P. 1
Los 12 Principios de La Divinidad

Los 12 Principios de La Divinidad

|Views: 189|Likes:
Publicado porapi-27271080
Todos somos Dios.
\
Conoce los 12 principios que te permitirán experimentar la divinidad inherente a ti
Todos somos Dios.
\
Conoce los 12 principios que te permitirán experimentar la divinidad inherente a ti

More info:

Published by: api-27271080 on Oct 17, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/18/2014

pdf

text

original

Los Doce Principios de la Divinidad

Y Dios creó al hombre, y el hombre se inventó un Dios.

Hacia una comprensión de la divinidad y el misterio de la vida.

Efrain Rios Avendaño

Principio 1.- EQUILIBRIO. Tú eres el equilibrio del universo. Principio 2.- UNIÓN. Tú eres la unión de Dios. Principio 3.- VOLUNTAD. Tú realizas la voluntad de Dios. Principio 4.- MANIFESTACIÓN. Tú eres la manifestación de Dios. Principio 5.- COINCIDIR. Tú debes aprovechar y reconocer las coincidencias. Principio 6.- AMOR. Utiliza el poder del amor. Principio 7.- CREACIÓN. Tienes el poder de volverte Dios. Principio 8.- LIBERTAD. La libertad es soledad. Principio 9.- TRASCENDENCIA. Servir a los demás para alcanzar la libertad. Principio 10.- CONTROL Sólo puedes controlarte a ti mismo. Principio 11.- NO INTERVENCIÓN El mundo gira contigo o sin ti. Principio 12.- PAZ Al encontrarte encontrarás la paz.

1

“Cuando hemos eliminado lo posible, todo lo que queda, por improbable que sea, debe ser cierto.” Sir Arthur Conan Doyle 2

Gracias a la vida y al cúmulo de coincidencias que me permitieron llegar a estas conclusiones.

3

“No quiero convencer a nadie de nada. Tratar de convencer a otra persona es indecoroso, es atentar contra su libertad de pensar o creer o de hacer lo que le dé la gana. Yo quiero sólo enseñar, dar a conocer, mostrar, no demostrar. Que cada uno llegue a la verdad por sus propios pasos, y que nadie le llame equivocado o limitado. (¡Quién es quién para decir "esto es así", si la historia de la humanidad no es más que una historia de contradicciones y de tanteos y de búsquedas?) Si a alguien he de convencer algún día, ese alguien ha de ser yo mismo. Convencerme de que no vale la pena llorar, ni afligirse, ni pensar en la muerte. "La vejez, la enfermedad y la muerte", de Buda, no son más que la muerte, y la muerte es inevitable. Tan inevitable como el nacimiento. Lo bueno es vivir del mejor modo posible. Peleando, lastimando, acariciando, soñando. (¡Pero siempre se vive del mejor modo posible!) Mientras yo no pueda respirar bajo el agua, o volar (pero de verdad volar, yo solo, con mis brazos), tendrá que gustarme caminar sobre la tierra, y ser hombre, no pez, ni ave. No tengo ningún deseo que me digan que la luna es diferente a mis sueños”. Jaime Sabines

4

Lunes 13 de diciembre de 2004 4:54:18 P.M.

El día de hoy decidí comenzar a escribir sobre mi verdad. No es de ninguna manera algo que yo haya inventado ni siquiera descubierto, si acaso son meras conclusiones de cientos de pensamientos que me han precedido y he tenido la fortuna de leer y reflexionar. No pretendo con éste escrito convencer a nadie de las ideas aquí expuestas, sino solo el deseo obligado de compartir lo que desde hace aproximadamente 10 años se me viene revelando y sucediendo de forma personal. Y aunque lo que aquí revelaré puede parecer una crítica e inclusive intentar destruir ciertos dogmas religiosos, en realidad, no son mas que pensamientos ya pensados y la mayoría de las veces intuidos por todas las personas. Quiero manifestar desde este momento, respeto por todas las creencias, cultos y religiones, no busco de ninguna forma un enfrentamiento o causar conflictos, solo manifestar mi forma de pensar, por lo que si tu, no toleras los pensamientos diferentes o piensas que eres feliz con tu forma de pensar y creer, te invito a no continuar con esta lectura. Sin embargo, te invito a continuar si por tu mente ha pasado, alguna de las siguientes preguntas: ¿Para qué estoy aquí? ¿Por qué estoy aquí? ¿De verdad existe Dios? 5

¿Cómo le hace Dios para estar en todos lados al mismo tiempo? ¿Hay pruebas de que Dios existe? ¿Será verdad todo lo que dice la religión? ¿Cuál es la religión verdadera? ¿Si existe Dios, porque deja existir la maldad? Si alguna de estas preguntas ha pasado por tu mente, o si ahora que las has leído te ha parecido atractiva la idea de poder conocer la respuesta, continua conmigo. Estoy seguro de que si este documento ha llegado a tus manos es por algo, por lo mismo en lo que creo y cosas maravillosas te sucederán con su lectura.

6

EQUILIBRIO

Principio 1.- Tu eres el equilibrio del universo.
“Tú eres una criatura del universo, no menos que los árboles y las estrellas; tienes derecho a existir. Y sea que te resulte claro o no, indudablemente el universo marcha como debiera. Por eso debes estar en paz con Dios, cualquiera que sea tu idea de Él, y sean cualesquiera tus trabajos y aspiraciones. Conserva la paz con tu alma en la bulliciosa confusión de la vida. Aún con toda su farsa, penalidades y sueños fallidos, el mundo es todavía hermoso. Se cauto y esfuérzate por ser feliz.” Max Ehrman

7

Mucha gente se pasa la vida atormentada. Algunos prefieren atormentarse por su pasado, bien sea por su origen, “soy hijo de una relación sin amor”, “soy un accidente de mis padres”, yo no debí haber nacido”, “yo no les pedí que me trajeran al mundo”; o por su vida pasada “fui tan feliz y ahora soy tan triste”, “todo era mejor antes”; estas frases tormentosas son comúnmente manifestadas por quien le hecha la culpa al pasado. Hay otros que prefieren atormentarse por su presente, “no me gusta mi vida”, “la vida es una porquería”, “no entiendo al mundo”, “a todos les va bien menos a mi”, etc... Y otros, viven en el futuro, y esperan que cuando llegue el momento adecuado, serán felices, inclusive hay gente que está convencida que a este mundo se viene a sufrir porque después de la muerte gozarán y les será recompensado todo el dolor terrenal. Cualquiera que sea el caso, los tres tipos de tormentos tienen algo en común, todos se fundamentan en la creencia de que la vida y el universo son responsabilidad de “alguien” mas. Y ese “alguien” es quien tiene el poder de crear desgracia o dicha en su vida. Ya sea que se le llame destino, dios, suerte o como se le quiera llamar, se cree que ese “alguien” opera de formas misteriosas y es mejor dejarlo en paz. Ese tipo de pensamiento, nos lleva a creer que hay personas afortunadas o desafortunadas. Y quien tiene éxito, posesiones materiales, amor, una vida próspera y todas o la mayoría de las ambiciones de las personas satisfechas es un ser afortunado. Así 8

también, quien no logra el “éxito”, tener posesiones materiales, amor, su vida fue demasiado corta o no próspera, o bien parece que no tiene o no consigue nada de lo que ambiciona, solemos pensar que es desafortunado o desgraciado. Y nos pasamos la vida queriendo ser afortunados y también deseamos que nuestros seres queridos sean afortunados, y si eso no llega a pasar, creemos que nuestra vida o la vida de quienes no lo consiguen, carece de sentido. Es común ver personas deambulando por la vida, cargadas de frustración, miedo, rencor y odio, pero en el peor de los casos, observamos personas que se empeñan en desquitarse con el mundo por su “suerte” o se quitan la vida por carecer la misma de sentido para ellos. Por esta razón, he decidido comenzar por clarificar este punto, “Tu eres el equilibrio del universo”, y he decidido comenzar aquí, porque si tú no le encuentras sentido a la vida, a tu vida, no podrás entender ninguna de mis palabras. Tengo dos noticias, una buena y una mala. La buena es que tu vida tiene un sentido enorme, grandioso, maravilloso y esencial para el universo. La mala es que ese sentido no depende de ti, ni de lo que has aprendido a creer que es “la felicidad” o el sentido de la vida. El sentido de la vida no depende del dinero ni de lo que este puede comprar, no depende de cuántas 9

personas te amen, no depende de la calidad o cantidad de comida que puedas comer, no depende de la cantidad de años que logres vivir, no depende de que tengas hijos o familia, no depende de que seas famoso, no depende de que seas importante para alguien, no depende de que puedas aportar algo al mundo... el sentido de la vida, de tu vida, únicamente depende de tu existencia. Por el solo hecho de existir, tu vida tiene un sentido enorme, grandioso, que no puedes rechazar, ni evadir, ni cambiar, solo puedes aceptarlo. Si llegaste a este mundo, fue por algo, pero tú no le puedes poner condiciones a tu existencia, porque no depende de ti, sino de algo mas grande, fuerte y poderoso que tú. Ni siquiera importa si eres feliz o infeliz, si haces el bien o el mal, si vives mucho o poco, si haces algo con tu vida o no haces nada, el solo hecho de existir en este mundo, en este tiempo, en este espacio, ya contribuyó al equilibrio del universo, porque tú le haces falta, al igual que le han hecho falta todos los hombres que han existido antes que tú, los que existen ahora contigo y los que existirán después que tú. Quizá te preguntes, ¿Porqué le pueden hacer falta al mundo los asesinos, los violadores, los tiranos, en general las personas malas?, ¿Porqué le pueden hacer falta al mundo las personas lisiadas, incapacitadas, enfermas? Y la verdad, es que le hacen falta, para equilibrar el universo.

10

Si tan solo uno de ellos, cualquiera, le hiciera falta, el universo dejaría de serlo y todo acabaría. No es mas importante el científico que el asesino, el doctor que el enfermo, el niño que ya nació o el que está por nacer. Todos somos igualmente de importantes, porque formamos, somos parte de una misma cosa. ¿Qué importancia tendría el gran doctor si no existieran los enfermos? ¿Qué importancia tendrían los científicos si no existieran las enfermedades incurables o los males que aquejan a la humanidad? ¿Qué importancia le darías a la paz si no existiera la guerra? ¿Qué importancia le darían las personas a las cosas buenas si no existieran las cosas malas? Tú eres el equilibrio del universo. Tú sola presencia equilibra la existencia del universo entero. Tus acciones buenas o malas, pequeñas o grandes, con o sin importancia, desatan reacciones que hacen que el universo se mueva y tenga sentido. Si logras ser consciente ver en cada persona y en indispensable de universo. Y cosas malas que te sucedan y tendrá sentido. 11 de esta verdad, podrás ti mismo, un pedazo así mismo, todas las hasta tu misma muerte

La sabiduría popular nos dice: “por algo pasan las cosas”, “no hay mal que por bien no venga” y aunque las repetimos cientos de veces en nuestras vidas, no creemos en ellas, puesto que siempre que nos sucede algo que no queríamos o teníamos planeado, nos quejamos y lloramos y odiamos y frustramos... nuestra forma de ser, caprichosa y autoritaria, no nos permite ver que lo que sucede, mantiene el equilibrio del universo. Recuerda las cosas malas que te han sucedido en la vida y las consecuencias que han traído; quizás las consecuencias inmediatas podrían parecer devastadoras, pero es la capacidad de comprender que las situaciones que suceden en este mundo, no tienen solo consecuencias en tu vida o en tu momento inmediato, sino la comprensión de que ese suceso afecta a todo el universo también a mediano y largo plazo, es lo que le hace tener sentido. Esto es muy claro cuando no nos sucede en nuestra propia vida, pero se vuelve complicado cuando es tu vida la que está dentro de la situación de desgracia o incómoda. Cualquiera se siente dispuesto y capaz de consolar a alguien que atraviesa una desgracia, porque podemos ver que a futuro, a largo plazo, el dolor desvanecerá y vendrán tiempos mejores, pero la mayoría no son capaces de reaccionar cuando les sucede en carne propia. Tomemos un ejemplo hipotético, una pareja joven, recién casada, religiosa, creyente que se preocupa por hacer el bien a los demás y respetar las leyes, tiene su primer hijo. 12

Sin embargo, su bebe, nace con una enfermedad mental y además se le complica con ataques epilépticos. Después de tres años de enfermedad y sufrimiento, muere. Quizá una primera reacción, sería preguntarse: ¿Porque le sucede algo así a ellos?, ¿Acaso se lo merecían?, ¿Es una especie de castigo? Y si es así, ¿Por qué el castigo?, ¿Qué culpa tiene el bebe? ¿Por qué suceden estas cosas en el mundo? La pareja podría tener diferentes reacciones, sufrir y sufrir y no querer tener hijos nunca mas, suicidarse, divorciarse, etc..., pero en cualquiera de los escenarios que pudieran ocurrir, existe una verdad indiscutible: la muerte del bebe mantuvo el equilibrio del universo y su existencia en este mundo fue tan importante como la de cualquier otra persona. Imaginemos solo dos posibilidades: Escenario 1.La familia propietaria de la funeraria a la que es llevado el bebé para su funeral, atraviesa problemas económicos severos y el padre de familia está a punto de dejar sin estudiar a su hija mayor que quiere ser doctora, porque no han juntado el dinero necesario para la inscripción a la universidad que se vence en 2 días. Sin embargo, al llegar la pareja con su hijo muerto, estos aportan los recursos necesarios para tal fin. La hija del dueño de la funeraria, que pedía un milagro para poder continuar sus estudios, da gracias a Dios, y al ver el sufrimiento de los padres del bebé, les pregunta la causa de su muerte y desde ese momento jura que en agradecimiento, sus estudios de medicina 13

los realizará enfocándose en la enfermedad que acabó con la vida del niño. Al paso de los años, cumple su juramento y ayuda a salvar cientos de vidas de otros niños. Escenario 2.El padre del bebé muerto cae en una depresión terrible, a tal grado que se quita la vida. La madre desconsolada por haber perdido a su hijo y esposo, cae terriblemente enferma en cama. Su familia, preocupada, se dedica a atenderla día y noche buscando su recuperación, sin embargo, no pueden hacer nada y al poco tiempo muere también por una mezcla de tristeza y enfermedad. Las respectivas familias de la pareja, no encuentran consuelo y solo atinan a preguntarse porque les sucedió a ellos tal desgracia. El menor de los hermanos de la mujer que acaba de morir, experimenta un trauma que lo lleva a aislarse del mundo y se obsesiona con la idea de la muerte. Al paso de los años y superando su estado emocional, se gradúa en psicología y se dedica a dar consuelo a enfermos en fase terminal y a sus familias. Y con ese consuelo, ayuda a evitar mas desgracias como la que a él le sucedió. En cualquiera de estos dos o los múltiples escenarios posibles que podrían darse, las implicaciones son muchísimas mas que las que pudieran considerarse a simple vista, pues de la muerte de las personas, no solo viven las agencias funerarias, sino también los doctores, las enfermeras, camilleros, los ingenieros que desarrollan carrozas fúnebres, y ambulancias, los científicos que desarrollan los medicamentos, los que diseñan el empaque de los medicamentos, los que fabrican el cartón que los envuelve, los impresores, las fábricas de telas y ropa médica, los enterradores del cementerio y hasta los 14

sacerdotes que ofician las misas para despedir al difunto, todos participan y viven de alguna forma gracias a la muerte de las personas. La vida de ese bebé no solo afectó a su familia y a la familia de sus padres, afectó al universo entero, y no precisamente de forma negativa en todos los casos. En la física, este principio lo describe la teoría del caos, donde se explica que un simple aleteo de una mariposa puede desatar huracanes en alguna otra parte lejana del mundo, la razón: Porque todo está conectado. Una causa aquí es un efecto allá. No importa si piensas que tu vida es un huracán o un simple aleteo de mariposa, por el hecho de existir, tu vida tiene sentido y Tú eres el equilibrio del universo.

15

¿Buena Suerte?, ¿Mala Suerte? Una historia china habla de un anciano labrador que tenia un viejo caballo para cultivar sus campos. Un día, el caballo escapo a las montañas. Cuando los vecinos del labrador le dijeron que mala suerte tenia por perder el caballo, el les replico: ¿Buena Suerte?, ¿Mala Suerte? ¿Quien Sabe? Una semana después el caballo volvió trayendo consigo una manada de caballos salvajes. Entonces sus vecinos felicitaron al labrador por su buena suerte y este les respondió: ¿Buena Suerte?, ¿Mala Suerte? ¿Quien Sabe? Cuando el hijo del labrador intento domar uno de aquellos caballos salvajes, se cayo y se rompió una pierna. Todo el mundo considero esto como una desgracia. No así el labrador, quien se limito a decir: ¿Buena Suerte?, ¿Mala Suerte? ¿Quien Sabe? Unas semanas mas tarde, el ejercito entro en el poblado y fueron reclutados todos los jóvenes que se encontraban en buenas condiciones. Cuando vieron al hijo del labrador con la pierna rota, lo dejaron tranquilo. ¿Había sido buena suerte?, ¿Mala suerte?, ¿Quien sabe ?. Todo lo que a primera vista parece contratiempo puede ser un disfraz del bien. Y lo que parece bueno a primera vista puede ser realmente dañino. Así pues, será postura sabia que dejemos a Dios decidir lo que es buena y mala suerte, y le agradezcamos que todas las cosas se conviertan en bien para los que le aman.
Autor: Desconocido

16

UNION
Principio 2.- El Dios que nos une.
"Nadie es una isla completo en si mismo; cada hombre es un pedazo del continente, una parte de la tierra; si el mar se lleva una porción de tierra, toda Europa queda disminuida, como si fuera un promontorio, o la casa de uno de tus amigos, o la tuya propia; la muerte de cualquier hombre me disminuye, porque estoy ligado a la humanidad; y por consiguiente, nunca preguntes por quién doblan las campanas; doblan por ti." John Donne. (Ernest Hemingway)

17

Quizá una de las peores deformaciones que se tiene sobre Dios, es pensar en el como en “alguien”, como si se tratará de una persona o una especie de persona. En mucho ha contribuido a esta idea el culto a los profetas o iluminados. Rendirle culto a Cristo, a Buda o a Mahoma es casi tan absurdo como querer hablar con un pintor y platicar con la mejor de sus pinturas. Si pensamos en un Dios que se puede representar a través de una forma humana, no podemos evitar transferirle al menos alguna de las limitaciones humanas y al quitarle esas limitaciones nos enfrentamos con la imposibilidad de dar una explicación razonable a esos poderes “sobrehumanos” y por ello creamos dogmas de fe para explicarlos. ¿Cómo explicar que Cristo se elevó por los aires hasta el cielo?, ¿Cómo explicar a dónde fue ahora que sabemos que el universo es infinito?, ¿Cómo explicar que resucitó?, la iglesia te responderá que como es el Hijo de Dios, lo pudo hacer y no podemos cuestionarlo, o por tu falta de fe serás condenado. ¿Cómo explicar que Buda hablara con los animales o que Mahoma tuviera la verdad del mundo? Estos dioses “superhéroes”, son creados mas por el imaginario colectivo que por las mismas religiones, sin embargo, de esa forma es más fácil para los creyentes creer sin cuestionar. Si existe un Dios perfecto, este no puede tener o aparentar o buscar una forma humana, porque el universo está constituido por mas objetos y seres vivos 18

que los seres humanos. Pretender igualarlo a los humanos es solo una muestra mas del egocentrismo de nuestra especie. Si Dios no es alguien, ¿Entonces qué es? Si tomamos en cuenta que el Dios perfecto: • • • • • • Tiene que estar en todos lados al mismo tiempo. Tiene que estar presente en todos los objetos y seres vivos del universo. Tiene el poder de lograrlo todo. Tiene en si mismo, toda la sabiduría contenida. Es todo al mismo tiempo, es bondad y maldad, es oscuridad y luz. Da vida, crea.

Un Dios entendido de esta forma no podría remitirse a un ente de cualquier índole que podamos imaginar, mucho menos a una forma humana. Desde hace siglos las culturas orientales como la hindú y la china, han sabido de su existencia. Le han llamado Prana o Ch’i. En nuestra época moderna, con el descubrimiento del átomo y sus sub partículas lo hemos hecho evidente. Dios es esa fuerza o energía que une al universo y por lo tanto no es solamente Dios, ya que es bivalente, también y antes que nada es Diosa. El Dios o fuerza suprema está formado por una dualidad que a falta de una mejor explicación y para 19

mayor comprensión humana la expondremos en términos de femenino y masculino. Lo descubrió Einstein mediante la fórmula E=mc .
2

La energía puede crear materia y la materia energía. Esta dualidad materia – energía, solo son las caras de una misma moneda. Las caras de Dios. Si pudiéramos ver a través de un microscopio superpoderoso, como es la manifestación de los átomos, ahí podemos encontrar a Dios, sin embargo, no hace falta que lo hagamos a nivel microscópico, ya que esa misma energía se manifiesta en cualquier nivel y dimensión. Es la misma energía que une a los planetas, a las galaxias y al universo entero. Es la misma energía que crea la vida física (materia) y que a su vez sale de ella.

20

En este momento, es posible que estés pensando: “Dios es la energía, ¡Oh, gran descubrimiento!, si fuera tan fácil, ya lo habrían descubierto antes, claro que es energía ¡Qué novedad!....” Y la verdad, es que sí, ya lo habían descubierto antes.

21

Como lo mencioné al principio de este capitulo, los hindúes le llaman Prana y en el lejano oriente lo conocen como el Ch’i y también lo representan con el Ying y el Yang, para la ciencia védica es la base de “el campo unificado de la conciencia” y así, podemos encontrarlo en diversas culturas y épocas. Esta energía nos es común a todos y nos mueve. Para entender esta energía, debemos evitar las ataduras mentales racionales y no tratar de encasillarla en el campo puramente comprensible. Sus leyes son únicas y distintas, son suyas y para comprenderlas debemos descubrirlas y vivirlas en nuestra propia vida. Otro error, que se comete a menudo es tratar de poseer la fuerza de Dios. Así, hay quienes creen que por haberlo descubierto y manifestado en su vida lo poseen y a su vez poseen la fórmula de poseerlo. Esta forma de pensar, conduce a un destino inevitable: la creación de sectas, grupos y religiones que se creen poseedores de la verdad. Si Dios está presente en todos los objetos y seres del universo, ¿Cómo puede poseerlo alguien? ¿Cómo puede tener alguien la fórmula o el método para llegar a él? Algunos creen en una forma especial de oración, algunos otros creen en formas de meditación y los que van mas allá creen en formas y estilos de vida que los conducen a “Él”. 22

Sin embargo, Dios está presente en cada uno de nosotros y en cada uno de los objetos que nos rodean. Dios nos une. Por lo tanto, no puede estar sujeto a métodos, oraciones o actividades especiales. Dios se manifiesta a cada momento en todos los lugares. El tercer error es creer en la posibilidad de que se le puede controlar. Muchas personas piensan que al orar o meditar, “hacen” que Dios actúe a su favor. El deseo del ser humano de querer controlarlo todo, lo lleva a creer que puede controlar a Dios. Sin embargo, eso no es verdad. Lo que nos sucede y lo que tenemos, no es ni mas, ni menos que lo que debemos tener o que nos debía suceder. Cuando mucho, a veces deseamos lo que debíamos tener o lo que nos debía suceder, pero Dios no concede caprichos ni acepta ordenes. Es nuestro deber, ir construyendo y viviendo lo que Dios tiene preparado para nosotros. Dios no es bueno, ni malo, sólo es. Dios está presente en el beso de amor de una madre hacia su hijo y está presente también en la devastación causada por una bomba atómica. La misma energía que hace posible el beso, hace posible la explosión de la bomba atómica.

23

La misma energía que mueve la mano que acaricia, mueve el dedo que jala el gatillo de una pistola. La misma energía que mueve a una hormiga y a un elefante, te mueve a ti. Porque Dios no es exclusivo de los humanos, ni del planeta tierra. Creer en un Dios exclusivamente bueno, solo nos llevaría a tener que aceptar que Dios puede no ser omnipotente, o que existe “otra cosa” que no es Dios que le lleva la contraria y es mas poderoso. Y eso no es posible. Porque Dios ES la suma de todas las cosas existentes en el universo. A estas alturas, ya habrán surgido miles de interrogantes, pareciera que estamos a merced de un Dios que es pero no es, que puede hacer pero no hace, un Dios que hace con nosotros lo que se le da la gana y estamos a su merced. Pero no es así. Porque a Dios lo formamos todos. Todos tenemos a Dios y Dios está en todas partes. No solo en los humanos, también en los animales, en los objetos, en las plantas, en las estrellas. Es una fuerza que se equilibra a si misma.

24

VOLUNTAD
Principio 3.- Tú realizas la voluntad de Dios
"No es posible tocar el pétalo de una flor sin que se estremezca una estrella..." R.Tagore

25

En la antigüedad, Platón hablaba del Topus Uranus como el mundo de las ideas y las almas, en la época moderna, Carl G. Jung, propone un inconsciente colectivo como una especie de memoria que comparte la humanidad y ya en la actualidad, científicos como John Hagelin, Tony Nader y Rupert Sheldrake lo asocian en distintos estudios a un Campo Unificado o una especie de Resonancia Mórfica. En todos los tiempos, el ser humano ha intuido que está unido al resto de la humanidad y al universo de una forma superior. Para entender este campo unificado, conciencia o memoria colectiva, la tentación de ubicarlo en un lugar físico es muy grande, (como Platón y mas tarde los cristianos que lo ubicaron en el cielo), mas sin embargo, imposible. Su lugar es el universo entero y quizá por ello la reacción inconsciente de mirar hacia el cielo como una especie de señalamiento hacia el infinito. Está formado por la conciencia, la memoria y la esencia de todas las cosas. Lo vivimos a diario porque estamos inmersos en él. Es el campo dónde se manifiesta Dios. En este campo, todos estamos unidos y por lo tanto, todo lo compartimos. Emociones, sentimientos, pensamientos, todo está contenido en él. Es un campo caótico, donde se mezclan todas las ideas y deseos del universo. Siempre se está tratando de ordenar y se recompone a cada instante. Sin embargo, si lo vemos a nivel macro, tal como se deben estudiar los fenómenos caóticos, encontramos un orden perfecto y sincronizado. 26

Y ahí, dentro de ese orden o estado caótico (según como se le quiera ver) está contenida la voluntad de Dios. La voluntad de Dios no es un deseo prediseñado o una orden emitida por un superior. Ni siquiera es el destino por todos anhelado. Es solamente, el acomodo de la energía, el equilibrio del universo. Y en este punto, nosotros somos creadores y a la vez receptores de esa voluntad divina. La creamos con nuestras acciones, la recibimos con sus consecuencias. Pero el resultado recibido no puede ser controlado, ni deseado, ni moldeado, ni encaminado, porque este resultado es sólo la reacción de la energía y el producto del acomodo de la misma. Y uno nunca sabe en que formas sorprendentes se puede acomodar la energía. Lo único de lo que podemos tener certeza, es de que lo hará de la única forma en que pueda conservar su equilibrio. Y si mantiene su equilibrio entonces cualquiera que sea el resultado, es perfecto. La voluntad de Dios es perfecta, porque es la única forma que tiene el universo de dar respuesta al caos que construimos cada día, y por ello, lo que tiene que ser, será y sin embargo, nada está escrito. Por esta razón, dentro del Padre Nuestro, está escrita una de las frases que mejor ilustran estas ideas: “...venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo...” 27

En esta sencilla frase, están contenidas dos de las verdades mas grandes: 1.- La aceptación de ser parte del reino (el campo donde habita Dios). 2.- La aceptación de que el hombre no controla el destino ni la voluntad divina, lo único que puede hacer es rendirse ante este poder tan enorme y aceptar los resultados que de el emanen.

28

MANIFESTACIÓN
Principio 4.- Tú eres la manifestación de Dios
“Hay una cosa formada confusamente Nacida antes que el cielo y la Tierra. Silenciosa y vacía. Está sola y no cambia, Gira y no se cansa. Es capaz de ser la madre del mundo. No conozco su nombre. Y por lo tanto le llamo “el camino”, Le doy el nombre improvisado de lo grande. Siendo grande se le puede describir también como retrocediendo. Si retrocede se le puede describir como remoto. Si es remoto, se le puede describir retornando.” Lao-Tse, Lao Tse-King (Alrededor de 600 AC)

29

La principal y mas notoria manifestación de Dios es la materia, los seres vivos, los objetos, los planetas, etc... todo lo que pertenece al mundo tangible. Es en este nivel de la manifestación de Dios, donde habita el hombre de forma conciente. El ser humano siempre busca a Dios en la materia, pues es lo que puede percibir a través de los sentidos, y crea su realidad a través de ella. Esa búsqueda del Dios material, es lo que hace tan profunda la fe en los Mesías, ya que se les considera una manifestación material de Dios. Y realmente se puede ver a Dios en la materia, los artistas lo ven y lo plasman en sus pinturas, en la fotografía, en la poesía, en la escultura... La perfección de Dios, se manifiesta en la belleza de los animales y las plantas, en la belleza de un diamante y hasta en un mismo grano de arena. El otro nivel en que se manifiesta Dios es en el de lo intangible, la energía. Este nivel es mucho mas difícil de percibir y por lo tanto de aceptar. Es el nivel del alma, del pensamiento y de las emociones. Todos los llevamos dentro pero no hay forma de estudiarlo de forma tan exacta como se hace con la materia. Sin embargo, la energía es la manifestación mas pura de Dios, es su cara femenina, es la Diosa. 30

La Diosa energía, es potente y creadora, suave y destructora, muda y estruendosa, invisible pero capaz de hacerse notar a través de la materia. En este nivel de energía, es donde establecemos comunicación con el campo de la voluntad de Dios. La oración, la meditación, la reflexión se mueven en este nivel. Cuando el ser humano puede moverse en este nivel, la conexión con el “TODO” es directa y rápida. Es en este nivel, donde se pueden acomodar los pensamientos y desear. Hay quienes creen que si se utiliza esta comunicación de forma correcta, los deseos formulados se pueden cumplir. Sin embargo, no se cumplirá ningún deseo que vaya contra el orden establecido por la voluntad de Dios, o que sea solo un capricho sin fundamento. La energía es magnética y atrae energía similar. De tal forma que las cosas se acomodan de acuerdo a esa forma de energía en particular, por ello es común que pensamientos negativos atraigan consecuencias negativas, y pensamientos positivos atraigan resultados positivos. Los seres humanos se han acostumbrado a desear objetos, cosas materiales y ese tipo de deseos no pueden ser cumplidos por la infinita inteligencia del universo, para cumplir esos deseos, el ser humano tiene su capacidad creadora. Para que los deseos se cumplan exactamente de la forma que uno quiere, para lograr eso, esta la 31

capacidad creadora del hombre, con la que cada quien puede hacer y construir exactamente lo que quiere. Cuando uno le pide algo a la Diosa energía, esta nos manda lo que es perfecto para nosotros, aunque no sea lo que hayamos imaginado, porque nosotros no decidimos lo que es perfecto para nosotros. La energía creadora tiene que mover y acomodar todo el universo para que este no pierda el equilibrio cuando nos concede un deseo, y puede tardar mucho tiempo, porque esto no es fácil de hacer, por ello, un deseo concedido es un auténtico milagro y debemos agradecerlo infinitamente. Hay gente que se desespera y antes de que se cumpla su deseo desiste de esperarlo, a eso lo podríamos considerar como una falta de fe. Pero la única verdad, es que la voluntad de Dios se cumple y nos manda lo que es mejor para nosotros. La voluntad de Dios se manifiesta a través de las coincidencias.

32

COINCIDIR
Principio 5.- Aprovechar y reconocer las coincidencias.
“No creo en un Dios que juegue a los dados con el destino del Universo” Albert Einstein

33

La gran mayoría de las personas confunden las coincidencias con las casualidades y de alguna forma creen que una coincidencia es cuestión de azar. Sin embargo, nada podría estar mas equivocado, la palabra coincidir se refiere al encuentro entre 2 o mas cosas en un punto determinado del tiempo y del espacio. Pero en ninguna parte lleva implícito el significado añadido de azaroso o fortuito. Las coincidencias se dan en todo momento y en todo lugar, la mayoría de las veces inesperadamente, de ahí que se le atribuya, gracias a ese factor sorpresa, esa vinculación con la suerte. Las coincidencias son la respuesta de Dios a nuestros llamados, a nuestras oraciones, a nuestros anhelos mas profundos y no tan profundos. Cuando toda la energía del universo se pone en movimiento, la sinergia creada entre los participantes, hace que ocurran cosas maravillosas. Algunas veces se les considera milagros, otras veces simples casualidades, para otros es sólo cuestión de buena suerte, pero sin lugar a dudas, todos las hemos experimentado. El problema con las coincidencias es que no se dan a capricho de las personas. Por esta razón, la gran mayoría las considera fortuitas, ya que si existiera una fórmula para que las coincidencias se dieran, todos podrían manifestarlas en su vida a la hora que desearan. 34

¿Alguna vez, has estado pensando en una persona y de pronto suena el teléfono y es ella? ¿Alguna vez, has estado preocupado por respuesta y de pronto, te llega inesperadamente? una

¿Alguna vez, has estado buscando algo afanosamente sin resultado, y cuando estás a punto de claudicar, aparece? Estas son algunas coincidencias comunes entre nosotros. Si se realizara una investigación entre todas las personas del mundo, seguramente obtendríamos miles de ejemplos distintos de coincidencias. Las coincidencias son la respuesta de Dios a nuestro llamado. Y por ello, no siempre las coincidencias se dan de la forma que esperamos o deseamos. Porque no están sujetas a nuestro capricho o voluntad. Las coincidencias no suceden para que logremos nuestros deseos, suceden para que alcancemos nuestro propósito en la vida. Y nuestro propósito en la vida es mucho mas elevado, que nuestros simples deseos. Las personas pueden desear solo por el gusto de hacerlo, en ocasiones, hasta sin motivaciones específicas. La gran mayoría desea cosas en el plano material, terrenal, sin preocuparse o reflexionar si eso es importante para cumplir su propósito en la vida. En realidad, la gran mayoría de las personas desconoce cual es su propósito en la vida. 35

Las coincidencias son la respuesta de Dios, la mas grande manifestación de la voluntad de Dios y por ello, no siempre son buenas o traen buenas noticias para quien las espera. La muerte misma puede ser una coincidencia. Las tragedias de todo tipo que ocurren en un momento determinado en que se supone no debían ocurrir, son coincidencias. Aquella ocasión en que justo cuando tenias que llegar temprano, tu coche no enciende; o cuando te urgía entregar un trabajo y tu computadora simplemente no quiere funcionar bien; aquella cita que se ha frustrado mas de 2 veces sin explicación aparente... Las coincidencias, sobretodo las que aparentemente son negativas, siempre traen consigo una lección, un mensaje divino que debes aprender a interpretar. Ese mensaje, entre otras cosas, te ayudará a comprender tu propósito en esta vida. Y entre mas se repitan las coincidencias, mucho mas fuerte se hará el mensaje; asimismo, mientras no entiendas la lección, mientras ignores el mensaje, se seguirá repitiendo. ¿Porqué a algunas personas, parece que las persigue la mala suerte? Estas personas van de tragedia en tragedia, y se lamentan, y se quejan y odian, y se preguntan ¿Porqué me pasa esto a mi?, pero esta pregunta, no pasará de ser un reclamo, sino se busca con sinceridad la respuesta, el mensaje oculto. 36

Porque la mayoría de las personas, siempre busca la salida fácil del lamento, la ira, la tristeza, pero NO CAMBIA de actitud, de hábitos, de mentalidad. Una cadena de coincidencias negativas, nos exige un cambio de dirección. Una cadena de coincidencias positivas, nos muestra la luz al final del camino. Dice el refrán mexicano: “Al que nace pa’tamal del cielo le caen las hojas”. Imagina por un momento que eres un tamal en potencia, tienes todo para ser un buen tamal, tienes masa, carnita y salsa. De pronto, a la puerta de tu casa, encuentras unas hojas de maíz secas, y piensas: ¿Quién las abra dejado ahí?, y al no encontrar respuestas decides tirarlas a la basura. Tienes masa, carnita y salsa, tu piensas que puedes ser un buen taco, no sólo eso, deseas ser un buen taco, pues es la comida mas vendida en tu país, serías famoso y codiciado, no cabe duda, DEBES ser taco. Pero entre mas te empeñas en volverte taco, menos lo consigues, algunos te dicen que tu masa está muy seca, otros te reprochan tu falta de carne, otros mas te ignoran porque tu salsa no es tan picosa. El mundo está en contra tuya, Dios es injusto, pues no desea, no quiere que seas taco, ¿Porqué?

37

Y mientras te pierdes en tus lamentos y lloriqueos, cada vez son mas constantes las entregas de hojas de maíz y de plátano que llegan a tu puerta. Cuando ya no puedes más, en lugar de tirarlas a la basura, decides irlas almacenando, quizá con el tiempo las puedas vender y sacar algún provecho de esas hojas. Un día, cansado de buscar y agotado de llorar, un amigo tuyo que está próximo a volverse taco, decide platicar contigo, y te pregunta ¿Porqué estás tan afligido?, tú le cuentas tus sueños de ser un taco famoso, el mas sabroso, el mas rico, el mas codiciado de todos los tacos. Sorprendido, tu amigo te dice que llegar a ser taco, no es lo mejor que hay en este mundo, si es cierto que tienes fama y a la mayoría de la gente se les antoja. Pero un taco solo, nunca es importante, porque la gente siempre quiere mas, y entre tantos tacos, uno solo no es nada. Tu nunca habías visto las cosas de esa manera, así que le preguntas a tu amigo taco que porque él se decidió a ser un taco. Te responde que si a él lo hubieran dejado elegir, sería un tamal. ¿Un tamal? ¡Vaya respuesta! Y si eso es lo que quieres, ¿Porqué no te volviste un tamal? –Le preguntas,- no sin dejar de estar sorprendido por su anterior respuesta. Pues mira – te responde- mi salsa es muy picosa y los tamales no deben ser tan picosos, mi masa es muy poquita, apenas y alcanza para hacer 38

una tortilla, y además, tengo demasiada carne, ningún tamal quedaría bien hecho con mis cualidades, en cambio, puedo ser un taco perfecto, el mas perfecto de los tacos, así que no me importa que no pueda ser un tamal, ese es solo un deseo, mi propósito en la vida es ser un taco, el mejor... Además, los tamales son muy especiales, porque necesitan estar envueltos en hojas de maíz o de plátano, y esas no las podemos comprar nosotros, solo a quien es el elegido, le caen del cielo, en la puerta de su casa. Las coincidencias, positivas o negativas, te muestran el camino que debes recorrer, la respuesta que andas buscando, y necesitas tener una confianza plena y total en el universo, para aceptar su voluntad y rendirte a tu destino. Así que la próxima vez, que encuentres fuera de tu casa unas hojas de maíz o de plátano, considera la idea de que puedas estar destinado para ser un tamal. Siempre que tengas una duda o un problema y andes buscando una solución o respuesta. Confíale al universo lo que piensas y sientes, pero no condiciones la respuesta. Sólo deja fluir la energía, y confía en la respuesta cualquiera que esta sea. Ten presente que hasta el silencio, la no respuesta, es una forma de responder también. Si es un si o se materializa de la forma que esperabas, esa coincidencia será un milagro, agradécelo. Si es un no o se materializa de una forma que no esperabas e inclusive te desagrada, no te enojes ni 39

te pongas triste, acéptalo y reflexiona por que razón el universo te está respondiendo de esa manera, busca la lección y el mensaje oculto, pero si no los encuentras, no te desesperes, ni te descorazones, a la larga tu sabrás porqué razón ocurrió eso. Recuerda las ocasiones en que una desgracia o un no del universo, te puso enojado y triste, remóntate en el tiempo y visualiza que sucedió después. El avión que no alcanzaste a tomar y era VITAL llegar a tiempo, tuvo un accidente... que coincidencia. Tu jefe te regañó por un error y te despidieron del trabajo... pero con el tiempo y gracias a esa experiencia, encontraste un trabajo mejor, ¡Qué coincidencia! El amor de tu vida, la chica de la que estuviste enamorado durante 11 años, nunca accedió a ser tu novia, ni siquiera tu amiga... pero gracias a eso, conociste a la persona que hoy amas y pudiste tener a tus hijos, a los cuales no cambiarías por nada en este mundo... ¡Qué coincidencia! La segunda guerra mundial, dejó al mundo devastado, pero gracias a ella, hoy la mayoría de las potencias son mas conscientes y humanas, los grandes adelantos tecnológicos han sido posibles, y la sombra de Hitler, le recordará al mundo, el peligro que puede suponer un hombre... resultado, un mundo mas humano y consciente, ¡Qué coincidencia! A la larga, todas las tragedias y los sucesos que consideramos negativos, traen algo bueno, porque esa es la voluntad de Dios. 40

Dice otro refrán: “No hay mal que por bien no venga” ¡Qué coincidencia!

41

AMOR
Principio 6.- Utiliza el poder del amor.
“... y nosotros mismos seremos amados por un tiempo y después olvidados. Pero el amor habrá sido suficiente; todos los impulsos del amor regresan al amor que los creó. Ni siquiera el recuerdo es necesario para el amor. Existe el mundo de los vivos y el mundo de los muertos, y el puente es el amor, la única supervivencia, el único significado. Thornton Wilder

42

Siendo el amor la manifestación mas pura del universo, es preciso saber comprenderle. El amor es la cara que Dios pone para que se le reconozca. Y por ser la cara de Dios y este es como habíamos dicho bivalente, el amor lo es también. Tenemos dos caras del amor, el amor material (físico) y el amor espiritual (energía). Siendo el amor material el mas fácil de reconocer y conseguir, se tiene la creencia que ese es todo el amor existente. Las madres lo encuentran y canalizan a través de los hijos, los amantes lo hacen en sus parejas. En este plano del amor físico se encuentra la atracción, la sensualidad y el deseo sexual. Por ser de naturaleza material, nunca llena ni deja satisfecho a su poseedor. Este es el origen de todos los conflictos. ¿Porqué causa tanto conflicto la infidelidad?, porque el amor material se basa en la posesión de la otra persona. De esta forma, una madre habla acerca de “su” hijo y un amante habla de “su” pareja. Cuando se habla de esta posesión, sin darse cuenta, la gran mayoría se refiere al cuerpo, a la representación material de aquella persona. Algunas personas “intentan” atar el alma, encadenarla, a través de las bodas religiosas. Mas ello es imposible. Un amor material, nacido material y sustentado en la materia, no podrá ser espiritual, ni mucho menos encadenar el alma de la persona amada. Porque la esencia de las almas es su libertad. Es por ello, que en nuestros tiempos, las personas están desilusionadas del amor. La gran 43

mayoría se encuentra frustrado, porque lo que creen que debería ser el amor, no ha sido tal. Algunos se lo explican diciendo que este no existe, que es solo una ilusión, una fantasía, un invento. Esto sucede porque se busca el amor espiritual, como una especie de amor ideal, pero su búsqueda comienza en el amor material. Es como querer llegar a un destino en el espacio exterior, siguiendo las carreteras del planeta tierra. Es imposible. Ya que por mas vueltas que le demos, no saldremos de nuestra propia orbita, pegados a la tierra. Para alcanzar el espacio exterior, el amor espiritual, necesitamos despegarnos de la tierra, alzarnos, volar. El amor material, es el amor animal. El amor del deseo, el amor de la pasión, el amor del placer, y es esta misma naturaleza “placentera” la que le vuelve efímero y poco gratificante. Muchas personas sufren por amor. Y ese sufrimiento está originado, por la apatía de la persona amada, por la incomprensión, por que por mas que se intente “poseer” a la otra persona, ser uno con la otra persona, esto es imposible, nuestra misma naturaleza individual, nos impide ser uno con la otra persona. La base del sufrimiento del amor material es que nunca se llega a poseer, a controlar, a dominar a la persona amada. Porque su alma es libre, incontrolable. Podemos poseer el cuerpo, inclusive en casos extremos atarlo, aprisionarlo, pero no servirá de nada, puesto que el alma, ese anhelado tesoro, solo se alcanza mediante la otra cara del amor. El amor espiritual, se encuentra en el plano energético. Es el lado femenino del amor, y sin duda muchas personas lo han sentido y lo han vivido. 44

Cuando se intenta explicar el amor de una madre por su hijo, que no importando la condición o apariencia física del mismo, estaría dispuesta a todo por él, en ese momento nos encontramos con el amor espiritual. Al tratarse de un amor desapegado de lo material, cercano a las almas y a la esencia de las personas, este amor no tiene necesariamente que ser entre personas del sexo opuesto. El amor platónico es un amor muy cercano al amor espiritual; el amor de un padre por su hijo, de los amigos. Para una sociedad basada en lo material y para la que el amor material es predominante, esto es muy difícil de entender. En este mundo material, si dos personas del mismo sexo se aman, a través del amor espiritual, suelen ser consideradas homosexuales, sin embargo, lo único que se está haciendo es mezclar el agua con el aceite, ya que la homosexualidad responde a atracciones y preferencias materiales, no espirituales. El alma no tiene sexo, no tiene edad, no tiene tiempo, ni tiene espacio. De ahí surge la idea del amor eterno. El amor eterno, solo puede ser espiritual, ya que una característica esencial de la materia es su temporalidad, mientras que del alma, de la energía, es su eternidad. La vida es un ciclo, al principio es energía, después tiene la posibilidad de materializarse para al final del ciclo, regresar a la energía. De esta forma, la energía, aunque materialice, siempre regresa a su estado original. 45 se

El amor espiritual pues, también tiene la posibilidad de materializarse en infinidad de formas. En una obra de arte, en un hijo, en un beso, en una caricia, en una palabra... para al final, volver a ser energía. En el amor espiritual, no tiene importancia alguna la atracción física, el deseo o la sexualidad. Ya que el amor espiritual, no depende de las pulsiones materiales. En el amor material es al contrario, si se intenta amar a la materia, solo se conseguirá en el mejor de los casos poseerla, el amor material sin el amor espiritual no es nada. Al igual que nuestros cuerpos sin nuestra alma, no son nada. Cuando la gente se enamora, solo sigue una serie de pasos, que como en un método, le dan la certeza de estar enamorado: Atracción física, deseo, palpitaciones, empatía... cuando se cumplen todos, se dice que se está enamorado, pero esta es una cuestión material, con el paso del tiempo, quizá esa pareja se dé cuenta de su aburrimiento y volverán a sentirse vacíos, aún estando acompañados y pensarán que el amor se ha acabado. Quizá busquen en otras personas el amor perdido y solo será para volver a cometer el mismo error, el mismo método, los mismos pasos, la misma desilusión. En el amor espiritual, por otra parte, no hay métodos, no hay pasos y al no basarse en cuestiones materiales, no hay atracción física, ni el deseo es una parte primordial del mismo.

46

Sin embargo, hay una sensación de gozo, de plenitud y de satisfacción. Aún cuando la persona amada no esté presente, inclusive puede estar muerta, no importa. Lo que se ha comunicado en esta ocasión son las almas. El amor espiritual es el amor de las fábulas, de los cuentos, de las novelas románticas. Es el amor de Dios, el amor de nuestros padres, el amor hacia nuestros hijos. El amor espiritual es el amor perfecto, abnegado, sublime. Aquel que Pablo relataba a los Corintios “todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta”, “el que nunca pasará”. Es el amor idílico de Jesucristo hacia el mundo, el amor de Buda. El amor espiritual es el medio para formar y encontrar a Dios. Es el eslabón que encadena el todo, que nos hace descubrir el mundo en los ojos del ser amado, que nos hace sentirnos vivos. ¿Cómo se puede amar espiritualmente? Lo primero que se ha de hacer, es olvidar el plano material, olvidar lo que los ojos ven y el cuerpo siente. Después es necesario ver en las demás personas a una parte de nosotros mismos y del universo, al reconocer en el prójimo una parte de nosotros mismos, no podemos hacer otra cosa mas que amarle. Al reconocer en todo lo que nos rodea, una parte integrante del universo que constituimos todos, no podemos hacer otra cosa mas que amarle. 47

Odiarlo o rechazarlo, no seria otra cosa mas que odiarnos o rechazarnos a nosotros mismos. Por eso, solo es preciso sentir una vez el amor espiritual. Sólo una vez hacia alguien, hacia algo, después como en efecto de cascada, comenzaremos a amar todo lo que nos rodea, a todo el universo. Porque una vez que dejas entrar al amor, te conviertes en amor. Al amar el alma de los demás, no puedes pretender poseerle, ni siquiera desear que se quede contigo, porque las almas son libres. Al amar de forma espiritual, tu total desapego y entendimiento, no te permite esperar nada, no esperas nada porque amar es un gozo individual que se recompensa a si mismo. Quién ama no necesita ser amado, porque el amor nos une, nos conecta de forma automática, nos enlaza a todo el universo, nos lleva a formar parte de Dios.

48

CREACIÓN
Principio 7.- Volviéndote Dios.
“Para ver el mundo en un grano de arena, Y el Cielo en una flor silvestre, Abarca el infinito en la palma de tu mano Y la eternidad en una hora. Aquel que se liga a una alegría Hace esfumar el fluir de la vida; Aquél quien besa la joya cuando esta cruza su camino Vive en el amanecer de la eternidad.” William Blake

49

La magia de Dios, se manifiesta en la creación, en la transmutación de energía en materia y viceversa. La capacidad creadora, se puede dividir en dos formas: • La creación divina. • La creación a través de la transformación. La creación divina, se da a través transformación de las personas en dioses. de la

El hombre es la representación de la materia, el control, la fuerza, el poder. El Dios - Hombre es el dios que la gran mayoría de las personas se imagina, un Dios autoritario que todo lo sabe, que todo lo controla, que dicta, que premia y que castiga. El hombre, es la semilla, la parte mas pequeña de la materia. La mujer es la representación de la energía, el alma, el caos, lo no comprensible, la creación, el origen. La Diosa – Mujer es la Diosa intuída, pero no aceptada. Es la Diosa que da libertad y que libera, que ofrece compasión y ternura, que protege y comprende. La mujer es la tierra, donde es depositada la semilla, que guarda y da vida. La unión de los Dioses, da como resultado la creación. Cuando la materia se une a la energía, la semilla es depositada en la tierra, se Crea. El acto sexual es el acto mas súblime de creación, convierte a los seres humanos en dioses, y en ese instante de divinidad, pueden tocar el paraíso, se abre un canal, un camino al cosmos, a la inteligencia del universo, al todo. No es extraño, que el sexo, sea algo tan buscado por las personas. El mismo acto sexual 50

representa la entrada al Reino de Dios, aunque solo sea por unos minutos o segundos. Cuando los hombres se vuelven Dioses, vuelven a entrar al paraíso, pues este no le es negado a nadie. Sin embargo, cuando el acto sexual no consigue la creación o no se lleva a cabo con ese fin, puede dejar vacías a las personas, desorientadas. A menos que el acto sexual, se dé acompañado del amor espiritual. La mayoría de las personas, ve al acto sexual como el fin, la culminación del amor material. Si bien, en un principio, por instinto de supervivencia, puede ser válido, el acto sexual como acto de amor, solo puede nacer del amor espiritual. Nada mas falso que creer en el sexo, como la manifestación y culminación del amor material. Las personas que buscan el sexo, solo por el placer, terminan igual de vacías que las que buscan solo el amor material. El sexo convierte a los hombres en Dioses, por lo que el sexo es sagrado. Es triste que cada vez sean mas personas que tienen sexo, solo por placer. Es triste que cada vez sean mas las personas insatisfechas con su vida, y que piensen que a través de la plenitud sexual, pueden ayudar en algo a sus vacías vidas. El sexo sin amor, no es nada. Es sólo placer, un pedazo de paraíso robado a escondidas. 51

Afortunados aquellos que pueden tener sexo a través del amor espiritual. Pues ellos han entrado al paraíso de forma permanente. En el segundo de los casos, la creación a través de la transformación, es una virtud que debemos saber utilizar. Todo comienza con un pensamiento, y la necesidad de materializar ese pensamiento. La creación a través del pensamiento, es una cualidad conferida para transformar nuestro entorno, para cumplir nuestros deseos, para existir y trascender. El pensamiento es la energía, ese pequeño pedazo de Dios que llevamos dentro. Nuestra aportación al todo. Cuando esa energía es traída al plano material esas creaciones son por tanto manifestaciones de Dios. Las obras de arte, los descubrimientos científicos, los adelantos tecnológicos y todo lo que la mano del hombre puede crear a través del pensamiento y su materialización son una muestra de la capacidad creativa del hombre. Y no nada mas el hombre tiene esta capacidad, también la podemos observar en seres tan diminutos como las hormigas, en animales como los castores y las aves, cuyas construcciones pueden ser tan complejas y perfectas como las de cualquier ingeniero humano.

52

La creación a través de la transformación es la herramienta del ser humano para volver realidad sus sueños y deseos. Sólo basta un pensamiento y voluntad. Y cuando el hombre en realidad quiere materializar sus sueños, la energía se pone de su lado y fluye hacia él.

53

LIBERTAD
Principio 8.- La libertad es soledad.
"¿Por qué será -Se preguntó perplejo Juanque no hay nada más difícil en el mundo que convencer a un pájaro de que es libre, y de que lo puede probar por si mismo sí sólo se pasara un rato practicando? ¿Por qué será tan difícil?... " Richard Bach

54

A los seres humanos les gusta la esclavitud, siempre están buscando ser esclavos de algo, piensan que desean la libertad pero en realidad le temen. Siempre terminan siendo esclavos de alguien o de algo, del trabajo, de la pareja, de la escuela, de los padres, de los hijos, de sus miedos, etc. Cuando el ser humano se da cuenta que puede ir a donde el quiere, que puede amar a quien se le dé la gana, que puede pensar y sentir libremente...que nada lo ata, solo sus propios pensamientos y sentimientos, en ese momento es LIBRE y es algo mágico, porque todo lo pesado que siente, esa melancolía dentro del corazón, ese apego a las personas y a las cosas, desaparecen. La gente le teme a ese sentimiento de libertad, porque la libertad es soledad, y le asusta conocerse a si mismo y no tener que depender de nadie, ni de la familia, ni del trabajo, ni de la pareja, ni de Dios. El ser humano crea su realidad a partir de lo que le rodea, no de si mismo y en la libertad solo tenemos eso, a nosotros mismos. Por esa razón, cuando algunas personas crean su realidad aparte, sin depender de reglas o normas sociales, sin depender de las demás personas para ser felices o ubicar su lugar en este mundo, les llaman locos. Sin embargo, aunque seria difícil poder contradecir los términos médicos, una persona libre, también puede ser un poco o mucho loca. Imagine que una persona “normal” le dice, que no necesita tener pareja en la vida, que sola se las arregla bien, que no necesita del amor o aprobación de los 55

demás. La primera reacción sería pensar que está mintiendo, que eso no es posible, sin embargo, si esa persona se empeñara en esa idea, algunos comenzarían a pensar que está “loca”. La libertad es soledad, y es preciso darse cuenta que la naturaleza del hombre es libre. Por lo tanto, el ser humano también es “solo”, es un individuo único e irrepetible, que en la mayoría de los casos se empeña en confundirse entre la muchedumbre, en mimetizarse con sus semejantes. Si la naturaleza del hombre es “libre” y su estado natural es la soledad, ¿Porqué el hombre le teme a la soledad? De nuevo estamos ante una confusión entre materia y energía. En el plano material, el ser humano “necesita” la compañía de otros seres humanos, porque la materia se hace fuerte con mas materia. La “masa” o acumulación de materia en grandes cantidades es la fortaleza material. La soledad en este sentido puramente material, se podría interpretar como debilidad, vulnerabilidad. Y al ser humano, no le gusta sentirse vulnerable ni mostrar debilidad, porque eso lo asocia con el sufrimiento. Sin embargo, en el plano espiritual, en el nivel de la energía, el alma nunca está sola, ya que forma parte de ese campo unificado que ya habíamos explorado anteriormente. 56

Dios es una cadena de energía, una cadena de almas. En este nivel, el ser humano (su alma) nunca estará solo y es preciso que lo descubra para no evitar la soledad física y entregarse a la libertad espiritual. La energía solo puede ser libre, ya que es imposible atarla, encadenarla o poseerla. Ya que la esencia de la humanidad es su energía, su alma, su pensamiento, entonces la naturaleza del ser humano es la libertad. Y en la mayoría de las ocasiones el ser humano se esclaviza a la materia. Se esclaviza al alimento, se esclaviza a los placeres carnales, se esclaviza al dinero, al trabajo y a las demás personas, porque sólo así se siente seguro. Pero un hombre que no puede renunciar a sus esclavitudes materiales, no puede vivir su libertad y por lo tanto, no puede conocer ni comprender a Dios. Un hombre que no ha renunciado a sus esclavitudes materiales, no puede amar espiritualmente, solo materialmente. Es en el estado de libertad, donde el ser humano, pone fin a todos sus sufrimientos, a todas sus dudas, porque sus emociones y sentimientos ya no dependen de la materia y por lo tanto, no hay nada en el universo que lo pueda hacer infeliz. Es en el estado de encuentran las posibilidades humano. 57 libertad, donde se creadoras del ser

Es en el estado de libertad donde el ser humano puede ser uno con la humanidad entera y por lo tanto, puede ser Dios. Cuando el ser humano encuentra la muerte, es la liberación final, forzada y justa para todos los seres. Es el momento en que su alma se desprende de la materia y se vuelve energía pura. Se cierra el ciclo energía-materia-energía. Cuando la energía es liberada de la materia su único destino es Dios, el reino de los cielos, el campo unificado, el todo. No hay cielo, ni infierno, solo el conjunto de toda la energía del universo. Sin embargo, es preciso saber que no se necesita esperar la muerte para poder ser libre.

58

TRASCENDENCIA
Principio 9.- Servir a los demás para obtener la libertad.
“¡Oh, mi yo! ¡oh, vida! de sus preguntas que vuelven, Del desfile interminable de los desleales, de las ciudades llenas de necios, De mí mismo, que me reprocho siempre (pues, ¿quién es más necio que yo, ni más desleal?), De los ojos que en vano ansían la luz, de los objetos despreciables, de la lucha siempre renovada, De los malos resultados de todo, de las multitudes afanosas y sórdidas que me rodean, De los años vacíos e inútiles de los demás, yo entrelazado con los demás, La pregunta, ¡Oh, mi yo!, la pregunta triste que vuelve ¿Qué de bueno hay en medio de estas cosas, Oh, mi yo, Oh, vida ? Respuesta Que estás aquí - que existe la vida y la identidad,Que prosigue el poderoso drama, y que puedes contribuir con un verso”. Walt Whitman

59

No es preciso morir para obtener la libertad total. La sola idea de la muerte como medio de obtener la libertad total ha animado a muchos suicidas a acabar con su vida. Sin embargo, hay caminos menos drásticos. De cualquier forma la muerte llega sola, tarde o temprano y por su propia determinación. Hasta aquel que piensa que al quitarse la vida interrumpe un plan, un camino, lo único que hace es cumplir su propósito, su misión profunda. La forma pues, de liberarse totalmente, mientras se está en esta vida, es a través del servicio a los demás. Una persona egoísta, que solo piensa en si misma, en sus necesidades, en sus deseos y anhelos, es esclava y presa de si misma. La peor esclavitud. Pues al volverse presa de si misma, se vuelva esclava del mundo y de todo lo que ello significa. Buscará llenar su vacío a través de la persona amada, a través de la riqueza, a través de las posesiones, a través de los placeres. Su propia búsqueda de autosatisfacción no le permitirá ser libre. La única libertad es el despojo de todo a favor de los demás. Cuando una persona deja de pensar en función de cuánto puede conseguir y piensa en cuánto puede ofrecer, en ese momento, se libera y mágicamente las cosas, las circunstancias, empiezan a navegar en su favor. 60

¿Porqué los pobres son pobres? Porque sólo piensan función de cuánto les hace falta y cuánto pueden conseguir. Cuestión de mentalidad, cuestión de actitud. Y entre mas se empeñan en tener, la desesperación de no conseguir, los lleva a los límites, a delinquir, a la maldad. En este sentido la gran mayoría de las personas viven en la pobreza. En lugar de dedicarse a amar, están esperando a que alguien los ame, y ponen como condición que se les ame, para poder amar... sobra decir que de esa forma, nunca el amor aflorará en ellos. El amor no es lo que sientes, es en lo que te conviertes. La mayoría de las personas, se la pasan trabajando para obtener dinero, para satisfacer sus necesidades materiales, algunos para “desarrollarse”, otros para acumular riqueza y pierden su vida, el valioso tiempo de su vida, en la acumulación en el mejor de los casos, en la subsistencia en el peor de ellos. Quien trabaja por esas razones, jamás estará satisfecho por mucho o poco sea lo que logre. Esclavos de las personas, esclavos del trabajo, esclavos por voluntad propia para satisfacer sus anhelos egoístas y mezquinos. La verdadera libertad, está en servir a los demás.

61

Pues cuando te dedicas a servir, todos los huecos, los vacíos, los espacios, se llenan en tu corazón, en tu mente, en tu alma y en tu vida. Piensa en las mas grandes personas que han estado en esta tierra. ¿Puedes imaginarte a un Albert Einstein, pensando sólo en si mismo, y desarrollando teorías en su propio beneficio? ¿Puedes imaginarte a Cristo, a Buda, a la madre Teresa de Calcuta pensando en ser amados y no dar un ápice de amor, si este no es correspondido primero? La cuestión no es ser sabio, ni mucho menos santo. Todo es mas sencillo. Una vez que logras entender el equilibrio del universo, comprender como funciona el amor, una vez que descubres a Dios corriendo dentro de ti, en cada uno de tus átomos, simple y sencillamente no te queda mas opción que voltear hacia los demás, voltear a tu alrededor. Si logras la paz, el equilibrio, el control, la felicidad y el bienestar, ¿Cuál es el sentido, el “chiste” de la vida? Servir a los demás. Ser puente, ser luz, ser camino, ser soporte. Lo mágico de esto es que puedes comenzar en ambos sentidos.

62

Si comienzas sirviendo a los demás, aún sin entender el universo, tu mismo cometido te hará entender. Si comienzas por entender el universo y lo logras, no te quedará mas camino que seguir, que el servicio a los demás. Imagínate por un momento en una calle transitada, vas caminando y de pronto ante ti, un mendigo alza su mano, desde el suelo para pedirte una limosna. No lo puedes controlar, pero sientes desprecio por esa persona desaseada, desaliñada, con tan poco respeto por si misma y tan poca dignidad... y mientras lo piensas, te sientes mal contigo mismo por ser tan cruel, si la compasión es lo suficientemente fuerte, le pones unas monedas sobre la mano, si no lo es, simplemente lo ignoras y te sigues de largo. Ahora borra esa imagen de tu mente. Volvemos a la misma calle, mientras vas caminando, observas como un joven humilde, le ayuda a una señora de edad avanzada a cargar un pesado bolso. Cuándo la señora le quiere agradecer con unas monedas, el se niega a aceptar y sólo quiere un gracias como respuesta. Le ayuda a unos niños a cruzar la calle, recoge la basura que encuentra por la calle, le ayuda a los comerciantes en algunas tareas y te sonríe cuando pasas a su lado. Intrigado, decides investigar quien es, y descubres que es tan pobre que no posee nada... y sin embargo, nada le falta. Por qué cuando tiene hambre, nunca falta quien le dé algo que comer, cuando tiene frío, nunca falta quien le ofrezca abrigo. Nunca está solo, porque él está con el mundo y el mundo está con él. Es un 63

hombre libre. Y los hombres libres, aun cuando se despojan de todo cuánto poseen o anhelan poseer, pueden obtener todo lo que quieran del universo. El mendigo que se dedica a pedir, nunca tendrá lo suficiente, el joven que se dedica a servir tiene tanto que debe repartir. La diferencia entre uno y otro, no es la condición social o económica, es su actitud ante la vida. ¿Cuál es tu actitud ante la vida? ¿Cuáles son tus motivos para estudiar, para trabajar? ¿Cuáles son tus motivos para buscar o tener pareja? ¿Cuáles son tus motivos de vivir? Es sorprendente que la mayoría de los jóvenes, cuando estudian una carrera universitaria, piensan que es su vocación, pero las imágenes mentales que su futuro profesional les genera, son de estabilidad económica y bienes materiales. Su principal preocupación al graduarse es encontrar un trabajo, no servir a través de realizar las actividades que mejor saben hacer. Es preocupante que la mayoría de las personas, trabajan para subsistir, pensando solo en el dinero y lo que con éste pueden conseguir. Muy pocos trabajan en lo que en realidad les gusta, en lo que les encanta y apasiona, es mas, la gran mayoría no decide donde quiere trabajar, se conforma con lo que encuentra. Si estas pensando que todo esto suena muy bonito, pero no es real, quizá tus motivaciones sigan siendo predominantemente materiales y tus ánimos egoístas. “¡Es que tengo que comer!” “¡Y a mi familia, ¿Cómo la mantengo?, con aire!” 64

Son típicas respuestas de quien piensa en lo material como el medio de la felicidad. Si también piensas mendingando por el mundo. así, quizá estás

Cuando un hombre da de si mismo, con la esperanza de recibir una retribución, solo recibe lo mínimo que puede conseguir. Para recibir, es preciso dar, pero sin mayor interés, ni mayor gusto que el de dar, el de servir. Así funciona con el dinero, así funciona con el amor, así funciona el universo. A toda acción, corresponde una reacción de igual fuerza e intensidad. Si tu das amor, con la mezquindad de esperar recibir a cambio lo mismo, en efecto, recibirás solo tu mezquindad. Si tu trabajas, con la codicia de recibir el dinero que mereces por tu trabajo, en efecto, recibirás solo la respuesta a tu codicia. En cambio, si tu das amor, por el gusto de amar, por que tu corazón necesita amar, y no esperas de la persona amada, mas que su felicidad, pero genuinamente, sinceramente, desinteresadamente, entonces, las puertas del amor se abrirán a ti y te colmarán de bendiciones, pues recibirás lo que das. Y el sólo hecho de haber amado será suficiente. Si de verdad eres tan bueno en lo que haces, es preciso demostrarlo, y eso solo se consigue a través del servicio a los demás. 65

Cuándo tu propósito es superior, cuando realmente haces lo que quieres y eso se traduce en un bien para la humanidad y para el universo, recuérdalo “del cielo te caen las hojas”. ¿Te imaginas un Einstein, preocupado por lo que comería mañana, o por comprarse un carro último modelo? ¿Puedes pensar en un Gandhi, frustrado y decepcionado de la vida, con miedo de renunciar a su trabajo, por la incertidumbre económica? ¿Podrías creer que Vincent Van Gogh cuando pintaba sus cuadros, estaba haciendo cuentas calculando lo que podría ganar en un futuro, cuando sus cuadros fueran apreciados y el fuera considerado un gran pintor? Todos ellos y los demás grandes hombres que puedas recordar, estaban motivados por algo superior a ellos, sabían que su trabajo serviría a la humanidad entera. Su motivación era el servicio a los demás. Y fueron libres en vida, y dieron libertad a los hombres. La próxima vez que te descubras haciendo algo, por el puro beneficio material que conseguirás, detente un momento y procura cambiar tu actitud. Tu tienes el poder de cambiar tu realidad entre ser un mendigo que espera recibir cosas, o un hombre libre que da, por el puro gusto de dar, sin esperar recibir nada a cambio. 66

Cuando te liberas a ti mismo de las cadenas materiales, cuando te liberes del miedo, de la codicia, de la ambición y del egoísmo, cuando das sin esperar recibir nada a cambio, cuándo te dedicas a servir: Encuentras el propósito en tu vida, le das sentido a tu existencia y liberas toda la energía que llevas en tu interior, abres un canal directo de comunicación con Dios. Y ahí se encuentra la magia, una vez que has abierto ese canal de comunicación con el TODO, cosas sorprendentes comenzarán a darse en tu vida. Pues el universo entero, comenzará a trabajar en tu favor, para facilitarte el lograr tu cometido. Aparecerán personas, medios, recursos... las coincidencias serán constantes y tú sabrás, que esa es la respuesta de Dios a tus oraciones.

67

CONTROL Principio 10.- Sólo puedes controlarte a ti mismo.
“Es una calle larga y silenciosa. Ando en tinieblas y tropiezo y caigo y me levanto y piso con pies ciegos las piedras mudas y las hojas secas y alguien detrás de mí también las pisa: si me detengo, se detiene; si corro, corre. Vuelvo el rostro: nadie. Todo está oscuro y sin salida, y doy vueltas y vueltas en esquinas que dan siempre a la calle donde nadie me espera ni me sigue, donde yo sigo a un hombre que tropieza y se levanta y dice al verme: nadie.” Octavio Paz 68

La necesidad del ser humano, de querer controlar todo lo que le rodea, le ha permitido cometer barbaridades y también avanzar en la ciencia y la tecnología. Al ver que puede controlar casi todo en la naturaleza, el hombre todavía sueña con controlar lo incontrolable, Dios incluido. Y he aquí la mayor paradoja frente a la que se encuentra el ser humano: La naturaleza de Dios es incontrolable y sin embargo, hay una forma de poderle controlar. Esa forma, es a través del autocontrol. Los yoguis de la India, los practicantes de meditación trascendental, los monjes budistas de China y el Tibet lo saben, el autocontrol nos acerca a Dios. Cuando el hombre se encuentra en el estado de iluminación, en el nirvana, en el reino de Dios, en ese momento justo, se vuelve dueño de su universo y por lo tanto, todo lo controla, todo lo ve, todo lo sabe y todo lo puede, porque en ese momento forma parte de Dios. Es el autocontrol, la única vía para poder liberar todos nuestros poderes internos. Cuando el hombre se autocontrola, puede lograr lo que se proponga, inclusive transformar la materia a través de la energía interior. Sin embargo, lo que el hombre pueda lograr a través del autocontrol y el manejo de la energía interior 69

(la Diosa), solo puede tener un propósito: su propia realización y trascendencia, o en casos extremos, ayudar a que se realice el propósito de Dios en las demás personas. Ni mas, ni menos. La liberación del poder interior, jamás servirá a intereses mezquinos y egoístas, por una simple razón, quien permite entrar esos pensamientos y sentimientos en su alma, no tiene autocontrol y por lo tanto, no podrá alcanzar ese estado de conexión con el todo. Los grandes iluminados que han existido sobre la tierra, sin duda, gozaron de este autocontrol y de esta liberación interior. Jesucristo y Buda por nombrar solo dos de los mas famosos, lograban sorprender a personas que les rodeaban, con sus poderes “mágicos” nacidos del autocontrol y de la liberación interior. Jesucristo mismo, se hizo llamar el “Hijo de Dios”, aludiendo sin duda, al poder que obtenía de su acercamiento con el TODO. Son los grandes iluminados el ejemplo de nuestras máximas potencialidades humanas, que a través del dominio de la energía (mente/alma) lograron sacar su potencialidad al límite. Hoy en día, muchas personas practican diferentes métodos para alcanzar ese estado. De los mas famosos por sus evidentes resultados, están las prácticas orientales, sobretodo las de influencia Hindú y Budista.

70

Monjes que pueden controlar su temperatura corporal, levitar, sanar, anular el dolor, son sólo unos ejemplos de las demostraciones del poder del autocontrol y la liberación personal. Son formas de acercarnos a Dios, al ponernos en la misma frecuencia energética que el TODO. Para muchas personas, el camino hacia este autocontrol, incluye ejercicios, dietas, y una disciplina estricta en varios aspectos de la vida. Sin embargo, si tu deseo no es levitar o anular el dolor, o realizar cualquier prodigio de este tipo (que pensándolo bien, ¿Cuál es su utilidad práctica en nuestros días?, a menos que seas un profeta o doctor, dudo mucho que te sirva de algo), hay otras formas de acercarse a Dios. Mediante la contemplación, la meditación, el sólo hecho de pensar concientemente en él, te hace acercarte a él. Por ejemplo, cuando has estado en el campo y te has quedado por un momento contemplando el horizonte, la puesta o la salida del sol, las flores, los árboles, los pajarillos, y te has dedicado solo a eso, a observar, a percibir el aroma que te rodea, a sentir la brisa suave que te acaricia la piel, en silencio, concentrado solo en el momento, maravillado ante la creación. En ese momento, esa inmensa paz y tranquilidad que has sentido en el corazón, en la mente y el alma, es tu conexión con el TODO, y por ese momento, te ha liberado. La mayoría de las personas cree que para poder sentirse así, necesita estar en contacto con la naturaleza, lo cual sin duda ayuda, pero no es totalmente necesario. 71

Puedes alcanzar esa liberación en tu recámara, mientras manejas, mientras tomas un baño, en realidad, cuando lo desees. Sólo es cuestión de concentración, un lugar tranquilo y permitirte ponerte en sintonía con la energía del universo. Recuerda que esa energía está en ti, circula por tus venas, mantiene unida tu carne, tu piel y tus huesos, esa energía es la misma de tus pensamientos, de tu alma, no necesitas de una fórmula, de un método, sólo necesitas dejarla fluir, puesto que está dentro de ti y dentro de todo lo que te rodea. En el vaso donde tomas agua, en el suelo que pisas, en la ropa que te cubre, en tu auto, en las personas que están junto a ti, en los planetas, en el sol, en las estrellas, en el universo. Esta conciencia cósmica y universal de tu propia naturaleza, es suficiente para saber, que en el momento que quieras y desees, puedes ponerte en contacto con Dios, pues formas parte de él. De hecho, no eres como un aparato eléctrico que se enchufa y desenchufa, ya que tu conexión es permanente y eterna, no necesitas conectarte o desconectarte, simplemente ser conciente de que ya formas parte de él. No es cuestión de gusto, decisión o voluntad, es un hecho que entre mas rápido aceptes, podrás utilizar para ser más feliz y pleno, para encontrar tu propósito en la vida, para dejarte fluir y ser.

72

NO INTERVENCIÓN
Principio 11.- El mundo gira contigo o sin ti.
…Y yo me iré. Y se quedarán los pájaros cantando; y se quedará mi huerto, con su verde árbol, y con su pozo blanco. Todas la tardes, el cielo será azul y plácido; y tocarán, como esta tarde están tocando, las campanas del campanario. Se morirán aquellos que me amaron; y el pueblo se hará nuevo cada año; y en el rincón aquel de mi huerto florido y encalado, mi espíritu errará, nostálgico… Y yo me iré; y estaré solo, sin hogar, sin árbol verde, sin pozo blanco, sin cielo azul y plácido… Y se quedarán los pájaros cantando. Juan Ramón Jiménez

73

Es preciso que evites caer en la trampa del superhéroe. Sólo puedes salvarte a ti mismo. Es común en la imaginación del ser humano, soñar con los superpoderes y una vez obtenidos éstos, salvar al mundo. Cristo no lo consiguió y una larga lista de mártires al igual que él. Sólo eres responsable de tu propia vida y en la medida en que te realizas personalmente, tu aporte al mundo adquiere dimensiones insospechadas. No podrás salvar al mundo, no podrás salvar a tus hijos, no podrás salvar a tu pareja, no podrás salvar a nadie, la salvación de cada uno es una responsabilidad individual. A través del servicio y tu realización personal aportarás lo mejor de ti para el universo, y lograrás hacer de él un mejor lugar. Y quizá muchas personas encuentren orientación en tu luz, pero será indirectamente. Puesto que tu no tienes el control, ni el poder de controlar nada, excepto tu propia vida, no podrás salvar a nadie, ni forzar a nada ni nadie a seguir tus pasos. Quien así lo haga será por voluntad propia. Tú no puedes detener la maldad sobre la tierra, ni eliminar las desgracias, ni erradicar la tristeza. Existen porque es parte del equilibrio del universo. 74

Tú no puedes alterar el equilibrio del universo. Nadie puede. Si te empeñas en ello, solo encontrarás frustración y desilusión. A través de tu vida, obrarás milagros, realizarás prodigios, pero no por ello, podrás controlar ni el destino de los demás, ni mucho menos el del universo. Ni siquiera puedes controlar el tuyo propio. Dentro del acomodo de energía del universo, llegarán a ti las personas a las que debas ayudar y las que deberás ayudar, pero no es necesario que las busques. No eres un superhéroe, que por las noches sales en busca de víctimas frágiles para salvarlas de las garras de la maldad. No puedes desviar la energía y hacerla que funciones para tus propios intereses. Pues la energía responderá, responderá con la misma fuerza e intensidad. Recuerda que ya no caben los conceptos de bueno y malo. A estas alturas, ya no es posible saber que es bueno o que es malo. Existen en el mundo, personas que se unen para orar por la paz mundial, por el bienestar de la humanidad. Aseguran que cuando oran con suficiente intensidad y vehemencia han logrado resultados favorables a sus intenciones. 75

Déjame decirte que científica y espiritualmente eso es posible. Es posible porque como ya he explicado anteriormente, todos llevamos dentro la misma energía, somos parte del TODO y estamos en permanente comunicación. Sin embargo, a pesar de ser posible, es incorrecto. Porque unirse para “forzar” al universo a estar en “paz”, nos lleva a pensar que la “paz” es necesaria y buena para todos. ¿Qué sería del universo si todo estuviera en paz?, ¿Si todo fuera alegría y bienestar?, ¿Si se erradicaran para siempre la tristeza y la muerte? La respuesta es simple, se rompe el equilibrio del universo. Porque la paz es un anhelo humano, un deseo de eliminar el sufrimiento, de estar conforme, de evitar las dificultades y eso es imposible. ¿Acaso no son necesarios los choques entre estrellas, la destrucción de sistemas, la explosión de universos? Nosotros mismos, nuestro realidad es producto de ello. mundo, nuestra

Querer controlar la energía del universo, para evitar lo que consideramos “malo”, solo es el origen de una respuesta con igual fuerza por parte del universo. 76

La historia de Frankeinstein, nos habla acerca de este principio. Al querer erradicar la muerte (como si esta fuera mala), la respuesta es el descontrol, el caos y el sufrimiento. Si queremos erradicar el sufrimiento causado por las guerras, no es preciso forzar la paz a nivel energético. Las consecuencias, podemos intuirlo y sentirlo, son catastróficas. ¿Porqué entonces, si se logra a través de la oración en conjunto, crear y atraer paz, las guerras y las desgracias se han vuelto mas cruentas y la maldad y crueldad mostrada por el ser humano, es cada vez peor? Porque una vez que hemos roto el equilibrio, el universo buscará equilibrarse de la mejor manera posible. No debemos intervenir, pues la intervención significa deseo de control, y como ya lo habíamos dicho anteriormente, no se puede controlar lo incontrolable. Nuestro espacio de acción, está limitado por nuestra existencia. Nuestra existencia tiene un tiempo, un espacio y un área de alcance definida. Si logramos vivir de acuerdo a nuestro propósito superior y logramos irradiar nuestra felicidad y bienestar a todo lo que nos rodea a través del servicio, estaremos haciendo de este universo un mejor lugar para existir.

77

PAZ
Principio 12. Al encontrarte encontrarás la paz.
“Tiene la medida de mi sueño los ojos de mi infancia ama lo que yo amo lo que no retorna lo que no llega todavía se levanta en mis párpados y de ahí hace volar sus sueños Se desplaza y permanece siempre es ella en todas partes saludando al universo Llena todos los días del mundo y aún no nace porque no tiene fin La encuentro en el silencio en la absolución pero ella está dispersa respirando en todo Si algún día llego a penetrar su alma le daré vendimias de su cuerpo el hombre, el pasto, la niebla.” Homero Aridjis

78

La paz es el propósito de toda vida, el final y tu luz en el camino. Al final de todo, los hombres no desean amor, no desean felicidad, no desean dinero... al final, los hombres sólo anhelan la paz. Y la paz, es el estado en que te encuentras bien, bien contigo y con el universo. La paz es el conjunto, la suma del amor, de la libertad, de tus propósitos y tu equilibrio. Para alcanzar la paz, es preciso agradecer. Agradecer por lo que te ha tocado ser, agradecer la oportunidad de estar y de servir. Para alcanzar la paz, es preciso valorar. Dar valor a tu tiempo, dar valor a la vida, dar valor a tu espíritu y dar valor a tu cuerpo. Para alcanzar la paz, es preciso descubrir. Descubrir tus poderes ilimitados, descubrir tu propósito, descubrirte en los ojos del otro, descubrir en tus manos el poder del universo. Para alcanzar la paz, es preciso amar. Amar la vida con bondades y desgracias. Amar las almas mas que los cuerpos. Amar el mundo, amar el universo. Para alcanzar la paz, es preciso ser eslabón. Y como eslabón, unir la energía del universo, permitir la comunicación, ser parte del todo. Para alcanzar la paz, es preciso crear. Crear vida, crear conciencia, manifestarse en la mas mínima y la mas grande de tus obras. 79

Para alcanzar la paz, es preciso ser libre. Despojarte de lo que te ata, caminar sin ataduras. Para alcanzar la paz, es preciso servir. Encontrar el gozo en dar, en ser útil, en cumplir tu propósito, en volcarse a los demás. Para alcanzar la paz, es preciso fluir. Fluir con el universo, dejarte llevar. No pretender controlar lo que no es tuyo, tan sólo colaborar. Para alcanzar la paz, es preciso coincidir. Encontrarte en el aire, con el aroma de las flores, en el vuelo del pájaro y en el alma de tu prójimo. Escuchar las respuestas del todo y aceptar tu destino. Para alcanzar la paz, sólo necesitas estirar la mano, abrir tu corazón y dejarla entrar.

80

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->