P. 1
Casa Verde - Composta Casera

Casa Verde - Composta Casera

|Views: 29|Likes:
Publicado porCecilia Quijada
Sección "Casa verde" de la revista de arquitectura e interiorismo "Tu casa nueva"
Sección "Casa verde" de la revista de arquitectura e interiorismo "Tu casa nueva"

More info:

Published by: Cecilia Quijada on Aug 01, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/23/2013

pdf

text

original

Sección: Casa verde

La composta: abono natural hecho en casa
En esta edición Casa verde aborda un tema muy importante para la administración integral de nuestro hogar: cómo reducir desechos, aprovechándolos para la elaboración de abono orgánico o composta que alimente nuestro jardín. Una de las personas más enteradas sobre este asunto en nuestra comunidad es Gabriela Escamilla. Desde hace catorce años, Gabriela ha destinado un espacio en su jardín y en su agenda para acelerar el proceso en que la tierra aproveche nuevamente los nutrientes que le serán provistos por desperdicios orgánicos. ¿Qué necesitas para “compostear”? Lo primero es conseguir un recipiente de regular tamaño (un recipiente de 1m3, por ejemplo) que tenga orificios, de manera que el contenido pueda oxigenarse. La tapa es importante para prevenir malos olores, que animales tengan acceso a los desechos depositados y que se inunde de agua cuando llueva. Hay composteros en el mercado de muy distintas formas y capacidades, aunque recipientes improvisados para este propósito pueden ser igualmente efectivos: una caja de madera provista de espacios entre tabla y tabla (tipo “jaba”), así como recipientes plásticos (como un bidón al que hagamos una tapa y hoyos para “respirar” o una caja de almacenaje tipo Rubbermaid a la cual hagamos algunos orificios en los lados). Una vez conseguido el recipiente, verteremos en él una capa de tierra, arena o aserrín de regular grosor (por ejemplo, para un recipiente de 1m3, esta primera capa podría ser de alrededor 2 pulgadas). Esta capa de tierra o aserrín absorberá el exceso de líquido que desprendan los desperdicios que depositemos en el compostero. Lo que sigue es rellenar el recipiente con los desechos orgánicos que obtengamos de nuestra casa: cáscaras y sobras de cualquier tipo de fruta y verdura, hojas caídas de árboles, el césped obtenido al podar el jardín, bagazo de café, cáscaras de huevo trituradas, servilletas de papel sin color ni impresiones; deberemos evitar desechos de carne, escamas y restos óseos, pues aunque técnicamente pueden ser elementos de composta, estos acarrean más tratamiento y molestias de las que son recomendables para nuestras primeras veces composteando. Añadidos los desechos, lo que sigue es revolver nuestra composta una vez por semana, con lo que daremos oxígeno a todo el contenido. Aunque es necesario mantener nuestra composta húmeda, en veces notaremos que ésta tiene exceso de líquido, tal vez por estar poniendo muchos desperdicios con alto contenido de agua (cáscaras o sobras de cítricos, melón, sandía). Lo que deberemos hacer cuando esto suceda es compensar con una capa de hojas caídas de árboles o con el pasto que se obtiene después de una podada –este último, además, provee Nitrógeno, elemento necesario en el proceso de compostear. Cuando el líquido en el compostero sea demasiado, podemos colar la composta o verter el líquido directamente sobre algún árbol o planta de nuestro jardín, sabiendo que lo que la planta recibe con ese jugo es un alto contenido nutrimental. Será común encontrar “moscas blancas” o pequeñas moscas en nuestra composta; las moscas regulares sólo aparecen cuando entre nuestros desperdicios hemos estado incluyendo restos de huesos o carne.

sin olvidar revolver el contenido una vez por semana. Como cualquier técnica. en la cual el desperdicio ya estará casi o completamente desintegrado y aprovechado por la tierra y el árbol. los cuales cubriremos con la tierra obtenida de la pequeña excavación. mientras el producto del primer compostero esté listo. volveremos al primer cuadro de tierra. Elaborar composta es una forma de involucrarnos en el ciclo de regeneración de la materia y la vida en nuestro planeta. Para quienes tienen un claro de tierra en su jardín (como en el caso de tener un árbol cuya la copa proyecte una sombra que impida que crezca el césped). Cuando ya hayamos enterrado desechos en toda la parcela. es necesario dejar de acumular desechos en el compostero en un determinado punto (puede ser cuando éste esté cerca del límite o en el límite de su capacidad). el que obtengamos al documentarnos y aquél que la misma práctica nos de. existen componentes que agilizan el proceso. Otra forma de elaborar composta es prepararla directamente sobre la tierra. Cuando está lista. la composta se utiliza en pequeñas proporciones en la tierra de la planta que se quiere alimentar: introduciendo a la tierra un puñito si se trata de una planta pequeña a mediana. los cuales son una opción más en la elaboración de composta. la composta deberá ser sólo algo que enriquezca y no el elemento de base: la composta se mezcla en una proporción mayor de tierra regular. devoción. Comenzaremos haciendo una pequeña cavidad (la profundidad no es necesaria) en el primer cuadro para ahí “sembrar” nuestros desechos orgánicos. Lo más recomendable es tener dos o tres composteros. en ésta también se va ganando en conocimiento. Cuando se utiliza para sembrar una planta. respeto. como el caso de ciertas lombrices especiales que acelerarán la descomposición de los desechos.nos hacen adivinar que la espera se ve compensada por un proceso que se disfruta y resultados que dan gran satisfacción. . así. Además. la composta es un elemento de aspecto parecido a la tierra. Para permitir que la materia que hemos vertido en el compostero termine de descomponerse y dé paso a la obtención de la composta.Debemos saber que el proceso de elaboración de composta no será breve. pero con alto contenido nutrimental para las plantas. Como abono natural. Al día siguiente haremos lo mismo en el parche de tierra contiguo y así sucesivamente. Gabriela nos comparte una ingeniosa técnica: la de “parcelar” o hacer pequeños cuadros imaginarios en la tierra. y que para poder ver nuestro producto terminado pasarán algunos meses: entre tres y seis. Hasta aquí lo más básico en elaboración de composta. acelerando el proceso en que vuelvan a ser aprovechados por la tierra y transmitidos a las plantas que nos proveen oxígeno y/o alimento. ¡Suerte composteadores! EN RECUADRO: La composta es el resultado de poner a descomponer desechos orgánicos. Sin embargo las emociones que Gabriela transmite al hablar de la elaboración de composta –diversión. o varios en distintos puntos si se trata de un árbol. podremos ir acumulando nuestros desechos orgánicos en otro compostero y así sucesivamente.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->