P. 1
Libro Saeta Marchena

Libro Saeta Marchena

|Views: 609|Likes:
Publicado porpepema_1

More info:

Published by: pepema_1 on Feb 24, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/04/2012

pdf

text

original

Redacción

:
Roberto Narváez Castillo José María Alcántara Bonilla Nolasco Alcántara Madroñal Antonio Ojeda Lancha

Maquetación:
Miguel Ángel Crespo Martín

Colaboraciones:
Juan Rodríguez Aguilera. Alcalde de Marchena Antonio Calle. Concejal de Cultura Ayuntamiento de Marchena

Fotografía:
Antonio Ojeda Lancha Hermandades de Marchena Consejo de HH y CC de Marchena La Voz de Marchena José Antonio Pérez

Edita:
Escuela de Saetas “Señor de la Humildad” Sede: Capilla de Santa Clara (Marchena) Este libro se terminó el 20 de enero festividad de San Sebastián (Patrón de Marchena) Impresión: Imprenta Pruna

Patrocina:

Los clavos que dispusieron Para enclavar a Jesús Sin puntas los escogieron Y como no podían entrar Golpes y mas golpes le dieron.

3

SALUDA DEL ALCALDE
Cuando la fe se mezcla con la música, cuando la oración de transforma en melodía, cuando la garganta quiebra el respeto del silencio, cuando el rezo se expresa con el corazón, de lo más profundo del cofrade surge la saeta.

Enhorabuena. Conseguir que un proyecto perdure en el tiempo durante 25 años ya es motivo para sentirse orgulloso de ello, pero la satisfacción se debe multiplicar en este caso, al tener en cuenta el objeto de la Escuela de Saetas “Señor de la Humildad”. La escuela se fundamenta en una extensa y rigurosa investigación previa sobre los orígenes y evolución de la saeta, tanto a nivel histórico como musical, en el pueblo de Marchena y en general. Este trabajo ha puesto de manifiesto la riqueza de este canto en nuestro municipio y la relevancia del mismo en el mundo de la Saeta. La aportación que desde la Escuela de Saetas se ha realizado a nuestro patrimonio cultural, musical y religioso, es de valor incalculable y sólo el tiempo sabrá darle su justa medida. Las generaciones venideras tendrán la posibilidad de escuchar las diferentes modalidades de saeta desde sus orígenes, las saetas más antiguas tendrán cofrades que las canten y la tradición saetera de Marchena perdurará gracias al trabajo realizado por la escuela.

Igualmente debo dejar constancia de la proyección hacia el exterior y la relevancia que el municipio de Marchena ha tenido, tiene y tendrá, dentro del mundo de la saeta gracias a la escuela. El trabajo realizado no sólo se ha desarrollado en nuestro pueblo, también han asistido alumnos de muchos pueblos de Andalucía e incluso de otras regiones de España, al mismo tiempo que la difusión realizada ha tenido trascendencia internacional. Como Alcalde de Marchena, en nombre de nuestro pueblo y en el mío propio, os quiero expresar mi más profundo agradecimiento a todos y cada uno de los que a lo largo de estos 25 años habéis formado parte de la Escuela de Saetas “Señor de la humildad”, con vuestro trabajo y vuestra aportación, Marchena ha visto enriquecido su patrimonio y por tanto su legado para la posteridad. Mi más sincera felicitación, y recibid el apoyo y el ánimo del pueblo de Marchena para continuar en la misma trayectoria.

Juan Rodríguez Aguilera Alcalde de Marchena

4

REFLEXIÓN Y DESEO
Historiadores y estudiosos del mundo del flamenco, encasillan y entroncan a la saeta como una de las ramas básicas del mismo, posibilidad cierta desde que la saeta moderna sigue las líneas de nuestro cante más íntimo, hoy declarado Patrimonio de la Humanidad; siguiendo su propio camino, la saeta popular, la del pueblo, como transmisión de ideas y creencias cristianas o como manifestación de fe, no representa una línea musical básica catalogable. Diferencia sustanciosa, puesto que con cadencia melódica indefinida y “cuatro frases” procedentes del saber popular, resumen con gran acierto cualquiera de los pasajes bíblicos, cumpliéndose así la misión religiosa de plasmar ante el cristiano la conciencia y el sentimiento de la Pasión. Al paso de un Cristo o una Virgen, la saeta manifiesta la humildad y sencillez de un hombre o mujer cantando, rogando, pidiendo, ofreciendo todo lo que lleva dentro; el deseo de comunicarse con voz quebradiza, bronca o delicada, serena o placida y con la energía suficiente para llenar por completo su corazón. Combinar lo tradicional con las nuevas tendencias, es algo que la Escuela de Saetas “Señor de la Humildad” de Marchena viene realizando desde hace veinticinco años. No puede existir mejor ilusión ni mayor gozo que ofrecer el trabajo de preservar y difundir nuestras raíces, ni mejor futuro que el de conservar el legado de nuestros ancestros para futuras generaciones. Marchena tiene una deuda impagable con el esfuerzo de hombres y mujeres que día tras día, mes tras mes, año tras año, se dan cita en la emblemática Iglesia de Santa Clara de Marchena para realizar sus estudios de investigación y enseñanzas a nuevos alumnos/as, que movidos por las ansias del saber van dominando cuartas y quintas, carceleras, seguiriyas y todo tipo de letras y cantes rescatados de los tiempos del olvido. Con el sincero deseo de una extensa continuidad para la Escuela de Saetas “Señor de la Humildad” de Marchena, agradeciendo su meritoria labor a sus profesores, alumnos y colaboradores y con la seguridad de que la celebración del cincuentenario de su fundación será un total éxito, reciban desde la Delegación de Cultura del Ayuntamiento de Marchena mis más sinceras felicitaciones.
Antonio Calle Martín Concejal de Cultura Ayuntamiento de Marchena

5

MISIONEROS DE LA SAETA

Somos los que un día soñamos con
convertirnos en Saeteros y trovadores de la vida de Jesús por doquier. El tiempo, de manera inexorable, ha pasado. Y como es sabido, para los que contamos ya con casi sesenta años, ha pasado muy rápido, pero dejando a su paso una estela llena de vivencias, convivencias y momentos personales inolvidables que nos hicieron vibrar y emocionarnos más de una vez, en los numerosos actos en los que comparecimos como Saeteros y que están contenidos en el breve relato de nuestras intervenciones que aparecen recogidos en esta publicación.

Pero, poco a poco, ha ido reconociendo y valorando que es la única vía, en nuestros tiempos, para que esta querida y sentida tradición religiosa y popular no se pierda ni muera.

Es ésta una gran ocasión para rendir
un merecido homenaje a todos aquellos Saeteros, mujeres y hombres, que de forma anónima contribuyeron a golpes de corazón y con gran devoción a hacer posible este sueño que hoy vemos hecho realidad y que se ha visto premiado, en el transcurrir del tiempo, con la divulgación de estos cantos orales a otras ciudades y pueblos de España; llegando incluso a ser divulgados en el extranjero, concretamente en Italia, en la que estuvimos en tres ocasiones exponiendo todos los estilos de Saetas. En estos veinticinco años, Saeteras y Saeteros de esta Escuela de Saetas han venido cantando tanto nuestras tradicionales Saetas Marcheneras, haciéndolas suyas, como otras de melodías y estilos flamencos. Realmente, una labor encomiable de todos ellos que llevaron por bandera las Saetas Marcheneras por muchos lugares en un gesto de generosidad y entrega por esta causa que tanto nos cautiva. Muchas gracias y agradecidos por siempre a todos vosotros por esta actitud.

A tantas y tantas personas que un día
decidieron pasarse por la Escuela de Saetas “Señor de la Humildad”, de Marchena, hay que agradecerles sus esfuerzos e interés por este canto ancestral que ha servido para consolidar este rincón cofrade que llamamos un día Escuela y que en este año de 2011, cumple sus primeros veinticinco años de vida. No podemos olvidar que sus inicios fueron experimentales y que no contó, en un principio, con la aquiescencia de parte de la población cofrade marchenera que mostró, en aquellos momentos, su reticencia ante esta novedosa idea de transmitir la Saeta.

6

Transcurridos estos años, es llegada
la hora de hacer un pequeño balance y reflexión de las muchas horas que los centenarios muros de la capilla de Santa Clara han visto y escuchado a cientos y cientos de personas, cercanas al millar, intentando dominar en lo posible el canto de la Saeta que, como es también sabido, se lanza a capela y teniendo en mente la ilusión y la esperanza de llegar a convertirse en verdaderos Saeteros. Los datos de este menester son muy sencillos y estamos en disposición de decir que más de la mitad de la plantilla inscrita y que acudieron a la Escuela vieron cumplidos sus deseos de llegar a ser Saeteros. El objetivo y la razón de ser de la Saeta, en cuanto a exponer y divulgar la vida, pasión, muerte y resurrección de Jesucristo y de su mensaje de conversión y evangelización, se ha visto fortalecido con la incorporación al mundo de la Saeta de todas estas personas que antes no podían imaginar que un día llegarían a cantar por Saetas.

los hizo desaparecer, busca nuevos caminos acorde con sus tiempo. Así, pasa a ser enseñada y aprendida de forma reglada y sin perder un ápice de autenticidad, religiosidad, realismo y sentimiento, cantándose con arreglo a la devoción que tenga el que la ejecuta. Esto lo digo con el conocimiento de causa que me han dado estos veinticinco años en los que pude comprobar, tanto en la calle como en los templos, como los que la cantan se emocionaban y contagiaban a los que silentes escuchaban estos mensajes nacidos de la garganta y de la voz de los Saeteros que son los verdaderos artífices y misioneros de la Saeta. Roberto Narváez Castillo Director y fundador de la Escuela

Antes o después tenía que llegar este
momento en el que la Saeta, como diría Agustín Aguilar y Tejera “volando con alas propias y rompiendo sus lazos de unión…...”, yo diría, en nuestro caso, que la Saeta volando hacia otros lugares y deshaciéndose de sus lazos de transmisión antiguos, que la propia evolución de la vida

7

Desde el balcón azul un hombre canta: desgarrada oración, recia saeta. Viento del cielo. Soplo en la Veleta. Tiempo y Pasión de la Semana Santa. En pie, Señor, se empina y se levanta el hombre de la voz y de alma quieta. Pausa y respiro, próximo a la meta, nuevo arranque de voz en la garganta. La saeta, Señor, sale y alcanza tu corazón de amor ensangrentado que enjuga, besa, abraza y se detiene. De amor nace este cante porque es parto del dolor de los hombres; que hombres fueron los que hirieron con lanza tu costado.

Manuel Seura

8

La Escuela de Saetas:
1. ¿QUÉ ES UNA ESCUELA DE SAETAS?

9

LA ESCUELA DE SAETAS “SEÑOR DE LA HUMILDAD DE MARCHENA”
De los dos centros saeteros importantes de las viejas y antiguas saetas, sobresale claramente la villa de Marchena, situada en plena campiña sevillana, a sesenta kilómetros de la c a p i t a l hispalense. Históricamente, Marchena ha mantenido celosamente sus primitivas Saetas, únicas en su composición y estructura. La diversidad de su tipología, la riqueza musical, el contenido poético y su métrica han sorprendido a eruditos y estudiosos sobre el tema. Por la antigüedad de sus músicas se está, incluso, en la creencia de que el verdadero origen de su fuente habría que buscarlo aquí. Se puede hablar de fenómeno social de un pueblo que en torno a sus Hermandades de Penitencia ha sabido crear y conservar diez estilos diferentes d e S a e t a s convirtiéndose con ello en el centro saetero más importante de España, algo en lo que coinciden investigadores, estudiosos y expertos en el tema. Y es aquí, en esta villa ducal, donde hace ya veinticinco años, acontece algo singular: la creación y puesta en marcha de la primera escuela de saetas de la historia y, probablemente, del mundo.

10

¿QUÉ ES UNA ESCUELA DE SAETAS?
“Muchos siguen las tradiciones, pero realmente no saben de dónde proceden ni a qué se deben. He ahí la muestra de la ignorancia”. (Anónimo) La UNESCO en su “Recomendación sobre la Salvaguardia de la Cultura Tradicional y Popular” de 15 de noviembre de 1989, define así a la cultura popular y tradicional “La cultura tradicional y popular es el conjunto de creaciones que emanan de una comunidad cultural fundadas en la tradición, expresadas por un grupo o por individuos y que reconocidamente responden a las expectativas de la comunidad en cuanto expresión de su identidad cultural y social; las normas y los valores se transmiten oralmente, por imitación o de otras maneras. Sus formas comprenden, entre otras, la lengua, la literatura, la música, la danza, los juegos, la mitología, los ritos, las costumbres, la artesanía, la arquitectura y otras artes.” Asegura un poco más adelante que: “La cultura tradicional y popular, en cuanto expresión cultural, debe ser salvaguardada por y para el grupo (familiar, profesional, nacional, regional, religioso, étnico, etc.) cuya identidad expresa.” Y se posiciona acerca de su conservación en estos términos: “La conservación se refiere a la protección de las tradiciones vinculadas a la cultura tradicional y popular y de sus portadores, en el entendimiento de que cada pueblo posee derechos sobre su propia cultura y de que su adhesión a esa cultura suele perder vigor bajo la influencia dela cultura industrializada que difunden los medios de comunicación de masas. Por lo tanto, es necesario tomar medidas para garantizar el estado y el apoyo económico de las tradiciones vinculadas a la cultura tradicional y popular tanto dentro de las colectividades de las que proceden como fuera de ellas. A tal efecto convendría que los Estados Miembros:

11

a) elaborasen e introdujesen en los programas de estudio, tanto escolares como extraescolares, la enseñanza y el estudio de la cultura tradicional y popular de una manera apropiada, destacando de manera especial el respeto de ésta en el sentido más amplio posible, y teniendo en cuenta no sólo las culturas rurales o de las aldeas, sino también las creadas en las zonas urbanas por los diversos grupos sociales, profesionales, institucionales, etc., para fomentar así un mejor entendimiento de la diversidad cultural y de las diferentes visiones del mundo, especialmente las de quienes no participan en la cultura predominante; b) garantizasen el derecho de acceso de las diversas comunidades culturales a su propia cultura tradicional y popular, apoyando también su labor en las esferas de la d o c u m e n t a c i ó n , l o s a rc h i v o s , l a investigación, etc., así como en la práctica de las tradiciones;…” Queda claro en este documento que cualquier manifestación cultural que emana del pueblo debe ser protegida, mediante su estudio e investigación y el acceso a la

práctica y el aprendizaje de ella. Cuando hablamos de transmisión oral nos estamos refiriendo a aquellas enseñanzas, conocimientos y experiencias que los más jóvenes reciben verbalmente de sus progenitores y mayores. Con gran diferencia la transmisión oral, es, ha sido y será seguramente, la primera y más universal forma de transferir una cultura, creencias, hechos históricos, etc., que ha tenido el género humano a lo largo de su historia. La transmisión oral ha jugado un papel importante en la formación de la cultura e idiosincrasia de los pueblos. Ha hecho posible que los conocimientos, historia, costumbres y leyendas hayan pasado de una generación a otra, estén vivos y con el transcurrir del tiempo, se haya ido forjando una cultura local propia, que ha posibilitado que una comunidad tenga sus propias señas de identidad. Pero junto a la oral, encontramos la transmisión reglada, que se lleva a cabo en un lugar concreto a través de unas personas especialistas en esa formación y que enseñan siguiendo unas normas ya establecidas con rigor didáctico o lo que se ha venido en llamar escuela.

12

Escuela proviene del latín “schola” y hace referencia al establecimiento donde se da cualquier género de instrucción, así como nos permite nombrar a la enseñanza que se da o que se adquiere. Cualquier escuela está encargada de la reproducción, transmisión y producción de cultura a nuevas generaciones como estamento que conserva, protege y custodia los elementos culturales En el caso que nos ocupa, hablamos de escuela para referirnos a un conjunto de personas instruidas por un docente en una materia muy concreta: la saeta, el canto religioso más característico de nuestra Semana Santa La transmisión de la saeta, como tantos otros elementos socioculturales o religiosos se ha venido haciendo fundamentalmente de forma oral y directa, incluyendo a su vez los propios gestos, movimientos incluso los sentimientos. Han sido aprendizajes que sucedían de una forma pausada y lenta, pero que quedan bien anclados en los destinatarios a los que van dirigidos. Así, la saeta, como parte de la tradición oral quedaba presente en la conciencia colectiva de las personas pero frecuentemente sus elementos perdían las referencias históricas, sociales, estéticas, etc.

La única solución para conservar esas creaciones culturales y religiosas populares es la investigación, la búsqueda de sus fuentes, su puesta en valor y la recreación de los mismos con las técnicas necesarias para que conserven su pureza, su autenticidad y queden preservados de agentes externos para las generaciones venideras.

13

Una escuela de saetas es, por tanto, la institución que se ocupa del estudio, la recuperación y la transmisión de esos cánticos que, como es sabido, son en esencia un rezo, una oración, una copla popular religiosa que canta el pueblo al paso de las procesiones de la Semana Santa o en otros actos de penitencia y devoción. Si nos circunscribimos al caso de Marchena, hablamos de la primera experiencia académica llevada a cabo en España para preservar y sistematizar el canto de la saeta, en especial de aquellas que son autóctonas de esa población sevillana. Pasada la Fiesta de Reyes, cuando el eco de los villancicos se muda por el de los tambores y cornetas en sus ensayos, da comienzo el curso en nuestra Escuela de Saetas. Nos reunimos todos los sábados en tres turnos de una hora aproximadamente hasta desembocar en el mismo Domingo de Ramos. En la primera hora son los niños y niñas los que se inician en estos cantos ancestrales, siendo los adultos los que ocupan la segunda y tercera hora en función de su disponibilidad o conveniencia.

Las clases consisten en el aprendizaje de las viejas saetas marcheneras y las flamencas, así como otras saetas que puedan ser del interés del alumnado o de la escuela para cumplir con sus objetivos de rescate y difusión de tipos de saetas perdidas o en desuso.

14

La Escuela de Saetas:
2- ¿QUIENES COMPONEN LA ESCUELA DE SAETAS “ SEÑOR DE LA HUMILDAD” ? 2,1 El alumnado 2,2 El profesorado y la dirección de la Escuela

15

¿QUIENES COMPONEN LA ESCUELA DE SAETAS “ SEÑOR DE LA HUMILDAD” ?
2,1 El alumnado
La Escuela de Saetas “Señor de la Humildad” se encuentra establecida, en la Iglesia de Santa Clara de Marchena. Es una entidad pública, sin ánimo de lucro, que imparte su enseñanza de forma altruista y desinteresada, de forma que a nadie se le exige ninguna contraprestación. Nuestra recompensa es devolver al pueblo lo que el pueblo creó y convertir la saeta en algo que se aleje de lo puramente comercial, recuperando su primitivo sentido de oración cantada de forma espontánea por los creyentes. No por ello estamos en contra de las personas que se dedican profesionalmente a cantar saetas, sino que consideramos que la verdadera y auténtica pureza saetera emana de sus primitivos principios, porque como bien diría San Agustín: “Quien canta, ora dos veces” Por lo tanto, su alumnado potencial no es exclusivamente marchenero, sino que está abierta a todas las personas, de cualquier punto de la geografía, que quieran emprender el honorable camino de llegar a aprender el canto de la saeta. En la actualidad, se puede decir que más de 400 personas han pasado por la Escuela de Saetas y se han interesado por el verdadero sentido existencial de estos cantos y por su conservación como bien cultural y espiritual del pueblo, impregnándose de unas producciones musicales y devocionales de incalculable valor y singularidad. Marchena ante la grandiosidad de su patrimonio saetero, no tuvo por menos que ser pionera en academizar la saeta, para conservar y transmitir su legado. Esta Escuela de Saetas “Señor de la Humildad”, que cuenta con el orgullo de ser la primera que se implanta en todo el mundo, es también la que tiene mayor número de alumnos foráneos en su nómina. Así encontramos alumnas y alumnos de la provincia de Sevilla: Arahal, Écija, El Viso del Alcor, Fuentes de Andalucía, La Puebla de Cazalla, La Campana, Paradas, Carmona, La Roda de Andalucía, por ejemplo. También tiene en nómina alumnado de otras provincias andaluzas como Córdoba o Huelva, incluso de Cáceres, allá por tierras extremeñas.

16

Desafortunadamente no todos los alumnos consiguen el objetivo de convertirse en saeteros. Son numerosos y variados los hándicaps que pueden impedir que se cumplan sus intenciones, véase: acudir quizá sólo atraídos por la curiosidad, no tener verdaderas predisposición e interés por aprender, no acatar el rol de alumno, no poseer unas mínimas facultades necesarias o no sentir su mensaje a la hora de transmitirlo. Pero a pesar de que el proceso de enseñanzaaprendizaje de la saeta entraña muchas dificultades es de rigor reconocer que el balance general de los resultados es claramente positivo y esperanzador. La incorporación anual de nuevos saeteros y saetaras a la Semana Santa es un hecho incuestionable y de patente realidad reconocida. El profesorado y la dirección de la Escuela Aunque es su labor es pública y sin ánimo de lucro, la Escuela pertenece,

haciendo honor a su nombre, a la “Hermandad de Nuestro Padre y Señor de la Humildad, Nuestra Señora de los Dolores y Santa Clara de Asís” de la villa de Marchena, en la provincia de Sevilla. D. Roberto Narváez Castillo, uno de sus fundadores, es su actual director y el único profesor que imparte los conocimientos sobre las diferentes clases de saetas y las maneras de interpretarlas y cantarlas. Este maestro saetero nació en esta villa ducal la Nochebuena del año 1.951 y allí reside desde ese momento, por lo que es un perfecto conocedor de las tradiciones marcheneras. Es Graduado Social por la Universidad de Granada y en su dilatada experiencia cofrade ha tenido el honor y la satisfacción de ser Hermano Mayor o Rector de la Hermandad de Nuestro Padre y Señor de la Humildad y Paciencia y Nuestra Señora de los Dolores, de Marchena, entre 1.982 y 1.988, así como Pregonero de la Semana de Marchena de 1.985.

17

Participó como saetero, en la Cumbre Flamenca de España, que se celebró en Madrid en la Catedral de San Isidro en 1.987 y que organizó el Ministerio de Cultura. Asimismo fue jurado de la Saeta de Oro de Radio Nacional de España en 1.990. Ha prestado su colaboración en dos libros sobre Saetas en los años 1.990 y 1.993, donde daba a conocer sus amplios conocimientos sobre sus orígenes y su diversidad. Actuó, en 1.996, como presidente del Jurado del Primer Concurso Nacional Flamenco de Cantes del Maestro Pepe Marchena. Es además un conocido y prestigioso conferenciante de la Saeta por toda la geografía española, incluso ha llegado a pronunciar conferencias y cantar saetas en Italia, en los años 1.999 y 2.003. En estas dos ocasiones fue el representante de España en el Festival de Músicas Religiosas del Mundo Mediterráneo que se celebraron, respectivamente, en la isla de Sicilia y en la Región de Calabria, eventos internacionales a los que acudieron los países que conforman la cuenca del Mare Nostrum. El día 22 de marzo de 1.995 el Excmo. Ateneo de Sevilla, celebérrima institución hispalense, homenajeó a la Escuela de Saetas y

a su labor como director por la labor de conservación y puesta en valor de la cultura andaluza. Es en marzo de 1.999, cuando se produce uno de las máximas aspiraciones de este director, ya que se publica el primer trabajo discográfico de esta Escuela, con lo que se perpetuaban las saetas marcheneras en un documento sonoro sin precedentes que se convierte en el primer estudio, histórico, literario y musical inédito realizado en España, sobre el origen y evolución de la Saeta desde el siglo XVII hasta el XX. En Febrero de 2.002 se le otorga el llamador de plata de la Semana Santa de Marchena y en abril de 2.003 se le rinde homenaje en el programa “Senderos de Gloria” de Canal Sur (Televisión Pública de Andalucía), en reconocimiento a su labor continuada a favor de la cultura religioso-musical popular andaluza. Aunque D. Roberto es el único profesor en estos momentos en la escuela de saetas, son muchas las ocasiones en las que nos visitan los veteranos saeteros de Marchena y otras localidades para hacer muestra de su arte ante el alumnado, que disfruta de sus lecciones y aprenden in situ de esos maestros ocasionales.

18

¿POR QUÉ Y PARA QUÉ UNA ESCUELA DE SAETAS?
No cabe duda que las saetas marcheneras siempre han representado un apreciado patrimonio y un orgullo para la gente de este pueblo, que año tras año obedece fielmente a su tradición y las lanzan a los cielos de forma sencilla y bella, cumpliendo con este rito por doquier. Pero atrás han quedado en el tiempo aquellos lugares que tenían la honrosa tarea de transportar a generaciones futuras el misticismo y sentimiento de este canto andaluz tan singular y a la vez tan marchenero. En el recuerdo quedan épocas pasadas, cuando llegada la cuaresma, las faenas agrícolas se entremezclaban con el desafinar de estos cantos de jóvenes labriegos intentando aprender de maduros mayetes (pequeños labradores). En bares y tabernas a altas horas de la noche, el viejo del lugar sentaba cátedra de su sabiduría e iniciaba, sin querer, a los que les oían en silencio. Casinos y Peñas servían, asimismo, para encallar gargantas y prepararlas para la Semana Grande. Y en las hermandades los capillitas entonaban primiti vas saetas, llanas y asalmodiadas preservando con ello la pureza de sus orígenes. To d o s e s t o s l u g a r e s mencionados aseguraban los vínculos transmisores y tenían como mi sión principal la conservación de las Saetas como algo consustancial a la Semana Santa. A ésta pródiga oratoria se le imprimía, en muchas ocasiones, una gran carga emocional que servía a veces, como protesta y desahogo de ciertas calamidades personales o sociales que el saetero proclamaba a través de su canto. Otras tantas, como confesión pública del que rezaba cantando, otras como protestación de fe, como plegaria y súplica hecha oración al pasar por su garganta, en la que expresaba sus verdaderas creencias religiosas.

19

Estas formas de manifestarse y todos estos lugares, afortunadamente nunca llegaron a desaparecer por completo, pero evidentemente la juventud demandaba nuevos lugares y nuevas formas para que esta entrañable tradición no llegara a perderse o desaparecer. Las formas de antes habían perdido su razón de ser y estaban anquilosadas en un ayer poco acorde con el presente. En décadas anteriores los más jóvenes no tenían las responsabilidades y las exigencias que el mundo moderno les impone en la actualidad; el tiempo no tenía valor y la convivencia de viejos y jóvenes era constante y fructífera en el aprendizaje de muchas cosas de la vida. En otros tiempos las familias cofrades y no cofrades enseñaron y transmitieron las saetas a sus hijos, mediante su ejecución por los veteranos y la escucha activa y paciente de los aprendices. Era la incansable labor de transmisión oral a base de escuchar éstos, una y otra vez, esos cantos que salían de las gargantas de sus padres y abuelos. El paso del tiempo es inapelable y la evolución de todas las cosas de la vida imparable y necesaria. La saeta, como todos los cantos y cantes, ha tenido su lógica evolución y ha sufrido una serie de transformaciones para ir

poco a poco a las musicalidades y melodías emanadas de cada siglo. Desde las primeras saetas franciscanas, echadas en las misiones, dirigidas exclusivamente a pecadores y no a las imágenes, hasta las que nacieron en la Semana Santa y su posterior desarrollo hasta llegar a aflamencarse, a principios de nuestro siglo, ha habido un importante cambio. Los jóvenes no conciben ya la saeta como antaño, ya no es un rito sagrado ni sirve de vehículo para denunciar ninguna adversidad social. Es para ellos, fundamentalmente, un cantar andaluz con claros componentes originarios de la localidad, como una forma de exaltar el mensaje cristiano y como una riqueza cultural y musical de nuestra tierra, que tenemos la obligación de conservar y transmitir a los demás. No con esto pretendemos negar la existencia de quien encuentra en la saeta un modo de rezar o de transmitir sus propios sentimientos, pero es obvio que en la sociedad actual existen otros recursos, otras vías de comunicación y otra conciencia social. Ya no se hace preciso de este canto con los fines que antes tuvo, por lo que la saeta tiene otro sitio y otro uso, ni más ni menos válido, pero indudablemente, distinto al de épocas pasadas.

20

Además de todo lo anteriormente expuesto, en las décadas de los años cincuenta a los setenta del pasado siglo, se produce en la villa de Marchena, al igual que en toda Andalucía, una fuerte emigración que deja mermada considerablemente la población. Los marcheneros y marcheneras más jóvenes se han ido a otras tierras y se han llevado en el equipaje de su alma las viejas saetas que aprendieron de sus antepasados. Los viejos saeteros van desapareciendo inexorablemente con el paso de los años, llevándose consigo toda su sapiencia del canto de la saeta. Ante tales circunstancias se evidencia un decaimiento comprensible del canto religioso de la saeta. El buen hacer saetero y la maravillosa aljaba de saetas autóctonas se ve en peligro de desaparición. Esto no llegará a suceder gracias a que un reducido grupo de personas aficionadas a estos cantos marcheneros, involucrados en las tradiciones semanasanteras de Marchena y con especial admiración por sus saetas, alertados y sin duda iluminados por la Voluntad Divina, se comprometen a

preservar y difundir el canto de la saeta entre sus adeptos. A finales de 1986, D. Roberto Narváez Castillo se atreve a proponer a la Junta de Gobierno de la Hermandad de la Humildad, la creación de una escuela de saetas en esa casa, por lo que se hace constar en acta y se procede a su estudio. En un breve espacio de tiempo, con la ayuda de don Manuel de los Reyes Reina Hernández y su hermano don Amalio Narváez Castillo, ve cumplido su deseo y comienza la andadura de esta singular escuela que cumple en estos momentos sus bodas de plata. Los inicios siempre difíciles para llevar a cabo cualquier iniciativa también son duros para estos marcheneros. Existieron muchos detractores que auguraban que enseñar o intentar transmitir una saeta a otra persona de una forma reglada le imprimiría un carácter monótono, falto de estilo personal y frío. Pero ellos continuaron con la ilusión hacia adelante, para llevar a cabo la difícil tarea de iniciar en el canto de la Saeta a todas las personas que sintieran verdaderos y sinceros deseos de acercarse a ella para aprenderla.

21

Se creó, en un principio, con carácter experimental y con unos objetivos claros y sencillos: conservar a ultranza las antiguas y autóctonas Saetas Marcheneras y divulgar su mensaje por doquier. Superados éstos, se ampliaron a tareas de recuperación de otras antiguas saetas en desuso, con el aprendizaje de los estilos flamencos, para su posterior desarrollo y exposición.

En definitiva, se estableció el marco y el ambiente adecuado, necesario seguir cultivando la saeta acorde con la época actual. Mientras no aparezcan otros lugares mejores, la Escuela, será el idóneo y el marco apropiado para que el aprendizaje de este cantar netamente andaluz, tan íntimo, tan sentimental no desaparezca.

22

Marchena y su saeteros, vieja estirpe cantaora, de saetas alfombra el cielo si ve a una Madre que llora por su Hijo sin consuelo. Marchena reza y alaba a una Esperanza hermosa, Piedad y Palma preciosas, y a la que gime angustiada con saetas amorosas. En Santa Clara a Dolores, Lagrimas en San Miguel y a esa Soledad divina que el aire huele a clavel, si por Marchena camina. Un solemne “hosanna” suena y Dios va en su borriquita, entre palmas lo veneran: no es Jerusalén bendita, que es Marchena, la saetera. Para el Hombre más humilde que la Cruz paciente espera con la mirada perdida, Marchena le está rezando con saetas doloridas.

Cuartas para el Dulce Nombre y para su cruz doliente sobre esa espalda divina cuando su paso camina por Marchena penitente. Y al Cristo de Vera+Cruz que le desgarran los clavos, una saeta se empeña en ser bálsamo y ofrenda porque le sangra el costado. Los ángeles de su paso, son de Marchena y saeteros que al Nazareno le cantan y con sus saetas espantan los quebrantos del madero. Sale el Cristo de San Pedro, entronado en su dosel, porque Marchena es distinta saetas pone a sus pies con las sextas y las quintas. Y en sudario se convierte la saeta postrimera y entierra tu cuerpo inerte, Marchena que te venera, mientras reza por tu muerte.
Antonio Ojeda Lancha

23

Saeta ¿de dónde vienes? ¿Quién te dio tu nacimiento? ¿Quién te lanzó por los aires estremeciendo los pechos? ¿Quién en luna conmovida te fue acunando en los tiempos y velaba por las noches la placidez de tus sueños? ¿Quién te dio eco de bronce? ¿Y quién tanto sentimiento que dejó sobre tus letras sangre cuajada en lamento? ¿Por qué vas cortando el aire? ¿Por qué llevas tan adentro de tu corazón sonoro, agonía y sufrimiento? Agonía traspasada que va creciendo en tus tercios. Agonía que contigo se encarama por el viento. ¿Quién eres tú? - di saeta. ¿Por qué pregonas el duelo? ¿Por qué le cambias los pulsos al que te escucha en silencio? ¿Quién te parió? dime quién.

¿Quién se llegó hasta tu lecho y te recogió dormida para cantarte en el pueblo? Porque si digo saeta digo tanto sentimiento que se llena la boca del amargor de tus versos. Porque yo digo saeta y trasminan a los cielos olor a clavo y canela, a fragancias de romero, a viña recién podada y a bodegas en silencio. Por eso eres saeta el lamento de mi pueblo, que se llega hasta la Cruz y se enreda en el madero y acaricias a María abrazándote a su pecho. Por eso para cantarte hay que amar a Dios primero y hay que tener en la voz eco de duendes toreros.

José Luis Zarzana Palma

24

CONTENIDOS Y METODOLOGÍA DE LA ESCUELA. 3- TIPOS DE SAETAS Y FORMA DE ENSEÑARLAS. 3,1 Metodología 3,2 Esquemas melódicos de las Saetas antiguas de Marchena

25

Los contenidos tratados en nuestra Escuela de Saetas son específicamente la Saeta en su doble vertiente, una la de poner en valor y preservar los distintos estilos autóctonos de esta tipología musical y el otro, el de conocer tanto las saetas puramente flamencas, como la de otras localidades que puedan poseer sus propios estilos de saetas antiguas. Como ya se ha reseñado en capítulos anteriores, las Saetas Antiguas de Marchena se constituyen tanto en la motivación que origina esta institución, como en el cuerpo doctrinal de la misma; así como, en la finalidad a la que se aspira. Es, por tanto, que el estudio de esas diez tipologías distintas de saetas marcheneras ocupe un gran porcentaje de los contenidos que se estudian y transmiten en nuestro colectivo. La metodología usada para la transmisión y adquisición de este tesoro cultural multisecular, está en consonancia con la manera que tradicionalmente se había venido usando para tal fin, y que se basa fundamentalmente en la escucha y posterior repetición de los modelos propuestos, bien por el maestro o bien por cualquiera de los compañeros/as, al colectivo del alumnado. A este esquema tan sencillo y directo se le añadió en sus inicios el uso de fotocopias que recopilaban las principales letras más usadas para los distintos titulares, apoyadas por los recursos tecnológicos propios de nuestras circunstancias culturales como pueden ser las

grabaciones de cintas de casetes realizadas por el maestro y director de la misma, grabaciones de compañeros/as, grabaciones de agentes externos a la escuela, etc. Con posterioridad, se incorpora el CD y casete grabado por componentes de esta escuela en 1.999 y titulado “Origen y evolución de la Saeta. SAETAS MARCHENERAS” en colaboración con la Peña “Amigos del Flamenco” en Extremadura (Cáceres). En la actualidad, además de todo lo mencionado, se utiliza Internet para el intercambio de archivos sonoros y/o escritos. Resumiendo lo anteriormente expuesto, podemos concluir que la forma de enseñar el conocimiento, respeto y ejecución de las saetas, tanto antiguas, como las flamencas, se hace desde la cercanía y la paciencia que han mostrado siempre las personas responsables de esta institución y que se ha concretado con toda claridad en don Roberto Narváez Castillo que ha sabido desde la constancia y el tesón llevar a buen puerto este proyecto tan novedoso como ilusionante durante un cuarto de siglo. Por su extremado valor, creemos que no debemos pasar el momento sin realizar una descripción seria y pormenorizada de estos diez estilos diferentes de Saetas Antiguas que se gestaron y se siguen manteniendo vivos en esta Villa Ducal de Marchena, acompañados de algunas de las letras más representativas en su ejecución.

26

ESQUEMAS MELÓDICOS DE LAS SAETAS ANTIGUAS.
Quintas del Cristo de San Pedro. Se tienen por ser las más antiguas de
todas las saetas marcheneras y pertenecen a la Hermandad del Santísimo Cristo de San Pedro y María Santísima de Las Angustias (Fundada el 16 de Enero de 1.556). Este canto predominantemente llanorecitado, lo iniciaron los hermanos de esta Hermandad y se supone que apareció sobre finales del siglo XVII o principios del VXIII. Están compuestas de cinco versos y sus letras hablan de la Pasión y Muerte de Cristo en la Cruz. Su estructura musical coincide con la lingüística al ser montadas sobre quintillas, estrofas muy utilizadas en los siglos XVIXVII. Musicalmente presentan la particularidad de ser interpretadas acusando pequeños golpes de voz intercalados en cada una de las sílabas rítmicas, provocando pequeñas alteraciones que no llegan al semitono y que buscan un efecto atonal controlado. Todos los versos están construidos basándose en una sola nota que, al final de los mismos se quiebra hacia arriba en un semitono que busca su remate levemente forzado hacia la atonalidad y deben ser cantados manteniendo el hilo de voz, y sin realizar respiraciones intermedias. Los tres primeros versos tienen una ejecución idéntica y machacona con un ritmo que busca casi el encadenamiento. Al llegar al final del cuarto verso, la ejecución de la saeta sufre una brusca parada cortándose en seco, pero sin llegar a ser violento. El quinto y último verso sube medio tono en la generalidad de su ejecución y en la última sílaba se busca la subida del medio tono, rematándose con una subida atonal hasta donde permita la ejecución del intérprete. El esquema rítmico resultante sería A1- A1- A1- A1*- A2. Denegrido y afeado, causa dolor el verle, su cuerpo todo llagado. Llena de espinas su frente, su rostro acardenalado. Hasta las piedras más duras se salían de su centro. Se quedó inmóvil la luna hasta dar su último aliento el Príncipe de las alturas.

27

Sextas del Cristo de San Pedro.
Al igual que las Quintas, constituye uno de los estilos primitivos de la saeta en Marchena y se construyen sobre coplas de pie quebrado al ejecutarse. En su descripción musical cabe todo lo anteriormente dicho para la Quinta, haciendo la salvedad que el segundo verso debe realizarse unido al primero, que pierde su remate final al ser encadenado, con el siguiente que es más corto; a partir del tercer verso sigue el esquema de la Quinta. El esquema final quedaría como el de la Quinta, pero con un primer verso más largo que los restantes A1 (1º y 2º versos encadenados)- A1- A1A1*- A2. Tanto la interpretación de las Quintas, como de las Sextas, envueltas en un reverente silencio, causan gran respeto en los asistentes, al discurrir de esta severa Cofradía por las calles de Marchena en la tarde y noche del Viernes Santo. Crujió el orbe, rompió el velo, murió Cristo en la Cruz, con dolor. Tuvo movimiento el cielo y a sus enemigos luego, perdonó.

¡Maldito sea el deleite que tuvo Adán en pecar y condenarnos! ¡Bendita sea la muerte que sufristeis por amar y salvarnos!

28

¿Quintas o Sextas del Cristo de la Vera+Cruz?. No queremos olvidar en
este detallado estudio de las Saetas Antiguas de Marchena mencionar las referentes a la Hermandad del Santísimo Cristo de la Vera+Cruz y María Santísima de la Esperanza Coronada. Desgraciadamente, la ejecución de dichas saetas se ha perdido en la actualidad. Pero la existencia de las mismas está constatada con los testimonios de las personas mayores que coincidieron con la gestación de esta escuela hace veinticinco años y que manifestaron que en su lejana niñez las habían oído, aunque no las aprendieron. Por testimonio de estas personas sabemos que eran muy parecidas a las Quintas, o tal vez las sextas, del Santísimo Cristo de San Pedro. Cosa, por otra parte, que no es de extrañar, ya que la Hermandad de la Vera+Cruz es posiblemente la más antigua de la ciudad. Además, al estar establecida en el Convento de Padres Franciscanos, seguiría un paralelismo claro y evidente con la del Cristo de San Pedro. Ésta última también posee un titular cristífero crucificado y está establecida en un Convento de Padres Dominicos, que aunque pertenecían a collaciones diferentes, estaban muy próximos físicamente en el trazado urbano.

Es más que posible que en el momento de gestación de estas manifestaciones religiosas compartieran tanto los esquemas musicales como incluso las letras de las mismas. Desconociéndose los motivos por los que esta tipología de saeta cae en desuso. Esperamos que algún día, mejor próximo que lejano, aparezca algún documento que pueda permitirnos el poder recatar y ejecutar esta joya desconocida del patrimonio de la Ciudad de Marchena. Así lo esperamos y se lo encomendamos a la Santísima Virgen bajo la advocación que esta Hermandad venera y que no es otro que el de la Esperanza. A continuación, incluimos una letra alusiva a la imagen titular de esta señera Hermandad: Es mi Cristo y Dios divino, Cristo de la Vera+Cruz, que me duele el desatino de no hacer caso a la luz con que alumbras mi camino.

29

Cuartas de Jesús. Son unas Saetas
de cuatro versos y de estilo llano-recitado. Corresponden de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno y María Santísima de las Lágrimas, (fundada a principios del siglo VXII). Comenzaron a cantarlas sus hermanos sobre principios del siglo XVIII y sus letras, encadenadas unas tras otras en su ejecución, podrían describir perfectamente la totalidad de la pasión y muerte de Nuestro Señor. Tradicionalmente, eran interpretadas por penitentes que portaban un lienzo o “paso” que ilustraba visualmente lo que la letra decía. Tienen un esquema rítmico algo más elaborado, que las divide en dos partes: En la primera y apoyándose en los acentos gramaticales y musicales, la estructura es AA, basando la melodía en una nota menor, que se quiebra en el final hacia un intervalo de medio tono superior. El segundo verso repite todo lo anterior igual, pero medio tono más alto. La segunda parte cambia y se inicia con el tercer verso, siguiendo el esquema de los anteriores, en el tono que dejó el segundo verso, y justo en su mitad se produce un hemistiquio (descanso) que lo hace variar hacia un quiebro de tres notas ascendentes, iniciándose desde dos tonos más bajos y que alcanza otra vez la nota del inicio del tercer verso. El cuarto verso vuelve a la estructura

de los dos primeros y en el lugar donde el tercero tenía el punto de inflexión, aparece un trino construido sobre medio tono de diferencia rematando en la nota superior, que se mantiene y alarga. Por lo tanto, el esquema total sería A1- A1- A2A3. Hacía hablar a los mudos, los demonios despidiendo. A los ciegos daba vista, resucitaba a los muertos. Cargado con el madero y coronado de espinas. Hacia el Calvario camina el Sacro Rey de los cielos.

30

Cuartas del Dulce Nombre.
Saeta de cuatro versos de estilo llano. Corresponde a la Hermandad del Dulce Nombre de Jesús y María Santísima de La Piedad, (fundada en el siglo XVI). Sus hermanos comenzaron a cantarla sobre comienzos o mediados del siglo XVIII. Las letras hablan de las primeras apariciones de Jesús Niño en el mundo. Están compuestas por un esquema rítmico simple y repetitivo en los cuatro versos, con estructura A-A-A-A y con un ámbito melódico basado en una tonalidad menor. Usa generalmente la nota La para construir el grueso de los versos y sube medio tono para hacer los remates en las sílabas finales. Por la temática de sus letras; así como, por el titular cristífero al que van dedicadas, es frecuente oírlas en las voces de niños y niñas marcheneras, que se inician así en la ejecución de tan tradicional y emotiva manera de dirigirse a las veneradas imágenes pasionales de esta ciudad. Ese Niño tan chiquito, cargado con esa Cruz. ¡Quien te pudiera ayudar, Dulce Nombre de Jesús!

Es morenita tu piel, fina como el terciopelo, tu Nombre como la miel, Dulce como el caramelo.

31

Cuartas de la Humildad. Saeta de
cuatro versos que al transformarla al canto se convierte en una quinta por repetirse el tercer verso. Están dirigidas a los titulares de la Hermandad de Nuestro Padre y Señor de la Humildad y Paciencia y Nuestra Señora de los Dolores (fundada el 28 de Mayo de 1.820) y sus hermanos comenzaron a cantarla pocos años después de su fundación. Aunque sigue siendo una Saeta de estilo llano, está algo más elaborada melódicamente que las anteriores. Sus letras hablan de los momentos de la pasión del Señor en el Monte Calvario, esperando la terminación del madero para ser enclavado. Su nombre hace referencia a las letras de las mismas; ya que, musicalmente, son composiciones de cinco versos, diferenciándose perfectamente los impares de los pares. Originalmente se supone que coincidían el número de versos con la estructura musical, pero con el tiempo han ido variando hacia como se conocen en la actualidad, al repetirse el tercer verso para alcanzar el total de los cinco musicalmente hablando, produciendo el esquema A-B-AB-A. Melódicamente denotan ya su génesis hacia finales del primer tercio del siglo XIX, período este en el que están muy presentes melismas costumbritas populares y que

coincide con el primer momento del origen del cante flamenco. Desarrollándose en un ámbito de un acorde de quinta mayor en los versos impares comienza en la nota central del acorde manteniéndola hacia la mitad, tras una bajada al extremo y una subida escalonada de dos tonos se adorna con un semitono y concluye en la inicial. Los versos pares comienzan con la nota más grave del acorde y transcurren subiendo de dos tonos en dos tonos, repitiendo cada una de las notas dos veces y remarcando la segunda; para, a continuación, bajar por el acorde sin llegar a la nota inicial y subir sin llegar a la nota final. Hoy sale de Santa Clara este Serafín llagado, con las manos en la mejilla y en un peñasco sentado.

32

Carceleras del Preso . Las
carceleras del Preso, o simple y más comúnmente llamadas “ carceleras” son saetas que le eran interpretadas a la Virgen de la Soledad a su paso por la cárcel de Marchena, por los convictos que allí estaban encerrados, y por el pueblo en general. Generalmente sus temas solían tratar del estado en el que se encontraban los dichos presos, y se cree que se pudieron originar a mediados del XIX. No hay prácticamente presencia del canto llano, y se aprecia mucho más elaborada que las anteriores, teniendo el ejecutor mucho campo de acción musical en él. Su estructura se comprende en 5 versos, teniendo ya unas claras influencias de los melismas y dejes flamencos coexistentes en su gestación; aunque, no es un cante por la típica carcelera flamenca, ya que, como hemos dicho, eran una simbiosis entre la tradición saetera marchenera y la incipiente presencia flamenca. La carcelera comienza con una llamada consistente en subida en quiebro y otro posterior de bajada, semitonado muy del gusto flamenco, y subiendo al final del verso, siempre a base de quiebro. El primer verso es lanzado sobre una misma nota hasta su hemistiquio que desciende para descansar, respirar y retomar el final en sentido

ascendente y requebrando la última vocal tónica del mismo con varias subidas y bajadas dentro del ámbito melódico finalizar alargando a la capacidad del intérprete. El segundo tiene la misma estructura con leves matices diferentes en los quiebros de la melodía; tanto en los floreos del hemistiquio, como en los finales. En el tercero se quiebra profundamente en el centro del verso hacia abajo, siempre en tonos medios y menores, para acabar como los anteriores, y ya el cuarto repite la estructura del primero y segundo. El último verso es de la misma estructura de quiebro ascendente, descendente y ascendente, pero en el final y como remate, se alarga y adorna el último quiebro descendente, abarcando más tonos y con una marcada explosión de sentimientos contenidos en toda la ejecución de los versos anteriores. El esquema de esta compleja y elaborada saeta quedaría aproximadamente así: §(llamada)-A1- A2- B- A1- A2*. En un triste calabozo las penas me consumían. Se me aproxima la muerte, te suplico, Madre mía, que me saques libremente.

33

Molederas o Saetas de los Hermanos de la Soledad. La Moledera o
“Moleera” como popularmente y bajo el acento andaluz se le conocen en la Villa de Marchena reciben su nombre debido al lugar donde se ejecutan, al final del recorrido de la hermandad de la soledad, en un lugar llamado “ el tiro de Santa María”, donde ya tanto los penitentes como el pueblo se hallan cansados tras el recorrido del sábado santo. Estas saetas son interpretadas por el pueblo en general, con una ejecución limpia y muy seguida, enlazándolas unas con otras los cantores de las mismas, y usándolas para exhibir una gran plenitud técnica a la hora del canto de saetas. Su estructura literaria comprende la de una quinta, es decir, cinco versos, entre los cuales se repite el penúltimo para lograr la adecuación a la melodía, y así encajarlo en grupos de pareados musicales. Tiene una amplitud tonal bastante importante en comparación a las anteriormente descritas. Musicalmente se aprecian en ella unas claras influencias mozárabes, debido a las subidas y bajadas y el mismo trino en la parte superior. Su estructura parte de quintillas, al igual que lo hacen las quintas del Cristo de San Pedro, para convertirlas en estrofas de seis verso musicales, repitiendo la letra del 4º verso en la ejecución musical del 5º e introduciéndole un floreo conclusivo en la sílaba tónica final del

6º verso. Dicho esquema quedaría como A-B-AB-A( con la letra del 4º)-B*. Tiene un ritmo binario, lo acentúa aún más su carácter arcaico. El primer tipo de verso se divide por el centro en dos partes. La primera parte de una nota mayor y escala su acorde, es decir, dos tonos y medio, para descender hasta el penúltimo tono anterior. Una vez efectuada esa subida y bajada hace una escala ascendente de hasta tres tonos y medio desde donde se quedó, para bajar un tono y medio desde la parte más alta, y en donde se queda hace un quiebro o trino más relacionado con el flamenco, sin llegar a ser flamenco, pues se queda en ese tono haciéndolo. Ese trino finaliza en los dos semitonos inmediatamente inferiores, pulsados cada uno dos veces y luego una vez el tercer semitono inferior a la nota del quiebro, y aquí el primer verso de la letra. El segundo es una contestación o consecución musical del primero. Comienza en el semitono donde la habíamos dejado, y asciende un tono y medio para pulsarlo dos veces, y volver a descender al inicial, sube una vez al medio tono inmediatamente superior, vuelve al primero y hace un floreo, una subida y bajada hasta el más alto de los antes dicho, es decir, el tono y medio más alto, y volver al primigenio. La segunda frase es más sencilla que la primera, y repitiendo este esquema tres veces se logra la totalidad de la moledera.

34

De rodilla y por el suelo dijo con la voz turbada: ¡Levantad, Reina del Cielo, que ya es la hora llegada del último desconsuelo!

Cernicaleras. La saeta
“Cernicalera” se considera generalmente una evolución de la carcelera popular y la tradición de la moledera o saeta de los hermanos al paso de la Soledad. La Cernicalera está considerada como uno de los estilos más complicados dentro de la tradición saetera marchenera. Es el último estilo de las carceleras y sus letras ya no son reivindicativas como las del preso, si no que muestran gran respeto y admiración, piropeando a la Virgen de la Soledad en su transitar del Sábado Santo (aunque seguramente muchas de las letras fueron compuestas para el transitar de la Virgen en el Viernes Santo, antes del concilio). El apelativo de “la Cernicalera” también fue puesto a la Virgen en derivación de la saeta, de forma popular. Tan singular nombre proviene de que al salir y entrar del recinto donde se halla la Iglesia de Santa María de la Mota, sede de la Soledad, entre las ruinas de las techumbres del Castillo de la

Mota se hallaban los nidos de los cernícalos, que observaban el discurrir de la cofradía y la gente, y delante de ellos se ejecutaban estas saetas. Dichas saetas son muy complicadas en su ejecución y gustan mucho del floreo proveniente de la carcelera, y en la estructura de verso, al igual que la carcelera y la moledera, ostentan 5 versos. La estructura musical es más cercana a la carcelera, mientras que los finales de verso son más cercanos a las finalizaciones monotonales de las molederas, es decir, montar las últimas silabas y alargarlas en una misma nota. ¡Qué sentimiento y que pena! ¡Qué tristeza y que dolor! Padece mi corazón, al ver en una Cruz a tu Hijo muerto, mi Dios, mi gloria y mi amor

35

Saeta Marchenera Antigua. Fue
así conocida y bautizada en Sevilla por haberla allí llevado los marcheneros a finales del siglo XIX. Formadas también por estrofas de cinco versos, tienen su raíz en las Carceleras del Preso por la clara derivación melodial que tienen de ésta, ya que las repiten casi con una similitud evidente, y se forman en las postrimerías de dicho siglo. Sus letras contienen toda clase de manifestaciones de afecto, devoción, cariño y sentimiento hacia las imágenes y hacia todo aquello que rodea, fundamentalmente, a las procesiones de la Semana Santa, haciendo suponer que incluso en los finales del siglo XIX o inicios del XX, tal vez pudiera haber sido una voz marchenera, o muy en contacto con esta realidad, la que al paso de la Esperanza de Triana en la mañana del Viernes Santo por delante de las rejas de la Cárcel del Pópulo, le lanzara ese profundo lamento de dolor que tradicionalmente se le ponía a los pies de la Virgen de la Soledad marchenera, cuando consolaba a los presos de Marchena y que decía: “Soleá dame la mano, por las rejas de la cárcel, que tengo muchos hermanos, huérfanos de padre y madre, y no tengo quien me ampare”; para quedar plasmada con inconmensurable hermosura en la magnífica marcha procesional “Soleá dame la mano” del

insigne compositor Manuel Font de Anta en 1.918. Miradla por dónde viene la mejor de las nacías, no la pintan los pintores de bonita que venía la Virgen de los Dolores. Virgen de la Soledad, Madre de los marcheneros toda llena de bondad, dale trabajo al obrero y a los presos libertad.

36

Saeta Marchenera Moderna.
Se puede considerar un segundo estilo de “Marchenera”. Es el de más cadencia flamenca y nace sobre el primer tercio del siglo XX. Es una Saeta de cinco versos y pierde en su casi totalidad la música de la carcelera del preso, aunque se aprecia, todavía, ciertos indicios de la misma. Las músicas flamencas se apoderan de ella, de tal forma, que se presenta con bastantes matices melismáticos del cante flamenco por Martinetes. Sus letras, igualmente, van encaminadas a resaltar a las veneradas imágenes o a los sentimientos que despierta en nosotros la Semana Santa en general. Aunque son lanzadas a cualquiera de las imágenes titulares de la cofradías de

Marchena, su ejecución toma gran relevancia el Domingo de Ramos ante Nuestro Padre Jesús de la Bondad y Nuestra Señora de la Palma, titulares de la popularísima Hermandad de la Borriquita de Marchena con sede canónica en la Iglesia de San Agustín. Cuando el Divino Mesías, entraba en Jerusalén, el pueblo lleno de alegría, con ramos, palma y laurel, a recibirle salían. Blanca Virgen de la Palma, cuando bajes a la plazuela, acuérdate de mi niño, que anoche soñó contigo y hoy va en la trabajadera.

37

Marcheneros y marcheneras, las piedras del Arco de la Rosa, de los Cantillos o del Tiro de Santa María se estremecen impacientes porque esperan llenarse del eco de vuestras voces lanzando a los limpios cielos de esta ciudad las cuartas, quintas, sextas, carceleras, marcheneras, Cernicaleras, molederas, martinetes, samaritanas o Seguiriyas. J.Mª Alcántara

38

TRAYECTORIA HISTÓRICA Y PROYECCIÓN DE FUTURO 4,1 Trayectoria histórica dentro de la Escuela y proyección exterior 4,2 Presente y futuro de la Escuela

39

4,1. TRAYECTORIA HISTÓRICA DENTRO DE LA ESCUELA Y PROYECCIÓN EXTERIOR
Llegada la Cuaresma en nuestra escuela compatibilizamos la labor de enseñanza de estos cantos con las conferencias-recitales allí donde nos requieren. La historia de la saeta y sus diferentes maneras de expresión oral, su discurrir melódico a través de los siglos sorprende a los asistentes. Es cierto que, a veces, causan un fuerte impacto a aquellos que consideran que la saeta siempre estuvo acompañada de aires flamencos, al descubrir la práctica desnudez melódica de algunos estilos que son tan llanos que parecen casi recitados. Sus letras, de arcaica compostura, son también motivo de admiración por los concurrentes a estos actos de la Escuela de Saetas “Señor de la Humildad de Marchena” Parroquias, hermandades y asociaciones religiosas, universidades públicas y privadas, centros académicos, colegios profesionales, ayuntamientos, peñas flamencas, instituciones benéficosociales y asociaciones culturales de Andalucía y de otros puntos de España, recibieron con gran atención ese mensaje religioso y cultural durante todos estos años de proyección exterior de nuestra corporación. La Escuela se dio a conocer en actos públicos a los dos años de su fundación en su localidad y no realiza su primera salida fuera de Marchena hasta el año 1992, para participar en la inauguración de la homónima escuela de la Sagrada Cena de Sevilla. Desde ese momento, son tantas las instituciones que se interesan en nuestra exposición, que llegadas las fechas cuaresmales se suceden los actos por cualquier parte de nuestra geografía. Unos de los momentos de más relevancia para nuestra institución fue la visita a tierras extremeñas en 1998, a instancias de la peña “Amigos del Flamenco” de Cáceres, para llevar a todas sus catedrales nuestros cantos y la posterior grabación de un trabajo discográfico en el año 1999, que quedará como el primer y único estudio sonoro hasta el momento sobre el origen y evolución de la saeta. En el tuvieron cabida tanto las autóctonas de Marchena como las flamencas, quedando para siempre recogidos estos cantos y con la posibilidad de ser disfrutados por cualquier rincón del orbe.

40

También hay que destacar nuestra participación en las Bienales de Flamenco de Sevilla y de Málaga, en sendos espectáculos de músicas y cantes de Semana Santa. Internacionalmente, la Escuela ha sido representada por dos de sus componentes en tres ocasiones, en el Certamen Internacional sobre Patrimonio Musical y Ambiental del Mundo Mediterráneo, que se celebra en
Año 1988 18-3-1988 . III Certamen de Saetas “Señor de la Humildad”. Marchena Año 1989 10-3-1989. IV Certamen de Saetas “Señor de la Humildad”. Marchena Año 1990 23- 3-1990. V Certamen de Saetas “Señor de la Humildad”. Marchena Año 1991 15- 3-1991. VI Certamen de Saetas “Señor de la Humildad”. Marchena Año 1992 9-1-1992. Apertura del 1º curso de la Escuela de Saetas de la Hermandad de la Sagrada Cena de Sevilla. Año 1993 3- 3-1993 . Real e Ilustre Colegio

Italia: en dos ocasiones por nuestro director D. Roberto Narváez y en una tercera por D. Antonio Jesús Lebrón, dejando una formidable muestra de nuestra forma de rezar cantando, ante espectadores y participantes de tantos y tan variados países. Dejamos constancia con este esquemático resumen de los actos en los que ha participado nuestra escuela de saetas desde 1998 hasta nuestros días.
22-3-1995. Excmo. Ateneo de Sevilla. Curso de Temas Sevillanos. Salón de actos del Ateneo. Sevilla 24-3-1995- Colegio de Farmacéuticos de Málaga. Club de Opinión Farmacéutico malagueño. Palacio Salinas. 21 horas 26-3-1995. Colegio María Inmaculada de Antequera. 28-3-1995. Organización Nacional de Ciegos. Sevilla 31-3-1995. Colegio de Protectorado de la Infancia de Triana (Sevilla) 28-3-1995. Organización Nacional de Ciegos. Sevilla 31-3-1995. Colegio de Protectorado de la Infancia de Triana (Sevilla) Año 1996 28-2-1996. Hermandad del Santísimo Cristo del Rescate y María Santísima de la Esperanza. Iglesia de la Trinidad, Antequera. 8-3-1996. IX Certamen de Saetas “Señor de la Humildad”. Marchena 15-3-1996. Hermandad de Nuestra Señora del Rocío de Córdoba. Iglesia de San Pedro de Alcántara.

Oficial de Médicos de Sevilla. “Las Pasiones” ( Ciclo de conferencias sobre la Semana Santa de Sevilla). Iglesia de San Luis de los Franceses. Sevilla 26-3-1993 . II Exaltación a la Saeta. Hinojos Año 1994 28-1-1994. Escuela de Saetas de la Sagrada Cena de Sevilla. Acto de apertura del curso y hermanamiento con la Escuela de Saetas Señor de la Humildad de Marchena. Iglesia de los Terceros, Sevilla. 4-3-1994. VII Certamen de Saetas “Señor de la Humildad”. Marchena 18-3-1994. Asociación de padres de alumnas del Colegio Protectorado de la Infancia de Triana. (Sevilla). Acto de Exaltación de la Semana Santa. Capilla del Centro, 8,30 de la tarde. Año 1995 10- 3-1995. VIII Certamen de Saetas “Señor de la Humildad”. Marchena

41 11

17-3-1996. Parroquia de El Cuervo. Para la Hermandad del Santísimo Cristo del Amor y Amparo y Nuestra Señora del Rosario, y Hermandad Sacramental de dicho pueblo. 22-3-1996. Colegio del Protectorado de la Infancia de Triana.- Pregón de la. Semana Santa. 25-3-1996. Instituto de Formación Profesional "Punta del Verde" de Sevilla. 30-3-1996. Presentación del Libro “Las Saetas” de María Luisa Melero. Salón de Actos del Ayuntamiento de Marchena.30-3-1996. Exaltación de la Saeta en Arahal. VIII Encuentro de Saetas. Teatro Cervantes de dicho pueblo. Año 1997 11-3-1997. Centro Andaluz de Flamenco de Jerez de la Frontera. (Cátedra de Flamencología de Jerez). 8 de la tarde. 15-3- 1997. Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno, Santa Cruz en Jerusalén y Nuestra Señora de las Misericordias de Écija. Iglesia de San Juan de Écija. 6,30 tarde. 19-3-1997. Radio Cadena Ibérica de Sevilla.7 de la tarde. 22-3-1997. Hogar del Pensionista de Puebla de Cazalla. 6 de la tarde. Año 1998 25-2-1998. Colegio Público JUAN XXIII de Marchena. Salón de Actos. 11 de la mañana. 22-3-1998. Casino de Montellano.Salones Altos 12,30 de la mañana.

26-3-1998. Casa de la Cultura del Exorno. Ayuntamiento de Pilas. Salón de Actos 9 de la noche. 27-3-1998. Colegio Público "Nuestro Padre Jesús Nazareno" Salón de Actos. 11 de la mañana. Marchena. 31-3-1998. Instituto de Bachillerato "Isidro de Arcenegui y Carmona" de Marchena. Salón de Actos. 2 de la tarde. 1-4-1998. Catedral de Plasencia (Cáceres). Altar Mayor 8 de la tarde. 2-4-1998. Claustro Catedral Metropolitana de Badajoz. 8,30 de la tarde. 3-4-1998. Catedral de Cáceres. Altar Mayor. 8,30 de la tarde 4-4-1998. Catedral de Coria (Cáceres) Altar Mayor a las 8,30 de la tarde. 27-3-1998. Iglesia de San Pedro de Alcántara de Córdoba. Hermandad de Nuestra Señora del Rocío de Córdoba. Recital Saetas y Poesías Cofrades Año 1999 8-03-1999. Acto de Presentación del Disco en Marchena. 10-3-1999. Acto de Presentación del Disco en Sevilla. 12-3-1999. Conferencia Recital en el Salón de Actos de la Escuela Universitaria de Magisterio.(Sevilla) Organizado por la Peña Flamenca: “Amigos de Calixto Sánchez.” 14-3-1999. Conferencia Recital en el Teatro Municipal "Vicente Espinel” de Ronda. Organizado por la Hermandad de los Remedios Ronda,

con motivo del 50 Aniversario de la Bendición de la Imagen de Ntra. Sra. de las Angustias, Titular de Hermandad. 11-9-1999 Roberto Narváez participa en el I Festival de Música Religiosa del Mar Mediterráneo (Isla de Sicilia, Italia) Año 2000 26-3-2000. Parroquia de El Rubio.Organizada por la Hermandad de Santo Entierro de Cristo y Nuestra Señora de los Dolores. A la 1 de la tarde. 30-3-2000. Círculo de Labradores de Sevilla. Salón de Actos. Organizada por el Curso de Temas Sevillanos de: Exorno. Ateneo de Sevilla. A las 6 de la tarde. 7-4-2000. Peña Flamenca TORRES MACARENA. Organizada por la Junta, de Gobierno de dicha Peña Flamenca. A las 10 de la noche. 8-4-2000. Hospital Duque del Infantado (Sevilla). Pregón de la Semana Santa. Organizada por la Dirección del Hospital. A las 7,30 de la tarde. 6-4-2000. Teatro Municipal de Olivares. Organizada por el área de cultura del ayuntamiento de Olivares. A las 9.30 de la noche Año 2001 30-4-2001. Excmo. Ayuntamiento de Villanueva de la Serena, (Badajoz).Junta de Cofradías y Peña Flamenca “El Serón” A las 21 horas en el Teatro "Las Vegas" de esta localidad.

42

4-5-2001. Colegio de Nuestra Señora de Loreto (Antequera).- Organizado por la A.M.P.A de este Centro, a las 8,30 de la tarde en la Iglesia de este Colegio. 7-5-2001. Peña Cultural Flamenca "MIGUEL VARGAS” (Paradas) Organizado por esta Peña.-A las 10,30 de la noche. 6-5-2001. Club Cultural y Deportivo Santa Aurelia.( Sevilla)Salón de actos de dicho Club.9,30 de la noche Año 2002 19-1-2002. Acto de apertura del XVI Curso de Saetas. Iglesia de Santa Clara, a las 7 de la tarde. Marchena. 22-2-2002. Agrupación de Hermandades y Cofradías de Córdoba. Iglesia de San Pedro de Alcántara. A las 9 de la noche 23-3-2002. Consejo Local de Hermandades y cofradías de Paradas. Iglesia Parroquial de Paradas. A las 22,30 horas. Año 2003 20-1-2003. Acto de apertura del XVII Curso de Saetas. Iglesia de Santa Clara, a las 7 de la tarde. Marchena. 23-2-2003. Iglesia del Carmen de Osuna. Organizada por el Consejo de Hermandad y Cofradías de Osuna. A las 8,30 de la tarde 6-3-2003. Parroquia de Nuestra Señora del Mayor Dolor "La Barzola" Sevilla. Organizada por el Párroco D. Manuel Soria Campos, Director del Secretariado Diocesano de Hdes. y Cofradías de Sevilla.

9 de la tarde. 15-3-2003. Teatro Municipal de Écija.-Organizado por Asociación Española Contra el Cáncer de Écija y Asociación de Mujeres “Augusta Firma” de Écija. A las 9,30 de la tarde 19-3-2003. Instituto de Bachillerato Isidro de Aranegui y Carmona. Marchena. Organiza el mismo Centro. A la 1 de la tarde 26-3-2003. Instituto de Enseñanza Secundaria López de Arena.Organiza el Centro Marchena.- A la 1 de la tarde 28-3-2003. Ayuntamiento de Valverde del Camino Organiza Consejo de Hermandades y Cofradías. A las 9,30 de la noche. 9-4-2003. Peña Flamenca "La Soleá" de Palma del Río. Organiza Peña Flamenca. A las 10,30 de la noche. 11-4-2003. Residencia de Mayores de Marchena Organiza la misma Institución. A las 5 de la tarde 2-8-2003. Roberto Narváez Castillo participa como representante español en el Certamen Internacional sobre Patrimonio Musical y Ambiental del Mundo Mediterráneo. La Sila ( ITALIA) 18-10-2003. Acto de Apertura de la Escuela de Saetas de Sevilla. Hermandad de la Sagrada Cena. Iglesia de los Terceros. A las 7 de la tarde Año 2004 14-2-2004. Acto de apertura del XVIII Curso de Saetas. Iglesia de Santa Clara, a las 7 de la tarde. Marchena.

17-3-2004 Primer Centenario de la Hermandad de la Santa Cruz de Sevilla. Iglesia o Parroquia de Santa Cruz, (1º Centenario de la Fundación de esta Hermandad). 9 de la noche. Del 25 al 27 de marzo D. Antonio Lebrón Jiménez alumno de la Escuela estuvo representando a la saeta marchenarera en Sicilia . Italia. 20-3-2004. Semana Santa en la Provincia de Sevilla, patrimonio religioso y artístico. Salón de Actos de la Diputación Provincial de Sevilla. Sevilla. 8,30 de la tarde. 3-4-2004. Música Procesional de Capilla y Saetas de Marchena.- Iglesia Matriz de San Juan Bautista.Marchena. 9,15 de la noche 6-9-2004. “Músicas y Pasos de Pasión” XIII Bienal de Flamenco de Sevilla. Conservatorio Superior de Música de Sevilla. Antiguo Cuartel del Carmen. 10 de la noche. Año 2005 14-1-2005. Acto de apertura del XIX Curso de Saetas. Iglesia de Santa Clara, a las 7 de la tarde. Marchena. 19-2-2005. Parroquia de Fuentes de Andalucía. Acto de Exaltación de la Semana Santa organizada por la Tertulia Cofrade “El Sahumerio”. Presentación de su Cartel de Semana Santa. 24-2-2005. Conferencia- recital en el Consulado de Colombia en Sevilla. 25-2-2005. Conferencia- recital en la Hermandad de Los Javieres de Sevilla. 50 Aniversario de la Fundación de la Hermandad. Iglesia de Omnium Sanctorum. Sevilla. 20,30de la tarde

43

11-3-2005. Conferencia- recital en la Iglesia de la Magdalena de Córdoba. Organizada por la obra social y cultural de CajaSur. 21 horas 16-03-2005. Universidad de Sevilla. Acto de Exaltación de la Saeta de la Universidad. Capilla de la Universidad y sede de la Hermandad de los Estudiantes de Sevilla. Año 2006 28-1-2006. Acto de Apertura del XX Curso de Saetas de la Escuela de Saetas "Señor de la Humildad" de Marchena. Capilla de Santa Clara. 7 de la tarde. 4-2-2006. Conferencia-Recital en el VII Congreso Andaluz de Hermandades de la Entrada de Jesús en Jerusalén. Organiza: Hermandad de la Entrada Triunfal de Jesús en Jerusalén de Marchena. Iglesia de San Agustín. A las 13 horas. 2-3-2006. Sala Capitular-Sacristía Mayor de la Parroquia de San Clemente (Parroquia del Sagrario) , de la Catedral de Sevilla. Conferencia-Recital de Saetas o rganizada por la Ord en d e Caballeros de San Clemente de Sevilla. 8,30 de la tarde. 17-3-2006- Iglesia de San Buenaventura de Sevilla. Conferencia-Recital de Saetas, organizada por el Ilustre Colegio Oficial de Ingenieros de Sevilla. 8,30 de la tarde. 20-3-2006. Parroquia del Cristo del Perdón de Sevilla, Nervión. Conferencia-Recital de Saetas, organizada por la Peña Religiosa

Antorcha de Sevilla. 9 de la tarde. 25-3-2006. Iglesia de Santo Tomás de Aquino de los Padres Escolapios de Zaragoza. Conferencia-Recital de Saetas, organizada por la Real Cofradía del Prendimiento del Señor y el Dolor de la Madre de Dios, de Zaragoza. 8,30 de la tarde. 31-3-2006. Casino de Marchena. Conferencia-Recital de Saetas, organizada por la Junta de Gobierno del Casino. 9,30 de la tarde. 1-4-2006. Centro Penitenciario de Sevilla, (Cárcel de Sevilla). Breve explicación de la historia de la Saeta y Recital de Saetas. 12 horas de la mañana. 3-4-2006. Onda Giralda Televisión de Servilla. Entrevista al Director de la Escuela y a dos saeteros de la misma: Carmen Martín Arcas y Antonio Ojeda Lancha. Recital de Saetas de ocho Saeteros de la Escuela. 6 de la tarde. 4-4-2006. Colegio Público “Ángeles Cuesta” de Marchena. ConferenciaRecital de Saetas para los alumnos de este Centro, organizada por la Dirección del Colegio. 10 de la mañana. 7-4-2006. Residencia de Ancianos de Marchena. Recital de Saetas, organizada por la Dirección del Centro. 6 de la tarde. 8-4-2006. Acto de Exaltación de la Saeta en Arahal. Conferenciante: Alumno-Saetero de la Escuela: Antonio Ojeda Lancha, organizada por el Ayuntamiento de Arahal y la Peña Flamenca Pastora Pavón de Arahal. Intervinieron como Saeteros: Roberto Narváez Castillo, Carmen Martín Arcas y Antonio Lebrón.

Parroquia de la Victoria de Arahal. 9 de la tarde. 19-9-2006. Conferencia-Recital a los Delegados Diocesanos de Hermandades y Cofradías de España. Iglesia de Santa Clara. A las 20 horas. Marchena Año 2007 18-1-2007. Acto De Apertura del XXI Curso de Saetas de la Escuela de Saetas "Señor de la Humildad" de Marchena. Organizado por la Dirección de la Escuela de Saetas "Señor de la Humildad" de Marchena. Capilla de Santa Clara. A las 19 horas. 22-2-2007. Conferencia-Recital en la Parroquia de San Clemente, Sagrario de la Catedral de Sevilla. Organizada por la Orden de Caballeros de San Clemente de Sevilla. A las 20,30 horas. 10-3-2007. Conferencia-Recital en la Parroquia "El Salvador" de Teruel. Organizada por la Junta de Cofradías y Hermandades de la Semana Santa de Teruel. A las 20 horas. 21-3-2007. Conferencia-Recital en la Parroquia de San Diego de Alcalá de Sevilla. (Parroquia de "El Plantinar"). Organizada por el Secretariado Diocesano del Movimiento de Cursillos de Cristiandad de Sevilla. A las 20,30 horas. 23-3-2007. Conferencia-Recital en la Iglesia del Convento de Madre de Dios de Sevilla. Calle San José de la Capital. Organizada por el Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Andalucía Occidental, sede de Sevilla. Hora 20,30.

44

31-3-2007. Intervención de Roberto Narváez Castillo, como Saetero, en la Parroquia de San Eutropio de Paradas (Sevilla), con motivo de la XV Exaltación de la Saeta de Paradas. Organizó el acto el Consejo General de Hermandades y Cofradías de Paradas. A las 22 horas 8-9-2007. “Por los Siete Dolores” I Bienal de Flamenco de Málaga. Plaza Ochavada de Archidona (Malaga) A las 20,30 Horas. Año 2008 19-1-2008. Acto de Apertura del XXII Curso de Saetas de la Escuela de Saetas "Señor de la Humildad" de Marchena Capilla de Santa Clara. 19 horas. 7-2-2008. Parroquia del Sagrario de la Catedral de Sevilla. Vía Crucis de Saetas organizado por la Orden de Caballeros de San Clemente de Sevilla. 20,30 horas. 14-2-2008. Instituto de Bachillerato "Isidro de Arcenegui" de Marchena. 12 horas. 29-2-2008. Alhaurín el Grande (Málaga). Conferencia-Recital de Saetas organizado por el Consejo de Hermandades y Cofradías y el Ayuntamiento de esta ciudad.21 horas. 3-3-2008. Convento y Oratorio de San Felipe Neri de Sevilla. Vía Crucis de Saetas organizado por el Secretariado Diocesano de Cursillos de Cristiandad de Sevilla. 20,30 Horas 14-3-2008. Peña Flamenca “Niño Ricardo" de Sevilla. Conferencia-

Recital de Saetas organizado por esta Peña Flamenca. 22 Horas. Año 2009 7-2-2009. Acto de Apertura del XXIII Curso de Saetas de la Escuela de Saetas "Señor de la Humildad" de Marchena. Iglesia de Santo Domingo. 19 horas. La disertación sobre el tema de la Saeta, fue realizada por el alumno de la escuela D. Antonio Ojeda Lancha. 23-3-2009. Real Círculo de Labradores y Propietarios de Sevilla con motivo del 150 Aniversario del Círculo. Salón Real de la calle Pedro Caravaca, núm. 1, de Sevilla. A las 20 horas 27-2-2009. Iglesia de San Diego de Alcalá de Sevilla "Parroquia de El Plantinar", a beneficio de la techumbre de este templo. A las 20,30 horas. 21-3-2009. Club de Pensionistas de Marchena. A las 12 horas 2 7 - 3 - 2 0 0 9 . Te r t u l i a C u l t u r a l Flamenca de Écija (Écija). A las 21 horas 3-4-2009. Capilla de Santa Clara. Se cantaron Cuartas al Señor de la Humildad y a Nuestra Señora de los Dolores con motivo del Quinario celebrado entre los días 30 de Marzo a 3 de Abril. A las 21,45 horas 3-4-2009. Peña Flamenca "Miguel Vargas" de Paradas. Aula Municipal de Cultura "La Comarcal". A las 22 horas 12-4-2009. Hermandad del Museo de Sevilla. Cantó una Saeta al Stmo.

Cristo de la Expiración, Roberto Narváez Castillo, en la Misa celebrada en su capilla a las 0,05 horas del Domingo de Resurrección. 21-11-2009. I Congreso de Capataces y Costaleros de Marchena. Año 2010 23-1-2010. Apertura del XXIV curso de Saetas de la Escuela de Saetas “Señor de la Humildad” de Marchena, que tuvo lugar en la capilla de Santa Clara, a las 19 horas. La disertación sobre el tema de la Saeta, fue realizada por el alumno de la escuela D. José María Alcántara Bonilla. 21 -2-2010. Conferencia-Recital de Saetas por la Dirección y tres Saeteros de la Escuela de Saetas en la Sala Municipal de Cultura de El Pedroso con motivo del I Certamen de Bandas y Saetas de El Pedroso, organizada por la Asociación de Amigos de este pueblo, a las 13 horas. 5-3-2010. Encuentro de Saetas de Puente Genil y Marchena en la CasaCuartel de la Corporación del Arca de la Alianza de Puente Genil, En dicho acto se explicó la historia de las Saetas de Puente Genil por miembros de esta Corporación y la historia de las Saetas de Marchena por el Director de la Escuela de Saetas “Señor de la Humildad”, D. Roberto Narváez Castillo y se cantaron los diferentes estilos de ambos pueblos por Saeteros de la Corporación Pontanesa y por Saeteros de la Escuela de Saetas Marchenera, a las 22 horas.

45

11-3-2010. Conferencia-Recital en el patio del Hospital-Residencia de Mayores de Marchena, organizada por la Dirección de este centro, a las 18 horas. 13-3-2010. Conferencia-Recital de Saetas en el salón de actos del ClubDeportivo San Ginés de Marchena, organizada por la Junta de Gobierno de dicho Club, a las 22 horas. 19-3-2010. Breve disertación de las Saetas Marcheneras y canto de sus estilos por D. Roberto Narváez Castillo, en el salón de actos de la

Jefatura Provincial de Policía de Sevilla con motivo del Pregón de la Semana Santa de esta Institución. Intervino la Banda de Música de la Cruz Roja de Sevilla, a las 20 horas. 22-3-2010. Conferencia-Recital de Saetas en la Fundación Machado de Sevilla en la entrega del Premio de la Semana Santa de Sevilla 2010. Lugar: Salón de Actos de la Fundación Cruzcampo de Sevilla, a las 21 horas. 22-3-2010. Se cantaron por Saeteros de la Escuela de Saetas las Cuartas de la Humildad al Señor de la Humildad

y Paciencia y a Nuestra Señora de los Dolores, con motivo del Quinario a dichos Titulares. Lugar: Capilla de Santa Clara de Marchena, durante los días del 22 al 26 de Marzo de 2010, a las 2l, 45 horas. 27-3-2010. Se cantaros todos los estilos de Saetas por catorce Saeteros de la Escuela de Saetas en el salón de actos del Club de Pensionistas de Marchena, organizada por la Dirección de este Centro para sus Socios, a las 11,30 horas.

4,2. PRESENTE Y FUTURO DE LA ESCUELA
El presente de la Escuela radica en la validez y el éxito rotundo de la iniciativa que aquellos marcheneros, hace ya veinticinco años, tuvieron a bien poner en marcha. Esta experiencia ha sido altamente positiva y aquellos detractores, que en un principio tuvo la creación de la escuela y que proclamaban que la saeta no se podía aprender de aquella manera, han quedado acallados por la realidad tangible y evidente de ser posible su transmisión en un ambiente académico. Quedaron disipadas las dudas y la saeta “volando con alas propias” como decía Agustín Aguilar y Tejera puede aprenderse en este lugar y ser cantada después con el cariño y el respeto que ella exige y con el sentimiento emanado de cada saetero o saetera. Aquellos que en un principio recelaron de tal decisión han comprobado con el paso del tiempo que nuestra Escuela, lejos de formar saeteros con un estilo unificado, ha posibilitado la enseñanza de las queridas saetas marcheneras y de las flamencas a personas de muchos lugares y procedencias, adjudicándole un estilo personalizado, propio y adaptado a las facultades de quien ejecuta esos cantos. Lo que antes era privativo de un grupo reducido de marcheneros se ha extrapolado a gran parte de la población local así como a otros escenarios y otras gargantas. Por lo tanto, el presente está avalado por la numerosa cantera creada dentro y fuera de Marchena, gracias a la dedicación afanosa de su director D. Roberto Narváez, con el aliento y la consideración social en general y el empuje de su Hermandad.

46

Como en el espíritu de la Escuela está siempre latente la misión de rescate de otras saetas desaparecidas o en desuso, se ha llevado a cabo esta labor y ha dado como fruto que en poblaciones cercanas a la nuestra se hayan recuperado saetas en grave peligro de pérdida. Es una de nuestras peculiaridades que nos permite tener continuamente un campo abierto a la investigación y que nos garantiza un futuro de responsabilidad con nuestra querida saeta. Por otra parte, hay que manifestar que gran parte de esta afición docente va encaminada, como no, a la enseñanza de los cantos con clara ascendencia flamenca que son los que, realmente, han protagonizado el ambiente saetero del siglo XX y continuarán en el XXI. Las saetas Samaritanas, por deblas, por carceleras, por tonás, por martinetes y por seguiriyas están siempre presentes en nuestras mentes y en nuestras gargantas como auténticas oraciones contemporáneas. Aún así, hemos podido comprobar con enorme satisfacción que algunas hermandades de penitencia, véase por ejemplo en nuestra Metrópolis, optan por las saetas antiguas o primitivas para honrar a sus Sagrados Titulares. Es otra vía de futuro que promete un futuro esperanzador para nuestra escuela.

Y, como no, la cantera docente de niños de muy corta edad y jóvenes marcheneros que asisten a clase de saetas los sábados, el interés que despierta entre ellos nuestras conferencias-recitales por las entidades educativas marcheneras unido al el afán de esta villa sevillana en conservar su cultura, su devoción, sus costumbres y tradiciones de una manera adaptada a los tiempos, hacen viable el futuro de la Escuela.

47

Patrocina:

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->