Bolívar, Conductor de la Emancipación

La Conspiración de los Mantuanos, a mediados de junio de 1807 Simón Bolívar estaba de nuevo en Caracas, la ciudad había cambiado y el ambiente político estaba algo tenso, Bolívar había vivido en un ambiente lleno de libertad en Europa y se mostraba un tanto incómodo en un país dominado por la monarquía española; junto con su hermano Juan Vicente, los Ribas, los Montilla, los Ustáriz, los Rodríguez del Toro y muchos otros, inició una serie de reuniones conspirativas en su casa de campo. En julio de 1808 con motivo de su cumpleaños, Bolívar ofreció una comida en su casa de Las Gradillas, en realidad no era una reunión social, sino parte de una conspiración. España y Venezuela en 1808, el panorama político de España se volvió tenso por la invasión de Napoleón; Carlos IV entregó la corona a su hijo Fernando VII, y luego éste fue obligado a abdicar a favor de José Bonaparte; los españoles formaron Juntas de Defensa de Fernando VII, quien permaneció cautivo en Bayona, Francia; en Caracas se enteraron de las acciones de los franceses a través de Andrés Bello, alto funcionario de la Secretaría e intérprete del gobierno; otra de las fuentes fue el comandante Paul de Lamanón, quien arribó al puerto de la Guaira en julio para exigirle al capitán general el reconocimiento inmediato al nuevo rey José Bonaparte; la reacción de los caraqueños no se hizo esperar, una manifestación popular rechazó la presencia del comandante francés, y en medio del júbilo de todos el Ayuntamiento proclamo su lealtad a la Corona española. Lamanón se marchó casi de inmediato; el 12 de enero de 1809 se adoptó como gobierno el de la Junta Central de España, que funcionaba en Sevilla. En mayo de ese año, llegó el nuevo gobernador y capitán general Vicente Emparan, hombre astuto y liberal; partidario de Napoleón que decía ser algo afrancesado. Con el tiempo, los jóvenes patriotas, entre quienes se hallaba Bolívar, lo invitaron a sus actos sociales hasta ganarse su confianza y amistad. Sin embargo, el capitán no estrechó las relaciones con el clero, la Real Audiencia y el Cabildo; en este último se fraguaba un sentimiento de independencia. La actitud del gobernador, unida a ciertas medidas despóticas, abonaron el camino a la insurrección. Los sucesos del 19 de Abril, El 19 de abril de 1810 renació la conspiración de los mantuanos, quienes en esta ocasión se habían procurado la cooperación de los batallones veteranos o las milicias, así como el apoyo de los notables, los intelectuales, de parte del clero y otros sectores de la sociedad, y de un núcleo considerable del pueblo. Una vez eliminada la posibilidad de toda resistencia en la Península, los notables caraqueños concibieron la constitución de una junta similar a las formadas en España a fin de regir los destinos de la provincia. El capitán general Vicente Emparan, deseoso de ganar tiempo e indeciso ante el camino a seguir, suspendió la sesión del Cabildo y se dirigió a la catedral; sin embargo a las puertas de ésta, uno de los revolucionarios, Francisco Salias, se interpuso y tomando del brazo a Emparan, le conminó a regresar al Cabildo. La actitud de Salias fue ampliamente celebrada por la multitud en general y por un grupo de conjurados; ante la osadía de Salias, los soldados que formaban la guardia del capitán general hicieron un ademán de apercibir sus armas, pero una orden del oficial venezolano que los mandaba, los mantuvo firmes en sus puestos sin intervenir. Dadas la circunstancias, Emparan regresó al Cabildo, acompañado de los alcaldes, regidores y notables, mientras una multitud invadía la plaza mayor. Al poco tiempo llegaron al Cabildo el abogado Juan Germán Roscio, el canónigo José Cortés Madariaga y otros representantes del pueblo y del clero, quienes se incorporaron a la reunión. Presionado por los factores de poder presentes en el Cabildo de Caracas, Emparan pronunció las palabras que señalaron el principio del fin, por lo menos jurídicamente, del régimen español en Venezuela. Dirigiéndose al pueblo congregado en la plaza, desde el balcón del cabildo, les preguntó si deseaban que él continuase mandando; ante la respuesta negativa de las personas presentes, instados por el canónigo José Cortes de Madariaga quien les señalaba que no con el dedo, detrás de Emparan,este exclamó: "¡Pues yo tampoco quiero mando!". Luego de esto, quedó establecida la que oficialmente recibió el nombre de Junta Suprema Conservadora de los Derechos de Fernando VII. El mismo 19 de abril de 1810 fue redactada el acta en la cual se consignaba el establecimiento de un nuevo gobierno. En la misma se precisaba que el gobernador y capitán general, el intendente de Ejército y Real Hacienda, el subinspector de artillería y el auditor de Guerra y asesor general, así como la Real Audiencia, quedaban privados del mando que ejercían, a la vez que suprimían esas instituciones. En consecuencia el Cabildo de Caracas, con sus 2 alcaldes José de Llamozas y Martín Tovar y Ponte a la cabeza, asumió el poder, incorporando en su seno a los representantes del clero, del pueblo y de los pardos, ya mencionados, mientras que el mando militar era confiado momentáneamente al teniente coronel Nicolás de Castro y al capitán Juan Pablo Ayala. El acta del 19 de abril fue firmada por todos los asistentes al Cabildo extraordinario de ese día, incluyendo a los funcionarios españoles depuestos (Vicente Emparan), los que desempeñaron un papel secundario y los que a partir de ese momento asumieron el poder (Tovar, Roscio, Cortés de Madariaga, etc.). El acta fue leída el

estaba buscando suministros de armas y protección comercial. en las cuales convidaban a toda Hispanoamérica a hacer causa común y a tomar ". Bolívar admiraba a las instituciones británicas. a los caraqueños por modelo para dirigir revoluciones" Al parecer. En esta etapa. en calidad de jefe de una misión diplomática. reclutar voluntarios y comprar armas para los ejércitos rebeldes. quienes certificaron que la población reaccionó gritando las siguientes consignas: "Viva nuestro Rey Fernando VII. el soldado y patriota venezolano considerado como el "Precursor de la Independencia". Simón Bolívar acudió al gobierno republicano para ofrecer sus servicios. y partieron de regreso el 22 de septiembre en otro buque de la Real Armada. Ese mismo año. ya entonaban la canción que mucho más tarde fue declarada Himno Nacional de Venezuela: "Unida por lazos/ que el cielo forjó/ la América toda/ existe en Nación/ y si el Despotismo levanta la voz seguid el ejemplo/ que Caracas dio. aunque el 19 de abril de 1810 no fue declarada jurídicamente la Independencia de Venezuela. no obstante." En conclusión. Sus ideas políticas recibieron una fuerte influencia de los escrituras de filósofos políticos británicos tales como Jeremy Bentham. . Thomas Hobbes y John Locke. especialmente el sistema de la monarquía constitucional.mismo día en diversos lugares de Caracas por los escribanos Fausto Viaña y José Tomás Santana. Muy Ilustre Ayuntamiento y Diputados del Pueblo que lo representan". ofició de anfitrión durante la visita a Londres. y Luis López Méndez. Los funcionarios depuestos fueron conducidos luego a La Guaira y encerrados en las fortalezas o confinados a bordo de buques anclados hasta que se les expulsó. políticamente se produjo un cambio radical que culminó con la declaración 5 de Julio. Llegaron a Londres el 10 de julio a bordo de la nave "Wellington" de la Real Armada. ya que en esa época residía allá. el "Sapphire". nuevo Gobierno. En definitiva la revolución se llevó a cabo sin derramamiento de sangre. en la que se debatían las ideas mas avanzadas para motivar a la junta suprema a tomar acciones rápidas a favor de la independencia. Bolívar estuvo acompañado por su antiguo tutor.. Bolívar (en la foto) realizó una visita a Gran Bretaña. el intendente Basadre. Bolívar en Londres. De acuerdo con el testimonio de uno de ellos. Londres se convirtió en un importante centro para recaudar fondos. En 1810. Bolívar no tenía atribuciones para hacer cabildo por el apoyo británico para la total independencia venezolana de España pero. se integró a un grupo político llamado la Sociedad Patriótica. Andrés Bello.. Bolívar llamó a López Méndez el "verdadero Libertador". quien se convirtió en el agente para reclutar voluntarios en Londres y desempeñó un papel decisivo en llevar a los hombres y las armas a América del Sur. durante el tiempo que estuvo en prisión pudo apreciar como los revolucionarios compusieron e hicieron circular canciones alegóricas de su Independencia. Francisco de Miranda. para conseguir el apoyo británico para la recién formada Junta en Caracas.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful