Está en la página 1de 9

ESTUDIOS EN EL EVANGELIO DE

JUAN – LOS YO SOY DE JESÚS

OBJETIVOS EDUCATIVOS:
1)Conocer el significado general de
cada uno de los “Yo soy” de Jesús
en el Evangelio de Juan, para
aplicarse esa verdad a nuestras
vidas, familias, iglesia y sociedad.
2)Identificar los contextos literarios
en los que aparecen los “Yo soy” de
Jesús en el evangelio para
comprender su significado.
GENERALIDADES DEL EVANGELIO DE JUAN
 El Evangelio de Juan es muy distinto a los Evangelios
Sinópticos. En el aparecen:
 Menos milagros de Jesús (sólo 7), los cuáles son
identificados como señales y sirven para reafirmar
enseñanzas sobre quién es Jesús.
 Más diálogos personales y teológicos.
 Reflexiones muy amplias sobre “quién es Jesús” y el
significado de su obra entre nosotros/as.
 Un prólogo (Jn.1.1 – 18), que enseña la pre – existencia y
encarnación del Verbo – palabra de Dios en Jesús de
Nazaret.
 Un papel más destacado de Juan el bautista en relación a
Jesús.
 Más enfrentamientos con los líderes judíos.
 Contienen tres nuevas últimas palabras de Jesús en la
cruz.
 Algunos títulos cristológicos nuevos: Cordero de Dios, el
 PROCESO DE REDACCIÓN:
 Probablemente este evangelio, es el que más tiempo llevó en
redactarse, los biblistas lo sitúan entre 70 – 90 d.C.
 UN PERSONAJE NO IDENTIFICADO:
 En todo el evangelio se nombre a un seguidor de Jesús, el cual
no es identificado por su nombre, sino por un apelativo “el
discípulo amado”. Hasta el día de hoy los biblistas no le han
puesto nombre y apellido, y sigue en el anonimato.
 EL SIGNIFICADO DE LA CRUZ:
 El evangelio testifica de que la cruz – muerte de Jesús, es el
momento máximo de la revelación de la gloria de Dios a través
de su Hijo; la cruz en este evangelio, no es motivo de
escándalo e ignominia como en los Evangelios Sinópticos.
 CREER EN JESÚS:
 Este evangelio enfatiza lo que significa realmente “creer en
Jesús”, equivalente al “seguimiento de Jesús” de los
Evangelios Sinópticos.
 Creer no es asentir con el intelecto sobre Jesús, sino adherirse
personalmente a Él y adoptar su mismo destino.
BREVE ESTRUCTURA O PARTES DEL EVANGELIO
DE JUAN – relacionadas con los “Yo soy”.
 DOS GRANDES DIVISIONES:
 EL LIBRO DE LOS SIGNOS – SEÑALES: 1.1 – 12.50.
 CINCO “Yo soy”, se encuentran en esta parte: Jn.6.35, 48; 8.12;
10.7,9; 10.11, 14; 11.25.
 EL LIBRO DE LA HORA – CRUZ: 13.1 – 20.31.
 DOS “Yo Soy”, se encuentran en esta parte: Jn 14:6; 15:1, 5.
 CONTEXTO DE LOS “YO SOY” EN LA ESTRUCTURA DEL LIBRO:
 Pan de vida (Jn.6.35, 48) – todo el capítulo 6 de Juan.
 Luz del mundo (Jn.8.12) – Jn.7.1 – 8.59
 La puerta (Jn.10.7, 9) – Jn.9.1 – 10.42.
 Buen pastor (Jn.10.11, 14) – Jn.9.1 – 10.42.
 Resurrección y la vida (Jn.11.25) – Jn.11.1 – 57.
 El camino, la verdad y la vida (Jn.14.6) – Jn.13.1 – 17.26.
 La vid verdadera (Jn.15.1, 5) – Jn.13.1 – 17.26.
LOS “YO SOY” DEL EVANGELIO DE JUAN
 Los «Yo soy» metafóricos.
 En siete ocasiones Jesús hace una auto -
declaración en la que la expresión egō eimi se
combina con un predicado y forma una
imagen o concepto memorables.
 «Yo soy el pan de vida» (Jn 6:35, 48) (cf. Jn
6:41, 51: «Yo soy el pan [de vida] que
desciende del cielo»)
 «Yo soy la luz del mundo» (Jn 8:12) (cf. Jn 9:5)
 «Yo soy la puerta (de las ovejas)» (Jn 10:7, 9)
 «Yo soy el buen pastor» (Jn 10:11, 14)
 «Yo soy la resurrección y la vida» (Jn 11:25)
 «Yo soy el camino, la verdad y la vida» (Jn
 CONTEXTO LITERARIO EN QUE APARECEN ESTOS “YO
SOY” METAFÓRICOS
 Relacionadas al seguimiento de Jesús:
 Se relaciones con afirmaciones inmediatas (seguidas) o
en el contexto literario sobre la importancia de seguir a
Jesús. (Jn 6:35, 51; 8:12; 10:9; 11:25–26; cf. Jn.6:48–50;
15:5–6).
 Seguimos a Jesús por lo que Él es: “yo soy …”
 Muestran las consecuencias de creer en Él, tanto
positivas como negativas:
 Ejemplo: Jn.8:12: «el que me sigue, no andará en
tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida»).
 Porque Jesús es la Luz de la vida, no andamos en tinieblas.
 Las imágenes hacen referencia a («pan», «luz», «vid»,
«pastor») un plano material y se centran en realidades
tangibles, y apuntan más allá de los objetos materiales
a la verdadera identidad de Jesús.
SIGNIFICADOS TEOLÓGICOS DE LOS “YO SOY”

 Por lo que hace a las afinidades temáticas, todas las


imágenes que se asocian al «Yo soy» de Juan cuentan
con llamativos paralelismos en el Antiguo Testamento y
la antigua tradición judía:
 la imagen de Israel como un rebaño (Sal 77:20; 78:52), como de una vid
(Sal 80:8; Jr 2:21; Ez 17:6–8; cf. Is 5:1–7),
 del Siervo de Yahvé como «luz de las naciones» que abre los ojos de los
ciegos (Is 42:6–7; 49:6; 51:4),
 o de la Sabiduría que invita a la gente a comer su pan (Prov 9:5),
 La imagen del pastor, se puede relacionar a las figuras de el sucesor de
Moisés (Nm 27:17s), Dios (Ez 34:11–16; Miq 2:12) y su «siervo David»
(Ez.34:23).
 Todas estas imágenes tienen en común es que provienen
de las promesas bíblicas sobre la salvación divina.
 La red de «Yo soy» metafóricos en el Evangelio de Juan
tiene igualmente un nexo común que es el tema de la
salvación, ya que todos ellos se centran en el papel de
Jesús como fuente y dador de vida eterna.
 Tres de los dichos se refieren explícitamente a Jesús en
términos de «vida» («el pan de vida» (Jn 6:35, 48, 51); «la
resurrección y la vida» (Jn 11:25); «el camino, la verdad y la
vida» (Jn 14:6).
 Otros dos pronunciamientos contienen referencias explícitas
a la «vida» en su contexto inmediato (Jn 8:12; 10:9–10).
 Además, Jesús como pastor da su vida por las ovejas (Jn
10:11, 15), algo que luego se explica: «Yo les [las ovejas]
doy vida eterna; y no perecerán jamás» (Jn 10:28).
 La conexión con la «vida» también se mantiene en el
séptimo y último de los dichos «Yo soy», donde se afirma
que permanecer en la vid (= Jesús) sustenta la vida de las
ramas (= discípulos) y es la fuente de su fruto (Jn 15:1–2, 4–
5).
 El vínculo entre el tema de la vida y los «Yo soy» de Jesús a
veces se demuestra por sus obras milagrosas («señales»).
La alimentación de los cinco mil «significa» la identidad de
Jesús como el pan de vida (Jn 6:1–14, 26–27), y su afirmación
de ser la luz del mundo es ejemplificada por su posterior
curación de un hombre ciego de nacimiento (Jn 9:5–41).
 Donde mejor se explica el otorgamiento de la vida futura
por parte de Jesús es en la séptima de las señales
joánicas: la resurrección de Lázaro a la vida física sirve
como representación simbólica de la afirmación de Jesús:
«Yo soy la resurrección y la vida» (Jn 11:25),
 Y como una manifestación concreta de su promesa
anterior de que «Viene la hora, y ahora es, cuando los
muertos oirán la voz del Hijo de Dios; y los que la oyeren
vivirán» (Jn 5:25 (cf. Jn 11:38–44).
 LOS YO SOY APUNTAN HACIA LA DIVINIDAD DE JESÚS:
 Dado que a Dios se le describe frecuentemente como el
único dador de vida en el A.T. (Dt 32:39; 1 Sm 2:6; Sal
36:10), y algunas de las metáforas joánicas se utilizan en
el AT como designaciones para Dios («luz», «pastor»), la
identificación de Jesús con estas imágenes que evocan la
vida equivale que a Jesús se le atribuyen papeles que
tradicionalmente son atribuidos en exclusiva a Dios.
 Los «Yo soy» señalan el hecho de que Jesús encarna la
presencia reveladora y salvífica de Dios.