1

LOS HOMBRES QUE NO PUEDEN AMAR
Cómo reconocer a un hombre incapaz de comprometerse antes de que la haga sufrir

Autores: Steven Carter y Julia Sokol.

2

Temario Introducción 3 PRIMERA PARTE, el problema de él 5 1 El problema del compromiso. 6 2 El hombre a quien usted ama, ¿teme amarla? 33 3 Por qué él no puede amar. 46 4 El hombre y su conflicto. Un mundo de dobles mensajes y conducta contradictoria. 90 5 Muy cerca del amor. Cuando él está demasiado implicado, y lo sabe. 142 6 Cuando él no puede amar. 188

SEGUNDA PARTE, la relación, qué puede hacer una mujer inteligente. 227 7 Para comprender la relación afectada de fobia al compromiso. 228 8 El comienzo de una relación con fobia al compromiso. 235 9 La mitad de una relación con fobia al compromiso. 259 10 El fin de una relación con fobia al compromiso. 307 11 El amargo final de una relación con fobia al compromiso. 326 12 Cómo evitar una relación con fobia al compromiso: reglas para guiarse. 344 APENDICE: Si él pide ayuda. Guía para el tratamiento de la fobia al compromiso. 354

3

INTRODUCCION Muchas mujeres han amado a hombres incapaces de corresponderlas: hombres que, por temor al compromiso, las maltratan, huyen, o ambas cosas. Sin embargo, a pesar de todo lo que se ha escrito sobre el tema, la mayoría de las mujeres siguen sin entender el problema o sin saber qué hacer al respecto. Lo que es peor, muchas todavía piensan que se trata de algo que les ocurre sólo a ellas. He escrito este libro para dejar bien claro a las mujeres que su experiencia no es única. Dicho de una manera sencilla, él no se porta así sólo con usted, sino que lo ha hecho con todas las mujeres con quienes se ha relacionado. Este libro explicará también por qué sucede esto: qué es lo que asusta tanto a los hombres en las relaciones comprometidas y cómo ese temor a menudo genera conductas extrañas, desconcertantes y contradictorias. Pero lo más importante es que este libro enseñará a las mujeres a hacer algo al respecto. Resulta fácil que las mujeres se culpen por atraer a esta clase de hombres y, por consiguiente, acepten toda la responsabilidad por el problema. Este es un grave error. El motivo por el cual tantas mujeres se relacionan con estos hombres no es un deseo subconsciente de auto castigarse. Tampoco se debe a una debilidad de carácter. Se debe a que éste es un problema común a muchos de los hombres a quienes conocen. Mientras que algunos de esos hombres lograrán, a la larga, vencer sus temores, algunos jamás serán capaces de comprometerse, a pesar de las circunstancias. Resulta esencial que las mujeres entiendan y acepten esto, y que aprendan a reconocer y evitar estos casos peores. A mi juicio, la mayor parte de la confusión y los malentendidos que se producen entre las mujeres es consecuencia de un enfoque unilateral del problema del compromiso. Me refiero a

4

que, con demasiada frecuencia, el miedo de los hombres al compromiso se enfoca y se interpreta enteramente desde una perspectiva femenina, y, por lo tanto, los consejos que se ofrecen tienen también ese punto de vista. Sin embargo, éste es un problema que se inicia en la mente de los hombres, no de las mujeres, y sólo puede resolverse analizando la mentalidad masculina. Pero no me malinterpreten. Si doy la impresión de dedicar el grueso de este libro a hablar de él y su problema, no es porque quiera que usted olvide sus propias necesidades; esto es algo que sucede con frecuencia y es lamentable. Tampoco quiero que sienta pena por estos hombres ni que se preocupe por ellos. Y tampoco quiero que usted le cambie ni se transforme en psicoterapeuta para él; sólo un profesional puede ayudarle. Ofrezco esta información porque deseo ayudarla a usted: ayudarla a ayudarse. Para poder hacer algo con vistas a resolver el problema del compromiso, es necesario que usted entienda con exactitud lo que ocurre en la mente de él. Sin este conocimiento, usted puede estar para siempre a merced de él, pero si tiene esta comprensión, obtendrá las herramientas necesarias para saber lo que sucede y poder dominar su propia vida y la de su relación. Entonces, y sólo entonces, podrá tener la clase de amor que necesita y merece.

5

PRIMERA PARTE El problema de él.

6

1
El problema del compromiso.
El problema es el siguiente: muchos hombres sienten un temor exagerado al compromiso. Si es usted una mujer actual, es muy probable que, entre sus relaciones de pareja, se cuente por lo menos un hombre que opte por huir del amor. Puede tratarse de un hombre que no la llama después de una primera cita extremadamente buena; puede ser el que la persiga con ardor y luego la abandone tras la primera noche de sexo; puede ser el novio y amante de confianza que sabotea la relación cuando ésta empieza a encaminarse hacia el matrimonio, o bien el hombre que espera hasta estar casado para reaccionar a la enormidad del compromiso asumido, y lo hace ignorando las necesidades emocionales que usted tiene volviéndose infiel o violento. Sin embargo, cada vez que se presenta un caso así, lo más probable es que usted se encuentre ante un hombre que reacciona de un modo anormal a la noción del compromiso. Para él, hay algo en usted que significa esposa, madre, unión (para siempre), y eso le aterra. Por eso la abandona. Usted no lo entiende. No se considera una amenaza. En realidad es probable que ni siquiera haya buscado a ese hombre en particular. Si le sirve de consuelo, quizás él mismo tampoco entienda sus reacciones mejor que usted. Lo único que él sabe es que la relación le resulta incómoda. Hay algo en ella -y, por consiguiente, en usted- que le angustia. Si el miedo es lo bastante intenso, este hombre llegará a sabotear, destruir o evitar cualquier relación sólida y buena. El quiere amor, pero le aterra el compromiso (es una verdadera fobia) y huye de toda mujer que represente el “y fueron felices para siempre

7

jamás”. En otras palabras, si el miedo es demasiado grande, el hombre que tiene fobia al compromiso es incapaz de amar, por mucho que lo desee. Sin embargo, no lo parece al principio. En el comienzo de la relación, usted ve a un hombre que parece necesitar y desear amor. El modo evidente en que la busca y sus conmovedoras muestras de vulnerabilidad la convencen de que no es “peligroso” responderle de la misma manera. Pero, en cuanto usted responde, en cuanto accede a dar una oportunidad al amor, en cuanto llega el momento de que la relación progrese, algo cambia. De pronto, el hombre empieza a huir, ya sea figuradamente –volviéndose reservado y provocando discusiones- o de un modo literal –desaparece y no vuelve a llamarla-. En cualquier caso, a usted sólo le quedan sus sueños malogrados y su autoestima destruida. ¿Qué ocurrió? ¿Qué salió mal, y por qué esta situación resulta tan conocida a tantas mujeres?

“UN DIA DIJO QUE HACIAMOS UNA PAREJA PERFECTA, AL DIA SIGUIENTE YA NO ESTABAMOS JUNTOS, ¿QUE OCURRIO?”
Jamie tiene recuerdos muy vívidos de lo que sintió el día en que conoció a Michael. “Yo acababa de cumplir veintiocho años, y, aunque no había ningún hombre en mi vida, estaba conforme con todo lo demás. Hacía una semana que había empezado en un nuevo empleo, como ayudante administrativa para una importante compañía de ballet, y estaba muy contenta, porque me encanta la danza. Había alquilado un apartamento de un ambiente con un buen ventanal, y me había sobrado dinero suficiente para darme el gusto de ir a un concierto. Después del concierto, mi ex compañera de cuarto me había invitado a una fiesta. Estuve a punto de no ir. El caso es que allí

“Está bien”. Jamie respondió que no podía. joven profesional urbano. sonó el teléfono. al llegar a casa encontró un mensaje de él en el contestador automático. Pero no era su tipo. Llegué a la conclusión de que. Jamie decidió ignorarle. le dijo. Luego. hacía por lo menos seis meses que no tenía una cita. “¿qué te parece si cenamos juntos esta noche?” Cuando ella le respondió que tenía un compromiso. El sábado me quedé en casa. invitándola a almorzar al día siguiente. a decir verdad. Michael la llamó mientras ella estaba en la lavandería y le dejó otro mensaje. preocupada por la posibilidad de haber resultado grosera.8 conocí a Michael. salvo que fue divertido. siguió charlando de cosas triviales. “Lo pensé mucho durante la semana y me pregunté si no había cometido un error al no salir con él. Era demasiado “yuppie” para ella. demasiado arrogante.) Al día siguiente. y él se me acercó y me dijo: “Pareces un helado de cucurucho”. (“Yuppie es un término derivado de las siglas de Young Urban Professional. Jamie cuenta que aquella actitud tan directa de Michael la llevó a evitarle durante el resto de la velada. es decir. con una blusa por fuera. Hablaron durante quince minutos. no estaba rodeada de hombres apuestos que me invitaran a cenar. Ella no recuerda lo que dijeron. demasiado afable. viendo la televisión y sintiendo pena por mí misma. Yo llevaba una falda larga rosada y blanca. estaba exigiendo demasiado. lo era.” . Era él. Al fin y al cabo. Antes de que Jamie pudiera pensarlo. No era que Michael no fuese atractivo. No obstante. él sugirió que almorzaran juntos el domingo. Ese viernes fui al cine con una amiga que se pasó el tiempo rezongando porque ella y su novio aún no habían decidido dónde irían de vacaciones. demasiado cómodo consigo mismo. y que se enteró de que él ganaba un buen sueldo como redactor publicitario. como de costumbre.

pero se preguntó cómo sabía él cuáles eran. aceptó y salieron a cenar. Dijo a Jamie que le parecía encantador que ella hubiese compuesto música en otro tiempo.9 He descubierto que a muchas mujeres les preocupa la posibilidad de estar rechazando su última oportunidad de formar pareja. a mí me encanta ir a la playa. Yo puedo escribir la Gran Novela Americana en la biblioteca. “Tal vez. Este era también el caso de Jamie y. “no necesariamente en ese orden”. terminaremos en una gran casa victoriana en los suburbios. me besó en el cuello cuando nadie nos miraba y me hizo sentir absolutamente irresistible. pero le encantó la idea. le dijo. y era verdad. Dijo que. Después fuimos a un pequeño restaurante frecuentado por los lugareños. Jugaba con mi cabello. Bueno. “Cuando nos despedimos. Había mesas cerca del agua y me encantó. y tú puedes tocar nuestro piano de cola en la sala. cuando Michael volvió a llamarla el miércoles siguiente. Michael dijo que comprendía que ya era tiempo de pensar en tener un perro. quería una mujer como Jamie. si todo va bien. había terminado con una mujer que se interesaba más por su trabajo y su conversión al cooperativismo que por su pareja. Decía que eso le proporcionaría estímulo para dedicar más tiempo a la redacción creativa y menos a la publicidad. para casarse. A ella le complació que admirara sus prioridades. Se sorprendió al ver que él hablaba abiertamente de su vida y que demostraba interés en saber sobre ella. Hacía mucho tiempo. Me puso bronceador en los hombros. que tuviera sus prioridades en orden. Ese día estuvo muy atento. Michael me había dicho que allí servían una estupenda salsa de almejas. un automóvil familiar y una esposa. de modo que quedamos en encontrarnos el domingo. Michael me preguntó si me gustaba la playa.” .” Jamie n o se molestó en explicarle que ella prefería el rock duro. me llevó más al lá de las rompientes y se cercioró de que las olas no fueran demasiado para mí… Yo soy del Medio Oeste y no estoy acostumbrada al mar. Michael me prestaba tanta atención que llegaba a cohibirme: hasta me untó el pan con mantequilla. La sensibilidad de Michael la conmovió.

Me abrumaba el grado de intimidad emocional que brindaba y pedía. Jamie piensa que en esos días empezó a confiar en las intenciones de Michael. yo estaba enamorándome y supuse que. en un solo día. creo que sabía y recordaba de su vida más que él mismo. “A partir de entonces. a pesar de que él sostenía que. Empecé a interesarme seriamente por Michael porque él parecía seriamente interesado por mí. Creo que él me contó todo sobre su vida. como antes. No deja de sorprenderme la pareja tan perfecta que hacemos. me hacía sentir segura. Sin embargo. cuando llegaron al apartamento de Jamie.10 Huelga decir que. pensé que era el comienzo de algo real. Aquel domingo por la noche. dijo que no podría . Jamie no aceptó. al trabajo. Michael quiso pasar allí la noche. No le consideraba su tipo. Pero Jamie aún no estaba convencida de que estuviera tan interesado en ella como decía. Además. nuestras relaciones sexuales no me extasiaban tanto como a Michael (él era apasionado de una forma más continua que yo). En aquel momento no me daba cuenta. Por cierto. era evidente que irían juntos al apartamento de ella. ¿Cómo podía hacerlo? El siempre decía:”Eres perfecta. pero la llamó desde su hotel todas las noches y. pero yo empezaba a ser una experta en la vida de Michael. todo estaría bien. Michael tuvo que hacer un viaje durante unos días. una vez que mi cuerpo y mis emociones se conectaran. ya no me llamaba todas las noches. me gustaba. no se lo demostré. y no le presté mucha atención. Quedaron en verse el viernes por la noche. pero. hablaban durante horas. cuando se marchó.”Además. desde su relación con sus mejores amigos hasta los problemas que tenía con su padre y su insatisfacción con su trabajo. cada vez. Fue un cambio sutil. Me llamaba todos los días. Otra vez. Creo que eso fue lo que más eché de menos cuando terminamos. Cuando terminaron la cena. y allí se quedaron hasta el domingo por la mañana “No me cabe duda. desde luego. Cuando la relación terminó. habían compartido tantas cosas y se habían dicho tanto que era como si llevasen unos meses juntos. Esa semana.

No se me ocurrió que no estuvieran relacionados. Todos los días. ya había cobrado más valor. pero para mí el amor significa pensar en el matrimonio. no quería ser fastidiosa ni exigente. Yo pensaba en el futuro. en un momento. me levanté para traerle una gaseosa. Creo que era una ingenua. comimos comida china y él habló hasta por los codos.” Ese fin de semana.” Parecía tan a gusto conmigo que olvidé todas mis reservas. él se levantó y dijo que tenía que irse porque sus compañeros de cuarto habían invitado a un grupo de gente a almorzar y él tenía que estar presente. llamaba a Jamie al trabajo y quedaban en encontrarse el fin de semana. Michael estableció el patrón que regiría los siguientes dos meses. Recuerdo que pensé que al fin había madurado lo suficiente para apreciar a un hombre que sentía por mí un afecto genuino. pasaban la mayor parte del tiempo en el apartamento.” Cuando nos disponíamos a dormir. Me extrañó que no me invitara a acompañarle. quería una relación basada en el respeto y la confianza mutuos. Es asombroso. me dijo:”Te quiero. Salimos juntos durante cinco meses. me miró muy fijamente y me dijo: “Esto y enamorándome de ti. Cuando se la entregué. pero no quise exagerar. y jamás legué a conocer a quienes vivían con él. . Hay que entender. A veces salían al cine o a cenar.11 verme en la semana (tenía trabajo. Me preguntaba si se llevaría bien con mis amigos y si yo me llevaría bien con sus padres. Una vez más. otros compromisos y miles de cosas que hacer). En ese momento me sentí muy afortunada de que alguien me amara. que me hizo sentir mal. Llegaba el viernes por la noche y pasaban la mayor parte del fin de semana haciendo el amor. sin embargo. a esforzarme todo lo posible por hacerle feliz y a continuar con la vida. “El domingo por la mañana. El sábado por la noche. ni siquiera se me cruzó por la mente la posibilidad de que la relación estuviese ya decayendo. El amor va con el matrimonio. vimos una película en la televisión y. pero. Además. pero volvimos a vernos el viernes. y estaba dispuesta a amarle. según recuerda Jamie. nos metimos en la cama.

Además. la primera de las festividades. El me contaba todo sobre sí mismo. la madre de él. para invitarme a tomar un café. Que nuestra pareja era perfecta. Era obvio que se sentía culpable. Decía que yo le hacía feliz. la única persona con quien deseaba estar. Luego llegó el día de Acción de Gracias. No lo hizo. y pensé que llamaría de inmediato. cálida. Yo confiaba en aquellas relaciones. “Si en verdad crees que tus padres no me aceptarán.” Me contestó que no podía hacer eso. “Fue a casa de sus padres y no me invitó. y tuve que hacer eso el viernes siguiente al día de Acción de Gracias. le dije. y que prefería prepararlos. recogió su currículum vitae y . unida y perfecta. hay que entender que. El volvía el lunes. Me pareció que podía ser un indicio de que Michael había pensado en nuestra relación y estaba dispuesto a dedicarle más tiempo. para entonces. Dame prioridad. pero Jamie sabía que lo que ocurriera en las fiestas sería un claro indicio de la medida en que eran verdaderamente una pareja. que yo era su refugio.12 “Michael siempre me decía que estaba agotado por el trabajo. que vivía en Connecticut. “Lo que me hacía sentir peor era que él estaba revisando su currículum vitae. y ella piensa que pudo ser una casualidad. Quedé desolada. Michael no dejaba de decirle que eran una pareja. Dijo que se sentía muy mal por tener que dejarme sola. No me llamó hasta el miércoles.” Durante ese tiempo. y yo había accedido a escribirlo en el ordenador de mi oficina. estaba en Nueva York y Michael arguyó que sus padres eran muy difíciles y les costaba aceptar a una mujer nueva. Jamie conoció a uno solo de los amigos de Michael. ¿por qué no puedes quedarte conmigo? Eres un adulto. Eso me llamó la atención porque nunca nos habíamos visto a mitad de semana si él tenía que trabajar al día siguiente. quédate conmigo. en aquella intimidad. nuestras relaciones sexuales ya eran estupendas. “Entonces no te vayas”. Un viernes. Vino a mi apartamento. Que yo era perfecta. porque el miércoles anterior vino con una botella de vino y un ramo de flores.

vino a mi apartamento. Me dijo que tendría que ir a dormir a su casa porque no tenía ropa. Michael inició un nuevo patrón de conducta. que él adivinaría que era yo. Así descubrí que no había estado en Connecticut. Al marcharse me dijo: “Te quiero”. Colgué. ¿por qué el miércoles habíamos terminado en la cama? Además (y sé que esto parece una tontería. Pensaba hablar de ello la próxima vez que nos viéramos. Pero no me llamó. que no demostrara ansiedad. “Nunca olvidaré cómo me sentí ese viernes. No mencionó el fin de semana siguiente. Creo que sabía que la relación había terminado. Pasó el viernes. pero no podía resignarme. pero es lo que pensaba) me preocupaba que le hubiese ocurrido algo. pero cuando tuviéramos más tiempo para charlar. De hecho. Yo lo daba por sentado. Al hacerlo. y enseguida pensé. Otros. Cuando me llamó. de modo que le llamé a su apartamento. Algunos días llamaba. Si era así. Se llamaba “todo vale”. y no me llamó para hacer planes. Además. el sábado. entonces volví a llamar y le dejé un mensaje.” A partir de ese día. y correspondía a la noche anterior. era posible que él hubiese tenido alguna reunión de trabajo o algo así. A las diez de la noche ya no podía soportar la tensión. después del trabajo.13 terminamos en la cama. y ahora tenía que ir otra vez a Connecticut porque sus padres le habían comprometido para una reunión familiar. dijo que sabía que habría debido llamarme pero que había estado demasiado ocupado. respondió el contestador automático. Yo ya estaba bastante intimidada para sugerir que me llevara. Como de costumbre. no pude evitar ver algo que sobresalía del bolsillo. Dijo que me llamaría a su regreso. Empecé a llamar a mis amigas para preguntarles qué debía hacer. y así lo hizo. y que me había mentido. con vergüenza. Era un programa de un teatro de Nueva York. el domingo. . Michael se durmió delante del televisor y yo fui a colgar su chaqueta. Pero empezaba a preocuparme. Yo tampoco. Desde luego. no. El consejo generalizado fue que no hiciera nada. pasamos un momento cálido y maravilloso.

Quería disculparme. La semana siguiente. la semana anterior a Navidad. seguía diciéndome que me amaba y me pedía que tuviera un poco de paciencia con él. pero temí que se negara. simplemente repetía que yo era demasiado intensa. Traté de hacerle hablar al respecto pero no quiso hacerlo. Yo quería que pasáramos juntos las fiestas. me preocupaba pensar que no había sido . “Me decía que tenía mucho trabajo y que eso le producía mucho estrés. me enfadé tanto que le llamé y le grité. nos vimos un viernes y él se fue a su casa el sábado. pero ya no lo hacía con regularidad. Se sentía muy indeciso. Me contestó que no. yo me esforzaba por prepararle platos especiales y por estar bonita. “Me llamó una vez más para desearme feliz Navidad y luego.14 Seguía invitando a Jamie a salir con él. Podríamos haber durado más tiempo así. me sentí culpable por haberle gritado. pero que no sabía lo que él mismo quería. nos vimos por insistencia mía y le pregunté qué nos había pasado. Dijo que necesitaba tiempo para pensar. tal vez por eso le exigí cosas que él no podía aceptar. Le pregunté si salía con otra mujer. El lo atribuía a la situación que vivía en su trabajo. y que necesitaba apartarse de mi intensidad. Yo no disponía de tiempo ni de dinero para ir a casa de mis padres y no quería estar sola. Le habría pedido que nos viéramos. El dijo que “las artistas eran demasiado raras” para él. para decirle personalmente lo disgustada que estaba. La primera semana después del día de Acción de Gracias. cuando colgó. A pesar de saber que no era así. Durante todo ese tiempo. “Por fin. El no podía comprometerse a hacerlo. No sabía qué hacer para que las cosas volvieran a ser como antes. Cada vez que venía a casa. con una excusa absolutamente inventada. pero la Navidad se acercaba. Créanme que yo jamás había hecho nada ni remotamente raro. nos vimos el sábado y él se marchó inmediatamente después de cenar. El dijo que no podía hablar conmigo si estaba tan descontrolada. pero no le creí. Cuando colgamos. Me dijo que comprendía que era injusto conmigo.

eso tampoco resultaba lógico para Jamie. y que le había dado una excusa para rechazarme. pero tuve miedo de que me colgara. ¿Para qué querría recuperarle? “Me sentía totalmente traicionada por Michael. cuando él fue a almorzar sin invitarla. Debería haberse esforzado más por aumentar esa confianza antes de interrogarle. salvo el hecho de sentirse desgraciada. O quizás era sólo eso: su tipo físico. al meditarlo. él la había tratado muy mal. Quizá no era realmente su tipo físico. se culpaba a sí misma. De hecho. ella nunca le gustó. Habíamos terminado.15 comprensiva con él y que ahora sí había actuado de un modo raro e intenso. Si hubiese dicho algo aquel primer domingo. cabía la posibilidad de que se le hubiese enfrentado demasiado tarde. Tal vez en realidad. Recordaba todas las cosas que él le había dicho en el comienzo y llegó a la conclusión de que ella debía de tener algo que le había alejado. por otra parte. si modificaba eso. más que nada. buscaba otros culpables. Al . nada le resultaba lógico. por lo tanto. el mismo que le había dicho que la amaba. Pero por otra parte. Tal vez lo único que él quería era acostarse con ella. podría recuperar a Michael. No podía aceptar el hecho de que “su” Michael. Culpaba a los amigos de Michael. Culpaba a su niñez y a la relación que tenía con sus padres. esta relación le produjo mucho sufrimiento. Tal como Jamie me relató. Sabía que a Michael le costaba confiar en la gente. Y eso fue todo. es probable que toda la relación hubiese sido diferente.” CUANDO TODO TERMINA. Tal vez. Quería volver a llamarle. Y el hecho de que todo terminara en la proximidad de las fiestas no mejoró la situación Jamie dice que su mente era un torbellino constante y obsesivo. Pero. y yo le creí. El me dijo que me amaba. pudiera haberla tratado de esa manera. sin embargo. y pensé que ese amor significaba algo. Pero.

Pero. y me parece apropiado que sea yo el primer hombre de este libro en admitir sentimientos de fobia al compromiso. y cuando tenía . tuve que analizar mis propias relaciones con las mujeres. Pero yo no lograba entender cómo Michael había podido decirme que me amaba y después tratarme así. Una amiga mía había pasado por una experiencia similar. Al terminar mi última relación de pareja. a propósito. en realidad. cuando trataba de contarles lo que había ocurrido. tengo que mencionar que dejé de hablar con algunos de mis amigos. Por fin.16 descubrir que no era así. Me avergonzaban y me hacían sentir patética. me miraban como si estuviese exagerando tanto la intensidad del modo en que Michael me buscó al principio como la de su rechazo. Antes de poder responder a esas preguntas. y pasábamos horas enteras hablando por teléfono. Pero. A menudo. nada tenía sentido. sentí tanto dolor que no sabía qué hacer. Salí y me compré todos los libros sobre relaciones que pude encontrar. obsesionadas por los detalles de cada conversación que habíamos tenido con nuestras respectivas parejas. inicié una terapia. si tuviera la clave. ¿cuál era? ¿Por qué cambió Michael? ¿Por qué la trató tan mal? ¿Cómo era posible que un hombre sensible se comportara con tanta crueldad? ¿Cómo podía cambiar tanto un hombre que parecía quererla de verdad? ¿Qué ocurrió? ¿Qué fue lo que salió mal? ¿Por qué terminó? ¿Por qué Michael huyó del amor? MI HISTORIA. lo cual. podría hallar una explicación que resultara lógica. Muchas de las excusas que yo ofrecía para no tener una relación comprometida dejaron de tener asidero. no pude sino advertir que había algo anormal en mi modo de relacionarme con las mujeres. me resultaba demasiado cara. Daban resultado cuando yo tenía veinte años. Además.” Jamie me contó que ella no dejaba de pensar que debía de haber algún secreto y que.

al pasar los treinta. Algunos de esos hombres se apartaban sólo emocionalmente. con frecuencia. No podían encontrar otra explicación para una conducta que no sólo resultaba extraña e imprevisible. ellas suelen formular más preguntas. Varias me confiaron largas y complicadas historias de hombres que las habían presionado y perseguido para que aceptaran algún tipo de compromiso emocional. me sentía enfrentado a una avalancha de sentimientos. los hombres se echaban atrás o bien empezaban a actuar de un modo destructivo e hiriente para sabotear la relación. . porque empezaba a tener tantas preguntas como respuestas. Muchas me hablaron de citas idílicas.17 veinticinco. lo cual resultaba irónico. yo me encontraba en una gira literaria. Además. pero. sin duda. fines de semana y planes a largo plazo con hombres ardientes que. era en verdad insensible y cruel. como todo el mundo sabe. Recuerdo vívidamente a muchas de esas mujeres y sus relatos. tanto en mi vida profesional como en la personal. además. mujeres. Y yo sabía que era tiempo de hacer algo al respecto. Esto es algo bastante típico porque. debían de haber muerto. Cuando ellas al fin accedían. Ellas experimentaban tantas emociones que. en su mayoría. Lo que antes veía como incidentes aislados e intrascendentes en mi pasado había empezado a convertirse en un modo de vida. otros dejaban de llamarlas y desaparecían de un modo tan absoluto que varias mujeres bromeaban acerca de realizar un simulacro de velatorio por todos aquellos hombres que. asumiendo el papel de gurú interpersonal. Es probable que mi autoanálisis tardío se viera acelerado por varias casualidades. Irónicamente. Muchas de esas mujeres demostraban un disgusto visible. y varias me contaron que trataban de recuperarse de sus relaciones con hombres que habían huido ante la posibilidad de un verdadero compromiso. de pronto. las mujeres tienden a interesarse más por las charlas sobre relaciones. ya no funcionaban. sino que. cuando mi última relación de pareja comenzó a desintegrarse. Las personas a quienes me dirigía eran. se abren más y se sienten menos amenazadas por la evaluación de uno mismo. se apartaban sin motivo aparente.

y en todas las excusas que daban mis amigos para explicar por qué una mujer era inaceptable o por qué una relación tenía que terminar: que ella era “demasiado exigente”. no pude menos que reconocer que había ocasiones en las que me había comportado de la misma manera que aquellos “canallas” que ellas mencionaban. Pensé en todos los hombres a quienes conocía en lo personal y en lo profesional. Había hablado de ello. “tenía una madre difícil”. pero. Nunca me había esforzado de verdad en una relación. pero ¿podría ser que todos esos hombres “infelices” –aquellos que encontraban tantos motivos para explicar por qué una relación tenía que terminar. pero todo era un fraude.. “demasiado baja”. tuve que admitir que a veces había encontrado motivos por los cuales una mujer perfectamente adecuada no me resultaba aceptable: un débil pretexto para poner fin a la relación. “tenía la misma carrera que yo”. y en los que me habían consultado después de la publicación de mi primer libro. Pensé en todas las veces que había hablado con hombres acerca del sexo. “demasiado alta”. Cuando me detuve a pensar en mis propias relaciones. etc.18 Me agradaba hablar con esas mujeres. por qué nunca habían podido asumir un compromiso permanente. Me parecía inconcebible. sí. ella tenía. el amor y las relaciones de pareja. No me cabía ninguna duda: mi conducta dejaba claro que me asustaba el compromiso.fuesen los mismos de los que se quejaban las mujeres en mis conferencias? ¿Era posible que todas aquellas . EL DEBIL PRETEXTO PARA NO COMPROMETERSE: UN ELEMENTO COMUN. etc. “¿y si resultaba ser anoréxica?”. “demasiado gorda”. por qué no lograban hallar a la mujer de sus sueños. al reflexionar. Jamás había logrado intentarlo en serio. el señor Buen Sujeto. “tenía un hijo difícil”. “tenía un gato difícil”. “su carrera no tenía nada que ver con la mía”. Era estupendo que me vieran como el señor Sensible. el señor Comprensivo. ella era.

pensé que necesitaba que las mujeres mismas me explicaran sus quejas. Fueron tantas las mujeres que mencionaron esta contradicción que decidí analizarla con más detalle. Además.19 quejas no fuesen más que una manera de enmascarar un profundo temor al compromiso? ¿Acaso todos esos hombres por quienes siempre sentía pena eran. deseables y modernas que tenían mucho para ofrecer a cualquier hombre. para obtener una perspectiva imparcial. Todas eran mujeres atractivas. los hombres dicen una cosa y hacen otra. Quería respuestas directas. en realidad. antes de hablar con ellos. Traté de entrevistar por igual a mujeres solteras. “lobos disfrazados de ovejas” LO QUE LOS HOMBRES DICEN. era aplicable a muchos hombres solteros que yo conocía. Empecé por entrevistar a aproximadamente cincuenta mujeres solteras. Sin duda. pero preferí cerciorarme. Y LO QUE LOS HOMBRES HACEN: LA CONTRADICCION. Decimos buscar solamente un matrimonio feliz. y creía saber cómo obtenerlas. ¿De qué manera pensaban las mujeres que habían sido tratadas injustamente? ¿Y cuál creían que era la causa? Primero. Pero. divorciadas y casadas. HABLANDO CON LAS MUJERES. ¿Por qué? No creía ser el único que inventaba razonamientos y motivos para no continuar con una relación en particular. pero eso no es lo que hacemos. elegí a mujeres procedentes de . Decidí pedir a los hombres que me dijeran la verdad. tenía que hablar con las mujeres. Quería poder ser específico en mis entrevistas con hombres. Esta es una de las principales quejas de las mujeres.

Cabe destacar que se fue solo. tratando de disimular mi asombro. Algunos de esos relatos eran bastante extremos. e incluso se marchó a Bangkok dos días antes de aquélla. En ninguno de esos casos se había producido una discusión ni un intercambio de palabras ásperas. Casi todos se declaraban sensibles a la . HABLANDO CON LOS HOMBRES. casi como si se hubiesen esfumado en el aire. los hombres habían puesto fin a la relación marchándose mientras la mujer estaba en la ducha y jamás habían vuelto a llamarlas. En dos casos distintos. Otras me hablaron de relaciones en las cuales los hombres que antes se habían mostrado ardientes se convertían en enemigos iracundos y reservados en cuanto la mujer accedía a tener una de las siguientes cosas: ir a vivir con ellos. Yo las escuchaba.20 distintas partes del país y de diversa posición económica. Ellas me contaron directamente la historia de sus relaciones y las situaciones por las que habían pasado. Una vez provisto de estos relatos y confidencias. Una mujer me dijo que su novio salió del hotel donde se hospedaban en Roma para comprar cigarrillos y nunca regresó. Básicamente. Muchos de estos hombres tenían una buena educación. mientras ellas hablaban de la desaparición de hombres en quienes habían confiado. Utilicé los mismos criterios que para mis entrevistas con las mujeres. comencé a entrevistar a los hombres. Una mujer me dijo que el hombre con quien pensaba casarse ingresó en el Cuerpo de Paz al aproximarse la fecha de la boda. casarse o tener hijos. todas estas mujeres se referían a la misma cuestión: el abandono y la defraudación de confianza dentro de una relación en la cual el mismo hombre las había alentado a esperar de él una tierna intimidad. Fueron tantas las mujeres que me hablaron de hombres que las dejaron poco antes de la boda que perdí la cuenta. La mayoría hablaba maravillas del movimiento feminista. Los primeros con quienes hablé eran sujetos inteligentes y normales.

y qué hacían entonces? ¿Alguno de ellos había llegado a convivir con una mujer. lo más importante. había pensado que se trataba . de alguna manera. para que las mujeres los abandonaran o para preparar el terreno para su propia partida? ¿Alguno de ellos recurrió a la infidelidad cada vez que la relación se estrechaba demasiado y era demasiado buena? ¿Alguna vez habían huido de una mujer con quien tenían una relación estrecha e íntima. como la fiera enjaulada. ¿tenían expectativas ocultas? ¿Eran manipuladores deliberados? ¿Sabían que les asustaba el compromiso permanente? Ese temor.21 problemática femenina. No era que no hubiese creído en los relatos de las mujeres sobre sus relaciones con hombres que padecían fobia al compromiso. querría respuestas para ciertos interrogantes específicos: ¿Alguno de esos hombres había perseguido a una mujer y. He aquí la pregunta: Estos hombres corrientes. poniéndose furioso y maltratando a la mujer a quien veía como su captora? ¿Los hombres se comportaban así para poner distancia? ¿Lo hacían para sabotear las relaciones. y/o un trato mejor por parte de ellos? ¿Alguno solía salir con tantas mujeres que ninguna de ellas tenía posibilidades de conseguir su afecto? ¿Había entre ellos muchos que acostumbraran elegir a mujeres inadecuadas para ellos. se había asustado del compromiso y reaccionado con furia al sentirse atrapado. dejó de llamarla? ¿Alguno había propuesto matrimonio a una mujer y cambiado de idea en el último momento? ¿Por qué. ¿eran los mismos que trataban tan mal a las mujeres? ¿Qué hacían. una mujer que tenía todos los motivos para esperar el matrimonio. Pero. ¿por qué? Estas son algunas de las cosas que deseaba averiguar: Cuando estos hombres iniciaban una relación de pareja. mujeres con quienes siempre tenían una excusa automática para abandonar la relación o impedir que ésta progresara? No sé qué había esperado. Pero me asombró lo que aquellos hombres me contaron. y cómo lo hacían? Y. bien educados e inteligentes. una vez que logró acostarse con ella. ¿les hacía prever y provocar la disolución de una relación buscando excusas para explicar por qué no podían continuar en ella? Además.

Descubrí que algunos hombres a quienes creía conocer bien habían estado diciéndome la verdad a medias acerca del rumbo tomado por sus relaciones de pareja y las razones por las cuales habían terminado. que ese hábito constante de destacar lo negativo no es más que una manera de raciocinio que les permite evitar un análisis demasiado profundo de su propio defecto principal: la incapacidad de comprometerse. . . Para poder hacerlo. Se han escrito muchos libros que intentan aconsejar a las mujeres que están solas o tienen relaciones de pareja insatisfactorias. En su mayoría. empecé a entender la enormidad de este problema. y me parece que hay una abundancia de información parcial. de aberraciones. He leído virtualmente todos esos libros. no los hombres que yo conocía. Me equivocaba. Terminé el primer grupo de entrevistas absolutamente convencido de tres cosas: . consideré que necesitaba obtener un relato verídico de la mayor cantidad posible de hombres. Cuando una relación se vuelve demasiado estrecha. estos libros y artículos se basan únicamente en entrevistas con mujeres o bien en entrevistas extremadamente superficiales con hombres. .22 de otra clase de hombres. y no quieren hablar de ese tema. He escrito este libro para las mujeres porque quería brindarles una perspectiva de lo que piensan los hombres y ayudarlas a comprender el problema del compromiso. Estos hombres buscan excusas y defectos en las mujeres para sentirse mejor con respecto a su propia conducta. Son casi imposibles de descubrir. Estos hombres son difíciles. La respuesta común es: “No quiero hablar de eso ahora”. en el fondo. La mayoría de estos hombres saben. “NO QUIERO HABLAR DE ESO AHORA”: COMO LOS HOMBRES PRESERVAN SU MISTICA. Cuando puse manos a la obra. los hombres que temen el compromiso a menudo se comportan de una manera totalmente irracional.

Incluso. Estaba absolutamente decidido a no terminar con una serie de entrevistas superficiales. casi todas trataban . A varios. sino que además lo estaban para asumir la responsabilidad de todo el problema. camino del trabajo. la experiencia me dio una clara comprensión de lo difícil que resulta a las mujeres obtener respuestas directas de los hombres que tienen conflictos con el compromiso. a uno de ellos. Me reuní con hombres que “no podían hablar ahora” en sus automóviles. De no haber estado yo tan decidido. tuve que llamarlos diez o quince veces para conseguir una entrevista de cinco minutos. Salí con ellos cuando tenían citas. Las mujeres. “TAL VEZ TENGO YO LA CULPA”: COMO LAS MUJERES AYUDAN A MANTENER EL MITO. mostraban una actitud totalmente diferente a la de los hombres. Cuando estas mujeres hablaban sobre sus parejas. habría sido imposible obtener tantas entrevistas a fondo. hice caso omiso de todos sus pretextos y conseguí que me dijeran lo que había ocurrido en realidad. Grabadora en mano. por otra parte. Les soborné accediendo a dar lecciones de tenis. le lavé el coche. perseguí a un sujeto por todo su apartamento mientras hacía el equipaje. Hice lo que muchas mujeres deseaban poder hacer: seguí el rastro a esos hombres. En ocasiones. no sólo se mostraron bien dispuestas a ir más allá de lo superficial. les hice salir de sus madrigueras. En todo caso. Algunos dejaron de responder a mis llamadas telefónicas. Pero no era fácil lograr que estos hombres fueran más allá de una charla superficial. No querían pensar en lo que hacían ni en lo que les impulsaba a hacerlo. En su mayoría.23 Sí están dispuestos a responder a algunas preguntas sencillas o a brindar información superficial. resultó muy divertido. Muchos de los hombres con quienes hablé tenían un verdadero sentimiento de culpa. pero eso es todo.

que constituye lo que yo llamo “síndrome de la persecución y el pánico”. En . de tipo neurótico. Y esto no se debe a que ellas emitan señales peculiares. Esas mujeres no eligen: son elegidas. EL HOMBRE QUE NO PUEDE AMAR: Cuando él huye y la mujer no entiende por qué. en el mundo real esto no es lo que sucede. Casi siempre trataban de salvar algo. La cuestión es que muchos de los hombres a quienes atraen padecen el mismo problema: el problema del compromiso. No he visto sugerencias similares que puedan inducir a los hombres a iniciar terapias por “amar demasiado poco”. en realidad. aunque eso implicara aceptar la culpa.24 de destacar las mejores cualidades de esos hombres. seguramente no podrá menos que advertir que todas las relaciones en las cuales está presente la fobia al compromiso tienen un mecanismo común y terminan de maneras misteriosamente similares. aun cuando era imposible salvarlo. inteligentes y bonitas que están pensando en someterse al psicoanálisis porque “aman demasiado”. En cuanto a las mujeres inteligentes que hacen elecciones tontas. Por lo general. Me parece justo mencionar la literatura informativa popular en la actualidad y el grado de responsabilidad que se adjudica a las mujeres por su papel en la alterada escena social. Francamente. para la conducta masculina intolerable. Todo esto. significa que el sujeto emprende una persecución absoluta hasta que siente que el amor y la respuesta de esa mujer le quitan toda salida en esa relación… para siempre. el hombre demuestra una conducta fácilmente identificable. Si usted ha oído tantos relatos como yo. no creo que esta diferencia de actitud sea por completo obra de la casualidad ni de la biología. Piénselo: hay mujeres buenas. Siempre parecían estar en busca de motivos válidos. Se debe a que son mujeres bonitas e inteligentes que atraen a los hombres.

Para otros. Esa trampa produce angustia. empiezan a preocuparse por la expectativa de matrimonio. Hay hombres que pueden pasar por todas las etapas del síndrome de la persecución y el pánico. Hay hombres que tienen una buena primera cita y no vuelven a llamar porque. es el momento en el que la relación se vuelve más íntima. etapas bien definidas y. la mujer presiente que algo ha sucedido en la mente de él. El momento de la huida depende de lo que el hombre perciba como punto sin retorno con respecto al compromiso. patrones de conducta muy claros. huye de ella y huye del amor. por lo común. constituye un momento clave. y eso. La mayor variable es la duración de cada etapa. si no un pánico total. cuando el hombre mira a una mujer en especial y tiene la impresión de que. en parte. pero no sabe qué ha sido lo que ha provocado esa necesidad de huir. para un hombre así. Huelga decir que un hombre así puede destrozar los sentimientos de una mujer. Sea cual fuere la ocasión. el sexo significa compromiso. existen cuatro puntos distintos en los que el hombre puede verse invadido por el pánico. . El único denominador común es que el hombre rara vez le ofrece señales claras. el hombre empieza a percibir la relación como una trampa. El grado de infelicidad de ella depende. y ella rara vez considera la posibilidad de que él la abandone. el comportamiento de la mujer y el grado de relación. en el transcurso de una sola noche. si no huye de inmediato. implica encierro. En estas relaciones. de inmediato. dentro de cada etapa. hay. Ese momento depende de varios factores. los cuales incluyen el patrón de conducta del hombre. de lo avanzada que estuviera la relación cuando él llegó al pánico. Para muchos. Por lo general. Otros tardan años. quedará atrapado para siempre.25 cuanto eso sucede. el hombre huye de la relación. En una relación de pareja. Antes de que la mujer se percate de lo que sucede.

Fue el día más intensamente íntimo que se pueda imaginar. fue una sola cita. Me dijo que nunca había sentido tanta paz como conmigo. nada más. En realidad.y exclamé: “¡Vaya. significa que le está invadiendo el pánico en el punto número 2. Toda mujer ha perdido a algunos hombres en este primer punto. en un momento. Pero fue perfecta: pasamos el día navegando en el barco de un amigo. Es posible que vuelva a llamar después de la primera cita.” Punto No.26 LOS PUNTOS SIN RETORNO DEL COMPROMISO. pero me acosté con la idea de llamarle a primera hora de la mañana. (Es . recuerda: “Sé que esto es una locura. Durante mucho tiempo pensé que era por algo que yo había dicho. pero eso demuestra lo confundida que estaba… Aquel día.1: Una cita. para reanudar lo interrumpido. Esto sucede cuando el hombre que tiene fobia al compromiso tiene una primera cita excepcionalmente buena y decide no volver a llamarla. nunca volvió a invitarme a salir. Desde entonces. Comimos langosta en un muelle. No pasamos la noche juntos porque yo tenía que volver a casa. Renée T. Pero estaba convencida de haber hecho algo que quizá le había molestado y por eso dejé de gustarle. No podía creer que alguien se comportara como lo hizo él. Punto No. Es una locura. 2: El émulo de Don Juan. le miré –mide un metro noventa. Me dijo una y otra vez que era hermosa. pero el sexo comienza a deteriorarse de inmediato. Cuando un hombre se acuesta una vez con una mujer y empieza a apartarse. Fondeamos cerca de una playa privada y fuimos a nadar. qué alto eres!” Lo dije como un cumplido. con mi hija.

quiero destacar que hablaba mucho sobre la importancia de los principios morales. un regalito de cumpleaños. regresamos a Nueva York. Yo estaba destrozada. vino a casa conmigo y yo accedí a acostarme con él.” . Además. Y. Cuando al fin me llamó. pero teníamos amigos comunes y nos gustaba la misma música. Yo estaba absolutamente cautivada. Al cabo de la primera semana. pero él nunca volvió a llamarme. ¿Cómo era posible que un hombre que tanto hablaba del bien y del mal se comportara así? Pasé al menos un año convencida de que yo había hecho algo mal. éramos de la misma religión. finalmente. Traté de comunicarme telefónicamente con él en varias oportunidades. El caso es que. mis amigos me convencieron de que no le enviara) en las que asumía la responsabilidad por los pecados del mundo. todavía pienso en él. Llegó a decirme que estaba enamorándose de mí. Le escribí varias cartas largas (las cuales. En lugar de seguir camino directamente a Filadelfia. A veces. el compromiso y todo ese tipo de cosas. supe de inmediato que las cosas no funcionarían. Dijo que me llamaría al otro día. le envié un par de tarjetas postales y. y él parecía muy distante y extraño. Lo achacaba a que vivíamos en distintas ciudades.) Anne B. aunque me avergüenza admitirlo. ¿pueden creerlo? Vivía en Filadelfia. pero pasaron dos semanas sin que lo hiciera. Yo vivía en Nueva York. pero no se deje engañar por el parecido superficial. me dijo lo importante que era yo para él. Ambos estábamos de vacaciones cerca de un festival de música y pasamos un par de semanas muy unidos.27 fácil confundirlo con un típico Don Juan. por suerte. Se marchó a la mañana siguiente. si de algo vale. recuerda: “Lo mejor de esta historia es que él era un sacerdote anglicano.

El no volvió a su casa. No estaba allí.28 Punto No. Finalmente. tratan de desarrollar una verdadera relación. a la larga. Le pregunté si quería que le llevara la cena a su apartamento. pude liberarme emocionalmente.” . Yo llevaba dos semanas en el apartamento (los libros todavía estaban en cajas) cuando él empezó a cambiar. Yo estaba tan alterada que fui a su apartamento. empezó a postergar su mudanza. cuando le llamé al trabajo. El tercer punto es que produce pánico a la mayoría de los hombres. Durante toda la noche. Faltaba un mes o dos para que viniera a vivir conmigo. Lori S. Hasta entonces. Busqué un nuevo empleo y él buscó un apartamento. y la situación llegó a ser muy desagradable. siempre llegaba tarde. Después dejó de presentarse a la hora convenida. simplemente. aparentemente. Dijo que no se sentía bien y que no vendría. El estaba en Boston y yo en Nueva York. El hombre huye porque teme quedar atrapado. El siempre me decía que quería que viviéramos juntos. recuerda: “Vivíamos en distintas ciudades. admitió que había estado con otra mujer. Era obvio que salía con otras mujeres. Respondió que no. Al día siguiente. Pensé que. me llamó. Primero.. Una noche. Al llegar al punto número tres. 3: Cerca de la meta. le llamé cada media hora. acepté. Fui a un psicoanalista para tratar de olvidarle y. Nos separamos de inmediato. Estuvimos así aproximadamente un mes. pero resultaba cada vez más evidente que él era incapaz de llevar a cabo nuestros planes. pero llevábamos tanto tiempo juntos que no me parecía posible que alguna vez nos separáramos. Se oían voces en el fondo. todos los preliminares han terminado y llega el momento de que la relación avance. pero después nos reconciliamos. estaba nervioso por el compromiso inminente. mientras estaba preparándole una cena especial por su cumpleaños. Nuestras cuentas telefónicas eran altísimas. de modo que durante dos años nos vimos solamente los fines de semana y en las vacaciones.

le pedí la separación. de hablar o de lavar los platos. Además. quería que fuese yo quien pusiera fin a la relación. Tuvo gripe durante unos cuatro meses seguidos. pocos días después de la boda. Bob se portaba maravillosamente conmigo. ya no veía en mí nada bueno. mis amigos o mi trabajo. me habría quedado destrozada. si yo hubiera sido un poco más joven. Pero creo que. Nunca dejaba de criticarme: mi manera de caminar. Pero antes nunca había encontrado nada que criticar. empezó a criticarme. Al llegar a este punto. Al cabo del primer año. dado que había sido tan insistente antes de la boda. la verdad es que empezó a cambiar un poco un par de días antes de la ceremonia. mis hijos ya eran mayores. Estaba ansioso por casarse conmigo y me prometía que me compensaría por todos mis problemas anteriores. Era mi segundo matrimonio. y me daba cuenta de que él no soportaba el matrimonio. ya se ha asumido un compromiso y la relación tiene ya todas las características superficiales de la permanencia. empezó a ponerse enfermo. Cuando yo entraba.29 Punto No. decía que me adoraba. Por ejemplo. Yo trataba de cambiar. recuerda: “Cuando me casé con Bob. Bueno. 4: La mañana siguiente. por lo general causa más estragos que en los anteriores. Creo que. Pero. pensé que al fin la suerte me sonreía. se quejaba de que mi hija mayor no le había sonreído al entrar en la casa. pero eso no mejoraba las cosas: él siempre encontraba algo. ni en mí ni en mis hijos.” . o un poco más insegura. Yo había pasado por eso antes. Carole R. pequeñeces. ponía cara de disgusto. Cuando reparé en que miraba a otras mujeres. Cuando un hombre es presa del pánico en el cuarto punto.

en la mayoría de los casos. A pesar de que. no había nada malo en la relación. y. No obstante. se siente absolutamente confundida. Al iniciarse la relación. estas mujeres no podían sino buscar una explicación racional y preguntarse si sus parejas las habían abandonado por algo que ellas habían hecho o dejado de hacer. intelectualmente. Todas las mujeres con quienes hablé expresaron inquietud por la posibilidad de que el cambio de actitud por parte del hombre hubiese sido provocado por algo que ellas habían dicho o hecho. se culpaban por haber precipitado su alejamiento. De hecho. cuando cree que se aproxima el día “C” (una percepción que puede tener poco o nada que ver con la realidad).30 DESPUES DE LA RELACION: SEPA QUE USTED NO TIENE LA CULPA. Cuando todo termina. sabían que ellas no eran culpables de haber saboteado la relación. Lo único malo es que este hombre es incapaz de asumir un compromiso. . La mujer que entabla una relación de pareja con uno de estos hombres también tiene reacciones características. parte del problema es que el hombre se echa atrás cuando las cosas van demasiado bien. de pronto ejecuta un giro de ciento ochenta grados: deja de buscar a la mujer y empieza a huir. lo más probable es que no esté tan interesada como el hombre y lo que la conquista es la intensidad del interés de él. Si habían enfrentado a su pareja y la habían pedido un compromiso. en algunos casos. se culpaban por haber permitido que el hombre impusiera en la relación un estilo destinado a desintegrarse o encaminado al país del nunca jamás. Por lo tanto. Si no le habían enfrentado. literalmente se pierde de vista.

atractivas. tiene que entender cómo muchas de las conductas que han sido programadas en usted pueden exacerbar el problema. Lo que estos hombres temen es el compromiso. creo que puede hacer mucho para protegerse y modificar el porvenir de sus relaciones con los hombres. y cuando ven a una mujer así. inteligentes. Si usted está relacionada con uno de estos hombres o le preocupa lo que ocurrirá en el futuro. simpáticas. Hay mujeres estupendas que no tienen relaciones estupendas con hombres estupendos. Eso es precisamente lo que ellos no quieren hacer. Esto no sucede por culpa de la mujer. Usted puede protegerse en sus relaciones con hombres que temen el compromiso si aprende a: 1 Identificar al hombre que no puede amar (y el alcance de su problema) antes de llegar a ser su pareja. Yo no creo que esto dé resultado. pero sí ha llegado a ser su problema. triunfadoras y compasivas. En un mundo ideal.31 La mujer no tiene la culpa por la situación. por lo tanto. pero ésta ha llegado a ser su problema. Estas mujeres reaccionan moviendo la cabeza y pensando que tienen que ser más estupendas: perfectamente sensatas. Sin embargo. perfectas. huyen en otra dirección.para que los hombres se le acercaran. Lamentablemente.. perfectamente estupendas. tan perfecta. Pero antes es necesario que comprenda el problema y que sepa reconocer cuándo su pareja es un hombre así. En el caso de muchos hombres. . saben que es una mujer con quien se pueden casar y vivir felices por siempre jamás. es una cuestión de grado. y explicaré por qué. esto no sucede en la realidad. una mujer sólo tendía que seguir haciendo lo que muchas están haciendo ya –ser amables. Además. la situación dista mucho de ser irremediable: no todo es blanco o negro. perfectamente afectuosas. en suma.

En los siguientes capítulos. 4 Mitigar los temores del hombre que sufre de fobia al compromiso antes de que él se deje llevar por ellos. aprenderá a hacerlo. 3 Determinar si vale la pena intentarlo con él. 7 Detenerle antes de que vuelva a huir.32 2 Determinar si un hombre es capaz o no de cambiar. . 5 Negarse a asumir la responsabilidad y la culpa por las conductas masculinas ultrajantes. 6 Efectuar en su propia actitud los cambios necesarios para que él modifique su conducta del modo que usted desea.

el hombre que tiene fobia al compromiso está confundido. es fácil reconocer al hombre que padece fobia al compromiso. En el comienzo. Si usted sabe lo que debe buscar. ¿El hombre a quien usted ama teme amarla? IDENTIFIQUE AL HOMBRE QUE TEME EL COMPROMISO: EL PATRON DE CONDUCTA DENTRO DE LA CONFUSION. la confusión que experimenta ocasiona un patrón de conducta fácilmente discernible: huellas dactilares. el comportamiento del hombre es tan extravagante que cuesta creer que alguien que una vez fue tan afectuoso haya llegado a ser tan extraño. Una mujer relacionada con uno de estos hombres suele describirle como si se tratara de “dos personas diferentes”. la conducta de él puede resultar tan contradictoria que ella le excusa o trata de justificar los síntomas de la fobia al compromiso. Atrapado entre su necesidad de amor y el miedo que le abruma.33 2. como quien dice. Se trata de un hombre que se enfrenta a . A menudo. la intensidad de su interés a menudo convence a la mujer de que ella tiene ventaja en la relación. Y así es. es incapaz de disimular su conflicto. cuando ya está implicada. Más adelante. y confunde. el hombre suele hacerla sentir tan segura que ella tiende a ignorar los indicios que delatan el problema del hombre. Por lo general. Por lo común. Cuando un hombre que tiene fobia al compromiso conoce a una mujer que le atrae.

Pero usted no puede culparse.y observarse a usted y a esas otras mujeres desde una perspectiva de tercera persona. en realidad. perceptivas. la necesita y la desea. evidente. las mujeres tienen reacciones igualmente previsibles. por escéptica que sea. Puede tratar de justificarlo o de hallarle una explicación. Pero lo cierto es que no puede controlarlo. experimenta un intenso deseo de entablar una relación de pareja. ese conflicto interno le impulsa a comportarse de maneras muy específicas. resulta asombrosamente obvio que ha sido manipulada por un hombre incapaz de amar. es entonces cuando empiezan los problemas. En consecuencia. créame que. Son mujeres inteligentes. Sin embargo. su conducta resulta atroz y su propósito. Lamentablemente. Ese es su problema… hasta que usted forma pareja con él. Sin embargo. cuando cada una de ellas cuenta su historia. a pesar de todas sus reservas. Aunque . Lamentablemente. cuando él le dice cuánto la quiere. le resulta muy difícil saber con exactitud qué ocurre. su escepticismo y sus dudas. el hombre no esconde su conflicto por el compromiso. cada vez que lo logra. sensatas y sensibles. Si usted es una mujer así. la frustración y la ira. usted quiere creerle y se esfuerza por creerle. por grave o leve que sea el problema. Sin embargo. Y. Por otro. Por un lado. sin duda.34 demonios muy difíciles. El conflicto está allí. se ve agobiado por la necesidad de huir. si usted quiere verlo. Este capítulo le ensañará a hacerlo. créame. Desde una distancia cómoda. Puede tratar de disimularlo. Cuando una mujer forma pareja con un hombre que tiene fobia al compromiso. estos hombres parecen muy transparentes. Por eso. y entonces el problema pasa a ser suyo. La actitud inicial del hombre suele ser tan romántica que le parece un sueño. tómese un momento para distanciarse con sus experiencias con ese hombre –tome distancia con los recuerdos dolorosos. se parecen mucho a usted. cuando esto le sucede a usted. He hablado largamente con muchas mujeres que. sé que no son tontas ni crédulas. usted se deja convencer y decide dar una oportunidad a ese hombre y a ese amor.

¿qué puede hacer usted? Yo estoy convencido de que puede hacer muchas cosas. y siempre está tratando de iniciar una discusión... todo es maravilloso. Todas las mujeres que hablan a continuación se refieren a relaciones con hombres que las buscaron y luego fueron presas del pánico. EL SINDORME DE LA PERSECUCION Y EL PANICO EN ACCION: LAS SEÑALES DE ADVERTENCIA DE LA FOBIA AL COMPROMISO.35 usted también demuestra una conducta previsible. No entiendo qué ha ocurrido. puede reconocer el patrón de conducta del hombre cuando lo ve. La única culpa que tiene usted es la de haber sido programada socialmente para reaccionar de un modo favorable a un hombre que se comporta como un caballero romántico. un héroe que la subirá con él a su caballo y con quien se alejará cabalgando hacia el crepúsculo. “Pocas horas antes de formalizar nuestro compromiso para casarnos. y de esto se trata este capítulo. Todas estas relaciones proporcionan un buen ejemplo del comportamiento de un hombre cuando la angustia que le provoca la fobia al compromiso domina su vida: “Cuando está conmigo. él cambió. Entonces. Incluso cuando vamos por la calle. casi siempre se comporta como si no me conociera. distante. Pero cuando salimos a alguna parte. a veces pasan varias semanas sin que le vea ni sepa nada de él”. Pero él siempre huye.” “Solos en mi apartamento. Ahora está malhumorado. Yo creía que seríamos muy felices. es él quien tiene el problema. En primer lugar. además de estar confundida por lo que sucede. es increíble lo unidos que estamos. Cada una de ellas se siente infeliz y rechazada. .

cuando tiene que decirme algo. Fue tan cruel que me quedé conmocionada. lo hace como si estuviera disgustado. Llamé a algunos de sus amigos y le ofrecimos una fiesta sorpresa. Por fin.. él no tenía relaciones con nadie más.. salimos juntos. nada. Pero.. pero esto me está volviendo loca. cualquier cosa. pero al cabo de dos meses empezó a salir con otras dos mujeres.. a las cuatro de la madrugada. El lloró al contarme lo mal que se sentía por su divorcio y sus hijos.” “Me vio salir del edificio donde trabajo y decidió volver todos los días a la misma hora hasta que volviera a verme salir. Cuando empezamos a salir. no sólo apenas reconoce mi presencia. sin ninguna explicación. había sido muy bueno. se graduó como abogado y cumplió años. Me hacía sentir tan bien que me pareció una tontería y una actitud infantil decir que no. un año más tarde. nada de lo que yo hago o digo le complace. Hasta entonces.. ¡sólo para poder conocerme! Se portaba de maravilla conmigo. Ahora. y yo sólo quería ser honesta. o más despacio. No puedo creer que me haya rechazado sólo porque me acosté con él.. Ahora.” . llora y me promete que cambiará. todo en la misma semana. o de un modo distinto. Finalmente.” “Me decía que se sentía solo y actuaba como si una relación conmigo fuese lo más importante del mundo para él. cuando se puso a criticar mi ropa. por eso pensé que sólo se trataba de los nervios del último momento.. Sé que me ama. Hablamos durante horas y horas. me dijo que ya no podía verme.” “Todo empezó la noche anterior a la boda. Seis meses más tarde.. cada vez que sugiero que nos divorciemos. diciendo que no era apropiada para una novia madura. sino que. en el trabajo. con tal de que no avancemos al mismo paso. terminamos en mi apartamento. dado que los dos nos deseábamos.” “Nos conocimos en el trabajo El hacía todo lo posible por llamar mi atención. Dos días después. Pensé que estábamos iniciando una verdadera relación.36 siempre se las ingenia para caminar más de prisa que yo.

la típica relación afectada por la fobia al compromiso atraviesa cuatro etapas claramente distintas. Es obvio que usted le ha conquistado. 4 El Amargo Final: Todo ha terminado. hace hasta lo imposible. descubrirá que él cambia drásticamente cuando la relación corre el riesgo de prolongarse “para siempre”. Para ello. y él huye asustado. 3 El Fin: Usted quiere estar con él. La duración del comienzo depende de cuánto tarde él en concretar la venta y de lo que él perciba como punto sin retorno del compromiso. 1 El Comienzo: Lo único en lo que él puede pensar es lo mucho que quiere tenerla. EL COMIENZO: LA PERSECUCION TEMERARIA. Por lo común. 2 La Mitad: El sabe que la ha conseguido. y usted no entiende por qué. y él intenta desesperadamente lograr lo mismo con usted. Esta etapa se puede simbolizar con la actitud insistente de un vendedor agresivo. y eso le asusta.37 EL PATRON DE CONDUCTA DE EL EN EL AMOR: COMO EVITA EL “POR SIEMPRE JAMAS” Si usted ha atraído el interés de un hombre que tiene fobia al compromiso. .

2 Al cabo de muy poco tiempo. lo exhibe. 4 Hace todo lo posible por impresionarla. recorre grandes distancias si es necesario. pero la hace creer que con usted será diferente. 8 La llama constantemente por teléfono. la revela. etcétera. si tiene algún talento especial. que está en busca de una relación significativa y monogámica. ya sea con palabras o con hechos. si tiene “sensibilidad” o “profundidad emocional”. le dice que la considera “especial” y parece tener pocas reservas (o ninguna) con respecto a usted o a su decisión de conquistarla. 6 Expresa. a menudo “sólo para saludar” o “sólo para oír tu voz”. lo gasta. 5 Parece vulnerable y actúa como si necesitara la relación más que usted.38 Normalmente: 1 Dedica todas sus energías a la conquista y es probable que tenga más interés que usted. . 3 Tiene un historial escabroso con las mujeres. no sólo una aventura superficial. 7 Está dispuesto a hacer cualquier cosa con tal de estar con usted y atenderla: cancela otros planes. Si tiene dinero.

en general. siente los primeros asomos angustiosos de la fobia al compromiso. 11 Parece tener mucho en cuenta la problemática femenina y critica a otros hombres que son desconsiderados con las mujeres. Usted le brinda lo que él decía desear. en lugar de estar feliz por ello.39 9 Habla abiertamente del futuro y hace planes para los dos. Incluso puede hablar de “nosotros”. 12 Hace todo lo posible por lograr que usted confíe en él… y. Por primera vez en la relación. Ahora usted está entusiasmada con él y él presiente que debe asumir alguna especia de compromiso real. 13 La convence de que asuma un compromiso (emocional y/o sexual) con él. cuando se produce un claro desplazamiento del poder en la relación. LA MITAD: LOS PRIMEROS ASOMOS DE PANICO. Esta etapa está simbolizada por el conflicto y la duda. 10 Actúa como si usted tuviera prioridad en su vida. Cuando está con usted. pero. se ve obligado a enfrentar su problema con el compromiso. lo consigue. A menudo no lo . él se siente presionado e indeciso. La mitad comienza. a la larga.

40 entiende y. esta etapa se prolonga interminablemente. lo hace con pretextos aparentemente plausibles. como si algo le asustara. esta etapa es muy breve y de inmediato se procede hacia el fin. tales como sus amigos. 4 Tiene recelo de las reuniones que incluyan a la familia y los amigos de usted. de un modo sutil. lo cual mantiene viva la relación durante muchos años desdichados. y trata de no pasar mucho tiempo con ellos. ahora sus palabras y sus actos están llenos de dobles mensajes. esté convirtiéndola a usted en la parte agresiva. su familia o su trabajo. En otras. y eso no fuera bueno. 6 Sus hábitos sexuales cambian. por eso. son “zonas prohibidas”. Es posible que no la llame con tanta frecuencia. y es probable que. 5 La trata como si ya no tuviera tanta prioridad y tiene miles de excusas para explicar esa actitud. el pánico del hombre es sumamente intenso. que no sea tan atento como antes. En algunas relaciones. Normalmente: 1 El parece echarse atrás. . etcétera. y la excluye a usted de una o más de ellas. en ese caso. Con frecuencia. 2 Así como una vez sus intenciones fueron claras. Es como si estuviera seguro de que entre ellos hay alguien que sabe la verdad sobre él. comienza a justificar su temor y a buscar defectos en usted. 3 Deja claro que ciertas partes importantes de su vida.

usted vive demasiado lejos o es alérgico a su gato. 9 No parece “oír” lo que usted dice y presta cada vez menos atención a las cosas que usted necesita. en especial si se trata de cosas que usted no puede modificar (por ejemplo. 8 Trata la mayoría de las peticiones que usted le hace como si fueran exigencias y parece resentirse si “cuenta con él”. le cuesta dormir en su cama. baja. Es posible que la lastime al llamarle la atención hacia esos “defectos”. buena cocinera. demasiado madura. .41 7 Establece un plan definido de cuándo y cómo tiene tiempo para usted (con las condiciones de él) y siempre tiene otras exigencias que cumplir primero. no cree que sus padres puedan aceptar que usted sea una de estas cosas: irlandesa. blanca. esto altera el flujo normal de una relación. judía. aunque no aclara cuáles son esas expectativas. por definición. 10 La alaba por ser leal. nunca encuentra lugar para aparcar cerca de su casa. divorciada. comprensiva (todas las cualidades de una buena esposa) pero. italiana. alta. 11 Empieza a encontrar problemas para verla. Por ejemplo. negra. Expresa que le disgustan las “expectativas”. cristiana. dedicada. inteligente. esas virtudes parecen incomodarle. anglosajona. 12 Empieza a criticarla y busca motivos para que la relación no prospere. al mismo tiempo.

) 14 Si ha estado saliendo con otra mujer. demasiado “término medio”). incluso es probable que llore. estos “defectos” rara vez tienen algo que ver con cosas que usted le haya hecho. las cosas no cambian. demasiado pobre.42 demasiado joven. que piensa en ello o que en verdad está saliendo con otra. . (A menudo. miente al respecto o le quita importancia. 16 A pesar de todo lo que dice. y sigue asegurando que usted es la persona más importante de su vida.O bien puede no decir nada y declararlo todo cuando al fin decide terminar la relación. 15 Es obvio que tiene un profundo conflicto. casi siempre se refieren a lo que usted “es”. demasiado rica. él no permite que la relación crezca o progrese y rehúsa hablar del tema. (A propósito. El conocía muy bien esas cualidades cuando inició la relación y la convenció de que se uniera a él. se trata de alguien a quien conoció en el pasado. y si usted amenaza con poner fin a la relación él puede prometerle que cambiará.) 13 Es probable que deje pistas de que está mirando a otras mujeres.

incluso puede llegar a decir: “No es por ti” . y lo sabe. No hay mejor manera de resumir esta etapa que decir que el hombre que tiene fobia al compromiso “se fuga”. pero su impulso más fuerte es el de escapar. Se ha implicado demasiado. El hombre a quien usted conoció al principio ha desaparecido: su insistente Romeo se ha convertido en un diestro evasor. se puede llegar a esta etapa en cuestión de horas. Sin embargo. 4 Cancela citas y hace cambios de planes. Normalmente: 1 Su actitud hacia usted ha cambiado casi por completo. Si todo comenzó demasiado de prisa. 5 Pasa gran parte del tiempo de mal humor. 3 Reclama flexibilidad y espacio. 2 Pasa menos tiempo con usted y no se molesta en darle explicaciones. y deja pistas inequívocas de que ha emprendido la retirada. prolongan esta etapa hasta que ella decide actuar. Es posible que esté en conflicto con sus emociones.43 EL FIN: CUANDO HUYE ASUSTADO. por lo general. pero sigue achacándolo a otra cosa. hay muchos hombres que prefieren dejar que la mujer asuma la responsabilidad por la separación.

En un momento la rechaza con aspereza o la critica. También puede vacilar. 7 Se aparta sexualmente y culpa de ello al trabajo. este hombre pone fin a la relación en una de estas tres maneras posibles. Por lo común. el hombre que tiene fobia al compromiso intenta negociar un final. En esta etapa. Son las siguientes: . halla la manera de culpar a la mujer o de hacerla responsable. y es posible que empiece a tener nuevos sentimientos hacia la mujer. Sugiere que. pero rara vez sabe a ciencia cierta cómo hacerlo. lo entendería. al cansancio o la enfermedad. y emite mensajes muy ambiguos. al siguiente. o con una combinación de ellas. 8 No quiere hacer nada en absoluto para intentar mejorar la relación. ni siquiera quiere hablar del tema. EL AMARGO FINAL: EL GRAN ESCAPE. Cada vez que puede. ¿Por qué? Porque su decisión de marcharse alivia en parte su angustia. se muestra afectuoso y sentimental o revela una total aprobación. si usted fuera realmente comprensiva.44 6 La confunde más aún con las cosas que dice. La confusión y la incapacidad de entender lo que está experimentando a menudo ocasionan una conducta que parece extraña y hace pensar a la mujer que él está sufriendo una especie de crisis mental.

3 Deja de llamar. no responde cuando ella le llama y desaparece por completo de la vida de ella. Ahora los sentimientos que tiene por usted pueden volver a emerger al eliminarse el contexto amenazador. La relación ha terminado. LLAMADAS A ESCENA: CUANDO EL REGRESA. vuelve a llamarla. es distancia. Con frecuencia. La única diferencia es que esta vez todo ocurre con más rapidez.45 1 Provoca a la mujer para que ella termine la relación. ¡Como ya no siente pánico por quedar atrapado. ya no está asustado. por lo general se repite toda la historia. Cuando eso sucede. 2 Se aparta de una manera tan absoluta (incluso es posible que se vaya a vivir a otro sitio) que la relación muere por agotamiento. a menudo de una forma tan extraña como destructiva. echa de menos a la mujer! Por eso. . lo único que el hombre que teme al compromiso necesita para aliviar su angustia. por lo tanto. Lo hace iniciando una gran discusión o actuando de un modo especialmente ultrajante.

Russ procede de una familia muy unida. Sus padres. pero no le gusta permanecer mucho tiempo en el mismo sitio y cambia de empleo al menos una vez al año.46 3 Por qué él no puede amar. Por lo tanto. es master en administración de empresas y gana más de cien mil dólares al año. Podría ganar más aún. Russ. Tiene treinta y dos años. Aunque Russ se ha comprado una residencia veraniega cerca de una playa y otra en las . sus dos hermanas mayores y un hermano menor tienen matrimonios felices. soltero. aparenta ser un atleta profesional más que ninguna otra cosa. en casi todos los años han un período de desempleo. que mide aproximadamente un metro ochenta y cinco. ¿QUE TEME ESTE HOMBRE? Russ: Inversionista bancario de treinta y dos años.

con una mujer llamada Susan. Russ ha tenido muy pocas relaciones de pareja que duraran más de unos meses. están con nosotros sólo catorce o quince años”. Russ distingue claramente entre las cuestiones de trabajo y las personales. sino que “en el mejor de los casos. “me resulta fácil tomar decisiones”. a quien conoció por medio de su trabajo. sigue viviendo con sus padres. Duró un año. Dice que. deja de llamarlas y conecta su contestador telefónico automático o deja de atender el teléfono. El dice que hace su propia vida y que le resulta cómodo y económico seguir viviendo con ellos. Russ tuvo lo que tal vez fuera la relación más importante de su vida. El año pasado. “Pero comprometerme es casi imposible. por lo general. ordena a su secretaria decir que no está. Russ dice: “Ella quiso terminar. y él no quiere nada serio.47 montañas para esquiar. En su vida personal y social.” . No piensa lo mismo con respecto a los hijos. y no tiene inconvenientes para concertar reuniones con varias semanas de antelación. las mujeres empiezan a tomar las cosas en serio al cabo de cinco o seis citas. Recuerda haber tenido simpatía y haberse acostado por lo menos con media docena de mujeres a quienes cortejó durante una o dos noches y nunca volvió a llamarlas. a Russ no le agrada saber que tiene un compromiso “permanente” con nadie y dice que la única manera de que llegara a soportar el matrimonio sería considerándolo “temporal”. En el trabajo “es completamente distinto”. pues estos “no son permanentes”. Cuando eso sucede. se aparta. detesta “la formalidad de hacer planes con anticipación”.” En cuanto a las mujeres. En la oficina. dice.

A la mañana siguiente. . se hace por comodidad. ella admiró un vestido que vimos en un escaparate. me ahorraba el tiempo que habría perdido en viajes. por eso no se casa. aclara que no lo consideró un compromiso y tiene muchas explicaciones para justificar su lógica. Con Susan. implica claramente que uno no está seguro. Le aclaré que los dos tendríamos libertad para salir con otras personas. Al vivir con ella. La gente daba por sentado que se casarían. De hecho. de haber tenido que viajar de un sitio a otro. estábamos viviendo juntos en su apartamento.” Russ dice que todo fue bien durante los primeros meses. La primera noche que salimos. También en las relaciones de pareja. Al cabo de tres o cuatro semanas.” Si bien Russ se mudó al apartamento de Susan. le compré el vestido y se lo envié a su oficina. me entusiasmé muy pronto. salí. ella no me habría visto tan a menudo. “El hecho de vivir juntos es sólo un arreglo. El otro motivo que tenía para vivir con ella era que tengo muy poco tiempo libre. Me pareció muy romántico… y dio resultado. No significa que haya un compromiso por parte de ninguno de los dos. y todo el mundo le decía que él y Susan hacían una pareja perfecta.48 Todo comenzó como la mayoría de las relaciones de Russ: “Yo soy muy agresivo en todo lo que hago.

para que la relación fuese más seria de lo que era. Al principio me gustaba.” Pregunté a Russ por qué no había llevado a esa mujer a su casa de la playa. y que no valía la pena. es fácil encontrarlo. Obviamente. después empecé a sentirme sofocado. Susan se molestó mucho. La . empiezo a tener palpitaciones. Dice que no la conocía tan bien. “Conocí a una chica en la floristería. Pensé: ¡Qué diablos estoy haciendo aquí? Esto es demasiado serio para mí. Recuerdo un incidente. pero Russ la convenció de que aquella mujer no significaba nada y que nunca volvería a suceder algo así. de modo que la llevé conmigo al apartamento. Me irritaba que ella quisiera cambiar las reglas básicas.49 “Ella hacía todo lo posible por complacerme. Bastaba que yo dijera que quería hacer algo o ir a alguna parte para que ella estuviera lista. Empecé a criticarla.” Russ dice que hubo varios factores que contribuyeron a que la relación terminara. Mire. en una ocasión en que fui con ella a ver a su familia. Estaba a mi disposición constantemente. aunque yo no quería quedarme. Yo no quería ir. Lo único que quería era salir de allí. Eso me produjo palpitaciones. Cuando me pongo así. Como es de imaginar. Susan llegó a casa temprano y nos encontró juntos. que estaba a un par de horas de viaje. es la misma historia de siempre. No pensé que Susan estuviera en casa. sí valía la pena arriesgarse a perder su relación con Susan. o a un hotel. y tuvimos que quedarnos a cenar. Constantemente. Si uno busca un pretexto para criticar a alguien. mientras compraba flores para Susan.

más me convenzo de que tenía razón.50 relación duró un par de meses más. A mí no me gustan las amenazas. Pero no podía echarme atrás porque. Cuanto más lo pienso. despertamos y todo terminó. si lo hacía. “Creo que temía asumir un compromiso permanente con Susan. Me sentía culpable. la trataría mejor. Lo que al fin sucedió fue que. Me porté muy mal con ella. Dijo que él la acompañaría más. salía con otras mujeres. Era todo lo que un hombre podría desear. Susan me amenazó con otro hombre. una noche. por la trataba. Hice el equipaje mientras ella se duchaba y me marché. no lo hagas. A la mañana siguiente. en realidad. Ella decía que yo tenía demasiado miedo de llegar a asumir un compromiso serio. que nunca podría amar realmente a nadie. pero no es nada divertido pelear con uno mismo todo el día. sabría con qué amenazarme. pero desde aquel incidente.” . que le dijera no. Dijo que había otro hombre que quería estar con ella. No volvía a casa. dejaba de hablarle. descargaba con ella gran parte del estrés que me provocaba el trabajo. etcétera. porque. Ella era atractiva e inteligente. porque creo que. ella me tendría totalmente dominado y si alguna vez teníamos un problema. Susan era demasiado perceptiva… Eso es estupendo a veces. ella quería que le impidiera salir con él. pero a mí no me bastaba. cuanto más duraba la relación. resultó obvio que tenían problemas.

lo primero que debe saber es que lo que le llena de terror y confusión no es lo que usted hace. esos libros sólo exponen la mitad del problema. y las teorías que los sustentan. En el mejor de los casos. Lamentablemente. Con frecuencia. la mayoría de los intentos de comprender la angustia que provoca el compromiso ha tomado solamente la perspectiva de la mujer. A mi juicio. basados casi en forma exclusiva en las experiencias femeninas con hombres que padecían fobia al compromiso y en cómo ellas interpretaban esas experiencias. Resulta más difícil entender por qué sucede eso. una mujer sabe cuándo su pareja está eludiendo el compromiso. el amor y las relaciones de pareja. sino lo que él siente.tienden a analizar sólo la conducta femenina cuando tratan de comprender por qué una relación ha fracasado. es evidente que las mujeres cuentan con muy poca ayuda para entender la mente del hombre que no puede amar. Es fácil decir que los hombres como Russ no pueden amar porque tienen miedo a comprometerse. las mujeres –y algunos terapeutas.51 DEMASIADO ASUSTADO PARA AMAR Si usted ha formado pareja con un hombre que tiene fobia al compromiso. Y lo que lo impulsa a escapar es la visión torturada y confusa que él tiene de la vida. las mujeres también tienden a . sino lo que él piensa. Sin ese conocimiento. pero eso no la ayuda necesariamente a entenderlo ni a evitarlo. Hay libros enteros. Tampoco la ayuda a protegerse de la conducta destructiva de ese hombre. lo que está afectando la relación no es lo que usted dice. Hasta ahora.

lo único que logrará hacer es alejarle más aún. usted descubrirá que el problema no tiene que ver con sus defectos o imperfecciones. más atractivas o más compasivas Pero.52 culparse por sus fracasos amorosos. . lo interpreta como un intento de afirmar la telaraña en la que desea atraparle. su miedo al compromiso se disipará. o “Creo que fui una tonta al confiar en él”. A fin de hacerle “sentir mejor”. Con mucha frecuencia. Lamentablemente. Por lo común. Otras mujeres tratan de hacerle sentir mejor ignorando los temores que él experimenta y alimentando la esperanza de que desaparezcan. tratar de mostrarse más afectuosa. todos estos gestos bien intencionados tienden a surtir el efecto contrario en el hombre que tiene miedo. por consiguiente. Usted puede teñirse el cabello de diez colores diferentes. o “Dejé que las cosas fueran demasiado de prisa”. la mujer se cree capaz de hacer que el hombre se sienta mejor sabiéndose implicado en una relación monogámica y que. a la larga. De cualquier manera. ella puede. Si usted toma la situación a la ligera. Esta actitud tradicional de auto mejorarse no da resultado. más generosas. la mayoría de las mujeres tienden a reaccionar del mismo modo. Dicen cosas como: “Yo me sentía muy sola”. mientras que si se esfuerza por ser buena y cariñosa. él lo interpreta como un “truco”. puede atenderle de muchas maneras en un intento de destacar el hecho de que le ama y que no le rechazará. las mujeres hacen hasta lo imposible para volverse más cariñosas. o “¿En qué habré fallado?” Cuando empiezan los problemas con este hombre. asistir a muchos cursos distintos. por ejemplo.

sino al acto de asumir un compromiso. este hombre tiene miedo de lo que el amor representa. Esencialmente. . y esas palabras son PARA SIEMPRE. reformar su cuerpo y su mente de mil maneras distintas… pero el problema de él seguirá presente. Esta reacción de angustia leve se puede aliviar con el simple hecho de distanciarse emocionalmente. cambiar de amigos y de profesión. Si la fobia al compromiso es leve. Ese temor no se disipa con el tiempo ni con el amor. Pero si el temor es intenso. Porque no se trata de un hombre que tiene miedo de amar. Y esta clase de cambios no sirve para mitigar el miedo al compromiso.53 adelgazar. es un hombre que teme dos palabras. entre los cuales predomina la angustia. el hombre puede tener relaciones que sólo le provoquen una vaga incomodidad. la reacción de angustia será severa y la perspectiva de estar “tomados de la mano para siempre” puede generar un verdadero terror en el corazón y el alma del hombre. PARA SIEMRE ES MUCHISIMO TIEMPO El miedo al compromiso puede ocasionar una serie de síntomas desagradables. Sólo es posible modificarlo mediante una clara comprensión de la profundidad y el alcance del temor que siente este hombre. No se trata de un hombre que tiene miedo de usted. es un hombre que tiene miedo de lo que usted representa. El no está reaccionando a usted. ¿Por qué? Porque el problema no reside en los detalles.

el nombre se niega a “crecer” y aceptar responsabilidades. indigno o rechazado Muchos piensan que la incapacidad masculina de comprometerse no es más que un índice de inmadurez. En casos más recientes. etc. al menos en parte. narcisismo. egoísmo. en especial si el hombre tiene antecedentes de haberse sentido inferior. más acordes con las fantasías de cada uno. Se han escrito innumerables libros y artículos que intentan averiguar el porqué. como veremos más . miedo al rechazo. ninguno de ellos puede explicar las muchas ramificaciones de la fobia al compromiso. la evasión masculina del compromiso ha alcanzado proporciones epidémicas. Pero. por ejemplo. Otros mantienen que se puede atribuir. Desde luego. sugieren que la incapacidad de los hombres de comprometerse constituye un contragolpe por todos los años en que se han visto atrapados en el rol represivo de sostén familiar.54 ¿QUE ES LO QUE ASUSTA TANTO DEL COMPROMISO Y EL “PARA SIEMPRE”? En los últimos años. al miedo que inspira en los hombres la “nueva mujer” fuerte e independiente. Algunos. si bien es verdad que todos estos factores pueden ser coadyuvantes o agravantes o pueden contribuir a dar forma al problema. también existen explicaciones más tradicionales: conflictos edípicos. se ha sugerido que todo esto es consecuencia de la mentalidad de playboy: la creencia de que no se deben asumir compromisos permanentes mientras se pueda tener compañeras cada vez mejores. conflictos de prostituta/madona. escasa autoestima. ramificaciones que.

se extienden más allá del ámbito de las relaciones de pareja. Con frecuencia. “¡Compromisos!”. esas “dobles entrevistas” me proporcionaron una nueva cantidad de sujetos… y muy especiales. de alguna manera. ya sea de forma individual o combinada. pero no con todos. No asumo ninguno” Luego disertó durante cuarenta y cinco minutos sobre el modo en que el miedo al compromiso había dominado su vida y la había arruinado. Nunca olvidaré la reacción de uno de los primeros pacientes fóbicos a quienes hablé de mi libro.55 adelante. Mientras entrevistaba a pacientes para el libro sobre las fobias. el doctor Harold Levinson. a menudo ellos me preguntaban qué otra cosa estaba escribiendo. Entonces. Luego tuve conversaciones similares con muchos de aquellos pacientes fóbicos. Quiso el destino que. En otras palabras. no significó nada para mí. ¿qué es lo que tanto asusta en el compromiso? La primera pista se me presentó mientras trabajaba en un proyecto totalmente distinto. “Yo no tengo ningún problema con los compromisos. de allí derivaban conversaciones acerca del miedo al compromiso. aquel paciente estaba en tratamiento por claustrofobia severa. un tema que la mayoría de esos pacientes tocaba con gusto. puede determinar el problema. exclamó. me invitara a trabajar con él en la conclusión de un nuevo y polémico libro acerca de la naturaleza y el origen de las fobias. afectar al problema. ninguno de ellos. el año pasado. si bien todos estos factores pueden. un destacado psiquiatra. en ese momento. Salvo pocas . Aunque. En consecuencia. Ese proyecto resultó ser un beneficio inesperado.

¿en verdad estábamos frente a lo mismo? ¿Acaso la fobia al compromiso no era mas que una de las muchas ramificaciones de la angustia claustrofóbica? Los problemas que los hombres tenían con el compromiso. LA FOBIA AL COMPROMISO: LA CONEXIÓN CLAUSTROFOBICA El diccionario define la claustrofobia como un temor anormal a los espacios cerrados y reducidos. había una conexión.. el miedo de quedar atrapado o encerado en un sitio así provoca angustia. ¿serian apenas una extensión psicológica “simbólica” de sus . pero muchos de los pacientes fóbicos a quienes yo entrevistaba en aquel tiempo me decían que ese mismo tipo de miedo y angustia podía ser causado por una representación simbólica de estar atrapado. incluso pánico. muchas piezas de aquel rompecabezas confuso comenzaron a hallar su lugar. terror y. Claustrofobia y fobia al compromiso.56 excepciones. estilos de vida y relaciones. a menudo. Estas representaciones simbólicas abarcaban trabajos. eran los claustrofóbicos quienes parecían más afectados por el miedo al compromiso. mientras hablaba con cada vez más pacientes. Para el claustrofóbico. Y también eran los claustrofóbicos quienes tenían más dificultad para entablar y mantener relaciones monogámicas. tarde en ver cual era esa conexión.. a pesar de lo mucho que desearan y necesitaran amor. encerrado o contenido. Obviamente. Todo el mundo reconoce que algunas personas temen el encierro físico. Sin embargo. Pero.

agresiva o incluso cae presa . que los pacientes claustrofóbicos que habían consultado a un medico simplemente estaban mas en contacto con su temor? Supuse que. se trataba de eso. aquello tenia sentido.. En cambio. rara vez mencionaban padecer claustrofobia o sentirla en sus relaciones de pareja. angustiada. decidí plantear este problema al doctor Levinson. ¿Era posible que todos esos hombres buscaran justificarse? ¿Acaso eran. pero todavía frustrado por no poder completarlo. ¿Podía haber peor encierro? ¿Había algo más claustrofóbico que eso? Entonces pensé en los muchos hombres “normales”.. a esa cosa o a esa persona. al cabo de un tiempo la mayoría se siente incomoda. Entusiasmado por mi descubrimiento. sin embargo. Cumplir con un compromiso significaba atarse a esa decisión. en realidad. El temor al compromiso que ellos experimentaban era igual al de los pacientes fóbicos. a quienes había entrevistado. Los compromisos eran algo permanente. pronto me señaló la importancia de reconocer la existencia difundida de tendencias claustrofóbicas en la mayor parte de la población humana. pionero en el tratamiento de las fobias. para el caso da lo mismo) en una habitación pequeña.57 temores claustrofóbicos a quedar físicamente atascados o atrapados? Sin duda. “claustrofóbicos de incógnito”? ¿Era. para siempre. la mayoría de ellos parecían tener la certeza de que sus relaciones habían fracasado por culpa de la mujer. El doctor Levinson. además de muchas otras especies animales. Si se encierra a veinte seres humanos (o ratones. quizá. en cierta medida. sin fobias. Pero lo que en realidad sospechaba era que aun faltaba una pieza importante del rompecabezas.

una mascota o una mujer. UN ANALISIS MAS DETALLADO DE LO QUE SIGNIFICAN LOS COMPROMISOS Ahora echemos un vistazo a la naturaleza de los compromisos.) En circunstancias normales. el acto de sujetarse u obligarse a algo o a alguien. puede parecerle tan restrictivo como el hecho de estar encerrado en una habitación pequeña. (Estos estudios se han efectuado a menudo con animales de laboratorio. Puede sentirse como si estuviera encerrado en un armario. siente que lo esta psicológicamente. un coche. el encierro psicológico puede resultar tan claustrofóbico como el encierro físico. Si un hombre asume un compromiso a largo plazo y pretende cumplir con ese compromiso. estamos “atascados” en esa obligación mientras dure el compromiso. la mayoría de estos individuos no demostraría ninguna característica claustrofóbica. y las sensaciones asustan por su similitud. como se supone que es el matrimonio. Aunque el hombre no esta físicamente restringido. Pero si el entorno es lo bastante limitado. Resulta fácil ver como el acto de comprometerse puede ocasionar una severa angustia claustrofóbica. por definición. Si el compromiso es para siempre.58 del pánico. Dicho de otra manera. esas tendencias se pueden desatar y pueden aflorar virtualmente en cualquier individuo. ya sea un trabajo. Un compromiso es. y ambos . Una vez que nos comprometemos.

La fobia al compromiso es una verdadera fobia. Esta reacción reflexiva –este “sistema de alarma” inconsciente y automático. al igual que cualquier otra trampa. la fobia en sí. Pero. la fobia al compromiso no es sólo una ingeniosa consigna de los años ochenta. LA REACCION FOBICA: UNA ALARMA INTERNA Cuando una persona percibe algún tipo de amenaza o peligro.59 representan la pérdida de la libertad. produce angustia. Lo que ahora me resulta claro es que las reacciones masculinas a la restricción claustrofóbica del compromiso no varían en absoluto con respecto a las demás reacciones fóbicas. el cuerpo reacciona de un modo muy específico. es decir. es necesario entender qué es lo que da forma a esos patrones. que incluye toda la sintomatología fóbica física y psicológica que es característica.se caracteriza por uno o más de los siguientes síntomas: . si en verdad deseamos entender y modificar los patrones de conducta destructivos de quien padece fobia al compromiso. primero sería mejor aprender un poco más sobre las fobias en general. para poder hacerlo. más intensas son la angustia y la necesidad de escapar. En consecuencia. En otras palabras. Cuanto mayor es la trampa. Lo que también resulta claro es que. cualquier compromiso serio o prolongado llega a considerarse una trampa y.

No resulta sorprendente. de acuerdo con la sensibilidad del individuo y la intensidad de la amenaza percibida. como puede ser un ascensor. puede manifestarse apenas con una ligera aceleración de la respiración. Hiperventilación y/o dificultad para respirar. por ejemplo. Sudoración o escalofríos (acobardamiento). Gracias al trabajo de varios investigadores eminentes. En muchas situaciones. esta reacción es absolutamente apropiada y natural. cuando la reacción del cuerpo al temor parece sumamente exagerada o absolutamente irracional. Sensaciones de sofocación.60 Oleadas de angustia. Una sensación de temor. experimentar estos síntomas frente a un Doberman que nos gruñe o a un asaltante armado. Cuando experimentamos una reacción desmedida como ésta. Sudoración excesiva. Pulso acelerado o errático. un puente. Aunque se trate de una circunstancia o un objeto aparentemente inofensivo. sabemos que esta alarma interna no es una reacción de “todo o nada”. Por el contrario. por ejemplo. Subjetivamente. Pero a menudo sucede que estos mismos síntomas aparecen en respuesta a una amenaza mucho más sutil. la llamamos reacción fóbica. un aumento en la transpiración y una angustia moderada. Malestar estomacal. esta reacción de alarma de grado . una araña o una relación. la intensidad de estos síntomas puede variar de forma considerable. Una reacción de grado uno.

Hay hombres que sienten terror por todos los compromisos y actúan de acuerdo con ese sentimiento. Colectivamente. ya sea un túnel. la variedad de las reacciones fóbicas explica. y genera en nosotros la urgencia de eludir o escapar de aquello que parezca estar causando esos síntomas atemorizadores. si no un pánico absoluto. Incluso pueden provocar un leve temor. Si la alarma interna produce una reacción de grado cuatro o cinco. . los síntomas serán bastante intensos. pero nunca se sienten verdaderamente cómodos una vez que lo han hecho (esto se conoce también como angustia crónica). Otros toleran los compromisos a corto plazo. En otras palabras. en gran medida. pero cualquier cosa permanente o prolongada les produce pánico. Hay también quienes son capaces de asumir cualquier tipo de compromiso. malestar estomacal y considerable tensión. Estos síntomas nos hacen sentir incómodos en nuestro entorno. un mayor aumento en el ritmo cardíaco y respiratorio.61 uno no parecería otra cosa que una sensación de angustia común y corriente. sensaciones de pánico y deseos de escapar o eludir el motivo aparente de nuestra angustia. todo esto se experimenta como una sensación de miedo. Por otra parte. una reacción de grado dos o tres podría caracterizarse por una angustia sustancial pero aparentemente controlable. los diversos tipos de fobias con respecto al compromiso y la variedad de estas reacciones fóbicas. Dado que la reacción fóbica puede ser variable. Podemos sentirnos llenos de angustia o agobiados por diversos síntomas aumentados. una serpiente o nuestra pareja. la conducta masculina también puede serlo.

Puede olvidar lo mucho que disfruta en su compañía. ¿Ese hombre le mentía de palabra o de hecho? ¿Cómo era posible que alguien perdiera tan rápidamente el interés o el amor? ¿Qué había ocurrido? ¿Acaso ella había hecho algo malo? La transformación de lo que parece ser un hombre ardiente. el cambio es tan drástico que no resulta extraño que a la mujer le preocupe la posibilidad de haber hecho algo que ha precipitado esa conducta por parte de él. la cuestión es el amor. no modificaría su actitud. afectuoso y amigable en un hombre distante. desconcertante. en el mejor de los casos. más atrapado se siente y más deseos tiene de escapar. De hecho. Con frecuencia. Sin embargo. Es probable que ella sea idealista además de romántica. el efecto suele ser el contrario: cuanto mayor es la culpa que experimenta. Tal vez desee tener en cuenta lo que usted siente. pero está demasiado incómodo y confundido. Si usted es esa mujer. es importante que sepa que ese hombre puede olvidar su afecto por usted. . Creía tener una relación amorosa.62 ¿Y EL AMOR? Para una mujer. la parte más dolorosa de esta experiencia es el hecho de que la actitud del hombre se modifique en forma tan drástica. Incluso puede olvidar las estupendas relaciones sexuales que tuvo con usted. Esta mujer es producto de una cultura que le ha enseñado que el amor puede conquistarlo todo. En lo que a ella respecta. y aunque le agobiara el sentimiento de culpa. no el miedo. lleno de conflictos y falto de interés resulta. aun cuando pudiera dejar de huir el tiempo suficiente para pensar en lo que usted siente.

y si ésta. es más fácil comprender por qué a él le cuesta tanto negociar una relación honesta. tal vez él tendría que hallar una solución. eso fue lo que le asustó desde el principio. es probable que le haya dicho más de una vez que la ama. Sabe que tal vez ha sido él quien la inició. es una verdadera fobia. y no puede avanzar. ha seguido actuando como si en verdad quisiera seguir en esa relación. a su vez. Pero eso no es posible. Pero ha llegado el momento en que debe avanzar o escapar. hasta los últimos momentos. ¿Quién puede entender actitudes tan extrañas? Sin embargo. al fin y al cabo. Ese hombre huye porque sabe que la relación no puede continuar sin que él asuma alguna forma de compromiso real. le atraiga o sea una buena compañía para él. si así fuera. El sabe que no ha puesto su mejor empeño en esa relación. las cosas no resultan tan confusas una vez que se entiende que la huida de él no tiene nada que ver con el hecho de que usted le agrade. No es tan ingenuo como para creer que usted podría entender lo que siente. LA FOBIA AL COMPROMISO: ¿UNA VERDADERA FOBIA? Si. y eso es algo que él es incapaz de hacer.63 Si usted ha intentado relacionarse con un hombre que padecía fobia al compromiso. Quizás. Y entonces sí tendría que asumir un compromiso. el hombre que no puede amar padece fobia al compromiso. Si ya llevan cierto tiempo juntos. como he declarado. su conducta le habrá resultado totalmente inexplicable. Además. sería de esperar que el hombre que la . Si se tiene eso en cuenta.

En la lectura de este libro. sino que además ilustraban claramente con qué intensidad y profundidad se siente el miedo al compromiso. No sólo confirmaron mi hipótesis una y otra vez. Sentía una oleada de sangre y adrenalina en la cabeza. habla de su matrimonio: “Ahora sé lo que siente un animal enjaulado.” Andy B. palpitaciones o hiperventilación? ¿Cuándo ocurría eso? ¿Alguna vez se sintieron sofocados. tales como dolor de estómago. Se pierde la libertad. se hallarán muchas respuestas masculinas a estas preguntas. Para poder investigar esta posibilidad. No queda nada por qué vivir. el compromiso). pero aquí van algunos ejemplos característicos para abrirles el apetito: Joshua M.64 padece experimentara muchos o todos los síntomas característicos de las fobias –al menos. se refiere a sus sentimientos por su ex novia: “La veía y me paralizaba… volvía a doblar la esquina y huía en otra dirección. atascados o agobiados por una relación íntima? ¿Recuerdan cuándo sucedía eso? ¿Alguna vez una relación estrecha les produjo sensaciones similares al pánico? ¿Tenían problemas en esas ocasiones. que me decía: Sal de aquí… corre… ¡escapa! Esa enorme funda de almohada va a cubrirte la cabeza… ¡Escapa!” . o todo iba bien? Las respuestas fueron absolutamente fascinantes. en cierta medidaante la presencia de aquello que provoca la reacción fóbica (es decir. a todos los hombres a quienes entrevisté les planteé las siguientes preguntas: ¿Alguna vez una relación estrecha les produjo síntomas físicos desagradables.

Yo estaba sentado en una silla.65 Gregory D. por la expectativa de tener que estar siempre disponible.” UN TEMOR QUE CALA HASTA EL ALMA La mayoría de los expertos en fobias han señalado la medida en que los fóbicos se sienten obsesionados. reacciono con violencia. Esos temores constituyen una parte tan integral de la vida del fóbico que su presencia se hace sentir no sólo cuando la persona está despierta. habla de las relaciones: “Cuando siento que empiezan a atraparme. me siento atrapado por lo que ella espera de mí. Bajé la vista y me sentí encadenado. por ejemplo.” Frank M. cuenta por qué terminó su última relación: “Estábamos en una habitación llena de gente. y entonces tengo deseos de escapar de ella y de esos sentimientos. sino también. y ella estaba sentada en el suelo. Me siento ahogado… entonces me vuelvo loco… se me eriza el vello en la nuca. a menudo. que alguien que teme las alturas tenga pesadillas con caídas.” Dick D. dice sobre las mujeres en general: “Cada vez que una mujer piensa demasiado bien de mí. tomándome los pies con las manos. a mi lado. No es extraño. Ahora que hemos establecido las . agobiados y dominados por sus temores. mientras duerme. o que alguien que teme el agua sueñe que se ahoga.

estaba prendado. Hace dos años. Cualquier cosa. Ella escapaba y yo la perseguía. Allí conoció a Gloria. Por esos días. Así recuerda Tom su relación con ella: “A las pocas horas de haber conocido a Gloria. Tom empezó en un nuevo empleo. Tomemos. Yo le . Hace muchos años que conozco a Tom. Seguí insistiendo. Me decía que éramos demasiado diferentes. el caso de mi amigo Tom. analista de sistemas de treinta y tres años. por ejemplo. LA HISTORIA DE TOM Para poder entender qué es lo que asusta tanto a estos hombres con respecto al compromiso y al “para siempre”. que es el hijo mayor. Gloria era su supervisora. con tal de llamar su atención y obtener su aprobación. las dos hermanas de Tom se casaron con pocos meses de diferencia.66 características verdaderamente fóbicas de la fobia al compromiso. pensando qué frase ingeniosa podría decirle o qué esquela divertida podría enviarle. Esto precipitó varias discusiones familiares con respecto a cuándo haría lo propio él. es importante ver cómo experimentan el problema los hombres. Ella no. especialmente si tienen relaciones de pareja en las cuales el “compromiso” o el “para siempre” sean posibilidades reales. desde luego. Pasaba todo el día sentado. no resultará sorprendente que muchas personas que padecen esta última tengan pesadillas con compromisos. Yo la buscaba y ella me trataba con indiferencia. sin llegar a parecer un idiota irremediable. lo cual le resultaba especialmente provocativo.

De repente.67 aseguraba que no lo éramos. Cuando me llegaba el turno de dar el sí. “Esa noche tuve un sueño o. Añadió: Me alegra que me hayas demostrado que mi primera impresión era errónea. No era por lo que habíamos hecho. sentía una molestia en la boca del estómago. espantoso y nada divertido. aunque no sabía bien por qué. Algo que ella había dicho me daba deseos de escapar. era yo quien no estaba listo. fue muy real. Ella dijo: No puedo creer la suerte que he tenido al conocerte y que me hayas convencido de que mis vacilaciones eran una tontería. Todo salió demasiado bien. me encontraba haciendo promesas. “Le había dicho que la llamaría al día siguiente (era sábado) pero. después de llevarla a su casa. para mí. Soñé que estaba en mi propia boda. La sala era enorme y de aspecto ominoso. exactamente). pero una noche. la convencí de que viniera conmigo a mi apartamento. Así empezó nuestra relación. cada vez que iba a tomar el teléfono. Habíamos llegado demasiado lejos demasiado pronto. porque había dejado que las . La gente se ríe cuando cuento este sueño pero. mejor dicho. Creo que nunca olvidaré lo que sentí aquella primera noche. una pesadilla. En cuanto empezó el sueño. y sentí pánico. Llegué a pensar cosas como: No hagas esto… hay muchas mujeres más ahí fuera. después de una maravillosa cena en un romántico restaurante italiano. Me llevó tiempo (cuatro meses. Quería escapar pero no podía. Realmente tenía miedo de hacer esa llamada. con inmensas puertas de acero. “De pronto comprendí que todo lo que yo había hecho había resultado mucho más efectivo que lo que habría podido imaginar. me sentía lleno de pánico.

68

cosas llegaran demasiado lejos. No tenía alternativa. Entonces respondía: Si, quiero. “En cuanto esas palabras salían de mi boca, me sentía descompuesto. Pensaba: ¿Cómo he podido hacer esto? Mi vida ha terminado. El miedo era tan real y tan profundo que desperté, sobresaltado. Al despertar, seguía sintiendo aquel terror, pero además estaba furioso con la mujer del sueño, por haberme hecho experimentar aquellas sensaciones horribles. “Desde entonces, he vuelto a tener ese sueño muchas veces, pero la primera vez fue después de aquella noche con Gloria. En aquel momento, no relacioné el sueño con ella. Al fin y al cabo, la mujer con quien me casabe en el sueño no era Gloria. “Pero, por alguna razón, el miedo a llamarla que sentí el domingo fue mayor aún que el sábado. Además, empecé a disgustarme con ella por tener la expectativa de que la llamara. “El lunes, cuando me topé con ella en el trabajo, estaba nervioso y tenía miedo. Pensé que no deseaba enfrentarme a la ira que pudiera sentir ella porque no la había llamado. Me dije que lo discutiría conmigo y por eso hice todo lo posible por no hablar con ella; permanecí distante y sólo a medias amigable. ¿Cómo podía explicarle lo que sentía? Apenas podía entenderlo yo mismo. Lo único que sabía era que quería estar lo más lejos posible de ella. Comprendo que ése no fue mi mejor momento.”

69

CUANDO EL UNICO CAMINO ES EL DEL COMPROMISO La incomodidad de Tom no es nada fuera de lo común. Cuando los síntomas de la fobia al compromiso afloran por primera vez, a menudo el hombre experimenta una confusión verdadera. Después de todo, esas reacciones no se producen en un vacío; en algún lugar hay una mujer por la que siente un afecto sincero. Pero esa misma relación que una vez le inspirara sentimientos placenteros ahora le produce temor. Por consiguiente, el hombre se siente dividido. Por un lado, tiene emociones positivas para con esa mujer; por otro, experimenta angustia, temor y pánico, sentimientos que le provocan deseos de apartarse. Tom sentía un verdadero afecto por Gloria, y ella le atraía mucho. Cuando me la describió, destacó lo competente, inteligente y admirable que era como ser humano. Sin embargo, como él mismo reconoce, la trató muy mal. ¿Qué sentía Gloria? No lo sabemos, porque Tom no le dio la oportunidad de decírselo. Pero, si se parecía a las mujeres con quienes he hablado, probablemente no lograba entender por qué un hombre que había pasado meses enteros abrumándola con cumplidos se acostaba con ella una sola vez y luego apenas reconocía su presencia. Tom me dijo que no pensó en absoluto en los sentimientos de Gloria. Ni siquiera se le ocurrió que ella pudiera pensar que él había perdido el interés por causa de ella, lo cual, desde luego, no era cierto. El hecho es que a la relación no le quedaba otro camino que el del compromiso, y eso fue lo que puso en marcha el sistema de alarma interno

70

de Tom. Después de eso, sólo podía pensar en apagar el fuego.

CUANDO LLEGA EL PANICO Hay hombres a quienes el compromiso les produce una angustia crónica. Otros, como mi amigo Tom, están bien mientras persigan a una mujer reticente. Pero, en cuanto ella empieza a aceptarlos, todo cambia. En lugar de ser perseguidores, reaccionan como si fuesen los perseguidos. Con frecuencia, esa reacción no tiene nada que ver con la realidad; es probable que la mujer no esté haciendo nada más que darle la respuesta que él parecía buscar. Pero el mecanismo de angustia de estos hombres reacciona como si su vida misma estuviera amenazada. Al evitar la relación, sin enfrentarse a la mujer y, a la larga, huyendo de ella, el hombre que padece fobia al compromiso logra aliviar su angustia. Tal vez se sienta culpable, pero eso no le resulta tan aterrador ni doloroso como la angustia que le provoca el compromiso. Para este hombre confundido y angustiado, la solución es sencilla: si su prioridad es hacerse cargo de su vida, tiene que retirarse de la relación y, por lo tanto, apartarse de la mujer.

71

ENTRE LA LUCHA Y LA HUIDA La reacción de angustia fóbica se llama comúnmente reacción de “lucha o huida”. Esta respuesta refleja ante al peligro está presente no sólo en los seres humanos, sino también en la mayoría de los animales superiores. Es fácil ver el papel desempeñado por la reacción de lucha o huida en la supervivencia animal, incluso en la supervivencia del animal humano. Se trata del modo en que la naturaleza moviliza nuestros sistemas de defensa y nos prepara para afrontar el peligro. Cuando funciona correctamente, es un mecanismo vital que asegura la preservación de la especie al prepararnos para luchar contra el origen de la amenaza, o bien para huir. Lamentablemente, cuando no funciona como debiera, como sucede en el caso de la conducta fóbica extrema, puede ser sumamente destructivo. Ninguna mujer que haya vivido la experiencia de tener como pareja a un hombre que tiene fobia al compromiso pasará por alto la ironía del término “lucha o huida”. Una vez que ese hombre se siente amenazado por la “trampa” del compromiso, una vez que su cuerpo se ha movilizado, tiene dos opciones: huir del compromiso, o quedarse y luchar contra él, es decir, contra usted. Desde luego, hay hombres que hacen un poco de ambas cosas pero, sea cual fuere la opción que él prefiera, a la larga la relación queda en ruinas. ¿Por qué algunos hombres huyen mientras que otros atacan? Yo sospecho que depende de dos cosas: de la sensibilidad del sistema de alarma de cada individuo y de su forma de ver la inviolabilidad del “contrato” de la relación.

72

Pero lo que sí resulta claro es que ambas conductas (luchar y huir) son consecuencia de la misma reacción fóbica.

MARCHARSE JUSTO CUANDO LAS COSAS EMPIEZAN A IR BIEN Quizá lo más fascinante del hombre que tiene fobia al compromiso sea el hecho de que rara vez huye o lucha cuando la relación es mala; lo hace cuando es buena. Aparentemente, esto contradice por completo el sentido común. Es natural luchar contra una relación mala o huir de ella, pero una buena relación es algo que se debe valorar y atesorar, ¿no es cierto? Para el hombre que tiene fobia al compromiso, no lo es. Sus acciones no están regidas por el sentido común, sino por su exagerado temor al compromiso. Por lo tanto, cuando la relación llega a ser verdaderamente estrecha e íntima, se siente más atrapado, porque sabe que no tiene excusas para marcharse. Mientras la relación tenga problemas, el hombre sabe que tiene una excusa para abandonarla y no advierte ninguna amenaza de quedar atrapado. Por lo tanto, cuando la relación va bien, normalmente se dispara la alarma. Cuando esto sucede, la angustia por el compromiso aflora de inmediato y antes de que el hombre mismo se dé cuenta, está luchando o huyendo. Un ejemplo que me han dado muchas mujeres es el del hombre que se marcha o inicia una discusión después de un fin de semana especialmente agradable o justo después de que la mujer ha hecho algo que refleja mucho afecto o apoyo. Esta conducta aparentemente inexplicable no deja a

73

la mujer otra conclusión posible: Mi pareja es un hombre que no puede amar.

¿MISOGINIA O FOBIA AL COMPROMISO? Resulta interesante e importante a la vez señalar que, en el pasado, el hombre que se quedaba y luchaba a menudo fue tildado de misógino, es decir, un hombre que odia a las mujeres. Sin embargo, una vez que se entiende la dinámica de la reacción fóbica ante el compromiso, queda claro que este rótulo es absolutamente inexacto. No se trata aquí de un hombre que odie a las mujeres, sino de un hombre que desearía poder amarlas. Pero él es víctima de su temor, un temor que le deja sólo dos opciones: marcharse o pelear. La reacción fóbica ante el compromiso explica también por qué tantos de esos hombres pueden mostrarse tan afectuosos en un momento y tan ofensivos al siguiente. Si en verdad odiaran a las mujeres, serían ofensivos todo el tiempo. Sin embargo, no es el caso del hombre que no puede amar. Este hombre puede ser extremadamente cálido y afectuoso. –a menudo llega a serlo en exceso- hasta que alcanza su umbral fóbico personal. Sólo entonces, cuando su alarma interna se dispara de pronto, su furia sale a la superficie. Si bien no pido a las mujeres que sientan pena por este hombre, sí les pido que reconozcan que los demonios personales de él le convierten en un personaje realmente patético, un hombre que es prisionero de su propio miedo.

74

UN VIEJO PROBLEMA CON UN NUEVO GIRO La fobia al compromiso no es nada nuevo. Los hombres siempre han sido recelosos del compromiso, y el modo reflejo en que reaccionan a la intimidad emocional y al encierro es, quizá, tan antiguo como la especie misma. Sin embargo, en la actualidad hay algo distinto. Hoy, a diferencia de cualquier otro período de nuestra historia, el miedo al compromiso está destruyendo la esencia de nuestra sociedad. Lo que resulta interesante y triste a la vez es que este repentino cambio es una clara consecuencia de la Revolución Sexual, del Movimiento de Liberación Femenina y otros componentes importantes que nos han conducido a la “nueva igualdad”. Dicho de otra manera, los mismos cambios que ayudaron a unir a los hombres y las mujeres están separándolos. En los “viejos tiempos”, era de mal gusto que un joven permaneciera soltero demasiado tiempo. Con algunas excepciones, la vida del soltero no era nada codiciable. Por el contrario, era una vida que atraía miradas sospechosas de los vecinos, que murmuraban entre sí acerca de tendencias homosexuales, problemas sexuales y conflictos edípicos. Sin embargo, aunque un hombre no prestara atención a los vecinos, tenía que enfrentarse al hecho de que el hombre que no se casaba siempre acababa por convertirse en el hijo solterón que se quedaba en casa, cuidando a su madre senil. No era un destino muy atractivo. Además, el hecho de entablar una relación sentimental no parecía una idea tan

75

grave. Los rituales del noviazgo de antaño no resultaban en absoluto tan amenazadores en lo emocional y en lo sexual como lo son hoy. En todo caso, eran todo lo contrario. Además, hay que reconocer que, si uno no deseaba permanecer célibe durante toda su vida, le quedaban pocos caminos aparte del matrimonio. Por lo tanto, cuanto más pedía satisfacción el cuerpo, más se encontraba uno avanzando por el único camino legítimo que se la brindaría. Incluso a fines de la década del cincuenta, el matrimonio seguía siendo el único camino de vida “aprobado” para el hombre normal. En Hearts of Men, la notoria feminista Barbara Ehrenreich nos recuerda que: “A fines de la década del cincuenta, la edad promedio a la que se casaban los hombres eran los veintitrés años y, de acuerdo con la sabiduría popular, si un hombre esperaba mucho más –digamos, incluso, hasta los veintisiete- era “para pensar”. En los años cincuenta y sesenta, la psiquiatría había desarrollado una cantidad importante de teoría que establecía que el matrimonio –y dentro de él, el rol de sostén familiar- era el único estado normal para el varón adulto. Fuera de él, sólo había una serie de diagnósticos, ninguno de ellos halagador.” Por eso, nuestro hombre “prehistórico” (el hombre anterior a los años sesenta) se dejaba llevar a una relación monogámica, asumía sus compromisos y apagaba el fuego que ardía en su alma. Por lo general, cuando empezaba a percibir que “las paredes se cerraban” en torno a él, ya había avanzado demasiado en el proceso del compromiso para dar

76

marcha atrás (especialmente si se creía perseguido por el padre de la novia). El concepto del novio reticente no es en absoluto un mito. Yo sospecho que la mayoría de los novios eran reticentes, si no estaban claramente aterrados. Pero, una vez comprometidos, les quedaban pocas vías de escape, salvo la de abandonar la ciudad o ingresar en la legión extranjera. La sociedad decía que tenían que casarse, y ellos obedecían. Una vez casado, el hombre que tenía fobia al compromiso se encontraba verdaderamente atascado, pues el divorcio no era accesible ni aceptable. Si la necesidad de huir se volvía demasiado intensa, lo cual sucedía a menudo, al hombre no le quedaba otra posibilidad que hacerlo dentro de su matrimonio. Para algunos hombres, el alcohol resultaba ser una vía de escape aceptable. Otros se sumergían en su trabajo. Los que podían, tenían aventuras extraconyugales, mientras que otros, simplemente, se enfrascaban en el periódico y no prestaban atención a sus esposas. Muchos hombres, claro está, hacían todo esto a la vez. Si bien es probable que muchas mujeres aún hoy estén viviendo esta clase de infierno, las relaciones actuales con hombres que padecen fobia al compromiso tienden a estar regidas por una dinámica absolutamente nueva. Gracias a la influencia liberadora de los cambios sociales recientes – incluidos el Movimiento de Liberación Femenina, la Revolución Sexual y en general, las llamadas a la conciencia- no es necesario que un hombre se case para obtener el amor y el sexo que antes sólo conseguía por medio del matrimonio. Además, un hombre soltero puede seguir siéndolo hasta la madurez (sin duda, hasta los

77

cuarenta y tantos años) sin despertar sospechas más que a unos pocos. A esto lo llamamos progreso, y en verdad lo es. Resulta maravilloso vivir en una época de tanta libertad personal, en la que existen tantas oportunidades de realización. Sin embargo, esta misma libertad está haciendo estragos con nuestras relaciones interpersonales. Metafóricamente hablando, a los hombres los han dejado salir de la jaula. Y a pesar de lo agradable y afectuoso que fuese aquel ambiente, para el hombre sigue siendo una jaula. Por eso, como en el caso de cualquier animal que ve una jaula, su primer instinto es el de huir.

LAS MUCHAS RFAMIFICACIONES DE LA FOBIA AL COMPROMISO Según descubrí en el transcurso de mis entrevistas, la fobia al compromiso rara vez está limitada a las relaciones interpersonales. El hombre que tiene fobia al compromiso tiende a tenerlo de cualquier manera y bajo cualquier forma; teme cualquier cosa o situación que sea fija o permanente. Sus problemas con las mujeres constituyen sólo una parte, aunque significativa, de un problema mucho mayor. Tom, uno de los primeros hombres a quienes entrevisté, señaló que su miedo al compromiso lo abarcaba todo. Estaba tan al tanto de su angustia que sus comentarios destacaron muchas cosas de las que yo, en aquel momento, no tenía conciencia aún. Tom señaló que tendía a hacer una vida de vagabundo porque nunca podía comprometerse del todo con

78

un mismo lugar o con un solo trabajo. Tenía un televisor alquilado porque jamás se decidía por una marca para comprar uno, y comentó que siempre le resultaba difícil o imposible encarar compras importantes. De inmediato, sospeché que las reacciones de Tom no constituían un caso aislado. Por lo tanto, empecé a ampliar mis entrevistas, incluyendo en ellas preguntas relacionadas con otros problemas del compromiso, que aparentemente no guardaban relación. Todas mis entrevistas a fondo con hombres incluían las siguientes preguntas: ¿Tiene usted dificultad para encarar compras importantes? ¿Es usted dueño de su vivienda o la alquila? ¿Durante cuánto tiempo se imagina viviendo allí? ¿Tiene una carrera que le hace feliz? ¿Tiene alguna mascota? ¿Tiene un coche? ¿Le cuesta hacer planes a largo plazo? ¿Tiene dificultad para tomar decisiones en general? ¿Tiene alguna otra peculiaridad en relación con los compromisos? Las respuestas a estas preguntas fueron a la vez fascinantes y aterradoras. Para la inmensa mayoría de los entrevistados, los problemas que tenían con las relaciones personales sólo constituían la punta del iceberg del compromiso. El miedo al compromiso impregnaba la vida de esos hombres. Para algunos, la sola mención de la palabra “compromiso” bastaba para provocar una considerable angustia. Algunos admitían que el compromiso les obsesionaba… les acosaba… y a menudo les paralizaba. Además tenían peculiaridades relacionadas con el compromiso, cosas que yo jamás habría soñado. A la mayoría de ellos les desagradaba estar atados a los compromisos sociales y era imposible contar con ellos en esos casos. Casi todos detestaban la idea

79

de comprometerse para formar parte de un comité. Varios eran reacios a registrarse para votar porque no deseaban comprometerse con un partido, ni siquiera como independientes. Otros no escribían cartas porque no soportaban la idea de llevar sus pensamientos al papel “para siempre”. Muchos se resistían a hablar frente a un magnetófono o realizar cualquier otro tipo de registro “permanente”. A varios les desagradaba escribir con tinta. Un hombre escribía sólo con lápiz, y luego borraba todo lo escrito. Dos mencionaron su reticencia a anunciar su nombre en el buzón de su casa. Todo estaba perfectamente claro. La fobia al compromiso no era sólo un problema que los hombres tenían con las mujeres; era una forma de vida. Y aquellos hombres no odiaban a las mujeres ni las temían, como tampoco odiaban ni temían sus carreras ni sus hogares. Lo que odiaban y temían era el compromiso en sí, sin importar con quién o con qué se asumiera ese compromiso. Analicemos con más detalle algunos de los patrones de conducta más comunes en la fobia al compromiso.

Un historial de inaccesibilidad e indisponibilidad que se extiende mucho más allá de la actitud que tiene con usted La inmensa mayoría de los hombres entrevistados expresaban su temor a quedar atrapados o su inaccesibilidad de una o más de las siguientes formas:

80

1 Conducta telefónica muy peculiar Las mujeres me decían (y los hombres lo confirmaron) que era difícil comunicarse con ellos por teléfono, y que a menudo eran imprevisibles para responder a sus llamadas. Algunos, a propósito, no tenían contestador automático en sus casa. Otros lo tenían pero jamás lo conectaban. Los peores llegaban a desenchufar el teléfono o lo dejaban permanentemente conectado al contestador automático, y anunciaban a todos sus amigos que no contaran con ellos para que los llamara pronto. Había más de un hombre que tenían secretarias o algún equivalente para que dieran información falsa con respecto a su paradero. Otros casos: El vendedor de pieles que pide a las mujeres que le llamen, les da instrucciones específicas acerca de cómo y cuándo hacerlo, y luego nunca está en el número que les dio. El ejecutivo de alta jerarquía que da un solo número telefónico: el del bar que frecuenta, donde ya están entrenados para responder: “Todavía no ha llegado”. El abogado que cambia su número no registrado por un nuevo número no registrado cada pocos meses. El redactor publicitario que tiene un contestador automático que dice: “No puedes comunicarte conmigo, y esta máquina no toma mensajes.”

81 2 Es reacio a hacer planes con otras personas o no se puede contar del todo con que los cumpla De los hombres con quienes hablé y que presentaban un grado importante de fobia al compromiso. esto no sucedía en el contexto laboral. Gordon. Nunca iba a verlos porque eran tres horas de viaje y tenía que decidirlo con tiempo y él no quería hacer eso. tenía una buena relación con sus padres. incluso para las fiestas. Mary. y menos aún hubiese tenido la expectativa de que se casara con ella. ni siquiera con sus familiares y amigos. (A la mayoría le disgustaba el hecho de que en una nueva pareja había poca flexibilidad y se veían obligados a concertar citas y cumplir con ellas. sin excepción. hablaba con ellos por . una enfermera a quien entrevisté. rehusaba comprometerse para cualquier reunión familiar. me dijeron que preferían no hacer planes con antelación en su vida personal y no los hacían salvo que fuese necesario. todos. Además. pero se portaba muy mal con ellos.) Muchos hombres admitieron no ser cumplidores con nadie en lo personal. bodas y cumpleaños. jamás habría llegado a relacionarse con él. Sé que su madre se molestaba por eso. Ellos venían a visitarle cada dos o tres meses. Sin embargo. si hubiera prestado más atención al modo en que su ex novio. decía que. y entonces él se enfadaba porque tenía que comprometerse por anticipado a estar disponible cuando ellos llegaran. Aparte de eso. “Gordon quería mucho a sus padres. trataba a su familia y a sus amigos. pero a él no le extrañaba esa peculiaridad suya.

cuando él olvidó. Dijo que no era la primera vez que le ocurría algo así. En ese momento. y parecía realmente preocupado por ello. Una vez más. Más adelante. tratando de recomponer mi corazón-. empleada administrativa. opté por apuntalar su ego y sus justificaciones coincidiendo con él en que su madre era difícil y exigente y que él sólo estaba protegiéndose al evitarla. conocí algunos amigos suyos.82 teléfono con regularidad y tenía buenos recuerdos de ellos y de su niñez. una de las primeras cosas que me dijo fue que su madre estaba enfadada con él. Al final de nuestra relación. por todo el dinero que gasté en psicoterapia. y se había quedado dormido. recordé esas historias.” . “Cuando conocí a Matt –que más tarde me destrozaría el corazón y también mi cuenta bancaria. Parece que le había prometido llevarla a una boda familiar que era importante para ella. Sus padres ya tenían más de setenta años y él no se daba cuenta de que su actitud les hacía sufrir. tiene un relato similar sobre su ex novio. preferí hacer caso omiso del comentario y pensé que quizás él tenía razones para actuar así. Uno de ellos. comentó que nunca se podía contar con Matt y que rara vez se presentaba cuando lo habían acordado. Matt.” Margo. mientras relataba una anécdota. o se quedó dormido o evitó al menos media docena de citas que habíamos concertado.

todo el mundo se siente atrapado por una situación social: una fiesta a la que no deseamos ir. aquí tampoco soporta sentirse atrapado. Parece estar más incómodo que la mayoría y puede estar malhumorado o taciturno A veces. Su incomodidad es tan grande que no puede tratar de pasarlo lo mejor posible. Básicamente. en especial. una reunión familiar que preferiríamos evitar. saber que pronto terminará y que por una u otra razón. El hombre que tiene fobia al compromiso no lo hace así. tenemos una obligación social para con esa situación o persona. también. a la mujer que le acompaña. Cuando eso sucede. 4 La fobia al compromiso puede estar relacionada con el trabajo Veamos ahora el esquema laboral del hombre que tiene fobia al compromiso. y su malhumor puede amargar la fiesta a todo el mundo y.83 3 Cuando se encuentra en una situación social que no le agrada a menudo se siente atrapado. Reacciona con vehemencia. Su grito de angustia es tan agudo que sólo podemos entenderlo cuando comprendemos que en verdad se siente “encerrado”. para que este hombre esté . un concierto que no queremos oír. Es normal experimentar cierto grado de incomodidad. tratarnos de serenarnos y pasarlo lo mejor posible. Por lo tanto. Es normal.

éste debe reunir al menos uno de los siguientes requisitos: NO ESTRUCTURADO: Un buen ejemplo de esto es cualquier persona que trabaja de forma independiente y elige sus propios horarios y prioridades. Un ejemplo de esto es el caso del abogado-escritor que da clases y toca en una banda de jazz los fines de semana. pero sólo si siente que ese trabajo no lo define o no es permanente. Y algunos lo desean con bastante frecuencia. NO PERMANENTE: El hombre que teme al compromiso puede ser capaz de tener un empleo estructurado y limitado. la angustia que experimentan estos hombres provoca conductas aún más extremas. . En algunos casos. Los hombres que tienen fobia al compromiso normalmente se resisten a verse definidos por un trabajo o una carrera. Lo cierto es que siempre quieren saber que existe la posibilidad de salirse de cualquier situación laboral. si así lo desearan. Tal vez nunca sean capaces de conservar un mismo empleo o una sola carrera y estén constantemente cambiando de trabajo o mudándose de una ciudad a otra. aunque tengan éxito en ellos.84 conforme con su trabajo.

pero usted no puede evitar la impresión de que esa “guarida” dice “quiero estar solo”. Es sumamente cómodo para él. la mujer fue rechazada. Esto puede reflejarse en subarrendamientos temporales.85 5 Muchos de los hombres. etcétera. Puede tener un apartamento alquilado apropiadamente. Prefiere dormir en casas de amigos. Por ejemplo: Pueden tener una actitud permanentemente temporal con respecto a su hogar. novias. Todo en su situación de vivienda es provisional o momentáneo. pero eso no siempre se percibe en la decoración ni en la manera en que el dueño de casa describe su hogar y a su ex. pero fue decorado por una ex novia o esposa. (Un ejemplo de este caso es el ejecutivo publicitario de cuarenta y seis años que tiene un apartamento muy cómodo con una cama de una plaza. si no todos. pero rara vez está allí. o bien en una marcada reticencia a comprometerse a comprar muebles. ex esposas. o conserva su influencia. En muchos casos. . y él lo mantiene casi como un santuario de aquella vieja relación. Su hogar refleja a la perfección su actitud hacia el compromiso. O el programador de computadoras de treinta y ocho años que tiene un baño que ninguna mujer se atrevería a usar.) Su hogar es cómodo. tenían ciertas excentricidades con respecto a sus viviendas.

86 Tiene una forma de vida peculiar que no le permite llevar mujeres a su casa. A propósito. pero no modifica nada. estás clavado a él. si bien este fenómeno es particular no me tomó por sorpresa. Hubo hombres que me dijeron que. 6 A menudo le resulta traumático hacer compras importantes Muchos hombres que tienen fobia al compromiso salen a comprar video-casetes casi del mismo modo en que salen a buscar a la mujer perfecta: evitan comprometerse con las compras importantes y a menudo se arrepienten de las que hacen. los hombres tenían mayor conciencia de la angustia que sentían al contraer un compromiso de compra que de la que les producían las relaciones. todos los hombres a quienes entrevisté primero coincidieron en señalar este aspecto de su angustia fóbica ante el compromiso. Aunque el momento de la compra puede resultarles estimulante. comprometido por mucho tiempo”. tampoco es algo que buscara. Puede quejarse al respecto. esto no es tan difícil de entender. Por ejemplo. dudas y autoflagelación. comprar un coche era como tomar la decisión de casarse. para ellos. es evidente para un hombre que no puede comprar un videocasete que sus opciones se limitan a lo que hay en el . En muchos casos. Si uno lo piensa. dijo uno. “Una vez que lo llevas a tu casa. la realidad de la decisión puede producirles angustia. Sin embargo.

esta hipersensibilidad no necesariamente les impide comprometerse.” ¿PUEDEN LAS MUJERES TENER FOBIA AL COMPROMISO? Al acercarnos al final de este capítulo. sin duda. no en la medida en que se lo impide a los hombres. si bien una mujer puede temer el compromiso. Si no es capaz de comprometerse con uno en particular. Una vez que se entiende el origen de la fobia al compromiso. La fuerza más poderosa que impulsa a una mujer hacia el compromiso es. necesidades e instintos que. al menos. obviamente es su problema. tiene muchos otros temores. parece lógico que no se trate de un problema específico de un solo género. La . es fácil justificarse con la excusa ya conocida: “Aún no he encontrado a la mujer adecuada.87 mercado. ¿Acaso esas mujeres no serían tan sensibles al compromiso como los hombres? ¿No las asustaría igual que a ellos la perspectiva de quedar atrapadas? La respuesta es sí y no. cuando ese hombre no puede asumir un compromiso con una mujer. las mujeres también deben de ser susceptibles a las mismas sensaciones claustrofóbicas que provoca el “para siempre”. continuamente. la impulsan a comprometerse. Al fin y al cabo. su instinto maternal: la necesidad biológica de acoplarse y reproducirse. ¿Por qué? Porque. Sí. a muchas mujeres les asusta el compromiso. Sin embargo. incluso las aterra. Sin embargo. es justo que sea éste el último tema a tocar.

” De nuevo. Dicho de un modo sencillo. por un tiempo. por otra parte. Por lo tanto. Los hombres. las relaciones y la crianza de los hijos. la voz de la razón siempre los contradice replicando: “Si no atrapas a éste. una vez que han satisfecho ese impulso. Y a menudo. quedan libres para marcharse y dejar el trabajo importante a las mujeres. ha sido una decisión muy sabia). eso es exactamente lo que hacen. tal vez nunca tengas otra oportunidad. este no es un problema para la mayoría de los hombres.” Esencialmente. Si un hombre tiene el menor deseo de evitar o posponer el compromiso.88 supervivencia de la especie depende por entero de la continuación de la misma. siempre puede justificar sus actos. aunque a una mujer le aterre el compromiso de cualquier manera y bajo cualquier forma. aun cuando sus impulsos contra el compromiso le griten “¡Postérgalo. sentar cabeza y formar una familia. la fuerza de su instinto maternal siempre logra superar esos temores y angustias… al menos. Salvo pocas excepciones. no experimentan esa dicotomía en su interior. Por lo tanto. piensa “Aunque tenga cincuenta años. cuanta más edad tiene una mujer. y más aumentan los riesgos del embarazo. Los problemas que tienen las mujeres con sus propias angustias ante el compromiso se complican más aún con la lotería que deben jugar en el mundo del amor. una tarea que la madre Naturaleza adjudicado principalmente a las mujeres (y. Pueden tener un fuerte impulso sexual pero. “No tengo ningún plazo que cumplir”. siempre podré encontrar una mujer más joven. todos los demás temores y deseos palidecen antes esta fuerza biológica más potente. postérgalo!”. sin duda. . más le cuesta encontrar un hombre que sea tolerable (o incluso intolerable) como pareja.

por estabilidad económica o simplemente. Piensan que. Lamentablemente. si así lo desea. En una sociedad que sigue estando dominada por los hombres resulta difícil –y a veces peligroso.89 la “lotería” de este hombre le permite el lujo de seguir “libre”. se adaptarán. muchas mujeres sienten la necesidad de asumir un compromiso permanente con un hombre. En consecuencia. de alguna manera. . ya sea por seguridad.ser mujer. la mayoría de los hombres que comparten este problema no piensa lo mismo. Además. en especial si se es soltera. para evitar la soledad. es característico que estén dispuestas a asumir ese compromiso aunque no lo deseen de verdad. Otro factor significativo que impide huir a las mujeres es el miedo a estar solas.

Tener una relación con un hombre así es entrar en un extraño mundo de dobles mensajes y conducta contradictoria. cada una con un punto de vista claro y diferente. ¿dice una cosa y hace otra? . en cualquier situación. es probable que reconozca algunas de estas características. Este hombre es incapaz de dar una respuesta claramente afirmativa. Si usted está relacionada con un hombre así. estos dos puntos de vista totalmente contradictorios se expresen de alguna manera. Una quiere tener una buena relación con una mujer que le ame. y no sabe decir que no.90 4 El hombre y su conflicto: Un mundo de dobles mensajes y conducta contradictoria El hombre que tiene fobia al compromiso posee dos mentes. Lo más probable es que. La otra ve las relaciones permanentes como una trampa sofocante. Por ejemplo: En lo relativo a su relación con usted.

dejan detrás de sí pruebas de sus tendencias fóbicas contra el compromiso. las mujeres son culpables de no prestar atención a esas pruebas. en su mayoría. ¿da dos hacia atrás? PRESTAR ATENCION: LO MAS IMPORTANTE QUE PUEDE HACER UNA MUJER PARA PROTEGERSE EMOCIONALMENTE Siento mucha compasión por las mujeres que forman pareja con hombres que tienen problemas de fobia al compromiso. Sé que lo más frecuente es que el hombre logre vencer la resistencia y la cautela natural de la mujer con el entusiasmo de su persecución. Sé también que estos hombres.91 ¿Hace planes y luego no los cumple? ¿Vacila y cambia de parecer? ¿Hace promesas que después no cumple? Por cada paso adelante. A menudo. .

suele suceder que él le diga que será diferente con ella. Cuando él le cuenta los problemas que tuvo en otras relaciones.92 La primera pista: sus antecedentes con otras mujeres Borre de su mente la idea de que el amor de una buena mujer puede cambiar a un hombre (y que usted es esa buena mujer). MITO: El amor de una buena mujer puede cambiar a un hombre. Sin embargo. Piensa que con ella será diferente. Da por sentado que la culpa fue de las “otras”. . y a todas las trató mal. al principio. siente pena por él. Conoce a un hombre que tiene una inconfundible fobia al compromiso. ella le hace caso a él. Si él tiene antecedentes cuestionables con otras mujeres. en lugar de hacer caso a sus mejores instintos. debe prestar atención y protegerse. Claro que. una mujer no debe aceptar con tanta presteza que el hombre que trata de conquistarla cumplirá realmente sus supuestas intenciones. VERDAD: La mayoría de las mujeres que él conoció eran buenas. Toda mujer lo ha hecho. ¡Su historial con las mujeres es atroz! Pero.

es probable que se sienta totalmente confundida. Sin saber qué ocurre. Una mujer tiene muchas maneras de ignorar lo que ocurre en una relación con un hombre así hasta que es demasiado tarde para protegerse o para tratar de alterar el resultado. De acuerdo con su umbral de angustia. tal vez se sienta paralizada. Sólo hace caso al mensaje que quiere oír y justifica el que no le agrada. la manera en que cada uno de esos hombres expresa sus mensajes contradictorios puede variar ligeramente. sus antecedentes familiares. su situación económica y varios otros factores psicosociales. cada hombre que tiene fobia al compromiso es único. en lugar de escucharlos. Cuando el hombre empieza a tratarla mal. Si bien la motivación interior es la misma. Espero que este capítulo. que habla de algunas de las maneras más comunes en las que un hombre puede engañarse a sí mismo y/o a las mujeres a quienes conoce. Sus amigos pueden prevenirla pero.93 Otras pistas: cómo es él con usted A veces no es posible juzgar por los antecedentes de un hombre. Por lo común. He aquí algunas de . las ayude a entender los hechos. ella protege más a su pareja. incapaz de hacer nada más que esperar que se produzca un milagro y él cambie. una mujer no suele prestar suficiente atención a estos primeros indicios de problemas en la relación. el primer indicio de problema que percibe la mujer comienza cuando él empieza a crearle problemas: le dice una cosa y hace otra. En cambio. no se presenta a las citas o se comporta de un modo distinto y menos atento que al principio.

Cheryl. en lo que se refiere a las relaciones de pareja. opta por no elegir. está realmente confundida por la conducta contradictoria de su novio: “No entiendo a Alan. Normalmente. Estas contradicciones forman parte del patrón de conducta del hombre que teme al compromiso. se siente atrapado. Me . cuando está relacionado con una mujer. citas que él propone. agente de viajes de veintiocho años. O bien vacila. a él le cuesta tanto comprometerse con un no como hacerlo con un sí. pero nunca me ve.94 las maneras más comunes en que estos hombres actúan su conflicto con el compromiso. es incapaz de dar el salto y acceder a poner su mejor empeño en esa relación. Sea cual fuere la decisión que trata de tomar. Por consiguiente. encerrado y angustiado por ella. NO PUEDE COMPROMETERSE CON UN SI / NO PUEDE COMPROMETERSE CON UN NO Lo más importante que se debe entender acerca del hombre que tiene fobia al compromiso es que el problema es el compromiso. Después no se presenta a ninguna de esas citas. Se supone que tenemos una relación. Esto significa que. Todo esto resulta confuso y enloquecedor. pero tampoco puede comprometerse a abandonarla. O toma un rumbo y luego lo cambia por otro. Me llama todos los días y me invita a salir al menos dos veces por semana.

Si quiere verme. que su madre le necesita. Esa sensación hace que entre en juego su sistema de reacción fóbica de lucha o huida y. a la semana siguiente. que tiene el coche averiado. . Cuando está sin Cheryl. porque le echaba de menos y quería verle. Cuando le pregunto por qué hace eso. en cuanto se acerca a ella. Es asombroso. Cuando empezó a actuar así. ¿por qué no lo hace? Y. cumple y viene a mi casa. por lo general). siempre con una excusa sumamente complicada. siempre tiene algún problema y no puede quedarse: que le duele la espalda. Está atrapado entre dos impulsos opuestos. Pero ahora ni siquiera me importa. vuelve a extrañar a Cheryl. Luego.95 llama una hora antes de la hora acordada. yo solía disgustarme. ¿por qué no me lo dice y olvidamos todo esto?” Un hombre como Alan es un buen ejemplo de la vacilación característica de la fobia al compromiso. y todo el proceso se repite. aliviado de aquella sensación de encierro. huye y no se presenta al sitio acordado. Cuando llega (tarde. por lo tanto. incluso es probable que sienta que la ama. si no quiere. Ya no acepto encontrarme con él en algún sitio porque ha habido demasiadas ocasiones en que no se ha presentado. Pero. De vez en cuando. que su hija le necesita. no logro entenderlo. vuelve a repetir todo el proceso. cuelga y. Sin embargo. se siente atrapado. Me dice lo mucho que quiere verme. quiere estar con ella. se enfada o me promete que no lo hará más… algo que nunca cumple.

nadie la quiere ni la comprende como él. empezó a demostrar menos interés en lo sexual. al cabo de unos cuatro meses. tuve la impresión de que él trataba de iniciar una discusión. eso me agradó. no se me ocurrió la posibilidad de que hubiera perdido el interés por mí. Empezó a poner excusas para dormir solo porque al día siguiente tenía cirugía. pensé que significaba que la relación se estaba volviendo más estable. aunque el saberlo es un magro consuelo para la mujer que resulta rechazada. Un par de semanas después. Al principio. Sabía que no podía ser sólo cansancio. Luego. Al cabo de un mes. “Cuando Martin y yo nos conocimos. De pronto. Supuse que era porque estaba cansado o preocupado por su trabajo. Después del modo en que se había comportado conmigo apenas una o dos semanas antes. Quisiera destacar que fui lenta para reaccionar porque al . más normal. ¡Pensé que perdería a todos sus pacientes! No se cansaba de verme. Esta constituye una parte esencial del síndrome de persecución y pánico. Jan es una actriz de veintiocho años que empezó una terapia al terminar su relación con Martin. es su mejor amigo. ya no parecía disponer de tanto tiempo. Es decir. prácticamente me seguía a todas partes.96 CONDUCTA DE SEDUCCION-RECHAZO: LA MARCA DISTINTIVA DE LA FOBIA AL COMPROMISO El es el amante más tierno del mundo. La especialidad del hombre que padece fobia al compromiso es una conducta de seducción y rechazo. yo empezaba a sentirme verdaderamente rechazada. hasta que la rechaza. médico.

Créame. comprendí que teníamos que hablar. era una locura. Se había vuelto reacio como amante y actuaba como si el comienzo nunca hubiese existido. una vez que él comprenda. Le llamé una y otra vez. En realidad. Me pareció muy frío y cruel al decir eso. todo volverá . Lloré y. Siempre pensaba en todas las cosas de mi cuerpo que podrían haber provocado aquella pérdida de interés… Realmente. Cuando hablamos. Por fin. Le parece imposible que él pueda tratarla así. Además. Me costaba creer que alguien pudiera cambiar tanto. es el mismo hombre que antes tenía con ella tanta intimidad. “Fue muy injusto al buscarme así y luego apartarse. Aquí va mi mejor consejo para esas mujeres: ¡Créanlo! No insistan haciendo preguntas. No piensen que hubo algún malentendido y que. Me dijo que no quería hablar más conmigo hasta que fuera capaz de dominar mis sentimientos. estaba muy alterada. Dijo que sabía que no era justo. Por fortuna. era muy interesante: se las ingenió para dar la vuelta toda la relación. tanto compañerismo. No podía creer lo que él estaba haciendo. creo que no habría podido soportarlo. No supongan que él está pasando por una crisis nerviosa. él concordó conmigo.97 principio me había prestado mucha atención físicamente. De otro modo. Yo siempre buscaba excusas para justificar su actitud. me dijo que creía que no debíamos vernos más porque yo estaba alterándome demasiado. Sucede con frecuencia que la mujer reacciona con incredulidad. no quería parecer demasiado exigente. por fin.” La reacción inicial de Jan ante el rechazo de Martin es bastante común. mi trabajo me tranquiliza mucho en cuanto a mi aspecto. Al fin y al cabo.

Dado que no quiere admitir que es él quien siempre destruye sus propias oportunidades de amar. Aún así. de modo que debe ser por ella”. El hombre que tiene fobia al compromiso siempre trata a las mujeres del mismo modo y comete los mismos errores una y otra vez. necesita una explicación que le haga sentir mejor respecto de lo que hace. Sinceramente quiere creer que la angustia que experimenta ante ese compromiso se limita a esa mujer en particular. El hombre que teme el compromiso no escapa a esta regla. igual que casi todo el mundo. Si está asustado –y. Lo único que tiene . este hombre no tiene que buscar mucho para hallar una justificación que le haga sentirse mejor al terminar cualquier relación. Dado que no existe la mujer perfecta. rehúsa verlo. sin duda lo está. ESPLICACIONES LOGICAS: COMO EL SE CONVENCE DE QUE LA MJJER ADECUADA NO LO ES A nadie le agrada admitir que su manera de llevar sus relaciones no es correcta. Y.se resiste a afrontarlo. lo más importante: no piensen que ustedes han hecho algo mal. Esta reacción refleja es el clásico razonamiento: “No puede ser por mí. Si actúa como un tonto.no quiere reconocerlo. quiere encontrar una explicación razonable de lo que sale mal.98 a estar bien. una razón lógica que explique por qué siempre precisa poner fin a sus relaciones de pareja. desde luego. Necesita una justificación. Cuando tiene una conducta lesiva –lo cual sucede con frecuencia.

un asomo de celulitis en el muslo.99 que hacer es echar un vistazo a la mujer con quien ha estado saliendo para encontrarle algún defecto. cómo pronuncia una palabra. Cada vez que conozco . Pero. Un buen ejemplo de esto es el hombre que trata de conquistar a una bailarina y luego la rechaza porque ella no tiene cabeza para los negocios. se puede hallar defectos en cualquier mujer. en suma. El hombre que tiene fobia al compromiso aprovecha esos defectos para justificar su necesidad de escapar. cualquier cosa que confunda el problema y le ayude a escapar y a perdonarse por su conducta. fotógrafo independiente. carece de toda gracia. siempre le ven algún defecto. resulta hasta gracioso. Estos hombres jamás encuentran a la mujer perfecta. ustedes encontrarán ejemplos de hombres que justifican su incapacidad de comprometerse criticando a la mujer. creo que sucede cuando una parte de mí quiere abandonar la relación. A lo largo de este libro. entonces puede convencerse de que tiene una buena razón para no desear comprometerse con ella. si usted es la mujer que este hombre diseca y examina en busca de fallos. Si se busca bien. Lo más asombroso es que ese defecto es casi siempre algo que ya estaba presente y era obvio cuando el hombre inició su acercamiento y persecución. una arruguita debajo del ojo. tiene la franqueza de admitir que hace eso: “Mire. y no tengo el coraje de decirlo sin rodeos… Entonces critico a la mujer. George. Puede tratarse de la más pequeña imperfección: cómo sostiene el tenedor. Cuando se mira de lejos.

Adam nunca se interesa. dice que esas mujeres son aburridas. Por ejemplo. Desde todo punto de vista. Yo sé que hago esto. Sea cual fuere el caso. empiezo a despreciar las mismas cosas que antes me encantaban. más tarde. Sé también que. Lo he hecho demasiadas veces. Las mujeres que no le han resultado aburridas son. es evidente que esas mujeres son inadecuadas. .” UNA EXCUSA INFALIBLE PARA EL FRACASO: SIEMPRE ELIGE A MUJERES INADECUADAS Existe también el caso del hombre que tiene fobia al compromiso y se las ingenia para disimular su problema eligiendo siempre a mujeres que son absolutamente inapropiadas para él. Adam. Adam es un “buen partido”. A veces. poderoso agente de Bolsa. hermosas e inteligentes que están dispuestas a adorarle. estas elecciones inapropiadas brindan motivos y excusas de sobra al hombre que quiere escapar de una relación. Otras veces. tienen opiniones y actitudes diametralmente opuestas a todo lo que estos hombres dicen desear en una mujer. me parece perfecta. Cada gesto suyo me parece adorable. hay demasiada diferencia de edad o existe un conflicto religioso obvio. con demasiadas mujeres buenas.100 a una mujer que me gusta. Sé que empiezo a actuar así porque trato de cerciorarme de que la relación no funcionará. es un buen ejemplo de esto. Todo el mundo trata de presentarle mujeres encantadoras. al principio.

Sin embargo. Con frecuencia. él empieza a pensar en el matrimonio. ese hombre está tan aterrado que. “creyó” amarla. UNA CITA. no obstante. él también reconoce serlo. es egoísta y no demasiado despierta. Aquí es donde el conflicto de la fobia al compromiso se pone de manifiesto con mayor claridad: en el caso del hombre que sufre su soledad y. Sin embargo. Adam dice que. los mismos amigos. se niega a hacer nada al respecto porque piensa que todas las mujeres quieren casarse con él. A propósito. Adam tuvo una relación con una mujer que sí habría podido ser apropiada para él. Y una mujer casada muy rica y mimada que.101 por ejemplo. NADA MAS El se siente solo. como él mismo admite. En una ocasión. pero piensa que preferiría una esposa que le equilibrara en ese aspecto. pero pensó que no podía casarse con ella porque era muy derrochadora. declaró Adam. se habría casado con ella sin pensarlo dos veces. una muchacha española de dieciocho años que procede de una familia muy apegada a las tradiciones y no le permite salir con Adam. los mismos intereses. . Era una joven abogada: la misma edad. en aquella oportunidad. En su mente confundida. si la mujer le atrae intensamente. Al margen de cuánto la conozca y de cómo se hayan conocido. cenar con una mujer atractiva equivale a anunciar su compromiso para casarse con ella. una segunda cita implica una obligación matrimonial. es incapaz de dar un solo paso hacia una relación. en lo que a él respecta.

“En el transcurso de la primera hora. de modo que no cuenta. Tiene clara conciencia de sus problemas con el compromiso: “He sido reacio a formar pareja con todas las mujeres que he conocido salvo una. Arthur. una vez que sé que la venta se ha concretado –lo cual generalmente sucede la primera noche. Miro a una mujer a quien acabo de conocer y. y ya no querré estar con ella. por eso les . Arthur constituye un buen ejemplo de esta clase de hombres. cirujano plástico de treinta y cuatro años. tiene muchos amigos de ambos sexos. pero hace casi cinco años que no tiene una relación de pareja. Un hombre así puede ser consciente de su incapacidad de asumir un compromiso permanente y ser realmente sincero al decir que no desea utilizar a una mujer ni llevarla a una conclusión errónea al permitir que una relación se desarrolle más. Cuando conozco a una mujer que me atrae. empiezo a hablar de la posibilidad de mudarme a otra ciudad. buen mozo y verdaderamente agradable. y entonces tendré que divorciarme. pero eso es lo que pienso. Siempre quiero tener un pretexto para escapar si así lo deseo. Llego a pensar cosas como: Ahora todo está bien. Un amigo mío dice que me paso la vida eludiendo a las mujeres que serían adecuadas para mí.me marcho. Pero.102 Dado que la sola idea lo asusta. de inmediato termina la relación. soy como el ejecutivo de publicidad que se propone vender una cosa: yo mismo. me preocupa lo que sentiré por ella dentro de diez años. ésta vivía con otro sujeto y yo no le interesaba. pero me aburriré. ¿y qué será de los niños? Sé que es una locura. en lugar de pensar en llevarla al cine.

Tal vez ella esté pensando ahora: ¡Qué raro es este sujeto! Hace estas cosas tan simpáticas. pero la alternativa me provoca mucha angustia. pero tengo la impresión de que la otra alternativa sería como pasar toda la eternidad encerrado en una habitación sin ventilación. “Hace poco conocí a una mujer que me agradó mucho. Entonces se lo envié. No quiero perder mi estilo de vida. Tengo treinta y cuatro años.103 digo que estoy de guardia y que tal vez tenga que marcharme. me preocupa la posibilidad de que mi vida se acabe. una de verano. No me acuesto con una mujer en la primera cita. Hace dos que no salgo más de una vez con la misma mujer. Usted calcule. Pasamos una velada maravillosa. pero no seguí viéndola para nada romántico. el cual. No es una vida estupenda. estaba de viaje y vi algo que me hizo pensar en ella. Cinco meses más tarde. pero jamás me invita a salir. con una tarjeta. ver la televisión solo y recalentar una ración de pizza. en mi caso. sé que no podría salir seriamente con más de una mujer cada vez. mis relaciones deberían ser como hogares de temporada: una relación de invierno. “Cuando pienso en casarme. Sin embargo. ¿Por qué será?” . No soy feliz así. a menudo no es otra cosa que llegar a casa. y cada una me proporcionaría lo que a la otra le faltara. Idealmente. “El caso es que esto tampoco resulta provechoso para mí. la conversación pudiera interrumpirse y yo pudiera irme en un momento. como si alguien pudiera necesitarme.

peor se siente él. Desde la perspectiva de ese hombre. Las reglas que rigen el amor a larga distancia implican que sólo pueda ver a su pareja en ciertas ocasiones. Desde luego. él puede permitirse sentimientos de amor y ternura. cuanto más se acerca a ella. muy lejos? Para este hombre. al menos de forma momentánea. por lo tanto. se siente mucho menos amenazado y piensa que siempre cuenta con una excusa para poner fin a la relación. Dado que. en su mente. El espacio físico le separa de la mujer. pero es lo que él cree. la relación es limitada por definición. Una mujer que forma pareja con un hombre así a menudo acaba por sentirse absolutamente destruida. El amante a larga distancia El hombre que tiene relaciones a larga distancia es uno de los más románticos y seductores.104 EL DISTANCIAMIENTO: UNA HERRAMIENTA DE LA FOBIA AL COMPROMISO Dado que el hombre que teme al compromiso necesita a la vez una relación y espacio individual. Por consiguiente. la distancia alivia la angustia. eso no es necesariamente verdad. Le cuesta entender por qué un hombre que la adoraba en Antigua no desea verla donde él vive. no tiene necesidad de crear distancia emocional. . ¿qué mejor manera de intentar tenerlo todo que relacionarse siempre con mujeres que viven muy.

Lo hizo. Durante más de un año. “Recuerdo a una mujer que vivía en Los Angeles. Juro que todo empezó en los campamentos estudiantiles. Esto duraba un par de meses. la llamé con frecuencia y la invité a venir a Nueva York. soñaba con ella. Cuando regresé. Fue estupendo. hacíamos el amor. Tom. le escribí una carta y la invité a ir conmigo de vacaciones al Caribe. Al cabo de unos meses. la olvidaba. le escribía cartas y la llamaba por teléfono cuando mis padres me dejaban. ya éramos novios. es probable que descubra que el romance puede desaparecer del día a la noche si usted se aproxima físicamente o trata de cambiar las reglas y verle con más frecuencia.105 Si usted ha formado pareja con uno de estos amantes a larga distancia. alejaba a los competidores y. al llegar el último día. Nos divertimos mucho: nos quedábamos sentados en la playa hasta las dos o las tres de la mañana. Pero ella seguía escribiéndome y yo nunca le contestaba. La conocí en una conferencia. Ahora. y nos llevábamos muy bien. Entonces la encaraba de prisa. las cosas no son tan diferentes. Yo salía con . a quien conocimos en el capítulo anterior. Cuando volví a Nueva York. aunque no entendía por qué. ella viajó a Nueva York aproximadamente una vez cada dos meses. Ella aceptó. Yo volvía a casa. dice saber que actúa con mucho más romanticismo cuando la mujer vive lejos: “Creo que siempre prefiero estar apartado de las mujeres a quienes amo. charlábamos. cuando solía esperar hasta los últimos tres o cuatro días para decidir qué chica me gustaba.

” Una variante especial del amante a larga distancia es el hombre cuya especialidad son los romances de vacaciones. y que no sólo yo no pasaría el Día de Acción de Gracias con ella. sino que además eso demostraba que yo jamás me esforzaba por ir a verla… aunque sí lo hacía por visitar a un amigo. No volví a llamarla.106 otras mujeres. sin ninguna secuela en absoluto. Mientras tanto. Era el Día de Acción de Gracias y decidí ir a San Francisco a visitar a mi compañero de cuarto de la universidad. El único criterio que le guía es que usted y él son como barcos . Tuvimos una pelea terrible por teléfono. Un par de meses más tarde. Puede estar con traje en una conferencia académica. Bien. No se dejen engañar por las apariencias: no siempre se le encuentra en una playa. ella se puso furiosa. Yo sabía que ella empezaba a preguntarse en qué terminaría aquella relación. cuidado: es invencible cuando piensa que tiene motivos ineludibles que le impedirán volver a ver a una mujer. Era sólo un montón de pequeñeces. o en una convención laboral. A menos que esté de viaje y lejos de su propio entorno. Pero cuando este hombre sale al camino. pero ninguna me importaba tanto como ella. “A pesar de que ella me había atraído mucho al principio. recibí una tarjeta de ella y hablamos algunas veces. pero eso fue todo. Creo que eso me hizo comprender que no quería pasar el resto de mi vida con ella. Dijo que muchas veces había hecho hasta lo imposible por viajar a Nueva York. supe que dejaba de interesarme. jamás forma pareja. yo nunca había ido a visitarla a Los Angeles. nunca había sido mi tipo físicamente. vestido con una camisa hawaiana estampada. Cuando ella empezó a pedir más en esa relación.

Si usted ha visto el truco una vez. Prácticamente le suplica que le ate. Entonces se esfuma. Luego. por lo tanto. Si usted tiene la mala suerte de conocer a un Houdini. El Houdini moderno prácticamente invita a la mujer a que le ate. accede sin reparos a esa petición. en ese caso. la situación cambia por completo. en su mente. el hombre a quien no se podía sujetar ni atar. pero. para evitar el compromiso a toda costa. la corteja y nunca se rinde hasta haber ganado su corazón. al principio. él se libera de esos lazos y desaparece de la escena. se libera de los lazos emocionales con la misma habilidad con que Harry Houdini se liberaba de cuerdas y cadenas. se enfrentará a un hombre que la persigue. HOUDINI: EL TRUCO DE LA DESAPARICION ¿Qué podría resultar más desconcertante que un hombre que dice a una mujer que desea un compromiso… y luego desaparece? Al legendario Harry Houdini se le conocía como el Gran Escapista. no da muestras de reticencia. la ingenua voluntaria entre el público. Es posible que vuelva a aparecer. lo mejor es abandonar el teatro después de su primera actuación. Este es un hombre a quien le gusta recibir aplausos. tal como el nombre sugiere.107 que se cruzan de paso en la noche. Pero. Y. Luego. es . la palabra clave es “de paso”. Usted.

parecía agradable y estaba bien vestido. Después. Pedí café para llevar y él se puso en la fila detrás de mí. tiene treinta y seis años y vive en Long Island. y que vivía con un amigo en Nueva York mientras buscaba un apartamento. Era atractivo. me llamó a mi trabajo. Aproximadamente una semana después. El me adelantó en un Lincoln Continental y me miró con cierto detenimiento.108 suficiente. no entenderá cómo ni por qué lo hace. conoció a un típico Houdini. Hace unos dos años. me detuve. Aunque se quede. cosa que no hice. Me sonrió. Unos treinta kilómetros más adelante. Conocí a Glen en una carretera. pero cuando se conoce a alguien en una carretera. al norte. Me dijo que era divorciado y que tenía un cargo bastante alto en una empresa de Nueva Jersey. Aquí está su relato. pero esto es lo que ocurrió. ¿en qué otra cosa puede basarse uno? “El caso es que se me acercó y charlamos durante largo rato en el estacionamiento. aparentemente. y él se las había . Dijo que era nuevo en ese empleo. Yo regresaba del norte del estado. Me dio su tarjeta y me pidió que le llamara. ¡Aprendan de él! “Me avergüenza haber sido tan tonta y tan ingenua. porque pude adelantarle yo. Me habló mucho de sí mismo y fue mucho más abierto que yo. Todo esto puede resultar superficial. redujo la velocidad. Su ex esposa vivía en su casa matrimonial. Cerca del puente. especialista en patología del lenguaje. Yo le había dicho mi nombre de pila y dónde trabajaba. donde estudia mi hija. El estacionó justo después que yo en un Howard Johnson‟s. Marie. Le sonreí.

Debo admitir que me atraía mucho la perspectiva de que alguien me ayudara a sobrellevar mis responsabilidades. no dejaba de rezongar por ello. todas las noches venía a mi casa de Long Island y luego regresaba a Nueva York. De pronto. y yo le creí. a decirme lo imbécil que era. Pero una vez que se mudó. Dije a todo el mundo que nos casaríamos y él vino a vivir conmigo. tratando de . y estuvimos perdidos unos cinco minutos. Después empezó a criticarme de una manera que era todo lo contrario de lo que había sido antes. En otra ocasión. Al cabo de dos semanas. El caso es que ese romance se prolongó otras dos semanas. todas las noches. El actuaba como si en verdad quisiera casarse conmigo. sin quejarse. cuidar de mi hija. yo estaba frente al armario. me acosté con él y me propuso matrimonio. Me dijo que estaba locamente enamorado. créame. Mi hija está en una escuela especial y he tenido muchas cuentas que pagar. Debo mencionar aquí que he tenido muchos problemas económicos. Se puso increíblemente furioso y empezó a menospreciarme. “Bien. una vez íbamos en el coche. “En cuanto se mudó. lo hacía todas las noches. es un hospital muy grande.109 ingeniado para encontrarme… lo cual no era fácil. hacerlo todo por mí. Durante las siguientes dos semanas. Glen me dijo –y no vi motivos para no creerle.que estaba en una posición económica muy buena. ya no soportaba el viaje de cuarenta y cinco minutos en coche hasta y desde su trabajo. que quería cuidarme. era lo único de lo que hablaba. Una semana antes. su actitud cambió. me conquistó por completo. Por ejemplo. porque yo no quería acostarme con él tan pronto. yo iba conduciendo y me equivoqué de camino.

encontré el número al que él debía de haber llamado. en una vieja cuenta telefónica. Por fin.110 decidir qué ropa me pondría. el amigo pudo comunicarse con él. Una vez le llamé al trabajo. buscando la manera de comunicarme con él. no conocía a ninguno de sus amigos. Yo no los conocía. nadie me llamaría. llegué a casa del trabajo y faltaban todas sus cosas. “Después me dijo que estaba muy disgustado conmigo por haberme acostado con él tan pronto. Llamé a ese número y hablé con un amigo de Glen. Te llamaré para explicártelo. si algo le había sucedido. él me habría llamado. de otro modo. con verdadero asco: Si no estuvieras tan gorda. Pensé: „Me llamará de inmediato‟. y discutimos por eso. pero no puedo confirmar ninguna otra cosa. Pero no llamaba. Esta fase duró apenas unas semanas. Le expliqué mi preocupación. Obviamente. Eso era todo. porque se acercaba la Navidad y la pasaríamos en casa de sus padres. y por eso sé que realmente trabaja donde decía trabajar. era del norte del estado de Nueva York. El solía conducir de prisa. No puedo hacerlo todo ahora‟. Encontré una nota en la puerta del refrigerador. Pensé que debía de haber ocurrido algo horrible. de hecho. Se había marchado. Decía: „Ha surgido un problema. Me puse frenética. “El caso es que. “Revisé todos los papeles que encontré en la casa. no tendrías ese problema. El me miró y dijo. Entonces comprendí que. porque esa misma noche Glen me . unos dos o tres días antes de Navidad. Me preocupaba la posibilidad de que le hubiera ocurrido algo. Me preocupaba pensar que podía haber estado muy alterado y que había sufrido un accidente.

Dijo que quería que le perdonara. Me dijo: 'No puedo hacer esto‟.” No todos los episodios con estos Houdini son tran dramáticos como el que Marie experimentó con Glen. que todo había ocurrido demasiado rápido. sólo quería una explicación de lo que había sucedido. creer que era una especie de romance cinematográfico. me hizo anunciar la boda a mis padres y amigos. Me sentía muy desdichada. me pidió disculpas y dijo que no había podido soportar la relación. “Le escribí una larga carta. Me dijo que su ex esposa estaba tratando de vender cierta propiedad y que él no podía hacerlo todo a la vez. Básicamente. “Aproximadamente un mes más tarde. “El fue quien insistió en aquella relación. porque me sentía muy mal por todo lo ocurrido. Yo deseaba creer lo que él me decía. pero jamás son sutiles. No puedo creer que hice todo eso. Me hizo llamar a dos hombres con quienes yo salía para decirles que iba a casarme y ya no podría verlos. “Sé que debería haber sido más escéptica al comienzo. Cualquier explicación me habría servido.111 llamó. pero a las mujeres nos gusta creer en milagros. me llamó por teléfono una noche. Le dije que creía merecer una explicación. Creo que lo hice en tono bastante indulgente. Estaba furioso conmigo por haberle rastreado. No acepté. pero supongo que me sentía halagada al saber que alguien quería hacerse cargo de mí. El Houdini es el caso más extremo del hombre que tiene fobia al compromiso. inicia una relación . tarde. y quería volver a verme. pero yo quería saber la verdad.

A menudo. siente pánico. un día. precisamente. Los hombres con quienes he hablado describen esta experiencia como algo semejante a estar ebrio y. a veces durante años. Una vez que lo han hecho. Luego. A fines de junio. ella sugerirá que intenten resolver el problema. Este hombre desaparece porque sabe que. estos hombres se sienten culpables y avergonzados. y quieren olvidar toda esa experiencia. también sin pensarlo. y ellas siempre quieren alguna explicación. el hombre desaparece y vuelve a aparecer con regularidad durante un lapso prolongado. Sólo quiere escapar. Otro Houdini: “Ya lo ves. Están embriagados por la experiencia del amor nuevo y se lanzan hacia delante in pensar. y su incomodidad es tan grande que no puede ni quiere permitir que nada demore su proceso de fuga. si espera el tiempo suficiente para decirle a la mujer lo que siente. En este caso. Comprende que es muy difícil justificar su comportamiento. recuperar la sobriedad. pero no le importa.112 seria y. de pronto. Lo único que desea es escapar. afirman estar sobrios y saben que tienen que dar marcha atrás en su compromiso. “borran” a las mujeres de su vida. No quiere hablar del problema ni tratar de resolverlo. ya no está” He aquí una variante del Houdini característico. lo que él no quiere hacer. Y eso es. Veamos un ejemplo. hablaban de unir sus hogares además de su . Mónica conoció a Jerry en una fiesta en primavera. de pronto.

con lo cual arruinó la fiesta a Mónica y la obligó a pasar el día de Navidad ocultando sus lágrimas delante de su hija.113 trabajo. Mónica sabe que no debería permitirlo. Mónica trató varias veces de comunicarse con él pero. dado que no deseaba parecer patética. cuando las cosas van bien. Su excusa: en julio se había marchado porque sus sentimientos por Mónica eran tan intensos que no sabía manejarlos. Si uno de estos hombres pasa un fin de semana íntimo y lleno de alegría con una mujer que le ama. Jerry se fue a casa y no volvió a llamarla. Aunque dijo que ya no quería huir. Jerry volvió a presentarse en mayo… Hace ya dos años que están así. pero el tiempo que pasan juntos es tan perfecto que ella no deja de creer y esperar que Jerry haya cambiado y que no volverá a desaparecer. Sin embargo. volvió a desaparecer en Nochebuena. los hombres que tienen fobia al compromiso tienden a marcharse. con la hija de ocho años de Mónica. o a huir. Ambos eran agentes de viajes. se dio por vencida al cabo de varias llamadas telefónicas sin respuesta. Jerry volvió a aparecer para el Día de Acción de Gracias. en noviembre. Después de pasar el fin de semana del 4 de Julio juntos. Marcharse cuando las cosas van bien: Un paso adelante equivale a dos pasos atrás Todos podemos entender a los hombres que abandonan una relación mala. y él la alentó a pensar que pondrían una agencia juntos. Incluso ella llegó a buscar una oficina donde pudieran instalarse. en casa de la familia de ella en los Berkshires. a .

En lo que a él respecta. fue un claro mensaje de que no había disfrutado tanto como yo de aquella intimidad. Aparentemente. Para mí. La mujer con quien ha compartido esos momentos tan perfectos rara vez entiende esta lógica complicada. Cuando llegamos a mi apartamento. hacía casi cinco días que no nos separábamos. ¿cuántos fines de semana perfectos puede haber en una relación sin que la mujer desee algo más? Con frecuencia. supuse que querría entrar. se verá obligado a ir más allá. Pensé que él querría prolongar aquella sensación. un fin de semana como ése implica que. Después pasaron dos días sin que me llamara. esta clase de lógica le impulsa a poner distancia dentro de la relación. No volvió a invitarme a salir hasta el siguiente domingo por la noche. Le llamé una vez. porque le echaba mucho de menos. Lo pasamos de maravilla. Había pasado demasiado tiempo desde la última vez que le había visto. razona él. La reacción de Greta es poco común: “Supe que mi relación con Daniel tenía problemas después del primer fin de semana que pasamos juntos. igual que yo. Al fin y al cabo. tal vez decide verla menos porque no quiere que la relación se encamine hacia el compromiso. y me atendió con indiferencia. a la larga. Me dijo que estaba cansado.” . y yo regresé totalmente enamorada. él sentía lo mismo.114 menudo es presa del pánico. pero en lugar de desear ver a su pareja más a menudo. Es probable que esté pasándolo mejor que nunca. y me reveló sin lugar a dudas que ese hombre no quería que nuestra relación creciera.

El hombre que es capaz de asumir un compromiso rara vez ejecuta esta especie de danza de avance y retroceso. Tal vez avance con lentitud. cuando los planes llevan ya cierto desarrollo. Algunos lo hicieron en un lapso de pocos días.115 Greta es una mujer muy fuerte y tiene mucha experiencia. Presienten que algo anda mal. además de un depósito no reembolsable por la reserva de un salón. Fue capaz de evaluar el comportamiento de Daniel y de distanciarse de él antes de que llegara a lastimarla. con el tiempo. la mujer no sólo tiene que afrontar el dolor. están en un error. Muchas mujeres no tienen esta percepción tan inmediata. pero siempre va en la misma dirección. Casi siempre. sino que también tiene otros problemas. . UN CAMBIO DE IDEA ¿Por qué un hombre llega a proponer matrimonio si no es sincero? Me han contado tantas historias de hombres que lo hicieron y luego cambiaron de idea que esto parece haberse convertido en una especie de epidemia. Sin embargo. pero tratan de aceptar los límites que impone el hombre que teme al compromiso pensando que. es obvio que la mujer queda destrozada. entre otros gastos. Una mujer me contó que sus padres ya habían gastado varios miles de dólares en las invitaciones de boda. Otros esperaron hasta después de enviadas las invitaciones de la boda. superarán ese temor. Al margen de lo avanzados que estén los planes matrimoniales.

un médico que propuso matrimonio a una mujer y luego se echó atrás. como pensando: „Oh. A la mañana siguiente. pero las cosas no salieron así. desde entonces. conocí a Sara en un club de salud. Literalmente. nos vimos casi todas las noches. Estaba cansado de esa vida y de que me criticaran por ella. sabe que le atraía la noción de asumir uno. no. le propuse matrimonio. has cometido un gravísimo error. salía con cientos de mujeres distintas. Un martes. Con frecuencia. me sentía muy mal.‟ . sin pensar en las consecuencias de lo que decía. cuando desperté. Igual que muchos de los que padecen fobia al compromiso. por eso. diga lo que diga. una noche en que me sentía absolutamente romántico.116 Aun en el caso de que no se haya gastado dinero. no puede explicar lo que pasó y sabe que. Tenía una sensación horrible en el estómago. al día siguiente la llamé y la invité a ir al cine. siempre habrá alguien que piense que ella hizo algo que provocó el cambio de parecer de él. Veamos su relato: “Cuando conocí a Sara. Ella me atrajo muchísimo. “Al cabo de unas seis semanas. y ella aceptó. no sabe a ciencia cierta qué sucedió. la mujer tiene que dar la cara al mundo e informar lo ocurrido a sus familiares y amigos. hacía años que no tenía una relación estable. ¡Recuerdo que le pregunté si podíamos fingir que éramos „una pareja normal que va al cine y come palomitas de maíz‟! Creo que le caí en gracia porque. Dice que estaba desalentado por sus hábitos sentimentales y en verdad deseaba poder adquirir suficiente madurez para llegar a una relación permanente. Don. y todo el mundo se escandalizaba.

y traté de no olvidar eso. nunca sentí pánico con ella hasta que le propuse . en pocos meses. Tal vez quería demostrarles que sí era capaz de comprometerme. por primera vez desde que la había conocido. no nos conocíamos lo suficiente. más me presionaba para seguir adelante con los planes. Mientras tanto. “Empezamos a discutir. no creo que una chica normal acepte así como así casarse con alguien a quien conoce desde hace apenas seis semanas. Pensé que iba a vomitar. quise estar solo y hacer lo que se me antojara. jugar al tenis y estar tranquilo. “Sara me atraía mucho y lo pasábamos muy bien juntos. no encontraba ningún defecto a Sara. y quizás habría llegado a casarme con ella de no haber sido porque su comportamiento empezó a resultarme sospechoso. terminamos la relación. Mi propuesta de matrimonio era totalmente inapropiada. Fui a trabajar de muy mal humor y muy callado. cancelamos el compromiso y. A veces la veo en mi vecindario y siento la tentación de volver a intentarlo… pero sé que no sería lo mejor. canturreando como un pajarito. No lo sé… Lo único que sé es que yo no quería casarme y. ella revoloteaba por el apartamento. y yo no podía moverme. Dio la noticia a sus padres y hermanas. “Cuando se lo propuse. Por ejemplo. cuanto más percibía ella mi vacilación. Quería salir con mis amigos. y yo pensé „¿Cómo se atreve a decírselo? ¿Cómo se atreve a darles el control de mi vida?‟ El siguiente fin de semana. pero mis amigos me dicen que los llamé y les conté que iba a casarme. y en verdad lo estaba.117 Me sentía como cuando uno tiene miedo… una sensación de pánico en el estómago. La única explicación era que estaba loca por mí. No recuerdo haberlo hecho.

Entonces pienso: „¿Voy a pasar el resto de mi vida exasperado por esta persona?‟ “Si pudiera dar un consejo a las mujeres. Pero es lo de siempre: nunca tengo problemas hasta que me comprometo. pero comienzan a revelar su conflicto exhibiendo una conducta peculiar cuando están con su pareja. desaparece con la misma rapidez. PERO NO PUEDE DECIRLO Cuando estos hombres desean abandonar una relación. entonces empiezo a buscar defectos. el lenguaje corporal puede decir mucho. les diría que tengan cuidado con el hombre que se enamora perdidamente de ellas del día a la noche porque. En estos casos. siguen diciendo: “Te quiero”.” CUANDO EL QUIERE MARCHARSE. porque pienso: „¿Puedo pasar el resto de mi vida con esta persona?‟ Cuando se empieza a pensar así.118 matrimonio. En cambio. raras veces son capaces de decirlo de frente. . así como se dedica a conquistarlas a poco de conocerlas. uno empieza a preocuparse por la posibilidad de quedar atrapado.

asistente de redacción. Bob y yo tuvimos una relación muy intermitente. cuando él empezaba a apartarse. Yo siempre me daba cuenta cuando él estaba a punto de marcharse otra vez por su manera de dormir conmigo. estaba ansioso por salir de allí. revelaba su conflicto mediante su forma de dormir. Bob. Eran las tres y media de la mañana. y ahí estaba Bob. Pero. Por la mañana. Recuerdo una de las últimas veces. “Durante años. Cuando al fin se dormía. saliendo de la ducha y vistiéndose para ir a trabajar.” He aquí algunas de las peculiaridades en el dormir que pueden reflejar las angustias producidas por el compromiso. y los hombres. recuerda cómo su ex novio. Pensé que se había vuelto sonámbulo. sino sólo por su forma de dormir en sí. fuera era noche cerrada. Al principio. a su juicio. siempre dormía cómodamente abrazado a mí. reflejaba el conflicto por el compromiso. pero todas fueron confirmadas por muchas de las mujeres. Además. despertábamos y desayunábamos juntos. empezaba a despertar cada vez más temprano. entrevistados. Obviamente. era en el otro extremo de la cama. ¿Se levanta y va a dormir a otra cama o al sofá? .119 El lenguaje corporal Maneras de dormir Tanto los hombres como las mujeres a quienes entrevisté mencionaron peculiaridades en el modo de dormir que. no por el sexo. se quejaba de que no podía dormir. Muchas parecen bastante graciosas. Maureen.

Ni siquiera era capaz de caminar conmigo por la calle. pero no necesariamente juntos “Debí adivinar que nunca llegaría a caminar conmigo por el pasillo central de la iglesia.” Una asombrosa cantidad de mujeres con quienes hablé .120 ¿Le cuesta dormir con usted? ¿Alguna vez la desplaza de la cama mientras duerme? ¿Se pasa toda la noche entre abrazándola y empujándola? ¿Se marcha en mitad de la noche? ¿Nunca la deja dormir en casa de él? ¿Casi nunca duerme en casa de usted? ¿Nunca tiene tiempo para desayunar? ¿La cama que usted tiene es el único sitio del mundo donde él no puede dormir? ¿La cama de él es demasiado pequeña para que puedan dormir dos personas cómodamente? De la mano.

de entrar en una habitación con usted. jugar al tenis. Sin embargo.121 expresó sentimientos similares. de estar de pie a su lado. Este hombre puede transmitir su necesidad de distancia de muchas maneras sencillas: por su forma de sentarse cerca de usted. se le nota. Plantéese estas preguntas: ¿Siempre camina demasiado rápido y usted no logra seguirle el paso? ¿Cambia de velocidad cada vez que usted cree haberse adaptado a su paso? ¿Camina en zigzag. por ejemplo. etcétera? En las fiestas. montar en bicicleta. pareciera que incluso algo tan simple como el hecho de recorrer una manzana resulta doloroso para el hombre que tiene fobia al compromiso cuando debe hacerlo con la mujer a quien no puede amar. ¿la abandona y va al otro extremo de la habitación? ¿Se siente cómodo al compartir con usted actividades deportivas como. esquiar? . Millones de personas lo hacen día a día. en el cine. Si se siente atrapado y desea escapar. Caminar es un acto sencillo. por ejemplo. alejándose de usted? ¿Parece incómodo cuando debe estar sentado cerca de usted. el teatro. bailar.

el objetivo es cerciorarse de que la mujer nunca pretenda llegar a un compromiso. Ese algo más es el compromiso. por mucho que la desee. Saben que una relación sexual con una mujer soltera en edad adecuada no puede prolongarse indefinidamente sin que llegue a esperarse algo más. para muchos hombres que padecen esta fobia. ¿pueden cocinar. Hay varias tácticas comunes que se utilizan para mantener una sensación de inseguridad y mantener a la mujer en desequilibrio. El hombre no quiere que ella espere nada más de lo que él es capaz de dar en ese momento. . Por extraño que parezca. Según la lógica distorsionada de estos hombres. las mujeres no toman el sexo tan a la ligera. aun en este mundo posterior a la Revolución Sexual.122 ¿Se siente cómodo al compartir con usted actividades de interior? Por ejemplo. muchas veces sólo intenta que ella no abrigue falsas esperanzas. una relación sexual prolongada. limpiar. lavar la ropa juntos? ¿Se siente cómodo si va a hacer las compras con usted? LA FOBIA AL COMPROMISO EN LO SEXUAL Los hombres saben que. Por lo tanto. puede ser causa de nerviosismo.

123 Esta noche eres completamente mía Uno de los juegos más irreflexivos de esta clase de hombres gira en torno a una noche perfecta de amor. ni siquiera tiene importancia que se haya completado o no el acto sexual. en ese momento. Esa noche. Ella me atraía mucho. la única noche de amor se produjo al cabo de varias semanas de galanteos en persona y por teléfono. con principios nobles y emociones sinceras. La mujer está realmente convencida de que estaba iniciando una verdadera relación. como podemos ver en el siguiente relato de un hombre. Si no. Estaba con una mujer. afectuoso. A propósito. se siente desmoralizada y deshumanizada. ¿por qué no las llama? En algunos casos. Fuimos a cenar y después la llevé a bailar. sensible. En este juego. con lo cual la mujer piensa Dios sabe qué! Cuando a una mujer le hacen eso. el hombre pasa la noche tratando de conquistar a la mujer. ¡Después nunca más la llama. La otra noche fue un buen ejemplo. Hay mujeres que se preguntan si él habrá tenido un accidente. se muestra abierto. Es probable que haga creer a la mujer que ésa es la primera de muchas noches. y muy romántico. acababa de conocerla. tierno. y a veces lo hago. era muy bonita y dulce como la miel. Ella no quería . Fue espectacular. Volvimos a su casa y estuvimos besándonos en el suelo de la sala durante horas. Y él también lo cree. “Yo podría enamorarme al menos una vez al mes. Tal vez se pregunte si ella hizo algo o hubo algo en ella que produjo esa repentina indiferencia. Fue muy romántico.

vuelvo a llamarlas. pero después estoy con otra y le digo que es maravillosa. porque eso era lo que yo quería oír. siete noches distintas. captan el mensaje. Hay demasiados inconvenientes. pienso no sólo en las cosas que podrían llegar a disgustarme algún día.124 que me quedara a pasar la noche porque tiene una hijita. A veces pienso que nunca me casaré. y pensar que cada una es estupenda mientras estoy con ella. Pero debo confesar la verdad: yo podría estar con siete mujeres distintas. le pregunté su podía volver a llamarla. Encuentro demasiados defectos a todo el mundo. Les digo que estoy ocupado y tengo mucho que hacer… Varias semanas después. y dijo que no nos conocíamos tanto. de modo que le pagué la cena y cientos de copas. “Decidí no salir más con ella. y ella quiere casarse. aunque no salga con ellas. A la larga. se nota. No quiero casarme con ella. Siempre las llamo. que simplemente era demasiado exigente para elegir. y yo nunca sé lo que quiero. Lo dijo como si fuera una virtud. y me dijo que no lo creía. Al marcharme. Uno tiene que saber lo que quiere. sino también en lo que podría disgustar a mi familia y a mis amigos. Siempre hago lo mismo.” . Cada vez que miro a una mujer. Me respondió: „Será mejor que lo hagas‟. La semana pasada comenté esto con un amigo mío. y luego nunca vuelvo a salir con ellas porque empiezo a encontrarles defectos.

él quería ser su pareja. En este caso. Al principio. la lógica es muy similar a la de “Esta noche eres completamente mía”. con frecuencia el hombre tiene intenciones ocultas: otra mujer con quien tiene relaciones. Se ha producido un cambio que ella no entiende. Mientras tanto. En este caso. o bien lo hace rara vez y de modo mecánico. si su fobia es verdadera y la pareja llega a la etapa media de la relación. la mujer de quien quiere ser amigo no deja de preguntarse por qué él ya no desea acostarse con ella.125 Seamos amigos Esta es una variante de “Esta noche eres completamente mía”. sin embargo. Por lo general. pero termina por desarrollar una amistad con cierto trasfondo sexual… aunque él nunca retoma este aspecto. se empeña en no acostarse con ella. Pero además se siente confundida. puede registrarse un cambio en la . la llama al cabo de unos días o una semana y vuelve a invitarla a salir. Más miedo que satisfacción Recuerde que el hombre que tiene fobia al compromiso es sumamente ardiente al principio… y es probable que siga siéndolo. Cuando la ve. Pero. Cuando “Seamos amigos” se produce después de “Esta noche eres completamente mía”. esta mujer también se siente rechazada. A la larga. tiene algún pretexto perfectamente plausible para volver a casa temprano. el hombre pasa por la etapa tradicional de conquistar a la mujer. Después de la noche de amor. pero hay una diferencia importante.

ahora es un maestro en lo sexual. Este cambio puede ser muy sutil. Se produce un cambio definido y perceptible. usted haya pasado a ser la parte más agresiva de la pareja. Pero su actitud es diferente. pero sí dejé de pasar tanto tiempo como antes en la cama. Este cambio es tan asombroso que casi parece que se hiciera con espejos. un profesor de cuarenta años. Me resultaba más fácil justificar mis relaciones sexuales con Linda si era ella quien las iniciaba. pero me sentía culpable.126 conducta de él. Por ese sentimiento de culpa. en el fondo. ahora es clínico. Sabía que. no creía estar alentándola demasiado. habla del cambio sexual que se produjo en su relación de dos años con Linda: “Cuando supe. Estábamos en circunstancias increíblemente románticas y eso hacía que me apartara más aún porque me . De esa manera. Es probable. que por un cambio muy sutil en la actitud de él. una de las primeras áreas en las que debía apartarme era el sexo. Paul. me era imposible actuar de un modo tan libre como pocas semanas antes. y estaba dispuesto a saltear noches. todo cambió para mí en lo sexual. Al principio usted le abruma tanto que se siente inseguro en su presencia. y no se debe solamente a que las cosas se hayan aplacado. y puede llegar a comportarse como si usted le hubiera persuadido de iniciar todo aquello. Donde una vez fue como un escolar torpe y tímido. también. No era que ella ya no me resultara atractiva. Donde una vez fue romántico. y no necesariamente tiene que perder el interés en usted ni en el sexo. No dejé de acostarme con ella. A veces era muy extraño. que no iba a casarme con Linda. si quería abandonar esa relación sin lastimarla demasiado.

Efectivamente. Entonces volveríamos al comienzo y ella tendría motivos para pensar que nos casaríamos. eso sucede cuando él está relatando alguna parte “delicada” de su vida o revelando sus emociones respecto de alguna cuestión. .127 preocupaba la perspectiva de pasar una noche estupenda. No deseo ser cínico en esto. Y. parece ser que estos hombres tienden a llorar en las siguientes circunstancias: -En el comienzo. en la primera o segunda cita Una asombrosa cantidad de mujeres me han dicho que estos hombres tienden a derramar lágrimas a comienzos de la relación.” LAGRIMAS SIN SENTIDO No sé si los hombres que tienen fobia al compromiso lloran más que nadie. Por lo general. y quiero que confíes en mí. El mensaje que transmite a la mujer es el siguiente: Yo te confío mis sentimientos. a juzgar por las personas con quienes hablé. por lo general. ella lo hace. pero debo admitir que me resulta asombroso que estos hombres puedan abrirse tanto a un extraño. pero fueron tantas las mujeres que mencionaron episodios de llanto que empecé a interrogar a los hombres al respecto.

quizás él se ponga a sus pies y le prometa cambiar. Pero aun en ese momento que no sabía por qué. pero tampoco desea perder a la mujer. su interés por la mujer es genuino. yo estaba llorando. es probable que la angustia que le provoca el compromiso esté haciendo estragos a sus emociones y le vuelva hipersensible a todo. No olvidemos que. Era casi como si pensara que iban a golpearme en la cabeza y toda mi perspectiva cambiaría… como si fuera a despertar una . Hacía unos dos años que estábamos juntos y yo no daba más muestras de casarme con ella que el primer día. recuerda la ocasión en que lloró: “Linda estaba furiosa. si este hombre ha podido llegar a la etapa media de la relación. es probable que trate de poner fin a la relación. Fui a su casa y le rogué que me abriera la puerta. En ese caso. Dado que su conflicto también lo es. Paul. Cuando al fin lo hizo. A menudo es entonces cuando llora. Si la mujer llega a hartarse de los altibajos del hombre que tiene fobia al compromiso.128 -En la etapa media. Ni siquiera quería hablar conmigo. Incluso se negaba a atenderme por teléfono. Además. Esto no resulta tan difícil de entender. El pánico que experimenta le hace perder el control de sus emociones. aunque sea ella quien exacerba su malestar. cuando él promete cambiar y no lo hace La segunda ocasión en la que estos hombres lloran es la etapa de la mitad. el que describió cómo se apartó sexualmente de Linda. había tratado de seducir a una amiga suya y Linda estaba muy molesta por eso.

Tal como indica la frase.para mantener la distancia. no se puede negar que esas mismas cualidades han tenido que ver con algunos de los problemas que tuviera con . La historia de Teri Teri es una rubia atlética y enérgica que tiene una personalidad magnífica y mucho encanto. Quería saber que ella estaba allí… por si acaso. esas intenciones están realmente ocultas. Por lo tanto. y todas mis necesidades y actitudes fueran a ser distintas.” EL HOMBRE QUE TIENE INTENCIONES OCULTAS: UNA VENTAJA INJUSTA Hay hombres que utilizan planes ocultos –los cuales casi siempre tiene que ver con otra mujer. Sin embargo. era imposible que siguiera más tiempo con ella. Creo que el siguiente es un buen ejemplo de una relación en la cual había intenciones ocultas. pero. Era puro egoísmo. sabía que si no se producía ese cambio importante.129 mañana y de pronto tuviera muchos años más. No quería arriesgarme a perderla si eso ocurriera. al mismo tiempo. Todos sus amigos la quieren por su carácter apacible y su buen humor. y espero que las mujeres aprendan de él. hay que poner mucha atención para descubrirlas. Siempre son complicadas y jamás son justas.

su madre enseñaba francés. Teri tuvo una relación que estaba destinada al fracaso. no lo sabía. había tenido la amabilidad de prepararme el almuerzo: ésa es la clase de mujer que es. Entrevisté a Teri en la sala de la enorme casa victoriana que comparte con una compañera.130 los hombres. Jack es un hombre que tiene fobia al compromiso y que siempre tiene intenciones ocultas. Teri no vio motivos para dudar de lo que él decía y le creyó. eso parecía. al menos. Esto significa que siempre está ocurriendo alguna otra cosa que le impide establecer un vínculo sólido y honesto. Le ensañaron a decir la verdad y a esperarla de los demás. traten de pensar qué habría podido hacer ella para averiguar la verdad desde el comienzo. jamás le daba toda la información que ella necesitaba para protegerse. Ahora lo sabe porque. en un suburbio de Boston. Su familia vive en Ohio. después del fin de esa relación. donde su padre era muy respetado en su puesto de juez. que tiene treinta y tres años y enseña enfermería. . pudo atar cabos y averiguar lo que en verdad ocurría. Sólo Jack conoce toda la verdad en un momento dado y. francamente. el hombre con quien había formado pareja. ¿Cómo podía saberlo? Jack. no tiene intenciones de engañar a nadie. Teri. ¿Por qué habría de pensar otra cosa? Si esto sirve de consuelo para Teri. quiero explicar que Jack no era más franco consigo mismo de lo que era con ella. un psicólogo clínico de cuarenta y cinco años. Supuso que todo lo que Jack decía era absolutamente sincero. Hace poco tiempo. Mientras lean su relato. Cuando unos amigos le presentaron a Jack. Teri procede de la típica clase media norteamericana. Pero. por entonces.

y le pregunté cómo había demostrado él su interés.” Teri rió al decir esto. Aunque no hablaba mucho. una se entusiasma más. Empezó a llamarme casi todos los días. En nuestra segunda cita fuimos a bailar. Tengo que admitirlo: el hecho de que se mostrara tan atraído me hizo respetar su juicio. “Tardamos un poco en llegar al sexo porque yo no quería apresurarme. Fue una reunión muy amena y. y siempre me decía lo que iba a hacer y cuándo iba a ver a sus hijos. al principio yo no estaba tan interesada. pero él planeaba salidas que eran una especie de secuencia lógica hacia el sexo. Dijo que tenía problemas con su ex esposa. era extremadamente cariñoso. demostraba con sus actos que deseaba algo más que una relación intrascendente. “Me engañó por completo. me tomaba de la mano y a medida que avanzaba la noche. y yo sabía dónde estaba él todas las noches. Cada vez que caminábamos juntos. Cuando una conoce a un hombre y él parece sentirse tan atraído. aunque nos llevábamos bien. Tenía muchos problemas con sus hijos y me contaba toda clase de detalles íntimos de su vida. A pesar de que no me decía: „Te quiero. Veía a sus hijos al menos tres noches por semana.131 “Conocí a Jack por medio de un amigo que nos invitó a ambos a cenar. quería verme siempre que estuviera libre. te necesito‟. me rodeaba con el brazo. empezamos a bailar más . pero él demostraba tanto interés en mí que me halagó. aparentemente. que era muy celosa y seguía vigilándole.

Me incomodaba mucho y traté de hablar con él. más agradable. Era obvio que ya no quería acostarse conmigo. Jack estaba más afectuoso que de costumbre y no quería que me fuera. Esas noches no tenía que estar con sus hijos. él ya no era el mismo. sin duda. Dado que yo no quería ser otro problema para él. Pensé en lo que yo hacía. nos veíamos tres o cuatro veces por semana. no conoce tan bien al otro. El no había dicho que quería algo duradero. pero él no le dio importancia. Siempre me decía dónde iba a estar. una vez que nos acostamos. antes había sido muy cariñoso. que por eso se sentía tan incómodo con respecto al sexo. Pero yo no estaba muy segura de lo que esperaba de aquella relación. Seguíamos viéndonos con la misma frecuencia. Lo percibí de inmediato. Me dijo que era por su ex esposa. muy tierno. El era tan cariñoso que el sexo fue una progresión lenta y fácil. Me invitaba a salir los martes. Creo que dos citas después nos acostamos por primera vez. jueves y sábados. “Recuerdo un sábado por la tarde en que yo tenía que marcharme temprano. muy cómoda. “El caso es que. cuando uno está en una relación que todavía es relativamente nueva. “Para entonces. me limité a tratar de apoyarle y comprenderle. diciendo que tenía que ver a sus hijos por la mañana. “Pero él empezó a sentirse incómodo con nuestras relaciones sexuales. pero. él tenía problemas.132 juntos y de un modo más sensual. y fue muy agradable. de alguna manera. Sabe. lo había insinuado. . No quería que yo durmiera en su casa y empezó a despedirse en la puerta de la mía. y de pronto se cerró. Podía tratarse de cualquier cosa. pero. y él me llamaba casi a diario. las cosas cambiaron.

desde entonces. era un gran problema para él. no comprendí hasta qué punto él seguía involucrado con su ex esposa. siempre lo hacía en pasado. habríamos podido ser amigos… ¿Por qué empezaste. especialmente por la primera. pero él se enfadó mucho. de modo que no discutí con él ni traté de prolongarlo. ya no me sentí cómoda al llamarle. “Cuando hablaba de alguna de sus ex esposas. Creo que era encantador. creo que querría decirle: „¿Por qué empezaste conmigo? No era necesario que nos acostáramos. tampoco quería quedarse en el mío. Sentí pena por él. la relación no estaba resultando como yo esperaba. y todavía tengo buenos sentimientos hacia él. Yo no soy agresiva. Dijo que su hijo menor había dicho a su esposa que „hay una mujer que se llama Teri y siempre llama a papá‟. “Sea cual fuere el motivo. recuerdo que una vez le llamé sólo para saludarlo. y me di cuenta de que eso le puso incómodo. No quería que yo me quedara en su apartamento. “Pero él era una persona muy cálida. Creo que el segundo matrimonio fue muy breve. No me resultaba claro en absoluto. Si le expresara mi disgusto. Se sentía muy culpable por ellas. Yo no le presté mucha atención. Yo empezaba a quererlo mucho. Obviamente. Simplemente dije: „Olvidémoslo‟. Sabía que tenía una buena relación con los niños. y parecía muy sensible. después te cerraste y dijiste adiós?‟ Pero es difícil enfadarse mucho con él porque creo . “Al principio.133 Dijo que todavía se sentía casado. Insinuó que le había ocasionado una crisis con sus hijos y. pero nunca hablaba de su esposa. y después tuvo muchos problemas con su tercera esposa.

es doloroso que un hombre inicie una relación física y luego se eche atrás. y ellos. Le llamé y me llevó a cenar. Le dije que me entristecía mucho que no pudiéramos tener una relación. Puede preocuparse por el ego de él y por la posibilidad de no estar demostrando su deseo con suficiente claridad. quien aceptó darme su punto . Me dio mucha pena porque no creo que quisiera lastimarme. por “entera” que esté una mujer. No tienen una familia que las quiere y las apoya ni un enorme círculo de amistades. y lloré. Muchas mujeres no tienen tanta suerte como Teri. No creo que quisiera que las cosas terminaran así. Ella puede preguntarse si el hombre tendrá algún problema sexual. No creo que salga con muchas mujeres. igual que su televisor y su coche. “Me escribió una carta en la que decía que yo merecía más y una relación mejor de la que él podía ofrecerme. Me contó que su apartamento era alquilado. pero me di cuenta de que estaba dolorida por el rechazo de Jack. Jack constituye un buen ejemplo de un hombre que fue sumamente seductor y sexual en el comienzo y luego se echó atrás. ¿Qué fue lo que salió mal? En el caso de Jack y Teri. que todo en su vida era muy temporal: ni siquiera podía asumir el compromiso de una compra. es probable que tengan graves problemas con su ego. se pusieron en contacto con Jack. da la casualidad de que yo conocía a la pareja que los presentó. La hace sentir insegura y poco deseable.” Teri no lo admitió delante de mí. Creo que se asustó. a su vez.134 que no tuvo la culpa. Parece sentirse solo. y no le gustaba estar solo. Pero. En primer lugar. Puede poner en duda su propia capacidad de seducción.

La invité a salir a la noche siguiente. cuatro o cinco noches seguidas. esta relación estaba destinada al fracaso porque Jack tenía intenciones ocultas pero muy claras. la llamé y le pregunté si quería ir al cine conmigo esa noche. Como verán. una vez más. ¿Cómo podía decirle eso a Teri? . con quien no se casó. porque mis tratos con ellos a menudo incluyen a su madre. Fuimos a cenar. Al principio. Nos divertimos mucho en nuestra primera cita. ella me atraía mucho. Siempre fue infiel a su primera esposa y la abandonó por otra mujer. Su segundo matrimonio fue breve y. Tuvimos muchas citas. La llevé a su casa y recuerdo que. ella se quedó en mi apartamento. Me cuesta mucho tener tratos con una mujer estando mis hijos cerca. A la larga. Dijo: „Fantástico‟. A veces era porque mis hijos iban a llamarme o porque sucedía algo. Jack dejó a su esposa por otra mujer. Ahora nos vemos a menudo y dormimos juntos quizás una vez cada diez días. “La primera vez que dormimos juntos. pensaba que ella querría algo más. Cuando vivíamos juntos. “Mi ex esposa y yo tenemos una relación un tanto peculiar… algunos no la entenderían… Todavía dormimos juntos. de las que Teri no sabía nada. Después de eso. A veces me sentía presionado. creo que no quería estar con ella. a ella nunca le interesaba el sexo. Así es mejor. era un viernes.135 de vista sobre lo ocurrido. se casó con ésta porque estaba embarazada. Cabe mencionar que Jack tiene muchos antecedentes de problemas relacionados con el compromiso. al día siguiente. He aquí la versión de Jack de lo que ocurrió con Teri: “Me agradaba Teri.

“El caso es que. podríamos haber sido amigos. Presentía que yo no lo haría. Nunca dije a mi esposa que salía con otras mujeres. por si llamaban mis hijos o mi esposa. Nunca me quedaba a dormir en su casa porque me preocupaba la posibilidad de que mi esposa llamara y no me encontrara en casa en mitad de la noche.136 “Cuando Teri pasaba la noche en mi apartamento. si se hubiera enterado. Lo que solía hacer era decir a Teri que los niños vendrían a casa. con Teri. así que. empecé a estar cada vez menos disponible. Es una persona encantadora y yo no quería hacerle daño. Si no lo hubiera hecho. su compañera no estaba y era obvio que esperaba que me quedara a dormir. Ella observó que mis hijos venían cada vez más temprano. “Sospecho que la razón principal por la que nuestra relación fracasó fue lo que ocurría con mi esposa. cosa que hace a veces. si hubiera conocido a Teri en otro . le habría dado un ataque de celos. pero ya no quería tenerme como amigo. Ella recibió la carta y sugirió que fuéramos a cenar para hablar al respecto. porque dijo: „No vas a quedarte. De no haber sido por eso. estoy muy disgustada… tú no tienes la culpa. ella quería una relación permanente. ¿por qué no te vas ahora?‟ “Así lo hice y. pero estoy furiosa. tal como yo pensaba. y ella dijo: „Estoy furiosa. Una noche. yo quería que se fuera a más tardar a las ocho. me invitó a cenar a su casa. Dijo que ya tenía suficientes amigos e insinuó que. “Fuimos a cenar y ella me dijo que no debería haberme acostado con ella. Le dije que ella merecía más de lo que yo le daba. cuando llegué a casa. le escribí una larga carta. ¿verdad?‟ Le respondí que no.

era muy femenina. Era demasiado posesiva. tal vez le habría dicho algo al respecto. Eso es lo que siempre me dicen las mujeres: siempre me dicen que desearían haberme conocido en otra ocasión. y si yo hubiese visto motivos para intentar mejorar la relación. Cuando abandoné a mi primera esposa. a menudo es como si tuviera dos mujeres y ninguna de las dos me satisface del todo.137 momento. Ahora. “Pero había otro problema con Teri. si yo hubiera conocido a Teri en un vacío. No tanto al principio. las cosas podrían haber sido diferentes. ella también lo hacía… No podía ir a ninguna parte sin que ella me siguiera. pero no tenía sentido decirle algo que la habría puesto muy mal. algo que me molestaba mucho. cuando yo estuviera más disponible emocionalmente. pero nunca fue realmente mi tipo. lo hice por otra mujer. Era algo omnipresente. y yo salgo con otras mujeres. con la tercera. en realidad. Prefiero las mujeres de cabello oscuro. Era demasiado cariñosa… me tocaba todo el tiempo. pero sí al final. Creo que les gustaría analizarme.” . Sin embargo. Ella me atraía mucho al principio. pero nunca salgo con nadie el tiempo suficiente para que lleguen a hacerlo. y lo mismo pasó con la segunda. no estamos juntos pero lo estamos. me doy cuenta de que. “Otra razón por la que las cosas no salieron bien con Teri es que. De no haber sido por mi esposa. Si yo cambiaba de asiento. “En mi vida emocional. podría resultarme muy atractiva. no me gustan las rubias. si no fuera por mi esposa.

Por eso. aceptan lo que les dicen y no investigan. dominante o. sin duda. Aunque. es necesario que preste atención y asuma la responsabilidad de averiguar lo que realmente sucede. Dijo a Teri que su ex esposa aún le celaba. Veamos los mensajes de Jack a Teri: 1. porque. 2. directamente entrometidas. Sin embargo. el hecho de que expresara un sentimiento de culpa al menos por uno de ellos debería haber sugerido a Teri que quizás él tenía razones para sentirse culpable. A la mayoría de las mujeres les preocupa la posibilidad de parecer agresiva. en cierto modo. Los antecedentes de Jack indican claramente que tiene el hábito de oponer a las mujeres. se trata de sus vida y sus emociones. por lo general deja entrever cosas. una contra otra. en el caso de Jack. y usted debe protegerse. siempre es fácil decir que uno debería haber reparado en ciertas cosas o que no debería haber tolerado otras.138 LO QUE TERI DEBERIA HABER NOTADO En retrospectiva. En lugar de suponer que Jack era quien sufría esos celos. Teri debería haber tenido en cuenta la posibilidad de que. pero cuando un hombre tiene intenciones ocultas. Usted es su máxima prioridad. esto puede tener motivos válidos. si la ex esposa . cuando un hombre tiene intenciones ocultas. Teri debió haber reparado en eso. Si usted desea protegerse en sus relaciones. Le habló de tres matrimonios. no siempre resulta tan fácil como parece. quiere que ella sepa que hay otras cosas en su vida. insistente. No se preocupe por parecer entrometida.

4. 3. tal vez aún tuviera. en hombres supuestamente solteros y disponibles. Es de esperar que un recién separado se preocupe por cómo ven sus hijos su vida social. en cierto modo. Esta clase de restricciones rígidas de tiempo suelen indicar a un hombre que tiene una “doble vida” y no quiere que nadie tenga acceso a ambas. a ella la veía los otros días. Pero. al cabo de tres años. Jack tenía límites de tiempo que existieron desde el principio. algún derecho justificable sobre Jack. estos límites suelen indicar que hay otra mujer que le exige tiempo. Hacía tres años que Jack se había separado de su esposa. la actitud de Jack indica que no era totalmente honesto con respecto a la razón por la que sus hijos eran tan “extraños” en cuanto a Teri y su llamada telefónica. El hecho de que Jack no quisiera que los niños supieran de su existencia señala un problema que no es enteramente psicológico. Por otra parte. Demostró claramente a Teri que algunos días pertenecían a sus hijos. .139 tenía celos.

He aquí algunas preguntas que usted debe plantearse antes de relacionarse con un hombre así: ¿Cómo terminaron las relaciones pasadas de él? ¿Tiene antecedentes de haber creado una oposición entre mujeres? ¿Admite haber sido deshonesto con otra mujer? También es posible obtener indicios por su manera de organizar su tiempo. Cuando un hombre necesita límites de tiempo peculiares. Si un hombre tiende a mantener la ventaja injusta que le proporciona aquello que oculta. porque ella era “diferente”. de los problemas que había tenido con ellas y con sus hijos. Cuando Teri conoció a Jack. y Teri aceptó su explicación. oía lo que deseaba oír y dio por sentado que con ella las cosas serían diferentes. Teri no le escuchó de verdad. Jack le insinuó que a su ex esposa le costaba amarle. a menudo se debe a que otra mujer le exige tiempo. Jack alentó esa creencia. Sentía pena por Jack por haber estado casado con una mujer tan imposible que se aprovechaba del buen carácter de él. Se apresuró a creer que ella. él habló abiertamente de sus ex esposas. Teri. Y algo más que toda mujer debe entender: Si . a menudo se le puede detectar en las cosas que revela sobre sus relaciones anteriores.140 DE QUE MANERA TERI FUE RESPONSABLE POR ACEPTAR LAS INTENCIONES OCULTAS DE JACK Teri hizo lo que las mujeres hacen con frecuencia: dio por sentado que la ex esposa de Jack era una mujer difícil. Prestaba atención al propósito de Jack de conquistarla. era más sensata o más apropiada que la ex esposa.

141 hay otra mujer que le exige tiempo. es porque el hombre. de alguna manera. . lo ha consentido e incluso alentado.

estos hombres siguen iniciando relaciones.142 5 Muy cerca del amor: cuando él está demasiado implicado. y ésa es la única condición de la vida que no pueden enfrentar. y lo sabe La base de la fobia al compromiso es evitar el “juntos y de la mano”. No obstante. Para el hombre normal. una relación con un miembro del sexo opuesto puede ser una experiencia . primero es necesario pensar qué significa una relación permanente. ¿Por qué? Porque. Incluso se casan. Entonces. una estructura así implica la expectativa de permanencia. ¿qué sucede cuando el hombre que teme el compromiso se encuentra en una relación estructurada? Para poder entender sus reacciones. para estos hombres.

MANTENER LA DISTANCIA: EL OBJETIVO PRIMORDIAL Seguramente usted reconocerá este argumento: El no descansó hasta conquistarla. usted está tan comprometida con él emocionalmente que es casi como si fuera su esposa. para el fóbico más recalcitrante. cualquier estructura. provoca angustia e incomodidad. Tal vez vivan juntos. expectativas y (otra vez esa palabra) compromisos. se desencadenan todas sus reacciones fóbicas de lucha o huida. sin ninguna razón lógica. tal vez estén casados o. . Cuando uno de estos hombres comienza a percibir su relación de pareja como una estructura restrictiva. Ahora sabe que puede contar con usted todo el tiempo. por flexible que sea. simplemente. toda relación tiene una estructura. De pronto.143 cómoda y profundamente gratificante. responsabilidades. Pero una relación prolongada implica también ciertas obligaciones. Por definición. lo que antes era un refugio cálido y afectuoso ahora se considera una prisión. le preocupa quedar atrapado allí para siempre. No olvidemos que. Y.

negarse a ser fiables o a que la mujer pueda contar con ellos. EL OBJETIVO DE EL: encontrar espacio o distancia dentro de la relación. cultivar pasatiempos que. Un hombre que padece un grado más severo de fobia al compromiso intentará distanciarse más aún y puede hacer lo siguiente: quedarse en el trabajo hasta muy tarde o especializarse en un deporte o pasatiempo que le permita ausentarse varios días. Un hombre que reacciona con una leve angustia podría estar satisfecho haciendo una de las siguientes cosas: volver tarde a casa algunas noches por semana. excluyen a la mujer. Estos hombres elegirán métodos más extremos y drásticos para interponer distancia. utilizar a otras mujeres como medio para crear y mantener la distancia. El empeño y el alcance de esa búsqueda de espacio dependen del grado de fobia al compromiso que tenga él. etcétera. “encerrarse” en otra habitación para lograr más espacio individual.144 EL OBJETIVO DE USTED: mejorar la relación. . por definición. Estos pueden ser: discutir mucho o insultar. En los casos más extremos de fobia al compromiso hay una intensa sensación de estar atrapado. hacerla más sólida y promover su crecimiento.

el compromiso y. Del mismo modo en que un claustrofóbico se resiste a entrar en una habitación a menos que sepa que en ella hay ventanas y puertas de fácil acceso. en especial. . constituye la trampa suprema. Si usted desea saber hasta qué punto este tema afecta a muchos de ellos. Si se tiene en mente la imagen del muro de ladrillos. un hombre que tiene fobia al compromiso se resiste a iniciar una relación a menos que sepa que podrá encontrar una salida. el matrimonio. COMO UN HOMBRE QUE TIENE FOBIA AL COMPROMISO MANTIENE INTACTA LA RELACION… SIN PERDER LA DISTANCIA Algunos hombres que temen al compromiso logran manejar su problema de un modo constructivo. será más fácil entender hasta qué punto estos hombres no desean sentirse atrapados para siempre en ningún lugar. imagine cómo sería encontrarse atrapada detrás de un muro de ladrillos… para siempre.145 LA RELACION COMPROMETIDA: UN AMBIENTE CLAUSTROFOBICO Recuerde que. para estos hombres.

Don tiene más tiempo libre y horarios menos restringidos que de soltero. viaja mucho para dar conferencias y clases. Además. incluso muchas noches duerme en el laboratorio. A veces se queja jocosamente del trabajo de Joan pero. nunca había salido con nadie durante más de seis meses. parece adecuarse a sus necesidades. En su vida de casado. . Otra clase de relación en la que un hombre así puede sentirse cómodo se observa en el matrimonio en el que el hombre tiene horarios de trabajo fuera de lo común y rara vez va a su casa. yo pensaba que jamás se casaría. ingeniero de treinta y ocho años. Hasta que conoció a Joan y se casó con ella. las cosas fueron diferentes desde el principio. Su ocupación –trabajaba en investigación de la terapia de sueño.la obligaba a ausentarse muchas noches y la mayoría de los fines de semana.146 Esto es muy común en los matrimonios en los cuales la distancia y el espacio individual constituyen una parte aceptada del acuerdo implícito o explícito de la pareja. o bien se enfrasca en sus pasatiempos o intereses externos a la pareja. Hace mucho tiempo que conozco a Don. e hizo infelices a muchas mujeres al comportarse de un modo típicamente fóbico ante el compromiso. Con Joan. básicamente. Un buen ejemplo de esta clase de matrimonio es el que tienen mis amigos Don y Joan. De hecho.

En primavera y verano. Si uno pasa una velada con Bob y su esposa. juega squash y ve partidos de fútbol. que tiene sus propios intereses. es un asiduo deportista. en cuanto su hijo tuvo edad suficiente. Más tarde. En invierno. CUANDO UN HOMBRE SE SIENTE ATRAPADO PARA SIEMPRE Por último. Además. Todos los fines de semana del año. Si bien ambos aseguran que tienen un matrimonio muy satisfactorio y pleno. no desea acompañarle.147 Un ejemplo típico de este caso es Bob. están los casos más extremos de fobia al compromiso: hombres que entablan una relación comprometida. Bob empezó a llevarle consigo a todas partes. Su esposa. pero. empezó a trabajar como entrenador de un equipo de las ligas menores. participa en una u otra actividad deportiva. Este . juega al tenis y asiste a los partidos de béisbol. y un buen día despiertan sintiéndose totalmente atrapados. rara vez se los ve al mismo tiempo en la misma habitación. resulta evidente que no acostumbran estar mucho tiempo juntos. o un matrimonio. no ve ninguna salida posible para ese dilema sin destruir la relación. Cuando el pánico invade a un hombre así. que admite tanto su claustrofobia como su fobia al compromiso.

y eso le produce tanto pánico que es incapaz de encontrar una solución razonable para su situación. en ese caso.148 hombre es incapaz de tomar la decisión de abandonar una relación y de hacerlo de una manera razonable. no siempre está seguro de que desee marcharse. porque. en verdad se siente atrapado para siempre detrás de un muro de ladrillos. Está convencido de que puede quedar atrapado para siempre. Para complicar las cosas más aún. Soy consciente de que a casi todos nos han dicho que toda historia tiene dos caras. sin dar muchas explicaciones. este . Sólo quiere saber que la relación es lo bastante desgraciada como para que pueda marcharse en cualquier momento en que lo desee. Este hombre es tan perverso que lo que más le hace feliz es saber que la relación se ha convertido en un caos. Igual que el claustrofóbico que queda encerrado en un ascensor. tiene que asumir la mayor parte de la responsabilidad por sabotear y destruir la posibilidad de amar. sino que además puede culpar a la mujer. cuando un hombre que padece un caso extremo de fobia al compromiso trata de cerciorarse de que no está atrapado. Este hombre no desea en absoluto que la relación funcione bien. Sin embargo. Dado que está demasiado descontrolado para poder hallar una puerta en el muro o incluso para abrirla aunque la vea. no sólo tiene motivos para marcharse.

empieza a arañar el muro. y cualquier mujer que se relacione con ellos está destinada a sufrir inmensamente. y al hacerlo destruye también la verdadera relación. la cual quizá no logre entender ni explicar. el sexo. Estos hombres llevan a cabo un juego constante de gato y ratón. Lo único que sabe es que siente una intensa incomodidad. El modo en que la relación progresa o se disuelve. Una mujer que ha formado pareja con un hombre así debe aprender a agacharse pues. dado que este hombre necesita también la seguridad que le brinda el amor de una mujer. Cuando la mujer se harta y se aleja. todo lo que sucede con la otra persona gira en torno a sus sentimientos de encierro y a lo que él hace al respecto. las peleas. el conflicto que experimenta es enorme. uno a uno. a demolerlo. el hombre comienza a arrojar esos ladrillos simbólicos. y todo el proceso vuelve a iniciarse. Cuando este hombre está en pareja. un hombre así puede empezar a subestimar y maltratar emocionalmente a la figura de la esposa. Sin embargo. los hijos. a menudo él vuelve a sus tácticas de persecución y pánico.149 hombre. Un hombre así rara vez es racional. figuradamente. con frecuencia. o bien puede tratar de escapar buscando . la construcción y la destrucción: todo gira en torno a su necesidad. Por lo común. a la mujer a quien ve como su captora.

es decir. Cuando esto sucede. no tiene ninguna posibilidad de salir ganando a menos que esté dispuesta a llevar la tolerancia hasta su último límite. Piénselo. Sea usted la esposa o la otra mujer. estos hombres comienzan a tomar conciencia de lo que ocurre uno o dos días antes de casarse. e incluso. y termina con un hombre que actúa como si la odiara. sin llegar a caer en el pánico. los motivos de la conducta del hombre son muy distintos. El hombre que tiene fobia al compromiso no odia a su esposa. Necesita saber que tiene una excusa ineludible para poner fin a la relación. o a menos que él cambie drásticamente. A mi juicio. Por lo general. en caso de que . si bien para la mujer la experiencia puede ser la misma. resulta muy doloroso para la mujer. hombres que odian a las mujeres. la ceremonia de la boda. Estos hombres son los que normalmente se toman por misóginos. EL MARIDO QUE CRITICA: CUANDO “SI” SIGNIFICA “NO” Hay hombres que pueden recorrer todas las etapas hasta. odia la trampa del matrimonio. Se casa con un hombre que la ama.150 aventuras con otras mujeres. pero el pánico total los invade sólo después del hecho.

Varios dijeron también que. Por eso. cuando las cosas iban bien entre nosotros. recuerda con claridad que. sentían. siempre estaba preparando el terreno para marcharse. durante todo el tiempo que pasaban formulando críticas. en lugar de alegrarme. ellos consideraban que trataba de manipularlos y de encerrarlos más aún. empezaba a preocuparme porque no podría escapar… Me ponía furioso con ella y la culpaba por haberme obligado a . por lo general desde el primer día. Quería saber que siempre tenía a mano los argumentos y los motivos para alejarse: “A las pocas semanas de casarme. casado y divorciado dos veces. principalmente. empieza a buscar razones por las que su esposa no es adecuada para él y por las que el matrimonio va camino al fracaso. Vince. supe que quería marcharme. pero en su mayoría dijeron que. Por eso. no podía irme así como así si el matrimonio iba bien. con su primera esposa. Obviamente. Todos los hombres con quienes hablé de esto admitieron cierto sentimiento de culpa después del hecho. cuando la mujer se esforzaba por actuar de un modo agradable o por suavizar las críticas.151 algún día despierte y ya no pueda soportarlo. Sabotea la relación. ira y resentimiento por hallarse atrapados con aquella mujer. pero no sabía cómo hacerlo.

En cuanto empiezo a considerar la posibilidad de tener que estar con una mujer en particular para siempre. enseguida me doy cuenta de que esa mujer no es perfecta.” A menudo. Sé que una relación tiene que crecer.” . pero mientras lo hacía no tenía idea del daño que le ocasionaba a su ego. menos que nadie. las mujeres preguntan si un hombre se siente culpable cuando se comporta de un modo tan destructivo con su pareja. Mis reacciones eran casi instintivas. ella habría podido casarse con otro y tener los hijos que deseaba. pero yo no quería que mi relación con ella creciera. se sentía culpable por haber hecho perder tiempo a su esposa. Sólo quería estar seguro de tener los motivos que necesitaba para abandonarla. y ese comportamiento mío era tan necesario para mi supervivencia que ni siquiera pensaba en lo que le hacía a ella. Iniciaba discusiones. Vince dice que. Sentía que aquel matrimonio me sofocaba. Empecé a pensar que debía de haber otra mujer que fuera mejor para mí. yo… pero es lo que siento. Pero no sentía culpa alguna por lastimar su ego o destruir su autoimagen: “A mi primera esposa le dije cosas horribles. mientras lo hacía. en caso de que así lo deseara. Sé que es ridículo.152 casarme. Sé que nadie es perfecto y. Ahora me siento culpable por eso.

153 Varios hombres me han contado también que sus críticas constantes se debían. Finalmente ella me abandonó. ellos no tendrían que ser totalmente responsables por la separación. persigue a una . ¿qué mejor manera de hacerlo que iniciar una aventura. el hombre que teme al compromiso se comporta con esas „otras mujeres‟ exactamente del mismo modo que con su esposa… a la larga. En general. además. De ese modo. Vince concuerda con este punto de vista: “No cabe duda de que. o una serie de aventuras? Por lo común. a que pensaban que quizá la mujer se sentiría tan desgraciada que podría tomar la iniciativa y poner fin a la relación. en parte. ¿por qué sigues conmigo?‟ Y yo no tuve el coraje de decirle que una parte importante de mí no quería quedarse. Recuerdo que mi esposa me dijo: „Si te disgustan todas esas cosas de mí.” CUANDO SE UTILIZA A OTRA MUJER PARA INTERPONER DISTANCIA Si usted es un hombre que quiere destruir un matrimonio. y a otra parte la aterraba esa posibilidad. estaba poniéndola a prueba. Una parte de mí tenía la esperanza de que se hartara y me echara de casa.

Si usted empieza a enamorarse. y se echa atrás. ese mismo hombre huirá despavorido y usted ya no formará parte de su vida. desea un compromiso. usted representa la ventana abierta y el modo de lograr espacio. En cambio. CUANDO “LA OTRA” LE HACE SENTIRSE ATRAPADO Aunque un hombre esté casado. pasará a formar parte de su historia. y él acabará por contar a una tercera mujer. o incluso a su esposa.154 hasta que ella le acepta. y entonces se siente tan atrapado con ella como con su esposa. cuánto se equivocó al cometer esa tontería. a tener expectativas. a la larga. Esto se ve claramente ilustrado en el siguiente relato de una relación entre un hombre casado y una mujer soltera. aun así puede tratar de conquistar a una mujer y pasar por todas las etapas del síndrome de persecución y pánico. . si. Son muchas las mujeres que entablan relaciones con hombres que dicen amarlas y que afirman que piensan abandonar a sus esposas. para el fóbico descontrolado. Si usted es una de esas mujeres. es importante que reconozca que. pero sólo por un tiempo.

tuvo el comienzo.” Karen se acercó a saludarle y resultó ser que se habían conocido antes. en la . David. pero no es alguien a quien un hombre casado elegiría para echar una cana al aire. Todas las mañanas. aunque no muy bien. Le vi solo durante varios meses. considerada y bonita que trata de lograr discernimiento y comprensión. como podrán ver. Esta relación. “Al principio. Es una mujer muy coherente. No obstante. Después le vi con un bebé. Siempre veía a ese hombre (David) y me resultaba conocido. Una mujer a quien muchos hombres han considerado atractiva. yo iba caminando a comprar el periódico. Pensé: „hombre casado con un bebé‟. un hombre casado y con tres hijos pequeños. hizo hasta lo imposible por involucrarla en su vida. no había peligro en entablar conversación con él. la mitad y el fin claramente definidos que son de esperar cuando el hombre es incapaz de comprometerse con ninguna mujer. divorciada hace diez Karen es productora de un pequeño teatro de Colorado.155 KAREN: Treinta y seis años. David y yo no éramos una pareja. es demasiado profunda y compleja.

entonces decía: „¿Estás sola?‟ Por eso. salvo que tenía un bebé. y entonces él me llamaba. empezó a llamarme los lunes. y yo le contestaba: „Estoy en la cama‟. nerviosa y asustada. y yo llegaba a gritar: „¡No!‟ No acostumbro responder mal a los hombres. que a ella le pareció ostentosa y un poco rara. y con cara de enfadado. cuando se despidieron.156 universidad. En mi día libre. Al cabo de . “Poco después. a veces. y yo había invertido tiempo y dinero para sacarlo adelante. me quedaba en la cama. David entregó a Karen una tarjeta suya. Ese primer día. los días que el teatro está cerrado. y entonces me sentía culpable. pero con David lo hacía. cosa que aún no había logrado. Después. escondida. tratando de mejorar mi ánimo. El me preguntaba: „¿Qué estás haciendo?‟. me invitaba a almorzar. El me hablaba. sólo que yo no podía verlo por teléfono. Solía llamarme varias veces al día. sino que además era grosero. Toda mi vida giraba en torno a mi trabajo. Yo tenía mucho trabajo por esos días. y yo pensaba: ´¿Por qué me llama este hombre?‟ No recordaba nada de él. no sólo me resultaba feo y presuntuoso. Era un teatro nuevo. No siempre ganaba lo suficiente para cubrir mis gastos y estaba deprimida. Había sido uno de los muchachos menos atractivos de la universidad y tenía una expresión de disgusto que desaparecía cuando hablaba. y yo no aceptaba.

Sin embargo. Karen dice que no sabía lo que David quería de ella. creía cualquier . consideré que sería bueno para mi salud mental si salía un poco. pero salió a almorzar con él. No me pareció que esas mujeres trataran de justificarse.‟ Me parecía brillante.157 varias semanas. David la alentaba a hablar de sí misma. además.” Tengo que hacer una pausa aquí para comentar que una cantidad asombrosa de mujeres que llegaron a formar pareja con hombres que tenían problemas con el compromiso se convencieron de aceptar la primera cita con la excusa de que necesitaban salir más. pienso que la historia de Karen señala una vez más cuántas mujeres. “Llegué a la conclusión de que David estaba aburrido porque no trabajaba. Decía cosas como: „Tendrían que pagarme muy bien para que trabajara. siguen creyendo que necesitan a un hombre para que las ayude a “salir”. cosa que ella hizo. Tenía un poco de dinero gracias a algunas propiedades que poseía en el este y que se habían revalorizado. El la escuchaba con atención. en nuestra sociedad. Daba la casualidad de que era dramaturgo y jamás le habían producido una obra. ya no me parecía horrible y. creo que se trata de una reacción honesta. Antes de conocer a David. como si en verdad le interesara.

A veces. Supuse que era su manera de entretenerse. allí había un hombre que había optado por no hacerlo. y que. a su esposa no le importaba lo que él hiciera. Karen tuvo la impresión. Jamás se me ocurrió que pudiera tener miedo de trabajar. y que había elegido su modo de vida. por lo que supuse que me encontraba frente a un hombre inteligente. como la tendrían muchas mujeres. aparentemente. ni que se sintiera inadecuado para hacerlo. inesperadamente.” Al cabo de aproximadamente un año de almorzar juntos. ni que tuviera problemas. simplemente había salido y los niños estaban con él. Además. A veces. David empezó a invitar a Karen a almorzar a su casa. de que David y su esposa nunca estaban en el mismo lugar a la vez. muy dueña de sí. con los niños. Ella no pudo sino reparar en que su esposa nunca estaba allí. trabajar y trabajar. David empezó a hablar de que nos masajeáremos mutuamente.158 cosa que me dijera un hombre. estaba en casa de su hermana. parecía una persona muy tranquila. ¡Qué grandioso! Mientras todos los demás no hacíamos otra cosa que trabajar. y fue . El me dijo que prefería no trabajar. con todos los poderes que tienen los hombres. Me dijo que tenía un matrimonio feliz y que de lo único que quería hablar era de mis problemas. “Un buen día.

“David jamás decía nada negativo sobre su esposa. a juzgar por lo que yo había . me dejara ver que yo le atraía. a poco de casarse. y él siempre le respondía: „Hago lo que puedo‟. Este me alentó abiertamente a que tuviera una aventura don David. Al fin y al cabo. en casa de él. Decía que ella se quejaba porque nunca le demostraba afecto y porque esperaba que siempre estuviera dispuesta a hacer el amor. cosa que ella no podía hacer. pero Karen empezó a interrogarle sobre su matrimonio. ¿No te parece sensato aceptar la hamburguesa hasta que consigas el filete?” Karen dice que la siguiente ocasión en que él habló de masajes. Le pregunté si la amaba. su esposa siempre le preguntaba lo mismo. por primera vez. sólo que ya no tenían relaciones sexuales. terminaron en la cama. pero supuse que sería por culpa de la esposa. y eso le pareció muy extraño. “Era evidente que David tenía problemas en su matrimonio. Me dijo: „Karen. pero tú soñabas con un buen filete. y me dijo que. A él no parecía importarle en absoluto.159 como si. Me sentí confundida y lo hablé con mi terapeuta. estás en medio del desierto y te mueres de hambre… Alguien viene y te ofrece una hamburguesa. Karen recuerda que pensó en que estaban en la cama de la esposa.

en realidad. él hizo lo que hacen muchos fóbicos: inició el juego de la polilla y la llama con su propia vida. Si no lo hacía. Karen sólo pensó que era muy ingenuo por parte de él y que habría sido una locura amenazar así su matrimonio o a su esposa. Karen misma dijo que no tenía planes a largo plazo en lo relativo a David. Si me llamaba. Por entonces. Si era como muchos hombres que comparten las características principales de la fobia al compromiso –y no han razones para sospechar que no lo era.160 visto. ella no le necesitaba. Le estaba muy agradecida y quería hacer lo mismo por él. Comenzó a flirtear con el desastre y la alentó a que le exigiera cosas y que le llamara a su casa. y en eso me habían ayudado mucho el apoyo y el aliento que él me había brindado. Al principio. el sexo no era tan grandioso porque él no me atraía tanto. De ninguna manera deseaba destruir su matrimonio. No estaba obsesionada por él y no le exigía nada. David fue entrando cada vez más en la vida de Karen. comprensivo y bueno.” Con el tiempo. Me sentía más optimista conmigo misma y con mi trabajo. bien también.el hecho de que Karen fuera una mujer independiente. Entonces. que tenía su trabajo y no deseaba destruir el matrimonio de él. . le daba la impresión de que. aquel hombre era absolutamente cariñoso. bien. pero aprendí a amar el hecho de que me amara.

en cambio. en toda mi vida. el segundo hombre que decía amarme. Había pasado sola la Nochevieja. „¿Cómo dices que me amas? Vives con tu esposa. Me dijo que me amaba. sí. y así lo hice. David me llamó para desearme feliz Año Nuevo. duermes con tu esposa. decía. „Pero yo te quiero‟. “Mientras ese hombre estaba en mi apartamento. teníamos una aventura anticuada que él deseaba más que yo. Pensaba que. Pero empecé a creerle cuando decía que yo le importaba mucho. Me sorprendió mucho… Yo no creía que David y yo estuviéramos enamorados. ¿por qué tanto alboroto? Yo sólo había tenido una cita. vino a mi oficina y tuvo un ataque de angustia bastante severo. Tuve que llevarle a sentarse en un sofá.. Sabía que yo no le amaba. pero él a mí. el día de Año Nuevo. “Dije a David que yo tendría que reconsiderar la relación. simplemente. Era ridículo. “Al día siguiente. Me sentía muy frustrada. . estaba intentado calmar a un hombre casado porque yo había tenido una cita. Karen conoció a otro hombre y salió con él. Nunca me había dado cuenta de que él me amaba. Era. y se puso muy mal cuando le dije que tenía una cita con otro hombre. “David estaba ahogándose y no podía respirar. Debía estar trabajando y.‟ Además.161 Aproximadamente a los nueve meses de haber iniciado las relaciones sexuales con David. detrás del teatro. „¿Qué quieres decir con eso?‟ le preguntaba yo.

” Karen y David fueron a California y recorrieron la costa.162 y parecía muy sincero. y no se oponía cuando David decía que detestaba la montaña. si eso lo preocupaba tanto. Todo cambió en el aeropuerto. Para mis adentros. si encontraba a alguien con quien quisiera salir. podía venir conmigo de vacaciones. Karen recuerda cómo. si él decía que yo era tan importante para él era cierto. camino a casa. llegamos a la conclusión de que no le echaría de menos. ayudó a David a elegir regalos para su esposa. a casa de sus padres. Recuerda que ella aún no pensaba en nada permanente. Comprenda que su esposa facilitaba mucho todo eso. Ella iba a las montañas todos los veranos. allí. Por entonces. pero que. Una vez más. Decidí que. Le dije que. Ahora entiendo que a él le habría disgustado cualquier lugar. alegremente. El temía que yo me acostara con otro hombre. Entonces le dije que no saldría con nadie más. David tuvo un ataque de angustia. Dado que su esposa no estaba acostumbrada a tenerle cerca en verano. “Comprendí que el extraño poder que tenía sobre él residía en el sexo. no se lo diría a David a menos que fuese inevitable.” Karen y David continuaron así hasta el verano. pensé que tomaría la situación según se presentara. pensé que ella era una tonta al no elegir para sus vacaciones un sitio que a David le gustara. y ella recuerda que la trataba con total adoración. Karen decidió tomarse vacaciones. y así lo hizo. . David le propuso matrimonio.

David cayó súbitamente en un estado de pánico y vino a verme en un mar de lágrimas.‟ „Soy tu amante‟. Aparentemente. siguió llorando y le habló de sus temores. y me parecía que teníamos un amor muy tierno. “Luego. podíamos resolver nuestras pequeñas diferencias hablando. Era tan diferente de su carácter habitual que ella pensó que se trataba de una aberración momentánea provocada por la tensión de abandonar a una mujer y casarse con otra. Le dije: „¿Qué? Acabas de huir para pasar dos semanas conmigo. le corregí. „¿No lo entiendes?‟ El no podía entender mis reacciones. gastaste conmigo el dinero que deberías haber gastado con tu esposa y tus hijos. ¿y ahora vienes a verme llorando porque crees que tu esposa te engaña? Ve a decírselo a tu terapeuta.‟ ¡Y viene a decirme eso!” Este era un aspecto de David que Karen nunca había visto. uno o dos días después de nuestro regreso. Nunca habíamos tenido problemas. El me miró y balbuceó: „Pero tú eres mi amiga. Pensaba que su esposa le engañaba y eso estaba destrozándole. pero le parecía demasiado extraño e incomprensible. en realidad. te amo demasiado para hacerte una cosa así. Siempre era cariñoso. porque yo no quiero escucharte. fue un mensaje y que ella debió haber reaccionado ante la verdad de lo que ocurría. Y lo hice. pero había empezado a tomar a David muy en serio.163 “Le dije que lo pensaría. Temo que me enfurecí. Ahora comprende que. Ya había estado casada antes y no quería tomar una decisión apresurada. Entonces volvió con su esposa. y ella le dijo: „David.‟ Estaba furiosa. nunca estaba de mal humor ni tenía reacciones caprichosas. .

164 Además. ahora quería casarse. En este caso. pero atribuí el dolor y la pérdida que sentí en ese momento a mi sentido hiper desarrollado del dramatismo. En cuanto lo dije. “Hubo un momento en el que pensé que la relación quizá no resultaría. y él me decía: „Tenemos tiempo. A veces yo le presionaba un poco. la exigencia tácita de Karen de que le dedicara más tiempo era. y que David dejara a su mujer. decidimos casarnos. Así era imposible trabajar. de común acuerdo. él seguía dándole otro mensaje: aún hablaba de matrimonio. presentí que David no iba a hacer las cosas que decía. Esa nueva . tenemos el resto de nuestra vida. en retrospectiva. comprenden que señalaron el principio del fin. Dejó de conformarse con ser la amante de David. Sabía intuitivamente que. le estaba exigiendo que pasara más tiempo conmigo por las noches. y marcó el comienzo de un cambio de actitud en ella. “Durante el otoño y el invierno. y decía que no sabía bien cuándo ni cómo hacerlo. David solía llamarme cinco o seis veces al día.‟ Supuse que reaccionaba así por sensibilidad y consideración a su esposa. de modo que no quería insistir demasiado. la primera que planteaba a David. y le respetaba por eso.” La mayoría de las mujeres me han contado que tuvieron tales momentos de claridad en sus relaciones con hombres como David y que. de modo que le pedí por favor que no me llamara durante el día. tal vez. Lo único que David tenía que hacer era dejar a su esposa. hubiera sido esa mi intención o no. Quería un compromiso firme.

la fiesta caía en „nuestro‟ día. Esta vez. “Llegó el día del soldado caído en combate y. En este caso. dijo que teníamos el resto de nuestra vida. Yo también me sentía muy mal. ocasionó un cambio en la conducta de David. Karen estaba convencida de que David necesitaba ayuda para poner fin a su matrimonio. supuse que lo pasaríamos juntos. sería infeliz por el resto de su vida y que. me puse furiosa. si se casaba con Karen. Ni siquiera se rompió. En primer lugar. si se quedaba con su esposa. Una vez más. David le daba permiso para que le presionara. pero tenía el presentimiento de que él no era tan fuerte como parecía. Le dije algo maravillosamente clásico como: „¡Pero el lunes es mi día!‟ y arrojé un vaso al suelo. como todos los lunes.165 actitud.” Karen se resistía sinceramente a presionar a David. pero quería que terminara esa etapa de la relación. Se sentía muy mal. sufriría un poco por la tensión de abandonar a su esposa pero. Además. Le dijo que su terapeuta decía que. sería muy feliz. le eché a empujones. quería que David cumpliera lo que había estado diciendo. El se enfadó conmigo y me preguntó cómo yo podía tratarle así. “Pocas horas después. me pone nerviosa estar sola en las fiestas importantes. dado que era lunes. Su terapeuta le dijo que algunas personas necesitaban un ultimátum y le sugirió ese método para poner en marcha a . de modo que nos reconciliamos. Cuando David me dijo que tenía que pasarlo con su esposa y su familia. me llamó desde un teléfono público. a la larga. a su vez.

Le dije que tenía veinticuatro horas. Cuando David partió hacia allá. Karen se había dado cuenta de que la esposa de David sospechaba que algo ocurría. te doy tres meses. Imaginaba dos situaciones posibles: o él había decidido quedarse con su esposa y tratar de salvar el matrimonio. pensé que quizá nunca volvería a saber de él. . Finalmente. y estaría dispuesto a seguir adelante con nuestra vida en común. a fines de junio. El respondió: `¿Quién haría una cosa así?‟ Una vez más. O le había hablado de nosotros y estaba triste. “Le dije lo que mi terapeuta me había sugerido y. Sin saberlo. Estaba dispuesta a aceptar el resultado. David le repetía conversaciones en las cuales su esposa decía que era evidente que el matrimonio no andaba bien y le preguntaba si quería el divorcio. “Cuando su esposa le preguntaba qué sucedía. le dije: „De acuerdo. me puse furiosa. dimos vueltas y más vueltas a la cuestión del ultimátum. David le respondía que no quería hablar de eso. la esposa de David estaba abriendo las puertas y dándole la sensación de que no estaba realmente atrapado en ese matrimonio. pero me sentía bien. fuera cual fuese. me dijo que ella le preguntó si tenía una aventura.” Mientras tanto. o hacía algo o terminábamos. de modo que lo discutió con David mismo. “Su esposa estaba en la casa de veraneo de sus padres. pero a ella la incomodaba la manipulación. además de aliviado. por un tiempo.166 David. Por fin.

Ahora David estaba . Mientras que antes nada era demasiado con tal de complacerme. Mientras que antes él era todo entusiasmo. Además. aun como una solución temporal. „ha sido lo peor que he tenido que hacer en mi vida. Este período duró sólo unos días porque yo miraba a David y pensaba: „De modo que así es como siempre ha tratado a su esposa. Decía que no podía vivir en mi apartamento. David le dijo que pensaba quedarse allí el fin de semana y que tal vez la llamaría cuando regresara. „Bien‟. ya había anunciado a su esposa que la abandonaría y.” David aún no vivía con Karen pero. amor y ternura. lo había aceptado.167 “Pues bien. No olvidemos que David era un hombre a quien ella tenía que rogar que no la llamara cada hora. estaba absolutamente cambiado. Karen no pasó por alto el „tal vez‟. ella tenía la culpa de que su esposa estuviese dolorida. que era demasiado pequeño. Caminar alrededor de la manzana conmigo era una carga y no una bendición. si bien ella estaba dolorida. David me llamó y su voz parecía fría. de pronto todo era excesivo. David regresó y me llamó. me dijo. “Bien. y ella no entendía lo que sucedía. De pronto. ninguna de las dos situaciones era la correcta.” Todo lo que él decía y su modo de decirlo hacía sentirse a Karen como una asesina. Toda su actitud hacia ella estaba cambiando. y era verdad que había anunciado a su esposa que se marcharía. disgustada y sin vida.. pero seguía viviendo con ella y con los niños. ahora era negativo… con respecto a todo. en su mente.

no cabe duda de que el cambio de actitud de David la estaba volviendo más insegura y posesiva. ni siquiera sabes la clase de problemas que tienes. quien respondió:‟Sí que tienes problemas. aparentemente. Entonces la psicóloga dijo: „¿No te das cuenta. accedió. que él no parecía afectado por mi angustia. Creo que yo estaba hablando de que. cuando llegaba la hora de poner manos a la obra. En cuanto a los sentimientos de Karen. mientras íbamos a la segunda sesión.‟ Sugirió que consultáramos a un psicólogo de parejas. pero que. Se lo comenté a mi terapeuta. Hasta yo misma era lo suficientemente cuerda para saber que a mí me preocupaba la infelicidad y . “De pronto comprendí que tenía graves problemas con ese hombre.168 en libertad de pasar con Karen todo el tiempo que quisiera. y David. Karen había dejado de ser una alegría para él y había pasado a ser su captora. que nada podía disuadirle de amarme. Por entonces yo seguía convencida (David me había convencido) de que me amaría hasta el día de su muerte. todo se volvió borroso y no lo recuerdo bien. Expliqué a la nueva psicóloga que David decía que se divorciaría de su esposa y se casaría conmigo. Una vez en la sesión. “Otro día. las cosas no parecían encaminarse en esa dirección. David acababa de aparcar el coche cuando me abrazó y me dijo que me amaba más que a nada en el mundo. Pero. David?‟ David se quedó allí sentado y dijo que así era. que seguía hablando de nuestro compromiso mutuo. ¿Verdad. Karen? A David no le importa tu infelicidad. David no entendía que lo que estaba ocurriendo entre nosotros me causaba dolor. de alguna manera.

Me resistía a creer que el amor que habíamos compartido no era real. pero adelgacé nueve kilos. Por eso llegué a la conclusión de que David debía de estar sufriendo un colapso mental. David?‟ una vez más. “En mi corazón. fue una experiencia horrenda. No era que no pudiera vivir sin David. Así pasé el verano. y por eso llegó a la conclusión de que él estaba atravesando una crisis mental. ¿no es cierto. No podía comer. Estaba segura de que David no le había mentido en todos esos años. Lo único que yo podía sentir era asombro y dolor. decidí que él volvería. “Y ése fue el fin. David respondió que sí.169 el dolor de David y que algo andaba sumamente mal. La única explicación que podía aceptar era la locura temporal. Una semana más tarde. Desde luego. regresaría. no podía dormir. Una vez que se sobrepusiera y comprendiera lo que había hecho. David me llamó y preguntó si podía venir a verme. Después. Pero era por la total insignificancia de todo lo que me había dicho. en septiembre. Podía hacerlo. Ella no entendía cómo era posible que un hombre normal pudiera pasar por el torbellino emocional que habían experimentado ella y David sin salir afectado. que era cierto. ¿Quién se habría tomado tantas molestias? No tenía sentido. .” Resulta fácil ver por qué Karen supuso que David había perdido la cabeza. Al verle tan inmutado sentí una angustia inmensa. Luego la psicóloga dijo: „David no puede asumir un compromiso. me topé con él. le dije que sí. Terminamos allí mismo. Para mí. Estaba bien: normal y sonrosado.

Ni siquiera la había abandonado y ya empezaba a tratarme como siempre trataba a su esposa. y su reacción consistió en decidir que por fin iría a su casa y diría a su esposa que se marchaba.170 “Estaba exactamente como al principio. el hombre que siempre me había apoyado. que siempre me escuchaba. El David a quien yo había conocido. “Le dije lo que sentía y me respondió: „Hago lo que puedo‟. de que yo invitaría a ese hombre a pasar la noche conmigo. Todo volvió a empezar. de modo que. Me invitaron a una fiesta un sábado por la noche. „¿Podrás perdonarme?‟ Pensé que él había vuelto y mi pesadilla había terminado. por supuesto. empezó a cambiar conmigo. „Eres una santa‟. Pensé en la situación. Y. Pensé: ‟¡Qué extraño que la única manera de lograr que este hombre se mueva sea amenazarle! Esto me parece muy raro y no tiene nada que ver con el amor. tal como antes. que siempre decía que haría cualquier cosa con tal de hacerme feliz. a pesar de lo que yo dijera. pude perdonarle. Me contestó con las mismas palabras que usaba cuando su esposa le preguntaba si la amaba. tuvo suficiente experiencia con David para comprender que no le quedaban fuerzas ni deseos de tener una relación así. Fue lo mismo que antes: hablamos de matrimonio y él hizo planes para abandonar a su esposa.” Si bien Karen aún estaba afectivamente comprometida. y David no quiso ir. ya no existía. Como era de imaginar. . En su lugar había un hombre que no quería dar… nada. Estaba convencido. “Entonces se produjo un milagro. Pero esa tarde me llamó otro hombre y le invité a ir conmigo. David se volvió loco. me dijo.

Ese mismo día se lo comenté a mi terapeuta. Cuando atravesó la puerta. Me dijo que no recordaba si alguna vez me había amado. Me dijo: „Mira. David apareció y me dijo que había anunciado a su esposa que tenía una aventura. parecía un hombre que desea crear el caos en la vida de todos los que le rodean. me dijo las cosas más indignantes. como si yo no lo hubiera entendido desde el principio.171 Estaba emocionalmente agotada por el síndrome de persecución y pánico de David. Karen. La terminó y . “Durante el último año que pasamos juntos. Yo nunca le había llamado y no tenía intenciones de hacerlo ahora. „Tienes razón‟. No podía creer que me lo permitiera. „Todo ha cambiado. “Le pedí que viniera a mi apartamento y me asombré mucho cuando aceptó. David me llamó. y que realmente amaba a su esposa. De hecho. pero que estaba seguro de que ya no sentía nada por mí. dijo. un hombre que quiere terminar una relación no desea más problemas ni discusiones: sólo quiere marcharse. cuando llegué a casa. Me dijo que no quería que siguiera llamándole a su casa. Ahora su esposa no le pierde de vista. más bien. le di una bofetada. jamás volví a hablar con David. No me dio la impresión de un hombre que desea abandonar a su esposa. y concordó conmigo. “Al día siguiente. Seguí golpeándole enfurecida. Cuando por fin me detuve. respondió.‟ “Esa tarde. No dejaba de repetir que era un hombre casado. Le dije lo que había comentado mi terapeuta. yo había trabajado con él en la obra que estaba escribiendo y le prometí que la produciríamos si la terminaba.‟ Sentí que se me aceleraba el corazón „Amo a mi esposa‟.

daba por sentado que yo era la heroína del cuento. y le preguntaba: „¿Me amas? ¿Me amas?‟. Tenía un ego exagerado. Este dice que a ella no le importa lo que él haga. Pero creo que David fue muy injusto. Me equivoqué. como a ella: „Hago lo que puedo. le resulta fácil tener una idea peculiar de la clase de mujer con quien está casado el hombre que usted ama. Pensé que tres años de amor no se borrarían tan rápidamente. pero él sí.” Cuando empezó su relación con David. y usted puede pensar que esa vida incluye a . como si yo fuera mejor que ella. Dice que ella tiene su propia vida. y él me respondía. Me creía diferente a su esposa. era exactamente igual a ella. Yo no la sabía. Cuando terminó. un amor tierno.” ¿Y LA ESPOSA? Si usted es la otra mujer. y quizás usted le crea. Al final. Karen pensó que el problema de él era que tenía un matrimonio aburrido con una esposa que no satisfacía sus necesidades. Más tarde.172 yo cumplí mi promesa.‟ Pensé que teníamos un amor de verdad. aunque mi asistente se ocupó de todos los detalles. sabía que no era así. descubrí que había invitado a salir a una mujer a quien había conocido en el teatro un año antes. Creo que él sabía la verdad sobre sí mismo. “El pecado que cometí en mi relación con David fue de orgullo y arrogancia.

ha llegado a resultarle más fácil. sofisticada. Otra mujer quizá se pondría furiosa o le abandonaría. Originalmente. Hace diecinueve años. cuando se casó con su marido. elegante y que tiene muchos viajes en su haber. con el tiempo. es que la esposa sea simplemente una mujer que intenta tener una relación honesta con el mismo hombre que usted. y usted da por sentado que la culpa es de ella. y es una mujer extraordinariamente fuerte y decidida.173 otros hombres. madre de cinco hijos (incluso unos mellizos) de entre diez y dieciocho años. “Ahora comprendo que Hal no se habría casado conmigo de no haber sido por la guerra de Vietnam. Joyce es una neoyorquina encantadora. Creo que ama sinceramente a su esposo. Dice que el aspecto económico tiene algo que ver con su decisión. ahora se queda porque. JOYCE: Cuarenta años. Ha llegado a adaptarse bastante a la necesidad de distancia de Hal e incluso ha aprendido a aceptar sus frecuentes aventuras. Hacía . Joyce es un buen ejemplo de la clase de mujer que está y piensa seguir estando casada con un hombre que teme el compromiso. El dice: “Nunca nos hemos llevado bien”. sin embargo. Joyce se quedó por el bien de sus hijos. Lo más frecuente. era una muchacha ingenua y protegida del área rural de Vermont. Pero no siempre fue así.

Mi compañera de cuarto salía con el compañero de él. inconsciente y descuidado. Tengo que admitir que ni siquiera entonces podía confiar ciento por ciento en que me llamara o apareciera cuando decía que lo haría. pero sin duda era el que más me atraía. Ellos estaban muy apasionados. quizás una vez a la semana.174 más de un año que salíamos juntos. No tenía nada de dinero y siempre andaba con la cabeza en las nubes. cuando estaba a punto de graduarse. Yo también habría podido pensar así. pero me atraía muchísimo. El no era el único muchacho con quien yo salía. casi todo el mundo le consideraba un holgazán. seguramente era eso lo que tenía en mente. no nos veíamos mucho. Algunas personas tardan más en pedir su cena en un restaurante que lo que yo tardé en tomar esa decisión. Además. “Me invitó a irme con él un fin de semana. No llegó a decir: „Casémonos. de haberle conocido mejor. Por entonces. y yo le dije que no podía hacer eso. Le contesté: „Está bien‟. yo era muy popular e independiente. así no tendré que ir a Vietnam‟ pero. y creo que nos veíamos más gracias a ellos que si hubiese dependido sólo de Hal. El caso es que. Entonces me dijo: „Bueno. ahora que lo pienso. Pero… bueno. “Tenía una mirada muy intensa y parecía necesitarme aunque nunca lo demostrara. pero no sabía cómo hacerlo sin que nos . no se me ocurría que pudiera llegar un momento en que eso me molestara. recibió su aviso de reclutamiento y entonces me propuso matrimonio. Creo que lo que quería era acostarme con él. En aquel momento sólo se me ocurrió que no quería separarse de mí. entonces casémonos‟. aunque íbamos a la misma facultad en la universidad.

Después Hal consiguió trabajo en Chicago y nos mudamos allí. comprando el anillo y planeando una pequeña ceremonia. el matrimonio proporcionaba a Hal una razón para no ingresar en el ejército. Había tenido una crianza muy estricta y religiosa y. era alrededor de la medianoche. pero he descubierto que muchos hombres que tienen fobia al compromiso hacen exactamente eso. La semana siguiente estuvimos atareados tramitando la licencia. tal como yo sabía que sería. “Fuimos de luna de miel y. se casan con una mujer para evitar a otra. El se quejaba constantemente de su trabajo. El caso es que. pero siempre quería ir. Una vez casados. Cuando . cuando me propuso matrimonio.175 casáramos. un sábado. Encontramos un apartamento muy pequeño y él iba a trabajar todos los días. si bien tenía amigas que se habían acostado con sus novios. Con frecuencia. o con la gente con quien trabajaba. Llamamos a mis padres y después a los suyos. Yo era muy joven. a mí me parecía algo prohibido. Vinieron mis padres y nos casamos una semana más tarde. Otra cualidad que suele observarse cuando estos hombres se casan es la velocidad. En este caso. un sábado. el matrimonio resulta casi una casualidad. Como era de esperarse. nos llevamos muy bien en lo sexual. cuando se detienen a pensar en lo que han hecho.” Puede resultar extraño que alguien asuma un compromiso para evitar otro. El estaba investigando una nueva droga y prácticamente vivía en el laboratorio. A menudo se casan con una prisa que les deja poco tiempo para echarse atrás. Yo le veía muy poco. quedé embarazada en la luna de miel.

volví a quedar embarazada. Nos hicimos ricos y descubrí que Hal me engañaba. sucedieron dos cosas. me acostumbré a estar sola. “Mientras tanto. Tal vez. Yo era la que no lo estaba. lo cual era un verdadero cambio de rumbo para él. Hal empezó a cambiar de trabajo. Me encontraba muy aislada de mis amigos y de la gente como nosotros por dos motivos: vivíamos en un distrito de poca categoría y la gente de mi edad había dejado de casarse y de embarazarse. de modo que pasaba aún más tiempo sola. y pasaba varios días seguidos fuera de casa.176 nació el bebé. cuando venía a casa. Toda mi vida giraba en torno a los niños. cuando llevábamos unos ocho años de matrimonio. Hal unió sus conocimientos de química a su habilidad comercial y creó una línea de cosméticos naturales y productos de esa clase. parecía contento con nuestro matrimonio. Hizo una . Mis hijos pasaron a ser mis mejores compañeros. Tal vez pasaba en casa una noche a la semana. Cuando pedía a Hal que pasara más tiempo en casa. Ahora tenía que viajar. Consiguió un empleo en una empresa de vitaminas. y todas vivían en apartamentos elegantes y seguían sus carreras. Después él retomó sus estudios comerciales por las noches. Era una vergüenza admitir que mi esposo nunca venía a casa. Los había tenido con menos de dos años de diferencia y me mantenían siempre ocupada. Yo era la pequeña ama de casa. Nuestras relaciones sexuales siempre eran buenas y. Tal vez habría llegado a abandonar a Hal. Y. “Luego. Hablaba con mis amigas. como vendedor mayorista. desde luego. y me sentía muy aislada de todos por mi situación. Mis padres jamás me habrían comprendido. me miraba como si estuviera indignado. pero no sabía dónde ir.

porque los niños no tenían clases. Deberíamos haber sido felices. Quizá las había tenido antes también. y él prometió que cambiaría. yo tenía la impresión de que el sexo era mi única posibilidad de atravesar la coraza que él había levantado a su alrededor. Cuando miró por la ventana y vio a mi hija menor en el columpio del patio. no podía creerlo. empecé a hacer cosas extrañas. Yo sabía que teníamos una vida sexual bastante buena. Pero ese día parecía sumamente conmovido. Tuvimos algunas peleas terribles. y entonces me marché. “Jamás olvidaré aquel día. pero yo nunca me había enterado. Como no me . Me sentí muy mal. Nada más. y empezó a tener aventuras. Pero las cosas empeoraron El no sabía quedarse en casa. El vino a buscarnos. Hasta traté de convencerle con halagos. mi hermano le dijo dónde estábamos. pero no pasábamos de eso. se puso a llorar. No cambió. El caso es que. Siempre dejaba el asiento del inodoro levantado y ponía colillas de cigarrillos en nuestros ceniceros (yo no fumo). no tenía que pasar todas las noches fuera. pero tardó varios días en encontrarnos. Yo me deprimía cada vez más. Era verano.177 fortuna. El no sabía comunicarse conmigo de otra manera. Hice el equipaje y me llevé a los niños. Por lo tanto. Los llevé al campo. Yo pensaba que no tenía verdaderos sentimientos. tuvo una aventura que parecía algo serio. Quedé asombrada. me sentía tan mal que apenas podía levantarme de la cama. Por fin. A veces. cuando sospechaba que había otras mujeres. El entró a la cocina. de modo que fue fácil. al principio. Era la primera vez que demostraba algo de sensibilidad en lugar de estar siempre distante e indiferente. Finalmente. Por fin. Hice todo lo que se me ocurrió. para que él pensara que había estado un hombre en casa.

pero al menos yo creía que quería cambiar y sentía un poco más de pena por él. Sé que es una locura. Creo que decidí que era mejor que mis hijos tuvieran un padre algunas veces y no que no lo tuvieran. Hago lo que quiero. pero se pone nervioso si pasa mucho tiempo con nosotros. Luego las cosas se hicieron más fáciles porque los niños ya eran mayores. los restaurantes y el teatro. y teníamos más dinero. cierra la puerta y se pone a leer el periódico. Después. y es mi esposo. “Ahora comprendo que él no soporta estar mucho tiempo con la familia. Viajo. se va a otra habitación. los museos. No creo que él estuviera fingiendo aquel día en el campo. Pero me encanta el tenis. pero así es él.178 rindo fácilmente. En las fiestas tradicionales. decidí volver. Sólo quiere saber que estamos allí si desea vernos. tendría que buscarme una vida mejor. y que. porque no es realmente su intención ser tan egocéntrico y desconsiderado. “Cada vez que quiero dejarle. Nunca tuve muchas ganas de tener una aventura ni nada de eso. Ahora tengo una vida muy buena. quizá me criaron demasiado a la antigua para eso. me acuerdo de aquel día en el campo. ¿Cambió después de eso? No.” . solo. si iba a quedarme con él. Mantengo una buena relación con mis hijos y tengo muchos amigos. él nunca me escatima nada. Puedo hacer prácticamente cualquier cosa que desee. cuando nos tiene a todos juntos. siempre es él quien insiste en que toda la familia se reúna.

Pero. El ya no puede ver la realidad de la situación. Con frecuencia de trata de un hombre que no tiene misericordia. Está debatiéndose. después de la boda. EL MATRIMONIO NO HACE SENTAR CABEZA A UN HOMBRE QUE TEME AL COMPROMISO Cuando una mujer forma pareja con un hombre que tiene dificultades con el compromiso. Tal vez. En su mente. a menudo se siente tan incómodo. tan angustiado y tan descontrolado que ya no logra verla con claridad. ella es su captora.179 EL HOMBRE CASADO QUE TIENE FOBIA AL COMPROMISO ¿Y qué hay del hombre casado que tiene fobia al compromiso? ¿Qué clase de hombre es para hacer tan infelices a las mujeres? Quizá lo más asombroso de este hombre sean los extremos a los que llega con tal de no sentirse atrapado. una vez . piensa que. Su ansiedad por hallar espacio y libertad dentro de una relación en la cual se siente atrapado no resulta menos aterradora para el espectador que la de un animal recién capturado. cuando se enamoró de ella. Su incomodidad suele ser tan intensa que pierde de vista el hecho de que su esposa es un ser humano. y de nada sirve recordarle que su esposa es sólo una mujer y que tal vez le ama. tenía plena conciencia de la clase de persona que era.

ocurrirá algo mágico. que se siente excluida. . En todo caso. hasta el día en que su esposa se divorció de él.180 que estén casados. Cuando un hombre se siente atrapado. Tiene la esperanza de que el matrimonio le haga sentar cabeza. Este hombre es un caso muy extremo. pero muchos llevan a cabo una variante de esta actitud. simulan que no son casados. encerrado o sofocado no desea sentar cabeza. desea liberarse. Muchos hombres. sí. Sólo entonces empezó a hablar de ella. Me han contado el caso de un hombre casado que decía a todo el mundo que era soltero (hacía años que estaba casado). esta conducta resulta muy dolorosa para la mujer. es verdaderamente atroz. ante el asombro de muchos de sus amigos. Muchos otros que tienen relaciones duraderas. En esas áreas. es incapaz de ver con claridad y su comportamiento hacia su esposa. encerrado o sofocado. Obviamente. He aquí algunas de las maneras más comunes en las que puede comportarse un hombre así: Finge que no se encuentra en una relación comprometida. especialmente cuando están de viaje. Un hombre que se siente atrapado. el matrimonio suele tener precisamente el efecto contrario. o hacia la mujer que le hace sentir atrapado. no dejan que sus mujeres compartan ciertas áreas de sus vidas. probablemente no revelan a los demás que tienen pareja estable.

no está atrapado en su matrimonio. esto les pone furiosos con ella. . desde luego. Obtiene una sensación de libertad al utilizar a otras mujeres para representar sus problemas. Resulta interesante observar que muchos de estos hombres que son asombrosamente infieles cuando están casados se aplacan cuando no lo están. Lo único de lo que pueden estar seguras es de que el hombre oscila entre declaraciones excesivas de amor y odiosas demostraciones de furia. en realidad.181 Se comporta como si su esposa fuera su carcelera. Muchos hombres que tienen fobia al compromiso se sienten atrapados en una relación porque en verdad aman a su mujer. Naturalmente la infidelidad es la manera más fácil en que un hombre puede convencerse de que. En ese caso. y rara vez tiene palabras amables parra ella. las mujeres por lo general no saben qué es lo que ocurre. Estos hombres rara vez tienen piedad de la mujer y pueden ser implacablemente duros con ella. no sirve de mucho consuelo para la mujer que está casada o tiene una relación seria con uno de estos hombres. Esto. A menudo. Pueden tener la irrazonable impresión de que ella ha hecho algo para ponerlos en esa posición tan incómoda.

cuando Beth se quedó embarazada. Constituye un buen ejemplo de un hombre que deseaba tanto. ella no le había hecho nada cruel ni fuera de lugar… nada más que casarse con él. No obstante. “Hacía unos cuatro años que vivíamos juntos. Durante ese tiempo. que la idea del compromiso no le hacía muy feliz. Ella quería tener al bebé. escapar que ni siquiera pudo hallar la puerta hasta haber desmoralizado por completo a su esposa. con tres hijos. la primera vez que presenté a Beth como mi esposa. sus estados de ánimo y sus necesidades. Le gustaba la joven con quien se casó. incluso entonces. que es muy sincero además de ver sus problemas con claridad. Robert es un hombre sensible. Robert. y necesitaba. Yo no quería eso. y yo era demasiado joven e inseguro de mí mismo para impedírselo. divorciado. sabía. Cuando se casó. asistí al parto y quise mucho a la criatura. le gustan las mujeres. echó mano a casi todas las técnicas características de la fobia al compromiso para distanciarse de su esposa. Desde luego.182 ROBERT: Profesor de inglés de cuarenta y un años. Supongo que me casé por un sentido de la obligación. Además. Robert tenía poco más de veinte años y su esposa ya estaba embarazada. me sentí condenado. Tenía sentimientos muy confusos con respecto a ser padre y la idea me aterraba. Me sentía como si hubiese . cuando se casó con ella. profesor de inglés. aunque de forma intermitente. Tiene en cuenta a la gente. “Recuerdo que al día siguiente de nuestra boda. El matrimonio de Robert duró casi diez años.

” He observado que las mujeres casadas con hombres que demuestran una conducta extremadamente destructiva suelen recurrir a una actitud infantil y dependiente. En el caso de Robert y Beth. “Entonces empecé a acostarme con otras mujeres con regularidad. El compromiso y el matrimonio cambiaron la naturaleza de la relación. por entonces. amaba a mi esposa y al bebé. Por mi trabajo. llevaban menos de seis meses de casados cuando él tuvo su primera aventura. Se convirtió en un círculo vicioso. y él le fue fiel hasta que se casaron. Duró aproximadamente una semana. más insegura y posesiva se volvía ella. y yo lo utilizaba como excusa para no ir nunca a casa. Varios de los hombres a quienes he entrevistado mencionaron un esquema sexual semejante: fueron fieles hasta que se casaron y excesivamente infieles una vez casados.” Beth fue la primera pareja verdadera de Robert. Esto raras veces da resultado. automáticamente tendrían que abandonar la relación. A pesar de que. Varias me han dicho que adoptan esa actitud con la esperanza de que el hombre se muestre más protector. Piensan que están apelando al lado bueno de él. si actuaran como adultas. yo me resentí por la dependencia de Beth. Cuanto más me resentía. debía ausentarme por las noches. . una caja negra que no me agradaba. al menos la mitad de mí se sentía atrapada y encerrada. Es como si creyeran que.183 entrado en una habitación a oscuras y pequeña.

“Ella siempre trataba de adaptarse. de acomodarse a la situación.” Robert sería el primero en admitir que su conducta desgastaba la autoestima de su esposa. Su incomodidad era tan grande que no podía evitar reaccionar así contra la mujer con quien se había casado. este problema se complicó porque él también se sentía dependiente de su esposa. y ella se enteraba. y lo admite. Incluso llegue a buscar otra vivienda para mí. Nunca le hablaba de las otras mujeres. Poco antes de que naciera nuestro tercer hijo estuvimos a punto de hacerlo. los dos nos asustábamos y volvíamos a reconciliarnos… éramos como dos personas asustadas que se aferran a la misma balsa agujereada para no hundirse. “Yo no quería que mi matrimonio terminara porque yo también era dependiente con ella. Ninguna mujer podría haber hecho eso. distanciarme lo más posible sin llegar a marcharme. la mujer a quien veía como responsable de su situación. expresar mi ira sin tener que irme. pero dejaba pistas. nos encontramos al borde de la separación. “De vez en cuando. y quería estirar esa banda. Entonces ella no sabía cómo manejar la situación.184 En el caso de Robert. por eso alternaba entre ponerse furiosa y tratar de mirar hacia otro lado. Después. Yo oscilaba entre negar lo que hacía y disponer las cosas para que ella se diera cuenta. de . no quería que se marchara ni que le echara. y por eso no le revelaba con total franqueza lo que hacía y lo que sentía. Yo trataba al matrimonio como si fuera una banda elástica.

porque. aunque no sé qué esperaba que hiciera una mujer joven con hijos pequeños. Le decía que cambiaría. Tardé un par de semanas. ella quería que nuestro matrimonio continuara.185 modo que peleábamos mucho. Discutíamos y yo le pedía disculpas. me acostaba con docenas de mujeres. No podía dejar de resentirme por la dependencia de Beth. el más seguro de sí mismo en el mundo. Suponía que significaba. Pero no sabía qué significaba eso. que terminara. y solía destrozarla en una parodia vil y mezquina del debate intelectual. Pero durante años. Creo que los dos teníamos miedo de hacerlo. “En general. Yo era el que mejor sabía expresarse de los dos. “Cuando al fin decidimos separarnos. . No recuerdo el fin definitivo. y acordamos que yo me mudaría a otro sitio. Incluso lloraba. por supuesto. Ella sólo me pedía que volviera a casa antes del amanecer. me alteraba y pensaba que la necesitaba. Lo interesante es que. “Pero nunca hablamos realmente de nuestros problemas. No sabía cómo cambiar. Sus celos eran fundados. de alguna manera. en esas dos semanas en que al fin habíamos decidido separarnos. impedirme a mí mismo hacer lo que quería. Ella se resentía porque yo siempre miraba a otras mujeres. fue decírselo a los niños. Yo no dejaba de salir con otras mujeres. y yo. nuestra relación sexual mejoró tremendamente. Yo le decía y le hacía cosas horribles. El motivo era el cansancio. cada vez que estábamos cerca de la separación. Lo más difícil. los dos estábamos agotados después de tantos años de ese matrimonio insano. literalmente. y yo salía con otras mujeres y volvía después del amanecer.

parecían estar excepcionalmente dedicados a sus . cuando me marché. Era como si me hubiesen dejado salir de una jaula.‟ Por suerte. “Siempre tuve necesidad de vagabundear. necesito cambiar de trabajo. en algunos casos. tenía sentimientos muy confusos. Me mudo mucho de vivienda. Dije cosas como: „Tal vez podamos volver a estar juntos. En lugar de hacerme sentar cabeza. De hecho. pero también tenía una asombrosa sensación de libertad. Estaba asustado. aquellos que ya eran padres no se interesaban por ellos menos que los padres que no padecen fobia al compromiso. mi esposa se negó rotundamente.” EL HOMBRE QUE TIENE FOBIA AL COMPROMISO Y SUS HIJOS Podría esperarse que estos hombres sean tan poco fiables con sus hijos como lo son con las mujeres. Me alegraba de no tener que seguir respondiendo ante mi esposa. no sólo en lo sexual. Si bien muchos de los hombres a quienes entrevisté admitieron que les aterraba la perspectiva de tener hijos. No me agrada la sensación de estar clavado en un mismo lugar. volví a cambiar de parecer. Lo interesante es que. algunas semanas después. aparentemente. y quizá deberíamos pensar en vernos. Me deprimí y traté de volver a poner el pie en la puerta de mi matrimonio.186 “Al principio. el matrimonio intensificó esas necesidades. no es así. sino en todos los aspectos. cambiar de domicilio. Luego. Por lo general.

187 hijos. . los hijos crecen y se van… Las esposas no. Tal como ellos lo ven.

parece incapaz de cambiar lo que hace o a la mujer con quien lo hace. igual que a muchos de esos hombres. probablemente sería alguien como Philip. en su mayoría. En lo que a las mujeres respecta. le atrae intensamente la noción de asumir un compromiso permanente y se siente francamente decepcionado por no haber logrado uno en su vida. A mi . no sólo jamás ha podido establecer un vínculo permanente. Si tuviera que señalar un ejemplo típico del hombre que tiene fobia al compromiso. No obstante.188 6 Cuando él no puede amar PHILIP: Fotógrafo de cuarenta y tres años. Sin embargo. soltero. La historia personal de Philip está plagada de ejemplos de las muchas variantes que puede tener la fobia al compromiso. con una sola excepción: nunca ha tenido fobia inducida por el matrimonio porque nunca se ha casado. sino que ha buscado y rechazado a innumerables mujeres que. le parecía que no tenían “nada que ver” con él.

El resto del tiempo. Philip estuvo comprometido dos veces. si yo se lo hubiera propuesto dos años antes. Ha alcanzado la madurez suficiente para comprender que ya no puede culpar a los demás. Philip es consciente de su atracción sobre las mujeres. inteligente. podría estar trabajando en cualquier parte del mundo. para una mujer desprevenida. tales como los sentimientos y las relaciones. y era obvio que gran parte de su historia personal le afligía profundamente.pasa la mayor parte del año en Boulder. Se siente confundido y sinceramente angustiado por sus fracasos sentimentales. una relación con él podría convertirse en una pesadilla. sensible y triunfador. una de las razones por las que accedió a hablar conmigo fue que ha llegado a una altura de su vida en la que experimenta una verdadera frustración por causa de su incapacidad de comprometerse. Colorado. parece ser la clase de hombre con quien sueñan muchas jovencitas cuando sueñan con el amor. es un fotógrafo de mucho renombre. a sus cuarenta y tres años. sabe que él mismo fue el autor del nacimiento y del fin de la mayoría de sus relaciones de pareja. pero nunca llegó a casarse. Piensa que se debe a que demuestra buena disposición hacia ellas y le gusta hablar de muchos temas que ellas prefieren. me dijo que. Su relación más larga duró menos de cuatro años y tuvo un mal final. Philip –que. Durante nuestras conversaciones. me di cuenta de que éste era un tema doloroso para él. no habría tenido ni la capacidad ni el deseo de hablar abiertamente de su problema. atractivo. Es un hombre de ideas claras. No tiene deseos ni intenciones de seguir causando dolor y ha . Mientras conversábamos. Toda su actitud resulta muy atractiva pero.189 juicio.

cuando lo pensé mejor. Es algo que él desea. Philip idealiza el matrimonio. me asombré mucho pero. y había tratado de salvar cada una de ellas. y en muchos casos ni siquiera recuerdo el nombre de la mujer. se ha echado atrás demasiadas veces y. “En mi vida. pero ahora empiezo a preguntarme si alguna vez llegaré a serlo. me he acostado con demasiadas mujeres y he decepcionado a demasiadas mujeres. en la historia de sus relaciones amorosas. hay pocos momentos que podrían considerarse razonables.190 pasado mucho tiempo tratando de entender por qué siempre huye del compromiso. Me veo como un abuelo que tiene un matrimonio feliz y disfruta de la vida con tranquilidad. Ella había tenido sólo cuatro relaciones de pareja en quince años. Hace un par de años. Piénselo. La realidad es que no tengo la menor idea de cómo llegar a ser así. Yo he tenido cientos de parejas por las que nunca me esforcé. pero no puede imaginar realmente lo que significa. “A veces fantaseo sobre cómo será mi vida en el futuro. Antes pensaba que sería muy bueno como pareja.” Igual que muchos hombres que tienen fobia al compromiso. Por mucho que hable de eso. salí con una mujer que tenía vergüenza de decirme que había estado casada cuatro veces. Tal como él mismo admite. no tengo la plenitud que creo que debería tener. admito que soy incapaz de . tuve que reconocer que al menos ella lo había intentado. “He salido con demasiadas mujeres. Al principio.

191 concentrarme en la persona adecuada y de comprometerme con la situación correcta. y yo quiero una mujer que sepa valerse sola. Philip también vacila en comprometerse con un sitio en particular. “Siempre elijo a mujeres que se vuelven locas por mí. que son demasiado dependientes. y viaja mucho por encargo. prefiere usar lápiz. y dice haber vivido en casi cuarenta casas o apartamentos distintos durante su vida adulta.” Philip tiene un trabajo interesante Se especializa en fotografías de la naturaleza. por lo tanto. tal como sucede a muchos de estos hombres. porque al principio de agrada. siempre que puede. me irritan y me marcho. Pasa semanas enteras vacilando con respecto a la adquisición y.” La aversión de Philip al compromiso se extiende a diversos aspectos de su vida. tales como automóviles. le resulta difícil tomar decisiones relativas a compras importantes. llega a fastidiarse tanto consigo mismo que va y compra cualquier cosa. Piensa que se distrae con facilidad y. Necesito sentir que no estoy atado a nada. finalmente. . De hecho. que sea capaz de tomar decisiones que yo respetaré. “En parte. jamás hace anotaciones con tinta en su agenda. evita escribir cartas. Después. Por ejemplo. mi estilo de vida consistía en no saber nunca lo que haría o dónde estaría al día siguiente. Elijo a mujeres que no tienen un verdadero trabajo. y a menudo esa compra no es la más indicada. y no le agrada comprometerse a nada por escrito. a la larga. casas y equipos de trabajo.

Es fácil sentirse totalmente traicionadas y desilusionadas cuando ese mismo hombre da marcha atrás. Es un tío al que le tengo simpatía y de verdad quiero cumplir con esa cita. y acepta muchos trabajos en África y Asia. Cada vez que prometo hacer algo con alguien. Según me dijo. no ocurre lo mismo con su vida personal. Estoy tratando de entrenarme para ver este tipo de compromisos como veo las reuniones de trabajo. “Tengo reputación de faltar a mis citas. pero no es lo mismo… las relaciones son distintas. Si bien sus horarios son flexibles. por razones que no puede explicar es reacio a hacer planes y no se puede contar con él con seguridad cuando se trata de reunirse con su familia o sus amigos. su trabajo es el único aspecto en el que Philip es absolutamente fiable.192 Nunca está seguro de en qué parte del mundo estará más tarde. Cuando era más joven. Si el hombre parece sincero. El modus operandi de Philip con las mujeres ha cambiado en los últimos años. hace poco me comprometí para ir con mi tío a una fiesta de cumpleaños de un familiar. me pongo nervioso. se han sentido muy halagadas. y su trabajo tiene tantas variables que no le hace sentirse atascado ni atrapado. conocía a una mujer e iniciaba la persecución tradicional. Se enorgullece de no atrasarse jamás en sus plazos. Sin embargo. Philip relata su experiencia: . pero me resulta muy difícil. Todos los que me conocen bien saben esto de mí. En esos casos. tienden a creer en sus intenciones. Muchas mujeres con quienes hablé han conocido a alguien como Philip y se han visto perseguidas por él. honesto y sensible. Por ejemplo.

Entre otras cosas. Entonces me apartaba y me mantenía inaccesible. en una especie de relación despreocupada. puede percibir los indicios de fobia al compromiso aun durante la persecución más activa. Una llegó a arrojar un ladrillo a mi ventana. siempre que conocía a una mujer que me agradaba. En cambio. Eso duraba aproximadamente una semana.193 “Hasta hace poco. el hombre tiende a dividir su vida en compartimentos. incluso cuando una mujer me agradaba mucho. Nunca he tenido contestador automático y siempre era difícil dar conmigo. tampoco les pido sus números a ellas. Algunas mujeres se enfadaron mucho conmigo. “Últimamente. y esta es evidente. “Es interesante. pero.” Si una mujer presta atención. incluso en el comienzo de la relación. para mí. Le prestaba mucha atención… la llamaba por teléfono con mucha frecuencia… le compraba flores… le enviaba regalos… la veía varias noches seguidas. me resistía a darle el número telefónico de mi casa. pero allí me conocen y puedo cerciorarme de que no me molesten con llamadas que no deseo atender. luego volvía a la realidad y comenzaba una manipulación honesta para que el vínculo no se estrechara demasiado. las mujeres con quienes sale raras veces llegan a conocer a sus amigos o compañeros de trabajo. me dedicaba de lleno a ella. Tengo un estudio que utilizo. por lo común. casi descuidada… al menos. El demuestra una conducta muy específica con sus llamadas telefónicas. les sugiero que nos encontremos en un lugar .

hice algo horrible. creo que no querría pasar el resto de mi vida con ella.194 específico. y también me enamoré de ellos. Aquí se da el caso contrario.” Philip dice que cree tener una vida más feliz y más plena que la de muchos. un varón y una niña.” Philip dice que solía ser asombrosamente promiscuo. Sin embargo. personalmente. Conocí a una mujer. Pero. a pesar de haber renunciado a algunas conductas más extremas. si ella accediera. Los llevaba . el sitio donde nos conocimos. es probable que aún no se comporte como un hombre que desea casarse en un futuro cercano. también debo admitir que la mujer con quien estoy saliendo ahora no tiene mucho que ver conmigo. Después decido si iré o no. Sin embargo. y soy yo quien le pide más tiempo. tengo demasiadas reservas con respecto a ella. Ella no quiere que nuestra relación llegue a ser demasiado estrecha. “Ahora trato de no acostarme con una mujer a menos que considere que hay una posibilidad de tener una verdadera relación con ella. Después conocí a sus hijos. a la semana siguiente a la misma hora. “Hace un año. pero está decepcionado consigo mismo y con su incapacidad de establecer una relación de pareja duradera. Hay demasiados problemas y. admite que. a menudo. salí con ella algunas veces y me enamoré de ella. pero que ha cambiado. como un café o un bar o. más atención. cuando digo que quiero una pareja con futuro. Era una familia encantadora.

sonó la alarma interna de Philip. no tenía coche. El no quería hablar de eso.” A los pocos días de esa euforia en que decidió casarse y fue de compras. tan repentinamente como había empezado. consultaba a un astrólogo. le propuse matrimonio. Y yo estaba loco por ellos. Pensaba: „Quiero esta familia. Pensaba que ellos me darían la motivación que necesitaba para sentar cabeza. podía contar con su lealtad y su amor. Los niños estaban locos por mí… incluso me enviaban tarjetas para el Día del Padre. A partir de ese momento. Era como estar intoxicado. Hasta entonces no había tenido compromisos. Sí. la excitación terminó. “Entonces. No creía poder contar con ella. ganar más dinero.‟ Entonces. pero no podía acudir a ella con un problema. Estaba más feliz que nunca en mi vida. por eso tuve esa reacción refleja ante la vida y quise hacerlo todo. no podía confiar en su juicio. no quería perder tiempo haciendo nada que no fuese escapar. Vi todos los defectos de aquella mujer. mi contable pensó que estaba volviéndome loco.195 al zoológico. desde luego. este compromiso. al parque y al lago. lo único en lo que podía pensar era en escapar. Fuimos de compras y yo me hice cargo de todo. Me sentía muy contento y me entusiasmaba el desafío de hacerme cargo de una familia. Cuando conocí a esa mujer. Para entonces. su novia ya no podía hacer nada para detenerle. Cuando ella tenía problemas. no quería tratar de salvar la relación. Me sentía en la cumbre. trabajar más. Me deprimí porque comprendí que yo no tenía derecho de esperar que ella . todo en mi vida me pareció temporal: no tenía casa.

El responsable de todo fue Philip. a la vez. Finalmente. Decidí no responderle más y dejé de aceptar sus llamadas y de contestar sus cartas. No me creía. su primera reacción habría sido pensar qué era lo que ella había hecho mal. Ella tenía un empleo temporal como recepcionista. Me llamaba por teléfono y me enviaba cartas. me había portado como si quisiera serlo todo para ella y sus hijos. Tuve que admitir ante mis amigos el estúpido error que había cometido. si usted hubiese leído este relato desde el punto de vista de la mujer. suplicándome. todo terminó. Traté de cortar por lo sano. nunca había tenido que valerse por sí misma. Ella siempre trataba de comunicarse conmigo. estuve muy receloso.196 cambiara. Me avergüenza haber sido tan imbécil. Creo . pero ella no quería escucharme. Tal como él mismo sería el primero en admitir. ella ni siquiera le había presionado para que le propusiera matrimonio. La situación se volvió horrible. Estaba enfadada y. Me preguntaba cómo había podido pedirle que diese un giro total a su vida sin antes pensarlo.” El relato de Philip sobre sus planes matrimoniales fracasados constituye un ejemplo típico de la fobia al compromiso llevada al extremo. “Después de esa relación. y hubiese sobrevivido. decidida a no dejarme escapar. No podía aceptar mi explicación. Me sentía como si hubiese estado con los ojos vendados. ¿Cómo iba a creerme? Apenas unas semanas antes. Pero lo interesante es que. Al leerla desde la perspectiva de Philip resulta asombrosamente claro que ella no hizo nada mal. Traté de explicarle lo que sentía. rogándome. delante de un pelotón de fusilamiento.

197

que esa experiencia, en muchos aspectos, me alejó más aún del compromiso. Cuando lo intenté, no lo hice muy bien. Cuando pedí a esa mujer que se casara conmigo, no había nada que me obligara a hacerlo. Nadie me dijo que lo hiciera. Ella se sorprendió cuando se lo propuse. Estaba encantada, pero sorprendida. Todo fue de mi autoría, y a nadie podía culpar sino a mí mismo.” Se podría suponer que la voluntad de Philip de asumir la culpa por esa relación indica que esa experiencia le dejó una enseñanza. Sin embargo, más adelante en la conversación reveló que no era la primera vez que se había apartado del precipicio del compromiso. “Hace unos diez años propuse matrimonio a una mujer con quien vivía Ella era realmente adorable y bromeaba conmigo acerca del compromiso; me decía que yo nunca aprendería a usar la palabra „M‟. Pues bien, una noche, en un momento muy apasionado, por fin utilicé la palabra „M‟. Pero, mientras le proponía matrimonio, me sentía atrapado en una mentira. Parecía una parodia, y era algo muy extraño. Fijamos una fecha, hicimos imprimir las invitaciones, nos comprometimos… Estaba orgulloso de mí mismo por haber asumido un compromiso. Entonces me ofrecieron un trabajo que habría interferido en nuestros planes matrimoniales. Lo acepté y cancelé la boda. Luego, nunca fijamos otra fecha. Una vez que le propuse matrimonio, empecé a reparar en ciertas cosas con respecto a ella. Eran cosas que siempre habían estado allí, pero no me habían importado. Por fin, una noche regresé tarde de trabajar y ella hizo algo que me puso furioso, aunque, a

198

decir verdad, no era nada distinto de lo que había hecho antes. Ella no había cambiado, pero sí mi percepción de ella. De pronto me sentí harto. Por eso me marché. Y todo terminó.” En retrospectiva, Philip dice que hubo otras dos mujeres en su vida, cuando era más joven, con quienes podría haber sido feliz, pero a ambas las abandonó porque no quería asumir un compromiso. “Me asusta lo fácil que me resulta abandonar algo. Puedo abandonar mis sentimientos del día a la noche, y lo he hecho muchas veces. Es algo que siempre toma absolutamente desprevenidas a las mujeres.” Imagine un bar con iluminación tenue, cerca de las pistas de esquí. Hay un fuego encendido en la chimenea, y el pianista del bar está tocando algo de Gershwin. No estamos en temporada y no hay mucha gente en le bar. Allí estaba sentado Philip la otra noche, cuando conoció a una mujer atractiva, inteligente y responsable. Aparentemente, tenía todas las cualidades que él dice buscar. “Hablamos durante horas, sobre todo: la vida, el amor, las relaciones de pareja. Ella no vivía allí; se alojaba en casa de unos amigos. Cuando le pedí su número telefónico vaciló y, en cambio, me pidió el mío. No se lo di. No quería darle mi número. Me dijo que, la noche siguiente, estaría con unos amigos en un restaurante y que podría verla allí si lo deseaba. No fui. Preferí la fantasía. No quería seguir adelante.”

199

Philip siente que está cambiando y piensa que el hecho de haber comprado, hace poco tiempo, una casa y un coche constituye un paso importante. “Fue difícil comprar el coche. Hay muchos automóviles, y me costó mucho decidir cuál compraría, pero estoy decidido a no reconsiderar mi elección y a no mirar por encima del hombro cada vehículo que pasa y preguntarme si mi decisión fue correcta. Por primera vez, puse mi domicilio personal en mi permiso de conducir. Nunca lo había hecho. El gran acontecimiento de mi vida será cuando ponga mi nombre en el buzón. Para mí, ése será el momento en que asuma el compromiso de quedarme en un mismo sitio.” Resulta fácil ver por qué una mujer que conociera a Philip se sentiría atraída por lo que él dice acerca de su deseo de establecer un vínculo permanente o un compromiso con una sola persona. No obstante, a pesar de su sinceridad, es igualmente fácil ver que hay algo que le ha impedido comprometerse con cualquier persona, lugar u objeto incluso por un período breve, y que, para cualquier mujer, sería arriesgado pensar que todo sería diferente con ella.

GARY: Treinta y dos años, representante de ventas de una importante librería; soltero.

200

Cuando conocí a Gary, le encontré a punto de salir hacia su tercera cita con Janet, una mujer a quien había conocido la semana anterior. Gary la conoció en una cita a ciegas. Desde que terminó sus estudios superiores, Gary calcula que ha tenido aproximadamente seiscientas citas a ciegas, y así conoce a la mayoría de las mujeres con quienes sale. Las estadísticas de citas a ciegas que ha tenido Gary resultan más que graciosas: revelan claramente que él siempre mantiene cierta distancia. Al utilizar las citas a ciegas como vehículo para conocer mujeres, en lugar de las situaciones laborales o sociales de todos los días, Gary ha logrado cerciorarse de que no tendrá que volver a ver a esas mujeres si no lo desea… y, tarde o temprano, no desea verlas más. Dado que Gary me dijo que estaba muy ocupado, nos encontramos en su apartamento y luego le acompañé en su coche mientras iba a recoger a su amiga. Me dijo que vivía en ese apartamento desde hacía dos años. Los únicos muebles que tenía eran dos sillones que todavía estaban envueltos en plástico. Dijo que los había comprado unos meses atrás pero que pensaba devolverlos y por eso nunca les había quitado las fundas. Janet, con quien Gary tenía la cita, cumplía veintiocho años ese día, y Gary había preparado una noche de cumpleaños “especial”. Pensaba llevarla a cenar a un restaurante muy caro. Después, irían a ver una comedia musical de éxito en un teatro cercano al apartamento de él. Gary conocía a uno de los dueños del teatro y, mientras yo esperaba para entrevistarle, él hablaba por teléfono con el hombre, tratando de hacer arreglos para que todos los actores

201

salieran a cantarle el “Feliz Cumpleaños” a Janet. Gary pensaba que a ella le encantaría eso. Cuando me enteré de todos esos preparativos, le comenté que Janet debía ser alguien muy especial para él. Gary me miró como si yo fuese un imbécil y me respondió que apenas la conocía. Gary sale casi todas las noches y calcula que ha salido con cincuenta mujeres nuevas este último año. Dice que el primer contacto telefónico le revela mucho sobre una mujer. “Por ejemplo, hay que tener cuidado con las mujeres que parecen fantásticas hablando por teléfono. Eso puede ser muy engañoso. Hay mujeres que son estupendas por teléfono la primera vez, y después, cuando uno las conoce, es como si no fueran la misma persona. Por eso no me gusta hablar mucho por teléfono antes de conocerlas personalmente… No quiero llevarme una decepción.” Gary ha salido con tantas mujeres que le resulta difícil recordarlas por separado. El lo expresa mejor cuando dice: “A veces pienso que necesitaría un diagrama especial.” Gary nunca tuvo una relación verdaderamente monogámica. Aunque hubo períodos breves durante los que se acostaba con una sola mujer, siempre está saliendo con otras, siempre a la búsqueda. Gary nunca ha declarado su amor realmente a una mujer, pero una vez propuso matrimonio a alguien a quien describe como “el amor de mi vida”. Sharon era una mujer a quien conoció en la universidad, y siguió viéndola después de su graduación. En total salieron, con ciertas interrupciones, unos cuatro o cinco años. Pero no nos dejemos engañar por esa cantidad. Durante todo ese lapso, se

202

acostaron juntos apenas media docena de veces, porque, según Gary comprende ahora, Sharon era “difícil” y no tenía mucho interés por él. Además, ella tenía varios problemas importantes: era malcriada y tenía un problema de drogadicción que Gary supuso que se le pasaría con el tiempo. No fue así. Huelga decir que Gary nunca anduvo con drogas y, cuando le propuso matrimonio, no tenía idea de las implicaciones de ese problema. Cuenta Gary que solía decir mentiras blancas a las mujeres, pero que ahora siempre se esfuerza por ser honesto y no tener tapujos. Además, trata de conservar la amistad de las mujeres con quienes sale, y en ese aspecto cuenta con un récord admirable, aunque dice que algunas que esperaban más de él se enfadaron. Gary dice que, hasta hace poco, jamás había pasado toda una noche en el apartamento de una mujer ni había permitido que ella se quedara en el suyo. “No quería que pensaran que tenía intenciones serias; entonces siempre me marchaba después de hacer el amor, aunque fueran las dos o las tres de la mañana. Era como ir a un juego de pelota. A veces, me cansaba mucho. Ahora trato de dejar las cosas en claro de otras maneras. Algunas muchachas han tratado de hacerme sentir culpable por no responderles como ellas quieren, pero no me siento responsable.” El año pasado, Gary tuvo una relación seria con una mujer. Dice que fue algo inesperado para él pues ella vivía en otro estado. Dado que era la primera relación seria que Gary tenía desde hacía casi diez años, cabe suponer que la

203

única razón por la que sucedió era que ella vivía en otro estado, pues eso garantizaba la distancia. Sin embargo, ni siquiera dos horas de viaje en avión bastaban para evitar que la relación alcanzara la etapa difícil. “Al final, viajábamos hacia uno y otro lado casi todos los fines de semana para vernos. Una noche, estábamos en la casa de campo de mis padres (ellos estaban de viaje) y, después de hacer el amor, yo no podía dormir. Allison había estado hablando de matrimonio; tenía un par de años más que yo y le preocupaba el tema de los hijos. Pues bien, al principio yo no podía conciliar el sueño, y después tuve un ataque de angustia. Empecé a tener palpitaciones y a sudar. Por entonces no sabía que se trataba de un ataque de angustia. Pasó una semana y no mejoraba. Tenía el corazón acelerado todo el tiempo. Después empecé a adelgazar. Me asusté y, finalmente, fui a ver a mi médico. “Me hizo una serie de análisis y no encontró nada. Entonces recordó algo que yo había olvidado. Lo mismo me había ocurrido en la universidad, cuando inicié una relación seria con una muchacha. “Yo estaba loco por Allison. Era una chica estupenda. Pero, cuando mi estómago se puso mal y ya no podía comer, supe que tenía que terminar esa relación. Así lo hice, e instantáneamente me sentí mejor.” Hace poco tiempo, Gary viajó a California durante una semana. Antes de ir, llamó a algunos amigos y les dijo que le encantaría conocer a algunas mujeres. Gary llegó un domingo. El lunes, pasó el día con Liza. Ella se tomó el día en el trabajo y lo pasaron en Disneylandia. Gary dice que era

encontró un mensaje de Sally. Ella le dijo que unos meses más tarde viajaría al este y quizá podría verle entonces. cuando empezaron a besarse. Cuando regresó a su hotel. Es algo así: . Eso apagó el entusiasmo de Gary y se marchó. Compraron una botella de vino y fueron al apartamento de ella. Sally. de modo que no pudo ver otra vez a Sally. tuvo una cita con otra mujer. a pesar de que pasó un día estupendo con ella en Disneylandia. la llamó para confirmarle que pronto regresaría a California y que tal vez la vería entonces.204 “una mujer muy simpática”. Gary tiene una política de cinco citas. Liza. Gwen. La llamó. Allí conoció a una cuarta mujer. No llamó a la primera mujer. la tercera cita a ciegas. Sin embargo. Renée. “preferiblemente no en el sur de California”. La llevó a cenar a un buen restaurante y luego a ver un espectáculo. Antes de salir. y a las dos les dijo que quizá volviera a Los Angeles. con quien pasó “un día estupendo”. pero se daba cuenta de que “no pasaría nada”. ella mencionó a un loco asesino que irrumpía en los apartamentos de mujeres y asesinaba a los novios. Llamó también a Renée y a Gwen. porque se dio cuenta de que ella buscaba “algo serio”. que le decía que esperaba volver a verle. pero no quiso decirle que tenía otra cita a ciegas. la mujer de San Diego. Habría podido volver a salir con las dos. pero no le gustó tanto como Sally. El miércoles tuvo una cita con Renée. pero al día siguiente decidió ir a San Diego. Si no podían verse en Boston durante las fiestas. era “simpática”. Pensaba que ella tenía mucho que ofrecer. El martes por la noche. con quien pasó el día. pero quería volver a verla. quien le resultó muy atractiva.

una vez que me he acostado con una mujer. A un museo. por otra parte. y después besos y caricias. y a acostarse juntos. ¿cómo voy a acostarme con ella si antes no salimos algunas veces? De ahí el sistema de las cinco citas. Podría parecer extraño que Gary necesite cinco citas para saber si desea continuar o no. Algo breve y simpático. El lo explicó de la siguiente manera: “Si uno quiere acostarse con una mujer. tiene que acostarse con ella para poder saber si querrá volver a hacerlo. Evalúa la situación y decide si volverá a invitarla a salir o no. un almuerzo o algo así. al zoológico. Pero. SEGUNDA CITA: A cenar. no quiero hacerlo de nuevo. CUARTA CITA: Al cine y regreso al apartamento con una botella de vino.” . etcétera.205 PRIMERA CITA: Una copa. Después regreso al apartamento para más besos y caricias. además. A menudo. lo que nos impulsa hacia la cama no es el deseo. y tal vez al cine o a ver un espectáculo. TERCERA CITA: A cenar. primero tiene que salir con ella varias veces. sino el desafío. Pero. ¿cómo he de saber eso si antes no me acuesto con ella? Y. La mayoría de las veces. QUINTA CITA: De día.

Se reúnen con otras parejas y se vuelven aburridos. fue una cita estupenda… ella quedó encantada. “Decidí que no me gustaba tanto. por eso terminé por entrevistarle en su coche. no recordaba a qué me refería.” Gary dice a la mayoría de las mujeres con quienes sale que lo único que desea es encontrar a la mujer adecuada. Al principio.” Aproximadamente un mes después de nuestra entrevista en su coche.206 Siempre es muy difícil encontrar a Gary en un sitio determinado. no los entiendo. “Cuando miro a mis amigos casados. llamé a Gary para aclarar algunas preguntas. Como es de suponer si se tiene en cuenta su vida social. no tiene mucho tiempo libre. camino a una cita. y le pregunté qué había sido de Janet. y le compré una docena de rosas. Eso también le encantó. cuando lo recordó. admite que no lo considera muy probable en un futuro cercano. me dijo que nunca había vuelto a salir con ella. Teniendo en cuenta sus . Uno de mis amigos tiene una florería. a la larga. Así me parece a mí: son aburridos. sus casas y sus automóviles familiares. Si bien insiste en que. la mujer con quien iba a salir el día que nos conocimos. con sus bebés. Sin embargo. quiere casarse y tener una familia. sentar cabeza y formar una familia. Luego. para quien quería lograr que todos los actores de una comedia cantaran el “Feliz Cumpleaños”.

parece ser un sujeto muy solitario que ansía tanto el amor como el matrimonio. cuando se me acercó una mujer. A decir verdad. Me da la impresión de que las mujeres recuerdan sus experiencias con Gary con más desconcierto que dolor. se las ingenia para que la mujer se sienta completamente insegura. me dijo que él iniciaba todas sus conversaciones expresando que se sentía muy solo y necesitaba un compromiso permanente.207 antecedentes. Cuando empecé a pensar en este libro. empieza a hacer todo lo posible por sabotear la relación y. profesor de arte. Su aparente vulnerabilidad tiene a llevar a las mujeres a esforzarse en extremo para hacerle sentirse más seguro. quien me sugirió hablar con su amigo Mark. parece que el tiempo que Gary pasa con cualquier mujer es demasiado poco para causarle a ésta un daño muy serio. pues una vez que Mark percibe la posibilidad de que la mujer espere de él un compromiso. que conocía a Mark desde hacía muchos años. en una fiesta muy concurrida. MARK: Treinta y un años. Parece ser que Mark había dicho . pero me explicó también que todos los amigos de Mark comenzaban a dudar de la sinceridad de éste. resulta difícil tomarle en serio. no podía dejar de hablar de mis investigaciones iniciales. mientras tanto. Esa mujer. Si uno acepta lo que él dice al principio. soltero. Quizá Mark sea peligroso para las mujeres debido a su apariencia tan inofensiva. Precisamente eso estaba haciendo una noche. Eso es un error.

Si bien el apartamento era agradable. A aquella mujer le costaba creer que fuera del todo casual el hecho de que Mark jamás hubiese salido con una mujer judía. En esas imágenes. veía a dos niñitas. En la prestigiosa universidad a la que había asistido le consideraban muy talentoso. delgado. El aparecía también en varias de las fotografías: ayudándolas a arrojar peces a las focas del zoológico. decididamente. trayendo el pastel de cumpleaños. un hombre alto. señaló el apartamento a su alrededor y comentó: “Le falta el toque femenino. con un físico enérgico que se movía casi con la misma rapidez que su cerebro.208 claramente a todos los que lo conocían que nunca elegiría como pareja definitiva a una mujer que no fuera judía. por lo que ellos sabían. Sin embargo. ¿verdad?” De inmediato. quienes. y todos pensaban que llegaría a ser importante en el mundo del arte. eran sus sobrinas. nunca había salido con una mujer que lo fuera. Cuando llegué. y Mark me explicó que no estaba seguro de cuánto tiempo viviría allí. me llamaron la atención las docenas de fotografías que adornaban las paredes. Yo estaba a punto de emprender una gira literaria y. cuando llamé por teléfono a Mark. según me explicó Mark. aceptó verme en el sitio donde trabajaba como profesor de arte. Mark. Por donde miraba. las fotografías no harían sino reforzar la versión de Mark sobre su propia vida: alguien que . Si una mujer hubiese entrado a ese apartamento. Destacó que Mark era sumamente inteligente. era todo sonrisas: el típico tío cariñoso. grande y bien iluminado. Mark siempre ha vivido en ciudades que albergan a una numerosa población judía. tenía. un aire inacabado. me recibió en la puerta de su espacioso apartamento de dos ambientes.

Si bien Mark era bueno en su profesión y era reconocido por ello. aparte de aquéllas. La semana que le entrevisté. Me divertí al entrevistar a Mark. él no era profesor de arte. y jamás deja que una relación progrese más allá de cierto punto. se apresuró a señalar que. eran de Mark y algunos amigos de la universidad. No me presenta ningún desafío… pero me resulta difícil concentrarme en algo o comprometerme de alguna manera . Las únicas fotografías que había en el apartamento. se resentía al encontrarse atado a un horario regular. según me enteré. aunque lo hacía “en un estado de puro terror”. se sentía tan solo y aislado que agradecía la compañía momentánea de los gatos. Mark estaba a cargo de dos gatos de un vecino que estaba de viaje. Igual que sus amigos. sino que sólo trabajaba en ello hasta que pudiera organizar su vida. reconocía con cierto dolor las incoherencias existentes entre las cosas que decía y su modo de actuar. la última novia de Mark. en realidad. pues era un hombre muy perceptivo y ocurrente. no estoy concentrado en mi trabajo. Me dijo que sus reacciones reflejaban su conflicto interno: por un lado. tiene un par de técnicas muy eficaces para eludir el compromiso: jamás sale con mujeres que se ajusten a su criterio para comprometerse. No se consideraba capaz de afrontar el compromiso que implicaría tener una mascota propia y apenas toleraba mantener algunas plantas. era June.209 sólo quería hallar a la señorita adecuada y tener al bebé adecuado. pero por otro. Empezamos por hablar del trabajo. “Mentalmente. Para ser un hombre que dice desear el matrimonio. situada en un sitio muy destacado de su escritorio. y una. de una mujer que.

Como siempre. siempre con la esperanza de encontrar aquello que lo una todo. llegué a agotarme recorriendo tiendas. le faltan varias funciones que yo necesito. con mejores características? ¿Saldría un modelo menos costoso? ¿Los que ya estaban en el mercado costarían menos al año siguiente? No lograba tomar una decisión. pero. dijo que no se imaginaba pasando el resto de su vida sin un compromiso permanente.” La soledad es un tema recurrente en la conversación con Mark.” No vaciló en reconocer que la angustia que le provocaba el compromiso se extendía a todas las áreas de su vida. y opté por alquilar un ordenador por un tiempo. ¿No saldría un modelo nuevo. Consideraba . hace tres años. Entonces fui y me compré un modelo barato. Me contó que había tenido muy pocas relaciones con mujeres y que habían sido muy fugaces.210 importante. como siempre. Todo es muy fugaz… Paso de una cosa a la otra. No recordaba haber tenido aventuras de una sola noche ni relaciones sexuales intrascendentes. sino de todo. sin poder decidirme. ya sea una carrera o una esposa. hasta yo tuve que decir basta. Había gastado el triple de lo que costaba cualquier ordenador en el alquiler de un producto que era inferior a lo que yo quería. Por ejemplo. “La angustia que me produce el compromiso es el punto central de mi vida. Tres años más tarde. Pienso en ello sin cesar… pero no se trata sólo de las mujeres. No es malo. de modo que otra vez he empezado a comparar marcas y precios. inclusive con mi propio trabajo. quise comprar un ordenador.

y no era judía. fueron dos meses sumamente tempestuosos y apasionados. Se levantó sin una explicación. pero cuando le dije que la amaba comprendí que no me sentía del todo cómodo al hacerlo. Mark admitió que Andrea le atraía de un modo poco común. Básicamente. la vio en un cine e hizo todo lo posible por no toparse con ella. además. mientras estaban en la cama. recordó haberlo hecho una vez. pero sus amigos recordaban que ella le había cautivado. tanto en lo emocional como en lo intelectual. lo que sentía en esas ocasiones. Por lo que él les había contado de esa relación les daba la impresión de que ella le había rechazado. creo que me dejé . le tenía mucho afecto. Tal como él mismo reconoce.211 que no acostumbraba abandonar a las mujeres sin una explicación. Un año más tarde. Recuerdo una noche en que hicimos el amor de un modo muy tierno. pero. Hacía poco tiempo que salía con una mujer y una noche. durante dos o tres semanas. pero ella tenía dos defectos importantes. Al principio. Su relación con Andrea duró apenas dos meses. ante mi insistencia. “Teníamos muchas cosas en común. se vistió. Fumaba. Sin embargo. Además. yo fantaseaba con casarme con ella. yo sabía que no podría casarme con ella. Había sólo dos mujeres con quienes parecía haber compartido emociones intensas. sino. anunció que saldría unos minutos y jamás regresó ni volvió a hablar con ella. Mark suele olvidar no sólo los detalles referentes a sus relaciones de pareja. Según él. decidió que no deseaba estar allí. descubrí que no era así.

“Cuando comprendí que no podía evitar que ella llegara a querer casarse. Aunque. Por eso. hiciera lo que hiciera. pero que no creía que la relación tuviera futuro. pero ella tenía razón: yo no iba a casarme con ella. si bien Mark afirma que le cuesta conocer mujeres y atraerlas.212 llevar y dije cosas que no debía. La mayor parte de sus relaciones surgen de situaciones laborales o sociales en las que cuenta con más tiempo para “venderse”.” Mark no pone reparos en admitir que no le agrada ser quien pone fin a una relación. Mark no parece ser excesivamente agresivo cuando trata de conquistar a una mujer. me lo planteó. Cuando terminamos. sin duda. inicia una conducta tan irritante que es ella quien toma la decisión. Después sentí que debía retractarme. fue evidente para ambos que su persecución . tal como lo hizo con Andrea. aunque sean satisfactorias. Una noche fuimos a una fiesta y yo pasé todo el tiempo callado y evitando estar con ella. no pude discutir con sus percepciones tan precisas. Me dijo que me quería. pero yo la obligué a hacerlo. Por fin. me sentí muy molesto y deprimido. A diferencia de la mayoría de los hombres a quienes entrevisté.” Resulta interesante señalar que. Ella decidió terminar la relación. empecé a agriar la relación y me volví malhumorado y taciturno. yo habría preferido seguir viéndola. Mientras conversábamos. es asombrosa la prontitud con que pone fin a sus relaciones de pareja.

amar significaba “viviré contigo por siempre jamás”. Aunque con ella se sentía más cómodo y seguro que en cualquier otra relación que hubiese tenido. Esta dinámica se hizo muy evidente en una relación más reciente.213 de una mujer era sumamente intensa. aunque muy sutil a la vez. Cuando a Mark le interesa una mujer. la más larga y significativa de la vida de Mark. Cuando llegaron a acostarse. Jane y él eran compañeros de trabajo y se conocían desde hacía casi un año cuando empezaron a salir juntos. debería habérselo preguntado. Ella le atraía mucho y Mark hacía todo lo posible por interesarle. sus problemas. etcétera. Dado que Jane conocía la posición de Mark con respecto a los matrimonios entre personas de distintas religiones. quizá. Mark dijo a Jane que la amaba. pero admite haberse sentido menos culpable entonces porque comprendía que amar significa cosas diferentes para cada persona. ella ya sabía todo lo que había que saber sobre él y Mark se sorprendió al ver que ella aceptaba todas sus argucias. y que una mujer podría interpretar esa aparente vulnerabilidad que demuestra con ella como una señal de que ella es quien puede alterar la historia de Mark. Tal como había hecho con Andrea. a la larga todo terminó porque Mark sabía que no podría casarse con una mujer que no fuese judía. Sabe de su propio esfuerzo por describirse como un hombre que está en busca de una mujer que le cambie la vida. Pensaba que. Fue. de inmediato procede a revelarle intimidades de su vida: sus angustias. para él. y Mark reconoció la posibilidad de que él la hubiese engañado al respecto. . le pregunté cómo ella había podido continuar con él. si Jane quería saber si.

quizá llegó a tener en cuenta esa posibilidad. Creo que ella quería creer que eso era precisamente lo que yo haría. creo que le dije que. porque suponía que si lo hacía. Cambió políticamente y empezó a prestar más atención al mundo que la rodeaba. dado que la cuestión no era fundamental para ella. como que si quería casarme con una mujer que no fuese judía. Mark empezó a apartarse emocionalmente. y tuvo que trabajar a la vez que estudiaba. no me planteó preguntas directas. no al principio. Tal vez le dije algo vago. y yo no quería romper la armonía. Empezó a . podría pedirle que se convirtiera y. con el tiempo. En realidad. y yo insinué que si decidía comprometerme. y por eso decidió continuar sus estudios. Sabía que yo no la consideraba tan bien educada como me habría gustado. “Tenía otras reservas con respecto a Jane.214 “Al principio. Nunca le dije que sería imposible. la relación terminaría. si lo que sentía por una mujer era suficientemente fuerte. un par de meses después de que empezaron a dormir juntos. Después de que nos acostamos. admitía la probabilidad de pasar por alto la cuestión del judaísmo. Tenía muchas excusas para hacerlo. Motivos por los cuales consideraba que Jane no era adecuada para él. Sin duda. me hizo muchas preguntas cobre el judaísmo. y yo no quería que eso ocurriera. Ella nunca había tenido la misma suerte que yo. antes de que nos acostáramos. estaba muy comprometida conmigo.” Sin embargo. al menos. le pediría que se convirtiera.

bastante poco claros.215 leer el periódico de cabo a rabo. y supongo que no le di motivos para dudar que fuera posible. Eso es algo que suelo hacer: decepcionar a las mujeres en lugar de darle un no definitivo. y hacía todo cuanto podía por cambiar. Por ejemplo. se benefició por todos los cambios que produjo en sí misma. de modo que no me siento culpable de nada. Sin embargo. tal como ocurre a menudo. cuando ella empezó a hablar de hacer planes a largo plazo. Mis mensajes eran. resulta bastante evidente que Jane tenía un interés sincero por Mark. Mark consideraba que era importante que ninguno de sus compañeros sospechara que les unía otra cosa que una relación de trabajo. seguían guardando la distancia en el trabajo. a la larga. como tampoco le indujeron a decirle de frente que no llegarían a nada. al principio.” A juzgar por todo esto. “Creo que. compraba libros y revistas y asistía a los museos para aprender más sobre arte. Aparentemente. su buena voluntad y sus buenas intenciones no bastaron para influir en la conducta de Mark. Mark y Jane se veían cuatro o cinco veces por semana.” Aunque. Pero no cabe duda de que tenía mucha esperanza de llegar a ser la clase de mujer que yo deseaba. una mujer llamada . en su mayoría. Incluso dejó de fumar. Una de esas personas. dejé de esforzarme. ella le creía cuando Mark criticaba aspectos específicos de su persona. como vacaciones y festividades tradicionales en común.

pero mi relación con ella y mis fantasías sobre ella sin duda incidieron en la ruptura. él mismo lo creía. Algunos incluso podrían sugerir que Mark debería callarse la boca y estar agradecido.que no podía revelar a Debbie su relación con Jane.” Aquí debo detenerme y comentar una vez más sobre algo que ya debe de resultar bastante obvio. . Jane me brindó mucho.216 Debbie. No lo sé… Nunca llegué a acostarme con Debbie. y eso pudo tener algo que ver en esto… Además. pero sólo cuando Jane y yo comenzamos a intimar empecé a mirarla como algo más que una amiga. por entonces. En cambio. al menos por un tiempo. Mark había hablado con Jane acerca de su amistad con Debbie y le había explicado –y. por primera vez tuvo una relación sexual gratificante con una mujer que había sido su amiga durante todo un año antes de que empezaran a acostarse. cuando Jane llegó a su vida. Cabe mencionar que Debbie tampoco era judía. tuvo algo que ver con la ruptura. no puedo negar que tal vez utilicé a Debbie para distanciarme de Jane. Mark no tenía novia. “Conocía a Debbie y la trataba desde antes de iniciar mi relación con Jane. a los pocos meses. Se sentía desesperadamente solo y era muy inseguro con las mujeres en general. Antes de empezar a salir con Jane. No me cabe duda de que me sentí más seguro como hombre gracias a mi relación con ella. Cabría imaginar que Mark podría haber disfrutado esa relación. no había en su vida ninguna mujer de quien pudiera hablar. empezó a comportarse de tal manera que su relación con Jane quedó destinada al fracaso. Mark admite que.

Creo que. Además. Evité todo contacto físico con ella y me acosté a dormir en cuanto pude. Jane seguía esforzándose por salvar la relación. Cuanto más culpable me sentía. porque yo quería cambiar la relación y librarme de ella. más irritable y malhumorado me ponía. por eso me sentía culpable e incómodo con ella. sí podía. ansiosa de verme. las cosas empeoraron mucho. en cambio. Debbie.” . y tenía muchos deseos de acompañarme. Jane estaba esperándome en el apartamento. y yo trataba de comunicarle con sutileza que no duraríamos. Trataba de convencerme de que ella sólo se comportaba tan bien para conseguir lo que quería. Yo. Cuanto mejor me trataba ella. para mí. como él siempre decía. más me fastidiaba. desde luego. la relación había terminado. “Jane seguía adaptándose y aceptándome. pero sabía que ella no comprendía que. ¿por qué tenía que excluirla a ella?. le preguntó. en cambio. tenía sentimientos muy confusos al respecto. después de eso. Cuando regresé. Entonces partimos hacia Canadá en coche. Me agradaba. estaba muy bonita y había pedido una comida especial para los dos. “No ocurrió nada entre nosotros. si esa amistad era tan estrecha. ¿por qué Mark no quería hablar con Debbie sobre su pareja? “Lo que finalmente sucedió fue que decidí hacer un viaje en un momento en el que Jane no podía dejar su trabajo. estaba cansado y desaliñado. me puse cada vez más hosco y malhumorado con ella.217 La reacción de ésta fue de dolor y celos. y yo. pero yo sabía que no había echado de menos a Jane tanto como debería haberlo hecho. Si la relación que Mark tenía con Debbie era sólo de amistad. Desde entonces.

una mujer cariñosa que se brindaba a su pareja. cuando Jane trataba bien a Mark. tratando de descomponer la máquina.218 En el comienzo de la relación. una vez que empezaron a prevalecer los deseos de terminar esa relación. Así estuvimos algunas semanas: yo. y ella.” . Fue muy desagradable… ella lloró durante todo el camino de regreso. Yo no habría querido que termináramos así. Por fin. Jane me planteó la situación mientras estábamos en una excursión a pie. al cabo de varias semanas. nos veíamos cada vez menos en lugares públicos. “Cada vez que nuestra relación se volvía demasiado fluida y cómoda. Además. hay hombres que niegan la honestidad de los sentimientos de la mujer y piensan que ella trata de manipularles con los suyos. Mark llegó a ser lo bastante sincero como para comprender que Jane actuaba así simplemente porque era así. Mark comenzó a buscar otras explicaciones para la buena voluntad de Jane y llegó a la conclusión de que ella trataba de manipularle. Creo que lo que me hacía comportarme tan mal era la culpa que sentía al saber que no iba a casarme con Jane. A diferencia de muchos hombres. Sin embargo. Jane no podía evitar ser consciente de mi malhumor con ella. éste veía en esa actitud una prueba de la superioridad de carácter y juicio de Jane. yo trataba de aumentar la distancia entre nosotros iniciando discusiones por asuntos insignificantes. tratando de hacerla funcionar. ella le había elegido para brindarle su afecto. Si una mujer se siente dolorida por causa de una conducta de rechazo. por ejemplo. Muchos hombres me han dicho algo semejante.

si estuviera con una mujer judía. cuando duerme con una mujer en la misma cama. claramente atrapado. dado que había cosas que yo ocultaba. no podría escapar. una relación sumamente deshonesta. de tan irregular. sin duda. quien buscó otro trabajo en cuanto terminó su relación con él. Por definición. y despierta con una clara sensación de encierro. pero en otro. Mark reconoce que esa relación fue la mejor que ha tenido jamás. Todas las mujeres con quienes se acostó comentaron algo sobre su modo de respirar. sin duda.” Mark dice que. sería algo que. Tuvo la suerte de encontrar un empleo de mejor categoría y mayor salario y. con frecuencia le cuesta respirar. sería imposible. “No cabe duda de que nos comunicábamos bien. pero reconoce que la religión ocupa un sitio importante en su actitud ambivalente hacia las mujeres y el matrimonio.219 Mark ha tratado de seguir siendo amigo de Jane. era.” Mark no sabe por qué jamás ha conocido a ninguna mujer judía. “El hecho de la mujer no sea judía es. En mi mente. Todas las mujeres con quienes me he acostado dicen que. cada vez que respiro. allí le va mejor. parece que . y eso me deprime. En cierto nivel era una relación muy honesta e íntima. Mark explicó: “Despierto sintiéndome atrapado. una válvula de seguridad. desde luego.

acepto”. sin embargo.220 suspirara profundamente. Pero. Lo más corriente. suelen divorciarse y volver a casarse varias veces. pueda parecer una contradicción. sólo estoy respirando. cineasta. A estos hombres. es muy deprimente. es que. por eso no salgo con mujeres judías. en su mayoría. por lo tanto. pero suena como si suspirara. Aunque. y no la situación. .” BRAD: Cuarenta y ocho años. miedo a tener que soportar una mayor presión hacia el compromiso. su vocecita fóbica interior empieza a gritar: “¡Sáquenme de aquí!” Un hombre así tiende a creer que la causa de su angustia es la persona a quien ha elegido como pareja. Es por miedo. porque existía un motivo inevitable para abandonar la relación: la religión. En realidad. Brad constituye un excelente ejemplo de uno de estos hombres que se casan una y otra vez. Pero mi relación con Jane no era verdaderamente una trampa. divorciado. Piensan que estoy triste. a algunos hombres que experimentan grados extremos de fobia al compromiso les atrae el matrimonio. Pero eso no sucedió con Jane. Fue la única con quien pude superarlo. siempre lo describen como un suspiro. una vez que sé que una relación es como un callejón sin salida. Las mujeres nunca piensan que estoy roncando. a primera vista. en cuanto uno de esos hombres dice “Sí. no les agrada vivir solos y desean poder compartir su vida con una mujer. Pero. Y así es. muy artificial.

De hecho. El sería el primero en admitir que. está pensando en casarse por quinta vez. cuando las mujeres que fueron mis esposas comenzaron a interesarme. Tal vez. un cineasta alto y buen mozo. Conocía a otras mujeres. ninguna de las veces que me casé quería hacerlo. como candidato. por otra parte. pero siempre he sido sumamente reacio a contraer matrimonio. Era muy hermosa. siempre me casé enamorado.221 A los cuarenta y ocho años. “Puede parecer extraño que yo diga esto. “Mi tercera esposa fue la mujer con quien llegué a comprometerme más. Por entonces. y siempre vi el matrimonio como una trampa. hice hasta lo imposible por conquistarlas. es cuestionable. fue el más largo. Viajaba muchos kilómetros para verlas.” Brad se casó dos veces mientras aún tenía veintitantos años. les escribía poemas. Después llega el momento en que las cosas empiezan a ponerse serias y uno piensa: „¿Cómo puedo salir de esto?‟ Hasta que un día es demasiado tarde y no se puede escapar sin quedar como un criminal. Brad. y con esa esposa tuvo cuatro hijos. estudiaba para obtener un título de abogado que nunca utilizó. si hubiera obedecido a mis instintos. y a mi esposa le decía . y a veces me sentía muy enamorado de ella. a mi manera. Los dos matrimonios fueron breves. pero le fui asquerosamente infiel y empecé a engañarla al año de casados. Sería justo decir que. habría ahorrado mucha infelicidad a muchas personas. teniendo en cuenta mis antecedentes. Su tercer matrimonio. Pero. que duró doce años. etcétera.

Todavía me siento culpable por eso. era una mujer encantadora. Ella sólo trataba de ser una buena esposa. fue el inicio de un círculo vicioso. Yo criticaba su manera de hacer el amor. Mi esposa. ella quería creerme. y en lugar de sentirme satisfecho. “Mi esposa estaba muy enamorada de mí. “Me sentía intensamente culpable por todas mis relaciones ilícitas y trataba de justificar mis actos pensando que mi esposa era fría sexualmente. que simbolizaba la trampa conyugal. pensaba que era un hombre muy trabajador. Entonces me burlaba de ella. Al principio. me llenaba de resentimiento. me quejaba de ser „un incomprendido‟ y buscaba toda clase de excusas falsas para justificar mi conducta. Eso. fue perdiendo el interés en hacer el amor. desde luego. Era . y yo me las ingenié para arruinarlo todo. Me resentía por toda esa domesticidad suya. leyendo cuentos a los niños. con la cena cociéndose en la cocina.” Brad dice que es consciente de que su esposa habría hecho todo lo que estuviera a su alcance con tal de complacerle. “Además. y así lo hacía. A la larga.” Brad dice que él mismo empeoró el problema al culpar a su esposa. La culpaba por toda la incomodidad que yo sentía. mi infidelidad fue más notoria y ella se enteró. pero nada podía hacer.222 que tenía que trabajar hasta tarde. yo menospreciaba las cosas que ella sabía hacer bien. comprensiblemente. una estupenda ama de casa. Iba a casa y la encontraba tranquila.

“Finalmente. Lo único que quería era escapar. cada comida casera era como un clavo más en mi ataúd. yo estaba muy amargado y la culpaba por todo. cosía. quien le sugirió que ambos se divorciaran de sus respectivos cónyuges y se casaran. cuando eso sucedió se sintió destruido. Pero. creía que le encantaría tener la oportunidad de librarse de su tercer matrimonio. Literalmente.” Tras el fin de su tercer matrimonio. según Brad. que además ha tenido muchos cambios laborales. Ahora me doy cuenta de que ella actuó en defensa propia. Por entonces.” Durante ese matrimonio. cocinaba. la aventura terminó. Aunque. mi comportamiento llegó a ser demasiado para mi esposa y ella se interesó por otro hombre. dadas las circunstancias. Allí conoció a una mujer con quien tuvo una relación que duró cinco años. Cualquier hombre normal habría sido feliz con una mujer como ella. Le rogué que volviéramos a intentarlo. Era asombroso. A pesar de que no fue . al cabo de doce años. Tengo el mayor de los respetos por esa mujer que era demasiado buena para mí. Brad dice que la intensidad de esa mujer hizo que su matrimonio infeliz le pareciera un refugio seguro y protegido. Brad tuvo una aventura bastante complicada e intensa con una mujer casada. Me dijo que quería el divorcio. se mudó a otra ciudad por motivos de trabajo. Brad. Irónicamente.223 dedicada y trabajadora. planchaba. pero ella se negó rotundamente. poco después de plantearse el tema del divorcio y el nuevo matrimonio. caí en una profunda depresión. para mí.

imaginativa y aventurera. sus aventuras fueron pocas. Si bien no tenía problemas de dinero.224 totalmente fiel a esa mujer. aunque terminó por pasar casi todas las noches con la mujer en el apartamento de ambos. “muy tormentoso”. porque se mostró muy dispuesto a hablar de sus problemas con respecto al compromiso.” Brad optó por terminar la relación. pero cuando llegó el momento de que Brad hiciera lo propio. fui yo quien planteó la cuestión del matrimonio. Muy poco tiempo después. hicieron planes de convivir. Pero otra parte de . Cuando Brad y esa mujer llevaban juntos dos años. él se echó atrás. Y esta vez. Brad jamás pudo renunciar a su propio espacio. Ese matrimonio fue muy breve y. se enfrentó a ella y el dijo que no podría concretar su mudanza. Fue interesante entrevistar a Brad. Sentía una verdadera consternación por su propia conducta con las mujeres y le preocupaba no poder cambiar nunca. ella se puso ansiosa por formalizar nuestra relación y me dio un ultimátum: o nos casábamos o terminábamos. fue un verdadero error. “Después de varios años de vivir así. a quien describe como “perfecta” para él. inició una aventura con otra mujer. Después de eso. dado que ella nunca lo había mencionado. “Una parte de mí cree que el motivo por el cual he tenido tantos empleos y tantas mujeres es que soy una persona única. por fin. Ella se mudó al apartamento que encontraron juntos. Dice que dejó de atender el teléfono durante varios días hasta que. según Brad. volvió a casarse.

empecé a preocuparme. Recuerdo una ocasión en que me encontraba con una mujer de quien estaba profundamente enamorado. soy responsable con mis hijos. es un padre dedicado. y un día me miró y dijo: „Tal vez tengas razón.‟ De inmediato. Supongo que se podría evitar también ese compromiso. pero yo no lo he hecho. No hay duda de que la vergüenza de ser un padre insensible sería mucho peor que la vergüenza de ser un marido insensible. Yo le decía: „Vamos a casarnos… Tenemos que estar juntos. padeciendo fobia al compromiso.‟ “Por fin. pensé. Sea cual sea la razón. „¡Dios mío!‟. Quizá sea porque la sociedad ve con ojos menos favorables al hombre que trata mal a sus hijos que al que trata mal a su mujer.225 mí sabe que no quiero tener un solo trabajo o una sola mujer porque no quiero identificarme con una sola cosa.‟ Y la mujer me respondía „Tenemos demasiados problemas… demasiadas cosas que superar.‟ Entonces yo replicaba: „El amor lo vence todo. „¡Qué imbécil! ¿Por qué no la dejaste en paz? ¿Por qué no dejaste las cosas como estaban? ¿Por qué tuviste que ir y arruinarlo todo?” Brad constituye otro ejemplo del hombre que. “He echado mano a toda clase de excusas para escapar de las mujeres. “Aprendí a comprometerme con mis hijos. ella empezó a creerme.” .

226 SEGUNDA PARTE LA RELACION Qué puede hacer una mujer inteligente .

y de eso trata este libro. jamás serán capaces de amar. ya tendrá los conocimientos necesarios para .227 7 Para comprender la relación afectada de fobia al compromiso QUE PUEDE HACER UNA MUJER INTELIGENTE Ahora usted sabe por qué algunos hombres no pueden amar. en su mayoría. puede hacerlo. mejor dicho. Estos hombres. aunque sus parejas se mudaran al otro lado del Atlántico. se sentirían atrapados. ¿puede hacer algo? Sí. Cuando termine de leer esta sección. y la actitud más inteligente y auto protectora que puede asumir una mujer consiste en identificar el problema y alejarse… antes de que lo haga él. Entonces. ¿qué puede hacer usted al respecto? O. Es verdad que hay hombres cuya fobia al compromiso es tan grande que.

Hasta aquí. este hombre no podrá lograr mucho. La mayoría de ellos sí son capaces de amar y de comprometerse. si usted no desea convertirse en una estadística más de la fobia al compromiso. buenos y malos. Ahora ha llegado el momento de hablar sobre usted. la mujer que ha atraído a ese hombre. lo más probable es que tenga ciertas características que resultan atractivas para ese hombre. de acuerdo con la manera en que una mujer se conduce y se relaciona con el hombre. otra parte de él (la parte que tiene fobia al compromiso) desea escapar. esas . o si lo ha estado alguna vez. Pero preste atención: una relación puede tomar muchos caminos. no todos los hombres que padecen esta fobia la tienen en tal medida. COMO IDENTIFICAR A LA MUJER QUE FORMA PAREJA CON UN HOMBRE QUE TEME EL COMPROMISO Si usted está actualmente relacionada con un hombre que tiene fobia al compromiso. este libro ha versado principalmente en lo que el hombre que teme al compromiso hace en una relación. Sin embargo. Si usted está emparejada con un hombre así. está en sus manos establecer claramente las reglas básicas que constituyan la base del éxito. Por lo tanto. es probable que presienta que él quiere ser capaz de amar.228 identificar a estos casos más extremos de fobia al compromiso. Sin embargo. Con frecuencia. Con este conflicto interno.

229 características representan cualidades que a él le faltan. Se trata. No tiene idea de lo que en verdad desea. producto de la fobia al compromiso. no promete mucho. pero dado que se siente incómodo cada vez que piensa en comprometerse. En esta etapa. En esencia. lo más común es que el hombre “se acelere”. al principio. Por consiguiente. Para lograrlo. le escribe cartas. suele carecer de toda noción de la realidad. piensa mucho antes de prometer algo. Este comportamiento fue. hace todo lo necesario para que usted le responda. Cuando conoce a ese hombre. tal vez ha sido siempre absolutamente fiable. hace hasta lo imposible por estar con usted y. por otra parte. la llama por teléfono. necesita . no de un modo realista. dado que usted siempre cumple sus promesas. Significaría que usted está dispuesta a hacer todo lo posible por desarrollar una relación verdadera y prolongada. este hombre parece ser un romántico incurable. Estas diferencias de carácter y personalidad contribuyen a explicar cómo se inician las relaciones de este hombre y por qué suelen terminar tan mal. Todo se exalta y él no escatima esfuerzos. quizá. en general. Quiere conquistarla. Por lo tanto. en su mayor parte. Usted. Se enorgullece del hecho de que los demás pueden contar con usted. En realidad. y no sabe cómo podría interpretarse su conducta. significaría algo. Al principio. Si usted se acercara a un hombre con la intensidad con que él se le acerca. cuando se conocen. de un hombre que ha sido poco fiable en sus relaciones anteriores. prefiere no pensarlo… al menos. hace lo que dice que hará. no avanza con la misma rapidez que él.

Por definición. he dividido la relación característica de este problema en dos etapas. estas reacciones tienden a: (a) intensificar el problema del hombre que tiene fobia al compromiso y (b) conducir hacia la entidad destructiva que es la relación afectada por la fobia al compromiso. COMO IDENTIFICAR LA RELACION AFECTADA POR LA FOBIA AL COMPROMISO En esta sección. Esta necesidad de estar convencida es auto protectora y sensata. Da por sentado que él piensa como usted. ¿cómo puede ser así? Se trata de un hombre profundamente conflictivo. es sólo que no tolera lo que usted quiere. Cada etapa tiene una dinámica propia bien definida: una dinámica que se representa . No es que no desee amor. le agobia la angustia. No es que él no quiera estar con usted. es que. Pero. Si usted tiene como pareja a un hombre así. Supone que él tiene el mismo grado de integridad emocional que usted. cuando piensa en el verdadero compromiso que el amor implica. tiene que entender que todo lo que él hace provoca reacciones características en las mujeres. Estas reacciones son producto en parte del amor y en parte de una programación.230 estar más convencida de que los sentimientos y las intenciones de él son sinceros antes de responder de un modo acorde. Interpreta la conducta de él de la misma manera que él interpretaría la suya. Piensa que él tiene los mismos objetivos que usted. El problema es que usted se basa en un criterio erróneo para juzgar lo que él dice sentir.

las mujeres normalmente no se protegen. Pero. 2 Reconocer cómo. los pasos típicos son los siguientes: COMO UTILIZAR ESTA SECCION Esta sección tiene como objetivo ayudarla a: 1 Identificar al hombre que tiene fobia al compromiso antes de integrar una pareja con él. el hombre puede caer presa del pánico prematuramente. Le ruego que no olvide. En segundo lugar. Luego. En ese caso.231 mediante una serie de pasos fáciles de identificar. una descripción de la reacción típica de la mujer. y el hombre se dirige directamente hacia el amargo final. en el comienzo de estas relaciones. una exposición de lo que piensa y siente el hombre. y lo que puede hacer para evitar que la relación caiga en el olvido por la fobia al compromiso. Mientras vayan leyendo. y no después. que no todos los hombres pasan por cada uno de estos pasos. y preparan el terreno para un tremendo daño emocional posterior. En cuarto y último lugar. Primero. verán que cada paso se describe de la siguiente manera. se expone la manera en que una mujer inteligente debería reaccionar. . hay una descripción de lo que hace el hombre. mientras lea esto. en algunas relaciones breves e intensas. se puede omitir gran parte de la mitad y el fin. Además. Cuando esto sucede. en la gran mayoría de estas relaciones. gran parte del conflicto se produce en la mente del hombre que teme al compromiso.

. 9 Aprender cómo. 8 Reconocer un caso extremo de fobia al compromiso tal como es. usted puede estructurar una relación para minimizar las tendencias fóbicas del hombre y maximizar las posibilidades de lograr un crecimiento positivo y sano de la relación. desde el comienzo mismo. criticar o emitir mensajes confusosconstituyen indicios casi universales de un problema de fobia al compromiso en general. y no como usted querría que fuera. 6 Aprender a reconocer y comprender el verdadero significado –tanto positivo como negativo. y que no están dirigidos específicamente contra usted. como “brindarle muchísimo amor” o “apelar a las mejores tendencias de él”. 7 Aprender a reconocer una situación irremediable y a desembarazarse de una relación con el menor daño personal posible. 5 Reconocer el lenguaje simbólico que él emplea para indicar a su pareja que quiere abandonar la relación. no hacen más que agravar el problema.232 3 Reconocer cómo ciertos patrones de conducta –tales como el hecho de fijar límites.del lenguaje del hombre que teme al compromiso. 4 Aprender por qué las reacciones características.

Dice todas las palabras románticas que le vienen a la mente. Compra todos los regalos que se le ocurren. Dado que no piensa en lo que sucederá a largo plazo. no tiene motivos para reprimir nada. Lo que una mujer no debe olvidar es que. Así de sencillo. Pero. Hace y dice todo lo que puede para lograr que usted le quiera. si se trata de una verdadera . el hombre que tiene fobia al compromiso es totalmente ardiente y romántico. Lo único en lo que puede pensar es en conquistarla lo antes posible.233 8 El comienzo de una relación con fobia al compromiso EL COMIENZO No hay duda: en el comienzo. Es tal la fijación que tiene con usted en esta etapa que cuesta creer que pueda cambiar. además. carece de toda noción de la realidad y no tiene un concepto práctico de lo que dice o hace.

En el comienzo. y si la relación progresa demasiado de prisa. El esquema característico 1 Dedica todas sus energías a la conquista y es probable que tenga más interés que usted. . Usted tiene que establecer el ritmo.234 fobia al compromiso. La mayoría de las mujeres con quienes hablamos dijeron que. Y no olvide: . Aunque sienta la intensa tentación de dejarse llevar por ese estilo “de Hollywood”. Cómo reacciona usted: Cuando le conoce. una semana. . un mes o un año. Lo que una mujer debe hacer en el comienzo es seguir siendo realista y aminorar el paso de la relación. El comienzo puede durar una hora. Si él la conquista demasiado pronto. todo depende de cuánto tarde usted en responder. tal vez no le interese. es muy probable que le invada el pánico. y sin duda el ritmo correcto es lento y firme. le aterrará el grado de compromiso que se esperará de él. incluso es probable que su falta de interés sea absoluta. usted tiene mucho control y manejo del ego. no lo haga. Utilícelo para establecer el ritmo y un tono que conduzca a la permanencia. En realidad. .

más escéptica debe ser usted. Cuando un hombre se muestra inmediatamente cautivado por usted.” Las intenciones de él: El hombre que tiene fobia al compromiso inicia una persecución implacable porque piensa en hoy. por lo general. El busca esa aceptación. Sólo quiere que usted le responda. La reacción femenina típica: “No entendía por qué se sentía tan atraído por mí. Por el momento. Se concentra en el presente y trata de que todo sea maravilloso y romántico hoy. (Es fácil sentirse . La reacción inteligente: Cuanto más intensa es la persecución. el hombre les parecía demasiado “diferente” desde el punto de vista de sus intereses y su estilo de vida.235 inicialmente. Un hombre sabe que cuando una mujer accede a acostarse con él. Al principio. pensé que estaba equivocado. no en mañana. Una de las maneras más obvias de conseguir eso es el sexo. Pero me hacía sentir muy deseable. debe ponerse alerta. ésta volverá más adelante y acosará a la relación y a usted. A menos que ejercite la cautela. no le importan las consecuencias a largo plazo de lo que dice o hace. Lo que debe pensar es lo siguiente: Este hombre está reaccionando más a la fantasía que a la realidad. hay una mayor aceptación por parte de ella.

préstele atención a él. Trate de evaluar el carácter y la constitución emocional de él. más deberá frenarle usted. tenga en cuenta que habría hecho lo mismo más tarde y le habría causado mucho más dolor. no acepte acostarse con él demasiado pronto porque piensa que. . la relación se estabilizará. No acepte acostarse con él demasiado pronto porque él parece desearla inmensamente. pero no olvide que él sabe tanto de usted como de una forma de vida extraterrestre. . lo más importante. Y. Además: . Cuanto más la presione él. Si él se impacienta y se marcha. el tiempo o las energías que él ha invertido en usted. y también en lo que no dice ni hace. No dé por sentado que el deseo de acostarse pronto con usted significa que a él le domina una pasión más grande de la que ningún otro hombre ha conocido. . Aunque él la presione. Fíjese en todo lo que dice y hace. . basándose en sus propios instintos… no en lo que él le diga sobre sí mismo.236 halagada. No acepte acostarse con él demasiado pronto porque se siente culpable por el dinero. Haga caso a sus instintos y no a la capacidad de persuasión de él. y no se deje cautivar demasiado pronto.) En lugar de dejarse llevar por los halagos. una vez que él deje de concentrarse en el sexo. con lo cual estaría con él en un mundo de fantasía. mantenga la distancia.

. La hace mirarlo con ojos más positivos. pero yo le agradaba tanto que decidí hacer una concesión con respecto a mi ideal masculino. mostrarse tal como es. Una típica reacción femenina es la siguiente: “Le miré y enseguida vi todos sus defectos. ¿puede ser que él tenga tanto interés en usted porque usted no tiene tanto interés en él? 2 Al cabo de poco tiempo. ¿qué podía haber de malo en estar con un hombre que me adoraba?” Las intenciones de él: Para este hombre. Es verdad que la considera especial. Cómo reacciona usted: El la hace sentirse totalmente aceptada. Al fin y al cabo. “especial” y “para siempre” son dos cosas muy diferentes. y ésa es una sensación maravillosa. y está empeñado en que usted llegue a sentir lo mismo por él. La hace creer que ha encontrado a alguien con quien puede relajarse.237 Una posibilidad a tener en cuenta: En el comienzo. sin ningún juego. Resulta sumamente atractivo el hecho de que usted parezca gustarle tanto. él indica que la considera “especial” y parece tener pocas reservas (o ninguna) con respecto a usted o a su decisión de conquistarla.

Cómo reacciona usted: Cuando le escucha hablar de sus relaciones pasadas. sobre sus relaciones anteriores. La reacción inteligente: El solo hecho de que él no tenga. Si la reacción inicial que usted tuvo hacia él fue de desconfianza. Usted debe juzgarle y aceptarle sobre la base de la clase de hombre que es. Tal vez eran difíciles y . Tal vez no le amaban lo suficiente.238 Pero eso no significa que esté pensando más allá de mañana por la mañana. reservas con respecto a usted no implica que usted no deba tenerlas con respecto a él. pero la hace creer que con usted será diferente. Este es el momento de averiguar lo más posible sobre este hombre. El modo en que él presenta sus fracasos sentimentales la hace pensar que la culpa fue de las otras mujeres. siente pena por él. sobre su relación con su familia. 3 Tiene un historial escabroso con las mujeres. aparentemente. piénselo y téngalo en cuenta antes de dar otro paso. Tal vez no le gustaban tanto como le gusta usted. no por la habilidad que tiene para manipular el ego femenino.

Si ha tratado mal a otra mujer. Usted se convence de que ahora todo será distinto porque ustedes dos pueden compartir algo especial. Pero. no crea que será diferente con usted. necesita explicar por qué fracasaron esas relaciones e implicar que todo podría ser diferente con usted.239 exigentes. no implica que usted pueda confiar . no quiere que usted le deje y. Las intenciones de él: Cuando él le habla de los problemas que tuvo en sus relaciones anteriores. sea escéptica. por lo tanto. a estas alturas. es probable que esté diciendo la verdad y que luego haga lo mismo con usted. . El solo hecho de que. él se comporte como si siempre fuera a ser su mejor amigo y su mayor apoyo. el hombre ignora tanto su propio problema que en verdad cree lo que dice. Si él achaca toda la culpa por sus problemas pasados a la mujer. A menudo. . Si se culpa a sí mismo por sus problemas pasados. por otra parte. es su manera de prevenirla para que no tenga demasiadas expectativas. La reacción inteligente: . Los antecedentes de este hombre son la información más importante que usted tiene.

Cómo reacciona usted: Es maravilloso que alguien la trate como a un ser tan especial La conmueve el modo en que él se esfuerza por impresionarla. está tratando de venderse. le enviará regalos o. o casi.240 en él hasta que le conozca lo suficiente para poder juzgar si es capaz de mantener una relación a largo plazo. lo gasta. Si tiene dinero. se los demostrará. 4 Hace todo lo posible por impresionarla. pero está dispuesto a hacer todo lo posible por conquistarla para el presente. si tiene “sensibilidad” o “profundidad emocional”. pero sólo por el momento. Las intenciones de él: Sin duda. Si tiene talentos que piensa que serán atractivos para usted. la revela. Si no lo tiene. tal vez le envíe trocitos de su alma en cuotas bien planeadas. la invitará a costosas cenas y diversiones. al menos. Si tiene dinero. Sea . Desde su punto de vista. No piensa en el futuro. no le parece posible que un hombre invierta tanto tiempo y tantas energías para conquistar a una mujer a menos que la quiera “para siempre”. lo exhibe. si tiene algún talento especial.

pero tómelas como lo que son. las cenas. al menos. antes de comprometerse para nada. Los hombres tienen plena conciencia de lo que hacen en estos casos.241 cual fuere el medio que utilice. pero no deje que eso suceda. La mejor estrategia es la cautela. para ver a ese hombre de un modo más realista. Si se comporta como si quisiera excluirla o mantenerla apartada del resto de su vida. lo más probable es que ya le haya dado resultado antes. Cerciórese de que en el mundo de él haya lugar para usted. los regalos. el romanticismo… todo forma parte de esa filosofía de aquí y ahora. Ser “especial” ahora no significa serlo para siempre. Tenga esto en cuenta. de los puntos que están ganando y de lo cerca que están de “cerrar el trato”. Disfrute las comidas. Las invitaciones. Preséntele a sus amigos. No se muestra reacio a compartir intimidades con una extraña porque no piensa más que en venderse. es mejor saberlo ahora. no para él. Es fácil dejarse llevar por el estilo intenso de cortejo de este hombre. Conozca a los amigos de él y evalúe cómo se comporta con ellos y con los demás. ¡Que se cuide el comprador! Quizás él sea como el vendedor de coches usados que insiste más porque sabe que ofrece un producto en mal estado. Aproveche este tiempo. Si es verdadero . disfrute las salidas. y de que no esté ocultándole nada. La reacción inteligente: Este hombre no piensa como usted. no como lo que usted querría que fuesen. y no se venda enseguida.

tal vez. ya habrá mucho más romance más adelante… durante el resto de su vida. antes de que la mujer espere que se comprometa. este hombre es vulnerable y está necesitado. Dado que él parece tan dispuesto a revelar su vulnerabilidad. 5 Parece vulnerable y actúa como si necesitara la relación más que usted. tiene la impresión de que confía en usted como en muy pocas personas. Las intenciones de él: En efecto. No deje de tener un pie en el freno de él y otro en el propio. cree que no hay peligro en revelar la suya. en el comienzo de una relación. Usted valora esa confianza. pasa tanto tiempo creando distancia y huyendo que rara vez baja sus defensas. Pero. Cómo reacciona usted: El parece estar tan necesitado que usted casi siente pena. . Si en verdad tiene fobia al compromiso. se siente seguro y revela todas sus necesidades emocionales.242 amor.

Si él no se ha ganado su confianza. Esa “sensibilidad” hacia sus propios problemas no implica que vaya a ser sensible hacia los de usted. ya sea con palabras o con hechos. que está en busca de una relación significativa y monogámica. A juzgar por todo lo que dice. Si la versión que da de su vida se inclina demasiado a favor de él. no se la brinde. No acepte un vínculo con tanta rapidez. No asuma la responsabilidad por el bienestar emocional de él. no confíe en que él demostrará la misma empatía para con usted. En esta etapa inicial de la relación. Sienta o no pena por él. y sospeche de tanta voluntad de revelarla tan pronto. es conveniente que usted se proteja mucho más. 6 Expresa. no sólo de una aventura superficial. tenga cuidado. Algo más importante aún: No se deje absorber por las necesidades emocionales de ese hombre hasta el punto de llegar a un desequilibrio en la relación (por ejemplo. Y no sienta pena por él.243 La reacción inteligente: Sepa que esa vulnerabilidad es engañosa. Analice más los hechos que hay detrás de los sentimientos de él. actuar como si él fuera quien tiene problemas y usted quien se preocupa por ellos). parece acertado . Cómo reacciona usted: Le alegra conocer a alguien que parece tener principios tan sólidos.

aunque él no desee todas las obligaciones que acarrea el compromiso. Antes de decir las cosas que él dice. Una vez más. es probable que nunca haya tenido una buena relación. Pero eso no significa que sea capaz de desarrollar una relación así. y por eso está tan deseoso de tenerla. Las intenciones de él: No está tratando de engañarla. . no está prometiendo nada. La reacción inteligente: Comprenda que él no piensa como usted. está expresando una necesidad de fantasía. Tal vez piense tener esa relación al año siguiente… o simplemente. una vez que conozca a la mujer adecuada. usted mediría sus palabras con sumo cuidado. Si tiene fobia al compromiso. usted podría ser esa mujer. en el futuro. Cuando habla así. sí desearía tener todas las cosas positivas que implica estar junto a alguien. A él no se le ocurre que alguien pueda esperar que cumpla lo que dice de inmediato. estará dispuesto a asumir un compromiso serio. Verdaderamente lo dice en serio. habla en general. Y por el modo en que la mira a usted. Cuando dice querer una relación sólida. y una de las más importantes es la sensación de que la mujer estará allí si él la necesita y siempre que quiera estar con ella. No dé por sentado que él también lo hace. no de un modo específico. Sin embargo. parece igualmente acertado pensar que.244 creer que. a menos que usted haga algo mal.

Si él expresa principios tradicionales. Este es el momento en el que usted debe recordar que es una mujer inteligente. un marido y una relación duradera.245 No se deje alentar por lo que él diga. aunque quisiera? Dicho de otra manera. Y lo más importante: no trate de convertirse en la figura perfecta de mujer/esposa/madre con la intención de convencerle de que usted es la mujer que él busca. independiente y emocionalmente segura que debería estar afirmando su propia identidad. Piense objetivamente en lo que en verdad espera de una relación comprometida y duradera. o acaso está usted pasando muchas cosas por alto debido a lo que percibe como la fuerza del interés que él demuestra? . No esté tan ansiosa por creer en la sinceridad de ese hombre hasta el punto de dejarse llevar. ¿Está segura de que este hombre podría proporcionarle eso. si lo hiciera. ¿es realmente el hombre adecuado para usted. no empiece a pensar en una familia. ¡Piénselo! Un hombre a quien realmente le interesa el compromiso quizá no empezaría a hablar de ello tan pronto y. probablemente sería de un modo específico y no general. no dé por sentado que él valorará más a una mujer que reúna todas las cualidades de una compañera perfecta.

está obsesionado: la persecución se ha iniciado. lo arregla.246 7 Está dispuesto a hacer cualquier cosa con tal de estar con usted y atenderla: cancela otros planes. Si el techo de la cocina está descascarillado. Cómo reacciona usted: ¡Grandioso! Nada es demasiado para él si se trata de complacerla. Si tiene que viajar cien kilómetros de ida y cien de vuelta para verla todas las noches. No piensa en cómo se interpreta esto o si usted podría esperar que siga comportándose así. pero piensa en hoy. . lo hace sin reparos. viaja grandes distancias si es necesario. A usted le resulta evidente que él actúa como si estuviese postulándose para el empleo de marido. etcétera. El está realmente entusiasmado con la relación. la adrenalina fluye por su sangre y nada es demasiado. y sus calificaciones son casi perfectas. Es en parte manipulación y en parte hormonas. Las intenciones de él: En este momento.

o es sólo algo que hace ahora porque desea concretar la operación? Comprenda que muchos hombres que tienen un verdadero sentido de las prioridades quizá no estarían dispuestos a dejarlo todo por una mujer en una etapa tan temprana de la relación. otra prueba de lo poco realista que es su perspectiva. le ha reparado el coche o ha bañado al perro. puede ser.247 La reacción inteligente: Usted debe observarle con más atención. si aún no se ha acostado con él. . no empiece a actuar como una esposa porque supone que eso es lo que él espera de usted. ¿Se comporta así con sus padres? ¿Y con sus amigos? ¿Se esfuerza tanto por la gente en general? ¿Esa conducta es un reflejo de su carácter. más bien. Si lo hacen al cabo de seis meses. Lo que es más importante. Claro. no lo haga sólo porque él le ha limpiado el garaje. pero al principio. deje que pinte el apartamento y recorra distancias excesivas sólo para verle la cara… si eso es lo que él quiere hacer. Pero no piense que se ha establecido una relación en la cual él actuará como un marido. No empiece a esforzarse demasiado por hacer las cosas que haría una esposa. es una cosa. Además.

usted sabe que él querría estar también a su disposición. Ninguna mujer siente la misma libertad de llamar o no llamar que siente cualquier hombre. . No se le ocurre que usted podría interpretar eso como que puede contar con él. aunque de un modo poco realista. y la llama cuando piensa en usted. Cómo reacciona usted: Aparentemente. Las intenciones de él: Es verdad que piensa en usted constantemente. Esa “necesidad” de él la alienta a creer que usted podría depender igualmente de él si así lo quisiera. Al fin y al cabo.248 8 La llama constantemente por teléfono. estos hombres tienen teléfonos. Por consiguiente. a menudo “sólo para saludarte” o “sólo para oír tu voz”. La reacción inteligente: Pavlov tenía una campanilla. él siempre necesita saber que puede contar con usted. usted debe hacer todo lo posible por evitar que él la “entrene” con el teléfono. sabiendo que éste es un aspecto en el cual es fácil manipular a las mujeres. piensa. Eso hace que usted desee estar disponible para él y que se esfuerce por cerciorarse de que él siempre la encontrará.

Una reacción típica: “De inmediato. lo mismo habría ocurrido tarde o temprano. 9 Habla abiertamente del futuro y hace planes para los dos. Y. No hable con él por teléfono desde el trabajo más tiempo del que hablaría con cualquier amigo. No se preocupe por la posibilidad de que se sienta inseguro si no la encuentra en casa. Usted tiene la impresión de que él lo hace porque quiere que usted se sienta tan segura en la relación como él querría poder sentirse. no piense –aunque él la llame cinco veces al día. me dijo cuánto me gustaría la casa de verano de su familia. Si usted no está cuando él llama. No deje siempre un mensaje para informarle dónde se encuentra. Cómo reacciona usted: Realmente es fantástico conocer a un hombre que no parece tener miedo de hacer planes. No se pierda su programa favorito de televisión ni deje de retirar su ropa de la lavandería sólo por no decirle que estaba ocupada. Incluso puede hablar de “nosotros”.249 No establezca la costumbre de dejar todo a un lado por las llamadas de él. lo más importante.” . y si él no vuelve a llamar. Me hizo pensar que tenía planes de que estuviéramos juntos por mucho tiempo… Creo que empecé a contar con que así sería.que esto significa que él desea hablar con usted “para siempre”.

que deben pasar para llegar a esos momentos especiales. La reacción inteligente: No se deje seducir por esos planes para el futuro. en la vida cotidiana. Aunque se trate de una trampa. . él está pensando en todos los momentos “ideales” que le agradaría pasar con usted. sin pensar en todas las horas intermedias –es decir.250 Las intenciones de él: Su concepto del futuro es distinto del que tiene usted. Aquí interviene también un elemento de manipulación. A estas alturas. No empiece a planear cenas con él. no piense que ha establecido una relación estable y duradera. la tendencia consiste en pasar más tiempo aún tratando de que él se sienta más seguro o cómodo en la relación. y que pensará que su interés por ella es sincero. Dado que el hecho de que él hable de un futuro la hace pensar que trata de hacerla sentirse segura. No cree estar prometiendo nada y se asombraría mucho si usted tratara de hacerle cumplir lo que dice. No empiece a actuar como una esposa ni pase por alto los defectos de él sólo por una mención casual del futuro. El sabe que cualquier mujer reacciona de un modo positivo a esos temas. en el fondo él cree ser sincero y no advierte la contradicción.

actúa por impulso. su gato. En esta etapa de la relación. no considere a su pareja más importante que usted misma! . El está antes que todo lo demás: así de simple. La reacción inteligente: Usted debe ser la mayor prioridad en su vida. Otras prioridades pueden ser su familia. sus amigos. su perro y todas las demás cosas y personas que se hayan ganado en su vida esa condición prioritaria. cuando piensa en prioridades. Las intenciones de él: El no piensa en palabras como “prioridad”. 10 Actúa como si usted tuviera prioridad en su vida.251 Este es un grave error. Simplemente. sin pensar en lo que sus actos significan ni en cómo serán interpretados. sus hijos (si los tiene). su carrera. no vacila. Cómo reacciona usted: Le convierte a él en su propia prioridad y. El “nosotros” de él no significa lo mismo que el “nosotros” de usted.

en cierto nivel. y necesita esa seguridad constante –tanto para sí mismo como para usted. Se considera consciente de las necesidades femeninas y no cree estar utilizándola sólo por el sexo. La reacción inteligente: Un hombre que ya ha lastimado a otras mujeres tiene una actitud sensibilizada y defensiva con respecto a eso. El sabe. quiere creer que es una buena persona. Habla con tanta reprobación de los hombres que sí lo hacen que usted está segura de que él jamás demostrará una conducta semejante.de que no es tan malo como otros hombres. Es fácil pensar que nunca podrá comportarse de un modo desconsiderado o grosero con una mujer. Tiende a reparar más en la conducta de otros hombres y a . Cómo reacciona usted: ¡Está sumamente impresionada! El parece muy sensible y consciente. que está engañándola. En resumen. Las intenciones de él: Esto es casi un método para lograr sentirse mejor consigo mismo.252 11 Parece tener muy en cuenta la problemática femenina y critica a otros hombres que son desconsiderados con las mujeres.

253 juzgarlos más que el típico marido indiferente para quien tales problemas no existen. Cómo reacciona usted: ¿Cómo podría no confiar en él? Le dice todo lo que usted desea oír. se refiere a una confianza a largo plazo. Cuando usted habla de confiar en él. quizá. para alguien que es su pareja y su mejor amigo. (Esta definición parece tan superficial que a la mayoría de las mujeres ni siquiera se les ocurre. 12 Hace todo lo posible por lograr que usted confíe en él… y a la larga. Considere la posibilidad de que lo que él dice sea una proyección de su parte. A lo que muchos hombres se refieren cuando dicen que las mujeres pueden confiar en ellos es que no están “utilizándolas” sólo por el sexo. Las intenciones de él: Su concepto de la confianza es. lo consigue. diferente del que tiene usted. y de que su “sensibilidad” para con la problemática femenina no sea más que una manera de disimular sus antecedentes dificultosos y sus intenciones cuestionables. Además. es obvio que él confía en usted.) . permanente. No se le ocurre pensar que él puede referirse a otra cosa.

confíe en usted misma. y pídale que aclare lo que quiere decir. Si quiere ir a vivir con usted. . ¿se refiere a dos semanas o es para siempre? Hasta que la relación haya progresado más. ¿se refiere a algo duradero? Y cuando habla de algo duradero. usted aceptará. Piensa que él lo ha meditado tanto como usted. Si la cuestión es el sexo. Cuando habla de confianza. En otras palabras. Si lo que él busca es exclusividad. está dispuesta a acceder. 13 La convence de que asuma un compromiso (emocional y/o sexual) con él. usted será sólo de él. la ha conquistado. Sabe qué significa el compromiso y sabe lo que es aceptar a otro ser humano y esforzarse por una relación. Cómo reacciona usted: De acuerdo. Para él. la confianza suele tener una connotación claramente temporal. Usted ha pensado mucho en esto y sabe lo que hace. supone que él piensa como usted y que sabe lo mismo que usted. Ha dejado ya de oponer resistencia y está dispuesta a asumir cualquier tipo de compromiso que él desee.254 La reacción inteligente: Cerciórese de que ambos estén hablando el mismo idioma. confíe en sus propios instintos y no otorgue esa confianza especial hasta que él se la haya ganado realmente. comprometerse o casarse.

no se apresure. Las intenciones de él: Su fantasía se ha completado. Ni siquiera se le cruza por la mente que pueda ser el principio del fin. Luego entenderá lo que ha hecho. cerciórese de que el acto sexual signifique para él lo mismo que para usted… pero hágalo antes de que suceda. Sin embargo. La reacción inteligente: Este es un momento muy delicado de la relación. . porque cree que ahora los dos podrán estar más tranquilos. se sentirá muy bien. A menos que esté dispuesto a seguir adelante. no ha descansado hasta obtener esa seguridad por parte de usted. no sabe qué hacer con ella. Por un momento fugaz.255 Se siente complacida. empezará a tener deseos de escapar. Si no se ha acostado con él y está a punto de hacerlo. No cometa el error de creer que él ha meditado tano como usted en sus palabras y sus actos. Si él no ha indicado claramente que comprende todo el significado de lo que le ha pedido. Usted sabe lo que significa asumir un compromiso. Usted accederá a lo que él desea. Usted no tiene por qué demostrarle nada. Ahora que la tiene. Ahora tiene que enfrentarse a la realidad. No tiene idea de la importancia que usted concede al compromiso al que acaba de acceder. suponiendo que se trata del comienzo de la mejor parte de la relación.

El hecho de asumir un compromiso de cualquier clase debe ser ciento por ciento recíproco. y los dos deben saber con exactitud a qué se refieren. no empiece a pensar ni a actuar con la lealtad y la devoción de una esposa. Si él dice que también está dispuesto a comprometerse. con quién lo hacen y lo que significa. recuerde esto: conserve siempre su independencia. no siga adelante hasta estar absolutamente segura de que él sabe lo que hace y puede soportarlo. Si en el momento en que usted asumió su compromiso.256 Aunque la actitud de él la haya convencido de que usted tiene un sitio en su vida. no siga adelante con compromisos importantes. . debe estar tan profundamente comprometido como usted. y ambos deben saber con exactitud lo que hacen. percibió cierta vacilación o cierto distanciamiento por parte de él. tales como el matrimonio o la convivencia. Si hay cosas poco claras en la vida de él o en su modo de actuar. el sentido de su propio yo y un sano interés por sus propias necesidades. Y aunque él cumpla con todos estos requisitos y usted esté pensando en dejar de leer este libro en este punto.

además. Sabe que ella le quiere.257 9 La etapa media de una relación con fobia al compromiso LA MITAD La etapa media comienza cuando el hombre que teme al compromiso despierta de su fantasía de “aquí y ahora” y comprende que usted no sólo le quiere sino que. se concentraba por completo en convencer a la mujer de que él merecía su aceptación. Se siente seguro con ese . Durante el comienzo. Ahora que lo ha conseguido. se pregunta qué significa todo eso. su alma. tal vez le quiere de forma permanente. su atención y a menudo.

Otros transmiten su mensaje imponiendo limitaciones a la cantidad de tiempo consecutivo que pasarán con la mujer. ahora magnifica cada defecto. para él sentirse seguro equivale a sentirse atrapado. Puede empezar por los problemas que tienen solución. Lamentablemente. . Con eso en mente. Mientras que antes se sentía inseguro y vacilaba. vacaciones. Mientras que antes glorificaba a su pareja. No sólo prohíben el crecimiento. A la . como por ejemplo.258 sentimiento. se pregunta si en verdad podrá soportarlo. de hecho. empieza a llevar la relación hacia atrás y no hacia adelante. de pronto. si no directamente pánico. y sentirse atrapado le produce angustia. mediante uno o ambos de los siguientes métodos: . empieza a criticar tanto la relación como a la mujer. Lo que algunos hombres hacen es expresar a la mujer. etcétera. que ella no estará incluida en sus planes para las principales fiestas. la aceptación de la mujer ha colocado la relación en otro nivel. y el hombre que tiene fobia al compromiso lo sabe. al margen de la profundidad que haya alcanzado la relación. por pequeño que sea. Criticar: En lugar de disfrutar la relación y dejar que el amor crezca. Fijar límites: Nada puede sofocar más el crecimiento de una relación que los límites artificiales. ahora confía en sí mismo y se siente seguro. sino que desconciertan a la mujer. En otras palabras. el lugar donde ella vive o su situación económica actual. Pero la perspectiva de que así sea le asusta y. lo suficientemente seguro como para empezar a evaluar si él desea que esa relación se prolongue. reuniones familiares.

pasa a concentrarse más en las cosas que ella no puede cambiar. cuando ve aproximarse cada vez más la posibilidad de un compromiso. Por eso vuelve a acercarse. de modo que retrocede. el pánico que le provoca el compromiso a menudo supera toda lealtad y todo sentido de justicia para con la mujer. Las primeras veces que retrocede. A la larga. Tal vez comprenda que fue él quien alentó esas expectativas en ella. lo que piensa es que ella trata de atraparle y. Sabiendo eso. A la larga. la idea de perderla le aturde por completo. o . el alivio que siente al evitar el compromiso es mayor que su sensación de pérdida. cada vez que se acerca. Sabe que. Avanza un poco y experimenta una angustia absoluta. Huelga decir que. a menos que se produzca un milagro. si la relación ha llegado a la etapa de los límites o las críticas. En realidad.259 larga. Pero. pero tiende a pasar esta idea por alto. se siente atraído por ella y tal vez la ama tanto como puede. pero quiere cerciorarse de que no es necesario que abandone la relación hasta que esté listo. quizá nunca será capaz de asumir un compromiso. Le agrada esa mujer. Pero. En su mente. Básicamente. se encuentra en un conflicto total y empieza a poner a prueba esos sentimientos. siente cierto alivio al apartarse de la situación que le causó la angustia. a pesar de lo mucho que puede disfrutar en su compañía. pero el sentimiento predominante es que echa de menos a la mujer. crecen las expectativas de compromiso por parte de la mujer. él siente más terror. es porque él está emocionalmente involucrado. Entonces sigue apartándose más y más. este hombre suele empezar a resentirse con la mujer por provocar en él todos esos sentimientos intensos.

Usted piensa que la total aceptación que le demuestra le hace sentirse seguro. Mientras él magnifica todos los defectos que ve en usted. Pero. está haciendo todo lo que considera apropiado para contribuir a que así sea.” Esto señala un importante cambio en la estructura de poder de la relación. Ha evaluado todas las cosas que él hizo para que ella se sintiera segura y feliz. es un poco gordo. en cierto nivel. Tal vez usted esté haciendo planes a largo plazo. Cuando se inicia la etapa media. tiene una calvicie incipiente y sin duda. pero me ama y por lo tanto. En esta coyuntura. muchas mujeres tienden a abrigar la esperanza de que vuelvan a emerger los sentimientos que él .260 incluso amarla. usted se ocupa de menospreciar los de él. y se comporta como si estuviera haciéndolas… aun cuando él haya dejado ya de hacerlas. se siente como un animal perseguido. Lo que le impulsa es la necesidad de escapar. Usted ha dejado de dudar y en consecuencia. ha empezado a hacerlo él. tiene una actitud mental enteramente distinta. Cualquier mujer que llega a esta etapa tiene un problema importante: continúa relacionándose como si el hombre aún tratara de conquistarla. Ella no esperaba un cambio de actitud. Aunque el hombre se comporte de una manera totalmente destructiva. la mujer. Da por sentado que él seguirá haciendo esas cosas. vale más que todo lo demás. está perdidamente enamorada… al fin. o tal vez no. Un ejemplo característico: “El no es tan inteligente como yo quisiera. probablemente tiene la esperanza de que esa relación salga adelante y sin duda. usted. No es así: le hace sentirse atrapado. no tiene tanto dinero como Fred.

El hombre que teme el compromiso no ayuda a la mujer a afrontar la realidad.261 demostró en el comienzo y todo se solucione. Por eso. A medida que pasa el tiempo y que la negatividad de él se acelera. de que no está atrapado. hiriente o claramente odioso que llega a ser el hombre en su lucha por convencerse a sí mismo y a ella. Al fin y al cabo. él está convencido de que esos mensajes son muy claros. El problema es que la mujer no sabe qué mensaje creer. Ella cree estar tratando de enderezar la situación: él piensa que está presionándole hasta el límite de su tolerancia. Las discusiones se vuelven más acaloradas. normalmente le da mensajes dobles que acaban por confundirla del todo. La primera reacción de una mujer consiste en expresar su angustia de un modo que no resulte amenazador. Al decirle continuamente que la ama y que no quiere perderla. cree estar manifestando su conflicto. muchas mujeres se resisten a creer lo que ocurre. cree en el mensaje que desea creer. Por ejemplo. ella no cree que haya ningún problema y está segura de que. A pesar de lo destructivo. Por clara que él vea la relación. puede seguir llamándola con regularidad y ofreciéndole excusas que ella puede aceptar: que tuvo que trabajar hasta tarde. cree estar expresando claramente que no va a comprometerse con ella. todo se aclarará y volverá a la normalidad. aunque él haya empezado a salir con otra mujer. Por ejemplo. Además. al establecer límites y apartarse. y la expresa. aumenta la insatisfacción de la mujer. Créase o no. cuando exprese lo que siente. problemas familiares o cansancio. .

tendrá que volver a ser como era en el comienzo. cuando él no le importaba tanto y usted vivía ocupada y feliz sin él. no evalúa correctamente la conducta de él. En la mitad. Ella no sabe lo que ocurre y la mayoría de las veces. el temor que le inspiran esas cualidades femeninas es mayor que el amor. Si una mujer inteligente desea que esa relación perdure y considera que vale la pena intentarlo con ese hombre. En resumen. ¿Por qué? Porque. la palabra clave para este hombre es conflicto. Dado que la mujer ha sido programada para comportarse de ciertas maneras. diga lo que diga. Piense en ella como si fuera una planta enferma. Si quiere que vuelva a crecer. espaciosa y no amenazadora. sucede lo contrario.262 hace todo lo posible por convencer al hombre de que el camino correcto es el del compromiso. recíprocamente independiente. cada vez que lo hace. Y no diga que una relación siempre tiene que ir hacia adelante. la mujer tiene un poder emocional basado en el hecho de que el hombre ha desarrollado un fuerte apego hacia ella y considerable afecto también. lo negativo no supera a lo positivo… todavía. tiene que utilizar ese poder para llevar la relación de nuevo al comienzo. donde se la puede reestructurar para que sea sana. Si usted desea lograr esto con un hombre que teme al compromiso. Para la mujer. En todo caso. él siente que un nudo corredizo se va cerrando a su alrededor. tiende a recaer en la conducta típica de una esposa. Aunque se siente en conflicto. Confía en el vínculo que existe entre ambos y piensa que el amor logrará resolverlo todo. es necesario cortarla y volver a . casi como para demostrar que es “buena para él”. Pero. En esta etapa media. Tolera más y disculpa más. es confusión. trata de amar más.

. etcétera. En lo que a usted respecta. como si algo le asustara. Si lo único que hace es regarla. Dado que ignora por completo el cambio que se ha producido en la actitud de él. él sigue queriéndola tanto como en el comienzo.263 plantarla en oro suelo. De hecho. usted se comporta como si él siguiera siendo aquel hombre que. En todo caso. si usted presiente que hay un problema. loca por él. No tiene la menor idea del conflicto que empieza a emerger. Es posible que no la llame con tanta frecuencia. parecía necesitar su amor y su aceptación. Cómo reacciona usted: A estas alturas está. piensa que lo lógico es que los sentimientos de él se hayan intensificado. Está tan ocupada brindándole el afecto y la seguridad que él deseaba que no logra reconocer o evaluar apropiadamente los primeros indicios de que él empieza a apartarse. tal como le ha sucedido a usted. que no sea tan atento como antes. la ahogará. más que nada. puede malinterpretarlo y esforzarse por brindarle una sensación de seguridad aún mayor. con lo cual sólo consigue aumentar la angustia que él sufre por el compromiso. por decirlo de una manera sencilla. El esquema característico 1 El parece echarse atrás.

se le ocurre que algún día puede tener deseos de escapar de usted. Ahora. casi inconscientemente. Por eso. en lugar de preocuparse por cómo puede conquistarla. tómelo como una señal de que puede haber un serio problema. se dispone a entrenarla para que espere menos de lo prometido originalmente. Percibe los primeros asomos de la fobia al compromiso. Establece la base necesaria en caso de que quiera marcharse del todo. su problema empieza a emerger y algo le dice que emprenda la retirada. La intimidad de la relación comienza a cernirse sobre él. Le aterran las posibles implicaciones de esa noción. Sabe que es el responsable de que usted espera más de él. lo más adecuado es alejarse. pero de pronto no está seguro de querer dar más… ni de poder hacerlo. y no le agradan. La reacción inteligente: Cuando perciba el primer indicio de que él se está echando atrás. empieza a sentirse atrapado por la idea de permanencia. Sepa que el hecho de que usted le tranquilice y le demuestre aceptación no aliviará el .264 Las intenciones de él: Casi en el preciso instante en que la conquista. Aunque su primera reacción consista en Acercarse más a él. Comprende que esos pensamientos sorprenderían a cualquiera que hubiese sido testigo de la intensidad con la que se dedicó a la conquista.

Al contrario. que. no resultará sofocado por usted. atenta. aunque la ame. Pruebe a apartarse un poco y vea qué sucede. Comprenda que usted puede estar con un hombre para quien una pareja tan unida es una trampa. Haga lo que haga. No es la reacción adecuada. puede tratar de demostrarle mediante hechos. No necesariamente significa que él tenga planes a largo plazo para ustedes dos. Y. tómelo como lo que es. No actividades que le pongan celoso. no trate de ser más generosa. no se vuelva posesiva. haga lo que haga. En cambio. Proyecte más actividades por su cuenta. y no palabras. evalúe lo que ocurre. si usted pone un poco de distancia y él reacciona con celos. . etcétera. Entonces. sino cosas que le permitan salir de casa y dejen en claro que usted tiene una vida propia a la cual no desea renunciar. ahora sus palabras y sus actos están llenos de dobles mensajes. 2 Mientras que una vez sus intenciones fueron claras. Sin embargo. Si piensa que vale la pena intentarlo. no encare su vida de modo que gire sólo en torno a él. es muy probable que sea la causa de ese problema. afectuosa.265 problema de él. y no trate de engañarse.

y desea disfrutar los sentimientos positivos. ¿Cómo podría creer que ese mismo hombre empieza a observarla en busca de sus defectos? Las intenciones de él: Se encuentra francamente confundido. No es que no “oiga” cuando él empieza a volverse negativo. sino que se ha acostumbrado tanto a aquella aceptación positiva que él le demostraba. arruinará la relación. En esta etapa. Le agrada saber que puede confiar en usted y contar con su aceptación. es probable que esté haciendo una lista de todas las cosas que le agradan de ese hombre y buscando explicaciones lógicas para todos los aspectos negativos. se encuentra totalmente sumida en la aceptación. De hecho. Si usted es como la mayoría de las mujeres. y está tan condicionada por ella. Esos mensajes dobles pueden ponerse de manifiesto cuando él se comporta de un modo diferente en distintas .266 Cómo reacciona usted: Presta atención a los mensajes que desea oír y no tanto a los demás. Siente afecto por usted. que no concede a los mensajes negativos todo el peso que merecen. Pero sabe también que. y él no quiere que eso suceda. quizás incluso la ame. si se lo dice a usted. Pero tampoco quiere que usted espere nada. Por eso opta por un modo intermedio de transmitir lo que siente. usted está pensando en la suerte que ha tenido al encontrar a ese hombre tan maravilloso que tanto la quiere. Y no quiere perderla.

todo es pasión y demostraciones de cariño. el tiempo que pasa con él es exactamente eso. casi como si quisiera negar lo que existe entre ustedes. Aun cuando una mujer perciba esa diferencia. Por ejemplo: cuando están solos en casa. Comprenda que. Ella cree estar atizando el fuego del amor cuando.enfatiza ese aspecto de la relación.y tiempo real. el afecto y la intimidad triunfarán. En otras palabras. puede razonar sobre lo que él ve como defectos en usted. y su fobia al compromiso empieza a hallar motivos por los cuales usted puede ser inapropiada o la relación puede fracasar. La reacción inteligente: Usted debe cerciorarse de escuchar los dos mensajes. en la mente de él. hay tiempo de fantasía –que incluye la pasión y el sexo. lo que hace es atizar el temor. que abarca las actividades cotidianas tales como lavar la ropa. en lugar de seguir adelante con esa idea. a la larga.se echa atrás. En su mente. cuando hay alguna actividad en el mundo real –especialmente si ésta incluye a otras personas. Para justificar sus actos.267 situaciones. cuando empieza a pensar que usted puede ser la mujer adecuada para él. etcétera. . la debate. ya sea en la cama o una fiesta. El único problema es que. En sus actos –tales como preparar cenas íntimas. en realidad. tiende a pensar que. es un hombre confundido que da mensajes confusos. veladas en casa. No puede limitarse solamente a los mensajes de amor y fingir que los otros no existen.

busca alguien más a quien culpar. no desea exigirle que la incluya. se siente como una adolescente excluida por sus compañeros de escuela.268 En este caso. No lo comprende. tales como sus amigos. y la excluye a usted de una o más de ellas. Por eso. quizá sea tiempo de evaluar la profundidad del temor que él siente. pueden evaluar la relación y decirse con sinceridad qué siente cada uno. O una idea peor: no está segura de que él acepte incluirla. son “zonas prohibidas”. ¿Le preocupa tener que asumir un compromiso? ¿Y si fijaran un lapso durante el cual los dos acordaran no pensar en la posibilidad de comprometerse? Al concluir ese período. se siente dolorida. usted misma puede decidir hasta qué punto se arriesga con él. Si él padece temores importantes. De esa manera. Piensa que su relación de pareja se basa en la intimidad emocional y en la confianza. Pero no sabe qué hacer. El reconocimiento le permitirá protegerse. su familia o su trabajo. Con frecuencia. Por eso. De hecho. lo hace con pretextos aparentemente plausibles. Se resiste a creer que ese hombre pueda ser tan cruel. es mejor que ambos lo sepan. Pregúnteselo. Aquí lo más importante es no dejar que la dualidad llegue a convertirse en algo permanente. Una reacción típica: “Le . 3 Deja claro que ciertas partes importantes de su vida. Cómo reacciona usted: Desde luego.

de ahí que le dé excusas en lugar de decirla la verdad. La reacción inteligente: Si usted ha llegado a esta etapa de la relación. En cierto nivel. este hombre está previniéndola. Después tomé conciencia de que nunca había conocido a ninguno de sus compañeros de trabajo.269 creí cuando me dijo que su familia era imposible. él no quería que me conocieran. No quiere que intervenga en todo lo que hace hasta tal punto que ya no le quede manera de escapar. A su manera peculiar. No podía creer que. pero luego me puse furiosa.” Las intenciones de él: Es claro que él trata de limitar la participación de usted en su vida. al tratar de demostrarle que siempre habrá límites que no desea que usted sobrepase. se encuentra con problemas. Al principio me dolió. pero esa conciencia no supera la angustia que le provoca la perspectiva de incluirla a usted en todos los aspectos de su vida. Enfréntelos antes de que . No quiere que usted albergue expectativas poco realistas con respecto a él. Llegué a la conclusión de que debía de avergonzarse de mí. simplemente. sabe que su comportamiento está afectándola en su ego. Pensé que les tenía miedo y quería protegerme. Los culpé a ellos. Comprende que la está lastimando.

y trata de no pasar mucho tiempo con ellos. Si él es la persona que está causándole dolor. no acuda a él para que mitigue ese dolor. 4 Tiene recelo de las reuniones que incluyan a la familia y los amigos de usted. No trate de sobrepasar los de él. No puede permitir que la trate de esa manera. . y eso no fuera bueno. de la medida en que él esté excluyéndola. Pero comprenda que las reacciones de él no serán las que usted desea. retírese. No participe en el juego aceptando esa crueldad. Comprenda y acepte lo que eso significa y responda de una manera acorde. simplemente. Si ha llegado a tener una conducta cruel –si no la lleva con él a cenas familiares o a reuniones sociales importantes o la trata de una manera que deja mucho que desear. Si. Si él sigue excluyéndola. Es como si estuviera seguro de que entre ellos hay alguien que sabe la verdad sobre él. es una cosa. lo más probable es que él piense que trata de atraparle. Observe lo que él hace. Conozca el significado de los límites. aunque no punitiva. hasta cierto punto. convénzase de que lo hace a sabiendas. no hay excusas para tanta crueldad emocional. Si él está lastimándola a propósito. Piénselo: ¿qué haría usted si un amigo o amiga le hiciera eso? Sus reacciones se adecuarían a las circunstancias. Básicamente.270 empeoren.será mejor que se aparte usted. Si le dice que está dolida. pero establezca a la vez límites propios y claros. tarda en presentarla a sus amigos pero es evidente que se está esforzando. Su actitud debe depender. quizá del todo.

en un ambiente aislado e íntimo. Cuando está a solas con usted. Quiere que le agraden las personas que a usted le agradan y que ame a las personas que usted ama.271 Cómo reacciona usted: Usted quiere compartir con él las cosas buenas de su vida. Cuando asiste a una de esas reuniones. en lugar de estar ansioso por conocer a sus familiares y sus amigos cercanos y por estar con ellos. se le ve tenso y no actúa en absoluto como cuando está a solas con usted. Incluso es posible que crea que así deba ser. aparentemente prefiere evitarlos. se siente un impostor. llega a la conclusión de que esa persona no le entiende o tiene celos de él. puede engañarse. estas reuniones ponen muy incómodo al hombre que tiene fobia al compromiso. Lo que ocurre es que tiene la impresión de que toda esa gente espera que se case con usted. Piensa que no debería estar con esas personas a menos que estuviera dispuesto a asumir un compromiso… y no lo está. En algunos casos. Pero. pero cuando está con su familia. Piensa que toda su cara expresa la palabra “engaño”. usted puede culpar a un amigo o a alguien de su familia por hacerle sentirse incómodo. Las intenciones de él: Sin duda. .

y usted no es Julieta. acepta las explicaciones. La conocen desde hace mucho tiempo y aunque no se lleven bien. Luego. casi como el de un matrimonio. la manera en que él se comportaba en el comienzo la impresionó tanto que sus reacciones todavía se basan en cómo era él.272 La reacción inteligente: Reconozca la posibilidad de que su familia y sus amigos estén interpretando la situación mucho mejor que usted. Cree que eso significa que usted podrá hacer lo mismo . incluso puede pensar que el agrada que él cuente así con usted. Si él le dice que tiene más trabajo que antes. cuando al fin repara en el cambio. No empiece a pensar que nadie la quiere y nadie la entiende más que usted. No se distancie de su familia y sus amigos en señal de lealtad hacia él: el síndrome de “tú y yo contra el mundo”. Por un tiempo. El no es Romeo. no duda de su palabra. sienten una intensa lealtad para con usted. usted piensa que la relación está adquiriendo un ritmo cotidiano normal. Si tiene un millón de cosas que hacer o si tiene que ver a sus amigos. y no en cómo está actuando ahora. 5 La trata como si ya no tuviera tanta prioridad y tiene miles de excusas para explicar esa actitud. Cómo reacciona usted: No advierte el cambio de inmediato.

inventa excusas y no aparece hasta las diez. Entonces le dice que tiene que trabajar. pero ahora sólo quiere verla los sábados. Entonces siente pena por él. Esto funciona de la siguiente manera: antes. Por consiguiente. Las intenciones de él: En efecto. inventa excusas con la esperanza de que usted le dé más distancia y a la vez. y él quiere que usted lo sepa… pero no hasta el punto de poner en peligro la relación. usted le cree. y la llama por teléfono. No sabe a ciencia cierta qué quiere que suceda. Cuando él le dice que ese cambio es pasajero. el viernes por la noche e incluso el domingo.273 con él. usted ya no ocupa un lugar tan prioritario como antes. se veían todos los viernes. que tiene que trabajar tanto. espera sus llamadas telefónicas y le sorprende con cenas especiales u otras atenciones. . siga siendo igual. y trata de establecer un esquema de vida que le permita pasar más tiempo sin usted. Otra posibilidad: en lugar de llegar a las seis y cenar con usted. pero sí está seguro de que necesita distancia. A él no se le ocurre que sus excusas le proporcionan a usted las justificaciones que necesita para actuar como una esposa cumplidora. Ni siquiera se le ocurre la posibilidad de que él no sienta lo mismo. quizá varias veces. sábados y domingos.

o una tarjeta simpática. es probable que sea sincero. no haga nada a menos que él se lo pida. Entiendo que pueden surgir emergencias en el trabajo y que hay razones verdaderas. pero lo sabe. .274 La reacción inteligente: No crea que esta conducta es pasajera. el hombre que tiene fobia al compromiso normalmente se siente demasiado culpable para pedirle algo a una mujer. Una vez que la relación ha llegado a esta etapa. Es un hombre que al principio le prometió todo y ahora está echándose atrás. Tal vez prefiera no afrontarlo. Es absolutamente inapropiado que le envíe un cesto con comida. Si usted desea seguir más allá de esta etapa. pero. sino que viva su propia vida. No es un hombre que ha construido poco a poco una relación estable. Y no se preocupe pensando que él la considerará menos por ello. Deje de comportarse como una esposa comprensiva. Por eso. Usted sabe cuándo un hombre está inventando pretextos. por lo general. una mujer inteligente sabe distinguirlas. No esté disponible cada vez que él la llame o encuentre tiempo para usted. Es más. No estoy sugiriendo que pruebe jugarretas. sepa que tendrá problemas. porque no quiere que ella le pida demasiado. que él no lo sea para usted. si su pareja le pide que le prepare la cena y le espere levantada. Si usted no es una prioridad para él. El no es su esposo en quien confía desde hace años. No le prepare la cena ni la mantenga caliente durante horas. o cualquier otra cosa para demostrarle que le ama mientras él trabaja.

Cómo reacciona usted: Cuando se produce un cambio en los hábitos sexuales de su pareja. Las intenciones de él: El piensa. que nada puede cimentar una relación más que la intimidad sexual. Por lo tanto. Si esta nueva conducta se prolonga. siente la necesidad de hacer algo en ese aspecto para que usted sepa que se está “enfriando”. sus reacciones varían: una parte de usted tiene la esperanza de que se trate de un fenómeno normal que se da cuando una relación se vuelve más estable. y es probable que. usted lo advierte de inmediato. Por lo común. Algunos hombres. usted se siente muy rechazada y le preocupa la posibilidad de que él esté perdiendo el deseo por su culpa. esté convirtiéndola a usted en la parte agresiva. Sin embargo. hay muchos otros que siguen sintiendo todo ese romanticismo. simplemente cambian de estilo: mientras que antes todo era romanticismo. otra parte de usted trata sutilmente de seducirle. lo que hacen es retroceder y dejar de . por ejemplo. ahora todo es técnica. de un modo sutil. y usted también. de alguna manera alimenta las esperanzas que usted ya tiene. le parece que si demuestra un exceso de interés sexual. Por ese motivo.275 6 Sus hábitos sexuales cambian.

Pero no trate de cambiar la situación volviéndose de pronto más seductora. de alguna manera. Es natural que se sienta rechazada e insegura. sin mencionar apagar las luces y cerrar la puerta con llave? Pues bien. Es sólo que no quiere asumir la responsabilidad por el sexo. porque. y no crea que éste. ahora hace todo lo contrario. No olvide que ese vínculo es precisamente lo que le asusta. cuando estaba dispuesto a asumir la responsabilidad de desabrochar cada botón. etcétera. él puede aducir que fue usted quien tuvo la idea y él. es usted quien toma la iniciativa. No es precisamente que se haya convertido en un amante reacio. No asuma la responsabilidad por el sexo.276 tomar la iniciativa. El vínculo que hay entre ustedes no va a fortalecerse cada vez que usted logre llevarle a la cama. nada de prendas mínimas (o comestibles) para que él se las arranque o devore. La reacción inteligente: Lo primero que usted debe saber es que tiene que enfrentar la realidad. ¿Se acuerda del comienzo. eso significa asumir la responsabilidad por la continuación de la relación. Y es una cuestión emocional. los unirá. desde luego. No es que él haya perdido de pronto el interés en usted. lo que ocurre es que el sexo representa uno de los vínculos más . Si en la mayoría de las veces. No asuma la responsabilidad por nada que sea sexual. Si él se está enfriando. para él. no tendrá que sentirse culpable por seguir “alimentando sus esperanzas”. nada de cenas románticas. No se envuelva en papel celofán para esperarle en la puerta. se está enfriando.

lo hará de todos modos. Deje que vuelva a conquistarla. caricias. Olvídelo por un tiempo.277 fuertes que hay entre ustedes. cuando él recupere el interés. Además. 7 Establece un plan definido de cuándo y cómo tiene tiempo para usted (con las condiciones de él) y siempre tiene otras exigencias que cumplir .) Y no lea artículos de revistas que le enseñen a excitar a su pareja. por ningún motivo se lo señale a él. él irá a acostarse con otra mujer. usted no tiene la culpa de nada. no esté siempre a su lado ni le tome constantemente del brazo. si usted se aparte sexualmente. lo más probable en los casos más extremos de fobia al compromiso es que él desee acostarse con otra mujer precisamente porque lo hace con usted. entonces? Dejar de concentrarse en el sexo. no se acueste con él sólo porque al fin tiene ganas y usted cree que debería tenerlas también. y no volverse más agresiva. besos o mordiscos. Mantenga la distancia con sutileza. (El impulso es comprensible. Esto debe ser para usted una señal que recomienda tener más cautela en lo sexual. ¡LO MÁS IMPORTANTE! No se sienta rechazada. Y si la distancia da resultado. No se inquiete por la posibilidad de que. ¿Qué debe hacer. Diga que está cansada y acuéstese a dormir antes que él. Si va a hacerlo. No le acose con demostraciones de afecto. Luego. antes había tanta intimidad sexual entre ustedes dos que el lógico que usted no entienda por qué ya no la hay.

A estas alturas. esto altera el flujo normal de una relación. Toda esa situación la hace sentir frustrada y desmoralizada. Entonces se adapta. por definición. Tiene la esperanza de que eso dé resultado y de que él vuelva a ser el hombre cariñoso que usted recuerda. destruyen la espontaneidad y alteran el flujo natural de la relación. por eso. Dado que él está a cargo de la organización de los horarios. él nunca tendría tiempo para verla. Las intenciones de él: No quiere que la relación tenga un flujo natural. pensando que él notará cuánto se esfuerza por hacerle feliz. a menos que adapte sus actividades a los horarios de él. él es tan diferente de cómo era en el comienzo que usted ya no sabe qué hacer. se garantiza límites que sólo él puede sobrepasar cuando lo desee. Son injustas y hacen que la relación resulte sumamente desigual. trata de hallar más maneras de complacerle. He aquí algunos ejemplos claros de indicios de que un hombre está fijando límites: . Cómo reacciona usted: Tiene la impresión de que. le impone límites. pero le molestan las “reglas” que él impone. Por lo general. Además. deliberadamente.278 primero. Su manera de organizar su tiempo constituye uno de los indicios más reveladores acerca de las restricciones que está imponiendo.

Lo más normal. en esas condiciones. Sólo sugiero que se ocupe de verdad de usted y deje de acomodarse tanto a él. A propósito.279 . Cuando usted hace tanto por adaptarse a la vida de él. El piensa. . haga su vida. es inevitable que lo note. Nunca pasa con usted tiempo no estructurado. no acomode sus horarios a los de él. Nunca hace planes para pasar unas vacaciones o un fin de semana largo con usted. No digo que emprenda una conducta manipuladora que afecte los puntos inseguros de él y le obligue a actuar de otra manera. que usted busca un futuro a largo plazo. . siempre se va a las diez de la mañana a más tardar. o bien que acepte y pase toda la noche con una . pero cuando llega el domingo. No discuta con él por sus horarios. haga planes propios. Desaparece para las fiestas tradicionales. y con razón. La reacción inteligente: Es muy sencilla. No trate de conseguir que pase más tiempo con usted tomando la iniciativa e invitándole a salir. Simplemente. es que él diga que no y la haga sentir más desgraciada. y nunca. . no le amenace ni le señale lo que está haciendo usted. No se comporte como una esposa cumplidora que siempre está en casa para su marido. jamás. se retrasa. Ustedes se ven todos los sábados por la noche. Eso le hace sentir más amenazado. En cambio.

Todas las semanas. Durante tres años.280 expresión de tanto disgusto que acabará por hacerla sentir mal de todos modos. ella y su novio habían pasado juntos solamente las noches de los miércoles y sábados. Obviamente. Ninguna relación puede tolerar esa desigualdad. durante tres años. un domingo. se levantaba a las ocho. él insistía en llevarla a su casa. El objeto de este relato es que muchas mujeres permiten la imposición de estos límites en la relación porque se convencen de que existe un motivo verdadero para ello. él no le había permitido quedarse siquiera un momento los domingos. para asegurarse la libertad de entrar en la vida de ellas a su antojo sin que ellas tengan el mismo derecho que él. le decía que tenía que ver a sus hijos. a pesar de que los caminos estaban cubiertos de nieve. Expresa que le disgustan las “expectativas”. la cafetería estaba cerrada y no había manera de viajar. en la mayoría de los casos. Pues bien. Pero. cuando despertaron. aunque no aclara cuáles son esas expectativas. el hombre las hace sentir así deliberadamente. Una mujer me dijo que. la llevaba a desayunar a una cafetería cercana y luego la acompañaba a su casa. 8 Trata la mayoría de las peticiones que usted le hace como si fueran exigencias y parece resentirse si “cuenta con él”. . fuera había una tormenta de nieve. hay hombres que llevan sus límites más lejos que otros. Aun así.

si usted hace más por él. está segura. Hay una tendencia a creer que. . además. Por ejemplo: si él hace un recado para usted. ella le imponía durante lo que usted imagina que fue una niñez atormentada. Piensa que así es él normalmente. nunca él. Piensa que. No quiere que usted cuente con él. cómo era él en el comienzo. usted esperará que haga más aún y. es un hombre casado.281 Cómo reacciona usted: Probablemente empieza a actuar como si estuviese caminando sobre huevos. cuando era capaz de hacer cualquier cosa por usted. Recuerda. por lo tanto. Si la acompaña a la boda de su primo. esforzándose en extremo por no exigirle nada. que es lo que ocurriría si estuvieran casados. pero empieza a tener la impresión de que siempre es usted quien tiene que adaptarse. es un hombre casado. él hará más por usted. es un hombre casado. Por eso. si hace algo por usted. Las intenciones de él: Se muestra hipersensibilizado a cualquier cosa que pueda interpretarse como una invitación a que usted dependa de él. y que su conducta actual es algo pasajero. será cada vez más difícil escapar. Quiere hacerle feliz. hace hasta lo imposible por no negarle nada. Tal vez trate de hablar con él sobre su madre y sobre las exigencias que. Si planea una cena con invitados o la ayuda a colgar un cuadro.

Y no empiece a discutir con él. El piensa que. No trate de justificar la conducta de él. no quiere que recuerde cómo era él en el comienzo. a la larga. No es el mismo hombre. él se dará cuenta de que no es tan terrible y opondrá menos resistencia a convertirse en su esposo.282 Además. la llevaba al médico y pasaba a recogerla al trabajo cuando hacía frío. La reacción inteligente: Olvídese del comienzo de la relación y no dé por sentado que él tiene las mismas intenciones que el hombre que con tan buena voluntad le pintó la cocina. si necesita algún trabajo de carpintería. y desea olvidar aquella fase. y no le pida nada. no actúe como una esposa. Verá. si permite que usted se vuelva dependiente. por el modo en que la trata. Lo hace porque no quiere ser un marido. lo más probable es que los dos estén interpretando la relación de la misma manera. contrate a un carpintero o aprenda a usar herramientas. si consigue hacerle cumplir con una o dos peticiones sencillas. Olvide este tira y afloja. cuando hacía casi cualquier cosa que usted le pidiera. comprenda el mensaje y responda de un modo acorde. Por ejemplo. Por lo tanto.Convénzase de que esa conducta no es una prueba: no es que él se comporte así porque no quiere que una mujer “se aproveche de su buen carácter”. instantáneamente se convertirá en su esposo. Si tiene una . como una esposa. Usted piensa que. No empiece a hacer más por él con la esperanza de que.

Ahora. y se comporta como si no le importara si usted está feliz o triste. Mientras tanto. pregúntese por qué está soportando una relación que le brinda tan poco. sólo para poder hablar de él con un profesional. Por lo general. 9 No parece “oír” lo que usted dice y presta cada vez menos atención a las cosas que usted necesita. . él ya no quiere hablar de nada… y menos que nada. ¿Qué ha sucedido? En el comienzo. Incluso es posible que piense en iniciar psicoterapia. Cómo reacciona usted: Presta cada vez más atención a todo lo que él dice. él la hacía sentir que al fin había encontrado la combinación perfecta de amante y mejor amigo.283 fiesta para la cual necesita acompañante. El hombre que tiene fobia al compromiso no piensa como usted. invite a un amigo. tal vez puedan tratar de construir una relación con otras reglas básicas. al actuar usted así. y lo diseca y analiza mentalmente. Casi ignora los ruegos que usted le hace. Si esta actitud independiente hace que él modifique su conducta. no se preocupe por la posibilidad de que. él se sienta inseguro o tenga celos innecesarios. pasa mucho tiempo hablando de ello con sus amigos. Entonces. de los problemas de la relación. simplemente por unas pocas semanas maravillosas en el comienzo. y no desea lo mismo que usted.

Por consiguiente. por eso. trata de averiguar más sobre lo que puede estar ocurriéndole a él. él ya lo sabe. El hecho de no prestar atención a lo que usted dice es sólo una de sus maneras de apartarse. En el comienzo. No es que tenga otras cosas más importantes en que pensar y que ocupan toda su atención. El problema es que él está apartándose. No es que no quiera oír lo que usted le dice. Ahora. Es como si se cerrara a usted. lo oye. hace todo lo posible por hablar con él sobre los problemas de él y trata de brindarle más comprensión y apoyo a él. ¡En otras palabras. hace todo lo posible por averiguar qué es lo que ocurre¡ Las intenciones de él: Está excluyéndola mentalmente.284 Piensa que debe de haber habido algún problema del cual usted no está al tanto. y se pregunta si no se habrá producido un gran malentendido. . No es una cuestión de prioridades. Dado que él no desea hablar con usted sobre lo que sucede. Ese no es el problema. sabe que usted no es feliz. imagina largas conversaciones con él. en las cuales prueba distintos enfoques y se defiende. sus motivaciones y su psicología. No es necesario que le convenza de que usted es maravillosa. el no prestarle atención es su manera de demostrarle que tiene miedo de quererla. el hecho de prestarle atención era una de sus maneras de demostrarle cuánto la quería. De hecho. A veces piensa que él aprenderá con el ejemplo.

a la larga. comprensiva (todas las cualidades de una buena esposa) pero. . En lugar de preocuparse por los problemas de él. si se da cuenta de lo mucho que le ama. inteligente. Cada vez que él deje de prestar atención a lo que usted necesita. no le corresponde a usted resolverlo por él. al mismo tiempo. Usted no es su terapeuta ni su madre. esas virtudes parecen incomodarle. No deje que el hecho de pensar en él. dedicada.285 La reacción inteligente: No haga que su principal actividad sea escucharle o hablar de él. no reaccione de inmediato haciendo algo especial para él con la esperanza de que. tampoco. A pesar de lo mucho. modificará su conducta. llegue a ser una obsesión. o lo poco que entienda su problema. preocúpese por su propia felicidad y por averiguar si le conviene o no renunciar a ese hombre y seguir con su vida. Borre de su mente todas las fantasías de novela romántica que le dicen que. El sabe cuánto le ama… y eso es una gran parte del problema. largas charlas con él sobre ese problema. Una vez más. Oblíguese a dejar de hablar largamente con sus amigos sobre el problema de él. él no está poniéndola a prueba para ver si su amor puede o no soportarlo todo. No tenga. él volverá a sus cabales y caerá rendido a sus pies. 10 La alaba por ser leal. buena cocinera. o en el problema.

debería desear todas las cosas que usted representa. sobre su mesa baja. la elogia por todas esas cualidades que le hacen sentirse atrapado. En otras palabras. y usted trata de ser aún más honesta y leal. usted da por sentado que ese hombre sabe lo que dice y que valora las cualidades por las que la elogia. Son cualidades que considera que una buena esposa debe tener y además. entonces. demostrarle cuánto vale usted. El dice que le alegra mucho que compartan los mismos gustos en música.286 Cómo reacciona usted: El dice que la respeta por su honestidad y por su lealtad. y usted adopta principios aún más sólidos y más tradicionales. El dice que respeta su inteligencia. Las intenciones de él: Básicamente. enfatiza los aspectos de su personalidad que él dice admirar. El siempre la felicita por sus comidas. Cuando le hace esta clase de cumplidos. y usted deja como al pasar. lamentablemente. por lo tanto. piensa que debería apreciarlas más. y cada vez que viene a verla le recibe el sonido de su estéreo. los libros más elevadamente esotéricos. Desea complacerle y. Supuestamente. El dice que admira sus sólidos principios tradicionales. es casi como si estuviese discutiendo consigo mismo. y usted invierte en un multiprocesador de alimentos. ¿por qué no las desea? Lo que él está pensando es lo siguiente: “Serías una estupenda esposa… pero no estoy seguro de querer una .

usted vive demasiado lejos o es alérgico a su gato. piense en las mujeres con quienes él ha tenido relaciones más duraderas. le cuesta dormir en su cama. a ser más comprensiva ni que. nunca encuentra espacio para aparcar cerca de su casa. Eso es un error. La reacción inteligente: No interprete que esos elogios significan que debe empezar a cocinar más. No suponga que todos esos cumplidos son genuinos y que usted debe proceder de acuerdo con ellos. 11 Empieza a encontrar problemas para verla. de uno u otro modo.287 esposa. ¿Alguna tenía esas cualidades? Lo digo porque hay una gran cantidad de hombres que afirman desear todas esas cualidades “de esposa” y a la larga terminan por formar pareja con mujeres cuya idea de la comida casera consiste en pedir al hombre que traiga comida china. pero le hacen sentirse incómodo porque le recuerdan demasiado la palabra “M”. . Por ejemplo.” No se confunda: a él le agradan verdaderamente esas cualidades. debe tratar de acercarse más a la figura de esposa “ideal” que él tiene en mente. Si no me cree.

Cuando se conocieron. y si él tuviera planes de compartirla con usted de forma permanente. por los que podría tener dificultades para verla. mucho más complicados. Si duda de lo que digo. se podría arreglar la compra de una cama nueva. .288 Cómo reacciona usted: Pide disculpas sin motivo alguno y trata de adaptar su ambiente a las necesidades de él. si usted los resolviera. si se tratara de la cama. Las intenciones de él: El también sabe que todas estas cosas no constituían un problema al principio. él no tenía tantos problemas para verla. Estos problemas no son reales y no deben ser tratados como si lo fueran. No se ofrezca a comprar una cama nueva ni entregue su gato a un amigo. él encontrara motivos diferentes y a menudo. Tiene plena conciencia de que. El no quiere solucionar ninguno de estos problemas. Usted se pregunta si es posible que él le esté diciendo que compre otra cama. La reacción inteligente: De ninguna manera adapte su ambiente a las necesidades de él. se mude a un sitio más cercano o entregue su gato en adopción. y lo más probable es que. Todas estas quejas le ayudan a justificarse y a encontrar excusas para pasar menos tiempo con usted. trate de solucionar una de esas quejas y vea qué sucede.

Si tiene problemas para aparcar. que él la elija y la encargue. Si ya están casados o viven juntos. Si es alérgico a su gato. En ese caso. Lamentablemente. Este es un caso extremo. Entonces ella salió y compró una cama nueva. Si él se tranquiliza. . por ejemplo. Si necesita una cama nueva. pero es un buen ejemplo del hecho de que no se gana nada al tratar de adaptar el ambiente propio a las necesidades de él antes de la boda… e incluso después de ésta. y se pasó toda la noche frotándose los ojos hasta dejárselos enrojecidos e hinchados. porque de pronto decidió que no había sido la cama lo que le impedía dormir. él nunca dormía allí tampoco. dígale que no se moleste en venir. Entonces sí tiene un millón de problemas en relación con el sitio donde están viviendo… pero los expresa como si usted fuera responsable por todos. véanse en el apartamento de él y que él prepare la cena. o bien podrían ser indicios de un problema más importante que se volverá peor aún. observe con atención esa tendencia a criticar el ambiente en que usted vive. Había sido la colcha: él era alérgico a esa colcha. Puede probar de qué se trata modificando una o dos cosas según lo que él dice necesitar. A veces. el hombre no llega a ser así hasta que empiezan a convivir.289 Conozco a una mujer cuyo novio se quejaba amargamente de la cama. y luego vea si la lista de problemas se hace más corta o más larga. dígale que se vaya a dormir a su casa. Si él no puede dormir. Algunas de sus quejas pueden reflejar ciertos ajustes que son necesarios en cualquier relación. deje que él se haga responsable de los cambios necesarios. el esfuerzo siempre debe ser conjunto.

esos “defectos” rara vez tienen algo que ver con cosas que usted le haya hecho. su botiquín médico. casi siempre se refieren a lo que usted “es”. italiana. su cubo de la basura. baja. 12 Empieza a criticarla y busca motivos para que la relación no prospere. alta. anglosajona. (A propósito. Es posible que la lastime al llamarle la atención hacia esos “defectos”. Deje que él inicie los cambios que son importantes para él. etcétera. en especial si se trata de cosas que usted no puede modificar (por ejemplo. divorciada. El conocía muy bien esas cualidades cuando inició la relación y la convenció de que se uniera a él. demasiado pobre. demasiado “término medio”).290 estupendo. demasiado rica. no se ponga a la defensiva ni se sienta culpable cuando él se queje de su refrigerador. No asuma toda la responsabilidad de cambiar las cosas. demasiado joven. entienda lo que eso puede significar para el futuro. O bien puede no decir nada y declararlo todo cuando al fin decide terminar la relación.) . Haga lo que haga. Pero si encuentra más cosas que criticar. demasiado madura. blanca. negra. cristiana. judía. no cree que sus padres puedan aceptar que usted sea una de estas cosas: irlandesa.

él cree haber dejado en claro que.291 Cómo reacciona usted: Cuando él empieza a hacer esta clase de cosas. su edad. Una vez que usted lo sabe. Cuando él empieza a señalar esos problemas. Estos “defectos” inherentes constituyen las vías de escape más seguras. El sabe que usted puede comprar una cama nueva. Puede utilizar a sus padres. su origen étnico o la situación económica de sus padres. puede tener que abandonarla. A la larga. su estatura. adelgazar. Pero no puede cambiar su religión. engordar o teñirse el cabello. No se siente cómodo hasta que ha llamado la atención de usted sobre esos problemas. usted piensa que es una broma y la considera moderadamente graciosa. se pone furiosa. su abogado y los hijos que tiene de un matrimonio anterior como excusas para escapar de lo . Después se pone totalmente a la defensiva y se siente dolorida. Las intenciones de él: El comprende muy bien que algunas de esas cualidades son las mismas que le resultaron atractivas al principio. Pero también sabe que son excusas que le ayudan a escapar de la relación cuando llega el momento de comprometerse. no significa que vaya a marcharse… todavía. estos “defectos” son una manera de culpar a alguien por el posible fracaso futuro de la relación. Con frecuencia. Sólo significa que él quiere hacerle saber que tiene motivos “legítimos” para hacerlo. si así lo deseara. a la larga. pues es imposible cambiarlos. No puede creer que él esté hablando así de usted.

292 que tiene con usted. y él también. y ésa es la realidad que usted debe afrontar. Resulta esencial para su salud mental que usted conserve una actitud realista y no se deje llevar por la fantasía. y apártese de él. Pero lo está haciendo. no puede casarse con usted porque mamá y papá no lo dejan. Usted está en lo cierto al pensar que él no dice todas esas cosas en serio. cuando era niño. Si tanto le molestaba. utilizaba a sus padres. del mismo modo en que. nunca debió insistir en formar pareja con usted. lo más probable es que se sienta abrumado por la intensidad de la angustia que le produce la perspectiva de compromiso y que. No acuda a él como si fuera capaz de protegerla de esa parte de sí mismo. no espere que él le pida disculpas por haberse portado tan mal con usted y vuelva a ser como en el comienzo. Es una gran maldad hacer que alguien se sienta tan mal por algo que no puede cambiar. simplemente. Usted lo sabe. Cuando un hombre normalmente sensible adopta esta actitud cruel y desconsiderada. Créalo. No quiere lastimarla. No defienda su estatura. . y eso es precisamente lo que está ocurriendo. La reacción inteligente: Sepa que está usted ante un canalla. su religión ni su origen étnico. Sé que resulta difícil creer que este hombre que tanto parecía quererla ahora la trate así. Dicho de otra manera. pero eso no significa que no sea capaz de añadir hechos a sus palabras. El quiere que usted se aleje. no pueda dejar de actuar así.

como tampoco desea . lo mejor que usted puede hacer es limitar la participación de él en su vida. por lo general. teniendo en cuenta las cosas que él le ha dicho. Pensaba que compartían un amor verdadero. O tal vez le descubre mintiendo descaradamente. Para usted. y no espere verle cambiar como por un milagro. le parece absolutamente increíble. que piensa en ello o que en verdad está saliendo con otra. con la esperanza de que lo niegue. A menudo. Estas cosas. De hecho. Normalmente. Usted no esperaba eso. la toman desprevenida. Quizá le preocupaba esa posibilidad. se trata de alguien a quien conoció en el pasado. un hombre que tiene un grado extremo de fobia al compromiso suele utilizar a otra mujer como la gota que derrama el vaso. pero pensaba que él estaba demasiado unido a usted. no desea tener con esa mujer una relación comprometida. Tal vez le interrogue. no tiene sentido. Las intenciones de él: Por lo general. 13 Es probable que deje pistas de que está mirando a otras mujeres.293 Una vez más.) Cómo reacciona usted: Quizás empieza a encontrar cosas que indican que otra mujer ha estado en el apartamento de él. y la suya en la de él.

Si en verdad está saliendo con otra mujer. piensa que está aprovechando esos celos para atraparle.294 tenerla con usted. El hecho de salir con otras mujeres es su manera de no sentirse atrapado. Pero la presencia de ella le tranquiliza porque le proporciona una manera de escapar de su relación con usted. si hace algo que le pone celoso. cuando no ha tenido tiempo de conocer a nadie. a veces es una “repetición del pasado. esto sucede justo cuando la relación parece a punto de pasar a una nueva etapa. es tanta la fobia que él experimenta a estas alturas. de que empieza a escapar. Y cuando empieza a revelar lo que está haciendo. Simplemente. todavía no está absolutamente convencido de que vaya a marcharse. . diga lo que diga él. una especie de ex esposa o ex novia que. A veces. A menudo. piensa que trata de atraparle. como Lázaro. ya no puede estar cómodo si está con usted. A veces. hace intervenir a una mujer a quien ya conocía. que no es capaz de evaluar apropiadamente ni a usted. ni lo que usted siente por él. no lo tome a la ligera. Si usted le prepara una buena cena. Pero. Quizás incluso hablaban de matrimonio. si le hace un regalo. resucita cuando le conviene. a menudo lo que quiere expresar es que no va a comprometerse con usted. Es probable que vea todo lo que usted hace como una manera de manipularle para que se comprometa. Es una clara señal. piensa que trata de atraparle. créase o no. Tal vez estaban haciendo planes para vivir juntos. Hay algo en la relación que ha avanzado hasta el punto de no poder seguir siendo como era. ni lo que siente por usted.

. . . Empiece a pensar en un futuro con otros hombres. No ponga en duda su propio juicio. Si le interroga.295 La reacción inteligente: ¿Qué debe hacer usted? En primer lugar. . No revise las pertenencias de él. si es una mujer perceptiva que no acostumbra tener reacciones exageradas. Lo que usted necesita. . No empiece a pensar que usted hizo algo mal. Aléjese lo más que pueda. . . sus papeles o sus cuentas telefónicas en busca de más pruebas. dentro de su comodidad. no conseguirá nada porque lo más probable es que él lo niegue todo. es probable que la relación esté descontrolada. crea en las pistas. He aquí una lista de consejos para usted. es tomarse unas vacaciones lejos de él y de lo que le hace sentir. No le llame por teléfono para verificar dónde se encuentra. . Si han llegado a esta etapa. No dé por sentado que se trata de una simple aventura y que pronto se le pasará. más que ninguna otra cosa.

. A mi juicio. . Algunas sugerencias posibles: ingrese en un club naturista y asista con regularidad. etcétera. Busque otra cosa en que pensar. No trate de demostrarle que usted es mejor. no da resultado. . Evite llamarle por teléfono. Llame a todos sus viejos amigos. que cualquier otra mujer. A estas alturas. más sexy. lo único que usted puede hacer a estas alturas es alejarse por un tiempo. recuperar el control de sus emociones y evaluar cuidadosamente las reacciones de él. Quede para cenar con quien se le ocurra y no pase toda la velada hablando de él. Esa clase de pensamiento puede conducir a una depresión importante. Por eso. Tómese vacaciones. lo más importante es que usted conserve su sentido del yo y no se deje llevar por los sentimientos de rechazo. Retome sus estudios. Vea todas las películas. No trate de intensificar su vida sexual con él como si con eso fuera a evitar la competencia. pueden escapar a su control y llegará a creer que él es la única persona que puede hacerla sentir mejor.puede ser interpretada como una manera de manipularle para llegar al compromiso. más inteligente. . no lo haga. . cualquier cosa. Si lo hace. No empiece a hacer más cosas por él. Recuerde que cualquier cosa que usted haga para resultar más atractiva –incluso tratar de fortalecer el ego de él.296 .

muy angustiada. se trata de una conducta fóbica llevada al extremo. Básicamente. Está obsesionado con su propio miedo y su propio problema. Las intenciones de él: El le miente porque piensa que admitir algo implicaría terminar con usted. Pero se siente muy recelosa. Lo único que él trata de hacer. en todos los niveles de conciencia. y sigue asegurando que usted es la persona más importante de su vida. todavía no está seguro de querer hacer. ni siquiera tiene en cuenta lo infeliz que la hace. miente al respecto o le quita importancia. El le dice o le insinúa que es la mujer más importante de su vida. y eso es lo único que cuenta para usted. Una vez más. Cómo reacciona usted: No le cree del todo cuando él le miente. créase o no. nunca. pero quiere creerle. muy insegura y muy inquieta. es informarle que no puede asumir un compromiso permanente con usted ahora… y quizá. lo cual. A mi juicio. esas mentiras le proporcionan tanto alivio que resta importancia a los hechos y a las pruebas.297 14 Si ha estado saliendo con otra mujer. .

si es la clase de hombre que utiliza a otras mujeres para desembarazarse de los terrores de la fobia al compromiso. y es muy posible que. Si hay otra mujer.298 La reacción inteligente: Lo mejor que usted puede hacer es apartarse físicamente del entorno inmediato de él. No crea en sus mentiras. y lo que es capaz de hacer. su conducta es tan hiriente que. Si él está actuando con otras mujeres. Esta no es una actitud sensata. Aquí la cuestión no es la profundidad de lo que él siente por usted. El problema es que no sabe qué hacer con esos sentimientos. en verdad. excusas ni explicaciones… pero tampoco discuta con él. . Usted tiene que afrontar la realidad de lo que él está haciendo. Si insiste en que aún le ama y quiere estar con él. usted sabe por qué miente. y entiende que cualquier cosa que usted haga sólo logrará intensificar la angustia que él siente. Si tiene una fobia genuina al compromiso. nunca sea capaz de asumir un compromiso sólido y sincero con nadie. Por eso. Por lo que más quiera. Si aumenta esa unión. debe apartarse y pensar en usted misma. no piense que esto es algo que pueden resolver los dos juntos. usted debe evaluar si puede permitirse soportar esta clase de maltrato emocional. debe apartarse de todos modos y pensar en usted misma. No se sienta aliviada ni piensa que él la quiere lo suficiente como para tomarse el tiempo de mentirle. ignore el impulso inmediato de acercarse más a él para no ser desplazada. porque es la única manera de darle una oportunidad a la relación. El estar juntos es precisamente la causa del problema.

De más está decir que eso no resultó. casi llegaban a obsesionarse con la conducta del hombre. y usted le cree. es toda amor y aceptación. y si usted amenaza con poner fin a la relación él puede prometerle que cambiará. al contrario. incluso es probable que llore.299 no resolverá nada. Muchas de las mujeres con quienes hablé me han dicho que. apoyando a su pareja. y al verlo usted se siente francamente conmovida. Lo que normalmente sucede a estas alturas es que usted vuelve a comportarse exactamente como antes. El promete cambiar. empeorará las cosas. Varias me dijeron que pensaron que él estaba atravesando una crisis nerviosa y trataron de comportarse como esposas amantes y permanentes. 15 Es obvio que tiene un profundo conflicto. En pocas horas más. Incluso es probable que llore. Cómo reacciona usted: Si él se altera cuando usted amenaza con no volver a verle. Aquí la palabra clave para usted es apartarse. cuando una relación llegaba a esta etapa. . suspira aliviada y piensa que al fin él “ha despertado”.

Es obvio que su intento de poner distancia dio muy buen resultado y. Quiere tenerla… pero no quiere tenerla. A propósito. No creo que pueda efectuar los cambios importantes que son necesarios si no cuenta con ayuda. cuanto antes la consiga. sabe que difícilmente podrá cumplir sus promesas. La reacción inteligente: Esta es una excelente oportunidad para hacer algunos cambios verdaderos en la relación. se encuentra eliminado de una relación que aún no está dispuesto a abandonar. y. si en verdad desea que la relación continúe.300 Las intenciones de él: Si. usted trata de poner fin a la relación. con ciertas restricciones. considero que es un error recurrir a la terapia individual en un intento de salvar la relación. Probablemente no bastará para lograr las mejoras inmediatas que deben producirse para . promete cambiar. está tan conmovido que incluso es probable que llore. si él acepta consultar a un psicoterapeuta de parejas. hasta él mismo se sorprende al ver su propio asombro y dolor. No menciona aspectos específicos en los que piensa cambiar. Pero. pero usted tiene que estar dispuesta a apartarse a actuar de un modo distinto. Puede aceptar salir con él. aun mientras lo dice. en este momento. sólo promete intentarlo. mejor. Recuerde que tiene sentimientos muy intensos por usted. ¿me explico? Por eso. de pronto.

usted también tiene que cambiar. pero esa vulnerabilidad no es duradera. todo sin ayuda. No espere que él deje de sentir miedo y empiece a asumir compromisos perdurables. de inmediato deja que las cosas vuelvan a estar como antes. el riesgo de recaer es demasiado grande. Usted está en lo cierto al pensar que el hombre que llora y promete cambiar es vulnerable. Algunas cosas que debe recordar. Haga lo que haga. No espere que él haga todos los cambios. No sienta pena por él. . habrá mejores posibilidades de resolver sus problemas. Usted tiene una verdadera ventaja aquí.301 que la relación pueda continuar. no se sienta aliviada cuando él le prometa cambiar si no queda claro para los dos de qué manera específica piensa cambiar. Utilícela para efectuar cambios positivos en la relación. trate de obtener asesoramiento prematrimonial o de parejas por medio de su grupo religioso. Si no tienen acceso a la terapia de pareja. Aprovéchela. El necesita tanta ayuda como usted para lograrlo. Si. volverse más independiente y menos posesiva. No crea que él es un hombre grande y fuerte que podrá asumir el control y hacer lo que sea necesario. La terapia individual puede utilizarse como un añadido a la terapia de pareja. entonces. Si él puede comprometerse a ir con usted a consultar a alguien de fuera. No basta con decir vagamente: “Lo intentaré”.

él no permite que la relación crezca o progrese y rehúsa hablar del tema. Usted está segura de que la quiere. las siguientes: . pero sí desea una demostración de buena fe. quiere saber que no está perdiendo el tiempo y quiere que las cosas mejoren. ¿Cómo puede tratarla tan mal si dice quererla? .302 16 A pesar de todo lo que dice. Cómo reacciona usted: Tal vez no insiste en un compromiso absoluto. ¿Por qué la excluye de otros aspectos de su vida? . las cosas no cambian. ¿Por qué no le concede el lugar que usted merece en su vida? No importa si usted trata de conversar con calma. ¿Alguna vez ordenará su vida de modo tal que usted ocupe un sitio prioritario? . si solloza histéricamente o grita descontrolada. Tiene toda una lista de cosas sobre las que desea hablar con él. pero eso no basta. Entre ellas. No entiende cómo . Ya no soporta que le digan “no es que no te quiera”. él no quiere hablar de lo que pasa y no quiere hacer nada. ¿Por qué sigue alentándola si no va a suceder nada? . ¿Alguna vez estará dispuesto a comprometerse? .

Dicho de una manera sencilla: él no quiere una relación monogámica y comprometida. Las intenciones de él: No desea esforzarse por salvar la relación. puede buscarla por su cuenta. El no quiere que nada cambie. Pero sabe que no quiere que crezca.303 alguien puede ser tan obstinado. para no decir más. porque el hacerlo abre la posibilidad de resolución. y para cualquiera. y no quiere cambiar las cosas. Si él desea ayuda. Trata de convencerle de que inicie una terapia o hable con otra persona. No actúe como si el problema fuese de él y usted quisiera ayudarle. No trate de convencerle de lo estupenda que es usted. Llega a la conclusión de que la conducta de él es autodestructiva. Ni siquiera desea hablar de ello. Para él. Sin embargo. La reacción inteligente: Acepte el hecho de que él no desea esforzarse por salvar la relación. usted no sabe qué hacer. No conciba . todas las quejas y preguntas que usted le plantea le hacen tomar una conciencia abrumadora de que la relación no puede seguir igual. está muy claro que usted hará todo lo que sea necesario con tal de salvar la relación… pero. Al negarse a hacer nada que contribuya al crecimiento de la relación está declarando a las claras cuál es su posición. No le explique por qué debería desear una relación más madura.

. No trate de hacerle reconocer que tiene un problema. pero usted también tiene un problema. No le presione.304 conversaciones complicadas para poder hacerle entender su punto de vista. Si él experimenta una verdadera sensación de pérdida. o que va a ser más comprometida. no logrará nada. de todos modos usted no habría podido hacer nada. Su ausencia dirá más que mil palabras. lo tiene. Si él no quiere que haya algo más entre ustedes dos. Si no. cuando una relación llega hasta aquí sin que haya indicios de que va a mejorar. tal vez llegue a pensar mejor en la posibilidad de cambiar. Sé que es un consejo difícil de seguir pero. no logrará convencerlo ni con todas las conversaciones del mundo. En efecto. lo único sensato que una mujer puede hacer es abandonarla y buscar otra cosa. no le estimule ni le suplique. Lo mejor que usted puede hacer es seguir su propio camino.

La relación está derrumbándose y hay sólo una cosa que puede repararla: un compromiso por parte de él. Estos .305 10 El fin de una relación con fobia al compromiso EL FIN La fase final de una relación afectada por la fobia al compromiso se inicia cuando ambos miembros de la pareja toman conciencia de que ya no pueden continuar sin que se produzca ningún cambio. una enfermedad o unas vacaciones. una boda en la familia. el fin se ve precipitado por algún hecho exterior. como puede ser una festividad importante. Con frecuencia.

ahora la hace sentirse insegura.306 acontecimientos tienden a obligar al hombre a elegir: o él y su pareja están juntos en esas ocasiones –con lo cual su compromiso con ella quedaría admitido ante el mundo. lo sabe. al fin y al cabo. ¿Recuerda todas las cosas que hacía para demostrarle su afecto? Pues bien. lo cual significa que no son realmente una pareja. estará orientado a hacerle saber a usted que la abandonará… sin tener que decírselo directamente. la fobia al compromiso no le permite hacer otra cosa. aunque su propio sentimiento de culpa o las quejas de su pareja le hagan tomar conciencia de que no puede seguir excluyéndola. optará por terminar la relación. empieza por quitarle todo lo que le brindó en el comienzo. Por eso. En la etapa media. prefiere que todo suceda de un modo indirecto y que usted asuma gran parte de la responsabilidad. Por lo tanto. este hombre tiene fobia al compromiso. Pero no olvide que. Lamentablemente. Eso significa que no es capaz de comprometerse con ninguna de las dos posibilidades: la de quedarse y la de marcharse. En todos los aspectos en los que una vez la hizo sentirse segura.o bien le excluye. Al mismo tiempo. en el fin. Experimenta más angustia cuando está con usted que cuando no lo está. Tal vez empiece a promover discusiones entre ustedes. Por lo común. Por consiguiente. o a comportarse de un modo tan odioso que usted se ve obligada a tomar una decisión drástica. Sea cual sea el . está fortaleciendo todas sus vías de escape. todo lo que haga desde este punto en adelante. Ahora. si tiene que tomar una decisión. ahora no hace nada. este hombre estaba inseguro de lo que sentía.

Mientras tanto. Usted oscila. si todavía siguen juntos. pero aún no está seguro de cómo lo hará. es en vano. sabe que se marchará. entre una angustia extrema y una depresión aguda y. quizá no esté reaccionando como debiera y todavía recuerde las palabras del hombre que decía amarla. Usted. en lo posible. Si la relación llega a su etapa final. A mi juicio. lo mejor que puede hacer es marcharse antes que él y tratar de salvar. por otra parte. Por lo general. quizá suponga que. quizás. El también recuerda esas palabras. a menudo recurre a él con la esperanza de que logre mejorarlo todo. Por lo tanto. lo más probable es que no esté haciendo mucho para que él vea amenazada su sensación de seguridad. Usted le ve tan angustiado y tan triste que le es fácil malinterpretar lo que dice. En lo que a usted respecta. Aunque sus discusiones sean frecuentes y usted esté presionándole para que cambie. su ego y su respeto por sí misma. la situación puede hacerla sentirse justificada al comportarse como una esposa leal. en lugar de cuidar de sí misma.307 método que utilice. Dado que han pasado por tantas cosas juntos. usted soporta las actitudes de él y actúa como si le debiera alguna clase de lealtad. no pueden terminar ahora. las actitudes de él han logrado menoscabar tanto la seguridad que usted sentía que tal vez su ego haya sufrido un grave daño. . y ésa es una de las razones por las cuales trata de escabullirse sin una conversación franca. a usted casi no le queda poder.

si bien él no la ha hecho feliz últimamente. Usted suele sentirse como si fuera su esposa.308 El esquema característico 1 Su actitud hacia usted ha cambiado casi por completo. emocionalmente. es probable que ya haya llegado a la conclusión de que. Yo quería que él asumiera un compromiso. Cómo reacciona usted: Una vez más. He aquí una reacción típica: “No tenía idea de que estábamos a punto de terminar. En todo caso.” Las intenciones de él: Piensa que está listo para poner fin a la relación. ni siquiera con el hecho de no asumir un compromiso. También se siente indeciso. Recuerde que se trata de un hombre que no puede comprometerse con nada. en un sitio totalmente diferente de donde está él. pero se siente culpable. . es obvio que no desea dejarla. aunque los dos sean conscientes de que la mayor parte del problema se debe a que él no ha estado dispuesto a asumir un compromiso. A estas alturas. y deja pistas inequívocas de que ha emprendido la retirada. Ese pensamiento tiende a intensificar su sentido de la lealtad. pero estaba dispuesta a esperar si era necesario. yo creía que habíamos superado tantos altibajos que seguramente saldríamos adelante. se encuentra.

Deja pistas muy obvias de que está viéndose con otra mujer. Actúa visiblemente distraído. (Por ejemplo. . Casi todo lo que hace refleja su incapacidad de emprender una acción directa. se lo hace saber de un modo indirecto.” Mientras hace todo esto. . No olvide que él es tan consciente como usted del modo en que la alentó.309 Dado que no es capaz de sincerarse y expresar de frente lo que siente. . He aquí algunas de las maneras en las que puede tratar de comunicar su mensaje: .) . . a menudo se muestra confundido y patético. casi como para provocar su disgusto. Empieza a criticarla o a iniciar discusiones. Sabe que usted espera algo más. hacer un largo viaje o tomarse vacaciones… solo. pero desea que sienta pena por él y no cause demasiado escándalo. irse de la ciudad. si usted siente pena por él. Desea pasar más tiempo sin usted y se justifica diciendo cosas como: “Tengo que decidir qué voy a hacer” o “Tengo que pensar en nosotros. deja que usted lo descubra mintiendo directamente. Empieza a hablar de mudarse. será menos probable que discutan por lo que hasta él mismo percibe como su punto débil. A veces tiene plena conciencia de que.

pero no conseguirá nada con sólo esperar y observar.310 La reacción inteligente: No sienta pena por él porque le vea tan confundido y patético. En lugar de desperdiciar más tiempo y energías tratando de ayudarle a encontrarse. como por arte de magia. Cómo reacciona usted: . Cuando eso sucede. asumen la pose de “te esperaré”. El hecho de adoptar la conducta de una Penélope no hará que. Con frecuencia. no le queda mucho por hacer salvo cortar por lo sano en lo emocional y abandonar esa relación con toda la integridad que conserve para su ego y su respeto por sí misma. es hora de que usted haga sus maletas y se marche. no él. 2 Pasa menos tiempo con usted y no se molesta en darle explicaciones. No trate de ser la mejor. Si él quiere seguirla e iniciar terapia con usted. él se convierta en Ulises. Aquí. las mujeres tratan de justificar la conducta de su pareja y le creen cuando les dice que “tengo que encontrarme a mí mismo”. Si llega a este extremo. la perjudicada es usted. Esto no le sirve más que para provocarle furia. la más fuerte o la más madura de los dos. estupendo.

de hecho. usted sigue preguntándole qué sucede y trata de creer lo que le responde. Un hombre lo describió de la siguiente manera: “Es como si los dos estuviéramos juntos. Espera despertar una mañana y ver que su “reflejo” ha desaparecido. y ya no estuviera allí… sólo dos pasos. Por lo general. Las intenciones de él: Para aliviar su sentimiento de culpa. Es casi como si creyera que usted no se dará cuenta. La reacción inteligente: . asume una actitud considerada. pero tiene la esperanza de que usted lo olvide. él recuerda cómo se comportaba en el comienzo. al alejarse poco a poco. Además. y yo diera dos pasos hacia atrás. Mientras tanto.” Igual que usted.311 Dado que él no le ha dicho nada directamente acerca de que desee terminar –y. tal vez trata de verle con más frecuencia y suele discutir con él por lo que hace o deja de hacer. es probable que siga negándolo-. espera que la llame por teléfono y siempre está disponible cuando él desea verla. Piensa que. también llora mucho y pasa demasiado tiempo intentando analizar lo que ha sucedido. observando nuestro reflejo en el escaparate de una tienda. sea lo que sea. espera que usted se acostumbre a estar sin él.

No planee veladas para tratar de seducirle. él comprenderá que el compromiso no constituye una amenaza tan grande. si la relación parece estar muerta. al mismo tiempo. logrará que se quede.312 No le llame por teléfono. Si él la llama. Si eso implica acudir a un psicoterapeuta. Pida a sus amigos que la ayuden a mantenerse ocupada. hágalo. Si ha llegado a esta etapa. de alguna manera. No es así. No trate de demostrarle que le ama. los intentos de resucitarla no harán sino quitarle la poca energía emocional que le queda. dígale que desaparezca. . No pida verle. pero no sabe muy bien cómo hacerlo. Como es muy poco lo que usted puede hacer salvo aceptar las “reglas” de él. Cómo reacciona usted: Dado que aún recuerda las cosas que él le decía en el comienzo. Olvide que una vez conoció a ese sujeto. Pero. quiere decir que las cosas fueron demasiado lejos. No organice fiestas con la esperanza de que él asista. No piense que si. Salga. tiene la esperanza de que. Empiece a organizar su vida. 3 Reclama flexibilidad y espacio. trata de brindarle el espacio que reclama. Sé que tiene que pasar por un período de luto. No le escriba cartas. no altere toda su vida en un intento vano de llamar la atención de él. consigue aferrarle aunque sea por un minuto. No le espere. si no se opone a nada de lo que él diga. En otras palabras.

La pequeñez más insignificante le hace sentirse atrapado. porque la sola idea de que usted esté en posición de controlar cuánto “espacio” tendrá él confirma su carácter de carcelera y le pone furioso. Aunque usted no se oponga. y es probable que esté sintiendo mucho dolor y angustia. Lo único que puede hacer es abarcar para sí misma todo el espacio que le sea posible. pero debe comprender que no es posible. desde luego. Por el momento. y ve todo lo que usted hace como si fuese un medio para atraparle. Pero es necesario que olvide eso y . La reacción inteligente: Comprenda que nada de lo que usted haga estará bien. se siente abrumado por su propia necesidad de espacio. En lo que a él respecta. se trata del hombre con quien.313 Las intenciones de él: Totalmente sensibilizado con respecto a la noción del compromiso. Usted no se encuentra en una posición fácil. lo que desea es tratar de resolver la situación juntamente con él. Esto. quería compartir su vida. Cuando está con usted. usted es su carcelera. preferiblemente cien kilómetros o más. Después de todo. Ansía sentirse libre. él cree que trata de manipularle para que asuma un compromiso. siente que no puede respirar. tal vez. Ni siquiera le diga que le dará más “espacio”. está en oposición directa a todo lo que usted desea hacer.

Deshágase de las cosas que le recuerden a él. Pero no sabe cómo lograrlo y. Cómo reacciona usted: Si aún está con él.314 obtenga el espacio que usted necesita para poder observar lo ocurrido con objetividad. y lo único que desea es que vuelva a ser como en el comienzo. Las intenciones de él: . por lo tanto. 4 Cancela citas y hace cambios de planes. ¿por qué concertó una cita? Si no quiere hablar con usted. es usted quien necesita tiempo y espacio. prueba todos los enfoques. ciérrela bien y guárdela en el fondo de un armario. Limpie su apartamento. Usted ha invertido mucha energía emocional en este hombre. se siente tan confundida por las contradicciones en la conducta de su pareja que lo único que desea es una explicación. porque usted es la persona que está atrapada por la locura de él. Dígale que los dos necesitan tiempo y espacio para pensar. Pero. Piense cuánto peor estaría ahora si se hubiera casado con él. desde la ira fría hasta una tolerancia casi maternal. Si no quería verla. nada parece dar resultado. en realidad. ¿por qué la llama? Es probable que el menoscabo sufrido por su ego le impida juzgarlo adecuadamente. Si no puede tirarlas. Lamentablemente. póngalas en una caja.

pero es lo que siente. la intensa intimidad? Ahora él quiere quitarle todo eso. Es necesario que se aparte. que no le deja oír sus propios pensamientos. Si trata de seguir cerca de él y esperando. A juzgar por los hombres a quienes entrevisté. Es casi como si ahora intentara recuperar todo lo que le brindó al principio. incluso ahora. en el comienzo. . será usted quien sufra el daño más inmediato. ¿Recuerda algunas de las cosas que le hacía sentir: seguridad. la sensación de ser amada. sólo es cuestión de tiempo. No se preocupe por lo que él necesita para sentirse mejor. La reacción inteligente: Reconozca lo que él está haciendo y comprenda que nada puede hacer ni decir para que él “cambie de parecer y se quede”.315 El piensa que se sentirá menos culpable y confundido si logra convencerla de que no la ama… del mismo modo en que. que el sistema de alarma suena con tal intensidad. Tiene que entender que la relación se encuentra tan cerca del compromiso. Tal vez sea consciente de que no es razonable culparla por ello. Lo único que quizá daría resultado. sería distanciarse. porque él también lo hará. Por eso no piensa: anda a tientas. cabe señalar también que él está enfadado porque fue usted quien provocó esos sentimientos. No desperdicie energías buscando distintos enfoques para lograrlo. tratando de encontrar la salida. la convenció de lo contrario.

Quizás incluso llega a intentar. Hace todo lo posible por ser comprensiva y tolerante. El sabe mejor que nadie que usted no ha hecho nada malo. pero culpable al fin. Las intenciones de él: Esto es lo que pasa por su mente: al fin ha decidido marcharse. comportarse como una esposa cumplidora. no tanto como para alterar lo que ha decidido. y que su único defecto es el deseo de estar con él en . sabe que le cree porque quiere creerle.” Cómo reacciona usted: Una de las principales razones por las cuales una mujer se confunde en esta etapa final es que acepta lo que el hombre le dice (tal como lo hacía en el comienzo). En su búsqueda de una explicación. El dice que no es usted la causa de su mal humor. Si alguna vez sea encontrado en una situación así. tiende a dramatizar en exceso los pequeños conflictos de la vida de él. una vez más. incluso puede llegar a decir: “No es por ti.316 5 Pasa gran parte del tiempo de mal humor. pero sigue achacándolo a otra cosa. Además. no olvide que se siente culpable. por intolerable que sea la conducta de él. lo cual la hace pensar que puede haber un problema serio. pero un gran signo de interrogación pende sobre su decisión.

usted podría tratar de resolver las cosas. De esa manera. si él acepta pasar más tiempo con usted. . Lo más probable es que no haya en la vida de él otro problema tan importante como para justificar sus estados de ánimo. y él quiere deshacerlo. busca montones de excusas y espera que usted crea una de ellas. La confusión que experimenta por sus propios actos también puede contribuir a su mal humor. apoyándole. o una combinación de varias. Además. Por eso. La reacción inteligente: No piense que es su esposa y tiene que comprender sus estados de ánimo. daré por sentado que él piensa en otra mujer. no quiere que usted se le acerque más. hará desaparecer a la otra. A estas alturas. No crea que. Pero. si no sale ya con ella. cuando usted le pregunta qué le sucede. no imagine situaciones en las que él tiene un verdadero problema y usted se mantiene junto a su hombre. Piense lo que piense.317 una relación permanente. Eso es lo que está fastidiándole. y entonces sí estaría atrapado. le resulta casi imposible ponerse en su lugar y comprenderle. haya o no otra mujer. dado que usted siente todo lo contrario que él. si cambiara de parecer y deseara regresar. Ya en este momento. por lo tanto. es probable que esté viéndose con otra mujer. porque si así lo hiciera. Usted quiere fortalecer un vínculo. él querría marcharse sin que usted se diera cuenta. todo volvería a ser como antes. Comprenda que no desea discutir esto con usted.

al siguiente. 6 La confunde más aún con las cosas que dice. Tal vez se siente deprimida. usted se aferra a eso y renueva sus esperanzas.318 Las cosas han avanzado demasiado. insegura y muy desdichada. Cada vez que piensa en abandonarla para siempre. En un momento la rechaza con aspereza o la critica. recuerda los buenos momentos. extraordinariamente angustiada. y emite mensajes muy ambiguos. Cuando le dice o hace algo que expresa rechazo. . y él siente demasiado miedo como para que usted pueda hacer otra cosa que tratar de apartarse. Estos surgen en su mente con tanta frecuencia que no le permiten cortar por lo sano. Las intenciones de él: Claro que todavía tiene sentimientos por usted. No la desperdicie en el mal humor de él. Cómo reacciona usted: Cuando él le dice algo agradable. Reserve su energía emocional para que la ayude a atravesar un período sumamente difícil. reza porque no siga haciéndolo. se muestra afectuoso y sentimental o revela una total aprobación.

él experimenta los síntomas clásicos de lucha o huida. No puede seguir adelante y no puede retroceder. No cometa el error de interpretar que él sabe lo que hace y que. Esto hace que usted se confunda más aún. Cuando se siente culpable. vacila. Lo único que provocará es que huya con más prisa. tal vez dice cosas para que usted se sienta mejor. No le pida que le explique por qué actúa de un modo tan contradictorio. él no lo hace ni lo hará. A propósito. la recompensará con su amor.319 Ni siquiera puede comprometerse consigo mismo a poner fin a la situación. esas llamadas telefónicas pueden convertirse en batallas furiosas porque usted está tratando de situarle. Por lo tanto. si usted no le abandona. Puede hacer que la interacción entre ustedes dos se limite a hablar por teléfono. se siente tranquilo y la echa de menos… pero el menor contacto con usted puede provocarle una sensación de encierro. e incluso puede hacer llamadas muy simpáticas. Tal vez usted tenga la impresión de que él trata de conservarla en reserva: le brinda sólo lo suficiente para que no le abandone. Lejos de usted. Es como tratar de obtener una explicación en la Superintendencia de contribuciones. . La reacción inteligente: El hecho de que ustedes se vean con más frecuencia no hará que se sienta menos confundido. Sus mensajes son confusos porque sus sentimientos también lo son. casi como las que hacía en el comienzo. Mientras tanto.

Cómo reacciona usted: . Usted debe hacer todo lo que sea necesario para liberarse emocionalmente de la manera más positiva y saludable que le sea posible. lo entendería. Sugiere que. mientras esté allí para él. pero cierto. No se avergüence de eso. usted ya estará acostumbrada a recibir tan poco que quizás haya dejado de percibir el modo en que él ha destruido su ego. muchísimas otras mujeres. aferrándose a la creencia de que. si usted fuera realmente comprensiva. Es lamentable. al cansancio o la enfermedad. y cerciórese de no serlo para él. Sé que es más fácil decirlo que hacerlo. Eso no da resultado. 7 Se aparta sexualmente y culpa de ello al trabajo. No cometa el error de considerar la intimidad emocional que existía entre ustedes como si fuera amistad. esperando que la llame. no la abandonará. pero debe intentarlo. pues les ha sucedido a muchas.320 Si han llegado a esta etapa. Usted tiene que aceptar el hecho de que su pareja ya no es emocionalmente accesible para usted. Debe hacerlo usted misma. No se quede sentada junto al teléfono. No espere que él sea su mejor amigo ni que la cuide en lo emocional.

321 Esto parece el último paso en el proceso del rechazo. De ese modo. Esta decisión de no dormir con usted es consciente. quizá sigue amándole y deseándole. lo cual es lo más probable. se sentirá peor aún. lo malinterprete y piense que la relación está mejorando. Lamentablemente. y usted se siente dolorida. Las intenciones de él: La actitud de apartarse totalmente en lo sexual es algo que. Si trata de seducirle y no lo consigue. ¿Por qué? Veamos: . Haga lo que haga. Probablemente. traicionada y confundida. No quiere acostarse con usted porque se ha esforzado demasiado por apartarse. por lo general. la puerta no se cerrará del todo. . si se acuesta con usted. La reacción inteligente: ¿Serviría de algo si le dijera que casi todas las mujeres a quienes entrevisté tuvieron experiencias personales con esta clase de rechazo sexual? Parece ser un procedimiento bastante común en la fobia al compromiso. Tiene miedo de que. él le dirá que tiene algún otro problema emocional y que su indiferencia sexual es pasajera. no trate de seducirle ni de hacerle cambiar de parecer. él reserva para el final.

8 No quiere hacer nada en absoluto para intentar mejorar la relación. Cómo reacciona usted: Sigue pensando que puede hablar con él. y no crea tener la necesidad de probarse. Las intenciones de él: No quiere hacer nada. Las mujeres que lograron seducir a su pareja a estas alturas dijeron que el hombre se marchó casi inmediatamente después y para siempre. no quiere hablar de nada. El hecho de hablar del problema no hace sino intensificarlo. no lo haga suyo. No se sienta rechazada. Este problema es de él. Sé que esta comparación parece un tanto exagerada pero. La reacción inteligente: . y usted no deja de ofrecerse a reparar la silla eléctrica. Sea buena consigo misma y manténgase lejos de él. porque le lleva a preocuparse por la posibilidad de que usted encuentre la manera de resolver la situación. El se siente como un condenado a muerte. créame. ni siquiera quiere hablar del tema. así piensa él.322 .

usted no tiene la culpa. actúe. Y no olvide una cosa: si él tiene fobia al compromiso. En cuanto al hecho de que él se niega a tratar de mejorar la relación. . Márchese. No amenace. Usted debe ponerse a trabajar por su propia vida. Haga lo que tenga que hacer para ordenar sus prioridades. tómelo como lo que es: negarse a tratar de mejorar la relación. y cerciórese de que él no sea una de ellas. Salga.323 No hay nada que discutir.

Quizás el hecho de reconocer esas tácticas y esa conducta como lo que son no logra borrar el dolor que usted siente. quizá les resulte útil comprender que el hombre que tanto las hace sufrir no es tan “especial”. si lo hacen. Sin embargo.324 11 El amargo final de una relación con fobia al compromiso EL AMARGO FINAL Espero que la mayoría de ustedes nunca llegue a esta etapa. con un patrón de conducta discernible y tácticas reconocibles. Es un hombre que tiene fobia al compromiso. pero sí la ayudará a reconocer una situación irremediable. .

ese hombre no se Lawrence Olivier. El hecho de comprometerse a marcharse le resulta tan difícil como quedarse. No quiero parecer demasiado frívolo. . no olvide que. y pienso que no es apropiado enmascarar la infelicidad con humor. No obstante. y usted tiene derecho a sentirse desgraciada. Ese hombre la ha hecho infeliz. de lo arrepentido que parezca estar o de cualquier otra forma de histrionismo a la cual eche mano. pero tampoco se compromete a marcharse Si necesita más pruebas de que su hombre tiene fobia al compromiso. y el único Oscar que recibirá es por efectos especiales.325 El amargo final constituye la última actuación del hombre que padece un grado extremo de fobia al compromiso. parece casi incapaz de declarar en forma directa y franca cuáles son sus sentimientos o sus intenciones. Si usted tiene la mala suerte de haber formado pareja con un hombre que la ha traído hasta esta etapa. comunica mensajes confusos y distorsionados. El resultado: incluso en el amargo final. a pesar de lo que él diga. examine la manera en que abandona sus relaciones de pareja. No puede quedarse. considero que usted podrá rehacer su vida más pronto si reconoce el melodrama de ese hombre como lo que es: una manera más de eludir el compromiso.

se aparta poco a poco hasta que ya no queda nada de la relación. Cuando la relación llega a la etapa del amargo final. pero no se siente libre. El sólo quiere poner fin a esa incomodidad. Sea cual fuere el método que elija. Es como si a alguien que sufre de vértigo lo colgaran de los pies desde la cima de un rascacielos. Tal vez sigue amándola. a menudo se las ingenia para que usted. cuando él está con usted. o desaparece. acepte uno (o todos) de los siguientes roles: Madre Terapeuta Mejor amiga . lo único que usted hace es tratar de hacerle cosquillas en los pies. este hombre está fuera de control.326 Por qué termina Termina porque. MENOS DE CINCUENTA MANERAS DE DEJAR A UN AMANTE El hombre que sufre un grado extremo de fobia al compromiso normalmente pone fin a sus relaciones de tres maneras posibles (o una combinación de ellas): Provoca a la mujer para que sea ella quien tome la decisión. En lo que a él respecta. y lo que ansía es libertad. Se encuentra tan sensibilizado a lo que usted representa que no puede tratarla de ningún modo que se asemeje a una conducta normal. la mujer que le ama. se siente como si no pudiera respirar.

todo se invierte. le lleva al aeropuerto. se le pide que anteponga el bienestar emocional de él al suyo. como terapeuta. y él se vale de estos medios para mantenerla cerca de él hasta que ya no la necesita y cierra firmemente la puerta. Tres maneras en las que un hombre que tiene fobia al compromiso abandona a su pareja 1 Provoca a la mujer para que ella termine la relación. mientras que. Cuando esto sucede. le hace las maletas. El sistema es el siguiente. Usted. Lo hace iniciando una gran discusión o actuando de un modo especialmente ultrajante. Mientras tanto. usted no puede creer –teniendo en cuenta todo lo que han compartido. le pregunta si está seguro de saber dónde quiere ir y. él pasa a ser la persona más importante de la relación. como mejor amiga.que esa relación pueda terminar. como madre. . con lo cual el período de recuperación resulta doblemente difícil.327 Cuando usted asume esos roles. La confusión que usted experimenta puede prolongarse indefinidamente. Sólo cuando él se marcha la realidad pasa a ser agobiante en su claridad. De ese modo. las cosas que usted necesita se pierden en la confusión De alguna manera.

Me negué a seguir viéndole. y esta vez fue definitivo. Insinuaba que necesitaba más tiempo. y él siempre decía que no. usted se pone a llorar y a preguntarse si ha hecho lo correcto. ¿Qué hará? No puede pensar en otra cosa que en recuperarle. Recuerda cómo solía comportarse él en el comienzo y se pregunta qué ha hecho usted para que dejara de amarla. Me llamaba todos los días.” Normalmente. Ha llegado al límite de su tolerancia y así se lo dice. En cuanto él cierra la puerta. cuando yo le preguntaba si quería que nos separáramos. Me sentí tan humillada… Ya no pude soportarlo más. yo nunca sabía cuándo le vería. Se siente demasiado infeliz. usted ya no sabe qué hacer. Yo lloraba y le preguntaba si quería terminar conmigo. Un día. . pasaba cada vez más tiempo con ellas y menos conmigo. cuando el hombre llega a estos extremos. disgustada y desalentada para poder continuar un minuto más. era como salir con un hombre casado. llamé a su casa.328 Cómo reacciona usted: “No puedo creer todo lo que soporté. Durante todo ese tiempo. me atendió una mujer y me dijo que él estaba duchándose. siempre me respondía que no. Pero. Ahora está sin él. pero él me dijo que me amaba y que no sabía por qué yo le soportaba. El empezó a salir con otras mujeres. y yo pensaba que cambiaría. Hubo un par de ocasiones en que traté de que termináramos.

” “La criticaba constantemente. Me dijo que lo que más le molestaba era que hubiera dejado que Joan se pusiera su albornoz. él quiere marcharse. Con frecuencia. ella se enteró y se desquitó. la motivación es la misma. Donna se enteró. ella preparó la cena para mi cumpleaños. . no sé por qué. de los dos. Una noche. Sea él o no totalmente consciente de esta actitud. pero prefiere que sea usted quien asuma la responsabilidad. sin duda.329 Las intenciones de él: En lo más profundo de su ser. hicimos el amor. Era obvio que había trabajado mucho. se trata de actitudes que ya han provocado peleas entre ellos. con toda justificación” “La noche de Año Nuevo fui a una fiesta en casa de mi hermana. pero no la llevé. No puedo creer que fui tan imbécil. por lo tanto. sabe que usted no puede seguir soportándole toda la vida. y así lo hizo. yo era quien tenía más dominio de sí mismo. sigue presionando hasta que usted llega a su límite. “Yo era asombrosamente descarado con respecto a mis aventuras y a la larga. Después de cenar. y me compró tres regalos que me gustaron de verdad. Sabía que explotaría. He aquí algunos ejemplos característicos: “Llevé a Joan al apartamento de Donna y le hice el amor mientras Donna estaba trabajando. Los hombres saben cuáles son las cosas que empujan a una mujer hasta su límite definitivo. Por supuesto.

cuando la abrí. Cuando llega esta etapa. éramos demasiado diferentes. va a sentirse humillada por haber “perdido la cabeza” en público. .330 Más tarde. Se puso furiosa y salió. no quería verla allí.” “No la llevé a la boda de mi primo. debe cuidarse también de hacer algo que la hará sentirse como una tonta irremediable. a la larga. fui a la cocina. Usted no tuvo la culpa. Le señalé cuánto me molestaba siempre el hecho de encontrar platos sucios.” “Alquilé un apartamento y por algún motivo. él la provocó. simplemente. una noche apareció en mi puerta y. Ella había dejado los platos sucios con el pastel de cumpleaños sobre la encimera. Tal vez haya sido mejor separarnos. no quería que ella lo viera. El comportamiento de este hombre puede hacer que una santa actúe como una demente. Sepa que él quería que hiciera eso. tenga cuidado. Estoy seguro de que habría tenido tiempo de lavarlos si hubiera querido. Si. Por fin. Lo único que debe lamentar es no haberlo hecho antes.” La reacción inteligente: No lamente su decisión ni siquiera por un instante. No sé por qué. arrojó al suelo toda la ropa que yo tenía en su apartamento.

pero él lo negaba. Cómo reacciona usted: “Pasamos por todas las etapas: rupturas insensatas. El se llevó todo y ya no había más. Mientras tanto. Usted se comporta como una esposa cuyo amado marido está haciendo un largo viaje. Tardamos un año en llegar al punto en que ya no quedaba nada. Ni siquiera recuerdo el verdadero final. Fuimos viéndonos cada vez menos. suele acostumbrarse tanto a quedarse en casa esperando que él la llame o la visite. Empezó a pasar cada vez menos tiempo conmigo. espera que las cosas cambien. Al ver que eso no sucede. . dado que él le ha demostrado que usted era la mujer de su vida.331 2 Se aparta de una manera tan absoluta (incluso es posible que se vaya a vivir a otro sitio) que la relación muere por agotamiento. ni siquiera para mí. reconciliaciones… pero finalmente terminamos porque de tanto desgaste ya no quedaba nada. con muchos pretextos.” De alguna manera. Después alquiló una casa de verano (con unos amigos suyos) y dijo que no había sitio para mis invitados. que ya no tiene vida propia. Yo diría que era obvio que ya no quería verme. peleas. el comportamiento de él condiciona a la mujer a esperar cada vez menos.

tiene todas las excusas que necesita para justificar sus actos: “No lo sé… Necesito más tiempo…” “Tengo que ver cómo resulta mi trabajo… Muchas cosas dependen de ese ascenso. Aunque es probable que sepa que ha dejado su propia vida en suspenso .” “Soy demasiado joven para sentar cabeza… Tal vez el año próximo…” “Tengo demasiada edad… No sé si podré hacerlo ahora… pero quizá mañana cambie de idea.” La palabra preferida de este hombre es “mañana”. él no siente ninguna responsabilidad por las cosas que usted hace. ésta se evapore. Sin embargo. tiene la esperanza de que. a la larga. Para usted.” “Ya sé que el nuevo trabajo está a mil kilómetros de aquí. eso no significa que tenga verdaderas expectativas de cambiar mañana. Cuando usted sigue a su lado. Da sólo lo suficiente para mantenerla viva.332 Las intenciones de él: Dado que se siente demasiado culpable para poner fin a la relación. Tiene la esperanza de que usted capte sus intenciones y comprenda que nada cambiará… salvo para peor. pero eso no significa que no podamos vernos. Sólo significa que es incapaz de poner fin a la relación. ni una gota más.

eso también es difícil de hacer. Lamentablemente.” Cuando eso sucede. usted debe obligarse a dejar de esperar y de soñar. sólo así pueden sentirse libres de volver a salir. Cuando un hombre empieza a apartarse poco a poco. En ese caso. Incluso las mujeres inteligentes han perdido años esperando que hombres así se decidieran. No es el momento de que usted renuncie a su vida. quieren que el hombre les diga que han terminado. De alguna manera. Simplemente. la mujer suele paralizarse al no tener poder en la relación que se derrumba a su alrededor. Por consiguiente. no considera que eso le obligue a cambiar. Olvide toda idea romántica y póngase a . en las cuales es muy fácil para el hombre ver cada vez menos a la mujer. Esta clase de distanciamiento es. y yo sigo esperándole. tengo la impresión de que él quiere que esté allí. Oblíguese a salir. Como me dijo una mujer: “¿Cómo puedo llamarle y decirle que deseo terminar nuestra relación. con frecuencia. La reacción inteligente: No siga desperdiciando su valioso tiempo con ese hombre. al mismo tiempo. Esta parálisis a menudo afecta todo lo que ella hace. haga planes y busque nuevas relaciones. un elemento inherente de las relacionas a larga distancia. tendrá que ser usted quien decida el fin de la relación. si en realidad no la tenemos? Sin embargo. Muchas mujeres necesitan sentir que hay una resolución.333 mientras espera que él se decida. no hace nada.

Cómo reacciona usted: “Esto es terrible. Fui a su casa. de modo que decidí terminar. no me llamó. pero es lo que ocurrió. pero no estaba. Pensé que él estaba sufriendo un colapso mental… Incluso llamé a su madre…” . a menudo de una manera tan extraña como destructiva. Créase o no. Le llamé una y otra vez. no responde cuando ella le llama y desaparece por completo de la vida de ella. Si necesita la ayuda de un terapeuta para liberarse emocionalmente de ese hombre. el Día de Acción de Gracias. Dos semanas más tarde. yo seguía preocupada. pero él empezó a salir con una compañera de trabajo. íbamos a casarnos. Después vino a verme llorando. no deje de buscarle. Me dijo que ya no podría verme porque él y una ex novia suya habían decidido irse a vivir juntos. Por fin. 3 Deja de llamar.334 buscar maneras prácticas de encarar la vida. Me preocupé mucho… estaba segura de que le había ocurrido algo horrible. y yo no pude comunicarme con él por teléfono. el lunes le encontré en su trabajo. Yo le creí y empezamos a vernos de nuevo. Pero de ningún modo utilice la terapia para seguir hablando de él ni para obsesionarse con lo que podría haber sido. me dijo cuánto lo sentía y cuánto me amaba. Aparentemente.

sino que. Nada le parece real. ha ido demasiado lejos. No entiende nada. o bien intente verle personalmente. Por lo tanto. No renuncia a la esperanza de despertar un buen día y descubrir que nada de aquello ha sucedido en realidad. usted niega lo ocurrido y sigue esperando que él vuelva a ser como antes. No ve el modo de hablar con usted sobre lo que siente. la única salida es . Usted no entiende por qué no ha tenido la decencia de hablar con usted y explicarle de frente lo que sentía. a menudo. para él. llega a la conclusión de que él ha perdido la cabeza y la sensatez. ¿Cómo es posible que él la haya abandonado tan rápidamente? A menudo.le preocupa la posibilidad de llamarle cuando está con ella. No sólo se siente traicionada. Un día estaban juntos y. No puede seguir adelante. Quizá le lleve mucho tiempo recuperarse de esta experiencia. Mientras tanto. trata de llamarle para que él le diga algo.335 Por lo general. No entiende por qué la trata tan mal. él ya no está. Sin embargo. para que le dé alguna explicación. al día siguiente. Se siente como un prisionero y. cuando un hombre desaparece de esta manera. Con frecuencia. trata de hallar una manera de restablecer el vínculo que había entre ustedes. ve todo lo que sucede como si fuera un sueño. Las intenciones de él: El sabe que ha llevado la relación hasta su límite. Si hay otra mujer –y a menudo la hay. usted alterna entre la preocupación y la ira.

y me parecía la única manera de salir.la culpa que siente desaparezca. Mis esfuerzos por conquistarla fueron mi perdición. pero no pude enfrentarla. Por lo tanto. ¿Cómo podía explicarle eso a alguien con quien había compartido tanta intimidad? ¿Cómo podía decirle que ya no quería verla? Llámelo cobardía. Sin embargo. Entonces seguía postergándolo. nadie es tan consciente como él del modo en que la alentó. Lo postergaba día tras día. He aquí algunas reacciones típicas: “Ya no podía seguir adelante. pero no conseguía armarme de voluntad para hacerlo. al menos por un tiempo. con lo cual era imposible que llegara a hacerlo alguna vez. al fingir que usted no existe –al borrarla. es incapaz de tener una conversación de frente. como comprende que él es el responsable absoluto de eso. Esto no significa que no la quiera.336 escapar. Es sólo que ha llevado la relación demasiado lejos y eso no es lo que desea. Sé que un „hombre de verdad‟ habría ofrecido alguna clase de explicación.” “Había entrado demasiado.” . Entiende muy bien por qué usted espera y merece más de su parte. Me sentía mal… Sabía que debería llamarla. llámelo como quiera. Pero. ¿Qué diría? Entonces maneja su sentimiento de culpa evitando verla y enfrentarse a usted. pero habría resultado absurdo. Ni siquiera quería volver a verla.” “Un buen día desperté y tomé conciencia de lo que había hecho. le agobia una combinación de culpa y angustia. Tiene la esperanza de que. yo no quería casarme. Sin duda alguna.

Reconozca a este género y comprenda que se trata del representante más destructivo de la fobia al compromiso. Cada segundo que pierda pensando en él. Cuanto antes lo haga. características de la fobia al compromiso. Houdini se encontró dentro demasiado pronto y sintió la necesidad imperiosa de escapar. Yo lo llamo Houdini. No haga nada que tenga que ver con él. llamándola. más pronto podrá reanudar su propia vida. No espere que vuelva a llamarla. Renunciar a él –y a la idea de él. por el famoso escapista que se liberaba de ataduras y cadenas. No piense que está atravesando una crisis mental de la cual emergerá como era al principio. no ha sido secuestrado por un país pequeño y hostil donde no hay teléfonos. pero es necesario.es más difícil que dejar de fumar. usted debe comprender de inmediato lo siguiente: No está muerto. y es un canalla. Una vez que usted accede. se muestra totalmente distinto o bien trae consigo a otra mujer. . Cuando vuelve a aparecer. Un escape a lo Houdini es normal especialmente en las relaciones breves e intensas.337 La reacción inteligente: Lo primero que usted debe entender es que este hombre es un género especial de hombres. Un Houdini es sumamente destructivo porque casi siempre es él mismo quien insiste en ser atado. él desaparece. Se ha marchado porque quería hacerlo. Cuando desaparece. hablando de él o hablando con él no hará sino provocarle más dolor. no está tendido en una alcantarilla.

338 Si esto le sucede. comprenda que también les ha sucedido a muchísimas mujeres. . Es tiempo de olvidarse de él y . sólo hará que dure más tiempo. No se sumerja en el dolor. No se obsesione con lo que usted podría o debería haber hecho. Poco a poco. No se obsesione con todas las maneras en las que él le hizo daño. Llamadas a escena Finalmente. . todo ha terminado. No se avergüence por eso. volverá a sucederle porque ahora sabe qué hacer. No idealice los problemas y el conflicto de él. Siéntase satisfecha al saber que esto nunca. No trate de convencerse de que él la amó de verdad. . Evite la tendencia a dramatizar su propia situación o la de él. Deje de pensar en lo que podría haber sido. usted empieza a reanudar su vida. No piense constantemente en todas las cosas que él le dijo. . No se adjudique un papel importante en la vida de ese hombre. He aquí más consejos para su supervivencia: . . . jamás.

para recordar todas las cosas buenas que veía en usted. sin el miedo. desesperado. Le ruega que acepte sus disculpas. pasando por todas las etapas. ¿qué significa esto en realidad? No significa nada. Sin la angustia. y para dejar de buscar las malas. Es él… otra vez. Sólo que esta vez será una versión abreviada. Fue un terrible error. a juzgar por los comentarios de todas las personas con quienes hablé. le dice. es posible que haya una oportunidad. o suena el teléfono. llega una carta. Es el mismo hombre de siempre. desdichado. Pregúntese qué está ocurriendo. o llaman a la puerta.339 seguir adelante. Acababa de empezar a curarse. repite toda la relación. Si él desea consultar a un psicólogo de parejas. Le promete que esta vez será diferente… mejor. Usted está estupefacta. Usted apenas puede creer lo que oye: es justamente lo que ansiaba oír. Sin embargo. En cuanto se marchó. Por eso ha regresado. la peor parte de su problema desapareció. quedó en libertad para echarla de menos. lo peor parece haber pasado ya. Se ha vuelto a iniciar el comienzo. Tal vez trate de reconquistarla. es sumamente improbable que logre . ¿Qué está pensando él? Pues bien. más rápida. la triste verdad es que seguramente no está pensando. tal como lo hizo en el comienzo. y ahora todas las heridas vuelven a abrirse. Pero. Normalmente. Pero. el error más grave que ha cometido en toda su vida. que le dé otra oportunidad. Está desalentado. DETÉNGASE AQUÍ MISMO. si él llega a este punto después de haberla hecho pasar por todas las etapas mencionadas. Todo vuelve atrás. No soporta la idea de no volver a verla. Aunque siente mucho dolor. de pronto.

Le envié una nota. Pues bien. diseñadora. y no le di el gusto de sufrir por ello… aunque la manera en que lo hizo fue absolutamente canallesca. He probado todos los métodos razonables. pero no es ésa la cuestión. ahora no quiere devolverme nada. pero no lo hace. . le había prestado cincuenta dólares porque su cajero automático no funcionaba y el mío sí. libros o discos en casa de él. Cualquiera pensaría que debería sentirse culpable y al menos enviarme el dinero. el hombre suele negarse a devolverle sus pertenencias. dadas las circunstancias.340 superar sus problemas de fobia al compromiso. o bien lo posterga indefinidamente. me molesta que conserve mi dinero. ella puede haber dejado algunas prendas. mi sombrero preferido y una chaqueta. estaba absolutamente desconcertada por la conducta de su ex novio: “Larry me dejó por otra mujer. el cual hace que le resulte mucho más fácil hacerlo por segunda vez. Además. es probable que haya establecido un patrón de conducta para sí mismo. Esas tonterías: Recuerdos de la fobia al compromiso Otro pequeño detalle que muchas mujeres han mencionado: Una vez que la relación termina. Merilee. De hecho. había dejado en su apartamento un par de camisones. Sin embargo. Por ejemplo. Mis cosas son mías y. dos noches antes de que me dijera que ya no quería verme. Gana diez veces más dinero que yo.

y sabe que usted también lo sabe. ¿Esperar qué cosa? No tiene idea. La verdad sea dicha. Una vez más. No quiere hacerlo. que esas pertenencias son la línea que le mantiene unido a usted.” Veamos por qué no quiere devolverle sus cosas. y no sé por qué. ¿Conoce el viejo dicho: “Nada termina de verdad hasta que termina”? Pues bien. El lo sabe. La ha dejado a la deriva. . le gustaría que usted le esperara. con su complicada manera de pensar. pero eso no significa necesariamente que desee que usted vaya a parar a otra costa. En ese caso. Quizás algún día le caiga un rayo y le haga cambiar de idea. se trata de un claro ejemplo de su incapacidad de comprometerse… con cualquiera de las dos opciones. tiene una excusa para reanudar el contacto con usted.341 Le envié una bolsa sellada y con mi dirección para que no tuviera más que dejarla en el correo. él siente.

Mientras que usted percibe algunas cosas como amor. sucede que el hombre huye porque la mujer sólo le brinda lo que ella cree que él . él las percibe como encierro. Con demasiada frecuencia.342 12 Cómo evitar una relación con fobia al compromiso: reglas para guiarse REGLA NO° 1: SEPA QUE USTED NO PIENSA COMO EL Es fácil suponer que el hombre que tiene fobia al compromiso piensa del mismo dodo que usted… pero no es así. La clase de cosas que a usted le brindan una sensación de seguridad. a él le hacen sentirse sofocado.

tendrán un siglo para disfrutarlo.343 quiere. para brindarle su confianza. no es mucho lo que usted perderá al tener las riendas firmes. Recuerde en todo momento que. Pero sólo un crecimiento lento y firme permite establecer la base necesaria para la permanencia. REGLA NO° 2: MARQUE USTED EL RITMO Aunque se sienta sumamente tentada a dejar que él la enamore y asuma el control. para llegar al dormitorio. Este tipo de atención emocional no da resultado. un romántico incurable que . es señal de que no está en busca de algo duradero. Si las cosas van demasiado de prisa. si éste va a ser el romance del siglo. en cambio. NO FANTASIA Todos queremos tener un romance como en las novelas. El desea un romance como un torbellino: rápido y furioso. REGLA NO° 3: REALIDAD. y es tiempo de que usted se preocupe más por lo que usted quiere. él se asustará. puede ganarlo todo. Es importante que no haya prisa para abrirse. y. con frecuencia. Por lo tanto. esos romances no suelen tener finales felices. Y la palabra clave aquí es “lento”. Si él no soporta esa lentitud. para aceptarle. es la única manera de evitar el desarrollo característico de la fobia al compromiso. pero como usted quizás ha aprendido ya. Así de sencillo. es usted quien debe marcar el paso de la relación. El hombre que teme al compromiso es.

leal. REGLA NO° 4: COMPRENDA QUE SU AMOR NO VA A CAMBIARLE. pero no en la vida real. Esto es así aunque a veces la realidad no resulte tan atractiva (¿y cómo podría serlo?) Si usted empieza a perder el control de sí misma y de sus emociones. Amar lo suficiente significa ser perfectamente fiel. SU INDEPENDENCIA. tratándose de un hombre que tiene fobia al compromiso. crece y madura en la realidad. Esto da resultado en las películas. No crea en esa fantasía. Tarde o temprano. Manténgase junto a su hombre. deténgase enseguida y adopte un rumbo más realista… pronto. alentadas por las películas de los años cuarenta y las novelas románticas de los ochenta. comprensiva. etcétera.344 está perdido en un mundo de fantasía y trata desesperadamente de lograr que usted le acompañe. acerca de que el amor de una mujer buena puede superar cualquier obstáculo. El ha visto las mismas películas que usted. pero aquí la palabra clave es abrumarle. todas las fantasías tienen que terminar y. casi siempre terminan pronto. Toda esa abundancia de amor le hace sentir abrumado de temor. QUIZA Hay un mito en el que creen muchas mujeres. por atractiva que sea (y lo será) porque sólo es una fantasía. a la larga sus esfuerzos se verían recompensados. si amaba lo suficiente. . y aprecia sus intentos de abrumarle con su amor. Una relación sólida comienza. y él comprenderá cuánto la necesita. A la mujer normal se la ha enseñado a creer que.

le permite respirar. pero para un hombre que teme al compromiso. en cuanto una mujer le brinda tanto amor. Cuando él se siente atendido con una actitud maternal. su sueño. limpiar las cosas que deja y en general. ¿verdad? No. En cuanto usted empieza a preocuparse por su comodidad. él siente que se ahoga. No lo haga. Nota: Es fácil caer en la costumbre de prepararle la cena. Lo que necesita es un poco de cuidado maternal. No lo haga. El es un miembro igual que usted en esta relación. A menudo parece muy sensible y confundido. permitir que eluda todas las tareas desagradables de la casa. se siente sofocado. está pisando territorio fóbico. REGLA NO° 5: LA ACTITUD MATERNAL ES SOFOCANTE Es fácil sentir pena por este hombre. si usted es independiente.345 Por otra parte. tal como hizo su madre cuando él era niño. Como un niño. REGLA NO° 6: NO JUEGUE A LA ESPOSA . su bienestar psicológico o su estómago. que actúe como tal. La independencia y el amor no se excluyen mutuamente.

si no más aún. mientras se arrellana en el sofá a ver la televisión. le hace sentir muy incómodo. hasta que él respalde esas palabras con hechos reales y duraderos. él se va con la impresión de que. Pero lo que suele suceder es que se establece un esquema vicioso. después. Jugar a la esposa es contraproducente. Usted termina por aplicar todas sus habilidades domésticas. en efecto. Y lo peor es que. con frecuencia. usted no ha tenido nada mejor que hacer en todo el día que prepararlo todo para él. no se comporte como si lo estuvieran. no actúe de acuerdo con ellas ni cambie su vida por ellas. .346 Si no están casados. Este arreglo es malo y nada equitativo. Aunque desee creer en las palabras de él. no pide nada más. No deje que él se acostumbre a tratarla como a una esposa mientras que él se comporta como un invitado ocasional. Y. NO EN LO QUE DICE El hombre que tiene fobia al compromiso es hombre de muchas palabras. ¿Qué significa eso? Es muy sencillo. casi como si no tuviera nada que hacer en todo el día más que prepararlo todo para él. En realidad no le importa preparar la cena y pasar una velada tranquila en casa. usted hace de esposa perfecta. ansiosa por verle. él llega con esa cara de “estoy agotado” y. Eso. pero poca acción. la mujer es tan responsable como el hombre. REGLA NO° 7: CREA EN LO QUE EL HACE. Mientras tanto. Aprenda a diferenciar ambas cosas. desde luego. Esto funciona de la siguiente manera: usted.

pensando que. REGLA NO° 9: NO TRATE DE JUSTIFICAR LA . a menos que usted tenga un firme compromiso por parte de él. no se aísle de los demás hombres. Es verdad que. y suele ser mucho más fácil quedarse en casa a ver la televisión y pensar en el hombre a quien usted ama. a la larga. jamás rechace una oportunidad de ampliar sus horizontes sociales. usted deberá aceptar que sus palabras eran sólo eso: palabras. Pero esta clase de aislamiento social resulta contraproducente y. ¿Y si él se pone celoso? Que haga algo al respecto. No se aísle socialmente –es decir.347 Si no lo hace. a pesar de las ideas o las esperanzas que usted tenga con respecto a lo que pueda llegar a ser. Entonces. él le dará el compromiso que usted desea. REGLA NO° 8: MANTENGA ABIERTAS SUS OPCIONES Un hombre que no está comprometido es un hombre que no está comprometido. puede ser destructivo. el hecho de salir y hacer contactos sociales puede ser sumamente desagradable. a menudo. a veces.

Es posible que sus problemas psicológicos estén influyendo en su conducta elusiva. no acepte ni trate de explicar una conducta inaceptable. 10: NO ASUMA LA CULPA POR EL FRACASO DE UNA RELACION AFECTADA POR LA FOBIA AL COMPROMISO Cuando una relación fracasa. sea cual fuere el motivo. ese comportamiento es imperdonable. a las mujeres bien intencionadas suele resultarles fácil hacerse cargo de la culpa y la responsabilidad. usted debe recordar que el problema de . pero no justifican esa conducta. no tratan a las mujeres como lo hace alguien que tiene fobia al compromiso. también las mujeres. Sin embargo. etcétera. de hecho. En resumen. Si él le está haciendo daño. Y hay muchos hombres que han padecido un mayor grado de estrés personal y sin embargo. REGLA NO. etcétera.348 CONDUCTA DE EL El tuvo una infancia agitada… tiene una madre difícil… no le amaron lo suficiente… le dieron demasiado amor… su trabajo le produce demasiado estrés… su trabajo es aburrido… su primer matrimonio fue malo… su segundo matrimonio fue malo. Pero casi todos los hombres han tenido algún problema importante en su vida y. Siempre se puede encontrar una buena excusa para aceptar el comportamiento de un hombre que elude el compromiso. y no le corresponde a usted hacer de psiquiatra aficionada. cuando el hombre tiene fobia al compromiso.

11: OCUPESE DE USTED Lo más importante de todo: nunca olvide que la persona más importante de su vida es USTED. y nunca debe desatenderlos. por su independencia y su autoprotección. No tema que. REGLA NO. No espere que él renuncie a su espacio y a su independencia y haga lo que haga. su familia. Usted necesita espacio –físico y emocional. y él también. Algunos de estos hombres son tan expertos en destruir relaciones que son como profesionales insensibles. Es verdad que hacen falta ciertas concesiones. Usted necesita independencia. será menos probable que se desencadene la angustia que él siente ante el compromiso. es mejor para usted).y él también. su trabajo. no renuncie a los suyos. No se deje absorber por el mundo de él hasta el punto de perder de vista a la mujer que le atrajo desde un principio. pero para eso es necesario que ambos integrantes de la pareja cedan por el bien de la relación. de todos modos. pero créame. El se cuidará solo. No sufra las consecuencias ni se deje encarcelar por el delito de él. sus prioridades. Las relaciones de ese hombre fracasan por causa de su propia confusión interna. . si usted se ocupa de sí misma (lo cual. Ocúpese de usted misma. se aleje o pierda el interés. ahora y siempre. Usted tiene sus necesidades. no porque usted sea mala como pareja. sus amigos.349 él no es de usted. Tal vez se queje. él se ofenda.

tiene que reconocer que sí cambia… pero de una manera negativa.350 REGLA NO. Resulta irónico que las mujeres que dicen no poder cambiar sean justamente las que cambian demasiado con tal de ser la figura de amante/esposa/madre perfecta que el hombre parece desear. cambie la esencia que la define. vulnerable y dispuesta a aceptar los planes de él. Si usted es una de esas mujeres. que me quiera por los motivos correctos. En todo caso.” A veces. más manipuladora. No quiero sugerir que usted. Algún día encontraré a un hombre que me aprecie tal como soy. en cambio. conozco a alguna mujer que se encuentra en el final de una relación sumamente dolorosa con un hombre incapaz de comprometerse. no me refiero a alterar las cualidades fundamentales que hacen a la persona. resultan esenciales para el crecimiento de la relación. lo único que estoy pidiendo es que cuide mejor esa esencia. Con demasiada frecuencia. Sólo significa que tiene que ocuparse de las cualidades que aprecia y no . dejan de actuar como ellas mismas cada vez que están en pareja. cuando hablo de hacer cambios. 12: NO DIGA “NO PUEDO CAMBIAR” Un último consejo. a mi juicio. Yo he recomendado una serie de cambios que. con lo cual vuelve a sufrir. le pido que efectúe los cambios más inteligentes y positivos que le permitan protegerse. menos sincera. o cualquier mujer. Esto no significa que usted tenga que ser menos cariñosa. Pero. y ella me dice: “Yo no puedo cambiar. esa misma mujer conoce más tarde a otro hombre y vuelve a mostrarse confiada. Yo. En otras palabras. menos femenina.

Si construye su relación de pareja de forma lenta y sensata. Confíe en sus instintos y sea cauta. . es infinitamente más probable que encuentre un amor comprometido y duradero.351 apresurarse a integrar una relación de pareja hasta saber que esas cualidades serán valoradas.

cualquier relación sería una proposición equitativa en la cual ambos integrantes de la pareja hicieran un esfuerzo igual por superar sus dificultades. muchos hombres no son propensos a hacer ese esfuerzo. Lamentablemente. al menos. Pero no lo fue. cuando el problema es la fobia al compromiso. no se puede . Quizás usted recuerde alguna oportunidad en la que un hombre le haya expresado ese deseo (tal vez entre lágrimas). no tanto.352 APENDICE SI EL PIDE AYUDA: GUIA PARA EL TRATAMIENTO DE LA FOBIA AL COMPROMISO En un mundo perfecto. al menos intentarlo. es probable que usted no haya tenido la menor idea de lo que podía decirle. Por el contrario. hasta ahora me he concentrado en lo que usted puede hacer por ese problema. se limitó a esperar que el deseo de él de cambiar fuera suficiente. Es sólo que la alternativa (el compromiso) les parece mucho peor. Sin embargo. Sólo porque un hombre expresa el deseo de hacer algo para resolver su problema con el compromiso. Por ese motivo. No es que estén del todo enamorados de su estilo de vida. especialmente si están en pareja con una mujer a quien no quieren perder. Lamentablemente. hay hombres que sí desean cambiar o. por lo tanto. suelen sentirse muy solos y deprimidos. Lo que sucede es que muchos de esos hombres no desean cambiar.

Usted sólo puede cambiar su manera de interactuar con él. Usted no puede llevarle a rastras a consultar a un terapeuta. Dicho de otra manera. dispone de ayuda profesional por parte de una variedad de terapeutas expertos. Pero si de verdad él está dispuesto a hacer algo por resolver su problema. TERAPIAS FOBICAS: UNA VARIEDAD DE ENFOQUES A lo largo de este libro.353 dar por sentado que sea capaz de efectuar cambios positivos por su propia cuenta. En este capítulo. creo que. no sirve . con un problema como éste. él debe asumir la responsabilidad por su propio cambio. Nunca intente cambiarle. he afirmado que la fobia al compromiso es una verdadera fobia con toda la sintomatología física y psicológica que caracteriza a las fobias. Lo único que usted puede hacer es encaminarle en la dirección correcta. Tampoco se puede interpretar ese deseo como una señal para que usted asuma el papel de terapeuta e intente cambiarle. He ofrecido también considerables pruebas que respaldan ese concepto. apoyar sus esfuerzos y desearle suerte. Pero va también una advertencia: la intención de este capítulo es ofrecerle a él una oportunidad de hacer algo por su problema. si nos encontramos ante una verdadera fobia. debe ir porque desea ir. Pero. Debemos tratarla como tal. resumiré brevemente la ayuda especial que pueden obtener los fóbicos. El debe tomar la iniciativa. a fin de protegerse y cuidarse. ni puede concertar las citas en su lugar.

si se descubren y resuelven esos conflictos. veremos un breve resumen de los estilos más populares de terapias fóbicas. En las páginas siguientes. No existe un único método para tratar todas las fobias. sólo deseo hacer conocer las opciones existentes. A mi juicio. no hay motivos para creer que no pueden ser tan efectivas como lo son para tratar cualquier otra fobia. para garantizar la mayor probabilidad de éxito. la tarea del analista consiste en ayudar al paciente a hurgar profundamente en su pasado emocional en busca de esos . es de esperar. El enfoque “adecuado”. de naturaleza sexual y/o agresiva. No me corresponde aquí juzgar esos diferentes estilos. Esa angustia de acuerdo con la teoría psicoanalítica. se debe enfocar y tratar la fobia al compromiso como una verdadera fobia. Psicoanálisis / Psicoterapia El enfoque psicoanalítico para el tratamiento de las fobias se basa en la suposición de que las fobias se desarrollan cuando una angustia desplazada emerge de pronto. La fobia se curará. es aquel que le resulte más cómodo y. cada uno de los cuales tiene sus méritos y sus carencias. (normalmente de la niñez). Si bien hay técnicas que aún no se han aplicado en el tratamiento de la fobia al compromiso. Por lo tanto.354 cualquier terapia. El analista cree que. para cualquier hombre. Hay una variedad de enfoques terapéuticos. más útil. se origina en conflictos emocionales reprimidos y no resueltos.

el control muscular y otras técnicas de relajación. se le pide al paciente que califique una serie de situaciones que le causan temor. La teoría sobre la que se basan las diversas técnicas conductistas sostiene que es posible reducir o eliminar la angustia fóbica si se expone al paciente continuamente a la causa de su temor (en circunstancias controladas. . la meditación. lo primero que aprenden es a suprimir la angustia por medio de la respiración profunda. Modificación de la conducta Los terapeutas de la conducta creen que la mejor manera de tratar las fobias consiste en tratar los síntomas. Las técnicas conductistas más populares son las siguientes: Desensibilización sistemática El objetivo de la desensibilización sistemática es reducir la angustia mediante un proceso de confrontación continua y refuerzo positivo. y ayudarle a aceptar esos conflictos una vez revelados.355 conflictos sepultados. y no el supuesto origen de esos síntomas. Mientras que el psicoanálisis estricto puede llevar muchos años. Luego. desde luego). Cuando los pacientes se someten a la desensibilización sistemática. a fin de desarrollar una jerarquía de sus miedos. hay diversas técnicas psicoterapéuticas modificadas que suelen producir resultados positivos en un lapso relativamente corto.

la jerarquía de sus relaciones (recuerde que puede tener también otros temores relacionados con el compromiso). en orden ascendente de angustia. se emplean las técnicas de relajación para neutralizar la angustia. A la larga. Si. A cada paso. podría ser algo así: Ser presentado a una mujer Invitarla a salir por primera vez Tener la primera cita Tener varias citas con la misma mujer Acostarse con una mujer Tener una relación monogámica Vivir juntos Comprometerse para casarse Casarse Tener una familia Desensibilización in vivo . en algún momento. el paciente recibe instrucciones de imaginar cada una de esas situaciones. Para un hombre que teme al compromiso. que se relaje y vuelva a empezar. se espera que el paciente llegue al punto en que sea capaz de enfrentarse realmente a esas situaciones sin sentir angustia ni pánico. el paciente debe ser capaz de imaginar la situación más angustiante sin perder la calma. de una a una. en el orden en que aumenta el temor que le producen. En última instancia. se le dice que regrese a una situación que le asuste menos.356 Trabajando con el terapeuta. el paciente experimenta una angustia incontrolable.

Se espera que. el terapeuta podría alentarle a enfrentar directamente ese miedo sumergiéndose en una relación monogámica (de nuevo. Si se utilizara este método para tratar la fobia al compromiso. en lugar de visualizar las situaciones de su jerarquía de temores. lentamente.357 Para muchos fóbicos. Terapias de inundación e implosión Otras dos clases de terapia conductista que son populares son las de inundación e implosión. tal vez el terapeuta alentaría al paciente a pasar lentamente por los muchos pasos que conducen a una relación monogámica comprometida (desde luego. Se desaprueba la elusión y la huida. con la colaboración de la mujer). al paciente se le alienta a colocarse verdaderamente en esas situaciones y. En la terapia de inundación. la desensibilización in vivo constituye una manera más efectiva aún de neutralizar la angustia fóbica. a . se utilizan técnicas de relajación para ayudar a controlar la angustia en cada nivel de la jerarquía. La teoría en la que se basan estas dos formas de modificación de la conducta es que la mejor manera de vencer el temor consiste en enfrentarlo directamente y sentirlo. con la colaboración de la mujer). Igual que con la desensibilización sistemática. ir ascendiendo en la jerarquía. Si un hombre teme al compromiso. en lugar de neutralizarlo. bajo la supervisión del terapeuta. Con este método. se alienta al paciente a enfrentarse directamente a la causa de su fobia durante un tiempo prolongado.

Otras técnicas conductistas Otras técnicas de modificación de la conducta incluyen la hipnoterapia. el resultado final de la implosión debe ser el mismo que se espera con la terapia de inundación: agotamiento de la angustia. pues ambas cosas se consideran intentos de escapar. En la terapia de implosión. respiración profunda y ejercicios de relajación.358 la larga. vestibular o basado en algún otro factor (o factores) desconocido. No se permite llorar ni negarse a continuar la sesión. ya sea químico. cansancio extremo y fin del temor. sin no todas. En teoría. [Para más información sobre este tema. terapia de modelación y biofeedback. la angustia se agote a sí misma y el paciente ya no experimente ese temor. Incluso se ha sugerido que ciertos individuos tienen una predisposición fóbica psicológicamente determinada: un mecanismo de angustia hipersensible que les hace mucho más suceptibles a estos problemas. le . el terapeuta hace que los pacientes enfrenten sus temores asustándoles verbalmente durante un lapso prolongado. Medicación Una creciente cantidad de pruebas sugieren que la mayoría de las fobias. Los posibles beneficios de cada una de estas técnicas son algo que el paciente debe discutir con su terapeuta. tienen al menos un componente fisiológico.

. 1986)] A la luz de estos datos. del Dr. La viabilidad de este enfoque de tratamiento es algo que se debe discutir con uno o más médicos cualificados. del Dr. no debe resultar sorprendente que muchos psiquiatras estén obteniendo muy buenos resultados al tratar una variedad de fobias por medio de medicamentos y suplementos dietéticos. Harold Levinson y Steven Carter (Evans.359 sugiero leer The Anxiety Disease. 1983) y Phobia Free. y nunca se debe iniciar una terapia médica sin contar con la dirección y supervisión de un médico cualificado. David Sheehan (Scribner.

360 .

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful