Está en la página 1de 93

U N I V E R S I D A D D E

SAN MARTÍN DE PORRES

FACULTAD DE CIENCIAS DE LA COMUNICACIÓN,


TURISMO Y DE PSICOLOGÍA

ESCUELA PROFESIONAL DE PSICOLOGÍA

MANUAL DE
PRUEBAS PSICOMETRICAS DE PERSONALIDAD

CICLO V – SEM 05 - II

Profesores:

Mg. David Lozada Martínez


Mg. Enrique Vera Pérez

INDICE

I. Teoría y desarrollo de los test


1.1. Validez y confiabilidad................................................................................................ 2
1.2. Inventario de Personalidad de Eysenck y Eysenck .................................................... 4
1.2.1. Ficha técnica ...................................................................................................... 14
1.2.2. Antecedentes ..................................................................................................... 14
1.2.3. Características .................................................................................................... 14
1.2.4. Administración .................................................................................................... 14
1.2.5. Calificación ........................................................................................................ 15
1.2.6. Interpretación .................................................................................................... 15
1.2.7. Diagnósticos de Tipicidad ...................................................................................16
1.2.8. Descripción de las Dimensiones ......................................................................... 16

1.3.Cuestionario 16 PF de personalidad ......................................................................... 17


1.3.1. Ficha técnica ................................................................................................... 21
1.3.2. Características ................................................................................................. 22
1.3.3. Administración ................................................................................................. 22
1.3.4. Calificación ...................................................................................................... 22
1.3.5. Interpretación .................................................................................................... 23

1.4. Inventario de Cociente Emocional de BarOn .......................................................... 27


1.4.1. Ficha técnica .................................................................................................... 31
1.4.2. Descripción .................................................................................................... 31
1.4.3. Características ................................................................................................. 31
1.4.4. Ventajas adicionales ......................................................................................... 32
1.4.5. Administración .................................................................................................. 32
1.4.6. Calificación ..................................................................................................... 33
1.4.7. Interpretación ................................................................................................... 34

1.5. Inventario Multifásico de la Personalidad de Minnesota MMPI .............................. 38


1.5.1. Ficha técnica ................................................................................................. 44
1.5.2. Formas disponibles ........................................................................................ 44
1.5.3. Administración ............................................................................................... 45
1.5.3. Calificación .................................................................................................... 46
1.5.4. Interpretación ................................................................................................ 47
1.5.4.1. Escalas de validez .............................................................................. . 47
1.5.4.2. Escalas clínicas ................................................................................. . 49

II. Lecturas obligatorias


2.1.¿Qué es Personalidad? y Aproximación clínica de la Personalidad ………………. 55
2.2. Aproximación Correlacional de la Personalidad y Aproximación
Experimental de la Personalidad ......................................................................... 64
2.3. La inteligencia Emocional ................................................................................... 71
2.4. Las Escalas Clínicas del MMPI .......................................................................... 75

III. Lecturas complementarias


3.1. La naturaleza y la instrucción de la personalidad ................................................ 82
3.2. Inventarios y Técnicas proyectivas ..................................................................... 85
3.3. La Psicología del Rasgo de Hans J. Eysenck ..................................................... 87

2
3.4. La Psicologías del Rasgo de R. Cattell ............................................................... 89

Proceso de Medición ................................................................................................... 91

VALIDEZ Y CONFIABILIDAD

Validez:
Tradicionalmente la validez de una prueba se define como el grado en el cual ésta mide aquello para lo
que se diseñó. Una desventaja de esta definición es la implicación de que una prueba tiene solo una
validez, que se supone se establece mediante un solo estudio para determinar si la prueba mide lo que
debe medir. En realidad una prueba puede tener muchos tipos de validez, dependiendo de los
propósitos específicos con los que se diseñó, la población a la que se dirige y el método para
determinar la validez. A diferencia de la confiabilidad, que está influenciada solo por errores de medida
no sistemáticos, la validez de una prueba se ve afectada por los errores no sistemáticos como por los
sistemáticos (constantes), por esta razón, una prueba puede ser confiable sin ser válida, pero no puede
ser válida si no es confiable, es decir la confiabilidad es una condición necesaria, pero no suficiente,
para la validez. Técnicamente la validez (relacionada con los criterios) de una prueba, como lo indica la
correlación entre la prueba y una medida externa de criterio, nunca podrá ser mayor que la raíz
cuadrada del coeficiente de confiabilidad de las formas paralelas

Validez de criterio (Empírica, estadística, predictiva): Esta validez se limita a los procedimientos de
validación en los cuales las calificaciones de las pruebas de un grupo de sujetos se comparan con las
calificaciones, clasificaciones u otras medidas conductuales o mentales. Por Ej. las notas escolares,
calificaciones por parte de los supervisores, siempre que una medida de criterio está disponible en el
momento de la prueba, se determina la validez de criterio tipo concurrente, cuando las calificaciones
con base en el criterio no se encuentran disponibles, sino hasta algún tiempo después de aplicada la
prueba, se determina la validez de criterio tipo predictiva.

Validez concurrente: se utilizan siempre que una prueba se aplica a personas en distintas categorías,
como grupos de diagnóstico o niveles socioeconómicos con el propósito de determinar si las
calificaciones promedio de distintos tipos de personas son diferentes de manera significativa. Si la
calificación promedio varía de manera sustancial en cada categoría, entonces la prueba puede utilizarse
como otro medio, quizá más eficiente, de clasificar a las personas en distintas categorías. Por ejemplo
las calificaciones del MMPI, son útiles al identificar trastornos mentales específicos, porque se ha
descubierto que a las personas a quienes se les diagnóstica un trastorno en particular tiende a obtener
calificaciones características en ciertos grupos de reactivos(escalas) del MMPI.

Validez predictiva: Se refiere al grado de precisión con que las calificaciones de la prueba predicen las
calificaciones de criterio, como lo indica la correlación entre la prueba (indicador) y un criterio del
desempeño futuro. La validez predictiva se ocupa en primer lugar de las pruebas de aptitud o
inteligencia, ya que las calificaciones anteriores a este tipo de instrumentos con frecuencia se
correlacionan con las notas, calificaciones de las pruebas de aprovechamiento y otros criterios de éxito.

Validez de contenido: (Intrínseca, circular, de relevancia, de representatividad). La apariencia física de


una prueba con respecto a sus propósitos particulares(validez aparente), es desde luego una
consideración importante al comercializarla. Sin embargo el concepto de validez de contenido se refiere
a algo más que la simple validez aparente. El asunto de la validez de contenido de una prueba produce
un rango de respuestas que representa un área o universo completos de habilidades, comprensiones y
otros comportamientos que se supone la prueba debe medir. Ese universo de comportamientos se debe
especificar con detenimiento. Así, si la prueba está bien diseñada, las respuestas que dan los sujetos a
los reactivos serán representativas de las que serían sus respuestas al universo de situaciones de las
que la prueba es una muestra. En el caso de la validez de contenido el criterio es el juicio de los
expertos en la materia. Se toman dos criterios a saber 1. que todos los aspectos principales estén
debidamente cubiertos por el test y 2. que las proporciones sean correctas. Es decir sería el grado en
que los items que constituyen la prueba son una muestra representativa del dominio (temas o asuntos
que se están midiendo) de contenido.

3
Validez de constructo: (De rasgo, factorial, estructural). Con respecto a las pruebas de personalidad, la
validez de constructo o construcción tiene mayor importancia; se refiere al grado en el cual el
instrumento es una medida de un constructo en particular, o concepto psicológico, como la ansiedad, la
motivación para el logro, la extroversión – introversión, la neurosis. La validez de constructo , que es la
validez más general, no se determina de una sola manera o por medio de una investigación. En lugar
de ello comprende un conjunto de investigaciones y otros procedimientos diseñados para determinar si
un instrumento de evaluación que mide cierta variable de la personalidad en realidad cumple con su
cometido. Entre las evidencias para la validez de constructo destacan: 1. los juicios por parte de los
expertos de que el contenido de la prueba corresponde al constructo de interés. 2. Un análisis de la
consistencia interna de la prueba. 3. estudios de las relaciones tanto en grupos que se forman con fines
experimentales como de manera natural, de las calificaciones de la prueba con otras variables en las
que difieren los grupos. 4. Correlaciones de la prueba con otras pruebas y variables con las que se
espera que la prueba tenga cierta relación y análisis de factores de estas correlaciones. 5. Interrogar
con detenimiento a los sujetos o a los calificadores acerca de las respuestas que dieron en una prueba
o su escala de calificaciones, con el objeto de revelar los procesos mentales específicos que tuvieron
lugar al decidir dar esas respuestas.

Confiabilidad:
Se refiere a la estabilidad de las mediciones, cuando no existen razones teóricas ni empíricas
para suponer que la variable a medir haya sido modificada diferencialmente para los sujetos, por lo que
se asume su estabilidad, mientras no se demuestre lo contrario.
La confiabilidad de test indica hasta qué punto pueden atribuirse a errores de medida las diferencia
individuales en la puntuación del test y hasta qué punto cabe atribuirlas a diferencias verdaderas de las
características que estamos sometiendo a medición. En esencia cualquier condición que no sea a fin al
propósito del tets, representa una varianza de error, así cuando el examinador trata de mantener
uniforme las condiciones de aplicación del test, controlando ambiente, instrucciones, límites de tiempo,
rapport y otros factores similares, está reduciendo la varianza de error y haciendo más confiables las
puntuaciones.. existen la confiabilidad de coeficientes de correlación y las de coeficientes de
consistencia interna:

A) Coeficiente de correlación: Expresa el grado de correspondencia o relación entre dos conjuntos de


puntuaciones teniendo en cuenta: tiempo, contenido de las pruebas, calificación, variación de opinión
etc. Dentro de esta categoría se encuentran:

1. Coeficiente de estabilidad(coeficiente de confiabilidad, confiabilidad de test – retes, consistencia


temporal): El coeficiente de estabilidad sería la correlación entre las puntuaciones obtenidas por los
mismos sujetos en las dos aplicaciones del test. La varianza de error corresponde a las fluctuaciones
en la actuación debidas al azar, desde una sesión de prueba a otra.

2. Coeficiente de equivalencia(Coeficiente de formas paralelas, confiabilidad de forma


equivalente): Se establece cuando se le da al sujeto una forma de test para ala primera ocasión de
aplicación y otra forma paralela en la segunda, la correlación entre las puntuaciones obtenidas en las
dos formas, representa el coeficiente de confiabilidad del test.

B) Coeficiente de consistencia interna: Describe estimaciones de confiabilidad basados en la correlación


promedio entre reactivos dentro de una prueba(N° de reactivos, variabilidad de la prueba, alteraciones
emocionales, errores de respuesta, interpretación de instrucciones). Dentro de esta categoría se
encuentran:

1. Método de bipartición(confiabilidad de división de mitades): Partiendo de una sola aplicación de


una forma de test, es posible llegar a la medida de su confiabilidad siguiendo varios procedimientos
de división de mitades(eligiendo pares e impares por ejemplo) una vez obtenidas las dos
puntuaciones mitades para cada sujeto, se puede correlacionar siguiendo el método usual, sin

4
embargo debe advertirse que lo que da en realidad dicha correlación es la confiabilidad de una sola
mitad del test.

2. Confiabilidad de Kuder – Richardson: Se basa en la consistencia de las respuestas de los


sujetos a todos los elementos del test, se halla influida por dos fuentes de varianza de error: 1.El
muestreo de contenido y 2. la heterogeneidad del área examinada.

INVENTERIO DE PERSONALIDAD DE EYSENCK Y EYSENCK

Aspectos biográficos

Hans Jurgen Eysenck, nació el 4 de marzo de 1916 en Berlín Alemania, sus padres eran
considerados como una vieja familia liberal, sus padres eran actores y el padre de Hans quería que siga
la misma profesión, a lo que su madre se opuso, Eysenck abandonó Alemania en 1934, a los 18 años
de edad en protesta por el régimen nazi, sus biógrafos mencionan que Eysenck era muy considerado
con los judíos con los que se relacionaba, en un momento donde los judíos eran discriminados por los
Alemanes, incluso se ganó algunos problemas y sobrenombres por esta actitud.
Se educó en distintas escuelas de Alemania, Francia, e Inglaterra, por cierto tiempo estudió en otras
universidades, antes de obtener su licenciatura y doctorado en Psicología, en la Universidad de
Londres, donde también obtuvo su doctorado en ciencias.
Se casó en 1938 con Margaret Malcoln Davies, matrimonio del que nació su hijo David, en 1950 se casó
con Sybil Bianca Giuleta Rosal, con tiene 3 hijos y una hija.
Fue un hombre sumamente activo en el campo de la investigación, caracterizándose por su apego
rígido al método científico y su rigor metodológico, sus obras son abundantes entre ellos podemos
mencionar: La estructura de la personalidad (1952), dimensiones de personalidad (1947), estudio
científico de la personalidad (1960), fundamentos biológicos de la personalidad (1967) entre otros.

Marco teórico

Eysenck como se mencionó anteriormente se caracteriza por su postura rabiosamente científica,


contrapuso el método ideográfico y el nomotético, los representantes de este primer método
Entre ellos G. Allport, planteaban que todos los seres humanos son únicos y por consiguiente no
pueden situarse en ningún punto concreto de un continuo de un rasgo o aptitud, esto sugiere que ello no
pueden ser comparados y más aun no se podrían establecer predicciones a partir de mediciones de las
mismas, como lo afirma Eysenck (1987) # el modo en que cualquier rasgo concreto o aptitud se
manifiesta en un individuo dado, estará determinado por su congruencia, u oposición, con otros rasgos y
aptitudes, representando una configuración única, lo que hace imposible cualquier predicción
significativa a partir de medidas aisladas de rasgos o aptitudes. . además tales rasgos o aptitudes son
abstracciones artificiales de la realidad que no reproducen de forma simple ni compuesta la realidad
única viviente que caracteriza la existencia de una persona particular”.
Si bien es cierto Eysenck considera que estos aspectos mostrados por la postura ideográfica son
importantes para ser considerados por los psicólogos interesados en las diferencias individuales, refiere
que al ser llevados hasta los extremos, nos llevaría a la imposibilidad del estudio científico de la
personalidad y más aún de cualquier otro campo de estudio (física, química, astronomía, etc.), Eysenck
refiere que “ todo lo que existe es único, de la misma forma que una persona dada es única; ninguna
estrella o planeta es exactamente igual a ningún otro; ningún átomo es exactamente igual a otro
(aunque las diferencias puedan ser solo de posición y de velocidad y dirección del movimiento), y no
hay estructuras físicas o químicas exactamente iguales. La posición puede parecer un aspecto
relativamente poco importante de un objeto concreto, pero esto realmente no es así. La fusión y la fisión
nucleares son causadas principalmente por cambios en la posición y velocidad de partículas
elementales”.
Asimismo se señala que hay un grupo opuesto es decir en el otro extremo del método ideográfico,
donde se postula que se puede trabajar, sobre la hipótesis de que todos los seres humanos son
esencialmente iguales y que se pueden encontrar leyes generales a partir del estudio de muestras
pequeñas y no representativas de la población y que se pueden hallar con seguridad diferencias

5
individuales, por supuesto Eysenck y Crombach se oponen a esta posición, Eysenck trata de
presentarnos una justificación de su enfoque nomotético, cuando refiere “ Uno de los principales
argumentos contra la hipótesis de que todos los organismos son únicos, profundamente distintos unos
de otros, y por ello incapaces de ser estudiados por los métodos habituales de la ciencia, lo constituye
el simple hecho de que la existencia de diferencias implica la existencia de similitudes, y que tanto como
diferencias como similitudes deben situarse sobre ciertas dimensiones mediables. ¿ Cómo podemos
afirmar que todos los individuos difieren unos de otros si no es cuantificando estas diferencias y
organizándolos en términos de ciertos rasgos, aptitudes u otros conceptos similares?... así, afirmar que
los individuos que difieren unos de otros implica una dirección o dimensión sobre la que estas
diferencias pueden aparecer... si yo no puedo diferenciarme de alguien en inteligencia, belleza o libido,
también debe ser posible afirmar que yo tengo una inteligencia, un grado de belleza o una medida de la
libido similar al de alguna otra persona. “

Esto nos lleva directamente al tema de la cuantificación, porque si queremos establecer una afirmación
en lo concerniente a diferencias y similitudes, se deben medir aquellas dimensiones particulares que
hacen similar o diferente a las personas; por ello Eysenck concluye refiriendo que la investigación
ideográfica no ha sido fructífera, dice que lo que debe afirmarse es que aunque los seres humanos
difieren claramente unos de otros, difieren sobre ciertas dimensiones y sus diferencias y similitudes,
pueden ser por tanto cuantificadas y medidas.

Concepción de la Personalidad

Como teórico de la personalidad Eysenck (1970) también tiene su propia concepción, él conceptúa la
personalidad de la siguiente forma:
“ Una organización más o menos estable y duradera de carácter, temperamento, intelecto y físico de
una persona, que determina su adaptación única al ambiente. El carácter denota el sistema de una
persona más o menos estable y duradero del comportamiento conativo (voluntad); el temperamento, el
sistema más o menos estable y duradero del sistema del comportamiento afectivo (emoción); el
intelecto, el sistema más o menos estable y duradero del comportamiento cognitivo (inteligencia); y el
físico, el sistema más o menos estable y duradero de la configuración corporal y de la dotación
neuroendocrina”.
Para Eysenck la personalidad está compuesta por actos y disposiciones que s eorganizan
jerárquicamente en su función de su importancia y generalidad:
1. El nivel tipo es el más alto en la jerarquía, son definidos como una constelación o síndrome de
rasgos, le corresponde el factor General
2. Luego sigue el nivel de rasgo que son la consistencia observada entre los hábitos del sujeto, es
decir es un conjunto de características o respuestas habituales, le corresponde el factor de
Grupo.
3. En tercer lugar se encuentran el nivel de respuestas habituales, recurrentes características por
circunstancias semejantes, le corresponde el factor Específico
4. Y en último lugar se encuentran el nivel de respuestas específicas, acto conductual que aparece
rara vez y le corresponde el factor Error

Esta concepción hace hincapié en los aspectos estables y duraderos del individuo en relación a cuatro
sectores que al interactuar nos permiten una determinada forma de comportamiento. Sin embargo para
Eysenck las teorías sobre la estructura de la personalidad se remontan por lo menos a los Griegos y la
teoría de los cuatro humores y los cuatro temperamentos ( Sanguíneo, colérico, melancólico y flemático)
que idearon es de muy respetable antigüedad, en su forma más aceptada se debe al médico Griego
Galeno, quien vivió en el siglo II de nuestra era, este autor le asignó una causa definida a cada uno de
los cuatro tipos de individuos resultantes, según el predominio de ciertos humores corporales. De la
persona sanguínea, siempre llena de entusiasmo, se decía que su temperamento se debía a la fuerza
de la sangre; a la sobre activación de la bilis negra se atribuía la tristeza del melancólico; la irritabilidad
del colérico, al predominio de la bilis amarilla en el cuerpo; y la aparente lentitud y apatía del flemático a
la influencia de la flema.

Kant y los temperamentos

6
El famoso filósofo alemán Emmanuel Kant aceptó esta teoría y su descripción de los cuatro
temperamentos han sido ampliamente aceptados. Veamos su planteamiento, citado por Eysenck
(1987):

“El temperamento sanguíneo: La persona sanguínea es despreocupada y llena de esperanzas; concede


la mayor importancia a cualquier cosa que pueda estar tratando en ese momento, pero puede haberla
olvidado al siguiente. Se propone cumplir sus promesas, pero no lo consigue, puesto que nunca
consideró con anticipación y profundidad si era capazq de realizarlas. Es suficientemente bueno de
naturaleza como para ayudar a otros, pero es un mal deudor y pide constantemente nuevos plazos para
pagar. Es muy sociable, dado a bromear, alegre, no se toma nada en serio y tiene muchos, muchos
amigos, no es vicioso, pero difícilmente evita sus pecados; puede arrepentirse, pero esta retracción(que
nunca llega a ser un sentimiento de culpabilidad) la olvida pronto. Se fatiga y aburre con facilidad en su
trabajo, pero está constantemente participando en simples juegos-que contengan mucho variedad-, y la
constancia no es su fuerte.

El temperamento melancólico: La gente que tiende a la melancolía, da mucho importancia a todo lo que
les atañe. En todo encuentran motivo de ansiedad, y de lo que primero se dan cuenta en una situación
es de las dificultades, a diferencia de las personas sanguíneas. No hacen promesas con facilidad,
porque insisten en mantener su palabra y han de considerar si podrán hacerlo. Todo esto no se debe a
consideraciones morales, sino a que el contacto con los otros les vuelve preocupados, recelosos y
pensativos; ésta es la razón por la que se les escapa la felicidad.
El temperamento colérico: Se le tiene como acalorados, rápidamente excitable, pero se le calma con
facilidad si su oponente s ele rinde. Se enfada sin odio. Su actividad es rápida, pero no es persistente.
Está ocupado, pero no le gusta embarcarse en negocios, precisamente porque no es persistente;
prefiere dar órdenes, pero no quiere que le molesten para llevarlas a cabo. Le encantan los elogios, y
quiere que se manifiesten públicamente, le gusta las apariencias, la pompa y la formalidad; es muy
orgulloso; cuando más sufre es ante la negativa de los demás en acceder a sus pretensiones. En una
palabra, el temperamento colérico es el menos feliz, porque es el que más se enfrenta consigo mismo.

El temperamento flemático: Flema significa falta de emoción, no vagancia, indica la tendencia a


desplazarse, ni rápida ni fácilmente, pero con persistencia, se acalora lenta, pero duraderamente. Actúa
por principios, no por instinto; su feliz temperamento puede suplir la falta de sagacidad y juicio. Es
razonable en su trato con los demás y normalmente sale con la suya, persistiendo en sus objetivos
mientras parece ceder ante los otros. “

las concibió como categorías separadas dentro de las cuales podía insertarse una persona dada, sin
ninguna posibilidad de superposición o modificación, esto no estaba desde ningún punto de vista de
acuerdo con la realidad y hacia finales del siglo XIX varios psicólogos indicaron que se podía lograr una
descripción mejor de la personalidad utilizando dos dimensiones ortogónicas, a lo largo de las cuales las
personas podrían distribuirse de forma continua. Wilhelm Wundt defendió que una de estas
dimensiones separaría las emociones fuertes de las débiles, es decir el temperamento melancólico y
colérico del flemático y sanguíneo; en cuanto a la otra, diferenciaría los temperamentos cambiables, el
colérico y el sanguíneo, de los inmutables, el melancólico y el flemático. Para Eysenck los esfuerzos
que realizaban estos autores se orientaban a buscar uniformidades de conducta en las vidas de las
personas que podían observar, y reducir estas uniformidades a una descripción de tipo categórico y
continuo, dejando de lado la formulación de teoría específicas sobre la estructura formal que tan bien
describían en sus gráficos y no era su interés demostrar mediante experimentos o estadísticas la
precisión de sus hipótesis, sin embargo Eysenck considera que fue una contribución de los primeros
psicometristas, descubrir la posibilidad de aplicar los métodos correlacionales a este campo y haber
realizado una serie de estudios siguiendo esta línea.
Eysenck considera que estas teorías conforman por lo menos de forma embrionaria , las tres
principales nociones que caracterizan el trabajo actual sobre personalidad. En primer lugar, el
comportamiento o la conducta a describirse en términos de rasgos, que caracterizan a los individuos
dados en grados variables. En segundo lugar, estos rasgos forman una unidad o correlacionan, y
definen tipos más fundamentales y exhaustivos. En tercer lugar, estos tipos se fundamentan

7
esencialmente sobre factores constitucionales, genéticos o innatos, que han de ser descubiertos en la
estructura fisiológica, neurológica y bioquímica del individuo.

Teorías sobre el tipo y rasgo:

Existen dos conceptos que durante mucho tiempo han sido utilizados por aquellos que han teorizado
sobre los mecanismos del comportamiento consistente y congruente, son los conceptos de rasgo y
tipos, sobre ellos se ha hablado en abundancia, citado por Eysenck (1987), donde Allport afirma: “ Los
rasgos ...no se descubren mediante el razonamiento deductivo, no por decreto, ni por denominarles con
un nombre, ni son nunca directamente observados. Se descubren en la vida individual-el único lugar
donde pueden ser descubiertos- solo a través de una inferencia (o interpretación), necesaria por la
consistencia demostrable de los actos observables separados del comportamiento.
Y de nuevo
Los rasgos no son directamente observables; se infieren ( como se infiere cualquier clase de
tendencia determinante). Sin tal inferencia, la estabilidad y la consistencia del comportamiento individual
probablemente no podrían ser explicadas. Cualquier acción específica es producto de innumerables
determinantes no solo de los rasgos, sino de momentáneas presiones y de influencias específicas. Sin
embargo, es la ocurrencia repetida de acciones con la misma significación (equivalencia de respuesta)
que sigue a un rango definible de estímulos con la misma significación personal (equivalencia de
estímulos), lo que hace necesario concebir los rasgos como estados del Ser. Los rasgos no son en todo
momento activos, sino que persisten incluso de forma latente, distinguiéndose por los bajos umbrales
de reactivación.”

A partir de estas citas podemos inferir que el concepto de rasgo está íntimamente relacionado con la
noción de correlación, es decir la estabilidad, la consistencia, la ocurrencia repetida de acciones.
Y esta correlación se puede dar entre pruebas, entre personas e incluso entre los distintos momentos
de medición en la misma persona.

Por su parte el término Tipo se refiere a un concepto superior a rasgo. Los rasgos con frecuencia se
intercorrelacionan, y de estas intercorrelaciones surge un tipo, así se postulan conceptos tipo como
extraversión – introversión o neuroticismo – estabilidad, porque en cada caso hay un número de rasgos
que al correlacionar, dan pie a un concepto de orden superior. A menudo se ha criticado el concepto de
tipo, porque se cree erróneamente que supone grupos categóricamente distintos de personas, o una
distribución bimodal o multimodal de puntuaciones en un continuo. Esta era, de hecho la postura que
sostenían los antiguos Griegos y tambiém Immanuel kant, pero no es una idea que siga ningún teórico
del tipo desde la primera guerra mundial. Por ejemplo Jung plantea: citado por Eysenck (1987) “ Un
rasgo puede definirse como un mecanismo... El tipo nunca denota mas que una relativa dominancia de
un mecanismo... Se desprende que nunca puede haber un tipo puro en el sentido de que un mecanismo
sea completamente dominante excluyendo otro”.
Según Kretschmer: “ El concepto de tipo es el concepto fundamental más importante de toda la biología.
La naturaleza...no trabaja con finos contrastes ni con definiciones precisas que se derivan de nuestro
pensamiento y de nuestra necesidad de comprensión. En la naturaleza, os cambios fluidos son la
norma, pero no resultaría cierto decir que, en este infinito mar de las formas empíricas fluidas, se
sacaría nada claro y objetivo; todo lo contrario...“

Teorías tipo – rasgo y análisis factorial

El análisis factorial es el mejor método para estudiar la asociación de las variables de la prueba
individual con los rasgos, y la asociación de los rasgos con los tipos. Esta es una tabla para estudiar
tablas de intercorrelaciones, apreciando las regularidades (por ejemplo, conjuntos de correlaciones
bajas o altas) y reducir la complejidad total de, algunas veces, las miles de intercorrelaciones a la
relativa simplicidad de unos pocos factores, cuya interacción puede resultar válida para todas las
correlaciones observadas. Cuando hay una teoría razonable se puede llevar tal análisis con éxito y
lograr que surjan unos pocos factores significativos que recojan la mayor parte de las varianza.

Teoría de H.J. Eysenck:

8
Teoría de la inhibición (1957)
Debemos decir que por un aumento de las pruebas, esta teoría se quedó inadecuada en
algunos aspectos. Uno de los principales propósitos de la teoría de la inhibición era aportar algún tipo
de comprensión teórica sobre las diferencias fundamentales entre introvertidos y extrovertidos; es decir
lo que pretendía Eysenck era ver si era posible recoger las diferencias entre introvertidos y extrovertidos
a través de un número muy pequeño de diferencia fisiológicas fundamentales o semifisiológicas.
Presentó el siguiente postulado tipológicode la dimensión teórica de la extroversión:
“Los individuos cuyo potencial excitatorio se genera lentamente y cuyos potenciales excitatorios así
generados son relativamente débiles estarán predispuestos a desarrollar esquemas extravertidos de
comportamiento y a desarrollar alteraciones histérico – psicopáticas en caso de crisis neurótica. Los
individuos cuyo potencial excitatorio se genere rápidamente y cuyos potenciales excitatorios así
generados sean fuertes están predispuestos a desarrollar esquemas introvertidos de comportamiento y
alteraciones distímicas en el caso de crisis neuróticas. De forma parecida, los individuos cuya inhibición
reactiva se desarrolla rápidamente, en quienes se generen inhibiciones reactivas fuertes, y en quienes
la inhibición reactiva se disipe lentamente, estarán predispuestos a desarrollar esquemas de
comportamiento extravertido y alteraciones histérico – psicopáticas en el caso de crisis neurótica.
Contrariamente los individuos cuya inhibición reactiva se desarrolla lentamente, cuyas inhibiciones
reactivas se generen débilmente, y en quienes la inhibición reactiva se disipe rápidamente, estarán
predispuestos a desarrollar esquemas de comportamiento introvertido y alteraciones distímicas en el
caso de crisis neuróticas.”

Este postulado tipológico se refiere a dos constructos explicativos diferentes (excitación – inhibición),
podemos apreciar que los que generan potenciales excitatorios con facilidad, también generan
potenciales inhibitorios con dificultad, mientras los que generan potenciales excitatorios con dificultad
también generan potenciales inhibitorios con facilidad.
El concepto de inhibición utilizado en el postulado tipológico se refiere a algún proceso central de origen
fisiológico desconocido, que no debe ser confundido con la inhibición del comportamiento. Muy a
menudo la mayor inhibición central de los extrovertidos, supone una forma desinhibida en su
comportamiento. Esta teoría se desarrollo con experimentos de laboratorio sobre reminiscencia y la
ingesta de drogas sedantes y estimulantes.
Después de delinear los aspectos más relevantes de esta teoría debemos preguntarnos ¿ por qué la
teoría de la inhibición propuesta por Eysenck llegó a ser considerablemente menos influyente de lo que
de lo que fue al principio?. Una de las razones más importantes fue el éxito que tuvo la teoría de la
reactivación posterior planteada por Eysenck y por los problemas en el uso de la terminología inhibición
que al parecer era una compleja amalgama de varios postulados.

Teoría de la reactivación (1967)

Esta teoría fue mucho más específica que la anterior en su descripción de los mecanismos
subyacentes de las diferencias individuales en personalidad., los supuestos fisiológicos básicos se
establecen entre el sistema activador reticular ascendente (SARA), el cerebro visceral y el córtex.

El SARA fue inicialmente investigado por Moruzzi y Magoun (1949) descubrieron que la estimulación de
algunas partes del SARA provocaba una forma de activación general en el EEG cortical. Las vías
aferentes ascendentes provocan actividad en el SARA , que posteriormente trasmiten la excitación a
numerosos sitios en el córtex cerebral. Fue esta excitación la que producía la desincronización
observada por Moruzzi y Magoun. Desde el esfuerzo de estos autores el conocimiento del SARA se ha
incrementado, dado que se relaciona con un número amplio de procesos psicológicos Stelmack (1981),
citado por Eysenck refiere “La formación reticular está implicada en la iniciación y mantenimiento de la
motivación, emoción y condicionamiento mediante el control excitatorio e inhibitorio de los ajustes
autónomos y posturales y mediante la coordinación cortical de la actividad que se requiere para la
atención, la reactivación y el comportamiento orientativo.”
Según Eysenck la dimensión de la extraversión se identifica ampliamente con las diferencias en
los niveles de actividad del circuito corticorreticular. Los introvertidos se caracterizan por niveles de
actividad superiores a los de los extrovertidos, y así se reactivan más corticalmente que de otra manera.

9
Debe apreciarse que esta idea teórica sobre las diferencias subyacentes entre introvertidos y
extrovertidos representa una extensión y modificación de la anterior investigación sobre la inhibición
más que una teoría completamente nueva. Así, los introvertidos en la anterior teoría eran los que tenían
una excitación superior y una inhibición inferior, y ahora son los que tienen un nivel de reactivación
superior. Los individuos extravertidos son los que tienen un nivel de reactivación inferior en lugar de una
excitación inferior y una inhibición superior. Para la función del cerebro visceral Eysenck la denomina
activación para diferenciarla de la reactivación producida por el sistema reticular, para él la presencia
del cerebro visceral (hipocampo, amígdala, cíngulo, septum e hipotálamo)en la teoría de la personalidad
reside en que las diferencias individuales en Neuroticismo dependen de su funcionamiento. En otras
palabras la gente que está alta en neuroticismo, esta más dispuesta a generar actividad en el cerebro
visceral que los que son bajos en neuroticismo, todo esto desde la perspectiva de que el cerebro
visceral parece estar bastante implicado en la emoción. Todo esto a través del sistema nervioso
autónomo como responsable de los procesos neurovegetativos. Como lo plantea Eysenck (1967) “ la
diferencia entre las personas altas y bajas en neuroticismo pueden interpretarse en términos de
umbrales diferenciales de la actividad hipotalámica y de la diferencia de respuesta del sistema nervioso
simpático “con las puntuaciones altas en neuroticismo asociadas a una mayor respuesta” .
consecuentemente una amplia variedad de medidas indicativas de la activación autonómica debería
diferenciar entre aquellos que son altos y bajos en neuroticismo.

La diferencia básica entre las dos teorías planteadas por Eysenck esta referido a las predicciones
distintas que ambas proyectan, mientras una plantea el nivel de inhibición para predecir las conductas,
en la otra se plantea el nivel de reactivación para la predicción de conductas y esto conlleva a
proyecciones contrarias en la forma de enfocar el comportamiento.

Otra diferencia entre ambos enfoque radica en que en la teoría de la inhibición la medición era
extremadamente difícil, se realizaba básicamente a través de tareas con práctica masiva, sin embargo,
puesto que el nivel de reactivación ofrece índices por lo menos aproximados mediante varias medidas
fisiológicas, se pueden generar predicciones para una mayor variedad de
situaciones, factores y tareas.

Aportes de C. Jung e I. Pavlov

Eysenck tomó en cuenta la tipología de extraversión – introversión que en su obra la menciona como
autor a Jung, quien fue el que la popularizó, más no el creador de la misma, puesto que antes de Jung
muchos autores ya hacían uso de la misma. Jung planteaba que el tipo extrovertido proyectaba su
energía síquica hacia el mundo externo y los objetos, caracterizándolos conmo habladores, con poco
autoanálisis, poco preocupados, negligentes con su salud entre otros. Así mismo planteó que el
introvertido proyectaba la energía psíquica hacia sí mismo, caracterizándolo como poco comunicativos,
con buen nivel de autoanálisis, gusta de la lectura, con habilidades intelectuales.

La clasificación de los temperamentos según Ivan Pavlov (excitación e inhibición) también sustenta la
afirmación de la teoría de Eysenck, por su parte Pavlov plantea 3 cualidades esenciales de los procesos
de excitación e inhibición: 1. Fuerza de la excitación o inhibición. 2. Movilidad o rapidez para pasar de
inhibición a excitación y viceversa. 3. equilibrio entre los procesos de excitación e inhibición. De lo cual
se desprende lo siguiente:
1. Fuerte, equilibrado y rápido Sanguíneo
2. Fuerte, equilibrado y lento Flemático
3. Fuerte, desequilibrado Colérico
4. Débil Melancólico
Hipótesis y Método utilizado por H.J. Eysenck

Eysenck plantea dos hipótesis con respecto a su trabajo dimensional:


1.Los individuos difieren entre sí a lo largo de la escala de introversión – extroversión que serían polares
de un continuo.
2.Los individuos difieren igualmente en cuanto a su situación respecto a la estabilidad – inestabilidad
emocional, que serían polares de un continuo.

10
Eysenck hace uso del método hipotético deductivo, para entender mejor este concepto vamos a
presentar el aporte de Bisquerra (1989) donde establece una distinción entre los métodos inductivo,
deductivo e hipotético deductivo:
“ Método deductivo: se parte de una premisa general para sacar conclusiones de un caso particular... El
científico que utiliza este método pone el énfasis en la teoría, en la explicación, en los modelos teóricos,
en la abstracción; no en recoger datos empíricos, o en la observación y experimentación...
Método inductivo: con este método se analizan casos particulares a partir de los cuales se extraen
conclusiones de carácter general. El objetivo es el descubrimiento de generalizaciones y teorías a partir
de observaciones sistemáticas de la realidad...
Método hipotético – deductivo: A partir de la observación de casos particulares se plantea un problema.
A través de un proceso de inducción, este problema remite a una teoría. A partir del marco teórico se
formula una hipótesis, mediante un razonamiento deductivo, que posteriormente se intenta validar
empíricamente. El ciclo completo inducción / deducción se conoce como proceso hipotético deductivo...

Es decir en el caso de Eysenck trabajó inicialmente un procedimiento inductivo para poder contrastar
sus observaciones con su marco teórico, a partir de la cual plantear una hipótesis, en el caso específico,
respecto de una variable subyacente posible, para posteriormente por una comprobación deductiva
(análisis factorial) crear una posición defendible de su planteamiento.

Investigaciones realizadas por Eysenck y colaboradores

Psicofisiología de la Personalidad:

1. Reacción de orientación: sucede como respuestas a estímulos nuevos e indica que el individuo en
cuestión, responde a cierto cambio ambiental. La información sobre cualquier estímulo dado se
almacena en un modelo neuronal. Se da una reacción de orientación, cuando no ha ahbido un
emparejamiento adecuado entre los modelos neuronales de la estimulación previa y la actual; se da la
habituación cuando los estímulos actuales se asocian con un modelo neuronal almacenado y como
resultado no hay reacción de orientación, juega un papel importante por su actividad excitatoria e
inhibitoria en su consecución y posterior habituación.
Los introvertidos deberían tener reacciones de orientación mayores que los extrovertidos y les debería
llevar más trabajo habituarse.

2, Pupilometría: La respuesta pupilar como medida fisiológica, relacionada con la personalidad. La


pupilometría se puede emplear como medida de las diferencias individuales, de la respuesta a la
estimulación y el tamaño de la pupila en ausencia de la estimulación específica, puede considerarse
como un índice de nivel general de reactivación autónoma. Holmer (1967), midió la velocidad de la
dilatación pupilar tras una luz y la contracción pupilar al principio de la exposición a la luz, los
dilatadores rápidos tendían a ser extrovertidos y los contractores rápidos tendian a ser introvertidos.

3. Umbral sedante: Se administra una droga sedante, mediante la inyección intravenosa, hasta que se
llegue al umbral sedante, ello determinado por los cambios fisiológicos y la falta de respuestas a
estímulos verbales, los introvertidos partiendo de un nivel alto de reactivación cortical, necesitan una
droga más sedante que los extrovertidos para llegar al umbral sedante.

Extraversión, reactivación y ejecución:

1. Condicionamiento clásico: Los introvertidos se reactivan corticalmente más que los extrovertidos, una
alta reactivación facilita normalmente el condicionamiento.
2, Condicionamiento operante: Los introvertidos manifiestan un condicionamiento operante mejor que el
de los extrovertidos. Grey afirmaba que los introvertidos se condicionarán mejor que los extrovertidos,
cuando se utiliza reforzamiento negativo y lo contrario cuando se utiliza reforzamiento positivo
3. Sensibilidad a la estimulación: Los introvertidos son más sensibles a la estimulación que los
extrovertidos, por su reactivación cortical superior.

11
- A pesar de no ser del todo exacto, se postula que los introvertidos toleran más le deprivación
sensorial (ausencia de estímulos, inmersión)
- El nivel óptimo de estimulación es superior en klos extrovertidos, que en los introvertidos.
Weisen (1965) comprobó que era más probable que los introvertidos quisieran un descenso en el
nivel de estimulación, mientras que los extrovertidos buscan un aumento de la estimulación.
- Elliot (1971), encontró que los extrovertidos tenían un nivel de tolerancia al ruido, mucho mayor
que los introvertidos.
- Haslam (1967), Encontró que los introvertidos tenían un umbral de dolor significativamente
inferior al de los extrovertidos.
- Borner (1975), Encontró que los extrovertidos, tenían mayor nivel de tolerancia a estímulos
dolorosos o intensos que los introvertidos.

4. Vigilancia: Los introvertidos tienen mejores niveles de vigilancia que los extrovertidos. Mohan y Gill
(1979).
Los extrovertidos muestran un mayor descenso de vigilancia que los introvertidos
5. Aprendizaje verbal y memoria: Howarth y H.J. Eysenck (1968) Encontrón que los extrovertidos
conservan un recuerdo a corto plazo, mejor que los introvertidos, sin embargo los introvertidos
conservan un mejor recuerdo a largo plazo que los extrovertidos
6. Ejecución motora: H.J. Eysenck (1957),Los extrovertidos muestran mayor reminiscencia que los
introvertidos. Reminiscencia: es la ejecución inmediatamente después de la pausa de descanso, la cual
es casi siempre considerablemente mejor que en cualquier otro momento anterior ala pausa de
descanso.
Frith (1971), Establece diferencias en la ejecución psicomotriz, los introvertidos prefieren movimientos
relativamente cortos y precisos, mientras que los extrovertidos prefieren movimientos más amplios y
menos precisos.
7. Fenómenos preceptúales: Petrie (1978), Planteó que los introvertidos tienden a percibir cualquier
estímulo dado más intensamente que lo extrovertidos, se ve con claridad que amplifican la estimulación
sensorial y por eso tienden a ser aumentadores y por otro lado los extrovertidos tienden a ser
reductores.

Neuroticismo, ansiedad y ejecución

Eysenck (1979). Identificó dos efectos principales de la ansiedad, unio de ellos atribuible al componente
de neuroticismo, de la ansiedad y el otro provocado por el componente introversión.
1. Estado – rasgo: Definido por Spielberger, Gorsuch y Lushene (1979).
- Estado de ansiedad: Diferencias individuales relativamente estables en la propensión de la ansiedad.
Se determina interactivamente por el grado de estrés presente en la situación y por la susceptibilidad
del individuo a la ansiedad.
- Estado - ansiedad: caracterizado por sentimientos subjetivos, concientemente percibidos de tensión,
por una actividad intensa del sistema nervioso autónomo. Es la cantidad de ansiedad experimentada
realmente por un individuo en un momento dado..
Se concluye que el rasgo de ansiedad es más estable que el estado de ansiedad.
2. Teoría sobre ansiedad y ejecución: La ansiedad tiene dos efectos principales, uno motivacional y
benéfico y otro perturbador y perjudicial.
- Morris y Liebert (1973),Hablaron sobre preocupación y emotividad, las puntuaciones de
preocupación no cambian inmediatamente antes o inmediatamente después del examen, mientras
que las puntuaciones sobre emotividad disminuían significativamente.
- Las puntuaciones de preocupación aumentaban, tras la amenaza de fracaso, pero no con la
amenaza física, mientras que las puntuaciones sobre emotividad, aumentaban tras la amenaza
física, esto sugiere de forma poderosa que al menos hay dos componentes de la ansiedad
separados, cada uno de los cuales es afectado por estresantes ambientales bastante diferentes.
- Los introvertidos neuróticos podrían ser más susceptibles que los extrovertidos neuróticos a una
ansiedad condicionada en la forma de preocupación, por otro lado los extrovertidos neuróticos,
pueden ser más susceptibles a una ansiedad que refleja emotividad.
3. Eficacia y efectividad:
- La efectividad de la ejecución está referida a la calidad de la ejecución.

12
- La eficacia del procesamiento, se da en la relación entre la efectividad de la ejecución y la
cantidad de esfuerzo o medios de procesamiento puestos en ella.
- M. Eysenck (1979), Es más probable que la ansiedad tenga un efecto más adverso en la
eficacia que en la efectividad.
4. Interacciones de la ansiedad con la tarea: -
- La ansiedad tiene un efecto más adverso en las tareas difíciles o complicadas que en las simples, por
lo tanto las habilidades simples y bien practicadas, no se ven afectadas por la ansiedad
- La ansiedad interfiere el almacenamiento temporal de la información pertinente a la tarea.
5. Mecanismo de atención: Korchin (1964)
- El paciente ansiosos es incapaz de concentrarse, con un alto nivel de respuesta y muy distraíble.
- Existen pruebas de que la ansiedad provoca una disminución de la atención y la ansiedad parece
reducir en muchas circunstancias el control de la atención y aumentar la distracción.
6. Aprendizaje y memoria:
- Sujetos con alta ansiedad, muestran una mayor pérdida en la retención que los sujetos con baja
ansiedad a lo largo del tiempo.
- La ansiedad reduce la memoria a largo plazo y esto porque los sujetos ansiosos tienden a procesar el
material con menos profundidad semánticamente hablando que los sujetos no ansiosos, puesto que el
procesamiento semántico, normalmente aumenta la memoria a largo plazo
7. Rendimiento académico:
- Es generalmente cierto que, en todas las edades desde los trece a catorce años en adelante, los
introvertidos muestran unos logros académicos superiores al de los extrovertidos.
- Campbell y Hawley (1982) Los extrovertidos toman más pausa de descanso que los introvertidos y
que estaban más preocupados que los introvertidos por buscar un lugar de estudio que les ofreciera
oportunidades de socialización
- Leigh y Wisdom (1970) Los introvertidos aprendían mejor, cuando se presentaba una estructura de
aprendizaje que actuaba en secuencias estrictas y bastante puntuales, mientras que los extrovertidos
tenían más éxito cuando se les presentaba una disposición aleatoria.
- H.J. Eysenck (1971) El neuroticismo tiende a estar negativamente correlacionado con el logro en
grupos que no habían estado sujetos s un proceso de selección. Por el contrario el neuroticismo
tendía a estar positivamente correlacionado con el logro en grupos que habían sufrido un difícil
proceso de selección.
- Spielberger (1966). La ansiedad facilita la ejecución de tareas fáciles, pero la dificulta con tareas
difíciles. Que ello dependerá de la inteligencia de los sujetos.

Validez y Confiabilidad del EPI


En primer lugar analizaremos la validez y confiabilidad realizados en la prueba original, por el autor
y luego desarrollaremos el trabajo realizado en nuestro país.

1. Validez de criterio:
Eysenck toma el nombre de validez consensual planteado por Mc Crae (1982), para definir este
tipo de validez. “ con este término nos referimos simplemente a que validamos las respuestas del
cuestionario, correlacionándola con las valoraciones hechas por asesores externos que conocen bien al
sujeto que va a ser evaluado, esta validación consensual puede ser tanto concurrente como predictiva.
Concurrente: cuando el test y el criterio se administran en una distancia temporal breve.
Predictiva: cuando la situación del criterio ocurre muy posteriormente a la situación del test.

2. Validez de constructo:
Teoría: esta teoría postula ciertos mecanismos sociológicos genéticamente controlados que, en
interacción con los estímulos ambientales, producen un tipo de comportamiento de cuya consistencia
surgen las dimensiones de personalidad P, E y N, estas teorías nos capacitan para hacer una infinidad
de predicciones
a) Predicciones Psicofisiológicas directas (diferencias entre I-E, E-I )
b) Experimentos psicológicos sobre percepción (condicionamiento, aprendizaje, vigilia)
c) Comportamiento social, que puede predecirse de la teoría de la personalidad, mediante
mecanismos estudiados en laboratorio (condicionamiento, memoria)

13
Confiabilidad:
Fiabilidad de repetición : (Coeficiente de estabilidad, confiabilidad de test – retest).
Planteado por Eysenck como el acuerdo entre dos medidas del mismo rasgo o capacidad, guardando
una separación de varios días, meses o años, asimismo plantea que la fiabilidad de repetición se unifica
pronto en los rasgos longitudinales, en particular P, E y N, muestran una apreciable consistencia
longitudinal.

Validez y confiabilidad en el Perú

La traducción y adaptación del EPI, fue iniciado en 1971, en el hospital Cayetano Heredia, por un
equipo de psicólogos, probado en diversos grupos de control, pacientes, estudiantes, obreros etc.,
siendo revisados y ajustados por el propio autor de la prueba.

Validez de criterio
Se diseñaron dos procedimientos de validez:
1. El método de los grupos nominados por criterio de jueces: el cual buscó establecer relaciones entre
los puntajes del cuestionario y los criterios de jueces independientes, 30 jueces fueron empleados para
evaluar a 110 sujetos, siendo significativo según el estadístico utilizado “t” de student.
2. El método de validez clínico:
El cual se trabajo con grupos nominados, similar a la anterior, 52 pacientes fueron calificados por 8
psicólogos como distímicos o histérico – psicopáticos, para ser contrastados con sus puntajes de
introversión – extroversión, según la tesis de Eysenck, siendo significativo según el estadístico utilizado
“t” de student.

Confiabilidad:
Coeficiente de estabilidad:
Trabaja en un lapso de 8 meses, señaló los siguientes coeficientes de correlación( r ): N=0.71, E=0.68,
L= 0.61, siendo significativo para las tres escalas.

Población muestral
Estuvo conformada por 2000 personas, entre profesionales, estudiantes, empleados, obreros,
ejecutivos, se estableció por muestreo al azar usando el método sistemático valiéndose de la tabla de
números aleatorios.

Ejecución y recolección de datos


Se tomaron 160 casos de consultorios de profesionales, 18 colegios especialmente seleccionados para
evaluar estudiantes y profesores, 11 universidades de la capital y cerca de 128 fábricas manufactureras,
los cuales fueron evaluados por un equipo de 30 encuestadores estudiantes de psicología.

Resultados:
1. Variable sexo.
- Las mujeres obtienen mayores índices de neuroticismo que los varones
- Los hombres son ligeramente más extrovertidos que las mujeres
- Para la escala L no hay diferencias significativas
- Estos hechos guardan relación con los hallazgos de Eysenck en Londres y otros países
2. Variable edad.
- El neuroticismo tiende a decrecer con la edad
- Para la dimensión E, no hay diferencias significativas
- Para la escala L, los grupos de edad avanzada, tienden a dar mayor puntaje.
3. Estrato poblacional.
- Neuroticismo
- Grupo más neurótico: La clase obrera
- Grupo más estable: Profesionales y ejecutivos
- Grupo más próximo al promedio poblacional : Empleados y estudiantes
- Extraversión.

14
- Grupo más introvertido : Clase obrera
- Veracidad
- Grupo con mayor puntaje : Clase obrera
- Grupo más sincero: Los estudiantes
INVENTARIO DE PERSONALIDAD DE EYSENCK Y EYSENCK

FICHA TÉCNICA

Nombre Original : Eysenck Personality Inventory


Nombre español : Inventario de Personalidad de Eysenck y Eysenck, forma B adultos
Nombre abreviado : EPI
Autor : Hans Jurgen Eysenck y Sibyl Eysenck
Procedencia : Universidad de Londres – Inglaterra
Objetivo : Evaluar de manera indirecta las dimensiones de la personalidad
Finalidad : Evaluar las diferencia individuales a través de las dimensiones de
Personalidad ( E y N )
Aspectos que evalúa : Dimensión E: Introversión – extroversión
Dimensión N: Estabilidad – inestabilidad
Normas del baremo : José Anicama Cruz – Lima metropolitana
Administración : Individual y colectiva
Ámbito de aplicación : A partir de los 16 años en adelante
Tiempo : No hay tiempo límite, se resuelve entre 10 -15 minutos

Antecedentes:

El primer test que apareció fue el Maudsley Medical Questionnaire (MMQ), que medía el neuroticismo,
usando elementos intercalados, en preguntas acerca de la personalidad del sujeto.
Luego apareció el Maudsley Personality Inventory (MPI), el cual medía sólo la dimensión introversión –
extroversión (E) y la estabilidad – inestabilidad (N), más tarde Eysenck construye el inventario de
personalidad que lleva su nombre, el Eysenck Personality Inventory (EPI), Inventario de Personalidad
de Eysenck, que al igual que el MPI, mide las dimensiones E y N y se le incluyó una escala de
detección de mentiras a la que la identificó con la letra L, estableciéndola en dos versiones A y B
( prueba que estudiaremos en su forma B para adultos) y finalmente construyó el Eysenck Personality
Questionnaire (EPQ), Cuestionario de Personalidad de Eysenck, en la cual incluyo la dimensión P de
psicoticismo

Características de la prueba

- Prueba estructurada verbal – escrita


- Proposición de respuestas dicotómicas
- Utilización de la técnica de elección forzada
- Consta de 57 reactivos
24 para la dimensión E
24 para la dimensión N
9 para la escala de veracidad L
- Los items se presentan en forma intercalada, sin ningún orden especial
- Su utilización se adecua a cualquier campo de la psicología.
- El protocolo es evaluado con clave única para ambos sexos
- Su clave de calificación es 1 punto por coincidencia de la respuesta con la plantilla y 0
puntos si no hay coincidencia; siendo la suma por separado para escala.

ADMINISTRACIÓN

Debemos tener en cuenta los pasos establecidos en el proceso de medición en lo referente a los
aspectos previos de la evaluación y la obtención de la muestra de conducta

15
Instrucción o consigna
Deben ser condicionadas de acuerdo al tipo de material que se posea (protocolo de los items y un
protocolo aparte para las respuesta ó un protocolo que contenga ambos)

“ Aquí tiene algunas preguntas sobre el modo como usted se comporta, siente y actúa, (Después de
cada pregunta hay un espacio para contestar SI – NO ó conteste en la hoja de respuesta, con un SI o
con un NO) según sea el caso, trate de decidir si su respuesta SI o NO, representa su modo usual de
actuar o sentir, entonces ponga un aspa o cruz, en el círculo debajo de la columna SI o NO de su hoja
de respuesta, trabaje rápidamente y no ocupe mucho tiempo en cada pregunta, queremos su primera
reacción, no un proceso de pensamiento prolongado, asegúrese de omitir ninguna pregunta,. Recuerde
que no hay contestaciones correctas o incorrectas y este no es un test de inteligencia o habilidad, sino
la simplemente la medida de la forma como usted se comporta.

CALIFICACIÓN

Debemos tener en cuenta los pasos del proceso de medición respecto a la cuantificación de la muestra
de conducta

1.Verificar que todas las preguntas estén debidamente contestadas


2.Se considerará 1 punto por cada respuesta que coincida con los orificios de la plantilla
3.Superponer la plantilla sobre la hoja de respuesta y realizar el conteo primero con la escala L de
veracidad. Se continua con el proceso si L es igual o menor a 4, en tal caso se pondrá después de la
letra L, prueba válida, caso contrario la prueba que invalidada, sabiendo que el máximo puntaje de la
escala es de 9
4.Superponer la plantilla sobre la hoja de respuesta y realizar el conteo de la escala E,. Se obtiene el
puntaje directo sabiendo que el máximo de puntaje de la dimensión es de 24
5.Superponer la plantilla sobre la hoja de respuesta y realizar el conteo de la escala N. Se obtiene el
puntaje directo sabiendo que el máximo de puntaje de la dimensión es de 24.
6.Los puntajes directos de ambas dimensiones se ubican a través de un punto en el cuadrante que se
encuentra en el reverso de la hoja de respuesta, siendo la línea horizontal para la dimensión E y la
vertical para la dimensión N.
7.Se traza el perfil uniendo los puntos de ambas líneas, sombreando la parte interna de las líneas de
intersección
8.De acuerdo al perfil se define el diagnóstico de cada una de las
dimensiones:
Dimensión E : Tendencia a la introversión ó altamente introvertido
Tendencia a la extroversión ó altamente extrovertido
Dimensión N : Tendencia a la estabilidad ó altamente estable
Tendencia a la inestabilidad ó altamente inestable
9.Se establece el diagnóstico de tipicidad, siendo la unión de las dos dimensiones obtenidas
previamente, sin tener en cuenta las tendencias. Ej.
Introvertido – estable
Extrovertido – estable
Introvertido – inestable
Extrovertido – inestable
10. Se establece el diagnóstico de temperamento, pero se deben tener en cuenta
las tendencias de las dimensiones, si ambas o por lo menos una de las dimensiones se encuentra
dentro del recuadro de tendencias, el diagnóstico de temperamento tendrá que anteponérsele el
término tendencia; irá solo el temperamento cuando las dos dimensiones se encuentren el
altamente Ej.

Tend. Estab. Tend. Inest Alt. Estab. Alt. Inest.


Tend. Introv. Tend. Temp. Flem Tend. Temp. Mel. Tend. Temp. Flem Tend. Temp. Mel.
Tend. Extrv. Tend. Temp. San. Tend. Temp. Col. Tend. Temp. San. Tend. Temp. Col.
Altam. Intrv. Tend. Temp. Flem Tend. Temp. Mel. Temp. Flemático Temp. Melancól.
Alta. Extrov. Tend. Temp. San Tend. Temp. Col. Temp. Sanguíneo Temp. Colérico

16
INTERPRETACIÓN

Debemos tener en cuenta los pasos del proceso de medición respecto a la clasificación de los sujetos.

1.Realizar la interpretación de la escala L, la prueba es válida o no.


2.Realizar la interpretación de cada una de las dimensiones tanto E, como N, de acuerdo al diagnóstico
obtenido previamente, si la dimensión se encuentra dentro de la tendencia a la descripción se le debe
anteponer la frase “ El sujeto tiende a” y luego se describen las características que corresponden a
esta dimensión. Si el diagnóstico es altamente se describen las características sin ninguna
anteposición.
3.Realizar la interpretación de la tipicidad, sabiendo que aquí se describe las características del
funcionamiento neurológico que tipifica al sujeto, considerando los diagnósticos por Eysenck en caso
de neurosis
4.Realizar la interpretación final de temperamento teniendo en cuenta los mismos criterios que se
siguieron para las dimensiones, pero describiendo las características del temperamento, cabe señalar
que en esta parte ya no deben considerarse características que se encuentran señaladas en el
diagnóstico de tipicidad.

Descripción de los diagnósticos de tipicidad

Introvertido – estable: Son personas de procesos neurodinámicos fuertes, equilibrados y lentos, tienen
dificultad para cambiar patrones conductuales, así como para la adaptación y el ajuste, auque sus
respuestas condicionadas son más firmes y regulares en el habituarse de las situaciones

Introvertido – inestable: Son personas de sistema nervioso débil, la tipicidad determina una mayor
predisposición a desarrollar distimia como en el caso de neurosis.

Extrovertido – estable: Personas cuyos procesos neurodinámicos son fuertes equilibrados y rápidos, es
decir con capacidad para soportar fuertes excitaciones y para establecer potentes frenamientos de
estimulaciones, posible mantenimiento regular del equilibrio, entre la excitación y la inhibición, rápida
movilidad en relación con las modificaciones ambientales.
Extrovertido – inestable: personas cuyos procesos neurodinámicos son fuertes , habiendo un
desequilibrio entre la excitación y la inhibición, se produce una incapacidad para la contención de
intensidad, dentro de los límites pertinentes. La tipicidad señala inmadurez y descontrol emocional con
propensión a desarrollar histeria en caso de neurosis.

Descripción de las dimensiones:

Extrovertido: Es sociable, gusta de las fiestas, tiene muchos amigos, necesita tener gente con quien
hablar, no está orientado a la idea de estudiar o leer por sí mismos, tiene necesidad de emociones,
toma riesgos e incluso suele ponerse en peligro, actúa dejándose llevar por el impulso del momento y
en general es un individuo impulsivo, le gusta hacer bromas prácticas, siempre tiene lista una respuesta
y por lo común le agrada el cambio, es despreocupada, indolente, optimista y afecto a reír y a estar
alegre, prefiere mantenerse en movimiento y estar haciendo cosas, tiende a ser agresivo y pierde los
estribos con facilidad, en conjunto sus sentimientos no están bajo un control estricto y no siempre se
trata de una persona en quien se puede confiar.

Introvertido: Es una persona tranquila, de tipo reservado, introspectiva y más afecta de los libros que de
las personas, se manifiesta callado y distante, salvo con sus amigos íntimos, tiende a planificar por
anticipado, no confía en el impulso del momento, no le gusta las emociones, se toma los asuntos de la
vida con seriedad y le agrada llevar un estilo de vida ordenado, mantiene sus sentimientos bajo control
estricto, rara vez se comporta de manera agresiva y no pierde los estribos con facilidad, es una persona
en quien se puede confiar, auque es algo pesimista y da gran valor a las normas éticas.

17
Estable: Persona calmada, despreocupada, ecuánime y confiable, muestra seguridad y reacciones
emocionales equilibradas.

Inestable: Personas caprichosas, hipersensibles, tensas, ansiosas, inquietas, inseguras, con fuertes
bloqueos de conducta, respuestas inadecuadas e irrupciones emocionales desordenadas.
CUESTIONARIO DE LOS 16 FACTORES DE PERSONALIDAD

Finalidad, antecedentes, características

El test denominado 16 PF, es un cuestionario multidimensional, compuesto de dieciséis escalas


dispuesta en forma estratificada, diseñado para obtener información acerca de los factores primarios de
la personalidad de un sujeto en un tiempo deseable de aplicación.

Este test fue publicado por primera vez en 1949 por el IPAT (Institute for Personality and Ability
Testing) Illinois USA, durante sus dos décadas de crecimiento la confiabilidad y validez del 16 PF ha
avanzado altamente, ha crecido hasta tener no menos de seis formas paralelas, la razón de esta
consistencia es que, a diferencia de muchas escalas desarrolladas en la misma época, el 16 PF fue
desde sus inicios considerado capaz de evidenciar la estructura inherente de la personalidad, no fue
llenado artificialmente para llenar conceptos a priori, esto último manifestado por Lizarraga y Masaveu
(1981).

Debería hacerse énfasis que la concepción de los 15 factores de la personalidad ( 16 con el de


inteligencia) emergieron de la factorización de no sólo los items del cuestionario, sino también como una
muestra representativa de lo que era conocido entonces como medición del comportamiento. Los
primeros intentos para comprobar la estructura de la prueba surgen en items adaptados o traducidos en
muchos países de los 5 continentes. Como se ha encontrado diferencias altamente significativas de tipo
transcultural en los niveles de los factores, relacionado a las dinámicas culturales, surge un período
extremamente interesante de investigaciones, comparando la estructura de los factores y los perfiles, en
lo que aparentemente conocemos como dimensiones universales de personalidad.

El 16 PF es adecuado para diversos usos psicológicos, como primera propiedad la comprensión


de la totalidad de las dimensiones de la personalidad, como segunda propiedad la orientación de las
escalas hacia una medición funcional y en tercer lugar, al manejar conceptos básicos de personalidad la
medición se convierte en organizada e integrada.

El 16 PF es considerado como un instrumento de valoración objetiva, elaborada para ofrecer en


un tiempo breve un amplio conocimiento de la personalidad, fue diseñado para ser aplicado en sujetos a
partir de 16 los años de edad y con nivel cultural equivalente a los últimos años de educación
secundaria. El estudio global de la personalidad que se logra a través del cuestionario, se basa en la
evaluación de dieciséis dimensiones funcionalmente independientes y psicológicamente significativas,
descritas en forma bipolar.

La distribución de los elementos o reactivos en la forma “A” son de 10 ó 13 elementos y en el


cuadernillo éstos están ordenados en forma cíclica para facilitar la corrección y ofrecerle al individuo
variedad e interés en su tarea. Todas las formas del 16 PF han sido elaboradas para poder ser
aplicadas en forma individual o grupal, sin haberse llegado a demostrar diferencias significativas entre
ambos procedimientos. El número de reactivos del 16 PF forma “A” es de 187, cada una de las
preguntas planteadas tiene tres alternativas de respuesta requiriendo un tiempo aproximado de 50 a 60
minutos para ser respondidas en su totalidad, el sujeto marca su elección en una hoja de respuestas
destinada a ello.

Marco teórico

Según Cattell un rasgo es una estructura mental inferida a partir de la conducta observada y
destinada a explicar la regularidad o coherencia de ésta, sabiendo que el término estructura no alude

18
aquí a una condición física o neural, aunque bastante explícitamente Cattell señala las concomitantes
físicas y fisiológicas subyacentes a la conducta.

Cattell considera que existen rasgos comunes presentes en todos los individuos o al menos que
comparten ciertas experiencias sociales; ; asimismo , existen rasgos denominados singulares o únicos,
que solo corresponden a un individuo en particular y que no aparece exactamente de la misma forma en
ninguna otra persona. Señala que los rasgos singulares pueden ser divididos en dos grupos, el de
relativamente singulares, cuya singularidad deriva del poco diferente ordenamiento de los elementos
que constituyen el rasgo, y el de intrínsecamente singulares, en el que cada individuo posee rasgos
genuinamente diferentes que no se presentan en ningún otro.

La concepción de Cattell atribuye fundamental importancia a la discriminación entre rasgos


superficiales que representan grupos de variables manifiestas o abiertas al parecer que operan en
conjunto y los rasgos fundamentales o fuente, los cuales representan variables subyacentes que
intervienen en la determinación de múltiples manifestaciones superficiales, de este modo si
encontramos una cantidad de hechos de conducta que parecen darse juntos, podemos preferir
considerarlos como una sola variable, así lo que en medicina puede ser denominado síndrome, aquí
recibe el nombre de rasgo fuente, estos rasgos fuente solo son identificables mediante el análisis
factorial, que habilita al investigador para estimar las variables o factores que residen en la base de esta
conducta manifiesta.

Sin duda cattell juzga más importante los rasgo fuente que los superficiales, no solo porque
brinda la posibilidad de una mayor economía descriptiva- en virtud de su cantidad presumiblemente
menor- sino sobre todo porque considera que los rasgos fundamentales o fuente se presentan como
verdaderas influencias estructurales subyacentes de la personalidad las necesarias para encarar los
problemas evolutivos, los psicosomáticos y las de integración dinámica; estos rasgos correspondes a
verdaderas influencias unitarias- factores fisiológicos y temperamentales- así como su grado de
integración dinámica. Cattell admite la posibilidad de que los rasgos superficiales podrían aparecer ante
el observador común, como más válidos y significativos que los fundamentales, puesto que
corresponden al tipo de generalización que pueden hacerse sobre la base de la simple observación; sin
embargo los rasgos fuente son los que a la larga demuestran poseer mayor utilidad en cuanto atañe a la
explicación de la conducta.

Los rasgos fuente pueden ser divididos por lo menos en dos tipos, los que reflejan las
condiciones ambientales y los que reflejan la herencia, dicho con más amplitud, los factores
constitucionales denominados respectivamente 1. Rasgos moldeados por el ambiente y 2. Rasgos
constitucionales, estos últimos referidos a los patrones surgidos de condiciones o influencia internas, se
evita el uso del término innato, ya que refieren que únicamente se conoce que el origen es fisiológico y
dentro del organismo, algo que la palabra congénito sólo podría expresar en cierto número de casos y
los rasgos moldeados por el ambiente surgen del efecto modelador de las instituciones sociales físicas
que constituyen el patrón cultural.

Cattell también divide los rasgos de acuerdo a la modalidad a través de la cual se expresan y
destaca tres 1. Rasgo de habilidad: considerando que una habilidad se demuestra en la forma de
responder ante la complejidad de una situación, cuando un individuo conoce la meta que quiere
alcanzar. Se refiere a la efectividad con que un individuo alcanza una meta. 2. Rasgo temperamental o
general de la personalidad: es por lo general estilístico, en el sentido que tiene que ver con el tiempo,
forma, persistencia, con que se realiza un acto, es aquel que se refiere a los aspectos constitucionales
de la respuesta, tales como velocidad, energía o reactividad emocional. 3. Rasgo dinámico: Tiene que
ver con las motivaciones e intereses, es aquel que se refiere al hecho de situar al individuo listo para la
acción en la consecución de una cierta meta. Cualquier acto conductual expresa algo de cada una de
las tres modalidades. Podemos decir que el 16 PF está conformado por 15 rasgos dinámicos y
temperamentales y 1 de habilidad.

Los rasgos fuente han sido derivado empíricamente por tres medios principales de observación
y medición de la personalidad:

19
1. El registro de vida (L): que consiste en observaciones de inteligencia súbita y registra
secuencias de actos conductuales, clasificando a un grupo de personas en unas variables
determinadas o encasillando a lo sujetos en determinadas variables.
2. Cuestionarios (Q): Que ofrecen las variables de los interiores, son introspectivos, se pueden
considerar como autoclasificaciones. Se considera que son aquel tipo de evidencia, ya sea de una
prueba o entrevista, e la que el individuo deliberadamente intenta hacer una autoevaluación,
esperando que sus respuestas sean aceptadas en su significado convencional.
3. Pruebas objetivas (T): Que consisten en las observaciones y registros de respuestas que el
sujeto realiza en una situación definida especialmente creada; se mide la respuesta en forma que el
individuo no se entere, o con referencia a un significado que aquel desconoce.

Cattell empieza su investigación con aquellos factores existentes en el campo (L), de aquí construye
pruebas (Q y T) en función de la luz que generan las hipótesis surgidas de la estructura encontrada en
este medio (L).

Cattell expone su teoría multivariada de la personalidad y su método de medición de los rasgos


que la conforman, utilizado por muchas escuelas de la psicología del mundo y que se llamó análisis
factorial. Inicialmente la teoría de la personalidad se desarrollo principalmente como resultado exclusivo
de la observación clínica, como lo ejemplifican las formulaciones de Kraepelin, Freud, Jung, y Janet. La
fase cuantitativa y experimental subsiguiente , planteó inicialmente sus interrogantes en función de las
teorías heredades de la fase clínica anterior, construyendo su propia estructura teórica, cuya finalidad
era crear las bases que permitan tener resultados definitivos expresados como leyes básicas y con
capacidad predictiva. Dentro de las teorías experimentales encontramos dos escuelas por un lado la
bivariada y la multivariada (usada por Cattell). La primera de ellas sigue el plan clásico de experimentos
de la física, típicamente trabaja con una variable independiente y una variable dependiente, sus
representantes principales son Wundt, Pavlov, Skinner. La escuela de orientación experimental que
favorece el método multivariado se debe a Sir Francis Galton, Spearman, entre otros y se ocupa en
mayor proporción de métodos de correlación y de estudio simultáneo de medición de muchas variables.
El experimentador multivariado puede captar totalidades, es decir entes normativos complejos, en
cambio el experimentador bivariado no, porque éste experimentador se maneja con una única variable
atomizada frecuentemente da importancia menor e incapaz de representar un concepto complejo. El
método multivariado puede pretender descubrir relaciones causales complejas sin tener que manejar la
realidad, personas y circunstancias, cosa que siempre se ha considerado en la experiencia clásica, es
por ello que Cattell desarrollo su investigación a la luz de este modelo..

El cuestionario 16 PF, fue construido en base a la técnica del análisis factorial, cuyo resultado
depende de un determinante crítico, viene a ser el punto de partida, en este caso de las variables
superficiales que se elijan. Cattell ha destacado la importancia de un muestreo adecuado a una esfera
total de la personalidad es por elo que se adopta la hiótesis de que el lenguaje cotidiano refleja con
bastante fidelidad, todos los aspectos de la personalidad, por lo que tomó como punto de partida los
más de 4,500 términos enlistados por Allport y odbert (1936) sacados de la lengua inglesa; Cattell
estudió la lista y eliminó los términos duplicados, superpuestos, los que se referían a aspectos de la
personalidad extraordinariamente raros y metafóricos, reduciendo la lista a 160 variables de la
personalidad, para completarla le agregó 11 términos del vocabulario científico, llegando así a un total
de 171 variables descriptivas de la personalidad. El paso siguiente fue obtener valoraciones para cada
una de estas características en sujetos de ambos sexos todos mayores de 25 años y de ocupaciones
que variaban desde la de obreros no especializados, hasta artistas, hombres de negocios y
profesionales, cada sujeto fue valorado por una persona que lo conocía bien y la escala de valoración
sólo tenía dos categorías para cada rasgo: por encima del promedio y por debajo del promedio,
correlacionaban sobre 0.45, se obtuvieron 67 grupos y mediante una combinación posterior de estos
grupos el número se redujo a 35. estos 35 rasgos de carácter bipolar fueron considerados por Cattell
como continuos y escalables y los que proveyeron la base para el análisis factorial esencial de los datos
(L). Luego de eso se construyó un Rating Scale adecuada a la medida de estos rasgos y se evaluó con
ellos una muestra de sujetos adultos de 208 sujetos con una edad promedio de 30 años y que variaban
mucho en cuanto a ocupación, obteniéndose puntuaciones para cada uno de os 35 rasgos; un análisis
factorial de las intercorrelaciones de estos 35 rasgos, condujo a una reducción del número de rasgos

20
12, a estos últimos Cattell los designó como rasgos de 1er orden en el comportamiento. Posteriormente
se realizaron investigaciones buscando la conformación de estos rasgos en análisis factoriales de las
valoraciones obtenidas con estudiantes universitarios de ambos sexos, así como en análisis similares
de respuestas a inventarios y a test objetivos de la personalidad, donde varios de los factores iniciales
tienden a reaparecer sobre todo en los datos L y Q, mientras que los factores derivados de test
objetivos (T) parecen tener mas relación con los factores del 2do orden es decir al someter nuevamente
a un análisis factorial los datos obtenidos en un primer análisis factorial. Siguiendo con la investigación
al final Cattell alista 15 rasgos hallados en análisis factoriales de valoraciones o datos tomados de la
vida incluyendo 12 rasgos originales más 3 factores que se identificaron después. Partiendo de la base
de estos resultados Cattell y sus asociados preparan 2 inventarios de personalidad: 1. el cuestionario de
los 16 factores de personalidad para adultos y 2. Test Oral Junior de la personalidad adaptado para
sujetos comprendidos entre los 10 y 15 años.
Las formas que presenta el 16 PF, según su aplicación son:

Forma N° items Aplicación Tiempo aprox.


A 187 Adulto de nivel intelectual ordinario 50 minutos
B 187 Adulto de nivel intelectual ordinario
C 105 El vocabulario utilizado corresponde a adultos 30 a 40 minutos
de nivel cultural ligeramente inferior a los de
las formas A y B
D 105 El vocabulario utilizado corresponde a adultos 30 a 40 minutos
de nivel cultural ligeramente inferior a los de
las formas A y B
E 128 Sujetos con nivel cultural muy bajo 30 a 40 minutos

F 128 Sujetos con nivel cultural muy bajo 30 a 40 minutos

Validez y confiabilidad
Los elementos de las formas tal como se presentan actualmente constituyen la selección final
entre los varios miles originalmente analizados, son aquellos que siguieron presentando validez
significativa, después de 10 análisis factoriales sucesivos y con diferentes muestras de sujetos. Estos
análisis han verificado tanto la existencia como la estructura de los 16 factores a la vez que han
permitido la validez cruzada de los elementos en sus correlaciones con los factores en diferentes
muestras de adultos. Cattell trabaja la validez de constructo, se exige la elección de los elementos que
sean buenas medidas de los factores de personalidad tal como estos factores son definidos por los
estudios de investigación. Este concepto de validez pude evaluarse de dos formas: 1. Directamente:
correlacionando las puntuaciones directas con los factores puros. 2. Indirectamente: se realiza
determinando en qué grado las correlaciones obtenidas entre las escalas del 16 PF y un grupo
representativo de variables psicológicas diversas, están de acuerdo con aquella que se esperaría
obtener a partir de los criterios conceptuales o factores puros.
Dado que el 16 PF posee modos paralelas por cada uno de las formas, los criterios de
confiabilidad se expresan a través del coeficiente de equivalencia o de formas paralelas, veamos los
resultados en la correlación de las formas A y B

Forma N A B C E F G H I L M N O Q1 Q2 Q3 Q4
A+b 958 .86 .53 .77 .71 .88 .77 .94 .80 .67 .71 .64 .86 .68 .80 .80 .63

Para la aplicación del cuestionario y su estandarización en Lima se hicieron algunas modificaciones,


como la distribución de los items en el cuestionario, para obtener una hoja de respuestas que permita
una mayor facilidad al momento de corregir la prueba.
Otra modificación fue la distribución de los puntajes naturales en una escala eneatípica,
mientras que el cuestionario original, utiliza la escala decatípica, la razón que llevó a las autoras a dicha

21
decisión fue que gran cantidad de pruebas psicológicas se interpretan en este tipo de puntuación en
nuestro país y prefirieron seguir con esta línea de trabajo para facilitar el diagnóstico y comparación
entre sujetos.

CUESTIONARIO DE PERSONALIDAD 16 PF

Ficha técnica

Nombre original : “Sixteen Personality Factor Questionaire (16 PF)”

Autor : Raymond Bernard Cattell

Nombre español : Cuestionario de personalidad 16 PF

Adaptación española : Sección de estudio de test de técnicos especializados asociados S.A.


(TEA), Madrid 1975

Administración Individual y colectiva

Duración : Variable, entre 45 y 60 minutos

Aplicación : Adolescentes y adultos con un nivel cultural mínimo, equivalente al de


la enseñanza media, para las formas A y B

Significación : Apreciación de 16 rasgos de primer orden y 4 de segundo orden de la


Personalidad.

Baremación : Tablas de decatipos para las formas A y B, sobre adolescentes,


universitarios y población general.

Material : Manual, cuadernillos (Forma A y B), hoja de respuesta y perfil, plantillas


y baremos.

Ficha técnica del 16 PF estandarizado en Lima Metropolitana

Nombre en español : Cuestionario de Personalidad 16 PF

Autor : Raymond Bernard Cattell

Nombre de la estandarización : Cuestionario de 16 factores primarios de personalidad (16 PF)


peruana

Administración : Individual y colectiva

Duración :Entre 50 y 60 minutos para la forma A

Aplicación : Adolescentes con un nivel cultural equivalente al 4to y 5to de


secundaria.

Significación : Apreciación de 16 rasgos de primer orden

Baremación : Tablas eneatípicas para la forma A, sobre adolescentes de 4to y


5to año de educación secundaria de Lima Metropolitana, en forma

22
separada para hombres y mujeres.

Material : Manual, cuadernillo (forma A), hojas de respuesta, perfil y plantilla


De corrección modificadas, baremos.

Características
- Instrumento psicométrico que nos ofrece una información completa, sobre rasgos de
personalidad en corto tiempo
- Los factores de personalidad han sido establecidos como unidades psicológicas
significativas en diferentes situaciones de la vida y demostrados a través de baterías objetivas.
- Consta de un cuestionario de 187 reactivos, plantilla de corrección y baremos
- Tiene tres alternativas de respuesta para items ( a, b, y c), aunque la instrucción
indicará evitar respuestas en b, salvo las del factor B.
- El puntaje varía entre 2, 1, y 0 por ítem, excepto los items del factor B que se puntúan 1
o0
- Cada factor incluye 10 o 13 items, los cuales se refieren a preferencias e intereses.
- La muestra para Lima Metropolitana estuvo conformada por 986 sujetos, entre los 16 y
18 años de edad, de los cuales 472 corresponden al sexo masculino y 514 al sexo femenino.
- Cabe señalar que al usar el baremo nacional, nos tendremos que ajustar al trabajo por
eneatipos (9) y no de decatipos (10) como se presenta en el test original, las autoras vieron por
conveniente realizar este cambio (explicado en la teoría) y por ello la distribución de los niveles de
cada factor también se modificará, a continuación presentamos el cuadro de las escalas
eneatípicas, los intervalos y porcentaje obtenido para esta baremación, donde el puntaje promedio
será el eneatípo 5, los niveles bajos estarán conformados por los eneatipo 1,2 y 3, los niveles
altos por los eneatipos 7,8 y 9, las tendencias las conforman el eneatipo 4 como tendencia al nivel
bajo y el eneatipo 6 como tendencia al nivel alto.

Escalas Intervalos Porcentaje


9 + 1.75 + 4
8 + 1.25 + 1.74 7
7 + 0.75 + 1.24 12
6 + 0.25 + 0.74 17
5 - 0.25 + 0.25 20
4 - 0.75 - 0.24 17
3 - 1.25 - 0.74 12
2 - 1.75 - 1.24 7
1 - - 1.74 4
100

ADMINISTRACIÓN

Debemos tener en cuenta los pasos establecidos en el proceso de medición en lo referente a los
aspectos previos de la evaluación y la obtención de la muestra de conducta.

Las instrucciones del cuestionario se encuentran impresas en la portada del cuadernillo, redactadas en
forma simple y clara para facilitar la total comprensión del individuo. Como primer punto se le debe
indicar al sujeto que anote sus datos de identificación en la parte superior de la hoja de respuestas e
inmediatamente que lea junto con el examinador que lo hace en voz alta, las instrucciones y que
conteste los cuatro ejemplos presentados, una vez comprendida las instrucciones el sujeto deberá
seguir trabajando en forma individual hasta responder a todas las preguntas, marcando una sola
respuesta para cada uno de los items.

23
CALIFICACIÓN
Debemos tener en cuenta los pasos del proceso de medición respecto a la cuantificación de la muestra
de conducta.
1.Verificar si el protocolo ha sido respondido adecuadamente, considerando el número de items no
contestados o contestados incorrectamente.
2.Superponer la(s) plantilla(s) y sumar los puntajes horizontalmente teniendo en cuenta el factor y la
puntuación que le corresponde ( 2, 1, ó 0)
3.El puntaje es colocado en la columna designada para el puntaje directo.
4.Una vez obtenidos los 16 puntajes directos, estos son transformados en eneatipos según el baremo
trabajado para Lima Metropolitana y teniendo en cuenta el sexo del examinado.
5.Una vez obtenidos los puntajes directos y sus eneatipos correspondientes, estos son trasladados al
reverso del protocolo, para trazar el perfil correspondiente. Se ubica el valor de los eneatipos, en el
punto correspondiente y finalmente son unidos por líneas consecutivas.
6.Se clasifican los 16 factores según los niveles que correspondan, colocando la letra que identifica el
factor, el nombre y el número de eneatipo obtenido, considerando que el eneatipo 5, por encontrarse
en el promedio no lleva nombre.

INTERPRETACIÓN

Debemos tener en cuenta los pasos del proceso de medición respecto a la clasificación de los sujetos.

1.Antes de iniciar el proceso de interpretación debemos decir que la prueba original presenta dos
aspectos que no son considerados en la baremación nacional, el primero de ellos es la escala de
mentiras y azar denominadas distorsión motivacional (DM), que es establecida con la superposición
de una plantilla adicional. En segundo lugar no se han trabajado los factores de segundo orden Q I
( Ansiedad baja y alta), QII (Introversión y extroversión), QIII (Socialización baja y alta) y QIV (Pasividad,
independencia y dependencia agresividad), por lo que no serán considerados en la interpretación.
2.Para realizar una adecuada interpretación, es fundamental familiarizarse con las descripciones
interpretativas de cada factor, teniendo en cuenta el nombre técnico, una pequeña descripción y
varios adjetivos descriptivos que suelen utilizarse frecuentemente en la práctica.
3.Para efectos de percibir mejor el resultado del perfil debemos ordenar los factores de manera
jerárquica.
4.Debemos iniciar haciendo afirmaciones sencillas de las puntuaciones más bajas y más altas del perfil,
interpretando las puntuaciones tan exacta como sea posible, es decir atenernos fielmente a los datos.
Trataremos de especificar cada factor o combinación de ellos que conduce a una interpretación, para
ello estableceremos relaciones entre los factores observando coincidencias, oposiciones,
complementaciones.
5.Considerando el paso anterior se procede a formular algunas hipótesis acerca de la naturaleza del
problema y cuando se haya terminado esto, se puede tener una idea de la forma en que se podrán
integrar los datos.
6.El siguiente paso es el resumen del caso, es decir la psicodinámica principal de la persona.
7.Estando en un proceso de evaluación, estos datos se comparan con los resultados de otras pruebas
psicológicas para establecer relaciones y/o ajustes, es interesante en el 16 PF realizar análisis ciegos
basados solamente en el 16 PF, pero en una evaluación todos los datos deben ser integrados.
8.Finalmente se deben obtener datos adicionales de la persona, se considera la información adicional
de mucho valor, si uno quiere ser un experto intérprete.

A continuación presentaremos las descripciones de cada uno de los 16 factores presentados en el test
original traducidos por TEA S.A Madrid 1975.

Factor Puntajes bajos Factor Puntajes altos


A Sizotimia (Soliloquia) A Afectotimia (Sociabilidad)
Reservado, Persona dura, fría, escéptica, se Abierta, Persona afable, reposada,
alejado, mantiene alejada, le gustan más las afectuosa, emocionalmente expresiva, dispuesto
crítica, fría cosas que las personas, trabajador en reposada, a cooperar, solícito con los demás,

24
solitario, evita las opiniones participativa bondadosa, amable y adaptable, le
comprometidas, suele ser precisa y gustan las ocupaciones que exijan
“rígida” en su manera de hacer las contactos con la gente y las
cosas y en sus criterios personales, situaciones de relación social,
rasgos que son deseables en muchas fácilmente forma parte de grupos
ocupaciones, en ocasiones puede ser activos, es generosa en sus relaciones
crítica, obstaculizadora e inflexible. personales, poco temeroso de las
críticas y bastante capaz de recordar
los nombres de las personas
B Poca capacidad mental para los B Mucha capacidad mental para los
Inteligencia estudios Inteligencia estudios
baja, Lenta para aprender y captar las alta, Rápida en su comprensión y
pensamiento cosas, “corta” e inclinada a pensamient aprendizaje de las ideas. Existe
concreto interpretaciones concretas y literales, o abstracto, alguna relación con el nivel cultural y
su cortedad puede ser debida a una brillante con la viveza mental. En una situación
escasa capacidad intelectual o a la de diagnóstico psicopatológico, estas
influencia de factores psicopatológicos puntuaciones altas contraindican la
que limitan su actuación existencia de un deterioro mental.

C Poca fuerza del ego C Mucha fuerza del ego


Afectado por Poca tolerancia a la frustración; Emocional Emocionalmente madura, estable,
los cuando las condiciones no son mente realista acerca de la vida, tranquila
sentimientos, satisfactorias, es voluble, plástica, estable, con buena firmeza interior y capacidad
poco estable, evade las necesidades y llamadas de tranquila. para mantener una sólida moral de
emocionalme la realidad, neuróticamente fatigada, Madura, grupo, a veces puede presentar
nte, turbable displicente, de emoción y turbación afronta la ajustes conformistas en el caso de
fácil, activa cuando se encuentra realidad problemas no resueltos.
insatisfecha; presenta síntomas
neuróticos (fobias, alteraciones del
sueño quejas psicosomáticas, etc.).
estas puntuaciones bajas son
comunes a casi todas las formas de
alteraciones neuróticas y a algunas
psicóticas
E Sumisión E Dominancia
Sumisa débil, Cede ante los demás, es dócil y se Dominante, Dogmática, segura de sí misma, de
acomodaticia, conforma, es a menudo dependiente, independien mentalidad independiente, tiende a ser
conformista acepta las ideas de los otros y se te, agresiva,austera, autorreguladora, hostil y
muestra ansiosa por una exactitud competitiva, extrapunitiva, autoritaria (en el manejo
obsesiva, esta pasividad es parte de obstinada de los demás), y a hacer caso omiso
muchos síndromes neuróticos de toda autoridad
F Desurgencia (retraído) F Surgencia (impetuosidad)
Sobria, Reprimida, reticente, introspectiva, a Descuidada Jovial, activa, charlatana, franca
prudente, veces es terca, pesimista, (confiado a expresiva, acalorada y descuidada.
seria, indebidamente cauta; es considerada la buena Frecuentemente se le escoge como
taciturna por los demás como presumida y ventura) líder electo. Puede ser impulsiva y de
estiradamente correcta. Suele ser una animada o actividad imprevisible o cambiante.
persona sobria y digna de confianza impulsiva,
entusiasta.

G Poca fuerza del superego Escrupulosa Mucha fuerza del superego


Despreocupa Inestable en sus propósitos. Sus (conciente)p Carácter exigente, dominada por el
da, evita las acciones son casuales y faltas de erseverante, sentido del deber, perseverante,
normas, atención a los compromisos de grupo y sensata, responsable, organizada y “nbo
acepta pocas las exigencias culturales. Su sujeta a malgasta un minuto”. Normalmente es
obligaciones alejamiento de la influencia del grupo normas escrupolosa y moralista. Mas que a

25
puede llevarle a actos antisociales, la tipos graciosos prefiere como
cual le hace ser más efectiva, a la vez compañeros a personas trabajadoras.
que su negativa de sujeción a las Hay que distinguir el íntimo
normas le permite tener menos “imperativo categórico” de este
conflictos somáticos en situaciones de superego esencial (en el sentido
tensión psicoanalítico), del “yo social ideal” del
Q3 aparentemente similar.
H Trectia (Timidez) Parmia (Audacia)
Cohibida, Tímido , alejada, cautelosa, retraída Sociable, atrevida, dispuesta a intentar
reprimida, que permanece al margen de la nuevas cosas, espontánea, de
tímida, falta actividad social, puede presentar numerosas respuestas emocionales.
de confianza sentimientos de inferioridad. Tiende a Su indiferencia (falta de vergüenza) le
en sí misma ser lenta y torpe al hablar y permite soportar sin fatiga el “toma y
expresarse, no le gustan las daca” del trato con la gente y las
ocupaciones con contactos situaciones emocionales
personales. Mas que un grupo amplio, abrumadoras. Sin embargo puede
prefiere uno o dos amigos íntimos y no despreocuparse por los detalles e
es dada a mantenerse en contacto con invertir mucho tiempo charlando,.
todo lo que está ocurriendo a su Tiende a ser emprendedora y estar
alrededor. activamente interesada por el otro
sexo.
I Harria (Severidad) I Premsia (Sensibilidad emocional)
Sensibilidad Práctica, realista, varonil, Sensibilidad Suele dejarse afectar por los
dura, independiente, responsable y, a la vez, blanda, sentimientos, idealista, soñadora.
confiada en sí escéptica de las elaboraciones dependiente Artista, descontentadiza, femenina. A
misma, culturales subjetivas a veces es superprotegi veces solicita para sí la atención y
realista inamovible, dura, cínica. Tiende a da, impresio ayuda de los otros; es impaciente,
mantener al grupo trabajando sobre nable dependiente, poco práctica, les
unas bases prácticas, realistas y disgustan las personas y profesiones
acertadas rudas. Suele frenar la acción del grupo
y turbar su moral con actividades
inútiles e idealistas
L Alaxia (Confianza) L Protensión (Desconfianza)
Confiable No presenta tendencia a los celos o Suspicaz, Desconfiada y ambigua. A menudo se
adaptable, no envidia, es adaptable, animosa, no engreída, encuentra complicada con su propio
afectado por competitiva, interesada en los demás, difícil de yo. Le gusta opinar sobre sí misma y
los celos o buena, colaboradora del grupo. engañar está interesada en la vida mental
envidia, de íntima. Suele actuar con
trato fácil premeditación; es despegada de los
otros y colabora deficientemente con
el grupo.
M Praxernia (Objetividad) M Autia(Subjetividad)
Práctica, Ansiosa por hacer las cosas Imaginativa, Poco convencional. despreocupada de
cuidadosa, correctamente, atenta a los problemas centrada en lo cotidiano, bohemia, motivada por sí
convencional, prácticos y sujeta a los dictados de lo sus misma, creadora, imaginativa,
regulada por que es evidentemente posible. Se necesidade preocupada por lo “esencial” y
realidades preocupa por los detalles, capaz de s íntimas, despreocupada de las personas
externas, serenidad en situaciones de abstraída, particulares y la realidad física, sus
formal y emergencia, aunque a veces es poco despreocup intereses dirigidos hacia su intimidad,
correcta imaginativa ada de los la llevan a veces a situaciones
asuntos irreales, con explosiones expresivas.
prácticos. Su individualidad le empuja a verse
excluida de las actividades del grupo
N Sencillez(Ingenuidad) N Astucia.
Franca, Sencilla, sentimental, llana, poco Astuta, Refinada, experimentada, mundana y
natural, sofisticada. Se le satisface fácilmente y calculadora, astuta. A menudo es astuta “cabeza

26
sencilla, se muestra contenta con lo que le mundana, dura” y analítica. Su enfoque es
sentimental acontece, es natural, espontánea, perspicaz intelectual y poco sentimental,
poco refinada y torpe aproximándose a las situaciones de
una manera casi cínica
O Adecuación imperturbable (serena) O Tendencia a la culpabilidad
Apacible, Plácida, de ánimo invariable. Su Aprensiva, Depresiva, preocupada, llena de
segura de sí, confianza en sí misma y su capacidad preocupada, presagios e ideas largamente
flexible, para tratar con cosas es madura y depresiva, gestadas. Ante las dificultades
serena poco ansiosa; es flexible y segura, turbable presenta tendencia infantil a la
pero puede mostrarse insensible ansiedad. En los grupos no se siente
cuando el grupo no va de acuerdo con aceptada ni con libertad para actuar.
ella, lo cual puede provocar antipatías Una puntuación alta es muy corriente
y recelos en los grupos clínicos de todo tipo.
Q1 Coservadurismo Q1 Radicalismo
Conservador Confían en lo que le han enseñado a Analítico, Suele interesarse por cuestiones
a, respetuosa creer y acepta “lo conocido y crítica, intelectuales y dudar de los principios
de las ideas verdadero”, a pesar de sus liberal, fundamentales. Es escéptica y de
establecidas, inconsistencias, aunque se le presente experimenta espíritu inquisitivo en las ideas sean
tolerante de algo que pudiera ser mejor. Es l, de ideas tradicionales o nuevas. Suele estar
los defectos precavida y puntillosa con las nuevas libres y bien informada, poco inclinada a
tradicionales. ideas, tiende a posponer u oponerse a pensamient moralizar y mas a preguntarse por la
los cambios, a seguir la línea o abierto vida en general y a ser más tolerante
tradicional, a ser conservadora en con las molestias y el cambio.
religión y política y a despreocuparse
de las ideas analíticas e “intelectuales”
Q2 Adhesión al grupo ( dependencia Q2 Autosuficiencia
Dependiente, grupal) Autosuficien
Temperalmente independiente,
buena Prefiere trabajar y tomar decisiones te, prefiere
acostumbrada a seguir su propio
compañera y con los demás le gusta y depende de sus propias
camino; toma sus decisiones y actúa
de fácil unión la aprobación social. Tiende a seguir decisiones,
por su cuenta. No tiene en
al grupo las directrices del grupo. Incluso llena de
consideración la opinión del grupo,
mostrando falta de decisiones recursos aunque no es necesariamente
personales. No es necesariamente dominante en sus relaciones con los
gregaria por decisión propia, sino que demás. (véase el factor E). No le
necesita del apoyo del grupo. disgusta la gente, simplemente no
necesita de su asentimiento y apoyo.
Q3 Baja integración (Indiferencia) Q3 Mucho control de su autoimagen
Autoconflictiv NO está preocupada por aceptar y Controlada, (Control)
a, ceñirse a las exigencias sociales. No socialmente Suele tener mucho control de sus
despreocupa es excesivamente considerada, adaptada, emociones y conducta e general, y ser
da de cuidadosa o esmerada. Puede sentirse llevada por cuidadosa y abierta a lo social;
protocolos, desajustada, y mucha de sus su propia evidencia lo que comúnmente se
orientada por desadaptaciones (especialmente las imagen llama “respeto hacia sí mismo”; tiene
sus propias afectivas, pero no las paranoicas) en cuenta la reputación social. No
necesidades puntúan en esta dirección de la obstante, a veces tiende a se
variable. obstinada. Los líderes eficaces y
algunos paranoicos puntúan alto en
Q3.
Q4 Poca tensión érgica ( Tranquilidad) Q4 Mucha tensión érgica (Tensión)
Relajada, Suele ser sosegada, relajada. Tensa, Tensa, excitable, intranquila, irritable e
tranquila, Tranquila y satisfecha (No frustrada). frustrada, impaciente. Está a menudo fatigada,
aletargada, En algunas situaciones su estado de presionada, pero incapaz de permanecer inactiva.
no frustrada mucha satisfacción le puede llevar a la sobreexitad Dentro del grupo tiene una pobre
pereza y al bajo rendimiento en el a visión del grado de cohesión, del
sentido de que no tiene motivación orden y del mando, su frustración
para intentar algo( Como un alto nivel representa un exceso del impulso de

27
de tensión érgica puede desbaratar estimulación no descargada
también el rendimiento escolar o
profesional)

INVENTARIO DE COCIENTE EMOCIONAL DE BARON

Antecedentes, finalidad y características:

La evolución del ICE de BarOn se inició en 1980, con el desarrollo independiente de un planteamiento
multifactorial y teóricamente ecléctico para definir operacionalmente y describir cuantitativamente la
inteligencia emocional. La investigación del autor surgió de su trabajo como Psicólogo clínico. Su
experiencia clínica resaltaba la necesidad de responder a la pregunta de por qué algunas personas
muestran un mejor bienestar psicológico que otras. Posteriormente, esta pregunta derivó en otra: ¿ Por
qué algunos individuos son más capaces de alcanzar el éxito en la vida que otros?. Estas preguntas se
orientaban a una revisión completa de los factores (habilidades emocionales) que se pensaban eran
determinantes del éxito general, además del éxito para mantener una salud emocional positiva. Pronto
resultó evidente que la clave para determinar y predecir el éxito no se encontraba solamente en la
inteligencia cognoscitiva, ya que muchas personas cognoscitivamente inteligentes fracasan en la vida,
mientras que otras menos inteligentes cognoscitivamente hablando alcanzan el éxito y prosperan.
Durante el desarrollo de estos esfuerzos para identificar los factores más importantes involucrados en
el manejo de las exigencias del entorno, no se encontró ninguna correlación significativa entre la
inteligencia cognoscitiva y la emocional. Por ello el autor continuo examinando la contribución de ambas
formas de inteligencia en la consecución del éxito en diversas áreas de la vida.

La primera fase experimental de la investigación del autor se realizó en 1983 y 1986, en Sudáfrica como
parte de sus estudios doctorales, y la segunda en Israel desde fines de 1986 hasta fines de 1993. la
tercera y actual etapa de investigación comenzó a inicios de 1994. En esta vemos la examinación
continua de la capacidad del ICE, para describir y medir la inteligencia emocional en mayores y más
diversas muestras de la población. Los proyectos de investigación adicionales han sido y continúan
siendo realizados en Argentina, Canadá, Alemania, Gran Bretaña, India, Israel, Nigeria, Las Filipinas,
Sudáfrica, Suecia y los Estados Unidos. El planteamiento de BarOn, para describir y evaluar la
inteligencia emocional ha sido examinado en más de 10,000 personas en todo el mundo. En la
actualidad, no solamente se continúan realizando las examinaciones transversales adicionales, sino
también se están llevando a cabo estudios longitudinales.

El libro denominado inteligencia emocional de Daniel Goleman (1995), ha ayudado a difundir esta área
relativamente nueva. Él ha presentado su adaptación de unos cuantos modelos existentes de
inteligencia emocional y ha resaltado la manera como ésta es modificada a través de la vida, las formas
como las habilidades emocionales básicas pueden incrementar la capacidad del individuo para
desempeñarse mejor y alcanzar el éxito en la vida, así como el precio pagado por lo que él denomina la
“Ignorancia Emocional”.

El origen del estudio de la inteligencia emocional, tiene sus orígenes en el concepto de David Wechsler
sobre”aspectos no intelectuales de la inteligencia general”, el cual data de 1940, el siguiente fragmento
ilustra el concepto de Wechsler y el reconocimiento de la importancia de una inteligencia emocional: “La
pregunta principal es saber si lo no intelectual, es decir las capacidades afectivas y conativas, son
admisibles como factores de la inteligencia general. El argumento de estudio ha sido que dichos
factores no sólo son admisibles sino también necesarios. He intentado demostrar que además de lo
intelectual existen también los factores no intelectuales que determinan la conducta inteligente, si las
observaciones que se presentan a continuación son correctas, se deduce que no podemos medir la
inteligencia total hasta que nuestras pruebas también incluyan algunas mediciones de los factores no
intelectuales”.(Wechsler 1948), citado por Abanto y colaboradores.

Estas propuestas iniciales tuvieron éxito casi medio siglo después debido a las ideas de Howard
Gardner, de la Universidad de Harvard, quien amplió la forma en que las personas tradicionalmente

28
consideraban la inteligencia cognoscitiva desde los inicios del siglo XX. Gardner piensa que la
inteligencia comprende múltiples dimensiones, combinando una variedad de aspectos cognoscitivos con
elementos de la inteligencia emocional o inteligencia personal cono él la denominó, la dimensión
emocional (o personal) de su concepto de “inteligencia Múltiple” incluye dos componentes generales
que refirió como “capacidades intrapsíquicas” y “habilidades interpersonales”.

El autor ha trabajado durante 2 décadas cada uno de sus planteamientos, llegando a plantear 5
componentes compuestos y 15 subcomponentes. Se podría decir que la línea de la investigación del
autor, en cierto grado es una continuación y extensión de los estudios de David Wechsler (1940), R.W.
Leeper (1948), Abrahan Maslow (1950), Marie Jahoda (1958), Roy Grinker 1952, 1962, 1969), Richard
Coan (1974, 1977), Howar Gardner (1983), John Mayer y Peter Salovey (1985), entre otros. Sin
embargo el trabajo del autor se ha desarrollado en forma independiente a estos investigadores, aún
cuando su teoría y descubrimientos de investigación se asemejan a las contribuciones hechas en este
campo(en especial, con respecto a la naturaleza del contenido), sin considerar las diferencias en las
formas en que las construcciones y componentes conceptuales han sido denominados.

Desarrollo del ICE de BarOn


Se establecieron tres etapas por las cuales pasó el proceso de desarrollo del ICE:
1.Selección a priori de los factores: Se revisaron un gran número de variables, de la literatura existente
sobre la salud mental. Este estudio de la literatura confirmó las observaciones del autor obtenidas de
su experiencia clínica con el transcurrir de los años. El autor pensó que podían ser reducidas a un
número más pequeño de factores claves que, posteriormente pudieran ser definidos en forma
operacional, con el propósito de obtener una imagen más clara de la estructura y los componentes
principales de la inteligencia emocional. La agrupación de dichos factores representa un paso
importante para la formulación del concepto de inteligencia emocional que es evaluado por el ICE.

Se realizó un agrupamiento basado en la reunión lógica y no estadística de las teorías y estudios que
fueron revisados. Esta involucró el análisis, agrupamiento y, finalmente, la denominación. Primero se
analizaron numerosas teorías y estudios para identificar sus componentes estructurales. Los
componentes fueron posteriormente reagrupados basados en la similitud y semejanza (por Ej.
Independencia, autonomía, autoorientación), luego a cada grupo se le dio una denominación que
mostrara las características que eran comunes a ese grupo, estos grupos fueron creados tan
independientemente uno del otro como fue posible. De este procedimiento surgieron 11 factores
(seguridad, independencia, solución de problemas, tolerancia a la tensión, autoestima, relaciones
interpersonales, prueba de realidad, felicidad, autorrealización, responsabilidad social, flexibilidad). 4
componentes factoriales adicionales de inteligencia emocional fueron añadidos, durante el período de
12 años anterior a la publicación de la versión actual del ICE. El primero fue la escala del control de
los impulsos, los otros 3 factores y subescalas que fueron añadidos son el conocimiento emocional de
sí mismo, la empatía y el optimismo.

2.Definición operacional de los factores: Para la definición operacional se utilizo la literatura existente
sobre salud mental, siendo esta la principal fuente de referencia, el objetivo fue definir estas áreas en
la forma más clara, operacional y distintiva posible. Se trató fundamentalmente de reforzar la validez
del contenido, la cual incrementa la posibilidad de obtener una buena validez de construcción.
Se evitó usar terminología profesional y teórica, se eliminaron las que eran abstractas, particulares y
poco conocidas. Las que quedaron fueron revisadas por dos psicólogos(con doctorado y
aproximadamente 10 años de experiencia clínica), basada en sus comentarios, la edición adicional dio
como resultado la eliminación de algunos de los aspectos menos teóricamente importante de las
definiciones. El siguiente paso fue combinar el material procedente de la literatura sobre salud mental
con las experiencias del autor y otros profesionales y reeditarlas continuamente, basándose tanto en
las consideraciones lógicas como en el análisis estadístico. Las etapas 1 y 2 cimentaron los
fundamentos teóricos sobre los cuales se construyo el ICE de BarOn. Éstas determinaron el marco
conceptual del cuestionario.
3. Elaboración del inventario: Consistió en la elaboración de la primera versión del ICE, lo cual se realizó
seleccionando temas basados en los factores operacionalmente definidos mencionados

29
anteriormente, decidiendo la ubicación exacta de estos items dentro del cuestionario, desarrollando un
formato de respuesta y creando escalas de validez.

Marco conceptual de ICE de BarOn


La palabra inteligencia no aparecía en los textos antes del siglo XX, tampoco en el diccionario
de filosofía y psicología de Baldwin que fue publicado en 1902. incluso en 1927, la mayoría de los libros
más autorizados sobre psicología ni siquiera la mencionaban. Basados en las definiciones de la
inteligencia y la basta cantidad de pruebas de ella aparecidas desde fines del siglo XX hasta la
actualidad, se presume que era más fácil medirla que definirla.

La inteligencia cognitiva ha sido definida como la capacidad para entender, leer, recordar. Pensar
racionalmente, resolver problemas y aplicar lo aprendido, tradicionalmente esta capacidad ha sido
medida por el “CI” (cociente intelectual), el cual era determinado originalmente dividiendo el resultado de
la edad mental de un individuo, obtenido mediante una prueba de inteligencia, entre la edad cronológica
y multiplicándolo por 100. los coeficientes intelectuales se basan en los “resultados estándar”, los cuales
son creados estadísticamente de lo resultados iniciales. El puntaje promedio es 100 y las desviaciones
estándar lo incrementan y disminuyen en 15 puntos. Lo cual significa que el “rango normal” del os
resultados del CI se extiende de 85 a 115. los puntajes más altos(por Ej. aquellos que exceden los 115
puntos), pertenecen a individuos cognoscitivamente inteligentes y los puntajes más bajos (por debajo de
85) indican lo opuesto.

La definición de inteligencia de David Wechsler es probablemente una de las más útiles y la que más se
presta para considerar otras formas de inteligencia, además de la inteligencia cognoscitiva. Él consideró
este concepto como”la capacidad agregada o global del individuo para actuar intencionalmente, pensar
racionalmente y adecuarse eficazmente en su entorno. En esencia este incluye la capacidad de
adaptarse a situaciones nuevas y enfrentar de manera exitosa las situaciones de la vida. Dentro de esta
vasta definición y amplio marco conceptual, es definitivamente posible yuxtaponerla noción de
inteligencia emocional.
La inteligencia múltiple de Gadrner puede ser considerada como una extensión del marco conceptual
de Wechsler; y ese aspecto de su “inteligencia múltiple”, al cual él se refirió como “inteligencia personal”,
es una extensión de los “factores no intelectuales” de Wechsler. El planteamiento de BarOn de la
inteligencia emocional, también está relacionado con este componente ”no intelectual” de la inteligencia.
David Wechsler escribió en 1958 que estaba convencido de que la inteligencia es interpretada con
mayor utilidad como un aspecto de la personalidad total.

La inteligencia emocional es definida por el autor como una variedad de aptitudes, competencias y
habilidades no cognoscitivas que influyen en la capacidad de un individuo, para lograr el éxito en su
manejo de las exigencias y presiones del entorno. como tal es un factor importante para determinar su
capacidad de alcanzar el éxito en la vida e influye directamente en su bienestar psicológico general
(condición mental, nivel general de salud emocional)

La inteligencia emocional se relaciona con otros determinantes también importantes (de la capacidad
del individuo para tener éxito en su manejo de las exigencias del entorno), tales como las
predisposiciones y condiciones biomédicas, la capacidad intelectual cognoscitiva, asi como la realidad y
limitaciones del ambiente inmediato y cambiante. Este planteamiento se encuentra en concordancia con
la “posición de interacción” adoptada por Bem y Allen (1974), la cual resalta que esta evaluación debe
prestar mucha atención a factores personales y situaciones ambientales para predecir la conducta.
Epstein (1979) también resalta esta posición y enfatiza que la pregunta sobre qué es más importante, la
situación o la persona, es una pregunta que no tiene sentido, ya que el comportamiento es siempre una
función conjunta de la persona y la situación. Debido a uque la conducta nunca se produce en un vacío,
sino que siempre se presenta en un contexto situacional, es una insensatez hablar de las características
de la conducta del individuo sin especificar la situación en la cual esta se produce.

El modelo de BarOn es multifactorial y se relaciona con el potencial para el desempeño, más que en el
desempeño en sí (por Ej. el potencial para el éxito, más que el éxito en sí); está orientado al proceso
más que a los resultados. Esta naturaleza extensa del marco conceptual basada en el grupo de

30
componentes factoriales(habilidades emocionales), así como la forma en la cual son definidos, está el
que se expande y es capaz de abarcar otros modelos existentes de inteligencia emocional con los
cuales el autor está familiarizado(por Ej. no es solo ser conciente de los sentimientos y utilizar esta
información para manejar las distintas situaciones de la vida, sino que incluye también componentes
adicionales que no son menos importantes para determinar el éxito de un individuo al enfrentar las
exigencias de su entorno).
El autor utiliza el término “inteligencia emocional” debido a que la inteligencia designa el grado de
aptitudes, competencias y habilidades que representan el conjunto de conocimientos utilizados para
manejar las distintas situaciones de la vida de una manera efectiva. El adjetivo emocional es empleado
para enfatizar que este tipo específico de inteligencia difiere de la inteligencia cognoscitiva. El uso del
término “inteligencia” por parte del autor es similar a la definición antes mencionada del término por
parte de Wechsler.

Finalmente el término “éxito” como es empleado en la definición de inteligencia emocional hecha por
BarOn, se define como el producto final de aquello que un individuo se esfuerza por conseguir y lograr;
como tal, es muy subjetivo y está potencialmente incluido por la sociedad; por Ej. el éxito en los estudios
de un individuo puede ser interpretado por algunos como el ingresar a un “buen colegio”, obtener “altas”
notas, recibir premios escolares y distinciones académicas, lograr un título académico en un área en
particular, etc.

Validez y confiabilidad
La validez aparente y de contenido no es la validez en sentido estadístico verdadero, sino más
bien un indicativo de cuan bien se piensan los items cubren el dominio de cada una de las
escalas(validez de contenido) y cuán fácilmente son entendidos por el participante (validez aparente),
con respecto a este tipo de validación el ICE fue convalidado principalmente por la forma sistemática en
la cual los items fueron generados y seleccionados, lo cual implica la esencia de cada factor basado en
las definiciones. Además se pidió a los correctores de pruebas hacer sugerencias concernientes al texto
específico de los items, de manera que pudiesen ser fácilmente entendidos. La efectividad de este tipo
de validación fue examinada luego mediante un procedimiento estadístico denominado análisis de los
items, el cual es susceptible al texto de los items, lsa numerosa serie de análisis de los items ayudaron
a “descartar” los que se relacionaban deficientemente con la definiciones y que no eran bien entendidos
por las personas que respondían a ellos.
También se hizo uso de la validez factorial, la cual es un proceso estadístico por el cual una estructura
de subescala del instrumento(estructura de factores) es examinada para evaluar el nivel en el cual está
empírica y teóricamente justificada. Este método se aplicó para observar cuan bien los factores
propuestos “se llevaban juntos”. Es una forma de examinar estadísticamente los resultados agrupando
de manera lógica los principales factores que se piensan están relacionados con la inteligencia
emocional. Este análisis proporciona la forma seria de la estructura conceptual.
En cuanto a la validación de construcción, los resultados muestran una adecuación cercana entre la
estructura de la subescala teórica esperada y la estructura de la subescala empírica sugerida por el
análisis de los factores. Un análisis confirmatorio de segundo orden de los factores proporcionó sustento
para as 5 escalas compuestas y un modelo jerárquico de inteligencia emocional.

En relación a la confiabilidad se trabajó la confiabilidad de consistencia interna, la cual se refiere al nivel


en el cual todos los items de una escala particular miden la misma construcción. Este procedimiento
calcula la confiabilidad de una administración del cuestionario y mide la consistencia del contenido de la
escala individual que está siendo examinada. Los coeficientes promedios del Alfa de Crombach son
altos para todas las subescalas, variando de un coeficiente bajo 0.69(responsabilidad social) a uno alto
0.86 (autoestima), con un coeficiente de consistencia interna promedio total de 0.76. Esto indica una
muy buena confiabilidad.

Otro tipo de confiabilidad utilizada es la de test retest o coeficiente de estabilidad, se trabajaron con
tiempos de 1 mes y 4 meses, la aplicación después de 1 mes arrojó una correlación de 0.85 y después
de 4 meses fue de 0.75. se concluye con una confiabilidad más que adecuada.

31
INVENTARIO DE COCIENTE EMOCIONAL

Ficha Técnica:

Nombre original : BarOn Emotional Quotient Inventory

Nombre español : Inventario de Cociente Emocional

Sigla : I C E de BarOn

Autor : Reuven Bar-On

Procedencia : Multi-Health Systems Inc. Torinto –


Canadá

Traducción y adaptación para uso experimental en el : Dra. Zoila Abanto, Dr. Leonardo Higueras
Perú y el Lic. Jorge Cueto.

Administración : Individual y colectiva

Tiempo de administración : Entre 20 y 50 minutos aproximadamente

Ámbito de aplicación : Sujetos de 16 años en adelante

Significación : Evaluación de las aptitudes emocionales


de la personalidad, como determinantes
para alcanzar el éxito general y mantener
una salud emocional positiva.

Descripción del ICE de BarOn

El ICE de BarOn incluye 133 items cortos y emplea un grupo de respuestas de cinco puntos, se
requiere habilidades32te32 de 30 a 40 minutos para completarlo, sin embargo no existen límites de
tiempo impuestos. El ICE de BarOn es adecuado para individuos de 16 años a más, y la evaluación
genera los resultados de tres escalas de validez, un resultado CE total, resultados de cinco escalas
compuestas y los resultados de quince subescalas del CE.

Los resultados iniciales del ICE son convertidos en resultados estándar basados en un promedio de
“100” y una desviación estándar de 15,.Los resultados iniciales del ICE tienen un valor limitado por sí
mismos. El convertir dichos resultados, en resultados estándar, facilita la comparación de los resultados
de un participante con los del grupo normativo y, teóricamente, del resto de la población. Los resultados
altos por encima de 100 en el ICE, señalan a personas “emocionalmente inteligentes”, mientras que los
bajos indican una necesidad de mejorar las “habilidades emocionales, en áreas específicas. Esta
estructura de evaluación es similar a la de evaluación de CI, la cual es dividida en los resultados de
subescalas (verbal y ejecutiva) que describen aspectos de la inteligencia cognoscitiva, de ahí que el
término CE (cociente emocional) fuera introducido por el autor en 1985 para describir este
planteamiento paralelo.

Características del ICE de BarOn

32
• Es una prueba singular porque combina una variedad holística y ecléctica de observaciones
existentes, teorías, estrategias metodológicas, descubrimientos de investigación y una amplia
naturaleza multifactorial.
• Fue diseñado generando items que se ajustaran a factores específicos, operacionalmente
definidos, y la selección final de estos items se basó en el análisis estadístico y en la opinión de
doctores experimentados y especialistas en recursos humanos.
• Es bastante breve, en comparación con muchos otros cuestionarios de autocalificación.
• Cuenta con un formato de respuesta cualitativa más grande, que tiende a permitir una mayor
cooperación por parte de los participantes.
• Es la primera prueba empíricamente elaborada y comercialmente disponible para medir la
inteligencia emocional.

Ventajas adicionales del ICE de BarOn

• Contiene una mayor base de datos normativa de aproximadamente 4000 participantes


• Está sustentado por más de 17 años de investigación
• Tiene un alcance multidimesional (Una escala CE total, 5 escalas CE y 15 sub escalas CE)
• Cuenta con tres índices de validación
• Tiene un enfoque multicultural e internacional (información proveniente de los resultados
obtenidos en distintos lugares del Norte, Sudamérica, Europa, Asia y África)
• Cuenta con una buena confiabilidad y validez estadística
• Es versátil ( El ICE puede ser utilizado para fines corporativos, educativos, clínicos, médicos y
de investigación)
• Es el primer sistema de investigación de la inteligencia emocional
• Es una herramienta de medición no muy extensa (aproximadamente media hora) y es de fácil
uso
• Es apropiado para la mayoría de individuos de 16 años o más

ADMINISTRACIÓN:

Debemos tener en cuenta los pasos establecidos en el proceso de medición en lo referente a los
aspectos previos de la evaluación y la obtención de la muestra de conducta.

Instrucciones:
En este cuadernillo encontrará 133 afirmaciones sobre maneras de sentir, pensar o actuar. Léalas
atentamente y decida en qué medida cada una describe o no su verdadero modo de ser. Hay cinco
posibles respuestas para cada frase:
1. Rara vez o nunca
2. Pocas veces
3. Algunas veces
4. Muchas veces
5. muy frecuentemente o siempre

una vez decidida su respuesta, usted debe indicarla en el lugar correspondiente de la HOJA DE
RESPUESTAS. Hágalo así: verifique la cifra que tiene la respuesta elegida y sombree el círculo que
rodea a esa cifra.

Por ejemplo: si ante la primera frase: “Para superar las dificultades que se me presentan actúo paso a
paso”, decide que eso es “MUCHAS VECES” verdadero para usted, entonces sombreará, en la HOJA
DE RESPUESTAS y frente al número 1, el círculo con la cifra 4

1 2 3 5

Si después cambia de opinión o ve que ha cometido un error, ¡ no borre ! Haga una “X” sobre la

33
respuesta que desea cambiar y después sombree la cifra de la nueva respuesta

1 2 3 X 5

Si alguna de las frases no tiene nada que ver con usted, igualmente responda teniendo en cuenta cómo
se sentiría, pensaría o actuaría si estuviera en esa situación.

No hay respuestas “correctas” o “incorrectas” o “buenas” o “malas”. Responda honesta y sinceramente


de acuerdo a como es usted, no según cómo le gustaría ser, ni como le gustaría que otros lo(a) vieran.

No hay límite de tiempo, pero trabaje con rapidez y asegúrese de responder todas las frases.

CONTESTE EN LA “HOJA DE RESPUESTAS”

NO ESCRIBA NADA EN ESTE CUADERNILLO

CALIFICACIÓN
Debemos tener en cuenta los pasos del proceso de medición respecto a la cuantificación de la muestra
de conducta.

1. En primer lugar debemos obtener el porcentaje de omisión, es decir el porcentaje de los items
no contestados o contestados incorrectamente. Se obtiene multiplicando el número de items
omitidos o contestados de manera errónea por 100 y dividido por el número total de items,
(132), el ítem 133 no entra en este cálculo. Ej. Si el número de ítem omitidos o contestados
incorrectamente es 4, sería 4x100/132= 3%
2. Una vez realizada la operación, se anota el porcentaje de omisión en el casillero
correspondiente de la hoja de perfiles del ICE de BarOn. El resultado del CE total deberá ser
considerado no válido, si el porcentaje de omisión es igual o mayor a 6% o en caso de que 8 o
más items de los 132 sean omitidos.
3. El siguiente paso es obtener el índice de inconsistencia, se comparan las respuestas en 10
pares de frases similares. (23 – 52; 100 – 114; 56 – 70; 85 – 129; 47- 91; 32 – 48; 60 – 89; 87 –
103; 117 – 130; 41 – 101), debemos decir que cada par de frases pertenece al mismo tipo de
ítem (positivo ó negativo), para obtener el puntaje de inconsistencia se comparan las respuestas
dadas en cada par de frases, siendo la diferencia el valor de inconsistencia de ese par de
frases. Ej. si en el ítem 23 la respuesta del sujeto es 4, siendo negativo su puntaje sería 2, y en
el ítem 52 la respuesta del sujeto es 1, siendo negativo su puntaje sería 5, siendo la diferencia
de este par de frases de 3, el cual sería el valor de inconsistencia de ese par de frases; con ese
mismo procedimiento debemos obtener el puntaje de inconsistencia de los 10 pares de frases,
luego sumamos y obtenemos índice de inconsistencia. Si alguna persona obtiene un índice de
inconsistencia mayor de 12, las respuestas probablemente no son válidas.
4. Una distribución individualizada del límite de omisiones para cada subescala de acuerdo al
número de items que la conforman.
• No más de 1 ítem para las subescalas compuestas de 7 u 8 items
• No más de 2 ítems para las subescalas compuestas de 9 ó 10 items
• No más de 3 ítems para las subescalas compuestas de 11 items
5. Luego procedemos a realizar el conteo a través de la superposición de las 4 plantillas de
calificación que posee la prueba. La plantilla N° 1 (Conocimiento emocional de sí mismo,
Seguridad, Autoestima, Autorrealización e Independencia); Plantilla N° 2 (Relaciones
interpersonales, Solución de problemas, Pruebas de realidad y Optimismo); Plantilla N° 3
(Empatía, Flexibilidad, Tolerancia a la tensión y Control de los impulsos); Plantilla N° 4
(Responsabilidad social, Felicidad, Impresión positiva e Impresión negativa). Debemos ser

34
bastante cautos al momento de asignar el puntaje a los diferentes items, todos y cada uno de
ellos tienen dos posibles formas de puntuación de acuerdo con el “tipo” de items que sean. Si
un ítem es “positivo” será puntuado de una manera y si es “negativo” será puntuado de otra
manera, las plantillas de calificación nos indican cual de los items pertenecen a uno u otro tipo y
se calificará como esta en el Ej. Siguiente:

Ítem positivo Ítem negativo

Respuesta del examinado 1 2 3 X 5 1 2 3 X 5

Puntaje asignado 1 2 3 4 5 5 4 3 2 1

Significa que cuando el ítem es positivo, la puntuación que le corresponde es la misma que
aparece en la respuesta del examinado(Ej. de la izquierda) y cuando el ítem es negativo la
puntuación que le corresponde es la opuesta(Ej. de la derecha).

6. Con el procedimiento anteriormente explicado se obtiene el puntaje directo de las escalas de


impresión positiva e impresión negativa, así como el de las 15 subescalas del ICE de BarOn.
7. Para obtener los puntajes directos de las 5 escalas compuestas del ICE de BarOn, debemos
utilizar los puntajes directos de las 15 subescalas previamente calculados, las cuales se
distribuyen entre las 5 escalas de la siguiente forma: Escala A “Intrapersonal” (Conocimiento
emocional de sí mismo, Seguridad, Autoestima, Autorrealización e Independencia); escala B
“Interpersonal” (Relaciones interpersonales, Responsabilidad social y Empatía); escala C
“Adaptabilidad” (Solución de problemas, Prueba de realidad y Flexibilidad); escala D “Manejo de
la tensión” (Tolerancia a la tensión y Control de los impulsos); E “Estado de ánimo general”
(Felicidad y Optimismo).
8. Para obtener el puntaje directo de las escalas A, C, D y E, se suman los puntajes directos de las
subescalas que corresponden a cada uno de ellos. Estos resultados son anotados en la hoja de
perfiles del ICE de BarOn, en los casilleros correspondientes.
9. Para la escala B el procedimiento será en primer lugar sumar las subescalas que le
corresponden, una vez hecha la suma, se debe restar a esta, las puntuaciones obtenidas en los
siguientes items de la subescala de Empatía: 55, 61, 72, 98 y 119. Esta resta se debe al hecho
de que en esta escala compuesta hay 5 items que pertenecen simultáneamente a 2 subescalas,
pero para obtener el puntaje directo de esta escala compuesta sólo se le debe contabilizar una
vez. Este resultado es anotado en la hoja de perfiles del ICE de BarOn, en el casillero
correspondiente.
10. Para obtener el puntaje directo del CE total, utilice los puntajes directos de las 5 escalas
compuestas previamente calculados, como primer paso sume los cinco puntajes directos de las
escalas compuestas. Una vez hecha la suma reste a ésta las puntuaciones obtenidas en los
siguientes items: 11, 20, 23, 31, 35, 62, 88 y 108. Esta resta se debe al hecho de que el ICE de
BarOn hay algunos items que simultáneamente pertenecen a dos escalas, pero para obtener el
puntaje directo del CE total, solo se le debe contabilizar una vez. Este resultado es anotado en
la hoja de perfiles del ICE de BarOn en el casillero correspondiente.
11. Obtenidos los puntajes directos se procede a obtener los puntajes estándar, para la impresión
positiva e impresión negativa, las subesaclas, las escalas compuestas y el CE total del ICE de
BarOn. Para este procedimiento se deben tener e cuenta el sexo del examinado, así como su
edad cronológica.

INTERPRETACIÓN

1. El primer paso para la interpretación es evaluar la validez de los resultados del ICE.
2. Evaluamos el porcentaje de omisión, más de 6% (8 items), los resultados son considerados
no válidos y no deben ser utilizados para la evaluación o decisión.

35
3. Evaluamos el índice de Inconsistencia, señala a los individuos que se contradicen o que
responden al azar, personas indecisas, inseguras de sí mismas o que tienen una alta de
conocimiento de sí mismas. Si se obtiene un puntaje mayor a 12, probablemente los resultados
no sean válidos.
4. Evaluar las escalas de impresión positiva y negativa, se consideran válidos los puntajes que
no exceden de 2 desviaciones estándar del promedio, siendo el promedio 100 y la desviación
estándar 15, los resultados estándares esperados serían entre 70 – 130, fuera de estos límites
hacia arriba o hacia abajo, los resultados son considerados no válidos; resultados de esta
magnitud son indicadores claros de respuestas excesivamente negativas o positivas. Sin
embargo también se pueden considerar que no solo es por un intento de dar una impresión
positiva o negativa, también puede ser por decepción de uno mismo o una autoestima
problemática. Debemos tomar en cuenta el motivo de la evaluación y que tan lógico puede ser
que el examinado trate de dar una impresión sea positiva o negativa.
5. Evaluamos el ítem de validez general, el ítem 133 no es evaluado como parte de ninguna de
las subescalas; sin embargo una respuesta diferente de “4” (Muchas veces) o “5” (Muy
frecuentemente o siempre), genera resultados no válidos. Este ítem fue diseñado como una
extensión de las instrucciones y una verificación adicional de la validez.
6. Cuando se considera la validez del protocolo, también resulta importante observar el tiempo que
tomó completarlo, el poco tiempo empleado promedio de 20 minutos, podría ser indicativo de
haber respondido al azar y en una forma deshonesta. Asimismo los que ocuparon más de 50
minutos, podrían haber tenido problemas al entender los items o haber intentado manipular los
resultados. Si después de una investigación completa, los resultados parecen ser válidos, se
debe seguir con el siguiente paso en la secuencia de la interpretación.
7. Se pasa a evaluar el resultado del CE (117 items de las subescalas), no se incluyen los 15
items de la impresión positiva y negativa indistintamente, ni el ítem 133. se dan las pautas
interpretativas según el puntaje estándar:
Resultado estándar Pauta interpretativa
130 + Marcadamente alta-capacidad emocional inusualmente bien
desarrollada
120 – 129 Muy alta-capacidad emocional extremadamente bien desarrollada
110 – 119 Alta-capacidad emocional bien desarrollada
90 – 109 Promedio-capacidad emocional adecuada
80 – 89 Baja-capacidad emocional subdesarrollada. Necesita mejorar
70 – 79 Muy baja-capacidad emocional extremadamente subdesarrollada.
Necesita mejorar
Por debajo de 70 Marcadamente baja-capacidad emocional inusualmente
Deteriorada. Necesita mejorar
8. Luego se interpreta los resultados de las escalas compuestas y las subescalas
1. Escala A Intrapersonal (CERA): Los resultados altos en esta escala compuesta, señalan a
individuos que están en contacto con sus sentimientos, se sienten bien acerca de sí mismos
y se sienten positivos en lo que se están desempeñando. Estas personas son capaces de
expresar sus sentimientos y son independientes, fuertes y confían en la realización de sus
ideas y creencias, sería una ventaja para personas involucradas en las áreas de ventas,
relaciones públicas y marketing.
2. Escala B Interpersonal (CEER): Los resultados altos en este terreno, son para aquellos
individuos responsables y confiables, que cuentan con buenas habilidades sociales, es
decir, que entienden, interactúan y se relacionan muy bien con otros individuos y el trabajo
en equipo. Son importantes para personas inmersas en la áreas de servicio al cliente,
gerencias y liderazgo.
3. Escala C Adaptabilidad (CEAD): Los resultados altos señalan a personas que son, por lo
general flexibles, realistas, efectivas al entender situaciones problemáticas, así como
competentes para llegar a soluciones adecuadas. Los resultados altos son para aquellas
personas que pueden encontrar buenas formas para manejar las dificultades diarias. Se
desenvuelven bien en los departamentos de investigación y desarrollo, así como en el área
de soporte técnico.

36
4. Escala D Manejo de la tensión (CEMT): Los participantes que obtienen resultados altos son
capaces de resistir la tensión sin “desmoronarse” o perder el control. Son por lo general
calmados, rara vez impulsivos y trabajan muy bien bajo presión. Pueden realizar labores
que provocan tensión o ansiedad o que involucran cierto peligro. Son vitales para aquellos
que trabajan en “la línea del frente”, tales como policías, bomberos, equipo médico de
emergencia, trabajadores sociales y soldados de combate.
5. Escala E Estado de ánimo: Los resultados altos señalan a personas alegres, positivas,
esperanzadas y optimistas que saben como disfrutar de la vida. Además de ser un elemento
esencial al momento de interactuar con otros individuos, esta cualidad es componente
motivacional influyente en la solución de problemas y la tolerancia a la tensión.

Subescalas intrapersonales
1. Conocimiento de sí mismo: Los resultados altos señalan a personas que se encuentran en
contacto con sus sentimientos y emociones, ellos saben lo que están sintiendo y entienden
el por qué lo sientes.
2. Seguridad: Los resultados altos señalan a individuos que son capaces de expresar sus
sentimientos, pensamientos y creencias y defienden sus derechos de una forma no
destructiva. Rara vez se ven limitados por sentimientos incómodos de timidez o vergüenza.
3. Autoestima: Los resultados altos, los individuos tienden a aceptarse y respetarse ellos
mismos. Tienen un buen sentimiento de autoestima, se sienten positivos acerca de sí
mismos y saben quienes son.}
4. Autorrealización: Los resultados altos son obtenidos por aquellos individuos que son
capaces de desarrollar su potencial y que se encuentran inmersos en proyectos, que lo
conducen a vidas significativas, valiosas y plenas, saben a dónde van y por qué.
5. Independencia: Son personas que confían en sí mismas, son autónomas e independientes
en su forma de pensar y actuar, tienden a obtener resultados altos, los sujetos que podrían
preguntar y considerar el consejo de otros, pero rara vez dependerán de los demás para
tomar decisiones importantes.

Subescalas interpersonales:
6. Relaciones interpersonales: Relacionado a la capacidad para establecer relaciones
mutuamente satisfactorias, por lo general obtienen puntajes altos las personas que se
caracterizan por su capacidad de intimar con otros además de dar y recibir afecto.
7. Responsabilidad social: Los resultados altos identifican a aquellos individuos que son
cooperadores, colaboradores y miembros constructivos de sus grupos sociales. Con
frecuencia, son descritos como responsables y confiables.
8. Empatía: Los resultados altos son obtenidos por personas concientes de los sentimientos
de otros y que los valoran. Son sensibles a lo que otras personas sienten, pueden entender
porque sienten lo que sienten.

Subescalas de adaptabilidad:
9. Solución de problemas: Los que obtienen altos puntajes son personas bastante hábiles para
reconocer y definir problemas, así como para generar e implementar soluciones
potencialmente efectivas, intentan resolver los problemas en lugar de evitarlos.
10. Prueba de realidad: Los puntajes altos lo obtienen los individuos que son capaces de
evaluar la correspondencia entre lo que experimentan (lo subjetivo) y lo que en la realidad
existe (lo objetivo), a menudo son descritos como personas realistas, “con los pies en la
tierra” y “sintonizan” con su entorno. Su posición general en la vida implica el examinar
activamente antes que adoptar una pasiva o ingenua actitud.
11. Flexibilidad: Los resultados elevados denotan a personas que cuentan con una amplia
capacidad para adecuar sus emociones, sentimientos, pensamientos y comportamiento a
situaciones y condiciones cambiantes.

Subescalas de manejo de la tensión


12. Tolerancia a la tensión: Los puntajes elevados indican a personas que son capaces de
resistir los eventos adversos y las situaciones llenas de tensión sin ”desboronarse” , por lo

37
general son capaces de enfrentar la tensión activa y positivamente, son calmados y rara vez
se sobresaltan o sienten ansiedad.
13. Control de los impulsos: Los resultados altos son para aquellos individuos que son capaces
de resistir o demorar sus impulsos y controlar sus arranques y tentaciones. Las personas
con un buen control de los impulsos, rara vez se impacientan, sobresaltan o pierden el
control.

Subescalas de estado de ánimo general


14. Felicidad: Obtienen resultados altos los individuos que son capaces de sentirse satisfechos
con sus propias vidas, disfrutar verdaderamente de la compañía de otros y tienen la
capacidad de obtener placer de la vida, tienen una disposición feliz y son individuos
agradables con los cuales estar.
15. Optimismo: Los resultados altos señalan a individuos optimistas que son capaces de buscar
el lado más provechoso de la vida y mantener una actitud positiva, aún si enfrentan
adversidades.

38
INVENTARIO MULTIFÁSICO DE LA PERSONALIDAD DE MINNESOTA - MMPI

Antecedentes, finalidad y características:


Hacia fines de la década de los 30, hospitales psiquiátricos en Estados Unidos presentaban
grados de dificultad en sus programas de Psicología Ciencias de la conducta y más aun el material
disponible en el área de diagnóstico y pronóstico para el estudio de la Personalidad era escaso y poco
confiable; es en este contexto que el Psicólogo Starke R. Hathaway y el Neuropsiquiatra J. C. McKinley,
se unieron para trabajar un instrumento psicométrico efectivo y práctico, que constituyera una
contribución psicológica a los procedimientos de diagnóstico médico, el propósito era crear un
instrumento multidimensional objetivo que ayudara a la identificación de rasgos psicopatológicos de
pacientes psiquiátricos y como lo refieren Hathaway y McKinley (1965) “... y como un método para
determinar la severidad de las condiciones”, con esto se buscaba que a través del tiempo el instrumento
proporcionara una estimación objetiva de los efectos del tratamiento psicoterapéutico y de otros
cambios en la severidad de las condiciones de los pacientes.
Hathaway en 1939 desde antes de iniciar la etapa de colaboración con McKinley, señaló como
lo refiere Nuñez (1969) “... que muy poco se había escrito sobre individuos no neuróticos aun cuando
mucho se escribía sobre neurótico y sus múltiples malestares”.
Los autores al elaborar la prueba que originalmente se llamó Registro Multifásico de la Personalidad,
tuvo en cuenta la educación y la cultura de los sujetos a quienes se les administraba, para que las
frases fueran comprendidas aun por personas sin un alto nivel intelectual o cultural; el propósito de esta
primera presentación era el valorar el mayor numero de tipos de personalidad y ofrecer más validez de
la ofrecida por los inventarios de personalidad publicados ya desde hacía 25 años.
Inicialmente se establecieron 9 escalas básicas o clínicas, publicadas por la editorial de la
Universidad de Minnesota en 1943, que contenía el material del inventario y el primer manual de dicho
cuestionario, en 1945 la corporación psicológica norteamericana se convirtió en la editorial oficial, ya
que se pensó que una organización profesional de Psicología podía ser de mayor utilidad para su
difusión.
Desde 1946 existe un manual adicional que incluyó la escala de validez K, así como la escala
de introversión – extroversión social (Drake 1946), conformándose 4 escalas de validez (?, L, F, y K ) y
10 escalas clínicas que más adelante detallaremos, sin embargo debemos decir que ambos autores
creadores del prueba , se basaron en su experiencia clínica, reunieron inicialmente un conjunto de 1200
frases provenientes de diversas fuentes entre ellas: historia clínicas de medicina general, neurológicas y
psiquiátricas, escalas de aptitudes personales y sociales, resúmenes de casos, manuales de entrevista
psiquiátrica etc., con el propósito de establecer una técnica objetiva, para evaluar la personalidad desde
diferentes ángulos, multifásicamente, por medio de escalas o perfiles, que fueran tan útiles tanto para la
investigación, como para la práctica clínica. Estas 1200 frases se redujeron a 504 que consideraron
suficientemente independientes unos de otros y que discriminaban de la muestra de normales,
posteriormente se aumentaron a 550 ítems y finalmente se agregó 16 duplicaciones hasta llegar a su
formato actual de 566 items, caracterizado por sus formulaciones en oraciones declarativas de la
primera persona del singular, la mayoría expuestas en frases afirmativas, existiendo algunas de tipo
negativo, no se utilizaron oraciones en forma de interrogaciones y en muchos casos la forma gramatical
fue alterada para dar mayor brevedad a la expresión, claridad y simplicidad a las frases
El MMPI se basó en el concepto de que los reactivos conforman numerosas escalas
potenciales, las escalas se elaboraron empíricamente siguiendo el criterio del diagnóstico psiquiátrico
tradicional de la época, las escalas elegidas originalmente fueron simplemente aquellas que se
derivaron con mayor facilidad por las frecuencias de las respuestas. Los datos normativos originales se
derivaron de una muestra de 700 sujetos normales que acudieron a los hospitales de la Universidad del
estado de Minnesota (EUA) el muestreo fue bastante adecuado incluyendo personas de ambos sexos,
cuyas edades fluctuaban entre los 16 y 55 años, además habían datos adicionales disponibles de 250
estudiantes universitarios y de preparatoria que representaban un sector adecuado de aspirantes a
estudios superiores, esta muestra puede considerarse representativa de un corte transversal de la
población del estado de Minnesota. Las escalas se obtuvieron contrastando los grupos de sujetos
normales, con casos clínicos cuidadosamente estudiados; más de 800 de estos casos pertenecían a
pacientes de la división de neurosiquiatría de los hospitales de la Universidad de Minnesota.

39
En relación a los procedimientos realizados para la traducción del MMPI, Núñez (1969), refiere
lo dicho por Hathaway “La traducción del MMPI al español se ha realizado desde hace tiempo en
diferentes lugares de Latinoamérica. Una primera versión de las oraciones del inventario fue preparada
en cuba por los doctores A. Bernal y E. Fernández, antes de la revolución. El Dr. Antonio Mena, médico
egresado de la Universidad de Yucatán y yo trabajamos en las oraciones en español, para lo cual
contamos con la colaboración de un psiquiatra del Perú y uno de argentina quien hizo una segunda
traducción del inglés al español, posteriormente el material ha sido revisado y adaptado por el Dr.
Núñez y publicado por el Manual Moderno, S.A. “

Marco teórico
Debemos recordar que Hathaway y McKinley, no fueron los primeros investigadores de la
personalidad que emplearon los procedimientos de autoinforme para obtener información basada en la
personalidad de los individuos, como sabemos la utilización de los métodos de autoinforme se remontan
hacia finales del siglo XIX, cuando Francis Galton exploró las maneras de lograr que las personas se
calificaran a sí mismas en cuanto a factores de personalidad. El empleo de autocuestionarios de
autoinforme obtuvo un amplio seguimiento en la década de los 20 y 30,en la experiencia de Woodworth
(1920) quien desarrolla el primer cuestionario de personalidad, el cuestionario denominado Datos
Personales utilizado durante la primera guerra mundial, estos cuestionarios se incrementaron después
de la guerra y la mayor parte de los primeros inventarios eran obtenidos de manera lógica y recopilados
a partir de constructos teóricos vagamente definidos, sin prestar mucha atención a la validez o
precisión de las medidas.
Las bases fundamentales que delinean el uso de la prueba siguen el criterio que señala que
cuando un grupo de personas son similares en ciertos aspectos de su conducta, es decir , en la forma
de contestar a una serie de preguntas acerca de ellos mismos, son también similares en otras formas y
por lo tanto ciertas características de la personalidad individual son sugeridos por la forma en que
responden cuando estas contestaciones son comparadas con las de un grupo identificado.
Hathaway y McKinley introdujeron una perspectiva diferente para la evaluación de la
personalidad, el llamado “Método empírico” y con su esfuerzo se inició una importante tradición en la
evaluación clínica; estos autores consideraban importante desarrollar medidas que evaluaran problemas
clínicos relevantes al mismo tiempo que representaron la validez a sus pacientes de modo objetivo,
debido a su práctica clínica tenían confianza en que lo pacientes podrían y querrían describir con
honradez sus problemas a través de autoinformes si se les dieran condiciones apropiadas para ello,
ambos clínicos proporcionaron un esquema psicométrico a través del cual podían valorarse de manera
objetiva estos informes de síntomas. Es necesario comprender varios elementos importantes a cerca de
la estrategia de Hathaway y McKinley ya que estos factores diferencian el MMPI de otros instrumentos
de valoración de la Personalidad de aquellos tiempos e infundieron al instrumento de cualidades que le
dieron vigor para sobrevivir a la prueba del tiempo.
Eligieron un método de desarrollo de una escala que se basaba en la validación empírica demostrada,
en lugar de decidir antemano cuál de sus reactivos provisionales medía cual característica de
personalidad, los autores decidieron basar la membresía de una escala en la obtención de reactivos que
realmente funcionaran para diferenciar al grupo clínico de la población normal, este enfoque
denominado “ construcción de una prueba con codificación de criterio” implica la selección para las
escalas mediante la identificación de aquellos reactivos que discriminan entre un grupo clínico (criterio)
y uno de personas normales, los grupos clínicos se eligieron con base en los criterios clínicos estándar
de la época, como punto de partida para definir los significados escalares de los autores; una vez que
se había extraído las escalas y se le había validado contra criterios externos, no se les consideró atadas
a su criterio de desarrollo, es decir se mostró que tenían un significado aparte de su definición inicial y
que tenían validez de constructo como lo describieron Crombach y Meel (1955).
Nuñez en (1969) hace una descripción de las escalas trabajadas en el MMPI:
“ El primer grupo clínico que se estudió fue el de hipocondriasis (33 frases) (McKinley y Hathaway,
(1940), considerándose que este grupo estaba integrado por pacientes psiconeuróticos
extremadamente preocupados con su bienestar físico, con su salud. Los autores enfatizaron que el
grupo no incluía las implicaciones sintomáticas aplicables a psicóticos, ya que deseaban evitar
complicaciones, por lo que excluyeron aquellos perturbados severamente en su personalidad.
Las frases que se seleccionaron para integrar la escala y que se denominó Hs, se integró con aquellas
características de los hipocondriácos , es decir aquellas que eran respondidas con mayor frecuencia ya

40
como ciertas “casi siempre me parece que tengo un nudo en la garganta”, o falsas” tengo buen apetito”.
Para ser incluidas dentro de la escala Hs las frases debían encontrarse con una frecuencia tal, que al
compararse con el grupo control los hipocondriácos la utilizaban por lo menos el doble del error normal,
en realidad se utilizaron dos grupos de control, uno integrado por sujetos con algún malestar físico, pero
mentalmente normales y otro por pacientes psiquiátricos que no habían sido diagnosticados como
hipocondriácos, la puntuación del grupo hipocondriaco fue de 74.2 , el de los enfermos psiquiátricos
55.7 y el de los normales con malestares físicos, 58.1 esta diferencia señalo el poder discriminativo de
la escala.
En igual forma que la selección de frases de la escala Hs, en la estructuración de las frases que
integran la escala Depresión (60 frases) que se denominó D, se tomo en consideración la frecuencia
con que los pacientes diagnosticados como depresivos respondieron al pedírseles que contestaron
cierto o falso. He aquí algunos ejemplos de las frases utilizadas y la forma en que comúnmente
contestaron estos pacientes: “trabajo bajo una tensión muy grande”, Cierto (c), “ a veces siento deseo
de maldecir”,, Falso (f) , “ lloro con facilidad” (c), “soy una persona sociable” (f) .
La escala D señaló de manera estadística que era posible diferenciar clínicamente pacientes deprimidos
de sujetos normales, como también el hecho de que la mujer ofrece una puntuación más alta que el
hombre en esta escala.
La tercera escala clínica que se estructuró fue con el objeto de diferenciar pacientes que sufrían
de dudas exageradas, obsesiones y fobias, antes se conocía a este grupo como la Psicastenia, (48
frases), pero actualmente se denomina obsesivo compulsivo: Arieti ( 1959), en su manual de siquiatría
separa éste de otro término conocido con el nombre de fobias. Se debe recordar que los actos
compulsivos, se caracterizan siempre por la necesidad que siente el paciente por ejecutar ciertos actos
sin tomar en cuenta lo racional de los mismos, es decir el paciente se ve forzado a ejecutar el acto
porque s e siente angustiado si no lo hace. El pensamiento obsesivo está acompañado de angustia y
tensión, como cuando el paciente piensa constantemente que él es una persona inútil o que algo terrible
le va a suceder. El término psicastenia se deriva del concepto de una debilidad de la voluntad que
incapacita al individuo a impedir el tipo de conducta que realiza o que se ve forzado a realizar.
Esta escala abreviada y comúnmente llamada Pt, se utilizó entonces para diferenciar casos de
pacientes con síntomas clínicos con algún grado de psicastenia, de los sujetos normales. También se
observó que personas consideradas normales pero con algunos síntomas obsesivo-compulsivos
ofrecieron una puntuación más alta en la escala que las personas normales sin patología de esta clase.
La forma en que comúnmente contestaban los pacientes que ofrecen una puntuación alta en esta
escala es la siguiente: “ una vez a la semana o más a menudo me pongo muy excitado” (C), tengo la
costumbre de contar cosas sin importancia, como bombillos eléctricos, en anuncios luminosos etc.” (C),
” malas palabras a menudo palabras horribles, vienen a mi mente, y se me hace imposible librarme de
ellas” (C), “ mi memoria parece ser buena” (F).
Es conveniente señalar que existieron muchos problemas que tuvieron que resolverse en el proceso de
desarrollo de las escalas del MMPI, en obvio que el objeto de las escalas fue el encontrar y valorar
formas o procesos psicológicos anómalos comúnmente conocidos. Como hemos venido observando,
loa nomenclatura utilizada fue la existente en el sistema de clasificación de la práctica psiquiátrica.
Naturalmente, cuando existía correlación entre los síndromes, existía también y existe en la actualidad
correlación entre las escalas correspondientes, otro punto que es conveniente mencionar es de la
selección de la frase o frases. Las frases se seleccionaron de acuerdo con la posibilidad que tenían de
diferenciar un grupo clínico de uno normal. Las frases con se seleccionaron de acuerdo con el sentido
del contenido o con alguna significación especial de la frase, los autores de la prueba encontraron que
muy frecuentemente la frase podía no tener relación alguna con la escala o escalas en sí, pero se
incluyo de acuerdo con la posibilidad que tenía la frase de diferenciar el grupo clínico del normal.
La escala de Histeria (Hi) (60 frases) , fue una de las primeras utilizadas con el fin de lograr diagnosticar
clínicamente esta anomalía, sin duda la dificultad que se encontró fue debido a la dificultad que se tenía
en el hospital Mayo Memorial para delinear histeria libre de otros síntomas neurótico, dificultad que en
cualquier institución psiquiátrica se puede presentar. En casos en que se presentaban síntomas de
conversión no existió gran dificultad diagnóstica, pero sí se presentó una serie de dudas en caso de
diferenciar histeria de esclerosis múltiple o de hipocondriasis o de reacción esquizofrénica incipiente.
Las frases que utilizaron los sujetos del grupo Hi, cubrían muchos campos, ya que algunas se refieren a
quejas de tipo somático y otras actitudes sociales, siendo estas últimas de tal naturaleza que el paciente
tiende a enfatizar aquellas que logran que a él se le considere adecuadamente socializado.

41
La escala de hipomanía (Ma) (46 frases) tiene por objeto el evaluar leves grados de excitación
maníaca que s e encuentran en la psicosis maniaco-depresiva. En la estructuración de la escala se
utilizaron pacientes que sufrían de un grado moderado de esta perturbación, ya que casos severos no
pueden cooperar adecuadamente en la clasificación de las frases. Aquellos pacientes que sufrían de
estados confusos, delirio, agitación, o con cuadros de esquizofrenia, fueron excluidos. La selección de
las frases que integran la escala se realizó de la misma manera que se hizo con las escalas aquí
descritas. Ya en esta época la prueba estaba compuesta por 550 frases. Como en la calificación de las
otras escalas, las frases contestadas de acuerdo con la forma en que lo hizo el grupo experimental (el
de los hipomaniácos), se les dio el valor de un punto uy la puntuación total de la escala se convirtió a
puntuación T.
La escala Ma fue una de las que más dificultad dio en la investigación de la evidencia de su validez,
pero a través del tiempo se ha encontrado de gran utilidad en la práctica clínica.

La escala de desviación psicopática Dp (50 frases), tiene por objeto el estudiar todo este grupo
conocido clínicamente como personalidad psicopática, término que incluye personas con conducta
asocial , caracterizados por cuadros patológicos en la estructura de su personalidad, con mínima
angustia y poco o ningún sentido de malestar. El diagnóstico de desordenes de la personalidad incluye
en la actualidad a la personalidad sociopática, reacción antisocial, perversión sexual, alcoholismo, se
incluye también a personas mentalmente enfermas que se encuentran en desacuerdo o inconformidad
con el medio ambiente social, con el medio cultural, a veces las reacciones sociopáticas son
sintomáticas de neurosis o psicosis, o como resultado de lesiones cerebrales. Son pacientes con
conducta antisocial crónica, que siempre han tenido dificultades con el medio ambiente, quienes no se
benefician ni de la experiencia ni del castigo ni son leales a ninguna persona, grupo o principio,
muestran marcada inmadurez emocional, falta de sentido de responsabilidad, falta de juicio y siempre
razonan su conducta en tal forma que a sus propios ojos es razonable y justificada. El término reacción
disocial se aplica a los individuos que manifiestan desprecio a los códigos sociales y a menudo tienen
conflictos con la sociedad, ya que la mayor parte de su vida la han vivido en un medio moralmente
anormal; Estos individuos son capaces de mantener fuertes ligas de lealtad... el término desviación
sexual se refiere a homosexualidad, travestismo, pedofilia, fetichismo, sadismo sexual. El tipo de
alcoholismo que se incluye se refiere a casos en los que la adicción al alcohol es establecida sin otro
tipo de desórdenes.
La investigación de este grupo con el MMPI para la estructuración de la escala Dp, incluyó a pacientes
con historia de robo, mitomanía, promiscuidad sexual, alcoholismo, falsificación fraudulenta, enviados
por la corte juvenil al hospital de la universidad de Minnesota, quienes habían sido ya diagnosticados
por el personal psiquiátrico psicológico, como personalidad psicopática y se incluyeron los tipos amoral
y asocial en le estudio.

La escala Es ( 78 frases), es la que recibió mayor atención para lograr identificar una variable útil. Para
derivarla se probaron diferentes frases con las que se buscó el tipo de contestaciones que ofrecían 50
pacientes diagnosticados como esquizofrénicos. La escala Es que se usa actualmente se derivó de un
grupo de 152 proposiciones que mostró diferencias confiables estadísticamente del grupo de
esquizofrénicos , pero también se tuvo que modificar porque se prestaba a lo que Hathaway (1951)
denominó resultados falsos – positivos, los cuales son protocolos que asemejan ser como los de un
grupo dado, supongamos esquizofrenia, sin ser de este grupo realmente. Se intentó también obtener
subclasificaciones de esquizofrenia simple, hebefrénica, paranoide y catatónica, pero no se logro
hacerlo, finalmente se llegó a la escala Es actual, la cual se modifico con la escala de corrección K.
La escala Pa (40 frases), se derivó de la utilización del MMPI con pacientes diagnosticados con
síntomas paranoides. No se le llamó paranoia sino más bien los pacientes habían sido diagnosticados
comúnmente como estado paranoide, condición paranoide o esquizofrenia paranoide. Eran pacientes
que se sentían perseguidos, sufrían de megalomanía, eran suspicaces, con ideas de referencia, rígidos
en sus opiniones y actitudes. La combinación de puntuaciones altas en las escalas Es y Pa sirvió para
determinar pacientes diagnosticados como esquizofrénicos paranoides.

La escala Mf (60 frases), fue obtenida al comparar la frecuencia con que las frases eran interpretadas
por un grupo de normales y un grupo de homosexuales. También se compararon las frecuencias de las
interpretaciones de hombres y mujeres. Se encontró que era muy difícil lograr un grupo homogéneo de

42
homosexuales, ya que aun más que otro grupo clínico el de homosexuales también se presta a
subdivisiones muy variadas.
La escala L es una de las tres escalas de validez, las otras dos son la K y la F, la escala L esta
integrada por 15 frases, que presentan situaciones deseables socialmente, pero que rara vez son
realizadas por el individuo. Es indudable que todos nos enojamos de cuando en cuando o con mayor
frecuencia, pero al señalar que nunca nos enojamos lo hacemos con el objeto de lograr aceptación
social. Sin duda existe un pequeño porcentaje de personas que nunca se enoja, pero no es eso la regla
general.

La escala F está integrada por 64 frases que se seleccionaron debido a que la puntuación de los sujetos
normales seleccionados era muy bajo en la escala, ya que solamente llegaban a 2 o 4 puntos, se
observó que cuando el sujeto no entendía bien lo que leía, la puntuación en esta escala era muy alta,
indicando en este sentido dificultad para comprender y, por lo tanto la prueba sería inválida si este era el
caso o por otra parte indicaba también que el sujeto no colaboraba en forma adecuada para resolver la
prueba. También se descubrió que sujetos esquizoides debido a sus problemas de personalidad
contestaban en forma extraña y, por lo tanto, rendían una alta puntuación en la escala. Otro grupo que
obtiene una alta puntuación en la escala es el de personas que desean engañar.

La escala ? “no puedo decir” se obtiene contando el número de frases que el sujeto no contesta.
Actualmente se le enfatiza al sujeto que conteste todas las preguntas y se ha abandonado la parte de la
consigna en que se le explica al sujeto que si la oración o proposición no se aplica a usted o si se trata
de algo que usted desconoce, no haga marca alguna en la hoja de contestaciones, indudablemente una
alta puntuación en esta escala, debido a que el sujeto no sabe como contestar, indica que no se puede
llegar a ninguna conclusión sobre ese sujeto en particular.

La escala Si (70 frases) se refiere a introversión y extroversión social. Las personas que ofrecen una
alta puntuación tienen la tendencia a aislarse socialmente. Cuando la puntuación es baja el individuo es
mas bien extrovertido y tiende a relacionarse con grupos con el fin de tomar parte activa en las
organizaciones a las que pertenece.

La escala K es la que se originó mas recientemente entre las escalas de validez y es mucho mas
compleja, no tiene por tanto una interpretación especial, porque se utiliza combinada con 5 escalas
clínicas Hs, Dp, Pt, Es y Ma; con estas escalas tiene un propósito correctivo, una puntuación alta en K
con una puntuación elevada de L indica actitud defensiva, falta de franqueza, en tanto que una
puntuación baja en la escala K y una puntuación elevada en la escala F indica franqueza y demasiada
autocrítica.
Como escala modificadora, la K tuvo por objeto diferenciar casos de sujetos que sin ningún
padecimiento mostraban respuestas de tal naturaleza que les hacía parecer como anormales y por otra
parte había personas que con padecimientos mentales parecían no tener ninguno. Con este fin se
busco una serie de oraciones que pudieran ofrecer una cuadro de la actitud que el paciente tenía al
interpretar la prueba, se experimento con una serie de frases con este objeto durante dos años, hasta
que finalmente se llegó a las 30 que actualmente integran dicha escala.
La escala K fue necesaria en la distinción de distorsiones extremas, ya que las escalas L y F no son
suficientes para detectar las actitudes conscientes o inconscientes de personas defensivas o
autocríticas.

Si bien es cierto la descripción anterior ha seguido el orden, según como han ido apareciendo cada una
de las escalas, tanto las clínicas como las de validez, éstas han sido ordenadas para la prueba de
manera diferente y es como a continuación se presenta:

? L F K 1.Hs. 2. D. 3. Hi. 4. Dp. 5. Mf. 6. Pa. 7. Pt. 8. Es. 9. Ma. 0. Si

VALIDEZ Y CONFIABILIDAD
Los estudios estadísticos relacionados con la confiabilidad y la validez son de gran importancia para la
comprensión de cualquier instrumento psicométrico. Sabemos que el coeficiente de confiabilidad varía
de acuerdo a la muestra utilizada; por ejemplo un grupo con un amplio número de puntuaciones en las

43
características que se midan, rendirá una estimación mas alta de la confiabilidad que si se usa otro
grupo con un bajo número de puntuaciones en las características de que se trate. Por lo que respecta a
los inventarios de personalidad, las estimaciones de confiabilidad dependen principalmente de si el
grupo utilizado estaba integrado por sujetos normales, por pacientes hospitalizados o por ambos, se
supone que las características de personalidad de sujetos normales deberían ser más estables que la
de los pacientes psiquiátricos. El problema se intensifica aún más cuando los inventarios miden rasgos
de personalidad que se supone son variables (como la disposición de ánimo o variables situacionales
tales como la depresión), o aquellos rasgos que el terapeuta intenta modificar.

En cuanto a la validez, se ha encontrado que una puntuación alta en una escala predice positivamente
el diagnóstico final correspondiente, estimado en más del 60% de los nuevos casos de admisión
psiquiátrica. Este porcentaje es derivado de la diferenciación entre grupos normales y anormales. Aun
en los casos en los que una alta puntuación no fue confirmada por el diagnóstico correspondiente, casi
siempre se notará dentro del cuadro sintomático la presencia del rasgo en un grado anómalo.

En cuanto a la confiabilidad dadas las dificultades vistas en líneas anteriores, los datos que han sido
aportados en la confiabilidad del MMPI parecen bastante satisfactorios. Hathaway y McKinley (942,
1945), utilizando la forma normal con sujetos normales no seleccionados, informaron los coeficientes de
seis de las variables clínicas. El tiempo entre la primera y segunda aplicación varió de tres días hasta
mas de un año. Cottle (1950) informó de los coeficientes de aplicación y reaplicación utilizando sujetos
no seleccionados, quienes fueron examinados con ambas formas, la individual y la de grupo, con una
semana de diferencia. Holzberg y Alessi (1949) encontraron coeficientes para la aplicación y
reaplicación con pacientes psiquiátricos no seleccionados a quienes se les aplicó la forma completa y la
breve de la forma individual, con una diferencia de tres días de tiempo. A continuación presentaremos
un cuadro que refleja las puntuaciones logradas por los tres autores antes mencionados, sin embargo
debemos tener en cuenta que Cottle no utilizó la misma forma del MMPI en ambas situaciones, y
Holzberg y Alessi no utilizaron la misma versión, los coeficientes que ellos encontraron pueden
proporcionar una estimación conservadora de la confiabilidad del MMPI. Hathaway y McKinley utilizaron
la forma individual completa para la primera y segunda aplicación y como se mencionó anteriormente,
los intervalos fueron de tres días a más de un año entre cada una. A continuación presentamos un
cuadro que grafica lo referido en líneas anteriores:

COEFICIENTES DE CONFIABILIDAD ENCONTRADOS


EN LA PRIMERA APLICACIÓN Y EN LA REAPLICACIÓN
DEL INVENTARIO MULTIFÁSICO DE LA PERSONALIDAD

HATHAWAY Y COTTLE HOLZBERG Y ALESSI


MACKINLEY
ESCALAS Normales Normales Pacientes psiquiátricos
(N= 40 – 47) ( N= 100 ) ( N=30 )
No puedo decir (? ) 0.75
Mentira (L) 0.46 0.85
Validez (F) 0.75 0.93
Corrección (K) 0.76
Hipocondriasis (Hs) 0.80 0.81 0.67
Depresión (D) 0.77 0.66 0.80
Histeria (Hi) 0.57 0.72 0.87
Desviación psicopática (Dp) 0.71 0.80 0.52
Maculinidad-femenidad (Mf) 0.91 0.76
Paranoia (Pa) 0.56 0.78
Psicastenia (Pt) 0.74 0.90 0.72
Esquizofrenia (Es) 0.86 0.89
Hipomanía (Ma) 0.83 0.,76 0.59

44
INVENTARIO MULTIFÁSICO DE LA PERSONALIDAD

FICHA TÉCNICA

Nombre : Inventario Multifásico de la Personalidad de Minnesota

Sigla : MMPI

Autores : Starke. Hathaway (Psicólogo)


J. C. Mc Kinley (Neuropsiquiatra)

Procedencia : Estado de Minnesota (EUA)

Traducción : 1ra realizada en cuba: Drs. A. Bernal y E. Fernández (Antes de la revolución),


2da A. Mena y Hathaway, con la colaboración de un psiquiatra Peruano y uno
Argentino y finalmente este material fue revisado y adaptado por el Dr. Núñez
y publicado por la editorial el Manual Moderno en 1967.

Particularidad : Medición de la personalidad multifásicamente

Administración : Individual y colectiva

Ámbito de : A partir de los 16 años, o personas que hayan concluido 6 años de escolaridad
aplicación Exitosa, ocasionalmente ha usado con niños muy inteligentes de incluso 12 años
de edad, la evidencia muestra que adultos con un CI bajo 80 en la Escala de
Inteligencia de Wechsler para adultos (WAIS), tienen problemas para contestarlo
solos, necesitando especial atención, es decir, que alguien los acompañe y los
ayude en la comprensión de las frases.

Formato de : Contiene las instrucciones y las 566 frases


Cuestionario

Formato de : Para datos personales, respuestas y al dorso puntuaciones para trazar el perfil.
hoja de Rpta.

Duración de : No tiene tiempo límite, aunque la mayoría lo resuelve entre 60 y 90 minutos


la prueba aproximadamente. Sin embargo se ha observado que estudiantes universitarios y
bachilleres lo han logrado en 45 minutos.

Tipos de : Cierto, (C), Falso (F), y no puedo decir o contestar (?)


respuesta

Puntuación : 1 punto por cada respuesta que coincida con las marcas de la plantilla, para todas
Las escalas.

Baremos : Para ambos sexos de la versión original norteamericana.

Formas disponibles
1. MMPI – Español:
El inventario MMPI – Español, es un folleto de 16 páginas con 566 frases que deben ser
contestadas para la puntuación de las escalas existentes. En realidad el inventario tiene 550 frases,

45
pero se han duplicado 16 frases en el folleto y en la hoja de respuestas para lograr un método más
económico de calificación.
El material utilizado por el examinado es:
• El formato de cuestionario
• Hoja de respuesta con perfiles individuales para cada sexo, se debe elegir el protocolo
correspondiente según el sexo del examinado

Material utilizado por el examinador:


• Manual del MMPI (Baremos, puntuaciones de transformación K)
• 14 plantillas de evaluación
• Hoja de perfil

2. MMPI – Forma R
En esta adaptación del MMPI se realizó una disposición de los reactivos. Se mantuvo el número de
566 frases (con las 16 repetidas) pero se cambió el orden para presentar todos los reactivos
puntuables de las escalas clínicas y de validez en las primeras 399 frases del inventario. Los demás
reactivos usados para las escalas especiales y de investigación de agrupan del 400 al 566.
La nueva hoja de respuestas puede calificarse manualmente con mayor facilidad y rapidez que la
anterior:
El material utilizado por el examinado es:
• El inventario R en forma de folleto escalonado
• Hoja de respuesta con perfiles para ambos sexos

Material utilizado por el examinador:


• Manual del MMPI Forma R (Baremos, puntuaciones de transformación K)
• 14 plantillas de evaluación
• Hoja de perfil

ADMINISTRACIÓN

Antes de abordar los aspectos concernientes a la administración propiamente dicha, debemos tener en
cuenta algunos criterios importantes, que de no tenerlos en cuenta podrían devenir en errores que dan
lugar a importantes alteraciones en los resultados.

• La prueba puede ser aplicada en varias sesiones, sin que sus resultados se vean alterados,
siempre y cuando el período de aplicación no exceda de una semana y la persona trabaje
realmente de forma individual.
• Es conveniente hacer un ejemplo de los reactivos que aparecen expresados en forma negativa,
para verificar la comprensión de las instrucciones al respecto. Ej. “No tengo dolores de cabeza”
• Indicar que hay frases que aparecen en tiempo pasado y que deben contestarse de acuerdo
con la situación actual de la persona. Ej. “Mi padre fue un gran hombre”, si el padre del paciente
vive aún, deberá cambiar la frase mentalmente al presente “Mi padre es un buen hombre. Es
importante aclarar estas características porque hay algunas personas que reaccionan de forma
muy estricta ante la prueba y toman al pie de la letra la expresión de algunos reactivos,
interpretándolos de manera incorrecta, lo que puede dar lugar a respuestas inadecuadas
• Hay algunos términos que se dificultan por diferencias culturales para nombrar ciertas
situaciones. Ej. “Me gusta el juego de la pata coja” es el juego de la teja o el avión, en nuestro
medio se le llama “mundo”
• Se debe verificar que el material esté completo
• Elegir el protocolo de acuerdo al sexo del examinado, en caso estar usando MMPI - Español
• Verificar que el examinado coloque sus datos completos en la hoja de respuesta
• Se lee las instrucciones que a continuación se detallan
• Tener en cuenta el proceso de medición en lo referente en a los aspectos previos de la
evaluación y a la obtención de la muestra de conducta.

46
Instrucción o consigna:

Este inventario consta de oraciones o proposiciones enumeradas. Lea cada una y decida si, en
su caso es cierta o falsa.
Usted debe marcar las respuestas en la hoja de contestaciones. Fíjese el ejemplo que aparece
al lado derecho. Si la oración es CIERTA, o mas o menos CIERTA, en su caso rellene con lápiz el
círculo en el renglón C (Cierto), vea el ejemplo uno si la oración es FALSA, o mas o menos FALSA, en
su caso rellene el círculo en el renglón F (Falso). la oración o proposición no se ajusta a usted o si se
trata de algo que desconoce no haga marca alguna en la hoja de contestaciones (este último aspecto
de la instrucción se ha visto por conveniente excluirlo, porque se encontró que sugería a los
examinados a no contestar muchas de las frases.

Trate de ser SINCERO CONSIGO MISMO y use su propio criterio. No deje de contestar
ninguna pregunta si puede evitarlo.

Al marcar su respuesta en la hoja de contestaciones, asegúrese de que el número de la


oración corresponde al número de la respuesta en la hoja de contestaciones. Rellene bien sus
marcas. Si desea cambiar alguna respuesta, borre por completo lo que quiera cambiar.

Recuerde, trate de dar alguna respuesta para cada una de las oraciones.

No marque este folleto.

AHORA ABRA ESTE FOLLETO Y EMPIECE

CALIFICACIÓN

Debemos tener en cuenta los pasos del proceso de medición respecto a la cuantificación de la muestra
de conducta

1. Si la aplicación es colectiva se debe tener en cuenta el separar los protocolos según el sexo del
examinado, para ser considerado en la elección de la plantilla N° 5 para la escala Masculinidad
– Feminidad (Mf)
2. Resaltar los reactivos que no han sido contestados o aquellos que por tener doble marca o
cualquier otro criterio, no puedan ser considerados correctos. Contar el total y anotarlo en el
espacio indicado (?).
3. Coloque cada plantilla sobre la hoja de respuestas haciendo coincidir las guías y cuente el
número de marcas que aparecen a través de los orificios de la plantilla y escriba el total de
respuestas marcadas para cada escala en el espacio correspondiente
4. Realizar las correcciones de las 5 escalas modificables con K

1. Hs; 4. Dp; 7. Pt; 8. Es; 9. Ma

a) Se trabaja con el puntaje directo de la escala de validez K


b) Este puntaje directo es ubicado según la tabla de fracciones de la puntuación K
c) Se ubica de manera horizontal las fracciones 0.5, 0.4, 0.2. del valor K correspondiente,
las cuales se suman a los puntajes directos de las escalas clínicas 1, 4 y 9
respectivamente.
d) Para las escalas 7 y 8 se suma el valor de K(puntaje directo), con los puntajes directos
obtenidos por cada una de las escalas clínicas.
Solo se modifican las 5 escalas clínicas previamente señaladas, las otras escalas tanto de
validez, como clínicas permanecen con su puntaje directo original.

5. Trazar el perfil

47
6. Obtener las puntuaciones “T”para todas las escalas tanto de validez como clínicas.

INTERPRETACIÓN

Debemos tener en cuenta los pasos del proceso de medición respecto a la clasificación de los sujetos

Escalas de validez

El MMPI tiene 4 escalas para estimar la validez del perfil, las que además dan información sobre
la personalidad del examinado.

Escala No puedo decir o no puedo contestar (?)

Es simplemente el número de items no contestados o que el sujeto marca doble, se considera


invalido un perfil que tenga 30 o más puntos en esta escala. No es común que existan elevaciones en
esta escala, cuando las hay se puede postular lo siguiente:
1. Incapacidad para responder debido a problemas de lectura
2. Persona excesivamente obsesiva, ambivalente o que tiende a resistirse a las preguntas,
dificultad para tomar decisiones
3. Persona desconfiada, tendencia paranoide
4. Falta de cooperación intencional
5. Lentificación motora o trastorno depresivo
6. No haber comprendido las instrucciones

• Para descartar lo primero se le pide al sujeto que lea los 10 primeros items.

• Con respecto a las otras hipótesis la historia psicológica proporcionará elementos para descarte
o confirmación.

Escala L ( de Lie: Mentira): La escala se diseñó para identificar respuestas evasivas, deliberadas, pero
ello sólo es válido para personas poco sofisticadas.
Las puntuaciones altas ( T mayor a 60 o puntaje directo 7))se asocian con algunas hipótesis:
1. Intento intencional de producir una buena impresión y no reconocer fallas en sí mismo.
2. personas excesivamente escrupulosas y moralistas o que desean aparecer como tales.
3. ingenuidad psicológica a menudo asociada con bajo CI y bajo nivel socia económico.
4. A menudo rigidez y sobre valoración de uno mismo
5. Características neuróticas, uso de la represión y la negación, falta de insight y somatizaciones.

Las personas con un alto nivel de educación y sofisticación, rara vez obtienen puntajes altos, cuando
esto ocurre debe pensarse en represión y rigidez en su estructura de personalidad.
Los puntajes bajos generalmente los obtienen personas extremadamente abiertas y pueden asociarse
con cinismo, poca contención e impulsividad, especialmente si la escala 4 está elevada y 0 baja.
También se presentan en personas que tratan de presentarse de forma negativa o exagerando su
estado de malestar psicológico, esta interpretación es especialmente valida si tiene alto F y bajo K.
Los puntajes cercanos a T=50 se asocian a honestidad, confianza en sí mismo, independencia y
libertad para admitir fallas pequeñas.

Escala F ( de Fake: simulación ) diseñada para detectar modos de respuesta desviados o atípicos.
Esta escala es un índice de la actitud frente al hecho de rendir pruebas; si se descarta la invalidez es un
buen indicador de psicopatología a mayor puntaje mayor patología generalmente.; esta escala a través
de sus puntajes permiten inferencias sobre conductas aparte de la situación de test.
T mayor a 100
• Respuestas al azar

48
• Haber contestado verdadero a todos lo items
• Estar simulando mayor perturbación que la que realmente tiene.
• En pacientes psiquiátricos hospitalizados: alucinaciones y aislamiento
T entre 80 – 99
• Haber contestado falso a todos los items
• Simular mayor gravedad que la real
• Querer contestar mal por no someterse a la situación de test
• Psicosis

T entre 65 – 79
• Convicciones sociales, religiosas o políticas atípicas
• Están en una condición psicótica o neurótica severa
• Si no existe patología seria, serían descritas como afectadas, inquietas, inestables, curiosas,
complejas, insatisfechas, oportunistas, tercas.
• En estudiantes universitarios, pensamiento poco convencional como forma de vida
• Dificultad para leer o interpretar los items por bajo nivel educacional o por interferencia
emocional
• Jóvenes que tienen problemas de identidad

T entre 50 – 64
• Indican a personas que funcionan efectivamente en la mayoría de los aspectos de su vida, pero
puede haber un área específica que lo preocupe.

T entre 45 – 49
• Contestan como la mayoría de los normales
• Son socialmente conformistas
• Están libre de patología invalidante
• Pueden estar falseando un perfil bueno

T bajo 45
• Personas normales relativamente libres de estrés
• Personas que han terminado recién una terapia
• Personas sinceras, tranquilas, honestas, simples convencionales y/o con pocos intereses

Escala K ( escala de corrección) desde el principio se vio que la escala L solo era buena con
personas mas bien simples y era insensible a distorsiones mas sofisticadas, por lo tanto se trató de que
K fuese un índice más sutil y efectivo de los intentos del sujeto por negar la patología y presentarse a
una luz mas favorable.
Los puntajes altos y bajos de esta escala están relacionados con el nivel socio económico así:
NSE medio o alto K es alto sobre 70 y baja por debajo de 55
NSE medio bajo o bajo, K es alto sobre 60 y es baja, por debajo 40.

En general cuando los puntajes son más altos que los esperados para el nivel socio económico, existe
la posibilidad de que el sujeto esté tratando de negar problemas y patología y tratando de mantener una
apariencia de adecuación, control y efectividad.

T sobre 65
• Defensividad severa
• Resistencia a ser evaluado y falta de insight
• Personas rígidas, inflexibles e intolerantes
• En mujeres puede indicar efectividad psicológica y no defensividad, debido a que las mujeres en
general son más críticas consigo mismas al contestar el test.

49
T entre 55 – 65
• Personas que tratan de minimizar y de percibir defectos en sí mismos, en sus familiares y
ambientes en el nivel socio económico y educacional bajo.
• En personas de nivel socio económico y educacional alto, buen nivel de defensa del yo.
• Neurótico con características histriónicas y defensas adecuadas
• Personas que postulan a cargos y desean mostrarse en forma favorable
• Personas independientes y capaces de manejar bien los problemas de la vida diaria

T entre 45 – 54
• Personas que logran un equilibrio entre mostrarse y protegerse
• Personas adaptables con buena fuerza del yo y autoimagen positiva
• Adultos normales con bajo nivel educacional y socio económico
• En personas de NSE alto y estudiantes universitarios, que viven una situación tensa o crítica y
no se sientes psicológicamente bien.

T menos 45
• Defensas deterioradas, si la escala F está sobre 65, generalmente implica también elevación del
lado derecho del perfil
• Personas insatisfechas consigo mismas, inseguras y muy críticas
• Personas que tienen problemas reales y están dispuestos a admitirlo y tienen un puntaje F
sobre 60. generalmente son personas sarcásticas y algo duras.
• Personas que creen que la vida ha sido dura con ellos y que no han tenido las ventajas que
otros han tenido. Esta interpretación puede ser valida cuando el puntaje en F es inferior a T= 60
• Personas que quieren demostrar que están mal psicológicamente. Con L bajo y F alto.

Escalas Cínicas
La escala 1 junto con la 2 y la 3 forman la llamada “Tríada neurótica”

1. Hipocondriasis ( Hs)

T sobre 84
• Excesiva preocupación por la salud
• Dolor, fatiga y debilidad del individuo que tienden a presentar síntomas crónicos, en
prácticamente todos sus sistemas somáticas

T entre 75 – 84
• Actitud quejumbrosa, y expresan hostilidad en forma indirecta
• Personas cínicas, derrotistas, poco ambiciosas, porfiadas y egocéntricas
• Obtienen poco provecho de la psicoterapia

T entre 60 - 74
• Quejas somáticas no específicas, difusas y vagas, preocupación por la salud.
• Personas con patología física, puntajes sobre 65 tienden a reaccionar exageradamente a sus
dificultades y pueden controlar impulsos inaceptables mediante somatizaciones

T entre 50 – 59
• Preocupación realista sobre el funcionamiento corporal
• Pacientes médicos con síntomas específicos

T entre 21 – 49
• Personas alertas, capaces y responsables que logran ser efectivos en su quehacer
• Personas que tienen preocupaciones por su salud, pero no desean admitirlo
• Personas que han tenido contacto cercano con hipocondríacos y no desean pasar como tales,
tienden a negar incluso una cantidad normal de dolores

50
2. Depresión (D)
T sobre 80
• Depresión severa, pesimismo, puede haber perturbación del sueño, falta de apetito, indecisión y
retraimiento social, sentimientos de autodepreciación e inadecuación. En puntajes
extremadamente altos puede presentarse lentificación psicomotora y apatía.

T entre 70 – 79
• Generalmente corresponden a personas que tienen niveles de depresión clínicamente
significativas y que tienden a preocuparse por cuestiones mínimas, falta de confianza en sí
mismos.
• La incomodidad que sientes, los motiva a buscar ayuda, el pronóstico es muchas veces positivo

T entre 60 – 69
• Personas que sientes que algo no marcha bien, pero que no reconocen su sintomatología (leve
pesimismo, preocupación excesiva) como depresiva
• Falta de compromiso y entusiasmo

T entre 45 – 59
• Estas elevaciones sugieren un equilibrio entre optimismo y pesimismo

T entre 28 – 44
• Personas relajadas, tranquilas, le agradan las situaciones sociales, si hay una elevación en la
escala 4, puede que también sean impulsivos, desinhibidos y tengan conflictos con figuras de
autoridad
• Un 2 muy bajo ( pasando 5) en un perfil que tenga altos 8 y 9, puede ser indicador de un
desorden maniaco depresivo en fase maniaca
• Cuando 2 es la única escala elevada y nueve el punto más bajo del perfil, generalmente
corresponden a una depresión suave acompañada de sensaciones de fatiga y falta de energía.

3. Histeria (Hi)
T sobre 85
• Implican la sintomatología histérica clásica, generalmente los síntomas son crónicos, a menudo
la persona tiene ideas fijas sobre la base orgánica de sus síntomas
• Gran inmadurez, egocentrismo y alto nivel e exigencia hacia los demás, gran uso de la
represión.

T entre 76 – 85
• Personas inmaduras, sugestionables, egocéntricas y exigentes con los demás, que tiene una
fuerte tendencia a desarrollar síntomas de conversión después de períodos de tensión, los que
pueden incluir dolores de cabeza, de espalda, pecho , problemas abdominales, debilidad y
fatiga, estos problemas pueden tener o no base orgánica
• Generalmente tienen una larga historia de quejas somáticas

T entre 70 – 74
• Personas inmaduras, egocéntricas y exigentes, con características histriónicas, que usan la
represión; falta de insight sobre su propia motivación y la de los demás.
• Entran con facilidad y entusiasmo a tratamientos psicoterapéuticos, por su gran necesidades
aceptación, pero su falta de insight les impide un progreso real.

T entre 60 – 69
• Si la escala 1 tiene una elevación similar y la escala 2 alrededor de 10 puntos menos en el
puntaje T, ello implica tendencia a la somatización en momentos de estrés, este patrón se
denomina la V de conversión.

51
• Si la escala 3 es al menos 10 puntos mas en el puntaje T que la escala 1, es probable que las
personas presentan características de una personalidad histriónica, mas que tener síntomas
somáticos, son personas ingenuas y egocéntricas, que se ven a sí mismos muy
favorablemente.
• En general son personas optimistas que prefieren ignorar los lados desagradables de la vida.

T entre 45 – 59
• Las personas que obtienen este puntaje, no se les da un significado especial

T bajo 44
• Personas con intereses limitados, conformistas, relaciones interpersonales pobres. Pocas
destrezas sociales( lo confirma 0 alto) faltos de tacto, puede haber un enfoque algo cínico hacia
los demás.

4. Desviación Psicopática (Dp)


T sobre 79
• Personas rebeldes, poco conformistas con la autoridad o resentidas, baja tolerancia a la
frustración.
• Tiene juicio social pobre, incapacidad para aprender de la experiencia, conductas antisociales,
entran en conflicto con figuras de autoridad. Generalmente solo le importan los demás en la
medida que pueden utilizarlos para sus fines
• Los puntajes más altos pueden corresponder al patrón típico del psicópata

T entre 70 – 78
• Incapacidad para planificar, desdén hacia normas y reglamentos.
• Pueden crear una primera impresión favorable.
• Poseen conductas de rebeldía, resentimiento, baja tolerancia a la frustración e insatisfacción
con las normas sociales

T entre 60 – 69
• Personas levemente independientes y poco conformistas, enérgicas y activas. Puede estar en
una situación que exige que actúen en contra de sus principios.

T entre 45 – 59
• Nivel razonable de conformidad a los valores sociales

T entre 20 – 44
• Indican personas convencionales y conformistas, pasivas y poco asertivas, pueden ser
moralistas y tener pocos intereses.

5. Masculinidad feminidad ( Mf)


Hombres

T sobre 79
• Sugieren una orientación pasiva, sumisa y afeminada, o fuetes intereses artísticos, cuando la
persona es artista , puede ser que no exista pasividad a menos que el puntaje T sea de 85 a
mas.
• Puede haber conflictos con la identificación sexual o con el rol masculino culturalmente
prescrito, la homosexualidad es una posibilidad, especialmente si la escala 4 tiene mas de 70
puntos T.

T entre 70 – 79
• Personas inteligentes, imaginativos, sensibles, con amplio rango de intereses, especialmente
estéticos y artísticos, implican generalmente un cierto grado de pasividad

52
T entre 60 – 69
• Imaginación, sensibilidad y una cierta desviación del patrón cultural de los intereses masculinos
típicos .cuando la escala 1 está elevada, este rango de puntajes indica pasividad

T entre 41 – 59
• Reflejan el patrón de intereses típicamente masculinos.

T entre 26 – 40
• Énfasis en los intereses puramente masculinos. Son hombres que prefieren la acción, poco
originales y tienen un rango de intereses restringido.
• Énfasis en proezas atléticas y sobrevaloración de la fuerza física

Mujeres

T sobre 65
• Confiadas, espontáneas y algo desinhibidas. Se les encuentra en profesiones y trabajos
típicamente masculinos. Pueden ser personas que no aceptan el rol tradicional femenino. A
mayor elevación más probabilidad de dominancia y agresividad

T entre 56 – 65
• Personas activas, asertivas y competitivas, especialmente si T es mayor a 60

T entre 41 – 55
• Perfil de intereses típicamente de las mujeres.

T entre 20 - 40
• Mujeres pasivas, sumisas, generalmente son personas muy críticas de los demás que s e
autocompadecen
• La escala 5 baja generalmente se asocia con elevaciones de la tríada neurótica
• Cuando es el punto más bajo y 4 y 6 son altos, implica tendencias pasivo – agresivas en
personas que pueden tratar de manipular indirectamente a los demás
• Corresponden a personas muy identificadas con el estereotipo femenino de la cultura

6. Paranoia (Pa)
T sobre 79
• Caracteriza a personas paranoides que
a) Sientes que lo que se dice a su alrededor va dirigido hacia ellos
b) A menudo interpretan el que se critiquen sus planteamientos como una crítica
a ellos mismos

• Si 4 está también elevado es probable que la persona exprese abiertamente su rabia y


resentimiento.
• Baja efectividad de la persona . además caracteriza a personas que hacen que los demás
paguen caro sus errores
• Son resistentes al cambio en psicoterapia

T entre 70 – 79
• Rígidas, porfiadas, hipersensibles, suspicaces. Sus defensas hacen que perciban mal los
estímulos sociales, puede haber razones paranoides evidentes
• Proyectan su hostilidad y tienden a ser culpógenas

T entre 60 – 69

53
• Hipersensibilidad, rigidez y sensación de estar limitado por aspectos vocacionales y sociales de
la vida. Son personas efectivas en expresar hostilidad indirectamente
T entre 45 – 59
• Consideración y respeto a los demás, con enfoque flexible y sin hipersensibilidades.

T entre 55 – 59
• En general normales, se asocia generalmente con personas sensibles, enérgicas, confiadas que
tienen un amplio rango de intereses y valores.

T entre 35 – 44
• Personas con pocos sentimientos de culpa, especialmente si 4 está también alto, pero no son
psicóticos

T menos a 35
• Personas incapaces de manejar la hostilidad o incluso enfrentar el hecho de que la tienen.

7. Psicastenia (Ps)
T sobre 84
• Temor probabilidad de obsesiones, compulsiones o fobias. Puede haber fuertes sentimientos de
culpa que inhabilitan a la persona, severos niveles de ansiedad y tensión, pueden hacer
imposible que la persona realice siquiera trabajos rutinarios

T entre 75 – 83
• Personas perfeccionistas, ordenadas, autocríticas, a menudo se les describe como religiosas,
moralistas, rígidas, meticulosas
• A menudo están insatisfechos con su vida y particularmente de sus relaciones sociales.
Generalmente son personas tensas a quienes les es difícil tomar decisiones y tienen problemas
de concentración

T entre 60 – 74
• Personas concienzudas, perfeccionistas, ordenadas, que tienden a preocuparse incluso por
problemas pequeños
• Utilizan a menudo mecanismos de intelectualización y racionalización, lo cual es inefectivo en
puntajes sobre T= 70
• Característicamente reaccionan con ansiedad a situaciones nuevas

T entre 45 – 59
• Personas con adecuada capacidad para organizar su vida y trabajo sin preocupación o dudas
exageradas

T entre 20 – 44
• Personas con confianza en sí mismas, estables y relajadas. Capaces de asumir
responsabilidades

8. Esquizofrenia (Es)
T sobre 74
• Personas poco corrientes, poco convencionales y algo excéntricas, pero generalmente son
capaces de mantener un ajuste vocacional y social adecuado.
• Socialmente introvertida, escapan de la realidad mediante fantasías de cumplimiento de sus
necesidades.
• A mayor elevación, mayor probabilidad de que haya un desorden del pensamiento, creencias y
acciones extrañas.

T entre 60 – 73
• Es necesario evaluar todo el perfil

54
b) entre 65 y 73 es difícil decidir si hay contenidos francamente psicóticos o alineación general.
Elevaciones en F y 6 apoyan lo primero
c) elevaciones moderadas si existen otros indicadores psicóticos (altas escalas F, 4, 6 y
escalas neuróticas bajas) sugieren una adaptación social esquizoide y la existencia de
modos únicos de enfocar el mundo

T entre 45 – 59
• personas que combinan intereses prácticos y teóricos

T entre 21 – 44
• sugieren interés en las personas y sentido práctico. Generalmente se trata de personas
convencionales, que aceptan la autoridad, concretos, controlados y con poca imaginación

9. Hipomanía ( Ma)
T sobre 85
• Agitación o excitación maniaca, lo que dependerá de la configuración del perfil
• Pueden ser personas expansivas que se distraen fácilmente, impredecibles e hiperactivas y con
fuga de ideas
• A menudo demuestran sentimientos exagerados de autovalor y autoimportancia

T entre 70 – 84
• Al aumentar el puntaje aumenta la probabilidad de hiperactividad y agitación mal adaptativa. A
menudo hay escasa tolerancia a la frustración e incapacidad para postergar unidos a
irritabilidad.
• Personas inquietas, impulsivas que tienen muchos intereses simultáneos. Se entusiasman
fácilmente y con la misma facilidad cambian de opinión

T entre 60 – 69
• Impresionan como personas enérgicas, sociables con un amplio rango de intereses
• Puntaje obtenido generalmente por estudiantes universitarios

T entre 45 – 59
• Niveles normales de energía y actividad

T entre 21 – 44
• Generalmente se presentan en personas mayores de 65 años, personas con poca energía y
bajo nivel de actividades que son percibidos como apáticos y difíciles de motivar
• Puntajes cercanos a 45 a menudo corresponden a bajas temporales debido a algún problema
somático

0 Introversión social ( Is)


T sobre 70
• Personas que tienden a aislarse y se sientes ansiosos cuando están con gente. Generalmente
tímidos e inseguros. A menudo hay falta de confianza, preocupaciones y rasgos neuróticos
( véanse elevaciones en las escalas 2, 7 y 8)
• Alto 0 y bajo 9 se llama el patrón de “no socialización” y bajo 0 y alto 9 corresponde al patrón
“socializador”

T entre 60 – 69
• Personas que prefieren estar solas o con grupos pequeños de amigos, reservados en
situaciones sociales, no en las familiares

T entre 45 – 59
• Capacidad de mantener relaciones sociales satisfactorias

55
T entre 25 – 44
• Personas cálidas, extrovertidas, socialmente adecuadas
• Puntajes bajo T 30 indican cierta superficialidad y dependencia de los demás. Incluso puede
haber un cierto exhibicionismo
• En mujeres tiende a indicar una buena relación con los padres, no así los varones

Para finalizar es necesario recordar que todas las interpretaciones basadas en este test, usando las
normas norteamericanas, deben ser hechas cuidadosamente, tomando en cuenta la observación clínica
y las variables de sexo, edad, nivel educacional y social.

56
¿QUÉ ES PERSONALIDAD?

Aunque el término personalidad es usado con frecuencia, no es fácil de definir. En el lenguaje


común, por lo general se refiere a la imagen pública propia, por tanto, las personas dicen: “Becky tiene
una personalidad fantástica” o “Si sólo Jeff tuviera una personalidad más dinámica”. Este uso común
refleja el origen de la palabra personalidad en la palabra en latín persona, que se refiere a las
máscaras que usaban los actores en las obras antiguas de teatro griego. En éste, a menudo había más
papeles en una obra que actores. Por tanto, un actor cambiaría de “máscaras” para que el auditorio
supiera que había asumido un rol diferente. Sin embargo, este concepto de rol social no incluye las
complicaciones que están implicadas en la larga búsqueda para entender al yo.

Es escaso el común acuerdo entre los teóricos de la personalidad sobre el uso apropiado del
término. Gordon Allport describió y clasificó más de cincuenta definiciones diferentes. Para Allport, la
personalidad era algo real dentro de un individuo que llevaba una conducta y pensamiento
característicos. Para Carl Rogers, otro teórico, la personalidad o “yo” era un patrón consistente
organizado de percepción del “yo” o “mi” que se encuentra en el centro de las experiencias de un
individuo. Para B.F. Skinner, quizás el psicólogo estadounidense más conocido, la palabra
“personalidad” era innecesaria. Skinner no creía que fuera necesario o deseable usar un concepto como
el yo o la personalidad para entender la conducta humana. Para Sigmund Freud, el “Padre del
psicoanálisis” contemporáneo, la personalidad era en gran parte inconsciente, oculta y desconocida.

Cada teórico presenta su propia comprensión del término personalidad. En parte, esto ayuda a
explicar por que hay tantas teorías de la personalidad diferentes. Aunque esta variedad de definiciones
y teorías puede ser confusa, e incluso perturbadora, no significa que estas no sean útiles. Cada un
ofrece discernimiento súbito sobre la interrogante del yo y pueden ser útiles para nosotros mientras
desarrollamos nuestras propias respuestas.

¿Qué es una teoría?


En virtud de que se hace referencia a las teoría de la personalidad, la siguiente pregunta es
¿Qué es una teoría? Aquí complacerá darse cuenta que hay una respuesta más definitiva. El término
“teoría” provine de la palabra griega theoria, la cual se refiere al acto de ver, contemplar o pensar
respecto a algo. Una teoría es una serie de conceptos abstractos acerca de un grupo de hechos o
acontecimientos para explicarlos. Una teoría de la personalidad, por consiguiente, es un sistema
organizado de creencias que ayuda a entender la naturaleza humana.

Describir una teoría como un sistema de creencias enfatiza el hecho de que una teoría es algo
que se crea en el proceso de ver y pensar acerca de nuestro mundo. Las teorías no son otorgadas ni
necesitadas por la naturaleza; más bien, son formuladas por la personas en sus esfuerzos por entender
al mundo. Los mismos datos o experiencias pueden ser explicados en muchas formas diferentes y las
personas de culturas y antecedentes variados formulan una amplia variedad de explicaciones. Como se
verá, existen muchas teorías de la personalidad.

El papel de la psicología de la personalidad en la Psicología


Debido a que la personalidad aborda la pregunta importante ¿Quién soy?, podría pensarse que
la personalidad es el énfasis primario de la psicología. De hecho, la personalidad no es el interés
dominante de la psicología contemporánea, tan solo es un área de especialización.
La pregunta ¿Qué es la personalidad? Nos remonta a la historia humana antigua. La conciencia
acerca del yo y del mundo existió con probabilidad antes de la reflexión deliberada, la filosofía y la
ciencia. Con el tiempo, conforme las personas comenzaron a reflexionar sobre sus ideas, la filosofía se
desarrollo como un modo de entendimiento y de expresión. Conforme la psicología encontró expresión

57
en las filosofías de Platón y Aristóteles, buscó esclarecer la esencia del ser humano y explorar el
significado de ser una persona.
Para fines del siglo XIX la revolución científica había hecho grandes había hecho grandes
progresos en la comprensión del mundo físico y las personas estaban ávidas de aplicar los métodos
científicos al estudios de los seres humanos. La psicología actual surgió de una combinación de varios
movimientos en la filosofía y la ciencia surgió de una combinación de varios movimientos en la filosofía
y la ciencia. En 1879. Wilhem Wund (1832-1920) estableció el primer laboratorio psicológico en la
Universidad de Leipzig en Alemania para explorar la experiencia de la conciencia. Al combinar la
medición cuidadosa con la instrospección, o autoexaminación. Wundt buscaba revelar los elementos y
estructura básicos de la mente consciente. El psicólogo por consiguiente podría emular al científico
natural que había tenido éxito en la identificación de los elementos básicos del mundo físico.
Wundt tuvo éxito en establecer un modo de estudio sistemático y meticuloso basado en el
método experimental. Sin embargo, su énfasis en la experiencia consciente fue criticado en la década
de 1920 por John Watson (1878-1958), quien llegó a ser conocido como el padre del conductismo
estadounidense. Watson recomendó que a fin de ser una ciencia, la psicología debía enfatizar el estudio
de la conducta manifiesta en lugar del de la conducta cubierta. Las conductas manifiestas son aquellas
que se pueden observar de manera directa, tales como los movimientos corporales, hablar y llorar. Las
conductas cubiertas son aquellas que solo el individuo que las experimenta puede observar de manera
directa, tales como pensamientos, sentimientos y deseos. El punto de vista de Watson creó una
situación curiosa para la psicología. Gran parte de lo que los psicólogos habían tratado de manera
tradicional, incluyendo la investigación de Wundt, se refería a fenómenos cubiertos.
Watson declaró que es casi imposible observar los procesos mentales de manera directa. Por
consiguiente, sugirió que los psicólogos deberían actuar como si los procesos mentales no existieran y
concentrarse tan sólo en la conducta manifiesta. Aunque pocos psicólogos en la actualidad están de
acuerdo con la opinión extremista de Watson, la postura conductista que generó se convirtió en el
movimiento dominante en la psicología estadounidense a lo largo de la mayor parte del siglo XX.
Watson fue sucedido como líder del movimiento por B.F. Skinner, quien llevó la postura conductista a
sus extremos lógicos. Debido a la influencia de Skinner, los estudiantes de psicología descubrieron con
rapidez que, en su mayor parte, no estaban inmersos en el estudio de al persona, sino en el de la
conducta (por lo general de ratas y pichones). Fueron animados a adoptar una metodología científica
rigurosa que enfatizaba la observación extrospectiva, o mirar hacía afuera.
En la actualidad, los psicólogos están muy interesados en los procesos mentales evadidos por
Watson y Skinner. En efecto, una tendencia actual es hacía la psicología cognoscitiva, la cual enfatiza la
manera en que las personas reciben, procesan y reaccionan ante la información de su ambiente. Por
otra parte, la psicología ha conversado de los conductistas un énfasis en la metodología rigurosa que
resalta la observación extrospectiva.
No todos los teóricos de la personalidad que se considerarán están de acuerdo ene que un
método científico es la mejor forma de entender la personalidad. De hecho, las primeras teorías acerca
de ésta se desarrollaron fuera de la corriente principal de la psicología experimental académica.
Mientras Wundt trabajaba en su laboratorio en Leipzig, Sigmund Freud (1856-1939), quien no era un
psicólogo sino más bien un neurólogo y médico con práctica privada en Viena, estaba empleando la
introspección de manera algo diferente en su tratamiento de pacientes que sufrían de problemas
emocionales. En lugar de usar la introspección sólo para examinar fenómenos presentes. Freud
también enseñó a sus pacientes a emplearla de manera retrospectiva para examinar experiencias
pasadas. Por tanto, Freud fue capaz de examinar experiencias pasadas,. Por tanto, Freud fue capaz de
examinar fenómenos que no podían ser producidos en un laboratorio. Encontró que la introspección era
una herramienta valiosa para descubrir y explorar los procesos inconscientes. Con base en sus
observaciones clínicas, Freud desarrolló el psicoanálisis y una teoría de la personalidad. El método de
Freud era bastante diferente de la investigación de laboratorio experimental que caracteriza a gran parte
de la psicología actual.
Algunos de los seguidores de Freud quedaron insatisfechos con el psicoanálisis ortodoxo y
fundaron sus propias escuelas de pensamiento. Si bien todos estos teóricos se encontraban en deuda
con Freud debido a sus enseñanzas, reaccionaron en formas variadas en contra de su teoría y
desarrollaron sus propias posturas. En vista de que el estudio de la personalidad se volvió un área de
especialización científica formal y sistemática en la psicología estadounidense a mediados de la década
de 1930, algunos psicólogos han recomendado que toda la investigación sobre personalidad sea

58
realizada y evaluada conforme a lineamientos científicos estrictos como los definidos por la corriente
principal de la psicología académica. No obstante, el estudio de la personalidad ha heredado dos
enfoques diferentes. La psicología académica y la práctica clínica, estas tradiciones nunca se han
fundido por completo (Boneau, 1992).

59
APROXIMACIÓN CLÍNICA A LA PERSONALIDAD

La investigación clínica implica el estudio sistemático y en profundidad de los individuos.

Jean Charcot y sus estudiantes


La historia de esta aproximación empieza con el trabajo de un médico francés, Jean Charcot
(1825-1893), en un clínica neurológica de París. Charcot estaba interesado en comprender los
problemas de los pacientes histéricos de su clínica, personas que, por ejemplo, tenían parálisis que no
se correspondían con ningún problema anatómico, problemas de visión a pesar de un saludable órgano
visual, desmayos periódicos de causa desconocida e inexplicables amnesias o lagunas de la memoria
Charcot empezó a estudiar estos pacientes a clasificar sus síntomas y a tratarlos, la mayoría de veces
mediante el uso de la hipnosis. ¿Se puede desechar la posibilidad de molestias físicas orgánicas? Si.
¿Se puede llegar a la conclusión que ellos fingían estas molestias? No.
Además Charcot educó otros médicos, tres de los cuales llegaron a hacer sus propias
observaciones importantes y son parte de la historia de la personalidad. Uno de estos estudiantes fue
Pierre Janet (1859-1974), sucesor de Charcot como director de la clínica neurológica. Continúo el
estudio sobre los trastornos de la histeria y su trabajo con la hipnosis. Janet procuró sistematizar las
observaciones clínicas de la histeria y relacionarlas con conceptos psicológicos. Janet descubrió que los
pacientes hipnotizados podrían recordar experiencias totalmente olvidada cuando estaban bajo
condiciones de conciencia normal. La sugestión en los pacientes hipnotizados podía, a menudo, tener
efectos terapéuticos cuando estaban conscientes, aunque no recordaran la sugestión. Por lo tanto,
Janet fue el primero en considerar que hay una división de la conciencia en la histeria, es decir, las
observaciones clínicas de Janet le indujeron a aseverar la existencia, en los histéricos, de dos o más
corrientes de funcionamiento mental que están separadas la una de la otra, en lugar de estar juntas
como en el funcionamiento normal. Era como si la persona pudiera tener ideas, “ideas fijas”, que
estaban disociadas unas de otras. A causa de esta disociación, el conocimiento consciente y el control
de las ideas fijas no era posible. Fue la existencia de estas partes disociadas o separadas de la
conciencia lo que condujo a los síntomas de la histeria. Así, un síntoma, como la mano paralizada, se
hallaba bajo el control de una idea fija separada, más que bajo el control voluntario del resto de la
personalidad. Aunque la teoría de la disociación de la histeria y el proceso mental fue ignorada durante
un largo período de tiempo, ahora ha recobrado un considerable interés por parte los psicólogos
cognitivos interesados en los procesos inconsciente (Kihlstrom, 1990).
Otro estudiante de Charcot fue el americano Morton Prince (1854-1929). Prince es
especialmente importante en la materia de la personalidad por dos razones. En primer lugar, su libro
The Dissociation of Personality (1906) contenía descripciones de casos de personalidad múltiples, o
personas en las que existen dos o más personalidad distintas y separadas. A menudo algunas de estas
personalidades no tienen conocimiento de la existencia de las otras. Su detallada presentación del caso
del tratamiento de Miss Beauchamp proporciona muchas observaciones importantes respecto al
funcionamiento de personalidades múltiples. Es el precursor de casos famosos posteriores como The
Three Faces of Eve (Thigpen y Cleckley, 1954) y Sybil (Schreiber, 1973).
Hoy en día hay un interés extraordinario en las personalidades múltiples por muchas razones:
algunos médicos clínicos piensan que ha habido un aumento significativo de casos, y estos casos
suscitan preguntas respecto al self, la conciencia y el control volitivo. Por ejemplo, en primer lugar
podemos preguntar cómo es que estas distintas personalidades se separan en lugar de estar integradas
en algún sentido organizado del self. En todos nosotros existen diferentes selfs; entonces, ¿por qué no
tenemos todos personalidad múltiple? Segundo ¿cómo es que esas partes vividas por una personalidad
pueden estar completamente separadas de otras partes de la vida de la persona y resguardadas del
conocimiento de la otra personalidad? Y, finalmente, ¿cómo es que en estos casos cada personalidad
puede ejercer control sobre las acciones de algunas, pero no de otras personalidades?, ¿Cómo pueden
los deseos e intenciones de una personalidad estar bloqueadas por la expresión de otra personalidad?
En The Three Faces of Eve, ¿cómo era capaz Eve Black de, a veces, bloquear las intenciones
conservadoras de Eve White y de actuar de forma seductora y coqueta? La explicación de este
fenómeno ¿nos ofrece algún discernimiento en el problema al que todos nosotros nos enfrentamos
alguna vez, cuando una parte de nuestra personalidad interfiere con los deseos de la otra parte, como
cuando nuestro deseo de hacer régimen es desplazado por el ansia de comer o como cuando nuestra
intención de empezar un artículo es bloqueada por la dilación y el retraso?

60
La segunda razón que justifica la importancia de Morton Prince fue la fundación, en 1927, de la
Clínica Psicológica de Harvard, donde Prince continuó su investigación y propició el clima adecuado
para la investigación clínica de otros psicólogos. Uno de estos psicólogos fue Henry Murray (1883 –
1988), autor del monumental Explorations in Personality (1938), antecesor de una generación de
psicólogos de la personalidad interesados en el estudio intensivo del individuo. Como sucesor de Prince
en la dirección de la Clínica Psicológica de Harvard, Murray desempeñó un importante papel
fomentando los intentos para estudiar las personas intensivamente mediante la combinación de
métodos clínicos y de otros métodos de investigación.

Sigmund Freud
El tercer alumno notable de Charcot fue Sigmund Freud (1856-1939). Freud ha sido uno de los
gigantes intelectuales del siglo veinte. Su teoría de la personalidad y método de terapia, el psicoanálisis,
ha influido millones de vidas y a toda nuestra sociedad. Prácticamente, todos los estudiantes que han
hecho un curso introductorio de psicología conocen las bases de su teoría – su énfasis en los procesos
inconscientes, la importancia de los instintos sexuales y agresivos, la importancia de la experiencia
temprana en la formación de la personalidad, y el papel de la ansiedad y de los mecanismos de defensa
en la formación de las neurosis -. Los términos que utilizó para nombrar las partes de la personalidad,
id, ego y superego prácticamente forman parte del lenguaje cotidiano de nuestra cultura y son el centro
de las viñetas de cómicos en las revistas populares. Sin embargo, muchos afirmarán que es en sus
observaciones clínicas, más que en sus formulaciones teóricas, donde se comprueba el verdadero
genio de Freud (Klein, 1976; Schafer, 1976). Habiendo ejercido de clínico durante más de treinta años,
comparto este punto de vista: la grandeza de Freud se halla en sus observaciones y descripciones de
los aspectos del funcionamiento de la personalidad ignoradas por algunos y puestas en tela de juicio por
muchos hasta hoy.
¿Qué es lo que hizo Freud? Despojado de las complejidades teóricas, Freud escuchaba a la
gente. Pero no les escuchaba sólo unos minutos, sino que escuchaba a una misma persona toda una
hora durante semanas, meses y años. Durante este tiempo animaba a sus pacientes a dejar que sus
mentes vagaran, siguiendo una sola regla: decir todo lo que se les ocurriera sin retener nada. Esta tarea
parece que sea fácil tanto para el terapeuta como para el paciente: el terapeuta sólo tiene que escuchar
y el paciente sólo tiene que hablar o asociar ideas libremente. No obstante, tal como han descubierto
muchos que lo han intentado, no es necesariamente fácil para ninguno de los dos. Los terapeutas
suelen tener dificultades a la hora de mantenerse en silencio y limitarse a observar, y los pacientes
siempre experimentan ocasiones en las que son reacios a compartir los pensamientos que se les
ocurren y los sentimientos que experimentan. Como nos sucede a todos en nuestras vidas cotidianas,
hay veces en las que tenemos sentimientos y pensamientos que tenemos que reconocer y que nos
avergüenza compartir con otros. Fue el genio Freud, por lo tanto, quien se tomó en serio e intentó
entender estos sentimientos y pensamientos, y animó a las personas a unirse a él en esta tentativa.
En su esencia, el psicoanálisis como método clínico de investigación trata los deseos y miedos
que tiene la gente, sus recuerdos del pasado y el sentido que dan a estos recuerdos respecto a su
funcionamiento actual, los recueros de sus interrelaciones en la infancia y cómo éstos afectan sus
interrelaciones del presente, sus intentos para hacer frente a sentimientos doloroso como la ansiedad y
la vergüenza (Lewis, 1992), y su aversión a compartir pensamientos y sentimientos con otros, a veces
con uno mismo. Despojado de términos abstractos y metafóricos como libido y complejo de Edipo, el
psicoanálisis trata el drama de la vida que hay en cada uno de nosotros, los inexplicables síntomas que
desarrollamos y las cosas sin sentido que llegamos a hacer, por qué algunos de nosotros llegamos a
tener éxito y otros no se pueden permitir triunfar, cómo podemos anhelar la intimidad y temerla a la vez.
Como es bien sabido, las observaciones de Freud y sus teorías han sido discutidas desde su
presentación inicial hasta la actualidad. Lo que es especialmente problemático del tema es que la
discusión no proviene sólo de los que rechazan abiertamente el psicoanálisis, sino también de los que
empezaron estando comprometidos con él. Así pues, los primeros discípulos de Freud, como Adler y
Jung, se separan de él y fundan sus propias escuelas de análisis basadas en sus propias
observaciones y teorías. Y, más recientemente, hay analistas que cuestionan la “verdad científica” de lo
que los pacientes recuerdan con el psicoanálisis (Spence, 1982, 1987), y otros como Albert Ellis y Aaron
Beck, rechazan completamente el psicoanálisis a favor de aproximaciones más cognoscitivas a la
materia. Lo que es especialmente preocupante es que no sólo se han puesto en tela de juicio la
formulaciones teóricas, sino también la propia naturaleza de las observaciones. En otras palabras, a

61
pesar de la brillantez de Freud y sus esfuerzos por una observación y descripción meticulosas, hay
mucha gente que todavía se pregunta: ¿dónde están los datos? Y aquí llegamos a la esencia del
problema de algunas clases de datos clínicos: si las observaciones no pueden ser confirmadas por
otros, de manera sistemática y específica, son inútiles desde el punto de vista científico.

Henry Murray
Me imagino que Henry Murray, el sucesor de Prince en la Clínica Psicológica de Harvard,
estaba muy bien informado de estos temas, ya que procuró basarse en muchas de las observaciones
divulgadas por psicoanalistas como Freud y Jung. Murray valoraba la observación clínica a causa de
sus estudios de medicina, pero también era consciente del valor de la investigación científica por sus
estudios de bioquímica. Fue una persona de vastos intereses y una creatividad enorme, que ahondó en
el psicoanálisis mediante sus propios análisis con Carl Jung y Franz Alexander, y en la fantasía de los
demás mediante la creación, con Christian Morgan, del Test de Apercepción Temática (TAT). En este
test se presenta al sujeto una escena en la lámina, como, por ejemplo, un hombre joven de espaldas a
una mujer mayor, y se le pide que cuente una historia sobre la escena. Como, de hecho, hay muy poco
material sobre el que fundamentar una historia, muchas respuestas del sujeto pueden ser consideradas
fantasías que expresan las necesidades (deseos y miedos) del individuo. Para proporcionar una
investigación más sistemática, hay un método establecido de clasificación de las historias, de manera
que lo sujetos pueden ser comparados en términos de la fuerza de diversas necesidades o motivos. Así,
el TAT proporción a Murray un método para acceder al universo de la persona puesto de relieve por los
psicoanalistas, un mundo inaccesible sólo por el autoinforme: “Los niños tienen una percepción
inexacta, son muy poco consciente de sus estados internos y retienen recuerdos engañosos de los
acontecimientos. Muchos adultos apenas son mejores que ellos” (Murray, 1938, p. 15).
Es interesante advertir que el subtítulo del libro de Murray, Explorations in Personality
(“Exploraciones en personalidad”), 1938 es “Un estudio clínico y experimental de cincuenta hombres en
edad universitaria”. Con esto subtítulo vemos cómo Murray intentó utilizar ambos métodos, el clínico y el
experimental, en sus estudios de la persona. También es interesante indicar que el libro está dedicado,
entre otros, a Morton Prince, Sigmund Freud y Carl Jung.
En la investigación pionera de Murray un grupo de investigadores estudiaron durante el
transcurso de tres años cincuenta sujetos con el propósito común de alcanzar una formulación de la
personalidad de cada sujeto y mediante el análisis de los datos obtener un guía sobre el funcionamiento
de la personalidad de la gente en general. Los datos se obtenían a través de entrevistas, cuestionarios,
sistemas de medidas de la fantasía como el Test de Apercepción Temática y tests situacionales como la
respuesta a la frustración de no ser capaz de resolver un puzzle. Por lo tanto, Murray y sus
colaboradores se apartaron de las típicas investigaciones clínicas de la personalidad al utilizar
diferentes tipos de situaciones controladas. De todas formas, también es cierto que lo que distinguió
esta investigación de la investigación académica más tradicional fue la diversidad de datos obtenidos de
cada sujeto y el método de entrevista del paciente, utilizando para formular un retrato completo de cada
individuo. La intención de Murray consistía en “profundizar más allá del nivel de lo que es evidente para
cualquier profano en la materia” (1938, p. 33) y desarrollar un retrato amplio de la persona como un
todo. En esta interacción entre el esfuerzo de aprehender la perspicacia del clínico y el rigor del
experimental la que mejor representa el ingenio y la creatividad de la investigación de Murray. De
acuerdo con los métodos de los investigadores clínicos. Murray pide a los psicólogos que no pierdan de
vista la naturaleza humana en su funcionamiento diario. A los investigadores académicos más
tradicionales les pide métodos de investigación ordenados y un tratamiento estadístico adecuado para
los resultados. De acuerdo con las investigaciones psicoanalíticas, hay un profundo estudio de los
individuos y se destacan las tendencias del inconsciente. Además, se intenta relacionar el
funcionamiento de la personalidad actual con las experiencias infantiles. Por otro lado, prestó más
atención a la personalidad consciente, manifiesta, de lo que sería de esperar en un psicoanalista y
procuró evaluar las hipótesis de modo más sistemático. Valorando las tensiones asociadas con un
esfuerzo como este, Murray describe su trabajo de la siguiente manera:
En resumen, pues, podemos, decir que nuestro trabajo es el hijo natural de las especulaciones
profundas, significativas, metafóricas, provocativas y cuestionables del psicoanálisis y de los métodos
precisos, sistemáticos, estadísticos, triviales y artificiales de la psicología académica. Esperamos haber
heredado de nuestros padres más virtudes que vicios. 1938, pp. 33-34.

62
Murray se vio implicado, en la Segunda Guerra Mundial, en la selección de personal de la
Oficina de Servicios Estratégicos, predecesora de la Agencia Central de Inteligencia (CIA). La guerra
fue importante para el desarrollo de la psicología de la personalidad porque expandió mucho el papel de
los psicólogos de la personalidad en la evaluación y tratamiento de las personas. Los psicólogos de la
personalidad consolidaron sus habilidades ideando tests que podían usarse para medir importantes
rasgos de la personalidad, y, como psicólogos clínicos, establecieron su posición en el tratamiento de
los trastornos psicológicos. Una de las consecuencias de esto fue el posterior desarrollo de las grandes
teorías de la personalidad basadas fundamentalmente en la investigación clínica.

Carl Rogers y George Kelly


Dos teorías especialmente notables en esta revisión son la teoría de la personalidad de la
realización del self de Carl Rogers y la teoría de la personalidad de los constructos personales de
George Kelly. Estas teorías de base clínica destacan importantes aspectos del funcionamiento de la
personalidad. También muestran de qué forma esas teorías de base clínica están influidas por la
sociedad.
Carl Rogers (1902-1987) debe ser el teórico de la personalidad más representativo e influyente
del llamado Movimiento del potencial humano. Respondiendo al punto de vista psicoanalítico, que
considera que la persona se mueve por fuerzas ocultas del inconsciente, y al conductista, según el
modo skinneriano de ver la persona, como si sólo respondiera a refuerzos externos. Rogers subrayó el
desarrollo del organismo hacia el crecimiento y la autorrelación. Para Rogers lo más importante era el
self, el modo según el cual el individuo percibe y experimenta el self. Rogers aseguró que no había
empezado su trabajo con el concepto del self. De hecho, al principio le pareció un término vago,
científicamente vacío, un punto de vista expresado con frecuencia por otros estudiosos de la materia.
Sin embargo, cuando sus pacientes le explicaban sus problemas le pareció que hablaban desde el
punto de vista del self. Por lo tanto, el self se convirtió en la base de su investigación y en el centro de
su descripción d la personalidad.
Rogers intentó ser, a la vez, un clínico sensible y un científico riguroso. Creía que el material
clínico, obtenido durante la psicoterapia, ofrece una valiosa comprensión del funcionamiento de la
naturaleza humana. Al intentar entender el comportamiento humano, siempre empezaba con
observaciones clínicas. A partir de ahí, sin embargo, consideraba necesario formular hipótesis
específicas que podían ser probadas de forma rigurosa. Así, en su práctica de terapeuta, haría hincapié
en lo subjetivo, intentando tanto como fuera posible sentir y tener empatía con la experiencia vivida por
el paciente. No obstante, en su actividad como investigador interesado en el proceso de la psicoterapia
y en cómo cambia la gente, haría hincapié en la objetividad y en lo que describió como los elegantes
métodos de la ciencia. Confiaba tanto en la primera como fundamento para la hipótesis como en la
segunda como herramienta para su contrastación. Al final, sin embargo, fue en lo que observa como
clínico en lo que depositó más confianza.
Hay ciertas coincidencias interesantes entre Carl Rogers y George Kelly (1905-1966). Nacieron
con pocos años de diferencia y obtuvieron el doctorado en filosofía el mismo año, en 1931. Ambos
empezaron sus carreras profesionales trabajando con niños y desarrollaron sus teorías de la
personalidad y aproximaciones a la psicoterapia basadas en sus experiencias con los pacientes. Sin
embargo, destacaron muy distintos fenómenos en sus teorías de la personalidad y métodos bastante
diferentes en sus aproximaciones a la psicoterapia. Kelly publicó The Psychology of Personal
Constructos en 1955, un conjunto de libros que ha sido analizado como la contribución individual más
importante para la teoría del funcionamiento de la personalidad en la década de 1945-1955 (Bruner,
1956).
En este trabajo Kelly describe su modo de ver la persona como un científico, que siempre trata
de mejorar los pronósticos sobre el comportamiento de la gente y procura ampliar el rango de
fenómenos que abarca su teoría. Kelly destacó los constructos o maneras de analizar (interpretar) el
mundo que tiene la gente y los problemas que hay cuando tienen constructos no adaptativos o aplican
rígidamente la misma manera de ver los acontecimientos a pesar de que cambien las circunstancias, o
que aplican sus constructos de manera tan aleatoria que la vida se convierte en algo caótico. A pesar de
que Kelly rechazó cualquier caracterización simplista de su teoría, mucha gente la definiría como una
teoría cognoscitiva de la personalidad, subrayando, como lo hace la teoría, la manera en que la gente
considera y procesa la información sobre el mundo, incluyéndose a ellos mismos. En este aspecto se

63
anticipó unas dos décadas a la aproximación cognoscitiva de la personalidad basada en el pensamiento
de información.
Como se ha apuntado, a pesar de las coincidencias de sus vidas, Rogers y Kelly, ambos
estaban interesado en la percepción que las personas tienen del mundo y de ellos mismos, pero para
Rogers lo más importante era la experiencia, mientras que para Kelly lo eran los constructos. Para
Rogers el ideal era la autorrealización de la persona, mientras que para Kelly lo era un buen
funcionamiento científico. Para Rogers el objetivo de la psicoterapia consistía en ayudar a la persona a
acercarse más a sus propios sentimientos y tener más empatía con los otros, mientras que para Kelly la
meta era ayudar a la persona a mejorar sus predicciones y estar más abierto a poner a prueba su teoría
de la personalidad (sistema de constructos) frente a la información de los acontecimientos. Mientras
Rogers como terapeuta intentó proporcionar un clima en el que los pacientes se realizasen como
personas, Kelly, también como terapeuta, desempeñó un papel más activo, animando a los pacientes a
examinar sus constructos y a hacer que la experimentación formara parte de sus vidas. Mientras Rogers
consideraba que la aproximación de Kelly era “prácticamente una función intelectual” (1956, p. 358),
para Kelly y la terapia rogeriana confiaba demasiado en un estado emergente y se implicaba demasiado
poco en ayudar a los pacientes a hacer cosas nuestras que darían por resultado mejores datos (1955,
p. 401).
Teniendo en cuenta las aportaciones de Freud, Rogers y Kelly, tenemos un tesoro de
observaciones clínicas y tres grandes teorías de la personalidad enormemente creativas. Me figura que
los partidarios de cada aproximación aceptarían muchas de las observaciones hechas por los
partidarios de las otras aproximaciones. Como clínico, no me impresionan menos las observaciones
hechas por Rogers y Kelly que las hechas por Freud. Sin embargo, las observaciones y teorías son
enormemente diferentes tipos de observaciones y a la evaluación de diferentes tipos de hipótesis. Por lo
tanto, es difícil comparar las distintas teorías o examinar directamente si las hipótesis de una teoría son
mejores que las de otra. También es difícil establecer reglas para determinar cuál es la mejor
aproximación a la terapia para ayudar a la gente a cambiar.

Ventajas y limitaciones de la aproximación clínica


Así, es ahora cuando llegamos a las posibilidades y a los riesgos del método clínico tal como se
han utilizado habitualmente en el campo de la personalidad. Lo mejor del método clínico es que
proporciona la oportunidad de observar una gran variedad de fenómenos así como el funcionamiento de
la persona como un todo, y es capaz de generar nuevas observaciones y abundantes hipótesis. Como
clínico, estoy continuamente impresionados con las nuevas observaciones sobre la gente y lo que
considero que son nuevos discernimientos del funcionamiento de la personalidad. Sin embargo, lo peor
de este método es que a menudo dificulta que otros confirmen las observaciones o que formulen
hipótesis que pueden ser evaluadas bajo las condiciones empíricas más rigurosas. En otras palabras,
como científicos siempre buscamos observaciones fidedignas y pruebas de hipótesis que estén de
acuerdo con las normas de las pruebas. No es necesario que seamos rígidos sobre lo que observamos
o dónde lo hacemos – pueden ser cogniciones, fantasías, emociones o conductas que tienen lugar en el
consultorio del terapeuta, en una sesión de evaluación, o en el laboratorio -. De todas formas, debemos
insistir en que otros pueden replicar las observaciones y en que tengamos una manera de evaluar si las
relaciones sugeridas existen realmente. Es en este punto donde el científico, con demasiada frecuencia,
no se satisface con las aportaciones de los clínicos.
Para que el contraste no sea trazado de una forma tan acentuada, debería señalar que la
mayoría de teorías de la personalidad de base clínica fueron formuladas por personas expertas en
métodos científicos y consagradas a los objetivos de fiabilidad de la observación y a la verificación de
las hipótesis. Freud fue un excelente investigador biológico antes de convertirse en analista, y era
bastante refinado respecto a los procedimientos científicos. Murray fue educado en la investigación al
estudio científico del proceso de la psicoterapia. Kelly valoraba tanto la actividad del científico que
procuró que sus clientes fueran mejores científicos en sus vidas cotidianas. Por lo tanto, no es que se
tratara de clínicos que no estaban al corriente de los procedimientos científicos o que los rechazaban.
De todas formas, por el bien de la observación, estaban dispuestos a suavizar algunas reglas a las
pruebas, y en sus intentos para trazar el vasto terreno de la personalidad, a menudo estaban dispuestos
a desistir de la formulación de hipótesis que se pudieran verificar.
El método clínico puede ser utilizado junto con otros métodos de investigación que estamos a
punto de considerar. A lo largo del libro se presentarán ejemplos de estos esfuerzos. De todos modos,

64
generalmente no ha sido así, es decir, los psicólogos de la personalidad individual han destacado
normalmente uno u otro método de investigación. Los estudiantes pueden decidir ellos mismos, una vez
hayan considerado las estrategias de investigación alternativas y los descubrimientos de la materia
hasta la fecha, si las concesiones que los clínicos hacen a menudo son necesarias y valen la pena.

CUESTIONARIO LECTURA Nº 1

1. Etimología de Personalidad
2. Acuerdos en el uso del término Personalidad
3. Concepto de teoría
4. Etimología del término teoría
5. Trabajo y aporte de Wilhem Wund
6. Trabajo y aporte de J. Watson
7. Trabajo y aporte de B. Skinner
8. Trabajo y aporte de S. Freud
9. Características de la aproximación clínica
10. Trabajos sobre histeria
11. Trabajos sobre personalidad múltiple
12. Estudio sobre los procesos inconscientes
13. Aportes de Henry Murria
14. Diferencias en los planteamientos de G. Kelly y C. Rogers
15. Ventajas y limitaciones de la Aproximación clínica

65
LA APROXIMACIÓN CORRELACIONAL A LA PERSONALIDAD

La investigación correlacional incluye el uso de medidas estadísticas para establecer la


asociación, o correlación, entre series de medidas que según se ha descubierto diferencia a las
personas. En otras palabras, la aproximación correlacional destaca las diferencias individuales y el
esfuerzo de establecer relaciones entre estas diferencias en varias características de la personalidad.
Por ejemplo, las diferencias individuales de la ansiedad deben ser relacionadas con la realización de un
examen. O las diferencias individuales del temperamento deben relacionarse con la elección de la
profesión. En contraste con el énfasis clínico en la observación, la aproximación correlacional subraya la
medición. En comparación con el énfasis clínico en el estudio del individuo o de pocas personas, la
aproximación correlacional subraya la utilización de datos obtenidos de un gran número de sujetos. En
vez del énfasis holístico de la aproximación clínica de la personalidad, la aproximación correlacional
destaca las relaciones entre unos pocos elementos del funcionamiento de la personalidad.
Más adelante tendremos oportunidad de examinar estas diferencias con más detalle. Por ahora,
lo importante es recordar el énfasis en la medición de las diferencias individuales y el esfuerzo para
establecer relaciones estadísticas entre estas diferencias – siendo cruciales los términos diferencias
individuales, medición y relaciones estadísticas.

Sir Francis Galton y sus seguidores

Empezaremos la historia de este enfoque de la personalidad con el trabajo de Sir Francis Galton
(1822-1911). Aproximadamente al mismo tiempo que Charcot estaba dirigiendo estudios clínicos sobre
la histeria, Sir Francis Galton estaba implicado en los estudios que le llevarían a ser llamado el
“fundador de la psicología individual” (Boring, 1950). Primo segundo de Darwin, Galton fue influido por
los descubrimientos de Darwin y su teoría de la evolución. Por lo tanto, empezó a estudiar las
diferencias en los seres humanos y si estas diferencias eran debidas a la herencia. Reconstruyendo
parte de la histeria del trabajo de Galton, es importante recordar su insistencia en tres cosas –
diferencias individuales, medición y herencia, así como en la utilización de test, clasificaciones,
cuestionarios y un gran número de sujetos -. Como veremos, la mayoría de estos factores, si no todos,
han continuado siendo las características básicas de la aproximación correlacional a la personalidad.
Galton empezó interesado en los caracteres heredados de los atributos humanos,
especialmente la herencia de las aptitudes intelectuales. Estaba convencido de que las características
humanas se heredaban, y que estas características se podían medir sistemáticamente. Por ejemplo,
ideó el “silbato Galton” para medir la habilidad de oír tonos agudos. También inventó un sistema para
clasificar genios y eminencias (es decir, talento superior en materias como leyes, literatura, política,
ciencia y arte) así como un sistema de la pesadez de los oradores. Con conocimientos de meteorología,
creía que la medición cuantitativa era una característica necesaria del empeño verdaderamente
científico. Su primer trabajo trataba la cuestión de si los genios y las eminencias tendrían a venir de
familia. Mediante la utilización de determinados criterios para clasificar estos talentos, y el estudio
biográfico meticuloso de las familias de hombres de talento, Galton encontró una estrecha relación entre
la proximidad biológica de dos hombres y la probabilidad de ambos de ser eminentes.
Basándose en su descubrimiento de la tendencia del genio y la eminencia a venir de familia,
Galton concluyó que las diferencias individuales en la inteligencia y el talento son en gran medida
heredadas. En cuanto a esto, contrastó “naturaleza” (herencia) con “instrucción” (ambiente), un
contraste que perdura hasta nuestros días. También destacó la importancia de estudiar las semejanzas
entre mellizos y hermanos que han crecido en ambientes separados a causa de una adopción.
Siguiendo esta investigación, Galton estableció un laboratorio para evaluar individuos de gran
variedad de características. A lo largo del tiempo evaluó miles de personas en una diversidad de
características físicas y psicológicas. En esta investigación utilizó tests, escalas de medidas y
cuestionarios. Para establecer relaciones entre los datos desarrolló el concepto de coeficiente de
correlación o la medición cuantitativa de la asociación entre dos series de datos. Así, por ejemplo, se
podía calcular la asociación estadística o la correlación entre la altura y el peso o entre la inteligencia
paternal y la de la descendencia. Este trabajo fue ampliado por su discípulo Karl Pearson (1857-1936),
cuyo resultado fue el procedimiento estadístico conocido hoy como la correlación del producto –
momento de Pearson.

66
El trabajo de Galton sobre la medición de aptitudes fue seguido por otro psicólogo británico
Charles Spearman (1863 – 1945). Inspirado en el trabajo de Galton. Spearman empezó determinando si
había lago que podía ser llamado inteligencia general o si la diferencias individuales en la inteligencia
eran debidas a las diferencias en aptitudes múltiples, independientes y separadas. Para hacerlo dio
distintos tests de aptitud mental a centenares de personas y utilizó las pruebas de correlación para
determinar si los mejores en una aptitud tendían a ser también los mejores en otras aptitudes. Su
respuesta a la pregunta sobre la inteligencia fue que hay una inteligencia general o factor g. En este
trabajo también creó el procedimiento estadístico conocido como análisis factorial, mediante el cual se
pueden encontrar grupos, llamados factores, dentro de una gran cantidad de datos. Para los
investigadores de la personalidad la cuestión es si hay grupos básicos de características, o factores,
que diferencien a la gente. Si evaluamos la gente según muchas características de la personalidad, ¿la
gran cantidad de diferencias realmente queda reducida a pocos grupos y, si es así, cuáles son éstos?
Como veremos, es el desarrollo del análisis factorial lo que ha sido fundamental para la aproximación
correlacional a la personalidad.

Raymond B. Cattell y Hans Eysenck

La importancia de la Segunda Guerra Mundial para el desarrollo de la psicología clínica como


profesión, y el creciente papel de los psicólogos como terapeutas, ya se han mencionado. Antes, la
Primera Guerra Mundial desempeñó un importante papel en el desarrollo de los psicólogos como
evaluadores de características humanas. Durante la guerra un comité de psicólogos se estableció en el
departamento médico del ejército estadounidense para idear tests de aptitudes y de personalidad para
la clasificación de las reclutas. Este trabajo llevó al desarrollo de un test de inteligencia colectivo, el
“Army Alpha”, y un inventario de personalidad, la Ficha de información personal (Personal Data Sheet)
diseñado para excluir individuos con graves problemas neuróticos. Aunque este último no se estaban en
el análisis factorial, representaba un hito en el uso de los cuestionarios de la personalidad para
decisiones importantes sobre el personal.
En este punto avanzamos hasta 1940, donde vemos el florecimiento de la aproximación
correlacional a la personalidad. Este periodo reúne el uso de escalas de medidas y cuestionarios como
fuentes de información de la personalidad, el uso del análisis factorial como técnica estadística, y el
concepto de rasgo como elemento básico de la personalidad. Desde 1940 la combinación de la técnica
estadística – el análisis factorial, determinados tipos de datos – escalas de medidas y cuestionarios – y
el concepto de rasgo han ejercido una fuerte influencia en la materia. Es aquí donde podemos seguir
viendo el énfasis en la medición y las diferencias individuales como algo considerado fundamental en la
aproximación correlacional a la personalidad. Es aquí donde podemos ver, cuando menos, el
cumplimiento parcial de la predicción de Allport en 1937 de que el punto de vista de Galton “parece
destinado a dominar la psicología de la personalidad durante el siglo veinte”. (Allport, 1937, p. 97).
Nuestra narración puede empezar con el empeño de Raymond B. Cattell (1905-) de desarrollar
una taxonomía (clasificación) útil de los elementos de la personalidad o rasgos. De formación química,
Cattell creía que era necesario desarrollar una clasificación de los elementos básicos de la personalidad
comparable a la tabla periódica de los elementos de la química. Nació y se educó en Inglaterra, y fue
influido por el trabajo de Spearman sobre el análisis factorial, el cual iba a convertirse en el instrumento
para el establecimiento de la tabla periódica de los elementos de la psicología de la personalidad. Los
elementos de la personalidad tenían que ser rasgos o comportamientos que típicamente covariaban
(crecían y decrecían juntos). En otras palabras, los rasgos se referían a comportamientos que tenían
correlación unos con otros. El método para descubrir los rasgos era el análisis factorial.
¿Cómo se pueden empezar a descubrir los elementos básicos de la personalidad – su tabla
básica de elementos? Cattell (1943) se basó en un esfuerzo temprano de Allport (Allport y Odbert, 1936)
para utilizar los descriptores de la personalidad hallados en la lengua inglesa. Qué mejor lugar hay para
buscar los elementos básicos de la personalidad que en el lenguaje que la gente utiliza para describirse
los unos a los otros. Lo que Cattell hizo fue desarrollar una lista de términos de la personalidad, en su
mayor parte rasgos de la personalidad, hallados en el uso común y en las publicaciones profesionales.
Un centenar de adultos fueron evaluados según estos 171 términos, y estas evaluaciones fueron
sometidas al análisis factorial para determinar los grupos básicos o unidades. Cattell llegó a la
conclusión de que habían 12 factores básicos de la personalidad (Cattell, 1943, 1945). El trabajo de
Cattell con escalas de medidas fue realizado mediante el análisis factorial de las respuestas de una

67
gran cantidad de sujetos a miles de cuestionarios de la personalidad. Esto llevó al descubrimiento de 16
factores de la personalidad y a la publicación del Cuestionario de 16 factores de la personalidad (Cattell,
1956, 1965).
Hans J. Eysenck (1916-), otro psicólogo británico, prosiguió la aproximación correlacional a la
personalidad de forma similar, a través del análisis factorial de respuestas a ítems de cuestionarios.
Eysenck, basado en su investigación, destacó tres dimensiones básicas de los rasgos de la
personalidad: introversión – extraversión, neuroticismo (estable – inestable) y psicoricismo (insensible -
sensible) y construyó cuestionarios para evaluar las diferencias individuales en las tres dimensiones
(Eysenck, 1970. 1990).

El modelo de la personalidad de los cinco factores

Desde el principio de la década de los noventa se han realizado muchos estudios de análisis
factorial de las respuestas a escalas y cuestionarios de personalidad. Se trata de una larga historia con
muchos rodeos respecto al número de elementos o factores básicos de la personalidad y a los nombres
de estos elementos. Parece que está apareciendo un consenso entre los que proponen esta
aproximación, según el cual hay cinco factores básicos o dimensiones de la personalidad- este acuerdo
es conocido como el modelo de los cinco factores (MCF) de la personalidad (Costa y McCrae, 1992:
John, 1990; McCrae y John, 1992)-. Estos son: neuroticismo, extraversión, consciencia, afabilidad y
apertura de la experiencia. Además, aunque esto también será tratado con más detalle en el texto, se
sugiere que las diferencias individuales en estos rasgos de la personalidad son, en gran medida,
heredadas (Loehlin, 1992). Por lo tanto, dado el énfasis en las diferencias individuales, la medición, los
procedimientos estadísticos para establecer correlaciones, y el interés en la herencia, podemos conferir
los orígenes de esta aproximación a la personalidad en los trabajos de Galton.
De igual modo que en la aproximación clínica a la investigación de la personalidad, sería un
error esperar una uniformidad absoluta entre los investigadores de la aproximación correlacional
tradicional. Estos investigadores estudian diversos aspectos de la personalidad y a menudo utilizan
distintos tipos de datos (por ejemplo escalas de medición, cuestionarios, tests objetivos). Además,
aunque se ha destacado el análisis factorial, hay partidarios de esta tradición que prefieren utilizar los
procedimientos para establecer relaciones entre las variables de las diferencias individuales. Lo que es
común para todos los seguidores de esta aproximación, y se separa esta investigación de la
investigación clínica o la experimental, es el esfuerzo para establecer asociaciones o correlaciones
estadísticas entre las medidas de las diferencias individuales.

Ventajas y limitaciones de la aproximación correlacional

La aproximación correlacional se basa en las diferencias individuales. Como en la aproximación


clínica, el interés se centra en el funcionamiento de la persona en una amplia serie de situaciones y en
todos los aspectos de la personalidad. De todas formas, mientras la aproximación clínica se sirve tanto
de los datos de autoinforme como de las observaciones reales del comportamiento, como mínimo en el
medio clínico, la aproximación correlacional se limita, normalmente, a los datos de autoinforme.
Asimismo, mientras la aproximación clínica generalmente deja una considerable libertad para las
preguntas del clínico y para la forma de responder del paciente o sujeto, la aproximación correlacional
restringe el autoinforme a los ítems de los cuestionarios y a las alternativas que se dan como
respuestas. Por ejemplo, un cuestionario de rasgos habitualmente pide el sujeto que responda a cada
uno de los ítems en términos de si le son o no característicos (véase Tabla 2.1). En recompensa por
esta limitación y deuda potencial, los psicólogos que utilizan la aproximación correlacional son capaces
de dar puntuaciones numéricas a los sujetos en rasgos específicos y de usar procedimientos
estadísticos para establecer relaciones entre las puntuaciones de rasgos y otras variables (por ejemplo,
entre puntuaciones en neuroticismo y dificultad de rendimiento en situaciones que generan ansiedad).
En otras palabras, mientras los clínicos tienen que usar sus cabezas para observar pautas de
relaciones, los que utilizan la aproximación correlacional se sirven de procedimientos estadísticos para
establecer las relaciones. Ambos, de todas formas, son vulnerables a las distorsiones potenciales que
forman parte de todos los datos de autoinforme (Wilson, 1994).
En su esencia, la aproximación correlacional a la personalidad busca definir la estructura básica
de la personalidad, lo que Cattell vería como la tabla periódica de los elementos de la personalidad.

68
Como se ha señalado, el método específico que se utiliza es el análisis factorial. Finalmente, el valor de
esta aproximación se determinará por el grado en el que los psicólogos de la personalidad estén de
acuerdo en que los factores derivados de usar el método del análisis factorial tengan sentido como
elementos básicos de la personalidad. En la actualidad muchos psicólogos de la personalidad se han
animando por el progreso que se ha hecho, pero de ninguna manera se puede decir que haya
conformidad entre todos los psicólogos de la personalidad.

LA APROXIMACION EXPERIMENTAL A LA PERSONALIDAD

La investigación experimental implica la manipulación sistemática de variables para establecer


relaciones causales. Esta manipulación no se da en las aproximaciones clínicas y correlacional. El
experimentador tiene que manipular una variable, la variable independiente, y medir los efectos sobre la
segunda variable, la variable dependiente. Por ejemplo, el grado de amenaza o ansiedad (variable
independiente) puede ser aumentado de forma experimental y se pueden medir sus efectos observados
sobre el aprendizaje o el rendimiento (variable dependiente). En contraste con el énfasis clínico en el
individuo, la aproximación experimental típicamente comporta el estudio de muchos sujetos. En
contraste con la aproximación correlacional, con su énfasis en las diferencias individuales, la
aproximación experimental destaca las leyes generales del funcionamiento psicológico que aplica a
todas las personas. En contraste tanto con la investigación clínica como con la correlacional, hay un
control experimental directo sobre las variables de interés para el investigador.

Wilhelm Wundt, Hermann Ebbinghaus e Ivan Pavlov

Aproximadamente en la misma época de Charcot estaba dirigiendo sus investigadores clínicas


en Francia y Galton llevaba a cabo sus estudios en Inglaterra, Wilhelm Wundt (1832 – 1920) fundaba el
primer laboratorio de psicología experimental en Alemania. Mientras Galton ha sido descrito como el
fundador de la psicología individual, Wundt se ha descrito como el “fundador de la psicología general”
(Boring, 1950, p. 487). De formación química y fisiológica, Wundt subrayó la categoría de la psicología
como ciencia – una ciencia experimental con procedimientos similares a los seguidos en las ciencias
naturales -. Wundt definió la psicología como la ciencia de la experiencia inmediata e investigó los
efectos de los cambios en los estímulos (por ejemplo luces, sonidos) sobre la intensidad y la calidad de
las experiencias de los sujetos.
También a finales del siglo diecinueve otras dos personas dirigieron investigaciones
experimentales que influirían en la historia de la materia. En Alemania, Hermann Ebbinghaus (1850 –
1909) estudió la memoria. Inventó las sílabas sin sentido, que estaban formadas por dos consonantes
alrededor de una vocal (por ejemplo zag, feb, rit). Los sujetos aprendían una lista de sílabas sin sentido
y entonces se evaluaba su recuerdo de la lista original después de varios períodos de tiempo. Este
experimento le permitió estudiar cosas como los efectos de la repetición en la memoria y el olvido como
una función del tiempo. Aquí lo que es significativo es el énfasis en el control experimental y el
establecimiento de los principios de la memoria para todos los sujetos. El resultado fue una curva de
olvido que tipifica el olvido del material a través del tiempo. Una curva como ésta ignoraba o “hacia
desaparecer” las diferencias individuales. También es significativo el uso de sílabas sin sentido que
evitaban los efectos del significado, y de los diferentes significados que las mismas palabras pueden
tener para personas diferentes, sobre cómo el material se aprende y se recuerda. Aunque hoy sea raro
leer acerca de alguna investigación que incluya el uso de sílabas sin sentido, estas fueron usadas de
forma rutinaria hasta finales de 1950.
En Rusia, Ivan Pavlov (1849-1936) estaba llevando a cabo su investigación experimental sobre
el condicionamiento clásico. Todos los estudiantes de psicología ya deben estar familiarizados con la
investigación clásica de Pavlov sobre el condicionamiento de las respuestas de un perro a un estímulo –
que originalmente era neutral o no era influyente con respecto a aquellas respuestas. Así, una campana
que sonara antes de presentar la comida a un perro, a la larga podía producir una respuesta salival
asociada con la comida, y una campana que sonara antes de que un electroshock fue administrado a la
pata del perro podía producir una respuesta de retirada asociada con el schok. Entre los fenómenos

69
investigados por Pavlov que son de un interés especial para los psicólogos de la personalidad se
encuentran su estudio del conflicto y de la neurosis experimental. En este caso, Pavlov condicionó un
estimulo a un refuerzo positivo y un segundo estímulo a un estímulo neutro o aversivo. La cuestión
planteada era qué ocurriría cuando el perro no pudiera discriminar entre los dos estímulos. Por ejemplo,
supongamos que un círculo está condicionado a la comida y un estímulo de forma ovalada al shock, y
luego se presentan todos los estímulos que hay entre un círculo y una elipse.
¿Cuáles son los efectos? Pavlov describió que la presentación de estos estímulos conflictivos
provocaba un trastorno en la habilidad de diferenciar entre señales de acontecimientos positivos y
negativos, que conducía al desarrollo de un comportamiento emocionalmente desequilibrado por parte
de los perros.
Aunque Pavlov estaba interesado en las diferencias individuales de los perros relacionadas con
el condicionamiento de las respuestas, el logro más importante de su investigación fue el desarrollo de
las leyes generales del condicionamiento clásico. Con su énfasis en la manipulación experimental de
variables y el establecimiento de relaciones causales entre parejas de estímulos y respuestas, el trabajo
de Pavlov ilustra claramente la aproximación experimental. También es interesante destacar la
utilización de animales para establecer principios generales del funcionamiento psicológico, que es más
propia a la aproximación experimental que de las aproximaciones clínica o correlacional. Finalmente,
como se ha señalado, el trabajo de Pavlov muestra la aplicación de principios generales a fenómenos
de la personalidad tan importantes como el conflicto y el desarrollo de una neurosis.

J.B. Watson, Clark Hull y B.F. Skinner

Como la aproximación experimental en la investigación es fundamental para toda la psicología,


su historia es la historia de la psicología. Ya que aquí nos centramos en la investigación de la
personalidad, consideraremos brevemente algunos hechos destacados de esta extensa historia cuando
estén relacionados con la materia de la personalidad. Por lo tanto, en primer lugar podemos señalar la
importancia de John B. Watson (1878-1958) y el desarrollo del conductismo. Watson, en su libro
Psychology from the Standpoint of a Behaviovirst (“La psicología desde el punto de vista de un
conductista”) (1919), destacaba el estudio de acontecimientos internos (por ejemplo, los sueños). Para
él la psicología era el estudio del desarrollo de conexiones estímulo – respuesta (E-R). Además, en
parte porque se sentía incómodo siendo él mismo un sujeto y también porque le incomodaban las
instrucciones artificiales dadas a los sujetos. Watson destacó el uso de animales en la investigación. Al
mismo tiempo, dirigió algunas investigaciones con seres humanos, como su famoso estudio sobre el
condicionamiento de las reacciones emocionales de los bebés (J.B. Watson y Rayner, 1920).-
El énfasis de Watson en el conductismo y la psicología del E-R fue importante con relación al
trabajo de Clark Hull (1884-1952). Tras un interés inicial en la hipnosis, Hull se dedicó al desarrollo de
una teoría de aprendizaje del E-R. Es difícil para los estudiantes de hoy apreciar la fuerza que la
psicología del E-R ha tenido en el campo de la psicología en general, y en aspectos de la personalidad
en particular, durante la década de los 40 y principios de 1950. En aquel tiempo, el modelo de
funcionamiento humano predominante era el del tablero de distribución de una central telefónica – los
estímulos se conectaban y aparecían las respuestas -. El modelo del E-R fue aplicado no sólo al
aprendizaje animal, sino también al desarrollo infantil, a la psicología social, y por supuesto, a la
personalidad. Incluía tanto la investigación experimental de los fenómenos de interés para los
psicólogos de la personalidad, como el estudio de los conflictos de aproximación – evitación en las ratas
y la interpretación de teorías clínicas como el psicoanálisis en términos del E-R- (Dollard y Miller, 1950).
En este punto es de particular interés una revisión general de la época de los tests experimentales de la
teoría psicoanalítica (Sears, 1944). Puede ser interesante señalar que aunque algunos psicólogos del E-
R estaban ansiosos por someter las observaciones psicoanalíticas y las hipótesis a la investigación
experimental, Freud y otros analistas creyeron que estos tests experimentales poca cosa podían
demostrar – las observaciones clínicas se sostenían por ellas mismas en una sólida base.
Otro desarrollo importante a partir del conductismo de Watson fue el condicionamiento operante
de B.F. Skinner (1904-1990). El énfasis de Skinner en la formación de respuestas perceptibles a través
de diversos programas de refuerzo tuvo un impacto especialmente fuerte en el campo de la
aproximación clínica durante las décadas de los cincuenta y los sesenta. La interpretación del
comportamiento anormal como resultado del aprendizaje no adaptativo, y la aplicación de principios de
condicionamiento operante a la modificación de la conducta, una aproximación al tratamiento conocida

70
como modificación de conducta, fue especialmente importante durante este tiempo. Fue vista como una
rival tanto en la teoría como en la aplicación por las aproximaciones de base más clínica, como el
psicoanálisis y la terapia centrada en el cliente de Rogers. Sus defensores consideraron, además, que
su énfasis en el estudio experimental de variables concernientes a la conducta manifiesta era más
científico que el uso correlacional de cuestionarios para estudiar rasgos que a menudo eran difíciles de
observar directamente.

Aproximaciones cognoscitivas

Como veremos en el tercer capítulo, la aproximación experimental ha sido utilizada para


estudiar una extensa variedad de fenómenos de la personalidad, tanto dentro como fuera del contexto
de la teoría del E-R y de la teoría del condicionamiento operante. Desde la revolución cognoscitiva de la
década de los 60, muchos problemas importantes para los psicólogos de la personalidad han sido
estudiados mediante la aplicación de principios y procedimientos copiados de la psicología cognoscitiva
experimental. Especialmente podemos señalar áreas tales como el estudio de los procesos de la
inconsciencia, el self, y la motivación (Pervin, 1990). Aunque no hemos visto el desarrollo de teorías
amplias de la personalidad como aquellas que resultan de las aproximaciones clínicas, o del desarrollo
de un punto de vista “consesual” como el del modelo de los cinco factores de la aproximación
correlacional, hemos visto el desarrollo de las aproximaciones cognoscitivas sociales y de
procesamiento de la información en la personalidad (Bandura, 1986; Cantor y Zirkel, 1990; Mischel,
1973, 1990).

Los psicólogos que toman parte en estas aproximaciones cognoscitivas a la personalidad se


desvían radicalmente de los principios y procedimientos enfatizados por los primeros psicólogos
experimentales del aprendizaje como Hull y Skinner. Utilizan conceptos de procesos internos, tales
como objetivos, y a menudo son eclécticos en su métodos de investigación, incluyendo a veces el uso
de cuestionarios. Generalmente destacan el uso de sujetos humanos más que el de animales, a veces
en el ambiente natural más que en el laboratorio. De otras formas, lo que les une y nos permite incluirlos
en la tradición experimental es un énfasis en los vínculos con la psicología experimental y la utilización
de la investigación sistemática para establecer principios generales del funcionamiento de la
personalidad. Aunque acepten el uso de material clínico para sugerir hipótesis que deben ser
investigadas, rechazan la aproximación clínica como la base fundamental para un ciencia de la
personalidad. Y, aunque acepten el uso del autoinforme en algunas investigaciones, rechazan un
énfasis primordial en los cuestionarios y la utilización de conceptos de personalidad derivados de las
aproximaciones correlacionales como el análisis factorial.

Ventajas y limitaciones de la aproximación experimental

En muchos aspectos la aproximación experimental representa el científico ideal. El


experimentador manipula variables específicas para establecer relaciones de causa-efecto. Como los
datos del autoinforme no se utilizan, no han necesidad de preocuparse sobre si el sujeto está diciendo
la verdad o si es capaz de informar con precisión sobre sus experiencias.
Así, ¿por qué no todos los psicólogos de la personalidad confían en la aproximación
experimental? Hablaremos más sobre este tema en la siguiente sección, pero aquí podemos señalar
que muchos psicólogos de la personalidad consideran que la situación experimental tiene sus
limitaciones con relación a lo que puede ser estudiado. ¿Hasta qué punto se puede estudiar en el
laboratorio manifestaciones de la personalidad tan importantes como las fantasías y las relaciones
románticas? ¿Hasta qué punto pueden extrapolarse los descubrimientos del laboratorio al
comportamiento de los individuos en sus vidas cotidianas? Y, al igual que las aproximaciones clínica y
correlacional tienen posibles limitaciones a causa de su confianza en los datos de autoinforme, también
la aproximación experimental tiene posibles limitaciones a causa de la naturaleza de la situación
experimental. Nos gustaría pensar que los sujetos llegan a la situación experimental sin nociones
preconcebidas sobre el experimento, y que procuran ser buenos sujetos concienzudamente. Cualquier
estudiante que haya servido de sujeto en un experimento sabe, de todos modos, que los sujetos a
menudo aportan sus propias hipótesis al experimento y actúan de acuerdo con ellas o perciben una
indicación sobre de qué trata la investigación y, por el bien de la ciencia, se comportan de acuerdo con

71
la que creen que es la hipótesis del experimentador. O, por otras razones, algunos sujetos pueden
decidir comportarse de manera contraria a la que creen que es la hipótesis del experimentador. En
cierto sentido, para los sujetos humanos el experimento es una situación social en la cual sus propias
personalidades pueden aparecer de forma inesperada para el experimentador.
Para muchos psicólogos de la personalidad, de todas formas, el aspecto más problemático de la
aproximación experimental es la limitación al estudiar la abundancia de relaciones entre los elementos
de una personalidad individual. Limitando la investigación a unas pocas variables bien controladas, la
aproximación experimental olvida un aspecto fundamental del funcionamiento de la personalidad, el
funcionamiento de las partes en el contexto de un sistema global. Por lo tanto, precisamente después
de definir las relaciones de causa-efecto entre las variables específicas, el psicólogo de la personalidad
tiene que considerar cómo todas las piezas encajan juntas, es decir, de determinar cómo funciona la
personalidad como un conjunto. Tras descomponer la personalidad en piezas, debemos de volver a
reintegrar el puzz

CUESTIONARIO DE LECTURA Nº 2

1. Conceptualización de aproximación correlacional


2. Diferencias individuales en los factores hereditarios
3. Características de la aproximación correlacional
4. Aporte de R. Cattell
5. Aporte de H. Eysenck
6. Descripción del modelo de los 5 factores
7. Ventajas y limitaciones de la aproximación correlacional
8. Conceptualización de aproximación experimental
9. Aporte de Wilhem Wund
10. Estudios de la memoria de Ebbinghaus
11. Condicionamiento clásico de Pavlov
12. El esquema E- R
13. Características de las aproximaciones cognoscitivas

LA INTELIGENCIA EMOCIONAL

72
El estudio de las emociones ha experimentado un gran auge en los últimos tiempos. En gran medida
por la atención que se le ha prestado a la denominada Inteligencia Emocional, expresión divulgada y
popularizada por Goleman (1996), aún a pesar de existir precedentes (Solovey y Mayer, 1990)
acerca de las capacidades que desarrolla el ser humano para gobernar las emociones que se suscitan
en las relaciones interpersonales y en los propios problemas personales.

Definiciones del término emoción:


Las emociones y los sentimientos han tenido amplio eco en la literatura. Shakespeare los analizó muy
profundamente en sus obras Hamlet, la tragedia del rey Ricardo III, Romeo y Julieta, Macbeth, Otelo, el
rey Lear y el mercader de venecia. Asimismo han sido tratadas de manera muy extensa y profunda
desde la filosofía clásica hasta la actualidad, existiendo también, en el ámbito de la psicología una
ingente aportación acerca de las emociones.

El término emoción procede del latín movere (mover hacia). Son numerosas las definiciones dadas por
los diversos autores. Referirlas todas sería exhaustivo, no obstante algunos ejemplos nos pueden ser
de ayuda para observar la heterogeneidad de ellas, al igual que ocurre con otras parcelas de
conocimiento psicológico que son definidas o conceptualizadas de acuerdo con los modelos o
paradigmas que los sustentan:

Las teorías conductistas de Watson y Skinner definen la emoción como: “una predisposición a actuar de
determinada manera”.
Los diccionarios de psicología definen la emoción como: “estado afectivo intenso y relativamente breve,
acompañado de fuertes movimientos expresivos y asociada a sensaciones corporales”.

Otra definición es la ofrecida por el Oxford English Dictionary :


“agitación o perturbación de la mente; sentimiento; pasión; cualquier estado mental vehemente o
agitado”.

Sin embargo también nos encontramos con definiciones con componentes más psicofisiológicos:
Cristóbal (1996) “ Una emoción es una respuesta somática caracterizada por alteraciones en la
temperatura de la piel, cambios en la distribución de la sangre, alteración del ritmo cardiaco,
modificación de la respiración, respuesta pupilar lenta, secreción salival anormal, respuesta pilomotriz,
movilidad gastrointestinal, tensión muscular y sudor helado”.

Otras definiciones inciden en el peso específico que poseen las estructuras cerebrales.
Iglesias, Loeches y Serrano (1989) “ Las emociones básicas son estados discretos del organismo,
determinados genéticamente y regulados por estructuras nerviosas subcorticales, que tienen un valor
adaptativo para los individuos bajo determinadas circunstancias estimulares”.

Las emociones básicas son consecuencia de la actividad de determinados circuitos neurales del
hipotálamo y del sistema límbico, desarrollados en las primeras etapas de la evolución del cerebro de
los mamíferos para responder de forma incondicionada ante estímulos de especial relevancia para la
supervivencia de los individuos.
La función de tales circuitos es la siguiente:
a)Activan y/o inhiben patrones específicos de respuestas: cogniciones y cambios somáticos y
vegetativos.
b) Como consecuencia de la activación/inhibición organizan y guían la conducta del sujeto.

Goleman (1996) define la emoción del siguiente modo:


“El término emociones refiere a un sentimiento y a los pensamientos, los estados biológicos, los estados
psicológicos y el tipo de tendencias a la acción que lo caracterizan”.

Una definición muy completa por su carácter integrado es la aportada por Bisquerra (2000):
“ Un estado complejo del organismo caracterizado por una excitación o perturbación que predispone a
una respuesta organizada. Las emociones se generan habitualmente como respuesta a un
acontecimiento externo o interno”.

73
Bisquerra sintetiza de manera muy didáctica os diferentes enfoques acerca de la definición de las
emociones y los procesos o componentes que intervienen:
“ Las emociones son reacciones a las informaciones(conocimiento) que recibimos en nuestras
relaciones con el entorno. La intensidad está en función de las evaluaciones subjetivas que realizamos
sobre como la información recibida va a afectar a nuestro bienestar. En estas evaluaciones subjetivas
intervienen conocimientos previos, creencias, objetivos personales, percepción de ambiente
provocativo, etc. Una emoción depende de lo que es importante para nosotros. Si la emoción es muy
intensa puede producir disfunciones intelectuales o trastornos emocionales (fobia, estrés, depresión)”.
Se podría ejemplificar la definición de emoción con más autores, sin embargo nótese ya la diferente
terminología empleada para tratar de explicar en qué consiste:
• Es un estado complejo
• Es una respuesta somática
• Es una agitación o perturbación de la mente
• Sentimiento, pensamientos, estado biológico, estado psicológico
• Tendencia a la acción
• Estados discretos
• Reacciones a informaciones

Así pues y según los término definitorios vistos, la emoción involucra al pensamiento, al estado
psicofisiológico del cuerpo, al afecto y a la acción(reacción) expresiva

Clasificación de los fenómenos afectivos

Los términos empleados para describir emociones incluyen también palabras o expresiones
como sentimientos, estados emocionales, estados de ánimo, etc., lo cual contribuye todavía más a la
maraña terminológica que preside en denominado ámbito o fenomenología afectiva. Veamos algunas
de las clasificaciones realizadas al respecto, en un intento de clarificar los términos, si ello fuera posible,
o, en caso contrario, darnos cuenta de cómo empleamos de manera indistinta unos u otros términos
para referirnos a todo aquello que “sentimos”.
La emocionalidad ha dado a la confusión de términos y expresiones que tienen que ver con los estados
afectivos del sujeto. Así, coexisten términos como emoción, sentimiento, rasgo de personalidad,
temperamento, carácter, afecto, pasión, ánimo, estado de humor…
Numerosos autores han tratado de diferenciarlos estableciendo clasificaciones para ello. Así, por
ejemplo, Gimeno-Bayón(1996) clasifica a os fenómenos afectivos como un determinado nivel de la
personalidad, que se diferencian entre sí por su intensidad, la persistencia y por el grado de implicación
de los aspectos somáticos o cognitivos. La autora presenta la siguiente clasificación:
1.El humor: hace referencia a estados de ánimo duraderos, muy ligado a aspectos y ritmos biológicos
2.Las emociones: Son experiencias afectivas intensas, pasajeras, bruscas y agudas, con un fuerte
contenido somático.
3.Los sentimientos: Son estados afectivos más estructurados, complejos y estables que las emociones,
menos intensos que las emociones y presentan una menor implicación fisiológica.
4.Las pasiones: Constituyen fenómenos afectivos que tienen la estabilidad del sentimiento y la
intensidad de la emoción, y en los que se da una fuerte carga del nivel cognitivo(…)

terminología de los fenómenos afectivos:

1. Actitudes cognitivas emocionales:

74
Estados de hipervigilancia en los que el individuo presta una atención selectiva a determinadas
emociones (miedo, ira,…) y muestra una tendencia a desarrollar o mantener un estado
permanente(estado de ánimo) de reactividad, en este caso. Por ejemplo una persona que
habitualmente vive la ira con gran impacto emocional, puede estar atenta o mostrar una especial
sensibilidad para captar comentarios del interlocutor que le provoquen irascibilidad y le llevan al
enfrentamiento dialéctico. Habitualmente suele decirse que “siempre tiene ganas de pelear” o
“mantiene una actitud beligerante”. Pero no solamente ocurre en la emoción de ira, sino en otras
como la tristeza. Los acontecimientos repetitivos tristes pueden llevar al sujeto a percibir la vida
misma (sus diferentes situaciones) como tristes y experimentar los mismos estados de ánimo de
carácter depresoide .
2. Afectividad:
Es sinónimo de ternura afectiva
3. Alexitimia:
Dificultad notable para describir los sentimientos. Bajo nivel expresivo-motórico de las emociones.
Los sujetos alexitímicos experimentan una gran dificultad para identificar o describir emociones, así
como para vivirlas y ser conscientes de ellas. Alto grado de conformismo social y pobreza empática.
Las personas alexitímicas son incapaces de poner en palabras lo que sienten. Esta patología
emocional es debida a una desconexión entre el sistema límbico y el neocórtex .
4. Capricho:
Es un sentimiento caracterizado por un deseo reincidente de poseer un objeto o disfrutar de una
situación.
5. Carácter:
Sería el componente aprendido del temperamento
6. Deseo:
Conciencia de una necesidad, de una carencia o de una atracción, suelen ir acompañados de
sentimientos que los amplían o le dan prioridad o urgencia para conseguir lo que nos proponemos.
7. Emoción:
Acción súbita y de duración breve del organismo ante una situación o acontecimiento externo
(suceso) o interno (evocación por los pensamientos).
8. Emotividad:
Capacidad de emocionarse. Grado en que una persona se emociona por las impresiones recibidas.
Cuanto más baja es la emotividad, las emociones suelen ser menos intensas, más limitadas y
específicas.
9. Estado de humor:
Estado anímico de mayor duración que la propia emoción. Denota una actitud duradera (variable)
frente a la vida. Una persona puede tener como estado más prolongado en el tiempo la alegría, la
melancolía, la depresión, la irascibilidad. Las experiencias vitales del sujeto condicionan los estados
de humor. La expresión “me siento feliz” hace referencia al estado de humor, la expresión”tengo una
sensación de felicidad” hace referencia a un sentimiento
10. Estado de ánimo:
Suele emplearse como sinónimo de estado de humor, incluso como sentimiento. Es un estado
emocional de mayor duración que la propia emoción pero sin las manifestaciones psicofisiológicas y
conductuales de ésta. La cognición que se realiza de la realidad, de las experiencias, de los sucesos
que acontecen en la vida del individuo determina en gran medida el estado de ánimo. Si las cosas
“van bien” el estado de ánimo suele ser favorable o positivo. Sin embargo cuando se producen
adversidades, el estado de ánimo suele ser distinto. Aún así, existen importantes diferencias entre las
personas en la adopción de un estado de ánimo u otro, ante los acontecimientos vitales.
11. Estado emocional:
Es una reacción emocional atípica, transitoria, impropia o inhabitual. Una persona habitualmente
tranquila reacciona violentamente ante una provocación cuando dicha respuesta no era esperable,
dada su tendencia habitual a reaccionar sin violencia.
12. Impasibilidad:
Constituye un intento de negación optimista, una especie de disociación positiva, y la clave que
explicaría el mecanismo neurológico que interviene en estados disociativos más graves como en los
desórdenes de estrés postraumáticos (Goleman 1996), sin embargo la impasibilidad puede emplearse
también como estrategia de autorregulación para conseguir una cierta estabilidad emocional.

75
13. Labilidad emocional:
Altibajos alternantes en el estado de ánimo. Cambios bruscos en el estado de ánimo
14. Metahumor:
Capacidad de reconocer lo que se siente
15. Pasión:
Es un sentimiento muy intenso que preside la vida del individuo, se antepone a otros
valores también básicos. Puede tener una duración más larga y, conductualmente, predispone a
realizar comportamientos en aras de conseguir o colmar el deseo emocional exacerbado. La pasión
supone una modificación intensa y de cierta permanencia de la emoción y conlleva la aparición de
síntomas físicos semejantes a los producidos en una emoción fuerte: taquicardia, hipersudoración,
temblor en las extremidades, disnea, etc. Por ejemplo son pasiones el deseo de venganza, el deseo
de poder, el deseo erótico sexual, el enamoramiento súbito, el deleite intenso en una obra propia, la
afición desmedida en alguna actividad etc. La expresión concupiscencia está referida a los deseos y
apetitos que originan las pasiones. Desde la perspectiva religiosa, a las pasiones se las consideró
como pecados capitales: soberbia, lujuria, ira, gula, envidia y pereza.
16. Pudor:
Es un sentimiento social derivado de la vergüenza, un estado de ánimo penoso ocasionado por
la pérdida de la propia dignidad. Depende del juicio ajeno, el miedo a ser mal visto o mal mirado
17. Rabieta:
Furia escandalosa y transitoria
18. Rasgo emocional:
Es la tendencia o predisposición a actuar de determinada manera de forma habitual y
permanente. Una perdona puede tener tendencia a reír fácilmente en las conversaciones diarias. Una
persona puede mantener habitualmente una sonrisa amable en sus conversaciones, o puede tener
tendencia a mantener una actitud hostil ante las autorrevelaciones de los demás.
19. Sentimiento:
Es el estado de ánimo o estado psíquico que sigue a la emoción. Es su consecuencia
directa. Así por ejemplo, después de una emoción de miedo o pánico seguirá un estado anímico o
disposición a sentirse ansioso, cauteloso…también se le considera como un estado afectivo.
20. Temperamento:
Es la tendencia a evocar una determinada emoción o esta de ánimo. La consecuencia de ello es
la asignación de categorías como: melancólico, jovial, tímido etc. Tiene un determinismo biológico.
21. Trastornos emocionales:
Alteraciones graves del estado de ánimo, como la depresión en todas sus manifestaciones, los
cuadros de ansiedad, los trastornos obsesivo-compulsivos, etc.

CUESTIONARIO DE LECTURA Nº 3

1. Diversas concepciones de inteligencia emocional


2. Definición conductual de inteligencia emocional
3. Definición psicofisiológica de inteligencia emocional
4. Énfasis en las estructuras cerebrales del concepto de inteligencia emocional
5. Planteamiento de Bisquerra
6. Características de la emoción
7. Diferencia entre términos que se relacionan
8. Terminologías de los fenómenos afectivos

76
LAS ESCALAS DE VALIDEZ

Para que el MMPI produzca información lo más certera y útil, es necesario que la persona
examinada enfoque la tarea de contestar la prueba en la manera deseada por los autores de la misma.
Después de leer cuidadosamente cada reactivo y considerar su contenido, la persona deberá dar una
respuesta directa y, tanto como sea posible, honesta utilizando para ello el formato de respuesta que se
le proporciona. En el grado en que ocurren desviaciones de este procedimiento, el perfil resultante debe
considerarse inválido y no interpretarse ya o bien debe interpretarse en el contexto de la actitud para la
resolución de la prueba adoptada por la persona. Los inventarios anteriores fueron criticados por ser
susceptibles de distorsión y por no incluir un índice de la actitud para la resolución de la prueba. Aunque
se esperaba que el procedimiento de codificación empírica utilizado en la construcción del MMPI haría
menos probable dichas distorsiones, se desarrollan subsecuentemente cuatro indicadores de validez
específicos para detectar actividades desviadas ante la resolución de la prueba. Además de
proporcionar información importante sobre las actitudes para la resolución de la prueba, en común con
las escalas clínicas, las de validez en sí mismas han venido a ser usadas como fuente de inferencias
sobre las conductas fuera de la prueba.

Escala no puedo decir (?)

La puntuación No Puedo Decir simplemente es el número de reactivos omitidos (incluyendo


aquéllos contestados cierto y falso). Hay diversas razones por las que las personas omiten reactivos en
el MMPI. Ocasionalmente, se emiten por descuido o confusión. Estos también pueden reflejar un intento
por evitar admitir cosas indeseables sobre uno mismo sin mentir en forma directa. Las personas
indecisas, que no pueden decidir entre ambas respuestas alternativas, pueden dejar muchos sin
respuesta. Algunos reactivos se omiten por falta de información o de experiencia necesaria para una
respuesta significativa. Por ejemplo, si un individuo nunca ha leído el cuento de Caperucita Roja puede
sentirse incapaz de responder significativamente al reactivo “Me gustaba el cuento de Caperucita Roja”.
Independientemente de las razones por las que se omiten los reactivos, un gran número de
ellos pueden conducir a puntuaciones bajas en otras escalas. Por tanto, la validez del protocolo
resultante con muchos reactivos omitidos debe cuestionarse. En forma tradicional, los puntajes crudos y
No Puedo Decir mayores que 30 se han interpretado como indicativos de invalidez del perfil. Sin
embargo, el mejor procedimiento tal vez se asegurarse que no se omiten reactivos o que se omiten muy
pocos. Si se les recomienda contestar todos los reactivos antes de comenzar el MMPI, la mayoría de las
personas utilizarán la categoría de respuesta No Puede Decir con poca frecuencia. También, si el
examinador revisa las hojas de respuesta al momento de finalizar la prueba y alienta a los individuos
para que traten de responder los reactivos omitidos previamente, la mayoría de las personas
completarán todos o la mayor parte de ellos. Si no es posible regresar los protocolos con instrucciones
para tratar de responder los reactivos omitidos, los protocolos con más de 30 no deben interpretarse ya.

Escala L

La escala L se construyó originalmente para detectar un intento deliberado y más bien ingenuo de parte
del sujeto para presentarse a sí mismo en una manera favorable (Meehl y Hathaway, 1946). Los 15
reactivos de la escala L derivados racionalmente tratan de defectos y debilidades bastante menores que
la mayoría de las personas están dispuestas a admitir. Sin embargo quienes tratan deliberadamente de
presentarse de manera muy favorable no están dispuestos a admitir ni siquiera estos defectos menores.
El resultado es que dichas personas producen puntuaciones altas en la escala L.
Aunque la mayor parte de los reactivos de la escala L no se contestan en la dirección calificada (falso)
por la mayoría de las personas, muchos individuos normales admiten varios de los reactivos en la
dirección calificada. El puntaje crudo promedio para el grupo de estandarización del MMPI fue 4. No
obstante, investigaciones subsecuentes revelaron que las puntuaciones en la escala L se relacionan
con el nivel educativo, inteligencia, nivel socioeconómico y complejidad psicológica. Las personas bien
educadas, brillantes, más sofisticadas, de clases sociales más altas obtienen puntuaciones más bajas
en la escala L. Por ejemplo, la puntuación típica para la escala L de estudiantes universitarios es de 0 o
1.

77
Puntuaciones altas en la escala L

Debido a la relación entre las puntuaciones de la escala L y las variables demográficas, dichas
variables deben tomarse en cuenta cuando se decida si una puntuación debe considerarse alta. En
tanto en un puntaje crudo de 4 o 5 en la escala L sería promedio para un obrero de clase media baja
con inteligencia promedio, o por debajo del promedio, dicha puntuación se consideraría como
moderadamente alta para una persona con educación universitaria de clase media alta.
Cuando la puntuación de la escala L es mayor que lo esperado una vez que se tomaron en
cuenta las variables demográficas, debe considerarse la posibilidad de que el individuo no sea honesto
y franco al responder los otros reactivos del MMPI. El resultado de esta actitud al responder la prueba
es, inferencialmente, que las puntuaciones individuales en la mayoría o en todas las escalas clínicas se
han alterado (distorsionado) para aparecer mejor adaptado psicológicamente.
Además de sugerir esta actitud defensiva hacia la resolución de la prueba, las puntuaciones
altas de la escala L se han encontrado empíricamente asociadas con algunas otras actividades y
conductas importantes ajenas a la prueba. Así, los que obtienen puntuaciones altas tienden a ser
excesivamente convencionales y socialmente conformistas. No son originales en su pensamiento y son
inflexibles en su forma de enfocar los problemas. Además, tienen poca tolerancia a la tensión y la
presión. Son rígidos y moralistas y sobrevalúan su propio valor. Utilizan excesivamente la represión y el
rechazo, y parecen tener poco o ningún conocimiento sobre sus propias motivaciones. Además tienen
poca conciencia de las consecuencias de su conducta en las demás personas. En algunos casos raros,
una puntuación muy alta de la escala L puede sugerir una confusión clínica completa quizá de
naturaleza orgánica o funcional.

Puntuaciones bajas en la escala L

Por otro lado, las puntuaciones bajas en la escala L sugieren que el individuo respondió
francamente a los reactivos y tuvo suficiente confianza en sí mismo como para ser capaz de admitir
defectos y desventajas personales menores. Los que obtienen puntuaciones bajas se han descrito por
Gough, McKee y Yandell (1955), como perceptivos, socialmente responsivos, seguros de sí mismos e
independientes. También parecen ser fuertes, naturales y relajados y funcionan con efectividad como
líderes. Son capaces de comunicar sus ideas en forma eficaz, aunque a veces den la impresión antes
los demás de ser algo cínicos y sarcásticos.

RESUMEN DE DESCRIPCIONES

Una puntuación alta en la escala L es indicativa de un individuo que (es):

1. Trata de crear una impresión favorable no siendo honesto al responder los reactivos.
2. Convencional; socialmente conformista.
3. De pensamiento no original; inflexible en la solución de problemas.
4. Tiene poca tolerancia a la tensión y la presión.
5. Rígido, moralista.
6. Sobrevalúa su propio valor.
7. Utiliza la represión y el rechazo excesivamente.
8. Manifiesta poco o ningún conocimiento sobre sus propias motivaciones.
9. Muestra poca conciencia de las consecuencias de su conducta en las demás personas.
10. Puede estar confuso.

Una puntuación baja en la escala L es indicativa de un individuo que (es):

1. Responde francamente a los reactivos.


2. Confía lo suficiente en sí mismo como para ser capaz de admitir defectos y desventajas menores.
3. Perceptivo, socialmente responsivo.
4. Seguro de sí mismo, independiente.
5. Fuerte, natural, relajado.
6. Funciona con eficacia como líder.

78
7. Comunica sus ideas eficazmente.
8. Descrito por los demás como cínico, sarcástico.

Escala F

La escala F se desarrolló originalmente para detectar formas desviadas o atípicas de responder


a los reactivos de la prueba (Meehl y Hathaway, 1946). Los 64 reactivos de la escala F se responden en
la dirección calificada por menos del 10% de los sujetos adultos normales. Por tanto, si la persona
examinada aprueba muchos reactivos de la escala F en la dirección calificada, nos dice que no está
respondiendo como lo hace la mayoría de las personas normales. Un análisis de factor subsecuente de
los 64 reactivos de la escala F realizado por Comrye (1958), identificó 19 dimensiones de contenido
derivando características tan diversas como pensamiento paranoide, actitudes o conducta antisocial,
hostilidad y mala salud. Una persona puede obtener una puntuación alta en la escala F aprobando
reactivos en algunas, pero no necesariamente en todas, de estas 19 áreas de contenido. En general, y
debido a que las escalas del MMPI se intercorrelacionan, las puntuaciones altas en la escala F se
asocian con escalas clínicas elevadas, en especial las escalas 6 y 8. Las puntuaciones en la escala F
también se han encontrado correlacionadas con edad y raza, en donde los adolescentes y negros
obtienen típicamente puntuaciones más elevadas en la escala F que otros grupos.
En la forma en que se utiliza por clínicos practicantes, la escala F desempeña tres funciones
importantes. Primero, es un índice de la actitud para la resolución de la prueba y útil para detectar series
de respuestas desviadas. Según, si puede descartarse la invalidez del perfil, la escala F es un buen
indicar del grado de psicopatología en donde puntuaciones altas sugieren mayor psicopatología. Por
último, las puntuaciones en la escala F permiten inferencias sobre las conductas ajenas a la prueba.

Puntuaciones altas en la escala F

Cuando las puntuaciones T y en la escala F son iguales o mayores que 100 (puntaje crudo ≥
26), debe considerarse una serie de respuestas desviadas que pueden invalidar el perfil. Por ejemplo,
respuestas azarosas, responder cierto a todo y los intentos deliberados para fingir malas las respuestas,
todo esto resulta en puntuaciones en la escala F en este rango de 100 (véase más adelante el análisis
de la invalidez del perfil para detalles sobre estas series de respuestas derivadas). Las personas
gravemente trastornadas rara vez producen estas puntuaciones elevadas en la escala F. Sin embargo,
Gynther, Altmna y Warbin (1973), demostraron correlatos confiables y potencialmente importantes para
pacientes psiquiátricos que obtienen puntuaciones T en la escala F iguales o mayores que 100. Dichos
pacientes presentan delirios de referencia, alucinaciones visuales y auditivas, lenguaje reducido,
abandono y juicio limitado. Además, es probable que sean monosilábicos, que tengan periodos de
atención cortos y desorientación de lugar. Puede ser que no sepan por qué están en el hospital; es
probable que se diagnostiquen como psicóticos, y pueden tener evidencias de etiología orgánica.
En un rango de puntuaciones T de 80 a 99 (puntajes crudos = 16 a 25), las puntuaciones en la
escala F pueden ser indicativas de una respuesta todo falso o de simulación (véase más adelante el
análisis de la invalidez del perfil parta detalles sobre estas dos series de respuestas). También es
posible que la persona esté usando la prueba para exagerar sus problemas como un súplica de ayuda.
Además, algunos individuos muy resistentes al procedimiento de prueba producen puntuaciones en este
rango. Si una serie de respuestas desviadas puede destacarse, las puntuaciones en la escala F que
caen en este tienen puntuaciones en la escala F en este nivel.
Los psicóticos y aquéllos denominados neuróticos graves a menudo tienen puntuaciones en la
escala F en un rango de puntuaciones T de 65 a 79 (puntajes crudos = 10 a 15). Además, individuos
con convicciones sociales, políticas o religiosas muy desviadas obtienen puntuaciones en este nivel. En
dichos casos, el examen de los reactivos mismo pueden ser de utilidad para detectar dichas
convicciones. Gough y Cols. (1955), demostraron que entre quienes están relativamente libres de
psicopatología grave, las puntuaciones en este rango pueden indicar melancolía, intranquilidad,
afectación, impaciencia e insatisfacción. Además, esas personas pueden ser cambiables, inestables,
curiosas, complejas, testarudas y oportunistas.
Cuando la puntuaciones en la escala F caen dentro de un rango de T 50 a 64 (puntajes crudos
= 3 a 9), la persona por lo general ha aprobado los reactivos importantes para algún área de contenido
en particular (por ejemplo, relaciones con la familia, preocupaciones sexuales, preocupaciones de salud,

79
creencias antisociales). Aunque estos individuos pueden experimentar dificultades en un área
específica, quizá funcionen eficazmente en otros aspectos de las situaciones de su vida. El clínico
interesado en conocer dicha información sobre un examinando sólo necesita escribir en una hoja de
papel cada reactivo en la escala F aprobado y revisarlos en las categorías e información de contenido.

Puntuaciones bajas en la escala F

Puntuaciones T en un rango de 45 a 49 (puntajes crudos = 0 a 20 indican que el individuo está


contestando los reactivos como la mayoría de las personas normales lo hacen y por tanto es probable
que esté socialmente conforme en la vida diaria con su conducta ajena a la prueba. Las puntuaciones
bajas obtenidas por sujetos que se sabe tienen psicopatología significativa indican que están negando
los trastornos y problemas psicológicos. También se ha encontrado que las puntuaciones en este rango
se obtienen por personas que deliberadamente fingen respuestas buenas en la prueba.

RESUMEN DE DESCRIPCIONES

Puntuaciones altas en la escala F

Una puntuación T igual o mayor que 100 (puntaje crudo ≥ 26) es indicativa de un individuo que (es):
1. Puede haber respondido a los reactivos del MMPI de maneras azarosa.
2. Puede haber respondido cierto a todos los reactivos del MMPI.
3. Puede haber fingido respuestas malas cuando resolvió el MMPI.
4. Si es un paciente psiquiátrico hospitalizado, puede manifestar:
a. Delirios de referencia.
b. Alucinaciones visuales, auditivas o ambas.
c. Lenguaje reducido.
d. Aislamiento.
e. Juicio limitado.
f. Lenguaje monosilábico.
g. Periodos cortos de atención
h. Falta de conocimientos de las razones por las que está hospitalizado.
i. Diagnosticados clínicamente como psicóticos.
j. Algunos signos fuera de una prueba, de etiología orgánica.

Una puntuación T en un rango de 80 a 99 (puntaje crudo 16 a 25) es indicativa de un individuo que (es):
1. Puede haber respondido falso a todos los reactivos del MMPI.
2. Puede estar simulando.
3. Exagera sus síntomas como una súplica de ayuda.
4. Puede ser muy resistente al procedimiento de prueba.
5. Puede ser claramente psicótico con los criterios usuales.

Una puntuación T en un rango de 65 a 79 (puntaje crudo 10 a 15) es indicativa de un individuo que (es):
1. Tiene convicciones sociales, políticas o religiosas muy desviadas.
2. Puede manifestarse clínicamente un trastorno neurótico o psicótico grave.
3. Si está relativamente libre de psicopatología grave, se describe como:
a. Melancólico.
b. Intranquilo.
c. Afectado.
d. Impaciente.
e. Insatisfecho.
f. Cambiable, inestable.
g. Curioso.
h. Complejo.
i. Testarudo.
j. Oportunista.

80
Una puntuación T es un rango de 50 a 64 (puntaje crudo de 3 a 9) es indicativa de un individuo que (es):
1. Ha respondido a los reactivos relevantes de alguna área de problema en particular.
2. Típicamente funciona con eficacia en la mayor parte de los aspectos de su vida.

Puntuaciones bajas en la escala F

Una puntuación T en un rango de 45 a 49 (puntaje crudo 0 a 2) es indicativa de un individuo que (es):


1. Respondió los reactivos como la mayoría de las personas normales lo hacen.
2. Socialmente conforme.
3. Libre de psicopatología incapacitante.
4. Puede haber tratado de fingir un buen perfil.

Escala K

Cuando la experiencia previa con el MMPI indicó que la escala L fue muy insensible para
diversas clases de distorsión de la prueba, se desarrolló la escala K como un índice más sutil y efectivo
de los intentos del examinando por negar su psicopatología y presentarse a sí mismo de manera
favorable o, a la inversa, por exagerar su psicopatología y tratar de aparecer de manera muy
desfavorable (Meehl y Hathaway, 1946; McKinley, y cols., 1948). Por tanto las puntuaciones altas en la
escala K se asociaron con un enfoque defensivo ante la prueba, en tanto que las puntuaciones bajas
eran indicativas de franqueza y autocrítica. Además de identificar estas desviaciones de las actitudes
hacia la resolución de la prueba, se desarrollo empíricamente contrastando las respuestas a reactivos
específicos por individuos anormales que producían perfiles normales con las respuestas a los mismos,
de un grupo de normales.
La investigación y experiencia subsiguiente con el MMPI indicaron que la escala K es mucho
más compleja de lo que se pretendía originalmente. Las puntuaciones en la escala K se relacionan con
el nivel socioeconómico, en donde los de nivel más alto obtienen las puntuaciones más altas en la
escala K. Hay pocas investigaciones que apoyen la rutina de usar la corrección K en las escalas
clínicas. Aunque ésta, puede llevar a un mejor poder discriminativo para cada escala clínica, esto no
necesariamente mejora poder discriminativo para cada escala clínica, esto no necesariamente mejora la
precisión de la configuración global del perfil. Sin embargo, ya que la correlación K se adoptó como una
parte estándar de la puntuación del MMPI y debido a que casi toda la información sobre la interpretación
del perfil se basa en puntuaciones con corrección K, se recomienda que se use la corrección K en forma
rutinaria a menos que haya normas disponibles no corregidas. Marks y cols. (1974), utilizaron este
enfoque al usar puntuaciones no corregidas en su código para adolescentes, pero ellos son una notable
excepción dentro de los usuarios del MMPI.
Los 30 reactivos en la escala K cubren diferentes áreas de contenido en las que una persona
puede negar sus problemas (por ejemplo, hostilidad, suspicacia sobre las motivaciones de los demás,
discordia familiar, falta de confianza en sí mismo, preocupación excesiva). Los reactivos de la escala L;
por consiguiente, es menos probable que una persona defensiva reconozca el propósito de los reactivos
y sea capaz de evitar la detección.
Al interpretar las puntuaciones en la escala K, es esencial que se tome en cuenta el nivel
socioeconómico de la persona. Para los estudiantes universitarios y personas con educación
profesional, las puntuaciones de la escala K en un rango de puntuación T de 55 a 70 deben
considerarse promedio. Por tanto, éstas deben ser mayores de 70 para considerarse altas y menores de
55 para considerarse bajas en dichas personas. Para individuos de clase media baja y baja alta, las
puntuaciones T típicamente tienen un rango de 40 a 60. Así, para que una puntuación se trate como
alta, debe exceder de 60, en tanto que una puntuación debe estar por debajo de 40 para considerarse
una puntuación baja para dichos individuos.

Puntuaciones altas en la escala K

Cuando una puntuación en la escala K es mayor que lo esperado típicamente parte un nivel
socioeconómico de la persona debe considerarse la posibilidad de un intento deliberado por negar los
problemas y la psicopatología y por tanto aparecer en una forma favorable o además, existe también la

81
posibilidad de haber dado respuestas todas falso (véase más adelante el análisis de la invalidez de
perfil para detalles sobre estas dos series de respuesta). Quienes obtienen puntuaciones altas en la
escala K quizá estén tratando de mantener una apariencia de adecuación, control y efectividad.
Aquéllos que obtienen puntuaciones altas tienden a ser tímidos e inhibidos y son indecisos sobre su
compromiso emocional con los demás, además, son intolerantes y no aceptan creencias y conductas
poco convencionales. Les falta autoconocimiento y autoentendimiento. La delincuencia es poco
probable entre personas con puntuaciones altas en la escala K. Cuando estas puntuaciones en las
escala K se acompañan por elevaciones notables en las escalas clínicas, es probable que la persona
esté gravemente trastornada psicológicamente pero tenga poca conciencia o ninguna de sus
problemas.

Puntuaciones promedio en la escala K

Cuando las puntuaciones de la escala K caen dentro del rango que se espera para el nivel
socioeconómico de la persona, ésta mantienen un balance saludable entre la autoevaluación positiva y
la autocrítica. Estas personas tienden a estar bien adaptadas psicológicamente y manifestar pocos
signos de trastorno emocional. Son independientes, seguras de sí mismas y capaces de enfrentar los
problemas en sus vidas diarias. Tienden a poseer capacidades intelectuales altas, intereses amplios y a
ser ingeniosas, emprendedoras, versátiles y listas. Tienen un pensamiento claro y enfocan los
problemas en una forma sistemática y razonable. En las situaciones sociales, se llevan bien con los
demás, son entusiastas, con fluidez verbal y tienden a tomar un papel ascendente.

Puntuaciones bajas en la escala K

Cuando una persona obtienen una puntuación menor para su nivel socioeconómico de lo
esperado en la escala K, debe considerarse la posibilidad de una respuesta todo cierto o de un intento
deliberado por presentarse a sí misma en una manera desfavorable (véase más adelante el análisis de
la invalidez del perfil para detalles sobre estas dos series de respuesta). Las puntuaciones bajas
también pueden indicar que el sujeto está exagerando sus problemas como una súplica de ayuda o
experimentando confusión que puede ser de naturaleza orgánica o funcional.
Los que obtienen puntuaciones bajas tienden a ser muy críticos consigo mismos y con los
demás y a ser muy insatisfecho de sí mismos. Pueden ser bastante ineficientes al enfrentar lo
problemas en sus vidas diarias, y tienden a poseer poco conocimiento de sus propias motivaciones y
conducta. Son socialmente conformistas y tienden a ser exageradamente sumisos con la autoridad.
Inhibidos, retraídos y superficiales, y tienen un ritmo personal lento. Son muy torpes socialmente y
francos y violentos en las interpretaciones sociales. Su enfoque hacia la vida pude definirse como
cínico, escéptico, cáustico e incrédulo, y son bastante suspicaces sobre las motivaciones de los demás.

RESUMEN DE DESCRIPCIONES

Una puntuación alta en la escala K es indicativa de un individuo que (es):


1. Puede haber intentado fingir un buen perfil.
2. Puede haber respondido falso a la mayoría de los reactivos del MMPI.
3. Trata de dar una apariencia de adecuación, control y efectividad.
4. Tímido, inhibido.
5. Indeciso sobre su compromiso emocional con los demás.
6. Intolerante, no acepta las actitudes y creencias poco convencionales en otros.
7. Falta de conocimiento de sí mismos y autoentendimiento.
8. No es probable que despliegue una conducta delictiva abierta.
9. Si las escalas clínicas también están elevadas, puede estar psicológicamente trastornado de
gravedad pero tienen poca conciencia de esto.

Una puntuación promedio en la escala K es indicativa de un individuo que (es):


1. Mantiene un balance saludable entre la autoevaluación positiva y la autocrítica al responder los
reactivos del MMPI.
2. Psicológicamente bien adaptado.

82
3. Muestra pocos síntomas abiertos de trastorno emocional.
4. Independiente, seguro de sí mismo.
5. Capaz de enfrentar los problemas de la vida diaria.
6. Tiene capacidad intelectual elevada.
7. Muestra intereses amplios.
8. Ingenioso, emprendedor, versátil, listo.
9. Pensamiento claro, enfoca los problemas en una forma razonable y sistemática.
10. Es sociable.
11. Entusiasta, con fluidez verbal.
12. Toma un papel ascendente.

Una puntuación baja en la escala K es indicativa de un individuo que (es):


1. Puede haber respondido cierto a la mayor parte de los reactivos del MMPI.
2. Trata de fingir un perfil malo.
3. Pueden estar exagerando los problemas como una súplica de ayuda.
4. Muestra confusión ya sea orgánica o psicótica aguda abierta.
5. Crítico de sí mismo y de los demás, insatisfecho de sí mismo.
6. Ineficaz para enfrentarse con los problemas de la vida diaria.
7. Muestra poco conocimiento de sus propiedades motivacionales y conducta.
8. Socialmente conformista.
9. Exageradamente sumiso con la autoridad.
10. Inhibido, retraído, superficial.
11. Tiene un ritmo personal lento.
12. Socialmente torpe.
13. Franco y violento en las situaciones sociales.
14. Cínico, escéptico, cáustico, incrédulo.
15. Suspicaz sobre las motivaciones de los demás.

Cuestionario lectura Nº 4

1. Función de las escalas de validez en la estructura del inventario


2. Función de la escala de validez ? (no puedo decir) en la estructura del inventario
3. Función de la escala de validez L en la estructura del inventario
4. Función de la escala de validez F en la estructura del inventario
5. Función de la escala de validez K en la estructura del inventario
6. Diferenciar las puntuaciones altas de las bajas en la escala L
7. Diferenciar las puntuaciones altas de las bajas en la escala F
8. Diferenciar las puntuaciones altas de las bajas en la escala K

83
LA NATURALEZA Y LA INSTRUCCIÓN DE LA PERSONALIDAD

La naturaleza de la personalidad. Contribuciones genética:


Cualquier cosa que heredamos que nos es común como humanos, así como lo que heredamos que nos
hace únicos, es heredado a través de la acción de los genes. Heredamos 23 pares de cromosomas, un
par de cada uno de nuestros padres biológicos.
Los cromosomas contienen miles de genes, los genes están compuestos de una molécula llamada ADN
y dirigen las síntesis de las moléculas de proteína. Los genes deben ser considerados como fuentes de
información, que dirigen las síntesis de las moléculas de proteína por líneas particulares. Es la
información contenida en los genes la que dirige el dearrollo biológico del organismo. Es esta
información la que dirige el desarrollo biológico del óvulo fertilizado en un feto, del neonato
completamente formado, del adolescente con características secundarias de sexo y de la persona de
edad con características asociadas con lo viejo.
La cantidad de información contenida en los genes es verdaderamente notable. Al apreciar la relación
de los genes con la conducta, es importante entender que los genes no gobiernan la conducta
directamente. Así, no hay “genes de extraversión” o “genes de introversión” y no hay “genes de
neuroticismo”. En la medida en que los genes influyen en el desarrollo de las características de la
personalidad... lo hacen por medio de la dirección del funcionamiento biológico del cuerpo.
Dentro de este contexto, la cantidad de información pertinente a la conducta almacenada en los genes
es tremenda. Por ejemplo los genes determinan las diferencias anatómicas entre diferentes especies y
son la base de muchas conductas específicas a una especie. Uno de los más complejos y fascinantes
casos de conducta animal es el baile de la abeja obrera. Cuando las abejas obreras encuentran comida,
regresan a al colmena y hacen señales a las otras abejas, por medio de lo que se ha llamado un baile,
del sitio de la provisión de comida recientemente descubierta. Tanto la distancia como la dirección de la
provisión de comida respecto a la colmena son señalados a través del tipo de baile que se hace y del
ángulo de la abeja que hace señales respecto al sol- ¡una acción comunicativa bastante notable!,
aunque el desarrollo de tales conductas probablemente dependen de cierta experiencia, la base para
tales conductas específicas a una especie reside en los procesos biológicos dirigidos por los genes
(Goldsmith, 1991), lo que se quiere destacar aquí es que la conducta del organismo que es dirigida por
los procesos biológicos gobernados por la información contenida en los genes puede ser bastante
compleja.
En el pasado a menudo se hacía una distinción entre conducta instintiva y aprendida. La conducta
instintiva se vinculaba al funcionamiento de los genes y la conducta aprendida al funcionamiento sin
genes. Hoy estas distinciones se consideran bastante engañosas. Lo que antiguamente se
consideraban conductas instintivas hoy se considera que involucra cierto grado de experiencia,
particularmente a un periodo crítico o sensible en el sentido del animal. Por ejemplo el desarrollo de las
canciones en los pájaros, es dirigido tanto por la información contenida en los genes como por las
experiencias durante los periodos críticos para su desarrollo. Ciertos pájaros son “enjaulados” para el
desarrollo de determinadas canciones pero este desarrollo requiere experiencias sensitivas durante los
periodos particulares de desarrollo. Si estas experiencias no ocurren, el desarrollo “enjaulado” tampoco
ocurre. Así , los genes pueden determinar el desarrollo de los procesos biológicos específicos a una
especie se requieren experiencias ambientales para desarrollar conductas específicas a esta especie
(Goldsmith, 1991).
En cambio las conductas muestran una gran diversidad entre los miembros de una especie, y a las que
a menudo se alude como aprendidas, pueden ser construidas sobre procesos biológicos que están
gobernados genéticamente. Por ejemplo uno no puede menos que sorprenderse por la enorme
diversidad de lenguas que se hablan en todo el mundo y la enorme serie de sonidos hechos dentro de
estas lenguas. Como adultos escuchando a personas que hablan una lengua extranjera, a menudo para
nosotros es imposible oír diferencias de sonidos consideradas bastante fundamentales por los
hablantes de esa lengua. Además para nosotros es difícil, a veces imposible, hacer los sonidos
fundamentales de aquella lengua. Sin embargo todos los humanos nacen “preparados” para aprender
una lengua y son capaces de hacer todos los sonidos que se hallen en cualquier lengua(Werker, 1989).
Los genes proporcionan las bases biológicas para el aprendizaje de la lengua y hacer los sonidos que
se hallan en las lenguas de todo el mundo, pero la lengua específica aprendida y poder hacer ciertos
sonidos depende de la experiencia – en el caso del aprendizaje de la lengua, las experiencias que
ocurren durante los primeros años de la vida- en resumen, una vez más tenemos conductas complejas

84
cuyo desarrollo depende tanto de los procesos biológicos gobernados por los genes como de la
experiencia...
Si dos organismos son idénticos genéticamente, cualquier diferencia observada posteriormente puede
ser atribuida a las diferencias de sus ambientes. Por otro lado, si dos organismos son diferentes
genéticamente pero experimentan el mismo ambiente, entonces cualquier diferencia observada puede
ser atribuida a factores genéticos, si bien con los humanos nunca tenemos la combinación ideal de
variaciones conocidas de similitud genética y ambiental, los gemelos idénticos (monozigóticos, MZ) y los
fraternales (dizigóticos, DZ), ofrecen una aproximación a esta investigación ideal. Los gemelos
monozigóticos crecen del mismo óvulo fecundado y son idénticos genéticamente. Los gemelos
dizigóticos crecen de dos óvulos fecundaos por separado y son tan similares genéticamente como
cualquier par de hermanos, compartiendo alrededor del 50 por 100 de sus genes, aproximadamente.
La razón fundamental para utilizar los estudios de gemelos para demostrar la importancia de los
factores genéticos en la personalidad puede ser formulada como sigue:
1. Como los gemelos monozigóticos tienen genes idénticos, cualquier diferencia entre ellos tiene
que ser debida a las diferencias ambientales.
2. si bien los gemelos dizigóticos son diferentes genéticamente, tienen muchas condiciones
ambientales en común y por eso proporcionan alguna medida de control ambiental.
3. Cuando se estudian los gemelos monozigóticos y dizigóticos, es posible evaluar el efecto de los
diferentes ambientes en el mismo genotipo y el resultado de diferentes genotipos que están
influidos por ambientes iguales o similares.

De forma simplificada, las diferencias entre los gemelos Mz están determinadas por el ambiente, y las
diferencias entre los gemelos DZ están determinadas genéticamente. Por lo tanto, la comparación del
alcance y la naturaleza de ambos efectos con relación a la misma característica de la personalidad
permite evaluar hasta que punto la característica está determinada genéticamente y hasta que punto
puede ser modificada por distintas contingencias ambientales.

La instrucción de la personalidad:
En esta sección estudiamos las pruebas de los efectos del ambiente en la personalidad. En cierto
sentido, las pruebas en defensa de la importancia del ambiente ya han sido presentadas en la sección
anterior, en la medida en que los datos de genética conductual indican aproximadamente el 40 por 100
de la variación de las características de la personalidad individual y la personalidad en conjunto están
determinados por factores genéticos, entonces el resto de la variación de la población está compuesta
de alguna combinación de impactos ambientales y errores en la medición. Realmente, uno de los
aspectos interesantes de los recientes desarrollos de la genética conductual ha sido el esfuerzo de
utilizar datos de estudios de gemelos y de adopción para determinar los impactos ambientales en las
variables de la personalidad. Así, aunque Plomin (1990) propone que “ la influencia genética es tan
ubicua y penetrante en la conducta que un cambio de énfasis está justificado: no pregunteis que es
heredable, preguntad, mas bien, que no es heredable”, al mismo tiempo indica que “el otro mensaje es
que los mismos datos de la genética conductual producen las pruebas asequibles más fuertes para la
importancia de la influencia ambiental”.

En su libro Nature and Nurture, Plomin (1990) sugiere que la genética conductual, tiene dos mensajes;
la naturaleza y la instrucción. La investigación de la genética conductual conduce a las pruebas sobre la
importancia de los genes y el ambiente.
Así, se puede hacer la pregunta ¿Qué produce una diferencia en el ambiente?. Por ejemplo con relación
a la personalidad, crecer en el mismo ambiente familiar provoca alguna diferencia para el desarrollo de
la personalidad; es decir, mas allá de los genes compartidos, ¿ los hermanos tienen una personalidad
semejante como resultado de haber sido educados en la misma familia?, lo que hacen los genetistas
conductuales es no sólo evaluar la parte de la variación de la población de una característica que es
debida a distintos tipos de ambientes. Se hace una distinción entre ambientes compartidos y ambientes
no compartidos. los ambientes compartidos están compuestos de aquellos ambientes compartidos por
hermanos como resultado de crecer en la misma familia. Por ejemplo los valores de la familia y las
costumbres de la educación de los niños, deben ser comunes entre los hermanos. Los ambientes no
compartidos consisten en aquellos ambientes que no son compartidos por los hermanos que crecen en
la misma familia. Por ejemplo los hermanos pueden ser tratados de forma distinta por los padres a

85
causa de diferencias de sexo, diferencias de orden de nacimiento, o sucesos de la vida únicos para un
niño determinado(por ejemplo enfermedades del niño o problemas económicos durante la infancia de
uno de los hijos).

¿Qué características ambientales pueden ser importantes al influir el desarrollo de la personalidad en


los hermanos? En la investigación de la genética conductista esto se estudia comparando los hermanos
biológicos que crecen en el mismo ambiente familiar, con los hermanos biológicos que crecen en
diferentes ambientes familiares, y comparando los hermanos adoptados que crecen en el mismo
ambiente familiar con los hermanos biológicos educados en diferentes ambientes. En otras palabras,
los distintos grados de semejanza de la personalidad se estudian como una función tanto del grado de
similitud genética como el grado de ambiente familiar compartido. Si los ambientes compartidos son
importantes, los hermanos biológicos educados juntos serán mucho más similares que los hermanos
biológicos que han crecido separadamente. También deberían ser mucho más similares a sus pares
biológicos que los hermanos que han crecido separados. Esencialmente, los hermanos biológicos
educados juntos deberían parecerse el uno al otro, y a sus padres, más allá del grado del que puedan
dar cuenta los genes exclusivamente. Además, si los ambientes compartidos son importantes, dos
hermanos adoptados que crecen juntos deberían parecerse mas que dos hermanos adoptados
educados separadamente. Si los ambientes no compartidos son importantes, estas relaciones no son
válidas. En esencia, si los ambientes no compartidos son importantes, los hermanos educados juntos no
se parecerán más que los hermanos educados separadamente... en uno de los descubrimientos más
sorprendentes de la genética conductual, hay notables pruebas de que los efectos de los ambientes
compartidos, las experiencias compartidas como miembros de la misma familia, no son ni de lejos tan
importantes como los efectos de los ambientes no compartidos. dicho de otra forma, las experiencias
únicas que lo hermanos tienen dentro y fuera de la familia parecen ser mucho mas importantes para el
desarrollo de la personalidad que las experiencias compartidas como resultado de estar en la misma
familia.

86
INVENTARIOS Y TÉCNICAS PROYECTIVAS

Inventarios de personalidad

Los inventarios de ajuste y temperamento, más comúnmente conocidos como inventarios de


personalidad, consisten en reactivos que se refieren a las características, pensamientos, sentimientos y
comportamientos personales. Así como en un inventario de intereses, escala de calificación o lista de
verificación, en un inventario de personalidad los sujetos marcan aquellos reactivos que juzguen más
descriptivos de ellos mismos. Un instrumento así, por lo general produce calificaciones en distintas
variables, a pesar de que existen muchos inventarios con una sola calificación o un solo propósito.
Algunos ejemplos de estos instrumentos con un sóo propósito son el Inventario de Depresión de Beck y
la escala de desesperanza de Beck, sin embargo un inventario de personalidad típico mide una amplia
diversidad de variables y por lo regular está elaborado y estandarizado con mayor detenimiento que una
escala de calificación o lista de verificación.
Veracidad al responder: El problema de la veracidad al responder puede ser grave en un inventario de
personalidad. No sólo es probable que los sujetos no estén dispuestos a decir la verdad, sino que quizá
incluso no conozcan la verdad sobre sí mismos y, por tanto, no respondan los reactivos en forma
precisa. Las evidencias de las investigaciones indican que las personas pueden responder los
inventarios de personalidad de manera distorsionada cuando se les pide que así lo hagan, sin embargo,
por temor a ser descubierta o por cualquier otra razón, las personas no mienten ni falsean tanto en la
situaciones de asesoramiento o colocación laboral, como podríamos suponer (Schwab y packard,
1973), en algunos inventarios, se han preparado claves de codificación especiales de validez con el
objeto de detectar la simulación o la falsificación. Estas claves no siempre revelan cuando un sujeto
está mintiendo, pero han demostrado efectividad en ciertas situaciones (Norman 1963).
Desde luego el engaño intencional, ya sea que la persona aparente ser peor(mentir que es malo) o
mejor (mentir que es bueno), no es el único factor que afecta la precisión de las respuestas en un
inventario de personalidad. Pueden resultar calificaciones inválidas debido a la falsificación de las
respuestas o la ignorancia de éstas a ciertas preguntas, pero las tendencias de respuestas o grupos
como suficiencia, aceptación social, exceso de cautela y exageración también pueden afectar la validez
de las calificaciones. De especial interés son los grupos de respuestas de suficiencia (la tendencia a
estar de acuerdo más que en desacuerdo cuando se tiene duda) y la aceptación social (la tendencia a
responder en forma que acepte la sociedad). Así como con la falsificación para mejorar y empeorar los
resultados, en ciertos inventarios se han desarrollado claves de calificación especiales para detectar o
compensar estos grupos de respuestas. Por lo regular, las calificaciones en estas “escalas de validez”
que se determinan al aplicar estas claves a las respuestas de una persona se analizan antes de evaluar
las calificaciones de contenido o las escalas de diagnóstico. Sin embargo, incluso los inventarios de
personalidad que se califican con base en estas escalas de validez pueden ser susceptibles a la
falsificación y los grupos de respuestas, llevando con frecuencia a una interpretación errónea de las
calificaciones con base en la escala de diagnóstico. Por tanto, los inventarios de personalidad quizás
deberían utilizarse en la toma de decisiones sólo cuando los sujetos no obtengan ningún beneficio de la
falsificación intencional de las respuestas.
Normas, confiabilidad y validez: A diferencia de la mayor parte de las escalas de calificación y listas de
verificación, los inventarios de personalidad por lo general se califican con referencia a un grupo de
normas basadas en las respuestas por parte de grupos seleccionados de personas. Ya que las
muestras de estandarización en ocasiones son muy reducidas y poco representativas de la población,
esas normas deben interpretarse con cautela. Además, las calificaciones y normas para algunos
inventarios de personalidad, sobre todo aquellos que consisten en reactivos con formato de elección
forzada, son ipzativos por naturaleza. Cuando las calificaciones son ipzativas, la calificación que obtiene
un sujeto en una escala se ve afectado por las que obtiene en las otras escalas. Esto último crea
problemas al comparar las calificaciones que obtienen distintas personas o grupos en una escala o
variable en particular.
El que las variables afectivas parezcan estar más influenciadas que las variables cognoscitivas por los
factores de situación (Mischel 1968) provoca mayor inestabilidad en las medidas de personalidad que
en las de habilidad. Aunada a los problemas por definir las características de personalidad y diseñar
medidas aceptables de éstas, la inestabilidad de las medidas de personalidad por lo regular da como

87
resultado confiabilidad más baja de las calificaciones en los inventarios de personalidad que para
aquellas de las pruebas de inteligencia o habilidades especiales.
La mayor parte de los inventarios de personalidad también tienen validez muy limitada. Un factor que
limita la validez de muchos inventarios es su baja confiabilidad. la presencia de la falsificación y los
grupos de respuesta, también contribuye a la validez reducida de muchos inventarios para propósitos de
diagnóstico y clasificación clínicos. Otro factor que puede afectar la validez de un inventario de
personalidad es la tendencia que presentan los usuarios a convertirse en víctimas del engaño que
consiste en creer que los subgrupos de reactivos (escalas) que tienen nombres similares en distintos
inventarios necesariamente miden la misma variable. Esto puede suceder por ejemplo cuando la escala
de ansiedad y hostilidad de un inventario tiene sólo correlaciones moderadas con escalas que cuentan
con un nombre similar en otros inventarios. Además, aun cuando se encuentre una correlación elevada
entre las escalas de 2 inventarios diferentes, debe tomarse en cuenta la posibilidad de que la
correlación sea ilusoria en el aspecto de que es el resultado de un grupo de respuestas común.

Técnicas proyectivas

Técnicas proyectivas es un término que creó Lawrence Frank (1939) para los estímulos
ambiguos con base en lo que los sujetos pueden “proyectar” sus necesidades y sentimientos internos.
Las técnicas proyectivas están compuestas por estímulos relativamente no estructurados y/o tareas que
se pide al sujeto que describa, cuente una historia, complete o responda de alguna otra manera. En
contraste con los inventarios de personalidad y escalas de calificación más directos, las técnicas
proyectivas por lo general son menos obvias en su objetivo y, por tanto, se suponen que estás menos
sujetas a la falsificación y los grupos de respuestas. Ya que las técnicas proyectivas son relativamente
no estructuradas en su contenido y abiertas en términos de las respuestas obtenidas, se supone que la
estructura que se presenta en el material de estímulo o la tarea es un reflejo o proyección de la
percepción individual que el sujeto tiene del mundo. También se supone que, conforme la tarea se
vuelve menos estructurada, es más probable que las respuestas revelen facetas importantes de la
personalidad.
De a cuerdo con sus seguidores, las técnicas proyectivas pueden revelar partes más prifundas
de la personalidad, de las cuales quizá incluso el sujeto no esté conciente. Sin embargo, las técnicas no
ofrecen una forma de abrir las puertas al inconsciente ni rayos X de la mente. Además, su falta de
estructura es un arma de dos filos ya que puede dar como resultado gran variedad de respuestas que
son difíciles de evaluar. Como consecuencia de los problemas de calificación, la mayor parte de las
técnicas proyectivas no cumplen con los estándares convencionales de confiabilidad y validez. Los
coeficientes de validez de las técnicas proyectivas que se obtuvieron en el uso de varios criterios por lo
regular son bajos, reflejando factores de situación así como subjetividad en la calificación e
interpretación.
Debido a que las técnicas proyectivas tratan de obtener un proceso inconsciente, la
interpretación delas respuestas al material de la prueba ha tenido gran influencia de la teoría
psicoanalítica. Por tanto, no es sorprendente que los periodos en que existió mayor interés por el uso de
las técnicas proyectivas fuera de 1940 a 1960, época que el pensamiento psicoanalítico ejerció gran
influencia particularmente sobre la teoría e investigación de la personalidad. Además de recibir la
influencia del psicoanálisis y otras teorías psicodinámicas, los psicólogos que interpretaron los registros
de las pruebas proyectivas por lo general intentaban formar una impresión general de la personalidad
del sujeto al buscar consistencias y rasgos sobresalientes en el patrón de respuestas. Como
consecuencia de ello, la aplicación y calificación de una prueba proyectiva típica requiere de más
capacidad y sensibilidad que para un inventario de informe de sí mismo. Aún así, los psicólogos que se
supone recibieron capacitación adecuada en estas técnicas no están de acuerdo frecuentemente en sus
interpretaciones de las respuestas...

88
LA PSICOLOGÍA DEL RASGO DE HANS J. EYSENCK

Muchas aportaciones de Eysenck han igualado las de Cattell, y él también hace un dilatado uso
del análisis factorial. Además, Eysenck, como Cattell, ha sido un psicólogo de intereses increíblemente
amplios – exploración de los elementos rasgo básicos, desarrollo de cuestionarios de la personalidad,
investigación de los determinantes genéticos y de las bases biológicas de la personalidad (Eysenck,
1990) y de los determinantes de la creatividad (Eysenck, 1993) -. Sin embargo, difiere de Cattelll en dos
aspectos fundamentales. Primero, destacan menos dimensiones de rasgo que Cattell, prefiriendo
funcionar al nivel de los tipos que son la base de los factores o rasgos enfatizados por Cattell. Segundo,
más recientemente ha hecho un mayor esfuerzo para relacionar las diferencias individuales en los
rasgos con las diferencias en el funcionamiento biológico.
Vamos a estudiar estas diferencias más detalladamente. Como se ha observado, al igual que
Cattell, Eysenck utiliza el análisis factorial para determinar las dimensiones básicas de la personalidad.
Como Cattell, Eysenck destaca los rasgos como respuestas habituales que tienen tendencia a ir juntas.
A un nivel más elevado de organización, sin embargo, Eysenck describe los tipos (Eysenck, 1970). A
pesar de que se utiliza el término tipo, es importante admitir que de hecho representa una dimensión
bipolar, con una extremidad baja y una alta, y la gente puede situarse a lo largo de varios puntos entre
estos dos extremos.
Eysenck destaca tres dimensiones básicas de la personalidad – Introversión-Extraversion,
Neuroticismo y Psicoticismo -. Las iniciales E (Extraversión), N (Neuroticismo) y P (Psicoticismo) se
utilizan para señalar estas tres dimensiones de tipo y el acrónico PEN se utiliza para referirse al modelo
tridimensional de la personalidad. El Cuestionario de la personalidad de Eysenck (EPQ) se ha
desarrollado como una medida de las diferencias individuales en estas tres dimensiones de rasgo
básicas (Eysenck y Eysenck, 1975;).
Antes de estudiar cada una de estas dimensiones más detalladamente, se puede observar que
las dos primeras dimensiones (EN) son similares a lo que se descubre si los 16 factores propuestos por
Cattell se someten a un análisis factorial posterior. En otras palabras, una nueva agrupación de los
rasgos de Cattell, derivados de los cuestionarios, conduce a factores de segundo orden que son
similares a las dimensiones de Eysenck de Introversión-Extraversión y Neuroticismo. Como veremos,
estos dos factores o dimensiones se destacan como importantes en prácticamente cada estudio de
análisis factorial del rasgo. La tercera dimensión, el Psicoticismo, viene a ser mucho más polémica.
Estudiando brevemente, la dimensión Introversión-Extroversión se refiere a las diferencias de
sociabilidad e impulsividad. El típico extravertido es sociable, le gustan las fiestas, tiene muchos amigos,
necesita excitación y actúa impulsivamente. El introvertido tiende a ser tranquilo, introspectivo,
reservado, reflexivo, receloso de las decisiones impulsivas y prefiere una vida bien ordenada a una llena
de azar y riesgo. Una extensa variedad de estudios indican diferencias fundamentales en el
funcionamiento de introvertidos y extravertidos; los introvertidos son más sensibles al dolor, se cansan
más fácilmente, consideran que la excitación disminuye la realización, son mejores en la escuela,
prefieren ocupaciones más solitarias, son menos sugestionables y son menos activos sexualmente
tanto en términos de frecuencia como de variedad de parejas que los extravertidos (Eysenck, 1990;
Wilson, 1978; Zuckerman, 1991). Como hemos observado, Eysenck sugiere que las variaciones
individuales en la personalidad reflejan diferencias en el funcionamiento biológico. Con respecto a E
sugiere que los introvertidos se excitan más fácilmente con los acontecimientos y aprenden más
fácilmente las prohibiciones sociales que los extravertidos. Como resultado, los introvertidos son más
reprimidos e inhibidos. También hay pruebas de que los introvertidos están más influenciados por los
castigos en el aprendizaje, mientras que los extravertidos están más influenciados por las recompensas
(Eysenck, 1990).
Con relación al neuroticismo, la gente alta en N tiende a ser emocionalmente inestable y
frecuentemente se lamenta de preocupaciones y ansiedad así como de dolores corporales (por ejemplo,
dolores de cabeza, problemas estomacales, accesos de vértigo). Como se ha observado, la naturaleza
exacta le da dimensión de Psicoticismo no es tan clara pero principalmente se refiere a una tendencia a
ser agresivo, frío, egocéntrico, impersonal, insociable y original. En cierto sentido el propio término es
desafortunado, ya que hace creer a la gente que lo que se mide es la psicopatología conocida como
psicosis. A pesar de que el rasgo puede significar una predisposición de la gente a la psicosis, las
diferencias individuales en el mismo siguen una distribución normal que hasta cierto punto es
independiente del estado clínico de la psicosis. Además, a pesar de que muchas de estas

89
características del rasgo tienen un valor social negativo. Eysenck (1993) sugiere una relación entre las
puntuaciones elevadas en esta dimensión y la creatividad. Probablemente lo fundamental de esta
relación es la capacidad de pensar de forma original, que es esencial para la creatividad, a pesar de que
obviamente no es el único requisito previo para esta aptitud.
Volviendo a los aspectos biológicos de estas dimensiones del rasgo, se puede observar que el
énfasis de Eysenck en establecer las bases biológicas de la existencia de cada rasgo preceden con
cierto tiempo a la actual popularidad de esta área de la investigación. Esto también es cierto de su
énfasis en la significación evolucionaría de los rasgos:
Creo que las principales dimensiones de la personalidad, las más esenciales, probablemente
son aquellas en las que la variación ha tenido una significación evolucionista, y que esta historia
evolucionista probablemente se manifiesta en una fuerte determinación genética de las diferencias
individuales a lo largo de estas dimensiones, 1977, pp. 407-408.
Mientras que descriptivamente es útil obtener categorías del rasgo a partir de clasificaciones y
cuestionarios, Eysenck advierte de la necesidad de un análisis causal de por qué aparecen estas
dimensiones rasgo. Como constatación de que los factores biológicos desempeñan un importante papel
en el desarrollo de P, E y N, Eysenck (1990) cita la presencia de los factores transculturales y el fuerte
componente genético de los mismos (heredado). Además, hay pruebas de que el análisis factorial de la
conducta de los monos conduce a factores similares a E (juego), N (temeroso, retirada) y P (agresión)
(Zuckerman, 1991, p. 42).
El debate de los orígenes biológicos de P, E y N es complicado por la necesidad de un
conocimiento complejo del funcionamiento biológico del cuerpo y de medidas de este funcionamiento.
Además, muchos de los estudios de esta área conducen a resultados inconcluyentes o contradictorios,
dependiendo de la población estudiada, de las medidas utilizadas y de las condiciones del test. Para
concretar los resultados más congruentes parecen sugerir que la dimensión E se relaciona con la
regulación de la entrada (imput) sensorial (Eysenck, 1990). El conjunto de datos obtenidos sugiere que
los extravertidos están normalmente en un nivel más bajo de arousal y son menos fácilmente excitables
que los introvertidos. Por lo tanto la misma cantidad de estimulación conduce a una mayor excitación en
los introvertidos. Recíprocamente, los extravertidos necesitan más estimulación para conseguir el
mismo nivel de excitación que los introvertidos. Esto explica la fuerte tendencia de los extravertidos a
aburrirse con niveles bajos de estimulación y a buscar niveles más elevados de estimulación que los
introvertidos. Se ha trabajado menos en las dimensiones N y P que en la E, y hay menos que contar
sobre sus orígenes biológicos por ahora (Eysenck, 1990). Esta área, de todos modos, es de importancia
creciente y volveremos a ellos cuando estudiemos otros modelos de rasgo más recientes. Una
autoridad en la materia sugiere que ¡Eysenck puede reivindicar justamente que su sistema se basa en
un cuerpo de investigación psicobiológica que los partidarios de otros modelos dimensionales ni siquiera
han abordado! (Zuckerman, 1991, p. 11).

90
LA PSICOLOGÍA DEL RASGO DE RAYMOND B. CATTELL

Raymond B. Cattell es una de las grandes figuras de la historia de la psicología del rasgo. Sus
intereses y aportaciones son increíblemente extensos e incluyen no sólo la aplicación del análisis
factorial a los rasgos de la personalidad y a la evaluación de la personalidad, sino también aportaciones
en las áreas de la inteligencia y la herencia de la personalidad, así como en otras áreas.
La especialización universitaria de Cattell fue la química y, cuando se inclinó por la carrera de
psicología, su objetivo era desarrollar una taxonomía de rasgos de personalidad comparable a la tabla
periódica de los elementos de química. Educando en Inglaterra, estuvo influido por el trabajo de
Spearman sobre el análisis factorial. Así, el análisis factorial era considerado el método de elección para
determinar los elementos básicos de la personalidad. Su primera investigación implicaba utilizar muchos
de los términos del rasgo ya utilizados por Allport (Allport y Odbert, 1936) pero, además, aplicando el
análisis factorial para determinar qué grupos de términos parecían ir juntos. En esta investigación
(Cattell, 1943) a partir de adultos que estaban clasificados por conocidos o expertos, aplicó las técnicas
de análisis factorial para determinar qué grupos de rasgos estaban más correlacionados. Llegó a la
conclusión de que aparecían quince factores que explicaban la mayor parte de la personalidad.

Insatisfecho con los análisis de los términos de rasgo tal como se utilizaban en el lenguaje
cotidiano. Cattell empezó a determinar si los mismos grupos de términos del rasgo (factores) podían ser
descubierto en cuestionarios. Esta investigación debía servir de verificación de la primera investigación
y también de base para el desarrollo de un cuestionario para medir diferencias individuales en los
elementos básicos de la personalidad. Se escribieron y administraron miles de ítems de cuestionario a
un gran número de sujetos. Los análisis factoriales se utilizaron para determinar que ítems de
cuestionario iban juntos. Analizando estos datos Cattell llegó a la conclusión de que había 16 factores o
grupos de ítems y sobre esta base desarrolló el Cuestionario de los 16 factores de la personalidad (16
PF) para medir las diferencias individuales en las dimensiones pertinentes del rasgo (Cattel y Eber.
1962). Algunas de estas dimensiones del rasgo eran Reservado-Comunicativo, Estable-Emocional,
Oportunista-Consciente y Conservador-Experimentador.

¿Cómo concordaban estos factores con aquellos obtenidos de la primera investigación que
incluía clasificaciones basadas en los términos del rasgo usados en el lenguaje cotidiano? Cattell llegó a
la conclusión de que 12 mostraban una notable relación mientras 4 parecían ser únicos en los
cuestionarios. Continuando con esta línea de investigación, empezó a determinar si los mismos factores
se obtendrían utilizando datos de tests objetivos. Una vez más muchos sujetos fueron examinados, en
este caso en tests de laboratorio, para determinar qué conductas iban juntas para formar factores de
rasgo. El análisis factorial de los datos de test conductual dio por resultado el descubrimiento de 21
factores de rasgo. ¿Cómo se correspondían estos factores con los factores obtenidos de las
clasificaciones y de los cuestionarios? A pesar de que había una notable superposición, no había una
simple correspondencia “punto a punto” (Skinner y Howarth, 1973).

Puede ser difícil apreciar la magnitud de los esfuerzos de Cattell para determinar la estructura
básica de la personalidad. Para hacerlo, es importante reconocer que hoy los análisis factoriales los
hace completamente un ordenador – los datos entran junto con el programa de análisis factorial y el
resultado indica cuántos factores hay y qué términos o ítems del rasgo van juntos en cada factor -. Sin
embargo, en la década de los 40, cuando Cattell estaba haciendo esta investigación, los ordenadores
no estaban disponibles y tenían que hacer estos análisis a mano (John, 1990). Además de esto, Cattell
no estaba satisfecho con los datos de un solo tipo – clasificaciones, respuestas de cuestionario, o tests
de laboratorio -. Al contrario, se aventuraba a determinar si los mismos elementos básicos se
presentaban en los tres reinos de datos, como él proponía que sería. Hasta el día de hoy un esfuerzo
tan grandioso como éste no ha sido replicado. Como veremos, los investigadores posteriores se han
contentado utilizando un solo tipo de dato o, en el mejor de los casos, comprobando las relaciones entre
las clasificaciones y los datos de cuestionario.

Ahora sólo trataremos brevemente dos aportaciones adicionales de Cattell a la teoría y a la


investigación del rasgo. En primer lugar, Cattelll estaba interesado en las causas determinantes y del
desarrollo de los rasgos. Para estudiar las primeras desarrolló un método para determinar cuánto

91
influencian la herencia y el ambiente en el desarrollo de la herencia y el ambiente variaban
considerablemente, se estimó que la personalidad en conjunto estaba determinada por el ambiente en
dos terceras partes y una tercera parte por la herencia (Hundleby, Pawik, y Cattell, 1965). Como
veremos, la investigación en esta área, conocida ahora como investigación genética de la conducta, ha
progresado considerablemente desde estos estudios de Cattell. De todas formas, su investigación en
esta área es notable, especialmente por cuanto sucedió a la vez que la mayoría de psicólogos
estadounidenses tomaron una posición casi exclusivamente ambientalista.

Además de este interés en las causas determinantes de los rasgos, Cattell investigó la
progresión del desarrollo del rasgo a lo largo del tiempo. Por lo tanto, estaba interesado en cuestiones
tales como si los mismos rasgos eran aplicables a la personalidad de todas las edades y si las
puntuaciones del rasgo eran estables a lo largo del tiempo. Gran parte de esta investigación sugería
que los mismos factores básicos del rasgo se podían descubrir en niños, adolescentes y adultos (Coan,
1966). Por otra parte, un estudio de una guardería indicó que sólo un tercio de los rasgos hallados en
los adultos se podían descubrir en niños de cuatro años o menores (Damarin y Cattell, 1968). Cattelll
también descubrió pruebas de una considerable cantidad de estabilidad en un rasgo, especialmente
cuando el individuo envejece (Cattell, 1965).

La segunda aportación es el interés de Cattell por los aspectos dinámicos de la personalidad así
como por sus aspectos estructurales – por los aspectos de la personalidad variables y cambiantes así
como por sus aspectos estables -. Así, Cattell claramente no creía que la persona fuera una entidad
estática que se comportaba de la misma manera en todas las situaciones. Reconoció que la manera de
comportarse de una persona en un momento cualquiera depende de muchos factores motivacionales y
situacionales. Por lo tanto, también utilizó técnicas del análisis factorial para trazar una taxonomía de
motivos e intentó desarrollar una fórmula para predecir la conducta basada en los rasgos pertinentes y
las variables situacionales.

Hemos estudiado el trabajo de Cattell bastante detalladamente tanto a causa de su importancia


histórica como porque pone de relieve un grupo de temas que nos interesarán más tarde – los
elementos básicos del rasgo, la comparabilidad de rasgos procedentes de distintas fuentes de datos, las
cuales determinantes de los rasgos y la estabilidad y el cambio del rasgo a lo largo del tiempo -. Aunque
no se ha tratado previamente, podemos añadir aquí su investigación sobre si aparecen los mismos
rasgos en culturas distintas. Interpretado conjuntamente, su trabajo representa un extraordinario nivel
de perfección.

92
CONSIDERACIONES PREVIAS PROCESO DE MEDICIÓN PARA LAS PRUEBAS PSICOMÉTRICAS DE PERSONALIDAD
A LA MEDICIÓN
Obtención de la muestra de Cuantificación de la muestra de Clasificación de los examinados
conducta conducta Ubicación del examinado
Conducta o respuesta Puntaje directo
Del instrumento ASIGNAR VALORES
-Antecedentes, finalidad, FORTALECER EL RAPPORT NUMÉRICOS, SEGÚN REGLAS COMPARAR EL PUNTAJE
características. DIRECTO, CON LA NORMA
-Bases teóricas El examinado está motivado y Calificar en forma objetiva y DEL GRUPO DE REFERENCIA
-Validez y confiabilidad dispuesto a rendir la prueba precisa las respuestas
Materiales Determinar el valor escalar
Del examinado Distribuir los materiales Obtener el puntaje logrado por Ubicar al examinado según sus
-Características psico-socio- el examinado aspectos de personalidad
culturales El examinado dispone de los
-Variables del examinado que materiales requeridos Totalizar el número de items, Precisar los aspectos de
afectan los resultados según criterios personalidad que corresponden
al examinado
Del examinador Impartir la consigna
-Capacidad de observación y
síntesis El examinado conoce la tarea a
-Facilidad en las relaciones realizar
interpersonales
Del ambiente fisico Observación de conducta
-Adecuadas condiciones físicas
-Adecuada iluminación y El examinado responde de
ventilación acuerdo a la consigna
-Libre de ruidos y comodidad