técnicas que aprendió en su caminar en el vudú (11). Si bien es cierto que hay muchísimas cosas que desconocemos del mundo espiritual, el usar técnicas desarrolladas en el campo del hipnotismo y del ocultismo para una sanidad espiritual me parece sumamente peligroso (para decirlo lo más suavemente posible). El tema de fondo es que la teoría de la fragmentación del alma no tiene ningún sustento bíblico. Cuando se nos habla del ser del hombre, se nos habla de espíritu, alma y cuerpo (1 Tes 5.23) y la recomendación de Pablo es clara: Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo. Además de esto, sería posible intentar rebatir los fundamentos de la enseñanza de la Sra. Méndez, como por ejemplo: si la Palabra de Dios dice que “Si el Hijo del Hombre os libertare, seréis verdaderamente libres” (Juan 8:36), entonces ¿cómo es posible que una parte de mi alma puede seguir siendo cautiva cuando yo he sido liberado? Sabemos, por supuesto, que todos pecamos, y que seguimos atados a nuestra carne, la cual, por su propia naturaleza pecaminosa, nos arrastra hacia las cosas que no deberíamos hacer, tal cual clama el apóstol Pablo en Romanos 7:24. Pero de allí, a suponer que mi alma se fragmenta en pedazos y que algunos de ellos son prisioneros, hay un gran trecho. Y aun más lejano del sustento bíblico me parece el creer que debemos “bajar” a supuestas regiones de cautividad, en un viaje a un mundo espiritual oscuro y peligroso, en busca de rescatar un fragmento de mi alma que, para empezar, ni siquiera creo que pueda separarse para esté ahí.

Es posible documentar muchas referencias al tema anteriores a la conversión de la Sra. Mendez, que según su sitio web, ocurrió en 1985. Nótese que aun las referencias al alma fragmentada en las historietas del Dr. Strange son de 1981. Algunos libros como “The Fragmented Soul” de Win Worley datan de 1983. Todo esto señala claramente que la Dra. Méndez no es la “descubridora” del tema ni puede atribuírselo como una revelación, pues otros autores hablaban del tema aun antes de su propia conversión.

11

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->