P. 1
La avispa ahogada

La avispa ahogada

|Views: 590|Likes:
Publicado por1976claudia

More info:

Published by: 1976claudia on Apr 08, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/08/2013

pdf

text

original

Fábula de la Avispa Ahogada Autor: Aquiles Nazoa 1 8

La avispa aquel día, desde la mañana Se puso en los vidrios, a dar cabezadas, como de costumbre, bravísima andaba. sin ver en su furia, que a corta distancia ventanas y puertas, abiertas estaban; y como en la ira, que la dominaba casi no 2 veía, por donde volaba en una El día era hermoso, la brisa liviana; embestida, que dió de la rabia cayó cubierta la tierra, de flores estaba y mil nuestra avispa, en un vaso de agua. pajaritos los aires cruzaban. 9 3 ¡Un vaso pequeño, menor que una Pero a nuestra avispa - nuestra avispa cuarta donde hasta un mosquito, brava, nada le atraía, no veía nada por ir nadando se salva! como iba, comida de rabia. 10 4 Pero nuestra avispa, nuestra avispa "Adiós", le dijeron unas rosas blancas, brava, más brava se puso, al verse y ella ni siquiera se volvió a mirarlas mojada, y en vez de ocuparse, la muy por ir abstraída, torva, ensimismada, insensata, de ganar la orilla, batiendo las alas se puso a echar pestes y a tirar con la furia sorda que la devoraba. picadas y a lanzar conjuros, y a emitir mentadas, y así, poco a poco, fue 5 quedando exhausta hasta que furiosa, "Buen día" le dijo, la abeja, su pero emparamada, terminó la avispa Por hermana, y ella que de furia, casi morir ahogada. reventaba, por toda respuesta, le echó 11 una roncada que a la pobre abeja, dejó anonadada. Tal como la avispa, que cuenta esta fábula, el mundo está lleno, de personas 6 bravas, que infunden respeto, por su Ciega como iba, la avispa de rabia, mala cara, que se hacen famosas, debido repentinamente, como en una trampa, a sus rabias y al final se ahogan, en un se encontró metida, dentro de una casa. vaso de agua. 7 Echando mil pestes, al verse encerrada, en vez de ponerse, serena y con calma a buscar por donde, salir de la estancia, ¿sabéis lo que hizo? ¡Se puso más brava!

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->