P. 1
CHOCÓ

CHOCÓ

|Views: 761|Likes:

More info:

Published by: Patricia Castaño Libreros on May 12, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/09/2013

pdf

text

original

CHOCÓ DIVERSIDAD CULTURAL Y MEDIO AMBIENTE Myriam Jimeno María Lucía Sotomayor Luz María Valderrama ÍNDICE GENERAL

Las autoras Agradecimientos Introducción I. Región, diversidad cultural y medio ambiente La región en la ideología nacional La región y la conformación de la unidad nacional II. Perfiles de la historia chocoana III. La población chocoana y su entorno El espacio físico natural Características demográficas Condiciones de vida Grupos étnico-culturales, modelos de vida, interacciones y conflictos Los modelos indígenas y el medio natural Jaibaná y naturaleza IV. Los procesos económicos principales La producción agrícola y pecuaria La pesca artesanal Deforestación y otras actividades forestales La minería, presencia renovada V. Las subregiones chocoanas Subregión de Urabá, de economía tradicional a ganadera La subregión central, epicentro departamental Entre la selva y el mar, subregión del Pacífico El oro y la subregión del San Juan VI. La diversidad cultural y la construcción de la región del Chocó

Conflictos, modelos culturales y tenencia de la tierra EL CHOCÓ EN FOTOS Bibliografía Anexos ÍNDICE DE DIAGRAMAS Diagrama No.1 Sistema comarcal típico del hábitat fluvial Diagrama No.2 Esquema perfil aprovechamiento afluente Medio Atrato ÍNDICE DE GRÁFICOS Gráfico No.1 Población de cada subregión del total departamental Gráfico No.2 Area de cada subregión del total departamental ÍNDICE DE ANEXOS Anexo No.1 Permisos de explotación de maderas en el Chocó, 1986 Anexo No.2 Relación total de permisos forestales otorgados por CODECHOCO Anexo No.3 Permisos mayores otorgados por CODECHOCO Anexo No.4 Aserríos en 1984 Anexo No.5 Recaudos por aprovechamiento forestal Anexo No.6 Actividades de la minería artesanal por bombeo Anexo No.7 Actividades de la minería artesanal con dragueta Anexo No.8 Actividades de la minería semindustrial con retroexcavadoras Anexo No.9 Actividades de la minería industrial con draga Anexo No.10 Producción nacional de oro y plata por departamentos, 1989-1990

LAS AUTORAS MYRIAM JIMENO . Antropóloga de la Universidad de Los Andes, es profesora asociada del Departamento de Antropología de la Universidad Nacional de Colombia. Fue Directora de ese Departamento, Decana de la Facultad de Ciencias Humanas y Vicerrectora Académica de ese centro universitario, entre otros. En dos ocasiones dirigió el Instituto Colombiano de Antropología. Participó como secretaria ejecutiva en la subcomisión "Igualdad y Carácter Multiétnico", preparatoria de la Asamblea Nacional Constituyente. Ha investigado en los temas de colonización de la Amazonia, en proyectos de evaluación de impacto social, políticas indigenistas, etnicidad e identidad

étnica. Sus últimas investigaciones son sobre conflicto social y violencia. Coautora de los libros Estado y minorías étnicas en Colombia (1985) y Colombia Amazónica (1989), y de numerosos artículos sobre los temas investigados. MARÍA LUCÍA SOTOMAYOR. Antropóloga de la Universidad de Los Andes, con estudios de magister en Historia de Colombia en la Universidad Nacional. Desde 1976 se vinculó al Instituto Colombiano de Antropología en calidad de investigadora. Su principal interés se ha centrado en estudios relacionados con los procesos de formación de las categorías sociales y culturales de los campesinos en diferentes áreas del país y en etnohistoria colonial. Ha publicado artículos sobre etnohistoria de los muiscas y las cofradías en la colonia y modelos económicos entre campesinos del Tolima y Boyacá. LUZ MARÍA VALDERRAMA. Trabajadora Social de la Universidad Tecnológica del Chocó Diego Luis Córdoba. Oriunda de Quibdó, es magister en Planeación del Desarrollo Rural de la Universidad Javeriana. Ha sido Jefe de Planeación del Departamento del Chocó y del Municipio de Quibdó, Delegada del PNR en ese Departamento y Directora del INURBE. Ha realizado investigaciones en el tema regional y en medicina tradicional dentro del programa Rural de Salud del Convenio Colombo-Holandés en el Chocó.

AGRADECIMIENTOS LA INVESTIGACIÓN fue realizada gracias al interés y al apoyo del INDERENA y de la FUNDACIÓN MANOA que fue la sede generosa y eficiente del proyecto. El Fondo FEN Colombia y la paciencia de Angel Guarnizo, su director, permitieron que saliera al público. En el Chocó, CODECHOCO, INCORA, el Banco de la República, el Ministerio de Minas, la OREWA, la OBAPO, permitieron el acceso a documentación y discusiones de especial valor. Muchas personas compartieron su tiempo para guiarnos en la comprensión preliminar de la sociedad chocoana. En Condoto, Luz Stella y Jorge Perea nos acercaron a las minas del San Juan. Por Carlos Arturo Benavides y Myriam Sora tuvimos hospitalidad y entre charla y charla, mucho de su conocimiento de cada día. Con Elena Roldán exploramos los contrastes y cambios del Chocó, entre Quibdó y Nuquí, frente al "mar que siempre sin cesar recomienza". De Ismael Roldán extrajimos recuerdo tras recuerdo, con la meta elusiva de que el Chocó escrito conserve algo de la calidez de lo vivido.

INTRODUCCIÓN EL CHOCÓ es una región casi desconocida para los colombianos, acostumbrados a reducirla a estereotipos sociorraciales arraigados. Sin embargo, surge ahora un interés por el Chocó, nacido de los temores cada vez más generales frente a la destrucción ambiental.

No se pretende sin embargo. víctimas o espectadores de un medio natural intocado e idealizado. Las formas indígenas de subsistencia han modificado numerosos ecosistemas y las selvas remanentes en el mundo están asociadas con una variedad cultural grande (Ibid). Lo particular de algunas sociedades son sus estrategias sociales para transformar. su manejo ambiental es parte indisociable de una sociedad con baja densidad demográfica. incluso en contra del querer de élites locales que deseaban que no se las tomara como regiones de indios o de negros. ciertos ambientes naturales. sin destruir. sólo ciertas regiones por razones físico-naturales y por las características de los procesos históricos que vivieron. "adquiere un valor antes no considerado". concentran una mayor biodiversidad. La débil integración permitió la reproducción de culturas rurales. sino también medios de intervención y modificación ambientales a través de conocimientos y prácticas acumulativas y complejas. profundizar en el tema o en la región. Su presencia imprimió un carácter especial a estas regiones. por una parte. por la otra.El esplendor natural chocoano y la variedad de sus recursos están estrechamente relacionados con las culturas de las poblaciones que allí habitan. por una parte. plantean disyuntivas entre conservación o desarrrollo. sin embargo. Estudios diversos muestran. . y por las implicaciones generales de su destrucción. Los países desarrollados otorgan particular importancia a los recursos de los ecosistemas tropicales por su potencial económico. sino ofrecer un panorama general. con la manera como los conciben y el papel que ocupan en la continuidad de sus patrones culturales de vida. no está repartida en forma uniforme en el territorio colombiano y. en estrecha relación con la selva húmeda. a la coincidencia entre rasgos físico-naturales y procesos históricos especiales de integración socioeconómica al resto del país. de sus conocimientos y prácticas ambientales. Por otra. Esta. ha corrido paralela con la expansión de modelos culturales que implican presiones y demandas crecientes sobre los recursos naturales. Colombia tiene una riqueza en biodiversidad ampliamente reconocida que. a la presencia de culturas cuyas formas de relación con el medio natural no implican la explotación intensiva de los recursos. Ya no es sostenible la idea de grupos pasivos. ha tenido una fuerte influencia indígena (Wolf. Es indudable que la conservación está asociada. Existe una ligazón estrecha entre la desaparición de recursos aprovechables y la homogeneización de patrones culturales a nivel mundial. La extinción de culturas milenarias. Sin embargo. por razones de las limitaciones en su realización. por el contrario. Pero nuevas alternativas de explotación cada vez más extendidas. uso intensivo de la fuerza humana de trabajo y débil acumulación de excedentes. Pero las distintas formas culturales no sólo desarrollaron expresiones especiales de adaptación. 1990). como lo expresan diversos documentos oficiales. por ejemplo. cómo la distribución y abundancia de especies vegetales y animales en las selvas amazónicas. De allí el interés de realizar un bosquejo general de las condiciones sociales en una zona de amplia riqueza biocultural. amerindias y afroamericanas.

organizaciones comunitarias. múltiples presiones se ejercen sobre el bosque.Los materiales de este libro tienen interés como elementos para un diagnóstico general del Chocó. Un presente que si bien prolonga el hilo histórico de la región como periferia extractiva. Otras prácticas y conceptos tradicionales requieren reformulaciones a la luz de las necesidades actuales de preservación. Así mismo los informes disponibles sobre Chocó en CODECHOCO en el Departamento Nacional de Planeación. con énfasis en la interrelación entre la diversidad cultural y el manejo del medio ambiente. Se llevaron a cabo entrevistas con funcionarios locales y con mineros. nativos indígenas y negros. Una política de protección ambiental deberá basarse en la peculiaridad regional de estos procesos históricos y de las prácticas culturales allí presentes. Para la investigación se acudió a información sobre las subregiones chocoanas. entre las cuales vale la pena destacar el catálogo bibliográfico elaborado por Angela Hernández de Caldas con apoyo de la FEN. Como procesos principales se tomaron en cuenta los asentamientos tradicionales y sus modificaciones urbanas y rurales. Se hizo énfasis en entrevistas con los pobladores tradicionales indígenas. a partir de fuentes de campo. basada en procesos delimitados. pero podrían servir de fundamento a procesos de desarrollo sostenido con arraigo social. la coloca como centro de interés internacional en razón precisamente de la conservación de un elemento estratégico: la biodiversidad. las condiciones de vida y los principales procesos de intervención sobre los recursos naturales. política y cultural con el país como región de enclave. mineras y de extracción de maderas y sus cambios y el nivel social de vida. A través de diversos indicadores sociales se ofrece una visión somera del Chocó y sus principales rasgos en el presente. El Chocó mantuvo hasta fechas relativamente recientes una relación económica. la dinámica de población. Es por eso que este trabajo resalta la conexión entre diversidad cultural y diversidad biológica. tales como la minería o la explotación de recursos forestales. el DANE y en agencias de consultoría privada como CORPOS y SER Consultores. y de la revisión documental y bibliográfica. En la actualidad. negros y blanco-mestizos. Las comunidades locales poseen conocimientos y prácticas de manejo de la naturaleza que poco se conocen o bien se desestiman. de primera mano. maestros e instituciones locales. publicada por el Instituto Colombiano de Antropología en 1985. realizadas durante 1991 y los primeros meses de 1992. A través del trabajo sobre fuentes secundarias se ubicaron algunas documentales de importancia. madereros. los principales modelos socioculturales. manejo y desarrollo . las actividades agrícolas. entre procesos históricos diferenciales dentro del país y persistencia de mayor potencial de biodiversidad regional. sobre las riberas auríferas y sobre los hombres que han vivido de ellos. Así mismo. sobre los indicadores económicos. Como bibliografía especializada se consultó la elaborada por el antropólogo Mauricio Pardo para los grupos indígenas del Chocó. que contiene 939 referencias sobre la Costa Pacífica.

son cada vez más insostenibles a nivel mundial (Ver Jimeno. hasta las de lengua. La reflexión sobre la relación entre sociedad. DIVERSIDAD CULTURAL Y MEDIO AMBIENTE EL PROCESO de interconexión y estrecha relación que se vive a nivel mundial ha puesto de presente la fuerza de las peculiaridades culturales de diverso orden: desde las étnicas que rebasan sus bases biológicas.económico. Como nunca antes. aunque parezca contradictorio. por una parte. han sido hitos recientes de una nueva historia. el saberse distinto le lleva a la necesidad de afirmar una y otra vez su singularidad. su carácter especial. y por otra la reglamentación del artículo 55 transitorio de la Constitución Política Nacional que dio lugar a la ley de Comunidades Negras. el conocimiento sobre la variedad sociocultural humana podrá disminuir el temor casi instintivo frente a quienes se comportan de manera distinta a nosotros. su extensión sobre el planeta y la consagración del poder de la cultura humana como ente de transformación han traído una creciente . nuevas realidades políticas a través de los movimientos indígenas y más recientemente los de negritudes. la ruptura entre sociedad y naturaleza. construir una sensibilidad hacia la diferencia. En ella está presente la preocupación permanente del hombre por reafirmar su singularidad. Las organizaciones indígenas con su proyección en la arena pública nacional. 1975). Sin embargo. cultura y naturaleza ha ocupado al hombre en las más variadas épocas y es. ley 70 de 1993. No es pertinente extenderse aquí en la multiplicidad de enfoques que tratan teóricamente el tema. por supuesto. Hoy en día sabemos que las mal llamadas sociedades primitivas no son salvajes amenazantes. es decir. mucho más que una inquietud especulativa o teórica. vale la pena mencionar cómo el predominio humano sobre los más remotos ambientes y especies naturales. que a menudo se alejan de las prácticas políticas de vieja usanza y desean resignificar su región para ellos y para el resto de colombianos. para lograr su participación en un proceso mayor. 1991). como parte esencial del hombre mismo. S. Estos movimientos tienen ahora voz propia para expresar sus puntos de vista. Una ética o una política excluyentes y etnocéntricas. su misma naturaleza. Se hace necesaria su identificación y conocer los vínculos profundos de su reproducción social. El avance del proceso de integración mundial ha permitido. I REGION. juegan para él un papel capital (Moscovici. religión o las políticas. El Chocó ha presenciado en los últimos años nuevos movimientos sociales. Moscovici plantea que el hombre levanta barreras y se coloca en contraste con el resto de seres vivos. La búsqueda de lo que le es propio.

Su manejo ambiental es parte. estos están aún en proceso de sustituir los antiguos modelos. pero su presencia en la mayor parte de ella va acompañada de una menor diversidad cultural. por supuesto. en las regiones. No han corrido paralelos con el surgimiento de nuevas pautas de arraigo al medio urbano.preocupación por este predominio. Surgen dudas sobre la ruptura sociedad-naturaleza. sino una respuesta a "una condición humana. crean necesarios reajustes en otros niveles del comportamiento social. Es decir. Se teme en la actualidad por el futuro del proceso evolutivo general y. La extensión de ciertos modelos culturales implica una mayor utilización de productos y un consumo general creciente de bienes. El conocimiento sobre las sociedades nativas ha contribuido a acrecentar las dudas. por supuesto. con la homogeneización de las culturas y con el fin de numerosas fuentes de vida. Esta actitud. por un lado. relativamente autosuficiente. una red compleja de interacciones y ante todo de transformaciones del mundo natural. Se han podido constatar formas distintas de percibir y vivir la relación sociedad-naturaleza donde una y otra. desde una perspectiva opuesta. La diversidad cultural humana ha corrido pareja con su expansión sobre la tierra. Es evidente que cultura y sociedad no son artificios. por el de la especie humana en particular. de los familiares. son relativamente recientes en Colombia y. Por otro lado. conquistada desde fuera (Moscovici. Como lo ha planteado el antropólogo G. sino parte del estado natural del hombre. que le acompañan desde siempre. conceptos arraigados en la tradición cultural cristiana. no es generalizable y no debe prestarse a la idealización de los indígenas y otras sociedades nativas como conservacionistas a ultranza. antes que unidades en contraposición y lucha. se ha visto permeada por su predominio. 1990: 39). se trata esencialmente de una actitud ética" (Reichel-Dolmatoff. Colombia hace parte de un proceso mundial que tiende a la homogeneización de patrones y hábitos culturales. al poner de presente cómo el hombre teje siempre.). en los campos o en las ciudades. están engranadas en un sistema vital. desde sus albores. cit. estos fenómenos culturales y la reubicación de la población en ciudades. a la historia. sobre el principio del hombre como amo y señor de la naturaleza. El campesino actual dista mucho del productor de antaño. como tales. de una sociedad con baja acumulación de excedentes. Esto significa. como se dijo en la Introducción. La sociedad toda. de manejo de los espacios como espacios colectivos. el manejo ecológico de un área no es sólo una respuesta a un ambiente físico. de las relaciones entre las . está aún en camino una reinterpretación de los roles regionales. si bien se han impuesto ciertos patrones culturales comunes. formar parte de un proceso global que afecta a los residentes en ciudades o áreas urbanas y se extiende a la vida rural e impone una manera específica de utilizar los recursos naturales y demandas por bienes y servicios. con una ética estricta de austeridad y de bajo consumo. aislado del resto del país. Reichel-Dolmatoff para el Vaupés.

Poole. El éxito de las políticas de mitigación de efectos indeseables sobre el ambiente radica en el conocimiento por parte de las acciones oficiales de las peculiaridades cognoscitivas y las diversas prácticas culturales. las demandas de recursos y el reclamo de autonomía dentro de sus territorios. sino como fenómeno histórico occidental. De allí la importancia de conocer de la mejor manera la relación de nativos. de los étnicos. tanto la étnica como la regional. La protección ecológica debe considerar las necesidades económicas y sociales de las poblaciones locales. para mencionar algunos de ellos. La forma conceptual de explicar estos rasgos. estudios que muestran la complejidad de la convergencia entre explotación tradicional de recursos y conservacionismo. como el de la cultural. pues en un sentido amplio es tan grave el fin de la diversidad biológica. Cita también a Lévi-Strauss. 1992). 1989). Pero las sociedades estatales tienen una historicidad propia que procura integrar sus diferentes partes desde el punto de vista territorial. nuevas y viejas. por ejemplo.. campesinos y otros pobladores con el medio ambiente. La diversidad cultural del país. pues no todas las formas tradicionales lo permiten. puede utilizarse en la protección ecológica. La diversidad humana aún existente es fruto de la historia exitosa de su expansión territorial. por supuesto. Existen sin embargo. no obstante. dice el historiador Perry Anderson. La Región en la ideología nacional Las ciencias sociales han explorado desde sus inicios las bases de la consolidación y diferenciación de los grupos humanos a partir del contraste entre nosotros y los otros. (Ver por ejemplo. pueden servir como base de construcción nacional. como dicen los historiadores y se enfatizan ciertos rasgos culturales como distintivos de la unidad nacional. La consolidación de la unidad nacional. Tienen ideologías que enfatizan una sólida integración y se presentan como antiguas y a veces inmemoriales (Oliven. y si bien ha ocasionado la ocupación casi completa del planeta y la destrucción de fuentes de vida. menciona a Marcel Mauss y a Emilio Durkheim. R. quienes compararon los símbolos externos y los emblemas a través de los cuales se representan las naciones modernas y también los clanes primitivos y que permiten diferenciar cada grupo. entendida la protección en los términos nuestros (Ibid). Ciertas formas de desarrollo son compatibles con la conservación de ambientes naturales. A lo largo del mismo se conforman tradiciones. El antropólogo brasileño Ruben Oliven. de manera que la población sea activa y convencida partícipe de planes y programas. regional y social.generaciones y. se ha . en vez de pretender excluir la actividad humana. quien al hablar de la ilusión totémica. reconocer sus necesidades de producción. mostró que sirve para distinguir a los hombres unos de otros. es un proceso relativamente reciente no sólo en nuestro caso.

que las sitúa de manera desigual. la selección de rasgos culturales y también la reiteración y delimitación de fronteras culturales tanto como de las geopolíticas. 1991).). se dirigió a la identidad nacional. con distintas perspectivas. cit. germano. Las regiones sufren una adscripción al estado nacional. continúa Anderson. Finalmente. la pertenencia y la definición misma de la región. desde la socialización y la moral. hoy en boga. Pero hacia los años sesenta. Explicaciones sobre el carácter nacional francés. el carácter nacional se volvió tema de tratados teóricos mayores. Hume. el discurso de la diferencia nacional. pues no es autocomprendida. se encuentran en ensayos de diferentes pensadores. como dice R. Oliven. En la relación entre las regiones y la nación se crean también símbolos de diferenciación y contraste a partir de representaciones sobre lo que sería el carácter propio regional y simultáneamente se establece la pertenencia al conjunto. Como concepto es simultáneamente más profundo y más frágil y puede tender a la metafísica. la región actual tiene como referente necesario al estado nacional. sino además relativamente difusas. británico. A comienzos del siglo veinte. Si bien las regiones pueden definirse con base en refencias físico-naturales particulares que delimitan unidades espaciales naturales. P. Desde los años ochenta. con influencia marxista este último (Anderson. como la de A. se establecen de manera diferencial según cada historia regional y según la relación geopolítica y económica construida a lo largo del proceso de conformación de la unidad del estado nacional. Ciertas experiencias históricas se llevan a un plano emblemático y sirven de fundamento a ideologías de unidad nacional que a menudo ocultan la división y la desigualdad (Anderson. Supone un autorreconocimiento.desplazado en Europa. entre los cuales sobresale D. relativamente arbitrarios. Ahora bien. Unos y otros. Esta noción. hasta los patrones de consumo. les atribuye ciertos rasgos y les asigna roles específicos. italiano. no homogénea. con el cual mantiene relaciones múltiples. ya no se consideraba serio este tema en razón de que el mundo cultural y los ingredientes que se suponía caracterizaban cada nación europea habían sufrido de hibridación y homogeneización. La memoria adquiere una mayor importancia que en el carácter y el campo político es su arena natural. contradictorias y a menudo conflictivas. como se ha dicho. conscientes o no. es relacional y se hace necesaria la noción de alteridad. Fouilleé en Francia o la de Otto Bauer en Austria. dice Anderson. Si se examinan con detenimiento las características que particularizan cada región y que serían la base fáctica del arraigo regional. a diferencia de la de carácter. El proceso de consolidación y afianzamiento del estado nacional implica. de manera que posee una dimensión subjetiva y autorreflexiva. Desde los valores hasta los objetos de uso cotidiano. es más selectiva. la identidad nacional implica un proceso de selección en el cual las experiencias colectivas se decantan y simbolizan. "Los viejos significantes de diferencia se habían desvanecido progresivamente" (Ibid: 6). son construcciones que sobre las bases naturales tejen relaciones particulares y sistemas de signos y símbolos de identificación. contrastes y vínculos. no sólo son cambiantes a través del tiempo. mientras que el carácter supone rasgos objetivos. desde la noción de carácter nacional a la de identidad nacional. Pero ese intento de forjar .. menos global y tiende a basarse en rasgos de esencia y no en caracteres típicos de un grupo.

distintiva francesa y en su papel como compensación simbólica del triunfo del estado unitario. En este caso también los atributos de identidad son menos específicos que aparentes y pueden leerse menos como hallazgos empíricos y más como puntos fijos de la ideología nacional (Anderson. raciales. el país se ha representado desde las éliites hasta la conciencia del hombre común. Por un lado. Se llega con relativa frecuencia a cuestionar y descalificar normas y políticas nacionales en aras de su inaplicabilidad por las marcadas particularidades regionales y locales. que son para él las más importantes en la historia profunda. A diferencia del mencionado caso francés. otra Atlántica y una Continental son reales. como luego veremos. retrabajan las mitologías étnicas y las tranforman en espacio poético y memoria heroica (Ibid). En el caso colombiano se resalta a Colombia como un país de regiones. cada una peculiar y con rasgos distintivos. también incluye y resalta determinados elementos y tradiciones. Por supuesto. climáticas. incluso por quienes se sienten con conciencia culposa desde el centro. desde el punto de vista teórico. por ejemplo Alemania o Italia. La Región y la conformación de la unidad nacional Se ha insistido con frecuencia en la implantación de la Constitución Política de 1886.unidad cultural y como ideal alcanzar la homogeneidad. y a menudo sirven como explicaciones naturales de fenómenos sociales. conduce simultáneamente a un manejo de las diferencias culturales dentro de la nación. De todas maneras es necesario referirse a este modelo político. 1991). pues a . La diversidad cultural suele así ser entendida como variedad de culturas regionales. Este es tal vez el rasgo con mayor consideración dentro del colombiano como peculiaridad atribuida del país y difícilmente se encuentra arraigo más poderoso. que optó por un modelo de relaciones entre región y nación y entre estado nacional y modelos de cultura nacional. Braudel insiste en este punto y celebra la diversidad francesa como un rasgo de identidad. señala cómo Braudel dedica la primera parte a describir las principales regiones de Francia y proclama que este país es especial dentro del continente europeo por la variedad de nichos físicos regionales. Pero si bien los contrastes climáticos de Francia entre una zona Mediterránea. que no siempre tienen valoración positiva. dice Anderson. Para Anderson. destacada o marginal dentro del conjunto. en Francia la idea popularizada de la variedad nacional como motivo ideológico hay que buscarla más bien en la temprana unidad nacional. las regiones mismas pueden convertirse en parte de la ideología de identidad nacional. como procesos de exclusión y negación de la diversidad de culturas dentro de la nación. En nuestro caso. Braudel otorga una primacía histórica a las determinaciones espaciales. su importancia como motivo de la ideología de identidad nacional tal vez se encuentre en la misma debilidad y precariedad de la integración nacional. como un país de diversidad regional. Perry Anderson al comentar la obra de Fernand Braudel sobre la Identidad de Francia. Esta es una ideología de amplia aceptación. del medio geográfico pretenden tipificar cada región y explicar la situación regional. Las ideologías nacionalistas trabajan sobre mitemas básicos. y cada una con su propia cultura. Quizás también entra en juego el ocultamiento de la variedad cultural que atraviesa las mismas regiones y que se excluye o se silencia cuando éstas se oponen como conjuntos culturales específicos frente a la nación. no son suficientes para tener mayor diversidad regional que otros países europeos. Pero más aún. Características biológicas. pero por otro.

Los acuerdos nacionales suprapartidistas del Frente Nacional. colocó el nombramiento de los gobernadores en manos del presidente y consagró un monopolio del partido en el gobierno sobre el poder ejecutivo en todos los niveles. Ya Fernán González en diversos trabajos mostró la importancia de la Iglesia Católica como constructora de unidad nacional y su contribución a la identidad nacional. que pregonó esa Constitución. bien . alimentan esta tendencia local y se sirven de ella en el juego político. fueron algunos elementos de un cambio en la relación estado-región. sino de todo lo que se saliera del modelo católico hispanista.través de él. Este ideal. En forma simultánea. la precariedad de las comunicaciones. fiscal y político. al menos como patrón ideal. como es sabido. los cambios en la ubicación espacial de la población y la consiguiente debilidad de los controles tradicionales que se ejercían en las localidades. Esta ha sido. Los dirigentes locales desde entonces y hasta el presente. Las evidentes diferencias geográficas. alimentaron la idea de la particularidad regional y el resentimiento contra un centro que las desconocía. sin embargo. Las regiones quedaron así supeditadas a los dictámenes del gobierno central. El sistema de valores y controles culturales que sustentaban esas relaciones entraron en crisis con la paulatina urbanización. resaltar las progresivas fisuras en la red de intermediaciones entre región y estado nacional a través de las maquinarias partidistas. excluía y aun condenaba importantes diferencias culturales dentro del ámbito nacional. hacían de puente con la dirigencia y el gobierno nacional. 1993). Pero la exclusión no fue sólo de los partidos diferentes al triunfante. Interesa. por supuesto. se fijaron las bases para la unidad nacional y se proporcionó el marco político para los vínculos entre las unidades regionales y el conjunto. Los centralismos administrativo. como modelos normativos. La constitución denominó departamentos a los estados federales y dejó limitado poder a las Asambleas Departamentales. Los vínculos entre éstas y el gobierno quedaron en manos de dirigentes políticos y élites locales. perdió poder esta red de intermediación. El programa de la Regeneración triunfó en contrarréplica de los excesos ultrafederalistas que debilitaron el orden interno (ver Bushnell. D. estuvo inspirado en la hegemonía del centro sobre las regiones. el relativo aislamiento de cada una. hizo parte de su debilitamiento. mediante una red de intermediaciones manejadas a través de las maquinarias partidistas. quienes. Otra señal particular de la crisis de los controles sociales ha sido el debilitamiento de las creencias religiosas tradicionales (católicas). Como es conocido.. otro canal de comunicación entre lo local y lo nacional y formó parte del conjunto cultural ideal para servir de fundamento a la cultura nacional. en cada región tomó fuerza el sentimiento contra el centralismo como fuerza opuesta al progreso regional. Bushnell agrega que la total exclusión de uno de los partidos nacionales sirvió para exacerbar el sectarismo político y de manera indirecta al incremento de la violencia campesina. para sacar partido a nivel central. La emigración de las élites locales hacia las ciudades como parte funcional de la reproducción de esa normatividad. En la medida en que se debilitaron los centralismos. marcado por el descrédito de la efectividad de los partidos políticos. pretendieron dar fundamento a la consolidación de un estado nacional frente a la fragmentación y contraposición de poderes locales.

como síntomas de atraso o amenazas para la unidad nacional y aún como inmorales y por tanto inaceptables. La pérdida de influencia del modelo cultural impulsado por la Iglesia Católica abrió la posibilidad para que se consideraran con otra óptica las diferencias culturales y se permitiera la formulación de un estado nacional pluricultural, al menos como modelo posible. Su pérdida de influencia dentro de la ideología de unidad nacional, también contribuyó a la necesidad de redefinir la participación regional en las decisiones nacionales. El debilitamiento de los vínculos partidistas como vehículos centrales de la relación entre región y nación, llevó a una búsqueda de una nueva relación con mayores derechos políticos y mayor reconocimiento de las regiones en las diferentes instancias decisorias, que se plasmó en el variado conjunto de medidas de los últimos años sobre descentralización. Hemos asistido en la última década a una reinterpretación de los roles regionales y al auge de la regionalidad como peculiaridad de la nacionalidad colombiana. Pero el entusiasmo regionalista diluye y anebla otros fenómenos: la jerarquización y desigualdad de los espacios regionales, la existencia de otras formas de diversidad cultural y la particular relación que parece existir entre marginalidad regional y diversidad cultural y aún biodiversidad en general. Las regiones con presencia importante de diversidad de culturas nativas ocupan una posición particular dentro del conjunto nacional. El antropólogo P. Wade se ha detenido en la constitución espacial de la sociedad, pues toda sociedad crea una zonificación que concentra espacialmente interacciones sociales y prácticas sociales rutinizadas (Wade, P., 1991). La interconexión y la interdependencia de las regiones constituidas hacen parte de la conformación espacial de la sociedad global. Las regiones que emergen tienen no sólo un significado en la nacionalidad, sino que expresan relaciones y clasificaciones étnicas y raciales (Wade, Ibid). El Chocó, por ejemplo, hace parte de una jerarquía de espacios regionales que sitúa en una escala ascendente la importancia sociopolítica de cada región, sus oportunidades de acceso a recursos y la valoración de la misma en el conjunto. La posición en la base de la escala se relaciona con su composición étnica y racial (ver Wade, cit.) La historia colombiana llevó a la constitución de regiones con estructuras económicas, demográficas y políticas, así como mezclas raciales diferentes, que sirvieron como base para una diferenciación cultural más amplia. La identidad por origen regional ha tenido simultáneamente un significado sobre origen racial, de manera que "la raza se regionalizó" (Ibid). La ideología del mestizaje, entendiendo el blanqueamiento como lo deseable, hace parte de la ideología nacional y se afianza espacialmente, de manera que ciertas regiones se ven como periféricas y atrasadas por ser racialmente negras o indias, como el caso del Chocó. La discriminación hace parte no evidente de esta categorización socioespacial, que tiene implicaciones en diversos órdenes de la vida regional y para quienes allí habitan. Basta mirar los indicadores de calidad y cobertura de servicios incluidos en otros capítulos, para

apreciar una dimensión de sus implicaciones. La identidad nacional fusiona en su concepto lo factual y lo ideal y captura, a través de símbolos, el pasado y anuncia el futuro, como expresa Anderson (1991). En la reinterpretación de los roles regionales en Colombia, la ideología regionalista bien debe empezar a contemplar, para el futuro, su propia diversidad. II PERFILES DE LA HISTORIA CHOCOANA LA ECONOMIA predominante a lo largo de la historia chocoana ha sido la extractiva, cuya característica principal es exportar los capitales generados. La permanente exportación de riqueza, minera, maderera, pesquera, incluso en menor escala agropecuaria, no condujo a una acumulación local. Los ciclos de auge económico se depositaron fuera de la región y la infraestructura básica económica y de servicios no se modificó sustancialmente. Incluso los modelos culturales nativos (indios y negros) han tenido una alta permanencia a través de estos ciclos. Germán Colmenares muestra que desde el siglo XVI, los pobladores de las provincias de Popayán y Antioquia intentaron repetidamente la ocupación definitiva del Chocó, pues ya se conocían sus riquezas en oro. Sin embargo, este proyecto no era de interés para la metrópoli, por sus posibles efectos sobre la población nativa. A pesar de ello, en 1666 se autorizó a las autoridades de las gobernaciones vecinas la reducción de indígenas. Algunos caciques pronto se convirtieron en tributarios y entraron 100 esclavos negros para trabajar en las minas. En el poblamiento competían las gobernaciones de Antioquia y Popayán y misioneros de distintas órdenes (Colmenares, G., 1975). Hernández (1993), con base en varios investigadores, menciona que el territorio chocoano a comienzos de la colonia estaba ocupado por chancos en el río Garrapatas, yacos en el alto Calima, tootuma e ingarae en el río Sipí, noanamá (wanana) en el bajo san Juan, surucos en el río Quito, poromeas en el Bojayá y cunas en el bajo Atrato. Los tatamá y los ima del alto San Juan y los citará del alto Atrato eran subgrupos emberá a quienes los españoles llamaron genéricamente chocó. Entre los mismos emberá existían diferencias culturales expresadas, por ejemplo, en la pintura corporal y en variedades dialectales (Vargas, 1993). Según documentos del siglo XVII los españoles subdividían el territorio en provincias indígenas. Varios grupos fueron forzados al trabajo minero en el San Juan y afluentes del Atrato. Pero a mediados de ese siglo se produjeron grandes rebeliones indígenas que arrasaron los centros mineros y los poblados coloniales y culminaron con la búsqueda masiva de refugio en tierras apartadas, algunas hacia la cuenca del Pacífico. A lo largo de los siglos coloniales ocurrieron numerosos desplazamientos de etnias nativas y la reubicación y aún fusión y desaparición de otras.

En 1684 se produjo otra importante rebelión de los indígenas del norte del Chocó, en la provincia de Citará, que llevó a la interrupción de los trabajos en las minas, especialmente en el pueblo de Neguá, donde los antioqueños habían llevado un alto número de esclavos. La pacificación, dice Colmenares, fue catastrófica pues "diezmó la población indígena y dispersó los esclavos". En el último cuarto de siglo XVII se llevó a cabo la reducción definitiva de los indígenas, hecho que abrió un nuevo auge del oro con repercusiones en toda la Nueva Granada. Se beneficiaron empresarios de Popayán y Cali y otros que habían contribuido a su pacificación (Colmenares, 1975: 135). Desde entonces el oro se convirtió, con auges y retrocesos, en el cordón de unión del Chocó con el resto del país. P. Wade plantea que durante el régimen colonial la región fue una frontera minera, al margen de los centros de desarrollo. Los blancos eran muy pocos, mineros, administradores, comerciantes, soldados y misioneros (Wade, P., 1989). Los campamentos mineros, organizados en cuadrillas bajo estricto control, se trasladaban continuamente. Wade cita a Sharp, al comentar que el 90% de las cuadrillas tenían más de 30 esclavos (Wade, P., 1990). Paulatinamente se establecieron pobladores libres, negros que habían comprado su libertad gracias al trabajo minero durante sus días de descanso; cultivaron las vegas de los ríos y continuaron lavando oro, que vendían en los pueblos (Ibid). La población indígena fue obligada a cultivar y realizar distintas obras para los campamentos mineros, a pesar de la expresa prohibición de las normas coloniales. La población blanca fue siempre reducida y no intentó en la época colonial poblar la región ni la colonización agrícola; el mestizaje fue escaso. Los blancos mantuvieron una fuerte barrera social, alimentada entre otros por el temor a las rebeliones de esclavos. El asentamiento inestable de éstos contribuyó al escaso mestizaje. Los libres se retiraron a la selva, con poco contacto con los blancos y fueron en aumento por la manumisión y el crecimiento demográfico. Algunos negros y mulatos libres tuvieron esclavos, pero siempre menos de cinco, que era el número requerido para ser admitidos al gremio de los mineros. De esta manera quedaron relativamente aislados del sistema colonial local. A su vez, entre los libres y los indígenas se establecieron relaciones comerciales y de compadrazgo pero tampoco se dio un mestizaje de importancia (Wade, P., 1989). La sociedad colonial vio en el Chocó un sitio inhóspito, utilizado para extraer recursos y gastarlos fuera (Ibid). En 1778 el Chocó tenía, según fuentes documentales utilizadas por Sharp (citado en Wade, 1989), un total de 14.662 personas; de éstas 2.3% eran blancos, 36.9% indios, 21.5% negros libres y 39.2% esclavos. Es claro el predominio étnico afrochocoano. Según la misma fuente, la proporción de blancos en el Chocó era la más baja, en comparación con Antioquia (17%) y la Costa Atlántica (10.8%). Esta proporción de blancos descendió al 1.6% para 1808. Ya para entonces, en el Chocó los libres eran el 60.7% de la población (25.000 habitantes), los indios habían bajado al 17.8% y los esclavos al 19.8%. Estas tendencias de descenso de los indios, los blancos y los esclavos, numérica y proporcional, continuó, dice Wade, hasta la manumisión de los esclavos en 1851.

el Chocó había dejado atrás unas décadas de relativo auge. comercio e intercambio de conocimientos etnobotánicos. unidos por su condición de periferia. Las corrientes migratorias más recientes en el Urabá chocoano. Los años 20 de este siglo abrieron uno de estos ciclos que se cerró hacia el final de esa década con una profunda depresión de quienes vivían de la minería industrial y su comercio local. de todas formas. como influjo para la emigración blanca. afrochocoanos y blancos. el Baudó y el Bojayá. Las posteriores olas migratorias hacia el Chocó. estas últimas tomaron de los indígenas patrones de referencia socioeconómicos basados en grupos de parientes y en una agricultura itinerante que aprovechaba los ciclos de oferta de recursos naturales de las distintas cuencas fluviales. atrajeron inmigrantes de distintas zonas del país y entre otros a sirio-libaneses. que se dio en estrecha relación con el modelo minero. A lo largo del tiempo se han transformado y confrontado. cuando barcos cargados de mercancías extranjeras remontaban el Atrato. Con el tiempo se establecieron entre ambos grupos vínculos de compadrazgo. laborales y de ascenso social estaban fuera de la zona. Varios elementos confluyeron para acelerar la salida de la mayoría de las familias: por una parte. Hoy día su ubicación preferencial son las partes altas y medias de afluentes del río San Juan. en relación con cada subregión chocoana.. La distancia entre el Chocó y otras regiones paulatinamente se acrecentó. La actividad agrícola fue practicada desde un comienzo por pequeñas comunidades indígenas y negras. mediante el uso alterno de distintos medios y recursos. 1993b). Las poblaciones nativas emberá y wanana se reacondicionaron como producto del contacto colonial. pero también se han imbricado. vale la pena resaltar el asentamiento ribereño disperso. J. La minería del oro continuó siendo. se comentan a lo largo del texto. etnomédicos y mágicos (Arocha. o la influencia antioqueña y caldense. la burocracia y la administración regionales y circunstancias como el incendio de Quibdó en 1966. donde núcleos de . con épocas de auge y retroceso. el comercio local florecía y aún se intentaba establecer industrias de gaseosas y jabones.Entre los rasgos históricos de poblamiento. que destruyó justamente lo poco que quedaba del sector blanco tradicional. por ejemplo. cada vez más periférica. La década pasada trajo la proliferación de la minería semiindustrial y de la pequeña explotación con motobombas. que interactúan y han tenido una desigual distribución de recursos económicos y una desigual valoración social. Vale la pena mencionar que a partir de los años cincuenta se acentuó la emigración de la élite blanco-mestiza del Chocó hacia diferentes ciudades del país. el ascenso de sectores negros educados que paulatinamente presionaron sobre la maquinaria partidista. el eje del proceso social y económico de la zona. La extracción de oro tuvo un nuevo repunte en la postguerra y de nuevo. Como síntesis. podemos decir que en el Chocó han prevalecido tres grandes modelos socioculturales. las oportunidades educativas. intercambios no exentos de conflictos y confrontaciones. a mediados de los años setenta decayó el monopolio extractivo. Wade (1990) enfatiza. como veremos. alrededor del caucho y la tagua a finales del siglo pasado y del repunte del oro a comienzos de este siglo. indígenas.

C. prácticas curativas. En lo religioso se conectan y confluyen lo festivo y lo doloroso. Los grupos de parientes dispersos en una vasta área mantienen numerosos mecanismos de apoyo y encuentros religiosos. mientras en otros mundos alternos. En cierta medida. figuras que a su vez se articulan con organizaciones departamentales y nacionales de carácter étnico reivindicativo. subsisten rezagos de esa primera unidad. Conocimientos botánicos. citada en Arocha. lo sacro y lo profano. que aprovecha en forma cíclica y extensiva las terrazas cultivables. 1993 a y b). A partir de luchas y competencias de distintos héroes. es preciso cuidar las relaciones con ellos y sus dueños y para ello los jaibaná. diferentes de la tradicional del jaibaná. 1993). educación y . los suelos y ecosistemas. resuelven sus conflictos y renuevan sus vínculos. El modelo ahora denominado afrochocoano para enfatizar la herencia cultural afro. sigue una dinámica de atomización o nucleamiento según las circunstancias (Vargas. resolución de conflictos. están sólidamente integrados dentro de las nociones de vida. se aglutinan. G. Vasco.. Para los emberá. origen y conservación de la vida humana y las distinciones míticas entre lo humano y lo no humano (ver detalles en el trabajo de grado de Hernández. los cascos urbanos reciben un flujo permanente de pobladores que circulan entre unos y otros. como para otras culturas indígenas. 1992 y Arocha. del baile y del drama y su puesta en escena. en el origen existió una continuidad sociedad-cultura-naturaleza. 1993). Grupos de parientes culturalmente definidos se entrelazan a lo largo de vastas extensiones. van distinguiendo los elementos de la naturaleza. Cada suceso social está conectado en forma compleja con entidades míticonaturales que cada hombre debe respetar (Hernández. J. C.. como D. los mundos se van separando y el hombre-animal se escinde en dos mundos particulares. La apropiación territorial busca el aprovechamiento de distintos recursos de selva y río.. 1985). El hombre domina los animales en este mundo. como frente a otros recursos. subterráneos y aéreos. Se estima que constituyen el 84% de la población del Chocó (Losoczy. la pesca y la minería del oro. donde los héroes culturales hombres-animales. J..familias extensas practican la agricultura itinerante. 1954). las transacciones nunca están finalizadas. creencias y uso de los recursos y conceptos sobre la sociedad humana y su puesto en un universo extenso de fuerzas.. El patrón social segmentario comentado en la literatura antropológica. que recorren en función de celebraciones rituales. 1993. L. por un lado en busca de salud. con débiles fronteras entre ellos. Forde expresó respecto a otras sociedades nativas (Forde. sobre el comportamiento animal. con intervenciones muy normatizadas. pero frente a ellos. Existe pues. una estrecha conexión entre relaciones sociales. A. entrelazados a través de complejos de significado. M. por intercambio de influencias y también por procesos adaptativos similares. (Con base en conferencias de Vargas y Ferro. festivos o de duelo. este modelo guarda semejanzas con el anterior.. Si bien la población mayoritaria es rural. Alrededor del juego. deben realizar una intensa y constante acción propiciatoria. con la música omnipresente.. 1993b). Sus rasgos centrales son una población dispersa por las riberas y las costas. cubre la mayoría de las áreas rurales chocoanas. Los ensayos de etnografía emberá se detienen en la relación entre la cultura y el medio natural. D. La creación de territorios delimitados bajo la figura de resguardos a propiciado reasentamientos y el surgimiento de nuevas figuras de prestigio y poder.

empleos temporales y. caracterizó la comida de negros o de indios y estratificó las ocupaciones. pesca) tienen un efecto sin precedentes sobre la población rural. situada en los principales cascos urbanos y en las áreas de influencia de Urabá. los tres grandes tipos de pobladores. Afirman que los emberá encuentran a veces en ciertos sitios de su territorio jais. el significado del río. En el tercer modelo. cuya permanencia sin duda obedece a la prevalencia de modelos culturales de explotación no intensiva de los recursos. la expresión corporal. pero otros murieron devorados por el feroz pez carnívoro. se entrecruzaron numerosos hilos culturales entre estos tres modelos. la estructura familiar. Abuelas blancas chocoanas contaban que por los tiempos del fin del siglo pasado un cura maldijo el Chocó. el papel del vestuario. Antioquia y Risaralda. se sienten partícipes de una región abandonada. el manejo de la agresión. los nuevos repuntes extractivos (oro. A pesar de la relativa desarticulación del territorio departamental en términos de circuitos productivos. adoptaron costumbres y numerosos rasgos de los afrochocoanos: el habla. . muchos huyeron hacia sitios apartados. por otro. van al campo por los recursos estacionales y las cosechas de arroz. una población minoritaria. plátano. otros de olas de colonización campesina especialmente desde los años cincuenta y sesenta. los más recientes llegaron en los años ochenta atraídos por las explotaciones semi-industriales de oro. entre otros. señaló el lugar para escuchar las retretas en el parque de Quibdó. monstruos que residen en ciertos lugares de los ríos y tienen tamaño descomunal. Aquellos que provienen de varias generaciones de chocoanos. Córdoba. la sexualidad. afro y amerindia. C. el comercio o sirven de intermediarios en la extracción maderera. entonces un gigantesco mero desbordó el Atrato y las aguas de los ríos cercanos fueron cubriendo el pueblo. para denominar este circuito. Aunque en el Chocó existió hasta los años cincuenta un sistema de exclusiones raciales que cobijó el acceso a los mejores planteles educativos. maíz . fijó el lugar de residencia. unas pocas familias hoy en día. Las organizaciones de pobladores negros habla ahora de la continuidad campo-poblado. Unos pocos pertenecen a la tradición blanca que data al menos de comienzos de siglo. prohibió el acceso a las fiestas de blancos.. Desde el centro existe ahora un nuevo interés en esta periferia. donde el auge descentralista amenaza sólo con dejar nuevas obligaciones y reproducir la jerarquización espacial. maderas. 1993). minera y pesquera. practica la agricultura y la ganadería de corte andino. de comunicaciones y de acción institucional. a pesar de que mantuvieron barreras raciales y culturales que inclusive llegaron a delimitaciones claras socio-espaciales. algunas comidas. parece un pez gigantesco y feroz que devora a quienes caen al agua y causa el terror (Hernández. hasta el presente. Pero más allá de muchas creencias compartidas. a pesar de todo ello. el nunsí. el de la gran biodiversidad.

1986). A. Munguidó. Beberá. la fauna acuática. Bebaramá. En rigor y de acuerdo con la terminología de las biozonas de Holdridge. ejes de la subsistencia chocoana y de su diversidad cultural.145 75. se propone ofrecer mecanismos para garantizar que no sean arrasadas estas comunidades.530 km.: 40). "La región de Chocó es el epítome de la selva húmeda tropical" (Gentry. Opogodó.164 1. que por una parte cambian sus modelos culturales y su hábitat. de la vida productiva. atravesado por un gran valle de orientación norte-sur.1 CHOCO. Docampadó.Km2 1973 1985 6. Para 1993 el censo arrojó una población ajustada de 365.524 8. Su actividad tiene un efecto devastador sobre los ríos. Bojayá.En la actualidad los auges extractivos han traído un número elevado de empresarios. 1990. son de importancia para el departamento el Andágueda. Salaquí. Los ríos han sido los ejes del poblamiento. pero por otra. Capá. Cuadro No. La muy reciente expedición de la ley 70 de 1993 sobre Comunidades Negras.199 8. es el único lugar del neotrópico en donde se encuentra el verdadero "bosque pluvial tropical". POBLACION POR MUNICIPIOS.. Quito.555 . La población rural aislada resiente también los efectos de las nuevas actividades extractivas y de la colonización agrícola de ciertas zonas. esta región es muy probablemente la más lluviosa del globo y es igualmente probable que en alguna parte de su geografía se encuentre el punto más húmedo del planeta (Ibid).172 9. Además del Atrato y el San Juan. los suelos de ribera. Condoto y Tamaná (IGAC.782 habitantes (1) (Ver Mapa Nº 1 y Cuadro Nº 1). por donde corren los ríos Atrato y San Juan. de la identidad social colectiva. como una presión y un atentado en contra de su posesión territorial y sobre la producción de los modelos productivos no intensivos. Pero la población se encuentra con fuerzas contradictorias. Domingodó. 1973-1993 Minicipios Quibdó Acandí Area Poblacion censada Mpal.858 53. se extiende sobre 46. ofrecen una oportunidad de mayores ingresos III LA POBLACION CHOCOANA Y SU ENTORNO El espacio físico natural El territorio chocoano.402 1993 105. al noroccidente de Colombia. Unica en términos ecológicos. Tanela. Baudó. Desde el punto de vista físico natural.

1989: 67).056 10.223 9.666 6.917 8.086 2.258 2.636 2.169 32.184 956 10. 1990:41).790 29.930 6.622 6.376 766 1.264 5.840 -3.674 17.534 12.006 7. Otra peculiaridad ecológica de la zona.281 2. 1993.989 245. Como consecuencia de su peculiar ecología.782 13.747 6.755 14.022 FUENTE: DANE. Esta característica natural ha incidido en una aislamiento relativo de los principales circuitos económicos nacionales.486 5.422 29.932 7.755 9.952 328.019 13. es la frecuencia con que se presentan en ella los suelos más deslavados y pobres en nutrientes: el subsuelo de arcilla blancuzca que se encuentra en algunas áreas es uno de los de menor contenido de elementos esenciales como el fósforo y de elementos menores como el boro y el zinc.733 7. Se destacan el . el Chocó se encuentra aislado biogeográficamente por las cordilleras andinas del resto del territorio nacional.904 8. A. según Gentry.561 878 1.983 7.Alto Baudó Bagadó Bahía Solano Bajo Baudó Bajo San Juan Bojayá El Carmen Istmina Juradó Lloró Nóvita Nuquí Riosucio San José del Palmar Sipí Tadó Unguía Condoto TOTAL 2. lo que la hace ecológicamente frágil.. El sur del territorio del Chocó al parecer contiene la proporción más elevada de endemismo específico de todo el continente (Gentry.894 15.969 249. Bogotá.093 4.977 5.927 8.633 5.831 7.931 17.484 7.252 27.693 1.063 -6.831 19.401 15.975 8.302 4.445 18.150 4.938 6.150 5. Censos 1973.179 890 11. Por otra parte.644 18. Pero la biodiversidad chocoana tiene como características fundamentales mucha diversidad y poca cantidad.450 5. Su bosque aluvial "se ubica en terrenos temporalmente anegadizos o pantanosos de los planos aluviales y terrazas del Pacifico" (Durán y otros. el Chocó alberga una de las selvas más sui géneris de toda Suramérica.478 20.414 992 905 1. de su aislamiento geográfico y de las culturas que lo han poblado.144 2.195 979 1. 1985.548 18.017 6.038 9.667 4.697 5.

alteran los minerales primarios y causan la pérdida. de elementos químicos indispensables para la alimentación de las plantas. generalmente. no se regenera naturalmente y se calcula. Más del 90% de las especies de plantas leñosas son propagadas en esta última forma (Gentry. se encuentran aquí a nivel del mar o muy cerca. por lo tanto el régimen de lluvias se prolonga durante todo el año. 1990: 43). pues como se establece por Durán y otros. sin lugar a duda. 1990:44). tal como sucede en las várzeas de la Amazonia" (Ibid: 69). El tiempo que requiere un árbol de cativo para su máximo desarrollo es entre 80 y 100 años. Pero distintas formas de intervención humana modifican con celeridad el ambiente natural. que puede ocupar una zona por 200 años. debido a que es el foco de atracción de los aserradores y las grandes compañías madereras. en cambio la dispersión llevada a cabo por aves y mamíferos es alta. según el Plan de Fomento Regional para el Chocó (DNP. León y Salaquí. "Una alta precipitación lluviosa se correlaciona. La presencia de estas especies de montaña es una más de las similitudes que tienen las selvas húmedas chocoanas con los bosques de niebla. Quibdó tenía cerca de . la espectacular diversidad que ostentan los bosques chocoanos es el resultado directo de esta circunstancia" (Gentry. en los planos inundables de los ríos Atrato.. Reichel-Dolmatoff describía el Chocó como una región con 161. por lavado. dominado por el árbol de cativo y algunas formaciones en transición hacia la selva neotropical inferior (Ibid). Su carácter de formaciones riparias hace que el aporte regulado de nutrientes y frutos a las aguas. contribuya al soporte de comunidades animales acuáticas. La mayor parte del territorio se encuentra dentro de las zonas de las calmas ecuatoriales. Estas características imponen limitaciones para el uso intensivo agrícola del suelo y acentúan la fragilidad de los suelos cuando se remueve la cubierta vegetal por actividades mineras o agricultura permanente. por la biodiversidad descrita someramente. El Chocó. con una gran riqueza en especies vegetales y. Su desaparición tiene efectos múltiples.430 vivían en centros nucleados de población y el resto en viviendas dispersas. generalmente circunscritas a las alturas andinas. 1961). G. "el catival y demás formaciones de selva aluvial contribuyen a mantener estable el cauce de los ríos. El descenso de la fauna tiene entonces una vasta implicación sobre la diversidad vegetal. Una peculiaridad más de las tierras bajas del Chocó es que familias de plantas. aunada a la temperatura en el bosque húmedo tropical. Actualmente el catival está restringido a la región noroccidental. En los bosques del Chocó la dispersión de semillas con la ayuda del viento es escasa.catival. de los cuales tan sólo 25. Características demográficas A comienzos de los años sesenta el antropólogo G. La humedad excesiva. se constituye en reserva y patrimonio nacional.666 habitantes. Esto impide el desarrollo genético del suelo y lo expone a procesos erosivos.

3%). en el bajo Atrato. Risaralda.649 se encuentran en el casco urbano de Quibdó.5% de sus pobladores en la cabecera. la población chocoana está constituida principalmente por los afrochocoanos. Por otra parte. Tan sólo el municipio de Quibdó tenía el 63. con un total de 105.2%. principalmente. La población indígena y negra se ubica al lado de los ríos. En municipios como Sipí. Caldas.5%). El segundo municipio en volumen es en la actualidad Istmina (con casi el 10% de la población). es común que quienes viven en los poblados. Estimaba que el 80% de la población era "estrictamente negroide". Córdoba y Valle del Cauca.5%) en 1985. Condoto (59. los servicios o el sector politico administrativo son escasos y se concentran principalmente en Quibdó. proporción que se redujo en 1993 al 45.5% según el censo de ese año. 33%. Riosucio. En los centros urbanos y ciertos sectores rurales de Quibdó. en 1985 el principal era Riosucio. tengan sus medios de vida en el campo y respondan a una cultura rural. se encuentra población de colonos blancos provenientes de Antioquia. En 1985 la mayor parte de la población censada (67. Para 1993 (Cuadro Nº 1) se observa una disminución moderada de la población rural. la concentración de habitantes en el casco urbano era realmente insignificante. . Quibdó. pero tiene el tercer lugar en la población departamental (8.172 habitantes. de la población departamental (ver Cuadro Nº 1). Gerardo y Alicia. la intensidad de la afluencia de mineros en la década pasada. emberá y wanana (Ver Mapa Nº 2). Tadó. que mantiene casi la misma proporción del censo anterior (64. ejes primordiales para los asentamientos humanos y su economía se orienta a los recursos ribereños y los de la selva cercana. Unguía.000 habitantes en 1961. Acandí. de manera que predominan las culturas rurales en el departamento. 1966). Entre los grupos nativos indígenas se encuentran los cuna.2%) era rural. Son corrientes los flujos de pobladores entre el campo y los poblados y cascos urbanos. El Carmen de Atrato y San José del Palmar. La conformación racial del Chocó la dividía así: Negros Indios Blancos y mestizos Mulatos 80 % 6% 4% 10 % Actualmente. lo que reitera lo dicho sobre el auge minero en el San Juan. Istmina. Los únicos municipios con mayor número de habitantes en la cabecera son Quibdó. El municipio de Quibdó concentra casi la tercera parte. Bojayá y Alto Baudó. de los cuales 67. El incremento urbano en Condoto refleja al parecer. Aquellos que dependen únicamente de actividades como el comercio. pero con una "cultura criolla" (Reichel-Dolmatoff. que representa el 59.9%) y Nuquí (50. que cedió ligeramente en importancia en estos años.10. Istmina y Riosucio albergaban poco más de la mitad de la población censada (51. en diferentes grados de mestizaje.3%).

054 6. Unguía y Riosucio que reciben campesinos colonizadores oriundos de la región paisa y de Córdoba. Lloró e Istmina. (2) En las décadas pasadas el Chocó expulsó población hacia la Costa Atlántica. Sipí. Pero de otra parte.638 13. Condoto. El Chocó sigue siendo eminentemente rural. el Carmen y Bojayá. En el último período intercensal crecieron en forma apreciable los municipios de Quibdó. son zonas fronterizas y de penetración antioqueña y caldense. San José de Palmar.402 18. pero de la población que vive en las cabeceras. se dirigen principalmente al San Juan.037 10. Es decir. este último descendió en población respecto a 1985. su ámbito es relativamente circunscrito.460 9.840 Mujeres 24. Un número reducido de inmigrantes.879 10. presenta los más altos índices de población nativa de allí.542 9. respectivamente. Medellín y Cali y en forma simultánea ocurrió migración interna hacia Quibdó.042 6. Quibdó. se concentran en Acandí. Alto Baudó.850 22. la minería de oro y platino y la explotación maderera.437 17. para 1993. Bogotá. administrativo y comercial.694 13. 1993 Edad 0-4 5-9 10-14 15-19 20-24 25-29 30-34 35-39 40-44 Hombres 25. CUADRO No. El cordón minero tradicional. un alto porcentaje de la población nació en el mismo municipio. Bagadó y en menor cantidad Riosucio.Estas tres concentraciones de población muestran los ejes socio-económicos del Chocó: el centro político.3 POBLACION POR SEXO Y GRUPOS DE EDADES. Los Cuadros Nos.880 25. Istmina y Riosucio (Ver Cuadro Nº 2). al igual que la zona del Bajo y Alto Baudó. Las zonas de penetración de migrantes en las últimas décadas. descendieron en población en números absolutos Bajo Baudó y Nóvita. Otros municipios con cierta concentración de población son Tadó y Alto y Bajo Baudó. si bien existen movimientos migratorios de chocoanos hacia y desde otras regiones y cierta movilidad interna.414 27.512 . Tadó. comerciantes y mineros. 3 y 4 registran la composición de la población por sexo y grupos de edad y por municipios. los inmigrantes corresponden en una alta proporción a migraciones anteriores a 1980.786 11. el 51% vive en la capital.348 8.107 24.

120 50-54 4. en apariencia. el resto crece a una tasa al estancamiento demográfico (José Olinto Rueda./km2 y la concentración de población en el casco urbano de Quibdó. Esto podría explicarse a partir de la emigración en busca de fuentes de empleo y estudio. En breve. La comparación de tasas de crecimiento demográfico entre 1964 y 1993 muestra una reducción de las tasas de crecimiento especialmente entre 1973 y 1985. en ese año. lo que indica expulsión poblacional. Otro hecho de interés que se observa en el cuadro anterior.082 TOTAL POBLACION: 328.748 1. es ligeramente mayor en el sexo masculino. No se dispone aún de esa información para 1993. En el Chocó se hace evidente que el equilibrio entre densidad demográfica y recursos naturales es la condición del mantenimiento de la biodiversidad en su más amplio sentido. Nóvita y Sipí.4.629 75 y más 1.3 para la región Pacífica. En el total nacional la población de estos grupos de edad equivale aproximadamente al 36%.567 1. .103 3. 5. Algunos continúan expulsando población. en tendencia similar a todo el país.082 60-64 3.775 70-74 1. VER CUADRO No 4 En estos cuadros resalta que el 45.6%). el promedio de hijos por mujer era de 5.090 habitantes) es menor de 14 años. la población urbana aumentó al 32. Antiguos centros de penetración como San José del Palmar y El Carmen de Atrato perdieron dinamismo y Riosucio tiende a estabilizarse. si bien simultáneamente se recibe una corriente de otros departamentos y una parte importante de la población rural presenta una gran estabilidad en sus asentamientos.343 TOTAL 163. La población migrante.5 hab. la relativa baja densidad territorial.8% de la población (150.505 55-59 3. En 1973 la proporción era similar (45. la emigración hacia otras zonas del país es persistente. los cambios más destacados de población apuntan a la concentración urbana en Quibdó.890 5.050 65-69 1. En los últimos veinte años. Para 1985.329 4.8% y el número de hijos por mujer fue de 3. Bagadó y Alto Baudó.051 3. el 28. como Lloró. los rasgos demográficos más sobresalientes son la importancia de la población rural.908 2.022 FUENTE: DANE. En 1973.940 164. Han ganado población en mayor proporción Condoto. Censo 1993.6% de la población del Chocó vivía en zonas urbanas. 1993). Excepto la cabecera departamental.45-49 4. es la disminución en los grupos de edad de 15 a 19 años con respecto al de 20 a 24 años.

mientras desestiman otros no mensurables que pueden brindar un contexto complejo a los indicadores y sobre los cuales luego se hará referencia. se hace referencia a los principales indicadores de condiciones de vida en el Chocó como una parte del conjunto de aspectos del complejo sociocultura que se evoca al hablar sobre estas condiciones. servicios públicos. Los cuadros Nos.7 90.5 MUNICIPIOS CON MAYOR INDICE DE NECESIDADES BASICAS INSATISFECHAS Lugar del municipio Nombre del municipio 19 22 43 54 74 Sipí Riosucio Nóvita Lloró Bagadó % Poblacion con Necesidades Básicas Insatisfechas 97. En este sentido. Por supuesto. Para 1960. CUADRO No. como se dijo.8 97.Las tendencias de concentración de población en ciertas zonas del Departamento pueden implicar el desajuste de las formas adaptativas y la necesaria búsqueda de nuevas relaciones socioambientales. para hacerlos dependientes de los patrones e ideales de cada cultura.7% de analfabetismo. Pero en la medida en que las culturas locales se entrelazan con las nacionales y se constituyen unidades mayores.2 91.1 . La educación también era precaria.5 93. Condiciones de vida Los antropólogos suelen sopesar con una mirada de relatividad cultural los parámetros de medición de calidad de vida de los sujetos de estudio. con una esperanza de vida al nacer de sólo 35 años. Quibdó era entonces la única ciudad con 9. con 72. Gerardo y Alicia Reichel-Dolmatoff (1966) indicaban que el nivel de salud del Chocó era el más bajo de los departamentos del país. estos índices sólo miden ciertos aspectos de la vida social. nivel educativo y el porcentaje de necesidades básicas insatisfechas (NBI). Un primer elemento se destaca: la importancia de los modelos rurales de vida y simultáneamente la condición periférica chocoana que se refleja en los índices de nivel de vida de la población. ciertos parámetros pueden describir las condiciones regionales y ofrecer una comparación con los de otras regiones y el país como conjunto.640 habitantes. Ilustran también la desigualdad en la distribución nacional de servicios institucionales. 5 y 6 muestran los principales indicadores actuales sobre calidad de vivienda.

4 -29.9 17.8 38.6 97.5 85. el índice de calidad de vida en el departamento es de 27.8 FUENTE: Sistema de Consulta de Información Municipal.9 -21.4 55. DANE.9 90.0 19.6 25.9 39.4 44.0.6 32.7 38.6 62.7 48.8 -9.8%.2 68.0 27.3 42.83 92 Alto Baudó Tadó 89.3 13.3 0 13.6 -32.3 27. sino la carencia absoluta de ellas. mientras el nacional es de 39.4 40.6 50.3 -37. Las cifras no solamente reflejan las deficiencias o irregularidades en cuanto a la prestación de servicios. Ningún municipio alcanza el promedio nacional en cuanto a servicios básicos y para el nivel educativo.6 82.1 -6.1 26.3 83. únicamente seis municipios lo superan.2 88.5 39.4 36. 1985. NBI: Necesidades Básicas Insatisfechas.6%.1 26.5 7.9.7 35. CUADRO No.6 31.0 19.8 4.6 56.8 3.1 15.4 78.2 1.9 70.0 -15.3 22.6 -30.1 38.2 27. Al comparar este conjunto de índices con los promedios nacionales.6 91. PNR. La proporción de NBI en el Chocó es de 82.1 62.2 50.9 Calidad vivienda 30.4 22.0 45.5 17.2 34.1 29.4 % NBI 79.7 93. mientras en el país es de 45.1 FUENTE: Mapa Municipal de Pobreza. 31.4 Servicios públicos 24.3 26.3 38. Instituto SER de Investigación.8 29. para una parte importante de la población. .3 35.9 89.1 16.6 INDICADORES DE POBREZA Municipios Acandí Alto Baudó Bagadó Bahía Solano Bajo Baudó Bojayá El Carmen Condoto Istmina Juradó Lloró Nóvita Nuquí Quibdó Riosucio San José del Palmar Sipí Tadó Unguía PROMEDIO NACIONAL PROMEDIO DEPARTAMENTAL Calidad vida 23.1 83.6 52.3 80.8 89.9 45.6 13.2 -26.1 61.4 24.3 46.7 5.6 97.2 47.4 15.7 Nivel educat.6 -25.1 -13.0 16.9 89.0 -32.8 26. DANE 1985.5 64.6 35.

1 % 14.6 % 13.6 % 14. En 1985 el 60.3 % .3% de las viviendas no tenían ningún servicio de energía eléctrica.7 % 2.8 % 0.5 % 40. acueducto o alcantarillado y solamente el 7.5 % 6.000 municipios de Colombia. otro vegetal Zinc.0 % 9.5 % 1.Dentro de los 1.6 % 21. Censo 1993. material de desechos FUENTE: DANE. quienes tenían este servicio aumentaron muy poco y cerca de la mitad de la población carece de todo servicio.3 % VIVIENDAS CENSADAS SEGUN TIPO DE VIVIENDA Casa Apartamento Tipo " Cuarto " Otro tipo de vivienda 92.2 % VIVIENDAS OCUPADAS CON PERSONAS PRESENTES SEGUN MATERIAL EN LAS PAREDES Bloque. ordenados por grado de incidencia de pobreza.6 % 46.0 % 3. CUADRO No. Para 1993.9% tenía todos aquellos (Ver Cuadro Nº 7). 35.8 % 2. siete son municipios chocoanos con el porcentaje más alto de necesidades básicas insatisfechas del país. ladrillo Bahareque Madera burda Guadua.7 VIVIENDAS Y SERVICIOS PUBLICOS.7 % 9.6 % 54.8 % HOGARES SEGUN TAMAÑO De 1 persona De 2 personas De 3 personas De 4 personas De 5 personas De 6 personas y más 8. 1993 Energía eléctrica Acueducto Alcantarillado Sin servicios 44.

lo que equivale a 891 niños muertos antes de cumplir su primer año de vida. palma).La subnormalidad de las viviendas en el Chocó es de gran magnitud. que ocasiona entre otras cosas la desnutrición y la leishmaniasis. Según el Censo de 1985. En el Chocó se encuentran las diez especies que se conocen en el mundo del zancudo anopheles. como el mercurio.4 años y en Bogotá de 68. se requieren campañas continuas y a largo plazo. Se pueden observar los ríos Atrato. bañaderos y vías. La carencia de agua potable tiene una incidencia directa en la salud de la población. la población está gravemente afectada por el pobre saneamiento ambiental. como depósitos deambulantes de desechos. 1994: 85). Chocó tenía la tasa más baja del país. algunos de alta toxicidad. alcantarillado y electrificación. aumenta la incidencia de la calidad del agua sobre la salud humana. la esperanza de vida al nacer en el Chocó era de 53. el más cercano es Nariño con 61. Mortalidad Infantil. 1988). Los ríos del Chocó son acueductos.9 años. Chocó.000 viviendas en total. Istmina y Condoto. tanto para aprovisionamiento como para basurero.2 años. el servicio de prevención contra la malaria sólo cubre el 46% del territorio por falta de presupuesto y de personal. Las lagunas y pozos creados por la explotación minera de retroexcavadoras y motobombas se convierten en criaderos de zancudos y mosquitos. Cauca y Nariño tienen los más bajos del país. los indicadores de salud tomados por Planeación Nacional muestran que Chocó. Los registros del Servicio Seccional de Salud sobre mortalidad infantil en el Chocó muestran 100 niños menores de un año por cada 1. Otras enfermedades como la tuberculosis. el déficit estimado es cercano a 5. transmisor de la malaria. En términos de morbi-mortalidad. y se concentra en las cabeceras. la parasitemia.000 nacidos vivos. La utilización de las fuentes de agua. En la zona rural. el dengue tiene el ambiente propicio para su proliferación. por cada mil nacidos vivos. en las inmediaciones de Quibdó. específicamente Quibdó. Según funcionarios de los servicios de prevención. vectores de la malaria. Pero estas cifras presentan un subregistro considerable. con costos elevados. orgánicos e inorgánicos. San Juan y Condoto. en 1988. hacen grandes estragos en la población. El Pacífico cuenta con los mayores riesgos de morbi-mortalidad y la más baja esperanza de vida al nacer" (Roldán. "Por su parte.. Sección de Información. la mayoría de las casas son fabricadas por sus mismos habitantes y la materia prima la encuentran en el bosque (maderas. (Servicio de Salud Chocó. aumenta el índice de necesidades básicas insatisfechas. El paludismo y el cólera son enfermedades reconocidas como endémicas en el Chocó. I. Pero el déficit de servicios de agua potable. vertederos de sedimentos de la explotación minera y maderera. . Hoy en día. en Antioquia de 67. Estudios nacionales sobre salud en Colombia muestran 150 niños muertos antes del primer año de edad. Las muertes están relacionadas con la carencia de alcantarillados.5. alcantarillados. Igualmente. la deficiente disposición de basura y la calidad del agua para uso humano.

En el aspecto educativo, el Cuadro No 8 muestra el nivel del Chocó en comparación con el país. Al igual que con los servicios aludidos, la situación del Chocó es sensiblemente inferior al promedio nacional. CUADRO No.8 NIVEL EDUCATIVO EN EL CHOCO POBLACION DE 5 AÑOS Y MAS SEGUN ASISTENCIA ESCOLAR Asisten: 34,1 %

POBLACION DE 5 AÑOS Y MAS SEGUN ALFABETISMO Alfabetas Analfabetas 68,6 % 31,4 %

POBLACION DE 5 AÑOS Y MAS SEGUN NIVEL EDUCATIVO Ningún nivel Primaria Secundaria Superior FUENTE: DANE, Censo 1993. El analfabetismo en el departamento en 1985 alcanzó el 40.28% de la población total mayor de 5 años y quienes cursaron la primaria completa fueron el 43%, de manera que el porcentaje de analfabetismo efectivo era mayor. En 1993, el analfabetismo se redujo al 31.4% y el 48% completaron la primaria. Para el censo de 1985 en la educación por sexo, del total de población mayor de 5 años, el 18.33% de los hombres y el 19.86% de las mujeres eran analfabetas. En la zona rural las tasas de analfabetismo rural en ese año fueron del 46.80% masculino y el 53.19% femenino y las de escolaridad de 25.27% y el 24.68% respectivamente. Es decir, el sector rural en su conjunto y las mujeres dentro de este, presentaban las tasas más altas de analfabetismo en el Chocó, para educación básica primaria. El porcentaje de mujeres analfabetas rurales está por encima del total departamental de analfabetas (39%). De la población censada en 1985, el 16.3% alcanzó la básica secundaria, pero completó la formacion tan sólo el 4.2% de la población. El 1.6% de la población censada, llegó al nivel universitario; 0.86% lo conformaban los hombres y el 0.77% las mujeres. El 1.49% de la población residente en cabecera tuvo acceso a la educación superior o universitaria, mientras el 0.14% de la población residente en el sector rural tiene acceso a este nivel educativo. En 1993, cursaron educación universitaria el 3.3% (ver Cuadro Nº 8). 27,2 % 47,9 % 21,6 % 3,3 %

La dispersión de las escuelas, la falta de docentes en el sector rural, el deficiente estado físico de escuelas y colegios, la falta de muebles y dotación de materiales educativos, y la ausencia de contenidos educativos acordes con las necesidades y potencialidades del ambiente regional, son característicos del Chocó. La intervención de la mano de obra infantil en las actividades productivas incide en el abandono escolar, así como la falta de metodologías que dinamicen el proceso enseñanzaaprendizaje. Existe, según el Centro Experimental Piloto de Quibdó, una vasta problemática educativa, que sería preciso evaluar de manera integral y proponer estrategias, contenidos educativos y programas específicos. Es preciso contemplar aspectos como las implicaciones de la municipalización de la educación. Así mismo, la influencia del manejo político y el del clientelismo político en la educación. Mientras en los años 50 y 60, los maestros chocoanos eran enviados a otras zonas del país por la buena reputación en su formación, a juicio de algunos maestros del Chocó la calidad de la formación del magisterio se ha deteriorado en los últimos lustros. La Universidad Tecnológica del Chocó no ha logrado mejorar la formación del magisterio y en forma periódica sufre crisis prolongadas. En los últimos años, sin embargo, se ha realizado un esfuerzo por abrir nuevos programas de mayor incidencia regional. La carrera docente tiene un lugar social de importancia, pues no sólo ha sido, desde hace años, una de las pocas ofertas del sistema educativo superior en el Chocó sino continúa siendo un canal de ascenso y movilidad social. Es, a menudo, la única oportunidad para los jóvenes distanciados de la vida rural. Adicionalmente, el maestro fue central en la vida de las pequeñas comunidades rurales y tiene aún un papel como líder comunitario, aunque sin la importancia de antes. Para las poblaciones indígenas del Chocó existe una problemática especial con el sistema educativo formal, que se relaciona con el papel de la Iglesia Católica y con los multiformes medios a través de los cuales la sociedad nacional ha incidido sobre estas culturas. Esa especial problemática amerita estudios particulares. Los indicadores enunciados dibujan un marco de condiciones dentro de las cuales viven día tras día los habitantes del Chocó. Por supuesto, frente a las restricciones y ausencias de los servicios y sus repercusiones la sociedad chocoana, con su variedad cultural, brinda alternativas recurriendo a medios tradicionales y nuevos. Formas de solidaridad, cadenas de comunicación y reciprocidad, aprovechamiento de recursos de la naturaleza, desarrollo de especialistas de la curación y el consuelo, fiestas y ceremonias mortuorias y también, por supuesto, el apoyo de las redes del clientelismo político. Es tan abrumador el panorama de carencias y dolencias, que parecería dibujarse una región triste y desolada. Pero quien la recorre desprevenidamente, por el contrario, se sorprende con la alegría y la presencia activa de lo festivo, bullicioso y sonoro en la vida cotidiana.

Pero sin duda, también, sus carencias los llevan a dejar atrás los usos no destructivos de los recursos naturales y los presionan para entrar en la carrera para conseguir superarlas. Grupos étnico-culturales, modelos de vida, interacciones y conflictos En el departamento del Chocó se pueden distinguir como grupos étnico-culturales diferenciados, los negros, ahora también denominados afrochocoanos, los indígenas y los blanco-mestizos. La población negra se estimaba en 300.000 personas, 80% del total departamental, pero si bien no se cuenta con cálculos sobre el número de blancos, se calcula que representaban alrededor del 10% de la población departamental. Los blanco-mestizos de las subregiones del San Juan y el Atrato medio difieren en cuanto al origen y la orientación cultural, de aquellos asentados en municipios como San José del Palmar, Unguía y el Carmen de Atrato, producto de la migración blanca de los departamentos de Antioquia, Caldas, Risaralda y Valle del Cauca. Los primeros pertenecen a una minoría demográfica que provino de corrientes migratorias del Cauca, la costa Atlántica y países árabes, ocurrida desde finales del siglo pasado y las primeras décadas del presente. De este grupo muy pocos permanecen en la zona. Tienen ciertos rasgos de influencia afrochocoana, como por ejemplo, patrones familiares y formas de socialización, entre otros aspectos, pues como élite local, sostuvieron un contacto directo con la población negra, aun a pesar de prácticas discriminatorias. Los blanco-mestizos de los municipios atrás mencionados, se encuentran en zonas de inmigración paisa, en general reciente y no han tenido un contacto interétnico prolongado. Los indígenas pertenecen a los grupos cuna, emberá y wanana. Los dos últimos tienen diferencias lingüísticas pero comparten una cultura similar. Su población total está alrededor de 21.041 habitantes en algunos estimativos y en 26.700 en otros, distribuidos en 112 pequeñas comunidades en distintas partes del territorio chocoano. Representan el 8.4% de la población departamental; según la Organización Indígena Emberá-Wanana -OREWAlos emberá y wanana habitan principalmente en cercanías de ríos del Baudó, el bajo Atrato, el bajo y medio San Juan, el alto Andágueda y zonas cercanas a Quibdó. Llama la atención el número que vive en inmediaciones de carreteras (Quibdó-El Carmen, principalmente; ver Cuadro Nº 9). Los cuna se encuentran reducidos en resguardos indígenas en el Urabá chocoano. CUADRO No.9 POBLACION INDIGENA EN EL DEPARTAMENTO DEL CHOCO Zona Juradó Costa Pacífica Número de comunidades 8 7 Número de habitantes 1.100 1.000

Pizarro Salaquí Pavarandó Beté.041 habitantes y 204 comunidades.700 FUENTE: INCORA-Quibdó. 1988.600 3.500 1. Nombre comunidad mapa mapa 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 Tanela Juradó Cutí Arquía Tiosilidio Cabeceras o Pto. mapa 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 51 52 53 Nombre comunidad Sta.000 3.Bajo San Juan Medio San Juan Serranía Wanana Alto Andágueda Alto Baudó Medio Baudó Medio Atrato Bajo Atrato Zona Carretera Zona Quibdó TOTAL 13 9 4 11 6 5 9 11 14 15 112 2.500 500 3.700 habitantes y 112 comunidades.700 3. sin embargo. en 1988 registró 26.000 26. Playalta y El Noventa Río Torreidó Chimaní Río Quiparadó Río Mumbú Chapién Unión Chocó San Cristóbal Bellavista y Unión Pitalito Río Ichó y Quebrada Baratudo Río Neguá Río Taparal Río Pichimá Cod. en 1991 constataron estas cifras y arrojó un nuevo total de 21. María de Pángala Río Curicha Río Orpúa Caimanero de Jampapa Guayabal del Partadó Motoldó Ríos Pató y Jengadó Puerto Alegre y La Divina Río Bebamará Tarena Mondó Mondoncito Togoromá togoromacito Agua Clara y Bella . Cod. documento de trabajo. Nota: La OREWA.000 1. Alto Beté y Alto del Buey Río Domingonó Tahamí del Andágueda Río Uva y Pogue Río Lanas o Capá Papayo 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 Nombre comunidad El Doce o Quebrada Bordellón Río Pangüí El Veinte.500 2. CUADRO No.400 2.10 RESGUARDOS INDIGENAS CONSTITUIDOS Cod.

14 15 16 17 18 19 20 Ríos Valle y Boroboro Jagual Río Chintadó Togoromá Docordó Balsalito Río Nuquí Ríos Catrú y Dubasa Ríos Jurubidá. además de lazos sociales y simbólicos. en rasgos generales. entre las cuales vale la pena mencionar la división del trabajo regional. 54 55 56 Luz del Río Amporá Santa Cecilia de la Quebrada Oro Chocó Puerto Libre del Río Pepé Trapiche del Río Pepé FUENTE: INCORA. Subgerencia Jurídica. Se puede plantear con Peter Wade que las diferencias étnicas se manifiestan de muy diversas formas. a las marcas reconocibles de separación simbólica y. Los largos años de contacto han traído influencias recíprocas. En estudio sobre el Urabá chocoano (Wade. De acuerdo con el estudio. sino también a las formas y medios de distinción empleados para diferenciarse unos de otros. divide la población entre grupos negros y no negros. la población negra predomina en la minería. Bogotá. Arocha. 1986). 1992. Sección Resguardos Indígenas. por supuesto. Estos últimos son básicamente los colonos de Antioquia y la Costa Atlántica. La organización familiar. son algunos aspectos donde se reconocen los contactos históricos (ver por ejemplo. Esta división del trabajo se asemeja a la de todo el Chocó. los antioqueños en el comercio y ganadería y los costeños en la pequeña agricultura. Los tres grandes modelos culturales han tenido un contacto diferencial pero prolongado por centurias y marcado por la presencia hegemónica de los blanco-mestizos como patrón ideal de comportamiento y de supremacía sociopolítica. Es decir. los intercambios económicos y curativos. En este trabajo se pretende apenas enunciar ciertos rasgos para otros estudios que profundicen en la complejidad de los tejidos interétnicos y nos ofrezcan visiones menos estereotipadas y rígidas de sus relaciones. el empleo público y en menor grado en la pequeña agricultura. pasa de unos a otros y se vuelve común para la sociedad local. 1993 a y b). J. La Lerma y Terdó Alto Río Bajayá Alto Río Cuia Napipí Opogadó Jiguam. Nota: Información correspondiente a 1989. los blanco- . a todo lo que a pesar de esas marcas culturales. las formas simbólicas de parentesco.. El trabajo se encuentra como una de las principales marcas de diferenciación étnica. Nataré. los procesos de diferenciación intercultural son simultáneamente procesos de intetcambio cultural. Chorí y Alto Baudó 34 35 36 37 38 39 40 Alto Río Tagachí Alto Río Buey Puadó. El examen de los tres grandes modelos culturales chocoanos no debe restringirse a los elementos culturales internos y típicos de cada grupo.

no obstante. actividades impropias de las blancomestizas. con variedad de preparaciones. wanana y emberá (Hernández. como comerciantes. la de los blancos elude los cocidos y prefiere los fritos. Los indígenas. La distinción que existió en Quibdó hasta el incendio de 1966. según la ocasión. en contraposición a la de los negros e indios. que los blancos poco aprecian. De la cultura negra. Wade dice que los ritos colectivos de celebración. hacen panadería. no fueron propietarios rurales y se ubicaron en los cascos urbanos. son las celebraciones y rituales. antes bajo predominio casi exclusivo blanco. Estos ritos de celebración van desde las celebraciones religiosas. son de importancia las carnes deshidratadas. Sin embargo. a la minería. En estas no han participado los blancos y hoy en día se limitan a dar sus aportes económicos. 1993 a y b) y en otra proporción. de gran complejidad para las culturas cuna. Pero unos y otros comen plátano y queso en su dieta diaria. entre las carreras (primera. segunda y tercera) y los barrios. Las mujeres negras venden frutas. que cuentan con la presencia central de la música y el canto y el baile. hasta las seculares fiestas patronales (Ibid). sin embargo. por su parte.. se dedican casi exclusivamente a las labores de su chagra y venden esporádicamente artesanías. quienes ocuparon a los negros y blancos locales en escalas de labores diferentes. hacen parte de un viejo foco de resistencia proveniente de la época esclavista (Wade. y desde hace tres décadas ingresó a los empleos públicos. La gran minería estuvo. Las olas colonizadoras trajeron campesinos colonos hacia el suroriente del departamento (San José del Palmar. Pardo. 1993. se mantiene para el grueso de la población. citados en Hernández. los jaibaná. con los blanco-mestizo. el mágico curativo. C. fiesta por excelencia de los barrios. 1990: 135-136). Desde la década pasada mineros blanco-mestizos de la región antioqueña se dedicaron a la mediana extracción de oro.mestizos tradicionales no se ocuparon de actividades agrícolas. 1950. Arocha. Isacsson. se sabe de un "intercambio de procedimientos etnomedicinales" entre emberá y afrocolombianos (Losonczy. minero blanco. en manos de blancos extranjeros. de Pineda. compitiendo con la minería artesanal negra y con los pequeños empresarios negros. Pero el baile de la chirimía y en general el gusto por bailar. Pineda Giraldo R. es propio de los especialistas indígenas. los unos sitio de habitación de blancos y los otros de negros. Entre los rasgos de diferenciación se contó hasta hace algunos años con la comida como marcador de diferencias étnicas. lavan ropas. o funcionarios en los cargos públicos. Otro campo. 1993. y V.. No hubo hasta fechas recientes. estaba presente en las patronales de San Pacho. P. El Carmen de Atrato) y el norte (Urabá chocoano). Otro tipo de trabajo. asociadas a sistemas filosóficos de interpretación sobre la vida humana. saladas. 1993. han matizado esta distinción que. Para los dos últimos y especialmente para los negros. La población negra se dedica a labores agrícolas. 1987. P. 1994). cubre . cestería en especial.

a raíz de la construcción vial. parte del ser chocoano de tradición.negros y blancos. en la subregión del San Juan. del resto del departamento y de algunos comerciantes del occidente del país. Los migrantes procedían en buena parte de los asentamientos de población antioqueña localizados desde el siglo pasado en El Carmen de Atrato (Valencia E. un nuevo repunte de . Es decir. pues la minería del oro. en la subregión de la Costa Pacífica una estrecha zona de los municipios de Bahía Solano. traspasa las fronteras étnicas y es símbolo de identidad regional. a lo largo de su valle medio. en este caso el negro. es de aluvión. un importante papel en la definición étnica de la identidad negra. especialmente los alrededores de Quibdó y parte del eje vial Quibdó-Carmen de Atrato. como no chocoanos. especialmente los municipios de San José del Palmar. las principales áreas actuales de intervención humana son la subregión de Urabá. Nuquí y Pizarro (ver Mapa Nº 3). La música. Quibdó es centro de atracción de población rural de la subregión. hacia otras ciudades del país. La subregión del San Juan. vistos como recién llegados. la música tiene una valoración positiva para los blancos tradicionales y es asumida como señal de un ser chocoano. antioqueños en su mayoria. que además les distingue de los paisas. el medio Atrato y la subregión central. la zona de la carretera Quibdó-Medellín. en el Chocó. sustentada alrededor de una economía que integra la minería y la agricultura de rotación. Tadó. Los blancos chocoanos de la vieja élite. a partir de esa década. la chirimía. por su parte. el patrón de poblamiento y explotación fue ribereño. donde lo típico de un grupo. Desde mediados de los años ochenta. Allí. Es lugar de paso para migrantes. Condoto y Nóvita. 1991) y de los trabajadores de la vía. y W. se encuentra una población negra con largo tiempo de asentamiento. Istmina. En los alrededores de Quibdó. tiene connotaciones negativas para los otros. experimentan una gran carga emocional con esa música. mientras los indios sobrevivientes fueron replegados hacia otras áreas o reducidos a pequeños enclaves. se dirigió a tierras por encima de los 500 metros sobre el nivel del mar. pero a diferencia de las apreciaciones de Wade. aún adaptando modelos musicales europeos. mientras las tierras bajas fueron ocupadas por nativos negros. fue ocupada en la década del 30. aun cuando la escuchan desde Bogotá o Medellín. Esta zona atrajo en los años veinte de este siglo algunos comerciantes de origen árabe. La zona de ocupación humana más densa se encuentra en los alrededores de Quibdó. a diferencia de otros campos. Villa. en el estudio se observó que el papel de la música negra. La colonización blanca. Desde el punto de vista de la ocupación territorial. en las cuencas de los ríos aledaños. También allí. fue ocupada por esclavos sometidos a la explotación minera colonial. Igual ocurrió en el medio Atrato que fue tempranamente ocupado por la población proveniente de la dispersión de la sociedad esclavista que se orientó a los recursos del río y la agricultura ribereña (Ibid). ha tenido según Wade (Ibid). hasta mediados de los años ochenta.

que termina en la selva. Finalmente. cuando el poblado. un pueblo. pues en este último se encuentra el campesino nativo chocoano en forma estable (Valencia y Villa. se conectan también por senderos paralelos al río. con Quibdó como polo urbano" (Ibid: 274). según Valencia y Villa. Jacques Aprile distingue varios tipos y fases de vivienda y conformación de aldeas rurales negras. con necesidades crecientes de servicios. no se sustenta en una red urbana regional extensiva. El comercio cobra auge. tal como la surgida en el eje cafetero. Pero aún los pueblos litorales tienen un patrón . dice Aprile con base en lo ocurrido en el Atrato. cambia de modelo. El río es eje de las relaciones sociales. Se trata de una colonización sabanera de campesinos cordobeses que se ubicaron en la parte baja oriental del río Atrato. El Urabá chocoano comenzó a recibir migrantes colonos blanco mestizo. El poblamiento en el Chocó. Algunos de estos (Diagramas 1 y 2). Las casas tienen acceso frontal al río o al mar y se tocan por el huerto posterior. se detuvo en la transición entre el bajo y medio Atrato. en ellas "está integrado a la vida cotidiana y a los múltiples quehaceres domésticos" (Ibid. con algunos servicios y reconocimiento institucional (status político administrativo. varios estudios mencionan la vivienda rural ribereña tanto para nativos negros como indígenas. principalmente cordobeses y antioqueños. se convierten en centros veredales de una población dispersa alrededor. 1991). inspección de policía). con una integración entre vivienda y río y el bosque detrás. Desde inicios de los años 60 se ocupó la franja oriental baja del río Atrato por madereros y colonos provenientes del interior del país y la Costa Atlántica. Su límite inferior de expansión. escuela. desde el cultivador solitario. En las primeras fases y tipos el diseño es lineal. organizado en manzanas. donde se encuentran relativamente establecidos como economía campesina. 1991). El poblamiento chocoano se ubica en las orillas fluviales. parte de la "vía acuática como elemento estructurador e integrador del hábitat" (Ibid: 270). 1985). J. 1991). hecho que continúa.la minería atrajo migrantes mineros y comerciantes. que incluso se reproduce en la ocupación del litoral Pacífico (ver Aprile. donde " proliferan aldeas y caseríos de reducido tamaño físico y demográfico que conforman un sistema articulado a nivel regional. desde la segunda mitad de los años 50... Son excepciones a este patrón los cascos urbanos de influencia caldense y antioqueña. como ya se dijo. así como construcciones institucionales. J.. Posteriormente. sobre el río. capilla. al modelo lineal se sobreponen en hilera vías paralelas y se da un trazado rectangular. T. especialmente de Antioquia y Caldas. tanto de diseño como de funcionamiento. El río facilita el establecimiento de viviendas aisladas y la conformación de aldeas de distinto grado de desarrollo. El patrón rural básico para negros e indios. Este patrón sólo se modifica con una densidad de población superior a 100 casas. se construye un hábitat residencial. Como patrones distintivos de asentamiento. ver también Torres. La actividad productiva se diversifica y la población se estratifica (Aprile.

Sin embargo. especialmente en Acandí. realidades alternas. especialmente como efecto de la ocupación agropecuaria. presenta numerosos elementos comunes entre indios y negros. Allí se ha dado una ocupación hacia el interior selvático. En las últimas décadas.). de pesca y del bosque. hoy convertidos en extensos basureros. el poblamiento rural disperso. preferencialmente en los cauces altos de los ríos y son habitadas por grupos de familiares. a lo largo del río y con viviendas palafíticas. A diferencia de J. mientras en las zonas medias y bajas se ubicó preferencialmente población blanca. El universo mítico emberá está integrado por una red fluvial que comunica diferentes mundos. que implica dispersión de cultivos. activas vías de comunicación. desplazamientos durante los períodos de labor y la utilización estacional de recursos mineros. llamadas tambos. en desmedro de las numerosas similitudes entre ellos. San José del Palmar y La Y. los cascos urbanos y los caseríos continúan conectados a través de los ríos. cuyo impacto sobre el bosque es mayor. cit. se ubican aisladas. Este modelo cultural adaptado a las limitaciones de tierras aprovechables y orientado a la combinación de actividades productivas (Aprile. Este patrón de asentamiento ribereño está asociado a una economía rural basada en una agricultura de rotación. El Carmen de Atrato. La población indígena presenta otras características: las viviendas palafíticas. C. desde la colonia y luego con la liberación de esclavos.semejante.. Istmina serpentea sobre el río San Juan y Quibdó se orienta al Atrato y trata de seguir los cauces secos de sus afluentes. los poblados y caseríos rurales y la mayoría de los urbanos siguen una urbanización lineal. En áreas de colonización más reciente. el río es trama y es serpiente. 1993). mestiza y negra. En el caso de Quibdó. tiende a agruparse en núcleos urbanos. el patrón de asentamiento para todos los grupos étnico-culturales difiere del ribereño. A partir de los procesos históricos descritos. . en el trabajo se observó que esta presencia central del río se convierte en un elemento común a los distintos pobladores tradicionales incluyendo los blancos y se modifica y atenúa. Unguía. el centro de la ciudad se ubica a lo largo del río Atrato y el proceso de ruptura de la urbanización lineal es reciente. a partir de los años ochenta. tanto indígena como afrocolombiano. las parentelas. Adicionalmente. basada en caminos y carreteables de penetración. y la gran serpiente generó el territorio emberá (Hernández. en los centros urbanos mayores como Quibdó e Istmina. Aprile. La mayoría de los estudios asignan este modelo a uno u otro grupo étnico. pero no desaparece. la presión sobre las riberas determinó el desplazamiento de las comunidades indígenas a las cabeceras de los ríos.

El lenguaje y la gesticulación han sido otras marcas de diferenciación étnica. excepcionalmente vivió con sus familias en el Chocó. la élite blanca que logró acumulación significativa a comienzos del siglo y en las primeras décadas. el ascenso de negros educados a la vida política y a la administración. salvo pocos casos como el de don Félix Meluk.:124). no alcanzaron. L.. no utilicen ciertas entonaciones. sobre la importancia del río en Neguá). dice Wade (1990). con la élite blanca en la cúspide. sino por los hábitos del habla española misma y la gesticulación. la distancia cada día mayor entre los recursos y servicios de los centros urbanos del Chocó. que el río constituye la principal referencia de tiempo y espacio. sus movimientos se utilizan para señalar las épocas del año. Está presente. El incendio de Quibdó en 1966 marcó un hito en el éxodo de las élites blancas.Del Chocó puede decirse con Lygia Sigaud sobre una región del Brasil. Antonio Bechara y Salomón Ganem. Angel y Ferrer. una acumulación apreciable. esas capas medias blancas perdieron preeminencia y poco a poco abandonaron casi por completo el Chocó. los momentos oportunos para las conmemoraciones religiosas. Pero no es del todo raro que las expresiones reprimidas afloren de tanto en tanto y según la ocasión. se volvieron polos de atracción para los blancos chocoanos. comerciantes y empleados públicos. la minería . 1992: 21 y también Torres. si bien unos pocos vivieron allí. aunque con menos vigor que antaño. el esmerado esfuerzo de las madres blancas para que sus hijos. como algunos Chaux. En primer lugar. pues fueron los principales afectados. torcer la boca en ademán de desdén. Adicionalmente. cierta pronunciación y expresiones de negros o de cholos (indios) o gesticulen en determinada forma como ponerse la mano en la cadera.. carente del esplendor de una sociedad aristocrática. En segundo lugar. frente a ciudades como Medellín.. cit. A comienzos del siglo. el Chocó era una sociedad muy estratificada. Sin embargo. Estas ciudades. Distintos factores contribuyeron a su emigración: su relativa declinación económica. Quibdó e Istmina. Muchos venían del Cauca o el Valle. Cali o Bogotá. blancos y negros hacían parte de una vida local modesta. En el Chocó residieron en cambio. no sólo por el uso entre los indígenas de lenguas diferentes al español. desde las primeras décadas y hasta mediados de los setenta. De cierta manera. pero no todos los blancos pertenecían a la aristocracia y muchos ocupaban una posición mediana. lo que Wade denomina capas blancas medias. las jerarquías en el interior del espacio y en ese sentido su importancia contamina toda la vida social regional (Sigaud. Con el tiempo. que buscaron educación para sus hijos y mejores oportunidades económicas. los que si bien conformaban una estructura local estratificada. algunas familias negras habían logrado éxito económico y se dio el mestizaje y la presencia de migrantes sirio-libaneses y de otras partes de Colombia (cit. donde permanecieron. las diferencias entre años. o caminar descalzos. T. junto con Cartagena. esta estratificación aludida por Wade parece mucho más matizada de lo que él sugiere. especialmente en los años cuarenta con la afluencia de comerciantes más exitosos de otras partes. especialmente sus hijas.

La misma ley 70 de 1993 ha suscitado roces por liderazgo entre los activistas de las negritudes y entre éstos y comunidades indígenas. Es decir. se generan en la disputa por tierras y recursos forestales y mineros. los inducen a incorporarse a la cultura sin distinciones étnicas y. pues hoy como ayer una vez generada cierta acumulación. En la actualidad. Los diferentes grupos étnico-culturales han vivido diferentes conflictos. como dentro de la misma población de éstos. el Chocó ha carecido de acumulación local de grandes capitales. se produce la emigración y otros recomienzan el ciclo. Arquía y Juradó. Cutí. quien quebró a raíz de la gran depresión mundial del año 29. subrayan el sentido positivo de mantenerlas. Wade concluye en su estudio. El principal intento de acumulación fue el liderado por Félix Meluk. Existen presiones contradictorias que. que ha sido supeditada y englobada dentro de un sistema mayor de estratificación socio-espacial nacional. como ya se dijo. se generan fuera y dejan fuera sus riquezas. El repunte de la minería y de un comercio asociado a ella. Por otra parte. pero matizado por la ausencia de acumulación local. a los enfrentamientos. de manera que no se generó una sociedad local con grandes abismos económicos.de gran escala pasó a manos de una compañía multinacional que desplazó los capitales mineros nacionales. que el camino que escoge cada uno entre las fuerzas contradictorias está en alguna medida determinado por las mismas estructuras culturales. en torno a la creación de nuevos resguardos y el saneamiento de los existentes. algunos de cuyos ejemplos ya se mencionaron. Los conflictos entre los colonos y los indígenas. Los conflictos territoriales están al orden del día y tienden a aumentar por la lenta respuesta institucional. Pero su producto no es una marcada estratificación local. Pero las interacciones no se limitan a los conflictos. como plantea P. Tanela. han llevado a la violencia en algunas zonas como el alto Andágueda. en el Chocó la estratificación sociorracial ha sido un hecho histórico. es fuente de generación de nuevos capitales en manos de los llamados paisas. las relaciones de conflicto social se presentan tanto entre los distintos grupos culturales. Incluso todo . las tensiones sociorraciales. denominación aplicada en general a todo forastero blanco. Otros más recientes. La región como conjunto ha permanecido deprimida frente a otras del país. entre éstos y los nativos negros. entre los campesinos afrochocoanos y los indígenas emberá y wanana se estableció un circuito de intercambios y de alianzas. un foco de tensión se presenta entre las comunidades indígenas que hoy representan un bajo porcentaje de la población total y los campesinos negros y algunos colonizadores de otras regiones. Los procesos migratorios de colonos y mineros desde la Costa Atlántica y el interior del país aumentan las tensiones interétnicas actuales. La extracción de recursos forestales ha sido empresa de grandes compañías sin asidero en élítes locales. por otro. por un lado. sobre todo en las disputas entre indígenas y negros. En cierto sentido. Algunos han tenido como eje el predominio sociocultural blanco. Los auges extractivos. Wade (1986).

El río cósmico es el agente uterino que trae el principio de la vida. el árbol de la vida. Entre los afrochocoanos de los cascos urbanos y los blancos de las élites tradicionales urbanas y posiblemente también con los actuales. que expresa una naturaleza binaria. los grupos culturales dibujan círculos de aproximación entre ellos. como el hombre mismo. otra figura familiar a los emberá. Círculos más débiles se establecieron entre los blancos y los indígenas en este siglo. puede manejarlos con su conocimiento y habilidad para comunicarse con el mundo espiritual. en las uniones informales. el mundo del cielo. se encuentra representada en la casa y en la canoa. otros cuentan del mohán de Ichó. el humano y el del río. "La Canción del río. El río como ser viviente tiene su propio lenguaje. suelen atravesar estas barreras. Variedad de seres amistosos o fatales residen en el río y sólo el shamán. El habla del río es visible porque sus palabras son la gente que vive en sus orillas. como circuitos invisibles que conectan unos con otros a pesar de ellos mismos. metamorfosis de la gigantesca culebra del agua. En ese flujo interétnico. en sus manifestaciones y apariencias múltiples. el jaibaná. que como las ondas sonoras se alejan según condiciones específicas. En el detenido y hermoso artículo. La estructura cósmica en tres planos. también habla. dice Sven-Erik Isacsson. El concepto del río como un ser transformable está ampliamente descrito en los mitos. Las diferencias étnico-culturales son un juego permanente de rasgos atribuidos de unos a otros y rasgos distintivos que.parece indicar que aprendieron unos de otros formas de manejo del ambiente húmedo que los rodea. el conocimiento se expresa en acciones. La partícula ne es en emberá la palabra para describir la esencia de todo concepto. emana el río. el río como la boca. de manera que la vida de un hombre es una lección práctica de cosmología. El árbol jenené tiene la misma esencia doble de la culebra mítica je. Algunas nos hablan del enorme mero que un día surgió en el Atrato para devorar a la población. . dice Isacsson. algunos vínculos son vistos como transgresiones como en el caso de los matrimonios interraciales y en menor grado. tal como el sábalo monstruo de los emberá. sugieren para Isacsson que el río no sólo come y defeca. hasta conformar un complejo de prácticas. Cuando Karagabí corta las raíces ofídicas del jenené. Pero el conocimiento no existe. fiera entre tigre y león que podía devorar los niños y aún adultos del río Ichó. aparte de la rutina diaria. conocimientos e interpretaciones. sin embargo. Así. los rasgos atraviesan las barreras étnico-culturales y crean campos comunes o cobran por el contrario significados opuestos para cada grupo. se creó otro circuito de intercambios. amenaza o influye la vida y acciones de los humanos. Las metáforas sobre el río y el cuerpo humano. El río es la apertura uterina y una metamorfosis del huevo cósmico que habla su mensaje. el sonido sagrado del paisaje y los hombres emberá". que para los emberá el río conecta los pueblos tanto como sus ideas y es el marco de su identidad cultural. apenas algunas leyendas e imaginarios. otros son flujos inconscientes de elementos.

El río donde habitan los emberá es su propia boca. El río hace parte de referencias muy propias de cada modelo cultural. Dinámica que se puede reconocer en actos rituales sagrados pero quizás también en la política indígena actual. habitan los cuna con estrechas relaciones con Panamá. según ellos los wanana tenían como su territorio ancestral la parte media del río San Juan hasta su desembocadura y los emberá. 1987: 252). En primera instancia se refirieron con esa denominación a los grupos Emberá que habitaban la parte superior de los ríos Atrato y San Juan y luego el término se amplió para designar también a todos los demás grupos de habla wanana del bajo San Juan. sobre ellos mismos y lo que los rodea. la creación del hombre y la sociedad. con significaciones múltiples.Los hombres son su habla. Los modelos indígenas y el medio natural Tierra y lengua son para el antropólogo Sven-Erik Isacsson. se participa en la formación de un evento que es más veraz que cualquier pasado histórico (Ibid: 9-10). aunque diferentes en lengua. Seguramente para todos los modelos culturales chocoanos. emberá y wanana. donde se han colocado como activos interlocutores de la sociedad chocoana y nacional. el término Chocó ha sido usado para designar tanto el grupo étnico como al grupo lingüístico integrado por los idiomas Emberá y Wanana (Pardo. En la zona norte. al parecer pueden hablar también. Estas nociones nos llevan a resaltar el carácter esencialmente dinámico del conocimiento emberá. comparten la misma canción de creación. Cuando se participa. Por tanto. 1994: 1-10). Baudó y la Costa Pacífica desde el río Sabirú . "separar el río del hombre es separar al hablante del habla. El cosmos del cielo y el mundo de abajo que rodean al emberá. en el Urabá. en el departamento del Chocó se encuentran tres grupos diferenciados: cuna. comparten una cultura similar. En la actualidad. El emberá representa la naturaleza binaria del cosmos en su cuerpo. El shamán.. Pero la existencia social. aún como escucha. en su pormenorizado estudio. y el río. pero al mismo tiempo los trasciende y es parte profunda de la vida social y la identidad genérica regional. Tierra y lengua que estrechamente interrelacionadas dan lugar a la existencia del hombre y del universo (Isacsson. dice. como palabras. Ibid). el mito no contiene así una verdad histórica inmutable. 1994). en un mito. En el pensamiento emberá la creación es cobrar existencia como sonido. no son actos del pasado ocurridos en tiempos pretéritos. activada por el hombre mismo cuando formula en palabras el mito de la creación. extensible a los wanana y cuna. los pilares de la identidad emberá. así como para los emberá. Karagabí el creador. Emberá y Wanana. S. los ríos Atrato. una canción compartida entre el hombre y su entorno (Isacsson. la canción del río donde la melodía es la sociedad humana y el mundo mismo. Cuando los españoles llegaron al Chocó estaba habitado por una veintena de grupos indígenas que los conquistadores llamaron chocoes. La creación ocurre una y otra vez. silenciar la existencia" humana (Isacsson. como cosmos mismo.

es producto histórico.041 habitantes que equivalen aproximadamente a 4. son designados de distintas maneras según la región: cholos en la Costa Pacífica. grandes migrantes. por la vecindad en el río o quebrada. chamí en Risaralda. La unidad básica social coincidía con una microcuenca. es extensivo a comunidades negras que de una u otra forma aprendieron de los indios a vivir en este ecosistema. En el caso emberá y wanana antes de la constitución de los resguardos y de la conformación de cabildos y caseríos. políticas y económicas y se recrea culturalmente la población. basado en estrategias políticas de resistencia ante los españoles y quizás tomado después por los negros. G. Hoy en día esto sigue vigente. deduce por la acumulación de basuras de más de un metro de espesor.. Reichel-Dolmatoff con base en excavaciones de asentamientos humanos a orillas del río San Juan que datan de los siglos X y XI de C. Este sistema. colige que la adaptación al medio había logrado niveles altos que permitían la nucleación y sedentarización sin ir en detrimento de su reproducción social (Reichel-Dolmatoff.. a pesar de las similitudes culturales. el sistema de asentamiento indígena era disperso a la orilla de ríos y quebradas. como máximo se reunían dos o tres casas que cobijaban una misma parentela. El asentamiento disperso y de fácil movilidad no fue así en épocas tempranas. Reconocen que en un pasado no muy lejano se miraban con desconfianza y tenían enfrentamientos entre sí. El arquitecto Roberto Cañete (Entrevista. disperso e intermitente. es la de una atarraya.005 familias y al 8% de la población del departamento. catío en Antioquia y Córdoba y se estiman en cerca de 50. 1992 y materiales inéditos). Así mismo. Sin embargo. La imagen. meme en algunas zonas de la cordillera. sino las microcuencas de afluentes y quebradas y a partir de allí se teje todo el sistema de relaciones sociales. Los tres grupos hablan idiomas distintos y en el pasado no tenían contacto matrimonial e incluso hoy en día lo evitan. Los wanana ocupan principalmente la cuenca media y baja del río San Juan. Quibdó. Documentos de archivo del siglo XVII dan cuenta así mismo de poblaciones nucleadas . 1962). dice. Se ha planteado que una de las formas adaptativas al ecosistema frágil del Chocó es precisamente el seminomadismo y la dispersión de la población. que esta región soportaba un número de habitantes superior a cualquier asentamiento del momento de la excavación (1960).y Juradó. La población actual de los tres grupos en el departamento es de 21. pero con lazos con un grupo más amplio. enfatiza que el eje de la identidad de emberá y wanana no es la cuenca de los grandes ríos. una vez obtuvieron la libertad. Los emberá. al menos para algunos de los habitantes prehispánicos.000 en el país. Cañete. la excavación de Reichel-Dolmatoff hace pensar que este modelo. hace algo menos de 20 años. según R.

Los cabildos son.189 2. Patricia. 1984). CUADRO No.203 2. Este proceso indujo a la conformación de cabildos como forma de autoridad y representación reconocida desde fuera.451 707 -411 258 288 -110 255 -16.000 y 10. 1992 Como es sabido.hasta de 5. el contacto con la sociedad nacional ha fomentado la constitución de caseríos.145 1. Habitantes con resguardo 1.682 1.451 573 1. organización social sin tradición entre los indígenas del Chocó.000 habitantes. sin embargo. adoptados como coyuntura positiva para reproducirse como sociedad y como cultura.11 DISTRIBUCION GENERAL DE LOS INDIGENAS POR MUNICIPIOS Municipios Quibdó Bajo Baudó Alto Baudó Bagadó Bojayá Juradó Riosucio Unguía Istmina Sipí Tadó Bahía Solano Nuquí San José del Palmar El Carmen Lloró Acandí TOTAL FUENTE: INCORA.266 . específicamente se refieren a grupos cunas a orillas del río Atrato (Vargas.11). Desde hace alrededor de 25 años se vienen constituyendo resguardos de indios para los tres grupos (ver Cuadro No. En forma simultánea. otorgados legalmente como unidades territoriales comunitarias. este tipo de organización se originó en estructuras coloniales españolas e implicó una relativa centralización de la autoridad. Pero quizás lo más importante. Los resguardos son territorios delimitados. Sería necesario investigar a través de la arqueología y documentos históricos las tecnologías y la organización social que permitió este tipo de poblamiento nucleado y sedentario.054 1.775 Habitantes sin resguardo 311 861 602 -172 30 641 172 562 85 ---147 401 373 81 4. Quibdó.

con motosierras. el grado de parasitismo es muy elevado. sin embargo. aunque inmediatamente después puede sembrarse plátano en el mismo sitio. 1987: 65. ubicadas en las zonas ribereñas. el maíz y la caña de azúcar. luego incorporaron el arroz y en las zonas cordilleranas la yuca y el fríjol y más recientemente el cacao y el café (Ibid:252). etc.. se hacen necesarias ciertas instituciones como la educación formal y los servicios de salud y se crean vínculos y dependencias nuevos. por una parte. Los ha afectado la tala de bosques y en mucho menor grado la minería. lo que contribuye a la desnutrición. primero se socola. la política de la organización indígena emberá y wanana. parece que la caza y la pesca no se llevan a cabo sino en determinadas épocas del año y se presenta deficiencia en proteína animal. Una siembra de plátano produce unos tres años y después se deja descansar la tierra. En los últimos años se han vinculado indígenas de los diferentes grupos a la tala de bosques a diferentes niveles. Pardo. Los productos que se llevan al mercado son pocos y su producto se destina a mercancías básicas tales como ropa. Al modificar éstos las pautas de asentamientos y pasar de vivienda dispersa a caseríos. detrás de ellos pasa un tractor que baja los árboles . 1987: 253). realizan máximo hasta tres cosechas y cambian de parcela. (Pardo. Complementan esta dieta con la recolección. se quita la vegetación menuda y luego se derriban los árboles. Así. la caza y la pesca. utilizan parcelas no mayores de un cuarto de hectárea por cultivo. Según el cultivo. El hacha. individuos indígenas trabajan por contrato para empresas madereras. Utilizan el sistema de tala y descomposición.. Por otra parte. Los grupos indígenas practican la agricultura itinerante. En principio la alimentación es suficiente y balanceada. pólvora. 1987: 254). es decir. donde el dueño del trabajo ofrece comida y bebida a un grupo (Zuluaga. que cobra fuerza frente a invasores. Entre wanana y emberá es frecuente que los trabajos se lleven a cabo a partir del intercambio de servicios mediante dos modalidades. Una parcela puede durar hasta siete años en descanso. especialmente entre los niños. y otros. La siembra de banano sí puede durar varios años y la caña de azúcar es prácticamente perenne. Mauricio Pardo comenta para los emberá que una parcela se usa una sola vez para maíz. Los cultivos más antiguos son el plátano. Esta nueva territorialidad se constituye en patrimonio precioso para la reproducción cultural. ha sido impulsar cabildos y asentamientos en caseríos. sal.es la delimitación precisa de un territorio. el de persona a persona o mano cambiada y el de la minga o convites. el machete y la azuela son las herramientas por excelencia.

Las formas de vinculación a la tala se han prestado para enfrentamientos intracomunitarios. Afortunadamente la mayoría conoce que el aprovechamiento de los bosques es beneficioso. Para curar utiliza la chicha y el pildé.). El jaibaná es algo más que un curandero u hombre de medicina. ingredientes que le ayudan a tener mejor contacto con los Jai y dentro del canto ritual le permiten interpretar la causa del mal y tener mayor fuerza de curación. la capacidad de curar va unida a la capacidad de enfermar. su papel no se reduce a prácticas rituales sino que se extiende a la filosofía general de la vida. cit. El Jaibaná sintetiza los puntos que relacionan el cosmos. la concepción antigua del Jaibaná es aquel que cura con el canto.hasta el río para que un remolcador los lleve hasta los aserríos (Cardona. e incluso para el abuso de algunos individuos sobre los recursos del bosque. el que cura a través de yerbas. organizarlos y manejarlos de forma ritual para que conserven su verdadera eficacia. de los precios. hechizar o hacer maleficio. personas muertas. Por lo general. El Jaibaná cumple un papel de primer orden en el proceso de adaptación hombrenaturaleza. En su cotidianidad no experimentan privilegios. Jaibaná y naturaleza El jaibaná es la figura de mayor prestigio entre los emberá. Pero además. Esta nueva concepción. un comerciante o intermediario contrata con toda la comunidad un determinado número de trozas o rastras de madera (Cardona. son engañados en estos negocios pues no tienen una idea clara de la competencia. La parafernalia y el altar son complejos y el Jaibaná debe elaborarlos. con símiles en los nele cuna y el benkun entre los wanana. Otra forma es la venta de trozas a los intermediarios o directamente a las empresas y los aserríos. pidiendo ayuda a los diferentes Jai o espíritus de todas las cosas que lo rodean: animales. 1987: 67). . aquel que busca la causa de la enfermedad a través del sueño y cura con el canto. del valor de su mano de obra y del mismo dinero. Otra forma de vinculación es de grupo. Según Vasco (1985). Tienen como modelo a otros pobladores quienes a través de ese medio obtienen dinero. tiene un total dominio de la naturaleza (Vasco. Por lo general los posibles compradores utilizan el sistema de endeude para adelantar pagos y a ninguno les interesa si la madera extraída está dentro o fuera de los límites de una concesión legal (Zuluaga y otros. Como especialistas de la vida espiritual. al bienestar individual y de la comunidad. Son famosos los especializados en mordedura de culebras. arco iris. objetos inanimados. etc. plantas. la naturaleza y los seres humanos. siempre y cuando se tengan amarrados los hilos de su proceso económico. 1985: 47 y siguientes). 1985). pero la persecución que han sufrido desde épocas coloniales ha hecho que estos personajes se hayan mimetizado como yerbateros. Conocen sus limitaciones y plantean estrategias que permitan controlar las concesiones y preservar las zonas de resguardo. es un complemento al verdadero sentido del Jaibaná.

en el sentido que incrementa la posibilidad de sobrevivencia individual o del grupo (Reichel-Dolmatoff. Cura la tierra y propicia así la buena agricultura. Territorio. quitándole los espíritus y la capacidad de tener alucinaciones. sin embargo. Puede robar a otros el poder. la parafernalia y la loza que se utiliza en los rituales. . Quizás lo más importante de este personaje es que concentra el conocimiento que tienen los indígenas sobre el entorno. Este complementa y ratifica la organización social de los indígenas donde el grupo familiar y la parentela es la base de la organización y el principio de la estrategia de segmentación. su legitimidad está dada mitológicamente.Por ello el Jaibaná es capaz de manejar un sinnúmero de situaciones. No es claro cómo se escogen. dar límites precisos a estos territorios. predice el futuro y conoce las cosas ocultas por medio del sueño. El jefe es el dueño de la casa. La esencia es la causa y explicación de cada hecho y faceta fundamental de lo real (Vasco. Algunas parejas nuevas pueden buscar otros territorios pero tratan de hacerlo cerca de sus padres. La parentela es una familia ampliada. parentela y organización política. 1987: 256). Tiene poder y comunicación directa sobre los animales de caza y pesca. que da cuenta de la conducta adaptativa como diría Reichel-Dolmatoff. 1985: 52). Domestica el territorio o humaniza el espacio para hacerlo territorio. en la misma microcuenca. fiestas y otros eventos comunes. Cada grupo familiar tiene o desea tener un Jaibaná para que cure al grupo. Se legitima por ser la cabeza de referencia en la descendencia. en ello reside la razón de su eficacia (Pardo. goza de gran respeto y es la base estructural de la autoridad. son tres elementos interrelacionados estrechamente en la organización social emberá. 1977: 7). se reconocen hasta cuatro grados de consanguinidad tanto por línea materna como paterna. No se puede. Por tanto el jaibaná es quien sintetiza el sentido de la vida. 1989: 254). hoy en día. El debe buscar la esencia y accede a ella mientras que los demás viven el mundo de la experiencia empírica. y según Mauricio Pardo. El jaibaná es hombre de este mundo y hombre del mundo de abajo. Tiene un conocimiento extenso de plantas curativas que a su vez utiliza. Los jaibaná pueden ser hombres o mujeres y en los mitos antiguos están asociados a la mujer. El servicio del jaibaná se paga y se compran los bancos. que es su territorio. Cada vivienda es ocupada por una familia que atraviesa algún momento del ciclo de existencia de la familia extensa: una pareja construye una casa y con el tiempo los hijos e hijas mayores se unen en matrimonio y siguen residiendo allí con los hijos que van naciendo hasta que la casa se hace estrecha y alguna de las jóvenes parejas decide construir una nueva para reiniciar el ciclo (Pardo. Hoy en día es trabajo especialmente masculino. la esencia. Participan en actividades laborales. los nuevos jaibaná pero éstos deben empezar como aprendices y como mínimo deben tener cuatro maestros. insectos y plagas y animales peligrosos para el hombre como las culebras. Es conocimiento estructurado.

una gran movilidad territorial. los emberá van a Panamá. Las guerras que suscitaron obligaron a una estrategia basada. Valle del Cauca y al interior del mismo departamento y la cuenca. . la defensa del territorio bajo la forma de resguardos. Como se dijo. tiende a favorecer la nucleación en vez de la segmentación. Antioquia. en forma similar a lo acostumbrado en el suroccidente colombiano. como ya se dijo. Tienden ahora a fundar caseríos. Dice Pardo que algunos documentos mencionan que los chocó se organizaban en Provincias y éstas se dividían en parcialidades lideradas por caciques guerreros que se unían coyunturalmente para pelear contra un enemigo común (Ibid: 257). En total hay 18 zonas y se estiman en 204 las comunidades en el departamento. pese al drástico descenso demográfico. como ya es explícito en la legislación. bajo Atrato. como Zuluaga y otros comentan refiriéndose a los wanana. Pero hay que considerar. En la actualidad. Risaralda. por lo demás. en la dispersión. cada uno con un cabildo cuyo jefe es denominado gobernador. L.Se reconoce la utilización individual de las parcelas pero la norma implícita es defender determinado territorio y evitar que se establezcan extraños a las parentelas que habitan la microcuenca. G. El sistema sociopolítico es flexible y permite. que la característica básica de la organización socio-política de los indígenas de esta región es la segmentación (Vasco. Vasco opina. Los cabildos se unen a nivel subregional en cabildos mayores siguiendo las cuencas de los ríos principales: medio San Juan. bajo San Juan. Según documentos coloniales existió al parecer una autoridad central en las unidades sociales pequeñas y uniones socio-políticas mayores. lo que implicará en el futuro cambios en la organización socio-política. sin embargo.. efectos sobre la protección de determinadas áreas como reservas de recursos naturales y del subsuelo. Esta organización política fue rota por el contacto con los españoles. Las migraciones son frecuentes entre los indígenas chocoanos. que tal vez les permitió a todos los grupos. que los indígenas tienen una gran conciencia sobre el momento histórico en que viven y desarrollan una gran capacidad para asumir cambios (Zuluaga y otros. coyunturales. etc. entre otras cosas. la mayoría de la población cuna emigró a Panamá y se los conoce como habilidosos navegantes. La creación de los resguardos tiene. la supervivencia. En la adopción de los cabildos como forma política de organización se reconoce la influencia de los movimientos indígenas del país conformados desde los años setenta con clara preponderancia de las formas organizativas del suroccidente del país. En cada resguardo habitan varias comunidades compuestas por dos o más parentelas asentadas sobre quebradas. y las presiones de las instituciones oficiales que los han adoptado como patrón deseable. Córdoba. Desde hace pocos años los miembros del cabildo son elegidos al comienzo de cada año y se posesionan ante el alcalde del municipio donde está el caserío. 1985). 1987).

decidieron pedir ayuda para fundar una casa estudiantil. En 1977 se llevó a cabo el primer Congreso Indígena Regional. Decidieron partir para Quibdó pero como no tenían recursos para seguir estudiando. por cuanto contradice una vivencia de muchos años. cuyo conocimiento tienen los jaibaná. Ya en 1980 habían asistido a Lomas de Hilarco. Este proceso de conformación de organización nucleada regionalmente no ha sido fácil. Aducen que el cabildo les asigna trabajos comunales contra su voluntad y consideran que les toma demasiado tiempo y pierden autonomía en sus trabajos individuales. por parte de la policía. con ocasión del segundo congreso regional. los emberá y wanana se debían entender entre sí en español. que se constituyó legalmente en 1979. en el que los primeros años escolares afianzan lo propio y toman conocimientos externos. El primero de ellos es elevar el nivel organizativo de las comunidades a través de cabildos y la constitución de resguardos y el segundo. entre un grupo wanana. educación y producción. con espíritu pragmático y sentido de cambio. que trata de llevar un programa de educación bilingüe a largo plazo. Su objetivo es una combinación entre etnoeducación y escuela nueva. En 1982. ONIC. chismes y envidias entre familias. con el objeto de apoyar a indígenas en sus estudios. en el Tolima. quien los obligaba a trabajar en fincas del Vicariato. Sin embargo. quienes por tradición manejan un consejo comunitario deliberante. Los dirigentes indígenas cuentan que el origen de la OREWA fue un grupo de estudiantes indígenas del internado del Vicariato Apostólico en Istmina. estimularon la creación de otras en el país. Todavía no . mejorar el nivel de vida a través de acciones en salud. la mayoría. quienes habían padecido el desalojo. Se proponen recuperar los conocimientos tradicionales. Pronto consiguieron personería jurídica y constituyeron una junta directiva. Algunas de ellas. Posteriormente surgieron organizaciones indígenas como la OREWA. Es de anotar que la creación de organizaciones indígenas reivindicativas venía ocurriendo en distintas zonas desde inicios de los años setenta.El primer cabildo se formó hace casi 20 años en La Lerma (río San Juan). desarrolla programas en todas las comunidades. Algunos aluden a disputas. estuvieron presentes 73 comunidades del Chocó y 753 indígenas representantes de otras organizaciones del país. Organización Regional Emberá-Wanana. Allí. La OREWA misma ha desarrollado un programa llamado Experiencia Educativa. se puede estimar que la gran mayoría reconoce en mayor o menor medida sus cabildos. La organización dejó entonces de tener carácter estudiantil y se convirtió en una organización de vocería de los intereses de los indígenas del Chocó. de terrenos que reclamaban. La OREWA en este momento y según palabras de su Junta Directiva. comenzaron por criticar los reglamentos y el maltrato del Vicario. Allí nació una coordinación nacional indígena que poco después desembocó en la Organización Nacional Indígena de Colombia. Sin embargo. CRIT. Por su parte los cuna. entraron a formar parte de la ONIC y la presiden en la actualidad. convocados por el Consejo Regional Indígena del Tolima. observa los beneficios que les reporta. especialmente las del Cauca. por ejemplo la botánica.

en la relación con la naturaleza. E. 1980: 7). animales y hombres se unen en múltiples interrelaciones a través de relatos míticos que dan una perspectiva temporal. para quienes éste es un conocimiento sagrado. concluyen que: el sistema de creencias indígenas dentro del cual incluimos sus conocimientos botánicos y sus modelos de acción. Es preciso enfatizar las funciones del shamán. entre los diferentes grupos indígenas.están resueltas las diferencias con los jaibaná. como se llega al conocimiento del significado. Dentro de la concepción de ambiente se encuentra el hombre mismo. a través de conceptos de enfermedad y muerte. Es una naturaleza plena de significados. Y es que el conocimiento mítico no existe separado de las prácticas cotidianas y es a través de la práctica rutinaria misma. sino control a partir de reglas sobre lo permitido y lo prohibido. como dice Isacsson (1994). IV LOS PROCESOS ECONOMICOS PRINCIPALES . no se encuentran tan sólo descripciones y conocimientos sobre la naturaleza. Este conjunto estructurado es el eje alrededor del cual se entiende la explotación económica. Edgardo Cayón y Silvio Aristizábal. las tradiciones e innumerables espíritus. Así. el especialista de la vida espiritual. constituyen sobre todo respuestas de tipo adaptativo (y por tanto con valor de sobrevivencia) a la interacción hombrenaturaleza-cultura a través de procesos históricos durante los cuales ella transforma el sistema y es transformada por él (Cayón. Plantas. es la confluencia cultural de múltiples elementos animados e inanimados. por ejemplo. especializado y ritualizado. de especial importancia es su papel frente a la llamada humanización del espacio para hacerlo territorio. las estrategias adaptativas. Se constituyen en modelos de adaptación (Reichel-Dolmatoff. no se limitan a observarlos. La relación con el ambiente implica entonces no sólo conocimientos. La acumulación de los conocimientos indígenas en los distintos planos de la naturaleza es vasta y compleja. es un todo interrelacionado. la conservación del medio ambiente. Respecto a la relación con el ambiente natural. la concepción de vida y muerte. éste no es para los indígenas únicamente el medio que les proporciona lo necesario para la sobrevivencia. sino la naturaleza insertada en la cultura a través de los mitos. del conocimiento de la práctica. un sistema de castigos y consecuencias de las trasgresiones. 1990). al investigar sobre los emberá-chamí de Risaralda. sobre los animales. los animales enseñan a los hombres a usar ciertos recursos. tratada ritualmente. y Aristizábal. que debe guardar interdependencia con la naturaleza y buscar su justo equilibrio.

se vuelve más notable la dependencia que tiene la población del sector público. el Bajo Baudó y Nuquí tienen mayor interrelación con Buenaventura. alrededor de algunos productos con destino extradepartamental y débiles lazos entre sí. como fuente de empleo más estable" (CIDER-SW 1991: 29). Acandí. . Debido a la debilidad de "la economía departamental. No es tampoco un secreto la existencia de corrupción en el manejo de los dineros públicos y la ardua y constante lucha por el control institucional por parte de los distintos sectores políticos locales. sobre todo viales. Las actividades relacionadas con la explotación de recursos naturales renovables y no renovables. Los mercados se fragmentan en una serie de circuitos relativamente aislados. El Carmen de Atrato con Medellín. pues buena parte de los recursos departamentales los absorbe la nómina oficial. Ciertas características del departamento. tanto por la ineficiente integración física intrarregional. La producción agrícola y pecuaria Si bien existe poca información actualizada. En resumen. la explotación de madera y en algunas zonas la ganadería. Así por ejemplo. tales como la precariedad de las vías de acceso y la inexistencia de un mercado interno regional. ya que se estima que casi el 60% del territorio en explotación se dedica a las actividades de minería y explotación forestal. como cierto tipo de maderas. Esta característica refuerza la debilidad de infraestructura económica.EN LA ECONOMIA chocoana predominan los procesos productivos primarios. El Chocó es entonces un generador de riquezas hacia otras zonas del país y aún del exterior. la pesca. la información disponible plantea que el área total dedicada a las actividades agropecuarias es reducida. Los altos costos de inversión. inciden en los procesos económicos. la agricultura. El Chocó asume así la forma de subregiones articuladas a otros polos de desarrollo.El comercio es ahora una actividad concentrada en agentes de origen no chocoano. la carencia de servicios básicos. orientados alrededor de las cabeceras urbanas. la minería de oro y platino. Esto ha convertido al departamento en importador de la mayoría de los bienes de consumo y aún de bienes procesados que de allí se extraen. San José del Palmar con el Valle del Cauca. pues los recursos que se explotan se transforman y se convierten en mercancías fuera. puede ser más importante el vínculo económico hacia fuera que hacia dentro del departamento. carecen de una estructura de transformación de bienes que permita canalizar los excedentes generados de las actividades de explotación minera o maderera para reinvertirlos en la región. Riosucio y Unguía con el Urabá antioqueño. como por la mayor influencia de otras regiones sobre ciertos sectores del departamento. quienes remplazaron a los comerciantes que vivieron el auge minero con el establecimiento de la Chocó Pacífico en 1920. son algunas de las trabas que impiden la creación de industrias capaces de ofrecer empleo y beneficio a la población departamental y servir como punto de expansión de las actividades tradicionales.

Le siguen la yuca. la guagua. los colonos iniciales fueron reemplazados por grandes ganaderos. Las zonas más ganaderas son los municipios de influencia colonizadora. cabe destacar a los municipios de Istmina y Tadó como centros subregionales. el arroz secano y la caña panelera. Es indudable que el producto con mayor circulación dentro del departamento es el plátano. como la importancia que tiene la actividad agrícola en la zona del Urabá chocoano. como ya se ha dicho. como Acandí. por lo general propietarios ausentistas. Los municipios de Riosucio. en vez de abastecer mercados internos. Aunque no hay datos precisos para estos dos municipios. El Carmen de Atrato y San José del Palmar. con limitadas condiciones técnicas. Aunque Quibdó es el centro comercial más importante del departamento. el maíz y el banano. Unguía. Acandí. el venado. Durante años los indígenas y la población negra utilizaron la caza tradicional para el consumo familiar. el perico. Desde entonces la frontera agrícola se ha expandido especialmente al norte y nororiente. La ganadería en el departamento se limita básicamente a satisfacer el consumo local. le sigue el arroz que se produce en el medio Atrato y especialmente en el alto y bajo Baudó. Ello refleja tanto las limitaciones de la conexión vial. La ganadería se ubica básicamente en la región del Urabá chocoano y en el sur-oriente del departamento. En el Urabá. el saíno. los municipios de Alto Baudó. En contraste. Desde el punto de vista del volumen de la produccción. Quibdó sirve como centro de acopio y exportación de productos agrícolas hacia fuera del departamento y hacia otros municipios de la región. los pastos rodean los resguardos indígenas y desplazaron a los campesinos negros. el arroz. alimento básico en la dieta diaria y a la vez es el que más se exporta. se considera que El Carmen comercia básicamente con Bolívar (Antioquia) y Quibdó y San José del Palmar con Cartago (Valle). Este papel está dado tanto por ser puerto fluvial. Quibdó-Tadó-Pereira. la caña. En San José del Palmar y El Carmen de Atrato tienen relativa importancia las hortalizas y el café. Otros productos menores son frutales como el borojó y el chontaduro. especialmente con San José del Palmar. Riosucio. Istmina y Bojayá tienen mayores niveles de comercio con otros municipios del Chocó. pero aún predominan la minería y la explotación forestal. Unguía y San José del Palmar muestran una tendencia mayor a la exportación. Los productos agrícolas principales son el plátano. hoy agotados en las selvas .El Departamento Nacional de Planeación calculaba que hace diez años cerca del 42% de la tierra se dedicaba a la agricultura. como por su conexión con las principales vías terrestres del departamento: Quibdó-Medellín. Por superficie sembrada el maíz tradicional es el producto más importante. Quibdó-Istmina-Condoto. el plátano ocupa el primer lugar. San José no tiene ninguna vía que lo conecte con el resto del departamento.

unos individuales. Esta comisión. por su posición geográfica y su biodiversidad en el ecosistema. bien para los indígenas. que el desarrollo agropecuario del Chocó. bien con destino a nuevas zonas de colonización (Urabá chocoano especialmente y alrededores de poblados costeros). Los campesinos negros presenciaron la conformación de nuevos derechos. llevaron al ecocidio faunístico de especies propias y la dependencia de la ganadería. ACIA (1) y OBAPO (2) . La explotación intensiva. tiene tanto en sus ríos como en las costas. algunos políticos y expertos en el tema. otros colectivos. Está vigente la pregunta sobre cómo puede llegarse a un nuevo balance dados los cambios en las formas de apropiación territorial. la introducción de nuevas tecnologías y la falta de políticas sobre manejo y conservación de estos recursos. Es claro. y otros activistas negros. Desde el punto de vista jurídico. Nuevas comisiones deberán dar forma a los derechos territoriales y a las garantías de respeto étnico cultural y el acceso a mecanismos de fomento social y económico. la ley 70 de 1993. Algunas organizaciones populares. un enorme recurso pesquero. bajo la forma de resguardos o reservas especiales. después de un arduo trabajo. propuso la ley que reglamentó el artículo transitorio. intentaron que la Asamblea Nacional Constituyente de 1991 considerara la necesidad de reglamentar los derechos territoriales de los campesinos negros y los tomaran como grupo étnico cultural.chocoanas. por su biodiversidad y por la fragilidad del suelo. delegados de las comunidades negras del Pacífico. con participación de entidades del gobierno. Después de numerosas discusiones obtuvieron el artículo transitorio 55. lo cual implica limitaciones para su titulación. sin embargo. El artículo consideró la necesidad de reglamentar dichos derechos para los habitantes rurales ribereños de los ríos de la cuenca del Pacífico. . Este hecho fue manejado mediante canales tradicionales de reconocimiento y legitimación de la apropiación y de la propiedad territorial entre las familias negras y entre los indígenas y no estuvo exento de conflictos y roces. Paulatinamente se presentaron presiones para levantar áreas de reserva. en los modelos de explotación agrícola y frente al uso no destructivo de la biodiversidad. proveían de proteína animal a las familias asentadas en el sector rural. la mayor parte de las tierras cultivadas están cubiertas por la reserva forestal del Pacífico. para ello se creó una Comisión Especial. El Chocó no tiene definitivamente una vocación agropecuaria y la expansión de esta frontera va en detrimento del equilibrio ecológico y fundamentalmente de las culturas rurales afro y amerindias. en los equilibrios interétnicos de distribución territorial. que modificaron los acuerdos de la tradición y no los tomaban en cuenta. comercialización y procesamiento de productos marinos. El litoral Pacífico chocoano es la zona de gran potencialidad para la captura. especialmente en áreas colindantes. debe estar supeditado a determinadas áreas. La pesca artesanal El Chocó.

en unos pocos sitios existen cuartos fríos y cavas de hielo donde se almacena el pescado para comercializar. . Cada uno tiene sus técnicas y objetivos propios. pues carece de los recursos financieros y tecnológicos que se lo permitan. tiene una extensión aproximada de 650 kilómetros sobre el mar y se divide en dos partes: la parte sur. En general. Dice Takahisa que "La mayoría de los pescadores se dedican a sus actividades de pesca en lugares cercanos al pueblo. Los buques arrastraderos de la pesca comercial hacen su faena en alta mar y a veces cerca de la costa. La introducción de materiales pesqueros como el nylon o el paño de red. si bien están difundidos. y realizan su actividad mientras se encuentran hospedados en pueblos cercanos al sitio de pesca. Por ello y por la falta de recursos tecnológicos para la conservación y manejo del pescado y demás productos marinos. La capacidad de las embarcaciones utilizadas está haciendo muy limitados los sitios para las faenas destinadas a la captura de los peces bentónicos" (Takahisa. Los aparejos y métodos de pesca se clasifican en tres categorías: pesca con anzuelo. El esfuerzo pesquero está concentrado en los peces bentónicos de carne blanca. elevando los costos del transporte y de la actividad. Una parte de ellos salen a pescar lejos. Para la conservación del producto utilizan la técnica del secado al sol y el ahumado. 1992: 15-17). desde el límite con el departamento del Valle hasta el Cabo Corrientes y la parte norte. Los aparejos utilizados son también en pequeña escala" (Ibid: 10). el fondo marino presenta un declive abrupto y la montaña se aproxima a la orilla del mar. pesca con red y pesca con otros instrumentos. según Takahisa: "la forma de pesca es principalmente individual. la actividad pesquera es de consumo familiar y los excedentes son para la comercialización local y eventualmente se llevan a Buenaventura y Quibdó. según Takahisa Mituhasi. A lo largo de la zona costera del Pacífico chocoano hay unas sesenta comunidades con aproximadamente 900 pescadores profesionales de pequeña escala. existen muy pocos grupos y asociaciones de pescadores. 1992). botan al mar los peces no aprovechados y causan el agotamiento de recursos pesqueros en la zona. Dicha tendencia hace que los pescadores en la actualidad se alejen más y más de las comunidades para realizar su faena. son caros para los pescadores artesanales. la plataforma continental es estrecha y los pueblos están asentados en las bocas del río y de los esteros. En la parte norte. en grupo. La comercialización se realiza por vía aérea hacia Bahía Solano y Nuquí o por el mar hacia Buenaventura. las comunidades se asientan principalmente en las playas (Takahisa. el proceso de conservación es un cuello de botella para el pescador artesanal que no puede utilizar la técnica de congelación del producto fresco.La Costa Pacífica chocoana. La parte sur se caracteriza por la selva del mangle y los esteros. desde éste hasta la frontera con Panamá.

barbudo. a dos ejemplares de sábalo se les realizó un análisis y se encontraron concentraciones alarmantes de mercurio en el tejido muscular y en el visceral (entre 1. por el incremento de los niveles de sólidos en el agua. es la introducción del tucunare (cichla ocellaris). el dragado y la separación de mercurios.En general. utilizan las viejas técnicas de salado. El uso del mercurio en la actividad minera constituye otro efecto negativo para la fauna acuática. bagre. y el de los camarones. los intermediarios son quienes se encargan de la comercialización del pescado. El río Baudó también tiene recursos pesqueros considerables. La hoya del río Atrato en la parte media y baja es la más rica y abundante en especies tales como bocachico. ahumado y secado al sol y buena parte de la producción se consume localmente. El SER resalta el impacto sobre la ictiofauna pues en "las comunidades de organismos acuáticos se destruyen los nichos donde estas comunidades se asientan.4 Mg/kg). Para el río San Juan es interesante resaltar los estudios que indican que el río no tiene los nutrientes necesarios para albergar una abundante fauna acuática que sirva de alimento a los peces del sistema hídrico. Según el estudio ya mencionado. 1991). las concentraciones de mercurio en los peces son altamente preocupantes. sabaletas. El estudio del Instituto SER sobre impacto de la minería plantea que "las acciones desarrolladas por la minería industrial que producen impactos adversos de magnitud alta y de alta importancia en la actividad pesquera en el San Juan son las disposiciones de lodos. la producción de enlatados (Nuquí) y precocidos con destino al interior. sobre todo el de carne blanca. Los precios de compra son muy bajos. como consecuencia de la actividad minera. En varias comunidades se produce pescado seco salado y ahumado para autoconsumo o la venta en los mercados locales. son alejados de las zonas de actividad de esta minería. Los vertimientos y la disposición de aceites de la minería semiindustrial afectan la fauna acuática" (Ibid: 113). Las comunidades asentadas en los ríos Atrato y Baudó y en el San Juan. combustible. . Los pescados salados y ahumados son parte de las comidas típicas. aún débilmente. hielo y medios de subsistencia. por ejemplo. pez carnívoro de la cuenca amazónica traído hace aproximadamente 20 años. Desde hace algunos años se intenta. Los peces. este pez pudo depredar a las especies del río San Juan.4 y 2. Es probable que la alta concentración de sólidos en suspensión. con variedad de preparaciones locales. así como por la escasez de alimentos. sea un factor que aleje los peces de la zona. tanto para el norte como para el sur. Otro factor que puede afectar la abundancia de la ictiofauna. dentón. muchas de ellas endémicas (SER. Los intermediarios suelen hacer el negocio al fiado con los pescadores artesanales y les proporcionan facilidad para los aparejos de pesca. ocasionando una disminución de la oferta alimentaria a los pobladores del lugar" (Ibid). sábalo.

anime. 1990: 41). En los ríos Atrato. lo que revela la enorme magnitud de este impacto adverso en la fauna acuática del río San Juan" (Ibid: 12). En el centro.. la asociación pancanal (3) . Acandí y Unguía). la asociación manglar y nato. pero no se aprovecha la diversidad existente. 1988). Deforestación y otras actividades forestales Ya se destacó cómo el territorio chocoano contiene la proporción más elevada de endemismo específico de todo el continente (Gentry. cedro. la asociación catival. roble y ceiba toluá. discusiones que han recorrido las instituciones regionales y nacionales y dividen en ocasiones a las propias comunidades en bloques antagónicos. caoba. aumentan el empobrecimiento de las comunidades rurales (ver DIAR. el pino. aserrín. La explotación de maderas se concentra en el Urabá (Riosucio. la que comprende las especies de cedro.5 Mg/kg. los intereses que giran sobre la explotación maderera son fuertes y numerosos y se enraizan localmente. las escasas oportunidades de ingresos adicionales a la agricultura inducen a los campesinos a participar en las talas para las grandes compañías madereras. nuánamo y la del abarco. Baudó y afluentes como el Capá. el uso del taco de dinamita tiene un impacto adverso sobre la fauna acuática. estos mismos bosques han sido subutilizados por cuanto se explotan sólo las especies que tienen interés como madera. Igualmente. En un proceso que se refuerza internamente. lo que indica que los peces vienen recibiendo este contaminante en dosis pequeñas. el límite permitido de mercurio en tejido de peces es de 0. . pérdida de nacimientos de agua y desaparición de fauna y flora. dado el tamaño de los ejemplares analizados. sande. en el bajo San Juan (Istmina) y en el litoral Pacífico. La sobre-explotación de los bosques trae consigo el desequilibrio del ecosistema: erosión.En legislaciones de "países como E. Si bien se ha ampliado la conciencia general sobre la importancia de modificar las formas rapaces de aprovechamiento. Sobresalen como especies de madera. 1987:40 y DNP. Sin embargo. Numerosas discusiones han surgido en los últimos años sobre los permisos de aprovechamiento forestal. típicas del norte chocoano. caimo. sufre hoy día. en la zona del Atrato medio (Bojayá y Quibdó). quino. por otra parte. o a formar sus pequeños aserríos. inciden enormente en el deterioro de la fauna acuática. la tala intensiva e indiscriminada de los bosques. abarco. la asociación entre sande. U. Andágueda y Tumutumbudó. guasco. pero en un tiempo largo. Pero. tanjeras. y Suecia. carrá. Pero el empobrecimiento del bosque y del ecosistema. el barbasco y los fungicidas utilizados para el tratamiento de las maderas. El mercurio analizado se encuentra acumulado en los tejidos.

látex. áreas.01 Porcentaje ( % ) 74.88 274.74 12.59 4.57 5. el catival es importante para mantener estable el cauce de los ríos y regular los nutrientes y frutos de las aguas que contribuyen al soporte de comunidades animales acuáticas (Durán y otros.00 FUENTE: CODECHOCO. Las deficiencias son ampliamente conocidas.303.56 3.14 100. por la sobreposición de permisos de explotación con los resguardos indígenas y territorios de otros pobladores locales. especies y sitios de explotación. Es necesario estudiar la gama de posibilidades económicas de los productos menores (resinas. especialmente en la delimitación de áreas y especies.60 11. CUADRO Nº 12 VOLUMEN DE MADERA MOVILIZADO POR ESPECIES. Por ello es de la mayor importancia incorporar las comunidades en la toma de decisiones y en la vigilancia del cumplimiento de las condiciones de extracción para evitar que se exploten especies no autorizadas y mayores volúmenes de los permitidos. 1992.488. etc.488. ver Cuadro Nº 12). el empleo de tecnologías tradicionales eficientes . Si analizamos los volúmenes por especie movilizados en 1990-91 encontramos que el cativo (204. son ejemplos de lo anterior. Esto contribuye a la progresiva pauperización de las culturas chocoanas y hace urgente establecer proyectos alternativos de reposición natural. aceites. Los mayores volúmenes de madera movilizados en 1990 y 1991.). 3 y 4 se describen los permisos otorgados en esos años. Como ya se dijo.35 7.327. 1989.Los problemas se inician con el otorgamiento y continúan con el control y la vigilancia sobre volúmenes. la tala del bosque ha ocasionado ya irreparables daños ecológicos. En las regiones donde predomina el fenómeno de colonización (Urabá chocoano y zona de influencia de la carretera al océano Pacífico).62 m3 en 1991) representa el 74.293. En los Anexos Nos.57% de las especies movilizadas.73 15. Apenas se inicia el conocimiento del papel del bosque en las comunidades rurales y su formas de uso.578.78 m3 para 1990 y 110. Ciertas zonas de Juradó.940.81 10. gomas.343.573. En estos años se han presentado conflictos. 1992 Especies cativo cedro chanú abarco güino otras TOTAL Volumen ( m3 ) 204. 1. alto Andágueda y Tanela o Riosucio. A raíz de las discusiones promovidas en 1992 y 1993 por los delegados comunitarios de la Comisión Especial de Comunidades Negras sobre el permiso de explotación denominado Balsa II (Atrato medio). Los permisos adolecen de una delimitación precisa y se otorgan principalmente a grandes compañías madereras. 2.76 4.20 10. División de Recursos Naturales. provinieron de Riosucio. se evidenció una vez más la precariedad en la toma de decisiones para el otorgamiento de los permisos.

Los permisos pequeños. mates.en su explotación y el papel de la familia como unidad básica de producción. en el verano. 6. manejo y conservación ambiental que aprovechen de manera no destructiva los recursos es también evidente. La técnica de zambulleo. a través del llamado barequeo.. Las técnicas del barequeo. en minería artesanal. se utiliza más en esta época. La actividad minera varía según las condiciones estacionales y las de la mina misma. En el Chocó la actividad minera se puede clasificar. ocasionalmente. aunque incorporan también. T. 1989). en las épocas con mayor caudal (mayo. La explotación del oro aluvial se realizaba y aún se practica marginalmente. La población afrochocoana ha utilizado como instrumentos tradicionales bateas. Cada cuadrilla tiene un jefe y básicamente están conformadas por familiares. febrero) se modifica el acceso a las minas. Todavía no prosperan los proyectos de conservación y manejo sostenido del recurso bosque en interacción con los modelos culturales existentes. la explotación se ajusta al caudal de las fuentes. manejo y conservación del ambiente. en especial en Istmina. barretones. según el tipo de mina. 8 y 9). la manga y el zambullidero. como al comienzo se señaló. su marca como zona de frontera. canaletes. Impregna la vida social regional. denominados persistentes de explotación forestal. según la técnica de explotación. plena de múltiples significados culturales. Cuando no se puede practicar la minería. 7. noviembre) se buscan nuevas minas o se detiene la actividad. La ausencia de proyectos de uso. enero. . corresponden a la clase D (200 m3 de madera en bruto). (diciembre. La minería. Se trabaja cada yacimiento a lo largo de ríos y quebradas con técnicas apropiadas a sus características. son el hoyadero. en la denominación local. compadres o amigos. La minería artesanal se practica por grupos de 10 a 12 personas denominados cuadrillas. los hombres aprovechan para trabajar en las distintas parcelas (ver Torres. presencia renovada La minería ha sido el hilo histórico de unión del Chocó con el país y el exterior. semiindustrial y minería industrial (ver Anexos Nos. En el curso del año. almocafres. La presión hacia la explotación rápida de maderas y la falta de una estructura institucional eficiente que permita enfrentar la destrucción de los bosques. Las principales zonas mineras se encuentran en la cuenca del río San Juan. por ejemplo. Los precarios recaudos por aprovechamiento forestal reflejan la falta de eficiencia estatal (ver Anexo Nº 5). Condoto y Tadó. hacen temer que en corto tiempo el Chocó habrá perdido buena parte de su cubierta vegetal. lo que obliga a la suspensión de actividades. inciden también de manera adversa en la degradación del ambiente por su concentración en los ríos y quebradas.

También pueden conformar una compañía con tres tipos de participantes: el dueño de la mina. se introdujeron hace unos años los motores estacionarios de gasolina (entre 9 y 15 H. El dueño de la motobomba quien suele ser el jefe del grupo. pues no operan con licencia. El Bagre y Machuca. pero la minería es el eje social y cultural de la mayoría de la población negra. campamento y combustible. con mayor concentración en Lloró. Quienes tienen un derecho sobre una mina pueden ceder a otros su usufructo y reciben por ello utilidades preestablecidas. que se aplica a una pena (4) . una vez que la mina entra . que dedicaron a la maquinaria. Bebará.P. pero que al parecer no es tan importante en el Chocó como en otras regiones. El empleo de motobombas y draguetas eleva los ingresos de los asociados y modifica la organización minera artesanal en varios sentidos. También se presentan disputas y enfrentamientos sobre los derechos de explotación de ciertas minas. que equivale a un porcentaje de las ganancias. nos dictan qué hacer y qué no hacer todo momento". hasta 5 y 6 mts. este recibe un puesto dentro del negocio. se tienden a convertir en actividad permanente y toman características de pequeña empresa. Los costos de una motobomba (alrededor de un millón de pesos) y el capital de trabajo necesario para comestibles. recibe otro porcentaje y los otros socios. Andágueda y los ríos Zuruco e Iró. Desde mediados de los años 80 se han extendido las motobombas y draguetas. Algunos dirigentes plantearon que "en los núcleos familiares que pertenecen a un tronco compuesto por cinco.). Los comerciantes que fían los equipos o los víveres. "La minería y su producto final. En la mayoría de los casos. pero se encuentran en toda el área minera del San Juan. el material pasa a un canalón. los asociados por utilidades y los obreros. llevan a la búsqueda de apoyo financiero. Condoto. de allí muchos volvieron con ahorros. suelen comprar parte del producto formando una cadena de dependencias característica de las zonas mineras. la minería artesanal se complementa con la agricultura. Su utilización fue aprendida de las zonas mineras de Antioquia. compuestas al menos por tres mineros y un maquinista. en especial en Nechí. el oro. Como innovaciones tecnológicas de la minería artesanal. uno menor. Bebaramá. Algunos comerciantes financian entonces las compañías. de profundidad. refiriéndose a Neguá. dice Tomás Torres (Ibid: 30). la pesca y la caza. Zaragoza. las motobombas y las draguetas. siete o hasta quince familias. Las motobombas pueden emplearse también dentro del río donde se trabaja con buzos. quienes trabajan por jornal.Las redes de los troncos familiares determinan los derechos sobre los terrenos y cauces mineros y sobre el reparto de las utilidades. donde se clasifica. Las compañías son casi exclusivamente masculinas. Para el trabajo con motobombas se realiza un acuerdo con quien tiene el derecho sobre el terreno. su número es difícil de precisar. Los pequeños motores impulsan la succión de agua. donde emigraron mineros negros por algunos años.

ríos y zona selvática. con la afluencia de empresarios de la zona minera antioqueña. lo que implica inversiones altas. corre. Numerosas creencias sobre el oro alimentan prácticas rituales. El minero recela y desconfía. canalones. Por su parte. El oro. principalmente llevado a cabo por mujeres. contribuye al deterioro de la fauna acuática por el efecto de desechos y el uso del mercurio y deja hoyos en las áreas intervenidas. Esta minería inició su auge alrededor de 1985. que siguen paso a paso el trabajo de las máquinas. es necesario compartir las bonanzas con la parentela (5) . pues ya no se tiene la misma estructura organizativa para la explotación. volquetas. que se convierten en zoocriaderos de mosquitos y zancudos (ver Anexo Nº 6). Se entiende por minería semiindustrial la realizada por empresarios con equipos de retroexcavadoras y motores estacionarios de 80 H. Debe protegerse continuamente de otros. el oro extraído se vende y . Es preciso dar ganancias a los familiares que tienen derechos sobre el terreno y en general.P.en producción comienzan los problemas. Tadó: 13 retroexcavadoras. mujeres. camina. La explotación con motobombas y draguetas causa impactos adversos en quebradas. se ha reubicado alrededor del trabajo minero semiindustrial. Cada retroexcavadora tiene un costo entre 150 y 200 millones de pesos y el motor alrededor de 20 millones de pesos. dicen. se vuelve agua". algunas secretas. el oro huye. niños y algunos hombres. está vivo. El número de retroexcavadoras en el San Juan. Si la persona "es ambiciosa y tiene ansia. Genera excedentes apreciables para los propietarios. el barequeo. Como equipo de apoyo usan clasificadoras del material. típicas de la minería semiindustrial. para 1992 era aproximadamente la siguiente: Condoto: 45 retroexcavadoras. atraídos por el precio del oro y la tranquilidad de la región. Si no reparte las ganancias de la mina con sus parientes. Los pozos abiertos por las retroexcavadoras son trabajados por enjambres de barequeros. en su gran mayoría paisas y cambios importantes en las estructuras socioculturales de la población nativa y en el ambiente natural. Istmina: 10 retroexcavadoras. de potencia. Adicionalmente. Los impuestos que se han logrado recaudar en los diferentes municipios no se compadecen con el deterioro ambiental que producen. Ya no están ligadas a la posesión familiar sobre una determinada extensión de tierra para los diferentes ramajes".

Hasta el presente no se ha logrado el relleno de los pozos que dejan. Hoy en día sólo se encuentran en servicio tres dragas ubicadas en la zona de Condoto. hecho que hace difícil y muy lenta la recuperación de la cobertura vegetal (SER CONSULTORES. Otra de las modificaciones es la generalización del arrendamiento de terrenos.registra fundamentalmente en Antioquia y Risaralda. Héctor Melo en su investigación sobre la inversión foránea en el oro señala que los capitales británicos estuvieron asociados al inicio de las operaciones mineras mecanizadas en el Chocó (Melo. alrededor de la cual se intensifican la prostitución y el consumo de alcohol. disminuyen su capacidad de adaptación y supervivencia en el nuevo hábitat invadido (Ibid: 92). Las dificultades que enfrentó Castillo. con un aumento del costo de vida en la región. con unos 300 trabajadores. Efectos inmediatos son la afluencia de inmigrantes como trabajadores de la minería o comerciantes. Se destruye no sólo la capa vegetal sino las geoformas. realizó trabajos de prospección e inició luego modestas operaciones hidráulicas. inició operaciones en julio de 1915. Los cascos urbanos de la región han recibido un flujo de población foránea. El trabajo se realiza mediante dragas estacionadas en distintos lechos (ver Anexo Nº 9). Este tipo de minería no contempla normas mínimas de manejo ambiental y puede considerarse como depredadora en cuanto a lo físico-espacial. que realizó negociaciones con el oferente y formó la Anglo-Colombian Development Co. de manera que se evaden las regalías locales. por ejemplo. Esta compañía inició la compra de otra serie de propiedades adyacentes pertenecientes a antiguos adjudicatarios (Ibid).. pues allí lo declaran los comerciantes. Al disminuir la vegetación con sus diferentes estratos se elimina el hábitat de muchas especies de vertebrados. que implican una inversión adicional para los empresarios. elevó notablemente el valor de los arrendamientos. Operó esta draga en el . lo llevaron a ofrecer su concesión en venta a la compañía inglesa Consolidated Gold Fields. que rompen los derechos de la red familiar más amplia y generan tensiones dentro de ella. Castillo formó una compañía en Bogotá. 1991). En 1912 la Anglo-Colombian estableció un campamento en Andagoya y con una draga de vapor traída de Inglaterra. para conducir sus operaciones en el río Condoto. 1985). H. que aunque no desaparecen. La demanda por vivienda. La minería industrial en el Chocó se limita a los trabajos realizados en la subregión del San Juan por la compañía conocida en la actualidad como Mineros del Chocó.. el presidente Rafael Reyes otorgó al general Cicerón Castillo una concesión para realizar operaciones mineras en el río Condoto. La extracción del mineral por las retroexcavadoras ocasiona un impacto de gran magnitud sobre la vegetación de vega. En 1907.

nació la International Mining Corporation que controló la Compañía Chocó Pacífico S. etc. 1985: 42). Condoto. una sola draga remitió a New York 90. El holding anglo-norteamericano importó dragas y grúas.Chocó algo más de 40 años.A. Granger había obtenido adjudicación de títulos sobre extensas áreas que él consideraba dragables. En 1916. Se dice que la Compañía Minera Chocó Pacífico con el producto de la explotación de los recursos naturales del Chocó. bodegas. En estos años se produjeron intensas disputas sobre títulos de propiedad y litigios con quienes reclamaban derechos de posesión sobre los yacimientos del río Condoto. segregado del entorno social. Entre 1948 y 1972. en los años 70. la Chocó Pacífico extrajo metales por valor superior a los 196 millones de dólares. como compañía holding donde estaban representadas las dos anteriores. contruido este como campamento de ultramar. siempre fue el decretado por el gobierno. un norteamericano que había estado en Colombia desde 1889 realizando exploraciones en los lechos de los ríos Atrato y San Juan. Se elevaron allí dos pueblos separados por el río Condoto: el de los obreros negros. Istmina y Nóvita sumados. y después de varias disputas legales. río Telembí (Melo. se introdujo el régimen de empresa mixta con la participación del capital privado y público colombiano en la Chocó Pacífico. Los del primero no podían deambular por el segundo. logró un acuerdo con la Anglo-Colombian Development Co. aportó el Yankee Stadium a Nueva York. . Una de las disputas más importantes fue interpuesta por Henry Granger.. ampliando la infraestructura existente en Andagoya convertido en centro administrativo minero. Andagoya. las regalías para los municipios sanjuaneños de Bagadó. Auspiciada por la South American Gold and Platinum Company. Durante 1964. electricidad. hasta su traslado al departamento del Nariño. mientras los técnicos extranjeros. H. Tadó. desde su desembocadura hasta la isla llamada Bazan. gerentes. En ese mismo año. Se formó así la compañía South American Gold and Platinum Company. Una de estas áreas era el río Condoto. hizo su aparición la Chocó Pacífico con un capital declarado de cien mil pesos (Melo.. como subsidiaria de la nueva compañía.000 onzas de platino. la Frontino Gold Mines Limited y la Consolidated Gold Dredging Limited.. 1985).A. Posteriormente. escasamente sobrepasaron los ciento cuarenta mil pesos (SER CONSULTORES. en lo que se conoce como la colombianización. la Compañía Minera de Nariño S. cit. El salario de los obreros. después de casi sesenta años de explotación intensiva. Andagoyita y el de los administradores anglo-norteamericanos.). Héctor Melo dice que Henry Granger formó la compañía Pacific Metal Co. jefes de secciones (mecánica.) devengaban altas remuneraciones. pilotos de dragas (wincheros).

En 1974.37 1990 667. Vicepresidente del Sindicato de Trabajadores).A. Es probable que estos procesos cambien con las nuevas disposiciones sobre tenencia de tierra comunitaria y los nuevos controles sobre los recursos naturales que implican mayores responsabilidades de los entes regionales y locales. Pero. 1989-1990 Departamentos Antioquia Nariño 1989 552. muchos estudiantes abandonaron las escuelas y las gentes beneficiarias de la empresa comían una vez al día cuando conseguían" (Ibid:93. La nueva razón social de la empresa fue Mineros del Chocó S. constituyó la empresa Metales Preciosos del Chocó S. En la actualidad. no canceló salarios a los obreros durante dos años. La historia de la Chocó Pacífico es la historia de la debilidad nacional en las negociaciones con empresas extractivas y de la explotación sin beneficios para el desarrollo regional. por ley 13 de enero de 1986.42 ( % ) Variación 89/90 22. El congreso autorizó al gobierno para garantizar una refinanciación hasta el año 2000. con grandes sobresaltos para sus ya ancianos pensionados (600 jubilados.416 onzas troy y 41. En buena parte esto obedece a la excesiva centralización de los trámites para la solicitud de títulos mineros en las oficinas del Ministerio de Minas en Bogotá y al desinterés de algunas administraciones municipales para hacer cumplir las normas establecidas en el Código de Minas. el 95% de la actividad minera en el departamento del Chocó se realiza en forma ilegal.56 30. en negociación hasta ahora poco clara. adquirió la Chocó Pacífico por $42’OOO. A los obreros y pensionados se les entregaron bonos o acciones de la nueva entidad como pago de dos años sin salario. norma que luego fue modificada. CUADRO Nº 13 PRODUCCION DE PLATINO POR DEPARTAMENTOS ONZAS TROY. entró en crisis la empresa. Las condiciones socio-económicas fueron desastrosas para la población. La producción de oro en el departamento fue de 99.OOO. El deterioro ambiental de la llanura del río San Juan es una muestra fehaciente del impacto humano sobre el ecosistema. El San Juan sigue bajo el peso de la carencia en servicios y en bienestar. Mineros Colombianos S. Toda la transformación de este metal se hace por fuera del país.A.47 84.88 . Testimonio de Felipe Ibarguen. El gobierno.053 onzas de platino para 1990 (ver Cuadro Nº 13 y Anexo Nº 10).A. La época de esplendor de oro y platino pertenece al recuerdo. y liquidó la anterior empresa. 328 trabajadores en 1991).. "en 1987. dice SER CONSULTORES.11 110. los niños se desmayaban de hambre en las escuelas.

38 41. a través del Banco de la República. (Reresar) 5 . como los vestigios de mercurio. La actividad minera ha sido central en la historia del Chocó. con sedes en Quibdó y Condoto.10 35. también se ven afectadas y a menudo desprovistas de medios para sobrellevar nuevos conflictos. pues con frecuencia no se registran en éstos.78 FUENTE: Banco de la República. Asociación Campesina del Medio Atrato. pues no disponen en estos lugares de la tecnología apropiada para separar metal precioso e impurezas. (Regresar) 2 .57 -11. da regalías a los municipios productores de metales preciosos. 1 . no llevan un registro municipal. afines y cosanguíneos. El departamento del Chocó fue el segundo productor de oro en Colombia hasta 1989.053. Sin embargo. es decir. 1991. mas no descenso en la producción. recibe el oro y platino limpio. Las modificaciones que ha traído la extracción aurífera con la proliferación de motobombas. de su poblamiento contemporáneo y sigue siendo eje socio-económico. Esto hace que buena parte del oro salga para la sucursal del Banco en Medellín. antecedido por Antioquia y Bolívar. tienen un efecto creciente sobre el medio natural. En el habla local se denomina peña a los montículos de tierra o a la banca de los ríos. sin impurezas. La nación. en especial las formas de dominio territorial y organización social para la producción.0 279. En 1990 aparece en tercer lugar.281. formación boscosa típica de la región chocoana. en particular sobre la cubierta vegetal ribereña. Sin embargo las cifras de los desembolsos no constituyen un indicativo real de la cantidad de minerales que se explotan en las localidades. El Banco de la República. el cauce de los ríos y la sedimentación y contaminación de los mismos. (Regresar) 4 . los intermediarios y comerciantes que compran oro de distintas zonas. (Regresar) 3 . la parentela es una red extensa de familiares. pues los comerciantes lo registran como procedente de fuera del Chocó. draguetas y retroexcavadoras. Por otra parte. por línea tanto materna como paterna y sus límites cobijan varias generaciones. lo que sugiere cambios en el sitio de venta del metal. A la parentela . Organización de Barrios Populares.20 316.Chocó Cauca 30. este período ha sido el de mayor intensificación de la actividad minera. donde la información sobre regalías y sobre el sitio donde se explota se modifica. La organización negra.

ver Mapa N° 4) que pueden resumirse así: — Hacia el noreste. Pertenecen a ella los municipios de Juradó. — Hacia el centroeste. con menor poblamiento. Entre las cuatro subregiones identificadas existe una débil integración económica y político-administrativa. Nuquí. Subregión de Urabá. está más vinculada a la dinámica general de la costa occidental de Colombia. Bahía Solano. Comprende los municipios de Acandí. la cuenca del río San Juan o subregión del San Juan. En los gráficos 1 y 2 se observa el área ocupada por cada subregión dentro del territorio departamental y la distribución de población en ellas. 1991: 120-122. — En el litoral Pacífico. su población ha estado más dedicada a la explotación del oro. las actividades económicas más dinámicas se concentran en Quibdó y se ha generado un corredor con los municipios de la vertiente occidental de la cordillera andina. Comprende los municipios de Istmina. la cuenca alta del Atrato se puede denominar subregión central. la subregión de Urabá. hacia donde drena este río. Tadó. la subregión del Pacífico está separada del resto por la serranía del Baudó. Pero si bien cada una presenta formas culturales propias. de economía tradicional a ganadera . Nóvita. comparten numerosos rasgos que se pueden identificar como típicos de adaptaciones socio-culturales de la región en su conjunto. algunos ensayos de subregionalización (1) . en la cuenca baja del Atrato. ligada a la cuenca marina del Pacífico. está influida por la colonización antioqueño-cordobesa y se vincula con la Costa Pacífica por lazos naturales y sociales. (Regresar) V LAS SUBREGIONES CHOCOANAS EN EL CHOCO se pueden distinguir unidades sociogeográficas diferenciadas. Sus municipios son Quibdó. — En el sur. Condoto. Unguía y Riosucio. Sipí y San José del Palmar. Lloró. Alto Baudó y Bajo Baudó. Bagadó y El Carmen de Atrato. Las comunicaciones entre ellas son precarias y lentas. distinguen cuatro unidades físico-territoriales (CIDERSIP. Bojayá.cosanguínea y afín se asocian los compadres que se convierten en parientes una vez establecido el vínculo. con base en el censo de 1985.

compleja para la época. la explotación del caucho. Para entonces la población indígena ya se encontraba disminuida y fue colocada como minoría demográfica y socio-cultural. Sin embargo. propiedad principalmente de antioqueños. . Hasta 1985 se encontraba el municipio con el más alto índice de crecimiento poblacional. reducidos principalmente a los resguardos de Unguía y Cutí. parte de la cual hoy en día se encuentra agrupada en resguardos. Ambos ocuparon cientos de obreros en forma permanente y se convirtieron en factores de atracción de colonos (2) . 1991). de la tagua y la raicilla y la apertura de las minas del río Tigre. la población cuna fue la mayoritaria hasta la década de los cuarenta. Una vez pasado el auge extractivo. mientras el área chocoana quedó como retaguardia. a 500 en los años ochenta. Riosucio (4. Las plantaciones bananeras se concentraron en la zona antioqueña de Urabá. parte de esta población emigró de nuevo (ver Valencia y Villa. Un pequeña población emberá y wanana se aprieta en el resguardo de Tanela. atrajeron migrantes de la Costa Atlántica y del interior del Chocó. la zona recibió un nuevo auge colonizador centrado en las plantaciones de banano y en la extracción maderera. en cuya planicie de desborde se forma una amplia zona pantanosa. próspero comerciante que había llegado al Chocó en la primera década del siglo proveniente de Siria. especialmente de trabajadores negros del interior del Chocó. La información reciente del INCORA en Quibdó registra una población indígena total en la zona de 387 habitantes.La zona del Urabá chocoano fue ocupada tradicionalmente por población cuna. Sus inversiones en platino en la bolsa de New York sufrieron una mengua considerable. Valencia y Villa (cit. Hacia 1960. que hoy domina el paisaje de manera abrumadora. estableció allí un ingenio azucarero y plantaciones de banano (información recogida en Quibdó. con varias ciénagas. En los años 20. y se unieron al estancamiento del comercio de oro. El ambiente geográfico está ligado a las condiciones del Golfo y a la cuenca baja del río Atrato. La apertura de la vía Medellín-Turbo facilitó el proceso. que había llegado a tener ferrocarril propio. Al final del siglo pasado. La gran depresión de la década del año 29. La economía campesina de la población negra fue paulatinamente desplazada por la ganadería. poco a poco apropiada por extensos hatos ganaderos. mientras la mayoría emigró hacia Panamá. cayeron en el abandono.000 registrados en el censo de 1912. dirigido también al exterior. aún recibe la afluencia de población extradepartamental (Antioquia y Córdoba) atraídos por la extracción de madera de pequeños y grandes empresarios y de colonos ganaderos. 1992). El ingenio y su infraestructura.38% anual). trajo la quiebra de Félix Meluk y el posterior fracaso del ingenio. Félix Meluk.) mencionan que los cuna pasaron de 5.

pero la proporción continúa igual con respecto a la subregión central. la producción de ganado en Acandí y Unguía.4% de la población de la subregión de Urabá nació en el municipio y el 59. cit. mientras que Acandí es un expulsor neto con tasa de crecimiento negativa. ascendió a 48. La actividad dominante en la subregión es la explotación de madera de Riosucio y en menor medida.003 habitantes. la expansión poblacional de la subregión se tiende a frenar.373 1.000 km2 ). Riosucio tiene aún tasas de crecimiento superiores a las medias nacionales (CIDER.539 Area mpal. En 1985 un total de 38. el área cultivada en Riosucio es ya considerable. al parecer. 1993 Municipios Acandí Riosucio Unguía TOTAL Total 9. la primera tenía en 1985 el 16%. pero ambas en una condición inferior a la de Urabá.La subregión de Urabá tiene la mayor porción del territorio departamental. . CUADRO N° 14 POBLACION SUBREGION DE URABA. Es interesante anotar que el CIDER encontró en esta subregión la mayor y más estable proporción de relación salarial dentro del departamento. En pocas palabras. Pero se observa que Riosucio es el polo receptor de población.: 131). seguida de la subregión central (26%). mientras que la subregión del Pacífico presenta el índice más bajo (CIDER.179 13. pero al mismo tiempo ocupa más de las tres cuartas partes de su área ( 10.003 Cabecera 4. Riosucio representaba en 1993 más de la mitad de la población de la subregión. Incluso la subregión del San Juan aparece con empleo más estable y consolidado que la Subregión Central.410 FUENTE: DANE. mientras en 1993.446 4. Si esta actividad se consolida. como ya se observa en el pasado censo. lo cual hace evidente el origen extrarregional de la mayoría de la población. la dinámica del Urabá chocoano. Para 1985 se observó que apenas el 47.464 12. mientras la central albergaba el 41%. especialmente para el sexo femenino. reflejo del cambio en las relaciones sociales que desplaza a los nativos indios y negros y sus modelos tradicionales. Según los datos de la Caja Agraria.318 35. cit. Pero en términos de población. El Carmen y San José del Palmar no tienen ya.112 7. bien a los aserríos. Los enclaves antiguos.109 23.464 Resto 5. no se puede establecer la procedencia precisa de estos flujos migracionales con los datos disponibles.782 48.410 km del Urabá chocoano. Km2 1.858 10. allí se encuentra el mayor motor de la expansión de las relaciones salariales.).555 27. 28%.666 10.4% en el departamento.554 3. bien en torno a la ganadería.386 personas habitaban los 13. Censo de 1993.

el Urabá chocoano sobresale por tener el índice departamental más alto de necesidades básicas insatisfechas. Si bien el deterioro de ciertos ecosistemas es uno de los principales problemas debido al incumplimiento de las normas mínimas de protección ambiental en los aserríos y por la deforestación que abre el paso a la ganadería. alcantarillado y energía. que podrían servir de base para proyectos de ecoturismo y etnoeducación con las comunidades locales. los responsables institucionales otorgan poca importancia a los procesos de daño ecológico en la subregión.8% de las viviendas cuentan con los servicios de acueducto. o como braceros en las empresas madereras y en los entables mineros. Sobresale precisamente Riosucio. mucho venao y tatabro.8% los tiene todos (DANE.3% cuenta con los servicios básicos. sobre todo. la concentración del recurso docente en las cabeceras municipales. apenas el 1. pero cuenta con las nuevas tecnologías (draguetas. La dispersión de los asentamientos. motobombas) que ocasionan deterioro de ríos.7% de las viviendas carece de todos los servicios públicos. después de Sipí. La minería intensiva es menos frecuente en la zona.1%. explicable por el predominio del sector servicios en ésta. quebradas y caños. En las palabras de indígenas de la región "en el pasado hubo abundante comida. 87. y las ciénagas y ríos tenían buen bocachico y buen pescado. aquellos que permanecen.No obstante lo anterior. Los niveles de analfabetismo en población adulta y la deserción escolar en niños son altos. De hecho el 57. con 97. hoy día ya no se consigue de qué vivir " (3) . de las viviendas localizadas en la cabecera. Pero. los contenidos educativos sobre el aspecto ambiental son superficiales. Según el DANE en esta subregión apenas el 0. trabajan como obreros en las fincas. que lo colocan en el segundo lugar departamental. Pese a la dinámica demográfica y ocupacional que muestran las estadísticas. como aserradores independientes. mucha guagua. al tiempo que el 0. lo que seguramente está relacionado con un mayor nivel de ingresos para la población ocupada. Ya se observan efectos ambientales nocivos del turismo en áreas como Capurganá y Sapzurro. En el Urabá chocoano la ausencia de títulos de propiedad de la tierra contribuyó para que el nativo paulatinamente se quedara sin ella. .000 km2 pertenecen a los parques naturales de los Catíos y las Teresitas.5% de NBI. ocasionados por las compañías explotadoras de madera y la tala cotidiana del pequeño aserrador. polo de desarrollo. 1985). En el Urabá Chocoano 72. la falta de infraestructura física y la falta de programas de seguimiento y evaluación marcan la problemática educativa. en términos de estabilidad laboral es la Subregión Central la que tiene casi el doble de empleados ocupados más de nueve meses cada año. La mayoría de las viviendas no tiene ningún servicio público.

Significó también conflictos con los indígenas. ha devorado ya miles de hectáreas del otrora temible tapón del Darién. y posteriormente en relación con la explotación maderera. eje geográfico y social de la zona. Paimadó. 1991). 1981: 81). las viviendas y caseríos ribereños dispersos. El reordenamiento de la población que se produjo una vez finalizó la minería basada en esclavos. que erosionan al Chocó en su conjunto. Chintadó. sobre los sistemas naturales y sus recursos de fauna y flora. el efecto ecológico. Tanguí.El Urabá está más relacionado en términos de flujos comerciales y de población con la Costa Atlántica y el Urabá antioqueño. si bien estos se habían visto obligados por la presión colonial a remontarse a las cabeceras de los ríos y afluentes del Atrato como el Neguá. Tanela y afluentes del río Quito (ver Pardo. La punta colonizadora que avanza desde Córdoba se une con los aserríos y las talas de las empresas madereras. con sus consecuencias sobre la población nativa. especialmente en la vega de los ríos. Bebará. Salaquí. La actividad comercial que se generó en torno al abastecimiento de las minas del sur. papel que cobró fuerza desde el fin de la era colonial. el Urabá chocoano se asemeja cada vez más a su vecino. aunado al clima y a la superficialidad y pobreza del suelo. está acompañado de conflictos que se extienden y se unen con los provocados alrededor de actividades ilícitas varias. sobre la estribación oriental de la Serranía del Baudó (Cortés. administrativo y comercial. citado en: CIDER-SIP. La Subregión Central. comunes también al resto del Chocó como se ha mencionado. El relieve de esta zona varía desde el rango del ondulado hasta lo muy quebrado. que implica potreros limpios. Abdón. Capá. de baja densidad demográfica. Beté. en la que se destaca una vastísima área de bosque intervenido por agricultura migratoria. Hacia el occidente predomina la formación de bosques heterogéneos. Amé. contribuyó a la consolidación de un núcleo de poblamiento donde se organizaron las actividades político-administrativas más importantes. implicó la dispersión de la población negra y la ocupación de las riberas de las cuencas alta y media del río Atrato. La producción se dirigió a la agricultura itinerante y la minería . con su carga de conflictos sociales y deterioro ambiental. donde las diferencias socio-raciales se resolvían por medios no violentos. Esto limita sus posibilidades de aprovechamiento. Domingodó. La población negra desarrolló como patrón de asentamiento. Pero si bien el efecto de su dinámica sobre los mercados departamentales es débil. El proceso de colonización. epicentro departamental En términos históricos esta subregión ha sido el centro político. M.. Buey. Munguidó. mientras está pobremente articulado con la Subregión Central. Las cuencas alta y media del río Atrato le dan a esta subregión una configuración ambiental específica. Buchadó. social y político sobre el conjunto departamental es amplio. El paisaje ganadero. Truandó.

maíz. sin embargo. siempre minoritaria. caña de azúcar. Con éste. La importancia del Atrato sólo decayó en las últimas décadas. Con el auge del oro y el platino en los años 20. la región mantuvo vínculos comerciales más fuertes hacia el exterior que con el interior del país. con el fortalecimiento relativo de la red vial terrestre y aérea. "la minería ha estado presente en toda la vida de mi pueblo" (Torres. Participaron activamente en el comercio internacional de oro y platino. provenientes especialmente de la Costa Atlántica. con gran revuelo. algunos como el ya mencionado Félix Meluk. En las primeras décadas del siglo Quibdó recibió inmigrantes de procedencia siria y libanesa. No se generaron. La rotación de pequeños cultivos de plátano. . la mayoría llegaron directamente de sus países de origen. T. Los recursos de ríos. en la presidencia de Carlos Lleras.. La población blanca de la región se concentró en Quibdó alrededor de la administración pública y el comercio. casi una trocha. Los diferencia. . Mantuvieron el monopolio de la administración hasta los años 60. se concentró la población blanca. sirvieron de soporte a la economía rural. los lazos principales eran de orden administrativo y político y débiles en lo económico. ni vínculos económicos importantes. entre los años 20 y los 50 de este siglo. pero otros vinieron de la Costa Atlántica. sin embargo. Precisamente la construcción de esa carretera atrajo inmigrantes principalmente de Antioquia. Las comunicaciones con el interior eran en extremo precarias. corrientes colonizadoras de envergadura.artesanal. guarda marcadas similitudes con los modelos emberá y wanana. Así. es todavía hoy una vía precaria. trabajados con apoyo de una densa red familiar y de lazos de compadrazgo. el nombramiento del primer gobernador negro del Chocó. ambas articuladas entre sí en un ciclo de aprovechamiento anual. logran conformar poderosas empresas comerciales que importaban bienes por mar desde Jamaica y Panamá. la composición del grupo de parientes y la minería del oro que los indígenas no practican. construida en los años 30. Los comerciantes por su parte han estado sujetos a los ciclos de repunte y depresión en la explotación aurífera y maderera. sobre todo en Quibdó. El río Atrato continuó siendo la arteria de comunicaciones orientadas hacia la Costa Atlántica. La carretera QuibdóMedellín.1989: 30). a través de una flotilla de buques que remontaban el Atrato. mientras. dice Tomás Torres. En los cascos urbanos. Los lazos político-administrativos con el Cauca también atrajeron familias de ese origen. con vínculos en New York y Londres. ciénagas y de la selva vecina. A Quibdó llegaron a finales del siglo pasado refugiados de las guerras civiles. distantes entre sí. quienes se asentaron en inmediaciones de la vía. En 1966 se produjo.

sólo permanecen tres. ya las familias blancas habían iniciado su traslado hacia la Costa Atlántica (Barranquilla y Cartagena) y al interior (Bogotá y Medellín). La organización familiar. influye en el conjunto y si bien la estrechez de los presupuestos locales hace parte de su debilidad. si bien desarrolló y mantuvo hasta casi los años sesenta mecanismos de segregación racial en la vida diaria. . como se hizo referencia en el capítulo tercero Si bien no se dio en este siglo un mestizaje biológico inter-racial apreciable. Estos cambios han repercutido en el funcionamiento del aparato institucional local en las últimas décadas. especialmente paisas. Los jefes principales cuentan con capitanes que suelen ser sus parientes. La administración pública. adoptó. ha mantenido una desafortunada dependencia del ejercicio partidista local. las concepciones del cuerpo y de la sexualidad. pues se fundan y activan a través de lazos tradicionales de solidaridad familiar y de compadrazgo. cuentan algunos en Quibdó. los lazos de compadrazgo. De éstas. Así. era la denominación del jefe de las cuadrillas de esclavos. pero no ha contribuido a la calidad de la vida de la mayoría. El ideal social desde finales de los años cincuenta fue emigrar a una ciudad mayor. por su carácter como sede de la cabecera departamental. La población blanca de Quibdó. sin embargo. probablemente sin darse cuenta. que ofreciera mejores servicios y oportunidades. Cada jefe político es también líder de un tronco familiar y de compadres comprometidos con él. Este debe retribuírles su apoyo con los empleos que pueda obtener. vinculados al comercio. La lucha por cada empleo es ardua. Las decisiones sobre inversión pública pasan también por consideraciones de conveniencia política y sin duda han tenido su parte en la carencia de servicios públicos.Para cuando se designó al gobernador Mosquera. visto como una de las pocas fuentes de empleo y aun de acumulación personal. que puede comprenderse a la luz de la forma como se entienden las solidaridades locales y las alternativas de subsistencia. no lo es menos el circuito de reproducción de liderazgos políticos basados en el control de la administración pública. elementos culturales de los nativos negros. en las actividades festivas y aun en el uso de ciertos espacios públicos (4) . La precariedad institucional estatal en la subregión. en el acceso a la educación. son algunos. El capitán. Vale la pena destacar que los blancos en la región no sumaban más de 14 grandes familias a mediados de los años 50. y es controlada por jefes políticos en un circuito de favores y protecciones. quienes a su vez mueven su propia red familiar. la presencia de una élite tradicional blanca se debilitó y fue parcialmente sustituida por migrantes prósperos. que no se reinvirtió en la zona. el papel central de la mujer y la abuela materna en ella. múltiples rasgos de las sociedades negras modelaron a los pobladores blancos con larga permanencia en la zona. Unas pocas lograron acumulación significativa de capital. Estos son persistentes. El control blanco sobre la administración cedió el paso a los dirigentes locales negros.

: 143). para 1993. Quibdó tiene el sesenta por ciento de la población urbana departamental y el 32% de la totalidad. gira en torno a la urbanización de Quibdó.164 3.805 Cabecera 67.6 hab/km2 (Bojayá y Lloró respectivamente) (CIDER-SIP. como receptor de población rural y de otras cabeceras de la misma subregión y como estación de paso de la migración de fuera del Departamento. Bagadó experimentó una tasa negativa de crecimiento. según los datos del DANE. Censo 1993.402 Resto 37. fue de 132.654 1. 1993 Municipios Quibdó Bojayá Lloró Bagadó El Carmen TOTAL Total 105.666 3.403 Area mpal. La dinámica de la población en la subregión. mientras en el período intercensal 73-85.649 690 1. sin embargo. "Puede pensarse que Quibdó ocupa una doble función.743 75. en parte debido a la influencia de la carretera Bagadó-Cértegui-vía Panamericana. Esta subregión es. la que presenta los niveles más altos de articulación interna. Las actividades comerciales en la subregión son más intensas que en cualquier otra.523 7. Hacia el norte y el sureste. Este aumento. aunque con tasas diferenciales. Un dato que puede ser significativo para la subregión es que. Quibdó tiene una de las densidades de población más altas de todo el departamento (12.758 km.938 6.956 10. pero en el último período intercensal aumentó de manera apreciable la población en la zona rural. cuatro de los cinco municipios de la subregión perdieron población. aunque poco apreciable en términos relativos.904 9. CUADRO N° 15 POBLACION SUBREGION CENTRAL. La población de esta subregión es en su mayoría afrochocoana. las densidades varían desde 1.Dentro de la Subregión Central. viales.3 hab/km2 ). en el anterior todos aumentaron.017 12.426 67." (CIDER-SIP. que es un receptor de importantes flujos intrarregionales. En el lapso entre 1973 y 1985. geográficos.693 905 979 1. cit. pero en cambio sus relaciones con otras. El total de población de la subregión para 1985.758 FUENTE: DANE.284 4. son débiles. en datos . administrativos y comerciales. era de 99.172 7.7 hab/Km2 hasta 6.: 45).805.447 habitantes sobre un área de 12. Km2 6. cit.169 132. con excepción de El Carmen de Atrato fundamentalmente de origen antioqueño y de pequeños enclaves emberá. Con la del San Juan mantiene vínculos muy estrechos.214 7. Representa el 26% del territorio y cerca de la mitad de la población departamental (ver Gráficos 1 y 2).622 13.

así como establecimientos de educación secundaria y primaria. la comunidad acude a un sistema tradicional de salud. que sobrepasan el 90% en los municipios de Lloró y Bagadó. En el período intercensal 1973-1985 el municipio de Quibdó aumentó su población a una tasa de crecimiento de 3. alcanzan el 80% en Quibdó. En el último período continuó el acelerado crecimiento del casco urbano de Quibdó. el tonguero. se observa el traslado a Quibdó de mujeres en busca de educación para sus hijos. no obstante. Estos procesos de recomposición espacial de la población del departamento pueden acentuarse si se mantienen las tendencias actuales. La región central tiene también índices muy elevados de necesidades básicas insatisfechas. En el aspecto educativo.absolutos de población es importante y puede actuar como presión desestabilizadora de la relación sociedad-ambiente natural. En conjunto. . el curandero. Como en el resto del Chocó. mientras los hombres se suelen quedar en el campo. lo que parece mostrar mayor afluencia femenina desde la zona rural. con una concentración creciente en su cabecera. en la Subregión Central se encuentra la sede de la Universidad Tecnológica del Chocó. quienes suplen la falta de los servicios de salud institucionales.47%. no nació en el municipio donde fue censado en 1985. la más alta del departamento. La educación y la salud presentan. la partera. De hecho. pero el municipio de Quibdó creció a un ritmo superior. Las condiciones de vida en estas zonas influyen en la inestabilidad de los docentes rurales. En general. es notable el hecho de que en esta subregión casi el 40% de la población urbana. los docentes se concentran en las cabeceras municipales. pero en Lloró y Bagadó por su cercanía a Quibdó. un porcentaje mayor de mujeres que de hombres está en esta situación. Un 20% de la población rural no nació en el municipio donde reside. cifra que indica movilidad inter-rural en la subregión. Esta región cuenta con el mayor número de viviendas y de estas apenas el 9% tiene todos los servicios públicos y el 45% carece de todos ellos. los docentes permanecen en sus cargos mayor tiempo que en otras zonas. Quibdó cuenta con una Unidad Regional de Salud y El Carmen de Atrato con hospital local. esta subregión es receptora de población. a pesar de algunos programas encaminados al estímulo de los maestros rurales. una mayor oferta de servicios en la Subregión Central. el yerbatero. con agentes especializados. con respecto al resto del Departamento. La subregión en su conjunto creció a un ritmo más lento que el de la población agregada del país en el período 1973-85. concentrada en Quibdó. aunque sí en el departamento. y descienden al 60% en El Carmen de Atrato. Según el estudio del CIDER (ver Cuadro N° 2).

El arroz y el plátano generan los principales excedentes agrícolas. allí la discusión sobre recuperación ambiental y arquitectónica apenas se inicia. poco valoradas localmente. y uno que otro edificio público de arquitectura republicana. CIDER-SIP. crecen las ventas de chance. Quibdó. La arquitectura estrecha y gris del interior se ha acoplado a la construcción por etapas de los nuevos habitantes. donde pesa el papel del sector público. en los demás municipios escasamente llega al 1%. Pero. pues no sólo se agotaron sus limitados servicios públicos. La Yesca. En cierto sentido. que no ve garantizados sus derechos en las propuestas urbanísticas. por ejemplo. El paisaje urbano de otras décadas apenas se deja adivinar en unas cuantas casonas de madera. Las Margaritas y La Cascorva. sobre todo.Desde el punto de vista del empleo. con no pocos conflictos con la población allí asentada. Más aún. Pero el río sin la selva. 1991. sino también la planificación urbana. Quibdó concentra la oferta de empleo permanente. agrícola. Numerosas creencias y costumbres rurales se incorporan al modo de vida urbano. apocado y empobrecido. La ciudad ha sido completamente desbordada por los inmigrantes rurales. o el basurero superficial de la ciudad. En Quibdó se reconoce aún el asentamiento ribereño en fuentes casi secas que lo recorren parcialmente. En El Carmen de Atrato 150 familias dependen de la mina de cobre colombo-japonesa El Roble Explotación. el mazamorreo. El barequeo. donde se encuentra la bocatoma para el acueducto de Quibdó y el mismo río Atrato. sobre todo en el municipio de Bojayá. sobrepoblado. el Caraño. Ver Plan de Desarrollo del Chocó para los años 1958-59 y Plan de Acción Chocó 198892. como epicentro regional. Pero en Quibdó se observa como fenómeno social creciente el subempleo. vive de ingresos de origen rural. condensa los problemas que llegan con los cambios sociales. Hombres y mujeres viajan periódicamente a sus cultivos y minas y es posible observar grupos que regresan al atardecer a Quibdó después de minear durante el día. Por eso buscan el río: el Atrato. mientras en la capital el 22% tiene algún empleo permanente. minero y pesquero. Quibdó es un laboratorio de la adaptación del hombre campesino a un hábitat urbano. se convierte en basurero. amenazadas de ruina. como el caso de las viviendas asentadas en las quebradas La Yesca. son el río Cabí. en Quibdó ya es apreciable el deterioro ambiental urbano. las ventas callejeras de frutas. La minería es una actividad que contribuye de manera importante a la generación de ingresos familiares. el hoyadero. trabajos que con varias décadas de diferencia sugieren similares . no puede con los desechos de la nueva vida. ligado especialmente a los servicios. La Yesquita. Las Consentidas. Otros sitios con impactos ambientales adversos. 1 . draguetas y retroexcavadoras constituyen fuentes de empleo tanto para hombres como para mujeres. los entables con motobombas. tratan de aprovechar en la ciudad misma los recursos ya conocidos del campo. una buena parte de las familias de los estratos más pobres. comestibles y ropa. las rifas. el Cabí.

Juradó. Cacique Cuna de Arquía y Eloy Sanapí. a comienzos de este siglo. (Regresar) 2 .sub-unidades regionales. ya se han establecido aserríos. pero son más rigurosas hacia el norte. En alguna ocasión una orquesta paró de tocar cuando una joven blanca bailó con el entonces Senador negro Diego Luis Córdoba.000 mm al año. especialmente en la estribación occidental. con una vocación de uso exclusivamente forestal. de afloramientos rocosos en las partes altas y menos escarpado hacia el norte (Abdón Cortés. que aún prosigue y una tercera impulsada entre los años veinte y cuarenta de este siglo. hombres o mujeres. la Subregión del Pacífico La Serranía del Baudó delimita buena parte la subregión con su relieve muy quebrado. son las unidades municipales de esta region (5) . en CIDER. Alto Baudó y Bajo Baudó. (Regresar) Entre la selva y el mar. En las fiestas no se aceptaba la presencia de jóvenes negros. Hasta 1976. Comentarios de Josecito. lo que hace muy difícil y costoso su aprovechamiento. Durante la colonia. con base en un informe de la Contraloría de la República. Bahía Solano. Los bosques son heterogéneos en especies. Una primera aborigen. mencionan 700 obreros permanentes en el ingenio de Sautatá y 400 en las plantaciones bananeras. con registros de hasta 10. Para la región costera.(Regresar) 4 . el litoral al parecer sirvió de refugio para contrabandistas y cimarrones. Pero en algunos sitios favorables. Gobernador de Jagual. En el colegio femenino de La Presentación no recibían niñas negras hasta entrados los años 50. Estas características dependen del régimen climático que le impone la cuenca del Pacífico a todo el Andén. Hacia el occidente de la Serranía se despliega la franja costera. Las condiciones de pluviosidad son extremas en la Serranía. 1991). Valencia y Villa. (Regresar) 3 . las tres primeras carreras contra el río eran sólo para vivienda blanca. Jacques Aprile distingue tres corrientes históricas en su poblamiento. cuando un incendio destruyó la parte antigua de Quibdó. emberá y negra. una segunda. En general los suelos son muy pobres. .

la tendencia entre 1973 y 1985 era de paulatino y lento crecimiento absoluto. Según el censo de 1993. pero su éxito pronto decayó.000 habitantes para el censo de 1985. J. creando una demanda local por productos agropecuarios. Como parte de ella en 1935 se instaló entre Cupica y Utría una colonia agrícola denominada Ciudad Mutis. que atrajo colonos del interior del país. a comienzos de este siglo. con cruce matrimonial y de rasgos culturales. A su vez el Bajo Baudó es el único municipio que presentó disminución de su población en el último período intercensal dentro de un proceso de concentración en la cabecera. Nuquí. características del Chocó. como núcleos urbanos de menor importancia. El municipio de Alto Baudó duplicó su población rural entre 1985 y la fecha. asociada a procesos de tala de madera y deforestación. pues ésta casi se quintuplicó. Una tercera corriente de colonos mestizos del interior fue impulsada entre 1925 y 1940 por el gobierno de Abadía Méndez y terminó en el fracaso colonizador (Aprile. Sembraron cocales. Km2 . Aprile ha encontrado casos de asociación entre emberás y negros. Entre 1973 y 1985.Luego. mientras se disminuyó la población rural. Condoto e Iró. En ese lapso la población de ese municipio pasó de 9. se encuentran pequeñas aldeas playeras (100 a 200 personas) que siguen el patrón de asentamiento y utilización territorial de las aldeas lineales ribereñas. En la segunda mitad de los años 60 se consolidó Bahía Solano como centro administrativo subregional y Juradó. tanto en la cabecera (6) como en la zona rural.634 en 1985. ninguno de los cuales llegaba a 2.2%) y Alto Baudó (0. que recorrieron las playas y conformaron aldeas playeras. Puerto Pizarro (Bajo Baudó). los municipios de esta subregión aumentan su población dentro de las mismas tendencias anteriores. Aparte de estos centros urbanos. de los ríos Atrato. el crecimiento poblacional es lento. CUADRO N° 16 POBLACION SUBREGION DEL PACIFICO. llegaron inmigrantes del alto San Juan.019 en el año noventa y tres. mientras Juradó (1. 1993 Municipios Total Cabecera Resto Area mpal. En contraste. plátano y arroz.4%) las tuvieron inferiores a las vegetativas.. con dos fenómenos dignos de destacar. en parte tal vez debido a la influencia de la carretera Panamericana. a 17. Bahía Solano y Nuquí tuvieron tasas de crecimiento ligeramente superiores al 2%. Existe un flujo de emigración permanente hacia Panamá. Quibdó y Buenaventura y en general. 1991).

058 2. pese a las protestas de los nativos. batata.569 5.842 1. En los municipios de Juradó.195 4.019 15.275 992 1.930 49.610 15. arteria de relaciones y comunicaciones. en la región se encontraban 1.Juradó Bahía Solano Nuquí Alto Baudó Bajo Baudó TOTAL 4.150 956 2. pues tomaron como baldíos tierras . En la parte posterior de las viviendas un huerto limita con la selva. agricultura. En Alto Baudó sobresalen la explotación de maderas.840 10. de manera que los derechos territoriales se transmiten por reglas de posesión familiar tradicionales. La población local no indígena realiza la pesca en forma artesanal. son importantes la pesca. Valle.229 14. asociada a cultivos de reducida comercialización.038 6. sigue las pautas tradicionales que los colonos conocían en las regiones fluviales de origen: el trazado lineal sobre la playa. ingresos adicionales por explotación ocasional de madera. con rotación continua de cultivos de plátano.701 35. Bahía Solano y Bajo Baudó ésta es la actividad económica principal. básicamente de peces de carne blanca. piangua y langostinos. las unidades domésticas se basan en una asociación de prácticas productivas: pesca. Estos últimos se concentran en las cabeceras municipales y tuvieron como origen los colonos de Boyacá.. Según el censo de 1985. La mayoría de la población en la Subregión Pacífico es de habitantes negros y se estiman en 15% los emberá y 5% blancos. Cundinamarca. La tecnología de cavas de frío ha incentivado la pesca artesanal y su comercio hacia Medellín y Buenaventura (ver aparte sobre los Procesos Económicos Principales y la Pesca Artesanal). Caldas y Antioquia de los años 30 y 40. la agricultura de pequeña escala y en menor grado la pesca.500 emberaes.229 2. 1991: 256). ñame.665 2.894 5. La economía primaria predomina en la región. basta con la tradición oral (April. el decreto de creación de la colonia agrícola en 1935 dio algunos títulos a colonos del interior.133 1. El mercado de la subregión está ligado al municipio de Buenaventura (Valle del Cauca).252 17. Huila. Salen de este patrón los empresarios madereros y de pesca. dice Aprile. Censo 1993. Sin embargo. La Subregión hace parte de la reserva forestal del Pacífico. Nuquí. camarones. J.450 10. yuca. Como en otras subregiones. En el caserío se ignora la propiedad amojonada. El hábitat. Se practica una agricultura itinerante. el plátano y la explotación de maderas. especialmente de plátano en el Bajo Baudó.285 4. La producción agrícola genera algunos limitados excedentes comerciales. indígenas y negros.753 2. jaibas. el cultivo de arroz. al puerto de Jaqué (Panamá) y algunas zonas del interior.133 FUENTE: DANE.

comerciantes o individuos en busca de fincas de recreo. pero en los últimos años se han sustraído miles de hectáreas. sin mayores trabas jurídicas. compran las mejoras cercanas a las playas por poco precio e inician luego el proceso de titulación. quienes imponen precios bajos al pescador artesanal. la explotación de maderas y sus efectos sobre el bosque se han acrecentado. Antioquia y el eje cafetero. parte del Bajo Baudó y Juradó. los dueños de cavas. Es fácil observar en las playas y en toda la zona costera en tierras de vocación agrícola. tienden a dificultar esta actividad. Nuquí y Bahía Solano. como de los mismos pescadores para adelantar programas de apoyo a la pesca artesanal todavía no se consolidan. La presión colonizadora de este tipo ha aumentado desde la apertura de la carretera Puerto Rico-Santa Cecilia-Tadó-Las Animas-Nuquí. como se puede observar en el tramo carreteable Cértegui-La Y y en zonas del Alto Baudó. pues se encuentra una mayor contratación de obreros permanentes. Por lo general. servicios y transportes que crean una compleja situación para la población nativa de Bahía Solano y Nuquí. Bahía Solano y Nuquí es diferente a la de Alto y Bajo Baudó. Los índices municipales de Juradó. aparejos y motores fuera de borda. empresarios. pero las explotaciones intensivas de la pesca comercial y los costos de combustibles. quienes en épocas de alta temporada atraen turistas especialmente del Valle del Cauca. el nativo ha perdido la tierra. La afluencia de turistas ha traído un aumento en los costos de alimentación. En el litoral. La mejor expresión de la calidad de vida de la población se pone de presente en los índices de necesidades básicas insatisfechas. Allí el turismo constituye una actividad que podría producir excedentes financieros a la población. a nuevos propietarios. sobre todo antioqueños y caldenses. Estas últimas concentran la oferta de servicios públicos pero en conjunto. En la misma medida en que crece la afluencia externa. de las cuales la población negra e indígena ha sido desplazada. Igualmente. la situación de Juradó. Los intentos tanto de CODECHOCO. La faena pesquera artesanal se realiza en sitios cercanos a los poblados (ver Pesca Artesanal). La importancia del turismo y de los puertos alternos que se proyecta construir en Bahía Solano y Nuquí. Los pescadores deben salir cada día más lejos.de uso tradicional. . pero se encuentra en manos de empresarios de fuera. En términos de la estructura ocupacional. cuartos fríos y máquinas productoras de hielo son los intermediarios del pescado. la subregión presenta precarias condiciones de nivel de servicios básicos. En Juradó las actividades productivas primarias parecen más importantes. con mayores riesgos. En la zona del litoral. la actividad pesquera artesanal se ve afectada por el barrido de los barcos de la empresa Vikingos y los de otros empresarios de Japón y Estados Unidos. se manifiesta en un índice más alto de empleos estables. Alto y Bajo Baudó se sitúan por encima del 70% de NBI. La creación de la reserva forestal detuvo la titulación. y ligeramente por debajo.

sus grandes zonas. independiente de su capacidad. no es raro que año tras año se cambien los maestros. se realiza mediante permisos que se encuentran a veces superpuestos a los resguardos indígenas. seis se ubican en la zona urbana. el curandero. con los conflictos consiguientes. pues por una parte. los docentes disminuyen. en la subregión. En materia de servicios de salud. hay pocos obreros estables en los municipios de la subregión y los que se consideran patronos no representan ni el 0. se comunican con dificultad. pueden desplazar aún más la población nativa. los municipios carecen de los recursos financieros suficientes para el pago del funcionamiento del sector educativo y por otra. son los oficiantes del ritual de vida que invocan a diario los pescadores. comercial y administrativamente. en la subregión encontramos que de los ocho establecimientos existentes. la partera y el jaibaná.Sin embargo. en especial en busca de fincas de recreo y aserríos. Así. El agotamiento del bosque por la explotación de maderas genera desequilibrios ecológicos . como en las demás. mientras en las zonas rurales con mayor número de alumnos. la subregión cuenta con un hospital local en Bahía Solano y centros de salud en Nuquí. como en el municipio de Juradó. se concentran los docentes en las zonas urbanas. La subregión está desarticulada geográfica. Los aserríos de los pequeños y medianos madereros tienen también una significativa importancia y se realizan sin permisos o controles institucionales. Desde el mar los grandes pesqueros compiten desigualmente con la pesca artesanal y los puertos previstos sobre varias bahías.5% de la población. La zona costera tiene una mayor presión de población foránea. en desmedro de toda norma o consideración social. Juradó. la infraestructura locativa y la dotación de planteles es deficiente en la zona. Bajo y Alto Baudó. sin tener en cuenta la capacitación recibida o la idoneidad en el desempeño docente. intervienen intereses de los políticos para el nombramiento y manejo de los docentes. A esta situación contribuyen las condiciones habitacionales. Otro factor condicionante de la problemática educativa es la municipalización de la educación. La actividad de explotación de maderas en gran escala. de manera que el litoral y el Baudó. En general. el acceso difícil de algunos sitios. agricultores y aserradores del litoral Pacífico chocoano. Su precariedad se suple con los agentes tradicionales. la falta de cumplimiento en el pago del personal docente y la infraestructura física inadecuada. los elevados costos de transporte. El Parque Natural Utría puede tener un papel de importancia en la contención del movimiento que se extiende por las playas y las privatiza. No es exagerado afirmar que la actividad económica de la subregión es de pequeños productores. El tonguero. La situación educativa en la subregión presenta índices desfavorables. A nivel de educación secundaria y media vocacional.

Condoto. N. y Arocha. sin mayor planificación. Nóvita y Tadó sobre el río San Juan. varias veces más sufrió ataques de los indios" (Ibid). cit. 1982: 191). en carta dirigida al Rey en el año de 1513. los llevaron al fracaso (ver Arocha y Friedemann. Nóvita. quienes se establecieron en el río Atrato. 1986: 22).. "Resultaron vanos los esfuerzos de los españoles para concentrar a los indios en poblados y forzarlos a trabajar en minería. se establecieron "campamentos rústicos. se consolidó en forma estable la extracción del oro con base en mano de obra . todos a lo largo de los ríos". Desde 1624. entre los grandes." Gabriel García Márquez Crónicas y reportajes.y sociales. por una parte. Istmina. La Minería). 1975). y Colmenares. la contraposición de intereses.. hacia 1666. Desde 1511 los españoles abundaron en la búsqueda del oro en el Chocó y en 1536 los expedicionarios españoles al mando de Pascual de Andagoya llegaron al río San Juan. pero la resistencia y el clima aunados. Cieza de León escribió:"Son muy riquísimos los indios del San Juan y los ríos llevan abundancia de oro" (citado en Echavarría. Pero sólo décadas más tarde. se sienten los efectos de la explotación intensiva de la minería sobre el ecosistema y sobre las descendencias indígenas y negras. Pero. El oro y la Subregión del San Juan "Condoto es un pueblo de calles retorcidas con enormes casas de madera en las que hace veinte años se comía en vajillas importadas directamente de China y hoy parecen restos de un naufragio. En 1586 Nóvita fue arrasado y aunque se reconstruyó. ya Balboa habló de la riqueza del río Opogodó (municipio de Condoto) desde la provincia nativa de Abanumaqui. se encomendó a órdenes misioneras la reducción de los indios. denominados chocó. J. dicen Arocha y Friedemann. Tadó. no sólo se ven los "restos de un naufragio". 1954 La región del San Juan. fueron los principales centros mineros del Chocó durante la colonia (Friedemann.. J. y Citará (Quibdó) y Lloró sobre el Atrato. Sipí sintetiza el hilo central de la historia del Chocó: la extracción aurífera. medianos y los pequeños madereros y entre éstos y los indígenas y negros campesinos. Los recursos mineros del Chocó fueron mencionados por los primeros cronistas. Desde el siglo XVI. hacen de esta región un potencial de mayores conflictos. En Condoto y en el San Juan.. que un día usaron el metal en los rituales de la vida y la muerte (ver Los Procesos Económicos Principales. y posteriormente lo hicieron los franciscanos. campamentos que sufrieron numerosos contratiempos por la resistencia indígena al sometimiento. Algunos jesuitas entraron al río San Juan.

curas o comerciantes. hecho que coincidió con la segunda sublevación de mineros esclavos. dice J.. J. Las minas del conflicto fueron Santa Lucía. P.000 habitantes.000 a finales del siglo XVIII. contra el Decreto Ejecutivo N° 30 de marzo de 1825 promulgado por Francisco de Paula Santander. (Echavarría.: 16). Los bosques son ricos en maderas de muy buena calidad. Tadó. la minería se ha dedicado prioritariamente a la explotación del oro y platino y recientemente al cobre. Desde el punto de vista físico-natural. Sin embargo. cuya longitud es de 190 km. donde el objetivo no ha sido primordialmente la explotación forestal sino la minería. Echavarría. Según R. El derrumbe demográfico indígena. se estableció así el primer grupo de negros confederados en rebeldía contra el gobierno de la Corona. Posee una vegetación selvática casi cerrada pero muy variable en sí. a 15. J. Pero en las riberas del río San Juan. San Francisco. En 1704 el Chocó contaba con 600 esclavos importados y en 1782 ya representaban casi el 75% de la población de un total aproximado de 35. 1989). Baudó. pero no fueron colonos (ver Arocha y Friedemann.. oficiales de la corona. Esta aldea fue fundada en marzo de 1583 y allí vivían los esclavos de la mina de Monte Carmelo. los blancos eran dueños o supervisores de las minas. el Macizo de los Farallones de Cali y el Océano Pacífico. Es una zona de transición de alta lluviosidad y quietud. La población en esta subregión. la Cordillera Occidental. era de 72. E.. fue ya "durante la nueva República. En 1688 se dio ya la primera rebelión de esclavos.: 191-192 y Wade. . que representa el 26% del territorio y el 26. "La tercera sublevación del denominado Cantón del San Juan". La llanura del río San Juan. quienes se apropiaron de la zona minera más rica del Chocó.000 indígenas a comienzos del siglo XVII. el hoy municipio de Tadó. Velásquez. porque su intervención no es tan marcada como en otras áreas del departamento. típica de los bosques tropicales lluviosos (Guhl. metálicos y no metálicos. cit. Vicepresidente de la Nueva Granada. se aprecia en los últimos años el descuaje del bosque.9% de la poblacion del departamento (ver Gráficos 1 y 2).093 km. 1974). Santa Rosa y Real de Minas de Monte Carmelo. En junio de 1729 se promulgó la Real Cédula. Como se mencionó en el primer capítulo. carbón y calizas. tanto para uso comercial como doméstico." (Echavarría. su morfología es bien distinta a ambos lados del río.494 habitantes. pues se pasó de 60. El movimiento se extendió a Nóvita y a las parroquias de San Agustín. fue solucionado con los esclavos. cit. en el San Juan. localizados en un área de 12. forma suelos aluviales que contienen ricos yacimientos de minerales muy variados. el valle del río San Juan se encuentra encerrado por la Serranía del Baudó. por la cual se exoneró a los indios del régimen de mita o cuotas para el sector de la minería. en el censo de 1985. Noanamá. 1986).esclava.

De conformidad con el Mapa de Pobreza del DANE.466 229 2. 1991: 37). en cambio. y el decrecimiento de las áreas rurales es otra constante para todos los municipios de la subregión. maíz y frutales. Nóvita acentuó su decrecimiento de población y perdió más de la mitad de su población en la cabecera. alguna flotante. Antioquia y otras zonas.831 6. que por su valor numérico.056 13.486 2. aumentó mucho en su cabecera e Istmina lo hizo en forma moderada. Condoto decrecía en 1985 a tasas elevadas de -1. Tadó y Condoto representan más de las tres cuartas partes de la población de la subregión.2%.667 19. mientras que Istmina. Tadó y San José del Palmar no crecían en absoluto o decrecían a tasas moderadas (CIDER. el único municipio donde prevalecen los blanco-mestizos es en San José del Palmar.CUADRO N° 17 POBLACION SUBREGION SAN JUAN.251 Cabecera 11.602 4. Censo 1993.645 5. San José del Palmar tiene acceso vial a los departamentos del Valle del Cauca y Risaralda.323 12.124 5. Condoto puede reemplazar a Istmina como centro regional. excepto Nóvita.952 6. De seguir esta tendencia. El crecimiento de las cabeceras según censo de 1993.307 1. Pero en la década del ochenta al noventa afluye población en torno a la minería. desde el viejo Caldas. y la expulsión de población.020 2. pero se encuentra población wanana y de inmigrantes blancos dedicados a la explotación minera semi-industrial.287 Resto 21. Los municipios de Istmina. cacao. Condoto.184 1.344 6. Para 1993. La población de esta subregión en su mayoría es de origen afroamericano. son cultivos que generan excedentes para el campesino de la zona.561 776 12. el porcentaje de necesidades básicas . En 1985 la mayoría de la población se localizó en las áreas rurales. cuya actividad económica principal es la agropecuaria: café. Km2 6. En la subregión. política y cultural de éstos en la vida de dicho municipio. La comparación de los censos de 1973 y 1985 revela los bajos índices de crecimiento. manteniendo una nueva población.093 FUENTE: DANE.932 8.814 878 890 1.009 30.258 80. 1993 Municipio Istmina Tadó Condoto Nóvita Sipí San José del Palmar TOTAL Total 32. Esta es más significativa por su actividad económica.087 Area mpal. de allí la marcada influencia económica.249 63. incluso decrecimiento de todos los municipios de la subregión.

La minería artesanal afecta adversamente la categoría biótica. con las características de baja reinversión local y gran impacto ambiental. ya descrito. industrial y semi-industrial. la minería artesanal no tiene un efecto sobre el medio tan grave como las otras. por la disposición de lodos. No sólo atrae inmigrantes temporales y desestabiliza la pirámide poblacional. la minería es la principal actividad económica de la subregión: artesanal. hasta los vertimientos. Como quedó ya dicho. la empresa Metales Preciosos del Chocó se encuentra en una semiparálisis.insatisfechas en la subregión oscila entre 93% de NBI en Nóvita y 70% en Condoto. el lavado de costales. con efectos depresivos especialmente sobre la población de Andagoya. En cambio la minería semiindustrial tiene también repercusiones en la composición de la población. descritas en lo referente a minería. la disposición de aceites. por cuanto la mayoría de los trabajadores han sido nativos de la región. los efectos ambientales y sociales son más profundos y duraderos. la disposición de materiales estériles y el desmonte del terreno (SER Consultores. El dragado. y aumenta la capacidad de impacto de la pequeña minería. Los carreteables y campamentos son también fuente de perturbación y destrucción de la flora y fauna terrestres. para CODECHOCO. y expulsa población nativa. funcionó como una economía de enclave. 1991: 112). Este tipo de explotación no ha generado cambios en la estructura poblacional ni en las tasas de migración. la disposición de lodos y la separación del mercurio han ocasionado ya efectos devastadores. Desde la nacionalización. con base en estudio realizado por SER Consultores. dada su magnitud limitada. la disposición de materiales gruesos y estériles afectan de manera drástica la flora y la fauna terrestres y acuáticas. . En la minería semiindustrial e industrial. desde el desmonte y la limpieza. en San José del Palmar desciende al 65%. La organización del trabajo minero tradicional en el Chocó está determinada por el sistema amplio de parentesco denominado de troncos o ramaje. que deja de ser artesanal para seguir un patrón de miniempresa. y en menor grado la fauna terrestre. La tecnificación de este tipo de minería ha beneficiado marginalmente la estructura del ingreso familiar. en particular la fauna acuática y la flora terrestre. Aún así. Es de importancia insistir en los impactos causados por la actividad minera en el San Juan. En la primera. sino que también comienza a generar presiones sobre la economía y la estructura social locales. el auge del trabajo con motobomba modifica sustancialmente las condiciones técnicas y la organización del trabajo. Sin embargo. La minería industrial durante un largo período (ver La Minería).

que tiene uno de los índices más altos del país en necesidades básicas insatisfechas. apenas el 5. 639 habitantes. en 1985. en su orden. con un 6. es la de patrono con más de 9 meses en la zona. la malaria crece por los focos de zancudos en las lagunas dejadas por las excavaciones. por dificultades en la contratación y pago de los docentes. Se sienten también en la región los efectos de la municipalización de la educación. el daño causado a las tierras explotadas en arriendo obliga a una dispendiosa adecuación.25%. fue de 13.8%. al punto que en el municipio de Istmina no hubo año escolar durante 1991 para básica primaria. Otro campo de conflictos gira alrededor de la tierra. principalmente ofrece licenciatura en Ciencias de la Educación. mientras en 1985 no alcanzaban el 0. Otra categoría que se ha incrementado. en la medida en que es frecuente que los nativos se vean expropiados por la carencia de títulos de propiedad. en desmedro de la Serranía del Baudó. sobre los cauces. el aumento general en el costo de vida afecta a los nativos. alcantarillado y energía). En la zona rural. pues los empresarios acostumbran traer los trabajadores más calificados de su región de origen. mala calidad y deterioro de la infraestructura física. La cabecera tuvo en el censo de 1973. (Regresar) 6 . En cambio. en la subregión del San Juan.681 y 10.213 viviendas registradas en 1990. Adicionalmente. 97. Lo más destacado de la subregión del San Juan es el vasto impacto de la minería sobre los bosques de las riberas. la subregión sufre los efectos de dispersión. La estructura ocupacional documentada por el censo de 1985.229. 1.382 y en 1993 ascendió a 5. A nivel de primaria y por la concentración de la población escolar en el sector rural. En 1985 sólo se alcanzaba esa cifra en San José del Palmar. La información disponible se concentra en la franja costera. 5 . "los restos de un naufragio ". En general. de las 14.777.5% tenía todos los servicios (acueducto. (Regresar) . 15.701 respectivamente. Hoy día los obreros con más de 9 meses en Tadó y Condoto son casi el 4% de las categorías. Se requieren con prioridad proyectos de desarrollo sostenido que no multipliquen más. En el campo de la salud han aumentado algunas enfermedades infectocontagiosas.El empleo que genera esta actividad es limitado y se dirige a las labores menos calificadas. En esta subregión se encuentra el municipio de Sipí. la fauna y la vida cultural asociada a ellos.4%. ha cambiado. por lo general de la zona minera de Antioquia. la flora. En Istmina funciona la sede de la universidad a distancia de la Universidad Tecnológica del Chocó.

en la ideología de identidad nacional contemporánea. con valoración racial. La significación del entorno natural que realiza la cultura es interactiva e implica ajustes y adaptación. Las formas específicas de éstos dependen de balances relativos a las condiciones históricas. Periferia que. alimenta de oro la sociedad colonial. Incluso estas condiciones se atribuyen con frecuencia a su condición racial. Las minorías blancas son poco estables en el largo plazo. adicionalmente. También su valoración cultural desigual. que se modifica históricamente. sean estos la Chocó Pacífico o Maderas del Darién. Por una parte. juega un papel cambiante en la construcción de representaciones sociales globales. durante la mitad de este . tanto de la región misma. pero también intervención y modificación. ¿Qué papel puede cumplir la diversidad cultural en esa construcción simbólica y material del Chocó como región? Pueden esbozarse al menos dos grandes líneas de dinámica histórica. sino también en relación con su articulación externa. El Chocó ha tenido el significado dentro del conjunto nacional. Se sabe que las condiciones regionales no pueden explicarse sólo con referencia a sus características internas. Sin embargo. La región. la zona se relaciona como periferia de otros centros. sin acumulación significativa y con lazos de subordinación con quienes logran el gran lucro de la extracción. desde fechas tempranas. la relación centroregión. las nativas y las hechas a la fuerza nativas. de marginalidad. a veces reñidas con ese entorno. ocupan un lugar central. Pero florecen a su sombra modelos nuevos. sin embargo. Las culturas locales. atravesada por nociones de raza y desarrollo. se ven sometidas a alimentar la relación extractivista. centro-periferia.VI LA DIVERSIDAD CULTURAL Y LA CONSTRUCCIÓN DE LA REGIÓN DEL CHOCÓ AL INICIO del libro se planteó cómo las regiones son ante todo construcciones socio-históricas sobre fundamentos físico naturales. las regiones. de periferia. distinciones necesarias en el proceso continuo de reinvención cultural y de construcción de representaciones nacionales. En Colombia la conformación de ideologías nacionales. como de su relación con conjuntos mayores. esencial para la economía de la época. Se signa así una primera gran línea. reacomodos lentos de las culturas amerindias y afroamericanas.

con riqueza minera. selva que la economía extractiva intervino de manera focalizada. fue ignorada y aun devaluada dentro de la imagen regional. Abundaron las concesiones forestales y proliferaron los aserríos. aun a pesar de la presencia de formas abiertas y veladas de discriminación o segregación racial y cultural. Y esa forma de concebir la región no es sólo central. en favor de una noción genérica de regionalidad chocoana. el Chocó existe dentro del conjunto nacional como zona marginada. Los intercambios entre población y medio natural produjeron complejos culturales con los cuales desarrollaron. cada uno a su manera y muchas veces en forma similar o asimilada. la diversidad cultural logró desarrollar alternativas de adaptación y utilización de la selva húmeda que permitieron su existencia hasta el presente. sino de lo regional como espacio necesario de acciones y discursos nacionales. Llegaron campesinos colonos de la vecindad y detrás de ellos los ganaderos y algunos otros negocios menos lícitos. luego las de negritudes. La contraposición ideológica región versus nación. tiene arraigo local estable. supeditada al centro político y económico. Existe además un interés que rebasa las fronteras nacionales en aquellas zonas donde se conservan recursos bióticos importantes y el Chocó es lugar privilegiado en ese campo. el monopolio minero dejó de existir en manos de extranjeros y surgieron mil cabezas de medianos y pequeños mineros nacionales. Una segunda dinámica puede encontrarse a partir de la desestabilización de las relaciones internas y externas. y para quienes la región . Quienes localmente permanecen apegados al esquema de la región como conjunto homogéneo contrapuesto al centro y podrían disfrutar del auge descentralista. En el plano global ya no se trata del centralismo contrapuesto a lo regional. Es decir. Llegaron quienes creen tener en sus manos armadas el remedio para toda injusticia y se sienten autorizados para intervenir en la vida de unos y otros. Pero la diversidad cultural construida y reconstruida. En las internas. emigraron los campesinos negros a los centros locales y a las ciudades cercanas. de manera académica o reivindicativa. quienes permanecieron recibieron la influencia múltiple de los modelos afro y amerindio. En esta dinámica. se han visto con sorpresa y disgusto desplazados por desconocidos actores locales. Se plantea así una ironía. un manejo ambiental con equilibrios específicos. Pero también surgieron organizaciones y movimientos que reivindicaron primero la etnicidad y las culturas indias. fundamentalmente negra. donde se han encontrado con el reajuste del papel político e ideológico de las regiones. porque los modelos nativos han sufrido modificaciones drásticas en sus condiciones de existencia. su estrecha relación con la existencia de la biodiversidad en general. aquí oculta y silencia la diversidad cultural dentro de la región genérica denominada Chocó. para la diversidad silenciada. Emigraron sus minorías blancas. que tiene recibo en sectores nacionales y del exterior. Pronto saltaron como actores activos al plano nacional. Se ignoran o desprecian las culturas indias y negras y su relación con las selvas húmedas. de lo regional como esencia de la nacionalidad. Allí se abren espacios nuevos para las reivindicaciones locales. Atrasada frente al modelo deseable es espejo sin luz del desarrollo.siglo. La diversidad cultural reclama entonces.

La diversidad cultural tiene un espacio inicial en la reconstrucción simbólica de la regionalidad y dentro de la ideología de identidad nacional. La polémica tiene como fuentes por una parte. Quienes han permanecido con las formas tradicionales. en la medida en que rompen las formas tradicionales en favor de la titulación individual. las sustracciones eran las siguientes: . auspician un modelo homogeneizante. los usos y formas tradicionales de tenencia de la tierra.misma está internamente diversificada. no hizo necesaria otra legislación por largo tiempo. las sustracciones de extensiones relativamente considerables de la Ley Segunda de 1959 han sido un factor de desestabilización. Se le suman otros frentes de conflicto territorial en zonas diversas del departamento. Las presiones surgidas de los núcleos colonizadores desde los años sesenta hasta el presente han motivado la sustracción de un total de 129. Pero es aún incierto si este espacio de representaciones logrará detener los procesos materiales que socavan las bases que les dan existencia y desplazar a quienes en el centro. se encuentran desprotegidos frente al avance de la apropiación legalizada mediante títulos de propiedad individuales y aún colectivos (resguardos indígenas). La forma de utilización cíclica y estacional del territorio. tanto de indígenas como de negros. Sin embargo. modelos culturales y tenencia de la tierra Sobre la tenencia de las casi cinco millones de hectáreas del Chocó. Así. Estos últimos han encontrado un punto de confluencia con el replanteamiento nacional del papel simbólico de la región. la diversidad interna tiene recibo dentro de ciertas tendencias generales e incluso se le asigna un papel protector no pocas veces exagerado e idealizado. y pese a la ley que declara buena parte de ellas como reserva forestal. en la segunda línea de dinámica. Conflictos.103 hectáreas de la reserva. Hasta 1992. empero. avanzan los procesos que erosionan los fundamentos de la reproducción de los modelos culturales diversificados. que adoptan la forma de propiedad privada. con grupos étnico-culturales diferenciados que desean vocería propia. el interés en la protección ambiental y sus reclamos específicos de reconocimiento para sus culturas. la Ley Segunda de 1959 y por la otra. existe una polémica que ha venido cobrando fuerza. principalmente los afrochocoanos (rurales y urbanos). De manera simultánea. El resultado de la misma tendrá un impacto cierto sobre los recursos bióticos del Chocó y sus actuales pobladores. La región parece extensa en relación con su población por lo cual no se percibió por mucho tiempo la urgencia de solución del problema de tierras. y desde la misma región.

775 indígenas (3. Area: 85. Acuerdo 169/68.000 ha. por ejemplo. carecían de delimitación territorial. Istmina. especialmente a partir de la década de los 80. quedan aproximadamente 3’500. Area: 185. Juradó. A. Quibdó.266 (781 familias).6% del total del departamento. 5. 6. Tadó.000 ha en resguardos.103 ha (Según información de INCORA. 1992). Pero los negros quedaron excluidos y a través de la ANUC.1. Area: 204. Zona de Condoto. el reconocimiento de amplias zonas de resguardo. le restamos las tierras otorgadas como resguardos.. Los indígenas han logrado. Previo al resguardo vivían allí pobladores indios. ha desencadenado numerosos enfrentamientos con nativos negros. 922. La conformación de nuevos resguardos avanza. Pero si al área total del Chocó. Area: 61.000 ha Acuerdo 038/74. 4.000 ha (ver Cuadros Nos.375 ha.000 ha Resolución 222/84. Humberto.000 ha son resguardos indígenas. hasta 1992. Acuerdo 033/76. Zona de Andí y Unguía (Urabá). Zona Dabeiba (Antioquia). 16. exigen derechos sobre el territorio. aproximadamente 4’700. Resolución 110/65 En todas estas áreas sustraídas (Mapa Nº 5). que equivalen aproximadamente al 19.000 ha. 1986a) y por la presión de las organizaciones de pobladores. Bagadó y Quibdó. Tienen 922. negros y colonos procedentes de Antioquia y Caldas que explotaban la madera. mientras 4. provechosa para las etnias indígenas. cuyo potencial económico es el maderable. Y dadas las limitaciones agrológicas y climáticas la supervivencia del ecosistema del Chocó reside en el modelo de explotación fluvio-forestal. se han otorgado en todo el departamento 4. La tendencia a sustraer áreas de la reserva se ha aminorado en los últimos años ante sus resultados sobre las condiciones ecológicas y de los suelos (Hernández. la adjudicación de baldíos y los parques naturales. La adjudicación de resguardos indígenas data principalmente de la década de los años 80 (ver Mapa N° 6). De hecho esta circunstancia. gracias a la fuerza de sus organizaciones. Nuquí y Alto Baudó (Costa Pacífica). 10 y 11 y Mapa N° 6). 3. De éstas el 75% son selvas. de nativos indios y negros. Se niegan a dejarlo y ya se han . Es posible discutir esta política como una estrategia de congelamiento de áreas de interés para el Estado.613 títulos de propiedad sobre 129. Nóvita. Lloró. la población negra que ha vivido dentro de estos territorios por varias generaciones.000 ha.000 ha de las cuales 25. residen en resguardos.224 familias). por razones geopolíticas y de conservación de las selvas húmedas tropicales por su irracional explotación (ver Triana. 1991). Area: 346. Según INCORA. que cubrían. No se determinó el área sustraída. En Juradó. lo que parece suponer el cubrimiento total de la población en los próximos años. Zona Bajirá (Urabá). 2. se constituyeron tres resguardos en 1982 y en 1987. Bahía Solano. Una de las razones principales de los choques ha sido la política de ignorar en la constitución de resguardos. Los indígenas obtuvieron la constitución del resguardo. Además de estas sustracciones se han adjudicado cerca de 60 resguardos indígenas.

como el sometimiento a una autoridad indígena. no tuvieron como propósito la explotación agrícola. En ciertas zonas. risaraldenses y vallunos. lo que consiste en pagarles las mejoras a los nativos negros para que se ubiquen en otro sitio. respaldada por pólizas y piden otras soluciones territoriales. restan aspectos de difícil acuerdo. se ha conformado ya un nuevo proceso de concentración territorial. con el fin de abordar de manera integral el problema territorial en el Pacífico. Un gran número de pequeños colonos proviene del departamento de Córdoba. transitorio de la Constitución de 1991. los inmigrantes de las últimas tres décadas juegan un nuevo papel en la zona. hasta los años sesenta. La actual población blanco-mestiza proviene de distintos orígenes y ha llegado a la región en diferentes épocas. Como resultado surgió la ley 70 de . La Asociación Campesina Integral del Atrato (ACIA). la política oficial fomenta la división entre estos grupos sociales. Se podrían establecer. Se les denomina chilapos. siguiendo una tendencia general de la colonización. sin embargo. que les permita acceso al crédito. migración que ha aumentado desde que se abrió la carretera Quibdó-Risaralda. cuando éstos llevan toda la vida allí. ha sido lento y dispendioso. si bien en algunos casos se dio apropiación privada de baldíos cercanos a los cascos urbanos. además de costoso. lo que implica limitaciones en la venta de tierras. sobre todo en Quibdó. Se dedicaron al comercio y la administración pública. Plantean que durante muchos años negros e indios han convivido y sin embargo. La solución general que ha dado el INCORA.presentado algunas muertes (1) . plantean. agrupación de pequeños cultivadores del medio Atrato ha desarrollado campañas para llamar la atención estatal. En menor cantidad se encuentran antioqueños. convenios en los cuales se estipule el respeto a la reglamentación sobre resguardos. elemento central de los resguardos. Desconocen las reglas de apropiación territorial tradicionales y buscan la titulación de su parcela. En este momento INCORA se propone reubicar parte de éstos a través de la compra de mejoras. Este proceso. Sin embargo. ACIA y otras organizaciones comunitarias negras. salvo casos excepcionales mencionados. Consideran que no necesariamente los negros deben salir de los resguardos. Pero los colonos blanco-mestizos son agricultores pobres en busca de tierra y compiten con los habitantes nativos. es sanear los resguardos. Ante la situación se creó una comisión conformada por representantes de distintas entidades oficiales que busca soluciones. si bien es minoritaria desde el punto de vista demográfico. negros e indios. participaron activamente en la reglamentación del artículo 55. pero otros aducen una larga permanencia. Están de acuerdo con la adjudicación de los resguardos indígenas. Algunos están dispuestos a dejar los terrenos a cambio del pago de sus mejoras. siempre y cuando se cuente con la opinión de los pobladores locales negros para acordar criterios conjuntos. Los blancos locales tradicionales.

) la propiedad colectiva sobre las áreas (. a pobladores blancos como los Meluk. esta tendría 30 metros de profundidad y derechos colectivos hacia el interior (Ver Diagrama 2). Este aspecto se ha convertido en elemento aglutinador de población indígena. En 1941. formulan propuestas de desarrollo con la idea de administrar territorios que consideran propios. ACIA propone una propiedad familiar a las orillas. que reglamentó la titulación de terrenos de los moradores de las riberas de ríos de la cuenca del Pacífico y otros derechos fundamentales.) que vienen ocupando de acuerdo con sus prácticas tradicionales de producción"(Artículo 4o. contratos. para llegar a una solución justa. OREWA (Organización Regional WaunanaEmberá) y ACADESAN (Asociación de Agricultores del San Juan). El municipio de Quibdó debía administrarlos y adjudicarlos directamente (2) . Frente a los conflictos con comunidades negras. El territorio colectivo debe ser plenamente delimitado y dentro de su plan de desarrollo se debe contemplar la forma particular de producción. inalienable e imprescriptible. ajustando la distribución de la propiedad de acuerdo con sus usos y costumbres (Triana. que cubren 5 kilómetros a la redonda. . Antes de esta fecha. entre las distintas partes. Sin embargo. La mayoría abandonó luego las tierras urbanas. 1991). Por esa ley "el Estado adjudicará a las comunidades negras ('que han venido ocupando tierras baldías en zonas rurales ribereñas de los ríos de la Cuenca del Pacífico'. a nivel de reglamentos se pueden definir zonas de propiedad individual. especialmente en Quibdó y Nuquí.. Las mismas comunidades deben asumir la administración interna de sus territorios mediante un Consejo comunitario. Sin embargo. de pobladores rurales negros y aún de la población urbana. Distintas organizaciones. Para ellos es importante continuar con la titulación de resguardos y el saneamiento de los mismos y apoyan la titulación comunitaria para las comunidades negras. tales como OBAPO (Organización de Barrios Populares).1993. los Wilches y de La Torre. Esta iniciativa está respaldada por otras organizaciones locales. Su propiedad es inembargable. el Ministerio de la Economía Nacional adjudicó al municipio de Quibdó los terrenos baldíos ubicados dentro del área de esta población. Artículo 1o. que fueron invadidas y adecuadas mediante rellenos. tanto indígenas como negras.). convenios. Dado que los suelos aptos para cultivar se suelen encontrar en una franja de 30 metros desde la orilla del río hacia el fondo y detrás se encuentran ciénagas y sitios anegables aptos para caza. En torno a la tenencia territorial se observa en la actualidad una gran dinámica de organización comunitaria. el mismo Ministerio de la Economía había otorgado terrenos en propiedad. El problema de titulación de tierras en el sector urbano difiere por su propia naturaleza del de las zonas rurales y vale la pena detenerse en él. de reserva. la OREWA plantea que las entidades estatales apoyen acuerdos. colectiva. el punto de discrepancia son los asentamientos negros y de otros pobladores dentro de los resguardos.. pesca y recursos madereros.

especialmente alrededor de la tenencia de tierra.000 familias en los cascos urbanos de Quibdó y Nuquí (cuya situación no es muy diferente). se creó en 1988 la Organización de Barrios Populares (OBAPO) que asocia más de 5. desde que el municipio se encargó de los baldíos urbanos. a precios muy bajos. En los últimos diez años han llegado a las playas paisas (3) (de Antioquia. cerca de las dos terceras partes de la población de Quibdó vive en forma de invasión y la mitad ha construido sin licencia. desde los años ochenta han llegado mineros. la puesta en práctica de la reglamentación se ha dificultado. especialmente políticos.8% de la población. por carencia de información y distintas presiones.4% y el alcantarillado 4. son ignorados y se convierten en centro de abusos y disputas. Esta organización plantea la necesidad de acuerdos para solucionar los problemas prediales.por población proveniente del campo. Sus afiliados son principalmente vendedores ambulantes y según OBAPO ascienden a 5. De esta manera. la luz 38. Los derechos sobre las minas de las familias negras campesinas. En el caso indígena. basados en la ubicación de las mismas dentro de un terreno familiar. con malestar entre los habitantes. Esta situación ha traído problemas sociales de difícil resolución. Algunos se niegan a comprar los lotes pues los han recibido en herencia de sus antepasados y tienen sus pólizas tradicionales que los respaldan. A raíz de los anteriores problemas. Sin embargo. por antioqueños que pretendieron apoderarse de una mina de oro. El municipio no puede vender estos terrenos pues ya no se encuentran dentro del régimen de baldíos: sin embargo ha otorgado títulos sobre ellos y representantes de las familias antiguas se han opuesto legalmente. Este desorden en la titulación territorial se ha unido a los escasos y deficientes servicios. empresarios pequeños y medianos que buscan el buen precio del oro y la calma de la zona. muchas personas.7%. por Acuerdo N° 10 de 1985. se dictaminó también que no se podrían vender predios mayores a 300 m y se prohibió la venta de lotes de esa extensión a quienes los posean. lo que ha motivado la venta de terrenos que no le pertenecen o ha adjudicado un mismo predio dos y tres veces a distintas personas. Risaralda y el . el municipio no posee un inventario de lo que tiene. En la actualidad.000 familias en Quibdó y 2. Este conflicto aún no tiene solución a la vista y es manipulado con frecuencia alrededor de las campañas electorales. Otros los adecuaron dificultosamente. se regularon los precios de los ejidos municipales.000 en Nuquí. Quibdó no cubre con servicio de agua sino el 7. En 1985. compraron extensiones de tierra en el casco urbano. se establecieron los valores del metro cuadrado según su ubicación dentro del casco urbano. Por otro lado. Por otra parte. fue especialmente divulgado hace algunos años el desalojo sangriento de familias emberá-catío en el alto Andágueda.

se siembra. 1993: 29). Como lo plantea CORPOS. la pesca y el uso del bosque. La dispersión de lotes de cultivos y minas hace parte de ese patrón. supone el derecho del dueño a recibir parte del rendimiento de la explotación. se aprovecha la subienda de peces y se va a la mina. La compra y venta de terrenos permite ampliar la propiedad familiar. En el verano se preparan tierras.) y el manejo de los ámbitos rural. Este patrón de subsistencia permite la reproducción de los recursos a través de su utilización estacional. El estudio de CORPOS para el medio Atrato muestra cómo. citado por Vargas y Ferro. de morros de uso público. Una gran movilidad de la población y la emigración mantienen un equilibrio entre la población y los recursos territoriales. que cobijan los grupos de padres y hermanos y su descendencia. El cabeza de familia ostenta el título grande (CORPOS. etc. rompiendo así el entramado bio-cultura del nativo negro (Informe de campo de Patricia Vargas y Germár Ferro. expresan la importancia para ellos de "las comunidades de fuerte intercambio y solidaridad en una continua interacción cotidiana". Cada joven recibe su derecho de herencia al independizarse y puede también abrir nuevos terrenos.. De manera similar se registra también el arriendo de terrenos. En promedio. que cubre terrenos en reserva para los descendientes. es abierto para los miembros de la comunidad local a través de normas consuetudinarias. Las familias se desplazan continuamente a sus lugares de trabajo. (. la propiedad se orienta a buscar el espacio para desarrollar las actividades agrícolas de rotación. Además de los lotes de cultivo. para las comunidades rurales negras. durante las lluvias.: 2). el apoyo de "una amplia red de parientes (. si bien estas zonas no tienen apropiación privada. Estos nuevos habitantes han traído innumerables problemas. El conocimiento de la tradición de propiedad descansa en los mayores y se reconoce en los cultivos. bejucos. en distintas fases del ciclo productivo. la minería. las . entre otros.Valle del Cauca) con un interés turístico de comercio del turismo. 1991). el uso del bosque (maderas. cit. por su parte. Cada familia tiene una propiedad ribereña delimitada.) y de las ciénagas...) arraigada en una tradición de oralidad. urbano como un continuo" (Taller de OBAPO. se han adueñado de lotes baldíos. con una división sexual del trabajo no estricta: el hombre trabaja más la agricultura y la mujer la minería de barequeo. siguiendo un ciclo anual. una religiosidad pagana. y unas prácticas de salud que cuentan con especialistas que les han permitido una relativa autonomía. Ellos han legitimado la posesión territorial mediante la tradición oral. no pueden considerarse baldíos y permiten el mantenimiento y reproducción del bosque. Las comunidades rurales negras o afrocolombíanas. que se registra en documentos privados denominados pólizas. han destruido manglares para liberar playas para el turismo. Los terrenos pertenecen a grupos familiares extensos.. en un contexto musical dominante. con utilización humana (Ibid). Posee lotes en distintas riberas. en general cerca a otros parientes. El derecho sobre las minas.

Es posible plantear que los modelos tradicionales de tenencia y uso territorial. 1982: 202). La ley 70 de 1993 que legitima la propiedad de las comunidades negras rurales. las gentes se marchan" (Arocha y Friedemann.distintas parcelas no sobrepasan las 5 hectáreas (ver CORPOS.) donde cultivan plátano. dicen Arocha y Friedemann. Así. de la inmigración de medianos empresarios mineros y madereros. que crecen en canastos colocados sobre plataformas cerca de los tambos. por lo general. la tenencia de tierras en el Chocó. en sus propias palabras.. caña de azúcar. de la apropiación de las playas por los paisas y de la delimitación de zonas de resguardo para los indígenas desde la midad de los años setenta. 1989). La titulación individual por la cual presionan los colonos.." Este patrón permite adecuar el número de habitantes que vive en cada río a la intensidad de sus cultivos y a las posesiones territoriales. con núcleos rurales relativamente cerrados. Los derechos no se pierden y después de varios años es posible reclamarlos a los otros parientes que en el entretanto los han usufructuado. Así. Complementan su alimentación con caza y pesca. la legislación colombiana ha estado más preocupada por legislar sobre las reservas forestales y las concesiones para explotaciones extractivas (mineras. con la delimitación de áreas de colonización con títulos de propiedad. tanto de blanco-mestizos como de nativos indios y negros. Por la pertenencia a un tronco familiar se hereda un derecho de explotación territorial.. entraron progresivamente en crisis a partir de la colonización agrícola de Urabá y otros sitios desde los años sesenta. 1991 y Torres. por ejemplo. Por su parte los emberá. Un individuo hereda derechos sobre una orilla. bananos. tanto de la familia de la madre como del padre. están esparcidos por las riberas y se hacen efectivos cuando el individuo precisa cultivar o explotar una mina. T. se ha convertido en los últimos años en área de conflicto entre las distintas etnias e incluso cobija y contrapone entre sí a los nativos. compuesto por una red de parientes consanguíneos y afines. abre para el Chocó otra etapa del proceso . La agricultura de los negros es similar. forestales). ambos usan el sistema de tumba y descomposición. la minería de empresarios de fuera y aun con la delimitación de reservas indígenas. "viven de sus huertos sobre riberas de los ríos (. frutales y hierbas medicinales. trastrueca este sistema reproductivo y con él la supervivencia de los recursos bióticos. Estos derechos. En la medida en que la economía del Chocó se ha orientado hacia una economía extractiva de enclave. "Cuando la producción disminuye a causa del agotamiento del suelo. el núcleo social es el denominado tronco familiar. Los modelos culturales rurales nativos arrojan una apropiación discontinua espaciotemporal del territorio que entra en conflicto con otras formas de apropiación. que en resolver los problemas de tenencia de tierras de una población relativamente pequeña.

el interés se dirige a lo que aún se conserva de diversidad biótica y cultural que valorizan de forma nueva al Chocó. lo que ella representa y se arroja luz sobre campos y relaciones antes en penumbra. diversidad y homogeneización. aunque posiblemente no alcance a modificar la naturaleza del vínculo mismo con el centro. es decir. Ahora. Todo aquel que no es negro ni cholo. pero para otros actores locales y nacionales. sí es un desplazamiento simbólico de la esencia construida de la región. Quibdó. (Regresar) . es posible que se mantenga la jeraquía socio-espacial de la cual habla Wade en sus trabajos sobre el Chocó. (Regresar) 3 . centro y periferia las atraviesan y producen oscilaciones entre unas y otras y también tensiones y enfrentamientos entre ellas. Pero sobre esa revalorización no existe un interpretación única. a su paso de espejo sin luz a espejo de futuro. Cada interpretación es. En ese sentido. internamente polivalente. Si bien no es propiamente una inversión simbólica. a su vez. el vínculo de subordinación. desarrollo y conservación. (Regresar) 2 . pues para algunos actores locales y nacionales significa la recuperación simultánea de la etnicidad ligada a la diversidad cultural. Uno de los efectos de este replanteamiento deja relativamente sin piso y desconcertadas a las élites locales que los ignoraban. es la oportunidad para aprovechar los recursos en un esquema desarrollista. Cada una puede dar contenidos específicos y contrastados a la revalorización del Chocó. es la oportunidad para salir del atraso. que se protocolizó mediante escritura número 11 de 1944. 1 . sino varias paralelas y contrastadas. de los aspectos de contraste. Decreto 026 de Junio de 1944. de las relaciones ideales esperadas. se han cambiado el interés y la forma de caracterizar la región. Información funcionarios INCORA. Se ha modificado la imagen construida de la región. Al recobrar la región un papel nuevo en el replanteamiento de la relación con el centro y de su rol dentro del conjunto nacional. definición dada por los nativos negros e indios de la región.adaptativo de sus gentes.

Bogotá. Jaime y Nina Friedemann 1986 De Sol a Sol. 1993 The Making of Modern Colombia. A Nation In Spite Itself. Arocha. mayo. José Rafael S. Bushnell. CODECHOCO. Perry 1991 Nation-States and National Identity. Berkeley. cacharreo y convivencia en el Baudó departamento del Chocó". Antonio María 1987 Los emberá del medio Atrato. julio-septiembre. Carlos Valencia Editores. Los Angeles. 1986 "La historia y la antropología del negro en Colombia". En: Revista Colombiana de Psicología. Vol. Cardona. pp: 117-122. Quibdó.BIBLIOGRAFIA Aprile. Jacques 1991 "La colonización del Chocó". pp: 98-110. University of California Press. Corporación Araracuara. Atrato Medio. Pontificia Universidad Javeriana. N° 4. N° 2. . En: Boletín de Antropología. Arocha. 2. Arocha. Bogotá. Inédito. emoción y convivencia en Colombia". Bogotá. Bogotá. Jaime y Nina Friedemann 1982 Herederos del Jaguar y la Anaconda. Jaime 1993a "Sentipensamiento. Sección Indígena. Proyecto de Desarrollo Agrícola IntegralDIAR. Editorial Planeta. En: Colonización del Bosque Húmedo Tropical. Antonio María 1985 Informe de visita a las comunidades indígenas del río Bojayá. pp: 3-8. Jaime 1993b "Razón. Bogotá. Departamento de Antropología. Informe de una Misión Técnica. En: Señales Abiertas. Chocó. N° 2. David. Roberto Vicente y Rosmira Raucho 1991 Guía Ambiental. Arboleda. Arocha. En: London Review of Books. pp: 249-274. Bogotá. Colombia. Gerardo y Roger Morales 1987 En busca de alternativas viables para el manejo sostenido de los recursos renovables del Chocó. CODECHOCO.J. Anderson. Cañete. Budowski. Cardona. Quibdó.

Germán 1978 Estudios lingüísticos hispánicos. Darío. Editorial Gredos. DIAR. De Granda. Van Der Zee y otros 1987 Bosques comunales. Jaap. IX.N. Quibdó. J.. 1600-1800. 33-34. 1988-1992. Bogotá. Documento de Trabajo. Popayán: una sociedad esclavista. Medio Atrato. Cali. CIDER 1988 — Embajada del Reino de los Países Bajos Evaluación del impacto e investigación del proyecto DIAR (Chocó). Universidad del Valle. D. DANE Censos de Población y Vivienda. Consejo Nacional de Política Económica y Planeación 1961 Plan de Fomento Regional para el Chocó. Informe de trabajo. Bogotá. Bogotá. . mineros y comerciantes. Cali.P. diagnóstico. Bogotá. D. CIDER 1991 — Secretaría de Integración Popular Plan de Acción Chocó. Ediciones La Carreta. Corporación Colombiana de Proyectos Sociales —CORPOS—1991 Chocó. 1985 y 1993. Bogotá. Edgardo y Silvio Aristizábal 1980 "Lista de plantas utilizadas por los indígenas Chamí de Risaralda". Siglo XVIII. Germán 1979 Historia económica y social de Colombia. Colmenares.P. Corporación Autonóma Regional del Cauca (CVC) y Centro de Cooperación Indígena (CEC0IN) 1988 Plan de desarrollo de la Costa Pacífica. N°s. División de Recursos Naturales Informes varios sobre el Chocó. Quibdó. 1991 Propuesta para la reactivación de la expansión minera en el Chocó. Bogotá.N. Bogotá. Bogotá. Cujar.Cayón A. 1961 Plan de fomento regional para el Chocó. Madrid.1988 — Gobierno de Holanda Plan de acción forestal para Colombia. Germán 1975 CALI: terratenientes. DANE 1990 Estadísticas Municipales de Colombia. Vol. Bogotá. Quibdó. En: Cespedesia. afrohispánicos y criollos. Colmenares. CODECHOCO 1992.

Bogotá. Forde. Grupo Asesor para la Educación —GAPE— 1990 Cultura y salud. Biblioteca Básica Colombiana. Departamento de Antropología. Bogotá. Informe de actividades. Normas consagradas en la Constitución Política. Bogotá. Unidad de Desarrollo Social. Medellín. Bogotá. Chocó (Colombia). Quibdó. Forero Pinto. Estudios sobre las ideas cosmológicas y los valores sociales de algunos pueblos de Africa. DNP. Gentry.— PNUD—DANE 1989 La Pobreza en Colombia. Vol IX.N. ." En: Cespedesia. N°s. Bogotá. María José. Ministerio de Agricultura. Memorias del Foro. 1990 Colombia. Informe de investigación. Ernesto 1976 Colombia. Luis Eduardo 1980 "Etnobotánica de las comunidades indígenas cuna y wanana. Antioquia y la cuenca del Pacífico.) 1959 Mundos africanos. D. enero-agosto de 1991. Durán. Departamento de Medicina Social. Cali. Fondo de Cultura Económica. Universidad Nacional de Colombia. Villegas Editores. En: Selva Húmeda de Colombia. PNUD. Camilo 1993 Prácticas y conceptos de los indígenas Emberá acerca del territorio que habitan. COLCIENCIAS.D. Gobernación de Antioquia. Echavarría. Facultad de Salud. Hernández. Bosquejo de su Geografía Tropical. Jaime 1986 Recursos naturales no renovables en el Chocó. Proyecto comunitario Waunana. Editora Nacional de Colombia. 33-34. Darryll (comp. Marlene Escobar de Samper y otros 1989 Perfil ambiental de Colombia. Material de trabajo. Dirección del Plan Nacional de Rehabilitación 199 Programa campesino Chocoano PCH.P. Fondo FEN. Universidad del Valle. Bogotá. Alwyn 1990 "La Región del Chocó". pp:115-301. Angela 1990 La Costa Pacífica colombiana. México. DANE. Cali. Bogotá. FUNCOL 1983 Estudio socio-jurídico de las comunidades indígenas del Chocó. Bogotá. UNICEF. 1991 Una visión general sobre los pueblos indígenas de Colombia. División de Programas Sociales Especiales. COLCULTURA.P. Bogotá.N. Guhl. Tesis de grado en Antropología. Hernández de Caldas. Bibliografía y Catálogo colectivo. N° 11.

pp: 13-38. pp: 65-78. INCORA. . Bogotá. Bogotá. Bogotá. Bogotá. Nos. Losonczy. Simposio formas y usos de los sueños en las sociedades amerindias.VII. enfoques antropológicos. Bogotá. Catálogo bibliográfico colectivo. En: Tierra. Regiones. INCORA. Myriam 1994 "Región. Colombia). Sección Resguardos Indígenas. Instituto Colombiano de Cultura —COLCULTURA—. tradición y poder en Colombia. Anne Marie 1990 "Lo Onírico en el Chamanismo Emberá del Alto Chocó". Bogotá. medio ambiente y recursos naturales." En: Revista de Antropología y Arqueología. Secretaría Técnica. Anne Marie 1991 "El Luto de sí mismo. Isacsson. Humberto 1986b Areas colonizadas o en proceso de colonización en el departamento del Chocó. Bogotá. Humberto 1986a Identificación de las áreas colonizadas o en proceso de colonización en el departamento del Chocó y en parte de Antioquia. Nación y Diversidad cultural en Colombia". En: Cuadernos Verdes. División de Titulación de Tierras. Departamento de Ciencias Sociales. En: América Negra. Coordinador: Michel Perrin. Sven-Erik 1976 "Emberá. N° 8. 1-2. Universidad del Valle-CEREC. territorio y régimen agrario de una tribu selvática bajo la dominación española". Losonczy. Ricardo Esquivel (compilador). 1988. Isacsson. Vol. Quito. Pontificia Universidad Javeriana. Instituto Colombiano de Reforma Agraria —INCORA—1982 Reservas y Resguardos Indígenas en Colombia. Instituto Colombiano de Antropología 1993 Costa Pacífica y comunidades negras. Bogotá. Jimeno Santoyo. Göteborg. pp: 43-64. Hernández.Hernández. Ediciones AbyAyala. Myriam 1991b "Elementos para la Reforma Constitucional: diversidad cultural. Sociedades. Subgerencia Jurídica. Jimeno Santoyo. Comisión Especial de Comunidades Negras. En: Territorios. Myriam 1991a "Diversidad cultural y medio ambiente. Universidad de Los Andes. Jimeno Santoyo. En: Memorias Congreso de Americanistas de Amsterdam. Sven-Erik 1994 The Song of the river. Cuerpo. sombra y muerte entre los negro-colombianos del Chocó". Notas para una política ambiental". Reestructuración de la Ley 2da/59. Villa de Leyva. Inédito. The sacred sound of landscapes and men (emberá. Cali-Bogotá. ICAN. Instituto Geográfico Agustín Codazzi 1986 Diccionario geográfico de Colombia.

Gerardo y Alicia 1962 "Investigaciones Arqueológicas en la Costa Pacífica de Colombia II. Melo. Instituto Colombiano de Antropología. XXX. XI. Kathleen 1975 "El Alto Chocó en el siglo XVI". En: Orion. XI. pp: 37-57. Redford. Informe actividades enero-agosto 1991. Gerardo 1962 "Contribuciones a la Etnografía de los negros del Chocó". Posey. Serge 1975 Sociedad contra natura. En: Revista Colombiana de Antropología. Peter 1989 Developing a Partnership of Indigenous Peoples conservacionist and land use planners in Latin America. Reichel-Dolmatoff. 9. Vol. Bogotá. Instituto Colombiano de Antropología. Quibdó. Darrel 1990 "The Science of the Mebèngôkre". Mauricio 1987 "Indígenas del Chocó". Bogotá. Gerardo y Alicia 1966 "Notas sobre un movimiento apocalíptico en el Chocó. Editora Vozes. pp: 110-145. Kent H. Plan Nacional de Rehabilitación 1991 Programa Campesino Chocoano. pp: 18-24. Vol. Oliven. Vol. N° 3. 9. Pardo. Instituto Colombiano de Antropología. Vol. XIX. N° 3. August. OREWA 1988 Plan de Inversiones para las Comunidades Indígenas del Chocó para 1988. Siglo XXI Editores. México. Ruben George 1992 A Parte E o Todo. pp: 9-38. Quibdó. Pardo. ICAN.Losonczy. Romoli. Petropolis. En: Folklore Americano. En: Orion. Instituto Colombiano de Antropología. Los emberá del Río Atrato. N° 14. Editorial Lealón. Summer. En: Revista Colombiana de Antropología. Anne Marie 1993 "De lo vegetal a lo humano: un modelo cognitivo afrocolombiano del Pacífico colombiano". Bogotá. En: Revista Colombiana de Antropología. Colombia". Reichel-Dolmatoff. Año XIV. the World Bank. Héctor 1975 La Maniobra del Oro en Colombia. En: Revista Colombiana de Antropología. Bogotá. En: Introducción a la Colombia Amerindia. Working paper for Latinamerican and Caribbean Technical Department. Poole. Medellín. Una secuencia cultural del Bajo río San Juan". Bogotá. Vol. 1990 "The Ecologically Noble Savage". Reichel-Dolmatoff. Informe de Investigación. Summer. . Moscovici. Vol. Lima. pp: 169-187. Bogotá. Diversidade No Brasil-Naçao. Mauricio 1981 Baubidá.

Roldán. Inédito. Fondo Editorial CEREC. Lygia 1992 "0 efeito das tecnologias sobre as comunidades rurais: o caso das grandes barragens". Condoto e Istmina. URPA 1984a Desarrollo Agropecuario Forestal del Departamento del Chocó. Ismael 1993 "Salud Humana y Condiciones Ambientales en el Pacífico". Bogotá. N° 18. En: Revista Brasileira de Ciencias Sociais. 1988-1992. Gerardo 1990 "Algunos conceptos de los indios Desana del Vaupés sobre manejo ecológico". Rueda.Reichel-Dolmatoff. José Olinto 1993 "Población y poblamiento". Quibdó. FEN Colombia. Bases para su ejecución. Bogotá. Documento de Trabajo. CODECHOCO.. Servicio de Salud Chocó 1988 Sección de Información. Mituhasi 1992 Investigaciones sobre la Pesca Artesanal en la Costa Pacífica chocoana. Instituto Colombiano de CulturaCOLCULTURA—. Bogotá. CODECHOCO. En: Gaceta. Universidad Nacional de Colombia. En : La Selva Humanizada. URPA-CHOCO 1964 Diagnóstico Agropecuario del Departamento del Chocó. N° 14. En: Colombia Pacífico (Pablo Leyva editor). Fase I. Bogotá. el desarrollo y la nueva Constitución. Chocó SER Consultores Ltda. Reichel-Dolmatoff. Ponencia Seminario. . Gerardo 1977 "Cosmología como análisis ecológico: una perspectiva desde la selva pluvial". Copacabana. Instituto Colombiano de Antropología. Takahisa.1991 Estudio Impacto Ambiental zonas mineras de los Municipios de Tadó. FEN Colombia. Quibdó. Mortalidad Infantil. Tomás 1989 Neguá. Bogotá. Bogotá. Adolfo 1991 La Cuenca del Pacífico. Quibdó. Torres. Marcelino y Emilio Arenas 1989 Programa Campesino Chocoano. pp: 35-41. Fondo para la Protección del Medio Ambiente José Celestino Mutis. Documento de Trabajo presentado a DNP por Embajada Real de los Países Bajos. Bogotá. Bogotá. Sigaud. año 7. Secretaría de Integración Popular. Tesis de Grado. En: Colombia Pacífico (Pablo Leyva editor). Unidad Regional de Planificación Agropecuaria. Fondo FEN Colombia. Fondo para la Protección del Medio Ambiente José Celestino Mutis. Música y Vida. Triana. Torres. Bogotá. Departamento de Antropología. CIDER-Universidad de Los Andes 1989 Plan de Acción para el Departamento del Chocó.

N° 29. Vargas. Patricia 1993 Los Emberá. Patricia 1990 "Los emberá y los cunas en frontera con el imperio español. . Peter 1990 "El Chocó. Instituto Colombiano de Antropología. Una propuesta de trabajo complementario de la historia oral y de la historia documental". N° 2. En: América Negra. Pontificia Universidad Javeriana. Patricia 1984 La Conquista tardía de un territorio aurífero. Luis Guillermo 1985 Jaibanás. pp: 123-145. Instituto Colombiano de Antropología. Bogotá. los Waunana y los Cuna. En: La Selva Humanizada. Corporación Araracuara. Bogotá. Peter 1991 "The Language of race. Bogotá. pp: 229-248. La reacción de los emberá de la cuenca del Atrato a la conquista española. octubre-diciembre. Peter 1993 Blackness and Race Mixture. Bogotá. Quibdó. Bogotá.URPA 1984b Estudio Aprovechamiento Forestal. Wade. pp: 33-46. Bogotá. En: Colonización del Bosque Húmedo Tropical. Vargas. The Johns Hopkins University Press. En: Seminario Internacional sobre la Participación del negro en la formación de las Sociedades Latinoamericanas. Bogotá. Valencia. una región negra". Peter 1989 "Pautas de raza en Colombia". En: Informes Antropológicos. Peter 1986 Relaciones e Identidad Etnica en el Urabá Chocoano: La relación del negro colombiano ante la presencia antioqueña y costeña. pp: 121-149. The Dynamics of Racial Identity in Colombia. Biblioteca Banco Popular. pp: 41-68. Tesis de Grado. los verdaderos hombres. Wade. Nuquí y Bahía Solano. Vargas. Luis Guillermo 1990 "Los Emberá-Chamí en guerra contra los cangrejos". Emperatriz y William Villa 1991 "Evolución del poblamiento del Chocó en el siglo XX: el caso del Medio Atrato". En: Boletín del Museo del Oro. 29. Inédito. place and nation in Colombia". Vasco. Producción de una cultura entre la adaptación y el conflicto. Wade. En: Boletín del Museo del Oro. Informe de Investigación PNR-ICAN-OBAPO. octubre-diciembre. Bogotá. Instituto Colombiano de Antropología. Bogotá. Siglo XVI y XVII. pp: 75-101. Patricia y Germán Ferro 1992 Sociedades Afrochocoanas de Quibdó. Wade. Bogotá. Textos Universitarios. Vasco. N° N° Wade. Fondo Editorial CEREC. Baltimore y London. 3. Fondo FEN Colombia. Cinco siglos de Transformaciones Territoriales en la Región del Chocó. Universidad de Los Andes. Vargas. Bogotá.

Zuluaga. Bogotá. César. CECOIN. William Villa y Mauricio Pardo 1987 Diagnóstico preliminar comunidades waunana. .

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->