ALCANCE DE LOS OBJETIVOS TÉCNICOS DE LA CONFECCIÓN DEL VESTIDO E INDUSTRIA TEXTIL A TODOS LOS NIVELES

GINEBRA (Noticias de la OIT) - El empleo en la producción de textiles, confección y calzado se mantuvo estable durante la década de 1990 en torno a la cifra de 30 millones de trabajadores, tras haber sufrido una disminución total del 6% durante la década de 1980. Sin embargo, durante la pasada década la distribución geográfica del empleo en esas industrias experimentó un cambio espectacular en beneficio de Asia, con la emergencia de China como una gran potencia productora en este sector, según un informe * hecho público por la Oficina Internacional del Trabajo. El informe, preparado para una reunión sectorial tripartita que se inicia el lunes en la sede de la OIT en Ginebra, señala que la participación de Asia en el empleo total de las mencionadas industrias pasó del 69% al 72% durante el periodo 1995-1998. "Entre los países de Asia", observa el informe, "China es con mucho el principal empleador", y absorbe casi el 20% de la mano de obra mundial. En 1998, China fue también el mayor exportador mundial de prendas de vestir (más de 30.000 millones de dólares). El empleo creció sustancialmente en Indonesia durante el periodo de referencia y los empleos en las citadas industrias se multiplicaron por más de 2 en Bangladesh. También registraron aumentos Tailandia y Sri Lanka. Otros países que los tuvieron fueron Lesotho, Botswana, Jordania, Kuwait, Túnez y Mauricio, aunque en su mayoría partiendo de una base muy baja. En cifras absolutas, la India es el segundo empleador mundial en las industrias de textiles, vestido y calzado, pero durante la segunda mitad de la década de 1990 el país sufrió un descenso de alrededor un 10% con relación al número de empleos en estas industrias en 1980.A la altura de 1998, "la participación de la India en el empleo en la industria textil mundial ha caído hasta ser inferior al 10% del total" observa el informe. Entre los mayores empleadores europeos en industrias textiles, de vestido y de calzado, "sólo Turquía ha visto un aumento sustancial del empleo en el periodo 1995-98." Otro importante empleador, Italia, "ha experimentado una pequeña variación en el mismo periodo." Entre los países que han sufrido

seguido de Estados Unidos con 7." El informe muestra que el empleo en las industrias del vestido en ambas Américas "disminuyó continuamente a lo largo del periodo 1990-98.45 dólares por hora. resume el informe de la OIT. según el mismo informe de la OIT." El informe observa que. "desapareció de la lista de principales empleadores. como China.81. en las que la producción y el comercio cambian de ubicación o dirección con relativa facilidad. Francia.50 dólares por hora. Hungría.40 dólares por hora. debido en parte al acusado descenso del empleo en Europa Central y del Este. Portugal y Eslovenia. a finales de la década de 1990. Hong Kong (China) y Alemania. Los salarios promedio por hora en la industria textil "alcanzaban. Japón ocupaba el segundo lugar con 9. Pakistán y Viet Nam." Esta internacionalización. "algunos de los mayores exportadores de prendas de vestir a los mercados mundiales se contaban entre los países con los mínimos costes laborales. sus niveles más altos en los países europeos".pérdidas relativamente altas en el empleo textil durante las dos últimas décadas figuran Polonia. con costes inferiores a los 0. En el periodo 1980-98. España. Indonesia. con una media en torno a los 10 dólares por hora. Sin embargo. del vestido y del calzado de todo el mundo. lo que sugiere un notable aumento de productividad durante el periodo". superior a las de algunos países europeos como Lituania. el Reino Unido. Según este análisis de la OIT. "la industria del vestido europea sólo disminuyó su producción en un 10% durante la década de 1990. que antes reunía aproximadamente el 14% de los empleos en industrias textiles. añadiendo que esta tendencia "no puede sorprender. dice la OIT.64 dólares y Canadá con 6. "las industrias textiles. "ha retardado en parte el ritmo de crecimiento . del vestido y del calzado son un buen ejemplo de industrias mundializadas. a pesar de esas grandes pérdidas de empleo. en general. Hong Kong (China) registraba la media salarial más elevada con 3. durante el periodo considerado." Europa vio una caída de casi el 50% de los empleos entre 1990-98. mientras que se perdió en los más desarrollados". dado el alto contenido de trabajo que entraña la producción de prendas de vestir. Rusia. el empleo en el sector textil aumentó en los países menos desarrollados. Entre los países asiáticos. "En general.

señala que.de los salarios en estas industrias." En Europa. y el recurso al trabajo infantil está muy extendido en la producción de textiles. que ofrecen muy pocas perspectivas de progreso profesional y una nula . por ejemplo. que han creado muchos empleos en cifras absolutas. prendas de vestir y calzado. El informe. tanto en los países desarrollados como en los que está en vías de desarrollo." Los delegados participantes en la reunión. en especial cuando existen acuerdos de subcontratación que implican a trabajadores a domicilio. examinarán las tendencias de la producción y las prácticas laborales en una industria fuertemente competitiva y cada vez más dominada por grandes grupos multinacionales que se valen de redes de abastecimiento mundiales. Buena parte de la inversión del sector estructurado en industrias textiles. una cosa parece darse con carácter universal: los salarios de las mujeres en las industrias textiles. a pesar de las numerosas iniciativas de los gobiernos y de las propias industrias. manteniendo niveles salariales inferiores a los de otros sectores industriales. del vestido y del calzado." Entre esos factores está la abundancia de empleos de baja capacitación. Abordarán en sus debates los múltiples problemas laborales que afectan a este sector industrial. Casi la mitad de la mano de obra mundial dedicada a la producción de textiles. "a dólar por día". Pero el informe señala que "existen factores de preocupación acerca de la calidad de esos empleos y sobre las consecuencias sociales del desarrollo de esas zonas. los hombres que trabajan en esas industrias "perciben salarios que son un 20-30% superiores a los de las mujeres". sobre las que se ceban las desigualdades salariales. prendas de vestir y calzado son mujeres. por ejemplo. del vestido y del calzado son inferiores a los de los hombres. El informe es taxativo al respecto: "Cualquiera que sea la participación del empleo femenino en el empleo total de estas industrias. los talleres clandestinos siguen siendo comunes en las industrias textiles. del vestido y del calzado se concentra en zonas francas de exportación. El trabajo infantil y el trabajo forzoso son problemas de particular importancia en estas empresas no estructuradas. que incluye representantes de los gobiernos y de las organizaciones de los empleadores y de los trabajadores de 42 países.

" * Las prácticas laborales de las industrias del calzado. los textiles y el vestido. según el informe de la OIT.infraestructura social (como pudieran ser instalaciones sanitarias y dormitorios propios) para la amplia e incluso abrumadora mayoría de trabajadoras empleadas en muchas de esas zonas. Ginebra. 2000. . aun celebrando tales iniciativas. y también como medio para conseguir una valiosa imagen de marca: un avance que. ISBN 92-2-312202-3. "demuestra la aparición entre las empresas de un sentido de responsabilidad social en la economía tendente a la mundialización. Las industrias están aplicando cada vez más. los textiles y el vestido. Oficina Internacional del Trabajo. el cuero. de forma voluntaria." Pero. el mismo informe señala que "por ahora sólo las grandes empresas promueven esas prácticas" y que los resultados que consiguen distan de ser claros. códigos de conducta propios. Por eso añade la advertencia de que "todavía se sabe muy poco su impacto social. como resultado de la presión ejercida por la sociedad civil y por los medios de comunicación. Informe para el debate de la Reunión tripartita sobre las prácticas laborales de las industrias del calzado. particularmente en los países en desarrollo. Precio: 20 francos suizos. el cuero.