Vicios Resultan de la: imprecisión, construcción inadecuada, falta de concordancia, palabras malsonantes, falta de claridad, repeticiones frecuentes e inadecuadas en el uso

del lenguaje, los vicios de redacción se evidencian cuando el escritor redacta párrafos de un escrito. Los vicios de redacción son los siguientes: Digresión. Es una parte de la expresión que trata un tema ajeno al tema principal y rompe con la ilación del discurso. Se sale del tema y se regresa a él sin la menor ilación. Ejemplo:  Voltarire vivió algunos años en Inglaterra donde estudió la organización del país; estaba a favor del régimen liberal francés y en contra de la monarquía absoluta de Francia. Arremetió contra la intolerancia religiosa a la que llamó “infame”. Este gran hombre, admirador de las teorías de Locke, a su regreso a Francia, publicó Cartas Filosóficas o cartas sobre los Ingleses. Voltaire lucho por las libertados políticas y religiosas. Fue un deísta apasionado. Su crítica cáustica, irónica, gustó a los intelectuales de la época, y sus obras, a pesar de que algunas se quemaron en la plaza pública por “escandalosa y contrarias a la religión y buenas costumbres” fueron leídas y admiradas. Monotonía. Refleja el desconocimiento de la variedad del léxico, existe una pobreza en el lenguaje. Consiste en usar los mismos términos parecidos o imprecisos, para expresar ideas o pensamiento, se repite vocablos vagos o imprecisos que restan calidad a la información. Estos términos pueden ser: especie, cosa, algo, puso, de lo que es. Ejemplos:  Tu perro es de una especie poco común. (Tu perro es de una raza poco común)  No sé a qué cosa te refieres. (No sé a qué tema te refieres)  Hablaré de lo que es la inteligencia (Hablaré acerca de la inteligencia) Uso de verbos que sirven para todo propósito (hacer, decir, tener, poner, haber, ser, estar, etcétera). Ejemplos:  Hacer una casa. (Construir una casa)  Tener grandes cualidades. (Poseer grandes cualidades)  La casa tiene 120 metros cuadrados. (La casa mide 120 metros cuadrados)

con sentido ambiguo. Resulta de una construcción sintáctica o de una concordancia inadecuada. Ejemplos:  Lo vi con mis propios ojos  Me besaste con tus hermosos labios. En la lengua española se originan por la alteración de la concordancia. Ejemplos:  La maestra vio paseando por el parque a su mejor alumna. Algunas veces es aceptable como expresivo o poético. (¿Quién paseaba la maestra o la alumna?)  Cuando Martín encontró a Estela ya tenía otra pareja. Puede servir para dar énfasis a una frase. (¿Quién es mala? Ambigüedad morfológica) Pleonasmo.  Oríllese a la orilla    Súbe para arriba Sí ciertamente Mas sin embargo Solecismo. Ejemplo: . Es la repetición innecesaria de una idea ya expresada. (¿Quién tenía otra pareja? ¿Martín o Estela?)  La U gana al Alianza en su campo.Anfibología. (¿Quién tomó la botella. Se deja frases inconclusas que hacen perder el sentido del escrito y se presta a interpretaciones dudosas. Frases sin terminar. Ejemplo  La televisión aparte de distraernos su función había de ser también educativa. por el mal uso de las preposiciones. frases o enunciados imprecisos. (Uno de los que cantaban tropezó con la batería) Anacoluto Frases partidas en las que la segunda parte no concuerda con la primera. (La función de la televisión además de distraer es educar). (¿El campo de quién?)  Tomó una botella y se fue. de doble sentido o doble interpretación. a donde se fué? Ambigüedad léxica)  Anastasia no quiere a su hermana porque es mala. Son las palabras. Ejemplos:  Uno de los que cantaba tropezó con la batería.

tal que quedan balbuciendo)  Me saludas A ARMANDO (Saludos para Armando)  Las ballenas llenan el MAR MARavilloso. Ejemplos: Faltas ortográficas zanaoria -> zanahoria almuada -> almohada escusa -> excusa Errores de acentuación váyamos -> vayamos roido -> roído méndigo -> mendigo Pronunciar mal las palabras dotor -> doctor vesitas -> visitas eligiré -> elegiré haiga -> haya avarus -> avaro peritus -> perito Queísmo y dequeísmo Se llama queísmo y dequeísmo al vicio sintáctico que consiste en la ausencia o presencia indebida de la preposición de. Son vicios del lenguaje que consisten en escribir o pronunciar mal las palabras.   Indican queísmo las frases u oraciones donde se suprime la preposición de cuando es necesaria. emplear vocablos impropios o utilizar palabras de otros idiomas que. El médico será capaz de enfrentar de MODO ADECUADO. Ejemplo  Un no sé QUÉ QUE QUEDAN balbuciendo (Un no se qué. Ejemplo: Si repruebas el examen será difícil de que pases el año. (Si repruebas el examen será difícil que pases el año) . con un criterio psicosomático que adquirirá con la experiencia en el trato de pacientes con enfermedades psicológicas. que producen un sonido desagradable. Ejemplo: Lucía llegó a la conclusión que invertiría en un negocio. (Las ballenas colman el océano maravilloso). (Lucia llegó a la conclusión de que invertiría en un negocio) Indican dequeísmo las frases u oraciones en las que la preposición de se utiliza. se da frecuentemente ante la conjunción que. la cual introduce una proposición subordinante (enunciado o frase que dependa de la oración principal). Barbarismos. Cacofonía. Repetición de algunas letras o sílabas en una misma frase.

indudablemente habrá motivo de incomprensión para muchos hispanohablantes."huerasde contenido". perfectamente adecuada a cada caso. en general. un escrito protocolar. se caracteriza por la llaneza o ausencia de afectación. a veces rutinariamente serviles.Cualidades Estas son las principales cualidades que contribuyen a la eficacia de la redacción: 1. concretar es "abreviar a lo más esencial el asunto sobre el que se escribe". . Hoy se busca la economía y la funcionalidad en todos los órdenes de la actividad humana. un escrito adaptado a la comprensión. pero no para un redactor. Adecuación Es una virtud clave en todo acto de relación humana: "Cada cosa en su lugar. (Si se usa "anginas" por "amígdalas". Concreción En la redacción. Las palabras ociosas. condición ineludible para que los hombres puedan entenderse en un idioma. resultan improcedentes en esta época de practicidad y realismo."). requiere de una redacción distinta. deben desecharse. que es sólo el expositor por escrito de un tema ya dado. Claridad Nada de lo expresado debe motivar dudas ni equívocos. . La cortesía se ha aligerado de oropeles fuera de moda: así. en que se sobrentiende "Lo saludo". . que es un artista.) 3. La pregunta medular es: "¿Quién leerá esto que escribo? ". "para servirle" y "su casa de usted" —en lugar de "mi casa"— van desapareciendo en boca de los mexicanos más avanzados. El mismo tema tratado en un informe científico.". La adecuación en lo escrito significa un acto de lógica consideración hacia el destinatario. en que hasta los arraigados "¿mande? ". 2. "Yo escribo así" o "Este es mi estilo" será buena fórmula para un literato. y en espera de que se sirva responder. "Lo que podría sintetizarse o aclararse diciendo que. . Las palabras han de emplearse con propiedad. ha quedado reducido al más lógico "Atentamente estoy a su disposición" —si esto es verdad— o al sintético "Atentamente". . 4. "TAI grano!" es la fórmula. expresión oral. y la respuesta. Las expresiones hinchadas y ceremoniosas. el clásico final de carta "Me reitero como su afectísimo." No conviene dirigirse a todos de idéntica manera —salvo el caso de situaciones grupales.") ni los formulismos vanamente vuelteros ("Suplico muy atentamente a usted que se sirva tener a bien disponer. Sencillez La redacción moderna. el gusto y las necesidades de ese "quien". . Ya no se justifican los párrafos de relleno ("Sin más por el momento. Esto significa evitar rodeos inútiles —como resulta gran parte de la natural palabrería empleada en la. "panfleto" por "folleto" o "hasta" en lugar de "desde" —como ocurre frecuentemente en México—.") ni los extensos parlamentos con su obligada síntesis o aclaración adjunta ("Es decir. con su porqué. y la redacción no podría estar exenta de esas exigencias.. atento y seguro servidor". un artículo periodístico o una carta familiar. . La sencillez (no la vulgaridad ni la grosería) imprime a la redacción un tono de veracidad expresiva que la favorece en efectividad y atracción. .

en terrenos en que la mayoría se empantana entre fórmulas rimbombantes y frases amoldadas por mentalidades de otras épocas. No siempre el formulismo puede evitarse. 8. el vocabulario. todo debe revelar agilidad y vigencia actual. La manera de enfocar los temas. Actualidad "Estar al día" o "vivir la época" son frases que resumen el ideal de la juventud espiritual —no de edad— y progresista. con frecuencia queda un resquicio —hay que saber buscarlo— para el toque personal. para que concentre su atención en el contenido del escrito. 6. importante elemento en muchas formas de las relaciones humanas. la forma ortográfica. Lo escrito resulta frío. por rutina o costumbre.5. no todo tipo de redacción admite estricta originalidad. Interés Esta cualidad busca producir "influencias positivas" en el ánimo del destinatario. 7. la puntuación. está unida a la elección del lugar apropiado para que esas "cosas" actúen funcionalmente. los símbolos convencionales. por supuesto. Originalidad Cuando se redacta. los datos utilizados. Está basada en la atracción y es condición de la curiosidad —deseo de saber. medio y fin) tiene una misión que cumplir: el orden escogido debe responder al cumplimiento estricto de esa misión. superficial. el alejamiento de la rutina lleva a la originalidad. pero las fórmulas deben utilizarse con conciencia de su utilidad y han de estar actualizadas en su contenido y forma para que tengan fuerza expresiva. copia o actitud indiferente. no es saber redactar. . mecánico. participación activa en la búsqueda de los "porqués"—. Cada parte del escrito (principio. A veces se logra originalidad simplemente recurriendo a la naturalidad y sencillez del habla cotidiana. como norma general conviene evitar toda muestra de automatismo. en su mejor distribución o funcionalidad expresiva — como un robot—. En cambio. Escribir sin pensar en los términos empleados. Aunque. Ordenación funcional La elección de "cada cosa" conveniente para lograr la mencionada adecuación de lo escrito al lector. los elementos materiales que acompañan a la redacción. la construcción de los párrafos. Los elementos no deben ordenarse al azar ni siempre automáticamente. empleado con adecuación.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful