LEY PARA EL CONTROL DE RESIDUOS DE APARATOS ELÉCTRICOS Y ELECTRÓNICOS Antecedentes El 7 de febrero de 1994 entra en vigor el Convenio de Basilea (Suiza

), la cual establece normas destinadas a controlar a nivel internacional los movimientos transfronterizos y la eliminación de residuos peligrosos para la salud humana y el medio ambiente. El Convenio tiene por objeto reducir el volumen de los intercambios de residuos con el fin de proteger la salud humana y el medio ambiente estableciendo un sistema de control de las exportaciones e importaciones de residuos peligrosos así como su eliminación. El Convenio define los residuos que se consideran peligrosos. Toda parte del Convenio podrá añadir a esta lista otros residuos clasificados peligrosos en su legislación nacional. Se considera movimiento transfronterizo todo movimiento de residuos peligrosos o de otros residuos procedentes de una zona que sea competencia nacional de un Estado y con destino a una zona que sea competencia nacional de otro Estado, o en tránsito por dicha zona, o de una zona que no sea competencia nacional de ningún Estado, o en tránsito por dicha zona, siempre y cuando al menos dos Estados se vean afectados por el movimiento. Obligaciones generales: Se prohíbe exportar o importar residuos peligrosos y otros residuos con destino a o procedentes un Estado que no sea parte del Convenio; No podrá exportarse ningún residuo si el Estado de importación no ha dado por escrito su aprobación específica para la importación de estos residuos; Deben comunicarse a los Estados afectados la información sobre los movimientos transfronterizos propuestos por medio de un formulario de notificación a fin de que puedan evaluar las consecuencias de los movimientos de que se trata para la salud humana y el medio ambiente; Únicamente deben autorizarse los movimientos transfronterizos de residuos cuando su transporte y eliminación estén exentos de peligro; Los residuos que deban ser objeto de un movimiento transfronterizo deben embalarse, etiquetarse y transportarse con arreglo a las normas internacionales e ir acompañados de un documento de movimiento desde el lugar de origen del movimiento hasta el lugar de eliminación; Toda parte del Convenio podrá imponer condiciones suplementarias siempre y cuando sean compatibles con el Convenio. Así mismo, durante la Séptima Conferencia de las Partes (COP 7) de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, en noviembre del 2006, se desarrolló un Foro Mundial sobre Residuos Electrónicos, donde se plantearon propuestas para elaborar una Declaración Ministerial sobre el Manejo Ambientalmente Adecuado de Residuos Electrónicos y Eléctricos.

El tema se retoma en la Octava Conferencia de las Partes (COP 8) de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático y se acuerda elaborar un documento sobre la adopción de la Decisión VIII/6, sobre manejo ambientalmente racional de teléfonos celulares usados y al final de su vida útil, como obligación de carácter voluntario; cuyo objetivo consiste en ofrecer información sobre el manejo ambientalmente racional de los teléfonos celulares usados y al final de su vida útil, desde su recolección, reconstrucción, recuperación de materiales y reciclado, para evitar formar parte de las operaciones de eliminación final, como vertederos o incineradores. Temas que se ha hecho recurrente en las Conferencias siguientes. En Latinoamérica, MERCOSUR ha presentado una reflexión subcontinental de Gestión Ambiental de Residuos Especiales de Generación Universal y Responsabilidad Post Consumo (Mercosur /IV CMC/ P., Decreto Nº 02/05 - 11- 2005), el cual introdujo el concepto de “Responsabilidad Post-consumo”, que es definido como “…la asignación de la carga de la gestión ambiental del residuo extendida al fabricante/ importador…”. CONSIDERACIONES GENERALES Los aparatos eléctricos y electrónicos (AEE) forman parte de nuestra vida cotidiana, nos brindan comodidad, salud y seguridad y nos facilitan la adquisición e intercambio de información y comunicación. Su producción y consumo se incrementa de forma exponencial en el mundo, pero sus tasas de renovación y vida útil son cada vez más cortas. La innovación tecnológica y el aumento del consumismo, aceleran la sustitución de los aparatos eléctricos y electrónicos, como consecuencia de este proceso, la generación de residuos derivados de éstos aumenta rápidamente en el mundo, Las grandes cantidades de aparatos en desuso que pasan a ser residuos, representan la mayor proporción del volumen total de los residuos generados por la sociedad. En Venezuela los RAEE no se gestionan de un modo recomendable y ambientalmente adecuado, una gran parte de ellos es enterrada sin ningún tratamiento previo, algunos son recuperados y valorizados por particulares con métodos precarios y marginal. Según estudio realizado por la Fundación Azul Ambientalistas, en los países latinoamericanos, el ciclo estimado del manejo de los RAEE en la región es el siguiente:  Entre el 57 y el 80 por ciento, tiene disposición final (vertederos) o se acumula en hogares y empresas sin procesar;  Entre el 5 y el 15 por ciento, recupera y reutiliza algunas partes y equipos, por empresas y/o de servicios técnicos de PYME y hogares. El remanente de estas actividades termina finalmente en los basureros sin tratamiento alguno.  Entre el 10 y el 20 por ciento, se recupera para el reciclado de plásticos y metales ferrosos que contienen. El resto va sin tratar hasta los basureros;  Entre el 0 y el 2 por ciento, organizaciones con fines sociales lo recupera y reutiliza  Sólo el 0,1 por ciento es recuperado, aislado, tratado apropiado y certificado.

Además de la gestión y disposición final de los residuos, los AEE, los residuos generan un impacto negativo en el ambiente en todo su ciclo de vida, especialmente en la extracción minera, transporte y gasto de energía para su producción. Otro elemento a considerar, es el valor residual en el mercado de los materiales que componen esos equipos (cobre, hierro, aluminio, metales preciosos), lo que permita que reciclando los RAEE, se evita el despilfarro de materias primas y recursos no renovables. Según estudios realizados en la Unión Europea, en promedio los AEE tiene un 25 % de componentes recuperables, un 72 % de materiales reciclables (plásticos, metales ferrosos, aluminio, cobre, oro, níquel, estaño de las placas) y un 3 % potencialmente tóxicos (plomo, mercurio, berilio, selenio, cadmio, cromo, sustancias halogenadas, clorofluocarbonos, bifenilos policlorados, policloruros de vinilo, ignífugos). En cuanto a los elementos tóxicos, muchos residuos considerados peligrosos, deben ser gestionados según normas específicas reguladoras. Durante su vida útil los componentes tóxicos son inofensivos, pues están contenidos en placas, circuitos, conectores o cables, desechados en vertederos, reacciona con el agua y la materia orgánica liberando tóxicos al suelo y a las fuentes de aguas subterráneas; así estos residuos afectan el ambiente y la salud de los seres vivos. Esta situación evidencia la urgente necesidad de impulsar políticas de gestión de RAEE promotora de la recolección, clasificación, selección, desarme y valorización de materiales para reutilización, reciclaje (para nuevos procesos industriales), tratamiento y disposición final adecuados de aquellos materiales no reciclables y/o tóxicos. El presente proyecto de ley, se sustenta en base a normas internacionales de calidad ambiental, así como las experiencias derivadas países latinoamericanos en referencia al Ambiente, de asociaciones que nuclean a los productores de AEE (Aparatos Eléctricos y Electrónicos), de las organizaciones civiles especializadas en temas ambientales, como así también de expertos en el tema. LEY PARA EL CONTROL DE RESIDUOS DE APARATOS ELÉCTRICOS Y ELECTRÓNICOS - RAEE - VENEZUELA Capítulo I Disposiciones Generales Artículo 1º: La presente ley establece presupuestos para proteger el ambiente, en los términos de lo establecido en el artículo 41 de la Constitución Nacional, para la gestión de conservar un ambiente sano para los ciudadanos, en el territorio Nacional. Artículo 2º: Los objetivos del presente proyecto de ley son los siguientes: a) Proteger el ambiente y preservarlo de la contaminación generada por los RAEE. b) Promover la reducción de peligros generado por los componentes de los AEE, al reducir el impacto generado por la disposición final de los RAEE. c) Incorporar el Análisis de Ciclo de Vida en el diseño y producción de los AEE; al mejorar el comportamiento ambiental de los que intervienen en el ciclo de vida de AEE.

d) Promover la reutilización, reciclado y otras formas de valorizar los RAEE. Artículo 3º: Con el propósito de vigilar el cumplimiento de los objetivos enunciados, en la interpretación y aplicación del proyecto de ley, se utilizará el principio de “responsabilidad ampliada individual del productor”, es la ampliación del alcance de las responsabilidades de los productores hasta la etapa del post consumo de los productos que fabrican y comercializan, en referencia a la responsabilidad legal y financiera, asociada a la gestión de los residuos que se derivan de sus productos. Artículo 4º: Están comprendidos dentro de las disposiciones de la presente ley los AEE y sus residuos, pertenecientes a las categorías que se enumeran a continuación, se incluye el Anexo I, esto sin afectar el hecho de que estén reguladas por otras normas específicas en materia de gestión de residuos: a) Grandes electrodomésticos. b) Pequeños electrodomésticos. c) Equipos de informática y telecomunicaciones. d) Aparatos electrónicos de consumo. e) Aparatos de iluminación. f) Herramientas eléctricas (excepto herramientas industriales fijas permanentemente, de gran envergadura, instaladas por profesionales). g) Juguetes y equipos deportivos o de esparcimiento. h) Aparatos de uso médico (excepto todos los productos implantados e infectados). i) Instrumentos de vigilancia y control. j) Máquinas expendedoras. k) Pilas y baterías. Quedarán excluidos del proyecto de ley, aquellos residuos de aparatos eléctricos y electrónicos relacionados con la protección de intereses esenciales de la seguridad del Estado, provenientes de aparatos militares, armas, municiones y material de guerra. Capítulo II Definiciones Artículo 5º: A los efectos de esta ley se entenderá por: a) Aparatos eléctricos y electrónicos (AEE): aparatos que requieren para su funcionamiento corriente eléctrica o campos electromagnéticos, destinados a ser utilizados con una tensión nominal no superior a 1.000 V en corriente alterna y 1.500 V en corriente continua y los aparatos necesarios para generar, transmitir y medir tales corrientes y campos.

b) Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE): aparatos eléctricos y electrónicos, sus materiales, componentes, consumibles y subconjuntos que forman parte de los mismos, que su poseedor deseche o tenga la obligación legal de hacerlo; c) Prevención: toda medida destinada a reducir la cantidad y nocividad para el ambiente de los AEE, RAEE, sus materiales y sustancias; d) Recuperación: toda actividad vinculada al rescate de los RAEE desechados por los generadores a efectos de su valorización; e) Valorización: toda acción o proceso que permita aprovechar RAEE, los materiales que los forman y no dañe el ambiente o salud humana. Se incluyen en la valorización, los procesos de reutilización y reciclaje; f) Reutilización: toda operación que permita prolongar el uso de un RAEE, o algunos de sus componentes, luego de su utilización original. g) Reciclaje: proceso de extracción y transformación de los materiales y/o componentes de los RAEE para su aplicación como insumos productivos; h) Tratamiento: es descontaminar, desmontar, desarmar desensamblar, triturar, valorar o preparar los residuos para su disposición final e incluye toda operación para tal fin. i) Disposición Final: es el destino último –ambientalmente seguro– de los elementos residuales que surjan como remanente del tratamiento de los RAEE. j) Productor de AEE: es toda persona natural o jurídica que fabrique y venda aparatos eléctricos y electrónicos con marcas propias, coloque en el mercado con marcas propias aparatos fabricados por terceros, y/o importe AEE al territorio nacional. k) Distribuidor de AEE: toda persona natural o jurídica que suministre aparatos eléctricos y electrónicos en condiciones comerciales a otra persona o entidad, con independencia de la técnica de venta utilizada. l) Gestión de RAEE: conjunto de actividades de recolectar, recuperar, transportar, tratar y disponer los RAEE, respetando condiciones de protección ambiental y salud humana. m) Gestor de RAEE: toda persona natural o jurídica, que según la ley recolecte, recupere, transporte, almacene, valore, realice tratamiento y/o disposición final de RAEE. n) Generador de RAEE: toda persona natural o jurídica, pública o privada, que deseche RAEE. En función de la cantidad de RAEE desechados, los generadores se clasifican en: a. Pequeños generadores b. Grandes generadores o) Responsabilidad ampliada: es la responsabilidad del productor de RAEE, por impacto ambiental que generan sus productos durante el ciclo de vida p) Retoma o recaudación: procedimiento establecido, por el productor para realizar la devolución o por el gestor para recolectar RAEE, al fin de su ciclo de vida útil.

q) Reúso: usar un aparato eléctrico, electrónico, después de otro usuario. r) Usuario: la persona natural o jurídica, para quien elaboran los aparatos eléctricos y electrónicos, que usa de manera personal o como herramienta de trabajo s) Sitios de recepción: lugares establecidos por las autoridades de aplicación de cada jurisdicción para la recepción y almacenamiento temporario de los RAEE. t) Reutilizador social: toda persona natural o jurídica que recupera materiales, ponentes o aparatos con el objeto de reutilizarlos como materias primas o productos, como actividad economía de subsistencia y de inclusión social. u) Sistema Nacional de Gestión de RAEE: conjunto de instituciones, actividades, actores, acciones y tareas interrelacionados que conforman e integran las etapas de gestión ambientalmente sostenible de RAEE, que conformarán subsistemas en función del ámbito geográfico, categorías y tipos de AEE y/u otras especificidades. v) La cantidad y/o volumen a partir de la cual los generadores de RAEE, se clasificarán como grandes generadores, tomando en cuenta las disposiciones contenidas el Convenio de Basilea y la autoridad de aplicación competente de cada jurisdicción. Capitulo lll Sujetos obligados Artículo 6: Los generadores desecharan sus RAEE, según mecanismos por jurisdicción. Artículo 7: Los pequeños generadores tendrán derecho a entregar en el acto de compra de un AEE, un RAEE de tipo equivalente con funciones análogas a las del AE, en forma gratuita en los sitios de recepción que se establezcan. Artículo 8: En localidades con población mayor a 10.000 habitantes, los pequeños generadores tendrán prohibido desechar sus RAE, como residuos domiciliarios sin diferenciarlos. Los grandes generadores, tienen prohibición en todos los casos, sin importar la cantidad de población de la localidad en la cual se encuentren. Artículo 9: Los productores de AEE tendrán las siguientes obligaciones: a) Diseñar aparatos y repuestos para su reparación y al cumplir dos (2) años a partir de la vigencia del proyecto de ley, quedará prohibida en los AEE, colocar productos con plomo, mercurio, cadmio, cromo hexavalente, polibromobifenilos (PBB), polibromodifeniléteres (PBDE) y toda sustancias determinada peligrosas, salvo las excepciones que establezca la Autoridad Nacional de Aplicación. b) Diseñar, fabricar aparatos, que faciliten su desmontaje, reparación reúso y reciclaje. c) Marcar con el símbolo de residuos electrónicos, que coloquen en el mercado que indica que no deben disponerse junto con residuos domiciliarios, sin afectar la normativa sobre etiquetado y marcado establecidas en otras disposiciones específicas que la Autoridad de Aplicación determine respecto al tema. Este símbolo se colocará de forma legible, visible e indeleble. En casos excepcionales, si no fuera posible marcar el símbolo en el producto,

la Autoridad Nacional de Aplicación determinará el estampado del símbolo en el envase, en las instrucciones de uso y/o garantía del AEE. d) Proporcionar a gestores de RAEE, información para desmontar, identificar componentes y materiales susceptibles a reutilización y reciclado, localización de sustancias peligrosas e información que contribuya al logro de los objetivos de la ley. Artículo 10: Los distribuidores de AEE tendrán las obligaciones de: a) Recibir RAEE entregados por generadores al adquirir un AEE equivalente o análogo. b) Establecer sitios y metodologías de acopio de RAEE según requerimientos de RAEE. c) En casos de que los distribuidores realicen ventas de AEE, a minoristas en locales que ocupen más de 400 metros cuadrados, deben disponer de un sitio, cubierto con material impermeable, en el mismo predio, para la recepción de RAEE desechados. Capítulo lV Autoridades de Aplicación Artículo 11: A efecto del presente proyecto de ley, serán autoridades de aplicación los organismos que determinen la Nación, Estado y Municipio para actuar en su jurisdicción. Artículo 12: Será Autoridad Nacional de Aplicación el Ministerio del Ambiente u otro organismo competente que la sustituya en sus funciones. Artículo 13: Serán funciones de la Autoridad Nacional de Aplicación a) Desarrollar y establecer la política ambiental en la materia. b) Controlar, a través de los organismos competentes del Poder Ejecutivo, que los productores efectúen los aportes obligatorios para la gestión de RAEE c) Promover el diseño y producción de AEE que faciliten su valorización, reutilización y el reciclado de RAEE, sus componentes y materiales; d) Promover el desarrollo de nuevas tecnologías de tratamiento y valorización más beneficiosas para el ambiente; h) Establecer nuevas restricciones y/o prohibiciones a la presencia de sustancias peligrosas en los AEE, de acuerdo con los avances tecnológicos i) Promover la comercialización de productos de la valorización de RAEE. j) Establecer mecanismos económicos y/o financieros incentivar gestores de RAEE. k) Promover participación de reutilizadores sociales en actividades de gestión RAEE. l) Establecer y controlar el cumplimiento de metas progresivas de recuperación de RAEE, que para el tercer año posterior a la entrada en vigencia de la ley, no podrá ser inferior a un (1) kilogramo por habitante por año

m) Establecer y controlar el cumplimiento de las progresivas metas de valorización de los RAEE recuperados, por categoría de aparatos n) Establecer los requisitos técnicos mínimos, que deberán cumplir las instalaciones, Plantas de gestión y tratamiento de RAEE o) Incorporar nuevas categorías, subdividir las definidas en el artículo 4º, e incorporar otros productos, todo en función de los requerimientos de la Gestión RAEE. Artículo 14: Las autoridades de aplicación de cada jurisdicción establecerán, los procedimientos que permitan a grandes generadores desechar sus RAEE en forma diferenciada. Artículo 15: Las autoridades de aplicación de localidades con población mayor a 10.000 habitantes, deberán establecer sitios de recepción de RAEE y/o servicios de recolección domiciliaria, para facilitarles a los pequeños generadores, el desechar sus RAEE de forma diferenciada. Artículo 16: Las autoridades de aplicación deberán dictar las normas y disponer de las medidas necesarias para facilitar la implementación del Sistema Nacional de Gestión de RAEE y sus subsistemas en el ámbito de sus jurisdicciones. Capítulo V Instalaciones de tratamiento Artículo 17: Toda instalación de tratamiento de RAEE deberá contar con la autorización por parte de la autoridad de aplicación correspondiente, la que establecerá los requisitos técnicos necesarios que deberán cumplir en el ámbito de sus jurisdicciones; en función de las características de los RAEE, tecnologías a utilizar y condiciones ambientales locales. Artículo 18: Sin perjuicio de lo establecido en el artículo anterior, las instalaciones de tratamiento de RAEE deberán contar como mínimo con los siguientes elementos: a) Balanzas para pesar los RAEE, b) Superficie impermeable y cubierta contra la intemperie c) Sistema de contención de derrames d) Sitios de almacenamiento adecuados para las piezas desmontadas Capítulo V Fiscalización Artículo 19: Cumplidos tres (3) años a partir de vigencia de la ley, remitirá a la Autoridad Nacional de Aplicación un informe de las actividades desarrolladas en el año anterior, donde se especifiquen: a) Las cantidades de cada categoría de AEE colocadas en mercado a nivel nacional.

b) Las cantidades finales de RAEE gestionados a través del sistema nacional de gestión de RAEE y sus subsistemas, discriminado por categorías, tipos y cantidades valorizadas de los RAEE y disposición final con y sin tratamiento. Artículo 20: Las autoridades de aplicación deberán controlar el desempeño de los gestores de RAEE en el ámbito de sus jurisdicciones. Capítulo Vl Infracciones y sanciones Artículo 21: Las sanciones por el incumplimiento de las disposiciones del proyecto de ley y de reglamentaciones que en consecuencia se dicten, sin afectar otras responsabilidades que pudieran corresponder, serán las que se fijen en cada jurisdicción conforme el poder policial correspondiente, estas no podrán ser inferiores a las aquí establecidas. Las jurisdicciones que no cuenten con un régimen de sanciones aplicarán supletoriamente las siguientes sanciones que corresponden a la jurisdicción nacional: a) Apercibimiento. b) Multa, diez (10) y mil (1.000) unidades tributarias, acorde al área de protección ambiental. c) Suspensión de la actividad de treinta (30) días a un (1) año. d) Revocación de las autorizaciones y clausura de las instalaciones. Artículo 22: Las sanciones serán aplicables previo sumario sustanciado en la jurisdicción donde se realizó la infracción, regidas por la normativa de procedimiento administrativo correspondiente, según el proceso legal, acorde a la naturaleza de la infracción. Reincidir afecta el grado de la sanción. Estas no son excluyentes, se aplican en forma concurrente. Artículo 23: Cuando el infractor es persona jurídica, el director, administrador o gerente, será responsable de las sanciones establecidas en el presente Capítulo. ANEXO I Lista de tipos de productos incluidos en las categorías enunciadas en el Artículo 4. a) Grandes electrodomésticos: Grandes equipos refrigeradores. Neveras. Congeladores/Freezers. Otros aparatos para refrigeración, conservación y almacén de alimentos. Lavadoras. Secadoras. Lavaplatos. Cocinas. Cocinas eléctricas. Placas de calor eléctricas. Hornos de microondas.

Otros grandes aparatos para cocinar y transformación de alimentos. Aparatos de calefacción eléctricos. Radiadores eléctricos Otros grandes aparatos para calentar habitaciones, camas, sillas. Ventiladores eléctricos. Aparatos de aire acondicionado. Otros aparatos de aireación, ventilación aspirante y aire acondicionado. b) Pequeños electrodomésticos: Aspiradoras. Limpia alfombras. Aparatos difusores de limpieza y mantenimiento. Aparatos para coser, tejer y para otros procesos de tratamiento de textiles. Planchas y otros aparatos para planchar y otro tipo de cuidados a la ropa. Tostadoras. Freidoras. Molinillos, cafeteras y aparatos para abrir o precintar envases o paquetes. Cuchillos eléctricos. Aparatos para cortar, secar el pelo, cepillar dientes, afeitar, masaje y cuidados corporales. Relojes, pulsera y aparatos destinados a medir, indicar o registrar el tiempo. Balanzas. c) Equipos de informática y telecomunicaciones, proceso de datos centralizado: Grandes computadoras. Minicomputadoras. Unidades de impresión multifuncionales. Sistemas informáticos personales: Computadoras personales (unidad central, mouse, pantalla y teclado, etc.). Computadoras portátiles (unidad central, mouse, pantalla y teclado, etc.). Computadoras portátiles tipo «notebook». Computadoras portátiles tipo «notepad». Impresoras. Fotocopiadoras. Máquinas de escribir eléctricas o electrónicas. Calculadoras de mesa o de bolsillo. Otros productos de almacén, procesamiento, presentación o comunicación de información de manera electrónica. Sistemas y terminales de usuario. Terminales de fax. Terminales de télex. Teléfonos. Teléfonos públicos. Teléfonos inalámbricos. Teléfonos celulares. Contestadores automáticos. Otros productos de transmisión de sonido, imágenes o por Telecomunicación.

d) Aparatos electrónicos de consumo: Radios. Televisores. Videocámaras. Videograbadoras y videorreproductoras. Amplificadores de sonido. Instrumentos musicales. Otros productos para registrar o reproducir sonido o imágenes, incluso señal y tecnología de distribución de sonido e imagen de telecomunicaciones. e) Aparatos de iluminación: Lámparas fluorescentes rectas. Lámparas fluorescentes compactas. Lámparas de descarga de alta intensidad, incluidas las lámparas de sodio de presión y las lámparas de haluros metálicos. Lámparas de sodio de baja presión. Otros aparatos de alumbrado para difundir o controlar luz, excluyendo Bombillos de filamentos. f) Herramientas eléctricas (excepto las herramientas industriales permanentemente, de gran envergadura, instaladas por profesionales): fijas

Taladros. Sierras. Máquinas de coser. Herramientas para tornear, pulir, aserrar, cortar, cizallar, taladrar, perforar, punzar, plegar o trabajar madera, el metal u otros materiales de forma similar. Herramientas para remachar, clavar, atornillar, para sacar remaches, clavos tornillos o aplicaciones similares. Herramientas para soldar (con o sin aleación) o para aplicaciones similares. Herramientas para rociar, esparcir, propagar o aplicar otros tratamientos con sustancias líquidas o gaseosas por otros medios. Herramientas para cortar césped o para otras labores de jardinería. Otras herramientas del tipo de las mencionadas. g) Juguetes y equipos deportivos o de esparcimiento: Trenes eléctricos o coches en pista eléctrica. Consolas portátiles. Videojuegos. Computadoras para realizar ciclismo, buceo, correr, remar, etc. Material deportivo con componentes eléctricos o electrónicos. Máquinas tragamonedas. Otros juguetes o equipos deportivos y de tiempo libre. h) Aparatos de uso médico (excepto todos los productos implantados e infectados): Aparatos de cardiología. Diálisis. Ventiladores pulmonares.

Aparatos de laboratorio para diagnóstico in vitro. Analizadores. Congeladores. Pruebas de fertilización. Otros aparatos para detectar, prevenir, supervisar, tratar enfermedades, lesiones o discapacidades. i) Instrumentos de vigilancia y control:

o

aliviar

Detector de humos. Reguladores de calefacción. Termostatos. Aparatos de medición, pesaje o reglaje para el hogar o laboratorio. Todo instrumentos de vigilancia y control en instalaciones industriales j) Máquinas expendedoras: Máquinas expendedoras de bebidas calientes. Máquinas expendedoras de botellas o latas, frías o calientes. Máquinas expendedoras de productos sólidos. Máquinas expendedoras de dinero. Todos los aparatos para suministro automático de toda clase de productos. k) Pilas y baterías Pilas y baterías primarias, con forma cilíndrica o de prisma, de carbón-zinc y alcalinas de manganeso. Pilas y baterías recargables Pilas botón Otras fuentes de energía eléctrica portátil obtenidas por transformación directa de energía química. ANEXO II Símbolo para Marcar Aparatos Eléctricos o Electrónicos El símbolo que indica que los aparatos eléctricos o electrónicos no deben disponerse junto con residuos domiciliarios, se deben colocar en el contenedor para residuos electrónicos identificado de manera visible, legible e indeleble. Fundación Azul Ambientalistas

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful